Docstoc

Creatividad y pensamiento critico

Document Sample
Creatividad y pensamiento critico Powered By Docstoc
					CAPÍTULO 3
CREATIVIDAD
Y PENSAMIENTO CRÍTICO PARA LA SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

CREATIVIDAD

Y PENSAMIENTO CRÍTICO PARA LA SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Creatividad

L

a creatividad es una cualidad natural en el ser humano que permite construir realidades posibles, y así es como se debe entender, estudiar y fortalecer. Tanto la creatividad como el pensamiento crítico, son habilidades que pueden ser desarrolladas día a día por todos los individuos que tengan el propósito de ser creativos y críticos. Ser creativo se puede definir como una manera especial de pensar, sentir y actuar, que conduce a un logro o producto original, funcional y estético, para el propio individuo o el grupo social al que pertenece. Entonces, creatividad se asocia con la facultad de hacer que algo exista, lo que implica: inventar, formar en la mente, escribir, pintar, construir, producir, imaginar, etcétera. Es algo diferente a copiar, reproducir o simplemente cambiar de lugar. Las personas creativas dirigen su pensamiento a la búsqueda de múltiples soluciones, no de una respuesta única o establecida, para lo cual se mueven en varias direcciones, a fin de lograr propuestas y soluciones novedosas. El pensamiento no creativo se apega a lo establecido, sin una postura original o crítica, es decir, se asocia a respuestas rígidas, “sí o no”, “blanco o negro”, “malo o bueno”, sin dar oportunidad a la tolerancia y al respeto de la opinión o punto de vista de los otros, es decir, sin llegar al diálogo y a la negociación.
81

El pensamiento creativo no implica necesariamente que la respuesta o el producto deban ser inéditos o nunca antes vistos, basta con que sea nuevo y útil para el sujeto. La creatividad es un ejercicio constante, una búsqueda y un encuentro con las ideas; es una forma de reafirmarse a través de un pensamiento abierto a diferentes posibilidades de interpretar y entender, así como a resolver y comunicar situaciones y problemas, siempre con la finalidad de construir un acercamiento a la realidad. Lo creado nace primero en el pensamiento y luego, a través de procesos mediadores, llega a la realidad. Esta característica permite diferenciar la creación del descubrimiento. Si bien los dos pueden ser −y son muchas veces− producto de la búsqueda, la creación está en el interior y luego toma forma en el exterior, mientras que en el descubrimiento sucede exactamente al contrario, va de afuera hacia adentro. Así, el acto creativo consiste en inferir una relación nueva entre dos o más situaciones que permitan conseguir un efecto, resolver un problema, producir un determinado resultado, fortalecer la comunicación entre dos o más personas que tengan diferentes puntos de vista, así como aceptar y respetar a los demás, aun cuando no piensen igual. El desarrollo de esta habilidad fortalece valores como la tolerancia, el respeto, la comunicación, entre otros, dado que permite observar, analizar e interpretar desde diferentes puntos de vista, la variedad de formas de pensamiento y las ideologías, lo que propicia la construcción de relaciones con equidad. Usted puede motivar a sus hijos, o bien a sus alumnos, para que fortalezcan su pensamiento creativo, ya que todos los seres humanos lo poseen y los sujetos que son muy creativos siempre podrán seguir desarrollando y enriqueciendo su talento. A continuación se presenta una serie de ejercicios que será de utilidad tanto para usted como para los adolescentes con quienes la comparta:
82

¿Reflexione usted acerca de ¿Qué es la creatividad? Guíe a sus hijos o alumnos para que se hagan el mismo cuestionamiento. Ahora observe los siguientes conceptos acerca de la creatividad: Es la producción de algo nuevo y valioso. Es la capacidad de encontrar nuevos y mejores modos de hacer las cosas. Es la capacidad de tener o generar ideas nuevas, de transformar las normas dadas y los sistemas rígidos e intolerantes, de tal manera que sirvan para la solución general de los problemas en una realidad social. Es el proceso de descubrir problemas o lagunas de información, formar ideas o hipótesis, probarlas, modificarlas y comunicar los resultados. Es la búsqueda para la detección y la solución de problemas. Con lo anterior se puede completar, transformar o innovar la definición propia acerca de la creatividad y, por supuesto, ponerla en práctica día a día. Tener claro el significado sirve para ampliar nuestro horizonte acerca de la creatividad personal. El pensamiento creativo es un proceso que permite innovar e inventar, además, brinda herramientas para resolver situaciones y problemas; el procedimiento clásico, considera las siguientes etapas:
Preparación Momento en que se investiga y analiza el estado de los conocimientos, de la idea, el producto o el problema, y la necesidad de plantearlos o relacionarlos para alcanzar un logro o resolución.
(Continúa...)

83

(Continuación)

Incubación

Momento de aparente inactividad; puede existir la sensación de que es imposible solucionar el problema; sin embargo, es la fase de búsqueda interna en la que se hacen mezclas, se agitan ideas, recuerdos, sentimientos y experiencias. Aquí, todos los datos y hechos acumulados en la fase de incubación, se transforman en imágenes que atraviesan las barreras del preconsciente, se entremezclan con la producción de ideas y emergen ofreciendo soluciones. Es el momento en que se comprueba si la idea encontrada aporta algo de importancia y si es una solución, lo que se hace usando diversos medios de comprobación y utilidad. La comunicación debe ser más creativa y sin prejuicios de acuerdo con los objetivos para la solución del problema.

Iluminación

Verificación

Las personas creativas llevan a cabo estos pasos, tal vez sin conocer el nombre de cada etapa, lo importante es saber que nadie puede crear algo de la nada; esto significa que el acto creador es la posibilidad de combinar datos, conocimientos o impresiones que antes no tenían relación entre sí, para obtener formas o ideas nuevas mediante el establecimiento de relaciones, asociaciones o contactos, o bien construir lecturas nuevas de situaciones conocidas. Asimismo, en el proceso creativo las etapas de preparación, incubación e iluminación no necesariamente se presentan de forma secuencial; pueden ocurrir al mismo tiempo y sin interrupción hasta llegar a la etapa de verificación. Es importante distinguir de la creatividad otros tres conceptos tan cercanos a ella que muchas veces se unen: la imaginación, el ingenio y la inventiva.
84

Imaginar es representar en la mente algo que no existe o no está presente, (se encuentra tan cerca de la memoria como de la fantasía). El ingenio es la habilidad o el talento de inventar, es una capacidad expresiva que, además, permite resolver problemas, encontrando para ello los medios adecuados que lleven a las soluciones; también se relaciona con el humor, al encontrar un aspecto gracioso de situaciones o cosas. Inventar es encontrar la manera de hacer verdaderas o reales cosas que no existen o no son. Por eso, en sus interpretaciones negativas, esta palabra aparece a veces asociada con la mentira y la falsedad, y en sus connotaciones positivas con hacer cosas nuevas o desconocidas. Los procesos de la creatividad como el pensar, expresar y hacer son necesarios para la generación de nuevas ideas. En ese sentido, es necesario reflexionar acerca del valor de la creatividad, planteando que ésta no puede ser aislada de otros factores de desarrollo, como son el cognitivo, el afectivo, el comunicativo, el lúdico, el productivo y el de los valores. La creatividad va integrada a un acto de edificación de la humanidad, de construcción y no de destrucción, lleva implícito el beneficio individual y social, lo que significa que la creatividad y el desarrollo de valores debe ser simultáneo. El desarrollo ético de las personas en su dimensión individual y social, se puede lograr fortaleciendo su riqueza interior y su interés en el bien común, para formar hombres y mujeres reflexivos, creativos, críticos y moralmente íntegros, portadores de valores sociales y universales, como: la honestidad, la responsabilidad, el respeto, la tolerancia, la solidaridad, etcétera, y que se expresen en su condición de miembros de una familia, escuela, grupo o sociedad. Una actitud acrítica y con valores poco entendidos y adoptados, favorece la reproducción de patrones establecidos socialmente que siempre han generado problemas individuales y
85

