REALISMO DE ESTADO FRENTE AS OLIRADIDAD INTERNACIONAL

Document Sample
REALISMO DE ESTADO FRENTE AS OLIRADIDAD INTERNACIONAL Powered By Docstoc
					“AÑO DEL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

http://educacionygobierno.webnode.es
http://gobernabilidadeducacionperuana.blogspot.com

Al final del resumen: REALISMO DE ESTADO FRENTE A SOLIRADIDAD INTERNACIONAL EL
GIRO A LA DERECHA DE CHÁVEZ


              Arriba los padres del mundo, de pie……..




                       Afiche del MNI

PLANTEAMIENTOS Opinión página 14
           Centenario submarinista peruano
Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO
Ver mi blog www.planteamientosperu.com

En el marco de las celebraciones por los 100 años de la creación de la Fuerza de Submarinos peruana que se
cumplirá el próximo 19 de agosto –coincidente con la fecha del afirmado de pabellón de nuestros dos primeros
sumergibles Ferré y Palacios el 19 de agosto de 1911– se han efectuado una serie de eventos que culminaron el
día de ayer, viernes 17, con la realización de una Revista Naval a la altura de la Isla San Lorenzo, en la que
participaron los submarinos “Timbira” de la Marina del Brasil y el “Topeka” de los Estados Unidos, navegando
conjuntamente con unidades navales y aéreas peruanas, entre submarinos, fragatas y corbetas misileras,
buques de desembarco, aeronaves, entre otras.
También como parte de los eventos programados se llevó a cabo en Lima, entre los días 13 y 16, la XI
Conferencia de Submarinos Asia-Pacífico 2011, en la que participaron las delegaciones de 25 países del mundo,
y donde se abordaron temas de interés común sobre escape y rescate submarino. Además se disertó sobre la
historia de los 100 años de Fuerza de Submarinos en el Perú, se presentó la estampilla conmemorativa y se
efectuó la exhibición numismática naval.
Este siglo submarinista peruano ha marcado una fecunda historia que se remonta al año 1866 cuando el
ingeniero danés radicado en nuestro país, Federico Blume, diseñara una nave sumergible la que tuvo que
financiar con su propio peculio por no recibir apoyo gubernamental que solicitó durante 15 años. Tardíamente el
presidente Piérola apoyó su construcción en junio de 1879, en plena guerra con Chile, pero a pesar de que llegó
a probarse en inmersión, no pudo ser utilizado y tuvo que ser hundido para evitar su captura a manos chilenas.
Este sumergible en acción pudo cambiar el curso de la guerra. En el primer gobierno del presidente Leguía –
1908-1912–, y ante una situación de desastre nacional después de la guerra, recién se decidió la adquisición de
los sumergibles Ferré y Palacios, los que con capacidad para lanzar torpedos de 457 mm desde cubierta, fueron
misionados para ejercer la defensa de nuestro extenso litoral.
Bajo este panorama, en nuestra actual situación, la falta de decisión política y los reducidos recursos económicos
asignados por los últimos gobiernos no han permitido la repotenciación y modernización de nuestras seis
unidades submarinas. El nuevo gobierno debería considerar la urgente modernización de la Fuerza de
Submarinos, importante componente estratégico de la Fuerza Naval, ya que además de requerir menores costos
de mantenimiento, entrenamiento, operación y en personal, sus características de ocultamiento y sorpresa
constituyen un verosímil poder disuasivo para el cumplimiento constitucional de resguardar la soberanía e
integridad territorial de nuestro país.



                     IDL REPORTEROS
La controvertida trayectoria de Ketín Vidal




Antonio Ketín Vidal: una larga y compleja relación con Montesinos. Memorias de otra incómoda
vinculación con Reynaldo Rodríguez López (Foto: La República).

Por Gustavo Gorriti.-
En 1996, el narcotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera sorprendió a todos con su estentórea confesión en el
juzgado, de los sobornos mensuales que había tenido que pagar a Vladimiro Montesinos desde julio de 1991
hasta junio de 1992, cuando éste quiso duplicar el cupo de 50 a 100 mil dólares mensuales.
El gobierno de Fujimori quedó aturdido en medio del resonante escándalo. Mientras encerraban a Vaticano y lo
‘preparaban’ para que saliera días después a retractarse, con la cara de zombi y la pronunciación de quien ha
pasado por sesiones de electroshock sin transformador, varios de los personajes del régimen de Fujimori y
Montesinos salieron a defender a éste. Blanca Nélida Colán, la entonces fiscal de la Nación, fue una de ellos. Se
la conocía bien. Era de esperar.

Pero hubo un personaje cuya defensa de Montesinos sí que sorprendió. Fue el general PNP Antonio Ketín Vidal,
entonces jefe de la Policía, quien salió a respaldar a Montesinos en una entrevista hecha con el entonces
periodista de televisión Gonzalo Quijandría.

“A mí me parece francamente inverosímil [la acusación de Vaticano]” dijo Vidal, “… yo no puedo pensar que una
persona que tiene una responsabilidad tan alta en el país [como el doctor Montesinos] esté involucrado en estas
cosas”.

Quienes veían entonces –y hasta vieron después– a Ketín Vidal como una suerte de alternativa democrática al
montesinismo, tuvieron entonces lo que caritativamente se puede llamar una disonancia cognitiva. ¿Cómo? ¿El
perícleo “Cazador” avalando al corrupto Svengali de Fujimori?

El futuro les iba a deparar una conmoción todavía mayor. El 25 de diciembre de 1999, cuando ya todo estaba
dicho, violentado y, sobre todo, robado, Ketín Vidal y Montesinos se reunieron en la sala con truco del SIN. El
video grabado subrepticiamente quedaría luego registrado con el número 1809 en el Congreso. Ahí, los viejos
conocidos se hablan en diminutivo (de ‘Antoñito’ a ‘Vladicito”) , rajan de enemigos comunes, coinciden en la
aparente inevitabilidad de la re-reelección de Fujimori.

Una parte del diálogo es memorable:

– Y sobre todo trabajé con lealtad, con lealtad, siempre – dice Ketín Vidal.

– Solamente hay dos cosas que no nos pueden decir, hermano –repone Montesinos –, ni que somos
homosexuales ni que somos rateros.

…

La relación entre Ketín Vidal y Montesinos es no solo antigua sino que cruzó a través de los momentos más
controvertidos y reveladores en la vida de ambos, sobre todo en la de Vidal.

Ambos se conocieron muy jóvenes, como cadetes, en el primer año de la Escuela Militar de Chorrillos, en 1962.
Vidal abandonó la Escuela Militar a fines de año y pasó a la de la entonces Policía de Investigaciones del Perú
(PIP). Luego, como oficial de la Policía, se especializó en inteligencia.

En 1985, cuando era un coronel PIP, Vidal fue comprendido en la investigación a la que quizá haya sido la mayor
organización peruana de narcotráfico, la de Reynaldo Rodríguez López. Ninguna otra organización llegó a
penetrar tanto a las autoridades del Estado, sobre todo a la Policía y, en especial, a la de Investigaciones.

El atestado policial describe las responsabilidades de Vidal en las páginas 85 y 86. Ahí está no solo la evidencia
de una relación continua entre Vidal y Rodríguez López, documentado en la agenda de éste, sino hasta
gestiones realizadas por Vidal pidiendo visas para Estados Unidos a gente designada por Rodríguez López

Me consta que Vidal tuvo una relación cercana con Rodríguez López y con los cómplices policiales de
éste. Yo investigué por cerca de tres años a la organización de éste hasta que la explosión del laboratorio de
cocaína en 1985, forzó a adelantar por varios días la publicación programada en la revista Caretas, donde
trabajé todos esos años.

En el derrame informativo que siguió a nuestra primera publicación, vi que Vidal, quien había sido una de mis
fuentes durante el largo y difícil proceso de investigación, había informado a la vez sobre el desarrollo de ésta a
los generales de la Policía cómplices de Rodríguez López (sobre todo a José Jorge) y a éste. Confrontado con
los hechos, Vidal lo reconoció pero me dijo que lo había hecho porque no tenía alternativa.

Le dieron de baja. Y pasó a trabajar en el estudio de su ex compañero de la EMCH, Vladimiro Montesinos, quien
entonces ya llevaba algunos años como abogado especializado en la defensa de narcotraficantes. En el caso de
    la organización de Rodríguez López, Montesinos se convirtió en su estratega de defensa, en lo legal y fuera de
    ello. Y defendió a Vidal quien por un buen tiempo trabajó en el estudio de Montesinos.

    Aunque Montesinos afirma que Vidal pudo reingresar a la Policía gracias a sus gestiones, eso no me consta. Lo
    cierto es que trabajó muy cerca de él desde la victoria de Fujimori en 1990.

    Montesinos, que terminó controlando todo el país empezó el proceso controlando el Servicio de Inteligencia
    (SIN). Tuvo ahí a Vidal como jefe de contrainteligencia hasta 1991, cuando fue enviado a la Dincote, primero
    como subdirector y luego como director.

    Ahí, gracias a los logros del GEIN, Vidal estableció una cierta autonomía y luego un gran prestigio propio cuando
    los policías bajo su comando capturaron a Abimael Guzmán.

    La visión que tuvo la gente del general ‘demócrata’, no fue obstáculo para que, como queda dicho, Vidal
    defendiera a Montesinos en 1996 de una acusación que él tenía que saber que era cierta.

    Ni fue obstáculo tampoco para que a fines de diciembre de 1999, le asegurara a su amigo ‘Vladicito’ haber
    trabajado “con lealtad, siempre”.

    Antes que pasaran dos años desde ese momento, cuando el entonces fugitivo Montesinos fue capturado en
    Caracas, Vidal, convertido en ministro del Interior del régimen democrático de Valentín Paniagua, fue a Iquitos, a
    darle alcance al vuelo que traía a Montesinos.

    Flanqueado por dos policías, Montesinos estaba sentado al medio del avión, contándole historias a sus
    custodios, que estos escuchaban muy divertidos. Y sus grabadoras también.

    Entonces subió Vidal al avión y cruzó por un momento miradas con Montesinos. La de éste fue tan burlona y
    despectiva que el camarógrafo que filmó todo el retorno hizo un close-up que permitió ver cómo la sola expresión
    de Montesinos relataba una historia entre sorprendente y esperpéntica que abarcaba varias décadas y cambios
    de roles y personajes.

    Circunspecto, no sé si contrito, Vidal se sentó en primera fila y no volteó, según testigos del vuelo, hasta aterrizar
    en Lima.

    La historia no terminó entonces. Ahora, Vidal es mencionado como candidato para ser ministro del Interior en el
    gobierno de Ollanta Humala.

    Que Humala sepa a qué se atiene si opta por esa elección. En todo caso, si precisa alguna información adicional,
    se la puede preguntar al periodista Carlos Paredes, autor del premiado libro “La caída del héroe: La verdadera
    historia de Ketín Vidal” (Planeta. Lima, 2006), quien llega a Lima este lunes 20 desde México, para declarar,
    defenderse y quizá contraatacar en el juicio que Ketín Vidal le tiene abierto   .
     CPPe Lima: Elecciones regionales Colegio de Profesores _26 de
    junio 2011
    Saludos Fraternos a todos los maestros:

           Ante la convocatoria al magisterio nacional del Comité Electoral Nacional y el Comité Electoral
    Región Lima del CPPe a participar en las elecciones para renovar las Juntas Regionales de Decanos en
    cada una de las regiones del Perú, para este domingo 26 de junio. Los maestros del Cono Sur de
    Lima hacemos el llamado al magisterio limeño en su conjunto a apoyar al Profesor CARLOS ROJAS
    GALARZA, que postula al Decanato del Colegio De Profesores Región Lima, (base más importante
    del CPPe), junto a un selecto equipo de profesionales conforman la lista N° 1 del FRAGMA.
           Estamos seguros que el Prof. Carlos Rojas y el equipo que lo acompaña, nos garantiza una
    correcta conducción y elevarán el nivel de nuestra Orden de profesionales en la educación.
          El país necesita este nivel de unidad del magisterio nacional para enfrentar los retos que se
    presentan en esta etapa, en donde el maestro será la pieza fundamental para enarbolar las propuestas de
    cambio del modelo educativo neoliberal.
        Este domingo 26 de junio, Vota por la lista N° 1 del FRAGMA.

       Carlos Rojas Decano del Colegio de Profesores Región Lima.

     ¡¡ Colegio de Profesores del Perú Y Colegios Regionales UNIDOS, para lograr la reconquista de nuestros
    derechos laborales y profesionales !!

    Julio Cárdenas – Cono sur de Lima.

    Locales de Votación: UGEL 01 - I.E. "Naciones Unidas" S.J.M.

    Hora: 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

    Fecha: Domingo 26 de junio.

    Documento: DNI y / o carné de colegiado.




                   César Lévano    Paraíso (no del todo) perdido
    Una amiga extranjera me dijo hace un par de años: “El Perú es un paraíso mal administrado”. Se refería sobre
    todo a la abundancia y variedad de recursos alimentarios, mal distribuidos o saqueados por empresas foráneas.
    Un libro de Alan Fairlie nos recuerda la apetitosa riqueza de ese tesoro.

    El libro se titula Bio comercio en el Perú. Experiencia y propuestas. Ya en las primeras páginas hallamos un
    recuadro sobre la biodiversidad que es un emblema de orgullo y de responsabilidad.

    De las 117 zonas de vida del planeta, 84 se encuentran en el Perú.

    Somos el primer país en variedad de papa, maíz, ajíes, granos andinos, tubérculos y raíces andinas.

    Tiene el Perú el primer lugar en especies de peces, cerca de dos mil de aguas marinas y continentales (10% del
    total mundial). (Y eso, agrego yo, que políticos como Alberto Fujimori y Rafael Rey han abierto el arca del tesoro
    para sobreexplotar y amenazar esta riqueza, que, convertida en harina de pescado, sirve para engordar cerdos
    en otros países).

    De los cuatro cultivos más importantes para la alimentación humana (trigo, arroz, papa y maíz),
    el Perú posee la más alta diversidad genética de dos de ellos, la papa y el maíz.

    Somos el segundo país con mayor cobertura forestal en América Latina y el noveno en el mundo, con
    cerca de 72 millones de hectáreas de cobertura forestal y alrededor de 7.1 millones de hectáreas
    deforestadas.

    Con 515 especies de mamíferos, ocupa el Perú el quinto lugar en el mundo.

    Cabe considerar que hay cultivos no originarios del Perú, pero que acá han encontrado suelo propicio. Que lo
    digan las aceitunas de Moquegua, la vid de Ica, los ajos de Arequipa, el cacao del Alto Piura.

    Caso notable es el del cacao criollo, que, por la fineza del chocolate resultante, tiene alto precio en el mercado
    internacional. Fairlie refiere que se quiso reemplazar a ese grano por variedades de más alta productividad. Eso
    se ha evitado, felizmente.

    Hay productos de la tierra peruana que los peruanos prácticamente desconocen. Por ejemplo, el maíz del valle
    sagrado de los incas. Es un grano enorme, de superficie dorada y brillante, y cuyo interior alberga un polvo tan
fino que semeja talco para bebés. Casi todo ese grano es exportado para producir palomitas de maíz en Estados
Unidos o Japón.

Ahora, el valioso libro que hemos citado, cuya edición corresponde a la Maestría en Biocomercio de la
Universidad Católica y a la Red Latinoamericana de Comercio, busca contribuir principalmente al comercio
internacional de productos que en general son cultivados por pequeños agricultores y comunidades.

Producto de tres años de campo y academia, el texto convoca a una mayor atención a frutos de la biodiversidad
como el camu camu, la quinua, la kiwicha y en especial los colorantes tara, cochinilla y achiote.




               Raúl Wiener    Tienen mi palabra
Cuentan que cuando los asesores brasileños de Ollanta Humala estudiaron los resultados de los focus group que
habían contratado para investigar las fortalezas y debilidades de su candidatura, encontraron que el valor que
más se mencionaba era la honestidad y la sinceridad del aspirante a la presidencia.

Por algún motivo, su condición de militar, su trayectoria, su perseverancia, la gente tendía a creer que lo que
decía era cierto y que su actitud de lucha contra la corrupción era legítima.

Por ello recomendaron la fórmula “honestidad para hacer la diferencia”, que el mismo Ollanta transformó en
“tienen mi palabra” con la que rubricó sus declaraciones de segunda vuelta.

Es claro ahora que el desafío del nuevo presidente va a ir precisamente por el lado de que su mayor valor
de campaña, es decir su credibilidad y ninguna concesión a la corrupción, no se deteriore.

Tendrá que recordar, para esto, la velocidad con la que Alejandro Toledo liquidó las enormes
expectativas que había levantado cuando empezó a ser visto como un mentiroso y un apañador de
muchas pequeñas corrupciones de tipos relacionados con el gobierno que vendían los accesos al poder
y de infiltrados procedentes del viejo régimen y de antiguas corrupciones que se colaban en el gobierno.

Hasta hoy Ollanta no ha soltado prenda sobre el inicio del nuevo poder que deberá cambiar el país y las
relaciones entre pobres y ricos, entre las provincias y la capital, entre el Perú y el mundo.

Pero todos sabemos que gran parte del futuro se estará jugando en que los primeros días de la nueva
administración se empiece la ejecución de las principales reformas anunciadas (credibilidad), venciendo
cualquier resistencia; y de que el nuevo equipo político en la dirección del país no cargue una mácula de
duda sobre su pasado en la política y la gestión del Estado.

Hay un problema, por cierto, en el lado de los llamados aliados de la segunda vuelta y de la presión
mediática, que quisieran tener capacidad de decisión en los puestos claves para poner candados
adicionales a los existentes para detener el cambio. Esa es la discusión sobre el premier, el ministro de
economía y el presidente del Banco Central de Reserva.

Pero hay otro problema en los técnicos de última hora, que siempre están en LA PRIMERA hora de los nuevos
gobiernos, y que cargan con diversos pasivos de sus anteriores participaciones en el poder.

La idea de que el gobierno da una imagen de confianza porque cuenta con ex ministros, ex viceministros
y ex altos funcionarios de otros gobiernos, puede ser equívoca, sobre todo si queremos que la
honestidad sea la diferencia.

Después de todo, a Ollanta Humala siempre le escuchamos decir que se había alzado contra un pasado de
vergüenza y que estaba decidido a recurrir a las fuerzas nuevas del país, asumiendo los riesgos de tener que
aprender, que son mucho menos peligrosos que los de dejar alguna pequeña ventana abierta a la corrupción.

Como muchísimos peruanos hemos tomado la palabra de la esperanza que encarna el nuevo presidente. Esto
quiere decir que confiamos que el 28 de julio se instalará un gobierno honesto que iniciará el cambio profundo de
la sociedad peruana.
                Paco Moreno (Editor)     Miren cómo se acomoda
El presidente Alan García tiene la virtud camaleónica de acomodarse a las circunstancias. Él nunca pierde, tiene
más vidas que el gato y siempre aparenta estar bien parado aunque cometa alguna tontería o quizá un delito.

Para no ir muy lejos, vamos al 2006. Con un discurso de centro izquierda, haciéndonos creer que era un
socialdemócrata moderno, ganó las elecciones con el voto de los pobres y gobernó para los ricos, más
derechizado que Álvaro Uribe.

En las elecciones del 2011, García jugó para todos. Engañó a Castañeda haciéndole creer que era el
hombre que podía gobernarnos, y luego de que cayera el “Mudo” se juntó al gringo PPK para darle todo su
apoyo con la ilusión de que él podía ser el hombre.

Y luego de que el ciudadano norteamericano (PPK nunca renunció a la ciudadanía gringa, fue pura finta)
cayera, García empezó a ayudar a Keiko Fujimori, ordenó que todo el aparato estatal esté a su servicio y
dicen que hasta le prestó su seguridad personal.

García se la jugó completa para que la hija del ex dictador ganara. Estuvo detrás de la campaña de guerra
sucia contra Ollanta Humala y presionó a los entes electorales para que le pongan zancadillas al
mandatario entrante.

Ahora García, el gran perdedor de las elecciones pasadas, se va acomodando. Con aires de jefe de Estado
que lo sabe todo, dice, por ejemplo, “estoy profundamente satisfecho”, luego de conversar con Ollanta
Humala.

“Creo que vamos a continuar un excelente camino, que podemos profundizar naturalmente algunos
temas sociales, y hay que hacerlo”, indica acomodándose el saco como si su gobierno fuera muy
lindo y que Ollanta Humala sólo tuviera que seguir sus pasos.

Tranquilo, García. Tus cifras infladas, tu estadística maquillada, tu verbo altisonante, no te salvarán. La
gente votó por el cambio, es decir, para que no gobiernen como tú. El desprecio por los nativos, el encono
contra los campesinos, tu odio contra los trabajadores, deben acabar. Tienes mucho que responder, no te
acomodes ahora. La justicia, te espera. Si quieres ayudar al nuevo gobierno por qué no resuelves, por
ejemplo, el caso Puno. El reto de Ollanta Humala es no parecerse a ti.


La ciudadanía ha recibido positivamente los términos caballerosos y democráticos que ha tenido la reunión
entre el presidente electo y el saliente que, con honores del Regimiento Escolta incluidos, marcó el inicio de
la transferencia del gobierno que culminará el 28 de julio, en acatamiento de la voluntad popular expresada
en las urnas,

Habla bien de los protagonistas el diálogo alturado y la caballerosidad de una reunión prolongada y definida
por el próximo mandatario como amical, pues pasada la campaña electoral las tensiones se alivian y dan
paso al trato distendido y la serenidad que deben caracterizar a la transición entre un gobierno y otro, en
este caso de signos diferentes, pues desde la campaña electoral de 2006 han representado visiones del
país marcadamente diferentes.

Ha habido sin embargo excesos de entusiasmo que contrastan con la sobriedad del presidente electo, tras
la cita cumbre del pasado viernes, y sobre todo por cuenta del desmesurado anfitrión, que una vez más ha
hecho gala de sus excesos verbales y los ha continuado, con evidente afán de obtener réditos políticos, en
sus exposiciones mediáticas posteriores.

