ASUNTO PREVENCION DE RIESGOS LABORALES by sparkunder25

VIEWS: 244 PAGES: 5

									                     V. RIVERA ASOCIADOS
                          Auditores Consultores

ASUNTO:       PREVENCION DE RIESGOS LABORALES.

       A pesar de los esfuerzos realizados durante los últimos años, no se ha producido
en nuestro sector el esperado descenso de la Siniestralidad Laboral. Esto ha supuesto
que por parte de la Administración, se estén acentuando las inspecciones destinadas a
comprobar el grado de cumplimiento de las obligaciones empresariales en materia de
Prevención de Riesgos Laborales.

        Debido a la obvia importancia que tiene el estricto cumplimiento de la
normativa reguladora de la Prevención de Riesgos Laborales, unido a las importantes
sanciones contenidas en la Ley para las empresas que no cumplan estas obligaciones,
hacen que por medio de la presente Circular Informativa, les recordemos algunos de
los principales aspectos de la citada Ley de Prevención de Riesgos Laborales.


       1.SISTEMAS DE PREVENCION DE RIESGOS LABORALES RECOGIDOS
       EN LA LEY 31/1995.

       La Ley de Prevención de riesgos Laborales establece la obligación para el
empresario de establecer en su empresa un Sistema de Prevención de Riesgos.
Establecida por la Ley esta obligación genérica, es el Reglamento 39/1997 de los
Servicios de Prevención el que establece cuatro modalidades organizativas que
permiten y facilitan al empresario el cumplimiento de esta obligación:

       1./ La asunción personal de la actividad de prevención,
       2./ La designación por el empresario de uno o varios trabajadores para llevarla
       a cabo.
       3./ La constitución de un Servicio de Prevención propio.
       4./ La constitución de un Servicio de Prevención ajeno.

       1./ Es una modalidad excepcional de la organización preventiva en la empresa
que supone un tratamiento diferenciado y favorable para las pequeñas empresas.
       Esta reservado exclusivamente a empresarios individuales, titulares de
empresas de menos de seis trabajadores (de uno a cinco trabajadores), siempre que
adicionalmente concurran una serie de circunstancias.
       Estas circunstancias son las siguientes:
        Que se trate de empresas de menos de seis trabajadores.
        Que las actividades desarrolladas no estén incluidas en el Anexo I del
           Reglamento de los Servicios de Prevención. Dicho Anexo establece los
           trabajos y actividades calificadas como más peligrosas y de mayor nivel de
           riesgo.
        Que el empresario desarrolle de forma habitual su actividad en el centro de
           trabajo. es decir, que efectivamente trabaje personalmente en su propio
           centro de trabajo.
        Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que
           asume desarrollar (esta capacidad se adquiere con la realización de un
           curso mínimo de 30 horas).
                     V. RIVERA ASOCIADOS
                           Auditores Consultores

        En cualquier caso, este empresario no podrá realizar las actividades relativas a
la vigilancia de la salud de los trabajadores.

       2./ La designación de uno o varios trabajadores para ocuparse de la actividad
preventiva. Los trabajadores designados por el empresario deberán tener la capacidad
necesaria, disponer del tiempo y de los medio precisos y ser suficiente en número,
teniendo en cuenta el tamaño de la empresa y los riesgos a que están expuestos los
trabajadores y su distribución en la misma.
       No será necesaria la designación de trabajadores cuando el empresario asume
directamente la actividad preventiva, conforme a lo establecido en el punto primero.
       La capacidad a que se hace referencia por parte de los trabajadores se
establece en el Reglamento mediante la posesión o la adquisición por parte de los
trabajadores que realicen estas funciones de una formación especifica según el nivel
que desempeñen, necesitando unas horas de formación según sea el nivel básico (30
horas), nivel intermedio (300 horas) y nivel superior (600 horas).

       La determinación del número, medios y tiempo disponible corresponde al
empresario al establecer el Sistema de Prevención, si bien, no debe perder de vista que
deberá someter la organización preventiva que implante al control de la Auditoria o
evaluación externa, que puede dictaminar la suficiencia o insuficiencia del sistema de
prevención implantado.

      3./ El empresario está obligado a constituir Servicios de Prevención propio
cuando concurra alguna de estas tres circunstancias:
       Que se trate de empresas de mas de 500 trabajadores.
       Que siendo empresas de entre 250 y 500 trabajadores desarrollen alguna de
          las actividades consideradas como muy peligrosas por el propio reglamento.
       Que tratándose de empresas no incluidas en ninguno de los dos apartados
          anteriores, así lo decida la Autoridad Laboral. En est supuesto, el
          empresario no está obligado inicialmente a establecer un sistema de
          Prevención propio, esta obligación nace cuando así lo decida la Autoridad
          laboral.

       4./ Por último, respecto a los sistemas de Prevención Ajenos, estos sistemas son
las entidades especializadas ajenas a la empresa, y con las cuales, el empresario
deberá realizar un contrato
       Es una de las modalidades de organización de la Prevención que puede el
empresario elegir para el cumplimiento de su obligación genérica de Prevención, y es
una modalidad, sin duda, frecuente, en cuanto sustitutiva sin apenas
condicionamientos, de los otros tres sistemas posibles establecidos en la Ley.

