Comantario Biblico Mc Donald. SOFONIAS by garcias4jesus

VIEWS: 4 PAGES: 16

									     COMENTARIO BÍBLICO
             DE
     WILLIAM MacDONALD
                                    Editorial CLIE




                           SOFONÍAS

William MacDonald
Título original en inglés: Believer’s Bible Commentary
Algunos de los materiales de esta obra fueron editados previamente por Harold Shaw
Publishers y Walterick Publishers, y han sido empleados con su permiso. No obstante, han
sido revisados, expandidos y editados considerablemente.
Publicado originalmente en dos tomos, Antiguo y Nuevo Testamento.
Traductores de la versión española del Antiguo Testamento:
Neria Díez, Donald Harris, Carlos Tomás Knott, José Antonio Septién.
Editor y revisor de traducciones: Carlos Tomás Knott.
Traductor de la versión española del Nuevo Testamento:
Santiago Escuain.
Copyright © 2004 por CLIE para esta edición completa en español.
Este comentario se basa en la traducción Reina Valera, revisión de 1960.
Copyright © 1960 Sociedades Bíblicas Unidas.
Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de esta versión.
«BAS » indica que la cita es de la versión Biblia de las Américas,
Copyright © 1986 The Lockman Foundation.
Los esquemas y otros gráficos son propiedad de William MacDonald.
Depósito Legal:
ISBN: 978-84-8267-410-0
Clasifíquese:
98 HERMENÉUTICA:
Comentarios completos de toda la Biblia
C.T.C. 01-02-0098-04
Referencia: 22.45.73
                               Prefacio del autor
    El propósito del Comentario Bíblico de William MacDonald es darle al lector cristiano
medio un conocimiento básico del mensaje de la Sagrada Biblia. También tiene como
propósito estimular un amor y apetito por la Biblia de modo que el creyente deseará
profundizar más en sus tesoros inagotables. Confío en que los eruditos encuentren alimento
para sus almas, pero deberán tener en consideración y comprender que el libro no fue
escrito primariamente para ellos.
    Todos los libros han sido complementados con introducciones, notas y bibliografías.
    A excepción de Salmos, Proverbios y Eclesiastés, la exposición del Antiguo
Testamento se presenta principalmente de párrafo en párrafo en lugar de versículo por
versículo. Los comentarios sobre el texto son aumentados por aplicaciones prácticas de las
verdades espirituales, y por un estudio sobre tipos y figuras cuando es apropiado.
    Los pasajes que señalan al Redentor venidero reciben trato especial y se comentan con
más detalle. El trato de los libros de Salmos, Proverbios y Eclesiastés es versículo por
versículo, porque no se prestan a condensación, o bien porque la mayoría de los creyentes
desea estudiarlos con más detalle.
    Hemos intentado enfrentar los textos problemáticos y cuando es posible dar
explicaciones alternativas. Muchos de estos pasajes ocasionan desesperación en los
comentaristas, y debemos confesar que en tales textos todavía «vemos por espejo,
oscuramente».
    Pero la misma Palabra de Dios, iluminada por el Espíritu Santo de Dios, es más
importante que cualquier comentario sobre ella. Sin ella no hay vida, crecimiento, santidad
ni servicio aceptable. Debemos leerla, estudiarla, memorizarla, meditar sobre ella y sobre
todo obedecerla. Como alguien bien ha dicho: «La obediencia es el órgano del
conocimiento espiritual».
                           Willian McDonald

                         Introducción del editor
    «No menospreciéis los comentarios». Éste fue el consejo de un profesor de la Biblia a
sus alumnos en Emmaus Bible School (Escuela Bíblica Emaús) en la década de los 50. Al
menos un alumno se ha acordado de estas palabras a lo largo de los años posteriores. El
profesor era William MacDonald, autor del Comentario Bíblico. El alumno era el editor de
la versión original del Comentario en inglés, Arthur Farstad, quien en aquel entonces estaba
en su primer año de estudios. Sólo había leído un comentario en su vida: En los Lugares
Celestiales (Efesios) por H. A. Ironside. Cuando era joven leía ese comentario cada noche
durante un verano, y así Farstad descubrió qué es un comentario.

