Rosa Albario.doc

Document Sample
Rosa Albario.doc Powered By Docstoc
					                                                            Anexo3

                           Texto Completo de las Respuestas Consulta Directa
                                   28 de Febrero al 18 de Abril 2005

Contenidos

 ARGENTINA ......................................................................................................................... 5
   Rosa Albariño ................................................................................................................. 5
   Alicia Cabral ................................................................................................................ 21
   Miguel Campos ............................................................................................................. 23
   Julio Elverdin ............................................................................................................... 26
   Mariano Garmendia ..................................................................................................... 28
   Flavia Gil...................................................................................................................... 32
   Paula Marras................................................................................................................ 34
   Gerardo Martínez ......................................................................................................... 35
   Fortunato Martínez ...................................................................................................... 49
   Roberto Martínez .......................................................................................................... 53
   Nestor Murgier ............................................................................................................. 54
   Miguel Murmis ............................................................................................................. 56
   Maria Onestini.............................................................................................................. 58
   Dafne Plou .................................................................................................................... 60
   Elsa Rodríguez.............................................................................................................. 63
   Susana Soverna ............................................................................................................ 73
   Guillermo Watanabe .................................................................................................... 76
   Mariano Winogard ....................................................................................................... 78
 BAHAMAS .......................................................................................................................... 82
   Errol Berkeley............................................................................................................... 82
 BOLIVIA ............................................................................................................................. 83
   Humberto Gandarillas.................................................................................................. 83
   Guido Garcia ................................................................................................................ 85
   Carlos Martins.............................................................................................................. 88
   Olga Molano ................................................................................................................. 89
   Fernando Mompa ......................................................................................................... 91
   Marco Quiroz ............................................................................................................... 94
   Jimena Rojas ................................................................................................................ 97
   Gerardo Romero ........................................................................................................... 98
 BRASIL .............................................................................................................................. 99
   Eliseu Alves .................................................................................................................. 99
   Carlos Américo Basco ................................................................................................ 102
   Walter Belik ................................................................................................................ 103
   José Eli da Veiga ........................................................................................................ 105
   Edson Diogo ............................................................................................................... 106
   Cordula Eckert ........................................................................................................... 108
   Lauro Foschiera ......................................................................................................... 111
   Arianne Janer ............................................................................................................. 112
   Polan Lacki ................................................................................................................. 114


                                                                                                                                       1
  Elisabeth Nogueira ..................................................................................................... 117
  Nilton Pinho................................................................................................................ 119
  Valdenor Pontes ......................................................................................................... 120
  Vera Schattan ............................................................................................................. 123
  Fabiano Toni .............................................................................................................. 124
CHILE .............................................................................................................................. 126
  José Aragnon .............................................................................................................. 126
  Gerardo Arteaga ........................................................................................................ 130
  Ricardo Baeriswyl ...................................................................................................... 132
  Edmundo Claro .......................................................................................................... 135
  Victoria Alonso ........................................................................................................... 135
  José Luis Machinea .................................................................................................... 138
  Miguel Matus .............................................................................................................. 140
  Carlos Notton ............................................................................................................. 142
  Aldo Palacios.............................................................................................................. 147
  Marcia Morales .......................................................................................................... 147
  Bartolomé Salazar ...................................................................................................... 151
  José Valenzuela .......................................................................................................... 156
COLOMBIA ....................................................................................................................... 158
  Andrés Betancourt ...................................................................................................... 158
  Diego Constaín ........................................................................................................... 161
  German Gil ................................................................................................................. 164
  Benjamin Herrera ....................................................................................................... 173
  Hugo Baena ................................................................................................................ 174
  Absalón Machado ....................................................................................................... 175
  Ivarth Palacio ............................................................................................................. 178
  Edgar Rojas ................................................................................................................ 181
  Ricardo Sanchez ......................................................................................................... 182
  Freddy Vargas ............................................................................................................ 184
  Freddy Vargas ............................................................................................................ 184
  Bernardo Velosa ......................................................................................................... 189
  Jorge Yepes ................................................................................................................. 190
COSTA RICA .................................................................................................................... 192
  Ivannia Ayales ............................................................................................................ 192
  Anabelle Chaves ......................................................................................................... 195
  Gerardo Cortes ........................................................................................................... 202
  Mario Coto ................................................................................................................. 204
  Luis Escalante ............................................................................................................ 206
  Ramón Montoya.......................................................................................................... 211
  Rodrigo Sánchez ......................................................................................................... 214
ECUADOR ........................................................................................................................ 215
  Miguel Andrade .......................................................................................................... 215
  Oscar Banegas ............................................................................................................ 231
  Armando García ......................................................................................................... 232
  Guillermo Ladines ...................................................................................................... 233
  Rocio Rocero .............................................................................................................. 236
  Paola Rodríguez ......................................................................................................... 237


                                                                                                                                      2
  Francisco Román ........................................................................................................ 238
  Homero Vega .............................................................................................................. 250
EL SALVADOR ................................................................................................................. 252
  Luis Castillo................................................................................................................ 252
  José Duarte ................................................................................................................. 253
  Ismael Merlos ............................................................................................................. 256
  Samuel Salazar. .......................................................................................................... 258
ESPAÑA ........................................................................................................................... 260
  José Emilio Guerrero ................................................................................................. 260
FRANCIA .......................................................................................................................... 264
  Yves Champetier ......................................................................................................... 264
GUATEMALA.................................................................................................................... 281
  Patricia Duran............................................................................................................ 281
  Miguel Ángel Zea ....................................................................................................... 284
  Raquel Zelaya ............................................................................................................. 288
HOLANDA ........................................................................................................................ 291
  Pedro Bravo ................................................................................................................ 291
HONDURAS ...................................................................................................................... 292
  Eribaldo Acosta .......................................................................................................... 292
  Eloisa Acosta .............................................................................................................. 294
  Elvis Alva .................................................................................................................... 295
  Lucy Bu ....................................................................................................................... 297
  José Molina ................................................................................................................ 299
  Miguel Velez ............................................................................................................... 301
MÉXICO ........................................................................................................................... 304
  Pilar Alberti ................................................................................................................ 304
  Gloria Almeida ........................................................................................................... 305
  Laura Becerra ............................................................................................................ 306
  Conrado Marquez ....................................................................................................... 310
  Edgardo Moscardi ...................................................................................................... 315
  Carlos Olguín ............................................................................................................. 318
  Manuel Parra ............................................................................................................. 319
  Javier Ramírez ............................................................................................................ 321
  Maria Santiago ........................................................................................................... 324
  Juan Manuel Valle ...................................................................................................... 327
NICARAGUA..................................................................................................................... 329
NICARAGUA..................................................................................................................... 329
  Francisco J. Perez ...................................................................................................... 329
  Herman Van de Veldel ................................................................................................ 332
PANAMÁ .......................................................................................................................... 337
  Lourdes Conteras ....................................................................................................... 337
  Víctor Vega ................................................................................................................. 339
PARAGUAY ...................................................................................................................... 341
  Carlos Barreiro .......................................................................................................... 341
  Daniel Campos ........................................................................................................... 342
  Dominique Demelene ................................................................................................. 343
  José Luis Laneri ......................................................................................................... 350


                                                                                                                                    3
PERÚ................................................................................................................................ 351
  Rommel Acevedo......................................................................................................... 351
  Susana Aparicio.......................................................................................................... 355
  Federica Barklay ........................................................................................................ 359
  Lucía Cano ................................................................................................................. 360
  Ricardo Claverías ....................................................................................................... 367
  William Espinoza ........................................................................................................ 374
  Percy Flores ............................................................................................................... 376
  Carlos Garatea ........................................................................................................... 379
  Carril Garay ............................................................................................................... 383
  Roberto Haudry .......................................................................................................... 386
  José Alfonso Heredia .................................................................................................. 388
  Miguel Lagos .............................................................................................................. 393
  Antonieta Noli ............................................................................................................. 395
  Jannette Pacheco ........................................................................................................ 396
  Jorge Reynoso ............................................................................................................ 398
  Sonia Salas ................................................................................................................. 400
  Pedro Ulloa ................................................................................................................ 402
  José Valdivia .............................................................................................................. 405
  Jocelyn Valer .............................................................................................................. 409
  Ricardo Vergara ......................................................................................................... 411
  Eduardo Zegarra ........................................................................................................ 414
SURINAME ....................................................................................................................... 416
  J. Abdul ....................................................................................................................... 416
  Sharda Ganga ............................................................................................................. 417
TRINIDAD&TOBAGO........................................................................................................ 418
  Norman Gibson .......................................................................................................... 418
  Aaron Parke................................................................................................................ 420
URUGUAY ........................................................................................................................ 424
  Santiago Cayota ......................................................................................................... 424
  Ricardo Eirea ............................................................................................................. 426
  Álvaro Ramos ............................................................................................................. 432
  Jorge San Julian ......................................................................................................... 437
  Ricardo Siffredo.......................................................................................................... 440
ESTADOS UNIDOS ............................................................................................................ 442
  Alain de Janvry ........................................................................................................... 442
  Carlos Echeverria ...................................................................................................... 444
VENEZUELA ..................................................................................................................... 449
  Roque Carmona .......................................................................................................... 449
  Rubén Gozaine............................................................................................................ 452
  Nelida Gruber ............................................................................................................. 457
  Mirtha Camacho ......................................................................................................... 457
  Ahzaid Cañizales ........................................................................................................ 457
  Oralyn Caldera ........................................................................................................... 457
  Bernardo Requena ...................................................................................................... 460




                                                                                                                                      4
Respuestas Consulta Directa

Argentina

Rosa Albariño


   a) OPINIONES:

          1) En el primer párrafo del documento lo que parece una contradicción entre
             la disminución de la participación de los sectores en el PNB de A. L. y el
             Caribe y el crecimiento de la industria agroalimentaria y sectores no
             agrícolas, no es tal, y está fuertemente relacionado con la frase que sigue
             mas abajo donde dice”tratan de mantener su identidad cultural por lo
             general vinculada al territorio...”. Él “por qué” se puede ubicar en lo que
             para el BID será el escollo mas difícil de sortear al intentar adecuar sus
             políticas a un mundo mas humano y equitativo, y es que la realidad nos
             dice que no partimos hacia el problema con la misma base de igualdad en
             posibilidades, sino desde una complejidad dinámica que se agrava día a día,
             entre quienes van adquiriendo las tierras y quienes van asegurando sus
             propias identidades sin cesar de crecer demográficamente pero que se
             hallan económicamente en sentido inverso. Eso hace que cuando se habla
             de los servicios ambientales que prestan las áreas rurales, el verbo
             prácticamente debería emplearse en pretérito, pues el uso indebido de las
             mismas, basado en un sistema de arrendamiento a grandes distancias, o
             compras de hectáreas por cientos de miles de parte de sociedades
             anónimas y grandes capitales, que otorgan a quienes no piensan en su
             preservación o sustentabilidad, el poder para explotarlas exhaustivamente
             por motivos netamente económicos propios y sin pensar en las sociedades
             locales y menos aun en los pueblos indígenas, siendo estos por el
             contrario, los mas indicados para realizar una labor de sustentabilidad
             permanente dada su casi inexistente interés en alejarse de la tierra natal,
             salvo presiones inevitables, como son la pobreza, la falta de hábitat y
             herramientas, la precaria salud, el abandono Por parte de quienes deben
             considerarlos los más efectivos guardianes de los recursos naturales,
             sumado a su conciencia de no acumulación, de compartir con el resto de la
             gente, y sus conocimientos profundos de todo lo que otorga cada lugar, su
             geografía y su ecosistema.

