La Biblia y su impacto en la Sociedad by lsg16921

VIEWS: 623 PAGES: 7

									                                                                                       Impactando la sociedad con la revelación de Dios




                      La Biblia y su impacto en la sociedad
                      Salmo 33:12-18
                      Por el Dr. Miguel Núñez


                      I) Las Condiciones de la sociedad Actual
                      El tema que se me ha asignado para esta noche tiene que ver con el impacto de la Biblia en la so-
                      ciedad. Creo que es un tema muy apropiado porque estamos viviendo en tiempos muy turbulentos,
                      en medio de una sociedad que está muy enferma y que lamentablemente no reconoce que tanto
                      la enfermedad como la cura de sus males es de índole espiritual. Las manifestaciones de la enfer-
                      medad pueden ser económicas, pueden ser sociales, pueden ser sicológicas, pero la enfermedad
                      en si misma es espiritual y así es su cura.

                      Si tuviéramos que hablar de la primera constitución que Dios le dio al pueblo que El eligió para
                      constituirlo en nación, tendríamos que empezar hablando de los Diez Mandamientos que aparecen
                      en la Torah, como le llaman los judíos a la Ley Mosaica. Estas primeras leyes regulan:

                          • la relación del individuo con Dios;
                          • la relación intra-familiar; y
                          • la relación del hombre con su prójimo.
                      Ninguna nación se puede sostener si estas tres relaciones no andan bien y las directrices para que
                      estas relaciones caminen bien están dadas en su palabra. En ningún otro lugar. De ser así, pode-
                      mos decir entonces, que ninguna sociedad, por educada que sea, podrá sostenerse en el tiempo
                      alejada de los principios establecidos en la Biblia. Cuando Dios decidió organizar una nación, co-
                      menzó con su palabra, al pié del Monte Sinaí. Y si la sociedad de hoy quiere sanar y salir de donde
                      está, tendrá que comenzar de igual manera por la palabra de Dios.

                      Tomemos un solo ejemplo a manera de introducción. Todos sabemos que la crisis intrafamiliar es
                      uno de nuestros grandes males hoy en día. Es una crisis caracterizada por fraccionamiemto de la
                      familia y por las consecuencias en los hijos de esos núcleos familiares. Sé que la crisis es compleja
                      y no quiero ser simplista, pero la verdad es que esta crisis ha resultado en muchos casos como
                      consecuencia de violaciones a la ley de Dios que dice que “lo que Dios unió no lo separe el hom-
                      bre”. Este fraccionamiento ha aumentado significativamente el número de hogares mono parentales
                      en los que la madre está criando a sus hijos sola. Las estadísticas de estos hogares, en USA don-
                      de        el      papá       no       está        presente,            nos       dicen         que,
                      (www.children-ourinvestment.org/T&TStats-ChildrenWithoutFathers.html),

                          • El 63% de los suicidios en los jóvenes ocurren en hogares sin padre;
                          • El 80% de los violadores sexuales vienen de hogares sin la figura masculina;
                          • El 75% de todos los adolescentes con problemas de drogas vienen de hogares
                              en los que el padre estuvo ausente; y
                          • El 85% de todos los jóvenes en prisión también proceden de hogares con un padre ausen-
                               te.

                      Hemos heredado una sociedad inestable debido a la inestabilidad de la familia. No hay sociedades
                      estables sin familias estables. El fraccionamiento de la unidad familiar es la causa número uno de la
                      inestabilidad familiar y por tanto de la sociedad.

Integridad &          La corrupción administrativa es otro de nuestros grandes males sociales al igual que la crisis eco-
Sabiduría ® es        nómica mundial, pero ambas representan simplemente violaciones a la ley de Dios. La última crisis
una organización      económica mundial vino a darse como resultado directo (no indirecto) de la codicia del hombre, a
sin fines de lucro     pesar de que ya Dios había dicho: NO CODICIARÁS. Y esta corrupción administrativa, tan caracte-
que tiene la visión   rística de Latino América representa además una violación del Octavo Mandamiento de la ley de
de contribuir a       Dios que dice NO ROBARAS. Es bueno puntualizar que estas situaciones no van a cambiar edu-
cambiar la socie-     cando a nuestros pueblos, porque el problema no es intelectual sino moral; la cura no está fuera del
dad de nuestros       hombre sino dentro del hombre. Decía el gran evangelista D. L. Moody que “si tú tomas a un hom-
días sembrando        bre no educado y lo encuentras robándose los tornillos de los rieles del tren y lo envía a la universi-
la Palabra de         dad (para que se eduque con la esperanza de que la educación lo cambie), cuando él regresa, en-
Dios a través de
medios audiovi-
suales 1 recursos
         y
literarios.
                     tonces se roba, los tornillos, los rieles y todo el tren. De este modo tenemos una idea de donde
                     radican nuestros males y donde podemos encontrar la solución.

