hrrii2 mon Uruguay y el TIAR 1947 by 3n8puy

VIEWS: 7 PAGES: 10

									Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández




              “HISTORIA DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES II”




 Uruguay y el TIAR
                                 de 1947




Sergio Adrián PANARIO C.I. 3.121.234-5
4er AÑO Lic. Relaciones Internacionales
Año 2008




                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández



                  TRABAJO DE HISTORIA RR.II. 2




Uruguay y el TIAR de 1947




INTRODUCCIÓN:


El presente trabajo pretende analizar y explicar la posición y acción de Uruguay
en la Conferencia Interamericana de Río de Janeiro, donde nace el primer y
único tratado de asistencia militar entre los estados americanos.
Es claro que dicho tratado marca una nueva etapa en la vida de las relaciones
internacionales entre los estados americanos, siendo este el tratado que da
comienzo a los lineamientos jurídicos en cuanto a las relaciones de los
estados.
Es así que a continuación se firmaron los siguientes tratados, Tratados de
Solución Pacífica de las Controversias y el tratado que da origen a la
Organización de Estados Americanos, que son los que terminan de ajustar el
marco jurídico de las relaciones continentales.
Es en este marco que podemos observar como nuestra delegación bregará por
la aplicación del derecho internacional como medio para la resolución pacífica
de los conflictos entre los estados.
Hay que destacar que Uruguay mantiene esta política a lo largo de su historia,
y que utiliza el Derecho como base para sus relaciones internacionales.




                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández




Contexto Mundial
Para comprender el período histórico en que se enmarca la Conferencia
Interamericana para el Mantenimiento de la Paz y Seguridad del Continente
(fines de la década de los años 40’), es que debemos analizar la situación de
post Segunda Guerra Mundial, así como su repercusión en las orientaciones de
las políticas exteriores de las potencias, que siempre son actores que influyen
en los asuntos regionales.


La principal batalla que tuvieron los EEUU al finalizar la Segunda Guerra
Mundial fue contra el Comunismo Soviético. Este conflicto tenía como objetivo
la alineación de los estados a los distintos regímenes predominantes luego de
la 2GM.


Fue esta búsqueda de influencia el motivo por el cual se produjo el principal
giro en la política exterior de los EEUU. Este fue del Aislacionismo que profesó
hasta finales de la 2GM, al Intervencionismo que conocemos hasta nuestros
días. Cabe mencionar que a lo largo de estas décadas la fundamentación de
esta nueva política exterior fue la de llevar la “libertad y el progreso” a cada
rincón del planeta. Argumento que no ha variado hasta día de hoy.


Si bien en el período llamado “Guerra Fría” no se producen enfrentamientos
directos entre las superpotencias, sí se enfrentan países que responden a sus
intereses. La crisis de Corea es un ejemplo de este fenómeno.


Por otra parte, los EEUU enfrentan en los años sesenta la amenaza que
constituye el comienzo de los procesos de “Descolonización” en el continente
africano principalmente y también en el continente asiático.


Con respecto a América Latina, los EEUU la consideraron su “patio trasero” y
por lo tanto con derecho a intervenir a su albedrío, en un espacio cuya
importancia era secundaria en relación con la dimensión mundial.




                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández




Contexto Regional:


En América Latina:
Tenemos que tomar estos conceptos de forma de poder entender más
acabadamente la realidad por la que se transcurría, es así que podemos
observar que luego pos 2GM América se vio favorecida, debido a que es un
continente exportador de materias primas, las cuales respecto al conflicto
bélico aumentaron su precio, por lo que los países incrementaron sus rentas
nacionales. Esto le permite a los estados latinoamericanos crecer a una tasa
mayor que el resto de los continentes (cabe destacar que fue el único período
en el cual la región creció a un ritmo mayor que el resto de los continentes),
esto le permite también incrementar la infraestructura, desarrollo institucional
de bancos centrales, a su vez estos progresos económicos vienen de la mano
de los sociales, ya que paralelamente aumenta la esperanza de per cápita
dado el vuelco de capitales por parte de los estados a los organismos sociales.