sociales, como el consumo de drogas, la violencia de género, la violencia intrafamiliar y la discriminación, entre otros. Así, el desarrollo de habilidades sociales y del pensamiento a partir de valores, es esencial sobre todo en la infancia y la etapa adolescente, porque en esta última se deben tomar decisiones, se establecen relaciones de amistad y noviazgo, y se elige el oficio o la carrera profesional, es decir, los jóvenes se preparan para establecer su proyecto de vida. El análisis reflexivo y con propuestas es indispensable para la formación adecuada de valores; esto significa que el desarrollo del pensamiento crítico es forzoso para poder observar en su dimensión la influencia del grupo de amistades y los mensajes consumistas de los medios de difusión que manipulan y crean en los individuos docilidad, conformismo y ausencia de un pensamiento crítico. Asimismo, promueven y reproducen la violencia en sus múltiples manifestaciones, o la lucha permanente por alcanzar modelos estéticos impuestos, propiciando una insatisfacción permanente que, en ocasiones, conlleva depresión, violencia, consumo de drogas, práctica de relaciones sexuales de riesgo, etcétera, generando sujetos con grandes dificultades para resolver situaciones y problemas cotidianos. Un hombre o una mujer cuyo pensamiento creador se desarrolla y ejercita de forma permanente, difícilmente podrá ser influido por la publicidad, las modas o el grupo de amistades, puesto que permanece alerta ante cualquier forma de manipulación, y cuenta con elementos que le permitirán mantener una postura firme y congruente con su decir y hacer, lo que significa que tendrá argumentos para evitar la invitación al consumo de sustancias tóxicas, reconocerá situaciones de violencia, sabrá evitar involucrarse en ellas y podrá resolverlas, además de que tendrá posibilidades de cuidar su salud y tal vez la de otros. En ese sentido, el individuo posee un pensamiento que le permite fortalecer su autoestima, desarrollar
86

un proyecto académico, así como plantear y realizar un proyecto de vida. Cada persona debe descubrir y analizar la conformación de los valores, construirlos y desarrollarlos de forma creativa y en interacción social. Sólo a partir del desarrollo de la creatividad, la reflexión y la crítica se desarrollarán valores éticos que contribuyan a la construcción de proyectos de vida individuales y colectivos.

La personalidad creativa

Las personas creativas suelen ser optimistas; cuando ven un vaso con agua a la mitad, prefieren pensar que está medio lleno; en cambio, el punto de vista negativo, considera el vaso medio vacío. La imaginación desempeña un papel importante en la forma como se ven las cosas. Los optimistas se centran en lo que es bueno para desarrollarlo en algo positivo. Lo que se conoce como “suerte”, consiste, por lo general, en hacer consciente una oportunidad o un nuevo significado en una situación determinada, con una actitud que favorece la acción para lograr objetivos.

Características de las personas creativas

A las personas creativas se les identifica por que son fluidas, es decir, generan muchas ideas en torno a un problema; además, elaboran, lo que significa que amplían el trabajo con grandes detalles, ideas y soluciones, y son tolerantes ante la ambigüedad, pues tienen gran capacidad para resistir conflictos sin tensión. La originalidad es otra de sus características, porque van más allá de las ideas comunes. Tienen capacidad para ver el
87

todo, se interesan por lo que les rodea y su visión es amplia. Son sensibles porque están conscientes de sus intereses y los de otros. Como les gusta jugar, desean conocer más y están abiertos a nuevas ideas y experiencias, son considerados curiosos. Piensan por sí mismos y toman decisiones, es decir son independientes. Suelen ponderar y evaluar sus ideas, así como las de los demás; esto significa que antes de tomar decisiones, reflexionan, al tiempo que traducen sus ideas en acciones; a esto último se le identifica como la facilidad de orientar una acción. Son persistentes porque no se dan por vencidos con facilidad y actúan con determinación. Se preocupan e involucran profundamente, lo que los identifica como altamente comprometidos. Todas estas características expresan una personalidad que se manifiesta a través de sus posibilidades intelectuales, emocionales, de conocimiento, culturales, de adaptación, etcétera. En síntesis, la persona creativa, tiene confianza, posee la capacidad de creer y de sentir, es perseverante y ante las frustraciones encuentra el camino para seguir adelante; busca el sentido de las cosas, el por qué y qué aprendizaje le deja cada una, ya sea en lo positivo o en lo negativo; además cree en la vida y en la trascendencia, y se preocupa y ocupa de su ser y de los otros. Con el desarrollo de la creatividad, se busca favorecer que los adolescentes aprendan a aprovechar su potencial y energía para vivir y crear; con verdadera conciencia del momento por el que pasan, del compromiso que tienen con ellos mismos y con los demás, es decir, con su familia, amigos, pareja y sociedad. Otra de las características de una persona creativa es la capacidad de hacer combinaciones y crear síntesis originales, de asociar y tomar ideas de un lugar y de otro, así como de estar alerta a lo nuevo.
88

Imaginemos un problema cuya solución no sea única; este ejercicio se utiliza tanto para adultos como para adolescentes.

Ejercicio Imagina que estás jugando en un parque con una pelota de ping-pong, la cual, en un descuido, cae en un hoyo profundo y de un diámetro pequeño de no más de cinco centímetros, de modo que no podrías simplemente introducir tu mano para recuperarla. En la situación real, bastaría con un solo procedimiento para rescatar la pelota; pero en este caso es importante dejar volar la imaginación, para formular el máximo de soluciones válidas concebibles. Plantea tus propias soluciones y compáralas con las siguientes: Succionando con una aspiradora. Llenando de agua el hoyo. Introduciendo un palo con pegamento en la punta. Introduciendo un palo de escoba con un chicle en la punta. Deslizando cinta adhesiva. Con insectos amaestrados. Con electricidad estática. Una vez observadas las soluciones posibles, es importante considerar la fluidez, la flexibilidad y la originalidad; aquí lo importante es preguntarse ¿cómo rescataste la pelota? Se dice que sólo usamos el diez por ciento de nuestra capacidad cerebral, entonces es urgente que hagamos algo para expandir y aumentar el potencial creativo, tanto en los adultos como en los adolescentes.

89

Es importante recordar que todos tenemos talento creativo, que éste no tiene que ver con la edad, sino con la personalidad y la actitud. La posibilidad de crear existe en cada individuo, se manifiesta en múltiples actos de la vida, y permite que nos demos cuenta de lo que somos capaces y de que los límites son infinitos. La creatividad consigue que salgamos de la rutina diaria; de vez en cuando es conveniente observar al mundo y a nosotros mismos de una forma diferente; nos ayuda a pensar con independencia, cuestionar, rechazar lo que no deseamos y nos brinda libertad para encontrar opciones diferentes a lo establecido. A continuación se presenta una propuesta amplia de técnicas que se utilizan en todo el mundo para estimular la producción de ideas. En la mayoría se recomienda el trabajo en grupo para mejores resultados; sin embargo, algunas también pueden ser utilizadas de forma individual. Se sugiere revisar dichas técnicas la revisión de las mismas con la finalidad de identificar el objetivo de cada una, así como para aprovecharlas mejor tanto en el desarrollo del pensamiento creativo, como en la resolución de tareas de los adolescentes y de problemas que se presentan en la vida cotidiana. Motive a sus alumnos e hijos, para que revisen y conozcan las técnicas. Promueva su uso en la solución de problemas cotidianos de los adolescentes y de usted.