Con su habitual verbo florido, el todavía inquilino de Palacio de Gobierno ha dicho que se siente
satisfecho de la reunión y ha elogiado a su sucesor, sugiriendo que éste será continuador de su
obra, es decir, de su política, para lo cual aprovecha que en el cLima de concordia propio de una
transición, la nueva administración no saldrá a polemizar con él, pues son sus prioridades la
organización del nuevo equipo gobernante y el aprestamiento para asumir la colosal tarea de
conducir el país.
El despropósito del personaje no debe haber caído muy bien a la mayoría nacional que, al votar por
el cambio, de ninguna manera lo hizo para que el gobernante elegido se limitara a seguir los pasos
de su controvertido antecesor, cuya administración se ha caracterizado por el agravamiento de la
exclusión y la corrupción, dos de los mayores males que sufre el país.

El presidente electo ha confirmado, horas antes de su reunión con el saliente, la decisión de honrar los
compromisos contraídos con el pueblo en la campaña electoral, y ayer, una delegación sindical con la que
había dialogado, dijo haber recibido de él seguridades de que cumplirá también la promesa de restablecer
los derechos arrebatados a los trabajadores, como los de huelga y sindicalización.

Los dirigentes laborales han señalado también, con razón, que si el actual mandatario realmente tiene
voluntad de apoyar a la nueva administración, debería resolver, entre otros, el grave conflicto que ha
provocado, por sus decisiones inconsultas, en las provincias del sur de Puno. De no hacerlo confirmará las
sospechas de quienes creen que tiene la intención de dejar a su sucesor un escenario erizado de
dificultades sociales.

        Ollanta ratifica compromiso de mejoras para los trabajadores
Dirigentes se reunieron con el presidente electo. Si García quiere ayudar a nuevo gobierno que resuelva los
conflictos sociales, dicen.

                                                              El presidente electo, Ollanta Humala, ratificó ayer el
                                                              compromiso de restablecer los derechos laborales, en un
                                                              diálogo con dirigentes de la Confederación General de
                                                              Trabajadores del Perú(CGTP), mientras esta
                                                              organización y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT)
                                                              demandaron al mandatario saliente, Alan García, que
                                                              solucione la crisis de Puno y otros conflictos sociales, si
                                                              es cierto que quiere apoyar a la nueva administración.

                                                              El presidente electo se reunió ayer con dirigentes de
                                                              la CGTP, a quienes ratificó su compromiso de
                                                              mejorar las condiciones de los trabajadores,
                                                              mientras la delegación sindical le comunicó la
                                                              decisión del movimiento sindical de respaldar al
                                                              nuevo gobierno, según informó tras la cita el
                                                              dirigente Olmedo Auris.

                                                              Auris dijo a LA PRIMERA que Ollanta Humala ratificó
                                                              que restablecerá “la libertad sindical conquistada a través
                                                              de la historia”.

                                                              “El nuevo presidente sostuvo que restablecerá el
                                                              derecho a la negociación colectiva y el derecho a la
                                                              huelga, la cual se encuentra penalizada. También nos
                                                              dio la garantía de que realizará una promoción y fomento
(1) El encuentro esperado con los representantes de los       de la organización de sindicatos en el Perú como existe
trabajadores dio sus frutos. (2) Diálogo se reanuda mañana.   en Brasil y en Uruguay”, dijo.

“Hay que comprender que el éxito de una gestión se cumplirá en la medida que nosotros, desde afuera,
contribuyamos en esta nueva etapa”, agregó.

Auris también hizo un llamado al presidente García, para que corrija su política frente al pedido de los pueblos
aimaras y resuelva el conflicto desatado en Tayacaja en torno a la creación de una universidad, si quiere honrar
su compromiso de apoyar a Ollanta Humala.

“Hacemos nuestro llamado al mandatario saliente para que enmiende el rumbo de su política y deje saneada las
cosas al próximo gobierno si tiene la intención de apoyarlo, tal como él mismo lo dijo. Alan García hasta el
momento se encuentra dilatando el diálogo con los aimaras mediante una maniobra torpe y burda, para dejarle
estos conflictos al próximo gobierno”, advirtió.

Precisó que García siempre ha usado “una táctica del engaño” para entregar concesiones a las transnacionales
sin respetar los derechos legítimos de las comunidades afectadas.

“Él pretende postergar los conflictos, mediante burdas mesas de diálogo donde el gobierno no cumple
con sus compromisos. Alan García se burla de las comunidades y encima recurre a la represión”, indicó.

Precisó que en unas semanas su gremio elevará al presidente electo una serie de propuestas para mejorar la
situación del sector laboral, durante los primeros cien días de gobierno. “El 27 y 28 de este mes realizaremos un
taller para analizar planteamientos prioritarios para los primeros cien días de gobierno y para el primer año”,
aseveró.

La cita con el presidente electo se realizó en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
(PNUD) y participaron los dirigentes Mario Huamán, Juan José Gorriti, Olmedo Auris y Oscar Alarcón.

La presidente de la CGTP, Carmela Sifuentes, también exigió a García la inmediata solución de los problemas
de Puno y Tayacaja (Huancavelica) si tiene la intención de apoyar sinceramente al nuevo gobierno de Ollanta
Humala. “La mesa de diálogo debe tener soluciones y terminar con los constantes engaños”, precisó sobre el
caso de Puno.

“En un principio sabemos cómo ha sido el comportamiento de este gobierno respecto a la comunidades
indígenas, porque se dio el lujo de no aprobar la ley de consulta. Ahora quiere dejarle una bomba de tiempo
social a Ollanta Humala. Alan García quiere dejar conflictos que él no ha podido resolver”, indicó.

El presidente de la CUT, Julio César Bazán, coincidió en demandar al mandatario Alan García que de una vez
por todas solucione los problemas de Puno, Huancavelica y otros conflictos sociales antes de la asunción de
mando de Ollanta Humala.

Al respecto, expresó su indignación por la “actitud dilatoria y negligente” de Alan García ante los problemas
sociales del sur del país y expresó su confianza en que el nuevo gobierno pueda resolver esos conflictos si el
mandatario aprista no cumple el compromiso de apoyar a Ollanta Humala para lograr una transición en un
cLima de paz y armonía social.

“Lo que hace Alan García es generar una situación de intranquilidad e incertidumbre en el país con la
irresolución de estos conflictos sociales. Creo que esto es una estrategia de la derecha para presionar
a Ollanta Humala y empujarlo a variar sus propuestas referidas a la inclusión social. Por ello
demandamos a García una pronta solución”, sostuvo.

Sin avance diálogo gobierno-aimaras
El dirigente aimara Walter Aduviri pidió la intervención del presidente Alan García para llegar a una solución al
conflicto de las provincias del sur de Puno. Dijo que no llegó a ningún acuerdo con la comisión del Ejecutivo y
mañana continuarán las conversaciones. Añadió que la crisis debió solucionarse oportunamente antes de la
instalación del próximo presidente. “Llamamos a un pronunciamiento claro de Alan García. Pareciera que él
desconoce el tema o se pone de costado”, indicó.

“Hay puntos donde no se encuentran consensos y por lo demás los hermanos han ratificado esa posición. Se
han enviado los documentos a las bases y ellos han devuelto un acta ratificando la posición originaria de la
agenda”, indicó sobre la demanda irrenunciable de que se cancele la concesión dada a una empresa minera
canadiense sin consulta a las comunidades aimaras y se restablezca en la zona la prohibición constitucional de
entregar concesiones a menos de 50 kilómetros de la frontera. A su salida de un diálogo frustrado en el
Ministerio de energía y Minas, el presidente del Frente de Defensa de la Zona Sur de Puno, Walter Aduviri,
rechazó las acusaciones de terrorismo que, sin fundamento, le hacen dos medios de prensa y dijo que se trata
de una campaña de difamación que no ayuda a solucionar la situación en Puno, donde siguen cerrados los
accesos a la frontera con Bolivia y al menos otras cuatro provincias protestan, en forma independiente, contra la
actividad minera.
El presidente Alan García sostuvo ayer que en la reunión con Ollanta del pasado viernes le ratificó su
compromiso de apoyar y ayudar su trabajo porque le ve buena voluntad y preocupación por el Perú y los más
humildes. “No hay que poner zancadillas al que quiere trabajar” dijo García.

DETALLE

“Todos tenemos los mismos derechos. No se puede imponer, pues nadie tiene un derecho supranacional.
¿Acaso el oro va a sustituir al recurso hídrico? Hay que proteger el agua de nuestros pueblos”, dijo
Aduviri.
Llamil Vásquez
Redacción


                                                     Poner al Cristo de García en
                                                     el Morro sería ilegal      El
                                                     Cristo del Pacífico es una edificación ilegal implantada,
                                                     contra todas las normas culturales vigentes, en el
                                                     santuario histórico e intangible del Morro Solar,
                                                     escenario de la defensa de Lima, durante la Guerra del
                                                     Pacífico, afirmó a LA PRIMERA el ex director del
                                                     Instituto Nacional de Cultura (INC), Luis Lumbreras,
                                                     quien pidió que el monumento sea retirado del lugar.

                                                         La escultura ha sido ubicada allí “con mucha
                                                        prepotencia, y pasando por alto todas las
                                                        especificaciones técnicas, arquitectónicas y, sobre
                                                        todo, de orden cultural vigentes que, bajo nuestra
administración, hicimos siempre respetar”, subrayó. En ese sentido, Lumbreras recordó la existencia de
una disposición legal que establece que este lugar es un patrimonio intangible, por ser un lugar histórico
en el que se desarrolló la batalla de Chorrillos contra el invasor Chileno y por la defensa de la capital
peruana. Ante ello, el Ministerio de Cultura alega que el Cristo es, además de un regalo del presidente
Alan García a Lima, un homenaje a los caídos en esa batalla. Tras cuestionar la acción obsecuente del
ministro de Cultura, Juan Ossio, ante el despropósito del mandatario, el antropólogo e historiador
manifestó que resulta evidente que en ese sector “se habrían festinado trámites”.

“En dicho santuario histórico no se puede hacer construcción alguna. En todo caso, si se hiciese algún
tipo de edificación, tiene que ser correspondiente con la función pública que tiene este lugar especial. No
puede hacerse nada por la libre, ya que se requiere de una serie de documentación previa, consistente en
expedientes técnicos, permisos y otros”, especificó.

En consecuencia, manifestó que la cuestionada estatua, bautizada por el ingenio popular como “El Cristo
del Gordovago”, por ser una copia del famoso Cristo del Corcovado de Río de Janeiro, debe ser
desmontada y retirada del lugar, en cumplimiento de una serie de dispositivos legales y culturales que
prohíben la colocación de monumentos en el Morro Solar.

Es un riesgo físico
Por su parte, el arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos alertó sobre la posibilidad de que el monumento
del Cristo del Pacífico se convierta en una catástrofe urbana, al no descartarse el riesgo de un
hundimiento de la colosal estructura de acrílico de 37 metros.

Ortiz de Zevallos precisó que la monumental obra no cumple con las más mínimas exigencias
normativas y técnicas de todo proyecto.

“Cualquier obra de este tamaño necesita revisiones técnicas. Por su altura, los encajes y la forma que
tiene el Cristo del Pacífico, se exigía hacer planos y no improvisar su instalación”, subrayó el experto, al
tiempo de precisar que no solo el peso debe ser tomado en cuanta cuando se trata de evaluar la
sostenibilidad de una obra.

Según un especialista en riesgos y vulnerabilidad urbana que prefirió guardar el anonimato, los
fundamentos de la réplica del Cristo del Corcovado de Río de Janeiro sí son sólidos, ya que ha sido
colocado en la roca “madre”, donde los sedimentos son los más resistentes, en caso de sismo. Tras
recordar que Chorrillos y su bahía se ubican en una zona de alto riesgo sísmico, el referido experto
explicó que habría que estudiar toda la estatua y no sólo sus fundamentos, para descartar totalmente el
riesgo de hundimiento. “Ya es una suerte que la estatua haya sido colocada sobre la roca madre del cerro
si se considera que el estudio de impacto no fue realizado”, puntualizó.
DETALLE
El viernes, el teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra, adelantó que el Cristo del Pacífico, instalado
en el santuario intangible Morro Solar de Chorrillos, por capricho del presidente Alan García, puede ser
reubicado en otro lugar, en razón a que fue colocado allí sin ningún expediente técnico, ni estudio de
impacto ambiental.
Javier Soto Redacción



                                                        José Urquizo en transferencia de Interior
                                                        La coordinadora de la comisión de transferencia de
                                                        poderes entre el actual y el próximo gobierno, Marisol
                                                        Espinoza, anunció que GanaPerú ha designado al
                                                        parlamentario nacionalista José Urquizo como
                                                        responsable en el sector Interior, quedando liberado
                                                        de esta responsabilidad el ex ministro de esa
                                                        cartera, Antonio Ketín Vidal.
                                                        En diálogo con LA PRIMERA, Urquizo adelantó que
                                                        mañana lunes instalará formalmente la comisión, cuyo
                                                        plan de trabajo incluirá el apoyo de la Contraloría de la
                                                        República de manera que haya claridad en cómo se
                                                        recibe esta cartera a cargo de Miguel Hidalgo.
                                                        “Vamos a pedir informes claros sobre las gobernaciones,
                                                        el estado del Consejo Nacional deseguridad Ciudadana,
                                                        las acciones de la Oficina de Control Interno, así como
Toma las riendas.                                       de los diversos proyectos ejecutados por el sector”,
señaló Urquizo.
Gran parte de los equipos de transferencia se reunieron ayer con el presidente electo Ollanta Humala en el local
de PNUD, donde conversaron sobre el cronograma de las reuniones que deberán mantener con los funcionarios
del actual gobierno de Alan García.
Al respecto, el analista político Sinesio López llamó a los equipos de transferencia tener mucho cuidado con los
informes que reciben del gobierno aprista porque éstos “pueden ser muy engañosos ya que por allí podrían
haber algunas bombas de tiempo, especialmente en contratos con proveedores y de personal”.
Agregó que Gana Perú debe ser, asimismo, muy cuidadosa en garantizar la capacidad de la gente que compone
las comisiones de transferencia.
Helio Ramos Redacción


                    Ley de Consulta Previa es urgente
                                                        El elevado número de conflictos sociales obliga a
                                                        priorizar la aprobación de la Ley de Consulta Previa para
                                                        prevenir su surgimiento y tener un instrumento de paz
                                                        durante el nuevo gobierno encabezado por el presidente
                                                        electo Ollanta Humala, manifestó el sacerdote Gastón
                                                        Garatea, quien integró diversas mesas de diálogo para
                                                        solucionar estos problemas.

                                                        “Esa es la fórmula adecuada para controlar mejor
                                                        los conflictos. Con esa norma vigente ya se pueden
                                                        dialogar directamente con las comunidades nativas,
                                                        indígenas y campesinas, sobre decisiones que
                                                        pueden afectar su ancestral estilo de vida”, expresó.
Sacerdote habla claro.
                                                     Añadió que la aprobación del dictamen respectivo,
que no fue votado en la última sesión del pleno delCongreso, significaría entregarle a las comunidades y
al país un “instrumento legal que ayudará a la paz”.

Sostuvo que si la norma estuviera vigente, muchos de los conflictos sociales se hubieran prevenido con
las consultas a la población. Basado en su experiencia en las mesas de diálogo, dijo que si se concreta la
aprobación, se logrará un revolucionario cambio cualitativo a favor de las comunidades nativas, y
además contribuirá a solucionar los conflictos sociales.

                                                       Inviable un gobierno
                                                       derechizado
                                                       Señalan que mandato ciudadano fue para que líder de Gana
                                                       Perú gobierne desde la centro izquierda.
                                                       Analistas políticos consultados por LA
                                                       PRIMERA consideraron que un viraje hacia la derecha
                                                       haría inviable al gobierno de Ollanta Humala debido a
                                                       una gran cantidad de expectativas sociales que su
                                                       elección expresa y motiva.

                                                       En declaraciones a este diario, el analista Ricardo
                                                       Vásquez Kunze advirtió que el gobierno de Gana Perú, el
                                                       cual entrará en funciones el próximo 28 de julio,
 Que siga lo que pide el pueblo.                       terminaría muy mal si asume una postura de derecha,
                                                       viraje que causaría un gran desencanto en el grueso de
la población que votó por una opción de centro izquierda

Vásquez no descartó que en un escenario como el planteado ocurra lo mismo que pasó con el actual jefe de
Estado, Alan García, quien fue elegido como opción de centro izquierda y terminó gobernando para “la derecha
oligárquica”.

“Esto sería muy grave porque García termina su gobierno de manera poco auspiciosa y con una popularidad
menor al 30% de aceptación ciudadana”, señaló.

Agregó que en el caso de Ollanta Humala sería mucho peor porque se desencadenaría una reacción
social muy grande debido a que existen una serie de exigencias regionales que están exacerbadas. “Se
armaría la pampa”, advirtió.

El analista señaló, además, que el líder de Gana Perú tendría que hilar muy fino porque el escenario
social que se le presenta sería muy difícil. “Si el diálogo y las razones fallasen en convencer a esos
sectores (en conflicto) tendría que emplear la fuerza pública para hacer frente a esas eventualidades”,
anotó.

Por su parte, Sinesio López señaló que sería inviable un gobierno de Gana Perú corrido hacia la derecha porque
desde allí sería imposible desarrollar las políticas sociales que Ollanta Humala ha prometido durante la
campaña a un pueblo que en toda su historia por primera vez accede al poder.

“Debe ser un gobierno de centro izquierda ya que un 30% representa a la izquierda nacionalista y socialista,
mientras que el 20 % restante al centro liberal y democrático”, anotó.

Agregó que solo con esa orientación el gobierno de Ollanta podrá cumplir con el desafío de impulsar el
crecimiento, garantizando la inversión y manteniendo el equilibrio macroeconómico, con el combate a muerte a la
corrupción y gobernando de manera eficaz y transparente. Vásquez enfatizó, también, que el mandato ciudadano
de los últimos comicios fue para que Ollanta Humala gobierne desde la centro izquierda. “Sería una estafa
electoral que no sea así y lo dice alguien como yo, un hombre de derecha”, dijo.

Helio Ramos
Redacción
                                                          La pelea en las redes
                                                          sociales
                                                          La estrategia de Gana Perú, desarrollada por jóvenes,
                                                          consistió en generar información que redujo las opiniones
                                                          negativas sobre su candidato y contó con el apoyo de
                                                          diversas páginas web.

                                                          Mientras Ollanta Humala y Keiko Fujimori recorrían el
                                                          país en busca de votos, mientras sus voceros se
                                                          lanzaban adjetivos a través de los medios de
                                                          comunicación y sus seguidores hacían esfuerzos por
                                                          hacerse notar en plazas y calles; en el mundo virtual se
                                                          desataba una campaña igual de feroz y sin tregua.

                                                          En aquella lucha desarrollada en las redes sociales, los
                                                          “tweet” y los “post” cruzaban el cyber espacio cargados
                                                          de mensajes políticos, muchos de ellos con alto contenido
                                                          violento. Y es que una vez desarrollada LA PRIMERA
                                                          vuelta electoral la población virtual también quedó
                                                          dividida entre quienes defendían a Ollanta y los que
                                                          justificaban a Keiko. En el medio, un inmenso mar de
                                                          indecisos. ¿Cuál de los dos candidatos que pasaron a
                                                          segunda vuelta aprovecharía mejor las herramientas
                                                          virtuales y lograría captar el mayor número de votos de
                                                          los cyber ciudadanos?

                                                       Desde la tienda de GanaPerú, un grupo de jóvenes
                                                       instalados en el segundo piso de un local ubicado en el
N° 234 de la calle Teodoro Cárdenas, en Santa Beatriz, desarrollaron con poco presupuesto y mucha emoción la
estrategia para contener y revertir la campaña de miedo emprendida contra la candidatura de Ollanta Humala.

Segunda vuelta
Elvis Mori, coordinador del equipo de redes sociales de Gana Perú en la campaña nacionalista, recuerda que
antes de LA PRIMERA vuelta electoral no eran más de cinco personas las que se dedicaban a resistir los
ataques y repetir las informaciones que los medios masivos publicaban. Pero en la segunda vuelta se planteó la
necesidad de producir información propia que transmitiera el mensaje del líder nacionalista y sus principales
voceros.

Comenzó entonces la elaboración de videos, gráficos y análisis de encuestas que fueron distribuidos en internet
y redistribuidos con el importante apoyo de más jóvenes instalados en la calle Javier Mariátegui N° 148, en Lima.

Por su lado, Fuerza 2011 consiguió los servicios de empresas especializadas y obtuvo el apoyo de buena parte
de los seguidores de Pedro Pablo Kuczynski que, tras la derrota de su candidato, emplearon sus baterías para
intentar bajarse a Ollanta Humala.

La lucha fue minuto a minuto en la red. Si algún vocero Fujimorista lanzaba alguna “bomba”, de inmediato la
respuesta nacionalista estaba circulando. Los Fujimoristas retrucaban con páginas a favor de su candidata y su
ejército de “trolls” (así se denomina a los perfiles falsos en internet) lo invadían todo con sus comentarios.

Aprovechar errores
Pero desde Gana Perú la estrategia indicó que los errores del adversario debían ser aprovechados. Así, con
gráficas del diseñador Mauricio Rojas, se consiguió desde las redes sociales dejar mal parada a
Keiko Fujimori por su propuesta de regular internet, su iniciativa de restablecer el Servicio Militar Obligatorio, y el
caso de las esterilizaciones forzadas y haciendo célebre la frase “nosotros matamos menos”.

Christian Peralta, web master de Gana Perú, llega todas las mañanas al local de Teodoro Cárdenas N° 234,
denominado también el “Cubil Felino”. Cuenta que en varias oportunidades evitó que la página web de
Ollanta sea hackeada. “No pudieron porque utilizamos software libre”, revela Peralta.

