Docstoc

adicciones

Document Sample
adicciones Powered By Docstoc
					El alcoholismo es una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir
alcohol etílico, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de
determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta. El alcohólico no tiene
control sobre los límites de su consumo y suele ir elevando a lo largo del tiempo su grado de
tolerancia al alcohol.


Características

Comparación de los efectos negativos del alcohol con las otras 20 drogas más usuales.

Hasta el momento no existe una causa común conocida de esta adicción, aunque varios
factores pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo y las evidencias muestran
que quien tiene un padre o una madre con alcoholismo tiene mayor probabilidad de adquirir
esta enfermedad, una puede ser el estrés o los problemas que tiene la persona que lo ingiere.

Eso puede deberse, más que al entorno social, familiar o campañas publicitarias, a la
presencia de ciertos genes que podrían aumentar el riesgo de alcoholismo.

Algunos otros factores asociados a este padecimiento son la necesidad de aliviar la
ansiedad, conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima, facilidad para
conseguir el alcohol y aceptación social del consumo de alcohol.2

Tratamiento
Los tratamientos contra el alcoholismo incluyen programas de desintoxicación realizados
por instituciones médicas. Esto puede suponer la estancia del paciente durante un periodo
indeterminado, (quizás varias semanas), bajo tutela en hospitales especializados donde
puede que se utilicen determinados medicamentos para evitar el síndrome de abstinencia.

Después del período de desintoxicación, puede someterse al paciente a diversos métodos de
terapia de grupo o psicoterapia para tratar problemas psicológicos de fondo que hayan
podido llevar al paciente a la dependencia. Se puede asimismo apoyar el programa con
terapias que inciten al paciente a repugnar el alcohol mediante fármacos como el
disulfiram, que provoca fuertes y repentinas resacas siempre que se consuma alcohol.

La terapia nutricional es otro tratamiento. Muchos alcohólicos tienen síndrome de
resistencia a la insulina, un desorden metabólico debido al cual el cuerpo no regula
correctamente el azúcar causando un suministro inestable a la circulación
sanguínea.[cita requerida] Aunque este desorden se puede tratar con una dieta hipoglucémica,
esto puede afectar a su comportamiento y su estado anímico. Estos síntomas son efectos
secundarios que se observan a menudo en alcohólicos sometidos bajo tratamiento de
desintoxicación. Los aspectos metabólicos del alcoholismo a menudo se pasan por alto
dando como resultado tratamientos de dudosos resultados.
En los años 1990, los grupos de consultas de autoayuda fueron adquiriendo notoriedad por
sus logros, como lo ha sido el movimiento de Alcohólicos Anónimos.

Impacto social
El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo conlleva el riesgo de una
muerte prematura como consecuencia de afecciones de tipo hepática como la cirrosis
hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, hepatocarcinoma, accidentes o
suicidio.

El alcoholismo no está fijado por la cantidad ingerida en un periodo determinado: personas
afectadas por esta enfermedad pueden seguir patrones muy diferentes de comportamiento,
existiendo tanto alcohólicos que consumen a diario, como alcohólicos que beben
semanalmente, mensualmente, o sin una periodicidad fija. Si bien el proceso degenerativo
tiende a acortar los plazos entre cada ingesta.

El consumo excesivo y prolongado de esta sustancia va obligando al organismo a necesitar
o requerir cantidades crecientes para sentir los mismos efectos, a esto se le llama
"tolerancia aumentada" y desencadena un mecanismo adaptativo del cuerpo hasta que llega
a un límite en el que se invierte la supuesta resistencia y entonces "asimila menos", por eso
tolerar más alcohol es en sí un riesgo de alcoholización.

Las defunciones por accidentes relacionados con el alcohol (choques, atropellamientos y
suicidios) ocupan los primeros lugares entre las causas de muerte en muchos países. Por
ejemplo, en España se considera que el consumo de alcohol-etanol causa más de 100 mil
muertes al año, entre intoxicaciones por borrachera y accidentes de tráfico.3

A su vez, la Secretaría de Salud de México reporta que el abuso del alcohol se relaciona
con el 70% de las muertes por accidentes de tránsito y es la principal causa de fallecimiento
entre los 15 y 30 años de edad. Se estima que 27 mil mexicanos mueren cada año por
accidentes de tránsito y la mayoría se debe a que se encontraban bajo los efectos del
alcohol.4

País por país

En Argentina, la Asociación Civil Luchemos por la Vida calcula que el consumo de alcohol
es el factor determinante en 50% de las muertes en accidentes de tránsito.5 En Chile, el
estudio Perfil de conductores de la Región Metropolitana reveló que el 40% de las muertes
por accidentes de tránsito ocurren bajo la influencia del alcohol.6

Se considera un consumo excesivo diario, 40 gramos de alcohol en hombres, debido a su
mayor tolerancia al alcohol, y 32 gramos de alcohol en mujeres. Un detalle que se puede
mencionar también en la ingesta desmedida de alcohol son los patrones de personalidad de
la personas adicta a tales sustancias. Muchos alcohólicos llegan al alcoholismo por beber
para salir de un estado de dificultad para socializar, o por problemas de baja autoestima. En
algunos casos también el mayor o menor efecto que produce en relación al tiempo de
ingestión hasta el momento en que la tolerancia y procesamiento dejan de ser efectivos.
Una persona con un complejo de inferioridad, entre otros ejemplos, es más propensa a la
poca resistencia al alcohol, pero no es una regla general. Se han observado en pacientes
alcohólicos tolerancia negativa y tolerancia positiva sin una relación causal aparente.



El alcoholismo es una enfermedad crónica y habitualmente progresiva producida por la ingestión excesiva de alcohol
etílico, bien en forma de bebidas alcohólicas o como constituyente de otras
sustancias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el alcoholismo como la
ingestión diaria de alcohol superior a 50 gramos en la mujer y 70 gramos en el
hombre (una copa de licor o un combinado tiene aproximadamente 40 gramos
de alcohol; un cuarto de litro de vino, 30 gramos, y un cuarto de litro de
cerveza, 15 gramos).

El alcoholismo parece ser producido por la combinación de diversos factores
fisiológicos, sicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia
emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral
progresivo y finalmente la muerte.

El alcoholismo afecta más a los varones adultos, pero está aumentando su
incidencia entre las mujeres y los jóvenes. El consumo y los problemas
derivados del alcohol están aumentando en todo Occidente desde 1980,
incluyendo los Estados Unidos, la Unión Europea y la Europa oriental, así como
en los países en desarrollo, como Chile. (Ver: Alcoholismo en Chile)

El alcoholismo, a diferencia del consumo excesivo o irresponsable de alcohol,
ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o sicológico, o un
comportamiento aprendido e inadaptado.

El alcoholismo ha pasado a ser definido recientemente, y quizá de forma más acertada, como una enfermedad
compleja en sí, con todas sus consecuencias. Se desarrolla en el transcurso de años. Los primeros síntomas, muy
sutiles, incluyen la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influye poderosamente en la elección por
parte del enfermo de sus amistades o actividades.

                                       El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que
                                       modifica el estado de ánimo. Al principio el alcohólico puede aparentar una
                                       alta tolerancia al alcohol, consumiendo más y mostrando menos efectos
                                       nocivos que la población normal. Más adelante, sin embargo, el alcohol
                                       empieza a cobrar cada vez mayor importancia, en las relaciones personales,
                                       el trabajo, la reputación, e incluso la salud física. El paciente pierde el control
                                       sobre el alcohol y es incapaz de evitarlo o moderar su consumo. Puede llegar
                                       a producirse dependencia orgánica (física), lo cual obliga a beber
                                       continuamente, para evitar el síndrome de abstinencia. (Ver: Drogadicción)

                                       Efectos

                                       El alcohol produce sobre el organismo un efecto tóxico directo y un efecto
                                       sedante; además, la ingestión excesiva de alcohol durante periodos
                                       prolongados conduce a carencias en la nutrición y en otras necesidades
                                       orgánicas, lo cual complica la situación. Los casos avanzados requieren
                                       hospitalización.

Los efectos sobre los principales sistemas del organismo son acumulativos e incluyen un amplio rango de
alteraciones en el aparato digestivo, entre las que destacan las úlceras de estómago y de duodeno, la pancreatitis
crónica y la cirrosis hepática, así como lesiones irreversibles en los sistemas nerviosos central y periférico. Pueden
llegar a producirse desmayos, alucinaciones e intensos temblores, síntomas del síndrome de abstinencia alcohólica
más grave, y el delirium tremens, que puede ser mortal a pesar del tratamiento adecuado.
Se ha demostrado en fechas recientes que la ingestión de alcohol durante la gestación, incluso en cantidades
moderadas, puede producir daños graves en el feto, especialmente retraso en el desarrollo físico y mental; la forma
más grave de este retraso, poco frecuente, se llama síndrome de alcoholismo fetal.

Efectos directos del alcohol en el organismo

Disminuye el rendimiento intelectual: Entorpece
el juicio, debilita la atención, aumenta los errores
perceptivos, retarda las reacciones. Aumenta la
fatiga.

Provoca lesiones cutáneas: Capilares dilatados
y nariz rugosa de color rojo oscuro.

Provoca complicaciones cardíacas: Como la
insuficiencia y alteración del ritmo cardiaco.

Dificulta la absorción de los alimentos: Causa
desnutrición, deficiencia de vitaminas y anemia.
Como alimento, tiene escasa calidad y sólo
contribuye a engordar. Inflama el esófago
provocando gastritis crónica y úlceras gástricas.

Su acción tóxica es responsable de la
acumulación de grasas en el hígado y de la cirrosis hepática. Disminuye la resistencia del hígado frente a las
infecciones.

Tratamiento

El tratamiento primario comienza con el reconocimiento del alcoholismo como un problema que necesita atención
específica, en vez de considerarlo secundario a otro problema subyacente como se hacía antaño.

                                             Se están desarrollando rápidamente residencias especializadas para su
                                             tratamiento y unidades específicas en los hospitales generales y
                                             siquiátricos.

                                             A medida que la sociedad toma conciencia de la verdadera naturaleza del
                                             alcoholismo, disminuye su consideración como estigma social, los
                                             enfermos y sus familias lo ocultan menos y el diagnóstico no se retrasa
                                             tanto. Los tratamientos más precoces y mejores están produciendo unas
                                             altas y esperanzadoras tasas de recuperación.

                                             Además de resolver las complicaciones orgánicas y los cuadros de
                                             abstinencia, el tratamiento pasa por los consejos y entrevistas
                                             individualizados y por las técnicas de terapia de grupo encaminadas a
                                             conseguir una abstinencia no forzada de alcohol y otras drogas. La
                                             abstinencia es el objetivo deseado.

                                             La adicción a otras drogas, sobre todo tranquilizantes y sedantes, es muy
peligrosa para los alcohólicos.

El Antabús, fármaco que produce intolerancia grave al alcohol, se utiliza a veces como adyuvante. Alcohólicos
Anónimos, grupo de apoyo para enfermos sometidos a otros tratamientos, puede servir a veces para la recuperación
sin necesidad de recurrir al tratamiento siquiátrico formal.

A pesar de los resultados esperanzadores del tratamiento actual, en Chile el problema se presenta ubicándonos en
el primer lugar del mundo, proporcionalmente, en el número de pacientes por daño hepático por ingesta de alcohol.

En el resto del mundo el problema no es menor. Se estima en más de 100.000 el número de muertos anuales sólo
en los Estados Unidos a causa del alcohol. En México, y según las últimas encuestas, el porcentaje de hombres
dependientes del alcohol es de 12,5 por ciento, mientras que el de las mujeres es de 0,6 por ciento. El grupo de
edad que manifestó una incidencia más alta fue de 18 a 29 años, cifras que también se dan en Chile.

Alcohol en el sistema nervioso
  Los efectos del alcohol de acuerdo a la concentración existente en la sangre son:

Euforia y analgesia                                                                                  0,2 – 0,4 g/lt

Incoordinación motora y somnolencia                                                                  0,4 – 0,5 g/lt

Mayor incoordinación y alargamiento del tiempo de reacción                                           1,0 – 1,5 g/lt

Mayor retardo del tiempo de reacción                                                                 1,5 – 2,0 g/lt

Amnesia, coma, depresión respiratoria                                                                2,0 – 3,0 g/lt

Muerte (no tolerantes)                                                                               2,6 – 5,0 g/lt

Muerte (tolerantes)                                                                                  5,0 – 10 g/lt



  Fases en la ingesta de Alcohol

  1. Fase prodrómica ( 0,25 gr./l - 0,3 gr./l ) Cuando el individuo percibe un
  cambio en su estado mental. Determinados tests sicomotores y aptitud
  revelan alteraciones que afectan la percepción de los sentidos y una
  disminución de los reflejos.

  2. Excitación (0,3 gr./l - 1,5 gr./l ) Pérdida de la inhibición y pérdida del
  autocontrol con parálisis progresiva de los procesos mentales más
  complejos. Este es el primer estado que puede comportar cambios de
  personalidad.

  3. Incoordinación (1,5 gr./l - 3 gr./l) Temblor, confusión mental,
  incoordinación motriz: generalmente, la persona acaba durmiéndose.