       2. VIGILANCIA DE LA SALUD.

       El empresario debe proporcionar a sus trabajadores la vigilancia periódica de
su estado de salud, con relación a los riesgo inherentes al trabajo (articulo 22 Ley
Prevención Riesgos Laborales).
                     V. RIVERA ASOCIADOS
                          Auditores Consultores

       Las pruebas a tal efecto serán realizadas por personal sanitario con
competencia técnica, formación y capacidad acreditadas, y sus resultados deben ser
comunicados a los trabajadores afectados, respetando siempre el derecho a la
intimidad y confidencialidad de la información. Por ello, el empresario y las personas
u órganos con responsabilidades en materia de prevención serán informados
únicamente de las conclusiones que se refieran a la aptitud del trabajador para el
desempeño de su puesto, o si es necesario mejorar las medidas de protección y
prevención.
       Estos reconocimientos médicos son voluntarios, y por tanto solo podrán
realizarse cuando el trabajador preste su consentimiento, exceptuando tres casos
(previa consulta a los representantes de los trabajadores):

                     1. Cuando sean imprescindibles para evaluar los efectos de las
                        condiciones de trabajo sobre la salud del trabajador.
                     2. Cuando sean necesarios para verificar que el estado de salud
                        del trabajador puede constituir un peligro para el mismo,
                        para los demás trabajadores o para otras personas
                        relacionadas con la empresa.
                     3. Cuando así este establecido en alguna disposición legal.

       De acuerdo con los riesgos recogidos en la evaluación, se protocolizaran los
reconocimientos médicos a realizar. Debe quedar constancia escrita de la disposición
de la empresa a ofrecer este tipo de asistencia, de la voluntad de cada uno de los
empleados a realizarse las pruebas y de los resultados de las misma para el puesto de
trabajo desempeñado (apto/ no apto).

       Hay que destacar a este respecto, que desde el año 2002, no son validos para
cumplir con la obligación empresarial de Vigilancia de la Salud, los reconocimientos
médicos ordinarios que venia realizando la Mutua de Accidentes de Trabajo, de tal
manera que hay que contratar estos servicios expresamente con alguna entidad
especializada, bien la Mutua, bien cualquier otra empresa especializada.

       3. RESPONSABILIDADES Y SANCIONES POR EL INCUMPLIMIENTO
       DE LA LEY DE PREVENCION RE RIESGOS LABORALES.

        En materia de responsabilidad por el incumplimiento de la Ley de Prevención
de Riesgos Laborales, tanto las Infracciones como las Sanciones se recogen en el Real
Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de Agosto, por el que se aprueba el texto refundido de
la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, concretamente en los
artículos 11, 12 y 13 de la citada Ley, correspondiendo correlativamente a las
Infracciones Leves, Graves y Muy Graves
                     V. RIVERA ASOCIADOS
                          Auditores Consultores

       Así, serian Infracciones Leves las recogidas en el citado artículo 11,
desatacando a titulo demostrativo las siguientes:
        Falta de orden y limpieza en el centro de trabajo. No tramitar los
           correspondientes Partes de Accidentes de trabajo. No comunicar la
           apertura de un Centro de Trabajo, o la continuación si se realizaron
           modificaciones o aplicaciones de importancia. Cualesquiera otras que
       afecten a obligaciones de carácter formal o documental exigidas por la Ley de
       Prevención de riesgos Laborales.

       Serían Infracciones Graves:
        No realizar las Evaluaciones de Riesgos, su actualización o revisión, o no
           realizar las actuaciones que de esta Evaluación se deriven. No realizar
           reconocimientos médicos. No comunicar a la Autoridad Laboral los
           accidentes ocurridos cuando sean calificados como graves, muy graves o
           mortales. El incumplimiento de realizar la planificación preventiva.
           Designar a trabajadores puestos de trabajo incompatibles con sus
           condiciones personales, físicas o psicofísicas. El incumplimiento de la
           obligación de formación e información a los trabajadores. No adoptar
           mediadas contra incendios y evacuación de trabajadores. Incumplimiento
           de las obligaciones de protección individual, señalización, etc.

       Serían Infracciones Muy Graves:
        No observar las medidas de protección de la Salud de trabajadores en
           periodo de embarazo, o en caso de menores. Incorporar a trabajadores a
           puestos incompatibles con sus características que impliquen riesgo grave
           para su salud.     No guardar confidencialidad en relación a los datos
           obtenidos en reconocimientos médicos. Superar los limites a la exposición
           de agentes nocivos. No paralizar la actividad en caso de riesgo grave e
           inminente a petición de la Inspección de Trabajo.

       Las Sanciones que correspondería estos tipos de faltas, y que se podrán imponer
en sus grados de mínimo a máximo, en función de determinadas características como
su peligrosidad, el carácter permanente o transitorio de los riesgos, el número de
trabajadores afectados, la conducta general seguida por el empresario en relación a la
observancia de la normativa en prevención de riesgos laborales, etc, serian las
siguientes:
        Sanción Leve.
            - Grado Minimo.:30,05 a 300,51 euros.
            - Grado Medio.:300,52 a 601,01 euros.
            - Grado máximo.:601,02 a 1.502,53 euros.

          Sanción Grave.
           - Grado Minimo.:1.502,54 a 6.010,12 euros.
           - Grado Medio.:6.010,13 a 15.025,30 euros.
           - Grado máximo.:15.025,31 a 30.056,05 euros.
             V. RIVERA ASOCIADOS
                  Auditores Consultores

   Sanción Muy Grave.
    - Grado Mínimo.: 30.050,62 a 120.202,42 euros.
    - Grado Medio.: 120.202,43 a 300.506,05 euros.
    - Grado máximo.:300.506,06 a 601.012,10 euros.




                                       AREA          JURIDICO-LABORAL
                                       Noviembre 2.002

								
To top