Otro de los logros del equipo de redes sociales de Gana Perú fue colocar el nombre de Ollanta Humala como
“Trending Topic”, es decir, tema de importancia nacional, ya que muchos usuarios de Twitter comenzaron a
emplear el término “Sí a Ollanta”. Esto fue un indicativo de que el gran rechazo a Keiko Fujimori pudo ser
convertido en un apoyo concreto a favor de Ollanta.

Según explica Mori, se logró remontar la carga negativa de las opiniones sobre el candidato de Gana Perú y este
comienza a generar una imagen positiva. “Gracias al trabajo articulado con blogueros y páginas amigas
difundimos temas que los medios tradicionales no publicaban. Construimos contenidos para la difusión en redes,
comenzamos a crear comunicación”, añade Mori.

La batalla
La estrategia de redes sociales incluyó la articulación de estas con la calle, mediante la recolección de demandas
y propuestas. En esta tarea fue importante el apoyo de colectivos ciudadanos como “No a Keiko”, “Mujeres
Dignidad”, movimientos de universitarios y de blogs que, además, hicieron recordar a los peruanos todos los
crímenes y demás delitos cometidos durante el régimen Fujimorista en los años 90.

Para el éxito de Gana Perú en las redes sociales también fue importante la incorporación de un software que
permitió monitorear cuantas veces eran mencionados los nombres de Ollanta y Keiko en Internet. Otro paso
decisivo fue la organización y difusión de actividades como el lavado de sábanas en la Plaza San Martín, en
alusión al Plan Sábana, revelado por LA PRIMERA.

El propio candidato Ollanta Humala entró de lleno en la campaña virtual y a través de sus cuentas en Twitter y
Facebook tomó contacto con la población. Asimismo, Ollanta grabó un spot dirigido a los internautas y reconoció
sus aportes al debate electoral; así también los invitaba a informarse más sobre lo que representaba la defensa
de la democracia frente a la reivindicación de una dictadura.

Tras su victoria en las urnas el pasado 5 de junio, el Presidente electo inició una gira por diversos países de la
región, la misma que fue anunciada en Twitter. Todo indica que Ollanta Humala seguirá comunicándose con la
población también a través de las redes sociales y que no las utilizó sólo por la campaña electoral.
DETALLE
• La página personal de Ollanta Humala en Facebook es seguida por casi 70 mil personas.

• El sitio “Jóvenes con Ollanta” tiene cerca de 14 mil fans.

• La curiosa dirección “Ollanta está Buenísimo” cuenta con más de 3 mil seguidoras.

Marcelo Puelles
Colaborador


POLICÍAS. ESCUADRÓN               Papás de emergencia
                                                         Un policía del Escuadrón de Emergencia tiene tres hijos
                                                         con su esposa, pero trece más, a quienes trajo al mundo
                                                         cambiando su pistola de reglamento por guantes
                                                         quirúrgicos.

                                                         No solo salvan vidas, también las traen al mundo. Un
                                                         recio policía del Escuadrón de Emergencia Este 2, con 20
                                                         años combatiendo a la delincuencia es conocido en la
                                                         institución como el policía-ginecólogo por haber traído al
                                                         mundo 13 bebes en situaciones apremiantes, pero
                                                         siempre con un final feliz.

                                                     “Mis compañeros de armas me dicen en broma, que
                                                     tengo 13 hijos más, a parte de mis tres hijos con mi
                                                     señora. Tengo 16 hijos ahora (se ríe), pero es bonito
ayudar a esas madres, lo hacemos con todo cariño”, declaró muy emocionado al saber que su nombre saldrá
impreso en esta fecha para él tan especial.

El Suboficial de 1era Ricardo Clemente Levano, pasó de ser policía a partero y luego padrino en varias
ocasiones pero no por eso perdió la emoción. En esas ocasiones cambió su arma por unos guantes quirúrgicos y
convirtió su patrullero en una improvisada ambulancia.

Desde el 2006, el técnico de primera del Escuadrón de Emergencias Este, Ricardo Clemente Lévano, tiene en su
haber 13 ahijados. Todo gracias, según él, a su vocación y al kit médico que consta de gasas, unos “clamps”
para sujetar el cordón umbilical, guantes y un bisturí esterilizado. “El parto más reciente que atendí fue en
setiembre del año pasado Una mujer (hoy su comadre) se arrodillaba de dolor en una tienda de Huaycán, y así la
ayudé. Su esposo llegó después y al final todos contentos




                                 Carlincaturas 19/06/2011




                                 La derrota del fascismo
Por Mario Vargas Llosa

La victoria de Ollanta Humala en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el último 5 de junio, ha
salvado al Perú de la instalación de una dictadura que, amparada por una mayoría electoral, hubiera exonerado
al régimen de Fujimori y Montesinos (1990-2000) de los crímenes y robos que cometió, así como de los
atropellos a la Constitución y a las leyes que marcaron ese decenio. Y hubiera devuelto al poder a los 77 civiles y
militares que, por delitos perpetrados en esos años, cumplen prisión o se encuentran procesados. Por la más
pacífica y civilizada de las formas –un proceso electoral – el fascismo hubiera resucitado en el Perú.

“Fascismo” es una palabra que ha sido usada con tanta ligereza por la izquierda, más como un conjuro o un
insulto contra el adversario que como un concepto político preciso, que a muchos parecerá una etiqueta sin
mayor significación para designar a una típica dictadura tercermundista. No lo fue, sino algo más profundo,
complejo y totalizador que esos tradicionales golpes de Estado en que un caudillo moviliza los cuarteles, trepa al
poder, se llena los bolsillos y los de sus compinches, hasta que, repelido por un país esquilmado hasta la ruina,
se da a la fuga.

El régimen de Fujimori y Montesinos –da vergüenza decirlo – fue popular. Contó con la solidaridad de la
clase empresarial por su política de libre mercado y la bonanza que trajo la subida de los precios de las
materias primas, y de amplios sectores de las clases medias por los golpes asestados a Sendero
Luminoso y al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, cuyas acciones terroristas –apagones,
secuestros, cupos, bombas, asesinatos– las tenían en la inseguridad y el pánico. Sectores rurales y
lumpen fueron ganados mediante políticas asistencialistas de repartos y dádivas. Quienes denunciaron los
atropellos a los derechos humanos, las torturas, desapariciones y aniquilamiento masivo de campesinos,
trabajadores y estudiantes acusados (falsamente en la mayoría de los casos) de colaborar con el terrorismo,
fueron perseguidos e intimidados, y sufrieron toda clase de represalias. Montesinos prohijó la floración de una
“prensa chicha” inmunda, cuya razón de ser era hundir en el oprobio a los opositores mediante escándalos
fabricados.
Los medios de comunicación fueron sobornados, extorsionados y neutralizados, de modo que el régimen
sólo contó con una oposición en la prensa minimizada y en sordina, la necesaria para jactarse de
respetar la libertad de crítica. Periodistas y dueños de medios de comunicación eran convocados por
Montesinos a su oscura cueva del Servicio de Inteligencia, donde no sólo se les pagaba su complicidad
con bolsas de dólares, también se les filmaba a escondidas para que quedaran pruebas gráficas de su
vileza. Por allí pasaban empresarios, jueces, políticos, militares, periodistas, representantes de todo el
espectro profesional y social. Todos salían con su regalo bajo el brazo, encanallados y contentos.

La Constitución y las leyes fueron adaptadas a las necesidades del dictador, a fin de que él y sus cómplices
parlamentarios pudieran reelegirse con comodidad. Las pillerías no tenían límite y llegaron a batir todas las
marcas de la historia peruana de la corrupción. Ventas de armas ilícitas, negocios con narcotraficantes a quienes
la dictadura abrió de par en par las puertas de la selva para que sus avionetas vinieran a llevarse la pasta básica
de cocaína, comisiones elevadas en todas las grandes operaciones comerciales e industriales, hasta sumar en
diez años de impunidad la asombrosa suma de unos seis mil millones de dólares, según cálculos de la
Procuraduría que, al volver la democracia, investigó los tráficos ilícitos durante el decenio.

Esto es, en apretado resumen, lo que iba a retornar al Perú con los votos de los peruanos si ganaba las
elecciones la señora Keiko Fujimori. Es decir, el fascismo del siglo XXI. Este ya no se encarna en esvásticas,
saludo imperial, paso de ganso y un caudillo histérico vomitando injurias racistas en lo alto de una tribuna. Sino,
exactamente, en lo que representó en el Perú, de 1990 a 2000, el gobierno de Fujimori. Una pandilla de
desalmados voraces que, aliados con empresarios sin moral, periodistas canallas, pistoleros y sicarios, y
la ignorancia de amplios sectores de la sociedad, instala un régimen de intimidación, brutalidad,
demagogia, soborno y corrupción, que, simulando garantizar la paz social, se eterniza en el poder.

El triunfo de Ollanta Humala ha mostrado que todavía quedaba en el Perú una mayoría no maleada por tantos
años de iniquidad y perversión de los valores cívicos. Que esta mayoría fuera apenas de tres puntos pone los
pelos de punta, pues indica que las bases de sustentación de la democracia son muy débiles y que hay en el
país casi una mitad de electores que prefiere vivir bajo una satrapía que en libertad. Es una de las grandes
tareas que tiene ahora en sus manos el gobierno de Humala. La regeneración moral y política de una
nación a la que, el terrorismo de un lado y, del otro, una dictadura integral, han conducido a tal extravío
ideológico que buena parte de él añora el régimen autoritario que padeció durante diez años.

Un rasgo particularmente triste de esta campaña electoral ha sido la alineación con la opción de la dictadura del
llamado sector A, es decir la gente más próspera y mejor educada del Perú, la que pasó por los excelentes
colegios donde se aprende el inglés, la que envía a sus hijos a estudiar a Estados Unidos, esa “elite”
convencida de que la cultura cabe en dos palabras: whisky y Miami. Aterrados con los embustes que
fabricaron sus propios diarios, radios y canales de televisión, que Ollanta Humala reproduciría en el Perú la
política de estatizaciones e intervencionismo económico que ha arruinado a Venezuela, desencadenaron una
campaña de intoxicación, calumnias e infamias indescriptibles para cerrarle el paso al candidato de Gana Perú,
que incluyó, por supuesto, despidos y amenazas a los periodistas más independientes y capaces. Que estos, sin
dejarse amedrentar, resistieran las amenazas y lucharan, poniendo en juego su supervivencia profesional, para
abrir resquicios en los medios donde pudiera expresarse el adversario, ha sido uno de los hechos más dignos
de esta campaña (por ejemplo, destaco la labor realizada por la publicación digital La Mula). Así como fue
uno de los más indignos el papel desempeñado en ella por el arzobispo de Lima, el cardenal Cipriani, del Opus
Dei, uno de los pilares de la dictadura fujimontesinista, que me honró haciendo leer en los púlpitos de las iglesias
de Lima, en la misa del domingo, un panfleto atacándome por haberlo denunciado de callar cuando Fujimori
hacía esterilizar, engañándolas, a cerca de trescientas mil campesinas, muchas de las cuales murieron
desangradas en esa infame operación.

¿Y ahora, qué va a pasar? Leo en El Comercio, el diario del grupo que superó todas las formas de la
infamia en su campaña contra Ollanta Humala, un editorial escrito con gran moderación y, se diría, con
entusiasmo, por la política económica que se propone aplicar el nuevo Presidente, la que ha sido
celebrada también, en un programa televisivo, por directivos de la confederación de empresarios, uno de
los cuales afirmó: “En el Perú lo que falta es una política social”. ¿Qué ha ocurrido para que todos se
volvieran humalistas de pronto? El nuevo Presidente sólo ha repetido en estos días lo que dijo a lo largo
de toda su campaña: que respetaría las empresas y las políticas de mercado, que su modelo no era
Venezuela sino Brasil, pues sabía muy bien que el desarrollo debía continuar para que la lucha contra la
pobreza y la exclusión fuera eficaz. Desde luego, es preferible que los nostálgicos de la dictadura escondan
ahora los colmillos y ronroneen, cariñosos, a las puertas del nuevo gobierno. Pero no hay que tomarlos en serio.
Su visión es pequeñita, mezquina e interesada, como lo demostraron en estos últimos meses. Y, sobre todo, no
hay que creerles cuando hablan de libertad y democracia, palabras a las que sólo recurren cuando se sienten
amenazados. El sistema de libre empresa y de mercado vale más que ellos y por eso el nuevo gobierno debe
mantenerlo y perfeccionarlo, abriéndolo a nuevos empresarios, que entiendan por fin y para siempre que la
libertad económica no es separable de la libertad política y de la libertad social, y que la igualdad de
oportunidades es un principio irrenunciable en todo sistema genuinamente democrático. Si el gobierno de Ollanta
Humala lo entiende así y procede en consecuencia, por fin tendremos, como en Chile, Uruguay y Brasil, una
izquierda genuinamente democrática y liberal y el Perú no volverá a correr el riesgo que ha corrido en estos
meses, de volver a empantanarse en el atraso y la barbarie de una dictadura.



                           Primeros rasgos sobre la tela
Por Mirko Lauer


El rostro colectivo del humalismo va demorando en delinearse, pero algunos indicios asoman. A estas alturas
sabemos que no tiene el menor apuro en revelar sus cartas, y que se maneja con la cautela de una
incursión en territorio considerado hostil. La oposición no tiene una imagen cabal de estos recién
llegados.


El equipo de transferencia permite una visión muy limitada del saca manteca en la coalición humalista. No hay
allí ministros seguros, pero sí se barajan nombres cercanos al nuevo poder. Un mix de nombres poco
conocidos con figuras de la campaña sugiere que no abundan los cuadros técnicos reconocibles, y que
será preciso salir a buscar algunos.


Al menos desde fuera empieza a ser difícil reconocer quién es realmente del cogollo humalista. Si algo quiere
decir la transferencia, hay allí súbitos golpes de suerte, inesperadas postergaciones, designaciones poco
congruentes, sensibilidades heridas. Quizás es inevitable, pero no por ello menos elocuente.


Las declaraciones de Ollanta Humala en Santiago han causado cierta perplejidad, por cosas como la eventual
venta de gas a Chile, el comentario sobre las cuerdas separadas o la no competencia con el vecino país. El
mensaje quizás es que nadie debe esperar rigideces doctrinarias con este presidente, sino más
bien un manejo flu de los contenidos.


En términos generales los humalistas se mantienen pegados al libreto de esta etapa: intercambios puntuales
con gente del gobierno, silencio sobre los temas políticos del momento y respeto a la primacía de los voceros.
El gabinete ha sido anunciado para fin de mes, y no hay filtraciones sobre quiénes serían los designados.


El balance de todo esto es que el humalismo ha logrado superar las presiones de la desconfianza que le exigía
revelar nombres. Una explicación es que los nombres que ya circulan sin garantía alguna de
nombramiento (Beatriz Merino, Kurt Burneo, Óscar Dancourt) han hecho el milagro de tranquilizar
a los más preocupados.


Una idea fuerza hoy es que veremos importantes toledistas en el Ejecutivo. En todo caso la comisión de
transferencia no apunta en esa dirección, sino más bien hacia la constitución de un variopinto búnker
humalista que combina nacionalismo e izquierdismo. No hay allí un indicio firme sobre la dirección
del nuevo gobierno.
En esa misma línea, es posible que el primer ministro sea una figura del propio humalismo, y que el nuevo
gobierno apoye a uno de los suyos para la presidencia del Congreso. Si esto sucede la posibilidad de un
gobierno de coalición quedará algo debilitada, y habrán triunfado quienes reivindican al humalismo de la
primera vuelta.


                    Ollantanomics, modelo para armar
Por Augusto Álvarez Rodrich
alvarezrodrich@larepublica.com.pe


¿Y los ministros del Interior, Salud, Educación y Justicia?


No hay duda de que el mandato de la elección ha sido la promesa del crecimiento económico con inclusión
social pero, hasta ahora, mientras el gobierno electo se preparar para empezar, la atención está más
concentrada en el crecimiento que en la inclusión.


Expresión de ellos es que políticos, empresarios, periodistas y analistas discuten sobre quiénes
serán los guardianes de la estabilidad macroeconómica –premier, MEF, BCR– pero a pocos les
preocupa quiénes serán los responsables de los sectores más vinculados a la calidad de vida del
peruano más pobre.


Los requisitos indispensables de cualquier esfuerzo serio de inclusión social es la estabilidad y el crecimiento,
pero eso es insuficiente para una difusión mucho más amplia que ahora de los beneficios del progreso. Se
necesitan reformas profundas de esos rubros vinculados a la vida de los peruanos pobres.


Hasta ahora, el tema se ha abordado tímidamente con un debate sobre el ‘papel subsidiario’ del Estado a
partir de una declaración confusa del presidente electo, y seguida de reacciones preocupadas por el riesgo de
un incremento absurdo de la actividad empresarial del Estado, pero que no entran a los asuntos de fondo para
combatir estructuralmente la pobreza.


Esto implica que el país –políticos, empresarios, periodistas y, por supuesto, el gobierno electo –
empiece a preocuparse de una vez por quiénes serán los ministros del Interior, Salud, Educación y
Justicia, así como de la cabeza de los programas sociales, pues esos son los rubros y servicios
públicos básicos que inciden con más intensidad –además de la generación de empleo– en el
combate a la pobreza y la calidad de vida.


Esto no requiere cambios constitucionales, sino reformas de fondo pensadas con una perspectiva
más allá del lustro político, y gestiones públicas eficientes y honestas para mejorar la seguridad,
justicia, educación y salud, junto con el crecimiento económico, que es el motor real de la
generación de empleo.


Si no se presiona por estos temas en las seis semanas que faltan para el nuevo gobierno, y en medio de la
pompa, circulina y tatatín tatatán donde es recibido –por su alta investidura –, en suites presidenciales de
lujosos hoteles cinco estrellas, vuelos en primera clase, públicas bendiciones cardenalicias, visitas de los
franeleros de siempre, y sonoros honores palaciegos, el presidente Ollanta Humala corre el riesgo de olvidarse
para qué fue elegido.


Cuidado. Si en este lustro no se concreta el ansiado crecimiento económico con inclusión social, no
se extrañen que en el 2016 –si no antes– se siente en Palacio de Gobierno alguien que a su lado
Walter Aduviri parecería un conservador.


                                 Los nuevos gobernantes
Por Fernado Rospigliosi


Walter Aduviri encabezó un movimiento que bloqueó carreteras, asaltó y quemó instalaciones. Se burló de la
orden de detención. Finalmente, se salió con la suya.


Las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley tuvieron un comportamiento vergonzoso. Un fiscal entró a
las instalaciones de Panamericana TV a “dialogar”. El jefe policial de Lima, general Javier Sanguinetti, también
hizo un peregrinaje a la estación de TV para tratar de “persuadir” al líder puneño. A la entrada, los
correligionarios de Aduviri lo zamaquearon.


Al final, Aduviri se burló de la ley, de las autoridades y quedó en libertad, apoyado y protegido por
congresistas humalistas. Un tribunal de Puno, presionado por la turba, revocó la orden de
detención.


Aduviri ha hecho sentir su poder. Es uno de los ganadores de las elecciones. Es parte de la nueva coalición
que gobernará el Perú desde el 28 de julio. En las provincias del sur de Puno, Ollanta Humala obtuvo
90% de los votos válidos.


Como ha señalado Mirko Lauer, “el desafío de la gente de Aduviri va a influir en el tipo de primer ministro, y
hasta en el tipo de gabinete que nombrará Humala en unas semanas. Es decir que lo obligará a rayar una
cancha dura de partida”. (“Pizango II”, La República 17.6.11).


Minería ilegal


La huelga –es decir, los bloqueos de carreteras– en Puno tienen la finalidad de prohibir la minería legal. Los
protestantes exigen que el gobierno anule todas las concesiones mineras. Este conflicto será catalogado como
medioambiental, como si las demandas buscaran la protección del ambiente. Pero si triunfan los huelguistas,
el resultado será incrementar la destrucción del ambiente en la región.


La minería ilegal florece en Puno a vista y paciencia de todo el mundo. Solo en La Rinconada se calcula que
hay 30.000 mineros ilegales, que viven en condiciones espantosas, depredan el ambiente y no pagan
impuestos. Han contaminado brutalmente la cuenca del río Ramis. Un pequeño grupo de grandes empresarios
ilegales amasa inmensas fortunas.


Naturalmente, si se prohíbe la minería legal, como pretende Aduviri y sus compañeros, los ilegales,
que no respetan leyes ni prohibiciones, se expandirán con más rapidez de lo que están haciendo
ahora.


Con la onza de oro a US$ 1.500 y los precios de los minerales en alza, es un negocio
extraordinariamente rentable hacerse –gratis – de yacimientos que la minería formal no podrá
explotar.


Otro triunfador de las últimas elecciones, en las filas del humalismo, es Amado Romero, congresista electo de
Madre de Dios, representante de los mineros ilegales que han destruido 150.000 hectáreas de bosque en ese
departamento y arrojan unos 40.000 kilos de mercurio al ambiente cada año.


Amado Romero estuvo preso por delito de peculado, pero a fines de mayo lo liberaron y seguirá el juicio en
libertad. Es otro de los triunfadores de la última elección, parte de la coalición en el poder, junto con Aduviri. Y
los cocaleros.


Cocaleros
Bajo Alan García el narcotráfico ha florecido. El Perú es el primer exportador de cocaína del mundo. Y
probablemente, cuando Naciones Unidas entregue su informe dentro de pocos días, tendremos la ingrata
noticia que también somos el primer productor de cocaína, superando a Colombia.


Los cocaleros ilegales serán también parte de la coalición en el poder. Estuvieron con Humala el
2006 y siguen con él. Ahora tienen como representante a Walter Acha, electo congresista por
Ayacucho en la lista humalista.


Es muy probable que la erradicación de la coca ilegal languidezca y los sembríos se expandan. También la
destrucción de pozas de maceración de pasta básica de cocaína (PBC) se atenuará. El programa de Humala
decía que había que aliarse con los cocaleros ilegales, con los “poceros” o productores de PBC y los
transportadores de la droga.


