REFLEXIONES CATÓLICAS SOBRE LA BIBLIA Lectura del Evangelio según by lsg16921

VIEWS: 2,691 PAGES: 1

									REFLEXIONES CATÓLICAS SOBRE LA BIBLIA
Arquidiócesis de Miami - Ministerio de formación cristiana
27 de diciembre de 2009            La Sagrada Familia (Ciclo C)


Lectura del Evangelio según San Lucas 2:41-52                            [Léase en voz alta]

Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Y cuando Jesús cumplió doce años fue
también con ellos para cumplir con este precepto. Al terminar los días de la Fiesta, mientras ellos regresaban, el niño
Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo notaran. Creyendo que se hallaba en el grupo de los que partían,
caminaron todo un día, y después se pusieron a buscarlo entre todos sus parientes y conocidos. Pero como no lo
hallaron, prosiguiendo su búsqueda, volvieron a Jerusalén. Después de tres días lo hallaron en el Templo, sentado en
medio de los maestros de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían quedaban
asombrados de su inteligencia y de sus respuestas. Al encontrarlo, se emocionaron mucho y su madre le dijo: “Hijo,
¿por qué te has portado así? Tu padre y yo te buscábamos muy preocupados”. El les contestó: “¿Y por qué me
buscaban? ¿No saben que tengo que preocuparme de los asuntos de mi padre?” Pero ellos no comprendieron lo que
les acababa de decir. Volvió con ellos a Nazaret, donde vivió obedeciéndoles. Su madre guardaba fielmente en su
corazón todos estos recuerdos. Mientras tanto, Jesús crecía y se iba haciendo hombre hecho y derecho, tanto para Dios
como para los hombres.

Comentario breve:
   El relato lucano nos conduce al Templo para la celebración de la Pascua judía. La próxima vez
que Lucas presenta a Jesús en camino a Jerusalén es también para la celebración de la Pascua,
pero por última vez antes de su pasión y muerte. La fiesta judía coincide con su propia Pascua:
Jesús estará también “perdido” por tres días antes de su resurrección. En la sociedad en que
creció Jesús, los niños varones vivían bajo el cuidado de la madre hasta los 12 años en que
pasaban al cuidado del padre. Jesús revela su verdadera filiación y su condición de hijo obediente
a la voluntad de su Padre Dios. Se nota la presencia de un proceso de comprensión lento, largo y
difícil; María y José se convierten en símbolo del proceso de crecimiento en la fe que todo
discípulo debe hacer para seguir a Jesús. Los padres vuelven con Jesús a Nazaret para comenzar
a trabajar, María guarda en su corazón lo sucedido, permanece abierta a la palabra de Dios y
Jesús crece en sabiduría y en gracia.

          La lectura de hoy nos presenta tres ideas importantes:

●      María y José tuvieron que descubrir el camino de Dios poco a poco.
●      Jesús, en su condición humana, no pudo ignorar la obediencia debida a sus padres como un
       joven de doce años. Sin embargo, esta escena demuestra que, para él, la obediencia y
       fidelidad a Dios estaban por encima de cualquier otra fidelidad.
●      El texto nos lleva más allá de la familia de Nazaret hacia el lugar del Cristo glorioso, que
       reclama a toda la humanidad como hija de un mismo Dios y miembros de una sola familia.


Para la reflexión personal o comunitaria:
        Después de una pausa breve para reflexionar en silencio, comparta con otros sus ideas o sentimientos

1. ¿He tenido momentos en que la fidelidad a Dios ha traído tensiones en mi familia? Explique.

2. ¿Acepto a otros diferentes a mí como miembros de la familia de Dios? ¿A quiénes excluyo?
¿Quizás a miembros de mi propia familia?

Lecturas recomendadas: Catecismo de la Iglesia Católica, párrafos 1; 531-534; 764.

								
To top