Docstoc

Biografía de Rafael Correa

Document Sample
Biografía de Rafael Correa Powered By Docstoc
					Biografía de Rafael Correa, Presidente de Ecuador
Rafael Vicente Correa Delgado (Guayaquil, 6 de abril de 1963) es el actual Presidente de la República del Ecuador. En la segunda vuelta electoral, efectuada el 26 de noviembre de 2006, ganó la presidencia junto a su candidato a vicepresidente Lenín Moreno. Obtuvo el 56,67% de los votos válidos, mientras que Álvaro Noboa obtuvo 43,33% de los votos. Su mandato comenzó el 15 de enero de 2007 y concluiría el 15 de enero de 2011. De concluir su mandato, sería el primer presidente desde 1996, que hubiese culminado en el Ecuador con su mandato constitucional. Estudios realizados Correa, quien nació y se crió en un hogar de clase media baja, pudo realizar todos sus estudios primarios y secundarios en el colegio católico San José - La Salle de la ciudad de Guayaquil, regentado por los Hermanos de las Escuelas Cristianas, gracias al apoyo de un amigo de su madre (Galo Naula, actual presidente del Banco Nacional de Fomento) y en el que se destaca por sus dotes de liderazgo como presidente de la Asociación Cultural Estudiantil Lasallana (ACEL) y dirigente por pocos años de Tropa del Grupo 14 "San José - La Salle" y posteriormente uno de los fundadores del Grupo 17 "Cristóbal Colón" de la Asociación de Scouts del Ecuador. Gracias a sus notas académicas, obtiene una beca para estudiar en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, un instituto particular en Ecuador, en el que finalmente se graduó de economista en 1987. En dicha Universidad fue, además, presidente de la Asociación de Estudiantes de Economía, Auditoría y Administración (AEAA) y, posteriormente, presidente de la Federación de Estudiantes de dicho centro universitario (FEUC). Después de su graduación pasó un año en una misión salesiana en Zumbahua (Cotopaxi), poblado rural de extrema pobreza en, donde como voluntario, presta labores de alfabetización de indígenas, y desarrollo de microempresas. Durante este tiempo adquirió sus conocimientos de kichwa, lengua de indígenas del Ecuador. Correa recibió una beca para estudiar en Europa y logra un grado de Maestría en Economía en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica y mediante un intercambio académico auspiciado por la Universidad San Francisco de Quito, estudia en la Universidad de Illinois en UrbanaChampaign, Estados Unidos hasta obtener el grado de PhD en 2001. Carrera política Correa en 2006. Su movimiento político se denomina Movimiento PAIS (Patria Altiva i Soberana). Se autodefine como un humanista cristiano y un economista neoestructuralista. En 2006, durante la segunda

vuelta electoral fue apoyado por partidos y movimientos de centro e izquierda, incluyendo la Izquierda Democrática, el Partido Socialista Frente Amplio[3], el movimiento Alternativa Democrática, el movimiento Nuevo País, el Movimiento Poder Ciudadano y el movimiento indígena Pachakutik. Rafael Correa fue asesor económico del Presidente Alfredo Palacio durante las funciones de este como Vicepresidente. Posteriormente, fue Ministro de Economía y Finanzas al inicio de la gestión del Presidente Alfredo Palacio, tras la destitución del ex Presidente Lucio Gutiérrez, entre abril y agosto de 2005. Renunció a su cargo cuatro meses después de ingresar en funciones por diferencias con el Presidente Palacio, aduciendo presiones de los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Durante su gestión propuso una postura nacionalista, opuesta a los organismos multilaterales como el Banco Mundial y el FMI, y con una retórica a favor de una mayor intervención del Estado en los recursos petroleros. Uno de sus sucesores en el Ministerio de Economía y Finanzas, Diego Borja, impulsó una reforma de la Ley de Hidrocarburos