Introduccion by StephenDonald

VIEWS: 71 PAGES: 16

									CHAPTER 1


1      INTRODUCCIÓN



Para crecer en el siglo próximo, los países en desarrollo deberán contar con sistemas financieros

sólidos y bien regulados capaces de funcionar en un difícil entorno de cambio. El papel del

Estado está evolucionando, la globalización de los mercados se extiende cada vez más y los

países en desarrollo están experimentando un rápido proceso de urbanización e industrialización.



Veinticinco años atrás, las economías de los países en desarrollo eran en gran medida rurales y

agrícolas. Estaban dominadas por el sector público y, en su mayoría, se encontraban aisladas de

los flujos internacionales de capital privado. Hoy esas condiciones se están invirtiendo, gracias a

la adopción de reformas orientadas al mercado que han significado un movimiento de capital

privado superior a los US$250.000 millones al año.



Aunque se trata de una tendencia positiva, no deja de ser cierto que esos flujos se concentran

principalmente en apenas una docena de países, casi todos de ingreso mediano. Es muy necesario

ampliar la llegada de esas corrientes a más países, a más regiones dentro de los países y a más

sectores de la actividad económica. Ello permitirá que un mayor número de personas se

beneficien del aumento de la productividad, la mayor eficiencia y la elevación del nivel de vida

que el sector privado puede aportar al proceso de desarrollo.



EL CAMBIO EN LA FUNCIÓN DEL ESTADO

Los gobiernos se están alejando cada vez más de la intervención directa en las empresas o

mercados para concentrarse en las políticas y la reglamentación (Cuadro 1.1). Esta evolución ha
CHAPTER 1
                                            -2-
afectado al sector financiero de forma tanto directa (tasas de interés y los tipos de cambio libres,

crédito menos dirigido, privatización de bancos, reestructuración de carteras improductivas),

como indirecta (mayor número de prestatarios/emisores privados, mayor demanda de

financiamiento privado a corto y largo plazo, y mayor volatilidad).



GLOBALIZACIÓN DE LOS MERCADOS

Las corrientes monetarias, las empresas y las instituciones financieras llegan ahora a todo el

mundo. La globalización va acompañada de cambios acelerados en las tecnologías y rápidas

transferencias inmediatas de esas tecnologías en todo el mundo (Cuadro 1.2). Los nuevos

servicios y productos financieros creados en Londres pueden imitarse en Kuala Lumpur antes de

aparecer en la prensa financiera internacional. Los inversionistas mundiales ahora buscan

servicios de custodia de la misma calidad que los de la Employee Retirement Income Security

Act de los Estados Unidos, y la aplicación de las normas de liquidación del Grupo de los 30 en el

mundo en desarrollo.



URBANIZACIÓN, DEMOGRAFÍA E INDUSTRIALIZACIÓN

El acelerado proceso de urbanización e industrialización plantea numerosas dificultades a los

países en desarrollo, muchas de ellas en relación con el sector financiero (Cuadro 1.3) ¿Cómo

pueden financiarse los proyectos de infraestructura privados y públicos que están surgiendo?

¿Cómo pueden crearse sistemas sostenibles de financiamiento para la vivienda antes de que los

países queden atrapados en costosos sistemas al estilo japonés? ¿Cómo deben fijarse los precios

de los activos industriales y financiarse el crecimiento industrial?
CHAPTER 1
                                           -3-
Al mismo tiempo, los parámetros demográficos están cambiando. En algunos países,

particularmente las economías en transición, la población está envejeciendo y es urgente

ocuparse de los sistemas de pensiones en relación con las prestaciones por vejez (como algo

distinto del desarrollo del mercado de capitales por sí solo). Otros países seguirán teniendo

poblaciones jóvenes y se preocuparán de la creación de empleo. En cualquier caso, el desarrollo

de los mercados bancario y de valores debería ser prioritario. Si esos mercados son eficientes,

pueden contribuir a alcanzar la productividad necesaria para aumentar los salarios reales, así

como al crecimiento económico general que se precisa para crear empleo. Si están bien

establecidos, pueden apoyar a las empresas más pequeñas que a menudo son el pilar del empleo.