¿Qué es un comentario?
    ¿Qué es exactamente un comentario y por qué no debemos menospreciarlo? Un editor
cristiano hizo una lista de quince tipos de libros relacionados con la Biblia. No debería
extrañar, entonces, si algunas personas no saben describir la diferencia entre un comentario,
una Biblia de estudio, una concordancia, un atlas, un interlineal y un diccionario bíblico,
nombrando sólo cinco categorías.
    Aunque sea una perogrullada, un comentario comenta, es decir, hace un comentario que
ayuda a entender el texto, versículo por versículo o de párrafo en párrafo. Algunos
cristianos desprecian los comentarios y dicen: «sólo quiero leer la Biblia misma y escuchar
una predicación». Suena a piadoso, pero no lo es. Un comentario meramente pone por
impreso la mejor (y más difícil) clase de exposición bíblica: la enseñanza y predicación de
la Palabra de Dios versículo por versículo. Algunos comentarios (por ejemplo, los de
Ironside) son literalmente sermones impresos. Además, las más grandes exposiciones de la
Biblia de todas las edades y lenguas están disponibles en forma de libro en inglés (tarea que
todavía nos incumbe en castellano). Desafortunadamente, muchos son tan largos, tan
antiguos y difíciles que el lector cristiano corriente se desanima y no saca mucho provecho.
Y ésta es una de las razones de ser del Comentario Bíblico de William MacDonald.

Tipos de comentarios
    Teóricamente, cualquier persona interesada en la Biblia podría escribir un comentario.
Por esta razón, hay toda una gama de comentarios desde lo muy liberal hasta lo muy
conservador, con todos los matices de pensamientos en el intermedio. El Comentario
Bíblico de William MacDonald es un comentario muy conservador, que acepta la Biblia
como la Palabra de Dios inspirada e inerrante, y totalmente suficiente para la fe y la
práctica.
    Un comentario podría ser muy técnico (con detalles menudos de la sintaxis del griego y
hebreo), o tan sencillo como una reseña. Este comentario está entre estos dos extremos.
Cuando hacen falta comentarios técnicos, se hallan en las notas al final de cada libro. El
escritor comenta seriamente los detalles del texto sin evadir las partes difíciles y las
aplicaciones convincentes. El hermano MacDonald escribe con una riqueza de exposición.
La meta no es producir una clase de cristianos nominales con comprensión mínima y sin
mucho compromiso, sino más bien discípulos.
    Los comentarios también suelen distinguirse según su «escuela teológica»:
conservadora o liberal, protestante o católico romano, premilenial o amilenial. Este
comentario es conservador, protestante y premilenial.

Cómo emplear este libro
    Hay varias formas de acercarse al Comentario Bíblico de William MacDonald.
Sugerimos el siguiente orden como provechoso:
    Hojear: Si le gusta la Biblia o la ama, le gustará hojear este libro, leyendo un poco en
diferentes lugares y disfrutándolo así de forma rápida, apreciando el sentido general de la
obra.
    Un Pasaje específico: Puede que tengas una duda o pregunta acerca de un versículo o
párrafo, y que necesites ayuda sobre este punto. Búscalo en el lugar apropiado en el
contexto y seguramente hallarás material bueno.
    Una doctrina: Si estudia la creación, el día de reposo, los pactos, las dispensaciones, o
el ángel de JEHOVÁ, busque los pasajes que tratan estos temas. El índice indica los ensayos
que hay sobre esta clase de tema. En el caso de algo que no aparezca en el índice, use una
concordancia para localizar las palabras claves que le guiarán a los pasajes centrales que
tratan el punto en cuestión.
    Un libro de la Biblia: Quizá en su congregación estudian un libro del Antiguo
Testamento. Será grandemente enriquecido en sus estudios (y tendrá algo que contribuir si
hay oportunidad) si durante la semana antes de cada estudio lee la porción correspondiente
en el comentario.
    Toda la Biblia: Tarde o temprano cada cristiano debe leer toda la Biblia, comenzando
en el principio y continuando hasta el final, sin saltar pasajes. A lo largo de la lectura se
encontrarán textos difíciles. Un comentario cuidadoso y conservador como éste puede ser
de mucha ayuda.
    El estudio de la Biblia puede parecerle al principio como «trigo molido», es decir:
nutritivo pero seco, pero si persevera y progresa, ¡vendrá a ser como «tarta de chocolate»!
    El consejo del hermano MacDonald, dado hace tantos años: «no menospreciéis los
comentarios», todavía es válido. Habiendo estudiado cuidadosamente sus comentarios
sobre el Antiguo y el Nuevo Testamento, puedo decir lo siguiente: «¡disfrútelo!».