El gas


La Comisión de Transferencia estaba integrada por 20 personas. De pronto, sin que nadie explique por qué,
empezó a cambiar, aparecieron nuevos nombres, surgieron subcomisiones para dar cabida a los que
pugnaban por entrar y otros fueron desplazados.
Es significativo que en Energía y Minas estén Manuel Dammert, Humberto Campodónico y Carlos
Herrera Descalzi.


En la década de 1980 la izquierda, siendo oposición, logró frenar por años el proyecto del gas de
Camisea. Finalmente la empresa Shell se hartó y se fue.


Recién en el gobierno de Alejandro Toledo se puso en operación Camisea. Gracias a eso el Perú ha podido
crecer al ritmo que conocemos, porque sin gas no hubiera habido energía ni electricidad barata, con los
precios del petróleo por las nubes.
Ahora, los que bloquearon la producción de Camisea por años, son también parte del nuevo
gobierno.


                                        Morrocotudo
Por Jorge Bruce


La retahíla de acontecimientos que descienden desde las alturas de Palacio, en este tramo final del Gobierno,
me han traído a la memoria esta palabra en desuso, que rescato, hoy 18 de junio, cuando esto escribo, Día
del Idioma Español. Según el DRAE, “morrocotudo” significa “de mucha importancia o dificultad” y, en
Argentina y Bolivia, “fornido, corpulento”. La obvia asociación me vino por el Cristo multipropósito que nos
han enchufado, sin gritar ¡agua va!, en la cima del Morro Solar. El bondadoso presidente saliente quiso dejar
un regalito a la ciudad, poniendo incluso de la suya, según nos cuenta.


La figura de resina poliéster es multipropósito porque no hace falta, a diferencia del inmenso Inca que afea
una de las avenidas del Cusco, del cual se dice que lleva los rasgos del alcalde que lo mandó construir, que
esta estatua del crucificado sea portadora de una prominente papada y unos omnipotentes cachetes: todo el
mundo la vinculará con AGP. Unos con rechazo al autoritarismo, megalomanía, mal gusto, confusión de
democracia con teocracia, corrupción y gigantismo que han sido señalados estos días; otros, según calcula el
saliente mandatario, con emoción religiosa y agradecimiento a la panóptica efigie de plástico que imita la
emblemática estatua del Corcovado.


Que esto nos convierta en una versión chicha de Las Vegas –lo que ya es decir– evidentemente no
preocupa al ministro de Cultura ni a su jefe. Si no han levantado el Taj Majal o la pirámide de
Keops es, imagino, porque ese elogio a la huachafería monumental se lo confían a los
innumerables casinos que contaminan en todo sentido nuestra capital.
Pero sin duda otro de los propósitos de la plástica deidad es el de encubrir los actos finales de un régimen en
donde, si bien se ha rectificado el manejo económico delirante del anterior, lo que no ha madurado, porque tal
proceso no existe, es la corrupción.


Tampoco la incapacidad de acometer las tareas más complicadas del arte de gobernar, como son
las reformas esenciales del Estado en educación, seguridad, salud, justicia, etcétera. En lo que
respecta a la corrupción, a lo sumo se ha refinado. De ahí que asuntos tales como la ley 29703,
desnaturalizada en el Congreso para que sea imposible probar actos de colusión en agravio del
Estado, o la probable excarcelación de Fujimori mediante alguna triquiñuela jurídica en el TC, se
cubran bajo un manto piadoso de devoción cristiana.


Ya que estamos en un entorno religioso, es oportuno traer a colación que no todos se dejan sugestionar por
estas maniobras mixtificadoras. Así, el viernes un grupo de jóvenes, recurriendo en dos días a técnicas de
agit-prop 3.0, iniciaron un movimiento destinado a darle una adecuada despedida al presidente García. Se
llama La Cuaresma de Alan. Su objetivo es no dejar pasar estos actos finales de abuso del poder, incluidos los
previos como el Baguazo o los Petroaudios, ni quedarse callados frente a la impunidad que se está
consolidando in extremis.


Esta cuaresma simbólica puede ser la mejor transición ciudadana, como despedida resistente y aviso al
Gobierno entrante. Para recordar que, no en balde, morrocotudo rima con conchudo.



                                             El fin de la fantasía
Por Farid Matuk
www.29x55.com


El domingo 13 de agosto del 2006, tras solo dos semanas del cambio de mando, el presidente García
cuestionó la exactitud del Censo de Población 2005, y con ello la metodología del Censo Continuo que
implicaba cada año tener 2,000 encuestas en cada una de las 195 provincias del Perú.


Respecto a la exactitud del Censo de Población 2005, los resultados del nuevo censo efectuado en
el 2007 mostraron una diferencia inferior al 1%, y con ello se prueba la falsedad de la afirmación
presidencial. El presidente García sabía desde un comienzo que las promesas electorales no eran
factibles de cumplir, y por eso necesitaba destruir el sistema de monitoreo y seguimiento del
Censo Continuo.


Si bien no se tienen resultados a nivel de las 195 provincias, sí tenemos resultados a nivel de las
25 regiones, y estos muestran cómo las promesas electorales de Analfabetismo Cero y Agua para
Todos no han sido alcanzadas. Pero, a pesar de ello, y a modo de ejemplo, el presidente García
anunció la semana pasada que el analfabetismo había sido erradicado del Perú, mientras que en el
mapa adjunto se observa lo contrario.


En este tipo de metas concretas como alfabetización y agua potable, las encuestas tienen preguntas directas
que permiten evaluar la evolución de la variable, pero existen otras variables más abstractas como la pobreza,
en la que numerosos pasos intermedios son necesarios para obtener un resultado final.


El caso más patético es el nivel de pobreza en el 2006, al fin de la gestión de Alejandro Toledo: la
cifra oficial era de 48% y mostraba una reducción de 6 puntos desde el 2001. El APRA y su
maquinaria de demolición afirmó que esta cifra de 48% era una “manipulación grosera” y que
sería revisada para mostrar la verdadera magnitud de la pobreza en nuestro país.


En mayo 2007, el INEI publicó una nueva cifra de pobreza para el 2006 y esta era de 44%, es
decir, la nueva metodología redujo en 4 puntos la cifra oficial previa, y con ello la gestión de
Toledo habría reducido la pobreza en 10 puntos, y no en 6 puntos como era la medición oficial
previa. Esta modificación que “beneficia” al presidente Toledo tenía como objetivo principal
sobrestimar la reducción de la pobreza con la gestión García para obtener la meta de 30% en el
2011.


Igualmente, otra variable abstracta como es el PBI (Producto Bruto Interno) tuvo modificaciones
metodológicas en su medición a partir del 2006, pero esto solo se conoció en el 2009, cuando producto
de la presión pública el INEI reconoció haber efectuado cambios secretos desde el 2006, y de esta
manera hacer imposible la comparación entre la gestión García con las previas de Alejandro Toledo
y Alberto Fujimori.


Estas modificaciones arbitrarias, que han sobrestimado el PBI en alrededor de 3 puntos cada año,
han generado efectos contraproducentes en nuestra economía, por ocultar la verdadera evolución
de los sectores económicos y con ello distorsionar las políticas públicas en materia económica.
Igualmente la presentación de cifras de PBI a nivel de cada región ha acentuado las distorsiones porque estos
valores son construidos entre cuatro paredes, y no con encuestas económicas exhaustivas.


El regreso a la realidad


El presupuesto del INEI para el 2007 incluía una partida para efectuar el Censo Continuo que había
empezado en el 2006, y esta partida debe ser restituida en el 2012 para que se puedan monitorear
las promesas electorales de Pensión 65 y Cuna Más. Igualmente resulta urgente que se efectúe la
construcción de una línea de base en este 2011, que permita identificar a nivel provincial las
carencias más graves y asimismo evaluar la gestión García entre el 2006 y el 2011.


Respecto a la pobreza, es necesario que se aplique una metodología uniforme desde el 1997 al presente, para
tener una medición objetiva de esta variable y poder de esta manera identificar qué políticas públicas son las
más efectivas en la reducción de este flagelo. El problema central es que la medición de la pobreza ha tenido
como marco muestral el Censo de Población de 1993, el PreCenso de Población de 1999, el Censo de
Población del 2005 y el Censo de Población del 2007.


Un problema adicional está relacionado con las variables económicas –ya durante la gestión Fujimori la
medición del PBI tomó como año inicial 1990–, como si no existieran mediciones desde los años 50s. Es
necesario que se empalme de manera científica el PBI base 1979 con el PBI base 1994, y que se establezca
una metodología uniforme para efectuar evaluaciones de las políticas públicas.


Finalmente, el INEI debe abstenerse de publicar un nuevo PBI basado en el Censo Económico
2008, ya que este omitió todo el sector agropecuario y todo el sector informal. Si el INEI publica
antes del 28 de julio un nuevo año base, este deberá ser anulado de inmediato hasta que culmine
el Censo Agropecuario y el del Sector Informal.


Ojalá que este 28 de julio ponga fin al mundo de fantasías estadísticas promovidas desde la presidencia de la
República, y de paso a una medición real de nuestras variables sociales y económicas.


                              ¿Hay ministro de Cultura?
Por Víctor M. Vich Flores


Quizá en un país como el Perú nada hubiera podido impedir que Alan García instalara ese Cristo en el Morro
Solar. La falta de instituciones (y unos medios de comunicación que no ayudan a redefinir la política) da pie a
que ella siga entendiéndose como la necesidad de hacer “grandes obras” y nunca como la urgencia por
construir aparatos institucionales sólidos y descentralizados que impidan el paso de la autoridad al
autoritarismo. La falta de instituciones en el país promueve que un Presidente, cual Rey, pueda hacer lo que
quiera, como quiera y donde quiera.
Pero en esta historia del Cristo en el Morro Solar hay un responsable adicional, y debo decirlo aunque ello me
cueste el saludo y la amistad universitaria. Me refiero al ministro de Cultura, Juan Ossio. Me explico mejor: si
ha existido alguna autoridad que pudo haber contribuido a frenar tal barbaridad, esa debió haber sido el
ministro de Cultura, quien debió mostrar su disenso y no defender lo indefendible. ¿Por qué no lo hizo? La
respuesta no es difícil: porque en el Perú hasta los sectores más ilustrados siguen entendiendo la política
como una “prebenda” y como un conjunto de favores que hay que agradecer; porque en el Perú la política
sigue siendo una suma de complicidades con el “amo tutelar” a quien nunca hay que cuestionar y al que hay
que apañar en todos su engreimientos.


El ministro Ossio debió discrepar de tal atentado contra la ciudad y liderar la oposición contra ese monumento
que es una ofensa múltiple a nuestra propia tradición religiosa, al espacio público, a todos los artistas del país
y a las propias políticas culturales que en este momento muchos colectivos, intelectuales y activistas están
intentado ejecutar. El ministro debió renunciar a su cargo y hacer entrar en razón al presidente, o enfrentarse
a él. Quizá, si él renunciaba, hubiera existido una pequeña crisis de gabinete y algo se hubiera podido
negociar. El propio ministro hubiera podido liderar la oposición con todo el sector cultural y ello hubiera
contribuido a su mayor cohesión. No conozco a nadie del sector cultural que se encuentre a favor de ese
monumento atroz e indefendible. No hay que ser ningún radical para afirmar que se trata de una obra
demencial.


Pero lo que más llama la atención de esta historia es que el ministro Juan Ossio sea un antropólogo de
profesión, es decir, una persona que apuesta por las particularidades locales y que las defiende y fomenta. La
antropología, hasta donde yo sé, hace todo lo contrario a promover la imitación burda de otras culturas y ha
sido justamente esa disciplina la que ha descubierto que ese tipo de prácticas es siempre un gesto autoritario
de poder.


Da mucha pena que el Ministerio de Cultura termine así su primer periodo de funcionamiento. Hoy sabemos
que la aprobación de tal monumento solo duró un día en ese ministerio. Es muy triste haber descubierto eso.
O quizá haya que decirlo mucho más académicamente: en lugar de convertir a la cultura en un agente que
contribuya a la construcción de una mayor ciudadanía garantizando, sobre todo, el derecho de las minorías, lo
que hoy tenemos son las muertes de Bagua, Islay y la crisis actual con la comunidad aimara; en lugar de
utilizar la cultura para introducir nuevas representaciones que cuestionen a los poderes existentes, lo que hay
es un ministerio que se somete al poder y que avala la imposición de una copia. Más aun: en lugar de
fomentar a la cultura como la instancia más crítica de una sociedad, lo que hoy se nos entrega es su
conversión en una institución servil. Tristísimo. O patético, por decir lo menos.




Editorial            Una estatua impuesta a la ciudad
Contra viento y marea, el presidente García continúa con su proyecto megalómano de imponer una estatua de
Cristo a los limeños, ubicada en el santuario histórico del Morro Solar. La gigantesca efigie, que alcanzará los
37 metros de altura, alterará acaso de modo definitivo el paisaje más propio de Lima, que es el del litoral y la
bahía.


Hay razones de forma y de fondo para oponerse a este proyecto. Las primeras se refieren a su autorización,
lograda violentando todas las disposiciones legales y con base en “autorizaciones verbales” obtenidas gracias
a diálogos con el ex alcalde Castañeda y con el alcalde Miyashiro de Chorrillos, tristemente famoso por haber
depredado el ornato y patrimonio histórico y urbanístico de su distrito.


A ellas se agregan las confusas explicaciones respecto del costo de la obra y sus patrocinadores, una alianza
que tiene como base principal a la empresa brasileña Odebrecht a través de una “Asociación para el Desarrollo
Sostenible” que lleva su nombre, donantes empresariales y el propio jefe de Estado, quien afirma haber
aportado cien mil soles de ingresos percibidos durante el reciente quinquenio.
Pero, sin duda, pesan más las razones de fondo, formuladas por el Colegio de Arquitectos y los estudiantes de
la facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes de la UNI, quienes rechazan rotundamente la estatua con base
en cinco razones: 1) Su emplazamiento en un lugar equivocado; 2) Su falta de originalidad, al ser mera copia
de un modelo extranjero; 3) Su impertinencia, al imponerse brutalmente al paisaje que la circunda y ser de
concepción anacrónica; 4) Su incorrección política, al no representar a los peruanos, pues somos un Estado
laico; 5) Su autoritarismo, pues es fruto de una decisión inconsulta.
Sobre esto último, se debe recordar que la alcaldesa Susana Villarán ha declarado no haber sido consultada. Y
que las averiguaciones hechas en el Ministerio de Cultura descubren que la autorización para el proyecto se
otorgó en 24 horas y sin consulta a técnicos y especialistas. En suma, una decisión que se asemeja más a la
que podría tomar una monarquía absolutista que una democracia que se respete.


No hacen falta, creemos, mayores razones para condenar esta obra inconsulta y autoritaria. Ellas se basan en
el ornato y el sentido común, y no en algún supuesto ataque a la fe religiosa, pues la estatua sería igual de
rechazable si se tratase de Buda. Bien sabemos que no serán escuchadas y que se impondrá, como hasta
ahora, la política de hechos consumados. Solo queda confiar que en el futuro, como se hizo con Pizarro, la
estatua sea trasladada a otro lugar.


                               Relevo en altos mandos de FFAA

                          Defensa. El primero en salir sería el comandante general del ejército, general Paul
                          da Silva. Para renovar plana mayor del Ejército, el presidente electo se
                          apoyará en generales de división de la promoción 1977, con la que tiene
                          estrechas vinculaciones profesionales y familiares.
                          Ángel Páez.


                          Con la elección presidencial de Ollanta Humala Tasso, se le vino el mundo encima al
                          comandante general del Ejército, general de división EP Paul Da Silva Gamarra. En
                          el Pentagonito es de dominio público que Da Silva rogaba por el triunfo de Keiko
                          Fujimori porque la victoria de Humala implicaba el fin de su carrera. Es conocido
                          en los círculos castrenses que Da Silva detesta a Humala, y viceversa,
                          desde que este postuló por primera vez a la jefatura de Estado. Y no es una
                          especulación.


                          Con ocasión del Día del Ejército, el 9 de diciembre del 2005, en plena campaña
                          electoral, el entonces jefe de la Séptima Brigada de Infantería del Ejército en
                          Lambayeque, general de brigada EP Paul Da Silva, largó un inusual vitriólico
                          discurso contra el candidato Humala. “Eso no es nacionalismo, es un retroceso de
                          más de treinta años para el Perú”, dijo con voz estentórea y marcial. “Voy a ser
                          sincero y espero que su candidatura no prospere. Humala no tiene un plan de
                          gobierno y sus ideas son retrógradas. En caso de ganar las elecciones
                          presidenciales, su gobierno sería de carácter comunista y pondría al país al filo del
                          despeñadero”. Probablemente Da Silva desearía que nadie le recuerde semejantes
                           altisonantes expresiones. Sin embargo, según fuentes vinculadas con su despacho
en el Pentagonito, se ha resignado a su relevo.


El relevo de Da Silva ha generado inquietud en el Ejército sobre el nuevo comandante general: ¿respetará la
línea de antigüedad o colocará a un allegado a su entorno castrense?


Si el presidente electo opta por lo primero, debería asumir el general de división Jorge Ágreda
Vargas, de la promoción 1976. Pero hay una atingencia: sería el tercer oficial de la misma
promoción en asumir la máxima posición en el Ejército, después de los generales Otto Guibovich y
Paul Da Silva. Además, entre 1999 y 2000 se desempeñó como jefe de seguridad del entonces
presidente Alberto Fujimori.
Incertidumbre general


Después de Ágreda sigue el general de división EP Jorge Carcovich Cortelezzi, también de la promoción 1976,
pero este recién obtuvo el grado de divisionario en el 2010. Más antiguo en el grado es el general de división
EP Víctor Ripalda Ganoza, de la promoción 1977, ascendido en el 2009. Hay un factor que favorecería a
Ripalda como próximo comandante general del Ejército.
En efecto, Ripalda es parte de la promoción Coronel Mariano Aragonés, que también integra el
coronel EP (r) Adrián Villafuerte Macha, “El Ácido”, uno de los hombres fuertes del entorno militar
de Humala. Siguen a continuación de Ripalda los generales de división Ricardo Moncada Novoa,
Benigno Cabrera Pino y Carlos Farach Ynga.


Ahora bien, la designación de Víctor Ripalda obligaría a pasar al retiro a los generales de división Carlos
Miranda Velásquez, Juan Urcariegui Reyes, Jorge Ágreda Vargas y Jorge Carcovich Cortelezzi. No será fácil.


Ollanta Humala, al comenzar su gobierno, estaría más cómodo con altos oficiales de la promoción 1977, con
cuyos integrantes está fuertemente relacionado. No solo por intermedio de Adrián Villafuerte sino
también por el general Benigno Cabrera, quien fue su jefe en el Huallaga cuando estuvo al frente
de la base de Madre Mía. El coronel EP (r) Jorge Zerillo Bazalar, otro integrante de la misma
promoción, es parte de la familia materna de Humala. Además, Jorge Zerillo es hermano de Manuel
Zerillo Bazalar, congresista electo por Gana Perú y financista de La Olla, publicación que apoyó la
candidatura de Humala en el 2006.


Cambios se pueden dar en julio


Como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, el mandatario está facultado constitucionalmente para renovar a
los altos mandos de las mismas cuando lo considere conveniente. El ex presidente Alejandro Toledo lo hizo
con todos los jefes militares un mes después de haber jurado. Así, el 14 de agosto del 2001, cambió al
comandante general del Ejército José Cacho Vargas por el general de división Víctor Bustamante Reátegui; en
la Marina, el almirante Luis Vargas Cooban fue reemplazado por el almirante Alfredo Palacios Dongo; y en la
comandancia general de la FAP el general del aire Jorge del Carpio Rivera sustituyó a Miguel Medina Ramos.
En cambio, Alan García mantuvo a todos en sus posiciones hasta pocos meses después. El 5 diciembre del
2006, en medio de acusaciones de presunta corrupción, expectoró al comandante general del Ejército César
Reinoso Díaz, quien había asumido funciones en marzo de ese mismo año. Humala optaría por la renovación
casi inmediata.


Luis Howell se quedaría


Según fuentes del Comando Conjunto, del Ejército y del entorno de Humala, el mandatario electo
mantendría en la jefatura del CCFFAA al general de división EP Luis Howell Ballena, quien tiene
medio año en funciones. Un relevo de la jefatura del CCFFAA en medio de la ejecución de planes
operativos en el valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae) no sería conveniente, señalaron las
fuentes. Pero el pasado domingo 12 de junio, en una entrevista con el diario El Comercio, Humala
pareció insatisfecho con la actuación de Howell.


El jefe del Estado electo reclamó por la falta de resultados de la guerra contra los terroristas del Vrae y
adelantó que se encargará de que se sancione a los responsables de la matanza de cinco subalternos en una
emboscada en Choquetira, Cusco, el 4 de junio. “No aceptaré emboscadas a los miembros de las Fuerzas
Armadas y que no exista ningún responsable desde el planeamiento hasta la ejecución”, señaló Humala en un
mensaje directo a Howell. Howell no lo interpretó como una reprimenda, dijeron sus allegados.


Cambios en mar y cielo


Las fuentes relacionadas con el jefe del Comando Conjunto afirmaron a este diario que entre Howell y Humala
existe un vínculo de amistad muy firme y antiguo. “Howell fue inspector de la sección de Humala en la Escuela
Militar de Chorrillos; desde entonces se hicieron amigos”, dijo un general de la promoción de Howell. “Humala
fue el ‘perro’ (cadete subordinado) de Howell. Durante la campaña electoral sostuvieron reuniones amicales
para intercambiar impresiones”, dijo otro compañero de promoción de Howell. “No creo que lo releve”.