                     Ya puedes comenzar a ver que ciertamente la palabra de Dios predicada en una nación, si es aco-
                     gida por los individuos de esa nación, tiene el potencial de cambiar radicalmente las condiciones
                     nacionales. El salmista está en lo correcto cuando dice: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es el
                     SEÑOR...” Es bienaventurada porque tendrá su palabra y si tiene su palabra, tendrá su sabiduría.
                     Mientras haya palabra de Dios en una nación, habrá impacto de esa palabra sobre los habitantes
                     de esa tierra. El impacto será mayor o menor dependiendo del lugar que la revelación de Dios ocu-
                     pe, no en los estantes de las bibliotecas del país, ni en los hogares de sus ciudadanos, sino en el
                     corazón del pueblo. El Señor lo ha dicho ya en Isa 55:11 “...así será mi palabra que sale de mi bo-
                     ca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la
                     envié”. Si ese texto es verdad y sabemos que lo es, entonces no hay manera de que la palabra de
                     Dios sea predicada en una nación sin ver los resultados. No importa si esa nación corresponde al
                     Imperio Romano del primer siglo cuyas bases fueron socavadas, por lo menos parcialmente por la
                     penetración de los valores cristianos, o a la Ginebra de Juan Calvino de la cual John Knox llegó a
                     decir que “ era la mas perfecta escuela de Cristo desde los tiempos de los apóstoles,” o la Holanda
                     de Abraham Kuyper.

                     Hablar de la Biblia y su impacto en la sociedad es hablar de Cristo y su impacto en los últimos 20
                     siglos de historia; y aún mas, es hablar de Cristo y su impacto en toda la historia del hombre porque
                     toda la Biblia apunta hacia Cristo o gira alrededor de El. La Biblia abre con la esperanza de un Me-
                     sías, según vemos en Génesis 3:15 y cierra con la consumación del Reino de ese Mesías.

                      Por eso mencionaba que hablar del impacto de la Biblia sobre la sociedad es hablar del impacto de
                     la persona de Jesús sobre esa misma sociedad porque la Biblia de una u otra manera es la historia
                     de Cristo. Se hace imposible escribir la historia de la sociedad occidental, sin hablar de Cristo; tanto
                     así que hasta ahora hemos estado hablando de tantos años a.C y tantos años d.C. Y si no pode-
                     mos hablar de la historia de occidente sin aludir de manera significativa al personaje de Jesús, tam-
                     poco se puede hablar de la historia de Occidente sin mencionar la Biblia. Es así de sencillo. Si la
                     Biblia no hubiese sido escrita, la historia hubiese sido otra cosa.

                     II) Las Ironías del Hombre en Relación con Dios

                     Es una ironía ver naciones que niegan a Dios tenerle tanto miedo a la difusión de la palabra en el
                     seno de su sociedad. Porque si Dios no existe, porqué temerle tanto a su revelación. Los países
                     antagónicos a la revelación de Dios han reconocido indirectamente el poder de la palabra de Dios,
                     de tal manera que en algunos de ellos como en la Russia comunista del pasado, era costumbre
                     hacerle a los visitantes tres preguntas cuando entraban al país: si traían una Biblia, si traían alco-
                     hol, o pornografía... tres prohibiciones: el alcohol y la pornografía por su impacto negativo sobre la
                     sociedad y la Biblia por su impacto positivo, aunque ellos no quisieran verlo de esa manera. Esas
                     naciones comunistas llegaron a entender que el alcohol podía alterar la conducta de los hombres
                     que lo ingerían; la pornografía podía esclavizar la mente de aquellos que la consumían y que la pa-
                     labra de Dios podía cambiar el corazón de los hombres y hacerlos seguidores del Dios creador y de
                     su verdad, en vez de seguidores de Stali, de un Nietzsche o de Hittler. Por eso temían a la intro-
                     ducción de la Biblia en su sociedad.

                     ¿Por qué temer a un libro que habla de un Dios que no existe? Porque cuando vemos los resulta-
                     dos que este libro produce nos damos cuenta que su verdad es tan poderosa que a pesar de que
                     todo un sistema lo niegue, termina convirtiendo a muchos de sus lectores en seguidores fieles de
                     este Dios que, según ellos, no existe. Y como eso no lo podían explicar y tampoco querían admi-
                     tirlo, prefirieron impedir que la Biblia entrara a las sociedades comunistas.