ENSEÑANZAS RECOGIDAS

Para que los países en desarrollo puedan poner en pie sistemas financieros sólidos en este

período de cambios acelerados, parecen claros varios imperativos comerciales y de desarrollo:



1. No hay que olvidar lo fundamental.

   La gestión del riesgo es primordial. El riesgo se reduce a través del balance general de un

   intermediario, o simplemente se valora y se diversifica por conducto de los mercados de

   valores. De cualquier modo, es la cuestión más acuciante para los inversionistas y los

   banqueros de todo tipo. Pocas instituciones financieras eficaces tienen carteras improductivas.



   La gestión siempre es importante. Una buena economía puede ocultar las deficiencias de

   gestión durante un tiempo, pero no para siempre. Los éxitos y los fracasos de las inversiones

   casi siempre pueden atribuirse a la presencia de una gestión acertada o desacertada en la
CHAPTER 1
                                         -4-
  empresa en la que se invierte. Vivimos en un mundo imperfecto y, aunque nunca se invierte

  intencionadamente en instituciones mal administradas, los inversionistas pueden encontrarse

  en situaciones en las que la gama de gestores es limitada. A veces el grupo directivo escogido

  resulta ser inadecuado, pero cambiar una administración bien arraigada siempre es difícil.



  Las empresas conjuntas exigen una amplia negociación directa, socios extranjeros con

  dedicación a largo plazo y un volumen de capital considerable, y asociados locales dispuestos

  a añadir valor en formas concretas (por ejemplo, aportando moneda nacional y ofreciendo sus

  conocimientos en materia de distribución local y comercialización).



  La participación del gobierno es fundamental en la regulación de los mercados financieros,

  pero siempre hay que considerar con cautela la propiedad o el financiamiento de instituciones

  financieras por el Estado. Algunos de los problemas más graves de la CFI guardan relación

  con proyectos en los que la participación del gobierno ha llevado a un aprovechamiento

  deficiente de los recursos.



  Con el tiempo, los sistemas financieros más activos y mejor articulados sirven a los pequeños

  ahorradores y prestatarios. Esta dinámica a menudo lleva tiempo, pero puede ser impulsada

  mediante programas concretos destinados a participantes de menor tamaño, siempre que no

  “dirijan” el crédito demasiado estrictamente o introduzcan otras distorsiones.



2. Si existe un “efecto de demostración”, hay que mostrarlo.
CHAPTER 1
                                          -5-
  Algunas inversiones innovadoras con instituciones financieras han sido sumamente acertadas,

  tanto desde el punto de vista del desarrollo como desde el financiero. Las inversiones de la

  CFI en la esfera del leasing, por ejemplo, han dado un rendimiento medio del 25% sobre el

  capital y han contribuido a descubrir una importante fuente de financiamiento para las

  empresas más pequeñas que no tienen buen acceso al crédito bancario. Desde la primera

  inversión de la CFI en una nueva compañía de leasing en Corea en 1978, esta modalidad de

  financiación que no existía en los países en desarrollo ha pasado a convertirse en una industria

  que mueve más de US$40.000 millones y que ofrece financiamiento de bienes de capital a

  muchas pequeñas y medianas empresas y desempeña una función importante en la economía

  nacional. Sin embargo, aún no se conoce a fondo el papel fundamental del leasing en el

  desarrollo ni sus posibilidades comerciales.



  Por su condición independiente, las instituciones multilaterales de desarrollo que están

  decididas a realizar una función catalizadora pueden encontrarse en buena situación para

  demostrar a sus asociados clave la viabilidad de las inversiones iniciales en esos sectores. De

  no ser así, puede suceder que los inversionistas privados no lleguen a conocer las posibles

  ventajas de la entrada en ciertos mercados o sectores, o que los gobiernos no sepan la forma

  en que las instituciones financieras pueden impulsar las inversiones privadas productivas y

  aumentar la eficiencia de sus economías.