  4. Coma y muerte (+3 gr./l).

  Intoxicación crónica por alcohol

  Provocada por intoxicaciones agudas repetidas o excesivo y continuado consumo de alcohol. La enfermedad
  dependerá del hábito de beber de cada individuo.

  Los efectos en el organismo se detallan a continuación y cabe destacar que los más afectados son el sistema
  digestivo y el sistema nervioso.

                                                        1. Sobre el comportamiento:

                                                        •   pérdida de la autocrítica,

                                                        •   satisfacción personal,

                                                        • desinhibición al expresarse y actuar con ausencia de respeto
                                                        por los convencionalismos de la sociedad,

                                                        •   diferente apreciación del transcurso del tiempo,

                                                        •   cambio conductual agresivo,

                                                        •   diferente asociación de ideas, memoria, habilidades y precisión.

  2. Cardiovasculares:

  •   (dosis bajas) vasodilatación y pérdida de calor.

  •   (dosis altas) depresión cardiorespiratoria.

  •   (dosis crónicas) daños en el corazón, insuficiencia cardíaca y muscular.

  3. Sistema Respiratorios: (dosis altas) depresión del centro respiratorio

  4. Sistema Renal: efecto de inhibición de la Ach.
5. Sistema reproductor: daño en la espermatogénesis, en 70 días.

6. Sistema endocrino: aumento de la metabolización de la testosterona: esterilidad, ginecomastía, pérdida del vello
púbico.

7. Aparato digestivo y efectos gastrointestinales:

•   aumento de las secreciones (dosis moderadas),

•   irritación gástrica y en el duodeno (dosis aguda),

•   gastritis,

•   úlcera,

•   acumulación de grasas en el hígado (cirrosis, dosis crónicas).

•   Hipercolesterolemia, diabetes y HTA.

•   Alteraciones en el sistema cardiovascular aparición de arterioesclerosis.

• Posibilidad de cáncer de esófago, riesgo que se multiplica cuando al alcoholismo crónico se le une el consumo
del tabaco

8. Sistema Nervioso:

Provoca significativos cambios de personalidad debidos a:

•   Alteraciones de la memoria, fatiga intelectual y egocentrismo.

•   En la recta final, encontraríamos la demencia alcohólica.

• En embarazadas existe un daño en el desarrollo neuronal intrauterino lo que implica feto con ojos chicos, frente
baja y lentitud de crecimiento.

Destrucción de las células nerviosas (neuronas). El alcohol entra rápidamente al cerebro, donde tiene efectos sobre
las neuronas.



Fuentes: Páginas Internet



Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540
Tabaquismo
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda


                        Tabaquismo




                     Distintas formas de fumar tabaco.



                Clasificación y recursos externos


  CIAP-2                                      P17


                              Aviso médico


El tabaquismo es la adicción al tabaco, provocada principalmente por uno de sus
componentes activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el
abuso de su consumo.

Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa de invalidez y
muerte prematura del mundo.1 En Europa el tabaquismo provoca cada año 1,2 millones de
muertes. Está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades, de las cuales
10 son diferentes tipos de cáncer, y es la principal causa del 95% de los cánceres de
pulmón, del 90% de las bronquitis y de más del 50% de las enfermedades cardiovasculares.
En España cada año mueren más de 50.000 personas debido al consumo de tabaco, más que
por los accidentes de tráfico y el consumo de todas las drogas ilegales juntas.

El tabaco
Artículo principal: Tabaco.
El tabaco es adictivo2 debido principalmente a su componente activo, la nicotina, que actúa
sobre el sistema nervioso central. El fumador sufre una dependencia física y psicológica
que genera un síndrome de abstinencia, denominado tabaquismo. La nicotina genera
adicción, pero tiene efectos antidepresivos y de alivio sintomático de la ansiedad. No se
utiliza en farmacia, porque en la segunda mitad del siglo XX se descubrieron antidepresivos
más eficaces y que no crean adicción. Tampoco se emplea para el alivio sintomático de la
ansiedad, salvo en casos excepcionales, porque las benzodiacepinas, que son el tipo de
tranquilizantes más utilizado, también crean dependencia, pero se consideran más eficaces.

Es factor de riesgo en enfermedades respiratorias, cardiovasculares, distintos tipos de
cáncer, y es especialmente perjudicial durante el embarazo. Además, no sólo perjudica a los
fumadores, sino también a los que respiran el mismo aire (fumadores pasivos). El
tabaquismo es la principal causa de mortalidad, en la mayoría de los países desarrollados, a
principios del siglo XXI, aunque hay otros estudios que indican que estas enfermedades
atribuidas al tabaco son en realidad la contaminación industrial y química, los aditivos
alimentarios y los pesticidas utilizados en la agricultura[cita requerida]. Además, el tabaco como
tal es lo que menos se fuma, pues excepto el poco tabaco natural, todo lo que se
comercializa está adulterado con sustancias químicas que le aportan dudosas o
preocupantes propiedades como la de ser más adictivo o mejorar su sabor, y otras que no se
saben porque también tienen fórmulas secretas.[cita requerida] Las industrias agregan aditivos
que el tabaco puro jamás ha tenido, aumentando la toxicidad que de por sí ya tiene. Sin
embargo es importante recalcar que el tabaco por muy puro o de "liar" como se conoce,
siempre causará daño irremediablemente, por lo que la única opción que minimiza el riesgo
de padecer enfermedades respiratorias a edades avanzadas es simplemente no fumar.

Debido a las consecuencias, tanto a la repercusión (dependencia) física, psicológica y social
que genera en los consumidores, ya desde el último Congreso de Psiquiatría que tuvo lugar
en la Habana, fue considerado una enfermedad más, pues requiere tanto tratamiento
medicinal como rehabilitación psicológica y re-educación social. Dichas dependencias son
las más difíciles de corregir, aunque la dependencia física es la que con mayor facilidad
desaparece, después de la abstinencia. Queda constituida desde entonces, como una
enfermedad, que genera enfermedades y otras complicaciones.

[editar] Epidemiología
Según la OMS existen en el mundo más de 1.100 millones de fumadores (2002), lo que
representa aproximadamente un tercio de la población mayor de 15 años. Por sexos el 47 %
de los hombres y un 11 % de las mujeres en este rango de edad consumen una media de 14
cigarrillos/día, lo que supone un total de 5,827 billones de cigarrillos al año. El 74 % de
todos los cigarrillos se consumen en países de bajo-medio nivel de ingresos (Banco
Mundial) (hay que tener en cuenta que la mayor parte de la población mundial vive en
países de bajo-medio nivel de ingresos). Tanto para hombres como para mujeres, el
segmento de edad en la que fuma mayor proporción es el comprendido entre 30 y 49 años.

Las mayores prevalencias mundiales se encuentran en Vietnam, Chile, parte de África y
República Dominicana en hombres (73, 68 y 66 %, respectivamente), mientras que
Dinamarca y Noruega la presentan en la población femenina (37 y 36 %
respectivamente).[cita requerida] Por su elevado volumen poblacional, China, India y la Rusia
son las que agrupan la mayor parte de fumadores del mundo.

En la Unión Europea existe una reducción progresiva del consumo, se mantiene la mayor
prevalencia en hombres que en mujeres, excepto en Suecia, donde el consumo es algo
mayor en mujeres (22% hombres, 24% mujeres). La mayor proporción de fumadores se
encuentra en los países mediterráneos. La prevalencia en España a todas las edades (2003)
es del 36 % de la población.

En México se estima que mueren diariamente entre 122 y 165 personas debido a haber
consumido tabaco, lo que convierte a esta adicción en un grave problema de salud pública.

[editar] Composición físico-química del humo del tabaco

Actualmente la forma de consumo más habitual es la inhalación de los productos de
combustión del tabaco. En el extremo del cigarrillo que se está quemando se alcanzan
temperaturas de hasta 100º C. Se han reconocido cerca de 5.000 compuestos químicos en
las distintas fases (gaseosa, sólida o de partículas) del humo del tabaco. Entre estos
compuestos químicos se han identificado sin dudas al DDT (insecticida,
propano(combustible para naves espaciales y propelente de aerosoles como en
antitranspirante), benceno, butano, arsénico y, como trágica anécdota, cianuro de
hidrógeno, que era nada más y nada menos que el gas utilizado por los nazis en las
tristemente célebres cámaras de gas de exterminio de judíos en los campos de
concentración. Se consideran ingredientes del tabaco (término aconsejado por la OMS) a
todos los componentes del producto, mientras que emisiones de los productos del tabaco a
lo que realmente capta el fumador siendo la principal causa de mortalidad y enfermedades
atribuidas al tabaco, y exposición a la parte de emisiones que realmente absorbe el
fumador. Actualmente las emisiones son el punto principal de la regulación, aunque los
ingredientes permisibles también están regulados.

[editar] Tabaco y salud

El fumar puede ser el causante de varias enfermedades, como el cáncer de pulmón, la
bronquitis y el enfisema pulmonar.

El tabaquismo es reconocido desde hace varios años como un problema de salud pública,
debido a que los daños a la salud asociados al consumo del tabaco causan más de medio
millón de muertes en el continente americano. El fumar es la causa más frecuente de
muertes que pueden evitarse. Según los últimos informes, cientos de miles de personas
mueren anualmente de forma prematura debido al tabaco. Estudios recientes indican que la
exposición al humo de los cigarrillos fumados por otra gente y otros productos del tabaco,
producen al año la muerte de miles de personas que no fuman. Pese a estas estadísticas y a
numerosos avisos sobre los peligros de fumar, millones de adultos y adolescentes siguen
fumando. De todos modos se están haciendo progresos: cada día son más las personas que
dejan de fumar.
En el año 2004, la Organización Mundial de la Salud estimaba en 4,9 millones el número
de muertes anuales relacionadas con el consumo de tabaco. Pese a existir una probada
relación entre tabaco y salud, esto no impide que sea uno de los productos de consumo
legal que puede matar al consumidor asiduo.

Fumar un sólo cigarrillo da lugar a una elevación del ritmo cardíaco, la frecuencia
respiratoria y la tensión arterial. El humo produce una reacción irritante en las vías
respiratorias. La producción de moco y la dificultad de eliminarlo es la causa de la tos.
Debido a la inflamación continua se produce bronquitis crónica. También produce una
disminución de la capacidad pulmonar, produciendo al fumador mayor cansancio y
disminución de resistencia en relación a un ejercicio corporal.

[editar] Tabaco y embarazo

Durante el embarazo el tabaco multiplica su potencial dañino generando no sólo riesgos
para la fumadora, sino también para el bebé, entre otros riesgos aumentan los de sufrir
embarazo ectópico, hemorragias vaginales, alteraciones cardiacas, o en el bebé riesgo de
nacer con bajo peso, insuficiencias respiratorias, riesgo de padecer muerte súbita, infartos o
leucemia infantil.

                                                            Carcinógenos humanos conocidos

                                                           Benceno

                                                           2-Naftilamina

                                                           4-Aminobifenil

                                                           Níquel

                                                           Polonio

                                                            Carcinógenos humanos probables

                                                           Formaldehído

                                                           Hidrazida

                                                           Benzopireno

                                                           Anilina

                                                           Cadmio

                                                                     Sustancias tóxicas
El humo del tabaco se compone de una corriente              Monóxido de carbono
primaria o principal, que es la que inhala directamente
el fumador, y una corriente secundaria, generada            Acroleína
mediante la combustión espontánea del cigarro. Se
han identificado más de 4.000 sustancias nocivas en el      Amonio
humo del cigarrillo, de los cuales al menos 60 son
probables carcinógenos humanos, como los 4-                 Óxidos de nitrógeno
aminobifenoles, benceno, níquel, otras sustancias
tóxicas son monóxido de carbono, dióxido de                     Tabaco y cáncer de pulmón
carbono, nitrosaminas, amoníaco, y otras están como
partículas en suspensión (alquitranes y nicotina).3

[editar] Tabaco y cáncer

La primera evidencia que se tiene de su relación fue
sugerida en 1761 por John Hill, que describió el
desarrollo de pólipos laríngeos en los consumidores
de rapé; dos de los casos que describió presentaban
una trasformación maligna; esta asociación ha sido
corroborada en multitud de ocasiones desde esa
época.
                                                            Principales componentes de fase de
En 1941 los trabajos de Yamagawa e Ichikawa,
demuestran por primera vez la naturaleza carcinógena           partículas del humo del tabaco
de diferentes hidrocarburos del humo de cigarrillos.
Posteriormente en 1950 y 1952 los trabajos de Doll y        Componente       Concentración
Hill publicados en BMJ y usando metodología del
tipo estudio caso-control ya sugieren que el tabaco es      Alquitrán        1-40 mg
la principal causa de cáncer de pulmón.
                                                            Nicotina         1-2,5 mg
El tabaco se ha relacionado con diferentes cánceres:
cáncer de pulmón, laringe, orofaringe, esófago,             Fenol            20-150 mcg
estómago, páncreas, hígado, colon, recto, riñón,
vejiga, mama, aparato genital, linfático. En el humo        CAMECOL          130-280 mcg
del tabaco se encuentran numerosos compuesto
químicos cancerígenos que provienen de la                   Pireno           50-200 mcg
combustión, como el benceno, el benzopireno, el
óxido nítrico, los derivados fenólicos y nitrosaminas,      Benzo pireno     20-40 mcg
además de ser una fuente importante de la nicotina,
que se considera un fármaco psicoadictivo.

