Docstoc

Tipos de clasificaciones documentales

Document Sample
Tipos de clasificaciones documentales Powered By Docstoc
					Ventajas y desventajas de los diferentes tipos de clasificación
CORTÉS RAMÍREZ, Elsa FERRA RIVERA, Aura Alicia MARTÍNEZ EQUIHUA, Saúl OROZCO DELGADO, Celia Irene

Resumen Se examinan los diferentes tipos de clasificación bibliográfica, además de presentar las ventajas e inconvenientes de la utilización de los mismos y se determinará cuáles son los sistemas de clasificación más utilizados. Palabras claves: Sistemas de clasificación. Facetados. Jerárquicos. Numerados. Existen diversos medios para recuperar la información, siendo uno de ellos los sistemas de clasificación, estos sistemas han sido producto de la evolución del conocimiento humano, se cree que bibliotecas y librerías utilizaban adaptaciones de clasificaciones de las ciencias. Hablando históricamente se puede considerar como una de las primeras clasificaciones la realizada por Pitágoras en la cual dividió a las ciencias en Matemáticas, Aritmética, Geometría, Música y Astronomía, clasificación que se mantuvo durante más de dos milenios en el Quadrivium latino. Aristóteles afirmaba que «toda ciencia es o práctica, o productiva, o teórica». El mismo Aristóteles dividía las ciencias teóricas en física, matemática y metafísica. En cuanto al quehacer bibliotecario uno de los primeros intentos de clasificación bibliográfica se atribuye a Calímaco (260-240 a.C.), bibliotecario de la Biblioteca de Alejandría, que elaboró un catálogo clasificado de los fondos de la biblioteca. En la Edad Media, las colecciones de libros en los monasterios se organizaban con el sistema del Trivium-Quatrivium que pasaría a las bibliotecas de las universidades. El grupo del Trivium recogía las ciencias de las palabras y textos (gramática, retórica y dialéctica), el grupo del Quatrivium recogía las ciencias de las cosas (música, astronomía, geometría y aritmética). El filósofo Auguste Compte establece una nueva clasificación del conocimiento, la clasificación positivista de las ciencias, misma que divide las disciplinas en: matemáticas, astronomía, física, química, biología y sociología. La aparición de la primera clasificación documental como tal se produce en el último cuarto del siglo XIX. El movimiento innovador surge en Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XIX, apareciendo una importante corriente de pensamiento que dará origen a las primeras obras teóricas sobre lenguajes documentales en su sentido moderno. Según Rolling la importancia del cambio radica en el paso de la clasificación de cosas y de conceptos a la clasificación de documentos que describen o mencionan las cosas y los conceptos, y se elaboran los primeros sistemas de clasificación universal. Los sistemas de clasificación se convertirán en lenguajes documentales en sentido moderno. Consecuencia de esa incesante actividad fue la publicación en 1876 de dos obras que marcarían un hito en la teoría del acceso temático a la información: la Clasificación Decimal

