Morir en sábado ¿tiene sentido la muerte de un by cometjunkie57

VIEWS: 91 PAGES: 2

									Morir en sábado ¿tiene sentido la muerte de un niño? Carlo Clerico Medina Desclée de Brouwer Bilbao 2008 p. 256 PVP 14 €

Aunque el título puede sorprender en un principio, y hasta despistar, se trata de un libro excepcional, de un libro que no te deja indiferente. Es un libro que de entrada puede causar rechazo por el tema que aborda, pero es indudable que te hace pensar. No puedo negar que se trata de un libro que hace llorar, de un libro triste, porque la muerte de un niño en cualquier circunstancia es una tragedia. Pero al mismo tiempo es un libro lleno de enseñanzas y de esperanza. El libro recoge de la mano de Carlo la historia de cinco niños que murieron cuando empezaban a vivir, arrebatados de la vida por una enfermedad tan terrible como es el cáncer. Pero a pesar de lo terrible de esa experiencia vivieron intensamente y sus vidas fueron todo un acontecimiento para aquellos que los rodearon en esas circunstancias tan excepcionales. Como dice Carlo ante la muerte el por qué es una pregunta que no conduce a ningún lado porque no existen razones que puedan justificar en ningún caso la muerte de un niño. Las preguntas que puedan dar un cierto sentido a un sin sentido serían para qué y para quién. Porque aunque parezca un absurdo la muerte de un ser querido puede ser toda una lección, la muerte puede provocar todo un cambio en nuestras prioridades y reorientar nuestra vida dándole un nuevo sentido. La muerte de estos niños y de la forma en que lo hicieron es toda una lección para aquellos que vivimos.

Carlo, que a parte de su trabajo se ha especializado en ayudar a acompañar a niños que se encuentran en fase terminal, nos dice que acompañar implica escuchar y en numerosas ocasiones estar en silencio, ese silencio que dice más que las muchas palabras. Me gusta en particular la oración que utiliza Carlo de Santa Teresa, una oración que por repetida no deja de estar llena de un significado profundo: “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, Sólo Dios Basta.”


								
To top