Se cree que el causante del 85% de los cánceres a causa del tabaco es el alquitrán que
contienen los cigarrillos estándar. En su cubierta se pueden observar una serie de finas
líneas. Estas líneas son del alquitrán que la marca coloca a cada cierta distancia para que el
cigarro no llegue a apagarse y siga consumiéndose de forma continua[cita requerida]. Dicha
concentración provoca que un fumador de cigarrillos estándar tenga hasta 5 veces más
probabilidades de contraer cáncer con respecto a otro que fume puros o en pipa[cita requerida].

[editar] Tabaco y patología vascular

Las enfermedades del aparato circulatorio constituyen la primera causa de muerte en la
sociedad occidental. Los dos componentes más importantes son las enfermedades
cerebrovasculares y la enfermedad isquémica del corazón o enfermedad coronaria.

Está demostrado que la mortalidad por enfermedades vasculares aumenta en los fumadores.
El tabaco multiplica por cuatro la probabilidad de padecer una enfermedad coronaria o
cerebrovascular.

Entre las múltiples sustancias del humo del cigarrillo, las que presentan un mayor efecto
adverso son la nicotina y el monóxido de carbono (CO).

En Uruguay, después de la prohibición de fumar en espacios cerrados, se detectó una
importante disminución en el número de ingresos a instituciones de salud por infarto agudo
de miocardio.4

[editar] Tabaco y enfermedad respiratoria no tumoral

Los efectos del tabaco sobre las vías respiratorias se han descrito tanto a nivel de
estructuras (vías aéreas, alvéolos y capilares) como en los mecanismos de defensa
pulmonar. Provocando, en los fumadores, sintomatología respiratoria y deterioro de la
función pulmonar. El tabaco causa hipersecreción, lo que da origen a tos y expectoración
crónica en los fumadores

      Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.
      Síndrome de apnea obstructiva durante el sueño.

Se ha descrito otras enfermedades respiratorias en relación con el tabaco como la fibrosis
pulmonar idiopática, bronquiolitis obliterante con neumonía organizativa (BONO),
granuloma eosinófilo, hemorragia pulmonar y enfermedad pulmonar metastásica. Existe
evidencia de que el tabaquismo es un factor predisponente importante en el neumotórax
espontáneo. Es un factor constante en la Histiocitosis X. La neumonía intersticial
descamativa también está asociada al consumo del tabaco.

A fecha de 1997, los europeos y los chinos son los principales consumidores de tabaco per
cápita del mundo, según el periódico alemán Nassauische Neue Presse, de Fráncfort del
Meno. El 42% de los hombres y el 28% de las mujeres de la Unión Europea son fumadores,
pero estos porcentajes son mucho más altos en el grupo de edades comprendidas entre los
25 y los 39 años. El tabaquismo siega anualmente la vida de 100.000 personas en Alemania
y 100.000 más en Gran Bretaña. En fechas recientes a 1997, el presidente de la República
Checa, Václav Havel, fumador empedernido durante muchos años, recibió tratamiento
contra el cáncer de pulmón. De acuerdo con el diario Süddeutsche Zeitung, el presidente
escribió al movimiento europeo denominado Tabaquismo o Salud para expresar su
admiración por cualquiera que logre abandonar el hábito.

[editar] Tabaco y patología dermatológica

Fundamentalmente con un efecto de envejecimiento precoz y aparición de arrugas faciales
(rostro de fumador). Para evitar este problema los fumadores deben beber
aproximadamente un 50% más de agua que los no fumadores, ya que el fumar produce un
cierto grado de deshidratación. Igualmente un estudio detecto que el 42,2 por ciento de las
adictas al tabaco desarrollaron acné no inflamatorio; dolencia caracterizada por presencia
de poros cerrados, quistes y puntos blancos y negros.5

[editar] Tabaco y patología digestiva

El consumo de tabaco se ha asociado con la gastritis, úlcera gastroduodenal, esofagitis por
reflujo, hipertrofia de papilas gustativas con déficit del sentido del gusto, y los cánceres de
boca, lengua, laringe, esófago y páncreas.

[editar] Lucha contra el consumo
Actualmente, la Organización Mundial de la Salud y muchos gobiernos luchan contra el
tabaquismo por medio de la concienciación de la población (Día Mundial Sin Tabaco —
cada 31 de mayo—, publicidad, etc.), y la prohibición de fumar en lugares públicos o
cerrados.

Contra la industria tabacalera luchan también numerosas asociaciones, habiéndose ganado
importantes juicios contra ésta en Estados Unidos, por prácticas como agregar nicotina
extra al tabaco natural. Además, se ha criticado duramente a estas empresas por dirigir su
publicidad hacia niños y adolescentes, utilizar intensamente publicidad engañosa, como en
el caso de los cigarrillos light, y haber patrocinado numerosos estudios supuestamente
científicos que demostrarían efectos beneficiosos del tabaco, que luego resultarían no ser
tan ciertos.

[editar] Dependencia física de la nicotina
Colillas

No existe hoy día una opinión unánime acerca de la importancia de la dependencia física a
la nicotina como mayor o único componente de la adicción. Allen Carr, creador de un
conocido método para dejar de fumar, afirmaba que aunque la ansiedad provocada por la
retirada de la nicotina es físicamente real, es más leve de lo que aparenta. Por tanto, esta
ansiedad, aunque existente, podría estar multiplicada en la mente del fumador por factores
sociales, situaciones de estrés o sus propios temores, lo que, de ser cierto, agregaría un
componente psicológico muy importante a la adicción física.

          Dependencia moderada-intensa: consumo de más de 20 cigarrillos al día, fuman el primer
           cigarrillo en la primera media hora después de levantarse.
          Dependencia leve: consumo de menos de 20 cigarrillos al día, fuman el primer cigarrillo
           después de media hora de levantarse.


[editar] Legislación internacional
La Organización Mundial de la Salud (OMS) es el organismo internacional que abandera y
estimula el cambio de actitudes de muchos gobiernos a la vez que trata de crear un
convenio marco que suscriban los gobiernos y se comprometan a desarrollar acciones más
decididas en la prevención y control del tabaquismo. El Banco Mundial en un informe
redactado y publicado en 1999, también se ha incorporado a las políticas internacionales de
prevención.

Las medidas iniciales de la OMS, se basaron en:

          Elaboración de informes científicos por comités de expertos
          El desarrollo de los programas Tabaco y Salud (1988 - 1995; 1996 - 2000).
          La adopción de resoluciones, la última adoptada en 1996, insta a elaborar un Convenio
           Marco para la Lucha Antitabáquica (CMLA), y de uso como instrumento jurídico
           internacional
          El convenio marco para el control del tabaco es un tratado antitabaco promovido por la
           Organización Mundial del Comercio (OMC) que entró en vigencia el 27 de febrero de 2005,
           tras años de oposición e intentos de negociación de la industria tabacalera.
          Países europeos han ratificado el tratado, entre ellos Alemania, Francia, el Reino Unido y
           España.
          También lo han ratificado Uruguay, Australia, Japón, India, Chile México y Canadá.

En plazo de cinco años, estas naciones deberán prohibir la publicidad, la promoción y el
patrocinio del consumo de tabaco.
¿Que es la drogodependencia?




La drogodependencia también llamada dependencia a sustancias psicoactivas es un tema serio que
requiere la ayuda de un centro de desintoxicación, provoca la IMPERIOSA NECESIDAD que tiene una
persona por consumir bebidas con contenido alcohólico u otra clase de drogas (marihuana, cocaína,
Inhalantes, tranquilizantes, alucinógenos, etc).


Esta necesidad no desaparece a pesar de que la persona consumidora sufra las consecuencias negativas
producidas al momento o después de dejar de usarlas. Por norma general, la drogodependencia se trata
más de una necesidad psicológica que física.




                Como    empresa    recomendada      aconsejamos   Control   &   consulting,   un   centro   de
desintoxicación cuyo objectivo es la ayuda a superar la adicción a distintos tipos de sustancias psicoactivas
como podrían ser las drogas o el alcohol, para así conseguir ser independientes de estas sustancias y poder
integrarse mejor a la vida social, familiar y laboral.




La adicción de la drogodependencia tiene cuatro puntos cardinales que son:


             Obsesión: En la que el individuo no piensa en otra cosa que no sean las drogas
             Consecuencias negativas: Lo que hace que una droga sea nociva es que la vuelve en contra
              de la misma persona y en contra de los demás.
             Falta de control: El tratar de controlar una conducta adictiva es casi imposible
             Negación: Los adictos niegan dos cosas que son: que pueden controlar la droga y que sus
              problemas se deben a las drogas.




La adolescencia es una etapa del desarrollo evolutivo de las personas en que de corre mayor riesgo de
volverse adicto a las drogas, pero también es la etapa de la vida en que la acción preventiva contra la
drogodependencia causa un mayor efecto. La herramienta más eficaz para evitar o retrasar el consumo
de drogas es la prevención, por lo cual la incluimos en este trabajo junto con las diferentes estrategias de
prevención como son: La estrategia informativa, La estrategia formativa y ofrecer alternativas.


La adicción al alcohol y a las drogas es una enfermedad PRIMARIA, PROGRESIVA y MORTAL.


¿Que entendemos por droga?




La OMS (Organización Mundial de la Salud) califica como droga "Toda sustancia que introducida en un
organismo vivo puede modificar una o varias de sus funciones y es susceptible de crear dependencia,
y que puede a la vez provocar tolerancia".


En cuanto a los efectos psíquicos se nos ofrece una visión un poco más completa en la siguiente
"Sustancias naturales o de síntesis con propiedades estupefacientes, alucinógenas o excitantes, que
provocan en cierta medida el fenómeno de drogodependencia".


A pesar de todo, la drogodependencia se puede tratar y detener a tiempo si el enfermo se deja ayudar
por especialista en un centro de desintoxicación. Hay mucha gente que lo está intentando con buenos
resultados en la actualidad.
Codependencia
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

La codependencia es una condición psicológica en la cual alguien manifiesta una excesiva,
y a menudo inapropiada, preocupación por las dificultades de alguien más.

Contenido
[ocultar]

       1 Características de la persona codependiente
       2 Descripción
       3 Bibliografía en español
       4 Véase también
       5 Enlaces externos



[editar] Características de la persona codependiente
El codependiente suele olvidarse de sí mismo para centrarse en los problemas del otro (su
pareja, un familiar, un amigo, etc), es por eso que es muy común que se relacione con gente
"problemática", justamente para poder rescatarla y crear de este modo un lazo que los una.
Así es como el codependiente, al preocuparse por el otro, olvida sus propias necesidades y
cuando la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra, se
deprime e intenta controlarlo aún más. Con su constante ayuda, el codependiente busca
generar, en el otro, la necesidad de su presencia, y al sentirse necesitado cree que de este
modo nunca lo van a abandonar.

Es muy común que en una relación, el codependiente no pueda poner límites y
sencillamente todo lo perdone, a pesar de que la otra persona llegue a herirlo de manera
deliberada, esto es simplemente porque el codependiente confunde la "obsesión" y
"adicción" que siente por el otro con un inmenso amor que todo lo puede. Por ende, el
codependiente es incapaz de alejarse por sí mismo de una relación enfermiza, por más
insana que ésta sea, y es muy común que lleguen a pensar que más allá de esa persona se
acaba el mundo, hasta que reconocen su condición psicológica y el codependiente decide
hacer algo para cambiar la manera en que vive y así, terminar con la codependencia o no
volver a generar su codependencia en otras personas o en futuras relaciones.

[editar] Descripción
La codependencia consiste en estar total o casi totalmente centrados en una persona, un
lugar o en algo fuera de nosotros mismos. La codependencia se caracteriza por una
negación inconsciente de nuestras emociones. La negación es una respuesta humana natural
a situaciones a las que no podemos hacer frente o que no podemos permitirnos sentir.
Generalmente se origina en la niñez (pero puede aparecer a cualquier edad), dentro de un
ambiente familiar (o grupal) no sano. Es nuestra forma de protegernos. Es un proceso
inconsciente necesario para la supervivencia en determinadas circunstancias.

Un codependiente debe superar esta enfermedad psicológica para poder ser libre de elegir
con quien relacionarse y, más aún, poner límites.

Tales conductas, (las de concentrarse en una persona o lugar fuera de nosotros) que bien
pueden aminorar el conflicto y facilitar las tensiones dentro de la familia (o grupo) en el
corto plazo, son contraproducentes a largo plazo, dado que, en este caso, el codependiente
está realmente apoyando (“facilitando”) el comportamiento adictivo de la persona de la cual
es codependiente (p. ej esposo alcohólico).

La codependencia también puede ser un conjunto de conductas de inadaptación,
compulsión, aprendidas por los miembros de una familia (o grupo) a fin de sobrevivir en un
ambiente que experimenta una gran tensión y pena emocional causada, por ejemplo, por el
alcoholismo u otra adicción de un miembro de la familia, abuso sexual o de otro tipo de
adicción o una enfermedad crónica de un familiar, o fuerzas externas a la familia, como la
pobreza. También existen cuadros de codependencia en situaciones no extremas.