                                   Abreviaturas
                        Abreviaturas de libros de la Biblia
        Libros del Antiguo Testamento

Gn.           Génesis
Éx.           Éxodo
Lv.           Levítico
Nm.           Números
Dt.           Deuteronomio
Jos.          Josué
Jue.          Jueces
Rt.           Rut
1 S.          1 Samuel
2 S.          2 Samuel
1 R.          1 Reyes
2 R.          2 Reyes
1 Cr.         1 Crónicas
2 Cr.         2 Crónicas
Esd.          Esdras
Neh.          Nehemías
Est.          Ester
Job           Job
Sal.          Salmos
Pr.           Proverbios
Ec.           Eclesiastés
Cnt.          Cantares
Is.           Isaías
Jer.          Jeremías
Lm.           Lamentaciones
Ez.           Ezequiel
Dn.           Daniel
Os.           Oseas
Jl.           Joel
Am.           Amós
Abd.          Abdías
Jon.          Jonás
Mi.           Miqueas
Nah.          Nahúm
Hab.          Habacuc
Sof.          Sofonías
Hag.          Hageo
Zac.          Zacarías
Mal.          Malaquías

        Libros del Nuevo Testamento

Mt.           Mateo
Mr.           Marcos
Lc.           Lucas
Jn.           Juan
Hch.          Hechos
Ro.           Romanos
1 Co.         1 Corintios
2 Co.         2 Corintios
Gá.           Gálatas
Ef.           Efesios
Fil.          Filipenses
Col.          Colosenses
1 Ts.         1 Tesalonicenses
2 Ts.         2 Tesalonicenses
1 Ti.         1 Timoteo
2 Ti.         2 Timoteo
Tit.          Tito
Flm.          Filemón
He.           Hebreos
Stg.          Santiago
1 P.          1 Pedro
2 P.          2 Pedro
1 Jn.         1 Juan
2 Jn.         2 Juan
3 Jn.         3 Juan
Jud.          Judas
Ap.           Apocalipsis
     Abreviaturas de versiones de la Biblia, traducciones y paráfrasis


ASV                  American Standard Version
BAS                  Biblia de las Américas
FWG                  Biblia Numérica de F. W. Grant
JBP                  Paráfrasis de J. B. Phillips
JND                  New Translation de John Nelson Darby
KJV                  King James Version
KSW                  An Expanded Translation de Kenneth S. Wuest
LB                   Living Bible (paráfrasis de la Biblia, que existe en castellano como
La Biblia al Día)
NASB                 New American Standard Bible
NEB                  New English Bible
NIV                  New International Version
NKJV                 New King James Version
R.V.                 Revised Version (Inglaterra)
RSV                  Revised Standard Version
RV                   Reina-Valera, revisión de 1909
RVR                  Reina-Valera, revisión de 1960
RVR77                Reina-Valera, revisión de 1977
V.M.                 Versión Moderna de H. B. Pratt


                                 Otras abreviaturas
a.C.          Antes de Cristo
Aram.         Arameo
AT            Antiguo Testamento
c.            circa, alrededor
cap.          capítulo
caps.         capítulos
CBC           Comentario Bíblico
cf.           confer, comparar
d.C.          después de Cristo
e.g.          exempli gratia, por ejemplo
ed.           editado, edición, editor
eds.          editores
et al.        et allii, aliæ, alia, y otros
fem.          femenino
Gr.           griego
i.e.          id. est, esto es
ibid.         ibidem, en el mismo lugar
ICC           International Critical Commentary
lit.          literalmente
LXX           Septuaginta (antigua versión gr. del AT)
M              Texto Mayoritario
marg.          margen, lectura marginal
masc.          masculino
ms., mss.,     manuscrito(s)
MT             Texto Masorético
NCI            Nuevo Comentario Internacional
NT             Nuevo Testamento
NU             NT griego de Nestle-Aland/S. Bíblicas Unidas
p.ej.          por ejemplo
pág., págs.    página(s)
s.e.           sin editorial, sin lugar de publicación
s.f.           sin fecha
TBC            Tyndale Bible Commentary
Trad.          Traducido, traductor
v., vv.        versículo(s)
vol(s).        volumen, volúmenes
vs.            versus, frente a


                          Transliteración de palabras hebreas
   El Comentario al Antiguo Testamento, habiendo sido hecho para el cristiano medio que
no ha estudiado el hebreo, emplea sólo unas pocas palabras hebreas en el texto y unas
cuantas más en las notas finales.