          2) De la misma manera que se agota la tierra, se la envenena enterrando
             residuos indiscriminadamente, se contaminan las napas de agua, los ríos y
             el mar y muere la fauna. Solo el hombre disimula aun su propia extinción
             como tal, permitiendo que la toma de conciencia se realice con fecha y
             hora, de decenio en decenio, cuando el desastre avanza a pasos
             agigantados, y nos preguntamos si no alcanza la suma multimillonaria que
             se estableció en el Convenio de Biodiversidad para paliar la pobreza en el
             mundo, o si es demasiado lento el proceso. Cuando, por ejemplo, se habla
             de iniciativas y programas para reducir la pobreza rural, notamos muy poca



                                                                                      5
   capacitación, conocimiento serio y predisposición al razonamiento lógico.
   Decimos que no hemos visto , y lo que es peor, no hemos recibido jamás
   apoyo económico, a Proyectos sencillos, de poco costo, pero que podrían
   ser de impredecible multiplicación, como uno que presentamos a Holanda
   hace dos años , al que se nos respondió irónicamente negándonos la
   oportunidad con la frase descalificatoria “...ustedes quieren cambiar el
   mundo...”. Y sí, el mundo cambiaría si proyectos como ese, del que nos
   sentimos orgullosos fueran avalados y puestos en marcha. Simplemente
   proponíamos un Proyecto Modelo, en una aldea cercana, con diez familias
   muy necesitadas que trabajaría en él, y que consistía en vivir, auto
   sustentarse y comerciar con los demás, obteniendo todo del monte, desde
   la casa hasta la comida, artesanías, cultivos, etc.

El objetivo también comprendía, por lógica, preservar el monte nativo de la tala
indiscriminada que ha puesto a nuestra provincia en alerta rojo por erosión y
desertificación, cuando fue un vergel verde inagotable si se lo supiera
administrar, en especial, en medicina natural. Baste como muestra, que
tenemos documentada, decir que cuando quisimos realizarlo, se llegaron a
construir casas muy funcionales y agradables, con elementos vegetales del
entorno, pero al otro día prácticamente de terminadas pasaron las topadoras,
no quedó un árbol, nada verde, eso se apila Y SE QUEMA, y las pequeñas
viviendas, quedaron en el medio de la nada, bajo un sol que las secó y con las
napas de agua – ya muy salidificadas - en bajante por las bombas de las
arroceras circundantes.

Nunca vimos que alguien instruya en las aulas o a las gentes y les diga que la
frutita nativa del Tas, por ejemplo, es más nutritiva que las naranjas, y el
monte esta lleno de ellas, aunque se van terminando junto con él, y que así
como eso hay cientos de plantas y frutos, raíces y jugos que nuestros mayores
consumían y que serían la solución para el hambre, la desnutrición y la miseria
que hoy se ven a cada paso, y lo que es peor, la desesperanza y la depresión
humana que acompaña al silencio definitivo de los pájaros ausentes.

Tampoco vemos que nadie impulse y enseñe a tener conciencia del mar, de
que allí estaría la solución también al hambre reinante y al trabajo faltante, si
verdaderamente hubiera intención del aprendizaje y no de un pueblo sometido
por necesidad ante el político de turno.

Nos congratulamos con la intención del BID, nosotros también tratamos de
contribuir a un mundo mejor, pero tal como pude observar en la reciente
COP10, todos lo deseamos, pero llegado el momento de ganar un poco menos
de dinero, ahí mueren los deseos.

Les pedimos rapidez y gentes comprometidas de verdad, no intermediarios
ambiciosos que se ponen luego todos de acuerdo con los empresarios locales o
falsean estudios de impactos ambientales para realizar megaproyectos que
destrozan, como en esta provincia, un ambiente de bosque en galería que es
en sí mismo un paraíso que llevó millones de años a la Naturaleza para



                                                                               6
crearlo y perfeccionarlo. Una cuenca de 22500 km2 de agua dulce, con un rió
central, el Gualeguay, que atraviesa toda la provincia de Entre Ríos de norte a
sur, lleno de meandros, fósiles, vegetación, ideal para turismo aventura o
pesca artesanal, está siendo represado por unos pocos, resguardados detrás de
asociaciones de dobles y falsos discursos, proponen manejar con represas sus
afluentes, dominarlo, realizar murallones, oponerse al agua en vez de
adaptarse al medio.

Es un gran Nilo nutriente que aun resiste, a pesar que peligra como ecosistema
y es de desear que tomen ustedes alguna actitud de apoyo para que no
terminen con él. Ya está contaminado por agroquímicos, que ante el avance de
la frontera agrícola cada vez más agresiva, provoca mayor cantidad de
fumigación y muerte, no solo de animales, de huertas familiares, éxodo de
pequeños productores que venden por nada sus propiedades centenarias, sino
también y según investigaciones realizadas por profesionales de la medicina,
se han acentuado los partos prematuros, falsos embarazos y niños que nacen
con malformaciones físicas y mentales. Tal como en Misiones, Argentina, Entre
Ríos está siendo víctima de su ubicación en el mapa y de su riqueza natural. Y
en todos los rincones de Latinoamérica pasa igual. Por eso es preciso
replantearse el concepto de desarrollo y pensar de que sujeto se habla cuando
se lo menciona.

Es habitual desempeñarse en todos los niveles ubicados mental y físicamente
en un escenario fragmentado, donde el hombre y la mujer son vistos por
especialistas desde diversas ópticas, nichos y áreas, cuando recién el proceso
deseado en la instalación de políticas de verdadero cambio se pondrá en
movimiento al considerar al hombre, la mujer, la familia, el medio, sus
expectativas de vida, sus sueños y esperanzas, de manera integral, no por
separado, pues cada uno influye en lo otro así como un solo ser enfermo física
o mentalmente, condiciona todo su entorno y termina quizás antes con él que
consigo mismo. Un lugar se ama cuando se desea quedarse en él, vivir en él,
morir en él. Una persona, niño o adulto, transplantado a la fuerza, deja de ser
feliz, o al menos deja la alegría y comienza a ser ansioso. Cuando se habla de
“censos cuestionables” hablamos de casos como el que menciono. Una familia
que vive en dos lugares, en el núcleo rural y con otro domicilio en la ciudad,
para que allí estudien los hijos. La madre se va con ellos o quedan supeditados
a sí mismos. Trabajé muchos años en Programas de Educación No Formal, y sé
de su importancia, intentando que no se fueran del campo las familias y
volvieran a tener el orgullo de pertenecer al ámbito rural y toda su riqueza.
Logramos mucho. Pero siempre estuvo, en los intermediarios y cambios
políticos la mayor amenaza, hasta casi desaparecer el pequeño propietario y
observamos como todo está siendo comprado, sembrado con soja para
ganancias rápidas, les arriendan las tierras por adelantado, en dólares, y
cuando el pequeño productor desea ver cumplido su sueño y comenzarlo, halla
sus tierras yermas, estériles. Se sanciona una ley que prohíbe el desmonte
porque tendríamos que tener el 25% del monte nativo en la provincia para no
entrar en alerta, y a pesar de eso ya queda menos de 300.000 de las
850.000has que deberían existir de bosque en galería, nuestro bosque nativo.



                                                                             7
Si se les dice, contestan que no son esas las cifras porque las fotografías y
satélites dicen que hay mas bosque. Y es porque plantan renovales de rápido
crecimiento, como los espinillos, y no mencionan los algarrobos talados, los
talas medicinales, y el mayor de nuestros tesoros, el ñandubay. Lleva 200 años
crecer a uno como los había hasta hace poco. Duro como roca, casi
exterminado como nuestros cardenales amarillos, como todo lo que simboliza
para nosotros la vida. La vida de nuestro austero monte, poco consumidor del
agua, pero reemplazados por pinos y eucaliptos, bebedores insaciables, que
proveerán a cada vez mas fabricas de pasta de celulosa, con sus
contaminantes que serán volcados a los ríos, debidamente promocionados
como puestos de trabajo por unos años para los desocupados que abundan
cada vez mas en esta cuenca del Plata.

Creemos, pues que si se habla de “desarrollo” el mismo debe ser no solo
encuadrado en la concepción económica sino en otra mucho más profunda, en
la humana. A veces los seres humanos se vuelven máquinas, cuando solo se
mueven como ellas para llevar dinero a su hogar ejerciendo el primer derecho,
la defensa propia, comprensible pero mala consejera cuando se enquista y
permanece, olvidando a los demás seres humanos, por eso también somos
muy cautos al hablar de competitividad.

Como ejemplo podemos mencionar que aquí hay una reserva de una especie
de animal silvestre que está siendo arrasado por su piel y su carne,
indiscriminadamente y que a través de esa reserva pude ser por lo menos
protegida la especie. Pero solo tienen oportunidad de hacer ese tipo de
preservación quien tiene un campo, no aquellos que no tienen medios para
implementarlo y que están siendo fumigados constantemente por la mayoría de
las grandes empresas productoras. ¿De donde van a obtener los medios para
hacerlo...? ¿Cómo hacemos nosotros para organizarlos, instruirlos, o guiarlos, si
tampoco tenemos medios para ir al campo a hablar con ellos ni siquiera para
combustible...?