Algunos síntomas de la codependencia son: conducta controladora, desconfianza,
perfeccionismo, evitar hablar de los sentimientos, problemas de intimidad, comportamiento
protector, hipervigilancia o malestar físico debido a stress. A menudo la codependencia va
acompañada por depresión, ya que el codependiente sucumbe ante sentimientos de
frustración o tristeza extrema por su incapacidad de realizar cambios en la vida de la otra
persona (o personas) y puede llegar también a producir ataques de pánico en quienes lo
padecen.

Los individuos que sufren codependencia pueden buscar asistencia a través de varias
terapias verbales, sin embargo pueden abandonarla cuando en el proceso descubren que los
puede llevar a "dejar" al otro. puede recurrirse a terapia farmacológica para la depresión
asociada. Además existen grupos para codependencia; algunos de estos son Codependientes
anónimos (CoDA) y Al-Anon/Alateen o tambien un Grupo de 4° y 5° paso, los cuales están
ambos basados en el modelo de 12 pasos creado por Alcohólicos Anónimos.

Se han escrito muchos libros sobre el tema de la Codependencia, incluyendo las obras de
Melody Beattie, quien se ha vuelto uno de los portavoces de la industria de autoayuda para
la codependencia. También es autora de Codependent No More entre otros muchos
volúmenes. Sin embargo, cabe advertir que no todos los profesionales de la salud mental
son de la misma opinión acerca de la co-dependencia o sus métodos normales de
tratamiento. Katz & Liu, en The Codependency Conspiracy: How to Break the Recovery
Habit and Take Charge of Your Life, establecen que la co-dependencia está sobre-
diagnosticada, y que mucha gente que podría ser auxiliada con tratamientos de más corto
plazo, en cambio se vuelven dependientes de programas de auto-ayuda a largo plazo.
Ludopatía
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda


                                Ludopatía




       Una dedicación compulsiva a los juegos de azar es la base de la ludopatía



                   Clasificación y recursos externos


  CIE-10                             F63.0


  CIE-9                              312.31


  MeSH                               D005715


                                   Sinónimos

           Ludomanía
                          Aviso médico


La ludopatía es un impulso irreprimible de jugar a juegos de casino a pesar de ser
consciente de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se considera un trastorno del
control de los impulsos, y por ello la American Psychological Asociación no lo considera
como una adicción.1 El juego patológico se clasifica en el DSM-IV-R en trastornos del
control de los impulsos, que también incluyen la cleptomanía, piromanía y tricotilomanía,
en los que estaría implicada la impulsividad, pero no presenta comorbilidad con dichos
trastornos. Si bien el sistema DSM (III, III-R y IV1) y la CIE-102 incluye este trastorno
entre las alteraciones debidas a un bajo control de los impulsos, lo cierto es que los criterios
diagnósticos operativos DSM tienen exactamente el mismo diseño que el de las adicciones
a sustancias, lo que muestra la concepción subyacente para la enfermedad en ese sistema:
se trata de un problema adictivo "sin sustancia" incluido en un apartado que no es el suyo.2
3




Contenido
[ocultar]

       1 Clasificación de la APA
            o 1.1 Base biológica
            o 1.2 Relación con otros problemas
       2 Prevalencia
       3 Evaluación
       4 Tratamiento del juego patológico
       5 Ludopatía en la cultura y la ficción
       6 Referencias



[editar] Clasificación de la APA
El juego patológico fue reconocido oficialmente como 6to grado B del Colegio América de
salud mental en el año 1980 cuando la Sociedad Americana de Psiquiatría (APA) lo incluye
por primera vez como trastorno en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos
Mentales, en su tercera edición (DSM-III).

De acuerdo con el DSM-IV, el juego patológico se define actualmente de manera separada
a la de un episodio maniaco. Sólo cuando el juego se da de forma independiente de otros
trastornos impulsivos, del pensamiento o del estado de ánimo se considera como una
patología aparte. Para recibir el diagnóstico, el individuo debe cumplir al menos cinco de
los siguientes síntomas:
   1. Preocupación. El sujeto tiene pensamientos frecuentes sobre experiencias relacionadas
       con el juego, ya sean presentes, pasadas o producto de la fantasía.
   2. Tolerancia. Como en el caso de la tolerancia a las drogas, el sujeto requiere apuestas
       mayores o más frecuentes para experimentar la misma emoción.
   3. Abstinencia. Inquietud o irritabilidad asociada con los intentos de dejar o reducir el juego.
   4. Evasión. El sujeto juega para mejorar de su estado de ánimo o evadirse de los problemas.
   5. Revancha. El sujeto intenta recuperar las pérdidas del juego con más juego.
   6. Mentiras. El sujeto intenta ocultar las cantidades destinadas al juego mintiendo a su
       familia, amigos o terapeutas.
   7. Pérdida del control. La persona ha intentado sin éxito reducir el juego.
   8. Actos ilegales. La persona ha violado la ley para obtener dinero para el juego o recuperar
       las pérdidas.
   9. Arriesgar relaciones significativas. La persona continúa jugando a pesar de que ello
       suponga arriesgar o perder una relación, empleo u otra oportunidad significativa.
   10. Recurso a ajenos. La persona recurre a la familia, amigos o a terceros para obtener
       asistencia financiera como consecuencia del juego.

[editar] Base biológica

De acuerdo con el Illinois Institute for Addiction Recovery, las últimas evidencias indican
que el juego patológico es una adicción similar a las químicas. Se ha visto que algunos
jugadores patológicos tienen menores niveles de norepinefrina que los jugadores normales.

De acuerdo con un estudio dirigido por Alec Roy, M.D. , antiguo miembro del National
Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, la norepinefrina se secreta en condiciones de
estrés o amenaza, de modo que los jugadores patológicos juegan para elevar sus niveles.

Abundando en esto, de acuerdo con un informe de la Harvard Medical School Division on
Addictions se generó un experimento en el que a los sujetos se les presentaban situaciones
en las que podían ganar o perder en un entorno que simulaba un casino. Las reacciones de
los sujetos se medían utilizando RMNf, una técnica de neuroimagen muy similar a la
Resonancia magnética nuclear. Y de acuerdo con el doctor Hans Breiter, codirector del
Centro de neurociencia de la motivación y la emoción del Hospital General de
Massachusetts, las "recompensas en metálico en un ambiente que reproduce un ambiente de
juego produce una activación cerebral muy similar a la que se observa en un adicto a la
cocaína recibiendo una dosis."

Las deficiencias de serotonina también pueden contribuir a una conducta compulsiva, lo
cual incluye una adicción al juego.

[editar] Relación con otros problemas

A medida que se acumulan las deudas los afectados pueden recurrir a "soluciones"
desesperadas para conseguir dinero para "recuperar" a través del juego, como pequeños
hurtos, o pedir nuevos créditos para tapar las deudas más difíciles de ocultar. La existencia
del hecho delictivo depende de las circunstancias facilitadoras del medio para cometerlo y
de la personalidad base del afectado.
Como consecuencia de la enfermedad, el afectado puede tener depresión,4 ansiedad,
ataques cardíacos (consecuencia del estrés),puede tener ideaciones suicidas por
desesperación si no recibe tratamiento.5

Por otro lado un número considerable de afectados tiene TDAH.

También se sabe que algunos antiparkinsonianos pueden provocar ludopatía.

En un estudio de 1991 sobre relaciones en varones estadounidenses se encontró que el 10%
de los jugadores compulsivos se habían casado tres veces o más. Sólo el 2% de los no
jugadores se habían casado más de dos veces. 6

[editar] Prevalencia
Un estudio de la Comisión para el juego del Reino Unido, el "British Gambling Prevalence
Survey 2007", concluyó que aproximadamente el 0.6% de la población adulta tenía
problemas con el juego, el mismo porcentaje que en 1999. La mayor prevalencia de la
ludopatía se encontró entre los participantes en apuestas por diferencias (14.7%),
Terminales de apuestas fijas e intercambio de apuestas (11.2%)7

En el meta-análisis de Shaffer y Hall en 1996 sobre la prevalencia del juego patológico
entre adolescentes (de 13 a 20 años) la media estimada para el juego patológico o para
graves problemas con el juego oscilaba entre el 4.4% y el 7.4%.8

El conocimiento científico disponible parece indicar que la ludopatía es una tendencia
interna y que los ludópatas tienden a arriesgar dinero en cualquier juego disponible, más
que en uno en particular, generando ludopatía en otros individuos que, de otro modo, serían
"normales". No obstante, las investigaciones también indican que los ludópatas en juegos
de desarrollo rápido. Por ello es mucho más probable que pierdan dinero en la ruleta o en
una máquina tragaperras, en el que los ciclos terminan rápido y existe una constante
tentación de jugar una y otra vez o aumentar las apuestas, en oposición a las loterías
nacionales, en las que el jugador debe esperar hasta el próximo sorteo para ver los
resultados.

Henry Lesieur, un psicólogo del programa de tramiento para jugadores del Hospital de
Rhode Island afirma que el 30 por ciento de los beneficios de las máquinas de juego
proceden de ludópatas.9 En un estudio reciente en Cataluña, en 2007, se ha estimado que
76,35% de usuarios de máquinas tragaperras de los bares y restaurantes tenían una
problable ludopatia o afectación en el control.

Se ha implicado a los agonistas de la dopamina, en particular el pramipexol (Mirapex) en el
desarrollo del juego compulsivo y de otros patrones de conducta con excesos.10

[editar] Evaluación
El instrumento más habitual para detectar una "probable conducta de juego patológico" es
el South Oaks Gambling Screen (SOGS) desarrollado por Lesieur y Blume (1987) en el
South Oaks Hospital de New York City. Este test es sin duda el instrumento más citado en
la literatura científica psicológica.11 En estos últimos años el uso del SOGS ha decaído
debido a las crecientes críticas, entre las que se encuentran las que afirman que sobreestima
los falsos positivos.

Los criterios diagnósticosdsf del DSM-IV son una alternativa al SOGS, y se centran en las
motivaciones psicológicas subyacentes al problema del juego, y fueron desarrolladas por la
American Psychiatric Association. Se compone de diez criterios diagnósticos. Una prueba
basada en los criterios del DSM-IV criteria es el National Opinion Research Center DSM
Screen for Gambling Problems (NODS). Esta medición es utilizada con bastante
frecuencia. El Canadian Problem Gambling Severity Index (PGSI) es otro instrumento de
evaluación PGSI se centra en los daños y consecuencias asociadas con la ludopatía.

[editar] Tratamiento del juego patológico
Existen una gran variedad de tratamientos para el juego patológico que incluyen el consejo,
los grupos de autoayuda y la medicación psiquiátrica. Sin embargo, no se considera que
ninguno de estos tratamientos sea el más eficaz, y no se ha aprobado ninguna medicación
por parte de la FDA para el tratamiento del juego patológico.

Jugadores anónimos es un tratamiento comúnmente utilizado para la ludopatía. Modelado
con base en el tratamiento de Alcohólicos Anónimos, utiliza un modelo en 12 pasos que
hace hincapié en un enfoque de ayuda mutua.

Se ha visto que un enfoque, la terapia cognitivo-conductual reduce los síntomas y las
urgencias relacionadas con el juego. Este tipo de terapia se centra en la identificación de los
procesos mentales relacionados con el juego, las distorsiones cognitivas y del ánimo que
incrementan la vulnerabilidad al juego incontrolado. Además, esta terapia utilizan técnicas
de adquisición de competencias orientadas a la prevención de las recaídas, asertividad y
rechazo del juego, resolución de problemas y refuerzo de las actividades e intereses
inconsistentes con el juego. Algunas páginas web como www.ludopatia.org o
www.ludopatia.cat dan consejos a jugadores y familiares afectados por ludopatía.

Existen evidencias de que la paroxetina es eficiente en el tratamiento del juego
patológico.12 Además, para pacientes que sufren la comorbididad del trastorno bipolar y el
juego patológico, la administración continuada de litio se ha mostrado eficaz en ensayos
preliminares.13 El fármaco antagonista de los opiáceos conocido como malmefeno también
ha resultado exitoso en los ensayos para el tratamiento del juego compulsivo.

[editar] Ludopatía en la cultura y la ficción
En la ficción, Dostoievski escribió la obra El jugador, en parte autobiográfica. En el
psicoanálisis, Sigmund Freud escribió un ensayo basado en esta obra.
En el arte, Michelangelo Merisi da Caravaggio en 1594 realizó su obra Jugadores de
cartas.

En la serie de televisión estadounidense Cómo conocí a vuestra madre se comenta
numerosas veces la ludopatía de uno de sus protagonistas principales, Barney Stinson.

En la serie de televisión estadounidense Los Simpsons el personaje de Marge Simpson
sufre de algunas enfermedades, entre ellas la más destacada es la ludopatía que se ve
claramente en el capítulo Springfield (Or, How I Learned to Stop Worrying and Love
Legalized Gambling) (temporada 5), cuando el [Sr Burns] abre un casino en Springfield.