Sin embargo, para las fuentes del entorno de Humala, la renovación de altos mandos no se limitaría solo al
Ejército. En su perspectiva no se descartan eventuales relevos en la Marina y la Fuerza Aérea. Fuentes de
ambas instituciones confirmaron que conocen de la posibilidad de los cambios. En buena medida el
mandatario electo tomará decisiones en función de los informes de inteligencia que recibió de sus
consejeros militares durante la campaña electoral. Los reportes incluyen los perfiles de los
miembros del alto mando y sus inclinaciones políticas.


En todo caso, si se produjeran los relevos, en la Marina y la FAP se espera que los reemplazantes sean
elegidos conforme el escalafón de antigüedad. Respecto al instituto naval, le correspondería al vicealmirante
José Cueto Aservi, quien hoy se desempeña como jefe de Estado Mayor de la Marina. Cueto es de la
promoción 1977, como los vicealmirantes Carlos Chanduví Salazar y Carlos Weston Zanelli, por lo tanto
tendrían la misma opción.


Ahora bien, respecto al probable sucesor del comandante general de la FAP, general del aire Carlos Samamé
Quiñones, no sería su segundo, el teniente general Walter Vojvodic Vargas. ¿La razón? Eso lo sabe Humala,
quien se desempeñó como agregado militar en París al mismo tiempo que Vojdovic lo hizo como agregado
aéreo.


A Walter Vojdovic le siguen los tenientes generales Pedro Seabra Pinedo, Jaime Figueroa Olivo y Luis Picardo
Martínez, todos integrantes de la promoción 1977.


Según el entorno de Humala, el próximo comandante general podría ser designado entre el tercero y cuarto,
Jaime Figueroa y Luis Picardo, jefe del Estado Mayor del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y jefe del
Comando de Operaciones de la FAP, respectivamente.


Los informes de inteligencia que ha recibido Ollanta Humala de sus asesores militares indicarían que Figueroa
y Picardo, a diferencia de Vojdovic y Seabra, mantuvieron neutralidad durante el proceso electoral.


Lo cierto es que si hay una palabra que describe con certeza el estado de ánimo en las Fuerzas
Armadas, esa es incertidumbre. Todo está en manos de Humala.


Clave


perfil. El ingeniero Hugo Jara Facundo, coordinador macrorregional del centro de la organización Gana Perú, es
el responsable de la transferencia del Ministerio de Defensa.


Origen. Miembro del directorio de importantes empresas privadas, Jara también laboró en Petroperú. Cuando
estudió en el Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN) se vinculó con altos mandos de las FFAA.


Renovarán los servicios de inteligencia


Fuentes del entorno del presidente electo Ollanta Humala encargadas de los temas de seguridad e inteligencia
adelantaron que se enfatizará en la renovación de los responsables de los diversos organismos y unidades
militares y policiales de inteligencia.


Uno de los primeros en ser relevados será el titular de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), general
PNP (r) Danilo Guevara Zegarra, que luego de actuar como viceministro del ex ministro del Interior Luis Alva
Castro fue designado a la DINI. A Guevara se le atribuye filiación aprista.


Circula la versión de que el general EP (r) Gustavo Bobbio Rosas asumiría la DINI, pero fuentes humalistas lo
dudan porque en un principio formó parte del círculo de Antauro Humala. Sin embargo, las mismas fuentes
confirmaron que Bobbio ha tenido un acercamiento con Ollanta Humala.


Naturalmente, serán cambiados los responsables de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DIE), Dirección
de Inteligencia de la FAP (Difap) y de la Dirección de Inteligencia Naval (DIN), así como de la Dirección
General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digemin). El propósito es identificar a los responsables del
denominado “Plan Sabana” (sabana, llanura venezolana), una supuesta operación de inteligencia para dañar
la candidatura de Ollanta Humala.


De momento, no está definido quién iría al Ministerio de Defensa y menos quién al Ministerio del Interior.



                    “Ollanta recibirá un contexto internacional desfavorable”

Entrevista/Carlos Parodi Trece. Economista de la Universidad del Pacífico. Fue más fácil gobernar en tiempos
de Alejandro Toledo y de Alan García porque el crecimiento internacional demandó más productos de América
Latina.
Richard Manrique.


En la presentación de su libro La primera crisis financiera internacional del siglo XXI mencionó que Ollanta
Humala recibirá un contexto internacional desfavorable. ¿A qué se debe?


Tras la crisis financiera internacional, Estados Unidos se encuentra en serias dificultades, la Eurozona está a
punto del crack y China se va a desacelerar por problemas inflacionarios. En términos relativos, gobernar en
tiempos de Alejandro Toledo y Alan García fue más fácil, porque esos motores de la economía mundial
gozaron de un crecimiento explosivo que se tradujo en una mayor demanda de América Latina. Esto hizo que
la región creciera mucho entre los años 2002 y 2008. Pero Ollanta Humala recibirá un contexto internacional
desfavorable.


¿En cuánto tiempo se notará el impacto en el Perú?


Ya se está viendo. Hace unos cinco meses –y no a raíz del presidente electo– los bancos peruanos que querían
acceder a préstamos del extranjero tenían que hacerlo con intereses más altos, cuando en los gobiernos de
Toledo y García los bancos del exterior se podían endeudar barato. Hay que entender que la crisis financiera
todavía continúa.


La segunda fase de inyección de dólares (QE2) para salvar la economía de Estados Unidos se acaba este junio.
¿Eso podría tener un impacto inmediato en nuestra economía?


El término QE2 (de la Reserva Federal) es lo que nosotros conocemos como la “maquinita”; es decir, emitir un
montón de billetes.


Pero como en Estados Unidos los dólares no se quedan, los que sobran son aceptados por los países
emergentes como el Perú.


Entonces, hay un exceso de oferta de dólares que trae abajo el tipo de cambio. Y lo que podría pasar, si es
que Estados Unidos no prosigue con un QE3, es que ese exceso de oferta disminuya y el tipo de cambio
comience a subir.


Y la economía empiece a caer.


Podría desacelerarse en el corto plazo y eso repercutiría inmediatamente en la dinámica industrial. Es difícil
estimar la desaceleración porque no se sabe cuánto de la emisión de dólares de Estados Unidos llegó al Perú,
pero sí puede haber impactos.
Una crítica al Banco Central de Reserva (BCR) es que ha mantenido en dólares las Reservas Internacionales
Netas (RIN), al menos en mayor proporción respecto a otras monedas. ¿Esto nos volvería aún más
vulnerable?


El BCR ha venido diversificando las RIN en los últimos cuatro años. Ya no tiene todo en dólares. Pasa lo
siguiente: en este momento no hay ninguna moneda que genere confianza. Se trata de una crisis mundial, en
la que el mundo todavía no encuentra un reemplazo del dólar, porque el euro está pasando por problemas
enormes, y eso peligra en la medida que las RIN pierdan valor.


¿Usted cree que el Perú ha crecido por encima de su capacidad?


En cierto modo. La economía peruana puede crecer de manera sana entre 5% y 6% al año. Crecer 8% o 9%
es irreal, o temporal, pero desde luego que Alan García se encargará de mencionar siempre que fue un
crecimiento espectacular. Sin embargo, Toledo y García perdieron la oportunidad de no solo mantener la
economía, sino de resolver los problemas de desigualdad y pobreza. Esperemos que el nuevo gobierno lo
haga.


En este contexto, ¿puede ser reversible el actual crecimiento?


La economía peruana es pequeña, depende mucho, para bien y para mal, de lo que pase en el exterior. El
nuevo gobierno debe entender que la coyuntura internacional será complicada, por lo que tendrá que ser más
eficiente en utilizar los recursos. Sabemos que la recaudación del Estado viene de los altos precios
internacionales. Pero ¿qué pasa si estos precios caen? Probablemente no se recaudará el mismo monto y gran
parte de los programas sociales de la campaña electoral están sustentados en ese dinero. Además, las
inversiones pueden frenarse por la coyuntura externa.


Ollanta Humala ha dicho que fortalecerá el mercado interno para que el país sea menos dependiente del
exterior. ¿Es posible?


Se puede lograr de a pocos. Lo que no debe hacer es fortalecer el mercado interno a partir del modelo de
sustitución de importaciones, como se hizo en el pasado. Hay que tomar la experiencia de los países asiáticos,
que tienen un tremendo mercado interno y son países abiertos al exterior. Eso es posible y nos blindaría
mucho más de las crisis externas.


¿Su plan de gobierno está en la tendencia que el país necesita?


Sí, pero con los últimos lineamientos anunciados (la Hoja de Ruta), no con el anterior. Y estos tienen que ser
manejados por economistas moderados, porque ese es el mensaje.


“Nuevo gobierno debe subsidiar vivienda social”


¿Cómo se explica el exceso crediticio en el país que usted menciona?


El exceso de créditos se nota en los precios de las casas, que están subiendo de manera endemoniada. Habría
que ver si lo que está pasando es especulación. ¿Cuándo deduces que un boom crediticio está trayendo
problemas? La experiencia de Estados Unidos y Europa dice que cuando la gente compra un departamento
para luego venderlo más caro y no vivir en él ya estás generando una burbuja. La SBS dice que no hay tal
boom crediticio, pero yo no quiero dejar de poner la alarma.


¿Qué hacer al respecto?


Creo que el nuevo gobierno debe subsidiar directamente a los sectores más necesitados para que tengan una
casa, pero no comprometer al sistema financiero. Si Estados Unidos hubiera hecho eso, no hubiera ocurrido
la crisis financiera.
                  A veces en el presidente afloran su orgullo y su vanidad”
Carlos Roca Cáceres está a punto de cumplir 50 años de militancia aprista. Desde aquí invoca a sus
compañeros a recuperar el espacio político perdido por los errores de la dirigencia. Por lo pronto, cree que su
bancada parlamentaria debe distanciarse del fujimorismo en el próximo Congreso. Del presidente Alan García,
a quien considera su hermano, dice que hay que apreciarlo así como es.
Por flor Huilca


Estamos a más de un mes del final de este gobierno, ¿no cree que hubo más desaciertos que aciertos en la
gestión del presidente García?
–Con el tiempo se irán reconociendo los logros. Habría que destacar la reducción de la pobreza, la estabilidad
económica y política que el país ha gozado, la gran obra de infraestructura, el saneamiento urbano, agua,
desagüe, electrificación rural, remodelación de colegios emblemáticos, postas y hospitales, la Interoceánica.
Hay una serie de obras que son la expresión de una voluntad de gobierno por llegar a los sectores más
necesitados del país.


–¿No cree que el resultado de las elecciones, con un respaldo mayor para Ollanta Humala que en el 2006,
demuestra que no han llegado a esos sectores?
–Ha habido una política económica exitosa pero que quizá no se ha traducido en beneficio para algunos
sectores sociales, sobre todo en la zona andina del sur. De todos modos creo que eso nos obliga a pensar que
quizá también no ha habido una buena relación entre el gobierno y el partido, porque los resultados
electorales no traducen esa gestión exitosa.


–¿Exitosa? ¿No cree que el descontento de la población que se siente excluida del crecimiento es un
emplazamiento a la gestión?
–Es imposible que en cinco años se puedan realizar todas las obras que se quisiera, pero se ha avanzado; es
un largo proceso que tendrá que ser perfeccionado.


–Pero el Apra siempre se ha declarado un partido vinculado a sectores sociales. ¿Qué pasó?
–Históricamente somos un partido de centroizquierda, pero creo que hemos dejado ese espacio que debe ser
recuperado; debe haber una mayor vinculación con los sectores sociales. Cuando veía el mitin por el triunfo de
Ollanta Humala, yo decía que, por extracción, esos sectores deberían estar bajo las banderas del Apra.


–¿Entonces debe sentirse defraudado por las acciones del gobierno y de su partido, que más bien ha tomado
un giro hacia la derecha?
 –Creo que han habido errores. Al retirar mi candidatura de la alcaldía en Lima se quiso promover la
candidatura de Lourdes Flores, que era la candidata de la derecha; luego, en las presidenciales, se quiso
apoyar a Castañeda y después a PPK. Eso me parecía un absurdo que se pagó con la escasa votación del
partido. Por eso creo que el triunfo de Ollanta es un llamado de atención a la conducción del partido y a la
militancia.


–¿Ese tipo de respaldo más bien evidencia una continuidad en el Apra, que ha estado junto a sectores
conservadores en estas elecciones y en el gobierno?
–La política de alianza del presidente García, después de las elecciones, obedece al resultado electoral. En
segunda vuelta el respaldo vino de los partidos del centro y de la derecha para ganar las elecciones. Me
hubiera gustado una política de alianza institucionalizada, pero el presidente prefirió mantener una relación
personal y convocar a su gobierno a personalidades de esos sectores. Los ministros apristas han sido mínimos
en el gabinete. Creo que eso debe ser corregido; una de las tareas que debe enfrentar el partido es recuperar
su propia identidad.


–Lo más probable es que en el próximo Congreso mantengan una alianza con esos grupos, incluido el
fujimorismo.
–Estoy absolutamente seguro de que nuestros cuatro parlamentarios van a tener que mantener una posición
de colaboración, en el mejor sentido de la palabra, con el gobierno de Ollanta Humala. La esperanza venció al
miedo. Estoy seguro de que Humala no nos va a defraudar; se le presenta una gran oportunidad para hacer
un gran gobierno con gran sentido social.


–¿Esa posición tiene eco dentro del partido? ¿Esa será la posición del Apra?
–El partido hizo bien en dejar en libertad a su militancia para votar de acuerdo con su conciencia. Algunos
habrán votado por la señora Fujimori, pero un gran contingente, miles, han votado por Humala.


–¿Eso de decir voten en libertad no era en realidad un tácito respaldo a Keiko?
–No. Creo que fue la mejor posición, peor hubiera sido que lo digan como lo dijeron en el caso de Lourdes
Flores en las municipales y PPK en la primera vuelta. La conducción del partido, que salga del próximo
Congreso, tendrá que tener en cuenta esta voluntad de la militancia aprista y colaborar para el éxito del
gobierno.


–Ahora que ya pasaron las elecciones, ¿quiénes son los responsables del fracaso histórico del Apra?
–Esos temas los toco internamente. Hay una responsabilidad colectiva; todos somos responsables por acción,
por omisión o por haber guardado silencio. A mí no me gustan las autoflagelaciones públicas.


–¿Pero usted, que fue al sacrificio por la candidatura municipal, tendría mayor derecho a decirlo? ¿Si bien hay
responsabilidades colectivas, también habrá individuales?
–La Comisión Política (CP) del partido ha cometido muchos errores; eso se tratará internamente. En el
próximo Congreso la CP tendrá que rendir cuentas, sobre todo de lo que han hecho en el último año, cuando
se cometió el error de retirar mi candidatura. No sé si le hubiera ganado a Lourdes pero quizá habría colocado
a ocho regidores y mi querida amiga Susana Villarán no sería alcaldesa. Estoy contento con su triunfo, le di mi
voto, como no oculté mi voto por Humala porque creía que había que derrotar al fujimorismo.


–¿La dirigencia que ha tenido responsabilidad de este fracaso debería dar un paso al costado?
–El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) puso su cargo a disposición; lamentablemente la CP no ha hecho lo
mismo. La actual conducción del partido ha demostrado ineficiencia y en algunos casos irresponsabilidad.
Todos tenemos que someternos a la voluntad del Congreso, y si quieren ratificar a algunos dirigentes, esa
será la voluntad del pueblo aprista. Lucharé para democratizar al partido, lo que significa hacer una reforma
del estatuto para que la CP no tenga los poderes que tiene y que sea el CEN, con un solo secretario general, el
que conduzca el partido. Por último, creo que debemos ir a una verdadera renovación a través de un jubileo
con padrones rectificados.


–¿Fue también un error retirar la candidatura de Mercedes Aráoz?
–Fue un error escoger a una candidata que no estaba con mucho ánimo de ir hasta el final. Fue un error no
tener candidato aprista. Si Jorge del Castillo consideraba que no era conveniente su candidatura, estaban
Javier Velásquez, Nidia Vílchez. Había candidatos apristas que hubieran podido aglutinar al pueblo aprista;
desgraciadamente la CP decide por un independiente. Propuse la candidatura de Alfredo Barrenechea, pero se
prefirió elegir a la señora Mercedes Aráoz, que empezó a poner condiciones que a mí me parecían inaceptables


–¿El presidente Alan García tiene algo de responsabilidad por su conducción del gobierno y del partido en este
fracaso electoral?
–El compañero Alan García es el presidente del partido y por lo tanto también tiene su cuota de
responsabilidad. Ha tratado de mantenerse al margen de las decisiones y dejó todo en manos de la CP y, en
ese sentido, la responsabilidad mayor la tiene la CP.
–La personalidad del presidente no pasa inadvertida. Dicen que tiene un ego descomunal. Usted que lo conoce
¿qué cree?
–(Risas). Conozco al compañero presidente desde 1969. Me une a él una gran amistad, lo considero un
hermano. Haya de la Torre nos unió en el trabajo partidario. Quienes lo conocemos de cerca sabemos que es
un hombre con grandes condiciones personales, de inteligencia, de cultura, de estudios de la problemática
nacional e internacional. A veces aflora un poco su sentimiento de orgullo o de vanidad, es muy humano. Le
confieso que, quizá porque lo conozco tanto y somos amigos, a veces me hacen mucha gracia algunas de las
cosas que él hace.


–¿No cree que a veces esa vanidad se desborda?, ¿algo de modestia no estaría mal?
–(Risas). Las personalidades son las que son. Usted no puede pedirle que cambie a un hombre de 60 años. Yo
me admiro de la ambivalencia de su personalidad porque muchas veces puede parecer arrogante, soberbio,
pero en la intimidad es muy sencillo y muy fraterno. Siempre ha venido a mis cumpleaños en mi casa. Lo
conozco tantos años y creo que hay que apreciarlo así como es. Estoy seguro de que regresará al partido y va
a colaborar en la reconstrucción.


–¿Qué le parece este debate que se generó alrededor del Cristo del Pacífico que regaló el presidente?
–Me sorprendió que se hubiera querido colocar este Cristo en el Morro Solar. Creo que es un testimonio de fe
del presidente; claro, es discutible la modalidad, el procedimiento, pero creo que él, en su buena fe, ha
querido dejar un testimonio de su fe religiosa y de su vocación de paz al colocar un Cristo que significa la
fraternidad entre todos. Quizá personalmente con él comente el tema. Ya está colocado, ya no queda otra
cosa que aceptarlo.


–¿Cómo se van a manejar en el Congreso con sus cuatro parlamentarios?
–Tenemos dos compañeros con mucha experiencia que son Mauricio Mulder y Javier Velásquez. Luego
tenemos el refuerzo juvenil de Luciana León, que ha tenido casi 80 mil votos, y a Elías Rodríguez, que ha
hecho la hazaña de ganarle a Lucho Alva en Trujillo. Los cuatro, con dificultades, van a hacer un buen papel.


–¿No cree que sería bueno que empiecen a distanciarse del fujimorismo?
–Hay necesidad de ir, progresivamente, tomando distancias del fujimorismo, aunque no hay que olvidar que
tienen un voto duro de 20% y ese 30% que le ha dado a Keiko una votación notable. El partido tiene que
hacer un gran trabajo para captar esa votación popular. Espero que la Célula Parlamentaria (CP) se mantenga
autónoma y no se incorpore a un bloque reaccionario conservador que va a estar en contra del gobierno de
Humala a como dé lugar. Por lo pronto, Mauricio Mulder, presidente de la CP, anunció que votarán por el
presidente del Congreso que designen. Hay que dar estabilidad democrática al país, y eso no solo lo debe dar
el gobierno sino también el Congreso.


Con su maestro Haya
Carlos Roca Cáceres es militante del partido aprista desde los 15 años, cuando escuchó a Víctor Raúl Haya
de la Torre en el Paseo de la República. Junto a Alan García, fue uno de los delfines del fundador aprista, que
veía en ellos a los futuros líderes del partido. Ambos tenían grandes condiciones políticas y dotes de brillantes
oradores. La foto corresponde a 1978 en el Parlamento. Haya de la Torre espera su elección como presidente
del Congreso Constituyente que elaboró la Constitución de 1979, derogada por Alberto Fujimori.


                          Los rostros de la Transferencia
Tras el triunfo de Gana Perú, alrededor de Ollanta Humala se ha consolidado un selecto grupo de su más
absoluta confianza. A la cabeza está Nadine Heredia. Si bien todos son nacionalistas, la cancha se ha abierto
también a un grupo de independientes y expertos en las comisiones de transferencia de gobierno, lo que ha
desatado el recelo de un sector del Partido Nacionalista.


Por Flor Huilca


Hay un ritual invariable en la agenda cotidiana de Ollanta Humala. No ha cambiado incluso después de su
victoria electoral: las reuniones con su círculo íntimo a las 8 de la mañana. A esa cita casi nunca han faltado
Nadine Heredia, Salomón Lerner, Daniel Abugattás y Marisol Espinoza, el núcleo más cercano al presidente
electo. En ese círculo se tomaron las decisiones de Gana Perú durante la campaña, pese a que se trata de una
alianza que compromete también a otros sectores y grupos políticos. Ahora con Ollanta como presidente
electo, el grupo sigue teniendo la última palabra.


Con excepción de Salomón Lerner, todos ellos son integrantes del Partido Nacionalista Peruano y miembros
del Comité Ejecutivo Nacional (CEN). De esta organización también proviene el economista Félix Jiménez, jefe
del primer plan de gobierno de Gana Perú. Si bien a nivel mediático ha resaltado la figura de Kurt Burneo en
el manejo de los temas económicos, la ascendencia de Jiménez dentro de Gana Perú se ha mantenido
inalterable. “No se olviden de que Jiménez y Nadine, en el último debate presidencial, eran las dos únicas
personas que se acercaban a Ollanta en los intermedios para hacerle sugerencias”, recuerdan en Gana Perú.


En ese entorno nacionalista el presidente electo ha confiado las tareas centrales de cara a asumir la
presidencia. Marisol Espinoza, ex vocera de la bancada, y muy cercana a Nadine Heredia dentro del partido, es
la Coordinadora de la Comisión de Transferencia, mientras que Salomón Lerner y Daniel Abugattás tienen en
sus manos la tarea de sellar nuevas alianzas que le permitan al nuevo gobierno contar con un respaldo mayor
en el Congreso y en el Ejecutivo.


