PRESENTACIÓN DEL LIBRO SOBRE LA LEY DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO by murplelake82

VIEWS: 6 PAGES: 5

									                   PRESENTACIÓN DEL LIBRO
 “SOBRE LA LEY DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO GENERAL”
      HOMENAJE A JOSÉ ALBERTO BUSTAMANTE BELAUNDE

                            San Isidro, 26 mayo 2009




Como Rector de la Universidad, suelo participar en las presentaciones de
los libros que publica nuestro Fondo Editorial, y en esta oportunidad lo hago
con especial satisfacción. Se trata de un libro cuyos autores son, además,
profesores de nuestra Facultad de Derecho, que se desempeñan en el
área del Derecho Administrativo, y cuyo propósito final es el de servir de
texto para el aprendizaje y de foro y vehículo doctrinal para el desarrollo
de esa disciplina.

      Pero a mi calidad de Rector se une en esta oportunidad la condición
indisociable de hermano del autor de sus dos primeros capítulos, a cuya
memoria est e libro también se propone como homenaje. Trataré, por ello,
aunque no será tarea fácil, de distinguir en estas palabras esos dos papeles
que me corresponde esta noche interpretar.

      La Facultad de Derecho de esta Universidad ha sabido posicionarse
y mantenerse en una actitud preocupada y diligente en materia editorial.
Con éste son ya 12 los libros publicados a través de nuestro Fondo Editorial,
además de los 22 números de la Revista que edita la Sociedad de
Economía y Derecho, todo ello gracias a su activ a iniciativa en los últimos
años. Esos libros y revistas constituyen textos y materiales orientados a la
enseñanza del Derecho. Estas cifras manifiestan de modo elocuente esa
preocupación por dotar a la enseñanza de materiales aplicables,
actualizados e idóneos para la formación de los futuros profesionales, a la
vez que traducen una fructífera labor investigadora de sus docentes y van
construyendo un acervo doctrinal que esa Facultad ofrece a la sociedad
en general, y a los profesionales de Derecho en particular, como una
suerte de anticipo de lo que está llamado a constituirse en el futuro
próximo en una escuela de pensamiento jurídico. Quiero reconocer y

                                                                           1
destacar de forma especial el importante papel cumplido en este orden
por el Decano de la Facultad, Dr. Fernando Cantuarias Salaverry y por el
Director Ejecutivo de la Sociedad de Economía y Derecho y responsable
de los Programas de Extensión y Postgrado de Derecho en la Escuela de
Postgrado, Dr. José Luis Sardón .

       El Derecho Administrativo es una rama del Derecho que reviste en
nuestros días y en nuestro medio una importancia particular. Es aquella
que se ocupa de los órganos que tienen a su cargo la función de gobierno
y de sus relaciones entre sí y con los ciudadanos que tratan con ellos.
Como señala el Profesor de la Universidad de Deusto, Ricardo de Ángel
Yágüez, “en otro tiempo (la) actividad (del Estado y de los entes públicos)
no estuvo sometida a reglas jurídicas (…), (y) es a raíz de la Revolución
francesa cuando se empiezan a implantar principios e instituciones que
suponen limitación del Poder. (En ese momento) se alumbra una nueva
disciplina jurídica: el Derecho administrativo (y a partir de entonces, éste)
va a ser salvaguardia de los administrados contra cualquier actuación
ilegal de la Administración del Estado. Y aun las prerrogativas conferidas a
la Administración no van a tener otro significado que el de perseguir una
actuación estatal más eficaz a favor de los propios ciudadanos.”

      A su vez, el catedrático de la Universidad de Barcelona, Ángel
Latorre, recuerda que, mientras “Inglaterra se resistió (entonces) a la
aplicación de un régimen especial para la administración, por considerar
que la libertad de los ciudadanos estaba más segura por la sumisión de
aquélla al Derecho común del Rei no y a los tribunales ordinarios, en virtud
del principio del ‘rule of law’”, la mayoría de países optaron por recibir a
esta entonces nueva rama del Derecho por considerar que “la seguridad
de los ciudadanos, postulado básico del Estado de Derecho, exige que la
administración esté también sometida a normas jurídicas que garanticen
esa seguridad, permitan ejercer contra aquélla las oportunas
reclamaciones de los particulares y evite, en suma, la arbitrariedad por
parte de los órganos revestidos de poder público”

     De más está señalar que, en el mundo de nuestros días y con el
papel que los gobiernos juegan en la vida de la gente y en el desarrollo de
sus actividades civiles, sociales o productivas, esta rama del Derecho
adquiere un perfil de notable importancia y de crucial significado.



                                                                           2
       Si el Derecho Constitucional se ocupa de la organización básica del
Estado y define los derechos ciudadanos, el Derecho Administrativo
establece, regula y conjuga la manera en que esa organización debe
funcionar y el modo en que aquellos derechos se hacen efectivos frente a
las instancias del poder y de las funciones gubernamentales. De esta
forma ?si se permite la licencia? el Derecho Administrativo viene a ser una
suerte de Derecho Constitucional en acción , considerado desde los
legítimos intereses de los ciudadanos.

       En ese marco, la publicación de un texto de Derecho Administrativo,
dedicado precisamente al estudio de una ley matriz como es en el caso
peruano la Ley del Procedimiento Administrativo General, representa un
instrument o de importancia cardinal no solo para la enseñanza y el
aprendizaje sino también como apoyo para el trabajo de quienes
desempeñan sus tareas profesionales en este campo.