                     El dictador ruso, Stalin se propuso construir un imperio sin Dios y por tanto sin su revelación y ter-
                     minó asesinando 15 millones de rusos... su propio pueblo. Nietzsche durante sus años hizo famosa
                     la frase, “Dios ha muerto” y terminó demente de una sífilis cerebral por los últimos 10-12 años de su
                     vida sin saber quien era, donde estaba o en que siglo estaba viviendo. Si hubiera creído a la Biblia,
                     se hubiera economizado la sífilis y su demencia. Hace unos años atrás, alguien vió en una pared un
Integridad &
                     letrero que decía: “Dios ha muerto”, firmado, Nietzsche. Y escribió más abajo, “Nietzsche ha
Sabiduría ® es
                     muerto”, firmado Dios. Hittler tomó la filosofía ateísta de Nietzsche y terminó exterminando 6 mil-
una organización
                     lones de judíos.
sin fines de lucro
que tiene la vi-
                     La nación que no haya visto el impacto de la palabra de Dios en medio de ella, será porque es una
sión de contribuir
                     nación que le ha cerrado las puertas a su palabra o que le ha cerrado el corazón, o ambas cosas a
a cambiar la so-
                     la vez.
ciedad de nues-
tros días sem-
                     III) El Hombre no Puede vivir sin Dios
brando la Pala-
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                           2
rios.
                     El hombre ha probado una y otra vez que no puede vivir sin Dios. Y si no puede vivir sin Dios, no
                     puede vivir sin su Revelación porque la palabra de Dios representa la esencia de su mente, de su
                     corazón y de su voluntad. Ninguna sociedad puede sobrevivir sin una fuente de sabiduría y sin una
                     fuente de moralidad. El hombre lo sabe y esa es la razón por la que desde antaño ha buscado esa
                     sabiduría. En la antigüedad la buscaron en los magos, en los videntes, en sus emperadores y sus
                     consejeros; y mas adelante en los intelectuales y los hombres de ciencia. Pero la realidad es que
                     Dios es la única fuente de sabiduría y El ha plasmado su sabiduría en su palabra. Una sociedad sin
                     su palabra es una sociedad sin sabiduría y una sociedad sin sabiduría es una sociedad a la deriva
                     que es lo que tenemos hoy. Cuando te alejas de Dios, te alejas de la fuente de sabiduría y cuando
                     el hombre hace eso, termina comportándose mas como los animales que como el hombre. El gran
                     escritor y filósofo G.K. Chesterton escribió en una ocasión que “el problema de no creer en Dios,
                     no era que el hombre no creyera en nada, sino que él llega a creer en cualquier cosa”. Y como
                     prueba ahí está la sociedad occidental de hoy que dejando a Dios a un lado, ha comenzado a de-
                     sarrollar una espiritualidad que se parece mas al paganismo de la antigüedad que a cualquier otra
                     cosa. De ahí que algunos hayan preferido denominar Neo-paganismo a esta era en la que vivimos
                     en lugar de llamarla POSTMODERNISMO. El paganismo correspondió a esa época anterior a la
                     venida de Cristo en la que existía una mezcla de politeísmo y supersticiones... en ese tiempo los
                     valores cristianos aun no habían tenido la oportunidad de tener sus efectos sobre la sociedad pa-
                     gana. Pero el Neopaganismo se está dando actualmente en sociedades que ya tuvieron el impacto
                     de los valores cristianos, y que ahora han decidido sacar estos valores de en medio de ellos, lo que
                     ha hecho que el hombre busque una nueva espiritualidad que tiene mucho en común con la espiri-
                     tualidad de la época pagana. Porque cuando el hombre deja de creer en Dios, él termina creyendo
                     en cualquier cosa. Alejarse de Dios es alejarse de su sabiduría y esa sabiduría ha sido plasmada
                     en su palabra tal como ya lo mencionamos.




                     IV) La Biblia y su impacto en la educación

                     La palabra de Dios ha provisto a lo largo de los años el cauce por donde ha corrido el desarrollo de
                     la ciencia y la educación del hombre. Eso explica porqué la educación fue impulsada por el avance
                     del cristianismo en las sociedades del pasado. Da pena ver cómo instituciones educativas que na-
                     cieron bajo el amparo de los principios cristianos encontrados en la palabra, se han desviado y hoy
                     se encuentran no solo tan ejos de la verdad, sino graduando a individuos con conocimiento, si, pe-
                     ro no sabios, porque la verdadera sabiduría solo viene de Dios. El periodista inglés Malcon Mugge-
                     ridge, observando la conducta del hombre que se había alejado de Dios comentó en una ocasión...
                     “nosotros hemos llegado a educarnos tanto hasta convertirnos en imbéciles”. Quizás Muggeridge
                     estaba pensando en las contradicciones con las que vive la sociedad de hoy. Un periodista inglés
                     de nombre Steve Turner escribió una sátira en forma de poema a la que llamó El Credo del Pensa-
                     dor Moderno. Yo creo que refleja perfectamente la forma en que nos hemos educado hasta llegar a
                     ser imbéciles, como decía Muggeridge. Así reza el credo.