Salomón Lerner ha mantenido perfil bajo durante la campaña. Fue el jefe de campaña de Gana Perú y el que
le ha permitido a Ollanta Humala llegar hasta un sector de empresarios y líderes de otras agrupaciones
políticas con quienes mantiene excelentes relaciones, pues ha ocupado cargos importantes y muy influyentes
en el gobierno de Juan Velasco Alvarado, Alan García, Alberto Fujimori y de Alejandro Toledo.


Esa cercanía con sectores políticos despierta cierto desagrado en un sector del PNP. Y es que Lerner ha abierto
las puertas de Gana Perú a personajes que han tenido un ascenso rápido ante el presidente electo como el
embajador Luis Chuquihuara, quien preside la Comisión de Transferencia en la Presidencia del Consejo de
Ministros y acompañó a Ollanta Humala en su primera gira por Latinoamérica. A Lerner también se le atribuye
haber conseguido que los técnicos de Perú Posible pasen a la tienda nacionalista tras la primera vuelta y el
respaldo de Alejandro Toledo a Ollanta Humala en el tramo final de la campaña.
“En las negociaciones con Perú Posible, tanto Lerner como Agubattás tienen que estar presentes. En el caso
de Abugattás, que es dirigente del Partido Nacionalista, es comprensible, pero en el caso de Salomón, que fue
el jefe de la campaña y es amigo de Ollanta, ya no tanto. Eso puede dar una señal de lo importantes que
ambos son en este momento”, comenta una fuente de Gana Perú.


La preocupación por el ingreso de nuevos rostros a Gana Perú motivó que el martes último se reúna la
bancada parlamentaria del PNP. Uno de sus acuerdos fue transmitirle a Ollanta Humala, líder del partido, su
preocupación por el riesgo de que pierdan peso dentro de lo que será el manejo del nuevo gobierno. Además
de Marisol Espinoza, de la bancada nacionalista, solo la congresista Susana Vilca fue designada responsable de
la transferencia en el sector Transportes.


Las fuerzas de la alianza


Aun cuando siguen siendo Abugattás y Espinoza, dirigentes del nacionalismo, los que tienen las
responsabilidades más grandes en este momento, el recelo de un sector del Partido Nacionalista va dirigido
también a los miembros del movimiento Ciudadanos por el Cambio, la segunda fuerza en importancia dentro
de la alianza Gana Perú. Los otros miembros de la alianza son los pequeños partidos de izquierda y algunos
frentes regionales, y recientemente se han sumado también los jóvenes que desarrollaron la campaña No a
Keiko. Aunque no forman parte de la alianza, colaboran con Gana Perú en forma individual los técnicos ligados
a Perú Posible: Kurt Burneo, Óscar Dancourt, el embajador Harold Forsyth, la ex congresista Anel Townsend,
entre otros.


Ciudadanos por el Cambio es un grupo de profesionales e intelectuales que fue el soporte técnico para la
elaboración del plan de gobierno. Sus rostros más destacados son el analista político Alberto Adrianzén, Cecilia
Israel, Sinesio López, Nicolás Lynch, Carlos Tapia, Manuel Dammert, Rosa Mavila, Edmundo Murrugarra, entre
otros. Este grupo, recuerda Tapia, en campaña y durante los debates, elaboró las ideas fuerza del plan de
gobierno.


Tras el triunfo de Ollanta Humala, Ciudadanos por el Cambio sigue siendo el soporte del presidente electo para
la conformación de los equipos de transferencia y el equipo de gobierno. Este grupo, a diferencia del
nacionalismo, aporta experiencia en gestión. De allí el recelo de los nacionalistas por verse sobrepasados. Y
más todavía si se sabe que en el gobierno se necesitarán al menos unos seis mil funcionarios públicos de
confianza.


En las comisiones de transferencia, el PNP tuvo 5 de las 20 comisiones. La mayoría está en manos de
independientes y Ciudadanos por el Cambio. Solo una, la de la Mujer, fue para Aída García Naranjo, del
Partido Socialista.


De todos los partidos de izquierda que son parte de la alianza –PS, Partido Comunista Peruano, Lima para
Todos– el Partido Socialista es el que tiene una posición más representativa dentro de la alianza. Fue el único
que logró la elección de un parlamentario –Javier Diez Canseco– y tuvo a García Naranjo como una de las
voceras en la campaña.


Freddy Otárola, vocero de la bancada nacionalista, considera que el aporte del equipo técnico es importante
para Gana Perú, aunque deja en claro que el PNP sigue teniendo el control de la alianza a través de sus
dirigentes nacionales.


El futuro de Gana Perú


Todos esos grupos han coexistido al interior de Gana Perú a pesar de no tener una estructura orgánica.
Pasada la campaña, su gran reto, asegura Carlos Tapia, es la institucionalización para que sus decisiones sean
orgánicas.


“¿Quién será el vocero? ¿Quién será el presidente ahora que Ollanta, el líder indiscutible de Gana Perú, tiene
que asumir funciones de Estado? Debe haber una dirección nacional y un CEN en Gana Perú para darle una
base social y política de apoyo al gobierno de Ollanta Humala; el Partido Nacionalista sería insuficiente para
ello”, precisó Tapia.


Daniel Abugattás señala que Gana Perú no fue una alianza electoral sino un acuerdo político sobre la base del
Partido Nacionalista, cuyo objetivo era llegar al gobierno. Cumplida esa tarea, dice, se buscará una fórmula
para que todos los grupos mantengan su presentación.


Nadine


La influencia de Nadine Heredia en el Partido Nacionalista es indiscutible. No solo es la secretaria de
Relaciones Internacionales de Gana Perú, sino también, junto a su esposo, tiene un asiento en el Comité
Ejecutivo Nacional (CEN), lo que permite que las decisiones del partido también pasen por sus manos de
manera institucional. Su voz se ha escuchado en la campaña y también en la conducción del partido y de la
bancada parlamentaria en los últimos cinco años.


Como secretaria de Relaciones Internacionales, está bajo su responsabilidad el manejo de las relaciones
políticas del PNP con partidos que son gobierno en la región, como el Partido de los Trabajadores (PT) de
Brasil .


El gran hermano

Ahora que todo indica que el gobierno de Ollanta Humala tendrá una relación muy cercana con Brasil, cabe
preguntarse sobre los beneficios de tener como socio a la mayor potencia regional. Hay temas que nos
permitirán fortalecer la relación bilateral, pero hay otros en los que hay que ser cautelosos: por ejemplo, los
proyectos de desarrollo en la Amazonía.


Por Raúl Mendoza


Aun cuando el intercambio comercial entre Perú y Brasil a través de la carretera Interoceánica Sur apenas
está por comenzar, los inversionistas brasileños ya tienen propuestas como establecer frigoríficos en el puerto
de Ilo, Moquegua, para almacenar carne, empaquetarla y exportarla por el océano Pacífico. De igual forma,
los empresarios de las fronterizas Acre y Rondonia ya están atentos a las posibilidades de negocio que pueden
tener su madera, carne, soya; y hasta se han declarado ‘ciudades turísticas’ de cara al Perú. De nuestro lado,
en cambio, casi no hay proyectos para aprovechar esa vía integradora.


De la relación que se ha construido con Brasil desde las épocas de Alejandro Toledo, continuadas por Alan
García y que podrían estrecharse más con Ollanta Humala, por ahora los beneficios son mayores para ellos
que para nosotros. Dos logros geopolíticos ha conseguido Brasil: 1) Con la carretera Interoceánica ha
cumplido su sueño de llegar al oceáno Pacífico para acceder a los mercados asiáticos a través de nuestros
puertos. 2) En el proyecto de construcción de centrales hidroeléctricas en la Amazonía tendrán fuentes de
energía barata en territorio peruano sin tener que sufrir el impacto socio-ambiental que estas ocasionarán si
se concretan.


Ahí no se detiene el interés brasileño. La misma semana que Ollanta Humala se entrevistó con la presidenta
Dilma Rousseff, el consulado del Perú en Brasil informó que la actual inversión de las empresas brasileñas en
el país es de unos 1,500 millones de dólares y esperan invertir otros 5,500 millones de dólares en los
próximos cinco años debido ‘al incremento de las relaciones bilaterales’ que auguran con el nuevo presidente.
Humala ha dicho que “Brasil es un socio estratégico”, pero deberá hacer esfuerzos para que la relación sea
más equitativa y beneficiosa. No debemos ser solo un medio para sus fines.


La Interoceánica


Aunque la carretera Interoceánica Sur ha sido vendida como la oportunidad para que el sur peruano se
desarrolle y el intercambio comercial entre Perú y Brasil se dinamice por el acceso a un mercado de 100
millones de personas, no es verdad tanta belleza. La carretera, de 2,400 kilómetros y un costo de 2,800
millones de dólares, tiene pros y contras. Para Ernesto Ráez, director del Centro para la Sostenibilidad
Ambiental de la Universidad Cayetano Heredia, la vía por el momento solo permite la integración de algunos
pueblos del sur del Perú, pero no con el Brasil “porque desde un principio no se vio con claridad en qué nos
podíamos beneficiar”.


Hoy la población amazónica y del sur peruano impactada por el paso de la carretera no puede intentar un
intercambio comercial por su baja producción y falta de una política comercial regional o estatal. “Brasil es un
país proteccionista, tiene aranceles altos, y parece que el Perú ni se fijó en eso. La zona de frontera peruana
no puede competir con la carne o los lácteos del lado brasileño. Podría hacerlo quizá con frutos u hortalizas,
pero Brasil tiene barreras sanitarias y el Perú no cumple con los estándares internacionales. Ahí hay un
trabajo por hacer”, dice Ráez.


El economista Humberto Campodónico señala que el gobierno debió coordinar con todos los presidentes de la
macrorregión sur y la iniciativa privada un plan de desarrollo productivo. “Se pudo plantear también un
gasoducto en la zona para fortalecer sus industrias y puedan tener una interrelación con Brasil. De lo que sé,
no se ha planeado nada”, dice. Ráez llama la atención sobre los impactos negativos de la carretera. “Como
aminora gastos de transporte, ha potenciado la tala ilegal, la minería informal, la deforestación, la presencia
de nuevos colonos, la trata de personas y el narcotráfico. Lo que ha pasado es que no vino acompañada del
paquete de inversión y presencia del Estado, pero el nuevo gobierno puede cambiar las cosas”, dice.


Discutir sobre Inambari


El martes pasado un grupo de organizaciones civiles y ambientalistas emitió un pronunciamiento pidiendo que
el actual Congreso se inhiba de aprobar el “Acuerdo entre el Gobierno de la República del Perú y el Gobierno
de la República Federativa del Brasil para el suministro de electricidad al Perú y exportación de excedentes al
Brasil”, que en la práctica daría luz verde a la construcción de la Hidroeléctrica de Inambari, la de
Paquitzapango y tres más en la Amazonía peruana, con un altísimo costo socio-ambiental: solo la primera
ocasionaría la inundación de 378 kilómetros cuadrados de selva, la erradicación de 65 centros poblados y la
muerte de flora y fauna en el lugar. Si se hicieran las cinco hidroeléctricas se perderían 1 millón 500 mil
hectáreas de selva amazónica. Por eso, el tema debería verlo el próximo Congreso.


Según José Serra, autor del libro Inambari, la urgencia de una discusión seria y nacional, Brasil haría uso del
80% de la electricidad de la represa de Inambari y se haría cargo de toda la operación, mientras que el Perú
asumirá todos los pasivos ambientales, con lo que la generación de esa energía ya no será barata, como dice
el gobierno, sino será ‘cara’ por el costo social. El tema fue negociado por Lula Da Silva y el presidente Alan
García en sucesivas reuniones en los últimos años y es de suma importancia para Brasil. Ellos podrían usar
energía producida con petróleo, pero los costos son muy altos.


La construcción de la represa de Inambari y el embalse que provocará dejarán también bajo las aguas 90
kilómetros de la actual carretera Interoceánica. ¿Podrá Ollanta Humala replantear o incluso dejar sin efecto
este acuerdo que su amigo Lula negoció pacientemente con su antecesor? Será uno de sus primeros retos. El
economista Humberto Campodónico señala que “el acuerdo de integración energética alcanzado entre Perú y
Brasil no obliga al próximo gobierno a cumplirlo si las condiciones no son beneficiosas. Todavía se puede dar
marcha atrás”. El acuerdo se ha llevado adelante con poca transparencia y sin cumplir con exigencias como la
consulta previa a la población del lugar.


Lo que nos acerca


Si bien los dos megaproyectos mencionados en las líneas anteriores tienen aristas para la discusión, la
relación con el gigante regional es indispensable. El economista Jorge Gonzales Izquierdo acepta que, si bien
todavía no están claros los aspectos en que podríamos fortalecer nuestro intercambio económico, el solo
hecho de tener la posibilidad de negociar con un mercado de 100 millones de personas, la sétima economía
del mundo, nos abre enormes posibilidades en el mediano plazo. “A nivel político también nos acercaríamos al
Unasur, lo que nos daría un respaldo mayor al que tenemos, por ejemplo, con la Comunidad Andina de
Naciones, que hoy no tiene mucho peso”, explica.


Lo que nos acerca a Brasil es por el momento la experiencia que ellos tienen en la aplicación exitosa de
programas sociales como Bolsa Familia y otros, los que estarán entre las primeras medidas de nuestro
próximo presidente. En su visita a Rousseff, el electo presidente peruano señaló que espera conseguir “el
crecimiento con inclusión social y respeto a la economía” del modelo brasileño. ¿Qué otros temas
compartiremos con Brasil? Proyectos de desarrollo en la frontera amazónica y la lucha contra el narcotráfico.
Para el especialista Ernesto Ráez, “este acercamiento debe servir también para la colaboración científico-
técnica y la transferencia tecnológica”. Que sea un intercambio equitativo, más allá de los intereses
geopolíticos.


Escándalo s.a.


Son varios los casos polémicos en los que se han visto involucradas empresas brasileñas. Odebrecht (que
construye el Tren Eléctrico, ver foto) fue expulsada de Ecuador en el 2008 por problemas en la hidroeléctrica
de San Francisco a un año de haberla construido. De igual forma, directivos de la constructora Camargo
Correa fueron investigados en Brasil por aportes ilegales a partidos. La empresa OAS, que aquí ha participado
del consorcio vinculado a la construcción de la hidroeléctrica de Inambari, fue acusada de pagar coimas a
políticos en su país. Las tres operan en el Perú.


¿Hay una izquierda verde?


A pesar de su tendencia de izquierda, vinculada a las grandes mayorías, el gobierno brasileño que encabezó
Lula ha sido duramente cuestionado por sectores ambientalistas de su país por el daño que hidroeléctricas han
hecho a la Amazonía y la deforestación que los monocultivos han causado en la misma zona. Sobre el tema, el
experto Eduardo Gudynas ha señalado en el estudio “La ecología política del progresismo sudamericano” que,
a pesar de que en la década del 2000 se alcanzó un máximo de ocho países bajo gobiernos progresistas, esta
izquierda gobernante debió enfrentar urgencias y desafíos que ha sorteado de distinta manera. “Mientras que
en áreas como la lucha contra la pobreza se han cosechado varios éxitos, en el campo de la temática
ambiental se revela una situación más compleja: la calidad ambiental continuó deteriorándose y se repiten los
reclamos desde la sociedad civil”.




                 Fujimoristas quieren presidir Comisión de Fiscalización




A un mes y medio de que el nuevo Pleno del Congreso defina qué parlamentarios serán los encargados de
presidir las diversas comisiones, la bancada de Fuerza 2011 advirtió que no aceptará ningún veto para que
uno de sus integrantes dirija la Comisión de Fiscalización.

La congresista reelecta, Cecilia Chacón, calificó como un ataque a la democracia el intento de vetar a
determinadas fuerzas políticas para que se ocupen de esa labor.

“Nos parece antidemocrático, nosotros no vetamos a nadie y no vamos a permitir que nadie nos vete. Fuerza
2011 es la bancada de oposición más numerosa y de acuerdo a la tradición que ha seguido el Congreso esta
comisión debe estar en manos de la primera oposición, lo único que estamos pidiendo es que se respete ese
acuerdo”, expresó.

Para ello, Chacón se reunirá con el resto de bancadas y en base a un consenso se distribuirán las presidencias
de todas las comisiones del Congreso. La fujimorista indicó que cualquier miembro de un grupo político que no
sea el de Gana Perú está capacitado para presidir la Comisión de Fiscalización.
“Seguiremos las reglas que se establezcan en la negociación con los otros, ya veremos a quién le corresponde
esta comisión; pero lo que no permitiremos son vetos, todos tenemos el mismo derecho”, reiteró.

Sin embargo, varios congresistas se han mostrado en contra de que la Comisión de Fiscalización esté bajo la
batuta de un fujimorista. Además del nacionalista Freddy Otárola, los parlamentarios Daniel Mora y Fernando
Andrade de Perú Posible, y Juan Carlos Eguren del Partido Popular Cristiano no ven con buenos ojos que
eso suceda.

Este último señaló que ningún miembro del fujimorismo debe presidir la Comisión de Fiscalización
porque dicha agrupación política está muy ligada al actual gobierno


Del Castillo califica de ateos, agnósticos y caviares a críticos del Cristo de
Alan




El Secretario General político del APRA, Jorge Del Castillo, enfatizó que los detractores de las obras del
presidente, como el Cristo del Pacífico de Chorrillos, son los caviares. En ese sentido enfatizó que la alcaldesa
de Lima, Susana Villarán, está equivocada al cuestionar la construcción del Cristo del Pacífico en el Morro Solar
de Chorrillos.

“El Presidente lo propuso (la imagen), déjenlo ahí y punto. La connotación política se la están dando
todos los detractores, entre ateos, agnósticos y caviares. La alcaldesa está equivocada, pues los
monumentos no los aprueba la municipalidad. Cuando se hizo El Ojo que llora, solo lo aprobó el alcalde
de Jesús María”, sostuvo.

Asimismo, Del Castillo cuestionó que no se haya podido elegir a Walter Gutiérrez como Defensor del Pueblo,
pese a que hubo un consenso para ello. Indicó que a último momento se hicieron ‘negociados’ para votar en
contra o abstenerse en esta elección.

“El tema de la Defensoría del Pueblo tenía importancia porque era indispensable nombrar un funcionario que
tenga una independencia crítica en el tema. Eso lo garantizaba esta elección, pero al bloquearla, qué logran: un
funcionario parcializado y entregado”, advirtió.

Por otro lado, criticó al presidente electo Ollanta Humala por plantear venderle gas al vecino del sur de Chile,
pues recordó que el líder nacionalista mantenía un discurso antichileno en la campaña. “¿Qué dirá la gente que
votó por él porque mostró esa postura?”, dijo.
  Humala ratifica compromiso para mejorar las condiciones
laborales
El presidente electo, Ollanta Humala, se reunió hoy con dirigentes de Confederación General de Trabajadores
del Perú (CGTP), ante los cuales ratificó su compromiso de trabajo para “mejorar las condiciones laborales” en el
país. Informó el dirigente de este gremio, Olmedo Auris.

Según Auris, Humala Tasso dijo en la reunión que este proceso se llevará a cabo a través de la política de
crecimiento económico con inclusión social. Asimismo, Auris indicó que la dirigencia de la CGTP manifestó su
deseo de apoyar al próximo gobierno.

“Nosotros vamos a apoyar al nuevo gobierno, hay que comprender que el éxito de una gestión se cumplirá en la
medida que nosotros, desde afuera, contribuyamos en esta nueva etapa”, agregó.

Auris también comentó que le manifestaron al Presidente electo que en unas semanas le elevarán una serie de
propuestas para mejorar el sector laboral, durante los primeros cien días de gobierno.

ANDINA




REALISMO DE ESTADO FRENTE A SOLIRADIDAD INTERNACIONAL
            EL GIRO A LA DERECHA DE CHÁVEZ
Introducción
El radical gobierno "socialista bolivariano" de Hugo Chávez ha arrestado a varios líderes de la guerrilla
colombiana y a un periodista izquierdista con ciudadanía sueca y se los ha entregado al gobierno derechista del
presidente Juan Manuel Santos, obteniendo con ello los elogios y la gratitud del gobierno colombiano. La
estrecha colaboración en curso entre un presidente de izquierdas y un régimen con un historial conocido de
violaciónes de derechos humanos, torturas y desaparición de presos políticos ha dado lugar a protestas
generalizadas de los defensores de la libertad civil, izquierdistas y populistas de América Latina y Europa, a la
vez que complacía al establishment imperial euroamericano.
El 26 de abril de 2011, funcionarios de inmigración de Venezuela, basándose exclusivamente en información
facilitada por la policía secreta colombiana (DAS), detuvieron a un ciudadano de nacionalidad sueca, Joaquín
Pérez Becerra, periodista de origen colombiano, que acababa de llegar al país. Basándose en las denuncias de
la policía secreta colombiana de que el ciudadano sueco era un líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia (FARC), Pérez fue extraditado a Colombia a las 48 horas. A pesar de la violación de los protocolos
diplomáticos internacionales y la Constitución venezolana, esta acción tuvo el apoyo personal del presidente
Chávez. Un mes más tarde, las fuerzas armadas venezolanas junto a sus homólogos de Colombia capturaron a
un líder de las FARC, Guillermo Torres (alias Julián Conrado), que está a la espera de extradición a Colombia en
una cárcel venezolana sin acceso a un abogado. El 17 de marzo, la inteligencia militar venezolana (DIM) detuvo
a dos presuntos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Carlos Tirado y Carlos Pérez, y los
entregaron a la policía secreta colombiana.
La nueva imagen pública de Chávez como socio del régimen represivo de Colombia no es tan nueva, después
de todo. El 13 de diciembre de 2004, Rodrigo Granda, portavoz internacional de las FARC y ciudadano
naturalizado venezolano, cuya familia residía en Caracas, fue secuestrado por agentes venezolanos de paisano
pertenecientes al servicio de inteligencia en el centro de Caracas donde había estado participando en una
conferencia internacional, y fue llevado en secreto a Colombia con la aprobación del embajador venezolano en
Bogotá. Tras varias semanas de protestas internacionales, incluidas las de muchos asistentes al congreso, el
presidente Chávez efectuó una declaración que describía el denominado secuestro como una violación de la
soberanía de Venezuela, y amenazó con romper las relaciones con Colombia. Más recientemente, Venezuela ha
incrementado la extradición de revolucionarios opositores políticos del narcos-régimen colombiano: en los
primeros cinco meses de 2009, Venezuela extraditó a 15 presuntos miembros del ELN, y en noviembre de 2010
a un militante de las FARC y dos presuntos miembros del ELN fueron entregados a la policía colombiana. En
enero de 2011, Nilson Terán Ferreira, supuesto líder del ELN, fue entregado a los militares colombianos. La
colaboración entre los más notorios regímenes derechistas de América Latina y el gobierno socialista
supuestamente más radical plantea importantes preguntas sobre el significado de las identidades políticas y su
relación con la política nacional e internacional, y, más concretamente, qué principios e intereses guían las
políticas del Estado.