Técnicas para promover la creatividad

A continuación se presenta una serie de técnicas útiles para favorecer el desarrollo de la creatividad. Se proponen ejemplos para resolver problemas, organizar actividades personales, realizar tareas, etcétera. Usted con sus hijos o alumnos, puede elegir libremente los modelos según los temas de su interés. Mapas mentales . Son una forma de pensamiento o técnica de usos múltiples, cuya principal aplicación en el proceso
90

creativo es la exploración del problema, a fin de tener distintas perspectivas del mismo y generar ideas. El mapa mental toma en cuenta la manera como el cerebro recolecta, procesa y almacena información. Su estructura registra una imagen visual que facilita extraer información, anotarla y memorizar los detalles con facilidad. Debido a la gran cantidad de asociaciones involucradas, estimula la creatividad, generando nuevas ideas y relaciones en las que no se había pensado. Conviene hacer mapas para: Organizar un tema. Lograr un aprendizaje profundo. Integrar nuevo y viejo conocimiento. Repasar y prepararse para exámenes. Para hacer un mapa mental primero es indispensable que rechace la idea de un esquema o de párrafos con oraciones. Luego, piense en términos de palabras clave o símbolos que representen ideas y palabras. Necesita: Un lápiz (¡tendrá que borrar!) y una hoja de papel en blanco, no rayado. Bolígrafo o lápices de colores. Escriba la palabra, frase breve o símbolo más importante en el centro. Reflexione sobre la misma; rodéela con un círculo. Ubique otras palabras importantes fuera del círculo. Dibuje círculos sobrepuestos o flechas para conectar ideas o palabras.

91

Además: Deje espacio en blanco para posteriores desarrollos, explicaciones e interacciones entre ideas o palabras. Trabaje en forma rápida, sin detenerse a analizar su trabajo. Revise y corrija. Borre, reemplace y acorte las palabras para las ideas clave. Use colores para organizar la información. Una conceptos a palabras para clarificar la relación. Pasos para la elaboración: Se toma una hoja de papel, grande o pequeña, según sea un mapa grupal o individual. El problema o asunto más importante se escribe con una palabra o se dibuja en el centro de la hoja. Los principales temas relacionados con el problema surgen de la imagen central de forma ramificada. De esos temas parten imágenes o palabras claves que trazamos sobre líneas abiertas, sin pensar, de forma automática pero clara. Las ramificaciones forman una estructura que vincula ideas. Los mapas mentales se pueden mejorar y enriquecer con colores, imágenes, códigos y dimensiones que les añaden interés, belleza e individualidad. Elabore un mapa mental con el plan de actividades de un día siguiendo los pasos propuestos, también promueva que sus hijos o alumnos lo hagan. El ejercicio puede ser individual o grupal. A cada idea se le pueden ir agregando más, recuerde que las posibilidades son infinitas. He aquí un ejemplo para estudiantes adolescentes:

92

Arte de preguntar . Se trata de un conjunto de preguntas que se usan para formular todos los enfoques del problema que sean posibles y así, ampliar el panorama que se tiene del mismo. Preguntas probables:
¿Cuándo? ¿En qué? ¿Con quién? ¿Para qué? ¿Más? ¿En qué medida? ¿Cuáles? ¿Quién? ¿Importante? ¿Qué clase de? ¿Qué? ¿De qué? ¿Por qué causa? ¿Para quién? ¿Menos? ¿Por medio de qué? ¿No todos? ¿Dónde? ¿Con qué? ¿Para cuál? ¿Cuántas veces? ¿Por cuánto tiempo? ¿Cómo? ¿Todos? ¿Hacia dónde? ¿Por qué? ¿Acerca de qué? ¿De dónde? ¿A quién? ¿Más a menudo? ¿Cuánto? ¿De quién?

¿A qué distancia? ¿Para qué? ¿De dónde? ¿En qué otro lugar?

93

Ejemplo para profesores: La motivación de los alumnos. Cómo incrementarla 1. Preguntas a plantear: ¿Cuándo están motivados los alumnos? ¿Por qué aumenta su motivación? ¿Por cuánto tiempo están motivados? ¿Con quién incrementa su motivación? ¿Todos se motivan? ¿Existen diferencias entre alumnos y alumnas? ¿Cuáles son? ¿Por medio de qué se motivan? Tras el planteamiento de estas preguntas y sus correspondientes respuestas, la visión del problema es más abierta. Se tienen mayores posibilidades para abordarlo y pasar a la etapa de generación de ideas. Ejemplo para alumnos: Consumo de alcohol y tabaco. Cómo incrementar la percepción de riesgo ¿Por qué es conveniente evitar el consumo de alcohol y tabaco? ¿Qué daños a la salud conoces que causen el alcohol y el tabaco? ¿Cómo puedes evitar el uso y abuso de alcohol? ¿Cómo puedes evitar el uso y abuso de tabaco? Solución creativa de problemas en grupo . Es un método que ofrece “un esquema organizado para usar técnicas específicas de pensamiento crítico y creativo” con vistas al logro de resultados novedosos y útiles. Este proceso consta de seis etapas:
94

1. Formulación del objetivo: deseo, sueño o lo que se intente cambiar. 2. Recolección de información necesaria para abordar el problema: datos, sensaciones, sentimientos, percepciones, etcétera. 3. Reformulación del problema. 4. Generación de ideas. 5. Selección y reforzamiento de las ideas. 6. Establecimiento de un plan de acción. Las tres primeras etapas comprenden la preparación, la construcción o la formulación del problema; esto se realiza aclarando la percepción del mismo, recabando información y reformulándolo. Cuando el problema esta enunciado, es el momento de empezar a producir ideas que conduzcan a su solución. Para lograrlo hay dos fases; una primera, de pensamiento fluido con objeto de generar el mayor número posible, y otra, para seleccionar las ideas que nos parecen mejores. Del desarrollo y análisis de las mejores ideas se descubren las soluciones a un problema. Este es el momento de buscar recursos y también, inconvenientes. Ejemplo de solución creativa de problemas en grupo. Con sus hijos en casa Formulación del objetivo: Promover valores como el respeto, la tolerancia, la negociación y la solidaridad en la familia.

95

Información necesaria para abordar el problema: Entre los miembros de la familia con frecuencia hay discusiones y desacuerdos en torno a quién debe realizar algunas actividades domésticas, como tender las camas, limpiar el patio y la casa del “Terry”, lavar los trastes, etcétera. Reformular el problema: Dadas las constantes discusiones en la familia, se procurará el fomento de valores como la tolerancia, el respeto, la negociación y la solidaridad. Generación de ideas: Se buscará abrir espacios de conversación pacífica. Se procurará una mayor convivencia familiar. Todos los integrantes se esforzarán por entender el punto de vista del otro, evitando tratar de imponer sus propias ideas. Selección y refuerzo: Se promoverá la importancia de colaborar en las tareas de la casa, por el bienestar de todos los integrantes de la familia. Se reforzará el valor de ser un miembro activo y colaborar en la familia. Plan de acción: Abrir espacios de convivencia entre los miembros de la familia. Definir respeto, tolerancia, negociación y solidaridad. Promover con el ejemplo estos valores.

96

Con sus alumnos y alumnas Formulación del objetivo: Fomentar valores como el respeto y la tolerancia entre sus alumnos y alumnas. Información necesaria para abordar el problema: Existen muchos reportes por riñas entre los estudiantes. Con frecuencia hay discusiones y no se llega a acuerdos. Los estudiantes tienen dificultad para aceptar el punto de vista de los otros. Reformulación del objetivo: Dados los constantes problemas que se suscitan en el ámbito escolar, se procurará el fomento de valores como la tolerancia y el respeto. Generación de ideas: En la escuela se promoverá, el respeto, por medio del periódico mural. En los grupos, los profesores ensayarán con los alumnos valores como la tolerancia y el respeto durante la actividad escolar cotidiana. Selección y refuerzo: La responsabilidad de elaborar el periódico mural se irá turnando por grupos. Los profesores darán seguimiento a la promoción de los valores propuestos.
97

Dar continuidad a la puesta en práctica de las propuestas. Plan de acción: Definición de tolerancia y respeto. Promoción de valores durante la actividad cotidiana escolar. Promover con el ejemplo. Relajación . Entre los beneficios inmediatos se encuentra la sensación de recuperación y eliminación de tensiones, la activación de la circulación, el estímulo de la imaginación, la intuición, la concentración, la atención y la relajación muscular. El ejercicio es muy sencillo, requiere únicamente de tres minutos. Se puede realizar sentado o de pie (las instrucciones están adaptadas a ésta última posición). Para practicar se sugiere la utilización de la técnica, primero con un grupo de adultos voluntarios que usted reúna y posteriormente, llévela a cabo con un grupo de adolescentes. Practique con regularidad este tipo de ejercicios y promuévalo con sus hijos y alumnos. De pie en un lugar tranquilo y silencioso, colóquese con los pies un poco separados (20 centímetros aproximadamente). Deje los brazos sueltos, sin esfuerzo, a los costados. Cierre los ojos y elimine todos sus pensamientos. Después siga los seis pasos de la relajación: − Antes y durante cada paso del ejercicio recuerde respirar lenta, relajada y tranquilamente. − La respiración debe ser lenta y silenciosa... ayúdese con una leve contracción de los músculos abdominales, para expulsar el mayor volumen de aire de los pulmones. − Cuanto más profundo respire, más cantidad de aire puro podrá introducir en sus pulmones.

