ESTUDIO MONOPOLIO by olliegoblue28

VIEWS: 562 PAGES: 52

									ZARAMA & ASOCIADOS CONSULTORES S.A.

EVALUACION DE LA EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO DE LICORES EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA

Consultores: FERNANDO ZARAMA MAGDA MONTAÑA JIMENA DIAZ

Bogotá D.C.- Neiva (Huila) Septiembre de 2007.

1

EVALUACION DE LA EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO DE LICORES EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA
Presentación 1. MARCO CONSTITUCIONAL Y LEGAL DEL MONOPOLIO DE LOS LICORES a. Marco constitucional y desarrollo jurisprudencial de la concepción del Monopolio. b. Autorización y aplicación opcional del Monopolio: c. Alcance del ejercicio del Monopolio: d. Explotación por terceros del monopolio de licores. e. Sobre que bienes se ejerce Monopolio de licores f. Ingerencia de los convenios internacionales sobre el ejercicio del Monopolio.

g. Base de liquidación de la participación obligatoria en el Monopolio. h. El IVA en la explotación y ejercicio del Monopolio de Licores destilados. 2. EL MERCADO DE LOS LICORES a. Participación en valor y en volumen total por tipo de licor: b. Principales Agentes por tipo de licor destilado c. Evolución del mercado de acuerdo a las modificaciones de la Ley 788 de 2002 3. EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO EN EL PAIS a. La Comercialización de los Licores de las Licoreras Oficiales b. La Competitividad de Las Licoreras Departamentales c. Administración Pública Versus Administración Privada d. Causas de la baja Competitividad de las Licoreras Oficiales 4. EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO EN EL DEPARTAMENTO a. El monopolio o el impuesto al consumo. b. El mercado del aguardiente y los rones en el Huila.

2

c. La concesión de la Industria licorera. d. Las ventas reales de Aguardiente y el Stock de productos. e. Los ingresos del Departamento con la concesión. f. La eficiencia económica del concesionario. 5. VALORACION DE OTRAS EXPERIENCIAS DE EXPLOTACIÓN a. Explotación Directa del Monopolio (Experiencia de la Fábrica de Licores de Antioquia) b. Maquila con distribución Directa (Experiencia del Departamento de Nariño) c. Producción directa con distribución privada. (Experiencia de Cundinamarca) d. Producción propia y maquila a terceros. (Caso de la Industria Licorera de Caldas) 6. MODELOS DE EXPLOTACION Y COMPARACION CON OTRAS EXPERIENCIAS a. Concesionario con maquila b. Modelo de concesión al 5% c. Modelo de concesión al 10% d. Modelo para armar e. Comparación de las alternativas f. Inversión en publicidad por botella y Departamento 7. CONCLUSIONES a. Sobre la explotación del monopolio de licores. b. Sobre el mercado de licores. c. Debilidades de la actual concesión. 8. RECOMENDACIONES a. General b. Particulares

3

EVALUACION DE LA EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO DE LICORES EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA
INDICE DE CUADROS: CUADRO NO. 1
VENTAS REGISTRADAS POR AGENTES ECONÓMICOS

CUADRO NO. 2 VENTAS TOTALES POR PRODUCTO CUADRO No. 3 PROYECCION CONSUMO CUADRO No. 4 VENTAS A NIVEL NACIONAL : AGUARDIENTE Y RON CUADRO No. 5 FORMA DE EXPLOTACIÓN DE MONOPOLIO POR DEPARTAMENTOS CUADRO No. 6 COMPARACION MONOPOLIO E IMPOCONSUMO CUADRO No. 7 VENTAS DE RON Y AGUARDIENTE EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA CUADRO No. 8 VENTAS PRODUCTOS EXPLOTADOS POR LICORSA CUADRO No. 9 VENTAS DE AGUARDIENTE REALES Vs. VENTAS CONTRACTUALES CUADRO No. 10 RENTAS RECIBIDAS POR EL DEPARTAMENTO DEL HUILA CUADRO No. 11 LICORSA REPORTE CUADRO No. 12 GASTOS DE PROMOCIÓN LICORSA CUADRO No. 13 LICORSA AJUSTADO FILIAL

4

CUADRO No. 14 EXPERIENCIA FLA CUADRO No. 15 EXPERIENCIA NARIÑO CUADRO No. 16 EMPRESA DE LICORES DE CUNDINAMARCA CUADRO No. 17
CONCESIONARIO CON MAQUILA

CUADRO No. 18
MODELO HUILA CON 5%

CUADRO No. 19 MODELO HUILA CON 10% CUADRO No. 20 MODELO PARA ARMAR CUADRO No. 21 COMPARACION MODELOS Y EXPERIENCIAS CUADRO No. 22 INVERSION EN PUBLICIDAD POR BOTELLA

5

EVALUACION DE LA EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO DE LICORES EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA
INDICE DE ANEXOS: ANEXO NO. 1 CERTIFICADO DE EXISTENCIA Y REPRESENATCION LEGAL DIMER CERTIFICADO DE EXISTENCIA Y REPRESENTACION LEGAL LICORSA INFORMACION LICORSA COSTOS Y GASTOS DEPARTAMENTO DE NARIÑO

ANEXO NO. 2 ANEXO NO. 3

6

EVALUACION DE LA EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO DE LICORES EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA
PRESENTACION El objeto del presente estudio es hacer un análisis jurídico - económico que permita evaluar el sistema de concesión para la explotación de la marca propia del aguardiente dentro del esquema del ejercicio del monopolio de licores por parte del Departamento, establecer los aspectos positivos y negativos del sistema actual de explotación de concesión y presentar recomendaciones técnicas sobre la materia. En diciembre del presente año se vence el plazo contractual de la concesión entre el Departamento del Huila y la industria de Licores Global S.A. LICORSA, para la producción y comercialización del aguardiente Doble Anís. Esta evaluación parte de un análisis del marco constitucional y legal del monopolio de licores, de la revisión de las condiciones del mercado de licores y su variación a nivel nacional y del departamento del Huila, se recogen algunas experiencias “tipo” en la explotación por parte de otros departamentos, y se formulan unos modelos de explotación para el Departamento, y se presentan unas conclusiones y recomendaciones finales, que pueden ayudar a ilustrar las definiciones que sobre este aspecto debe tomas el Departamento en los próximos meses. Para desarrollar el presente trabajo se adelanto un proceso de recolección de información para lo cual se realizaron entrevistas personales con funcionarios tres de las principales licoreras del país (Antioquia, Caldas y Cundinamarca), con funcionarios de la oficina de distribución de Aguardiente Nariño suscritos al Departamento, con el director jurídico de la Federación Nacional de Departamentos, Doctor Eduber Gutiérrez, con el Subdirector de Fortalecimiento Institucional Territorial de la Dirección de Apoyo Fiscal, Doctor Luis Fernando Villota Quiñones y con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda del Huila. Se adelantó una entrevista a Licorsa S.A., en la cual se aclararon algunos aspectos, pero no se recibió la información financiera y contable que se requería, de la cual sólo dos días antes de la presentación preliminar de este informe al Departamento se recibió un reporte con los Costos y Gastos por unidad y alguna otra información; pero muchas de las consideraciones y conclusiones son deducidas por carencia de información directa. Se consultó la documentación, estadísticas y estudios existentes sobre el monopolio de licores de FEDESARROLLO, el DANE, Planeación Nacional, ACIL y la Federación de Departamentos, así como del estudio de SELFINVER contratado por la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA). Igualmente se investigaron en Internet los estudios sobre el tema, realizados por la Contraloría General de la Nación, algunas Secretarías de Hacienda, de salud y Gobernaciones de los diferentes departamentos. Adicionalmente la Secretaría de Hacienda del Departamento entregó documentos que poseía en su archivo sobre la concesión con Licorsa S.A.

7

Con base en esta labor desarrollada se presentan finalmente unas conclusiones y recomendaciones, advirtiendo de antemano que este tema, en especial la discusión sobre el ejercicio del monopolio, con las ventajas y desventajas que ello implica, frente a la alternativa tributaria de libertad comercial con el impuesto al consumo; es un tema no concluido que ante la dinámica de la economía nacional e internacional tendrá que abordarse en conjunto por todos los departamentos y el congreso, con nuevas definiciones legales y constitucionales que en la perspectiva se requieren.

1. MARCO CONSTITUCIONAL Y LEGAL DEL MONOPOLIO DE LOS LICORES a. Marco constitucional y desarrollo jurisprudencial de la concepción del Monopolio.

El monopolio de la producción y distribución de licores es un derecho constitucional que tienen los departamentos para ejercer limitaciones y restricciones dentro de su jurisdicción, de conformidad con el artículo 336 de la Constitución Nacional, desarrollo y alcance que es estudiado en el acápite correspondiente de este trabajo. Es preciso señalar que aunque la constitución nacional, señala que la organización, administración, control y explotación de los monopolios rentísticos estarán sometidos a un régimen propio, fijado por la lev de iniciativa gubernamental, para el caso del monopolio de licores no se ha expedido una ley unificada de régimen propio las disposiciones legales que lo han regulado han estado dispersas, y han sido las siguientes. El Marco constitucional esta dado por el Art. 336 de la Carta Política el cual señala: “Ningún monopolio podrá establecerse sino como arbitrio rentístico, con una finalidad de interés público o social y en virtud de la ley. La ley que establezca un monopolio no podrá aplicarse antes de que hayan sido plenamente indemnizados los individuos que en virtud de ella deban quedar privados del ejercicio de una actividad económica lícita. La organización, administración, control y explotación de los monopolios rentísticos estarán sometidos a un régimen propio, fijado por la ley de iniciativa gubernamental. Las rentas obtenidas en el ejercicio de los monopolios de suerte y azar estarán destinadas exclusivamente a los servicios de salud. Las rentas obtenidas en el ejercicio del monopolio de licores, estarán destinadas preferentemente a los servicios de salud y educación. La evasión fiscal en materia de rentas provenientes de monopolios rentísticos será sancionada penalmente en los términos que establezca la ley.” El Gobierno enajenará o liquidará las empresas monopolísticas del Estado y otorgará a terceros el desarrollo de su actividad cuando no cumplan los requisitos de eficiencia, en los términos que determine la ley. 8

En cualquier caso se respetarán los derechos adquiridos por los trabajadores”. Del desarrollo de esta disposición constitucional, el juez constitucional ha determinado los siguientes parámetros que determinan el alcance de la definición del ejercicio del monopolio y el alcance del mismo. En la Sentencia 1191 del 15 de Noviembre de 2001, se trata la naturaleza de las rentas provenientes de monopólios rentísticos, autonomia territorial, reserva legal y principio de igualdad. En términos de la Corte Constitucional se toma una definición del Monopolio desde un punto de vista económico, como una situación en donde una empresa o individuo es el único oferente de un determinado producto o servicio; también puede configurase cuando un solo actor controla la compra o distribución de un determinado bien o servicio. En el caso del monopolio ejercido por el estado, este se reserva la explotación de ciertas actividades económicas, no con el fin de excluirlas del mercado, sino para asegurar una fuente de ingresos que le permita atender sus obligaciones. Así también en la Sentencia 316 del 24 de abril de 2003, se encuentra la definición de Monopolio desde el punto de vista económico, indicando que se caracteriza por la condición de exclusividad o clara ventaja o preponderancia que ostenta una persona, pública o privada, para realizar una actividad determinada y controlar el mercado. En este proveído se señala que solo justifica esta practica en el orden constitucional, a pesar de que el animo del constituyente es el de evitar las prácticas monopolísticas, toda vez que restringen la libertad económica y la libre competencia, por cuanto desde la orbita del art. 336 de la Constitución se constituye como arbitrio rentístico, con la titularidad exclusiva del estado, bajo un finalidad de interés publico y social, es decir, el monopolio es un instrumento que protege la explotación de determinadas actividades económicas para que el estado se procure cierto nivel de ingreso con el fin de atender sus obligaciones. Es decir, que para la corte el Monopolio se constituye en una situación excepcional por ser una practica económica que en principio es una práctica insana y prohibida por nuestro ordenamiento jurídico toda vez que restringen la libertad económica y la libre competencia; muestra de ello lo es el artículo 333 de La Carta Política que preceptúa, que “La actividad económica y la iniciativa privada son libres, dentro de los límites del bien común. Para su ejercicio, nadie podrá exigir permisos previos ni requisitos, sin autorización de la ley”. También señala en su penúltimo inciso “El Estado, por mandato de ley, impedirá que se obstruya o se restrinja la libertad económica y evitará y controlará cualquier abuso que personas o empresas hagan de sus posición dominante en el mercado nacional”. No obstante lo anterior, el mismo ordenamiento jurídico de igual forma ha establecido las excepciones ha esta regla de libertad económica, las cuales se desprenden de la ley en la medida que esta misma delimita el alcance de la libertad económica, cuando así lo exijan el interés social, el ambiente y el patrimonio cultural de la Nación; bajo este supuesto es que se ha establecido por la misma constitución en el art. 336, sin que se contradigan las disposiciones del art. 336 ibídem, que el Estado, se reserva la explotación de ciertas actividades económicas, no con el fin de excluirlas del mercado, sino para asegurar una fuente de ingresos que le permita atender sus obligaciones, es decir establecer un monopolio rentístico el cual debe ceñirse bajo los siguientes lineamientos:

9

a. Que todo monopolio rentístico busca satisfacer una finalidad de interés público. b. Debe constituir un arbitrio rentístico. c. Es necesaria la indemnización previa a los individuos que se vean privados de su ejercicio. Además, esa misma disposición predetermina la destinación de alguna de estas rentas como para el caso de los licores que se señala que preferentemente a salud. d. Se obliga al gobierno a liquidar estos monopolios si no demuestran ser eficientes. Revisando antecedentes jurisprudenciales, encontramos bajo la misma línea posiciones similares señaladas con anterioridad a la vigencia de la constitución de 1991, así: 1. Sentencia de 24 de julio de 1979; Sala Plena Corte Suprema de Justicia, por la cual se señala que se autorizan los monopolios de derecho, consistentes en reservar al Estado, en forma exclusiva, cualquier actividad que produzca ingresos, lo cual por definición, implica que se prohíbe a los particulares el ejercicio de las mismas. 2. Sentencia 154 de 1996; Corte Constitucional, que define monopolio desde un punto de vista económico como la situación que se da cuando una empresa o individuo es el único oferente de un determinado producto o servicio. 3. Sentencia 313 de 1994; Corte Constitucional, señala las razones y fines del monopolio, estableciendo que ningún monopolio podrá establecerse sino como arbitrio rentístico con una finalidad de interés publico y social y en virtud de la ley. b. Autorización y aplicación opcional del Monopolio: Esta es otra característica del ejercicio del Monopolio de los licores destilados se extrae del artículo 121 del Decreto Ley 1222 de 1986 ya referido, y del artículo 51 de la Ley 788 de 2002, la cual expresa que el ejercicio de la actividad monopólica, es facultativo de las asambleas departamentales en opción a aplicar el régimen impositivo que es el del impuesto al consumo, si el monopolio no conviene. Ello significa que en relación con los licores destilados, o se ejerce el monopolio y consecuentemente con ello se cobra la participación porcentual sobre el precio de venta, o se cobra el impuesto al consumo, pero no ambas cosas. De otra parte, en aquellos departamentos en que se encuentre establecido el monopolio de licores de licores destilados, concomitantemente también existe el impuesto al consumo para los demás productos, no sujetos al monopolio. De esta característica también proviene la autorización exclusiva a la asamblea departamental para regular la explotación del monopolio, por ello es el ente llamado a determinar las tarifas de la participación, la forma de explotación del monopolio en el departamento y las autorizaciones a las autoridades para aplicar y desarrollar el monopolio en su jurisdicción. c. Alcance del ejercicio del Monopolio: Con respecto al alcance del ejercicio del monopolio, tenemos que con base en lo establecido en el artículo 121 del Decreto 1222 de 1986, se ha entendido que corresponde al conjunto de actividades productivas cuyo objeto inmediato no es únicamente la transformación de la materia (producción), sino también la distribución del producto industrial, su comercialización, directamente por el departamento o a través de terceros a su nombre y previa la celebración de los contratos 10