                     Creemos en Marx, Freud y Darwin.
                     Creemos que todo está bien, siempre y cuando no le hagas daño a nadie –según tu mejor defini-
                     ción de lo que es ‘hacer daño’ y de acuerdo a tu mejor definición de lo que es el conocimiento.
                     Creemos en el sexo antes, durante y después del matrimonio.
                     Creemos que el pecado puede ser tratado con terapia.
                     Creemos que el adulterio es divertido.
                     Creemos que la sodomía está bien.
                     Creemos que los tabús son precisamente eso: tabús.
                     Creemos que las cosas han ido mejorando aunque haya evidencias que apunten a lo contrario. La
                     evidencia debe ser investigada y uno puede probar cualquier cosa a través de la evidencia.
                     Creemos que hay algo en esto de los horóscopos, los OVNIS, y las cucharas dobladas. Jesús era
                     un buen hombre, tanto como Buda, Mahoma y nosotros mismos. Era un buen maestro de moral,
                     aunque básicamente pensamos que su buena moralidad era realmente mala.
                     Nosotros creemos que todas las religiones son básicamente iguales, al menos aquellas sobre las
                     que hemos leído. Todas ellas creen en el amor y la bondad. Solo se diferencian en asuntos relati-
Integridad &
                     vos a la creación, al pecado, el infierno, a Dios y a la salvación. Creemos que después de la
Sabiduría ® es
                     muerte no hay nada porque cuando le preguntas a los muertos qué sucede allí no dicen nada. Si la
una organización
                     muerte no es el fin y si los muertos han mentido, debe haber un cielo obligatoriamente para todos,
sin fines de lucro
                     excepto quizás para Hitler, Stalin o Gengis Khan.
que tiene la vi-
                     Creemos en Masters & Johnson.
sión de contribuir
                     Lo que es seleccionado es promedio, lo que es promedio es normal y lo que es normal está bien.
a cambiar la so-
                     Creemos en el desarmamento total.
ciedad de nues-
                     Creemos que hay vínculos directos entre la guerra y el derramamiento de sangre. Los americanos
tros días sem-
                     deben estrellar sus armas contra los tractores; los Rusos seguramente seguirán el ejemplo.
brando la Pala-
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                       3
rios.
                     Creemos que el hombre es esencialmente bueno –es solo su conducta que lo traiciona -. Esto es
                     culpa de la sociedad; la sociedad tiene la culpa de las condiciones y las condiciones son la falla de
                     la sociedad.
                     Creemos que cada hombre debe encontrar la verdad que es correcta para él, y su realidad se adap-
                     tará de acuerdo a ello; el universo se re-ajustará y la historia se alterará.
                     Creemos que no existe una verdad absoluta, con la excepción de la Verdad de que no existe una
                     verdad absoluta.
                     Creemos en el rechazo de todo credo y en el florecimiento del pensamiento individual. Si la suerte
                     fuese el Padre de toda carne, el desastre sería Su arcoiris en el cielo.
                     Y cuando usted escuche la noticia: “Estado de Emergencia”, “Francotirador Mata a Diez”, “Tropas
                     Arrasan Todo”, “Jóvenes Saquean…”, “Bomba explota en Escuela” seguramente es simplemente el
                     sonido del hombre adorando a su creador”.... Al creador que ese hombre moderno ha creado en su
                     mente.

                     De ahí la expresión de que nos hemos educado tanto que hemos llegado a ser imbéciles. Y pensar
                     que en el área de la educación las cosas no comenzaron así. A lo largo de la historia, muchos idio-
                     mas podían hablarse, pero no podían escribirse porque no había una forma escrita del idioma. Pero
                     con el deseo de que todo el mundo tuviera una Biblia en las manos, traductores cristianos lograron
                     desarrollar un vocabulario escrito para cientos de idiomas para que la Biblia pudiera leerse en cada
                     idioma. Ese es el caso del idioma ruso. Sin los traductores cristianos, Rusia no hubiese tenido un
                     lenguaje escrito en el año que lo tuvo. Y así es el caso de cientos de otros idiomas. Alrededor del
                     año 1200, la iglesia creó la universidad y tiempo después de la fundación de USA como país, sus
                     primeras 126 universidades habían sido fundadas por cristianos incluyendo las más acreditadas,
                     tales como Harvard, Yale, Brown, Columbia, Princeton y otras más.

                     Pero esas universidades, que fueron fundadas todas por iniciativas de cristianos, son hoy las que
                     gradúan nuestros mas grandes ateos. Por eso decía C.S. Lewis que, “la educación sin valores, tan
                     útil como es, termina haciendo del hombre un diablo mas inteligente”. De ahí entonces que nues-
                     tros hombres de ciencia, lejos de reflejar la sabiduría de Dios plasmada en la creación y en su pala-
                     bra de manera especial, hayan preferido seguir por un camino en el que Dios no interfiera con ellos
                     y que su palabra no coarte su libertad. De esa forma el hombre de hombre de hoy con su libertinaje,
                     en el pleno uso de su individualidad, adquiere SIDA y luego él quiere desarrollar su ciencia y que él
                     gobierno y la sociedad financien colectivamente el tratamiento de lo que él adquirió de manera indi-
                     vidual, egoísta e irresponsable. Y la palabra de Dios se sienta en el trono y dice: NO!!! Lo que siem-
                     bras cosechas y nadie se burla del Creador.

