Your Federal Quarterly Tax Payments are due April 15th Get Help Now >>

BoletinGolfn155Octubre2013 by E2Marino1

VIEWS: 0 PAGES: 10

									                       BOLETÍN MENSUAL
                 Boletín número 155. Octubre 2013



1.- Artículo del mes:
CÓMO CONTROLAR EL SLICE
2.- Producto recomendado:
BOLAS RECICLADAS.- ¡Bolas de primeras marcas a un precio impresionante!
3.- Ofertas especiales.
4.- Lecciones de golf:
      LECCIÓN 308: MEJORE SUS GOLPES EN SUELOS DUROS
      LECCIÓN 309: CÓMO JUGAR UNA BOLA PARCIALMENTE ENTERRADA
1.- ARTÍCULO DEL MES:
CÓMO CONTROLAR EL SLICE


P   or increíble que pueda parecer, más del noventa por ciento de los
golfistas amateur tienen un slice difícil de controlar.
De hecho la práctica totalidad de los jugadores lo han "sufrido" en alguna
ocasión ya que se considera como el más habitual de los errores en quienes
se inician en este deporte. Lo correcto es intentar corregirlo cuanto antes,
porque sino corremos el riesgo de que se convierta en un problema
"crónico".
Sin embargo, corregirlo no es sencillo, ya que se deben analizar las causas
que lo producen y éstas pueden ser múltiples. A pesar de ello podemos decir
que el slice es casi siempre el resultado de una mala combinación del
alineamiento, la empuñadura y la acción de piernas y/o brazos.
A continuación le damos algunas claves para corregirlo.




¿QUÉ ES EL SLICE?
El Slice es un efecto del vuelo de la bola que hace que ésta se desplace hacia
la derecha.
A nivel general, podemos diferenciar entre dos tipos de slice: El push slice y
el pull slice Conozcamos cada uno de ellos, sus características y forma de solucionarlos.
El Push Slice es quizás el más desesperante de los slice, porque habitualmente lo desarrollan aquellos jugadores que
cuentan con la potencia y la velocidad de swing óptimas para pegar golpes sólidos, aquellos que conseguirían una
espectacular tarjeta si lograran deshacerse de esos malos golpes.
Suelen ser jugadores atléticos, aquellos que son o han sido buenos en la práctica de otros deportes. En definitiva, tiene
un mayor porcentaje de probabilidad de desarrollar un Push Slice aquellos jugadores que “van sobrados” en cuanto a
potencia y físico.
¿Cómo saber que es su caso? Existen señales que se lo mostrarán claramente:
– Pegar golpes con la punta del palo.
                               – Hacer filazos (golpe a la bola con el filo de la cara del palo) con los hierros.
                               – Dar malos golpes en la salida del rough.
                               – Tener problemas pegando la bola con viento en contra.
                               – Tener problemas cuando el viento pega de izquierda a derecha.
                               – Mostrarse inquieto en los hoyos con fuera de límites a la derecha.
                               ¿Se ha reconocido en cualquiera de estos puntos? Entonces deberá intentar llegar a
                               determinar las razones últimas que motivan su Push Slice. Estas son las más habituales:
                               – Cara del palo: compruebe que no está abierta en el momento del impacto.
                               – Cabeza del palo: puede que esté bajándola demasiado por el interior de la línea del
                               objetivo.
                               – Caderas: demasiado activas en el downswing,
                               dejando los brazos muy rezagados.
– Manos: muy activas, para compensar la cara del palo abierta a través del
impacto.
– Ritmo o secuencia de swing pobre.
Pues bien, si ya ha localizado dónde se encuentra su problema, tiene más de
medio camino andado para su solución.
El Pull Slice es más habitual en los jugadores de handicap alto que tienen poca
potencia a la salida del tee, sin embargo, suelen ser buenos en el bunker de green.
En cuanto a las señales que pueden ayudarle a determinar si realiza este tipo de
slice, las más claras son:
– Hacer el salto de rana a la salida del tee.
– Hacer el pull largo y hacia la izquierda (y piensa que es un hook).
– Hacer marcas en lo alto del driver.
– Quedarse corto con los hierros.
– Hacer chuletas con los hierros, que apuntan a la izquierda del objetivo.
– Hacer finish corto o restringido.
Los motivos que pueden llevar a realizar este tipo de errores son fáciles de localizar:
– La cara del palo pega a la bola en un plano inclinado (con relación al plano correcto).
– La cara del palo está abierta en el impacto.
– Utilización excesiva de la parte superior del cuerpo.
– Los brazos caen a través del impacto.
– El finish es corto y desequilibrado.
Teniendo en cuenta todo esto, resulta evidente que si queremos mejorar el Pull Slice, deberemos intentar conseguir
mayor aceleración del palo durante el impacto, al tiempo que la cara del palo deberá acercarse a la bola en un ángulo
menos profundo y más cuadrada.