respectivos. Es decir el monopolio se extiende a la introducción y venta en la jurisdicción de un departamento bien de los licores de producción nacional elaborados en otro departamento o bien de los licores importados. Al respecto encontramos como precedente el Concepto de la Sala de Consulta y Servicio Civil del 7 de noviembre de 2002, radicado 1458, Consejera ponente: Dra. Susana Montes de Echeverri, en el cual señalan: “Como se indicó en la respuesta a la primera pregunta, el monopolio comprende el conjunto de actividades productivas cuyo objeto inmediato no es únicamente la transformación de la materia (producción), sino también la distribución o comercialización del producto industrial, introducción y venta. No se trata de tres monopolios diferentes, sino que el único existente comprende las tres fases o etapas: producción, distribución o comercialización ( cuando se trate de actividades realizadas directamente por el ente territorial o por terceros a su nombre y previa la celebración de un contrato) o la introducción y venta en la jurisdicción de un ente territorial, bien de los productos elaborados y vendidos en la jurisdicción de otro departamento ora fabricados en el exterior e importados al país. La introducción y venta de licores destilados de producción nacional, hacen parte del monopolio establecido a favor de las entidades territoriales, pero, como se señaló en el inciso primero de esta respuesta, ella se refiere a la introducción y venta en la jurisdicción de un ente territorial, bien de los productos elaborados y vendidos en la jurisdicción de otro departamento, o bien fabricados en el exterior e importados para ser distribuidos en la jurisdicción del ente territorial.” Tal y como lo indica su nombre el monopolio consiste en la exclusividad del departamento de realizar actividades económicas relacionadas con los licores destilados y es por ello que, cualquier persona que quiera realizar alguna de las actividades monopolizadas por el departamento por disposición legal debe obtener previamente su permiso, y al respecto afirma la DAF del Ministerio de Hacienda en el concepto No 5838 de 2001, que para ello se debe proceder solo una vez se celebren los convenios económicos con las firmas productores, introductoras o importadoras y se establezca en tales convenios la participación porcentual del departamento, sobre el precio de venta del producto. Con respecto a la determinación de la ley respecto del ejercicio del monopolio en producción el Decreto Ley 1222 de 1986, artículo 1231 precisa la amplitud para celebrar la contratos de intercambio o de comercialización que se requieran bajo las reglas de contratación para producir y comercializar los productos y en específico para la introducción y venta de productos no propios dispone que “será necesario obtener previamente su permiso, que solo lo otorgará una vez se
1

ARTICULO 123. En desarrollo del monopolio sobre la producción, introducción y venta de licores destilados, los Departamentos podrán celebrar contratos de intercambio con personas de derecho público o de derecho privado y todo tipo

de convenio que, dentro de las normas de contratación vigentes, permita agilizar el comercio de estos productos.
Para la introducción y venta de licores destilados, nacionales o extranjeros, sobre los cuales el Departamento ejerza el monopolio, será necesario obtener previamente su permiso, que solo lo otorgará una vez se celebren los convenios económicos con las firmas productoras, introductoras o importadoras en los cuales se establezca la participación porcentual del Departamento en el precio de venta del producto , sin sujeción a los límites tarifarios aquí establecidos.

11

celebren los convenios económicos con las firmas productoras, introductoras o importadoras en los cuales se establezca la participación porcentual del Departamento en el precio de venta del producto . Bajo esta misma línea en apartes del concepto de la sala de consulta y servicio ya referido, del año 2002, señala: “ … 5.Los particulares solamente pueden realizar la producción y comercialización, o la introducción y venta de licores destilados, cuando tengan un contrato celebrado con las entidades territoriales dueñas del monopolio de licores destilados que los habilite para realizar dichas actividades. Sin embargo, bien podría ocurrir que la entidad territorial prefiera o le convenga celebrar contratos diferentes para la producción y venta, o que solo interese la contratación de la comercialización o distribución.” Es importante resaltar de este alcance del ejercicio del Monopolio que el departamento cuenta con diferentes formas jurídicas de desarrollarlo así. 1. La gran primera opción del ejercicio del monopolio por los departamentos, es la decisión de si se ejerce el Monopolio, es decir si se preceptúan restricciones de productos de licores destilados que pueden ser vendidos en la jurisdicción del departamento. Es decir tiene la facultad de limitar la entrada de productos a su jurisdicción o de liberar la entrada de productos, por ello la disposición legal prevé que del mero ejercicio de esta faculta le proviene el derecho a cobrar una regalía o participación por ello, de no ejercer esta facultad, la renta que percibirá es la del impuesto al consumo bajo las reglas dadas por la Ley 788 de 2002. Cuando el departamento opta por ejercer su facultad de limitar la entrada de productos, es decir de conceder autorizaciones y determinar que productos de licores destilados y alcoholes potables, se venden en el Introducción y venta en la jurisdicción departamental de productos no propios. Bajo esta forma de explotación del monopolio, el departamento ostenta la facultad en primera medida de determinar cuáles son los licores destilados que están autorizados para el ingreso y venta de productos en su jurisdicción y en que condiciones de tiempo y cantidades se venderán los productos por particulares, bajo convenios suscritos con las personas interesadas. 2. Explotación (producción y comercialización) de sus propias marcas. Esta explotación puede ser en forma directa con su propia infraestructura o a través de particulares a su nombre que previo contrato pueden realizar la producción y comercialización de sus productos. O directamente produciendo, su marca pero no con su propia infraestructura, sino contratando el servicio de maquila y distribuyendo su producto directamente o a través de terceros previo contrato. De esta forma de explotación el Departamento puede recibir recursos vía participación obligatoria en el monopolio la cual es fijada por la ordenanza y además recursos 12

contractuales porcentuales y por utilidad en el negocio. Esta forma de ejercicio del monopolio puede o no ir acompañada de restricción de la entrada de otros productos similares y los ingresos que percibe el departamento son los originados por la participación o regalía y por la utilidad propia del negocio de producción y comercialización.

3. Comercialización por el departamento de productos que no son su propia marca. El Departamento podría realizar la distribución y venta de productos que no son su marca, caso en el cual podría percibir además de ingresos por la participación porcentual, la utilidad por la actividad de distribución, esta actividad la puede hacer directamente o con la subcontratación de terceros. Esta forma de explotación directa por el departamento de una de las actividades monopólicas, puede ir o no acompañada de de restricción en la entrada de productos similares a los que comercializa. d. Explotación por terceros del monopolio de licores. Frente a este punto es bastante clara la posición plasmada por la sección tercera del Consejo de Estado el 18 de abril de 1996, en la cual desarrolla que si es legal la posibilidad que terceros colaboren con la administración territorial a fin de realizar la explotación del monopolio de licores en sus distintas etapas o fases, se concluyó por parte de la corporación, que a pesar de que el monopolio se entiende que siempre es de naturaleza fiscal, el cual supone un arbitrio rentístico, y que en principio excluye a los particulares, no implica forzosamente según palabras del Consejo de estado que la actividad monopolizada deba cumplirse siempre por la administración. Por lo tanto se da a entender que no existe una necesidad de que la ley expresamente autorice a particulares a celebrar contratos con el titular del monopolio para la administración y manejo de la actividad monopolizada necesaria para el funcionamiento de la empresa objeto del monopolio. Se recalca por parte de la corporación que no existe una cesión de la propiedad, solo se busca que el titular del monopolio que quiere ceder a un particular la gestión y la administración del mismo debe someter dicha contratación a la verificación de una serie de requisitos que no desvirtúen la esencia del monopolio y no se desvié como un privilegio a favor del concesionario, es importante sentar que la cesión solo es respecto de la gestión o administración de la actividad, porque el único titular con capacidad constitucional facultado por la ley para que se erija una industria como monopolio es la persona pública departamental. Es importante recalcar como la jurisprudencia señala que aquel al que se le sede la gestión y administración se constituye única y exclusivamente como un administrador delegado a nombre de la persona jurídica que por mandato de la ley goza de la atribución privativa de derivar una renta por el ejercicio de una actividad industrial no permitida a las personas privadas. Da cuenta de esta posición: “Así, la cesión que haga será sólo de la gestión o administración de la actividad que constituye el monopolio, porque éste seguirá en cabeza de la persona pública, única titular con capacidad constitucional para que en su favor la ley erija una industria como monopolio, o sea como herramienta o instrumento para imponer un tributo.”

13

En este mismo sentido, pero revisando el soporte legal de explotación de este monopolio, señala la Corte Constitucional en providencia C- 475 de 1994, que la creación de un arbitrio rentístico bajo los lineamientos de el art. 336 de Constitución debe hacerse por medio de una ley, sometiendo la organización, administración, control y explotación a un régimen propio. Entendiendo dicho régimen a la luz de disposición constitucional como conveniente o adecuado, esto con el fin de que el legislador de manera general determine la forma de organización, administración, control y explotación del monopolio. Es importante señalar que el legislador sólo ha expedido un estatuto único para regular el régimen propio del monopolio de juegos de suerte y azar (ley 643 de 2000), sin expedir un estatuto respecto del monopolio licores, mas si ha dispuesto lo pertinente en diferentes disposiciones, como la ley 14 de 1983, la cual en el artículo 63 dispone que los departamentos podrán celebrar contratos de intercambio con personas de derecho publico o derecho privado y todo tipo de convenio que, dentro de las normas de contratación vigentes, permita agilizar el comercio de estos productos. Así mismo, el artículo 123 del Decreto-ley 1222 de 1986, dispone que para la introducción y venta de licores destilados nacionales o extranjeros sobre los cuales el departamento ejerza el monopolio, será necesario obtener previamente su permiso, que solo lo otorgara una vez celebren los convenios económicos con las firmas productoras, introductoras o importadoras en los cuales se establezca la participación porcentual del departamento en el precio de venta del producto, sin sujeción a los limites tarifarios establecidos en esta ley. En conclusión es claro que en desarrollo del monopolio constitucional, éste autoriza a que entidades territoriales titulares del mismo puedan celebrar contratos con particulares autorizados por las normas de contratación vigente. En materia de de producción, comercialización o distribución de productos, existe una gran libertad para escoger el tipo de contrato que mas convenga a la entidad, con respeto de las reglas para la realizarse una licitación, concurso o invitación con observancia de los principios generales de la contratación estatal, esto con el fin de que participen todos cuantos tengan interés en acceder al desarrollo de la actividad monopólica estatal. De las anteriores precisiones por la jurisprudencia constitucional y del Consejo de Estado, frente a la aplicación de la preceptiva constitucional y legal se tiene que el derecho a la explotación del monopolio no es susceptible de venta o transferencia a cualquier título aunque se puede celebrar otro tipo de contratos para autorizar esa explotación o para su distribución y/o comercialización. No obstante los bienes afectos al ejercicio de la producción y explotación si son posibles de vender por cuanto constituyen activos, sea el caso de los bienes muebles, inmuebles, las marcas y derechos o participaciones. Así mismo se identificó que el departamento podría suspender la explotación del monopolio y a cambio aplicar el impuesto al consumo. Así la venta de activos, marcas y derechos que sería lo posible vender sería viable económicamente, solo si se suspende el ejercicio del Monopolio. e. Sobre que bienes se ejerce Monopolio de licores: Esta prerrogativa se ejerce sobre las bebidas denominadas en la ley como licores destilados, tanto de producción nacional como importadas y no se aplica a bebidas de menos de 20 grados como vinos y cervezas, ni sobre alcoholes impotables. Dentro de los productos más comúnmente

14

explotados en Colombia a través de monopolio esta los licores destilados anisados (aguardiente) y ron y el de alcoholes potables. Al respecto tenemos que el artículo 1212 del Decreto ley 1222 de 1986, precisa que el objeto del monopolio son los licores destilados y dentro de la concepción de licor destilado se ha tenido la de aquellos con graduación superior a 20 grados e incluye alcoholes potables. ( los alcoholes impotables fueron excluidos del monopolio por el artículo 2 de la Ley 693 de 20013, quedando sometidos a la libre competencia). En cuanto a exclusiones del monopolio el mismo Decreto Ley 1222 de 1986 artículo 122, recogió la exclusión existente desde la Ley 14 de 1983 artículo 62, sobre los vinos, los vinos espumosos o espumantes, los aperitivos y similares nacionales. f. Ingerencia de los convenios internacionales sobre el ejercicio del Monopolio.

En el año 2000 se tenía expectativa si la sentencia del Tribunal Andino de Justicia, modificara así fuera parcialmente la situación del ejercicio del monopolio, en especial en cuanto a las restricciones a la producción y distribución de productos importados en los territorios departamentales, por cuanto este dictaminó que Colombia podía conservar sus monopolios de producción de licores pero no podía introducir trabas al comercio o cualquier medida que discriminara el acceso de productos entre departamentos o del exterior del país. No obstante, a la fecha se considera el país ha cumplido con la sentencia del Tribunal Andino, con la expedición de la Ley 788 de 2002, que modificó la carga tributaria diferencial que existía con la Ley 223 de 1995, al establecer tributos equivalentes por grados alcoholimétricos para todos los productos. Ahora en cuanto al ejercicio del monopolio per- se no se considera un incumplimiento al pacto andino, por cuanto el trato que se le da al producto extranjero es igual de discriminatorio que a los productos nacionales, por cuanto por el Monopolio todos tienen barreras territoriales para comercializar los productos. Ahora con la discusión de aprobación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, en la propuesta se involucra una cláusula que contempla el mercado de productos americanos, bajo el supuesto del ejercicio del monopolio de los Departamentos. No obstante, aunque no sea un tema de cumplimiento de convenios internacionales, es evidente y así lo demuestran los estudios económicos citados más adelante que es inevitable la entrada al país de productos importados que entrarán a competir con menores precios a la producción nacional, lo cual pondría en el plano de mercado en discusión el ejercicio del Monopolio.
2 De conformidad con la Ley 14 de 1983, la producción, introducción y venta de licores destilados constituyen monopolios de los Departamentos como arbitrio rentístico en los términos del artículo 31 de la Constitución Política. En consecuencia, las Asambleas departamentales regularán el monopolio o gravarán esas industria y actividades, si el monopolio no conviene conforme a lo dispuesto en los artículos siguientes.
3

ARTÈCULO 2o. La producción, distribución y comercialización de los alcoholes no potables estarán sometidas a la libre competencia, y como tal, podrán participar en ellas las personas naturales y jurídicas de carácter público o privado, en igualdad de condiciones, quedando derogada la autorización conferida por el artículo 11 de la Ley 83 de 1925. PARÊGRAFO 1o. Exceptúanse la producción, distribución y comercialización del alcohol etílico potable con destino a la fabricación de licores, actividades éstas que constituyen el monopolio rentístico de los entes departamentales.

15

Tomando en cuenta esta consideración del riesgo del mercado de otras bebidas alcohólicas, en el estudio realizado por SELFINVER a la FLA, señala que lo constituye los competidores privados, como cerveza, whisky o vinos, que evidencia “el riesgo de sufrir erosiones limitadas pero permanentes en sus ventas con ocasión de la competencia de los privados, de manera que el panorama en 5 o 10 años sea distinto al que se vislumbra en la actualidad.”, convirtiéndose esta en una de las razones por las cuales se justifica la revisión de la venta de activos y bienes de la empresa o cualquier otra forma que permita desde el punto de vista financiero, prever una forma de explotación que minimice el riesgo de la pérdida de la empresa por la competencia del mercado tanto nacional como de importados. g. Base de liquidación de la participación en el Monopolio.