para que el Estado recibiera al menos el 50% de la renta petrolera. Correa también eliminó el fondo de estabilización de los ingresos petroleros (FEIREP), al que acusaba de ser un mecanismo que favorecía los intereses de los tenedores de bonos de la deuda pública y lo sustituyó por la "Cuenta de reactivación productiva y social" (CEREPS) que distribuye dichos recursos entre diferentes rubros (pero revierte al presupuesto al final de cada año). Según afirmó, por orden expresa del Presidente Alfredo Palacio, Correa dio uno de los votos decisivos para la elección del colombiano Luis Alberto Moreno (apoyado por Estados Unidos) como Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo. A inicios de septiembre de 2006, se ubicaba en tercer lugar en las encuestas para las elecciones del 15 de octubre de 2006. A inicios de octubre de 2006, había pasado al primer lugar en algunas encuestas. En los resultados de la primera vuelta, quedó segundo, y pasó a la segunda vuelta junto con el candidato por el partido populista de derecha PRIAN, Álvaro Noboa. Ideas políticas Correa ha escrito varios ensayos contra la dolarización, a la cual ha calificado como un error técnico, al eliminar la política monetaria y cambiaria. En la contienda electoral se comprometió a mantenerla a lo largo de su mandato porque aseguró que, técnicamente, sería "insensato"[4] cambiar de moneda en estos momentos. Volvió a ratificar su compromiso por mantener la dolarización durante los cuatro años de su gestión tras el triunfo de la consulta popular del 15 de abril de 2007. No obstante, también ha mencionado la posibilidad de sustituir al dólar por una moneda regional sudamericana en el futuro.

Algunos analistas lo identifican con la denominada "izquierda nacionalista" de Hugo Chávez y Evo Morales, muestra también clara afinidad con los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y Cristina Kirchner en Argentina. Correa se autodefine como un neodesarrollista y un "humanista cristiano de izquierda" y parece proponer una política soberana y de integración regional de línea bolivariana, también conocida bajo el nombre de socialismo del siglo XXI, puesta en marcha por Chávez en Venezuela y sustentada teóricamente por el alemán Heinz Dieterich. En la campaña electoral calificó al presidente estadounidense George W. Bush de 'tremendamente torpe que ha hecho mucho daño a su país y al mundo'.[1] Desde el inicio de su mandato mantiene cercanas relaciones con los gobiernos de izquierda de América Latina, particularmente con los de Argentina, Cuba, Venezuela, Bolivia, Brasil y Chile; aunque también tiene relaciones fluidas con el resto de los países de la región, de manera particular con Perú. Asistieron a su toma de posesión los presidentes de Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Haití, Irán, Nicaragua, Paraguay, Perú, Venezuela, y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), así como el Principe de Asturias, Felipe de Borbón; varios Vice-Presidentes; y líderes de organizaciones internacionales, incluyendo el Secretario General de la OEA, José Insulza.[2] En plena campaña electoral en el Ecuador, Hugo Chávez identificó al candidato contrario a Correa, el heredero bananero Alvaro Noboa, como "un explotador de niños" basándose en los informes de UNICEF sobre trabajo y explotación infantil que denuncian las irregularidades en las bananeras de Noboa.