3. La existencia de condiciones imperfectas no tiene por qué ser obstáculo para una acción

  eficaz.
CHAPTER 1
                                           -6-
  Pueden hacerse progresos incluso en países donde el sector financiero está dirigido por el

  Estado y es poco eficiente, como la India y el Pakistán en los años ochenta, Rusia a principios

  de los noventa y Albania o Viet Nam en nuestros días. Si bien en esos casos siempre es

  imprescindible aplicar una reforma amplia de la banca estatal, el sector privado puede adoptar

  ciertas medidas con respecto a la intermediación financiera privada, aunque todavía no se den

  todas las condiciones políticas para una liberalización de gran envergadura. En los casos en

  que aún no se hayan establecido otros pilares más básicos del sector financiero de un país, la

  labor puede comenzarse en los pequeños sectores en que se permite la entrada de capital

  privado, como el financiamiento para la vivienda, el capital de riesgo y el leasing. El avance

  en esos sectores a menudo ha ayudado a catalizar una ulterior reforma más amplia del sector

  financiero que ha generado importantes beneficios para toda la economía. Entre los ejemplos

  figuran Hungría a mediados de los años ochenta, China a finales de esa década,

  Checoslovaquia en 1990-92 y, más recientemente, Uganda y Tanzanía.



4. La banca puede ser la clave del éxito del sector financiero, o la causa principal de su fracaso.

  P: “Sr. Sutton, ¿por qué asalta bancos?”

  R: “Porque allí es donde está el dinero”.



  La afirmación de Willie Sutton, el famoso asaltante de bancos estadounidense, sigue siendo

  válida en nuestros días. Los bancos, que es donde está el dinero, a menudo son un polo de

  atracción tanto para el control del gobierno como para los empresarios poco escrupulosos. La

  tentación es muy fuerte para los políticos, que dirigen el crédito a prestatarios preferentes,

  aunque ello no se justifique desde el punto de vista comercial, o utilizan los bancos para cubrir
CHAPTER 1
                                          -7-
  los déficit públicos. Como bien lo saben Corea, América Latina, la antigua Unión Soviética y

  ahora varios países asiáticos, esto puede tener efectos desastrosos, sobre todo en el desarrollo

  del sector privado.



  Afortunadamente, sin embargo, cuando los bancos estatales son privatizados o se les permite

  exponerse a la competencia de otras instituciones financieras privadas, como en Polonia,

  Eslovenia y Chile, es posible restablecer la disciplina basada en principios comerciales. Pero

  la simple participación del sector privado no es la panacea. A muchos empresarios y

  conglomerados también les atrae la inversión en entidades bancarias (“donde está el dinero”)

  porque desean financiarse a sí mismos, a sus empresas asociadas o a sus amigos. Así, las

  instituciones multilaterales, los inversionistas privados y los gobiernos deben adoptar una

  actitud vigilante en sus relaciones con los bancos. Es preciso conocer tanto a las instituciones

  por separado (la integridad de los asociados en la inversión, y los controles y la supervisión de

  las operaciones) como al sistema en conjunto (a quién permiten los reguladores del gobierno

  poseer bancos, y la necesidad de vigilancia y supervisión).



5. Un mercado de valores eficaz beneficia al desarrollo, pero no lo soluciona todo.

  La experiencia reciente apoya la opinión de que un mercado de valores eficiente y bien

  regulado promueve el crecimiento económico y tiene efectos que se dejan sentir más allá de

  las empresas que participan en él. Sin embargo, en mercados fronterizos como los de África y

  Asia central, y en países pequeños de todo el mundo, aún no está claro que la oferta y la

  demanda puedan llegar algún día a ser suficientes para permitir que los mercados de valores se

  afiancen. Los obstáculos que existen en esos entornos pueden reducirse prestando apoyo a los
CHAPTER 1
                                          -8-
  mecanismos regionales y aumentando el interés de las instituciones inversionistas, que pueden

  aportar volúmenes agregados de capital y, por lo tanto, una masa crítica para ampliar el

  conocimiento de los mercados y absorber los costos de transacción.