Uruguay:
Política: El Uruguay retornaba a la dirección del Partido Colorado, bajo lo que
se denomino Neobatllismo (1946-1958). Primero tomando la presidencia
Tomás Berreta (quién fallece luego de transcurridos solamente 6 meses de
asumir la presidencia), y a posterior de su muerte Luis Batlle Berres (sobrino
de José Batlle y             Ordoñez, quién poseía una orientación claramente más
populista dentro del batllismo). Podemos ver que su ideología se proyectó en
un amplio sentido de las relaciones entre el pueblo y el gobierno,
instrumentadas con la vigencia de las ideas de la democracia y la libertad.
Economía: El país no se encontraba ajeno a la realidad continental debido al
auge de las exportaciones. Es en este período donde se gesta lo que fue el
desarrollo industrial que fines de la década del 40 y principio del 50, impulsado
por el desarrollo de la política de la ISI.
Social: asistimos a un momento de bienes estar consolidado por el excelente
nivel económico desarrollado por el país. Es en esta época donde nace y se


                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández



consolida el pensamiento nacional en torno a la realidad social. Podemos
englobar este concepto con la frase: “Como el Uruguay no hay”
A Nivel Internacional: podemos ver como en el Uruguay se desarrolla cierta
clase de nacionalismo. Esto está dado bajo el impulso del batllismo de
nacionalizar varias empresas de servicios, aguas corrientes, etc (no podemos
olvidarnos que Gran Bretaña deseaba desprenderse de las mismas por temas
económicos), pero esto sirvió para seguir consolidando la identidad de la
sociedad como estado.
Nuestro país se mostraba fuerte y solvente, podemos decir consolidado como
estado.




Fuerzas Profundas:
Siempre las fuerzas profundas responden a intereses económicos creados a
los interiores de cada estado, en tanto que otros, lo hacen a interese políticos.
Focalizándonos en el acuerdo del TIAR (1947) podemos decir que las fuerzas
profundas promotoras de dicho acuerdo son de carácter político.
Estado Unidos de Norteamérica busca acentuar su zona de influencia en el
continente, asegurándose de esa forma que los estados se alinearán bajo su
política exterior.




Antecedentes:
El antecedente de la Conferencia de Río de Janeiro, fue la Conferencia de
Chapultepec (del 21/02 al 08/03/1945 en Méjico), donde se ya se hacía clara la
victoria de los aleados, y donde se cría necesario un nuevo marco de
relacionamiento de los países del continente en base a la nueva realidad
mundial.
Es en este contexto donde comenzaban a gestarse los asuntos que atienden a
la defensa y seguridad de la región y del continente americano en su conjunto.
Se puede ver que la novedad en dicha conferencia fue la extensión de la mutua
defensa para el caso de agresiones que fueran provenientes de uno de los
estados americanos.



                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández



Esto se debió a que se tenía un cierto temor por lo que estaba viviendo
Argentina con su dictadura militar y la “simpatía” que ella con el denominado
Eje del Mal (Roma-Berlin-Tokio). Cabe destacar que Argentina es el único país
miembro de la Unión Panamericana que no participa en dicha reunión.
Sobre el fondo del asunto, finalmente hay que destacar que en la oportunidad
no se firma ningún tratado, pero se realizan acuerdos que culminarán con dos
tratados, uno a posterior de la Segunda Guerra Mundial, dando lugar en el
futuro a lo que hoy se conoce como el TIAR y otro que da origen a la OEA
(1948).




Conferencia de Rio de Janeiro:
La Conferencia que da lugar al Tratado Interamericano de Asistencia
Reciproca, fue la celebrada en la ciudad de Petropolis-Rio de Janeiro-Brasil,
del 15 de agosto al 2 de setiembre, donde concluyo con la firma del tratado de
referencia.


Dicha conferencia fue la continuación de su homónima de Chapultepec, donde
se comenzó a trabajar sobre los temas del mantenimiento de la paz y la
seguridad del continente americano.


No es un dato menor y cabe destacar que para la época el país contaba con
reconocidos profesionales en el área del Derecho Internacional (tanta es la
fortaleza del país en la materia del Derecho Internacional que al año siguiente,
1948 volverá a ser sede de los Tratados de Derecho Internacional Privado).




Uruguay en la Conferencia:
Las instrucciones que llevo nuestra delegación a Río de Janeiro, fueron las de
mantener los principios de la convivencia pacífica internacional, el arbitraje
internacional, hacer prevalecer la toma de resoluciones por mayoría
fortaleciendo así la línea de la democracia, buscando de esta manera,
fortalecer la forma democrática de gobierno.


                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                      Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández



Bajo estas instrucciones podemos observar como la delegación tiene un rol
protagónico, cumpliendo con las instrucciones recibidas por nuestra cancillería
de manera concluyente.