[3] En su discurso de toma de posesión, Correa se refirió a la necesidad de "la lucha por una Revolución Ciudadana, consistente en el cambio radical, profundo y rápido del sistema político, económico y social vigente, sistema perverso que ha destruido nuestra democracia, nuestra economía y nuestra sociedad". Propuesta de gobierno Uno de los temas centrales al gobierno de Correa ha sido la creación de una Asamblea Constituyente. Correa ha dicho que la misma tendría por objeto arrebatar privilegios a la llamada "partidocracia", término con el que se refieren dentro del Ecuador a la influencia de los partidos políticos tradicionales en las instituciones públicas del país. Respecto de la Asamblea, Correa remitió al Tribunal Supremo Electoral su proyecto de Estatuto de convocatoria a la Asamblea, en el cual se plantea la elección de 130 asambleístas, incluyendo seis representantes de los ecuatorianos en el exterior.[5] En un referendum efectuado el 15 de abril de 2007, la votación favorable a la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente obtuvo el respaldo del 81.7 % de los votantes.[6] Rafael Correa afirma que una de sus principales motivaciones es revertir las consecuencias sociales y económicas derivados del modelo económico neoliberal imperante en el continente

durante las dos últimas décadas, que ha provocado, entre otros efectos, la privatización de servicios básicos como la salud, la educación o la gestión del agua potable. No obstante, hasta septiembre de 2007, no había adoptado ninguna reforma con respecto a la utilización rentista de las empresas estatales. Así mismo, Correa afirma que su ejecutivo es un Gobierno "verde"[7] por su defensa del medio ambiente; ha planteado una mayor participación del Estado en la renta del petróleo; aumento de la inversión social, no proseguir la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, con el argumento de la destrucción de decenas de miles de puestos de trabajo en la agricultura, entre otros sectores. Limitar el servicio de la deuda externa del Ecuador (principalmente hacia organismos multilaterales de desarrollo y tenedores de bonos) en caso de ser necesario para apuntalar el desarrollo productivo y social del país. Además, ha establecido claramente su intención de no renovar el convenio suscrito entre el Ecuador y los Estados Unidos que le permite a dicho país mantener una base militar en el puerto ecuatoriano de Manta. (De acuerdo al Presidente de Ecuador, no habrá renovación de dicho convenio a menos que Ecuador pueda tener también una base militar en un puerto similar estadounidense, como Miami, por ejemplo, apelando a la lógica de la reciprocidad.) La administración del economista Rafael Correa inició el 15 de enero de 2007 con el cumplimiento a través de sus dos primeros decretos de dos de sus propuestas de campaña: la convocatoria de una consulta popular para que la ciudadanía decidiera si quería una Asamblea Nacional Constituyente, y la reducción a la mitad de los salarios de los altos cargos del Estado[5], comenzando por la retribución del propio Presidente, que quedó disminuido a 4.250 dólares mensuales (25 salarios mínimos vitales). El Presidente Correa buscó además el equilibrio de género y su Ejecutivo contaba al inicio de su gestión con un 40% de las carteras ocupadas por mujeres. Así mismo, prohibió a sus ministros y otros empleados públicos recibir regalos y agasajos[6] por su labor. No obstante, los candidatos del Movimiento PAIS a la Asamblea Constituyente han participado en eventos oficiales, tales como la inauguración de la central hidroeléctrica San Francisco (Alberto Acosta), y el inicio de la construcción de la sede para la Asamblea Constituyente (Trajano Andrade), ambos cuando desempeñaban los cargos de Ministros de Energía,Transporte y Obras Publicas respectivamente, previo a la convocatoria a elecciones. Del mismo modo, Correa ha declarado su[8] oposición a la pena de muerte y a la cadena perpetua; y ha propuesto el Plan Ecuador, que opone desarrollo, justicia y paz al militarismo propugnado por el Plan Colombia, financiado por Estados Unidos. Así mismo, el Gobierno ha creado una Comisión de la Verdad que investiga los crímenes de Estado[7] contra los Derechos Humanos.