  Para que un mercado de valores funcione sin tropiezos, normalmente se necesita una base de

  instituciones inversionistas nacionales. Sin embargo, en los países en desarrollo los fondos de

  pensiones o de previsión privados o administrados según principios comerciales son escasos o

  no existen. Los gobiernos sienten la tentación de controlar esas instituciones para financiar el

  déficit fiscal, o hay demasiados intereses creados que se benefician del sistema vigente como

  para permitir la reforma. Una entidad externa puede ayudar en esta situación demostrando la

  viabilidad de la gestión privada de los seguros o fondos de pensiones. Sin embargo, aun

  cuando existan las condiciones necesarias, los mercados de valores deben gozar de

  credibilidad; necesitan marcos jurídicos excelentes y buenos reguladores que cuenten con

  apoyo del gobierno, además de un grado razonable de autonomía de trabajo y un sistema

  eficaz para exigir la aplicación de las normas y el cumplimiento de los contratos. El logro de

  estas condiciones suele llevar tiempo y exigir voluntad política.



  Estas son las principales enseñanzas generales que cabe destacar. En las páginas que siguen se

  detallan las lecciones que contribuyen al panorama general. Es preciso recurrir a tácticas

  múltiples para fortalecer la base que permita movilizar y distribuir el ahorro y las inversiones

  con eficacia en los países en desarrollo. Aunque no todos los intentos tienen éxito, en el

  presente informe queda claro que las empresas que sí lo consiguen pueden hacer una

  contribución muy importante al proceso de desarrollo.
CHAPTER 1
                                            -9-
[TABLE 1.1, page 6, English version]



Cuadro 1.1 Respuestas ante el cambio de la función del Estado



[FIRST COLUMN]

Componentes de la tendencia

Los gobiernos permiten la privatización de bancos y la entrada de capital privado.



La liberalización produce una crisis en los bancos al interrumpirse las subvenciones.



El objetivo del gobierno es la estabilidad macroeconómica, no el crédito dirigido ni la propiedad

de empresas.



La liberación de las tasas de interés, tipos de cambio y precios da lugar a la volatilidad.




[SECOND COLUMN]



Respuesta de la CFI

• Establecer bancos privados nuevos.

• Participar en privatizaciones de bancos, principalmente como inversionista y no como asesor.
CHAPTER 1
                                          - 10 -
• Establecer instituciones no bancarias para ayudar a crear un sector bancario competitivo.

• Realizar inversiones en capital social en los bancos reestructurados.

• Otorgar líneas de crédito para ayudar a los más perjudicados en la crisis de los bancos: las

  pequeñas y medianas empresas.



• Crear, modernizar o ampliar la capacidad de los mercados de capital tanto para la

  privatización como para la introducción de empresas en el mercado.

• Centrarse en la liquidez, que, según las investigaciones, contribuye al crecimiento per cápita.



• Seguir ofreciendo productos de gestión del riesgo y productos indizados.

• Prestar asistencia técnica para los mercados de futuros y de opciones.

• Desarrollar la intermediación de los productos derivados.
CHAPTER 1
                                            - 11 -
[TABLE 1.2, page 6, English version]



Cuadro 1.2 Respuestas ante la globalización de los mercados



[FIRST COLUMN]



Componentes de la tendencia



Importancia creciente del sector productivo privado.



Aumento de los flujos de capital privado.



Mayor presencia de inversionistas con experiencia.



Proliferación de productos: nuevos productos y subsectores introducidos diariamente por

participantes internacionales.



Convergencia de normas.



A los inversionistas les interesa conocer los resultados a nivel mundial.



Uso de referencias mundiales.
CHAPTER 1
                                          - 12 -
[SECOND COLUMN]



Respuesta de la CFI



• Ayudar a atender la demanda creciente de financiamiento privado, especialmente de las

  empresas pequeñas.

• Centrarse en mercados de capital de segunda línea y en mercados extrabursátiles, que

  adquirirán cada vez más importancia para las empresas pequeñas y las excesivamente

  endeudadas.

• Responder a la necesidad de capital, sobre todo de las empresas nuevas y las excesivamente

  endeudadas.