Solidaridad revolucionaria e intereses de Estado
El reciente giro en la política de Venezuela, de la simpatía e incluso el apoyo a las luchas y los movimientos
revolucionarios en América Latina a su actual colaboración con los regímenes derechistas proimperialistas, tiene
numerosos precedentes históricos. Puede ser útil examinar el contexto y las circunstancias de estas
colaboraciones.
El gobierno revolucionario bolchevique de Rusia inicialmente apoyó con todas sus fuerzas los levantamientos
revolucionarios en Alemania, Hungría, Finlandia y otros países. Con la derrota de las revueltas y la consolidación
de los regímenes capitalistas, el Estado ruso y los intereses económicos primaron entre los dirigentes
bolcheviques. Los acuerdos comerciales y de inversión, los tratados de paz y el reconocimiento diplomático entre
la Rusia comunista y los estados capitalistas occidentales definieron la nueva política de coexistencia. Con el
surgimiento del fascismo, la Unión Soviética de Stalin subordinó aún más la política comunista a las alianzas de
estado a estado, primero con los aliados occidentales y, en su defecto, con la Alemania nazi. El pacto Hitler-
Stalin fue concebido por los soviéticos como una manera de evitar una invasión alemana y asegurar sus
fronteras ante un enemigo jurado de derechas. Como parte de la expresión de la buena fe de Stalin, éste entregó
a Hitler varios de los principales líderes comunistas alemanes exiliados en Rusia. Huelga decir que fueron
torturados y ejecutados. Esta práctica sólo terminó después de que Hitler invadiera Rusia y Stalin animara ahora
a las diezmadas filas de los comunistas alemanes a unirse a la resistencia clandestina antinazi.
A principios de la década de 1970, con la reconciliación de la China de Mao con los Estados Unidos de Nixon y
su ruptura con la Unión Soviética, la política exterior china pasó a apoyar los movimientos contrarrevolucionarios
respaldados por Estados Unidos, entre otros a Holden Roberto en Angola y Pinochet en Chile. China denunció a
cualquier gobierno y movimiento de izquierdas que mantuviera lazos con la URSS, por tenues que fueran,
respaldando a sus enemigos, por serviles que fueran ante los intereses imperiales euroamericanos.
En la URSS de Stalin y la China de Mao, los intereses cortoplacistas del Estado se impusieron a la solidaridad
revolucionaria. ¿Cuáles eran estos intereses de estado?
En el caso de la URSS, Stalin apostó a que un pacto de no agresión con la Alemania de Hitler les protegería de
una invasión imperialista nazi y pondría fin, al menos en parte, al cerco de Rusia. Stalin ya no confiaba en la
fuerza de la solidaridad internacional de la clase trabajadora para evitar la guerra, especialmente a la luz de una
serie de derrotas revolucionarias y el retroceso generalizado de la izquierda durante las décadas anteriores
(Alemania, España, Hungría y Finlandia). El avance del fascismo y la extrema derecha, la incesante hostilidad
occidental hacia la URSS y la política de Europa occidental de apaciguar a Hitler, convencieron a Stalin de que
buscara su propio acuerdo de paz con Alemania. Con el fin de demostrar su sinceridad hacia su nuevo socio, la
URSS redujo la intensidad de las críticas de los nazis, instando a los partidos comunistas de todo el mundo a
centrarse en atacar a Occidente en lugar de la Alemania de Hitler, y cedió a la demanda de Hitler a extraditar a
Alemania los supuestos terroristas comunistas que habían encontrado asilo en la Unión Soviética.
La política de Stalin, basada en los intereses a corto plazo del Estado soviético mediante pactos con la extrema
derecha, condujo a una catástrofe estratégica: la Alemania nazi tuvo manos libres para conquistar primero
Europa occidental y luego volver sus armas hacia Rusia e invadir una Unión Soviética sin preparación, de la que
ocupó la mitad del país. Mientras tanto, los movimientos de solidaridad internacional contra el fascismo se habían
debilitado y desorientado temporalmente con los cambios de rumbo de la política de Stalin.
A mediados de la década de 1970, la reconciliación de la República Popular China con EE.UU. llevó a un giro en
su política internacional: el imperialismo de EE.UU. se convirtió en un aliado contra lo que consideraban el mal
mayor del social-imperialismo soviético. Como resultado, China, bajo el presidente Mao Zedong, instó a sus
partidarios internacionales a denunciar los regímenes progresistas que recibían ayuda soviética (Cuba, Vietnam,
Angola, etc.) y retiró su apoyo a la resistencia armada revolucionaria contra estados clientes proestadounidenses
en el sudeste asiático. El pacto de China con Washington trataba de asegurar los intereses de Estado más
inmediatos: el reconocimiento diplomático y el fin del embargo comercial. Las ventajas comerciales y
diplomáticas que obtuvo Mao a corto plazo tuvieron la contrapartida de sacrificar los objetivos estratégicos más
fundamentales de promover los valores socialistas en el país y la revolución en el extranjero.
Como resultado, China perdió su credibilidad entre los revolucionarios antiimperialistas del Tercer Mundo, a
cambio de obtener los favores de la Casa Blanca y un mayor acceso al mercado mundial capitalista. El
pragmatismo a corto plazo condujo a la transformación a largo plazo: la República Popular China se convirtió en
una dinámica potencia capitalista emergente, con algunas de las mayores desigualdades sociales de Asia y
quizás del mundo.

Venezuela: los intereses del Estado frente a la solidaridad internacional

El auge de las políticas radicales en Venezuela, causa y consecuencia de la elección del presidente Chávez en
1999, coincidió con el auge de los movimientos sociales revolucionarios en toda América Latina desde finales de
la década de 1990 hasta mediados de la primera década del siglo XXI (1995-2005). Los regímenes neoliberales
de Ecuador, Bolivia y Argentina fueron derrocados, los movimientos sociales de masas que desafiaban la
ortodoxia neoliberal se arraigaron en todas partes, los movimientos de la guerrilla colombiana avanzaron hacia
las grandes ciudades y en Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay, Ecuador y Uruguay llegaron al poder gobernantes
de centro-izquierda. Las crisis económicas estadounidenses socavaron la credibilidad del programa de libre
comercio de Washington. La creciente demanda asiática de materias primas estimuló un auge en las economías
de América Latina, y gracias a ella se financiaron programas sociales y nacionalizaciones.
En el caso de Venezuela, el fallido golpe de Estado militar respaldado por Estados Unidos y el boicot de los
dirigentes de la compañía nacional del petróleo, PDVSA, en 2002-2003, obligó al gobierno de Chávez a apoyarse
en las masas y girar a la izquierda. Chávez procedió a una renacionalización del petróleo e industrias afines, y a
articular una ideología bolivariano-socialista.
La radicalización de Chávez encontró un clima favorable en América Latina, y los abundantes ingresos de la
subida del precio del petróleo financiaron sus programas sociales. Chávez mantuvo una posición plural de brazos
abiertos a los gobiernos de centro-izquierda, respaldo de los movimientos sociales radicales y apoyo a las
propuestas de la guerrilla colombiana a favor de una solución negociada. Chávez pidió el reconocimiento de la
guerrilla de Colombia como beligerante legítimo y no como organización terrorista.

La política exterior de Venezuela se orientó al aislamiento de su principal amenaza, que emana de Washington,
mediante la promoción exclusiva de organizaciones del área de América Latina y el Caribe, el fortalecimiento del
comercio y los acuerdos de inversión regionales, y la confirmación de aliados regionales opuestos al
intervencionismo, los pactos militares y las bases de Estados Unidos, y los golpes militares apoyados por este
país.
En respuesta a la financiación estadounidense de grupos de la oposición venezolana (electorales y
extraparlamentarios), Chávez brindó apoyo moral y político a los grupos antiimperialistas en toda América Latina.
Después de que Israel y los sionistas estadounidenses comenzaran a atacar a Venezuela, Chávez expresó su
apoyo a los palestinos y estrechó los lazos con Irán y otros movimientos y gobiernos árabes antiimperialistas. Por
encima de todo, Chávez fortaleció sus lazos políticos y económicos con Cuba, y celebró consultas con la
dirigencia cubana para formar un eje radical de oposición al imperialismo. Los esfuerzos de Washington de
estrangular la revolución cubana mediante el embargo económico se vieron socavados por los acuerdos
económicos a gran escala y largo plazo de Chávez con La Habana.
Hasta la última parte de la década, la política exterior de Venezuela –sus intereses de Estado– coinciden con los
intereses de los gobiernos de izquierdas y los movimientos sociales en toda América Latina. Chávez se enfrentó
diplomáticamente con los Estados satélites de Washington en el hemisferio, especialmente con Colombia,
encabezada por el presidente de los escuadrónes de la muerte y el narcotráfico, Álvaro Uribe (2002-2010). Sin
embargo, estos últimos años hemos asistido a varios cambios externos e internos y un viraje gradual hacia el
centro.
El auge revolucionario en América Latina ha comenzado a remitir. Los levantamientos de masas llevaron al
poder gobiernos de centro-izquierda, que, a su vez, desmovilizaron los movimientos radicales y adoptaron
estrategias basadas en la exportación de productos agropecuarios y minerales, al tiempo que desarrollaban una
política exterior autónoma independiente respecto a Estados Unidos. Los movimientos guerrilleros colombianos
estaban a la defensiva y había disminuido su capacidad de amortiguación para Venezuela ante un gobierno
colombiano hostil. Chávez se adaptó a estas nuevas realidades, convirtiéndose en un seguidor acrítico de los
regímenes social-liberales de Lula en Brasil, Morales en Bolivia, Correa en Ecuador, Vázquez en Uruguay y
Bachelet en Chile. Cada vez con más frecuencia, Chávez buscaba el decidido apoyo diplomático inmediato de
los regímenes existentes por encima de cualquier apoyo a largo plazo, que podría ser el resultado de un
renacimiento de los movimientos de masas. Los lazos comerciales con Brasil y Argentina y el apoyo diplomático
de los otros estados de América Latina frente a unos Estados Unidos cada vez más agresivos se convirtieron en
elemento fundamental de la política exterior de Venezuela. La base de la política venezolana ya no era la política
interna de los regímenes de centro-izquierda y de centro, sino su grado de apoyo a una política exterior
independiente.
Las repetidas intervenciones de EE.UU. no han podido generar un golpe de Estado exitoso o una victoria
electoral contra Chávez. Como resultado, Washington utilizó cada vez más las amenazas externas a través de su
satélite colombiano, Estado destinatario de 5.000 de dólares millones en ayuda militar. La escalada militar de
Colombia, sus cruces de frontera y la infiltración de escuadrones de la muerte en Venezuela, obligó a Chávez a
una importante adquisición de armas de Rusia y a la formación de una alianza regional (ALBA).
El golpe militar respaldado por Estados Unidos en Honduras provocó un replanteamiento importante de la política
de Venezuela. El golpe había derrocado a un liberal de centro elegido democráticamente, el presidente Zelaya,
en un país miembro del ALBA, y estableció un régimen represivo subordinado a la Casa Blanca. Sin embargo, el
golpe tuvo el efecto de aislar a EE.UU. en América Latina: ni un solo gobierno apoyó el nuevo régimen de
Tegucigalpa. Incluso los regímenes neoliberales de Colombia, México, Perú y Panamá votaron a favor de
expulsar a Honduras de la Organización de Estados Americanos (OEA). Por un lado, Venezuela vio en esta
unidad de la derecha y el centro-izquierda una oportunidad para recomponer sus relaciones con los gobiernos
conservadores; por otro, comprendió que el gobierno de Obama está dispuesto a utilizar la opción militar para
recuperar su dominio.
El temor a una intervención militar de EE.UU. se incrementó mucho con el acuerdo entre Obama y Uribe por el
que se establecían siete bases militares estratégicas estadounidenses cerca de la frontera con Venezuela.
Chávez vaciló en su respuesta a esta amenaza inmediata. En un primer momento, casi rompió las relaciones
comerciales y diplomáticas con Colombia, para luego reconciliarse de inmediato con Uribe, aunque este último
no mostrara ningún deseo de firmar un pacto de coexistencia.
Mientras tanto, las elecciones de 2010 al Congreso de Venezuela llevaron a un aumento importante del apoyo
electoral a la derecha apoyada por Estados Unidos (aproximadamente el 50%) y a una mayor representación en
el Congreso (40%). Mientras la derecha aumentaba su apoyo dentro de Venezuela, la izquierda en Colombia,
tanto la guerrillera como la electoral, perdía terreno. Chávez no podía contar con ninguna contrapeso inmediato
contra una provocación militar.
Chávez estaba ante varias opciones. La primera, volver a la anterior política de solidaridad internacional con los
movimientos radicales; la segunda, continuar trabajando con los regímenes de centro-izquierda, a la vez que
criticaba y mantenía una firme oposición a los gobiernos neoliberales respaldados por EE.UU.; y la tercera, girar
a la derecha, más concretamente buscar un acercamiento con el recién elegido presidente de Colombia, Juan
Manuel Santos, y firmar un amplio acuerdo político, militar y económico por el que Venezuela se comprometía a
colaborar en la eliminación de los adversarios izquierdistas de Colombia a cambio del compromiso de no
agresión (Colombia limitaría las narcoincursiones transfronterizas y las incursiones militares).
Venezuela y Chávez decidieron que las FARC eran un impedimento y que el apoyo de los movimientos radicales
sociales colombianos no era tan importante como el estrechamiento de las relaciones diplomáticas con el
presidente Santos. Chávez calculaba que cumplir con las demandas políticas de Santos proporcionaría una
mayor seguridad para el estado venezolano que confiar en el apoyo de los movimientos de solidaridad
internacionales y sus propios aliados radicales internos entre los sindicatos y los intelectuales.

De acuerdo con este giro a la derecha, el régimen de Chávez cumplió las peticiones de Santos de arrestar a
guerrilleros de las FARC y el ELN, así como a un destacado periodista izquierdista, y extraditarlos a un estado
que ostenta el peor historial de derechos humanos en las Américas desde hace más de dos décadas en términos
de tortura y asesinatos extrajudiciales. Este giro a la derecha tiene un carácter todavía más ominoso si se
considera que Colombia tiene más de 7.600 presos políticos, de los que 7.000 son sindicalistas, campesinos,
indígenas, estudiantes, es decir, no combatientes. Al ceder a las demandas de Santos, Venezuela ni siquiera
siguió los protocolos establecidos por la mayoría de los gobiernos democráticos, y no exigió ningúna garantía
contra la tortura y de respeto de un proceso judicial correcto. Por otra parte, cuando algunas voces críticas
señalaron que estas extradiciones sumarias violan los propios procedimientos constitucionales de Venezuela,
Chávez lanzó una feroz campaña de calumnias contra sus críticos, calificándolos de agentes del imperialismo
involucrados en un complot para desestabilizar su régimen.
El nuevo aliado derechista de Chávez, el presidente Santos, no ha pagado con la misma moneda: Colombia
sigue manteniendo estrechos vínculos militares con el enemigo principal de Venezuela en Washington. De
hecho, Santos sigue sin reparos el programa de la Casa Blanca: presionó con éxito a Chávez para que
reconociera el gobierno ilegítimo de Lobo en Honduras, producto de un golpe de Estado respaldado por Estados
Unidos, a cambio del regreso del derrocado presidente Zelaya. Chávez hizo además lo que ningún otro
presidente latinoamericano de centro-izquierda se ha atrevido a hacer: se comprometió a apoyar el regreso a la
OEA del gobierno ilegítimo de Honduras. Sobre la base del acuerdo Chávez-Santos, la oposición
latinoamericana a Lobo se hundió y Washington consiguió su objetivo estratégico de legitimar un gobierno títere.
El acuerdo de Chávez con Santos para reconocer el gobierno asesino de Lobo ha traicionado la lucha heroica
del movimiento de masas de Honduras. Ni uno solo de los funcionarios hondureños responsables de más de un
centenar de asesinatos y desapariciones de dirigentes campesinos, periodistas, activistas pro derechos humanos
y pro democracia están sujetos a investigación judicial. Chávez ha dado sus bendiciones a la impunidad y a la
continuación del aparato represivo completo, apoyado por la oligarquía hondureña y el Pentágono.
En otras palabras, para demostrar su voluntad de defender su pacto de amistad y de no agresión con Santos,
Chávez estuvo dispuesto a sacrificar la lucha de uno de los movimientos más prometedores y valientes pro
democracia en las Américas.
Y ¿qué es lo que Chávez busca en su acomodo con la derecha?
¿Seguridad? Chávez ha recibido sólo promesas verbales y algunas expresiones de gratitud de Santos. Sin
embargo, el enorme mando militar pro estadounidense y la misión de EE.UU. siguen en su lugar. En otras
palabras, no habrá desmantelamiento de las fuerzas paramilitares y militares colombianas agrupadas a lo largo
de la frontera con Venezuela, ni tampoco habrá marcha atrás en los acuerdos de las bases militares de EE.UU.,
que amenazan la seguridad nacional venezolana.
Según diplomáticos venezolanos, la táctica de Chávez es ganarse a Santos sacándolo de la tutela de EE.UU.
Mediante su amistad con Santos, Chávez espera que Bogotá no participe en ninguna operación militar conjunta
con EE.UU. ni que coopere en futuras campañas de desestabilización propagandística. En el breve tiempo
transcurrido tras el pacto Santos-Chávez, un Washington envalentonado anunció ya un embargo a la empresa
estatal petrolera de Venezuela con el apoyo de la oposición en el Congreso venezolano. Santos, por su parte, no
ha cumplido el embargo, pero por otra parte ni un solo país en el mundo ha seguido el ejemplo de Washington.
Claramente, el presidente Santos no va a poner en peligro para la cifra anual de 10.000 millones de dólares en
comercio entre Colombia y Venezuela con el fin de satisfacer el capricho de la Secretaria de Estado de EE.UU.,
Hillary Clinton.

