Los riesgos laborales en los trabajos en altura trabajos by klutzfu60

VIEWS: 5,518 PAGES: 3

									           Los riesgos laborales en los
               trabajos en altura
En el año 2003 se celebró una Campaña Europea de las Inspecciones de Trabajo sobre riesgos de caída
de altura en la construcción, impulsada por el Comité de Altos
Responsables de la Inspección de Trabajo de la Unión Europea.

Se entiende como trabajo en altura a aquellos realizados en alturas
superiores a dos metros en edificios, andamios, máquinas, vehículos,
estructuras, plataformas, escaleras, etc. así como los realizados en
profundidad, pozos, aberturas,… Estas caídas pueden ser debidas a
diferentes causas:

• Humanas: mala condición física, desequilibrios, mareos, vértigo, falta de atenció, etc.

• Materiales: falta de protección, rotura de elementos de sustentación, suelo húmedo, etc.

Son muchos los tipos de trabajo que se realizan en altura, pero como todos sabemos es el sector de la
construcción el que mayor problemática presenta, ya que casi todo los trabajos se realizan el altura con
los consiguientes riesgos que ello conlleva, la alta accidentalidad que existe en este sector tienen
consecuencias graves e incluso en ocasiones mortales, debido fundamentalmente a la falta de
planificación y control en los trabajos a realizar.

Los factores de riesgo que pueden ser dar lugar a una caída de altura son:

• Andamios.

• Escaleras (finas, de mano, etc.)

• Plataformas, cestas elevadoras.

• Pilares, torres, postes, columnas, etc. • Tejados, cubiertas, planos inclinados en altura.

• Zanjas, pozos, etc.

• Huecos de escalera, de ascensor, etc.

• Rampas.

• Desniveles.

• Muros.

• Árboles.

El realizar el trabajo de altura precisa de unas determinadas maneras, las cuales deberán ser
planificadas y organizadas secuencialmente en tiempo y espacio, lo que permitirá un mayor control del
riesgo. Para lo cual deberá tenerse en cuenta los siguientes aspectos antes de iniciar un trabajo:

• El método de trabajo será estudiado de acuerdo con los factores de riesgo, respetando los criterios de
eficiencia y calidad en el trabajo.
• Planificar previamente las tareas incluyendo la evaluación de los riesgos.

• Realizar el estudio para el empleo de las protecciones necesarias y suficientes para cada tipo de tarea.

• Asegurarse que todos y cada uno de los trabajadores han recibido la formación e información
necesarias para el adecuado desarrollo de sus tareas.
Es importante tener en cuenta que todas las obras no son iguales, por tal motivo se debe extremar
siempre las precauciones. En la obra se deberá considerar:

• Vaciamiento y zanjas.

• Estructuras.

• Forjados.

• Redes.

• Andamios (tubulares, colgados).

• Izado de materiales.

• Cubiertas.

• Reparación y mantenimiento.

En el caso de los cortes y vaciamientos del terreno: el perímetro de vaciado con profundidad superior a
2 metros, deberá estar protegido con barandillas resistentes, situadas a 2 metros del borde y señalizado-
banderolas o malla- en las de desnivel inferior. La malla naranja no es suficiente para evitar la caída. Las
zanjas de profundidad superior a 1,25 metros requieren entibaciones para subir y bajar las zanjas. Y en
los casos en los que se utiliza maquinaria se deberá vigilar la distancia de seguridad, evitando en todo
momento acercarse hasta los bordes. Con respecto a las estructuras deberá tenerse especial atención,
ya que la caída desde un forjado al piso, es causa en un elevado porcentaje de invalidez total. El acceso a
los pilares y forjados han de hacerse mediante escaleras; utilizándose castilletes o plataformas seguras
para la recepción de materiales o del cubilete con mortero de cemento. En el montaje de estructuras
metálicas deberán instalarse previamente protecciones frente al riesgo de caída (redes horizontales) y
realizarse los trabajos de soldadura desde la plataforma fija/ móvil con todo el perímetro protegido de
barandilla.

Los forjados son otro punto clave; se deberá comprobar que existe protección perimetral (barandillas,
andamios tubulares, etc.) con resistencia suficiente para evitar la caída. Debiéndose encontrar los
huecos interiores también protegidos mediante tableros u otro sistema anclado firmemente. No
debiendo olvidar que la altura mínima de la barandilla es de 90 centímetros, siendo recomendable 1
metro y los soportes deberán colocarse a una distancia máxima de 3 metros entre cada uno de ellos.

