Docstoc

cultura

Document Sample
cultura Powered By Docstoc
					FACULTAD DE EDUCACIÓN MAESTRÍA EN EDUCACIÓN APRENDIZAJE Y CULTURA ACADÉMICA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Ángela María Molina Sandra Elvira Ruiz Estudiantes IV Semestre Maestría en Educación 10 de septiembre de 2007

Al partir de los fines formativos a los que debe propender la educación superior, como es “la profundización en la formación integral de los colombianos para solucionar las necesidades del país, y ser el factor de desarrollo científico, cultural, económico, político y ético, tanto a nivel nacional como regional” (Art. 6. ley 30 de 1992) se hace necesario reflexionar sobre los retos que asume el profesor de educación superior dentro de sus practicas docentes, en aras de fomentar a sus estudiantes “aprendizajes relevantes”1 que contribuyan al cumplimiento de estos fines sociales que se le han adjudicado a la universidad.

En este documento se presentarán tres categorías conceptuales donde se evidencia la cultura académica del profesor universitario, desde la perspectiva de la formación integral y el desarrollo social y el fortalecimiento de procesos metacognitivos que permitan mejorar su práctica.

EL PROFESOR UNIVERSITARIO FRENTE AL RETO DE LA FORMACIÓN INTEGRAL Concebir una formación integral implica reconocer que los sujetos desarrollan dimensiones cognitivas, psicoafectivas, ético-morales y biofísicas durante todo su
1

Según Pérez Gómez el aprendizaje relevante es aquel aprendizaje significativo que por su sentido e importancia para el individuo provoque inestabilidad cognitiva, conflicto cognitivo, duda e interrogación, por que les hace repensar sus esquemas clásico de interpretación al darse cuenta de que son insuficientes y les hace abrirse a la posibilidad de construir nuevos esquemas de interpretación de la realidad que son y que incluyen conocimiento, habilidades, actitudes y comportamientos.

proceso formativo, el cual no termina con la culminación de los estudios escolares de básica media, sino por el contrario, deben afianzarse en la educación superior, para que los estudiantes puedan reconocer, analizar y formular estrategias o posturas frente a las necesidades del país como ciudadanos concientes de su participación. Desde esta perspectiva el profesor universitario podría desarrollar prácticas donde se articulen las dimensiones del sujeto con los conocimientos disciplinares o profesionales. Esta postura permitiría que los estudiantes cuestionaran y organizaran sus modelos mentales al evidenciar las relaciones holísticas de los planteamientos conceptuales nuevos con los supuestos previos, otorgando sentido y significado a la información que deben transformar en saberes. Sin embargo, las intencionalidades de la formación integral, también deberían ser abordadas desde las realidades y las prácticas de enseñanza que los docentes ejecutan, ya que éstas no sólo se enmarcan desde los requerimientos o exigencias educativas, sino también desde los modelos mentales construidos por el profesor y sus experiencias previas que al final son las que configuran la real cultura académica que se desarrolla en el aula de clase. Es así como se puede concebir De tal manera, se puede comprender que “la enseñanza no es algo que se hace a alguien, sino que se hace con alguien. Esto supone que los fines no se pueden anticipar, sino que se construyen cooperativamente, en los contextos de práctica y entre todos los implicados.” (Litwin. E. 1997. Pág. 87)

EL PROFESOR UNIVERSITARIO Y EL DESARROLLO SOCIAL

Para contribuir con el desarrollo social desde la educación superior, es imprescindible reflexionar sobre el contexto de los sujetos implicados en los procesos de enseñanza y los de aprendizaje, permitiendo así, el reconocimiento de las concepciones del mundo, el país y su entorno inmediato, ya que el sentido de la realidad no sólo debe fundamentarse en las percepciones sensoriales, sino también desde facultades de la razón (reflexión, asociación y comprensión) que se

potencian desde el abordaje crítico del entorno sociocultural en el que se está inmerso. Este abordaje crítico del contexto puede conllevar al compromiso de los actores educativos (profesores y estudiantes) con el desarrollo social que promueve la formación de ciudadanos como protagonistas en el desarrollo de la sociedad a nivel científico, cultural, económico, político y ético, dentro de un “contexto de civilidad moderna y de un Estado Social de Derecho en el que el ciudadano se sienta partícipe del ordenamiento de las relaciones ciudadanas y que asuma su papel como algo que le corresponde, que le compete, a lo cual tiene derecho y obligación.” (Garay. J. No.34 Pág. 228)

Este desarrollo social fundamentado en la formación de ciudadanos, podría partir del uso de metodologías, los supuestos y los conceptos de varias áreas del saber para resolver problemas complejos, formulando preguntas adecuadas,

examinando los valores propios, junto con los colectivos, y sabiendo contemplar el mundo desde perspectivas diferentes.

FORTALECIMIENTO DE PROCESOS METACOGNITIVOS EN EL PROFESOR UNIVERSITARIO.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:16
posted:12/17/2009
language:Spanish
pages:3