      La escritura de este libro fue iniciada ?ya lo ha explicado la Prof. Dra.
Milagros Maraví? como una iniciativa compartida por el Prof. Dr. Alberto
Bustamante con ella. Aquél asumió la redacción de sus capítulos iniciales,
aunque su desaparición sólo permitió la conclusión de los dos primeros,
que son los que esta publicación recoge y complementa con los escritos
por la propia Dra. Milagros Maraví Sumar, y por otros 11 autores: los
doctores Rolando Eyzaguirre Maccan, Alejandro Falla Jara, Juan
Marcionelli Rodríguez, Richard Martin Tirado, Rafael Melgarejo Dávila, Úrsula
Patroni Vizquerra, Javier Rizo-Patrón Larrabure, Sergio Tafur Sánchez, Liliana
Tamayo Yoshimoto y Verónica Vergaray Béjar. Todos los autores son
profesores de la especialidad dentro de esta Universidad y se han
propuesto, de esta forma, tributar un homenaje a su memoria.

      Como Rector de la Universidad felicito a la Dra. Maraví y a cada uno
de los demás autores por el valioso trabajo cumplido.

       Debo ahora cumplir con el segundo papel que me toca
desempeñar esta noche, como hermano del autor ausente, a quien este
libro se propone rendir homenaje. No resulta fácil hablar en el homenaje a
un hermano sin perder la deseable objetividad, más aún cuando se trata
de alguien que no debió desaparecer en esa etapa tan fértil de la vida.

      La historia personal de Alberto está vinculada, en varias etapas, con
la vida de nuestra institución.       Él participó ?incluso antes de la

                                                                             3
incorporación a ella de quien ahora les habla?, y a través de los servicios
profesionales prestados entonces a través del Estudio Yori & Bustamante
Asociados, en el desarrollo de la estrategia y de las gestiones conducentes
a la aprobación legal de la creación de esta Universidad, cuando incluso
las universidades privadas requerían ser creadas mediante ley expresa.

      Posteriormente, fue llamado a liderar y conformar el equipo de
profesionales del Derecho y de otras disciplinas a quienes se les confió la
responsabilidad de diseñar y poner en marcha la Facultad de Derecho. Y
ese equipo, con su valioso liderazgo, fue capaz de construirla dotándola
de rasgos distintivos singulares que le han permitido, con el concurso de las
autoridades y responsables académicos que han participado y
colaborado en el tiempo sucesivo, constituirse en una alternativa definida
e innovadora en la enseñanza universitaria del Derecho en el Perú.

      Finalmente, se contó con él como docente distinguido en dicha
Facultad a cargo de los cursos de Destreza Legal I: Razonamiento Legal,
de Derechos Fundamentales y Personales, y de Organización del Estado,
así como del curso de Derecho Administrativo Económico en los
programas de Maestría en Derecho de la Empresa y de Maestría en
Regulación, y del Diplomado en Instituciones Jurídicas del Mercado que la
misma Facultad ofrece a través de la Escuela de Postgrado. En sus
actividades lectivas, Alberto Bustamante sin duda marcó y dejó una
impronta no sólo frente a sus alumnos sino también entre sus colegas
profesores.

       La Prof. Milagros Maraví, que fue su colega dilecta ?y cuya muy
valiosa amistad, por cierto, nunca podrá agradecerse de modo
suficiente? , se ha referido a Alberto como “el mejor profesor de Derecho
Administrativo peruano de su generación y ha contribuido de manera
determinante en la formación de toda la generación presente” y como
“un ejemplo de vida de la promoción de la innovación y la excelencia que
caracterizan a la UPC.” Esas generosas y expresivas palabras han sido
también acompañadas por referencias de reconocimiento a sus calidades
personales. Por todo ello, y por proponer la edición de este libro a la UPC,
quiero reiterar la gratitud debida a la Dra. Maraví.

       A lo dicho yo sólo podría añadir que Alberto Bustamante fue un
profesional dotado de una solidez de razonamiento singular y de una
intuición jurídica esencial muy difícil de igualar.

                                                                           4
      Los últimos años de Alberto Bustamante fueron muy duros e injustos
para él y los suyos, y no correspondieron al mérito acumulado a lo largo de
una vida. Le fueron instaurados incontables procedimientos en una real
persecución parlamentaria, fiscal y judicial, motivados, instigados y guiados
por impulsos de clara inspiración política, invocando normas que fueron de
tal modo manipuladas, manoseadas y retorcidas, que todo hombre de
Derecho vería como una infamia indefinible y, para una persona que hizo
de la ley el centro de una vida y actuó en rectitud con su conciencia,
supusieron, además, una demolición devastadora. Esto puedo aseverarlo
desde la serena objetividad que me dispensa el hecho de haber
guardado con Alberto conocidas diferencias y hasta contraposiciones en
cuanto a nuestras visiones y experiencias públicas. Pero algún día, pronto
o más tarde, aquí o más allá, las mentiras ceden el paso a la verdad, las
infamias han de revelarse como tales y los méritos acumulados en su
existencia han de reconocerse en la medida de su verdadero valor.
Mientras tanto, no sé bien por qué, imagino a Alberto mirando esta escena
desde el más allá con esa sonrisa suya, tan personal y sabia, que supo
dejarnos para siempre en el recuerdo.

       Ahora yo sólo puedo, como Rector de esta Universidad, felicitar al
Decano Dr. Fernando Cantuarias Salaverry, a la Prof. Milagros Maraví y a
cada uno de los demás autores por este especial y valioso esfuerzo
académico y, como hermano de Alberto Bustamante, agradecer a todos
ellos, así como a cada uno de quienes han tenido a bien acompañarnos
esta noche, por todo lo mucho que significa este homenaje tan honroso.




                                                                           5

								
To top