                                  El Alfabeto Hebreo

Letra hebrea    Nombre          Equivalente en inglés

                    Álef          ´

                    Bet           b (v)

                    Guímel        g

                    Dálet         d

                    He            h

                    Vau           w

                    Zain          z
                   Chet           h

                   Tet            t

                   Yod            y

                   Caf            k (kh con la h aspirada)

                   Lámed          l

                   Mem            m

                   Nun            n

                   Sámec          s

                   Ayín           ´

                   Pe             p (ph)

                   Tsade          ts

                   Cof            q

                   Resh           r

                   Sin            s

                   Shin           sh (con la h aspirada)

                   Tau            t (th)


    El hebreo del Antiguo Testamento tiene veintidós letras, todas consonantes; los rollos
bíblicos más viejos no tenían vocales. Estos «puntos vocales», como se les llama, fueron
inventados y colocados durante el siglo VII d.C. El hebreo se escribe de derecha a
izquierda, lo opuesto a idiomas occidentales tales como español e inglés.
    Hemos empleado un sistema simplificado de transliteración (similar al que usan en el
estado de Israel en tiempos modernos y las transliteraciones populares). Por ejemplo,
cuando «bet» es pronunciado como la «v» en inglés, ponemos una «v» en la transliteración.
                 Transliteración de palabras griegas
Nombre griego   Letra griega   Equivalente en inglés
alfa                 α                  a
beta                 β                  b
gamma                γ                 g, ng
delta                δ                  d
épsilon              ε               e (corta)
tseta                ζ                  ts
eta                  η               e (larga)
zeta                 θ                  z
iota                 ι                   i
kappa                κ                  k
lambda               λ                   l
mu                   μ                  m
nu                   ν                  n
xi                   ξ                  x
ómicron              ο                  o
pi                   π                  p
rho                  π                   r
sigma                σ                   s
tau                  τ                   t
ípsilon              υ                 u, y
fi                   φ                   f
ji                   χ                   j
psi                  ψ                  ps
omega                ω               o (larga)
                                  SOFONÍAS

                                     Introducción

   «Si se desea un breve resumen de todos los oráculos secretos de los profetas, léase este
pequeño Sofonías.»
                                                                    Martin Bucer (1528)


I. Lugar Único en el Canon
    Muchos observan y siguen a la familia real como pasatiempo o afición, y disfrutan
siguiendo a la nobleza. Como nieto del buen rey Ezequías, y por lo tanto primo distante de
Josías, el rey piadoso de aquel tiempo, Sofonías podría haber pertenecido a ese grupo.
Tristemente, en el periodo que transcurrió entre estos dos reyes justos, hubo medio siglo de
gobierno impío a manos de Amón y Manasés. Probablemente Sofonías tenía acceso a la
corte real en la capital del reino del sur, Judá.

II. Autor
    Es muy poco lo que sabemos de Sofonías hijo de Cusi. Su nombre quiere decir JEHOVÁ
esconde, en el sentido de «protege» o «atesora». Como se ha observado, su genealogía
procede de sangre real. Le gustaba decir las cosas claras, hablando en blanco y negro,
ofreciendo un cuadro muy lóbrego del Día de JEHOVÁ, pero dando un vislumbre
esplendoroso de la gloria futura de Israel y la conversión de los gentiles al Señor.
    Tal como señala Hewitt, el profeta Sofonías no tenía pelos en la lengua:

    «No hay términos medios en el lenguaje que emplea. Denuncia el pecado y anuncia el
juicio con perfecta intrepidez, y termina el libro con un canto rebosante de inspiración y
esperanza, dirigiéndose a la inauguración del Reino Milenario».