En la octava temporada de la serie de televisión española Cuéntame cómo pasó el personaje
Antonio Alcántara queda atrapado en el juego del póker y, como consecuencia, llega a
deber la cantidad aproximada de 300.000 pesetas de la época. Para zanjar la deuda,
recurrirá a su hermano Miguel, quien le dará un dinero ganado por la venta de unas tierras
del pueblo. Finalmente salda la deuda en el capítulo 139 pero, aún así, la relación con su
mujer Mercedes queda afectada.
Mitomanía
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

        Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada,
        como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
        Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando:
        {{subst:Aviso referencias|Mitomanía}} ~~~~



                        Mitomania

               Clasificación y recursos externos


                            Aviso médico


Del griego mythos (mentira) y mania (modismo). Se define mitomanía como el trastorno
psicológico consistente en mentir de forma patológica continuamente distorsionando la
realidad y haciéndola más soportable; el mitómano sublima su impulso transformándolo en
arte. El dramaturgo novohispano Juan Ruiz de Alarcón expuso un modelo de esta patología
en su obra La verdad sospechosa.

Tendencia morbosa a desfigurar, engrandeciendo la realidad de lo que se dice.

Con frecuencia, el enfermo, de carácter más bien paranoide, desfigura mentirosamente la
propia idea que tiene de sí mismo, magnificándola (delirio de grandeza) o simplemente
disfrazando unos humildes orígenes con mentiras de todo tipo, de forma que llega
realmente a creerse su propia historia y se establece una gran distancia entre la imagen que
tiene la persona de sí mismo y la imagen real. Muchos famosos (cantantes de pop,
celebridades de diez minutos, etc.) han padecido esta patología.

Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento social frecuente, el mitómano se
caracteriza por recurrir a esta conducta continuamente sin valorar las consecuencias, con tal
de maquillar una realidad que considera inaceptable urdiendo todo tipo de sistemas
delirantes. Esta característica está asociada a trastornos de personalidad graves y se puede
relacionar con dos tipos de caracteres: por un lado, los necesitados de estimación, y por
otro, los que sufren un trastorno de personalidad hipertímica, es decir, las personas que
tienen un ánimo muy elevado (superficiales, frívolos, impacientes).

Algunos adolescentes padecen de este trastorno debido a su personalidad inestable y por
eso difaman palabras tales como Endenantes. Es bueno señalar que esto mayormente se da
en aquellos cuyos padres son excesivamente rígidos o exigentes con ellos.
La Mitomanía es el trastorno psicológico caracterizado por mentir de forma compulsiva y
patológica. Se falsea la realidad para hacerla más soportable. En Depsicología hablamos de
la mitomanía.




Cuando mentir se convierte en un habito, cuando mentir es la única forma de
relacionarnos con los demás, hablamos de mitomanía.En la mitomanía quien la sufre
puede tener un carácter con rasgos paranoides. Desfigura la idea que tienes sobre si mismo
y la magnifica como en un delirio de grandeza o oculta datos con mentiras. Se diseña una
historia y se la cree.

La mitomanía o ser mentiroso patológico:

      Es un impulso irrefrenable de mentir, no es en sí una enfermedad (aunque hay
       profesionales de la salud mental que ya la consideran una enfermedad) pero si es un
       síntoma de que esa persona psicológicamente no está bien.
      Los especialistas comentan que el mitómano tiene una tendencia patológica a
       deformar la realidad.
      Se miente pensando se ganará prestigio, se mejorará la imagen que los demás tienen
       de él.
      Se puede mentir para manipular a las personas o por hacer daño.
      No es algo inofensivo. Tiene efectos negativos sobre quien la padece y sobre
       quienes la sufren.
      El mitómano comienza a perder credibilidad entre su entorno.
      Un estafador con esta predisposición es una persona peligrosa, el engaño para
       lograr bienes o dinero

Casos de Mitomanía

El mitómano pasa inadvertido mientras no hablas con él/ella. Una vez estableces una
relación comienzan sus mentiras y al final son tantas que acaba siendo desenmascarado. Por
ejemplo el caso de Enrique. Solía presumir ante sus amigos y compañeros de trabajo de sus




viajes en Europa.

Hablaba de los hoteles donde se había alojado, los restaurantes que conocía, el menú que
pedía en estos lugares. Estocolmo, París Madrid eran ciudades de su itinerario. Describía
todo de forma precisa con muchos detallas de tal forma que todos le creía, hasta que un día
fue descubierto. Por temas de trabajo debía ir a Estados Unidos en viaje de negocios,
resultó que no solo no tenía pasaporte para viajar a Estados Unidos, sino que no había
salido de los limites de su región.

La mitomanía no es inofensiva. Al contrario, tiene una serie de efectos en distinto nivel.
En el plano social, el mitómano comienza a perder credibilidad y se lo categoriza como el
“cuenta cuentos”. A nivel familiar, es visto como una persona poco confiable y desde el
punto de vista de las amistades, éstas tienden a alejarse o bien la persona termina apartada
del grupo.

El peor escenario es cuando la mitomanía afecta a terceras personas. Esto ocurre cuando la
“manía” de mentir está presente en personalidades antisociales, principalmente en
estafadores. En ellos, el “modus operandi” del delito es el engaño para conseguir dinero o
bienes. Hay casos emblemáticos y el falso Rockefeller es uno de los más famosos del
mundo.
El falso Rockefeller , Chirstophe Rocauncourt                                       se hizo
famoso y perseguido en Estados Unidos. Se hacia pasar por un pariente del productor
italiano Dino De Laurentis, otras veces decía era nieto de Sofía Loren, o un miembro de la
familia Rockefeller. Fue detenido en el Logró codearse en los círculos sociales más
elitistas de Nueva York, Hollywood y Miami. Una vez había establecido contactos, estafó y
embauco hasta acumular millones. Entre 2000 por la Policía pero escapo y 10 años más
tarde finalmente fue detenido por la policía de Canadá por numerosas estafas cometidas en
Vancouver. En la actualidad continúa en prisión.

En Depsicología nos interesa tu opinión, si tienes sugerencias o ideas déjanos tu
comentario, gracias por leer Depsicología.

Fuente:.revistanos.cl
Cleptomanía
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

        Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada,
        como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
        Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando:
        {{subst:Aviso referencias|Cleptomanía}} ~~~~



La cleptomanía es un transtorno de control de impulsos que lleva al robo compulsivo de
objetos. La persona que padece dicho trastorno recibe el nombre de cleptómano o ladrón
compulsivo.

[editar] Semiología
El sujeto que padece cleptomanía no puede evitar el impulso de robar objetos,
independientemente del valor económico de lo que roba, y sufre de un deterioro laboral,
familiar, personal y legal. Es un trastorno del control de impulsos y se ha clasificado como
una adicción psicológica. La conducta es precedida por una ansiedad creciente que se alivia
inmediatamente después de poseer el objeto deseado, produciéndose un reforzamiento
negativo. Dicho refuerzo es una de las causas por las cuales se mantiene la conducta
problema.

El cleptómano, a diferencia del ladrón, roba por necesidad de satisfacer un impulso,
mientras que el último roba, por diversión, o necesidad de satisfacer un deseo material,
económico o social llegando incluso al profesionalismo. La diferencia radica en que el
ladrón lo hace por un deseo material y económico.

Un ladrón puede pasar horas, días e incluso años planeando un gran golpe, mientras el
cleptómano obedece generalmente a un impulso relativo dependiendo del lugar y tiempo en
que se encuentre el.


Cleptomanía: el robo de la voluntad
y el control personal
El 5% de las denuncias por robo corresponden a personas afectadas por un trastorno
compulsivo asociado a la depresión y la ansiedad
                                    Acumulan denuncias por robo y pueden parecer ladrones
comunes, pero están lejos de identificarse con este perfil delictivo. Los cleptómanos, que
protagonizan el 5% de las denuncias tramitadas por robos, sobre todo por parte de mujeres,
son personas enfermas que sufren una gran ansiedad antes de realizar el hurto. En general se
sienten tan culpables que al final devuelven el objeto robado y piden disculpas. La
cleptomanía nace como consecuencia de un malestar generalizado asociado a sentimientos
de depresión y ansiedad. Otros trastornos del control de los impulsos comparables a la
cleptomanía son la compra compulsiva o la bulimia nerviosa. En todos ellos, las emociones
negativas se experimentan con tal fuerza que se apoderan de la voluntad del individuo, con
lo que la razón y el pensamiento lógico pasan a un segundo término. Como consecuencia se
pierde la capacidad de pensar de forma serena y la pérdida del control se traduce en rituales
irrefrenables y sin causa aparente.

Quienes sufren este trastorno desarrollan acciones compulsivas para reducir lo antes posible
las emociones desagradables. En el caso de la cleptomanía el robo se convierte en una
conducta incontrolada que sirve para reducir la ansiedad del momento. Pero la impulsividad
sólo es útil para intensificar el malestar, ya que se deja de ser dueño de uno mismo y se pasa
a ser esclavo de reacciones que alteran la vida diaria y generan sentimientos de culpabilidad
por caer en el mismo error una y otra vez.

La cleptomanía la sufren los adultos conscientes de sus actos, aunque no pueden controlar
los momentos en los que se ven "obligados" a robar algún objeto. Por lo general, afecta a
individuos que son presa fácil de sus emociones y que se encuentran en un momento muy
estresante de su vida, sufren algún trastorno de personalidad o experimentan síntomas de
depresión o ansiedad.

Emociones descontroladas
El sentimiento de tensión que experimentan los cleptómanos se intensifica cuando se
exponen a una situación en la que pueden llevarse algún objeto. Este nerviosismo evoluciona
en estas personas de forma desagradable a medida que el robo está a punto de consumarse.
La emoción es tan intensa que el afectado no ejerce un control sobre su voluntad, aunque sí
es consciente de que está a punto de cometer un acto discordante con sus valores, pero es
incapaz de plantearse otra solución para reducir el grado de ansiedad que le lleva a
consumar el hurto. Por eso sólo cuando sustrae el objeto experimenta una sensación de
liberación y alivio por haberse quitado de encima un malestar tan intenso.

Sin embargo, esta sensación cercana al bienestar -que puede resultar adictiva- apenas dura
unos minutos, ya que el malestar inicial se sustituye por un sentimiento de culpabilidad que
no tarda en aparecer. Esta situación genera un círculo vicioso en el que el desasosiego forma
parte de la vida de estos enfermos, de la misma manera que sucede en otros casos de
alteraciones adictivas e impulsivas.
Tratamiento




                                   Es necesario consultar cada caso a un profesional para
que elabore un diagnóstico completo en el que no sólo valore la cleptomanía como la
manifestación más evidente. En general, suele administrarse antidepresivos por la relación
de los síntomas con niveles bajos de serotonina en el cerebro.

El primer paso pare recuperarse es realizar un registro detallado de los episodios vividos.
Después de cada robo involuntario se debe anotar en una libreta la fecha, la hora, el lugar,
el estado anímico previo al hurto y el objeto robado. De este modo, se fomenta el control
de una conducta que en el momento en que se lleva a cabo parece no estar sometida a
ninguna pauta. Así, mediante este control se pueden observar secuencias repetitivas que
permiten prevenir situaciones similares. Por otro lado, el individuo es más consciente de lo
que ocurre y adquiere una novedosa y placentera sensación de control sobre las conductas
impulsivas, llegando a ser capaz de sustituir la forma habitual de actuar por otra que no
acabe en un hurto. Se trata de una técnica útil ante cualquier trastorno del control de los
impulsos y adicciones porque permite una mayor concienciación del problema. Además, es
habitual que cuando se anota cada episodio, se constata que estos son más frecuentes de lo
que se estimaba en principio, y que con la ayuda del terapeuta estos impulsos se podrán
sustituir por conductas más controladas.

Otra técnica útil y cargada de sentido simbólico es destruir todos los objetos robados. Con
su destrucción se consigue romper con una etapa de la vida en la que se han cometido actos
involuntarios y que han causado gran malestar. De esta forma tan alegórica se inicia una
nueva etapa en la que se pretende actuar de forma diferente ante la ansiedad y la
depresión.

Es muy importante que un cleptómano comparta la experiencia vivida con personas de
confianza. De esta manera se comparte el problema y la vergüenza desaparece poco a poco.
Reconocer el problema es siempre el primer paso para solucionarlo y, además, se aconseja
realizar un ejercicio muy útil con las personas que comparten el secreto: pedirles que sirvan
de acompañantes para acudir a los lugares donde se cometieron los robos y les vigilen para
evitar nuevos episodios. No sentirse culpables les resulta una experiencia muy reparadora y
les alienta a que ellos, más adelante, acudan solos al mismo centro y experimenten la misma
sensación.
Por último, se recomienda que el afectado trabaje en la búsqueda de sensaciones positivas
mediante otras actividades, como practicar deporte al aire libre, disfrutar de algún
pasatiempo y mantener relaciones sociales activas para prevenir el aislamiento. El mayor
antídoto para las conductas impulsivas y adictivas es vivir emociones intensas y positivas que
provoquen sensación plenitud. De este modo, mejora el estado de ánimo y desaparece casi
de forma espontánea la necesidad de cometer pequeños hurtos que hacen a la persona
esclava de sus emociones, perpetuando su malestar de forma constante.