98

1. Relaje la cabeza partiendo de la parte alta. Sienta como se relajan los músculos de la cara. 2. Relaje los hombros. Muévalos suavemente. 3. Relaje el tórax y la parte delantera del cuerpo. Sienta su respiración natural. 4. Relaje la espalda. Sienta como se aflojan todos los músculos. 5. Relaje los brazos hasta la punta de los dedos. Mueva los dedos si lo desea. 6. Relaje las piernas hasta los dedos de los pies. Sienta cómo elimina la tensión (que sale) por las plantas de los pies. Después de relajar todo el cuerpo, también hágalo mentalmente. Sienta que no tiene ninguna preocupación o pensamiento en la mente. Si estos llegan déjelos pasar. 4X4X4 . Es una técnica grupal que favorece la producción de ideas de lo individual a lo grupal. Sirve para la producción cuantitativa de ideas y permite una selección cualitativa de las mismas, además de que incrementa la cohesión y la comunicación en el grupo. Cada participante escribe individualmente en un papel las cuatro ideas esenciales acerca del foco creativo (por ejemplo, “Ideas para evitar la violencia y el consumo de drogas en el grupo de amigos”). Terminada esta etapa, el grupo se coloca por parejas. Cada pareja llega a un acuerdo y escribe las cuatro ideas esenciales sobre el foco creativo. Posteriormente se conforman grupos de cuatro y así, sucesivamente, hasta que el grupo entero se ponga de acuerdo y decida cuáles son las cuatro ideas esenciales acerca del foco creativo o del problema. Las cuatro ideas finales son el relieve cualitativo de toda la producción anterior.

99

Puntos a considerar: Nombre a un facilitador en el grupo, quien tiene que marcar los cambios. Éstos se realizarán con una frecuencia aproximada de 6 a 10 minutos, según la experiencia de las personas que participan y la cohesión que el facilitador encuentre en el grupo. Concluido el ejercicio, pida a los integrantes de ambos grupos (adultos y adolescentes) que compartan su experiencia al haber trabajado con esta técnica. Para concluir este apartado del pensamiento creativo, se propone el ejercicio de las siguientes dos técnicas, tanto con el grupo de adultos como con el de alumnos. Provocación . La provocación es una técnica que implica eliminar del pensamiento los patrones establecidos que normalmente se utilizan para solucionar problemas. Casi siempre pensamos a partir del reconocimiento de patrones socialmente establecidos y reaccionamos a ellos; tales reacciones vienen de nuestras experiencias y de las extensiones lógicas a las mismas, y no nos arriesgamos demasiado fuera de estos modelos. Cuando asociamos cierta respuesta a un determinado problema, es difícil que nuestro cerebro identifique otras posibles soluciones. La técnica requiere construir pensamientos deliberadamente absurdos (que provoquen), en los cuales algo que tomamos como concedido sobre la situación no es verdad. Los pensamientos necesitan ser diferentes a la manera de pensamiento preestablecida, para dar una sacudida eléctrica a nuestra mente. Una vez que hayamos hecho una declaración provocativa, nuestro juicio se suspende y ésta se utiliza para generar ideas. Las provocaciones nos dan los puntos de partida originales para el pensamiento creativo. Por ejemplo, imagínese el pensamiento “a las mujeres se les debe golpear con frecuencia”. ¡Ésta no es una buena idea!
100

Sin embargo esto conduce a pensar en las mujeres y la violencia que con regularidad sufren. Una vez hecha la declaración provocativa, puede utilizar la lista de comprobación para examinar todos sus aspectos: 1. Las consecuencias del pensamiento. 2. Las ventajas del mismo. 3. Los principios necesarios para apoyar o rechazar la idea. 4. Qué sucedería si..., etcétera. Por mucho que al principio puedan parecer profundamente negativos, esta técnica sirve para generar nuevos conceptos, y se puede utilizar de forma individual o como complemento de otras técnicas, siempre que estemos bloqueados o no podamos salir del pensamiento convencional.

PENSAMIENTO

CRÍTICO

¿Quiénes son los mejores pensadores críticos que conoce y qué hay en ellos para que los considere así? ¿Por qué piensa que son buenos pensadores? ¿Qué respuesta daría a estas interrogantes? Por ejemplo, piense en personas de su familia a quienes considera pensadores críticos; ahora, en las personas de donde usted trabaja y, por último, en pensadores famosos... Con esta reflexión, notará que las personas con pensamiento crítico tienen un propósito claro y una pregunta definida. Cuestionan la información, las conclusiones y los puntos de vista. Se empeñan en ser explícitos, exactos, precisos y relevantes. Buscan profundizar con lógica e imparcialidad. Aplican estas destrezas cuando leen, escriben, hablan y escuchan; también al estudiar historia, ciencia, matemática, filosofía, artes, etcétera, así como en su vida personal y profesional.
101

El pensamiento crítico es autodirigido, autodisciplinado, autoregulado y autocorregido y requiere de someterse a rigurosos estándares de excelencia y dominio consciente de su uso. Implica comunicación efectiva y habilidades de solución de problemas, y un compromiso de superar el egoísmo de los seres humanos. Es la forma de pensar acerca de cualquier tema, contenido o problema; el sujeto mejora la calidad de su pensamiento al apropiarse de las estructuras inherentes al acto de pensar y al someterlas a estándares intelectuales. Todo el mundo piensa; es parte de la naturaleza humana. Pero, el pensar, por sí solo, es arbitrario, distorsionado, parcializado, desinformado o prejuiciado. Sin embargo, el estilo de vida, depende de la calidad de pensamiento, de lo que se produce, hace o construye. El pensamiento de mala calidad tiene costos monetarios y repercute en la calidad de vida. La excelencia en el pensamiento se debe ejercitar de forma sistemática. Observe la siguiente lista comparativa para razonar: Una lista para razonar 1. Todo razonamiento tiene un propósito. Tome el tiempo necesario para expresar su propósito con claridad. Distinga su propósito de otros relacionados. Verifique periódicamente que continúa enfocado. Escoja propósitos realistas y significativos. 2. Todo razonamiento es un intento de solucionar un problema, resolver una pregunta o explicar algo. Tome el tiempo necesario para expresar la pregunta en cuestión. Formule la pregunta de varias formas para clarificar su alcance. Secciónela en subpreguntas.
102

3.

4.

5.

6.

7.