III. Fecha
    Sofonías ministró durante el reinado de Josías (640–609 a.C.). Hay diversidad de
opiniones entre los eruditos creyentes, de si escribió antes o después del gran avivamiento
del 621 a.C. Si fue antes, probablemente su profecía ayudó a dar comienzo al despertar
espiritual. Pero algunos detalles, tales como la mención del reciente hallazgo de la ley,
sugieren una fecha posterior al 621. Debido a que Sofonías 2:13 muestra que Nínive seguía
en pie, es probable una fecha anterior a la destrucción, que fue en el 612 a.C. Por lo tanto,
posiblemente el libro fue escrito entre el 621 y el 612 a.C.
IV. Trasfondo y Tema
    Seguramente Sofonías profetizó desde Jerusalén («este lugar», 1:4). El trasfondo
histórico de su profecía se encuentra en 2 Reyes 21–23 y en los primeros capítulos de
Jeremías:
    «Sofonías observaba las multitudes de escitas amenazantes, llenando el horizonte, con
sus movimientos veloces y terribles… La posición de Judá era difícil y delicada, ya que con
sus escasos recursos no podía esperar que prevaleciera sobre las grandes potencias. Cuando
las naciones más potentes del norte y del sur se disputaban el dominio del mundo, las
naciones débiles que se hallaban entre medio se veían involucradas y a menudo destruidas.
Consciente del ambiente de desasosiego que le rodeaba, Sofonías vino a ser un predicador
de justicia y denunció los males de su época en términos tajantes».
    Emplea siete veces en su pequeño libro la expresión «el día de JEHOVÁ», lo cual nos
proporciona el tema del libro: El juicio de Dios viene sobre Judá a causa de su
desobediencia. Otras expresiones claves son: «celo» y «en medio». Dios es celoso en el
sentido de que se resiente ante la idolatría de Su pueblo; y Él está «en medio» primero
como Juez justo (3:5) y después como Conquistador de sus enemigos (3:15).

                                    BOSQUEJO
 I.   LA DETERMINACIÓN DE DIOS A EJECUTAR JUICIO (Cap. 1)
    A. Sobre Toda la Tierra (1:1–3)
    B. Sobre Judá y Jerusalén a causa de la Idolatría (1:4–6)
    C. El Día de JEHOVÁ bajo la Figura de un Sacrificio (1:7–13)
      1. Los Convidados: los Enemigos de Judá (1:7)
      2. Las Víctimas: los Impíos de Judá (1:8–13)
    D. El Terror del Día de JEHOVÁ (1:14–18)
 II. JUDÁ ES LLAMADA AL ARREPENTIMIENTO (2:1–3)
III. LA CONDENA DE LAS NACIONES GENTILES (2:4–15)
    A. Los Filisteos (2:4–7)
    B. Los Moabitas y Amonitas (2:8–11)
    C. Los Etíopes (2:12)
    D. Los Asirios y en Especial la Ciudad de Nínive (2:13–15)
IV. EL LAMENTO PRONUNCIADO SOBRE JERUSALÉN (3:1–7)
    A. Desobediencia, Insensibilidad, Incredulidad, Impenitencia (3:1–2)
    B. La Codicia de los Príncipes y Jueces (3:3)
    C. La Liviandad y Traición de los Profetas y el Sacrilegio de los Sacerdotes (3:4)
    D. La Presencia de JEHOVÁ en Juicio (3:5–7)
V. EL MENSAJE DE CONSUELO PARA EL REMANENTE FIEL (3:8–20)
    A. La Destrucción de los Gentiles Impíos (3:8)
    B. La Conversión de las Naciones Restantes (3:9)
    C. La Restauración del Israel Dispersado (3:10–13)
    D. El Gozo de la Segunda Venida de Cristo (3:14–17)
    E. Lo que Dios Hará por Su Pueblo (3:18–20)
                                     Comentario
     I.       LA DETERMINACIÓN DE DIOS A EJECUTAR
              JUICIO (Cap. 1)
     A.     Sobre Toda la Tierra (1:1–3)
    Normalmente los profetas nombran a su padre, y a veces a su abuelo, porque a los
judíos les es importante su genealogía, sus «raíces». Pero Sofonías hijo de Cusi traza un
árbol genealógico de cuatro generaciones, sin duda para informarnos de su progenitor real,
el rey Ezequías. El capítulo en general describe la destrucción de toda la tierra, y
específicamente de Jerusalén y Judá. Dios destruirá por completo toda la tierra.

B.    Sobre Judá y Jerusalén a causa de la Idolatría (1:4–6)
    Los habitantes de Judá serán castigados por su idolatría: su culto a Baal, a las estrellas
y a Milcom, dios de los amonitas.