Creemos que siempre, primero, debe estar la gente y sus circunstancias, y que
no siempre lo que llega hasta ustedes es nuestra realidad, que el paternalismo
demostró no ser lo debidamente veraz y eficiente, y que esto debe ser tenido
muy en cuenta, para verdaderamente construir un mundo en paz. La gente
precisa tan solo lo suficiente y luego la alegría la inunda y eso se transmite.
Pero ante el autoritarismo y sobre todo, la mentira, se retrocede de nuevo a
etapas feudales no deseables.

Por eso importa tanto no solo quien decide sino quien planea y quien
transmite. Debe ser gente íntegra. Esa debe ser la principal inversión del BID.
Ese debe ser el control primero. Y no inventado. Se nota.

Dijo Einstein: “Todas las religiones son buenas, lo que fallan son los
intermediarios...”




                                                                               8
-Reconocemos el grado de interés del BID en cambiar políticas que
demostraron no ser las mas indicadas.

-El potencial de impacto si se toman en cuenta los conceptos expresados
anteriormente, será de gran magnitud en la apreciación que la gente del
pueblo, sociedades locales, pequeños productores, poblaciones indígenas,
educadores y jóvenes, hombres y mujeres que trabajan transparentemente y
sin avaricias, y en el concepto que puede cambiar el eje de credibilidad hacia el
banco y sus propios hombres y mujeres, que deben de una vez mirarse en los
ojos de sus propios seres queridos para comprender nuestro sufrimiento. Por lo
tanto creemos que TODOS, salvo los ambiciosos, los mentirosos y los egoístas,
saldremos beneficiados. Vayan nuestros mejores deseos y apoyo hacia ustedes
en ese caso.

Debilidades:
la corrupción, la hipocresía, la codicia y la ambición, el desarraigo y el desamor
por esta tierra

Fortalezas:

La decisión de ustedes de cambiar.
La decisión nuestra de comprender y esperanzarnos una vez más.
Que aun existimos gente honesta y de palabra, que ama este lugar y sabe
quien se acerca de verdad. Es decir: los hombres y mujeres de verdad.
Que ustedes tienen las posibilidades de concretar lo que todos, al parecer,
deseamos

También pedimos que siempre lleguen primero al diálogo con aquellos que
están desde hace muchos años, diez, quince, veinte, en contacto con aquellos
actores rurales a los que ustedes desean beneficiar.

Es importante también saber si el BID buscaría mercado para los pequeños
productores pues sucede que al no haberlo el proyecto no progresa. Por
supuesto que es necesario saber donde se puede vender el producto que se
obtiene en nuestras comunidades carenciadas. Por ejemplo: si alguien fabrica
escobas de palma, y aquí todos se ponen a fabricarlas, es necesario que se
encuentre un mercado que compre, y no como sucede, que se compra a precio
ínfimo y se revende a diez veces mas en otros lugares lejanos, con la ganancia
que queda para el intermediario. Lo mismo con otras artesanías que son
verdaderas obras de arte y que fenecen en puestos locales, ya que aquí no hay
mucho turismo. Esa es una de las desigualdades que hay que destacar.

Es mas, creemos que se vería mucho mas transparencia si ustedes vinieran y
“bajaran” a hablar con las gentes de las sociedades locales empobrecidas,
junto al político de turno, si así lo desean, pero siempre con un buen intérprete
y generosidad espiritual hacia lo que nos parece una excelente decisión por
parte del BID.




                                                                                9
Lo mismo debería ser en lo referente a los veedores, al contralor, y tener en
cuenta que no se puede por ahora integrar a los pueblos indígenas al resto de
las sociedades, porque la discriminación es allí muy notoria aun. Los
carenciados que no son indígenas tienen lamentablemente una cierta
subjetividad que los aleja igual de los pueblos originarios de América.
Merecemos pues, un dialogo como el que estaremos llevando a cabo hasta el 6
de mayo en el Foro de las tres Américas. Ojalá que ustedes escuchen nuestra
palabra.

Finalmente compartimos lo que mencionan ustedes al decirnos que desean
minimizar los efectos ambientales negativos, aunque querríamos saber la
elasticidad de esa palabra: “minimizar”. También las dos papeleras que nos
quieren instalar sobre ese paraíso que es el rió Uruguay, en Fray Bentos,
hablan de contaminación mínima, pero contaminación al fin. Todo es relativo.

Dicen ustedes que promoverán la protección de... etc,etc. Está bien. Pero
preguntamos ¿Cuándo...? Porque acá no oímos ya trinar los pájaros, ni han
vuelto las mariposas. Todo es gris y están cubiertas las gentes de polvillo de
arroz, los niños y sus padres no abren las ventanas porque todo es polvillo de
arroz en la zona S.O. de Villaguay. Hay cáncer, asma, pena, amenazas de
perder los empleos lo mismo que a los peones que viven junto a las grandes
propiedades rurales y les cae la fumigación matando las huertas, las gallinas,
los fetos, los niños a veces...

Hemos hecho denuncias con firmas de las gentes perjudicadas. Hemos visto el
humo de nuestros árboles quemados sin siquiera repartir la leña entre los
necesitados. Hemos ido con escribano a filmar los bidones de agroquímicos en
cunetas donde beben vacas y juntan agua los trabajadores rurales. Hemos
visto los hermanos nativos, hacheros, y sus familias, viviendo en condiciones
infrahumanas, trabajando toda la familia para ganar un poco mas, y sus niños
sin poder ir a las escuelas porque “por casualidad” justo allí aparece un camino
cerrado, un alambrado que se lo impide, y las maestra rurales a veces cuentan
– a la nada- al vacío- que los pequeños niños de los hacheros no van a clase
porque no saben por donde salir hacia la escuela.

Pero claro, de esto los medios, los comunicadores no dicen. Le falta a la gente
ese nexo. No hay información ni conocimiento y ya se sabe que la gente cree
en lo que ve a través de los medios. Son los grandes ausentes.

Si, señores del BID, tienen ustedes un cambio muy grande por delante si de
verdad lo desean, y si es así, los estaremos apoyando. Siempre que para
entonces no estén ya las mega represas destrozando nuestro hábitat, los ríos
dragados y los animalitos muertos, los que se han vueltos hasta agresivos
porque ya no saben a donde huir delante e}d las grandes topadoras que nos
llevan el monte, nuestro almacén medicinal...




                                                                             10
Decía ese genio que es el Ing. Juan de Dios Muñoz, del jardín Botánico de Oro
Verde, en Entre Rios, en sus clases magistrales a los pequeños productores y
alumnos en general:

Cada cien hectáreas que ustedes desmonten, dejen una. Esa, vale en medicina
mas que las 90 restantes.

-Reconocemos el grado de interés del BID en cambiar políticas que
demostraron no ser las mas indicadas.

-El potencial de impacto si se toman en cuenta los conceptos expresados
anteriormente, será de gran magnitud en la apreciación que la gente del
pueblo, sociedades locales, pequeños productores, poblaciones indígenas,
educadores y jóvenes, hombres y mujeres que trabajan transparentemente y
sin avaricias, y en el concepto que puede cambiar el eje de credibilidad hacia el
banco y sus propios hombres y mujeres, que deben de una vez mirarse en los
ojos de sus propios seres queridos para comprender nuestro sufrimiento. Por lo
tanto creemos que TODOS, salvo los ambiciosos, los mentirosos y los egoístas,
saldremos beneficiados. Vayan nuestros mejores deseos y apoyo hacia ustedes
en ese caso.

Debilidades: la corrupción, la hipocresía, la codicia y la ambición, el desarraigo
y el desamor por esta tierra
Fortalezas:
La decisión de ustedes de cambiar.

La decisión nuestra de comprender y esperanzarnos una vez más.

Que aun existimos gente honesta y de palabra, que ama este lugar y sabe
quien se acerca de verdad. Es decir: los hombres y mujeres de verdad.

Que ustedes tienen las posibilidades de concretar lo que todos, al parecer,
deseamos


Finalmente les enviamos el Proyecto que fue rechazado por intentar “cambiar
el mundo”. Lo pueden recortar luego, pero es para que observen su contenido
porque allí hay números, estadísticas, información que amplían lo que detallé
antes:

Allí verán lo que tenemos como sueño. Utopía que le dicen:

En el deseo de no haberlos cansado demasiado (no se puede abarcar esta
realidad escuetamente por enorme) y esperando un acuse de recibo,
quedamos a disposición de ustedes, reiterando nuestro pedido urgente del
dinamismo necesario que nos acompañe en esta defensa de la aculturación
reinante y en avance.




                                                                               11
           Cordialmente.
           Rosa Albariño
           Comunidad Charrua Pueblo Jaguar
           Unión de Mujeres del Pueblo Charrua (UMPCHA)
           Vocera


NOMBRE DEL PROYECTO: SALVEMOS EL MONTE Y EL RIO, SON NUESTRA VIDA

PAIS : ARGENTINA
PROVINCIA: ENTRE RIOS
DEPARTAMENTO : VILLAGUAY

LINEAS DE ACCION:
- El Proyecto abarca las cinco líneas principales de acción que pueden trabajarse
   integradamente, a saber:
- A) Rescate de la memoria: revalorización y rescate de la medicina tradicional
   indígena, plantas medicinales, diversas formas de curación y prevención, su
   articulación con la medicina occidental.
- B)Apoyatura en capacitación y desarrollo de recursos humanos para equipos de salud
   en áreas rurales.
- C)Desarrollo de habilidades y destrezas en planificación participativa, auto evaluación,
   técnicas de taller, registro de la memoria y técnicas de trabajo de campo, etc.
- D) Aplicación de un desarrollo ambiental sustentable
- E) Recuperación de alimentos tradicionales. Nutrición.