Identifique si la pregunta tiene sólo una respuesta correcta, si se trata de una opinión o si requiere que se razone desde diversos puntos de vista. Todo razonamiento se fundamenta en supuestos. Identifique claramente los supuestos y determine si son justificables. Considere cómo sus supuestos dan forma o determinan su punto de vista. Todo razonamiento se hace desde un punto de vista. Identifique su punto de vista o perspectiva. Busque otros puntos de vista e identifique sus fortalezas y debilidades. Esfuércese en ser parcial al evaluar todos los puntos de vista. Todo razonamiento se fundamenta en datos, información y evidencia. Limite sus afirmaciones a aquéllas que estén apoyadas por los datos que tenga. Recopile información contraria y a favor de su posición. Asegúrese de que toda la información usada es clara, precisa y relevante a la pregunta en cuestión. Asegúrese de que ha recopilado suficiente información. Todo razonamiento se expresa mediante conceptos e ideas que le dan forma simultáneamente. Identifique los conceptos claves y explíquelos con claridad. Considere conceptos alternos o definiciones alternas. Asegúrese de que los usa con cuidado y precisión. Todo razonamiento contiene interpretaciones o inferencias por las cuales se llega a conclusiones que dan significado a los datos. Infiera sólo aquello que se desprenda de la evidencia. Verifique que las inferencias sean consistentes entre sí. Identifique las suposiciones que lo llevan a formular sus inferencias.

103

8. Todo razonamiento tiene fin o implicaciones y consecuencias. Esboce las implicaciones y consecuencias de su razonamiento. Identifique las implicaciones positivas y negativas. Considere todas las consecuencias posibles. Usted puede fomentar el pensamiento crítico en sus alumnos e hijos adolescentes; para ello, a continuación se sugieren estrategias sencillas, directas y eficaces, fáciles de poner en práctica. Se recomienda sobre todo la promoción del trabajo en equipo, pues está probado que cuando se trabaja así, es más sencillo que los malos entendidos se corrijan y se logre avanzar en las tareas; además, cuando algunos estudiantes se quedan “atorados”, lo más seguro es que otros tengan la idea precisa para encaminar las cosas nuevamente. Con el tiempo, los adolescentes adoptan las estrategias que los otros usan con éxito y aprenden a hacer preguntas críticas. El aprendizaje requiere del pensamiento crítico, para aprender es necesario preguntar y preguntarse continuamente: “¿Qué quiere decir esto realmente?, ¿cómo lo sabemos? Si es cierto, ¿qué más es cierto?” Pero además, implica reflexionar acerca de la forma individual de pensar, buscar los problemas en la manera como pensamos y practicar distintas formas de pensar. Dado que usted ayudará a sus alumnos o hijos a desarrollar su pensamiento crítico, conviene que revise su forma personal de pensar, para que así, pueda llevar a cabo las mismas estrategias que encontrará aquí. Para ser buen pensador se debe: Decidir que se desea ser bueno al pensar. Practicar usando a diario las ideas que se proponen en este capítulo.

104

Tres tipos de pensadores

Los ingenuos, a quienes no les importa su manera de pensar. Suelen ser personas que están convencidas de que no necesitan pensar, hacen lo que se les ocurre, creen en casi todo lo que ven en la televisión, no se cuestionan absolutamente nada ni se responsabilizan de sí mismos, siempre están de acuerdo con todo y consideran que pensar los mete en problemas. Estos sujetos son altamente vulnerables al consumo de drogas, debido a que suelen creer todo lo que dicen sus amigos, por ejemplo, “nada te va a pasar porque tomes alcohol cada semana”, “cuando quieras, dejas de fumar”, “usar drogas te hará sentir bien”, etcétera. Los egoístas, quienes suelen ser buenos pensadores, pero no son justos con los demás. En realidad, estas personas piensan mucho porque acostumbran engañar a la gente y obtener lo que quieren sin mucho esfuerzo; creen en lo que les conviene y cuestionan a los demás, nunca a sí mismos. Llegan a ser manipuladores, engañan a los demás “siguiéndoles la corriente”, en la mayoría de los casos, llegan a engañarse ellos mismos. Por ejemplo, saben que fumar o consumir alcohol daña y que es difícil dejar de hacerlo; sin embargo, consideran que para estar “en ambiente” en la fiesta, es mejor que todos fumen y beban de la misma manera. En ocasiones, prometen guardar el “secreto” de que alguno de sus amigos fumó o bebió en exceso y a manera de chantaje lo presionan para que les preste dinero, les hagan las tareas o les cuiden sus útiles escolares, etcétera. Los justos, que se preocupan por su forma de pensar y actúan con justicia hacia los demás. Son pensadores de
105

tiempo completo, aprenden a partir de sus propias reflexiones, tienen la posibilidad de comprender a los demás. Con regularidad se cuestionan a sí mismos y buscan la razón de su propio actuar. Procuran ponerse en el lugar del otro para comprenderlo mejor. No se creen todo lo que los demás dicen, tratan a los otros como desean ser tratados, por ejemplo, les gusta ser justos con los demás, porque desean que también sean justos con ellos, y suelen detenerse a pensar en las consecuencias de usar alcohol, tabaco u otras drogas; también identifican que es mejor tener amistades que cuiden su salud. ¿Se encontró en alguna de estás clasificaciones? ¿En cuál? Para motivarlo le puedo decir: ¡Muchas felicidades! o ¡no se preocupe, usted puede cambiar! Como es obvio, el tipo de pensadores que se abordará en este apartado es el de los críticos... Lo más probable es que haya resultado un pensador justo, por lo que a continuación encontrará una serie de ideas que le ayudarán a fortalecer su pensamiento crítico. Entre las características y sugerencias para ser pensadores críticos, siempre se debe buscar la mejor forma de hacer las cosas y creer en el poder de la mente. Para pensar mejor se requiere ser: Claro. Certero. Relevante. Lógico. Justo.

106

Ser claro, es decir, se debe evitar el confundir a los demás, sólo se puede ser claro cuando se comprende: Lo que se dice. Lo que se escucha. Lo que se lee. Para ser claro se pueden hacer y decir las siguientes preguntas: ¿Me puedes decir lo que quieres dar a entender con eso? ¿Lo podrías decir con otras palabras? Estoy confundido. ¿Podrías explicar lo que quieres decir? Permíteme comentarte lo que creo que dijiste. Dime si estoy bien. Ser certero, cuando se habla con la verdad o se dice lo correcto, se es certero y si no existe la seguridad de que algo es verdadero, se debe verificar. Para ser certero, se pueden hacer y decir las siguientes preguntas: ¿Cómo podemos saber que esto es cierto? ¿Cómo podemos verificarlo? ¿Cómo podemos probar esta idea para saber si es cierta? ¿Cómo sabes que lo que dices es verdad? Ser relevante, algo es relevante cuando se relaciona con: El problema que se trata de resolver. La pregunta que intentas responder. Cualquier cosa de la que estés hablando o escribiendo.

107

Para ser relevante, se pueden hacer y decir las siguientes preguntas: ¿Cómo se relaciona lo que estás diciendo con el problema? ¿Cómo se relaciona esta información con la pregunta que estamos haciendo? ¿Qué nos ayudará a resolver el problema? ¿Cómo se relaciona lo que dices con lo que estamos hablando? Ser lógico, el pensamiento es lógico cuando todas las cosas encajan de manera correcta. Para ser lógico, se pueden hacer y decir las siguientes preguntas: Esto no tiene sentido para mí ¿me puedes mostrar cómo encaja todo? Las frases en este párrafo no parecen quedar bien juntas. ¿Cómo puedo reescribir para que las frases queden mejor? Lo que dices no suena lógico ¿cómo llegaste a esas conclusiones? Explica por qué esto tiene sentido para ti. Ser justo, al considerar los pensamientos y sentimientos de los demás antes de hacer algo. Para ser justo, se pueden hacer y decir las siguientes preguntas: ¿Estoy siendo egoísta en este momento? ¿Está él o ella siendo justo en este momento? ¿Estoy considerando los pensamientos de los demás? ¿Estoy considerando los sentimientos de los demás? ¿Le estoy dando lo que merece?

108

Claridad

Exactitud Precisión Relevancia

Profundidad

Importancia

Fundación para el Pensamiento Crítico.