La ley 788 de 2002, artículo 494, puso fin a una discusión desde los inicios de la explotación del monopolio por los departamentos, que se daba por las innumerables tarifas y bases gravables de participación fijadas a libertad por el Departamento. Para contrarrestar esta problemática al modificar la base gravable ad-valorem establecida en la Ley 223 de 1995, por una tarifa de acuerdo al contenido de grados alcoholimétricos para el impuesto al Consumo, también impone la obligación al establecer el monopolio que se utilice la misma base gravable prevista para el Impuesto al Consumo. Bajo la misma línea de homogenizar reglas para determinar la participación en cada departamento que se recauda como compensación o regalía por permitirle al particular la explotación de una actividad de exclusivo ejercicio de los Departamentos, en el artículo 515 de la Ley 788 de 2002, determinaba la autorización expresa para aplicar a los licores destilados una participación y la de fijación de un monto mínimo de participación referido a su cálculo sobre los grados alcoholimétricos sin que pueda ser inferior al impuesto al consumo. Este disposición limitaba que debería haber una tarifa única para todos los productos; no obstante la Ley 812 de 2003, modificó esta restricción en cuanto al ejercicio por parte de la asamblea de fijar una única tarifa a todos los productos y reitera la orden de la Ley 788 de 2002 de determinarla la participación por parte de la Asamblea departamental conforme a los rangos que establece la Ley 788 de 2002. h. El IVA en la explotación y ejercicio del Monopolio de Licores destilados.

Este tema es importante analizarlo, porque tiene una especial incidencia en la estructura de costos de los productos sometidos a Monopolios, que como vemos cambia dependiendo si quien realiza la

4

Artículo 49. Base gravable. La base gravable esta constituida por el número de grados alcoholimétricos que contenga el producto. Esta base gravable aplicará igualmente para la liquidación de la participación, respecto de los productos sobre los cuales los departamentos estén ejerciendo el monopolio rentístico de licores destilados.

…
5

16

producciones directamente el departamento o una entidad oficial o si quien realiza la producción es un particular en asocio con el ente territorial para realizar la producción. La ley 788 de 2002, artículo 54, disponía:
ARTÍCULO 54. CESIÓN DEL IVA. Mantiénese la cesión del IVA de licores a cargo de las licoreras departamentales de que tratan los artículos 133y 134 del Decreto Extraordinario 1222 de 1986. A partir del 1o. de enero de 2003, cédese a los Departamentos y al Distrito Capital, en proporción al consumo en cada entidad territorial, el Impuesto al Valor Agregado IVA sobre los licores, vinos, aperitivos, y similares, nacionales y extranjeros, que actualmente no se encontraba cedido. En todos los casos, el IVA cedido a las entidades territoriales, quedará incorporado dentro de la tarifa del impuesto al consumo, o dentro de la tarifa de la participación, según el caso, y se liquidará como un único impuesto o participación, sobre la base gravable definida en el artículo anterior. El impuesto liquidado en ningún caso podrá ser afectado con impuestos descontables, salvo el correspondiente a los productores oficiales, que podrán descontar del componente del IVA de este impuesto, el IVA pagado en la producción de los bienes gravados. Las exenciones del IVA establecidas o que se establezcan no aplicarán en ningún caso, respecto del IVA de cervezas y licores cedido a las entidades territoriales. PARÁGRAFO 1o. Para efectos de lo dispuesto en el presente artículo, en los formularios de declaración se discriminará el total del impuesto antiguo y nuevo cedido, que corresponda a los productos vendidos en el Distrito Capital. PARÁGRAFO 2o. Para los efectos en lo establecido en este artículo el Distrito Capital participará en el nuevo impuesto cedido en la misma proporción en que lo viene haciendo en relación con el IVA a cargo de las licoreras departamentales.

De la lectura de la Ley 788 de 2002, se desprende un trato diferencial en la posibilidad de descontar el IVA que tendrían los productores oficiales de licores de la imposibilidad que tienen productores no oficiales. Si bien, en virtud de la cesión del impuesto hecha por la Nación a los departamentos en los dos primeros incisos del artículo 54, ambas clases de empresas deben trasladar a estas entidades territoriales el IVA recaudado, para que sea destinado a salud en un 70% y a deporte en un 30%, sólo a las de carácter público se les concede el derecho de descontar de este rubro lo pagado por ellas mismas por concepto de IVA durante el proceso productivo. Por ello no cabe duda respeto del trato legal diferente que se dispensa a ambas categorías de empresas. A pesar de esta trato desigual que incide en incrementar los costos a las productores privadas frente a las productoras oficiales, la revisión constitucional de este texto legal dada por la Corte Constitucional en fallo 1035 de 2003, considera que este trato diferencial se ajusta a la constitución, bajo el siguiente presupuesto:
En efecto, la posibilidad de llevar a cabo este descuento significa la correlativa reducción de los costos de producción, que repercute directamente en el aumento de las rentas derivadas del monopolio departamental, en beneficio directo de los servicios de salud y educación de la entidad territorial. Puede decirse que el beneficio tributario persigue idéntica finalidad social que el monopolio mismo y que, en tal virtud, resulta acorde con los propósitos. Así las cosas, con el objeto de fomentar la actividad económica de las empresas públicas que alimentan los servicios de salud y educación en los departamentos, el régimen jurídico del IVA es distinto según la naturaleza de la empresa licorera, pues el beneficio de poder descontar lo pagado por tal concepto durante el

17

proceso de producción sólo se concede a las licoreras oficiales; según se ha visto, con ello se logra un objetivo acorde con la Constitución . Ahora bien, este mecanismo se revela adecuado, es decir útil para esos efectos, pues como se dijo disminuye los costos de producción con el correlativo aumento de las rentas destinadas a salud y educación. Faltaría solamente ponderar si el beneficio aludido resulta proporcionado, es decir si no irroga un sacrificio desmedido a las empresas particulares, frente al claro beneficio social que se ha comentado. …. Empero, no estima la Corte que se trate de una restricción desproporcionada, que tenga el alcance de obstruir definitivamente la libertad económica o restringir irrazonablemente la libre competencia, p ues no concede, por sí misma, una posición dominante a los productores públicos. Y ello porque, en contrapartida, para estos últimos existen también limitaciones derivadas de su especial condición, en particular la obligación en que se encuentran de destinar sus rentas directamente a salud y educación, lo cual implica una limitación de su libertad económica. Las licoreras privadas, pueden libremente y sin límite, decidir sobre la destinación de sus utilidades, reinvertirlas en mejorar sus condiciones de producción, etc., posibilidad que no es enteramente libre para las públicas. Así las cosas, el beneficio tributario también compensa esta disimilitud en la libertad de manejo económico de unas y otras empresas productivas.”

Disposición esta de la Ley 788 de 2002, que literalmente solo estuvo vigente hasta la Ley 1111 de 2006, cuando el artículo derogó expresamente la expresión “…salvo el correspondiente a los productores oficiales, que podrán descontar del componente del IVA de este impuesto, el IVA pagado en la producción de los bienes gravados.” Es decir que se debería entender que ahora tanto productores oficiales como privados no podrían descontar el IVA pagado en la producción. No obstante, el gobierno nacional expidió en el mes de febrero el Decreto 541 de 2007 que hace caso omiso absoluto de la derogatoria de la Ley 1111 de 2007 y amparándose en la facultad de reglamentar la ley 788 de 2002, vuelve y repite la norma derogada de la Ley 788 señalando, revidiendo el tratamiento diferencial frente a la posibilidad de aplicar el descuento del IVA pagado en el proceso de producción solo a los productores oficiales:
“Artículo 1. En el caso de productores oficiales, el IVA cedido que está incorporado dentro de la tarifa del impuesto al consumo o participación, es equivalente al 35% de este impuesto, valor que se afectará con el IVA correspondiente a la producción.”

Disposición esta que aunque es claramente ilegal e inconstitucional por determinar elementos del tributo por una norma reglamentaria, adolece de presunción de legalidad y sobre ella pesan dos demandas ante el Consejo de Estado, aunque también podría discutirse la inaplicación directa de la norma por excepción de inconstitucionalidad. Esta expedición del Decreto reglamentario genera un caos frente a la aplicación del IVA pagado en la producción, que incide en la determinación de costos del proceso de producción, cuando este se realice a través de particulares como es el caso del modelo por concesión. Inclusive también encontramos que afecta cuando el proceso de producción lo realiza directamente el ente oficial, a través de maquila, por cuanto por lo menos en el caso de Nariño, bajo la disposición de la ILC esta le aplica por el servicio de maquila una tarifa del 16%, la cual el departamento no la puede descontar por cuanto la tarifa que el debe aplicar es del 35% del impuesto al consumo, ello omite que en los servicios intermedios de la producción se debe cobrar la tarifa del producto final. Situación ésta que evidencia igual una discusión que debe darse frente al concesionario con el productor que maquile y requiere de una claridad por parte de la DIAN.

18

2. EL MERCADO DE LOS LICORES El mercado de licores destilados en Colombia se encuentra regulado por la misma Constitución Política. La misma otorga a los Departamentos el monopolio en la producción y en la comercialización de todos los licores con más de 20° de concentración alcohólica. Así mismo, es de libre decisión la producción y comercialización de productos propios o de terceros por el Departamento directamente o a través de particulares. Por esta razón, los departamentos pueden impedir la entrada a sus respectivos mercados de cualquier tipo de licor que consideren puede entrar a competir con sus productos, con excepción de los vinos y cervezas, debido a que los dos tienen grado alcohólico menor a 20° y que no hacen parte del monopolio. En consecuencia, cada Departamento está en la posibilidad de ejercer el monopolio dentro de su área geográfica. En el mercado de los licores a nivel nacional y departamental, se encuentran los siguientes agentes económicos: Productores Oficiales: son las licoreras departamentales que elaboran sus propios licores o los de otros departamentos. Contratistas Privados: Que por medio de un modelo de concesión exclusiva u otro similar, elaboran los productos que son propiedad de los departamentos. Productores Privados: Que elaboran sus propias marcas y el departamento les permite la comercialización. Importadores directos de bebidas alcohólicas: mayoristas, minoristas, grandes superficies. Comercializadores mayoristas y minoristas de productos nacionales e importados. Contrabandistas Nacionales: Introducen ilegalmente al país. Contrabandistas Departamentales: Introducen y venden licores de manera ilegal en otros departamentos, o los exportan hacia el exterior, y luego ingresan de contrabando evadiendo el pago de los impuestos, en una modalidad conocida como “carrusel”. Consumidores Finales.

En el siguiente cuadro se presenta la participación de los agentes económicos en el total de las unidades respecto de todos los licores destilados producidos y vendidos durante el año 2006. Las cuatro principales licoreras, Antioquia, Caldas, Cundinamarca y Valle, produjeron el 87% del total de las unidades de licores anisados, vendidas durante el año 2006. La Fábrica de Licores de Antioquia en el año 2006 vendió 54 millones de botellas, con una utilidad de $174.703 millones, la Industria Licorera de Caldas 31 millones de botellas, con una utilidad de 45.000 millones de pesos la Industria de Licores del Valle aproximadamente 14 millones de botellas, generando una pérdida de 18.763 millones de pesos y la Empresa de licores de Cundinamarca, que produjo algo más de 18 millones de botellas. Las ventas registradas son: Cuadro No. 1
Ventas registradas por Agentes Económicos Total Botellas 750 c.c. 2006
Agentes Económicos Total Botellas %

19

Importadores Productores Privados Otras licoreras oficiales 4 principales licoreras

3,768,632 1,971,691 10,495,143 111,236,515

2.96 1.55 8.23 87.26

127,471,981.80 100.00 Fuente: Cálculos de la firma consultora de acuerdo a las cifras de ACIL.

a. Participación en valor y en volumen total por tipo de licor: Cuando no se dispone de las cifras directas de demanda, el consumo interno se calcula como la suma de la producción, las importaciones incluyendo un estimativo del contrabando y restándole las exportaciones. El mercado colombiano se ha caracterizado porque el aguardiente y el ron tienen mayor participación dentro del total del mercado. Comparando la evolución del mercado entre el año 2000 y 2005 por tipo de productos, podemos señalar que a nivel global el consumo de licores ha tenido un crecimiento durante estos 6 años muy bajo, equivalente al 4,77%. Por producto el aguardiente es el producto de mayor consumo, con 72 millones de botellas, seguido por el ron con 47 millones de botellas y el whisky con casi 3 millones de botellas. El consumo del aguardiente se ha disminuido en un 23 % en los últimos 5 años a nivel nacional, mientras que el ron nacional crece en más del doble. Los demás licores (whisky, vodka, ginebra, tequila y varios) crecen en los últimos años, salvo el brandy y el cognac que caen en más de un 80%. Debe señalarse que hay un incremento sustancial en el consumo de vodka y ginebra y caso especial merece el whisky, no la legalización del mismo de la reducción de impuestos. Cuadro No. 2 VENTAS TOTALES POR PRODUCTO VOLUMEN TOTAL EN BOTELLAS 750 CC (2000 – 2005)
PRODUCTO Whisky Cerveza Vodka Ginebra Brandy – Cognac Ron Importado Tequila Licores Varios Aguardiente Ron Nacional 2000 991.702,00 1.371.500.000 217.922,00 27.176,00 117.607,00 541.828,00 80.978,00 338.190,00 94.435.600,00 24.914.333,00 2001 1.410.954,00 1.273.500.000 274.973,00 34.615,00 102.289,00 663.223,00 108.792,00 715.658,00 95.963.517,00 35.301.363,00 2002 1.521.901,00 1.322.500.000 361.490,00 37.065,00 160.830,00 498.174,00 68.895,00 1.649.695,00 88.177.304,00 35.625.670,00 2003 2.319.240,00 1.818.400.000 375.756,00 77.544,00 63.072,00 523.776,00 104.916,00 2.268.756,00 82.083.706,00 33.390.022,00 2004 2.969.196,00 1.482.300.000 398.499,00 95.597,00 25.752,00 721.994,00 166.807,00 3.533.735,00 80.606.837,00 43.946.327,00 2005 2.906.152,00 1.583.100.000 436.495,00 70.432,00 24.589,00 688.592,00 158.692,00 2.589.964,00 72.799.870,00 47.797.294,00

20

TOTAL LICORES Fuente: ACIL 121.665.336,00 134.575.384,00 128.101.024,00 121.206.788,00 132.464.744,00 127.472.080,00

