Documents
Resources
Learning Center
Upload
Plans & pricing Sign in
Sign Out

La importancia de la lengua de la prueba en evaluaciones a alumnos de inmersi�n

VIEWS: 160 PAGES: 5

									Josusierra's Blog/ Josusierraren Bloga/ Blog de Josusierra
Just a researcher/Nire lan eta iritziak/Trabajos y opiniones

¿PORQUÉ MUCHA GENTE NO ENTIENDE LA IMPORTANCIA DE LA LENGUA DE LA PRUEBA EN UNA EVALUACIÓN DE ALUMNADO DE INMERSIÓN?
By Josu Sierra

E

n mi vida profesional

me ha tocado hablar muchas veces de la importancia de la lengua de la prueba a la hora de evaluar lo que un alumno/a bilingüe sabe. Mucha gente no lo entiende. Supongo que acaban pensando “ya está este tio con lo mismo”. Otros simplemente me ponían “a parir“. No obstante la realidad “es la que es” y los investigadores lo han dejado bien claro por escrito. La cuestión es: ¿Cómo debe ser evaluado un alumno/a de inmersión en una prueba externa nacional o internacional para conocer su rendimiento real? (En las pruebas internas tengo claro que debe ser en la lengua que están aprendiendo).

Supongo que todo el mundo sabe que un modelo de inmersión es aquel en el que el alumnado, hablante de la lengua socialmente mayoritaria, aprende en una segunda lengua. Lamentablemente hay mucha gente que desvirtúa la discusión científica cuando hablamos del EUSKERA. Ahí ya entra la política y no es posible argumentar con los ultras “antieuskera”. Probablemente, si habláramos del inglés serían más racionales (?). Para aquellos que no entran en este grupo, ahí van algunos de los artículos fundamentales que yo siempre he citado sobre la cuestión, por si quieren debatir o reflexionar. Uno de los más claros es este estudio (1990) realizado por el Departamento de Educación de Alberta (Canadá). http://www.eric.ed.gov/ERICDocs/data/ericdocs2sql/content_storage_01/0000019b/8 0/22/7b/58.pdf También he citado mucho el estudio de Bournot-Trites y Reeder: http://www.frenchforlife.ca/images/Interdependence%20Revisited.pdf Veamos algunas cuestiones clave. EL DILEMA

“En las clases de inmersión en francés, la lengua de instrucción y la lengua en que la mayoría de los alumnos hablan con soltura no es necesariamente la misma. Esto plantea el dilema en la elección de una lengua de evaluación porque, independientemente de la lengua que se elija, existe un riesgo potencial. Eligiendo evaluar en la lengua de instrucción, cuando ella no es la lengua que hablan con soltura los alumnos, puede causar resultados artificialmente bajos. Estas puntuaciones artificialmente bajas pueden causar implicaciones politica y pedagogicamente negativas si se interpretan como que un rendimiento más bajo es inesperado e inaceptable.

Por otro lado, se puede enviar un mensaje negativo a los educadores y al público sobre nuestra confianza en la capacidad de nuestro alumnado si evaluamos a los estudiantes de inmersión en inglés (lengua que hablan con soltura), en vez de hacerlo en francés (lengua de instrucción).” Este es exactamente el dilema ante el que nos encontramos cada vez que aplicamos una evaluación externa a nuestros alumnos de los modelos B y D. No obstante, la gente que no entiende este dilema se queda con la segunda cuestión: ¿Cómo vamos a evaluar al alumnado en otra lengua que no sea la de instrucción? Por increible que parezca, me he encontrado con este argumento en las posturas politicas de ambos extremos. Quienes defienden la educación en euskera a ultranza, proclamando que en Euskal Herria todos deben aprender en euskera porque es nuestra lengua nacional, no puden comprender que se evalúe al alumnado en castellano (única lengua que hablan con soltura los alumnos castellanoparlantes). Incluso les da igual que, de ese modo, su rendimento en las pruebas sea anormalmente bajo, sin percatarse de que los enemigos de la inmersión lingüistica buscan desde siempre demostrar que ésta es negativa para el aprendizaje y que lo mejor en Euskal Herria es “la lengua materna”, la lengua mayoritaria, el español para ser claros. Precisamente estos colectivos y partidos “anti inmersión” son el otro extremo al que me refería. En realidad se trata de personas u organizaciones “anti euskera” que no quieren aceptar la realidad del alumnado de inmersión y menos escuchar que, a pesar de aprender en euskera, estos alumnos y alumnas rindan en matematicas, ciencias o geografía tanto como los que aprenden en lengua materna, siempre, eso sí, que pueden demostrarlo en la lengua que dominan con soltura y no en aquella que están aún aprendiendo. De otro modo, no tendrían agumentos para oponerse a la inmersión. LA REALIDAD