Piensa en el propósito

Tu propósito es tu meta o lo que estás tratando que suceda. Preguntas para llegar al propósito: ¿Cuál es tu propósito al hacer lo que estás haciendo? ¿Cuál es mi propósito al hacer lo que estoy haciendo? ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Cuál es el propósito de esta tarea? ¿Cuál es el propósito de “x” persona? ¿Hay algo malo en mi propósito?

109

Plantea la pregunta

La pregunta despliega el problema y guía el pensamiento. Interrogantes que puedes plantear acerca de la pregunta: ¿Qué pregunta intento responder? ¿Cuál es la pregunta que estamos intentando responder en esta actividad? ¿Es clara mi pregunta? ¿Debería hacer una pregunta diferente? ¿Qué pregunta me estás haciendo?

Recopila la información

La información son los hechos, la evidencia o experiencias que se utilizan para resolver un problema. Preguntas que se pueden hacer acerca de la información: ¿Qué información necesito para responder esta pregunta? ¿Necesito recopilar más información? ¿Esta información es relevante a mi propósito? ¿Es certera mi información?

Cuida tus conclusiones

Las inferencias son conclusiones a las que se llega, lo que la mente hace al resolver algún problema. Preguntas que se pueden hacer para verificar las inferencias: ¿A qué conclusiones estoy llegando? ¿Hay otras conclusiones que debo considerar?
110

¿Es lógica mi inferencia? ¿Es lógica la inferencia de la otra persona?

Verifica tus suposiciones

Las suposiciones son creencias que se dan por hecho. Casi nunca se cuestionan, pero sí se debe hacer. Preguntas que se pueden realizar acerca de las suposiciones: ¿Qué estoy dando por hecho? ¿Estoy suponiendo algo que no debería? ¿Qué suposición me está llevando a esta conclusión? ¿Qué es lo que esta persona está suponiendo? ¿Qué es lo que mi mamá supone acerca de mis amigos? ¿Estás suponiendo que los hombres siempre son más fuertes que las mujeres?

Aclara tus conceptos

Los conceptos son ideas que se utilizan al pensar para entender lo que está pasando. Preguntas que se pueden hacer para aclarar conceptos: ¿Cuál es la idea principal en esta historia? ¿Qué idea me viene a la mente cuando escucho la palabra _____________? ¿Qué idea está empleando esta persona en su pensamiento? ¿Existe algún problema con esta idea? ¿Qué idea estoy usando en mi pensamiento? ¿Causa problemas esta idea en mí o en los demás? Creo que es una buena idea pero, ¿podrías explicarla un poco más?
111

Comprende tu punto de vista

El punto de vista es lo que estás observando y la forma en que lo ves. Preguntas que se pueden formular acerca del punto de vista: ¿Cómo estoy viendo esta situación? ¿Qué estoy viendo? ¿Cómo lo estoy viendo? ¿Existe otra forma razonable de ver la situación? ¿Es mi punto de vista el único razonable? ¿Ves a las mujeres como si fueran débiles? ¿Ves a los hombres como si fueran rudos?

Piensa bien en las implicaciones

Las implicaciones son las cosas que pudieran suceder si decides hacer algo. Preguntas que se pueden hacer acerca de las implicaciones: Si decido hacer “x”, ¿qué podría pasar? Si decido no hacer “x”, ¿qué podría pasar? Cuando el personaje principal de esta historia tomó una decisión importante, ¿qué sucedió como resultado de ello?, ¿cuáles fueron las consecuencias? ¿Cuáles son las posibles implicaciones de no hacer la tarea? ¿Cuáles son las posibles implicaciones de consumir drogas?

Pensamiento crítico y valores

Es importante ser constante y trabajar de forma permanente en el desarrollo de las virtudes o valores intelectuales, pero ¿qué son las virtudes intelectuales? Pensemos primero que “intelectual” se refiere a la mente, al pensamiento y “virtud” a las cuali112

dades positivas y buenas; entonces este término se refiere a las cualidades mentales que nos ayudan a pensar y aprender bien. A continuación se mencionan algunos valores y su definición:

Integridad intelectual

Porque espero que los demás me respeten, yo los respeto a ellos. Espero que los demás consideren mis sentimientos, por eso, yo considero los suyos. No deseo que sean agresivos conmigo, por eso no lo soy con ellos. Debe reconocer la necesidad de ser honesto en su pensar; ser consistente en los valores que aplica; someterse al mismo rigor de evidencia y prueba que exige a los demás, y admitir con humildad las inconsistencias del pensamiento y las acciones en las que pudiera incurrir.

Independencia intelectual

Procuro pensar por mí mismo y resolver las cosas yo mismo. Es bueno escuchar a los demás para saber qué están pensando, pero siempre debo pensar por mí mismo para decidir a quién y qué creer. Debe dominar de forma racional los valores y las creencias que tiene y las inferencias que hace. Dentro del concepto del pensamiento crítico, lo ideal es que uno aprenda a pensar por sí mismo y a dominar su proceso mental de razonamiento. Esto implica el compromiso de analizar y evaluar las creencias tomando como punto de partida la razón y la evidencia; significa cuestionar cuando la razón dice que hay que cuestionar, creer cuando la razón dice que hay que creer y conformarse cuando así lo dicte la razón.
113

Perseverancia intelectual

Persistir en un problema, siempre será mejor, que darse por vencido. Cuando mi mente me dice que no puedo aprender algo, le digo que sí puedo. Cuando se me hace difícil la lectura, continúo leyendo para aprender mejor. Cuando se me hace difícil escribir, sigo intentándolo para aprender a escribir mejor. No tengo miedo de trabajar duro en mi mente. Estar consciente que es necesario usar la perspicacia intelectual y la verdad, aun cuando se enfrente a dificultades, obstáculos y frustraciones. Debe adherirse a los principios racionales a pesar de la oposición irracional de otros.

Empatía intelectual

Tratar de entender cómo piensan las otras personas. Cuando estoy en desacuerdo con los demás, trato de ver las cosas como ellos las ven. Con frecuencia me doy cuenta que hay cosas en las que yo tengo la razón y hay otras en las que ellos tienen razón. Estar consciente de que uno necesita ponerse en el lugar del otro para entenderlo. Esta característica se relaciona con la habilidad de construir con precisión los puntos de vista y el razonamiento de los demás, para poder pensar a partir de premisas, supuestos e ideas que nos son propias.

114

Humildad intelectual

No sé todo. Hay muchas cosas que no sé. No debo decir que las cosas son ciertas cuando en realidad no sé si lo sean. Creo que muchas cosas pueden no ser ciertas. Muchas cosas que dice la gente, pudieran no ser ciertas. Algunas cosas que leo o que veo en la tele, no son verdaderas. Siempre trato de preguntar: ¿Cómo lo sabes? ¿Cómo sé yo eso? Estar consciente de los límites de su conocimiento, incluyendo especial susceptibilidad ante circunstancias en las cuales el egocentrismo ajeno o propio, puede resultar engañoso; tener sensibilidad hacia el prejuicio, las tendencias y las limitaciones de su punto de vista. La humildad intelectual radica en reconocer que uno no debe pretender que sabe más de lo que realmente sabe. No significa sumisión ni debilidad. Es la carencia de pretensiones, jactancia o engreimiento y el reconocimiento de los fundamentos lógicos o de la falta de ellos en las creencias populares.

Valor intelectual

Debería estar listo para decir lo que creo que es correcto, aun cuando esto no sea popular con mis amigos o con las personas con quienes me encuentre en ese momento. Debo ser cortés, pero no tener miedo de no estar de acuerdo. A continuación se presenta un listado de estrategias que pueden practicarse de forma cotidiana en la casa o escuela.
115

Estrategias para promover el pensamiento crítico

Haga preguntas a los estudiantes durante las clases o a sus hijos para estimular la curiosidad

Si los adolescentes quieren saber algo, porque sienten curiosidad o porque les sería de utilidad en su vida diaria, estarán motivados a aprender.