                     Todo esto es el resultado de querer levantar una nación y un sistema educativo que no tenga la re-
                     velación de Dios como punto de referencia.

                     La ciencia hoy quiere caminar sin Dios pero por una sola razón, porque sus hombres no quieren
                     tener un marco moral que limite el ejercicio de su profesión, y a ese hombre se le olvida que la
                     ciencia puede ser buena, pero que si esa ciencia se desarrolla sin la palabra como marco ético, su
                     ciencia termina arruinándolo. Nuestros primeros hombres de ciencia fueron creyentes en el Dios de
                     la Biblia. Corpénico Nicolás fue el primer astrónomo en hablar de que la tierra no era el centro del
                     universo. El era creyente en el Dios de la Biblia como lo fue Galileo Galilei, el inventor del primer
                     telescopio; como lo fue Joahnnes Kepler, el descubridor de las órbitas elípticas de los planetas; y
                     como también lo fue Isaac Newton, el gran físico y matemático considerado por algunos como el
                     mas grande científico de todos los tiempos; como también lo fue Blaise Pascal, otro físico y mate-
                     mático considerado el padre de las computadoras. Este fue un apologista de la fe cristiana; y Gre-
                     gor Mendel, el Padre de la Genética, también creyó en el Dios de la Biblia... Esta gente desarrolló
                     su ciencia bajo una óptica bíblica de valores.

                     V) La sabiduría del hombre sin la sabiduría de Dios es necedad.

                     En la medida en que la época de la razón comenzó en el siglo XVIII, el hombre quiso despegarse
                     de la instrucción bíblica y del Dios de la Biblia. Y cuando lo hizo perdió la razón. Es paradójico que
                     en la época de la razón, el hombre haya perdido la razón. Este es el hombre que postula en su pri-
                     mera ley de termodinámica que de la nada, nada sale, y luego postula que el universo se formó de
Integridad &
                     la nada. Como bien decía Lee Strobel, en su libro El Caso del Creador, si Dios no existe, tendría-
Sabiduría ® es
                     mos que llegar a creer que:
una organización
sin fines de lucro
que tiene la vi-
                             1.   que la nada puede producirlo todo;
sión de contribuir
                             2.   que la no vida de la materia puede producir vida;
a cambiar la so-
                             3.   que el azar puede producir calibraciones extraordinarias (como las del universo);
ciedad de nues-
                             4.   que el caos es capaz de producir información;
tros días sem-
                             5.   que la no consciencia de la materia puede producir consciencia; y
brando la Pala-
                             6.   que el no razonamiento de la materia puede producir el razonamiento que hoy hemos
                                  alcanzado.
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                         4
rios.
                     Este hombre moderno podrá tener mucho conocimiento y mucha ciencia, pero poca sabiduría. Y no
                     puede tener sabiduría porque el principio de la sabiduría es el temor del Señor y el hombre de cien-
                     cia de hoy, en sentido general, no teme a Dios. Y como no teme a Dios rechaza su palabra y al re-
                     chazar su palabra, la sociedad de sus días paga las consecuencias. Salomón mostró lo que signifi-
                     ca despegarse de Dios y de esa manera el hombre mas sabio que la tierra haya conocido, perdió
                     su sabiduría al momento que comenzó a vivir alejado de Dios. Porque el hombre no tiene sabiduría
                     en sí mismo; la que tiene proviene de su creador y la obtiene en su palabra y en una relación de
                     intimidad con El.

                     Jeremías describió la condición de ese hombre que comienza bien y termina mal al alejarse de Dios
                     en 8:9: 'Los sabios son avergonzados, están abatidos y atrapados; he aquí, ellos han desechado
                     la palabra del SEÑOR, ¿y qué clase de sabiduría tienen? AVERGONZADOS, ABATIDOS Y ATRA-
                     PADOS. Los sabios de esa época habían abandonado la palabra de Dios y como resultado queda-
                     ron en la vergüenza,

                         • no pudiendo entregar lo que prometían;
                         • no pudiendo ver lo que profetizaban y
                         • al final no pudiendo construir lo que se proponían. De la misma manera ocurre hoy.
                     Nuestros sabios pueden hablar de sexo seguro y desarrollar preservativos, pero las enfermedades
                     de transmisión sexual siguen en aumento.
                     Nuestros hombres de ciencia pueden desarrollar todos los anti-depresivos posibles, pero los sui-
                     cidios siguen en aumento. Nuestros sociólogos pueden opinar acerca de las causas de la descom-
                     posición social y ofrecer sus soluciones, pero los hombres continuará yendo de mal en peor, en-
                     gañando y siendo engañados tal como Pablo le explicaba a Timoteo en su segunda carta en 3:13.
                     Porque al fin de cuentas la solución a los problemas sociales no está en la sociología sino en el co-
                     razón del hombre y lo único que puede cambiar eso es la palabra de Dios .