Según la Oficina de Prensa de la Presidencia, otras realizaciones del Gobierno en las primeras semanas de actividad fueron el incremento en un 15% de la inversión social del Estado, la comprometida duplicación del Bono de Desarrollo Humano, destinado a ayudar a las familias con menos recursos económicos y en situación de pobreza; así como un incremento del 100% en el bono de la vivienda para facilitar la construcción, compra y rehabilitación de las viviendas de las personas más desfavorecidas. Del mismo modo, declaró en situación de emergencia y destinó recursos económicos extraordinarios a diversos sectores, entre ellos el sistema penitenciario -que padece de hacinamiento, con 16.000 reclusos cuando su capacidad real es de sólo 8.000-; para las provincias afectadas por la erupción del volcán Tungurahua; para la Policía Nacional[8]; para la educación [9]; para el sistema de salud pública [10]; para el sector ferroviario [11]; para la reconstrucción vial [12]; para la agricultura [13]; y para detener el deterioro ambiental del archipiélago de Galápagos [14]; entre otros. El Gobierno, ha iniciado un plan de control de armas [15]; ha creado un organismo para el control de la corrupción dentro del propio Ejecutivo [16]; ha ordenado al Estado que no utilice empresas de intermediación laboral que explotan a los trabajadores [17]; ha comenzado a distribuir medicamentos de manera gratuita [18]; y ofrece una transmisión semanal de radio [19] en el que periodistas y ciudadanos seleccionados por la Oficina de Prensa de la Presidencia[20] interrogan al mandatario. El Presidente Correa ha afirmado que el suyo es un Gobierno "verde" por su defensa del medio ambiente. En esta línea, ha decidido retornar a la Comisión Ballenera Internacional para impedir el reinicio en la caza de estos mamíferos [21]; ha establecido una veda a la extracción de maderas preciosas [22]; y ha anunciado que por una compensación de 350 millones de dólares anuales de la comunidad internacional renunciaría a la explotación de un campo petrolero con alrededor de 1000 millones de barriles, una de sus mayores reservas de petróleo [23],[9] localizadas en una reserva de la biosfera conocida como el Parque Nacional Yasuní [24], en la cuenca amazónica. Aunque luego entregó el sector para la explotación petrolera a la estal brasileña Petrobras ante la falta de apoyo internacional a la propuesta. El Gobierno de Correa afirma que ha reconocido a los grupos indígenas que no quieren mantener contacto con el mundo desarrollado y ha establecido una política de Estado para los pueblos en aislamiento voluntario [25]. En mayo del 2008 bajo gestión directa de Rafel Correa se logró negociar la concesión de bandas para telecomunicaciones de celulares (Porta Movistar) por un monto total de 700 millones de dólares[26], logrando dar un claro mensaje de seriedad y tranparencia, a nivel mundial, en lo que a inversión extranjera se refiere, tal es así que el nivel de Riesgo País se encuentra en uno de sus niveles más bajos de los últimos años [27]

Represión amazónica En junio y julio de 2007 su gobierno reprimió a movilizaciones de las comunidades en la Amazonía y en el Sur del país, quienes protestaban por concesiones petroleras y mineras a empresas transnacionales (PetroChina, PetroBras y mineras canadienses)[10] Se denunció que su Secretario Nacional de Solidaridad Ciudadana, Darío Echeverría, encabezaba una red de corrupción en el Fondo de Solidaridad. Igualmente, se contrató como asesor del Ministerio de Economía y Finanzas a Quinto Pazmiño, quien había sido acusado y detenido por intento de asesinato, asociación ilícita, incendio, atentar contra la propiedad ajena y agresión a un policía. Controversia con grupos ambientalistas Correa anunció que permitirá la exportación de aletas de tiburón, en el caso de que los tiburones sean capturados accidentalmente. Varias organizaciones ambientalistas, como un sector de Acción Ecológica, Black Shepherd y Activismo Global cuestionaron esta decisión, aunque fue Fundación Natura la organización que figuró. Algunos analistas consideraron que la decisión iba orientada a ganar votos entre los pescadores, dado