PUNTOS A COMPROBAR
    •    Alineación de la cara del palo: La cara del palo podría estar demasiado abierta.
    •    Grip: Las manos podrían estar hacia la izquierda en la empuñadura creando un grip débil que provoca que
         cuando hacemos el swing tiendan a su posición natural abriendo la cara del palo.
    •    Posición de la bola: La bola podría estar demasiado adelantada provocando que los hombros se abran.
    •    Stance: Su postura puede ser demasiado estrecha haciéndose inestable, provocando que confíe demasiado en
         sus brazos en vez de en sus caderas.
    •    Alineación del cuerpo: Si los pies, caderas y hombros están apuntando muy a la izquierda haremos un swing
         de fuera a adentro.
    •    Postura: Quizá esté colocado demasiado lejos de la bola.
    •    Swing: Tal vez esté abriendo la cara del palo demasiado pronto durante el backswing y su swing se salga de la
         línea al objetivo lo que significa que hace suficiente giro de caderas.

EJERCICIOS PARA CURAR EL SLICE
Le proponemos una serie de ejercicios que seguro le serán de utilidad en la búsqueda de una cura para su slice:
- Trabaje el grip: Gran parte de los slices vienen producidos por un grip débil.
Si quiere desarrollar un grip más consistente, le proponemos que practique con una raqueta de tenis. El ejercicio es muy
sencillo: coja la raqueta simulando que es usted un jugador zurdo y que debe pegar un golpe de revés. Al hacerlo deberá
                                  rotar su mano izquierda en el sentido de las agujas del reloj hasta el punto en el que el
                                  pulgar aprieta el extremo interno del grip de la
                                  raqueta de tenis.
                                  Pues bien, intente reproducir este movimiento
                                  cuando coja el palo de golf.
                                  - Trabaje la alineación: Analizando las causas del
                                  slice en muchos jugadores, vemos que tienden a
                                  alinear sus pies a la izquierda de la línea del objetivo
                                  con los hombros abiertos y los pies juntos.