Tipología de la cleptomanía
      Cleptomanía esporádica. Se producen episodios breves y con largos intervalos de
       tiempo entre un robo y otro.
      Cleptomanía episódica. Aparece de una forma más constante en el tiempo, aunque
       se pueden apreciar remisiones puntuales.
      Cleptomanía crónica. Se sufre a lo largo de la vida con pequeñas fluctuaciones en su
       frecuencia y con una dificultad importante para deshacerse del trastorno.
Tecnofilia: la adicción a la tecnología
031202

Nadie duda de que los avances tecnológicos, en la mayoría de los casos, hacen la vida más
cómoda y placentera. Sin embargo, en algunos casos la tecnología puede convertirse en el
motivo de enfermedades de tipo psicológico. Esto es, justamente, lo que sucede en los
casos de tecnofilia. La tecnofilia es una de las adicciones del siglo XXI que se caracteriza
por la tendencia a depender exclusivamente de los avances tecnológicos para llevar una
vida satisfactoria.



Las personas que sufren de tecnofilia tienen un interés inusitadamente grande por los
nuevos avances en tecnología y poseen una dependencia mental hacia casi cualquier tipo de
máquina. Cuando el interés por la tecnología lleva al aislamiento social y a problemas
psicológicos (depresión y ansiedad) hablamos de un caso de tecnofilia.




Las personas que pueden verse más perjudicados por las adicciones a elementos como la
tecnología son los jóvenes. Los jóvenes y adolescentes que sufren de tecnofilia, por lo
demás, muestran una mayor tendencia a la introversión.



La tecnofilia no solo se produce como una adicción a la informática y a los avances en
computación, sino que también se manifiesta como una inclinación a seguir los últimos
desarrollos y lanzamientos en telefonía celular y otras tecnologías actuales. Las personas
con tecnofilia, además, privilegian los contactos virtuales por sobre el contacto cara a cara.
Algunos de los rasgos psicológicos que caracterizan a las personas con tecnofilia son una
sensación de inseguridad y el fracaso escolar. Hay quienes pueden mostrar agresividad y
falta de empatía con los problemas ajenos. La clave para la rehabilitación de los jóvenes y
adolescentes que sufren de esta clase de adicciones está en la detección temprana y el
apoyo por parte de la familia. El pronóstico para estos casos, en general, es favorable e
incluye psicoterapia.
Tecnofilia... ¡La nueva adicción de los
adolescentes!




Proveemos a nuestros hijos los artículos necesarios para hacer su vida y la nuestra
más práctica como el celular, la computadora y los videojuegos. Sin embargo, estas
aparentes ventajas suelen convertirse en un arma de doble filo y llevar a nuestros hijos
a sufrir una adicción por las mismas...

Los chats, los celulares, los videojuegos, son el pan de cada día de la mayoría de los jóvenes. Hasta hace
poco, éstos eran simples pasatiempos, pero la modernidad y el avance de la tecnología, han contribuido a
convertirlos en una verdadera adicción muy difícil de dejar. Y como toda dependencia, no permite llevar una
vida tranquila, normal y saludable.

Una Nueva Adicción

Esta nueva clase de adicciones y adictos surgió a finales del siglo pasado con una característica especial, su
dependencia no es como el uso de drogas, al alcohol, al tabaco o alguna otra sustancia de las llamadas
ilegales, sino más bien se refiere a actividades y comportamientos cotidianos que absorben mucho del tiempo,
energía y pensamiento del joven, hasta convertirse en verdaderas adicciones que impiden llevar una vida
normal.

 Las nuevas tecnologías han dado origen a un tipo de adicción. Los chats de Internet, la telefonía móvil o los
videojuegos (tecnofilia), están provocando numerosos casos de dependencia entre los adolescentes en
situación de riesgo, mismo que encuentran en estas herramientas un refugio que les aleja de sus problemas
emocionales o familiares.

 Estas, han pasado a formar parte de las denominadas adicciones psicológicas o adicciones sin drogas. La
adicción -en términos médicos- es la dependencia psicofisiológica habitual a una sustancia o práctica, que
escapa del control de la voluntad


 “Se trata de conductas repetitivas que resultan placenteras en las primeras fases, pero que después no
pueden ser controladas por el individuo. Es habitual que este tipo de adicciones (sin drogas) se combinen
con una o varias adicciones a sustancias químicas”, ha señalado Enrique Echeburua, catedrático de la
Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco, durante su participación en las “VI Jornadas sobre
Adolescentes, Dependencias y Nuevos Medios de Comunicación”, organizadas por la Asociación Proyecto
Hombre.

 Pero las nuevas tecnologías no generan por sí mismas la adicción: sino que son las personas con
determinados problemas previos, las que más recurren a ellas y hacen un uso indebido de las mismas.
“Debemos reflexionar sobre su valor educativo y sobre los efectos negativos que tienen en los jóvenes que
están en situaciones de riesgo. Bajo el comportamiento adictivo normalmente subyacen problemas más
profundos a los que hay que dar respuesta”, indica Bartomeu Catalá, presidente de la Asociación de Proyecto
Hombre.

Los jóvenes que se encuentran en situación de mayor riesgo son aquellos que han crecido en un ambiente
familiar poco propicio para su desarrollo, ya sea una familia disfuncional o cuando los padres les prestan poca
atención, pero que el resultado en ambos casos sea una baja autoestima en el adolescente por lo que tienden a
huir de un mundo adulto que les resulta hostil refugiándose en las nuevas tecnologías.

Adolescentes: firmes candidatos

 Los adolescentes parecen ser firmes candidatos a sufrir este tipo de dependencias porque se encuentran en un
periodo en el que deben adaptarse a numerosos cambios físicos y emocionales. Muchos jóvenes recurren al
teléfono móvil o a los chats de Internet porque son incapaces de aceptar su imagen corporal. Con estas
tecnologías pueden distorsionarla y convertirse en el “yo ideal” que la sociedad reclama.

 Este comportamiento les impide desarrollar sus habilidades sociales, les hace hipersensibles a los juicios y
acrecienta sus sentimientos de inseguridad. En estos casos la familia debe prestar atención a los primeros
signos de alarma que se asocian al comportamiento adictivo, como son la tendencia al aislamiento, la ruptura
de las relaciones sociales, el fracaso escolar o la agresividad.

Cómo Superar la Tecnofilia

 Las claves para superar este tipo de dependencias a la tecnología pasa por solucionar los problemas de base,
fomentar la comunicación familiar, restablecer la confianza con los padres y los amigos y aceptar la imagen
corporal, que es uno de los factores que más contribuyen a la adicción.

Tecnofobia y Tecnofilia

El desarrollo tecnológico ha dado origen a dos nuevos términos que se refieren a la actitud que las personas
tienen ante los últimos avances:

Tecnofilia: supone un interés acentuado por las tecnologías con cierta dependencia imaginaria con la
máquina. Tienen una fe ciega en las tecnologías y se caracterizan por ser consumidores indiscriminados.

Tecnofobia: los tecnofóbicos están convencidos que los avances tecnológicos producen tensiones sociales y
psicológicas, y que son responsables de los desastres que se viven en el campo social, económico y cultural.
Por tal motivo, las evitan a toda costa.

 En la actualidad existen muchos jovencitos que se encuentran atrapados en este tipo de adicciones y que por
miedo o pena no se atreven a pedir ayuda. Si cree que su hijo/a está pasando por un problema similar, no
espere ‘a ver si se compone solo’... ¡Busque ayuda cuanto antes!
Trabajólico
De Wikipedia, la enciclopedia libre

(Redirigido desde Workaholic)

Saltar a: navegación, búsqueda

Coloquialmente, un trabajólico (o, por su nombre original en inglés, un workaholic) es
una persona a quien que es adicta al trabajo.1 Una expresión aceptable en español sería
«adicto al trabajo»; otras podrían ser «ergómano» y «ergomaníaco».

No hay una definición médica para tal condición, emparentada con el síndrome del
quemado o burn out y el karōshi. Sin embargo algunas formas de estrés, y desórdenes de
personalidad obsesivos-compulsivos pueden estar relacionados con el trabajo. Aunque el
término workaholic generalmente tiene una connotación negativa, se usa a veces para
personas que expresan fuerte motivación hacia una carrera u oficio. El “trabajo” en
cuestión, usualmente asociado a un empleo pagado, puede también hacer referencia a
actividades tales como deportes, música, artes, o adicción a Internet, a través del
mantenimiento de una página o un espacio, personal u organizacional.

El nombre como tal deriva del término alcohólico. El primer registro de su utilización data
de 1968 en una imprenta, luego popularizado en 1971 por Wayne Oates, en su libro
Confesiones de un workaholic .

Pero el término no obtuvo mucha difusión, sino hasta la década de 1990, donde se expandió
gracias a su relación con las teorías de auto ayuda, movimiento centrado en las adicciones,
formando analogías entre las conductas dañinas socialmente como la adicción al trabajo y
drogadicción, incluyendo la adicción al alcohol. Aunque el término workaholic no es una
acepción admitida dentro de la terminología psicológica, se ha extendido para referirse a
aquellas personas quienes pierden su tiempo en el trabajo, o problemas relacionados al
mismo, quienes llevan una vida muy ajetreada y que va en detrimento con su salud y
funciones fisiológicas, vidas sociales, familiares y personales o sencillamente contra su
tiempo libre.

[editar] Notas y referencias

   1. ↑ Término específico en inglés por "Adicto al trabajo"

Las personas que son adictas al trabajo, para ellas el trabajo constituye el centro de la vida
del individuo, el propio empleo resta importancia a todo lo demás, incluida la familia, el
ocio y la vida social. Lo consideran como su refugio. El hecho de llevarse trabajo a casa
para acabarlo por la noche o los fines de semana es algo que resulta habitual en la persona
que lo padece.

Esta situación, que en inglés ha sido bautizada como workaholic, define a aquellos
trabajadores que, de forma gradual, van perdiendo estabilidad emocional y se convierten en
adictos al control y al poder, en un intento por lograr el éxito. Según explica la psicóloga
Marisa Bosqued en su libro ¡Que no te pese el trabajo! (Gestión 2000), «es adicto al trabajo
aquella persona que, literalmente, ha hecho de él el centro de su vida, de manera que el
trabajo ocupa un papel preponderante que resta importancia a familia, vida social y ocio».
Cómo detectarlo

¿Cómo descubrir a un adicto al trabajo? Aquí es donde surgen los primeros problemas
porque, muchas veces, el entorno de dicha persona no ve mal su comportamiento. «Si una
persona practica juegos de azar, toma drogas o bebe de forma descontrolada, estas
conductas son consideradas reprobables ante uno mismo y ante los demás. Pero trabajar
más de la cuenta, incluso en fines de semana o renunciando a las vacaciones, parece algo
respetable», explica Marisa Bosqued.

¿Cómo saber si has pasado de trabajar para vivir a vivir para trabajar? Se trata de un
proceso gradual: suele oscilar entre los cinco y los veinte años. «Comienza como una
ambición profesional mayor de la media, que para poder llegar a conseguir sus metas
necesita de una dedicación laboral que también está bastante por encima de la media».
Marisa Bosqued ha realizado una división de los síntomas más habituales entre los adictos
al trabajo.

De este modo, encontramos tres grupos diferentes. En primer lugar los cognitivos o
mentales: ansiedad e irritabilidad; depresión; necesidad creciente de trabajar más y
dedicarle más tiempo al trabajo; preocupación constante por el rendimiento laboral; la
sensación continua de estar agobiado, de no llegar a todo; sensación de vacío emocional; la
infravaloración de otros tipos de actividad distintos a la laboral...

Otro grupo de síntomas son los fisiológicos: estrés, insomnio y, a largo plazo, hipertensión
arterial y aumento de sufrir enfermedades vasculares. El tercer grupo son los síntomas de
comportamiento: la necesidad casi compulsiva de realizar listas de cosas por hacer y de
anotar en la agenda hasta el más mínimo detalle; incapacidad de estar sin trabajar durante
un período prolongado sin experimentar ansiedad, inquietud e irritabilidad; alejamiento de
la familia y los amigos... Perfiles habituales

No todos los trabajadores están expuestos a sufrir este trastorno: se da más entre hombres
que entre mujeres, sobre todo en la clase media y en el hábitat urbano. La edad más
habitual para que se produzca es entre los 40 y los 50 años. Los principales profesionales
que sufren esta adicción son los médicos, abogados, periodistas y los ejecutivos de grandes
multinacionales.

Tres son los tipos de adicto al trabajo que señala Marisa Bosqued en su libro ¡Que no te
pese el trabajo! El primero de ellos es el complaciente, que se caracteriza por ser menos
ambicioso y más sociable que los otros adictos. Para ellos la aprobación del jefe y de los
compañeros de trabajo es de gran importancia. Se callan sus problemas y tienen más
posibilidades de caer en una depresión.

Los controladores son independientes y ambiciosos, y odian perder el control. Cuando
descienden en su rendimiento laboral, se vuelven ansiosos e irritables. Otra modalidad es la
del narcisista controlador. Su personalidad está desequilibrada y, en situaciones de tensión,
puede llegar a la despersonalización (sensación de no ser uno mismo, de no conocerse a sí
mismo) y a la desrealización (sensación de ver y experimentar lo circundante como un
sueño). Son egocéntricos.