de Melvin Dewey y las Reglas para un Catálogo Diccionario de Charles Ami Cutter. El esquema de la clasificación decimal va a responder a las características de lenguaje precoordinado, de estructura jerárquica y vocabulario controlado, compartidas por la gran mayoría de las clasificaciones bibliográficas modernas. La clasificación de Dewey ha sido y es muy utilizado en bibliotecas de todo el mundo y además dio origen a la Clasificación Decimal Universal. A finales del siglo XIX surge otra clasificación que también tendría aceptación: La Clasificación de la Biblioteca del Congreso. Producto de estos sistemas de clasificación se da un surgimiento de nuevos sistemas, mención especial merece la clasificación de Ranganathan (India), por romper con el esquema de las clasificaciones enumerativas, imperante hasta entonces, y por introducir el concepto de las facetas que tendría repercusión posterior, en concreto fue inspiradora del tesauro facetado. Con el surgimiento de estos sistemas de clasificación surgen diversos sistemas, estos a su vez podrán dividirse en jerárquico, facetado y enumerativo, mismos que se mencionaran a continuación. El sistema de clasificación facetado es un lenguaje documental precoordinado, que a través de su organización permite construir áreas del conocimiento, creando un puente entre los sistemas jerárquicos y los asociativos, convirtiéndolo en un sistema analítico-sintético; lo cual significa que primero se analizan las distintas facetas relativas al documento y después, mediante síntesis, se llega a materializar su correspondiente número de clasificación. Esta clasificación fue utilizada por primera vez en 1933, es atribuida al matemático hindú Shiyali Ramamrita Ranganathan, quien consideraba que el sistema impuesto por Dewey no era lo suficientemente flexible para clasificar los avances de la ciencia. Este modelo de clasificación multidimensional es conocido como la Colon Classification (CC), por basarse en el símbolo dos puntos (”:”), en inglés “colon”. Divide el conocimiento en cinco grandes familias (PMEET): Personalidad; es la faceta más concreta y como el objeto de estudio de cada disciplina, constituye la clave de las cosas y de la acción. Materia; se manifiesta a través de un elemento material o una propiedad o cualidad, comprende problemas, métodos, operaciones. Energía; es la acción, el procedimiento, el tratamiento, la técnica, su manifestación es movimiento de un género a otro. Espacio; supone la localización geográfica: superficie de la tierra, continentes, países y Tiempo; responde con la localización temporal. Las PMEET, se agrupan en conceptos que van de lo general a lo específico; cada concepto es representado por un código (numérico, alfabético o alfanumérico) que funciona asignando índices parciales, los cuales se yuxtaponen, en cada una de las facetas que caracterizan al documento. Mediante esta estructura conseguimos que cualquier materia quede dividida en sus elementos básicos constituidos, que se combinan entre sí en el momento de la clasificación, de manera que cuando clasificamos con un sistema facetado, no le asignamos al documento una notación previamente establecida en el sistema sino que creamos el código en el momento de la clasificación.
La esencia de la clasificación por facetas consiste en reflejar la diversidad y la multiplicidad de las relaciones entre los fenómenos que se dan en el mundo real. En tal forma, no persigue crear sólo una lista de conceptos ordenandos; si no más bien crear una relación de lo que sucede en la realidad, ordenados en serie homogéneas por categorías.

A partir de este conocimiento de la estructura jerárquica, Ranganathan, basó el sistema en el principio de que cualquier tema se puede descomponer en conceptos simples. Así ese

ámbito del conocimiento quedaría dividido en grupos de conceptos simples que comparten un atributo o propiedad común.
Estos categorías al ser homogéneas y excluirse mutuamente gracias a las características de la división, debe cumplir una de estas dos condiciones lógicas, respecto al criterio que define la faceta.
• •

Todo B es un A Todo B es parte de A ( dónde B es un concepto y A una característica / faceta )

A partir de estas premisas se desarrollaran los Tesauros Conceptuales, los cuales en una primera fase parten de una normalización conceptual mínima, creando una estandarización semántica, que bien pudiera ser la aceptación de los códigos de clasificación para una ontología ideal y ésta a su vez se extendiera como un mínimo utilizable a nivel mundial dentro de Internet.
Un sistema facetado nos permite clasificar cualquier materia por su provisión de recursos y por sus flexibles técnicas de notación. La clasificación por facetas desdobla y descompone las disciplinas científicas según distintos puntos de vista. De esta manera las facetas se presentan como términos normalizados, utilizables para la descripción de documentos. De tal manera que el sistema consiste en clasificar las materias no sólo por la relación de género a especie, sino también por las existentes entre una cosa y sus partes, sus materias constitutivas, sus propiedades, los tratamientos a que pueden ser sometidas, el espacio y el tiempo. Con una clasificación por facetas se puede elaborar una signatura analítica comprensiva de varios asuntos, particularidades y aspectos que el documento más complicado pueda tener. Haciendo posible que la clasificación colonada permita mayor escalabilidad en su utilización y aplicación de sus reglas a diversos campos de conocimiento más especializados.

A este sistema se une un ordenamiento de la secuencia de facetas al crear los encabezamientos de materias al mostrar la flexibilidad y facilidad para clasificar objetos mediante categorías en comparación con la clasificación jerárquica simple. Según el matemático, este sistema permitiría la clasificación de hasta 200 millones de posibilidades. Como contraparte probablemente las desventajas de este sistema sea que a diferencia de los sistemas enumerativos, la CC no provee una distribución estricta de clases, es decir, no tiene en sus tablas una lista completa preparada de materias y sus correspondientes signos de representación, sino que confecciona la notación para cada trabajo clasificado, lo que obliga a desarrollar un trabajo de síntesis individualizado, por lo que cada documento no se sitúa en una signatura preestablecida, sino que se define a merced de una combinación de signos que expresan su personalidad, materia, energía, espacio y tiempo.
La notación, de base mixta, es extremadamente compleja. Combina números arábigos, letras mayúsculas y minúsculas del alfabeto latino, algunas letras del alfabeto griego y ciertos signos de puntuación. Las clases generales están representadas por números arábigos, las clases principales representadas por letras mayúsculas del alfabeto latino y algunas del griego. Las subdivisiones comunes letras mayúsculas, minúsculas o signos de puntuación.