Utilice preguntas guía

Estas preguntas deben probar la habilidad de entender, explicar, ilustrar y aplicar los conceptos y principios enseñados. Por ejemplo, en una lección que hable de los daños a la salud causados por el consumo de tabaco, el profesor o facilitador antes de la clase, dará las siguientes preguntas guía basadas en conceptos específicos y principios generales: a) ¿Qué es una droga?; b) ¿El tabaco es una droga?; c) Mencione los principales daños a corto plazo por consumo de tabaco, y d) Anote tres órganos del cuerpo humano que sean vulnerables a desarrollar cáncer asociado al consumo de tabaco. En casa se puede promover el mismo ejemplo y sus preguntas, para lograr una comunicación adecuada acerca de temas que pueden estar inquietando a los hijos.

Dé una prueba corta de cinco minutos al comienzo de cada clase o en su casa cuando están viendo la televisión

Pueden ser de algunas ideas derivadas de preguntas guía, cuyas respuestas sean cierto o falso. Estas pruebas motivan a los estudiantes a repasar sus notas de clase y mantenerse al día en las tareas asignadas. Muchas veces los estudiantes que entienden
116

la lección, se la explican a los demás en grupos informales después de clase o antes de los exámenes. En casa, por ejemplo, usted puede cuestionar las “virtudes” de cualquier producto que se anuncie en la televisión, con la finalidad de que sus hijos tengan clara idea de la manipulación que la publicidad puede lograr en las personas.

Utilice visuales gráficos

El uso de material visual y oraciones sencillas escritas, enfocan la atención hacia la pregunta o tema planteado. También facilitan la asimilación y atención del material. Con sus hijos en casa, usted puede analizar películas, anuncios comerciales, temas de canciones, etcétera.

Enseñe principios del pensamiento crítico al dar su clase o platicar con sus hijos

Utilice el material con ejemplos concretos del pensamiento crítico; hable del problema de la violencia en el noviazgo y analice los roles socialmente asignados tanto a hombres como a mujeres, en los que se da una confrontación de poder. Pida que traten de ser imparciales. Puede abordar el mismo tema en casa con sus hijos y resto de la familia.

Fomente que sus estudiantes se conozcan unos a otros

El primer día de clases coloque a los estudiantes en parejas y pida que cada uno le haga preguntas a su compañero acerca de
117

su procedencia, intereses, pasatiempos y opiniones, sugiera que se tomen notas para ayudar a la memoria. Después cada persona presenta a su compañero ante el resto del grupo. De esta forma, los estudiantes se conocen desde el primer día. Esto facilita la comunicación entre ellos además de ser un ejercicio efectivo para probar si escuchan con atención.

Coloque los nombres de los estudiantes en tarjetas y promueva la participación de todos

En los salones de clase generalmente los únicos que participan son cuatro o cinco alumnos y siempre los mismos. Si usted deliberadamente le pide a alguien que participe, probablemente se sentirá incómodo. Pero si usted coloca todos los nombres de los estudiantes en tarjetas, las mezcla y hace preguntas al azar, la participación mejorará, además, todos procurarán estar atentos a las preguntas y participarán activamente.

Fomente el pensamiento independiente

Presente a los adolescentes un problema y tenga varias posibles soluciones. Pida que escriban sus respuestas en un papel, luego divida el grupo en tres o cuatro equipos y dígales que compartan sus ideas con el grupo. Solicíteles que utilicen las mejores respuestas de cada persona y que escojan a una para comunicar su solución al resto del grupo. De esta manera los alumnos participan en: 1) Deducir la solución del problema; 2) Comunicar su solución a los demás; 3) Obtener retroalimentación; 4) Llegar a una solución más adecuada al problema, y 5) Hablar frente al resto de la clase, practicando así hablar en público.

118

Fomente el escuchar con atención

Procure seleccionar a adolescentes para que resuman, en sus propias palabras, lo que dijo otro estudiante, esto los estimula a escuchar activamente a los demás. Asimismo, les ayuda a darse cuenta que pueden aprender de los compañeros y estar conscientes de los errores o malos entendidos de otros; escucharlos y corregirlos también contribuye a una mejor comprensión. Se debe fomentar que se escuchen. En la familia se puede hacer lo mismo con cada uno de los hijos lo que favorecerá tanto la comunicación entre ellos, como la tolerancia y el respeto a la opinión del otro.

Hable menos para que los estudiantes piensen más. Permita que sus hijos hablen más que usted

Procure no hablar más del 20 por ciento del tiempo de la sesión. Detenga su discurso cada diez minutos y pida que sus estudiantes se integren en grupos de dos a tres personas, para resumir los datos clave y aplicar, evaluar o explorar las implicaciones del material. Si logra que ellos hablen más, estarán pensando sobre el material y desarrollando una mayor comprensión. La comunicación en la familia es indispensable para la buena convivencia; favorezca la conversación con sus hijos, motívelos, déjelos expresar sus ideas aun cuando usted no esté de acuerdo; si les permite hablar, los conocerá más y tendrá mayores posibilidades de orientarlos.

Sea un modelo

Piense en voz alta al estar frente a los estudiantes. Deje que le escuchen descifrar lentamente los problemas de la materia.
119

En casa comunique sus ideas, tal y como le gustaría que se comunicaran sus hijos con usted; inicie las pláticas, procure que no sea sólo cuando tiene que llamarles la atención, no haga lo que no desea ver en ellos.

Utilice el método de hacer preguntas

¿Qué quieres decir cuando usas esa palabra? ¿Qué evidencia hay para apoyar esa aseveración? ¿La evidencia es confiable? ¿Cómo llegaste a esa conclusión? ¿Qué implica? ¿Cuáles serían los efectos no deseados de tu propuesta? ¿Cómo crees que tus opositores ven esa situación? ¿Cómo pueden responder a tus argumentos?

Fomente la colaboración

Divida la clase en grupos pequeños (dos, tres o cuatro integrantes), asigne a cada grupo tareas específicas y límites de tiempo. Luego pida que informen qué parte de la tarea completaron, qué problemas tuvieron y cómo los resolvieron. Lleve este ejercicio a casa, cuando asigne tareas reconozca el cumplimiento de las mismas, hable de los beneficios de realizar lo asignado y de la importancia de contar con la participación de ellos en esa labor.

Trate de usar la enseñanza en pirámide

Pida que los estudiantes discutan una pregunta o problema en pares para llegar a un acuerdo. Después, indique que cada par
120

se junte con otro, hasta llegar a un consenso, luego que dos grupos de cuatro se junten, y así sucesivamente. Es una técnica excelente para que cada adolescente desarrolle confianza para ofrecer ideas a sus pares y se den cuenta que la idea necesita ser modificada. Así, con cada paso, ésta mejora en calidad y se construye en conjunto, tomando en cuenta el punto de vista de todos.

Pida que sus estudiantes redacten ejercicios de preescritura

Antes de dar la clase o de que los estudiantes lean sobre el tema, pida que escriban en cinco minutos notas preliminares sobre el tema para ellos mismos, esto sirve para varios propósitos; logra que cada estudiante piense activamente sobre el tema y activa sus conocimientos y experiencias previas.

Asigne tareas escritas que requieran pensamiento independiente

Pida con regularidad tareas escritas. No necesita corregir todo lo que le entreguen. Ponga a los estudiantes a criticar los trabajos escritos por los demás, de esta manera usted no tendrá que destinar tiempo a la revisión. La escritura obliga a las personas a poner sus pensamientos en palabras, juntarlas para formar pensamientos completos y a organizarlos en párrafos que fluyan de manera lógica. Todo esto induce a los estudiantes a pensar más. Cuando lean lo que han escrito, con frecuencia encontrarán razones para revisarlo. Revisar es esencial para desarrollar el pensamiento y la expresión disciplinada.
121

Pida que los estudiantes evalúen los trabajos de los demás

Asigne a los grupos de estudiantes, la tarea de evaluar los trabajos de los demás. El hecho de que los pares realicen la evaluación tiene ventajas para todos: alivia la carga del instructor y es útil para ambos (los que evalúan y los que son evaluados). Además, los alumnos tienden a trabajar más cuando saben que sus compañeros de clase van a ver su trabajo. Asimismo, ejercitan la aplicación de su criterio a trabajos de otros, y cuando justifican o explican sus comentarios y sugerencias, están obligados a explicar esos criterios con claridad.