El comportamiento de las ventas de aguardiente se ha visto afectado por el cambio de la tendencia actual de este mercado en el cual los consumidores han cambiado sus preferencias hacia los denominados tragos largos como el ron, vodka, whisky y ginebra, que se toman más despacio y permiten su consumo diluidos con agua, hielo o cualquier otra bebida. Los consumidores han empezado a percibir al ron como un trago de mayor calidad, frente al aguardiente, acorde a las tendencias al consumo de tragos largos. El mercado de las bebidas alcohólicas ha mostrado una fuerte actividad en algunos subsectores, debido a la revaluación del peso colombiano, a la gran cantidad de campañas publicitarias y a la aplicación de la Ley 788, que desde que se aprobó en el 2002, disminuyó sustancialmente los impuestos de las bebidas importadas. Como afirma FEDESARROLLO, es posible que desde la aprobación de dicha ley no se haya aumentado el consumo de las bebidas alcohólicas importadas, sino que cambió, pasando de un tipo de distribución ilegal a una legal, lo cual aumenta la cifra oficial de ventas, como whisky, vodka y ginebra. En conclusión, de los licores destilados y no destilados, los productos más vendidos en el mercado colombiano son las cervezas, los rones y los aguardientes. (Ver Cuadro No. 2 Ventas de bebidas alcohólicas por producto). La disminución del aguardiente se ha presentado junto con el aumento por la preferencia de las demás bebidas como whisky y ron. En las áreas urbanas, los consumidores tienen más capacidad de adquisición y están dispuestos a conocer otros productos, y es por esta razón que el consumo del whisky y del ron ha aumentado considerablemente. Los productores locales de aguardiente han lanzado diferentes tipos de aguardiente, como el aguardiente light, que ha logrado contrarrestar parcialmente la disminución. El producto más beneficiado con el cambio de hábitos de consumo es el ron, producto del cual creció su consumo en un 92% entre los años 2000 y 2005, y para el año 2006, representó el 37% del total de las ventas del subsector. A nivel internacional, la tendencia no es muy diferente, en el cuadro No. 3, se proyecta el consumo de aguardientes y rones según volúmenes en miles de litros, hasta el año 2011, y se puede notar claramente la disminución en el consumo de aguardiente y el aumento acelerado en el de ron. CUADRO No. 3 PROYECCION CONSUMO (2005 – 2011p) VOLÚMENES EN MILES DE LITROS
Miles de litros Ron Aguardiente 2005 48,465,886 72,799,870 2006 50,666,237 70,549,346 2007 52,697,953 68,150,450 2008 54,421,176 66,436,391 2009 56,168,096 65,089,048 2010 57,302,692 63,794,029 2011 58,294,028 62,592,258

Fuente: Selfinver: Estudio FLA

21

Se pronostica un decrecimiento del 14,02% en las ventas de aguardiente entre el 2005 y el año 2011. Siempre que los consumidores tengan un mayor ingreso disponible, se va a desplazar el consumo del aguardiente por el consumo de ron, industria que se proyecta crecer, para el mismo periodo, un 20%. Las licoreras deberán crear nuevas marcas y realizar mucha publicidad dirigida especialmente a los jóvenes, para quienes la industria del aguardiente está envejecida. Como se explicaba anteriormente, en Colombia, el mercado del aguardiente está en cabeza de las grandes industrias licoreras oficiales, en un 87%, según datos de ACIL. Las más importantes industrias licoreras son la de Antioquia, Caldas, Cundinamarca y Valle. La Fábrica de Licores de Antioquia es la empresa líder en ventas de aguardiente, con una participación equivalente al 37% aproximadamente. Esta empresa tiene actualmente una capacidad máxima de destilación de producción de alcohol de 15.500.000 litros anuales, produciendo 309 días al año. La línea de embotellamiento tiene una capacidad máxima de 834.845 botellas de 750 c.c. al día, es decir que en dos días la FLA estaría produciendo la cantidad producida por el Departamento del Huila en un año. Desde el 2005, la FLA empezó un proceso de modernización de algunas de sus líneas de producción, como la producción de los tanques de mieles, líneas de envasado Tetrabrik, reconstrucción de calderas, sistema automático de fermentación, construcción de bodegas de añejamiento de rones y envasado en vidrio, entre otros. En este momento, la FLA tiene copada su capacidad productiva con la producción que realiza actualmente. La segunda más importante de las licoreras, es la Industria Licorera de Caldas, que produce cerca de 50 millones de unidades al año, contando los productos propios del Departamento de Caldas y los productos de otras marcas que elabora por medio de contratos interadministrativos de maquila. La Industria Licorera de Caldas, es la licorera colombiana que mayores cifras de exportación nacional e internacional ha presentado con su Ron Viejo de Caldas. Producen aguardiente para los departamentos de Nariño y Santander. La composición de la producción de ILC hace 20 años, era aproximadamente 20% de rones y 80% Aguardiente. Actualmente el 85% de su producción está representada en rones y apenas el 15% de aguardiente. Con el fin de contrarrestar la disminución de las ventas de aguardiente la ILC ha desarrollado diferentes productos pensando en el cambio de tendencias al consumo y del gusto, fijando sus metas en productos con muy buena presentación y sabor, y especializando el respaldo a la marca. En orden de importancia sigue la Empresa de Licores de Cundinamarca, que se ha caracterizado por la creación de muy fuertes campañas publicitarias y desarrollo de diferentes productos como Néctar, Néctar Azul, Néctar Club, Ron Santafé y Ron Sun Dry, para luchar contra la disminución de las ventas de aguardiente y posicionar sus productos dentro del mercado de los jóvenes. Dicha publicidad está a cargo de la distribuidora y comercializadora de Néctar, Represtaciones Continental S.A. b. Principales Agentes por tipo de licor destilado Aguardiente: Es el principal producto de las licoreras oficiales. El mercado de este producto en Colombia alcanzó para el año 2005 ventas de 72 millones de botellas convertidas a 750 c.c.

22

Del Ecuador se importa el aguardiente “Trópico”, que compite con la producción nacional, aunque su importación legal tiene lugar en muy pequeñas cantidades y no es posible establecer cifras de la importación ilegal. De todas formas, el Departamento más afectado por el contrabando de esta bebida, es el Departamento de Nariño, aprovechando la cercanía de las fronteras y la diferencia de precio al público de los mismos (el aguardiente “Trópico” tiene un precio al público de $5.000 y viene en una presentación en sobre. El aguardiente compite con otros productos nacionales de precios relativamente bajos, como el ron y el brandy nacionales. Todos los productores o comercializadores, oficiales o privados, de productos nacionales o importados, estará dependiendo de los monopolios regionales, los cuales tienen la opción de vender exclusivamente dentro de sus barreras y vender en otros departamentos para expandir su mercado. Algunos departamentos permiten la introducción porque no están en la posibilidad de desarrollar su propio producto o de realizarlo con mejores calidades. O incluso la imposibilidad del Departamento de controlar la entrada ilegal de productos extranjeros, ante un cierre total de mercados. En conclusión, aunque sea cierto que el consumo de aguardiente está de caída, es el más representativo en el mercado nacional, y aporta un muy alto porcentaje en el total de la producción nacional, que es el 57% del total de licores destilados y no destilados. Ron: El mercado del ron ha venido aumentando participación en el mercado, como resultado de importantes campañas publicitarias y cambios en las tendencias de consumo hacia un trago más suave y de mayor duración. El mercado del ron alcanzó en Colombia para el año 2006, un poco más de 48 millones de botellas de 750 c.c. y ha crecido cerca al 90% entre el año 2000 y 2005, representando un 37,5% del total de la producción nacional. El mercado en el país de este producto está dominado por las principales licoreras, así la FLA produce el 53,79% del total, la ILC el 40,61%, el 4,81% la Licorera de Cundinamarca y Valle el 0,79%, lo cual significa que incursionar en el mercado con una marca propia es demasiado pretencioso. Whisky: Para el año 2005, la participación del whisky en el total de ventas de todos los productos, es de 2,28%, así mismo en los últimos cinco años (2000 – 2005), la comercialización de whisky ha aumentado en un 193%. En el mercado colombiano, el whisky es el objetivo básico de la acción de los contrabandistas, por su importante mercado y, principalmente por una relación precio / volumen lo suficientemente alta para poder compensar los altos costos de transporte de líquidos embotellados. Según estudios de FEDESARROLLO, el contrabando habría representado para el año 2002, el 82% del volumen total consumido en Colombia para dicha vigencia. A partir del año 2003, la importación legal de whisky aumentó significativamente, mientras que el contrabando del mismo disminuyó.

23

El whisky es uno de los productos en los cuales se tiene en cuenta las diferencias en calidad de los productos. Según la calidad hay varios tipos. El whisky Premium y el Súper Premium, de máxima calidad. Los whiskys estándar, de calidad intermedia, los secundarios, de menor calidad y que apenas cumplen con los requisitos mínimos para ser calificados como whisky, es decir que tengan mínimo tres años de añejamiento. El contrabando cubre, en mayor cantidad, las categorías Premium y estándar. CUADRO No. 4 VENTAS A NIVEL NACIONAL COMPARATIVO AGUARDIENTE Y RON No. BOTELLAS 750 C.C. (2000 – 2005)
VENTAS A NIVEL NACIONAL Variación acumulada % RON 25,456,161.00 35,964,586.00 36,123,844.00 33,913,798.00 44,668,321.00 -22.91 48,485,886.00 90,47 Variación acumulada %

AGUARDIENTE 2000 2001 2002 2003 2004 2005 94,435,600 95,936,517 88,177,304 82,083,706 80,606,837 72,799,870

Fuente: ACIL Para el periodo comprendido entre los últimos cinco años, el consumo de aguardiente a nivel nacional, disminuyó aproximadamente el 23%. Por su parte, el consumo de ron creció casi el doble, es decir el 90,47%. c. Evolución del mercado de acuerdo a las modificaciones de la Ley 788 de 2002 A partir del 30 de Diciembre de 2002, fecha en la que se expidió la Ley de Reforma Tributaria, por parte del Congreso de la República (Ley 788 de 2002), que modificó sustancialmente los impuestos a este tipo de bebidas lo cual modificó los precios relativos de diferentes productos. Dicha reforma cambió la base y la estructura tributaria de los licores, al pasar de un sistema de tasas porcentuales aplicadas a diferentes valores, a un sistema de impuesto específico, en pesos absolutos, dependiendo de los grados alcohólicos de cada tipo de bebida. Con base en la información tomada del estudio realizado por FEDESARROLLO, en Octubre de 2006 “Estimación de los Efectos en el Recaudo Tributario Imputables a Modificaciones en las Tasas a los Impuestos de los Licores Importados”, se observa el comportamiento del volumen del mercado interno para el año 2003, después de la aplicación de la Ley 788. Como se vio anteriormente, el volumen de ventas de aguardiente y ron, experimentó una disminución anual para el año 2003, pero a partir del año 2004, el consumo de rones creció nuevamente, mientras el consumo de aguardiente siguió en disminución.

24

Según estudios de FEDESARROLLO y la opinión de las diferentes licoreras visitadas, la verdadera razón para que el aguardiente haya experimentado esa disminución en su consumo, desde mediados de la década de los noventa, en presencia de regímenes impositivos diversos, es una transformación de las tendencias del consumo mucho más que respuesta al aumento de las tarifas. Además, cada vez hay una oferta más variada de productos nacionales e importados a muchos mejores precios. El consumidor prueba nuevos productos debido a que la oferta nacional le entrega muchas opciones de diferentes procedencias geográficas cuya variedad y novedad se incrementa con el paso del tiempo. Una de las más favorables consecuencias de la reforma tributaria de diciembre de 2002 fue el desestímulo al contrabando. Las cifras del 2003 muestran una disminución de la tercera parte de lo que se estaba importando ilegalmente en 2002. Para determinar los cambios presentados en el consumo de licores con cualquier variación en los niveles de precio, ya sea vía impuestos o vía producción, es necesario conocer los estudios que se han realizado sobre la Elasticidad Precio de la Demanda. A nivel internacional se han realizado varios estudios respecto de las tendencias al consumo de licores, Fedesarrollo, por ejemplo, en su estudio “Estimación de los efectos en el Recaudo Tributario Imputables a Modificaciones en las Tasas a los Impuestos de los Licores Importados”, concluye que las elasticidades de demanda en los países desarrollados son muy bajas, prácticamente inelásticas, aunque para el largo plazo aumenta, debido a los problemas de adicción y a la poca información sobre los daños reales del alcohol. Diferencia algunos países desarrollados que tienen producción artesanal, como Rusia, o altos niveles de contrabando como Canadá, en las cuales las elasticidades precio de la demanda son aproximadamente el 50% más altas que el resto de países desarrollados que no experimentan dichas actividades informales. De todas formas, en los países en vía de desarrollo, las elasticidades son mayores debido a los altos precios, la existencia de grandes niveles de contrabando y prácticamente nula conciencia sobre el daño al organismo al consumir licor, lo que significaría que en un país como Colombia, ante un incremento o disminución del precio de venta, vía impuestos, suponiendo a los demás componentes y materias primas iguales, va a causar el fortalecimiento o un desplazamiento del consumo hacia un producto sustituto. En todo caso, la disminución del consumo de aguardiente es un fenómeno que se viene presentando desde mediados de la década de los noventa, mucho antes de la aplicación de la Ley 788 de 2002.

3. EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO EN EL PAIS a. La Comercialización de los Licores de las Licoreras Oficiales Para poder explicar el poder monopólico que pueden tener las licoreras oficiales, y como se puede obstaculizar una apertura del mercado de licores, es importante señalar un tema de gran importancia, el cual fue objeto de análisis por el Estudio de Fedesarrollo “La Industria de Licores en

25

Colombia”. Estudio Elaborado para la Industria Internacional del cual se extraen las siguientes conclusiones. La mayoría de las licoreras oficiales celebran contratos exclusivos con distribuidores privados los que en su mayoría pertenecen a la clase política regional, la que se lucran de dichos contratos, al ejercer control sobre las licoreras a través de las gobernaciones y los diputados de las asambleas, esta situación en palabras de Stigler se define como “Teoría de la Captura”6. La cual consiste en que la regulación es ofrecida en respuesta al cabildeo de intereses de grupo, los que presionan para proteger al grupo de la competencia. Es claro como los políticos regionales se han opuesto a los intentos que se han realizado con el fin de eliminar el monopolio en la producción y distribución de licores, argumentando que dicha eliminación generaría una reducción en los ingresos departamentales destinados al sector salud, situación ésta que no se compadece con la respuesta que debería tenerse preparada por el Departamento, frente al riesgo evidente de una apertura comercial que podría llevar a la desaparición de la producción local y privada. b. La Competitividad de Las Licoreras Departamentales Lo que busca un mercado con competencia, es el generar incentivos que permitan incrementar las eficiencias asignativa (asignación de recursos con mayor bienestar para el consumidor en términos de precios y nivel de producción) y productividad (nivel de producción de costo mínimo). Es claro que las estructuras de mercado que se alejan de ambientes competitivos, sean éstos dominados por empresas públicas o privadas, generan que los incentivos que permiten alcanzar la eficiencia asignativa se pierdan y se produzca pérdidas sociales producto de la mala distribución de los recursos. Los monopolios cualquiera sea su naturaleza social generen incentivos para producir sin un costo mínimo, más cuando se presenta la situación en la que los administradores definen sus propios objetivos, no directamente relacionados con la maximización de ganancias de la empresa, esta situación es evidente en las empresas públicas. Cabe señalar que una diferencia importante entre monopolios públicos y privados es la posibilidad que presenta el monopolio privado de ir a la quiebra, lo cual podría incentivar a la reducción de costos por parte del monopolista privado, pero sin que así logre alcanzar la eficiencia asignativa. El estímulo a la competencia trae efectos positivos sobre la eficiencia y el bienestar, siempre que la distribución del ingreso se atiendan apropiadamente con otros instrumentos. Las licoreras oficiales, tienen la posibilidad de producir en condiciones de monopolio dentro de sus regiones, con la capacidad de definir el tipo de producto que monopolizará y aquellos sobre los que otorgarían concesiones para producir o para introducir del exterior o de otros departamentos, esta posibilidad genera que en la medida que cada licorera oficial, tiene como atractivo frente a las demás el tamaño de su mercado; las licoreras oficiales con mercados pequeños no tienen la posibilidad de aprovechar las economías de escala que claramente existen en la producción de licores, razón por la cual actualmente casi todas están en proceso de desaparición. Las licoreras que producen en
6