Introduciéndonos más en el contenido de la conferencia, podes observar como
el Jefe De Misión, deja ver claramente la posición de Uruguay en la
conferencia.          Esto        queda     de      manifiesto              a      la      hora         de
que es la de “…concretar las bases de un acuerdo solidario y permanente de
defensa continental y de asistencia mutua que permita ofrecer a nuestros
pueblos, la seguridad colectiva contra todos los atentados de la fuerza, vengan
éstos de donde vinieren, de dentro o fuera de América...” .1
Es de relevancia que el objetivo (de nuestra delegación) se encuentra
enmarcado dentro del Derecho y la Justicia, repudiando la violencia, y
bregando por someter los conflictos entre los estados a resoluciones pacificas.


Pero Uruguay va más allá de lo que son las palabras, y establece un plan
basado en sólidos cimientos democráticos, debido a que considera la
democracia como una aliada natural de la paz, partiendo como elemento
esencial, la proscripción de la violencia en su sentido más amplio y general de
este concepto.


En este proceso de discusión nuestra delegación presenta un proyecto de
tratado que termina sin ser ratificado; pero donde se toman las principales
ideas que resultaran expresadas en el producto final (TIAR).


Dichas ideas son: la de plasmar en un tratado entre los estados americanos el
principio de la proscripción de la violencia (ya establecido en la Carta Magna de
ONU), ineludible solución pacífica de todos los conflictos y la garantía individual
y colectiva de la integridad territorial e independencia política de cada estado
americano.




1
 Discurso pronunciado por el Ministro de Relaciones Exteriores, Jefe de la Delegación de Uruguay, Don
Mateo Marques Castro).


                                          Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández



Es así que podemos ver claramente como Uruguay tuvo en esta conferencia un
rol activo, ya que propone alternativas y soluciones a la problemática que se
atiende en dicha oportunidad, siendo reconocido por sus pares como país
políticamente pionero y amante de las leyes y el derecho internacional.


Uno de los temas álgidos de la conferencia lo podemos encontrar en la
discusión en relación a si hay o no que discriminar entre ataques extra-
continentales y ataques dentro del continente. Uruguay plantea una serie de
inconvenientes sobre la redacción de este punto ya que traería aparejado
varias interpretaciones contrarias a la esencia de la conferencia. Si partimos de
que la conferencia brega por una asistencia en caso de ataque, o sea una
respuesta continental a cualquier ataque armado, provenga donde provenga,
no se podía diferenciar entre un ataque extra-continental de uno continental,
dado que se estaría dando una apariencia de una alianza dirigida contra el
resto del mundo. Si analizamos este punto, vemos que los Estados Unidos de
Norteamerica hubieran salido favorecidos en el contexto internacional,
reforzando su “autoridad” o influencia sobre el continente, legitimando de cierta
forma su accionar militar. Nos encontramos frente al comienzo de la Guerra
Fría, donde se polariza el mundo.


Otro punto que se discute, y donde el Uruguay hace hincapié es sobre la
solución pacífica de las controversias. Es claro que esto va de la mano con el
asunto de la conferencia que nos ocupa, ya que no podemos pretender que no
haya violencia entre los estados, pero sí que necesariamente se deban agotar
todas las vías disponibles para evitarla.




                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández




Conclusiones:
Es claro que por la situación geográfica y económica que tiene nuestro país, el
principal objetivo de nuestra política exterior fue, es y seguirá siendo la del
reconocimiento y exigencia del cumplimiento del derecho internacional, como
instrumento de presión.
Por tal motivo, el Uruguay no podía bajo ningún concepto permitir o justificar la
intervención armada como forma de política exterior de los estados dado que
esto resultaría perjudicial en el corto como en el largo plazo para sus intereses
democráticos, que ha sabido llevar adelante a lo largo su historia, breve, como
nación independiente.
Es por ello que Uruguay debe por todos los medios buscar, generar e
implementar el uso del Derecho Internacional como instrumento para la
dilucidación de los conflictos entre los estados. Cosa que ha sabido llevar hasta
las últimas consecuencias, en nuestros días podemos observar la situación de
conflicto que vive con su par Argentina.




Considero que la realización de este trabajo, me ha permitido observar la
destacada participación de nuestra diplomacia en la conferencia, así como la
comprensión global de los acontecimientos históricos.


La realidad es demasiado compleja y rica a la vez como para poder realizar un
breve informe acerca de un hecho histórico tan significativo para las relaciones
internacionales. Enfocándonos solo desde una perspectiva histórica, perdemos
perspectivas importantes que nos ayudan a interpretar de forma más acaba las
relaciones internacionales.




                                         Setiembre 2008
Sergio Adrián Panario C.I. 3.121.234-5                    Lic. en RR.II. – Historia 2. Prof. Dr. Hernández




                                         Setiembre 2008

								
To top