Docstoc

tortillas y combustible

Document Sample
tortillas y combustible Powered By Docstoc
					Tortillas y combustible: atentado a la seguridad alimentaria desde varias “capas de cebolla”. Laura Raya ^Dasyatis^. Casa del Movimiento en Campeche. 03/01/2009. Tratando de comprender la situación social y económica del país con relación al impacto del incremento del combustible y su vínculo con el costo de las tortillas, pensé en tres elementos aparentemente independientes. Por un lado la naturaleza humana, por otro la conceptualización de la economía nacional y, finalmente la tortilla como elemento nutricional y simbólico en nuestra cultura mexicana. Todo ello me quedó como un rompecabezas que sin mantener una liga inmediata, en realidad si la tiene, como en la teoría de Mattessich y las “capas de la cebolla” 1. Como todos sabemos, las cebollas tienen varias capas que emergen desde un núcleo central, un núcleo grueso y compacto se sucede de una delgada capa y así sucesivamente hasta dar forma a una cebolla sana. La teoría de Mattessich habla de un núcleo central inmutable (como el corazón de la cebolla) y que se corresponde con la realidad absoluta, misma que soporta niveles jerárquicos superiores con propiedades “emergentes” (la delgada capa de la misma cebolla) que permite “acomodar” los conceptos y facilita el ajuste de la siguiente parte de la realidad y así alternativamente, de manera que los humanos podemos estructurar conceptos que aplicamos a nuestro entorno, porque nos asumimos parte de esa realidad a medida que nos visualizamos en ella y llevamos a cabo los ajustes necesarios para seguir funcionando como parte del todo. Por ejemplo, asumir que la aplicación de una toma de decisiones en el más alto nivel político-económico no será de relevancia para la señora que vende pepitas en la esquina de una calle, es un craso error. La toma de la decisión sobre el incremento de la gasolina, en este caso, tiene un efecto en todos y cada uno de nosotros, y cada uno vamos “ajustando” las subsiguientes capas

de la cebolla según las condiciones que nos rodeen en lo personal, económico, cultural y hasta anímico. Si la decisión de aumentar el combustible es un hecho absoluto y sin la posibilidad de corregir, entonces hablamos de una verdad absoluta (el corazón de una cebolla en estado de descomposición, por las razones que consideraré posteriormente) y que vista a nivel de la economía de la señora que vende pepitas, afecta su bolsillo por la parte que compete al traslado que ella hace para adquirir su materia prima: sube el combustible, sube el pasaje del camión. El nivel entre la realidad de la decisión de incrementar el precio del combustible y la decisión que deba tomar la señora para amortiguar el efecto “cascada” corresponde a las estrategias que ella utilizará en función de su historia de vida, principios y valores, confrontados contra su propia economía y el efecto “cascada” que se sucede entre la decisión del aumento del combustible y su cotidianidad (aumenta combustible, sube transporte, sube comida, y un largo etcétera de aumentos). En el siguiente nivel jerárquico se encuentra ahora la relación con su economía en cuanto al uso de los ingresos y como administrase para seguir subsistiendo. Ahora en este plano hay un elemento emergente triplemente importante: la tortilla. ¿Por qué elemento emergente triple? Tiene tres valores per se: económico, nutricional (dos realidades y por ende capas estructurales de la cebolla) y cultural (todo un bagaje que vincula las decisiones, valores, tradiciones y efectos). Como si de pronto la cebolla no fuera una, sino tres en una; y sigue siendo la misma “cebolla”. Desde el punto de vista productivo y económico, el 70% de los granos básicos del país son aportados por pequeños y medianos productores y en ese rubro es el maíz el principal aporte… producción insuficiente, por lo que se importa maíz para dar abasto a los millones de mexicanos que poblamos el país (la incapacidad de no producir nuestro propio alimento base, nos lleva a la inseguridad alimentaria). En lo nutricional, la tortilla es un alimento de primera necesidad ya que aporta un alto contenido de hidratos de carbono, es rica en calcio, fibra y potasio, y