Utilice cuadernos de aprendizaje

Pida a sus alumnos que se acostumbren a hacer anotaciones de todo lo nuevo o interesante que aprendan, así como de lo que les costó más trabajo. Sugiera que los revisen con regularidad. Esto les permitirá estudiar y consultarlos en cualquier momento. Además, podrán ampliar la información acerca de lo que quedó pendiente; contar con anotaciones les ayudará a plantear preguntas con conocimiento y no sólo dudas sin fundamento. Enseñe a sus hijos e hijas a utilizar y hacer notas relacionadas con los pendientes que deben realizar, tanto de tareas como de actividades en la casa.

Organice debates

Promueva con sus alumnos la discusión de temas que causen controversia; por ejemplo, pregunte si la educación física debe ser requisito obligatorio para todos los estudiantes:
122

Cuando levanten la mano, escoja a dos o tres alumnos que estén de acuerdo con que sea requisito. Pida que se reúnan y que desarrollen su razonamiento. Haga lo mismo con quienes piensan que la educación física no debe ser requisito. Solicite a ambos grupos que presenten su debate. Después pregunte a quienes no participaron, cuál argumento les convenció y por qué.

Pida a sus alumnos que escriban diálogos constructivos

Asigne a los estudiantes una tarea escrita donde deben tener diálogos imaginarios entre personas con ideas diferentes sobre algún asunto de actualidad, como violencia de género, consumo de drogas y relaciones sexuales tempranas. Los diálogos deben ser formulados desde distintos puntos de vista (partes opuestas en una disputa internacional, un diálogo entre una persona liberal y una conservadora, etcétera). Indique a los participantes que las personas del diálogo deben ser inteligentes, racionales y sin prejuicios. Para redactar un diálogo se requiere pensar en dos perspectivas diferentes. Hacer el diálogo por escrito facilita identificar sin prejuicios la postura de una persona con quien no se está de acuerdo, obliga a dos personas a hablar entre sí, presentar objeciones y preguntas y proponer alternativas. Esto significa que los estudiantes tendrán que descifrar cómo responderán, lo cual los obliga a desarrollar más su comprensión de cada perspectiva. Para poder redactar un diálogo efectivo, es necesario ponerse en el lugar de aquel cuyo punto de vista no se acepta. En la familia se puede promover el intercambio de ideas respecto a los mismos temas; a veces en una misma familia se
123

observan diferentes puntos de vista entre sus miembros. Siempre será importante conocerlos y respetarlos para fortalecer valores como la tolerancia y el respeto.

Fomente el descubrimiento

Antes de presentar el material mediante conferencia, exposición o lectura, diseñe actividades para que los estudiantes descubran la apreciación, los principios y las técnicas por ellos mismos. ¿De qué forma?, por ejemplo: Establezca con anticipación una discusión acerca del tema a tratar. De esa manera entiende mejor cualquier cosa que descubren por sí mismos. Aprenden no sólo que es así, sino el por qué es así y adquieren práctica en descifrar cosas y resolver problemas solos, en vez de tener que recibir instrucciones de qué hacer y cómo. Con sus hijos, por ejemplo, cuando salen de día de campo, aproveche para favorecer tanto el pensamiento creativo como el crítico; pida que durante el trayecto al lugar, hagan una descripción de lo que creen que encontrarán o que sucederá durante el día. Hable acerca de la importancia de conducir a la velocidad permitida y de no consumir alcohol al manejar; muéstrele a su familia las posibilidades de divertirse con precaución y armonía. Al llegar al lugar, guíelos en la identificación o el descubrimiento de plantas, frutos o animales. Si es posible, lleve una enciclopedia que los pueda sacar de dudas o dígales que anoten todo aquello que deseen conocer más. La mayoría de las técnicas propuestas fomentan habilidades para escuchar activamente, logran que más individuos participen en las discusiones realizadas en clase y/o en la familia y aprendan a resumir los puntos de vista de los demás.
124

Cuando los adolescentes expresan y justifican sus propias opiniones y aprenden a responder con empatía a las ideas de los demás, están comenzando a usar algunas de las destrezas más importantes que requiere el pensamiento crítico. Las técnicas posibilitan el dividir el pensamiento en partes y analizar cada una: pregunta a discutir, conceptos, suposiciones, evidencia, conclusiones e implicaciones. En síntesis, el pensamiento crítico tiene el propósito de probar un punto, interpretar lo que significa algo o solucionar un problema; puede ser personal o el esfuerzo de un equipo en el cual sus integrantes no compiten entre ellos, sino que trabajan para el logro de un bien común.

El resultado

Los pensadores creativos y críticos ejercitados: Formulan problemas y preguntas vitales, con claridad y precisión. Acumulan y evalúan información relevante y usan ideas abstractas para interpretar esa información de forma efectiva. Llegan a conclusiones y soluciones probadas con criterios y estándares relevantes. Piensan con una mente abierta dentro de los sistemas alternos de pensamiento; reconocen y evalúan, según sea necesario, los supuestos, las implicaciones y las consecuencias prácticas. Al idear soluciones para problemas complejos, se comunica de forma efectiva. Como profesor, madre o padre de familia, ¿qué más puede hacer para favorecer el proceso creativo y crítico en los adolescentes?
125

Algunas sugerencias

Dar mayor margen de libertad: Permita que se expresen libremente acerca de cualquier tema, para que usted conozca sus intereses, preocupaciones, gustos, etcétera. Confié en ellos y ellas. Promueva con estudiantes o con sus hijos la conversación abierta de temas como: inicio de la sexualidad, consumo de drogas, utilización del tiempo libre, etcétera. Si les permite conocer sus pensamientos acerca de este tipo de temas, tendrán mayor confianza para acercarse a usted cuando tengan dudas propias o de compañeros. Alentar a los adolescentes en la búsqueda propia y favorecer la originalidad para que se formen con una actitud creativa y crítica: Deje que investiguen los temas de su interés, si le es posible, ayúdelos brindándoles información u orientación. Permita que escuchen todo tipo de música, acompáñelos, sea tolerante y respetuoso a pesar de que a usted no le agrade. Si desean estudiar pintura y usted prefiere que tome clases de natación, escuche sus motivos. Si los nota interesados o con curiosidad respecto al consumo de drogas, busque orientación con profesionales de la salud. Infórmese, para que esté en posibilidades de apoyarlos. Considerar que todos tienen la posibilidad de ser creativos y críticos: Las posibilidades de ser creativos o críticos son más amplias de lo que imaginamos, no descalifique ningún intento original, no pretenda que su hijo haga lo que a usted “le hubiera gustado hacer”.
126

Permita que ponga en práctica ideas originales (no esperadas por usted) se sorprenderá de ver los resultados. Promueva con sus hijos que ellos mismos decoren su recámara. Pídales que “inventen” estrategias para evitar el consumo de alcohol y tabaco en las fiestas. Propicie una discusión en la que manifiesten lo que opinan de las personas que usan drogas. Recordar que tener un pensamiento creativo y crítico, no es privilegio de ciertas áreas o exclusivo de “genios”: En todos los aspectos de la vida se puede ser creativo y crítico; enseñe a sus estudiantes que un mismo problema puede tener múltiples soluciones. Cuando exista alg ún problema, recurra a sus hijos, pídales que aporten ideas de posibles soluciones, intégrelos.

127


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:51166
posted:9/23/2008
language:Spanish
pages:50
Rafael Amado Rafael Amado President http://invexnow.com/
About I'm a media consultant and inventor. Currently I'm setting up my own inventions company called INVEX.