ORGANISMO SOLICITANTE:
ORGANISMO DE EJECUCION:
ORGANISMO DE SUPERVISIÓN
AVALES: Idem
DESCRIPCION DE LA COMUNIDAD:
ASPECTO SOCIODEMOGRAFICO:

La provincia de Entre Ríos, actualmente aquejada por una crisis económica sin
precedentes, esta situada inmediatamente al norte de la provincia de Buenos Aires y
debajo de la provincia de Corrientes, entre los paralelos 30 y 34 y los meridianos 58 y 62
posee 8.211.741 hectáreas         se halla enmarcada por los dos grandes ríos Paraná a
occidente y Uruguay al oriente, que la separa de la Republica Oriental del Uruguay, al
norte por los ríos Guayquiraro y Mocoreta y al sur el gran Rió de La Plata, lo que la hace
similar a una gran isla-jardín, ocupando un lugar de privilegio, no solo por su composición
botánica sino también por el liderazgo histórico en el tema florístico.

En esta gran isla convergen cuatro corrientes fitogeograficas:
a) La de los ríos Paraná y Uruguay, que envuelven la provincia al este y al oeste y
   aportan elementos del sur de Brasil.
b) La del rió Paraguay que aporta elementos del Matto Groso
c) La del oeste argentino (semixerofilas)
d) La del Suroeste (gramíneas pampeanas)



                                                                                        12
Se encuentra dentro del 10% de tierras húmedas del mundo, con numerosísima cantidad
de ríos y arroyos y esta ubicada sobre parte del llamado Acuífero Guarani que une
también a esos países linderos además de Brasil y Paraguay.

Los especialistas forestales estiman que en la provincia, por sus características de suelo
arcilloso (greda), debe tener un 25% de la superficie cubierta por bosques nativos, ya que
son suelos con poco espesor de tierra con vegetal (hoy muy erosionados) ondulados, con
numerosas vías de agua, cuchillas y lomadas, y un gran rió que la atraviesa totalmente en
su centro de norte a sur, con alrededor de dos crecidas anuales que acumulan toneladas
de agua dulce y nutriente: el rio Gualeguay, donde descargan a su vez innumerables
cursos de agua y cuya cuenca solamente, abarca 22.500km2, con una longitud de
afluentes que alcanzan los 1900 kms.

En cuanto a clima es considerada una ventosa y húmeda zona de transición con tendencia
a cálida, cada vez más subtropical por el CC.

La provincia, que debería tener por lo menos un 25 % de monte nativo, o sea
1.850.000has, tiene ya menos de 500.000 has de monte auténticamente nativo

Villaguay y el Dpto. del mismo nombre, cuyo significado indígena responde a la amalgama
de los siguientes vocablos:
  i - yaguar – i al que luego de la Conquista se anexo la V para transformarlo en “Villa”
significa : “Pequeña Agua del Hijo del Tigre” certificando esto la vigencia del arroyo El
Tigre y su subafluente “El Tigrecito” , todavía existentes y en vías de desaparición por el
accionar de empresas extranjeras que han roto el hábitat. La ciudad se halla sobre el
arroyo del mismo nombre y a 30kms del gran rió Gualeguay, que posee en ambas
márgenes y en sus numerosos afluentes, ricos yacimientos arqueológicos indígenas,
algunos – como el inscripto como Yacimiento Nogueira – registrado oficialmente pero
ninguno respetado ni considerado en todo su valor patrimonial y turístico, habiéndose
levantado en dicho rió 62 represas ilegales sin estudio de impacto ambiental veraz.

Villaguay se caracteriza originalmente por la dominancia de leguminosas arbóreas de los
géneros Acacia y Prosopis, acompañadas de otras leñosas de los géneros Geoffroea,
Bumelia, Celtis Tala, Scutia (Coronillo) y otras.

El buen estado arbustivo original esta en gran parte eliminado para dar lugar a actividades
ganaderas y agricolas.
Hay otras familias y especies con muy buen potencial forrajero y medicinal.

El Organismo de Contralor Forestal esta regido por la Ley Nacional Nº 13.273 (1948) a la
que se adhirió la provinciamediante la ley 3623, pero no se cumplen, no hay contralor y se
continua desmontando aceleradamente.
Dentro de la explotación actual del monte se destina:

40% a leña
10% a madera.




                                                                                        13
Hasta hoy no están estudiados los valores que puedan tener los subproductos de la masa
forestal, como por ejemplo el valor industrial y alimenticio de las semillas de las prosopis y
las acacias existentes (ñandubay y espinillos) y sus posibles mercados. Tampoco en lo
referente a las innumerables especies medicinales y aromáticas.

Se tomaría como área para aplicar el proyecto una población nativa distribuida en los Dº
Lucas Sud Primera y Lucas Sud Segunda del Departamento Villaguay, en el centro de la
provincia de Entre Ríos, Republica Argentina, en numero de unas cincuenta a 200
personas, según los medios, con el propósito mediato de constituirse en agente
multiplicador para que el proyecto se extienda al resto de la población rural devolviéndoles
el orgullo y pertenencia a su ámbito.
La misma, en su totalidad, conformada por empleados rurales en relación de dependencia,
muchos de los llamados “en negro” por falta de legalidad en sus papeles o contratos, y
una gran cantidad de desocupados, viene siendo agredida económicamente, dejada de
lado, y obligada a vender sus pequeñas parcelas (los que las tienen, otros viven en
terreno ajeno con permiso de los dueños), para emigrar a los cinturones de pobreza
periféricos de las grandes ciudades por no poder autoabastecerse. En los últimos años han
emigrado el cincuenta por ciento de los habitantes, lo que constituye no solo un problema
social sino que se pierde la transmisión cultural, el conocimiento tradicional heredado que
tanto necesita el mundo actual.
En el Dpto. Villaguay hay en cada uno de los distritos comunidades que viven amenazadas
permanentemente por el modelo económico vigente (agricultura a gran escala equivalente
a desmonte indiscriminado, bajo nivel de empleo, etc.

ASPECTO SANITARIO: Las condiciones sanitarias son de baja calidad y los caminos se
hacen intransitables a la menor lluvia. Los propietarios de grandes campos muchas veces
obstaculizan los pocos caminos con alambradas negándose a facilitar el paso y obligando a
los niños a recorrer decenas de kilómetros diarios para intentar asistir a la escuela,
careciendo de sala de primeros auxilios debiendo asistir al Hospital local que casi siempre
carece de elementos Son pobladores en riesgo constante y emergencia permanente, en
su mayoría hacheros o peones de grandes estancias.
Las enfermedades más frecuentes son el Chagas, producido por la vinchuca, desnutrición,
brucelosis, parasitosis diversas y según nuestras ultimas investigaciones un altísimo índice
de enfermedades pulmonares, (ha reaparecido la tuberculosis ) y leucemia que hacen de
este departamento y su vecino, San Salvador, los de mas alto índice de leucemia en niños
y personas en plena actividad laboral.
El acceso a la salud es de mas de cuarenta kms hasta el Hospital local.. Pero el problema
radica que no hay facilidad de medios ni acceso al combustible y si se llega allí no sirve
tampoco pues no hay elementos ni medicinas, dada la crisis económica que data ya de
varios años. El Hospital más cercano es el Santa Rosa, en la ciudad de Villaguay, carente
de elementos hasta lo más imprescindible.

ASPECTOS SOCIOCULTURALES:

Actualmente las familias viven alejadas unas de otras, con distintas capillas de iglesias que
ejercen sus funciones en el lugar, políticos designados en Juntas de Gobierno que
administran los pocos enseres sin solucionar los problemas de fondo como la
exterminación del monte y contaminación con agroquímicos de agua, animales y personas,



                                                                                           14
una radio AM que ayuda a enviar mensajes desde la ciudad al campo y un intento de
mantener sus tradiciones que se perderán aceleradamente si continúan extendiéndose las
fronteras agrícolas y exterminándose el monte nativo y la fauna silvestre, de donde se
extraía desde centurias el alimento, la pesca, la vivienda y las medicinas naturales
heredadas por tradición. Esta se va perdiendo y con ella la sabiduría ancestral heredada
de quienes hasta hace poco mas de cien años fueron los habitantes del lugar: el pueblo
charrua, grandes conocedores de la sustentabilidad innata del monte y sus frutos y de la
vida en libertad comunitaria, longevos famosos, como lo fuera uno de los mas recordados,
que fallecio en Villaguay en 1965 a la edad de 144 años: Don Floro Etcheto, charrua.
Las actividades son ahora muy empobrecidas, se va perdiendo la materia prima que se
transmitió desde milenios, como el trabajo en cestería, madera, cuero y tiento, fibras
vegetales, así como el alimento extraído desde siempre del monte, frutas, miel, cocos,
agua mineral, carnes, pescado, herboristería, etc.
En esta región, que corresponde al gran humedal de la cuenca del rió Gualeguay , digno
de ser protegido por el Convenio RAMSAR, y que atraviesa en su totalidad la provincia,
naciendo y desembocando dentro de ella en él rió Paraná, rumbo al rió de La Plata,
existen aun hoy, después de siglos de depredación, cientos de especies animales y
vegetales que hacen de la cuenca un paraíso en peligro de extinción, donde proliferan
miles de plantas medicinales y alimenticias. Decenas de esas especies se han extinguido
ya, como el cardenal colorado, él aguara guazú (zorro de patas largas, de los pantanos, el
jaguar, etc.
Los pobladores nativos somos los dueños del conocimiento tradicional y de cómo incluso
mezclando vegetales con productos animales se curan las enfermedades más difíciles.
Tenemos propuestas alternativas al empleo exclusivo de monocultivos y nos sentimos muy
angustiados por la desaparición de nuestro hábitat.

