Efecto del nitroxinil en la reducción de huevos de by slappypappy126

VIEWS: 26 PAGES: 4

									     Efecto de la infestación artificial de Fasciola hepatica en la
                   química sanguínea en caprinos.
                                   1               1                    1
                     Munguía X.J.A* , Molina B.R.M. y Martínez M.J.M.
1
 Departamento de Ciencias Agronómicas y Veterinarias. Dependencia de Educación Superior de
Recursos Naturales del Instituto Tecnológico de Sonora. 5 de Febrero 818 sur CP 85000 Cd.
Obregón, Sonora. Tel: 01 (644) 410-90-00 ext 1181-1183. Fax: 01 (644) 410-90-09.E-mail
jmunguia@itson.mx y rmolina@itson.mx

    Presentación: Cartel                           Área: Enfermedades parasitarias

Resumen.
Los efectos que Fasciola hepatica ocasiona a sus huéspedes han sido muy
estudiados pueden en bovinos y ovinos, pero existe poca información sobre su
efecto en caprinos. El objetivo del estudio fue determinar los cambios en la
citoquímica sanguínea y en las enzimas hepáticas en una infestación artificial por
Fasciola hepatica en caprinos.
Se utilizaron 12 caprinos criollos de 2 a 3 años de edad, negativos a la presencia
de Fasciola hepatica y nemátodos gastroentéricos. Los animales se alojaron en
corrales del Dpto. de Ciencias Agronómicas y Veterinaria (CAV) del Instituto
Tecnológico de Sonora (ITSON), en donde recibieron una dieta con alfalfa
henificada, con un período de aclimatación de 15 días, después se dividieron al
azar en tres grupos, el primero fue de cuatro animales utilizados como testigos,
los otros dos de ocho animales que recibieron una dosis única de 200
metacercarias vía oral, las cuales fueron proporcionadas por el Centro Nacional
de Parasitología Animal de Jiutepec, Morelos. Se tomaron muestras de heces y
sangre cada quince días durante ochenta días. A las muestras de heces se les
practicó la técnica de sedimentación en el laboratorio de parasitologia, las de
sangre se analizaron los siguientes parámetros del hemograma: hematocrito,
proteínas plasmáticas, hemoglobina, glóbulos rojos, glóbulos blancos (neutrófilos,
eosinófilos, basófilos, linfocitos), volumen corpuscular medio (VCM), hemoglobina
corpuscular media (HCM); enzimas hepáticas como gama glutamil transferasa
(GGT), fosfatasa alcalina (FA), aspartato aminotransferasa (AST) y creatinina (CK)
en el laboratorio de análisis clínicos del Depto. CAV - ITSON.
La diferencia entre los grupos control y tratamiento se realizó por medio de la
prueba de análisis de varianza por medio del programa SAS. Los huevos
aparecieron a los 63 días post infestación y todos fueron positivos a la onceava
semana. Los valores del hemograma y de las enzimas hepáticas analizados no se
afectaron en forma significativa (P  0.01). El número de Fasciolas adultas
recuperadas de hígado tuvo un rango de 2 a 65 (1.3 a 32.5 %) con un promedio de
15.25 (7.6 %). Se concluye que los caprinos de 2 a 3 años de edad en las
condiciones de este estudio, pueden soportar cargas de 2 a 65 parásitos con un
promedio de 15.25, sin que se vean afectados los valores de la química sanguínea
y enzimas hepáticas.
Palabras clave: Fasciola hepatica, caprinos, química sanguínea, Sonora.

Introducción
El sur de Sonora por sus características climáticas se considera una zona
semidesértica (García, 1964) que no permite el desarrollo de las condiciones para
el ciclo evolutivo de Fasciola hepatica, pero el hombre ha modificado el medio
ambiente y ha creado en estas zonas tierras de riego que proporcionan humedad
y temperatura constante que ayuda al desarrollo del ciclo evolutivo de parásitos
como Fasciola hepatica.
Se ha comprobado que los canales y drenes para irrigación así como las praderas
irrigadas, favorecen el desarrollo del ciclo biológico de Fasciola hepatica (Over,
1982; Ueno et al., 1982), también se reporta que las corrientes de agua lenta son
un factor a considerar en su ciclo de vida (Boray, 1971).
Los estudios realizados en caprinos de la región muestran la presencia del
trematodo como lo indica Ramírez en 1994 que obtuvo el 17.8 % y Chávez en
1996, encontró el 13.16 % de animales positivos a Fasciolosis. Así mismo, Tapia
en 1996 muestreo ovinos del municipio de Cajeme y encontró un 17.7 % positivos
a F. hepatica por medio de la técnica de sedimentación (Datos no publicados).
Los daños que ocasiona Fasciola hepatica a la producción pecuaria del país han
sido evaluados principalmente en bovinos y ovinos, por lo cual hay poca
información en la especie caprina.
Se han realizado pocas investigaciones que indican los cambios que se presentan
en la glucosa sérica, albúmina, globulina, lípidos, colesterol, deshidrogenasa
glutamico, fosfatasa alcalina (Swarup et al., 1986 y Leathers et al., 1982). Estos
cambios aunque reportados para Fasciola gigantica muestran que los cambios en
Fasciola hepatica son similares, por lo que pueden ser extrapolables con buen
margen de seguridad ( Haroun et al., 1989).
La presencia de Fasciolosis en caprinos ha sido demostrada en los trabajos
previos realizados en la región pero no hay datos sobre el efecto que el parásito
ocasiona en la citoquímica sanguínea y enzimas hepáticas. Por lo que el objetivo
del estudio fue determinar los cambios en la citoquímica sanguínea y en las
enzimas hepáticas en una infestación artificial en cabras de la región.