                                   Le proponemos un sencillo ejercicio para solucionar
                                   este tipo de problemas; para realizarlo necesitará de
                                   dos varillas. Uno de los palos servirá como elemento
de alineación, para lo cual lo colocaremos sobre el suelo apuntando hacia nuestro
objetivo. El otro palo se colocará también en el suelo, en paralelo con el primero.
Alinearemos los pies con respecto al segundo palo y en esa posición colocaremos los
hombros levemente a la derecha del objetivo.
- Colocación de la bola: En muchas ocasiones el slice viene provocado por un
posicionamiento de la bola demasiado atrás, casi a la altura del pie derecho, lo cual
conllevará que la cara del palo pueda entrar abierta en el momento del impacto.
En este sentido convendrá saber que la posición correcta de la bola es en línea con el
talón izquierdo para golpes de driver y en el centro del stance para golpes con hierros
cortos.
- La cara del palo: La principal y última causa del slice es que la cara del palo entra
apuntando hacia la derecha en el momento del impacto.
Le proponemos un ejercicio para evitarlo: colóquese frente a una pared, como si fuera
a pegar contra ella. Intente que al bajar el palo lo que impacte sea la punta del palo,
nunca el talón.
Practique hasta coger esta sensación, que es la que deberemos tener al pegar a la bola,
para no realizar slice.
                                   CONSEJOS PRÁCTICOS
                                    Como hemos dicho, lo más importante para corregir el slice es saber
                                    determinar dónde se encuentra nuestro problema en particular: localizar las
                                    causas y dejar de lado los nefastos efectos.
                                    Algunos buenos remedios para corregir el Slice son los siguientes:
                                    1.- Asegúrese de que la empuñadura es la correcta: compruebe que tres
                                    dedos de la mano izquierda sean visibles y llegado el caso tómela más
                                    fuerte y con las manos más giradas hacia la derecha.
                                    2.- Compruebe el alineamiento: hombros, caderas y pies deberán estar en
                                    una línea paralela a la del objetivo, haciendo recaer el peso y flexionando
                                    ligeramente las rodillas.
                                    3.− Coloque la mano izquierda ligeramente adelantada.
                                    4.− Aumente la presión de la mano izquierda, con ello evitará golpear
                                    fuerte con el lado derecho. En el golpe, debe sentir como el hombro
                                    derecho se encuentra por detrás y debajo del izquierdo.
                                    5.− Si realiza una rotación correcta de su antebrazo izquierdo, podrá pegar
                                    potentemente a la bola sin hacer slice. Para conseguirlo memorice las
                                    posiciones correctas de su antebrazo izquierdo:
A) Posición en el address: mano izquierda posada lateralmente en una mesa.
B) Posición del antebrazo en el backswing: rote su antebrazo izquierdo en el sentido de las agujas del reloj
hasta que su palma adquiera una posición horizontal.
C) Momento del impacto: rotación del antebrazo a la posición inicial.
D) Liberación del palo: rotación del antebrazo hasta que se pueda visualizar la palma entera.
E) Intente llevar el palo hacia atrás mucho más recto y vertical. De esta forma podrá dejar caer sus brazos al
comienzo del downswing y eso le permitirá que la cabeza del palo llegue a la bola desde el interior de la línea
de objetivo.
2.- PRODUCTO RECOMENDADO:
BOLAS RECICLADAS.- ¡Bolas de primeras marcas a un precio impresionante!


Bolas de Diferentes Marcas Grados A-B

Bolas recogidas de los lagos de EE.UU. que han pasado un
estricto control de calidad.
Son el modo perfecto de conseguir bolas de las primeras marcas a
un precio impresionante.
Las marcas pueden variar en cada caja, pueden contener: Nike,
Titleist, TopFlite, etc.

Disponible en:
Paquete de 18 bolas: 10,49 euros. Pedido mínimo: 2 bolsas. La
docena sale a 6,99€.
Paquete de 50 bolas: 24,95 euros. La docena sale a 5,99€.




EN ÁLVAREZ DESDE SÓLO 10,49 €
VER EN TIENDA ON-LINE


Bolas Seminuevas Grado A
Bolas recogidas de los lagos de EE.UU.
Limpiadas, secadas y clasificadas con el mayor control para que lleguen a
usted en perfecto estado. Sólo ofrecemos bolas Grado A (estado óptimo) y
hemos desechado todas las bolas que no estén en un estado de conservación
prácticamente nuevo. Pedido mínimo: 24 bolas.

ELIJA SU MODELO:
Bolas Grado A (estado óptimo) de las mejores marcas: Callaway, Nike, Titleist,
Srixon, etc....
12 bolas SÓLO 12,95 euros.
Las marcas pueden variar en cada caja. Pedido mínimo 24 bolas.
Bolas Grado A (estado óptimo) de otras marcas: Top Flite, Pínchale, Molitor,
etc...
12 bolas SÓLO 8,99 euros.
Las marcas pueden variar en cada caja. Pedido mínimo 24 bolas.