• A medida que las “ineficiencias del mercado” disminuyen gracias a la mayor transparencia y

  eficiencia en los mercados avanzados, aumentar la atención a las instituciones financieras más

  pequeñas y a los países y regiones que no despiertan mucho interés en los inversionistas

  extranjeros, pues esa tendencia debería ayudar a atraer asociados técnicos extranjeros.



• Ampliar con más confianza sus actividades hacia regiones que antes se consideraban

  “exóticas”, a medida que aumenta el número de compañías administradoras de fondos con

  experiencia dispuestas a trabajar en ellas.
CHAPTER 1
                                         - 13 -
• Asistencia técnica. Ayudar a los gobiernos y organizaciones autorreguladas a adaptarse a la

  nueva reglamentación sobre productos. La participación en futuros y opciones es importante

  para muchos clientes.

• Inversiones. Dar prioridad a la innovación. Es importante transferir los conocimientos sobre

  productos de una región a otra.



• Prever y favorecer una transición sin tropiezos a la aplicación de normas más elevadas

  mediante la asistencia técnica y las inversiones.

• Difundir los conocimientos sobre normas internacionales en materia de regulación,

  operaciones, normas de prudencia, nuevas tecnologías y gestión de balances generales.



• Promover el uso de la Base de Datos sobre Mercados Emergentes como referencia importante.

• Promover los fondos basados en índices de valores y otros productos indizados.
CHAPTER 1
                                           - 14 -
[TABLE 1.3, page 7, English version]



Cuadro 1.3 Respuestas ante los cambios demográficos



[FIRST COLUMN]



Componentes de la tendencia



Los cambios demográficos llevan a la urbanización y al “punto de inflexión” para las ciudades.



El envejecimiento de la población y el cambio de composición de conocimientos/salarios ejerce

presión sobre los sistemas de pensiones.



Aumentan las necesidades de infraestructura; crece la presión para privatizar y crear competencia

en el sector de infraestructura.



A medida que las necesidades de financiamiento de vuelven más complejas, la función de

valoración de activos cobra cada vez más importancia. Los mercados bursátiles son

extremadamente necesarios para la valoración de los activos.



La aparición de la clase media exige distintos servicios y ofrece oportunidades de movilización

del ahorro.
CHAPTER 1
                                            - 15 -
[SECOND COLUMN]



Respuesta de la CFI



• El financiamiento habitacional privado es fundamental para un suministro eficiente de

   viviendas, la construcción de infraestructura y la acumulación de activos personales como

   garantía de préstamos para financiar pequeñas empresas, la jubilación y la educación.

• Estudiar los mercados y considerar la posibilidad de invertir en proveedores de hipotecas

   primarias y en el desarrollo de mercados secundarios.

• Colaborar con el Banco Mundial y otros organismos para prestar asistencia en la reforma de

   las pensiones.

• Invertir en compañías privadas de administración de fondos de pensiones y en compañías de

   seguros asociadas.

• Aplicar las enseñanzas recogidas de la experiencia latinoamericana.



• Ayudar a desarrollar mercados de obligaciones a largo plazo para financiar proyectos de

   infraestructura e industriales.

• Utilizar la asistencia técnica, la titularización, la clasificación del crédito, las inversiones, las

   garantías de bonos o de préstamos, los fondos de obligaciones en moneda nacional, los

   seguros de obligaciones y el desarrollo de las instituciones inversionistas.



• Mantener la asistencia técnica en el desarrollo de mercados y las inversiones en compañías de

   corretaje y otros intermediarios e instituciones financieras.
CHAPTER 1
                                        - 16 -
• Centrarse en aumentar la liquidez.



• Estudiar la posibilidad de incursionar en el financiamiento del consumo, de modo oportunista

  al principio.

• Aumentar la atención a la movilización del ahorro, especialmente a través de fondos de

  pensiones, seguros de vida y fondos mutuos de inversión nacionales que reúnan el ahorro y se

  conviertan en inversionistas profesionales, ayudando a los mercados de instrumentos de deuda

  y de valores a más largo plazo.

								
To top