                     Los sabios de Israel habían abandonado el consejo de Dios y por tanto estaban abatidos, según
                     dice el texto de mas arriba, sin fuerzas, porque nada es mas drenante que tratar de hacer el trabajo
                     de una nación confiando en la sabiduría humana y llevándolo a cabo en el poder de la carne. Son
                     los que esperan en el Señor los que pueden renovar sus fuerzas.

                     El texto de Jeremías también habla de que tales sabios estaban atrapados en su necedad; y es que
                     cuando dejas a un lado la revelación de Dios se termina en un callejon sin salida; se mira hacia los
                     lados y todas las puertas parecen cerradas y la única salida entonces es hacia arriba.

                     En el texto de Jeremías Dios hace la pregunta a través del profeta, ¿y qué clase de sabiduría tie-
                     nen?... Al apartarse de Dios solo le quedó la sabidurúia humana. La implicación es que el rechazo
                     de la palabra de Dios es el final de la sabiduría. La primera vez que vimos esa verdad vivida fue en
                     el huerto del Edén. Dios ordenó a Adán sojusgar la tierra y dominarla, para lo cual Dios lo invistió
                     con sabiduría. Pero tan pronto Adán se apartó de Dios sus propios hijos mostraron el efecto de esa
                     separación, porque apenas poco tiempo después Caín mató a Abel. Y esto que comenzó en el
                     jardín del Edén hoy se ha convertido en una epidemia..... la violencia social y los asesinatos se
                     suceden a diario. ¿Por qué? Porque el hombre dejó la palabra de Dios a un lado y es su palabra la
                     que nos revela el valor de la vida humana al hablarnos de que hemos sido hechos a imagen y se-
                     mejanza de Dios. En el Génesis leemos de esta gran verdad; y en el Exodo encontramos esta pro-
                     hibición: “No matarás”, que es el sexto mandamiento de la Ley de Dios, uno de los Diez Man-
                     damientos que Dios le dio a su pueblo.

                     VI) Ninguna nación puede sostenerse en el tiempo sin su palabra.

                     Cuando Dios comienza a organizar la nación hebrea como dijimos al principio, lo primero que hace
                     es darle su ley... resumida en los X Mandamientos. Y todas las demás leyes que regirían al pueblo
                     hebreo a partir de ese momento, tendrían como base o como columna vertebral los X Mandamien-
                     tos de la Ley de Dios. Pero lo mismo ha ocurrido en muchas otras naciones del globo en la que los
                     X Mandamientos han servido de guianza para la estructuración de las primeras leyes y los primeros
Integridad &
                     códigos de moralidad. Los documentos de los fundadores de Estados Unidos, la nación mas poder-
Sabiduría ® es
                     osa sobre la tierra, se refieren a los X Mandamientos con estos nombres: Las Leyes de Dios, las
una organización
                     ordenanzas de Dios, los estatutos de Dios, la ley divina, la santa ley, las leyes eternas, sus justas y
sin fines de lucro
                     santas leyes, las leyes immutables del bien y el mal... y con múltiples otros nombres similares.
que tiene la vi-
sión de contribuir
                     Apenas en 1950, la Suprema Corte de Justicia de la Florida declaró que “un pueblo que no haya
a cambiar la so-
                     sido entrenado en la soberanía de Dios, los X Mandamientos y la ética de Jesús, jamás hubiese
ciedad de nues-
                     podido producir documentos como Los Derechos del ciudadano (The Bill of Rights), la Declaración
tros días sem-
                     de Independencia y la Constitución. No hay un solo fundamento de nuestra democracia que no
brando la Pala-
                     haya tenido su origen en los conceptos morales básicos encontrados en el Decálogo”, (Florida v.
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                          5
rios.
                     City of Tampa, 48 So.2d 78,79 (Fla. 1950); see aldo commission of Johnson County v. Lacy, 93 S.E.
                     482,487 (N.C. 1917) Our Laws are founded upon the Decalogue... published en The Ten Com-
                     mandments and their Influece on American Law- A Study of History escrito por William Federer). Y
                     esta es la nación que llegó a ser un gigante en nuestros días. Esa nación se fundó tratando de hon-
                     rar los principios bíblicos, y así se engrandeció. Bien dice Pro 14:34 “La justicia engrandece a la
                     nación, pero el pecado es afrenta para los pueblos”. Su justicia inical engrandeció a los Estados
                     Unidos de América y al final el pecado se ha constituído en su afrenta. Déjame repetirte a Prover-
                     bios 14:34 de nuevo, “La justicia engrandece a la nación, pero el pecado es afrenta para los pueb-
                     los”.

                     Decía que los X Mandamientos han servido de guianza para la estructuración de las leyes y los
                     códigos de moralidad de múltiples naciones. Y lo opuesto también puede verse; aquellas naciones
                     no impactadas por la ley de Dios revelada en su palabra también han visto su desarrollo coartado.