Para solucionar un problema de adicción al trabajo primero hay que reconocer que lo
padecemos. Después, establecer un contrato terapéutico; realizar un inventario de uno
mismo, un análisis en profundidad de la trayectoria vital; establecer un programa de
actividades alternativas que tendrá que cumplir obligatoriamente (ocio con la pareja, con
los hijos, con los amigos, ocio solitario...); reducir, de forma paulatina, las horas que se
dedican al trabajo; priorizar lo urgente y lo que no lo es tanto; entrenarse en técnicas de
relajación, y cambiar las actitudes, desterrando ideas sobre el perfeccionismo y el éxito.

Trabajólico —— Características de un Trabajólico
Como otros “ólicos”, el trabajólico tiene una adicción no saludable. En este caso, la
adicicón es al trabajo, la carrera, o la creencia de que ellos son “los únicos que
pueden hacer bien el trabajo”. Sin este enfoque consumidor, el trabajólico podría
creer que es un fracaso o que tiene poco valor. A menudo, esto es un signo de
inseguridad o de tener las prioridades mal establecidas.

Los trabajólicos pasarán la mayor parte de sus vidas en el trabajo o llevándolo a la
casa. A menudo, tienen poco tiempo para sus vidas personales: familia,
pasatiempos o relajación. Tener equilibrio no solamente es lo deseable; es
necesario sobre todo para la salud mental, física, espiritual y emocional.

Trabajólico — Cómo Encontrar Equilibrio
Mira tu vida desde otra perspectiva. ¿Estás sacrificando otras áreas de tu vida
debido al tiempo y atención que le pones a tu trabajo? Si buscar una meta
financiera es más importante que asegurarte una relación a largo plazo con tu
cónyuge e hijos, necesitas redefinir tus prioridades. Seguro, es posible que te
digas a ti mismo que estás trabajando para proveer a tu familia y que eso es una
parte necesaria de la vida. Pero sé honesto, ¿hay equilibrio en el tiempo que
pasas con cada uno de ellos? El equilibrio es la verdadera clave.

He aquí unos pocos pasos para lograr un equilibrio saludable:

      Establece límites en las horas y la atención que le das a tu trabajo.
      Separa tiempo de calidad para tus relaciones personales y satisfacciones.
      Confronta el posible miedo a fallar o las inseguridades: habla con un pastor
       o consejero.
      Define lo que vales a través de Dios; no lo reemplaces haciendo de ti o tu
       carrera un ídolo.
      Usa tu creatividad a través de la realización de otras cosas aparte del
       trabajo, como pasatiempos.
      Sé sensible a las necesidades de tu familia y amigos.
      Practica ejercicio físico saludable: nadar, caminar, ir al gimnasio…
Cuando estamos física, mental, espiritual y emocionalmente equilibrados, todo lo
que hacemos se verá afectado. Haremos mejor nuestro trabajo, disfrutaremos
relaciones desestresadas con los demás y, finalmente, podremos disfrutar del
propósito y la belleza de la vida que Dios ha provisto para nosotros. Tú sabes,
algo así como “detenerte a oler las rosas”.

Trabajólico — Los Beneficios del Equilibrio
Cuando alcanzamos ese equilibrio en el estilo de vida, obtendremos más
fácilmente esa paz interior que todos anhelamos. No debemos tener
inseguridades. Podemos volvernos a Dios y orar por sabiduría y guía. Nuestra
relación espiritual con él no puede ser ignorada.

Así es como Robert le dio vuelta a las cosas: “‘No importa cuán duro trabaje,
nunca seré indispensable para ninguna corporación, comité o empleador. Nunca
seré tan valioso como me gustaría pensar que soy’. Prácticamente me estaba
matando a mí mismo por el estrés y el agotamiento. ¿Valía la pena? Pensé por un
tiempo que sí, pero estaba haciendo del trabajo mi ídolo y descubrí cuán
equivocado estaba.

No conocía a mis hijos, mi matrimonio se estaba cayendo a pedazos y mi salud se
estaba deteriorando. Entonces, un día, Dios me recordó que la vida consiste en la
salud y las relaciones con él y mi familia. Si no comenzaba a ocuparme de mí
mismo, no iba a estar, ni para mi familia ni para mi empleador. Si no encontraba
un equilibrio, ¡no iba a tener familia!

No puedo retroceder en el tiempo y tratar de recuperar lo que he perdido con mi
familia, pero definitivamente no quiero perder más tiempo. Dios me ayudó a ver su
valor y cuánto valor me daban ellos. Él es el único que satisface mi necesidad de
escuchar: ‘Eres irreemplazable’. Ahora sé que puedo establecer equivocadamente
mis prioridades; ahora le entrego esa decisión a Dios. Él planeó el propósito para
mi vida y yo me he arrepentido por ignorar a mi familia y a mi Dios”.
Ciberadicción
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

Ciberadicción o trastorno de adicción a Internet (IAD), o, más ampliamente, uso
problemático y/o patológico del Internet, es el uso excesivo del ordenador que interfiere
con la vida diaria.

Contenido
[ocultar]

       1 A considerar previamente
       2 Consideraciones
       3 Qué se entiende por adicción a Internet
       4 Diagnóstico
       5 Tratamiento
       6 Notas y referencias
       7 Referencias
       8 Véase también



[editar] A considerar previamente
Existe una teoría1 que habla de la inexistencia de la llamada "Ciberadicción". Tal teoría
se basa en:

       El término "adicción a Internet" fue originalmente una broma de correo electrónico.
       La adicción a Internet no figura en el DSM IV, el manual más utilizado para el diagnóstico
        de desórdenes mentales, editado por la Asociación Americana de Psiquiatría, y tampoco
        ha sido aceptada por la Asociación Americana de Psicología. Los defensores de su
        existencia se escudan en que la red Internet es aún muy nueva y por eso no ha sido aún
        aceptada la existencia de esta adicción por las principales asociaciones profesionales.
        Actualmente se encuentra en debate2 su inclusión o no en el DSM V (cuya edición se prevé
        para Mayo del 2013).


[editar] Consideraciones
Un usuario normal puede llegar a experimentar una singular fascinación cuando se conecta
a Internet y comienza una sesión de navegación, o hace uso de otros servicios como el
correo electrónico, los canales de noticias, los servicios de FTP(servicios de descarga) o el
uso de un IRC(chats).
El uso de estos servicios supone que los tiempos de conexión vayan aumentando. El
problema es, ¿cuál es el límite de tiempo diario, dedicado a Internet, para afirmar que se
padece una adicción? Es de sobra conocido el fenómeno que se produce ante la adquisición
de un reproductor de videojuegos. Algunos estudios demuestran que aparece una gráfica de
utilización que se caracteriza por altas frecuencias de uso en las primeras semanas. Dicha
curva va descendiendo, de manera progresiva, hasta estabilizarse en valores que
representan una fracción de los períodos iniciales.

Se pueden establecer ciertas analogías entre la adicción a Internet y el juego patológico, la
adicción al tabaco, el alcoholismo o las compras compulsivas, aunque no hay que olvidar
que, en este caso, no existe una sustancia responsable de la conducta adictiva.

Los datos suministrados por los proveedores de Internet demuestran que los principales
objetivos de búsqueda en Internet son los lugares relacionados con el sexo (especialmente
los de pornografía). La búsqueda de estas páginas y su utilización posterior suele consumir
una gran parte del tiempo de un buen número de usuarios, por lo que sin ningún género de
dudas deberíamos considerar este tiempo con relación a su objetivo último y no juzgarlo
con el mismo criterio que el dedicado a la navegación, por sí misma.

En general, se debe huir de las generalizaciones basadas en casos particulares, si bien este
es el tipo de material que suele aparecer en las publicaciones, tanto escritas como de
Internet.

Algunas personas presentan verdaderos problemas derivados de su afición a los
ordenadores y al ciberespacio. Cuando se es despedido del trabajo, se abandonan los
estudios o una persona se encuentra inmersa en una demanda de separación a causa de esta
actividad se puede sospechar la existencia de una adicción.

No obstante las "adicciones" en sentido amplio pueden ser saludables, patológicas o una
mezcla de ambas. De este modo una persona que se sienta fascinada por su hobby y en el
que invierte cantidades ingentes de tiempo tiene la posibilidad de aprender, fomentar la
creatividad y comunicarse. La dificultad se sitúa en el punto en que debe trazarse la línea
entre un uso intenso de la tecnología y la aparición de las consecuencias derivadas
directamente de la actividad. Pensemos, a modo de ejemplo, en aquellos casos en que una
deficitaria relación de pareja se ve parcialmente compensada por la comunicación con otras
personas mediante el IRC. Tampoco debemos olvidar como hasta hoy no existe de modo
oficial este trastorno, puesto que el conjunto de síntomas que se describen todavía no ha
demostrado ni consistencia ni fiabilidad.

Según el catedrático Enrique Echeburúa la adicción llega cuando esa afición <<interfiere en
tu vida cotidiana o no se busca esa conducta para pasarlo bien, sino para no pasarlo mal>>.
En términos muy similares se expresa el psiquiatra Francisco Alonso-Fernández que señala
como los problemas aparecen cuando <<existe una absoluta necesidad de desarrollar esa
actividad y se experimenta ansiedad si no se lleva a cabo>>.

[editar] Qué se entiende por adicción a Internet
John Suler señala la existencia de dos modelos básicos de la hipotética adicción a Internet.

      El primero de ellos hace referencia a aquellos sujetos muy aficionados e interesados por
       sus ordenadores que utilizan la Red para recoger información, jugar en solitario, obtener
       nuevos programas, etc. pero sin establecer ningún tipo de contacto interpersonal (más
       que el necesario para lograr sus propósitos).

      El segundo tipo lo constituirían aquellos sujetos que frecuentan los foros, Chats y listas de
       correo. Todos ellos tienen en común la búsqueda de estimulación social. Las necesidades
       de filiación, de ser reconocidos, poderosos o amados subyacen a este tipo de utilización de
       la Red.

En oposición a ellos, los sujetos del primer grupo evitan el "caos" interpersonal que puede
generar cualquier canal de IRC. Para ellos la necesidad de control y la predictibilidad son
elementos esenciales.

Cuando el uso de Internet interfiera de un modo significativo las actividades habituales es
cuando podrá ser considerado patológico. Sin embargo la interferencia sobre los hábitos de
vida no es un criterio estable ya que varía tremendamente de unos sujetos a otros, variando
en función de las disponibilidades de tiempo, dinero y de numerosas circunstancias tanto
personales como familiares. Algunos psicólogos norteamericanos consideran que las
nuevas tecnologías son, por sí mismas, adictivas, ya que los patrones de comportamiento
son similares a los del juego patológico o la bulimia.

[editar] Diagnóstico
Un borrador propuesto recoge los siguientes aspectos:

      Tolerancia (definida por los siguientes criterios):
           o Necesidad de incrementar las cantidades de tiempo conectado a Internet para
              lograr la satisfacción.
           o Disminución del efecto con el uso continuado de similares tiempos de conexión.
      Abstinencia, manifestada por las siguientes características.
           o Síndrome de abstinencia.
                    Reducción o cesado del tiempo de conexión (cuando se han dado períodos
                       de tiempo prolongados de uso intenso).
                    Dos o más de los siguientes síntomas aparecen después de unos días y
                       hasta un mes después de haberse producido el punto anterior.
                             Agitación psicomotriz.
                             Ansiedad.
                             Pensamientos recurrentes acerca de lo que estará ocurriendo en
                                Internet.
                             Fantasías o sueños acerca de Internet.
                             Movimientos voluntarios o involuntarios similares a los que se
                                efectúan sobre un teclado.
                    Los anteriores síntomas producen malestar o deterioran las áreas social,
                       ocupacional o cualquier otra área vital.
                       El uso de Internet o de otro servicio on-line es preciso para aliviar o
                        suprimir los síntomas abstinenciales.
           o Se accede a Internet mas a menudo o durante períodos de tiempo mas
               prolongados de los que se había planeado.
      Existen propósitos persistentes e infructuosos de suprimir o controlar el acceso a la Red.
      Se invierte una cantidad de tiempo notable en actividades relacionadas con Internet,
       (adquisición de libros, pruebas de nuevos browsers, organización del material descargado,
       etc.).
      Las actividades sociales, profesionales o de recreo disminuyen o desaparecen a causa del
       uso de Internet.
      Se permanece conectado a pesar de saber que ello supone un problema persistente y
       recurrente de tipo físico, social, laboral o psicológico (privación de sueño, conflictos
       matrimoniales, negligencia laboral, sentimientos de abandonar a los seres queridos...).

Aún no existe un perfil bien definido del adicto a Internet. En general, se trata de sujetos
jóvenes, preferentemente varones, con un elevado nivel educativo y cultural habilidosos en
el uso de la tecnología informática. Se especula con la existencia de un subgrupo de
usuarios caracterizado por la timidez, que encuentra en el ciberespacio la posibilidad de
liberarse de la ansiedad producida por las relaciones sociales cara a cara, ganando en
autoconfianza, dado el relativo anonimato que proporciona Internet.

[editar] Tratamiento
El primer paso es el reconocimiento por parte del afectado que se está <<enganchado>> y
estar verdaderamente motivado para dejar el hábito. Podemos cuestionarnos si lo que se
pretende es una abstinencia completa o bien un uso adaptativo de los servicios de Internet.
Algunos signos de alerta son; la comprobación compulsiva del correo electrónico y la
inversión de mucho tiempo y dinero en servicios on line.