C.        El Día de JEHOVÁ bajo la Figura de un Sacrificio (1:7–13)
1.  Los Convidados: los Enemigos de Judá (1:7)
   JEHOVÁ ha preparado un sacrificio: Judá es la víctima y los babilonios son los
convidados.

2.  Las Víctimas: los Impíos de Judá (1:8–13)
   Dios castigará a Judá por su forma de vestir y sus prácticas idólatras, también por su
robo y engaño. Los aullidos se dejarán oír desde secciones distintas de la capital, como la
puerta del Pescado, la segunda puerta y los collados, mientras los invasores matan y
saquean.

D.        El Terror del Día de JEHOVÁ (1:14–18)
    Aquí se nos presenta la descripción más vívida de la Biblia en cuanto al día de
JEHOVÁ. Es el día de la ira de JEHOVÁ sobre los hombres por su maldad, en particular
sobre los hombres de Judá. Es día de guerra, angustia y matanza. Hay un himno clásico en
latín basado en los vv. 15 y 16:
    «En 1250, Tomás de Celano escribió su famoso himno de juicio basándose en el
versículo 15, Dies iræ, dies illa, que significa: ―Ese día es día de ira‖. Es día de ira,
angustia, aprieto, desolación, devastación (las palabras desolación y devastación en hebreo:
sho’ah y umesho’ah, tienen un sonido parecido para expresar la monotonía de la
destrucción), tiniebla, oscuridad, niebla, entenebrecimiento, trompeta, alarma sobre las
ciudades fortificadas y torres altas».
    Dios es celoso del afecto de los Suyos, y castigará a todo rival.
II. JUDÁ ES LLAMADA AL ARREPENTIMIENTO (2:1–3)
    Dios llama a la nación sin pudor (o indeseable) a que se arrepienta. El versículo 3
parece apuntar al remanente de judíos justos. Si buscan a JEHOVÁ, serán guardados en el
día de su terrible enojo.

III. LA CONDENA DE LAS NACIONES GENTILES (2:4–15)

A.   Los Filisteos (2:4–7)
    Los versículos 4–15 predicen el juicio de las naciones de alrededor al occidente,
oriente, sur y norte. Primero son los filisteos, que también son identificados por su otro
nombre, los cereteos. Sus ciudades, Gaza, Ascalón y Asdod, serán desamparadas y
asoladas. Ellos serán destruidos, y Judá usará su tierra para apacentar.


B.   Los Moabitas (2:8–11)
     Después vienen Moab y Amón. Dios había oído sus palabras insolentes y sus
jactancias contra Su pueblo. Serán asolados, y el remanente del pueblo de Dios morará
allí. El v. 11 anticipa las condiciones mileniales, cuando JEHOVÁ… destruirá a todos los
dioses de la tierra.

C.   Los Etíopes (2:12)
     Etiopía será castigada con la espada de Dios (el rey de Babilonia). Algunos, como es el
caso de Feinberg, vincula aquí a «los de Etiopía» con Egipto:
     «El destino de Etiopía estaba ligado con el de Egipto, que estaba sujeto a dinastías
etíopes. Considérense Jeremías 46:9 y Ezequiel 30:5, 9. Hay razón para creer que aquí, bajo
el término de: ―los de Etiopía‖, entra Egipto».

D.   Los Asirios y en Especial la Ciudad de Nínive (2:13–15)
    Nabucodonosor también destruirá… Asiria. Nínive será el refugio de aves y animales,
y cualquiera que pasare junto a ella, se burlará y sacudirá su mano.

IV. EL LAMENTO PRONUNCIADO SOBRE JERUSALÉN
(3:1–7)

A.   Desobediencia, Insensibilidad, Incredulidad, Impenitencia (3:1–2)
   La ciudad de Jerusalén, personificada como una mujer, es condenada por ser rebelde,
contaminada y opresora. Ha sido desobediente y no confió en JEHOVÁ, ni se acercó a su
Dios.
B.     La Codicia de los Príncipes y Jueces (3:3)
   Sus príncipes… son como leones rugientes, y sus jueces son tan avariciosos como
lobos nocturnos.