                     De manera muy breve revisemos algunos aspectos de los X Mandamientos en relación con el de-
                     sarrollo social de las naciones. El texto del salmo 33 con el que iniciamos, habla de que Dios “ve a
                     todos los hijos de los hombres y desde el lugar de su morada El observa a todos los habitantes de
                     la tierra; y que El es quien modela el corazón de cada uno de nosotros; El que entiende cada una
                     de nuestras obras y quien tiene los los ojos sobre los que le temen y sobre los que esperan en su
                     misericordia... Si eso es cierto y sabemos que lo es, entonces es obvio que la nación que no le re-
                     conozca no puede ser bendecida. A.W. Tozer decía que “ninguna nación puede levantarse por en-
                     cima del concepto que esa nación tenga de su Dios”. Tú tomas a la India por ejemplo que tiene
                     180,000 millones de cabezas de ganado y tiene de 200-300 millones de personas sufriendo de
                     hambre. ¿Cómo lo explicas? Porque en esa nación ,la vaca es considerada como un dios; de ma-
                     nera que millones de personas sufren de hambre mientras alimentan a 180,000 millones de cabe-
                     zas de ganado. Y eso es una consecuencia directa de una violación al primer mandamiento de la
                     ley de Dios que dice: “No tendrás ningún otro Dios delante de mi”. Una sociedad no puede violar el
                     primer mandamiento de la Ley de Dios y pensar que no sufrirá las cosecuencias de tal violación.
                     Cuando nuestra sociedad, aparentemente cristiana, sustituye hoy al Dios de la Biblia por el dios
                     dinero, el dios comodidad, el dios conveniencia, el dios de la prosperidad o aún el dios del intelecto,
                     esa sociedad sufrirá hambre al igual que el caso de la India. Y muchas veces el hambre no será
                     física, sino espiritual, que es peor. Hoy consumimos de todo, pero seguimos con hambre.... consu-
                     mimos sexo, alcohol, drogas, pornografía, juegos de azar, educación intelectual y seguimos vacíos.
                     El hambre sigue, pero las consecuencias le acompañan ahora. Nos hemos vuelto una nación con-
                     sumista y para satisfacer esos hábitos de consumo, el ir de tiendas se ha constituido en uno de los
                     principales pasatiempos de la nación.

                     El segundo mandamiento protege en contra de la idolatría al prohibir el hacer imágenes. Y obvia-
                     mente, un pueblo que esté dispuesto a prostrarse delante de una imagen que una persona confec-
                     ciona con sus propias manos, no puede tener un concepto apropiado del ser humano que fue con-
                     cebido a imagen y semejanza de Dios. Pero peor aún, ese pueblo que está dispuesto a postrarse
                     delante de esa imagen no puede tener un concepto adecuado del Dios de la Biblia que jamás po-
                     dría ser reducido a una simple imagen. Si ninguna nación jamás podrá levantarse por encima del
                     concepto que tenga de su Dios, como decía Tozer, entonces, ninguna nación que no honre el pri-
                     mer y segundo madamiento de la Ley de Dios podrá levantarse y sostenerse en el tiempo. Hoy qui-
                     zás no nos postramos delante de una estatua, pero cuando estamos descansando en nuestras fi-
                     nanzas y en nuestras pólizas para sentir seguridad, vivimos postrados delante de estados financie-
                     ros y es precisamente en esos casos en los que necesitamos su palabra, porque es la palabra de
                     Dios la que nos revela cuales son nuestros ídolos. Recuerda que ninguna nación podrá levantarse
                     por encima del concepto que tenga de su Dios.

                     Cuando hablo de estas cosas, mucha gente me menciona a Japón que es un país ateo por un lado
                     e idólatra por otro, y me agregan que a pesar de su ateísmo y su idolatría tienen una de las econo-
                     mías mas importantes del mundo. Otros mencionan a China que está despertando como un gigante
                     económico. Y mi respuesta es ésta:. Japón, por un lado, se desarrolló bajo la influencia monumen-
                     tal de un país como E.U., en el que los valores cristianos tuvieron su impacto, y por otro lado no
                     podemos medir la estabilidad y el bienestar de las naciones solamente en términos económicos.
Integridad &
                     La Organización Mundial de la Salud nos ha advertido que el suicidio se ha convertido en una ver-
Sabiduría ® es
                     dadera epidemia, (www.mawared.org/english/?q=node/156)... con un número cada vez mayor de
una organización
                     casos en Asia y el Pacífico Oeste donde el número de suicidios ha aumentado a un millón por año
sin fines de lucro
                     o un suicidio cada 40 segundos. China que es un país ateo donde los primeros tres mandamientos
que tiene la vi-
                     de la ley de Dios son violados de múltiples maneras, tiene la mas alta tasa de suicido en las muje-
sión de contribuir
                     res y el suicidio ha pasado a ser la causa número uno de muerte en mujeres de 15-34 años de
a cambiar la so-
                     edad. Japón tiene unos 92 suicidios cada 24 horas y China unos 32 suicidios cada hora, además de
ciedad de nues-
                     que       unas      228      personas         por       hora      intentan         suicidarse
tros días sem-
                     (www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5322a6.htm).
brando la Pala-
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                          6
rios.
                     VII) Solo la palabra de Dios ofrece la cura para nuestros males.