ASPECTOS ECONOMICOS:
En estos momentos la economía solo esta permitida a grandes terratenientes y sociedades
anónimas cuyas actividades productivas predominantes es la agricultura “exitista”, con
granos exportables y muy poca mano de obra, grandes extensiones de monocultivos,
como la soja transgenica y forrajera que se da como alimento desde la niñez temprana a
la población como si fuese una panacea, y a la vez agota la tierra como antes lo hizo el
arroz cultivado sin dejar descansar a ella. Pues la provincia toda por sus tierras planisoles
y vertisoles de poco espesor de humus, es propensa a la horticultura y ganado vacuno,
que si bien no es local, ha sido desde hace años base alimenticia sana para generaciones
de nativos y toda esa cultura se va extinguiendo.
La expansión de monocultivos conlleva a un feroz e irracional desmonte del bosque nativo,
donde no se puede ya permitir ni un solo árbol mas extraído de su sitio, (manifestado
incluso por el Sr. Embajador Estrada Oyuela pero desoído por quienes deben hacer
cumplir las leyes, monte austero, de poco consumo de agua, que cuida en sí mismo la
provisión del “Acuífero Guarani” que es sobre el que estamos y sobre cuya superficie se
están implantando bosques artificiales de eucaliptos y pinos, los que absorben grandes
cantidades de la preciosa agua y son impuestos sobre lo arrasado para levantar fabricas
de celulosa para papel, que envenenan los ríos, como la que están por construir en la
localidad de Fray Bentos, sobre el paraíso que es allí él rió Uruguay (Rió de las Caracolas)
Existen leyes pero no se hacen cumplir. Es inexorable el avance de la pobreza social,
económica y ambiental.




                                                                                          15
La perdida de la biodiversidad vegetal y animal es elevada y total en muchos casos. Si no
cuidamos el manejo de la Biodiversidad y no mantenemos el bosque nativo, los sistemas
naturales, se perderá del todo nuestra cultura indígena que ya vive en emergencia
permanente, viéndose los pobladores –como lo evidencia el censo nacional – obligados a
continuar emigrando, dejando sus puestos de guardianes de una Naturaleza que
desaparece aceleradamente.

ASPECTOS HISTORICOS:

Este territorio central de la provincia, dpto. Villaguay, fue cuna y vivienda de la macro
etnia charra, que también se extendiera luego a la Republica Oriental del Uruguay, cuyos
descendientes aun mantienen tradiciones orales y costumbres ancestrales, sobre todo en
medicina natural
Su antigüedad en el lugar se remonta a épocas de la Conquista, ya que cuando se
implemento la inmigración masiva, y llegaron colonias judías, alemanas, belgas y suizo
francesas, los nativos del Dpto. desaparecieron o fueron replegándose a ambas márgenes
del rió Gualeguay, sobre todo en la margen izquierda, donde aun se encuentran
comunidades de longevos y descendientes cuyas características antropológicas son fáciles
de determinar.

Es importante remarcar como ha crecido la agrupación que nos nuclea Comunidad
Charrua Pueblo Jaguar y el interés que hay en rescatar las costumbres y alimentos
tradicionales, lo que culmina en este año con talleres en lengua charrua y que se
extenderán a toda la macro etnia, incluyendo la lengua bohan, chana, minuan y guenoa.

FORMULACION DEL PROYECTO:
PROBLEMA:
En un medio pauperizado se acelera la aculturación y la emigración de gente nativa que
aun resiste estoicamente a dejar su lugar para erradicarse a los cinturones de pobreza de
las grandes ciudades. Esto conlleva desnutrición, desocupación o bajo nivel de empleo,
aumento del índice de mortalidad en jóvenes y personas en actividad, aumento de
suicidios con contornos alarmantes, en especial en jóvenes púberes y adolescentes, mala
salud, alcoholismo, analfabetismo, epidemias, retorno de males como la tuberculosis que
se consideraba erradicada, mortalidad infantil, perdida de los conocimientos que según el
Convenio de Biodiversidad deberían compartirse planetariamente para una mejora
universal de la calidad de vida y defensa de la tierra que nos regala todo.
Estas comunidades están hoy aferradas a su lugar natal en su mayoría en pequeñas
parcelas (4, 5 a 10 has) rodeadas por grandes productores que observan su decaer hasta
quedarse por muy poco dinero con sus pequeñas propiedades empobrecidas, donde se
ven frecuentemente quemados sus cultivos por frecuentes malas fumigaciones o
pulverizaciones, y donde, si bien existe una tradición hortícola, en especial maíz, batata,
zapallos, mandioca, cebolla - es muy bajo su nivel de productividad y alta su
contaminación por lo antes mencionado y a veces falta de cercos, agravada por la actual
falta de interés en reintentar huertas por el poco éxito obtenido ante las circunstancias
expresadas.
De esta manera esa amenaza es factor depresivo y crece la pobreza social en que viven
los habitantes del campo de nuestra provincia.




                                                                                        16
El monte nativo que aun queda, manejado como hasta el momento es imposible que sea
sustentable ya que se desperdician sus potencialidades: MEDICINA-MADERA-ALIMENTOS-
FAUNA AUTOCTONA-AGUA POTABLE.
Hay experiencias internacionales sobre el manejo sustentable del monte nativo que son
fácilmente aplicables al nuestro, al que además sumariamos la leche y carne de vaca, que
aunque no son de origen local están arraigadas en la dieta de los habitantes y van siendo
reemplazadas por soja forrajera.
Esta tecnología esta al alcance de la mano

Existe un desoimiento por parte de los grandes productores respecto a la necesidad de
cuidar el ambiente, valorarlo y volverlo ambientalmente sustentable. Una negación a
alternativas de producción que pueden incluso redituar mas que los mismos monocultivos
sin repercutir tan negativamente como estos en el medio.
Se pierde – pues – la Biodiversidad y se pierde la gente que la cuido desde siempre y ama
el lugar como matriz nutriente.
Y ambos son patrimonio y reserva de toda la humanidad en este lugar que es por todos
conocido como “Entre Ríos, la de Todos los Verdes”

OBJETIVOS GENERALES
Preservar la Biodiversidad de la región para beneficio de sus habitantes y a través del
trabajo comunitario, para el resto de quienes necesiten de los conocimientos tradicionales
que ellos poseen y están en peligro de perderse.
Restaurar y mantener el tejido social para mantener la flora y fauna autóctonas dando
alternativas dignas a los integrantes de la comunidad para que no abandonen el lugar y
trabajen ejemplarmente aplicando los conocimientos ancestrales, en especial la medicina
natural, en un proyecto integral que haga a toda la forma de vida de estas comunidades,
devolviéndoles el sentido y pertenencia que van perdiendo día a día.
Valorizar económicamente el bosque nativo en el marco del concepto de desarrollo
sustentable.
Uso múltiple y racional de los recursos naturales renovables

OBJETIVOS ESPECIFICOS:
Trabajar como nativos de este lugar, como guardianes que somos de su ecosistema
privilegiado, verdadero reservorio de fauna y flora y de la cultura de la gente, habitantes
del agua y el monte.
Articular el importante cúmulo de conocimientos ancestrales a rescatar en forma urgente
para que su utilización orientada en equipo redunde en beneficio de la comunidad
afectada hasta ahora, a saber:
Manejo del monte y aprovechamiento de sus recursos (madera, medicina, alimentos
animales y vegetales, estética y cosméticos, construcción de la propia vivienda) cubriendo
todos los aspectos que hacen a la vida de los nativos del lugar en constante rescate del
conocimiento tradicional y auto sustentándose tanto en alimentos, artesanías, conservas y
dulces, miel, agricultura y huertas familiares, como en el aprovechamiento de los
materiales autóctonos en la construcción de una vivienda. Digna, levantada por el mismo
grupo familiar y de los recursos hídricos existentes, superficial y subterráneo.
Elaborar previo diagnostico local, un programa de salud integral para la comunidad y cuya
ejecución contemple la prevención y erradicación de males tales como parasicología,
desnutrición, zoonosis, intoxicaciones, chagas, etc y un plan de vacunación efectivo.



                                                                                        17
Realizar un programa educativo que lleve al lugar la concientizacion y organización
didáctica de rescate y transmisión de los conocimientos tradicionales, aplicables en el área
Viviendas, Plantas medicinales, aromáticas y alimenticias, artesanías y comida sana.
Rescatar en especial la producción de miel y sus derivados alimenticios, medicinales y
cosméticos, y especies hortícola autóctonas de alto valor alimenticio, (maíz, batata,
zapallos, mandioca, cebolla y especies productoras de hojas) con las posibilidades ciertas
de vender los excedentes o los derivados (dulces, conservas, etc.) en las ciudades vecinas
o trocarlos en los centros respectivos de trueque solidario.
Incorporar la leche producida en los hogares y todas sus posibilidades alimenticias, en
especial considerando el alto grado de desnutrición infantil que reina en el lugar, y realizar
con los excedentes los derivados que con muy poco costo se pueden incorporar a la dieta
familiar y venderse o trocarse (quesos, crema, dulce de leche, ricota, yogur, manteca,
etc.)
Volver a valorar y utilizar la antigua vivienda propia del monte, con elementos del mismo.
Los habitantes interesados en este rescate están ya organizados y esperando un apoyo
económico que les dé la oportunidad de demostrar que se puede auto sustentarse y tener
una buena y solidaria calidad de vida sin alejarse del lugar o mantenerse en él a costa de
la extinción de los recursos.
El objetivo especifico principal es que ello se realice con la mano de obra de los propios
habitantes, quienes recibirían un jornal por día trabajado, ya que de lo contrario es
imposible mantenerse hasta que el proyecto cobre forma y este en proceso, pues el 100%
de la población se sustenta trabajando como jornaleros en los grandes establecimientos
vecinos y a full.

ACTIVIDADES:
-Reuniones de información y organización
-Cursos- taller de capacitación, actualización y precomposición del conocimiento y
valorización de la fauna y flora del monte como alternativa valida para un desarrollo
sustentable y autoconsumo.
-Relevamiento de aptitudes en los habitantes nativos del lugar.
-Elaboración de los distintos programas con técnicas participativas para que sean los
verdaderos autores de su reconstrucción socioeconómica. (Programa de salud, de
vivienda, de alimentación, de plantas medicinales, de capacitación, etc.)
-Planificación, asesoramiento y realización de viviendas con madera, paja y ladrillos
elaborados en el lugar y con participación comunitaria.
Planificación, asesoramiento y realización de huertas familiares y taller de lácteos y
alimentos, frescos y en conserva.
Relevamiento de plantas medicinales, aromáticas y alimenticias silvestres y de animales
silvestres que aportan a la alimentación familiar (carpincho, vizcacha, tatu mulita, peces,
anguilas, etc.) Asesoramiento para su utilización.
Talleres con asesoramiento de yuyeros conocedores / as de la herboristería y medicina
animal para la elaboración de plantas y cortezas, frutos y raíces medicinales, con consulta
a Biólogos y Botánicos e Ingenieros Agrónomos.
Talleres de artesanías e instrumentos musicales con elementos del lugar: paja, juncos,
palma, cuero, soga, fibra., madera, calabaza matera.
Reuniones de exposición y venta o trueque de los mismos.
Actuación y visitas a la escuelas exponiendo el programa y sus resultados.