Stigler, George “The Theory of Economic Regulation” 1998 pag 602

26

centros de población de mayor tamaño se encuentran en mejor posición al poder negociar la entrada de competidores a sus mercados, negando la entrada de aquellos que crea le pueden competir con éxito; pero estas licoreras presentan dificultades para competir frente a la oferta extranjera y privada, en la medida que presenta ineficiencias asignativas y productivas. La evidencia existente permite, indicar los costos comparativos entre productores oficiales y productores privados o algunos productores extranjeros, en la elaboración de productos de relativa similitud. c. Administración Pública Versus Administración Privada De la entrevistas realizadas a empresas públicas y privadas, se concluye que existen una serie de factores de ineficiencia que afectarían la posición competitiva de las licoreras oficiales en un mercado más abierto, siendo consecuencia lo anterior de los monopolios y en algunos casos por su condición de empresas públicas. Los principales factores son: 1. Las licoreras tienden a utilizar un exceso en la mano de obra respecto del nivel utilizado por la empresa privada. 2. Las licoreras oficiales presentan una alta rotación de sus gerentes y asesores de más alto nivel, lo que hace imposible una buena plantación estratégica. 3. Además de una mano de obra excesiva, no existe un criterio que permita una selección objetiva del personal mas calificado. 4. Las licoreras oficiales tienen la obligación de de realizar procedimientos internos complejos en sus procesos de contratación, los que son dispendiosos. 5. No se ha producido ninguna innovación en infraestructura en las últimas décadas. 6. No presentan las licoreras oficiales habilidad en los procesos de mercadeo. 7. Diferencias en gustos e ingresos de los distintos estratos. 8. La diferencia de costos en las obligaciones pensionales que presentan las licoreras, por la cantidad de empleados y prestaciones sociales. 9. No todas las licoreras cuentan con la libertad de que sus administraciones tomen decisiones en aspectos comerciales de importancia. d. Causas de la baja Competitividad de las Licoreras Oficiales Se puede decir que los mayores costos de producción de las licoreras oficiales frente a competidores privados, se debe a la baja eficiencia asignativa, situación que se cree se deriva más como consecuencia de la falta de competitividad que de la situación de ser una entidad publica. La baja eficiencia se determina a partir de los siguientes factores: 1. 2. 3. 4. 5. Exceso en la mano de obra por decisiones de orden político. La falta de autonomía de las licoreras para contratar al personal más calificado. Baja capacidad administrativa y de planeación estratégica. Rotación del personal directivo. Las normas para la contratación oficial son demasiado dispendiosas. 27

6. Las políticas comerciales están en manos de entes políticos como asambleas y gobernaciones. 7. Las licoreras no están integradas a la producción de melaza, lo cual genera mayor costo en la medida en que los costos de transportar melaza son mayores a los de transporta alcohol. 8. La ausencia de la integración de la producción de melaza genera que los costos de producción de alcohol sean mayores, por la presencia de un contaminante (vinaza). 9. La producción de alcohol en plantas pequeñas o medianas es muy costosa, por la falta de integración a la producción de caña. Frente a los factores mencionados las licoreras oficiales y algunos productores, expresan sus opiniones con el fin de crear estrategias para enfrentar un entorno nuevo de mercado: 1. Las licoreras oficiales deben continuar como propiedad pública pero sometida a reformas normativas que otorguen a las licoreras una amplia autonomía administrativa frente a temas de contratación y temas laborales. 2. Aplicar sistemas de concesión con el sector privado, como los actualmente existentes. 3. Debe existir un análisis de la carga pensional de las licoreras, para no convertirse en un lastre para negociaciones con el sector privado o en una eventual reestructuración o privatización. Además de las reformas sugeridas, una alternativa para enfrentar la competencia, es que las licoreras grandes deben especializarse de acuerdo a las fortalezas que presenta cada licorera (Valle alcohol, Caldas Ron, Antioquia Aguardiente). De todas formas se establece que las pequeñas licoreras, con poca posibilidad de inversión y recomposición tecnológica por parte del Departamento, no tienen posibilidad de subsistir. Frente al tema de impuestos y tramites, las licoreras oficiales discrepan unas de otras, en la medida que a pesar de estar de acuerdo frente al exceso de impuestos y tramites, no es lo mismo frente a como afrontar dicho problema. Del total de departamentos del país para el 2007, encontramos que 19 poseen marca propia y 23 están actualmente ejerciendo el monopolio: Antioquia, Atlántico, Bolívar, Caldas, Caquetá, Cauca, César, Córdoba, Cundinamarca, Chocó, Huila, Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, Santander, Sucre, Tolima y Valle. Los otros nueve Departamentos, no ejercen el monopolio y están recaudando el impuesto al consumo. Dentro de los departamentos que poseen marcas propias están las cuatro licoreras más exitosas, Antioquia (Aguardiente Antioqueño, Ron Medellín), Caldas (Aguardiente Cristal y Ron Viejo de Caldas), Cundinamarca (aguardiente Néctar y Ron Santafé) y Valle (Aguardiente Blanco). Existen otros productos menos conocidos a nivel nacional, pero que están posicionados dentro de los departamentos como el Ron Tres Esquinas (Bolívar), Ron Córdoba (Córdoba), Aguardiente Líder (Boyacá), Aguardiente Extra del Caquetá (Caquetá), Aguardiente Caucano (Cauca), Aguardiente Platino (Chocó), Aguardiente Nariño (Nariño), Aguardiente del Putumayo, Aguardiente Llanero (Meta), Ron Caña y Ron Centenario (Magdalena), Aguardiente Extra (Norte de Santander), Aguardiente Superior (Santander), Aguardiente Doble Anís (Huila) y Aguardiente Tapa Roja (Tolima). 28

La forma en como explotan estos departamentos su marca propia es: • • • 7 producen directamente. Caldas (ILC), Antioquia (FLA), Cundinamarca, Valle, Tolima, Caquetá y Cauca. 7 producen por concesión. Atlántico, Bolívar, Córdoba, Boyacá, Magdalena, Santander y Huila. 5 producen a través de maquila con grandes productoras oficiales (Valle y ILC). Chocó, Nariño, Putumayo, Meta y Norte de Santander.

En la mayoría de las experiencias departamentales de explotación del monopolio por medio de concesión se han presentado serias dificultades por motivo de la cuota mínima de ventas impuesta. Es el caso de Boyacá, que tuvo se declaró la caducidad del contrato por problemas con la concesionaria, al igual que Córdoba, a la que le incumplió el concesionario y tomó la decisión de hacer la introducción de los licores de la FLA y de la ILC y no volver a explotar su propia marca. Atlántico tenía la explotación concesionada con una empresa, Jana Licores, que no pudo cumplir el contrato y debió ceder el contrato a una nueva concesionaria llamada Jave Licores. Bolívar tuvo problemas con el concesionario anterior y tuvo que realizar otro contrato de concesión con la empresa Nuevo Milenio, que produce directamente en las instalaciones de la ya liquidada fábrica de licores. El Departamento de Santander, explotó el monopolio por medio de una maquila a cargo de la Empresa de Licores de Cundinamarca, con muy malos resultados, debido a que el Departamento no pudo comprar el total de la producción, que incluso, todavía reposa dentro de la bodega de la empresa de Cundinamarca, que presentó problemas de incumplimiento contractual. Santander decidió reabrir su fábrica de licores con una importante inversión en modernización, y la entregó en concesión para la producción. El Departamento del Tolima tuvo durante mucho tiempo un contrato de concesión. El concesionario registró la marca del aguardiente como suya, por lo que se ocasionaron graves problemas entre Departamento y concesionario. El Departamento tuvo que sacar otra marca, Aguardiente Tolima, hasta que finalmente la vía judicial le dio la razón y pudo seguir explotando su tradicional Tapa Roja. Actualmente el Tolima produce en la Fábrica de Licores del Tolima. De los 23 departamentos que ejercen el monopolio, 17 tienen la misma tarifa del impuesto al Consumo, es decir, $228 por cada grado alcoholimétrico, para los licores destilados anisados entre 20° y hasta 35° . La mayor participación la tiene el Departamento de Nariño con 301 pesos por grado alcoholimétrico, y es el único Departamento que tiene la tarifa de participación por encima de los $300, seguido por Risaralda con $243, Bolívar $237, Santander y Huila con $234 por grado de contenido alcohólico y Putumayo con $231. CUADRO No. 5 FORMA DE EXPLOTACIÓN DE MONOPOLIO POR DEPARTAMENTOS
Departamento Marca Propia Concesión Introducción Concesión Producción Maquila Directo Marca Líder Tarifa por grado alcoholimétr.

29

Antioquia

SI

FLA Industria Licorera de Caldas X X Jave Licores S.A. Nuevo Milenio X X X X Produce en la Industria Licorera de Boyacá en liquidación X X

Ag. Antioqueño Ron Medellín Ag. Cristal Ron Viejo Caldas

228

Caldas

SI

228

Quindío Risaralda Atlántico Bolívar Córdoba San Andrés, Providencia y Santa Catalina Sucre Arauca

NO NO SI SI SI NO NO NO

228 243 Ron Blanco Ron Tres Esquinas Ron Córdoba 228 237 228 59 228 Impoconsumo: 228 Impoconsumo: 228 Impoconsumo: 228 Impoconsumo: 228 Empresa de Ag. Extra Licores del del caquetá caquetá Industria Ag. Licorera del Caucano Cauca Industria de licores del Valle Ag. Platino 228 Impoconsumo: 228 Impoconsumo: 228 Industria Licorera de Caldas Industria Licorera de Ag. Nariño Aguardiente del Putumayo 301 228

Boyacá

SI

Ag. Líder

Casanare Amazonas Caquetá

NO NO SI

Cauca

SI

228

Chocó

SI

Guainía Guaviare Nariño

NO NO SI

X X

Putumayo

SI

231

30

Caldas

Valle del Cauca Vaupés Cundinamarca

SI NO SI Industria de licores del Valle X X X Produce en la licorera Industria Licorera de Caldas Cava Añeja produce en las instalaciones de la licorera Licorsa produce en las instalaciones de la licorera X

Industria de Licores del Valle

Ag. Blanco

288 Impoconsumo: 228

Empresa de de Ag. Néctar Licores Cundinamarca

228

Meta

SI

Ag. Llanero

228 Impoconsumo: 228 228 228

Vichada Cesar Guajira Magdalena Norte de Santander

NO NO NO SI

Ron Caña Ron Centenario Ag. Extra

228

SI

228

Santander

SI

Ag. Superior

234

Huila

SI

Ag. Doble Anís Fábrica de Licores del Tolima

234

Tolima

SI

Ag. Tapa Roja

228

4. EXPLOTACIÓN DEL MONOPOLIO EN EL DEPARTAMENTO a. El monopolio o el impuesto al consumo. De acuerdo con el marco constitucional y legal señalado, el Departamento del Huila, puede escoger entre ejercer el monopolio para permitir la venta de licores bajo ciertas condiciones contractuales o permitir el flujo libre de los mismos pagando el impuesto al consumo. El Departamento ejerce el Monopolio de licores destilados de acuerdo con la ordenanza departamental número 014 de 1997 así:

31

1. Para los licores anisados, tiene limitada la entrada de productos foráneos y directamente explota su propia marca a través de concesión con la infraestructura del Departamento del Huila. ( Doble Anís y Doble Anís Premium) 2. Para licor destilado Ron, restringe la entrada de productos y a la fecha autorizó la entrada del Ron Viejo de Caldas a un particular durante 5 años hasta el 2012. Permite al concesionario del anisado producir y vender su propia marca. 3. Para los demás licores destilados, restringe la entrada de nacionales y extranjeros previa la autorización del departamento. El presente estudio se limita a evaluar el ejercicio del Monopolio sobre el aguardiente, dado en concesión restringiendo la entrada de otros productos a los anisados que no sean su marca. Respecto del monopolio de licor destilado anisado, recibe 225 pesos por cada grado alcoholimétrico en licores entre 20° y hasta 35° . En este caso, y teniendo en cuenta la cuota mínima de ventas, el Departamento recibe al año algo más de $11.537 millones. También percibe una utilidad de $694, que transfiere el concesionario por cada una de las unidades vendidas, equivalente a $1.128 millones al año. Al realizar el contrato de concesión con la empresa privada, el mismo genera una carga impositiva (estampillas) adicional, por 35 millones de pesos al año. En conclusión, cuando el Departamento del Huila ejerce el monopolio, percibe anualmente una suma cercana a $12.000 millones de pesos. En caso de que el Departamento decidiera no hacer el ejercicio del monopolio y abrir las barreras, por concepto del Aguardiente Doble Anís, recibiría el Impuesto al Consumo, igual a 219 pesos por cada grado alcoholimétrico, es decir, anualmente recibiría $11.229 millones de pesos, si el consumo se mantiene estable. En el siguiente cuadro se presenta una comparación de las rentas recibidas por el Departamento en cualquiera de los dos escenarios: CUADRO No. 6 COMPARACION MONOPOLIO E IMPOCONSUMO MONOPOLIO IMPOCONSUMO 225 219 11,537,159,859 11,229,502,263 1,128,860,955 35,356,000 12,701,376,814 11,229,502,263

Tarifa por grado alcoholimétrico Participación o impuesto Utilidad Adicional Estampillas TOTAL INGRESO

Desde el punto de vista económico, es más rentable para el Departamento ejercer el monopolio, ya que recibe en el año $1.471 millones de pesos más de lo que recibiría si la venta de estos licores estuviera gravada con el impuesto al consumo. Debemos sin embargo señalar que las participaciones que se reciben en una proporción importante corresponden a consumos no realizados, que se presentan como ventas para cumplir la cuota mínima y que por otro lado el tener 32

un mercado asegurado genera tendencias al acomodamiento por falta de competencia. Un asunto que debe analizarse a nivel nacional es el efecto en el dinamismo del mercado en el caso que se decidiera abrir totalmente la entrada a todos los licores nacionales y extranjeros; lo cual eventualmente puede recuperar la diferencia existente. De otra parte la explotación del monopolio en el caso del Huila, se hace de forma cerrada, es decir para explotar su propia marca a través del concesionario, a diferencia de departamentos como Cundinamarca en el cual explota su marca pero permite la entrada y competencia de otros aguardientes. b. El mercado del aguardiente y los rones en el Huila. Durante el periodo 2000 - 2006, las ventas de aguardiente han participado en una mayor proporción en el total de ventas de licores destilados dentro del Departamento del Huila. No obstante las ventas de ron han aumentado, la participación del volumen total de ventas de aguardiente, sigue ocupando una mayor importancia dentro del total del consumo del Departamento. CUADRO No. 7 VENTAS DE RON Y AGUARDIENTE EN EL DEPARTAMENTO DEL HUILA No. BOTELLAS 750 C.C. (2000 – 2006)
Vigencia 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 RON 535,380.00 751,420.00 580,212.00 601,122.00 807,964.00 1,218,935.00 886,633.00 40.35% -22.78% 3.60% 34.41% 50.87% -27.26% Variación anual Participación % 19.48% 24.03% 22.40% 22.90% 28.77% 41.76% 34.28% AGUARDIENTE 2,212,365.50 2,376,145.40 2,010,530.53 2,023,352.27 2,000,263.60 1,700,101.47 1,700,091.80 7.40% -15.39% 0.64% -1.14% -15.01% 0.00% Variación Participación TOTAL RON Y anual % AGUARDIENTE 80.52% 75.97% 77.60% 77.10% 71.23% 58.24% 65.72% 2,747,745.50 3,127,565.40 2,590,742.53 2,624,474.27 2,808,227.60 2,919,036.47 2,586,724.80

Las ventas reflejadas en el cuadro anterior equivalen a las ventas contractuales y no a las reales, teniendo en cuenta que el concesionario manifiesta no vender el total de las botellas contempladas en la cuota mínima. Como se puede analizar uno de los apartes siguientes, las ventas reales son menores y se ha ido incrementando anualmente un stock de botellas que el mismo concesionario adquiere a través de una filial, con lo cual cumple la cuota anual, pero tiene anticipada la producción del año siguiente. De acuerdo con dichos análisis el consumo de aguardiente en el Huila llegaría aun millón y medio de botellas, lo cual implicaría una disminución de un 10% adicional a la planteada en el cuadro anterior. c. La concesión de la Industria licorera.