Las facetas son contenedores mutuamente excluyentes de categorías inamovibles y carentes de flexibilidad. Esto quiere decir, que una misma categoría no puede pertenecer a dos facetas diferentes. No tendría sentido crear diferentes facetas que pudieran contener un mismo tipo de categorías, ya que entonces este tipo de clasificación perdería su función: caracterizar un objeto desde diferentes puntos de vista, para así obtener una descripción global y multidimensional del objeto.

Es muy importante mencionar que la principal desventaja es la escasa difusión de este sistema desde el punto de vista práctico porque a nivel teórico ha tenido mucha trascendencia puesto que a partir de estos sistemas se han creado muchos sistemas de clasificación especializados.

Otro de los tipos de clasificaciones son las jerárquicas las cuales comprenden una serie de clases y subclases que son organizadas en forma arbórea, dando lugar a una serie de divisiones y subdivisiones dependientes unas de otras. Van de lo general a lo específico, la forma en como se reflejan es por medio de códigos alfabéticos, numéricos o alfanuméricos, las más utilizadas en la actualidad están divididas en: a) Expansivas Charles Ammi Cutter, inspirado en el Sistema Decimal de Dewey, da a conocer su Sistema de Clasificación, con el cual trata de superar algunas de las deficiencias del sistema y dar un nuevo giro a las asociaciones entre las materias que lo componen. El sistema de Cutter esta dividido en esquemas que tratan de abarcar todos los conocimientos, cada uno más desarrollado y expandido que el otro. Este sistema está compuesto por las letras del alfabeto, utiliza mayúsculas para las clases más generales y minúsculas para las subclases, tratando de abarcar de forma lógica, el curso evolutivo del desarrollo de la naturaleza, lo que constituye uno de los aspectos más positivos de este sistema. Dentro de esta división se encuentra también la clasificación de la Biblioteca del Congreso LCC, la cual tiene como base la de Cutter y consiste en un sistema de clasificación en el que cada letra se expande por adición de otras. Cuenta con 21 clases principales. Es un sistema mixto, ya que es jerárquico y enumerativo, el cual utiliza las letras del alfabeto y números arábigos. La clase principal son letras mayúsculas, y cuando se utilizan letras dobles o triples son las subclases. A cada clase o subclase se le agrega un número para distinguir las subdivisiones. b) Decimales En 1892 los belgas Paul Otlet y Henry La Fontaine introducen la Clasificación Decimal Universal (CDU), ellos basan su esquema en la clasificación de Dewey, incorporan algunos cambios, como es en el sistema de puntuación que emplea. Este sistema se trata de abarcar de una forma lógica y exhaustiva todo el conocimiento y de dar una flexibilidad en su posterior desarrollo. Es un sistema precoordinado con estructura numérica (utiliza los números decimales), se puede considerar de semijerárquico y semifacético, como combinación de los sistemas anteriores. Es precisamente su estructura la que le posibilita tener un desarrollo ilimitado y continuo. Al compararlo con el de Dewey vemos que sus clases se mantienen igual y las subclases son más detalladas; su principio radica en la forma de agrupar y abarcar las ramas del conocimiento en diez partes, las que, a su vez, se van subdividiendo en otras. En el año 1876, se publica la primera versión del Sistema de Clasificación Decimal de Melvin Dewey. Este es un sistema precoordinado, con una estructura jerárquica que abarca 10 clases, cada una de las cuales se va subdividiendo en subclases mediante la adición de números decimales, guardando siempre un orden lógico, desde los aspectos más generales a los más particulares. Se basa en números árabes. Todos los sistemas anteriores cuentan con las siguientes características: las categorías poseen un tipo de relación explicita y asociativa ya que cuentan con una notación, se basan en una jerarquía sistemática de los conceptos concebida a priori y están ordenados de forma lógica.