Materiales y Métodos.
Se utilizaron 12 caprinos criollos de 2 a 3 años de edad, a los cuales se realizó
tres muestreos seriados por medio de la técnica de sedimentación de Benedeck y
flotación cualitativa (Soulsby, 1987), los cuales fueron negativos a la presencia de
Fasciola hepatica y nemátodos gastroentéricos. Los animales se alojaron en los
corrales pertenecientes al Dpto. de Ciencias Agronómicas y Veterinaria (CAV) del
Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON), en donde recibieron una dieta en base
de alfalfa henificada y tuvieron un período de aclimatación de 15 días.
Los caprinos se dividieron al azar en dos grupos, uno de ocho animales que
recibió una dosis única de 200 metacercarias vía oral (Reddington et al., 1986) las
cuales fueron proporcionadas por el Centro Nacional de Parasitología Animal de
Jiutepec Morelos. El otro grupo fue de cuatro cabras que se mantuvieron como
testigos.
Después de inoculados se tomaron muestras de heces vía rectal (Munguía, 1995)
así como de sangre cada quince días (Haroun et al., 1989) durante ochenta días.
Cada semana a las muestras de heces se les practicó la técnica                  de
sedimentación de Benedeck (1946) en el Laboratorio de Parasitología. Las
muestras de sangre se les analizaron los siguientes parámetros del hemograma:
hematocrito, proteínas plasmáticas, hemoglobina, glóbulos rojos, glóbulos blancos
(neutrófilos, eosinófilos, basófilos, linfocitos), volumen corpuscular medio (VCM),
hemoglobina corpuscular media (HCM); enzimas hepáticas como gama glutamil
transferasa (GGT), fosfatasa alcalina (FA), aspartato aminotransferasa (AST) y
creatinina (CK) (Swarup et al., 1986) en el Laboratorio de Análisis Clínicos del
Depto. CAV - ITSON.
La diferencia entre los grupos control y tratamiento se realizó por medio de la
prueba de análisis de varianza por medio del programa SAS (Wayne, 1996).

Resultados y discusión
La eliminación de los huevos del trematodo por heces se detectó a partir de los 63
días post infestación y continuó cada semana hasta completar el total de los
animales inoculados, observándose en la semana novena (62.5 %), décima (87.5
%) y onceava (100 %), el período de prepatencia varió en un rango de nueve a
once semanas; lo cual concuerda con el tiempo de nueve semanas (Quiroz,
1984), un rango de 8 a 12 semanas (Smith y Sherman, 1994) y de 10 a 12
semanas (Howard, 1993); pero no es similar al tiempo de ocho semanas que se
reporta en bovinos y ovinos ( Soulsby, 1987; Cordero y Rojo, 1999).
Los resultados mostraron que los valores del hemograma y de las enzimas
hepáticas analizados no se afectaron en forma significativa (P  0.01), debido al
poco daño del parénquima hepático y a la poca cantidad de parásitos alojados en
conductos biliares, esto se puede explicar por la baja implantación de trematodos
en el hígado. A pesar de que las metacercarias inoculadas tenían una viabilidad
del 98 % no se desarrollaron como estaba previsto, debido a factores del parásito
como son perdida en heces y la migración intraorgánica (Cordero y Rojo, 1999,
Leathers et al., 1982, Quiroz, 1984), factores del huésped como la edad y madurez
fisiológica del hígado hace que soporten mejor las cargas parasitarias, así como la
gran capacidad de compensación del órgano influyeron para que las variables en
estudio no se afectaran (Cordero y Rojo, 1999, Leathers et al., 1982, Smith and
Sherman, 1994).
El número de Fasciolas adultas recuperadas de hígado tuvo un rango de 2 a 65
(1.3 a 32.5 %) con un promedio de 15.25 (7.6 %). No se recuperaron formas
juveniles del tremátodo en parénquima hepático. La baja cantidad de Fasciolas
recuperadas influyó para disminuir la capacidad de daño del parásito, porque la
patogenicidad del parásito depende del número de metacercarias ingeridas y de
su capacidad de implantación, la cual tiene valores de 25 a 60 % con un promedio
de 40 % (Cordero y Rojo, 1999, Quiroz, 1984).
Es indicativo que los caprinos adultos pueden soportar cargas de 2 a 65 parásitos
con un promedio de 15.25, sin que se vean afectados los valores de la química
sanguínea y enzimas hepáticas, situación que puede variar si se reinfectan
constantemente y se aumenta la carga parasitaria.
Conclusión
Un caprino de 2 a 3 años de edad con buen estado nutricional puede tener una
carga parasitaria de 2 a 33 Fasciolas adultas y no se afectan los valores del
hemograma y de las enzimas hepáticas.
El inicio de la eliminación de los huevos del trematodo en heces varió de nueve a
once semanas post inoculación.