                                                                                           18
Interacción permanente con establecimientos educativos, vecinos de otras localidades y
docentes de la Universidad de Entre Ríos en asesoramiento, promoción, venta e
intercambio de conocimientos tradicionales y elaboración de productos locales, feria, etc.
Auto evaluaciones periódicas.
Cursos de orientación vocacional y capacitación en arte, educación ambiental, viveros y
huertas, arte culinario, recetas medicinales, cosmética, música, artesanía, construcciones,
guías turísticos ecológicos, etc.

RECURSOS:
HUMANOS: Mano de obra local
            Capacitadores

MATERIALES: Herramientas de albañilería.- Alambres y postes.- Herramientas de
carpintería.- Semillas Combustible (Para movilidad y para cocinar.- Cocinas y ollas
adecuadas.-
                    Vacas.- Paillas (Vasijas grandes para hacer crema y manteca.- Vajilla
de cocina y de mesa. Envasadoras de conservas y dulces.
                     Herramientas para los artesanos (gubias, cuchillas, sierras, etc.)
Dos equipos electrógenos.- Heladeras a gas.- Alambre mosquitero
                     Un medio de movilidad automotor para llegar a cada familia, apto
para caminos de tierra.
                     Vacunas, elementos de primeros auxilios.- Dos teléfonos o radios. –
Transporte.- Instalación de pequeños talleres de procesamiento de plantas, alimentos,
cosmética y ungüentos, miel, lácteos, etc.
Libros y elementos escolares.-

CRONOGRAMA: Duración total del proyecto piloto: Dos Años.- Su proyección indirecta
comenzaría en cuanto se comiencen a ver los resultados, lo que calculamos en un año a
partir del inicio. A partir de los dos años seria automáticamente auto sustentable.

IMPACTO SOCIAL:

Las familias que están de acuerdo en trabajar en el proyecto y están a la espera de un
tramite favorable son diez, con un total de 50 integrantes, quienes serian el modelo para
el Área de Autoconsumo, Agua y Vivienda.
Pero además, integrarían grupos mas grandes de impacto, pues el programa de Salud
alcanzaría a 250 personas y el de Educación a 200 personas en forma directa y 600 en
forma indirecta

PRESUPUESTO:
                                                 DIEZ FAMILIAS NATIVAS

DETALLE:                                                                (Nucleo familiar)

Flia de    (Lucas Sud 2ª)      ----               11 personas
Flia de     (Lucas Sud 1ª)    ----               13 personas
Flia. de     (Lucas Sud 1ª)   ----                04 personas
Flia. de     (Lucas sud 1ª)     ----               04 personas



                                                                                        19
Flia.   de        (Lucas Sud 1ª)     ----                03 personas
Flia.   de         (Lucas Sud 1º)     ----                03 personas
Flia.   de   (Lucas Sud 1ª) -----                   03 personas
Flia.   de              (Lucas Sud 1ª) ----                  06 personas
Flia.   de          (Lucas Sud 1º) ----                   07 personas
Flia.   de            (Lucas Sud 1ª) ----                  05 personas

DURANTE DOS AÑOS                                       JORNALES              MOVILIDAD
INSUMOS

10 PROYECTOS DE AUTOCONSUMO                   U$A     4.000                        2.000
2.500

10 VIVIENDAS                                          U$A 10.000                   2.000
3.000

PLAN DE SALUD (250 PERSONAS)                   U$A         500                       700
1.500

EDUCACION (200 personas directamente
               600 personas indirectam.)             U$A      1.000                1.000
2.000

10 FAMILIAS - AGUA POTABLE                      U$A         400                         -
5.000


ADMINISTRACION DEL PROYECTO               U$A 3.000


TOTAL :        U$A    38.600

NOTA: El Proyecto que toma como modelo diez de las familias mas carenciadas de la
zona, como se puede apreciar, con solo ponerse en marcha se extiende a 600 personas en
Educación y 250 personas en Salud.
Y al hacer valer los productos del monte se puede lograr que se detenga el exterminio de
su fauna y flora, que son realmente nuestra identidad originaria, así como el agua, de la
que somos beneficiarios.

COMUNIDAD CHARRUA PUEBLO JAGUAR




                                                                                      20
Alicia Cabral

Consulta Regional del Banco Interamericano de Desarrollo sobre su Nueva Política de
desarrollo Rural

   1) Luego de leer atentamente el documento que se había adjuntado, me parece
      interesante poder repensar en términos de si los objetivos del banco son reducir la
      pobreza en Latinoamérica y el caribe, las políticas a instrumentar deberían ser
      conocer claramente a que países se les esta dando el crédito, pero
      fundamentalmente el monitoreo de que los fondos que ingresan a un país según
      determinada operatoria sean invertido en eso para lo cual se solicito el Dinero.

        Otro punto importante a mi entender es que si un país pide un crédito ustedes
        conozcan la zona donde se invierten los recursos planteo esto en función de un
        dinero que llego a mi país para una inversión en la sequía de grandes ganaderos.

        Lo que estoy planteando es que los créditos deberían estar destinados a pequeños
        productores minifundistas de cada uno de los países, son ellos los que pueden
        desde su lugar iniciar un proceso de devolución de los mismos luego de la
        comercialización de los productos.

        Es decir teniendo en cuenta la coherencia entre los diferentes discursos es
        oportuno pensar que las nuevas estrategias que se plantea el banco deberían
        pasar también por un proceso de Descentralización de esos recursos sino de
        ninguna manera se articula con el primer principio operativo, ya que los sectores
        que necesitan ser desarrollados se encuentran en determinados municipios es decir
        territorios que a la hora de tomar decisiones ellos deben participar en estos
        diálogos.

        Me parece oportuno plantear con respecto al tercer punto y teniendo en cuenta los
        planteos precedentes y teniendo en cuenta la eficiencia, eficacia y la
        competitividad, se deberá tener en cuenta las regiones de cada uno de los países,
        para realizar actividades agropecuarias que tengan su basamento cultural en la
        zona, sino producimos vacas donde no corresponde, plantamos alfalfa donde no
        corresponde y así sucesivamente.

        Creo que la Organización Rimisp a través de sus llamados para nuevas
        experiencias tiene algunos datos de lo que viene sucediendo en América latina
        pero hay experiencias y aprendizajes que se han realizado en algunos lugares de la
        misma que por falta de acceso a la tecnología no se dieron a conocer, que
        generaron grandes cambios tanto en los movimientos indígenas de Bolivia, Ecuador
        y en pequeñas comunidades de pequeños productores en Argentina.

   c)           Teniendo en cuenta el potencial impacto que se prevé, después de una nueva
                lectura creo que se diferencian claramente los sectores con los cuales se
                pretende trabajar especialmente en su Séptimo principio , creo que serán los
                Gobiernos nacionales los que recibirán un fuerte impacto teniendo en cuenta
                que no podrán utilizar los recursos de los grupos vulnerables en los grandes



                                                                                         21
     empresarios rurales que a la hora de la política son los que siguen aportando,
     por ende son los principales deudores de todos los créditos que llegaron a
     este país.

d)   Las fortalezas es que un Banco se este ocupando de los grupos mas
     vulnerables y no de los mercados financieros, teniendo en cuenta que se
     plantea regular y promocionar servicios para los actores rurales, esto
     Felicitaciones

e)   Me parece que cuando se plantea en el Séptimo “…. Promoverá la inclusión
     social y reducción de la desigualdad ….. debería plantear que atento a
     estudios realizados y creyendo que el Banco intento pero no lo logro es que
     ahora se plantea trabajar con métodos apropiados de consulta y fomento de
     la participación , es decir en algún momento realizar una autocrítica, eso
     también habla de nuevas practicas de realizar políticas con una nueva mirada
     de banco.

f)   Comparto plenamente lo que esta escrito, simplemente me parece que
     debemos comenzar a incorporar en nuestros escritos algunas definiciones
     que ampliarían o a mi criterio mejorarían una lectura comprensible., como se
     hizo con grupo vulnerable, ya que por vivir en comunidades diferentes a
     veces no significan las mismas cosas.




                                                                                22
Miguel Campos

De mi consideración,

En virtud de su requerimiento de análisis, evaluación y sugerencias del Perfil Avanzado de
Política de Desarrollo Rural a implementar por el Banco Interamericano de Desarrollo,
deseo expresarle mi reconocimiento por la solicitud de opinión que demuestra, por parte
del BID, apertura y espíritu participativo en el diseño de su Política.

Considero oportuna la elaboración de un documento que actualice los criterios que han de
orientar las acciones del Banco en América Latina y el Caribe, dadas las transformaciones,
las características actuales del sector y los aprendizajes acaecidos en las últimas
décadas.

Reconociendo que el documento del Banco que usted me enviara, tiene una visión
regional, abarcando distintas realidades de los comunidades rurales de los países de
América Latina y el Caribe, desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y
Alimentos de la Argentina le hago llegar los siguientes comentarios:

En un análisis global del documento, considero que el mismo interpreta la problemática
que enfrentan actualmente las comunidades rurales. Coincidiendo en términos generales
con los objetivos y los lineamientos de esta Secretaría en cuanto al perfil de política de
desarrollo planteada.

La condiciones macroeconómicas actuales de la Argentina brindan hoy un marco muy
adecuado para la planificación de políticas públicas de largo plazo y constituye una
oportunidad para el desarrollo de las economías regionales de nuestro país, por ello
encuentro compatibilidad con los objetivos propuestos por el Banco.
En este nuevo marco establecimos desde las SAGPyA cuatro ejes que marcan la
centralidad de la política agropecuaria en la nueva época:
a) La reconstitución del tejido productivo en las economías regionales b) la promoción de
las exportaciones y una mayor articulación con los mercados mundiales c) el
fortalecimiento de los sistemas de sanidad, calidad e innovación y d) el incremento de la
calidad de asistencia y servicio de la SAGPyA y sus organismos: INTA, SENASA, INV,
ONCCA, INASE e INIDEP.