El utilizar este tipo de clasificación tiene la ventaja de que el método utilizado es simple, de fácil uso, claro y esta reconocido internacionalmente. Parten de un campo del conocimiento, especializado y universal. Para su aplicación dependerá del tipo de comunidad a la que prestará sus servicios, los materiales que contendrán la colección, además baja los costos en su proceso, ya que se puede contar con un catálogo compartido, en donde se podrán apoyar entre bibliotecas. Conclusiones La importancia de la elección de los sistemas de clasificación ya sean facetados, jerárquicos o numerados dependerá en gran medida de la capacidad para satisfacer las necesidades de información de los usuarios y de la biblioteca o centro de información, cumpliendo siempre con el máximo de relevancia, pertinencia y precisión en la búsqueda. Un sistema de clasificación ideal será aquel que este dotado de simplicidad y de bases teóricas, que sea abierto a los posibles cambios y crecimiento del sistema, que permita la multidimensionalidad y que sea adaptable para poder ser utilizado en materias simples o especializadas. En nuestras bibliotecas los sistemas de clasificación más utilizados o conocidos son: el sistema de Clasificación Decimal Dewey y el sistema de clasificación del Congreso de los Estados Unidos (sistema LC).

Bibliografía
Can, John. Principles of classification. Suggestion for a procedure to be used by ICIS in developing classification international tables for the construction industry [Consultado : Sep 26 2008 en] http://www.icis.org/siteadmin/rtdocs/images/5.pdf. Caro Castro, C. 1998. Sistemas de clasificación y organización del conocimiento en Internet. Jornadas Españolas de Documentación 6 : 197-204. Clasificaciones Facetadas y Metadatos (I): Conceptos Básicos. Disponible en : http://www.nosolousabilidad.com/articulos/clas_facetadas1.htm Colle, Raymond. Notas acerca de los lenguajes documentales. Disponible en : http://www.puc.cl./curso_dist/cocnocer/analcon/lengdoc.html Escalona Ríos, Lina. 2002. Análisis de las características del sistema de clasificación de la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Investigación bibliotecológica 16 (33): 119-159. Gimeno Perelló, J. Sistemas de indización aplicados en bibliotecas: clasificaciones, tesauros y encabezamientos de materias. En: Tratado básico de Biblioteconomía. Madrid: Síntesis, 1996. Jacob, Elin K. Classification and categorization: a difference that makes a difference 2004 [Consultado : Sep 26 2008] http://findarticles.com/p/articles/mi_m1387/is_3_52/ai_n6080402/pg_9 Lancaster, Frederick Wilfrid. Indización y resúmenes : teoría y práctica / F. W. Lancaster ; traducción de Elsa E. Barber. Buenos Aires : EB Publicaciones, 1996. xii, 337 p.

LC Cutter Tables URL: URL: http://130.15.161.74/techserv/lc-cut.html. Description: The LC cutter tables on the QTECH Web site. Includes Basic, P - Class, Biography, and Translation tables. López-Huertas Pérez, Mª. J. 1991. Lenguajes documentales: aproximación a la evolución histórica de un concepto. Boletín de la ANABAD, XLI 1 (ene.-mar.) : 61-70. O'Neill, Edward T. Four-Figure Cutter Tables. Consulting Research Scientist, Brian F. Lavoie, Research Associate, Jeffrey A. Young, Consulting Systems Analyst, and Patrick D. McClain, Systems Analyst. Disponible en : http://digitalarchive.oclc.org/da/ViewObjectMain.jsp?objid=0000003355&frame=true Rolling, L. 1982. Languages Documentaries. En: Informatique et information scientifique et technique cours. 1981-09-13 cap d'Agde, INRIA 1982 p 75. Sequeira, Zaida. Servicios a usuarios: La recuperación de la información y los lenguajes documentales. Disponible en: http://www.una.ac.cr/bibliotecologia/boletinbiblioteca/1980/no4/Servicios.doc. Tardón, Eugenio. Análisis documental. Disponible en: http://alfama.sim.ucm.es/buc/documentos/Contribuciones/td01.pdf> Taylor, Arlene G. The Organization of Information / Arlene G. Taylor. Englewood Colorado: Libraries Unlimites, 2nd, 2004. 417 p. (Library and Information Science Text Series).


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:12883
posted:9/29/2008
language:Galician
pages:6
Description: historia del surgimiento de la clasificacion documental, clasificación jeraquica, clasificacion facetada, clasifiación numerica