Conclusión
En contraste con la política de Chávez de entregar a los exiliados de izquierda y los guerrilleros a un régimen
autoritario de derechas, el presidente Allende en Chile (1970-73) participó en una delegación que dio la
bienvenida a combatientes que huían de la persecución en sus países, Bolivia y Argentina, y les ofreció asilo.
Durante muchos años, especialmente en la década de 1980, México, con gobiernos de centro-derecha,
reconocía abiertamente el derecho de asilo para los refugiados y guerrilleros de izquierda de América Central (El
Salvador y Guatemala). La Cuba revolucionaria, durante décadas, ofreció asilo y tratamiento médico a los
refugiados y guerrilleros que huían de las dictaduras latinoamericanas, y rechazó las demandas de extradición.
Incluso en 2006, cuando el gobierno cubano buscaba establecer relaciones de amistad con Colombia y su
ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, expresaba sus serias reservas respecto a las FARC en
conversaciones con este autor, Cuba se negó a extraditar guerrilleros a sus países de origen, donde iban a ser
torturados y maltratados. Un día antes de dejar el cargo, en 2011, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da
Silva, rechazó la petición de Italia de extraditar a Cesare Battisti, un ex guerrillero italiano. Como dijo un juez
brasileño –y es algo que Chávez debiera escuchar–: "Lo que está aquí en juego es la soberanía nacional. Ni más
ni menos."
Nadie podría criticar los esfuerzos de Chávez para reducir las tensiones fronterizas mediante el desarrollo de
mejores relaciones diplomáticas con Colombia y ampliar los flujos comerciales y de inversión entre los dos
países. Lo que es inaceptable es que se describa al homicida régimen colombiano como un amigo del pueblo de
Venezuela y un socio para la paz y la democracia, mientras que miles de presos políticos demócratas se pudren
en las cárceles colombianas, infestadas de tuberculosis, durante años por cargos inventados. Bajo Santos, los
activistas civiles siguen siendo asesinados casi todos los días. El más reciente crimen acaeció el 9 de junio de
2011: Ana Fabricia Córdoba, líder de una comunidad de campesinos desplazados, fue asesinada por las fuerzas
armadas colombianas. El abrazo de Chávez con la narcopresidencia de Santos va más allá de las exigencias
que impone el mantenimiento de relaciones diplomáticas y comerciales. Su colaboración con los servicios
secretos colombianos, los militares y la policía secreta en la caza y deportación de izquierdistas (sin el debido
proceso) huele a complicidad en la represión dictatorial y sirve para alienar a los partidarios más consecuentes
de la transformación bolivariana de Venezuela.
El papel de Chávez en la legitimación del golpe de Estado de Hondura, sin tener en cuenta las demandas de
justicia de los movimientos populares es una capitulación clara ante la línea política de Santos-Obama. Esta
línea de acción coloca los intereses del Estado de Venezuela por encima de los derechos de los movimientos
populares de Honduras. La colaboración de Chávez con Santos en la vigilancia a los izquierdistas y la
debilitación de las luchas populares en Honduras plantean serios interrogantes sobre la tan cacareada
solidaridad revolucionaria de Venezuela. Sin duda, siembra de profunda desconfianza las futuras relaciones con
los movimientos populares que pudieran estar en lucha con uno de los socios diplomáticos y económicos de
centro-derecha de Chávez.
Lo que es particularmente preocupante es que los regímenes más democráticos, incluso los de centro-izquierda,
no sacrifican a los movimientos sociales de masas en el altar de la seguridad cuando normalizan relaciones con
un adversario. Ciertamente, la derecha, especialmente en EE.UU., protege a sus ex clientes, aliados, oligarquías
de extrema derecha y terroristas en el exilio de las solicitudes de extradición presentadas por Venezuela, Cuba y
Argentina. Asesinos de masas y terroristas que han colocado bombas en aviones siguen viviendo cómodamente
en Florida. El sometimiento a las exigencias derechistas de los colombianos, mientras se queja de la protección
de EE.UU. a terroristas culpables de crímenes en Venezuela, sólo puede explicarse por el giro ideológico de
Chávez a la derecha, que hace de éste un país más vulnerable a las presiones para obtener nuevas y mayores
concesiones en el futuro.
Chávez ya no está interesado en apoyar a la izquierda radical. Su definición de la política estatal gira en torno a
garantizar la estabilidad del socialismo bolivariano en un país, incluso si ello implica sacrificar a los militantes
colombianos ante un estado policial y a los movimientos pro democracia de Honduras ante un régimen ilegítimo
impuesto por Estados Unidos.
La historia ofrece lecciones encontradas. Los acuerdos de Stalin con Hitler fueron un desastre estratégico para el
pueblo soviético; una vez que los fascistas consiguieron lo que querían se dieron la vuelta e invadieron Rusia.
Chávez hasta ahora no ha recibido ninguna concesión recíproca que justifique la confianza en la máquina militar
de Santos. Incluso en términos de unos intereses de estado de estrechas miras, ha sacrificado a aliados leales a
cambio de promesas vacías. El estado imperial de EE.UU. es el aliado principal Santos y su gran proveedor
militar. China sacrificó la solidaridad internacional por un pacto con EE.UU., una política que condujo a una
explotación capitalista no reglamentada y a profundas injusticias sociales.
Si llega a producirse un enfrentamiento entre EE.UU. y Venezuela ¿será capaz Chávez, al menos, de poder
contar con la neutralidad de Colombia? Si las relaciones pasadas y presentes sirven de indicación, Colombia se
pondrá al lado de su cliente-maestro, mega-benefactor y mentor ideológico. Cuando se produzca una nueva
ruptura ¿podrá contar Chávez con el apoyo de los militantes que han sido encarcelados, los movimientos
populares que ha apartado a un lado y los movimientos e intelectuales internacionales que ha calumniado? A
medida que EE.UU. vaya hacia nuevas confrontaciones con Venezuela e intensifique sus sanciones económicas
la solidaridad nacional e internacional será vital para la defensa de Venezuela. ¿Quién va a defender la
revolución bolivariana, los Santos y Lobos de este mundo "realista" o los movimientos de solidaridad en las calles
de Caracas y las Américas?
James Petras
Rebelión
Traducción por S. Seguí
James Petras, es profesor emérito de la Cátedra Bartle de Sociología de la Universidad de Binghamton, Nueva
York.

 Euro-colapso: Grecia puede detonar un estallido generalizado en

 Europa          (IAR Noticias) 18-Junio-2011




 Los emergentes sociales y sindicales del brutal ajuste fiscal en Grecia, exigido por el capitalismo
 usurario para "refinanciar" la deuda griega, además de proyectarse a otros países, como España,
 Irlanda y Portugal, ya se presenta como la mecha de una crisis generalizada que amenaza con
 implosionar las bases económicas, político-sociales y monetarias de la Unión Europea.

Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas@iarnoticias.com
                                        Grecia encendió la luz roja. ¿Cómo hará el eje dominante
                                        EEUU-Europa para conservar la hegemonía mundial (del
                                        sistema capitalista imperial) si en sus propias metrópolis
                                        comienzan a colapsar, además de los bancos y las empresas,
                                        los Estados y el "sistema" que sostiene la credibilidad
                                        pública en las instituciones del control político y social?

                                        La crisis financiera que ya golpea a los Estados (y que se expande
                                        por toda la eurozona) ha derivado en "crisis social" por medio de
                                        tres actores centrales: La baja de salarios como producto de los
                                        ajustes, la baja de la capacidad de consumo, el trabajo en negro
                                        y el desempleo, que afecta principalmente a los sectores más
                                        pobres y vulnerables de la sociedad europea occidental, y que
                                        tambien se extiende como reguero de pólvora por los ex países
                                        soviéticos de Europa del Este.


                                         El euro se deslizó el jueves a su nivel más bajo en tres semanas y
                                        las acciones en Europa cayeron drásticamente mientras la crisis por
                                        la deuda del continente amenaza con quedar fuera de control,
impulsada por la crisis en Grecia.

En las primeras operaciones del jueves, el euro iba bajando 0,4% y se cotizaba en 1,4119 dólares, su nivel
más bajo desde el 26 de mayo. El retroceso del jueves sigue a un descenso de casi tres centavos el
miércoles, cuando el gobierno de Grecia parecía estar al borde del colapso.

Mientras tanto, la mayoría de los mercados bursátiles de Europa se derrumbaban a medida que aumentaba
el nerviosismo de los inversionistas (helase especuladotes internacionales) ante la posibilidad de que un
desordenado cese de pagos por parte de Atenas pueda incrementar la presión en los bancos del
continente.

El costo de asegurar la deuda griega, portuguesa e irlandesa frente a un impago alcanzó nuevos máximos el
miércoles en medio de la ausencia de un acuerdo sobre qué hacer con la deuda de Grecia.

En la mañana, los CDS de Grecia a 5 años subían 111 puntos básicos a 1.700 puntos básicos frente a los
1.651 puntos básicos anteriores, según Markit.

Los diferenciales de los CDS a 5 años de Portugal e Irlanda también seguían subiendo hasta nuevos
récords. El diferencial de Portugal aumentaba 31 puntos básicos a 780 puntos básicos desde 770 puntos
básicos, mientras que los de Irlanda subían 14 puntos básicos a 745 puntos básicos.

Los de España aumentaban 10 puntos básicos a 283 puntos básicos.

En tanto, Moody's amenaza con rebajar la calificación de los bancos franceses por exposición a deuda
griega.


Las acciones de los tres principales bancos de Francia descendieron el miércoles después de que Moody's
Investors Service amenazara con rebajar sus calificaciones por su exposición a la deuda soberana griega y
advirtiera que podría adoptar medidas similares con otros bancos dentro de poco.


Los últimos datos del Banco de Pagos Internacionales muestran que el sector bancario francés tiene la mayor
exposición a Grecia, totalizando US$56.700 millones, frente a la exposición de los bancos alemanes, que
asciende a US$33.970 millones.


Por otra parte, la bolsa española cotizaba el jueves a media sesión con bajas contenidas en un contexto de
crecientes temores sobre el efecto contagio de los problemas de Grecia y otros países periféricos que
encarecía la financiación de estados como el español y hacía subir la prima de riesgo a máximos anuales.


En este contexto, la mayoría de los componentes del Ibex-35 cotizaba con baja, con descensos
particularmente marcados en algunos valores industriales y financieros.
                                      El euro-colapso
                                      En este escenario de crisis generalizada, según un informe de la OCDE
                                      (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), se
                                      agrega otro dato central: El 60% de la población laboral europea trabaja
                                      con contratos de trabajos precarios y sin prestaciones sociales.


                                      Esta situación -según los especialistas- va a derivar en un situación en
                                      la que ese sector, sin cobertura ni protección legal, será despedido en
                                      masa, cuando la crisis y los ajustes se profundicen y las empresas
                                      decidan "achicar costos laborales" para preservar su rentabilidad.


                                      En este marco, Grecia y España, seguidos de Portugal, coinciden todos
                                      los analistas, ya se han convertido en mecha de un potencial colapso
                                      económico financiero en cadena que podría, como emergente principal,
                                      desencadenar un proceso de estallidos sociales y de crisis política
                                      en toda la eurozona.


                                       El reconocimiento de la profundidad de la crisis por los propios líderes y
                                       autoridades monetarias, acompañado de anuncios de más ajustes
                                       salvajes, se convierte en la antesala natural de más explosiones
sociales y conflictos sindicales contagiándose por toda la eurozona.


Un primer nivel de respuesta a "los ajustes salvajes" está conformado por las huelgas y protestas sociales
violentas que amenazan con extenderse de Grecia a España, y desde allí a todos los países de la región
puestos en la mira de los recortes de salarios y reducción de beneficios sociales como Portugal, Reino Unido
e Italia, entre los más próximos.


Un segundo nivel de respuesta, todavía potencial, pero proyectado como emergente, es un proceso de
"crisis de "gobernabilidad" política que va sobrevenir como emergente inexorable de las protestas sociales
contra los gobiernos y la clase política.


Los Ministros de Economía y Finanzas de los 27 países de la Unión Europea (Ecofin) en su última reunión en
Bruselas, analizaron entre otros temas, nuevos paquetes de "medidas anticrisis".


Ante esta perspectiva, varios expertos afirman que la UE superará la crisis sólo después de que ocurra el
colapso de la zona euro.


Los burócratas europeos siempre recuerdan que la UE es un proyecto político, y que es necesario consolidar
la mayoría de los países europeos para evitar la repetición del escenario de la Segunda Guerra Mundial.


Según The Wall Street Journal, las repercusiones de la crisis golpean particularmente a los gobiernos
en Berlín, París y Madrid, e incluso afectan la popularidad del italiano Silvio Berlusconi.


La crisis social
Como producto de la crisis financiera y de los planes de ajuste para reestructurar las deudas públicas se
empieza a resentir la capacidad de consumo de las mayorías.

Según una última medición, uno de cada seis europeos llega con apuros a fin de mes , con problemas
para pagar facturas de servicios de primera necesidad como la electricidad, el agua o la calefacción e incluso
para llenar la canasta de la compra. El 60% piensa que la pobreza aumentó en su país durante el último año.


El 30% dice que tiene problemas para pagar sus gastos sanitarios.


Son los datos que revela el último Eurobarómetro, realizado por la Comisión Europea, sobre el impacto que la
crisis económica está teniendo en las familias europeas. 2010 fue el Año Europeo de la Lucha contra la
Pobreza y la exclusión social.


La Comisión Europea analiza desde junio de 2009 la percepción que tienen los ciudadanos sobre la actual
crisis generada por los rojos fiscales y los recortes de gastos públicos con reducción de salarios.


La encuesta revela los efectos de la crisis y de los programas de ajuste sobre los ciudadanos de la eurozona.


Según el Eurobarómetro, una hay una percepción de pobreza generalizada que alimenta los temores a un
futuro sombrío. Hasta el 85% de los griegos cree que la pobreza aumenta en su entorno, lo mismo que piensa
el 83% de los franceses, el 82% de los búlgaros, el 77% de los rumanos o el 75% de los italianos.


En Bélgica ese porcentaje cae hasta el 49% Laszo Andor, comisario europeo de Empleo, Asuntos Sociales e
Inclusión de la UE, dijo en la presentación del informe que "los resultados confirman que la pobreza es
uno de los mayores problemas en la Unión Europea y que la crisis económica y financiera actual agrava
aún más la situación. La crisis está pasando factura y un significativo porcentaje de europeos tiene
dificultades para llegar a fin de mes”.


El comisario de Empleo señala que el desempleo aumenta en toda la Unión Europea y ya son más de 23
millones los ciudadanos europeos sin un puesto de trabajo, más del 10% de la población activa .

En algunos países, como España, ese porcentaje se acerca al 20 por ciento y, entre los jóvenes, afecta a casi
el 40%.


La medición oficial, revela que el miedo es el sentimiento más generalizado entre los ciudadanos de la
eurozona .
Sienten temor a no poder llegar a fin de mes, a no poder afrontar los gastos básicos y a la pérdida del
empleo, un sentimiento que siente uno de cada tres europeos.

Aunque esta percepción aumenta hasta el 73 por ciento en Grecia, el 68 por ciento en España, el 63% en
Italia y el 62% en Irlanda, los países más afectados por la crisis y donde el mercado laboral se ha
deteriorado con más rapidez y contundencia.


Además, pocos confían en el mercado laboral pues la mitad considera que, en caso de ser despedidos, será
“poco probable” o "completamente improbable” que alguien vuelva a contratarlos en los siguientes seis
meses.


La encuesta también revela miedo al futuro. El 54 por ciento de los europeos temen que su pensión no les
permita vivir con decencia y el 73 por ciento que su jubilación sea menor a lo que esperaban o que se tengan
que jubilar más tarde.


Por otro lado, la contagiosa crisis fiscal, y el ajuste salvaje, que detona como emergente resistencia sindical y
estallidos sociales, se alimenta a su vez con los datos negativos de la recuperación económica en la
eurozona.


Según el último informe de la Comisión Europea, las expectativas económicas en los 16 países de la zona del
euro empeoraron en febrero por primera vez en casi un año, un indicio más de que ha perdido fuerza la
recuperación económica.


La economía de la UE cayó en 2009 4%, es el peor dato desde la Segunda Guerra Mundial.


La producción industrial se desmoronó un 20%, conduciendo a la estructura industrial europea a la situación
que se encontraba a mediados de los 90 del pasado siglo.


Actualmente hay 23 millones de europeos sin trabajo, 7 millones más que hace 20 meses, y la
desocupación seguirá creciendo según todas las estimaciones.


Un 8% de la población europea tiene un empleo que no le permite salir de la pobreza, y 80 millones viven
justo en el umbral que marca la pobreza.


No obstante los anuncios de "recuperación", la productividad económica es famélica y hace que el
crecimiento estructural europeo sea dos tercios menor que el estadounidense.


Los déficits públicos regionales ya alcanzan una media de 7% del PBI contra el límite de 3% que había
impuesto el Tratado de Maastrich. Y la deuda sube hasta el 80%. Los bancos, siguen sin prestar dinero como
antes de la crisis, impidiendo el funcionamiento normal de las empresas.


Estos números ilustran más que nada sobre el declive y el colapso generalizado en la que parece haber
ingresado la Unión Europea.


(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia
y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias



La OTAN se rehúsa a una intervención militar

La operación final contra la sedición en Siria divide al campo

imperial                        (IAR Noticias)   18-Junio-2011
 Damasco no duda a la hora de las definiciones. Estamos exterminando los últimos focos "terroristas",
 dice sin inmutarse el gobierno sirio, mientras el consorcio imperial USA-UE no encuentra una
 alternativa negociada para aplicar la "fórmula Libia" en un país donde la "rebelión" exportada de
 África y Medio Oriente ya fracasó estrepitosamente. En tanto, y en medio de una parálisis de las
 acciones internacionales para aislar y bloquear a Siria, el ejército ya ocupó las áreas irradiantes de la
 sedición y avanza en una operación final para controlar el país.


Informe
IAR Noticias/
                                                    Las tropas del Ejército sirio ocuparon este viernes la
                                                    localidad de Maarat al Numaan, en el este, con el apoyo
                                                    de carros de combate y de helicópteros, según informó la
                                                    cadena de televisión Al Yazira.

                                                    Maarat al Numaan es una ciudad de gran importancia
                                                    estratégica porque junto a ella se encuentra la principal
                                                    autopista que comunica la capital siria, Damasco, con la
                                                    segunda ciudad del país, Alepo, donde también se han
                                                    registrado protestas.

                                                    La televisión estatal por su parte informó que las fuerzas
                                                    del Gobierno "siguen llevando a cabo su misión de
                                                    perseguir y cazar a miembros de organizaciones
                                                    terroristas en los alrededores de Jisr al-Shughur, a fin de
                                                    permitir que los residentes regresen a sus barrios".

                                                    El Gobierno sirio señala que las protestas iniciadas hace
                                                    tres meses son parte de una "violenta conspiración"
                                                    apoyada por potencias extranjeras para desatar un
                                                    conflicto sectario.

 Fuentes militares informaron este viernes a la agencia estatal de noticias, SANA, que el Ejército había tomado
 posiciones próximas a las localidades de Kahn Sheijoun y Maarat al Numaan para evitar que las
 "organizaciones terroristas" bloqueasen la autopista que comunica Hama con Alepo, al tiempo que
 continuaban los combates en los alrededores de Jisr al Shughour para restablecer completamente la
 seguridad.

El consorcio imperial EEUU-Reino Unido-Francia, lidera una operación para que el Consejo de
Seguridad de Naciones Unidas condene la represión desatada por Asad, pero Rusia y China utilizan su
poder de veto para frustrar cualquier resolución contra Siria.


 En ese escenario, el Consejo de Seguridad rechazó una resolución, redactada la semana pasada por Gran
 Bretaña y apoyada por EEUU, condenando la "represión" en Siria y las violaciones a los "derechos
 humanos".

 China y Rusia se opusieron al texto arguyendo que podría justificar una intervención militar, como ocurrió
 en Libia.

 Analistas de EEUU y la UE citaron los lazos militares y económicos de Beijing y Moscú con Damasco como
 las principales razones de su oposición al borrador.

 Según Houry, Brasil, India y Sudáfrica están "vacilantes" en apoyar la resolución, pues temen que solamente
 agrave la situación.

 Pero mientras la ONU duda, la "sistemática represión continúa" en Siria, dejando destrucción y sufrimiento,
 dijo Houry. "El hecho de que el Consejo de Seguridad no pueda hablar con una sola voz prolonga la
 situación", alertó.

 El Secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, recomendó este viernes que la organización no
 actúe en Siria debido a la falta de acuerdo de la comunidad internacional, ya que la ONU no ha aprobado
 ninguna condena al régimen sirio.

 Rasmussen defiende a la OTAN de las críticas de doble discurso al no intervenir en Siria, donde las fuerzas
 leales al presidente Bashar al Assad están realizando una operación de limpieza a sangre y fuego de los
 búnkeres armados rebeldes.

 "La OTAN no tiene intención de intervenir en Siria. La diferencia entre Siria y Libia es que en Libia se
 opera con un mandato de la ONU y tiene el apoyo sólido de la región, algo que no se cumple en lo que se
 refiere a Siria", explica.


Mientras tanto, Rusia y China se oponen a interferencias extranjeras en los disturbios en el mundo árabe,
aseguraron este jueves los presidentes de las dos potencias, a las que los países occidentales piden ejercer
mayor presión sobre el régimen sirio.


                                     "Ambas partes creen que la búsqueda de soluciones a la situación en los
                                     países de Oriente Medio y el norte de África debe realizarse en el terreno
                                     legal y por medios políticos", indica la declaración suscrita por los
                                     presidentes Dimitri Medvedev y Hu Jintao. "Fuerzas externas no deben
                                     interferir en los procesos internos de los países de la región", añaden.

                                     Rusia expresó ya su oposición a que el Consejo de Seguridad de Naciones
                                     Unidas adopte cualquier resolución sobre Siria, con lo que se distancia
                                     notablemente de la posición occidental ante la represión en ese país.


                                     El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por su parte urgió el jueves
                                     al presidente de Siria, Bashar Al Asad, y a sus autoridades a "parar de
                                     matar gente" y a comprometerse con un "diálogo inclusivo", en
                                     declaraciones a la prensa en Brasilia.

                                     "Exijo al presidente Asad y a sus autoridades, las autoridades sirias, parar
                                     de matar gente, comprometerse en un diálogo inclusivo y asumir medidas
                                     audaces antes de que sea demasiado tarde", dijo el jefe de la ONU en la
                                     última parada de su gira sudamericana.

                                   Ban Ki-moon expresó también su deseo de que Naciones Unidas pueda
                                   conseguir unanimidad sobre Siria. "Espero que la ONU sea capaz de
hablar con una posición coherente" sobre el tema, declaró.

Esta fue la declaración más contundente del jefe de la ONU sobre la situación en Siria, coincidiendo con una
vasta operación del régimen sirio en el noreste del país para reprimir las protestas que se iniciaron hace tres
meses.

"La situación en Siria es una preocupación profunda", sostuvo Ban, quien dijo haberle pedido en varias
ocasiones a Al Asad que escuche las aspiraciones de la gente y que ponga su mayor cuidado en "proteger
vidas humanas".
El Departamento de Estado norteamericano, en tanto, calificó como "repugnantes" las acciones del Gobierno
sirio. "Los ataques bárbaros y la violencia deben detenerse", ha declarado la portavoz, Victoria Nuland.

Recordó que hace semanas el presidente estadounidense, Barack Obama, dio a su par sirio, Bashar al Assad,
dos opciones: aplicar reformas o abandonar el poder. "En vez de jugar un papel positivo, con Al Assad Siria
se ha convertido cada vez más en una fuente de inestabilidad en la región", afirma Nuland, que sin embargo
ofrece la disposición de Washington a escuchar al mandatario sirio.

Washington tiene intención de aumentar la presión y aislamiento a Al Assad. La propia secretaria de Estado,
Hillary Clinton, estuvo "muy centrada" en el apartado diplomático, y consultó a multitud de socios también entre
los países árabes.


Por otro lado, la portavoz del Departamento de Estado señaló que en el seno de la Liga Árabe crece la
preocupación por la situación en Siria. "Y pienso que la idea de que la comunidad internacional no puede
sencillamente quedarse al margen también está creciendo", sostiene.


El régimen sirio por su parte, al mejor estilo de Kadafi y de los ayatolas iraníes, dejó de jugar a los buenos
modales y a la "democracia" imperial, cerró sus fronteras, expulsó a los corresponsales prensa internacional en
el teatro de operaciones, desplegó sus tanques, tiró a matar, procedió a la cacería sistemática de los grupos
opositores golpistas, y enfrió de un plumazo el desarrollo de la "revuelta popular" instigada por los
operativos de la CIA infiltrados en las manifestaciones.


Los ajustes profundizan la crisis política y social

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:7
posted:11/6/2012
language:Latin
pages:50