Considero que los objetivos formulados en el documento de la propuesta del BID son
coherentes con los desafíos que enfrentan las sociedades rurales de los países de América
Latina y del Caribe para mejorar la calidad de vida de sus habitantes a través de la
transformación productiva de la economía rural, su inserción en nuevos mercados y el
fomento de la competitividad y le crecimiento económico del sector.
En un marco de sostenibilidad de los recursos, modernizando las instituciones tanto
publicas como privadas.

La perspectiva de largo plazo que preside la visión de los once principios operativos del
Banco constituye una fortaleza de la política de desarrollo rural planteada por el Banco.




                                                                                       23
Respecto a las distintas categorías de agentes económicos rurales, quiero expresar la
preocupación de esta Secretaria por la viabilidad y sostenibilidad de las unidades
productivas familiares. Suscribo la necesidad de trabajar en favor de todos los modelos
productivos rurales pero, sugiero contemplar en especial las amenazas que se ciernen en
torno de los pequeños y medianos productores rurales, quienes deberían ser los más
beneficiados por la política de desarrollo rural propuesta por los Estados Nacionales y el
Banco Interamericano de Desarrollo –BID-.
Este último sector ha sufrido en nuestro país, durante el período intercensal 1988-2002,
la desaparición de más de cien mil productores, lo que representa el 25% de las unidades
de producción agropecuarias que existían a comienzos de ese lapso.
La necesidad de valorar la generación de trabajo y empleo genuino debe considerarse a
la hora de abordar el fortalecimiento de las capacidades productivas regionales.

Con relación al fomento y mejora del comercio agrícola y la integración regional/global,
considero de importancia estratégica la intensificación de las actividades comerciales
dentro del MERCOSUR y las de éste con los demás bloques de América Latina y el Caribe.

Con relación a la propuesta del Banco de reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a
los activos productivos creo pertinente profundizar los esfuerzos para mejorar el acceso a
la tierra y la titularización, que afectan básicamente a los modelos de pequeños
productores y minifundistas ya que dichas restricciones constituyen una limitante
estructural para el arraigo y el desarrollo, particularmente en algunas provincias de
nuestro país.
Asumiendo a la tierra y al agua como activos productivos relevantes, el desarrollo de los
sistemas de riego constituye un factor clave para la extensión de la frontera agropecuaria.
Valorando a la tecnología como un importante factor de desarrollo y coincidiendo con la
política del Banco de reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a dichos activos
productivos, subrayo la necesidad de incluir la promoción de Investigación y Desarrollo
(I+D) de tecnologías apropiadas que contemplen las características y necesidades de la
Agricultura Familiar para lograr la sostenibilidad de sus unidades productivas.

En virtud de lo expresado en el séptimo principio operativo del documento, referido a la
inclusión social y reducción de las desigualdades en el desarrollo rural, considero
importante incluir el fenómeno de desarraigo de la juventud rural, caracterizado por el
éxodo hacia las zonas urbanas de mucho de los jóvenes que no encuentran oportunidades
de educación y/o trabajo.
Este proceso de migración hacia ámbitos urbanos y grandes ciudades produce pérdida de
capital humano en las comunidades rurales, reduciéndose el potencial innovador que los
jóvenes poseen y la calidad y cantidad de los recursos humanos disponibles.
La inserción y el trabajo genuino de los jóvenes como actores del desarrollo permitirá un
crecimiento sostenible de las economías regionales y la reconstitución del tejido
productivo.
Considero que la educación y la capacitación permanente distribuida territorialmente
contribuye a potenciar las capacidades de los jóvenes generando mayor capital social, en
favor de un modelo de desarrollo inclusivo con igualdad de oportunidades.

En lo referido al alcance de las intervenciones estatales deseo manifestar que el Estado
Nacional ha sufrido en las últimas décadas un proceso de deterioro y debilitamiento. Esta



                                                                                        24
situación requiere una definición política inicial dirigida a reconstruir las capacidades
institucionales, se trata de desarrollar un estado inteligente capaz de articular las
demandas de los distintos actores sociales y enfrentar los desafíos que impone la
globalización.
Debemos recuperar capacidades e instrumentos para desarrollar eficazmente una política
pública dirigida a potenciar el rol de nuestro sector agropecuario como motor de la
economía nacional.
Esto implica contar además con la inteligencia político-técnica para generar y administrar
las diferentes normas de regulación en sanidad vegetal y animal, propiciar políticas para
certificación de calidad y negociar en los foros internacionales con nuestros principales
socios comerciales.

Considero un aspecto positivo de la política de desarrollo rural que plantea el Banco
Interamericano de Desarrollo, la promoción de la protección ambiental y el uso y gestión
sostenible de los recursos naturales renovables propuesto en el principio operativo
undécimo.

Quedo a su disposición para cualquier comentario adicional sobre las sugerencias antes
mencionadas.

Lo saludo atentamente.




                                                                                       25
Julio Elverdin

Opiniones, sugerencias, críticas y recomendaciones para mejorar la Política de Desarrollo
Rural del BID.

Comentarios Generales del Documento:

No queda claro, en el documento, la necesidad de trabajar en Transformación Productiva
e Institucional simultáneamente. Nuevamente podemos cometer el error de promover el
trabajo, en los territorios, de estos dos aspectos en forma separada o en forma aislada,
esto no generará DESARROLLO, sino mayores conflictos y desigualdades.

Se deberían promover actividades integrales en el territorio (entendiendo a este como una
construcción social), si seguimos pensando que los competitivos van a distribuir los
excedentes o que los pobres solos van a salir de esa situación, ya hay suficiente
experiencia!!!!, pero nos volveremos a equivocar.

Hay que pensar que en gran parte de América Latina, antes que hacer competitivo (que es
una condición necesaria) a los sectores mayoritarios de los territorios rurales hay que
incorporarlos a las sociedad con plenos derechos (acceso a alimentación, educación, salud
e infraestructura básica), pensando en la sustentabilidad ambiental y la calidad. Pero si
comenzamos por la competitividad, con la excusa de generar excedentes seguimos
excluyendo gente. Por eso el planteo a exigir en los territorios debe ser integral y no
sectorial. Esto requiere de la formulación, ejecución y seguimientos de proyectos
realmente participativos con fuerte control de los actores involucrados. Sin organización no
habrá desarrollo.

Habría que trabajar con el concepto de nueva ruralidad, más que el de zona rural.

Principios Operativos:

   a) Creo que el Banco se equivoca en poner condiciones de exigencia como estabilidad
      macroeconómica básica, o ahora la culpa de las inestabilidad macroeconómica de
      los países en desarrollo son solo de ellos ?, o las políticas que impulsó el Banco
      fueron la mayoría buenas ?, Qué tiene que hacer el Banco en actividades dirigidas
      a reducir la pobreza, esa debe ser parte de la preocupación de los países que
      presentan los proyectos y sin políticas internas será difícil solucionar ese tema???.
      Creo que la gente del Banco ha aprendido poco de la experiencia o tiene tanta
      soberbia que desconoce las realidades donde estos fenómenos desastrosos se
      dan!!!!. No se puede hacer Desarrollo desde las tribunas, hay que vivenciar los
      procesos e involucrarse.

   b) Que es eso de Políticas sectoriales que sean como mínimo neutrales en términos
      de incentivos ¿?????????????
   c) El Banco no debe definir las categorías de Agentes Económicos, esto lo debe hacer
      cada país, siendo en todo caso el Banco el que analiza el proyecto de desarrollo
      rural territorial y sus beneficios, en lo económico, lo social, lo ecológico, etc. Todos
      queremos Desarrollo Humano Sustentable, pero quienes hemos trabajado en



                                                                                           26
   distintas regiones sabemos que hay tendencias necesarias iniciales y hasta pueden
   ser contradictorias, para poder llegar a desencadenar un proceso de desarrollo
   rural territorial sustentable. Esto debe estar claramente reflejado en los proyectos.

d) El Banco debería tratar de trabajar más sobre las barreras arancelarias o para
   arancelarias que imponen los Países Desarrollados (sentados en su gobierno). Esto
   traería grandes beneficios para el desarrollo de los territorios rurales de nuestros
   países en desarrollo. En lugar de preocuparse por las políticas al respecto en los
   países en desarrollo y que dichas políticas tienen que ser temporales. No puedo
   creer que se este en este nivel de hipocresía con el tema subsidios
   agrícolas!!!!!!!!!!!

e) El Banco en su documento sigue hablando de BENEFICIARIOS, esto es una clara
   manifestación de no entender el proceso de DESARROLLO, no hay beneficiarios,
   HAY ACTORES DEL DESARROLLO.

f) Se habla del Mercado de la Tierra, el Mercado del Agua y de los mercados
   financieros en países donde el tema de la tenencia, el acceso al agua y al mercado
   financiero en los sectores de la pequeña agricultura familiar es realmente crítico y
   mayoritario!!!!!!!!!!!. Haber si el objetivo es facilitar el acceso a la tierra o al agua a
   los capitales de otras zonas del mundo para que entren capitales???? . O se
   pretende hacer negocios financieros en países en que este sector ha hecho
   desastres, amparado por las políticas propuestas por el FMI????

g) En que o para que va a participar el Banco en programas que promuevan la
   investigación y desarrollo de tecnología, si no se aclara puede tener varias
   interpretaciones???

La verdad que no leo nada demasiado interesante y novedoso para la región, tal vez lo
más rescatable sea el enfoque integral y participativo que se hace mención en algunos
párrafos. Pero esto no lo demuestra en todo el documento, por lo menos a mi me
genera grandes dudas.

Creo que falta una autocrítica seria del efecto real de la ayuda internacional. Me refiero
a cuanto ha contribuido a los procesos de Desarrollo Rural Territorial. Hay mucha
evidencia que las intervenciones internacionales no han ayudado a estos procesos,
aunque si puedan tener efectos sobre algunos actores en particular.

Nuevamente comento que en la lectura del documento se me representa a sectores
más competitivos que pueden aprovechar oportunidades y producir más desigualdad.
Para que esto no ocurra se deben exigir y financiar proyectos integrales de Desarrollo,
no se puede sectorizar y luego dejar que el mercado distribuya o la gente compita
libremente con las desigualdades que hay.