Por abreviar, iremos directamente al meollo de la cuestión en este estudio. El objetivo del mismo era… “Determinar si los alumnos de 3º y 6º de Inmersión en Francés conseguian diferentes puntuaciones dependiendo de si hacían la prueba de rendimiento de ciencias sociales en francés o en inglés. Los resultados indican que las puntuaciones de quienes hicieron la prueba en francés son consistente y significativamente más bajas que las conseguidas por quienes hicieron la prueba en inglés.”

Esta claro pues, que el alumnado de inmersión de Alberta rinde menos en la lengua que menos domina -el francés- a pesar de que sea la lengua de instrucción. Hay que tener en cuenta que esta diferencia de rendimiento no siempre es igual en todas las materias. Aquellas que tienen una mayor carga lingüistica son más propicias para una gran diferencia de puntuaciones. Lo contrario ocurre con matemáticas, por ejemplo, donde las diferencias suelen ser menores. PERO SIEMPRE PERSISTE ALGÚN PROBLEMA A pesar de que los estudios demuestran que el alumnado de inmersión rinde mejor en la lengua que más domina, esto no significa que no tenga problemas para demostrar lo que sabe: la terminología, definiciones…etc. las ha aprendido en la segunda lengua. Dice Debra Jared: “2) In which language should French immersion students betested? This is particularly a concern when subjects such as math, science, and social studiesare taught in French. The danger is that students’ abilities may be underestimated, both if the assessment is in French (because they may not fully understand all of the test questions well or be able to express their knowledge adequately), and if it is in English (because the terminology and concepts were presented in French).” http://literacyencyclopedia.ca/pdfs/LargeScale_Literacy_Assessments_of_French_Immersion_Students.pdf El peligro, dice, es que la capacidad del alumnado sea subestimada de todos modos. Tanto si hacen las pruebas en francés, porque no comprenden perfectamente bien o porque no saben expresarse suficientemente, o si las hacen en inglés, porque la terminología y los conceptos se les enseñaron en francés. No obstante este peligro es menor que el de subestimar su rendimiento evaluandolos en la segunda lengua. RESULTADOS PISA EN CANADÁ http://www.statcan.gc.ca/pub/81-004-x/200406/6923-eng.htm Uno de los estudios clásicos sobre el rendimiento del alumnado de inmersión es este, basado en PISA 2000, donde el alumnado de inmersión se apunta un éxito que Statistics Canada trata de explicar con diferentes variables.

Pero ¿en qué lengua aplican las pruebas internacionales PISA en Canadá al alumnado de inmersión? En inglés claro (su lengua familiar). “Students were assessed in the language of their school system; 98% of French immersion students were tested in English.” Este es otro dato que la gente “anti inmersión” suele querer obviar y que a los más irredentos de la enseñanza obligatoriamente en euskera les suele dar igual. Lo dijo también Tamara Knighton (Statistics Canada) este mismo año en Bilbao: http://www.isei-ivei.net/CAST/symposium09/ponencias/Canada%20gazt.pdf

Cuando aquí en Euskadi hacemos lo mismo en las pruebas PISA, salen a relucir todos los prejuicios que he mencionado antes y muchas de las ignorancias que nos asolan.


								
To top