33

Desde que, mediante ordenanza 013 de 1996, se liquidó la Industria Licorera del Huila, por la gran pérdida generada en su operación, el Departamento entregó la explotación del monopolio y de su marca Doble Anís a la empresa privada INDUSTRIA DE LICORES GLOBAL S.A., Licorsa, mediante el contrato de concesión No. 001 de 1997, en el cual el concesionario se “obliga para con el Departamento a efectuar por el sistema de concesión la producción y venta de los licores destilados anisados de los que es titular en régimen de monopolio el Departamento del Huila…”. En dicho contrato se fijaba una cuota mínima de producción y ventas de dos millones (2.000.000) de botellas al año. Para el año 2005, mediante Otrosí y de acuerdo a la petición del concesionario, se redujo dicha cuota en un quince (15%) por ciento de la cuota inicialmente pactada. Es decir, a un millón setecientas mil (1.700.000) botellas anuales. Durante el año 2006, y mediante oficio G.G. 281 – 06, la concesionaria LICORSA, solicitó nuevamente la revisión de la cuota mínima para el año 2006 a un millón de unidades anuales (1.000.000), argumentando la disminución del consumo de licores anisados a nivel nacional. El Departamento del Huila ha solicitado a LICORSA diferente información para realizar el estudio de la solicitud de la reducción y comprobar si realmente existe un desequilibrio en contra del concesionario, con documentación soportada, vía el contrato de concesión, la cual no ha sido entregada y por ello no se contó con la información completa para el presente estudio y tuvieron que ser estimados los datos financieros. El contrato de concesión contempla la explotación de los licores anisados, que se hace desarrollando las marcas de los Aguardientes Doble Anís y Doble Anís Premium. No se contempla la utilidad por la explotación de ninguna marca de ron o de aperitivo. Por ello, el Ron San Agustín y el Aperitivo Licoretto, cuyas fichas técnicas y marcas son propiedad del concesionario, han sido explotados por el mismo, sin reportar ninguna utilidad del negocio para el Departamento, solamente generan participación porcentual. Las ventas de dichos productos están descritas en el siguiente cuadro: CUADRO No. 8 VENTAS PRODUCTOS EXPLOTADOS POR LICORSA (1.998 – 2.006)
VIGENCIA DOBLE ANÍS RON SAN AGUSTIN 1,998 2,000,497 1,999 2,002,575 2,000 2,212,366 2,001 2,376,145 2,002 2,010,531 22,033 2,003 2,023,352 24,010 2,004 2,000,264 6,968 2,005 1,700,101 4,225 2,006 1,700,092 11,990 Fuente: Secretaría de Hacienda del Huila AP. LICORETTO

40,127 23,181 16,693 9,409 5,048 6,158

En este contrato se observa que no dispone de reglas contractuales para revisar la eficiencia en la comercialización a tal punto que el concesionario no cuente con un estudio técnico de mercado en el Departamento. La comercialización se realiza por demanda, a través de cuatro vendedores, la publicidad y promoción no tiene una dirección técnica.

34

d. Las ventas reales de Aguardiente y el Stock de productos. El concesionario entregó la información de las ventas contractuales vs. las ventas reales del año, dejando un stock para el año siguiente. Basados en esta información, se concluye que las ventas reales equivalen a las ventas del año, más el stock que viene del año anterior, menos el stock que quedaría para el año siguiente. Por ejemplo, para el año 2006, la cuota contractual mínima es de 1.700.000 unidades, el concesionario afirma que se vendieron 1.154.592 unidades de botellas, pero del año 2005, venía un stock de 365.211 botellas. Lo que demuestra que en el año 2006, efectivamente se vendieron en el departamento del Huila 1.519.803 botellas. CUADRO No. 9 VENTAS DE AGUARDIENTE REALES Vs. VENTAS CONTRACTUALES No. BOTELLAS 750 C.C. (2003 – 2007) Venta Consumo Stock para Venta Real producción Venta efectivo del años Año del año años Contractual año siguientes anteriores 2003 2,000,000.00 1,780,726.00 219,274.00 2,000,000.00 219,274.00 2004 2,000,000.00 1,680,377.00 219,274.00 1,899,651.00 319,623.00 2005 1,700,000.00 1,334,789.00 319,623.00 1,654,412.00 365,211.00 2006 1,700,000.00 1,154,592.00 365,211.00 1,519,803.00 545,408.00 2007 1,700,000.00 1,000,000.00 545,408.00 1,545,408.00 700,000.00 Estimada Según la información obtenida en la entrevista con la concesionaria, la misma produce en tres meses el total de la cuota mínima, contratando 30 empleados por medio de una cooperativa de trabajo asociado. Durante los otros nueve meses del año, la concesión cuenta con cuatro empleados que se encargan de la comercialización del producto en el Departamento. En la entrevista realizada al concesionario, el mismo reconoce que para cumplir las cuotas anuales cada año al final del mes de diciembre vende a la empresa DIMER LTDA. las unidades faltantes. De la entrevista se precisa que la constitución de DIMER LTDA. (Ver Anexo 1) fue hecha por los socios de Licorsa, para vender y comercializar a través de ella lo que no vende directamente el concesionario, como una estrategia para cumplir con la “formalidad” de los compromisos de ventas y generando un stock de producción represada que se vende en los años siguientes afectando las ventas de los mismos. La sociedad DIMER LTDA. según su certificado de existencia y representación legal, con fecha del 19 de julio del presente, registra como Gerente al señor Aldemar Rojas Bustos y como gerente suplente a la señora Beatriz Rojas Bustos. Por su parte, la concesionaria, Industria de Licores Global S.A., también en certificado de existencia y representación legal, con fecha del 15 de agosto del presente, certifica como miembro principal de su junta directiva al señor Orlando Rojas Bustos y

35

como suplente en la Junta Directiva al Señor Aldemar Rojas Bustos, entre otros. Hecho este que evidencia que las dos firmas, productora y comercializadora, pertenecen en su parte administrativa y directiva a la misma persona. Al finalizar el contrato de concesión a 31 de Diciembre de 2007, se evidencia que venderían a la empresa DIMER LTDA., 700.000 unidades, como una estrategia para cumplir con la formalidad de los compromisos de venta, y generando un stock de producción represada que se venderá en los años siguientes y afectando las ventas de los mismos. De otra parte, este hecho muestra claramente que los descuentos y promociones que el concesionario realiza por las cantidades que no puede comercializar, se los está realizando a sí mismo, a través de su empresa vinculada. Lo mismo sucede con los largos tiempos que reclama de recuperación de cartera, ya que dichos plazos se los está otorgando a su filial. Además, vale la pena agregar que el concesionario está ocupando doble lugar en la cadena, y por ende está obteniendo doble utilidad, la de producción y la de comercialización. De tal forma que la utilidad real del concesionario estaría compuesta por la suma de las utilidades de las dos empresas. El Departamento no participa en la fijación de precios de los productos. Son establecidos a libertad del concesionario. En conclusión, el Departamento y el concesionario no tienen un canal de decisión en las estrategias de mercado y mejoramiento del monopolio. e. Los ingresos del Departamento con la concesión. En la concesión con Licorsa, el Departamento recibe ingresos vía Participación, IVA, Utilidad, Estampillas y Arrendamientos por el inmueble donde antiguamente funcionaba la Industria Licorera del Huila, así como de la maquinaria de la ya liquidada licorera. La concesionaria tomó en arriendo las instalaciones de la liquidada Industria Licorera del Huila, donde realiza la producción utilizando la maquinaria de la licorera. Dicha maquinaria tiene 20 años de uso y no se le realizó ninguna mejora sustancial durante el tiempo de la concesión. Los terrenos están avaluados catastralmente en $4.878.930.160, y comercialmente aproximadamente en $8.400 millones, y tienen un área total aproximada de 42.000 metros cuadrados. CUADRO No. 10 RENTAS RECIBIDAS POR EL DEPARTAMENTO DEL HUILA (1998 – 2006)
AÑO 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 PARTICIPACION 5,026,510,000 5,713,278,000 6,734,237,000 7,950,152,000 7,055,523,000 11,736,008,073 12,069,712,838 950.000.000 Valor Anticipado 350,450,000 447,689,000 478,983,000 510,069,000 ARRENDAMIENTO UTILIDAD 700,173,775 825,060,873 947,782,350 1,069,967,453 1,057,539,061 1,132,573,588 1,132,573,588 ESTAMPILLAS 89,180,000 116,071,000 142,909,000 163,982,000 162,250,000 TOTAL AÑO 6,765,863,775 6,654,409,873 7,824,928,350 9,534,551,453 8,723,001,061

257,372,000 13,604,936,661 275,577,000 13,987,932,426

36

2005 2006

10,751,496,176 11,537,159,853

538,123,000 564,221,966 3,839,535,966

1,076,164,228 1,128,860,955 9,070,695,871

123,670,500 12,489,453,904 35,356,000 13,265,598,774 1,366,367,500 92,850,676,277

TOTAL 78,574,076,940 Fuente: Secretaría de Hacienda del Huila

El contrato de concesión No.001, contempla una cuota mínima de producción y de ventas ajustados de 1.700.000 botellas para el año 2007, así como una utilidad de $694 por cada botella vendida durante dicho año. Por concepto del contrato de concesión, el Departamento no tiene ningún egreso presupuestal, debido a que tanto la producción como la comercialización están a cargo del concesionario, quien se hace responsable de la promoción, publicidad, patrocinios, degustaciones, entre otras estrategias de incremento de las ventas. En este escenario, el departamento recibe por concepto de la explotación de su marca Doble Anís, y haciendo uso de su derecho de explotación de monopolio, la suma aproximada de $7.020 por cada botella. De los ingresos al Departamento, el más alto es la participación del monopolio, seguido de la utilidad. Las estampillas del contrato y el arrendamiento del inmueble y los equipos tienen muy baja participación dentro del total de los ingresos. Lo que significa que el mayor rubro de ingresos al Huila por concepto del contrato de concesión está en la carga propia del monopolio. f. La eficiencia económica del concesionario. De acuerdo a la información enviada por la concesionaria Licorsa (Ver anexo 2), el día 29 de agosto “Costos y Gastos unitarios Aguardiente”, el escenario de producción de aguardiente es el siguiente: CUADRO No. 11
LICORSA INFORME CONTABLE PRECIO EN FÁBRICA 15.138 PARTICIPACION 7.020 COSTOS Y GASTOS 5.882 GASTOS PROMOCION 754 UTILIDAD TOTAL 1.482 UTILIDAD TRANSFERIDA AL DEPTO 694 UTILIDAD NETA LICORSA 788 UTILIDAD ANUAL 1.339.600.000 UTILIDAD MES 111.633.333 GASTO PROMOCION AÑO 1.281.851.000 GASTO PROMOCION MES 106.820.917 Fuente: Información suministrada por Licorsa

Según dicha información, del precio de fábrica de $15.138 por unidad, se transfiere al Departamento del Huila la suma de 694 pesos por cada botella y una participación de $7.020, (equivalente a 234 pesos por 30 grados de contenido alocholimétrico), tendría Licorsa unos costos y gastos reportados

37

en $5.882 y unos gastos de promoción de 754 pesos, para un neto de utilidad de788 pesos por botella. Estos resultados pueden afectarse si se tiene en cuenta los descuentos Licorsa hace a su filial señalaos como “Descuentos Comerciales Condicionados” de $1.286,07 y “”Costo Financiero Recaudo Cartera (10 meses)” de $732,60 por unidad. Al hacer el análisis real de la rentabilidad se deben tener en cuenta las 2 empresas como unidad económica y reconocer un costo financiero de la participación pagada al Departamento, que se compensaría solo parcialmente con la venta a un precio mayor el año siguiente. Como se explicó anteriormente, estos costos son transferidos a DIMER LTDA., empresa filial del concesionario, razón por la cual se ajusta el escenario de la siguiente forma: CUADRO No. 13
LICORSA AJUSTADO FILIAL PRECIO EN FÁBRICA PARTICIPACION COSTOS Y GASTOS GASTOS PROMOCION UTILIDAD TOTAL UTILIDAD TRANSFERIDA AL DEPTO UTILIDAD NETA LICORSA UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES GASTO PROMOCION AÑO GASTO PROMOCION MES Fuente: Información suministrada por Licorsa 15.138 7.020 5.026 754 2.338 694 1.644 2.794.217.679 232.851.473 1.281.851.000 106.820.917

En los reportes de LICORSA se tienen en cuenta descuentos especiales en la venta a sus distribuidores, que equivalen a $1.286 por botella y un costo financiero de recaudo por cartera de 10 meses de $732 por unidad. Estos descuentos y la cartera se hacen fundamentalmente de LICORSA frente a DIMER LTDA. lo cual implica una transferencia de la rentabilidad de LICORSA a su empresa vinculada. Por estos dos conceptos existiría un menor gasto de $856 por unidad, que en la producción de las 1.700.000 unidades implica un resultado positivo transferido a la vinculada por valor de $1.455 millones. Por esta razón se realizaron investigaciones de campo y se solicitaron facturas de venta de Licorsa a algunos mayoristas. En la investigación de campo, se pudo establecer que Licorsa da un descuento del 8% a partir de 300 cajas. Para una compra superior a 10 cajas, el concesionario está otorgando un descuento del 2%; de la misma forma, la firma consultora posee una factura de compra por 15 cajas sin contemplar ningún descuento. Por esta razón, se supuso ante la carencia de información y simplemente para efectos del estudio que el 50% de lo que vende Licorsa, se lo vende a DIMER y se genera un descuento del 2%, el otro 37.5% se lo vende a otros mayoristas con el mismo descuento del 2%, otro 12.5% del total de las ventas, es vendida sin ningún descuento. Según esos datos, se calcula un promedio ponderado, que2 dice que el descuento general que hace para el 100% de sus ventas es del 1.75%. Dicho descuento equivale a $260.66 por cada unidad.

38

Para el presente escenario ajustado se restan del total de costos y gastos y el porcentaje que corresponde al descuento real calculado, que es equivalente al 20.26%. En este escenario, el mayorista gana un 25% aproximadamente sobre el precio de venta al público. Los gastos de promoción son los mismos reportados en el Cuadro No. 12. La tarifa de participación es de $7.020 y la utilidad transferida al Departamento es de $694 por unidad.

5. VALORACION DE OTRAS EXPERIENCIAS DE EXPLOTACIÓN Se analizaron las experiencias de la explotación del monopolio, con visitas a algunos de los departamentos que los practican: Antioquia, Nariño, Cundinamarca y Caldas, estudiando las alternativas de producción directa y mercado cerrado (FLA), Maquila con distribución propia (Nariño), y producción directa con mercado abierto. a. Explotación Directa del Monopolio (Experiencia de la Fábrica de Licores de Antioquia) CUADRO No. 14
EXPERIENCIA FLA PRECIO EN FÁBRICA PARTICIPACION COSTOS Y GASTOS GASTOS PROMOCION UTILIDAD TOTAL UTILIDAD TRANSFERIDA AL DEPTO UTILIDAD NETA FLA UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES GASTO PROMOCION AÑO GASTO PROMOCION MES 14.500 7.515 2.736 699 3.551 3.551 191.754.000.000 15.979.500.000 37.719.000.000 3.143.250.000

La Fábrica de Licores de Antioquia produjo 53.195.613 de botellas el año 2006. La tarifa del impuesto de participación para el año 2007, en el Departamento de Antioquia es de $228 por cada grado alcoholimétrico. Así, y según el cuadro anterior, el Departamento por participación e IVA recibe $7.515 por unidad de 750 c.c. El escenario de producción directa, la Fábrica de Licores de Antioquia es la más importante de las licoreras del país debido a su gran producción y ventas. Hay que tener en cuenta que la mayoría de la producción de la licorera se vende al interior del Departamento (aproximadamente el 90%). Actualmente la FLA ha invertido en el desarrollo tecnológico de sus instalaciones y especialmente en el proceso de añejamiento del vino, aunque por ahora tiene su capacidad de producción copada.