baja en grasa y sodio. De los requerimientos nutricionales diarios, la tortilla provee aproximadamente 45% de las calorías, 39% de las proteínas y 49% del calcio; incluso en algunas zonas rurales proporciona aproximadamente 70% de las calorías y 50% del consumo proteico diario2 . ¿Qué significado cultural tiene para los mexicanos la tortilla? En primera instancia, el maíz tiene su origen en México y está íntimamente ligado a la historia cultural de los diferentes grupos sociales que conforman al país: por su carácter de elemento religioso, alimentario y económico3. La simple frase “tortillas de maíz” nos remonta en el tiempo y viene de un rico pasado de tradiciones, que se pierde en el pasado ancestral de nuestro origen como grupo social. Y aún cuando su elaboración es distinta en las regiones y a cambiado a lo largo del tiempo, la frase sigue siendo significativa para todo mexicano, es parte de nosotros; es lo que nos identifica como grupo social. Siguen siendo “tortillas de maíz” y sigue por ende siendo parte de la cultura viva y circulante, antigua y actual, nos ubica en un entorno familiar y grupal. El metate ha sido reemplazado por maquinaria y el grano por polvos, el maíz nativo por híbridos, en el mejor de los casos, y transgénicos en otros. “Las tortillas de maíz” han sobrevivido al encuentro de dos culturas: la indígena y la española, y a una globalización, que lejos de mermar su relevancia la han extendido allende las fronteras del país, junto con los migrantes en el vecino país del norte. “Las tortillas de maíz” nos contextualizan en lo personal, familiar, social y nacional; incluso más allá que el significado oficial de los símbolos patrios; porque nos da pertinencia como grupo social. Ahora bien y regresando al modelo de Mattessich que explica la representación conceptual de la realidad como una parte de la realidad mental total y en donde lo conceptual se constituye en un subnivel de la capa de la realidad mental (humana).

El incremento en el costo de las tortillas es el resultado obvio e inmediato que se asume en el grueso de la población, y que viene del efecto “cascada” del aumento en costo del combustible (gasolina), luz y gas natural. Ahora, tratemos de visualizar el efecto que tiene el incremento en el costo de las tortillas en la “delgada capa” personal (comparada con las otras capas de la cebolla) y que requiere del uso de estrategias individuales para poder dar soporte a la siguiente capa que es la toma de una decisión que permita, a su vez, la existencia de otras capas en el complejo entramado de la convivencia de un grupo familiar; que sube a otro nivel en las “capas sucesivas de la cebolla” (el grupo en la colonia, en el municipio, el estado, el país) recordando que después de cada capa estructural se encuentra una “delgada capa” de toma de decisiones para dar sustento a la siguiente y así sucesivamente. La realidad absoluta (el núcleo) da soporte a los niveles jerárquicos posteriores que son representativos de realidades superiores, y por ello se le debe otorgar la condición de inmutable para beneficio de la propia “cebolla” en su conjunto. Pero… ¿qué sostén puede tener una “cebolla” (grupo social), cuyo núcleo está descompuesto de origen? La respuesta es obvia: ninguno. Los gajos superiores terminarán por descomponerse lenta y progresivamente, aún cuando en la superficie la “cebolla” tenga un aspecto sano. Debajo siempre estará en estado de descomposición paulatina y la evidencia se expresará con el tiempo. Máxime porque la descomposición está tocando las “delgadas capas” del sostén cultural y nutricional, parte de lo que en un punto se converge de nuevo con la seguridad alimentaria.

1

Casal, Rosa Aura; Peña, Aura Elena; Maldonado, Fabio y Viloria, Norka. 2007. El modelo de capas de cebolla de Mattessich: Un aporte a la enseñanza contable (GIFACE, Universidad de Los Andes, Venezuela) 71-74. Selección de Trabajos de las XII. Jornadas de Epistemología de las Ciencias Económicas. Alejandro G. Miroli y Hernán Ruggeri. Compiladores CIECE. Centro de Investigación en Epistemología de las Ciencias Económicas. Facultad de Ciencias Económicas. Universidad de Buenos Aires. 2 Elvia Cruz Huerta e Íñigo Verdalet Guzmán. 2007. Tortillas de maíz: una tradición muy nutritiva. La ciencia y el hombre. Revista de divulgación científica y tecnológica de la Universidad Veracruzana. 30(3). En línea http://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vol20num3/articulos/tradicion/index.html. 3 Alicia Verónica Sánchez Martínez. 2004. La memoria cultural de los textos culinarios. Revista de humanidades: Tecnológico de Monterrey núm. 016. ITESM Monterrey Méx. 257-288.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Stats:
views:1774
posted:1/8/2010
language:Spanish
pages:4