C. La Liviandad y Traición de los Profetas y el Sacrilegio de los
Sacerdotes (3:4)
     Sus profetas son infieles, y sus sacerdotes profanos. Feinberg comenta:

    «En el versículo 4 tenemos la única denuncia de los sacerdotes en este libro. Eran
culpables de liviandad, jugando con asuntos serios. No había seriedad ni firmeza en su vida
o enseñanzas. Eran traidores, porque eran infieles a Aquel a quien decían representar, casi
animando al pueblo en su apostasía del Señor. Profanaban el santuario con sus obras
impías; convertían lo sagrado en profano. Hacían violencia a la ley distorsionando la
intención y el sentido de ésta cuando enseñaban al pueblo».

D.     La Presencia de JEHOVÁ en Juicio (3:5–7)
   A pesar de todo este pecado y corrupción, JEHOVÁ está en medio de ella para juzgar
con justicia. Él había castigado a otras naciones, pensando que esto ciertamente haría que
Judá le temiese, pero el pueblo aún se había corrompido más.

V. EL MENSAJE DE CONSUELO PARA EL REMANENTE
FIEL (3:8–20)

A.     La Destrucción de los Gentiles Impíos (3:8)
   Se exhorta al remanente fiel de Judá a esperar a Dios hasta que destruya a todos Sus
enemigos por el fuego de su celo.

B.     La Conversión de las Naciones Restantes (3:9)
   En algunas versiones se ha traducido pureza de labios por lengua pura, pero lo más
probable es que no se refiera a un idioma universal, sino más bien a labios no contaminados
por la idolatría, o a la forma de hablar que es pura con alabanzas a Jehová. Todos los
pueblos le servirán de común consentimiento.

C.     La Restauración del Israel Dispersado (3:10–13)
    En aquel Día Milenial, los gentiles traerán a los judíos dispersados de vuelta a su tierra
como una ofrenda a JEHOVÁ. Judá destruirá a los impíos que se alegran en su soberbia,
por lo que ya no podrán hacer que el remanente creyente de Israel se atemorice. Los que
queden serán humildes y pobres, que confiarán en el nombre de JEHOVÁ y vivirán en
justicia.
D.   El Gozo de la Segunda Venida de Cristo (3:14–17)
   Los versículos 14–20 contienen el canto del Israel restaurado, alabando a JEHOVÁ por
Su poderosa liberación y celebrando el amor de Dios por los Suyos. ¡La hija de Sion tiene
muchos motivos por los que cantar, dar voces y regocijarse! No sólo sus enemigos han sido
echados fuera, sino que el Mesías Rey, JEHOVÁ mismo, está en medio suyo. No hay por
qué debilitarse o temer, porque Dios, el Poderoso, le acallará con Su amor.

E.   Lo que Dios Hará por Su Pueblo (3:18–20)
   Debido a que pronto iba a caer el juicio sobre el pueblo, JEHOVÁ termina esta profecía
con una fuerte promesa de cambio completo para el remanente piadoso. En lugar de fastidio
y oprobiopor causa del largo tiempo, los desterrados tienen asegurado el renombre y…
alabanza entre todos los pueblos que les habían avergonzado.

Bibliografía
Feinberg, Charles Lee. Habakkuk, Zephaniah, Haggai and Malachi. New York: American
Board of Missions to the Jews, Inc. 1951.
———. The Minor Prophets. Chicago: Moody Press, 1976.
Hewitt, J. B. Outline Studies in the Minor Prophets. West Glamorgan, U.K.: Precious Seed
Publications, n.d.
Keil, C. F. «Zephaniah». En Biblical Commentary on the Old Testament.Vol. 26. Grand
Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Co., 1971.
Kelly, William. Lectures Introductory to the Study of the Minor Prophets. London: C. A.
Hammond Trust Bible Depot, n.d.
Morgan G. Campbell. The Minor Prophets. Old Tappan, N.J.: Fleming H. Revell
Company, 1960.
Tatford, Frederick A. The Minor Prophets. Vol. 3. Reimpresión (3 vols.). Minneapolis:
Klock & Klock Christian Publishers, 1982.
Henry, M. Comentario Matthew Henry. Vol. 7 —Proféticos 2. CLIE, Terrassa.
Morgan, G. Campbell. Profetas menores. CLIE, Terrassa.
Morris, Carlos A. Mensajes mayores de los profetas menores. CLIE, Terrassa.

								
To top