EN ÁLVAREZ DESDE SÓLO 8,99 €
VER EN TIENDA ON-LINE


¡NO DEJE ESCAPAR ESTA OPORTUNIDAD!
3.- OFERTAS ESPECIALES
5.- LECCIONES DE GOLF

     LECCIÓN 308: MEJORE SUS GOLPES EN SUELOS DUROS
     LECCIÓN 309: CÓMO JUGAR UNA BOLA PARCIALMENTE ENTERRADA
LECCIÓN 308:




                     MEJORE SUS GOLPES
                      EN SUELOS DUROS


Los campos duros en los que amarillea la hierba tienen ciertas ventajas como el hecho de que se alcancen de 15 a 25
metros más gracias a lo que rueda la bola. Sin embargo este tipo de superficies en ocasiones implican posiciones
complicadas de la bola. Si quiere mejorar sus resultados tendrá que aprender a dar golpes con los hierros desde estos
lugares más complicados y con poca hierba. A continuación le mostramos qué puede hacer:

    •   Inicio del swing: Busque un swing superficial para un mayor perdón. No es obligatorio que tenga usted que
        golpear la bola a la perfección para ejecutar un tiro decente porque el palo se mantiene abajo durante más
        tiempo en la zona de impacto. Para colocarse en una posición en la que el downswing salga más plano y de
        dentro a fuera, lleve el palo hacia adentro de lo normal al comienzo del swing.

    •   El swing: Jugando sobre un suelo duro es complicado enviar un hierro alto, sea medio o largo, y conseguir que
        la bola aterrice suavemente sin adelantar en exceso la bola en el adress y corriendo el riesgo, por tanto, de
        golpear antes contra el suelo.
        Debe buscar una trayectoria más baja, un golpe de derecha a izquierda en el que la bola ruede cuando toca el
        suelo. Para ello apunte a la derecha del objetivo, haga un swing de tres cuartos y trate de aplastar la bola contra
        el césped. Este golpe perdona más porque, para sacar la bola, tiene que bajar el palo por dentro de la línea de
        juego en una trayectoria más superficial de lo habitual.

    •   Adress: La colocación es fundamental para un contacto sólido. Debe jugar la bola algo más retrasa sobre
        terreno firme de lo que lo haría cuando la calle tiene más hierba. Esto ayuda a asegurar el primer contacto con
        la bola. Además puede un palo un poco más largo de lo normal y cójalo un par de centímetros más corto de lo
        habitual. Esto le facilitará un mejor control y el hecho de que el palo sea más largo compensará la distancia que
        va a perder por hacer un golpe de trayectoria más baja. Piense que la bola tendrá un vuelo más corto del que
        usted está acostumbrado y que luego irá rodando hacia el objetivo.
LECCIÓN 309:




          CÓMO JUGAR UNA BOLA
        PARCIALMENTE ENTERRADA


A pesar de que no todos los jugadores le dan la importancia que merece, lo cierto es que uno de los puntos que más
influyen en el golpe es la posición que tiene la bola sobre el suelo.
Cuando una bola está medio enterrada en el rough, lo normal es que la hierba se meta entre la cara del palo y la bola, lo
que supondrá que la bola adquirirá menos efecto y volará más. Lo normal es que consiga una mayor distancia y que
quede más lejos que cualquier otra bola que se ha golpeado desde una posición “limpia”.

Pero para conseguirlo, es preciso que tengamos bien claro cómo deben jugarse estas bolas. Existen dos opciones:
    •    Jugar con un palo menos del que jugaríamos en esa misma situación, si la bola no estuviera parcialmente
         enterrada.
    •    Colocarse algo más cerca de la bola para el golpe, apuntar ligeramente hacia la izquierda y abrir un poco la
         cara del palo. Los motivos son claros: si nos colocamos más cerca de la bola estaremos obligados a realizar un
         swing más inclinado y, por tanto, un golpe más descendiente; además una cara abierta nos permitirá que el palo
         “corte” a través de la bola.

								
To top