Internet también ofrece grandes facilidades para la comunicación, que pueden captar los
escasos recursos de aquellas personas menos dotadas para esta actividad. Resulta llamativo
el gran número de personas que colocan sus anuncios pidiendo establecer relación vía email
con cualquier persona. ¿No ocultarán estos anuncios importantes dificultades para
relacionarse en la vida real?, ¿No podrá tratarse de personas con autoconceptos devaluados,
que pueden empezar de nuevo en el ciberespacio?

La mayor parte de personas que buscan ayuda por su elevado uso de los recursos de la red
lo hacen por indicación de sus jefes (recordemos que el derecho al anonimato no incluye las
comunicaciones cuando se realizan desde el puesto de trabajo, por ello es posible
monitorizar el tiempo de conexión y la naturaleza de los lugares visitados). Las personas
que podemos sospechar que tienen problemas con Internet no se conforman con revisar si
tienen correo electrónico, una o dos veces al día, o bien navegar durante una o dos horas
como hacen la mayor parte de usuarios. Se conectan cada vez que pasan cerca de su
ordenador, revisan su email de 20 a 30 veces al día y pueden permanecer conectados a la
red durante más de ocho horas al día.
El mejor tratamiento debería ser la prevención de este tipo de problemas. En los grandes
sistemas corporativos o universitarios no resulta difícil establecer mecanismos del tiempo
de conexión de los diferentes usuarios, por lo que se considera factible realizar
intervenciones precoces ante aquellos usuarios que realizan las conexiones más largas y
frecuentes. No obstante deberá establecerse claramente en que condiciones se produce la
conexión y las necesidades reales del usuario, por lo que recomendamos una actitud de
exquisita prudencia.

En el medio personal y familiar debe confiarse en la propia sensatez de los usuarios, sin
embargo pueden ser de ayuda los programas que monitorizan la conexión y que permiten
programar alarmas cada cierto tiempo. También resultaría de gran interés un programa que
se dedicara a controlar la duración de las sesiones, informando periódicamente al usuario y
que, eventualmente, pudiera incluso interrumpir la conexión.

Los sujetos más proclives a sufrir problemas de este tipo son, una vez más, aquellos que ya
presentan déficits específicos en sus habilidades de relación y comunicación. Por este
motivo no debemos perder de vista el hecho de que muchos hipotéticos adictos no lo son
más que de forma sintomática ya que su conducta en la Red rápidamente se normalizaría en
el caso de mejorar las dificultades que parece estar soslayando el ciberespacio. De este
modo, los adictos al IRC o al email, pueden mejorar súbitamente en el momento en que sus
necesidades de comunicación en la vida real aumenten o bien cedan las circunstancias que
las restringen. Esto suele ocurrir con frecuencia en personas autistas o con síndrome de
Asperger.

Los problemas con Internet aparecerán en el momento en el que sus usuarios deben
sacrificar actividades rutinarias (estudios, relaciones sociales, actividades laborales) para
permanecer conectados o bien robar horas al sueño. A partir de ahí sus calificaciones
escolares o rendimiento laboral disminuyen, muchas veces están demasiado cansados para
acudir a sus obligaciones diurnas o bien para realizar sus deberes después de haber
invertido parte de la noche en la Red. Algunos sujetos no se conforman con reducir el
número de horas de sueño o de actividades, sino que llegan a eliminar comidas.

Existen dos factores que justifican el hecho de que los adictos no puedan permanecer sin
conectarse:

              El entretenimiento.
              La comunicación.

Internet ofrece una inagotable fuente de entretenimiento, ya sea en el sentido más estricto
del término, o bien satisfaciendo la curiosidad de sus usuarios. Sin embargo ello no es
suficiente para mantener conectada a una persona durante prolongados períodos de tiempo.
La mayor parte reconoce como escribiendo o tecleando se expresan mucho mejor que con
la comunicación persona a persona, a ello hay que añadir la ventaja de poder crear un
personaje a la propia medida y convertirse en el yo ideal de uno mismo.
Hipersexualidad
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda


                      Hipersexualidad

                 Clasificación y recursos externos


  CIE-10                       F52.7


  CIE-9                        302.89


                             Aviso médico


Hipersexualidad es el aumento repentino o la frecuencia extrema en la libido o en la
actividad sexual. Aunque la hipersexualidad puede presentarse debido a algunos problemas
médicos o al consumo de algunos medicamentos, en la mayoría de los casos la causa es
desconocida. Trastornos de la salud tales como el trastorno bipolar pueden dar lugar a la
hipersexualidad1 y el consumo de alcohol y de algunas sustancias adictivas puede afectar el
comportamiento sexual en algunas personas. Se han usado varios modelos teóricos para
explicar o para tratar la hipersexualidad. El más común, en particular en los medios de
comunicación, es el enfoque que presenta a la hipersexualidad como una adicción, pero los
sexólogos no han llegado aún a un consenso. Hay explicaciones alternativas como, por
ejemplo, la de un comportamiento compulsivo y la de un comportamiento impulsivo.


Contenido
[ocultar]

         1 Características
         2 Ninfomanía y satiriasis
         3 Referencias
         4 Bibliografía



[editar] Características
La hipersexualidad se caracteriza por una frecuente estimulación visual que hace que el
individuo exacerbe su natural sexualidad hasta la adicción.
Esto provoca que se autoestimule genitalmente y una vez alcanzado el orgasmo, puede no
resultar en la satisfacción emocional (o sexual) a largo plazo del individuo; o bien escale en
mayores grados de placer. La hipersexualidad se manifiesta en individuos que fueron
reprimidos sexualmente en su infancia o en su adolescencia; y en los de mayor edad, el
sentimiento de perder el vigor sexual (especialmente en hombres) y desear mantener la
libido consumiendo pornografía.

En ocasiones, la hipersexualidad va acompañada de sentimientos de malestar y de culpa. Se
piensa que esta insatisfacción es la que alienta la elevada frecuencia de estimulación sexual,
así como síntomas psicológicos y psiquiátricos adicionales.[cita requerida] Otra manera en que
se manifiesta la hipersexualidad es cuando ocurre la ruptura con la pareja en que la relación
ha sido predominantemente sexual, el o la afectado(a) o abandonado(a) busca a la pareja
inconscientemente en otras parejas sexuales y de este modo se produce la adicción al sexo.

Los hipersexuales pueden tener problemas laborales, familiares, económicos y sociales. Su
deseo sexual les obliga a acudir frecuentemente a prostíbulos, comprar artículos
pornográficos, buscar páginas sexuales en Internet, realizar con frecuencia llamadas a
líneas eróticas, buscar el contacto sexual mediante citas a ciegas, entregarse al sexo
ocasional con desconocidos, sexo con animales (zoofilia), etc., y hacen que su vida gire en
torno al sexo.

[editar] Ninfomanía y satiriasis
El concepto de hipersexualidad sustituye los antiguos conceptos de ninfomanía (furor
uterino) y de satiriasis. La ninfomanía se consideraba un trastorno psicológico
exclusivamente femenino caracterizado por una libido muy activa y una obsesión con el
sexo. En los hombres el trastorno era llamado satiriasis y a quien la padecía se le
denominaba sátiro o satiriaco (no confundir con satírico).

Actualmente, los términos ninfomanía y satiriasis no aparecen como trastornos específicos
en el Manual estadístico y diagnóstico de los trastornos mentales (DSM-IV), aunque sí
siguen apareciendo en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10).

El umbral para lo que constituye la hipersexualidad está sujeto al debate, y los críticos
preguntan si puede existir un umbral diagnóstico.[cita requerida] El deseo sexual varía
considerablemente en los humanos; lo que una persona consideraría deseo sexual normal
podría entenderlo otra persona como excesivo e incluso otra como bajo.

El consenso entre quienes consideran la hipersexualidad un trastorno es que el umbral se
alcanza cuando el comportamiento causa incomodidad o impide el funcionamiento
social.[cita requerida]

La hipersexualidad también se manifiesta en individuos sanos, y se presenta por cortos
periodos en que la testosterona o estradiol presentan máximos niveles.[cita requerida]
La hipersexualidad puede expresarse también en quienes tienen trastornos bipolares durante
periodos de manía. Personas que padecen un trastorno bipolar pueden presentar
continuamente enormes oscilaciones en la libido, según su estado de ánimo. Algunas veces
esta necesidad psicológica de actividad sexual es mucho más alta de lo que ellos reconocen
como normal, y a veces está muy por debajo de ello.

La hipersexualidad es una de la dependencias menos conocidas y visibles, puesto que las
personas que la padecen suelen mantenerla oculta y disimularla, sobre todo con las
personas conocidas (con quienes se muestran incluso como tímidos). Se estima que hasta el
6 por ciento de la población lo padece, y que sólo el 2 por ciento de las personas afectadas
son mujeres.[cita requerida]


¿Qué es la Ninfomanía?

La palabra Ninfomanía viene de ninfa y de manía. Las Ninfas en la mitología griega eran las
deidades del bosque, de las aguas y del campo.

Se entiende por manía, una preocupación excesiva. Por lo tanto, se entiende por ninfomanía, a un
apetito sexual exagerado de la mujer, el límite de lo normal no esta definido claramente, pero se
puede decir que existe patología sexual si las preocupaciones sexuales tienden a dominar el
pensamiento conciente aun después de que el acto sexual ha sido ejecutado. O si el sexo tiene
una influencia tan dominante que interfiere con otros aspectos de la vida diaria del individuo.

La ninfomanía o deseo sexual aumentado y compulsivo de la copula en las mujeres, debe de
diferenciarse de la “promiscuidad”, la cual implica un pensamiento deliberado hacia actos sexuales,
con o sin deseo sexual o placer.

A la hipersexualidad masculina se le denomina “Andromania” o “Satiriasis”

¿Qué provoca la ninfomanía?

El funcionamiento sexual, la capacidad y el instinto están determinados biológica y
psicológicamente tanto en el hombre como en la mujer y pueden ser modificados por varios
factores:

La hipersexualidad es generalmente una manifestación de problemas psicológicos pero puede ser
debida a padecimientos orgánicos.

¿Qué puede provocar la hipersexualidad orgánica?

La hipersexualidad orgánica se debe a lesiones en la zona límbica del encéfalo, por tumores o por
accidentes angioencefálicos. En los monos, la extirpación bilateral de los lóbulos temporales-
especialmente de las puntas que implican el hipocampo, el gancho del hipocampo y de las
amígdalas, provoca una hipersexualidad extrema.

También en las epilepsias psicomotoras, la ninfomanía puede presentarse durante un episodio de
convulsiones del lóbulo temporal vía la estimulación de las zonas mencionadas. Durante este
estado se pueden cometer crímenes sexuales en un estado de automatismo o de fuga, después el
o la paciente se encuentran amnésicos para el incidente.
Un caso llamativo es el síndrome de descontrol en el que la paciente presenta hipersexualidad
(ninfomanía) con exceso de brutalidad física, dipsomania y con tendencia a tener accidentes, su
causa es neurológica.

Algunas drogas como las anfetaminas, opiáceos y andrógenos pueden provocar aumento del
deseo sexual en algunas mujeres.

Los cambios hormonales que experimentan durante sus reglas pueden ocasionar un aumento de la
libido que en raros casos es muy intenso. Por ejemplo en la menopausia, la disminución fisiológica
de los estrógenos resulta en un aumento relativo en adrógenos, lo provoca en ocasiones el cuadro.

¿Qué puede provocar la hipersexualidad psicógena?

La ninfomanía puede ser una manifestación secundaria transitoria de algunas enfermedades
psiquiátricas, como pueden ser los estados psicóticos orgánicos, en la fase hipomaniaca de la
psicosis maniaco-depresiva y en algunas esquizofrenias. En este estado los pacientes no tienen
responsabilidad de los actos sexuales que cometen, aunque pueden estar completamente
conscientes de lo que hacen.

Los trastornos de la personalidad como por ejemplo en los limítrofes, en la personalidad
sociopática, la ninfomanía puede estar presente y ésta es de origen psiconeurótico.

En otros ocasiones puede deberse a causas emocionales, en donde hay una creencia equivocada
de que la manera de tener afecto es a través de las relaciones sexuales, o solamente pueden
comunicarse con personas del sexo opuesto mediante el contacto físico, por lo que las relaciones
sexuales no tienen un fin de satisfacción sexual sino afectivo. Este intento de buscar afecto a
través de las relaciones sexuales deja a la persona cada vez más insatisfecha y con mayor
necesidad de llenar ese hueco emocional.

¿Cómo se manifiesta la ninfomanía?

La ninfomanía se manifiesta generalmente por el deseo compulsivo (neurótico) de tener cópula. El
acto sexual se halla a menudo desprovisto de una satisfacción verdadera, de tal manera que,
aunque el hombre parezca vigoroso éste puede ser impotente “orgásticamente” y la hembra
“frígida”. De hecho algunos hombres con este problema refieren “es como estar orinando” y las
mujeres refieren “tengo que hacerlo pero no siento nada”. Lo que ocasiona que siempre estén
buscando vanamente la satisfacción y un “amor verdadero”.

En el acto sexual están presentes síntomas neuróticos vagos comúnmente, tales como
inconformidad general con la vida, inquietud y concentración alterada.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:6
posted:10/21/2012
language:Unknown
pages:49