39

La FLA tiene distribuidores, con los que comparte los gastos de promoción, en el contrato está pactado un 10% del gasto en publicidad a cargo de la FLA. Adicionalmente, en el momento en que distribuidor adquiere una botella para la venta, la licorera se hace cargo de otro 1% del total de gasto en publicidad. Las degustaciones están a cargo del distribuidor pero se encuentran gravadas con el mismo régimen impositivo que una botella vendida y el distribuidor asume dicho impuesto. b. Maquila con distribución Directa (Experiencia del Departamento de Nariño) CUADRO No. 15
EXPERIENCIA NARIÑO PRECIO EN FÁBRICA PARTICIPACION 7 COSTOS Y GASTOS GASTOS PROMOCION UTILIDAD TOTAL UTILIDAD TRANSFERIDA AL DEPTO UTILIDAD NETA NARIÑO UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES GASTO PROMOCION AÑO GASTO PROMOCION MES 13.452 8.729 2.917 1.024 782 782 1.642.119.015 136.843.251 2.150.400.000 179.200.000

En el año 2001, el Departamento de Nariño, terminó la liquidación oficial de la Licorera de Nariño, junto con su marca Aguardiente Galeras. En el momento de la liquidación, el Departamento tuvo la necesidad de crear una nueva marca para el aguardiente, debido a que la existente no era propiedad del Departamento sino de la licorera y fue cancelada en el proceso de liquidación. A partir de ese momento, el departamento de Nariño inició el proceso para elegir un modelo que le generara al Departamento los mejores ingresos posibles. Nariño decidió utilizar el modelo de maquila con distribución propia de licores destilados anisados y del ejercicio del monopolio del ron con la distribución y venta directa del Ron Viejo de Caldas por el Departamento de Nariño. La Industria Licorera de Caldas fue la empresa con la cual firmó un contrato interadministrativo para la producción del Aguardiente Nariño y la introducción del Ron Viejo de Caldas. El Departamento adquiere directamente las botellas en Manizales y debe hacerse responsable del transporte hasta las bodegas en Pasto y de la seguridad de las mismas, en ese momento debe cancelar la participación y el 20% del total del pedido. El 80% restante, queda diferido a 30 días. Al cabo de quince días Caldas devuelve la participación a Nariño, debido a la propiedad sobre su producto. Además del Aguardiente Nariño, el Departamento también compra el Ron Viejo de Caldas y realiza la distribución y comercialización dentro del Departamento, al igual que la del aguardiente, situación con la cual logra una puja comercial en precios las licoreras. Existe una oficina encargada de la distribución, cuyos gastos dependen directamente del despacho del gobernador, pero son tomados como una inversión para la comercialización y no como un gasto de funcionamiento. Dicha oficina se encarga de todo lo que tiene que ver con promoción del producto: material POP, publicidad, eventos promocionales, apoyo a fiestas, patrocinio a equipos de fútbol y degustaciones, las que por cierto se
7

Ver anexo No. 3

40

encuentran gravadas de la misma forma que las botellas para la venta, y existe una ordenanza de la asamblea que exige que se entreguen mínimo 30 cajas mensuales para degustación. De esta forma, el Departamento dejó de perder y empezó a tener ingresos por utilidad de $459 que implica un ingreso anual de 951.300.000 de pesos. El sistema de comercialización funciona con unidades mínimas de venta de 20.000 cajas, por medio de negociaciones verbales. Es difícil licitar la distribución, debido a que no existe una compañía aseguradora que esté dispuesta a entregar una póliza que respalde un contrato de compra de esta magnitud y respalde el cumplimiento en la cuota mínima de ventas. Para el año 2007, en el Departamento de Nariño se produjeron 2.100.000 botellas, con una participación de $301 por los 29° del Aguardiente Nariño. El ingreso por participación e IVA por cada botella en el Departamento es de $8.729. En términos generales consideramos que es un esquema eficiente de producción pero deficiente en distribución y en conclusión el modelo dio una solución a la problemática específica del Departamento en cuanto a la inexistencia de infraestructura y al bajo costo de producción, lo cual le permite obtener mayor utilidad propia del negocio en la comercialización. No obstante bajo este sistema presupone una inversión con cargo al presupuesto anual de unos costos que aunque son bajos comparados con lo que sería con su propia licorera, sigue siendo una carga presupuestal. Adicionalmente, también significa crear una insfraestructura aunque mucho más pequeña que su propia licorera, pero si contar con personal experto en comercialización y convivir con las ineficiencias propias del sector público para realizar procesos absolutamente mercantiles como es la comercialización de su producto, el mercadeo, promoción. c. Producción directa con distribución privada. (Experiencia Empresa de Licores de Cundinamarca) CUADRO No. 16
EMPRESA DE LICORES DE CUNDINAMARCA PRECIO EN FÁBRICA 10.098 PARTICIPACION 6.757 COSTOS Y GASTOS 2.701 GASTOS PROMOCION (a cargo del distribuidor) 600 UTILIDAD TOTAL 640 UTILIDAD TRANSFERIDA AL DEPTO UTILIDAD NETA EMP LICORES CUNDINAMARCA 640 UTILIDAD ANUAL 11.685.641.744 UTILIDAD MES 973.803.479 GASTO PROMOCION AÑO (a cargo del distribuidor) 10.955.035.800 GASTO PROMOCION MES (a cargo del distribuidor) 912.919.650

La Empresa de Licores de Cundinamarca tiene un precio en fábrica de $10.098 por botella y una participación de $228, por cada grado alcoholimétrico. El total de costos y gastos es de $2.701,12, equivalentes a insumos, mano de obra y otros gastos. Por cada botella, a la Empresa de Licores de Cundinamarca, le corresponden $640.

41

La distribución se hace con un sólo agente quien debe destinar el 6% del valor de compra a gastos de promoción. En el departamento de Cundinamarca se permite por convenio la entrada de los distintos aguardientes del país y existe una competencia fuerte. d. Producción propia y maquila a terceros. (Caso de la Industria Licorera de Caldas) Como se referenció anteriormente, la segunda más importante industria licorera en Colombia es la Industria Licorera de Caldas que produce aproximadamente 51 millones de botellas al año, y ha realizado un proceso especial de certificaciones de calidad de sus productos, y es la licorera que ha logrado expandir sus fronteras y posicionar su Ron Viejo de Caldas no solamente en el Departamento sino en el resto de la región, del país y hasta en el exterior. La ILC actualmente maquila al Departamento de Nariño y al Departamento de Norte de Santander. Estas industrias pueden ser eficientes en producción y por esa razón puede soportar los costos y gastos inherentes al sostenimiento de una fábrica como por ejemplo los gastos de personal, el sostenimiento y desarrollo de la maquinaria y la proporción promocional que le corresponde. Las licoreras oficiales ante la reducción del consumo se han propuesto posicionar sus productos sea en sus mercados naturales y en el resto del país, por medio de campañas de publicidad, mejoramiento de producto, de imagen y de calidad.

6. MODELOS DE EXPLOTACION Y COMPARACION CON OTRAS EXPERIENCIAS A continuación, se analizan diferentes alternativas a las que puede someter el Departamento la explotación de su marca propia de licor anisado. Las siguientes alternativas fueron realizadas con base en las experiencias de otros departamentos y teniendo en cuenta las características específicas del departamento del Huila. Estas diferentes alternativas parten de analizar las experiencias basadas en la maquila de producción y costos en producción y comercialización del Departamento de Nariño, en cuanto es un parámetro asemejable en la medida que la cantidad de producción requerida es similar a la del Departamento del Huila y también a que no se puede obviar que a la fecha la maquinaria con la que se realiza la producción en el Departamento está obsoleta y es ineficiente. La alternativa de adquirir equipos por el Departamento le implicarían costos o menores ingresos. Adicionalmente las alternativas hacen especial énfasis en garantizar recursos para promoción y publicidad por cuanto se advierte la poca inversión que actualmente se hace en el Departamento del Huila, componente este totalmente imprescindible en el mejoramiento del mercado. Estas alternativas también tienen en común en que en todas se coincide en mantener el mismo valor de participación obligatoria fijado por la ordenanza departamental, y las modificaciones se obtendrían en la utilidad contractual que podría percibir el departamento en una u otra opción. a. Concesión con eficiencia de maquila

42

El siguiente escenario contempla la información del concesionario actual, Licorsa, teniendo la eficiencia de la maquila del Departamento de Nariño, es decir con los costos y gastos y con los gastos de promoción del modelo de Nariño. Este escenario presupone disminución en costos de producción, en costos por descuentos y cartera y un aumento en un 74% en los gastos de promoción y publicidad. En este escenario, el Departamento del Huila recibiría la misma utilidad y participación, pero el concesionario tendría una utilidad total de $3.218, es decir 1.574 pesos por unidad más que el escenario ajustado con la información contable de Licorsa. Lo anterior permite inferir que en una nueva concesión esta utilidad pueda ser compartida con el Departamento o que se pueda disminuir el precio público para mejorar la competitividad y ampliar el consumo.

CUADRO No. 17
CONCESIONARIO CON MAQUILA PRECIO PUBLICO 14,873 PARTICIPACION 7,020 COSTOS Y GASTOS 2,917 GASTOS PROMOCION 1,024 UTILIDAD TOTAL 3,912 UTILIDAD TRANSFERIDA 694 UTILIDAD NETA 3,218 UTILIDAD ANUAL 5,470,600,000 UTILIDAD MES 455,883,333 GASTO PROMOCION AÑO 1,740,800,000 GASTO PROMOCION MES 145,066,667

b. Modelo de concesión al 5% Bajo este escenario se presupone continuar con el modelo de explotación de su marca propia a través de concesión pero con producción maquilada, en este esquema no se generan implicaciones presupuestales de inversión para el Departamento ni gastos de promoción, los cuales quedan a cargo del concesionario y adicionalmente el proceso de comercialización debe realizarse con herramientas propias del sector privado y no dejarse bajo la regulación pública, por cuanto entorpece y hace ineficiente el ejercicio del negocio, como en el Departamento de Nariño. A continuación, se explica el escenario: el Departamento contrata una concesión de producción y distribución. Dicha producción sería realizada a través de maquila, que para el caso tomamos la experiencia de Nariño con Caldas, por los rendimientos a escala que dicha eficiencia puede garantizar en el precio del producto en fábrica. El precio al público es el mismo que maneja Licorsa actualmente con el descuento calculado de 1.75% ya incluido. Se tiene en cuenta el mismo costo de producto que paga el Departamento de Nariño a la ILC., así como los gastos de ventas en que incurre el Departamento en transporte, seguros y ventas.

43

Se supone un fondo de promoción, que debe ser manejado por una fiduciaria, equivalente el 10% del precio de venta; y la dirección de la ejecución de estos recursos, será realizada de común acuerdo entre concesionario y Departamento. Dicho fondo es garantía de que se haga la suficiente promoción y publicidad para cumplir con la cuota mínima establecida. En este escenario la utilidad para el Departamento equivale a un 5% del precio de venta, es decir $744, y le garantiza al concesionario una utilidad de $2.705 por botella vendida. CUADRO No. 18
MODELO CONCESION HUILA 5% PRECIO EN FABRICA PARTICIPACION COSTOS Y GASTOS*1 FONDO PROMOCION*2 UTILIDAD TOTAL UTILIDAD TRANSFERIDA*3 UTILIDAD NETA UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES FONDO PROMOCION AÑO FONDO PROMOCION MES 14,873 7,020 2,917 1,487 3,449 744 2,705

4,598,707,825 383,225,652 2,528,424,450 210,702,038

c. Modelo de concesión al 10% Bajo el mismo presupuesto de la alternativa anterior, que escoge concesión como mecanismo para explotar su marca de licor anisado, solo que esta aumenta la utilidad del departamento en el negocio de producción y comercialización. CUADRO No. 19
MODELO CONCESION HUILA 10% PRECIO EN FABRICA PARTICIPACION COSTOS Y GASTOS*1 FONDO PROMOCION*2 UTILIDAD TOTAL UTILIDAD TRANSFERIDA*3 UTILIDAD NETA UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES FONDO PROMOCION AÑO FONDO PROMOCION MES 14,873 7,020 2,917 1,487 3,449 1,487 1,961 3,334,495,600 277,874,633 2,528,424,450

44

210,702,038

Al igual que la alternativa anterior el Departamento contrata una concesión de producción y distribución. Dicha producción sería realizada a través de maquila, que para el caso tomamos la experiencia de Nariño con Caldas, por los rendimientos a escala que dicha eficiencia puede garantizar en el precio del producto en fábrica. El precio al público es el mismo que se calculó con el descuento de 1.75% ya incluido. Se tiene en cuenta el mismo costo de producto que paga el Departamento de Nariño a la ILC., así como los gastos de ventas en que incurre el Departamento en transporte, seguros y ventas. Igualmente, supone un fondo de promoción, que debe ser manejado por una firma fiduciaria equivalente el 10% del precio de venta y las direcciones en la ejecución de estos recursos, deben ser realizadas de común acuerdo entre concesionario y departamento. A diferencia del escenario anterior, el concesionario transfiere al Departamento del Huila, el 10% del precio de venta al público con descuento del 1.75%. De esta forma, en todo caso el concesionario obtendría una utilidad neta de $1.961 por cada unidad, y el Departamento tendría una utilidad por botella de $1.487. d. Modelo para armar Se presenta un modelo teórico, que de acuerdo con la hoja de cálculo anexa (Ver anexo 4), permite proyectar una concesión con diversos componentes de precio, costos, promoción y utilidad. CUADRO No. 20
MODELO PARA ARMAR PRECIO PUBLICO 100% PARTICIPACION 50% COSTOS Y GASTOS 20% FONDO PROMOCION 10% UTILIDAD TOTAL 20% UTILIDAD TRANSFERIDA 10% UTILIDAD NETA 10% UTILIDAD ANUAL UTILIDAD MES FONDO PROMOCION AÑO FONDO PROMOCION MES 14,040 7,020 2,808 1,404 2,808 1,404 1,404 2,386,800,000 198,900,000 2,386,800,000 198,900,000

Se toma un precio al público de $14.040 por unidad de 750 CC, exactamente dos veces lo que será transferido al Departamento por la participación económica, el cual es inferior a los $15.138 actualmente existentes. El 20% de dicho precio al público será destinado a la compra del producto., lo cual coincide en líneas generales con el costo de la maquila. De igual forma, se plantea un fondo de promoción del 10% del precio en fábrica. Por último, la utilidad transferida al Departamento equivaldrá al 10% de precio al público, es decir $1.404 por unidad, de esta forma la utilidad y la promoción se liga al precio en fábrica y se comparte su incremento.