que el producto tiene un alto precio. En el 2008, se ha observado un incremento dramático en la pesca de tiburones; sin embargo, los grupos ambientalistas no se han pronunciado al respecto. Acusado de entorpecer la obra pública en Guayaquil Mediante la procuraduría general del Estado, el 3 de enero de 2008 se presentó un proyecto de Ley para regular el trabajo de las fundaciones y corporaciones privadas que manejen fondos públicos, entre ellas la aeroportuaria y la de la terminal terrestre de Guayaquil. Aunque este proyecto solo sería para control, y el tema de las fundaciones no le corresponden a la Procuraduría, la procuraduría pidió "que se las pueda sujetar a los regímenes que están vigentes para cualquier contratación, es decir, que no puede haber fondos públicos que no estén sujetos a revisión permanente", el alcalde Jaime Nebot reiteró sus críticas hacia el régimen. "El Gobierno ha decido entorpecer la ejecución de la obra pública en Guayaquil, a través de ordenar a la Procuradoría General del Estado en esta ciudad de un informe negativo para la ejecución de obras". Luego de prometer que estas acciones no detendrán el trabajo municipal, Jaime Nebot no descartó movilizaciones. "La gente está indignada y con razón y por eso es que tenemos que protestar con toda la vehemencia del caso, con toda la razón del caso frente a este tipo de bajezas". El 24 de enero del 2008, el alcalde de Guayaquil convocó a una multitudinaria marcha a la que concurrieron más de 300.000 ciudadanos (la mayor marcha en la historia del país).Nota periodística Gestión del Gobierno del Presidente Correa

Viajes del Presidente Durante su primer año de gobierno el presidente Rafael Correa visitó 15 países entre giras oficiales, cumbres de mandatarios y firmas de convenios bilaterales, permaneciendo fuera del país durante 45 días en 2007.[12] Sus viajes los ha realizado en aviones de aerolíneas locales por lo general de Tame o de la Fuerza Aérea. Su comitiva la integra su seguridad, secretarios particulares, la canciller y los ministros en cuyas respectivas áreas vayan a tratarse convenios. Episodios de su Gobierno En mayo de 2007, un video grabado en secreto ordenado por Ricardo Patiño, Ministro de Economía de Correa, fue hecho público por un ex asesor del ministro, Quinto Pazmiño. [22] Video En el video, Patiño habla con representantes de aseguradoras bursátiles internacionales de los Bonos Globales 2030, conectados con la deuda externa del Ecuador, expresando que se podría "asustar al mercado" ante una propuesta de especulación bursátil para obtener amplios beneficios económicos por parte de los representantes de la empresas aseguradoras. Ello parecía estar relacionado con la actitud tomada por su ministerio en febrero de 2007, cuando después de dos días de haber declarado que no pagaría los cupones de los bonos, de desdijo y anunció el pago. Durante el intervalo, el valor de los bonos cayó considerablemente. Varios artículos de prensa han mencionado que bancos privados y públicos venezolanos se beneficiaron vendiendo y comprando los bonos y emitiendo seguros de pago (credit default swaps).[23] El 12 de julio, la mayoría del Congreso (con 66 votos) censuró al Ministro Patiño, por cuatro delitos: delitos de peculado, asociación ilícita, pacto colusorio, traición a la patria. Esto, por "haber permitido ganancias ilegítimas a especuladores y vendedores de seguros". Según se determinó, "Además de negociar y especular con el pago de bonos con los bancos venezolanos Occidental de Descuento y Fondo Común, ejecutó una estrategia especulativa para 'jugar' en el mercado con el pago de la deuda externa".[24] No obstante, el Presidente Correa lo ratificó en el cargo, basándose en la Constitución vigente (de 1998). Posteriormente, fue nombrado ministro al recientemente cargo creado de "Ministro del Litoral". Posteriormente fue censurada la Ministra de Medio Ambiente, Ana Albán, aunque nuevamente el Presidente Correa la mantuvo en su cargo. A pesar de que muchos de los medios de comunicación denominados por el Presidente Correa como, vinculados a la banca y a grupos de poder, llamaron a que el pueblo ecuatoriano no vote en plancha (votos por un solo partido político) en la elección de asambleístas para redactar una nueva constitución, en las elecciones ocurridas del 30 de septiembre de 2007, dieron como resultado que más del cincuenta por ciento de asambleístas pertenezcan al partido al que se pertenece el Presidente Correa, dejando claro que mantiene un fuerte apoyo popular y que la mayoría de los votantes mantiene la esperanza de cambio ofrecida por Rafael Correa. [25]