Literatura citada.
1. Benedeck, L. Examination of liver fluke eggs with sedimentation technique. Allatorov
   LapaK.1946; 66:139.
2. Boray, J.C. Fortschritte in der bekampfung der fasciolose. Schweizer Arch. Tierheilk.
   1971; 113:361-386.
3. Cordero C.M., Rojo V.F.A. Parasitología veterinaria. McGraw – Hill – Interamericana.
   España. 1999.
4. Chávez, O.E. Estimación de pérdidas económicas en cabras sacrificadas en el rastro
   de Esperanza, sonora, con ditomastosis hepática, observando la cantidad de formas
   adultas en el parénquima. Tesis de licenciatura. Depto. Med. Vet. y Zoot. Instituto
   Tecnológico de Sonora. Cd. Obregón, Sonora. 1996.
5. García, E. Modificaciones al sistema de clasificación climática de Kooppen para
   adaptarlo a las condiciones de la República Mexicana. Instituto de Geografía,
   Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F. 1964.
6. Haroun E.M., Elsanhouri A.A. and Gameel A.A. Response of goats to repeated
   infections with Fasciola hepatica. Vet. Parasit. 1989; 30 :287-296.
7. Howard S.L. Current veterinary therapy 3. Food animal practice. W.B.Saunders
   Compans. Philadelphia.1993; 755-757.
8. Leathers C.W., Foreyet W.J., Fetcher A. and Foreyt K.M. Clinical fascioliasis in
   domestic goats in Montana. Journal of the American Veterinary Medical Association.
   1982; 180(12) 1451-1454.
9. Munguía X.J.A. Manual de prácticas del Laboratorio de Parasitología. Instituto
   Tecnológico de Sonora. Ciudad Obregón, Sonora. 1995.
10.Over H.J. 1982. Ecological basis of parasite control: trematodes with special reference
   to fascioliasis. Vet. Parasit. 11:85-97.
11.Quiroz R.H. Parasitología y enfermedades parasitarias de los animales domésticos.
   Ed. Limusa. México, D.F. 1984.
12.Ramírez, R.A. Determinación de la incidencia de Fasciola hepatica durante el período
   de abril a diciembre de 1993 en caprinos sacrificados en el municipio de Cajeme,
   Sonora. Tesis de licenciatura. Depto. de Med. Vet. y Zoot. Instituto Tecnológico de
   Sonora. Cd. Obregón, Sonora. 1994.
13.Reddington J.J., Wes Leid R. And Wescott B.R. The susceptibility of the goat to
   Fasciola hepatica infections. Vet. Parasit. 1986;19 :145-150.
14.Smith M.C. and Sherman D.M. Goat Medicine. Lea&Febiger. U.S.A. 1994.
15.Soulsby, E.J.L. Parasitología y enfermedades parasitarias en los animales domésticos.
   Ed. Interamericana. México, D.F. 1987.
16.Swarup D., Upadhyay D.S. and Pachauri S.P. Some biochemical indices in naturally
   occuring fascioliasis in goats. Res. Vet. Science, 1986; 40 :276-277.
17.Ueno, H., Gutierrez, V.C., De Mattos, M.J.T. and Mueller, G. 1982. Fasciolasis
   problems in rumiants in Rio Grande Do Sul, Brazil. Vet. Parasit. 1982; 11:185-191.
18.Wayne W.D. Bioestadística. Base para el análisis de las ciencias de la salud. Segunda
   edición. Ed. Limusa. México, D.F. 1996.

								
To top