                     El suicidio en nuestras sociedades se debe a la profunda tristeza que embarga el corazón de millo-
                     nes de seres humanos que viven en estas latitudes sin esperanza ni en este mundo ni en el venide-
                     ro. Comparemos esa realidad con esta otra expresada en la palabra de Dios en el salmo 19:8 “Los
                     preceptos del SEÑOR son rectos, que alegran el corazón; el mandamiento del SEÑOR es puro, que
                     alumbra los ojos”.

                     La educación de los pueblos es necesaria, pero no está diseñada para alegrar el corazón.
                     Las economías de las naciones deben ser estables, pero no pueden sacar el alma de la desespe-
                     ranza.
                     Los placeres de la carne pueden proveer satisfacción momentánea, pero jamás proveerán satisfac-
                     ción de las necesidades mas profundas del individuo.

                     Solo la palabra de Dios puede bajar la tasa de suicidios de naciones como Japón y China.

                     El hombre ha sacado de la palabra de Dios de su sociedad y hoy quiere:
                     1) tratar el pecado con terapia;
                     2) reformar sus instituciones con cursos de adiestramiento;
                     3) garantizar la permanencia de los matrimonios aumentando la sexualidad ilícita dentro de la pare-
                     ja;
                     4) que la televisión y el internet les eduquen sus hijos;
                     5) que el entretenimiento les saque de su depresión;
                     6) que los viajes le ayuden a sanar sus heridas;
                     7) que una amante le saque de su crisis de la edad media;
                     8) que las cirugías plásticas retrasen su proceso de envejecimiento;
                     9) que los gimnasios perpetúen sus anatomías jóvenes; y
                     10) que la lectura rápida de un devocional de un par de minutos produzca la madurez de carácter,
                     la intimidad con Dios y la comunión que solo la palabra puede producir.

                     El salmo 33 con el que comenzamos dice que “13 El SEÑOR mira desde los cielos; El ve a todos
                     los hijos de los hombres. 14 Desde el lugar de su morada El observa a todos los habitantes de la
                     tierra”. Y cuando Dios ve todo esto que yo acabo de mencionar uno puede casi oír a Dios diciendo
                     nuevamente:

                     11¿Ha cambiado alguna nación sus dioses, aunque ésos no son dioses? Pues mi pueblo ha cam-
                     biado su gloria por lo que no aprovecha. 2:13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me han
                     abandonado a mí, fuente de aguas vivas, y han cavado para sí cisternas, cisternas agrietadas que
                     no retienen el agua (Jer 2:11 y 13).

                     Todos los intentos del hombre para sanar su sociedad fracasarán. Nuestra única esperanza como
                     sociedad está en la palabra de Dios porque como alguien escribió (esto aparece en la portada de
                     la Biblia de los Gedeones):

                     “La Biblia contiene la mente de Dios, la condición del hombre, el camino de salvación, la condena-
                     ción de los pecadores, y la felicidad de los creyentes. Sus doctrinas son santas; sus preceptos son
                     mandatorios, sus historias son verdaderas, y sus decisiones immutables. Leéla para hacerte sabio,
                     créela para estar seguro, y prácticala para ser santo”. Ella es el mapa del viajero, el cayado del pe-
                     regrino, la brújula del piloto, la espada del soldado, y la constitución del cristiano. En ella el paraíso
                     es restaurado, los cielos abiertos y las puertas del infierno desenmascaradas. Cristo es el gran
                     tema, nuestro bien es el diseño y la gloria de Dios su meta.

                     Ella debe llenar tu memoria; gobernar tu corazón, y guiar tus pasos. Léela lentamente, frecuente-
                     mente y devocionalmente. Es una fuente de riqueza (a wine of wealth); un paraíso de gloria y un río
                     de placer. Se te da en vida; se abrirá en el juicio y será recordada para siempre. Involucra la mas
                     alta responsabilidad; recompensará la mas grande labor y condenará a todos aquellos que mofan
                     su contenido sagrado.
Integridad &
                     Por esto ninguna sociedad podrá levantarse sin la autoridad, la guianza y la luz de la palabra de
Sabiduría ® es
                     Dios.
una organización
sin fines de lucro
que tiene la vi-
sión de contribuir
a cambiar la so-
ciedad de nues-
tros días sem-
brando la Pala-
bra de Dios a
través de medios
audiovisuales y
recursos litera-                                                                                                             7
rios.

								
To top