El 7 de mayo del 2008, luego de una tensa negociación, Rafael Correa logra negociar la concesión con Conecel - Porta por un monto de 480 millones de dólares, cifra extraordinariamente superior a la establecida por estudios sospechosos realizados por gobiernos anteriores en la que se recomendaba dar misma concesión por 70 millones de dólares, lográndose de este modo un enorme benecifio para el Estado ecuatoriano.[26] De esta forma se dio un nuevo mensaje a la comunidad internacional, en el sentido de que, en Ecuador, las negociaciones se llevarán a cabo de manera seria y tranparente, a tal pundo que, el puntaje de "Riesgo País", al 8 de mayo, ha llegado a ser uno de los más bajos en los últimos años [27] El 5 de agosto de 2008, el gobierno de Correa es acusado de maltratar a Guadalupe Llori.[cita requerida] Human Rights a enviando un sinnúmero de cartas al presidente demandando este maltrato.[cita requerida] Según Human Rights se le niega la visita de familiares y existe maltrato físico de parte de los guardias. Guadalupe Llori está encarcelada sin sentencia ni tampoco existen pruebas que la involucren en las acusaciones hechas por el gobierno. Correa no se ha pronunciado a estas inculpaciones.[cita requerida] La crisis con Colombia Durante su segundo año de Gobierno un hecho destacado fue la crisis diplomática con el gobierno colombiano de Álvaro Uribe. La crisis se inició el sábado 1 de marzo del 2008 cuando un ataque sorpresa de las FFAA colombianas destruyó un campamento de las FARC y mató a Raúl Reyes, segunda cabeza de la organización guerrillera, en territorio ecuatoriano. Rafael Correa fue notificado por el propio Uribe vía telefónica. La crisis se inició cuando Correa aseguró que Uribe le mintió en los detalles de la operación y reclamó por la soberanía del Ecuador, al mismo tiempo Colombia revelaba documentos obtenidos del computador de Reyes que revelaban, que el Gobierno ecuatoriano tenía vínculos con las FARC. Correa decidió expulsar al embajador de Colombia, Carlos José Holguín y llamó a consultas al embajador ecuatoriano en Bogotá. Adicionalmente el general de policía colombiano, Oscar Naranjo, dijo que en la computadora portátil de Reyes se encontraron documentos, como correos electrónicos y actas, en los que se deja constancia de una entrevista de Reyes con el ministro de seguridad pública de Ecuador, Gustavo Larrea, quien no niega el hecho y lo justifica con el acercamiento que realizaba el Ecuador buscando la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancurt, secuestrada por el grupo guerrillero. Las acusaciones colombianas hacia el gobierno ecuatoriano incluian vinculos de las FARC con el presidente Correa desde la campaña electoral, acusaciones que Colombia a pesar de los documentos de la supuesta computadora de Reyes no ha podido comprobar ante la comunidad internacional quien respaldo la actitud ecuatoriana hacia la violacion de la soberania del Ecuador por las Fuerzas Armandas del vecino pais. Las relaciones diplomaticas se interrumpieron indefinidamente.

Todo esto, junto con la intervención de Hugo Chávez en el conflicto, quien meses atras intervenia ante las FARC buscando la liberacion de rehenes, generó una crisis regional que algunos especularon que desencadenaría en guerra, pero que fue paleada momentáneamente por gestión de los miembros de la OEA. Sin embargo, la tensión continúa con el cruce de palabras entre ambos gobiernos.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:17334
posted:9/29/2008
language:Spanish
pages:9
Rafael Amado Rafael Amado President http://invexnow.com/
About I'm a media consultant and inventor. Currently I'm setting up my own inventions company called INVEX.