Las redes estarán sujetas al forjado cada metro, y las redes horizontales deberán cubrir en su totalidad
el hueco o la zona a proteger; en el caso que se encuentran formadas por varios paños que se solapan,
el espacio de solape no podrá ser inferior a 0,5 metros. El trabajador tiene que desconfiar de las redes
perimetrales ya que no evitan la caída, sino que en caso de caída, las consecuencias sean menos graves.
Las redes siempre deberán ser comprobadas que han sido colocadas de manera correcta, que su estado
de conservación es el adecuado (rotas, descosidas, etc,), encontrándose limpias de objetos cortantes o
duros (ladrillos, cascotes,etc).

Se entiende por andamio a una construcción provisional, fija o móvil que sirve como auxiliar para la
ejecución de las obras. Los andamios deberán ser instalados por personal especializado, encontrándose
determinados los puntos de arriostramiento del andamio como los de sujeción del personal de montaje.
Para evitar riesgos se deberán seguir una serie de recomendaciones:
• No deberá retirarse ningún elemento de protección (barandilla, listón intermedio, rodapié; etc.

• Los tablones u otros elementos metálicos que forman la plataforma/suelo del andamio estarán
colocados de manera que no puedan moverse ni dar lugar a basculamiento, deslizamiento o cualquier
otro tipo de movimiento peligroso.

• La anchura mínima es de 60 cm., deberá facilitar la circulación de los trabajadores y el
almacenamiento del material imprescindible para la realización del trabajo.

• Se comprobará que todo el contorno de los andamios que ofrezca peligro de caída este protegido por
barandillas rígidas metálicas o de madera de 90 cm. de altura sobre el nivel del piso y por plinto,
rodapiés, zócalo, etc. que evite el deslizamiento de los trabajadores, herramienta o cualquier tipo de
material.

• El acceso a las plataformas del andamio deberá hacerse mediante escaleras interiores, estables y
seguras.

• Se deberá comprobar que los puestos de trabajo móviles/fijos situados por encima/debajo del nivel
del suelo sean estables, debiéndose tener en cuenta el número de trabajadores que los ocupen, las
cargas máximas que pueden soportar y su distribución.

• No superar nunca la carga máxima permitida del lugar o equipo en el que se encuentra.

• No deberá acumularse material en zonas no aptas para ello.

• No debemos olvidar que el aire o la lluvia pueden desestabilizar el andamio.

Sí se trata de andamios móviles, el desplazamiento se realizará cuando estos se encuentren vacíos y sin
personal en la plataforma; siempre que estén situados en posición de trabajo deberán tener
inmovilizadas las ruedas. Los principales riesgos que suponen los andamios sobre borriquetas son: la
caída del trabajador, choque contra objetos y golpes/cortes con distintos tipos de herramientas. En el
caso de los andamios colgados, deberán montarse y utilizarse siguiendo las instrucciones del fabricante,
a la vez que cumplirán las normas de homologación. Nunca deberán estar separados del paramento o
pared más de 45 centímetros (se recomienda 30 cm. como máximo); y no deberá superar el conjunto de
plataforma los 8 metros de largo; y si se utilizan varias plataformas deberán estar unidas con cierre de
seguridad. El trabajador está expuesto a un alto riesgo, ya que los momentos de acceso y salida del
andamio suponen momentos peligrosos, por lo que deberá utilizar su EPI correspondiente: el arnés
anticaida, el cual deberá estar anclado a una cuerda de vida.

El izado y recepción de material de peso deberá hacerse con precaución, teniendo especial atención a
las condiciones climatológicas- el viento puede provocar movimientos y resistencias no previstas-
debiéndose suspender el trabajo cuando la velocidad del viento supere los 40 Km. /hora. Debiéndose
encontrar todos los huecos debidamente protegidos (balcones, terrazas, ventanas, huecos de ascensor,
etc.)

Cuando el trabajador se encuentra realizando su trabajo en una cubierta, deberá tenerse especial
cuidado, ya que es especialmente peligroso. En estos casos el trabajador deberá hacer uso de su arnés
anticaida, anclado a puntos fuertes, además de calzado antideslizante. Igualmente se deberá tener en
cuenta las condiciones metereológicas (hielo, viento, lluvia,..) ya que incrementa el riesgo a sufrir un
accidente laboral.

								
To top