45

En este modelo para armar por el Departamento se puede esquematizar claramente partiendo del precio al público, cual sería la utilidad del concesionario, la del departamento, los costos básicos y la participación a pagar, para que el departamento pueda tener claridad en la forma en como se puede dar el negocio sin que el particular pierda y hasta donde podría ser la utilidad del departamento luego de impuestos y participación. e. Comparación de las alternativas CUADRO No. 21 COMPARACION MODELOS Y EXPERIENCIAS
PRECIO FÁBRICA NARIÑO 13.452 FLA CUNDINA MARCA 10.098 LICORSA INFORME LICORSA – FILIAL CONCESION MAQUILA CONCESION HUILA 5% 14.873 CONCESION HUILA 10% 14.873 7.020 2.917 1.487 3.449 1.487 1.961 3.334.495.600 277.874.633 7.020 2.917 1.487 3.449 744 2.705 4.598.707.825 383.225.652 15.138 15.138 14.873 6.757 7.020 7.020 7.020 2.701 5.882 5.026 2.917 600 754 754 1.024 640 1.482 2.338 3.912 694 694 694 640 788 1.644 3.218 11.685.641.744 1.339.600.000 2.794.217.679 5.470.600.000 973.803.479 111.633.333 232.851.473 455.883.333 14.500 8.729 7.515 2.917 2.736 1.024 699 782 3.551 782 3.551 1.642.119.015 136.843.251 191.754.000.000 15.979.500.000 PARTIC COSTO Y GASTO PROMO CION UTILIDAD TRANS- UTI TOTAL FERIDA NETA UTI ANUAL UTI MES

El mayor precio de venta en fábrica es el que tiene el Departamento del Huila cuando no realiza ningún tipo de descuento ($15.138), sería el 8% de descuento comercial, reportado por Licorsa, el precio queda en $13.926. Cuando se realiza el descuento calculado (1.75%), el precio en fábrica queda en $14.873, seguido del precio en el Departamento de Nariño (13.452 pesos por unidad). El precio en fábrica del Departamento de Antioquia es de 14.500 pesos por unidad. La mayor participación la reciben el Departamento de Nariño y el Departamento de Antioquia, cuyas tarifas son 301 y 228 pesos por grado alcoholimétrico, respectivamente. En los modelos de experiencia comparada es totalmente evidente la menor eficiencia es del LICORSA informe contable, la cual recae en altos costos, aunque tiene la menor inversión de todos en gastos de publicidad y promoción. En el modelo de concesión al 10% es en donde el Departamento del Huila recibiría mayor utilidad, equivalente al 10% del precio al público, es decir $1.487 por unidad, lo cual le generaría un incremento en un poco más del doble de la utilidad por botella que se percibe en la actualidad.

46

Actualmente el Departamento recibe 694 pesos por unidad. En el modelo de concesión del 5%, el Departamento recibe por concepto de utilidad la suma de $744 por botella de 750 c.c.. La mayor utilidad neta la presenta la Fábrica de Licores de Antioquia, que recibe $3.551 por unidad. De acuerdo a la información contable entregada por el concesionario Licorsa tiene una utilidad neta de 788 pesos por botella que no es razonable cuando el precio en fábrica es superior en más de $1000 al promedio de los otros modelos. Según el escenario ajustado del concesionario, es decir, restando los descuentos de promoción y gastos de recuperación de cartera, el concesionario recibiría actualmente la suma de 1.644 pesos por botella. En los escenarios del modelo de concesión al 5% y al 10%, el concesionario privado reduciría su utilidad a $2.705 (en el modelo de concesión del 5%) y a $1.961 (en el modelo de concesión del 10%). f. Inversión en publicidad por botella La promoción y publicidad están directamente ligadas al consumo, en nuestro análisis en fomra relativa es el Departamento de Nariño el que más invierte en publicidad y promoción, con $1.024 por cada botella, es decir el 25,98% del total de gastos y costos. Luego está la inversión de Licorsa, equivalente a un 10,29% del total de costos y gatos, es decir $754 por unidad, y la FLA que invierte el 20,34% del total de costos y gastos, equivalente a 699 pesos por unidad, la cual en términos reales pesa como un 20% por cuanto en la FLA los costos son reducidos. CUADRO No. 22 INVERSION EN PUBLICIDAD POR BOTELLA
DEPARTAMENTO INVERSION EN PUBLICIDAD POR BOTELLA 1,024 754 699 CANTIDAD DE UNIDADES 2,100,000 1,700,000 54,000,000 TOTAL INVERSION 2,150,400,000 1,281,851,000 37,719,000,000 %

NARIÑO LICORSA FLA

25.98% 10.29% 20.34%

7. CONCLUSIONES a. Sobre la explotación del monopolio de licores. • La explotación de los licores a través de empresas oficiales no es eficiente y están sometidos a riesgos de manejo burocrático y laboral que han llevado a que muchas de ellas sean activos oficiales que generan pérdidas y sólo las grandes licoreras con altos niveles de inversión se mantienen en el mercado, aún cuando estratégicamente se plantea también la necesidad de darle un manejo privado a las mismas.

47

•

El monopolio se puede explotar con cierre de mercado total o permitiendo la participación de otros licores (aguardiente) previo convenio. La definición si se mantiene el mercado cerrado debe ser producto de un estudio sobre el consumo y un esquema gradual que permita valorar sus efectos, lo cual debe corresponder a una disminución de la cuota mínima en tales eventos. Ello constituiría una competencia que se termina constituyendo en un aliciente del mercado. Dentro de las formas de explotación de los licores, el monopolio presenta ventajas competitivas para cerrar un mercado y explotar una marca propia, bien sea producida directamente o a través de terceros, pero como desventaja tiene tendencias al estancamiento y acomodamiento del mercado ante la falta de competencia directa, lo cual termina siendo uno de los factores incidentes en el cambio de los hábitos del consumo. La mayoría de los departamentos han optado por el régimen del monopolio y no el de aplicación del impuesto al consumo. El ejercicio del monopolio por producción directa de su marca, ha sido en la generalidad de los casos un fracaso económico, aún cuando se tengan mercados importantes como la licorera del valle, la cual a pesar de producir 12 millones de botellas arroja las perdidas de $18.000 millones al año. Salvo las grandes licoreras que requieren altísimas inversiones para mantener la competitividad, la explotación de sus propias marcas a través de maquila, es el mecanismo de producción, la utilización de viejas infraestructuras hace más costoso el proceso de producción y congela activos del Departamento que pueden destinarse a otros fines. La explotación de sus propias marcas a través de concesión, debe incluir la comercialización, por cuanto la comercialización oficial es ineficiente y adolece de todos los vicios burocráticos.

•

•

•

•

•

b. Sobre el mercado de licores. • Reducción del consumo en el aguardiente. A nivel nacional a caído en los últimos 5 años en un 23% y a nivel del Departamento del Huila la reducción efectiva es del 25%. El monopolio explotado a través de la concesión en el departamento del Huila ha generado un recaudo superior al 13% frente al recaudo teórico si se mantuviera el régimen impositivo del impuesto al consumo. Aunque el consumo efectivo ha caído en un 25%. El cambio de hábito en el consumo de Ron por aguardiente, no ha significado disminución de los ingresos, por cuanto la participación en el Ron es mayor que la sumatoria de la participación y las utilidades por la explotación del aguardiente en un 8%. La caída del consumo en el aguardiente a favor de los tragos largos y de la cerveza, solo puede ser contrarrestada con una promoción muy eficiente y el desarrollo creativo de nuevos productos.

•

•

•

48

•

El mercado de licores anisados se proyecta continuar disminuyendo a futuro a nivel nacional, lo cual también puede tener implicaciones a nivel local, y por ello requieren de monitoreo permanente, para tomar medidas oportunas frente al ejercicio del monopolio del licor anisado y de los otros productos y/o estrategias de mercado del producto. El mercado del licor anisado a nivel departamental, no puede ser analizado con precisión si no se cuentan con técnicos estudios de mercado, por cuanto los niveles de venta anuales oficiales, basados en el contrato no pueden ser un indicador por cuanto están alterados por las ventas del stock del año anterior a través de la empresa particular vinculada al concesionario. En la caída del mercado se evidencia una débil promoción y posicionamiento del producto, así como una falta de exploración por utilización de nuevas presentaciones. El comportamiento del mercado departamental de licor anisado, refleja indicadores que señalan una mayor disminución que la del mercado nacional, que no es posible analizarla con exactitud dentro de las eficiencias de la actual concesión.

•

•

•

c. Debilidades de la actual concesión. La actual concesión presenta estructuralmente las siguientes deficiencias que pervierten y hacen contraproducente esta actividad, las cuales deberían superarse al plantear un nuevo esquema de concesión: • El precio de venta del aguardiente lo fija el concesionario y el departamento recibe la misma participación y utilidad a pesar de los incrementos del precio, de tal forma que el aumento del precio beneficia directamente al concesionario y estimula el incremento en el precio afectando el consumo por la elasticidad que tiene el mismo; con mayor precio gana el concesionario y el Departamento pierde por reducción de consumo. El precio de fabrica de Licorsa es de $15.138 sin descuentos, es más alto que el de Nariño $13.452 y $14.500 FLA. Las cantidades mínimas de venta anual deben ser reales y no se debe aceptar los stock con vinculados económicos para efectuar ventas “formales”. Los gastos de promoción y su modalidad quedan al arbitrio del concesionario y para éste constituye un costo adicional toda innovación o campaña agresiva. El monto mínimo de unidades vendidas. - Sólo se evidencia a final del año el cumplimiento de la cuota, que para las partes solo importa el cumplimiento formal de la misma y no el real de consumo. - Debe corresponder a la capacidad de consumo real y a la potencialidad de mercadeo y venta de forma tal que el no llegar a las metas, sea penalizado sin crear incentivos al

• • • •

49

carrusel o a la utilización de vinculadas para cumplir con la meta y en el caso en que se superen las metas en una reducción porcentual de la utilidad pactada. - No se consideran instrumentos de revisión de la cuota mínima, previa valoración del esfuerzo y gastos adicionales en promoción e innovación y análisis de estudios técnicos de mercado. • • La utilidad y los costos que presenta la concesionaria no corresponden a la realidad económica por la transferencia a su vinculada. La promoción en el departamento del Huila es muy baja e insuficiente si se compara con la inversión que en estos rubros hacen experiencias exitosas como la FLA y Nariño. Caracterizada también por el escaso número de vendedores y la poca creatividad en la innovación de productos. 8. RECOMENDACIONES a. General Aprender de la experiencia sobre las posibilidades de explotación mediante concesión y producción a un tercero para que éste realice la producción a través de maquila con una de las grandes licoreras y se encargue de la distribución entregándole al departamento un porcentaje sobre el precio de venta adicional a la participación porcentual, contando con un rubro de promoción como porcentaje de dicho precio manejado fiduciariamente. Así mismo, utilizar la infraestructura actual para obtener recursos u otros fines del Departamento. b. Particulares: Para tener en cuenta en un nuevo contrato de concesión, podemos señalar: 1. Se debe fijar el precio en fábrica en conjunto con el departamento y que su variación beneficie la utilidad del departamento y no solo al concesionario y evite que su incremento afecte el consumo. 2. Se debe crear un fondo de promoción y publicidad manejado a través de una fiducia, equivalente al 10% del precio de ventas, que sería manejado por un comité bilateral. 3. Se debe fijar cuotas mínimas de venta estacionales, de forma tal que no se acepten las ventas de final de año para llegar a la cantidad mínima. 4. El consumo real de licores debe ser monitoreado permanentemente a través de estudios técnicos de mercado contratados por el Departamento, costeados dentro de la concesión. 5. El consumo real sin potencializar está alrededor de 1.500.000 unidades y ésta podría ser la base para establecer la cuota mínima, a la cual se le aplica la utilidad ofertada, señalando que sobre el exceso de esa cuota hasta un 30% pagaría una utilidad del 80% de la utilidad ofertada y de allí en adelante el exceso pagaría de utilidad el 50% de la utilidad ofertada. Por su parte el incumplimiento que implique una disminución hasta del 20% de la cuantía mínima básica, obliga a destinar al fondo 50

de promoción el valor que recibiría el departamento por participación y utilidad. Cuando la disminución sea superior al 20% se deberá cancelar al departamento el valor de las participaciones y utilidades que le corresponderían hasta llegar al 80% de la cuota. 6. La nueva concesión debe tener en cuenta para el primer año, la existencia de un stock a comercializar de aproximadamente 700.000 unidades producto del contrato hoy vigente, que afectarían la cuota mínima del año 2008 y que implican una disminución del recaudo de $5.958 millones. 7. La concesión debe prever la posibilidad de permitir la introducción de un porcentaje de otros aguardientes, para motivar competencia y paralelamente un mecanismo de ajuste de consumos mínimos.

8. La concesión bajo maquila liberará los activos actualmente entregados en arrendamiento. De estos activos la maquinaria y equipos tiene un alto nivel de obsolecencia y será de muy difícil venta, pero el inmueble de 42.000 m2, tiene un avalúo catastral de $4.880 millones y comercialmente puede alcanzar un valor muy superior, constituyendo unos ingresos adicionales para el departamento. 9. El esquema de concesión debería contar con unas reglas muy claras y unas condiciones económicas bajo las cuales una vez establecido quienes cumplen con todas las exigencia para la selección se elige al que mayor participación le ofrezca al departamento sobre el precio de venta en fábrica. 10. La concesión debe concederse por un tiempo máximo de 5 años, como plazo suficiente para adecuarse a los cambios y para revisión de la alternativa, teniendo en cuenta que es un mercado y situaciones sujetas a alteraciones frecuentes.

BIBLIOGRAFÍA ° FEDESARROLLO. Estimación de los Efectos en el Recaudo Tributario Imputables a Modificaciones en las Tasas a los Impuestos de los Licores Importados. Luis Alberto Zuleta, Carlos Caballero y Lino Jaramillo. Bogotá: Octubre, 2006. FEDESARROLLO. Los Impuestos a los Licores en Colombia. Luis Alberto Zuleta y Lino Jaramillo. Bogotá: Mayo, 2000. 51

°

°

FEDESARROLLO. Evaluación inicial de la Reforma a los Impuestos a los Licores en Colombia. Carlos Caballero Argaez, Luis Alberto Zuleta y Lino Jaramillo. Bogotá: Agosto, 2004. FEDESARROLLO. La Industria de Licores en Colombia. Estudio Elaborado para la Industria Internacional. Luis Alberto Zuleta y Lino Jaramillo. Bogotá: Octubre, 2000. SELFINVER Banca de Inversión. Informe de Estructuración Jurídica y Financiera de Alternativas que Hagan Viable la Transferencia a un Tercero de los Activos, Negocio, Conocimiento y Personal de la FLA para Maximizar a Futuro los Recursos que Obtiene el Departamento de Antioquia por la Explotación del Monopolio de Licores. Medellín: 2007. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. Estudios Sectoriales: Informe del Monopolio de Licores. Imprenta Nacional. Bogotá: 2001. Ley 788 de 2002. Decreto Ley 1222 del 18 de abril de 1.986, por el cual se expide el Código de Régimen Departamental. Decreto Reglamentario 541 de 2007. Ordenanza 014 de 1997, que contiene el procedimiento tributario sancionatorio y cobro administrativo coactivo para el Departamento del Huila. Ordenanza 014 de 2003 del Departamento del Huila. Ordenanza 023 de 2005 del Departamento del Huila. Ordenanza 031 de 2006 del Departamento del Huila. Ordenanza 01 de 2005 del Departamento del Huila. CONTRALORIA GENERAL DEL META. Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral Modalidad Abreviada. Unidad de Licores del Meta. Villavicencio: Junio de 2007. CARLOS ALBERTO ATEHORTUA RIOS. Transformación de la Explotación del Monopolio de Licores. Medellín: 2007.

°

°

° ° °

° ° ° ° ° ° °

° °

52


								
To top