Gracias por invitarme a opinar.




                                                                                           27
Mariano Garmendia

I.    Introducción:

Acorde con el Plan de Consulta 2005 lanzado en febrero del corriente año, se realiza un
análisis del documento Perfil Avanzado de la Política de Desarrollo Rural para la
redacción de un documento de síntesis como parte del proceso del BID para aprobar
conjuntamente una nueva Estrategia para el Desarrollo Rural y una Política de Desarrollo
Rural. Dentro del marco de esta consulta se elaboraron los siguientes consideraciones:

II.   Consideraciones


a) En relación a la coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos,
desafíos, amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina
y el Caribe :

En relación a la coherencia de los objetivos fijados por el documento como Estrategia
para el Desarrollo Rural resulta importante las definiciones en los marcos de equidad y
calidad en lo que a materia de política en desarrollo rural se refiere, sobre todo esto se ve
reflejado en la inclusión de las actividades no agrícolas, y en la búsqueda del
mejoramiento integral de las condiciones –calidad- de vida de los pobladores del medio
rural. Así mismo es importante rescatar la participación de todos los actores involucrados
dentro de esta propuesta: estado, sociedad civil, pobladores rurales, el Banco, etc.

Las definiciones resultan un marco amplio sobre el cual generar políticas adaptándolas a
las necesidades locales, que deben ser trabajadas a mi criterio con la participación no solo
de los gobiernos nacionales, sino con los gobiernos locales, como así mismo, en
concordancia con los objetivos, la sociedad civil. Esto facilitara un diagnostico y una
planificación acertada sobre la realidad, y por sucesivos ajustes, una ejecución efectiva y
eficiente de los recursos que se asignen a este proceso.

Dentro del marco de los objetivos , son importantes las definiciones que se adjudican al
medio rural, esto quiere decir que en muchos casos, se define medio rural a poblaciones
menores de cierto numero de habitantes, sin tener en cuenta las realidades suburbanas
que en muchos casos se ajustan perfectamente dentro de los perfiles de los programas y
proyectos del banco. Esta exclusión, repercute en forma negativa dentro del medio
productivo y margina a un numero importante de productores que se encuentran en una
situación vulnerable. Esto esta destacado dentro de las definiciones del documento y
estimo conveniente que sea considerado en la planificación de los programas y proyectos
como un eje importante a tener en cuenta.




                                                                                          28
b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

A pesar de la experiencia del Banco en la ejecución de proyectos y programas no se
vislumbra dentro del documento una definición estratégica de la participación de los
usuarios –en un sentido amplio- en los procesos previos a la formulación de nuevos
programas y proyectos que incluyan una visión de los fracasos y aciertos que en las
diferentes regiones han producido los mismos.

Procesos vinculados a la planificación participativa (como los trabajados en México)
garantizan un compromiso de las comunidades rurales, previos a la identificación de
proyectos que se ejecuten en las diferentes regiones. Sobre la base de este compromiso
resulta mas fácil construir con las comunidades procesos que involucren a todos los
actores, y representen o reflejen las verdaderas necesidades de las mismas.

En este sentido, resulta importante, la realización de esta consulta, en donde se
conjuguen opiniones de diferentes actores, ampliando el margen de análisis de la
propuesta. También creo necesario, y me permito sugerir, mantener esta red como una
forma de realizar un monitoreo continuo de la propuesta, e incluso creería conveniente
generar desde el Banco, una red de Representaciones regionales del mismo por países.
Estas Representaciones permitirían asegurar de la participación de los beneficiarios en las
etapas iniciales del ciclo de proyectos, establecer un diálogo continuo los gobiernos
locales, y por sobre todo, estarán atentas al seguimiento y supervisión de los proyectos
financiados por el Banco. Esta Representación debe ser regional (sobre todo en el caso de
países de gran extensión como Argentina y Brasil), esto permite un seguimiento casi diario
de los proyectos y permite ajustar en conjunto, gobierno local y Banco, las diferentes
alternativas y/o problemáticas que cada proyecto conlleva, y que en muchos casos las
estructuras nacionales (tanto del estado, como del Banco) no logran resolver en tiempo y
forma.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.


En líneas generales, estimo que la política busca generar la inclusión de todos los agentes
del desarrollo, con un equilibrio que tiende a sostener principios importantes como los de
equidad, competitividad, calidad, y sostenibilidad. Esta sola definición la impulsa como una
política de alto impacto dentro de las regiones.

Considero, también, que es necesario fortalecer los sectores vinculados a los sectores sub-
urbanos, que alojan a una amplia gama de pequeños productores, con producciones de
uso intensivo de mano de obra, y que sostienen a una gran cantidad de familias,
generando una malla de contención social que impide engrosar los cinturones de pobreza,
a la vez que proveen, generalmente, de alimentos sanos a un amplio rango de la
población



                                                                                         29
d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

La política diseñada tiene como una clara fortaleza la plasticidad de la misma para
adaptarse a las diferentes realidades territoriales sobre las cuales trabaja. Considera a un
amplio espectro de agentes o actores de desarrollo, y presta atención a los grupos
vulnerables, con todo lo que ello comprende.

Otro aspecto, a destacar es la inclusión en la propuesta de la posibilidad de estructurar
políticas de micro crédito o mejor dicho la promoción de sistemas financieros y productos
apropiados para las actividades económicas rurales, la provisión de asistencia técnica a los
productores rurales para acceder a los servicios financieros y la reducción de los costos de
los servicios financieros a través de la innovación y la competencia.

En este sentido estimo importante el diseño que finalmente el Banco adopte para la
Estrategia de Financiamiento Rural; y como articule con las demás, con el deseo de que
la misma se resuelva como instrumento del desarrollo y no como una herramienta de
usura.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

Como principal debilidad, considero que la propuesta no tiene una claridad, en referencia
a la política de formación de recursos humanos, que puedan ejecutar en terreno los
proyectos. La experiencia demuestra, que al momento de ejecutar, las diferentes
provincias o estados carecen de un andamiaje en recursos humanos que les permita una
ejecución eficiente, en una unidad de concepción y de acción, en estrecha sintonía con las
planificaciones.

Se realizan grandes esfuerzos para encontrar personal con el perfil adecuado, y si a esto
se adicionan las dificultades de comunicación con las unidades centrales y con el Banco,
en muchos casos, los proyectos no reflejan todo su potencial, o la ejecución no satisface a
la demanda a la que están destinados. En otros casos, en las provincias, la necesidad de
promover acciones en terreno, lleva a las autoridades a tomar decisiones apresuradas, y
se inmovilizan fondos sin contar con una estructura adecuada para realizar los
desembolsos. A esto podemos sumarle que, cuando se realizan capacitaciones, en las
mismas no se consideran las áreas administrativas externas a la ejecución de los
proyectos, y que normalmente, por ley, son las encargadas de la ejecución del
presupuesto. Este divorcio entre áreas impacta directamente en los proyectos, dotándolos
de una excesiva burocracia y el pago de comisiones de compromiso (sin usar los fondos)
por el solo hecho de la falta de conocimiento de cómo se ejecuta un proyecto con
financiamiento internacional.

Así mismo, como se destaca en el punto b), la estrategia no contempla un mayor
relacionamiento territorial entre el Banco y las regiones, debilidad que ayudaría sin lugar a
duda a conducir los procesos con mayor eficiencia, y permitiría detectar cuando existan
problemas concretos en termino de capacidades para la ejecución. Es de destacar, que




                                                                                          30
muchas veces, los gobiernos locales no detectan el problema, o cuando lo detectan ya es
demasiado tarde.




                                                                                    31
Flavia Gil

Antecedentes:

El BID está en proceso de aprobar conjuntamente una nueva Estrategia para el Desarrollo
Rural y una Política de Desarrollo Rural. En ese marco decidió realizar una Consulta
Regional para recabar la opinión, sugerencias, críticas y recomendaciones de distintos
sectores sobre la nueva Política de Desarrollo Rural (resumida en un documento
denominado Perfil de Política de Desarrollo Rural).

A los efectos prácticos, el BID e IDRC han solicitado a Rimisp-Centro Latinoamericano para
el Desarrollo Rural (www.Rimisp.org) que organice y coordine esta Consulta Regional. Este
Centro envió al IDR de Mendoza el documento base y las referencias para el análisis,
solicitando que nuestra institución le hiciera llegar sus comentarios por correo electrónico
hasta el 30 de Marzo de 2005 (dirigido a consultaBID@rimisp.org).

Por este motivo, desde la Gerencia se convocó al personal para la lectura y discusión del
material para el día 28/03/05 a las 16 hs.

Conclusiones de la reunión

A continuación se presenta un resumen de las opiniones vertidas en esta reunión:

En primer lugar, el documento Perfil de Política de Desarrollo Rural abarca temas
generales y estrategias, sin entrar en detalles operativos que pudieran tener una falta de
adaptación al medio local. Se recomendó la creación de mecanismos participativos para la
aplicación en los distintos territorios, de manera que tanto el diseño como la ejecución
involucren a la población y a sus representantes de los ámbitos público, privado y civil.

En el apartado “Formas en que el BID buscará el DR”, se destacó que la transformación
productiva no sólo debe orientarse a los mercados internacionales, pues la exclusión del
desarrollo de los mercados internos de cada país (locales, regionales y nacionales) puede
perjudicar a grandes sectores de la población rural, que presentan falencias cuya solución
demandaría plazos más largos que los necesarios para satisfacer sus requerimientos
actuales.

Con respecto al ítem “Principios Operativos”, se cuestionó el requisito de macroeconomía
estable para la intervención del BID, pues justamente los países con una economía
inestable son los que muchas veces requieren de políticas de desarrollo y no solamente
“operaciones piloto”. Para ello sería necesario buscar otras garantías para la devolución de
los préstamos de este banco.

En otro de los “Principios”, la mejora del comercio agrícola y la integración económica
regional/global, se solicitó la aclaración de que el intercambio no sólo es hacia mercados
externos sino también dentro de las fronteras nacionales.

También se consideró demasiado restrictivo el criterio de que “... los subsidios incluidos en
programas apoyados por el Banco se limitarán en gran medida a facilitar la provisión de



                                                                                          32
bienes públicos, serán económicamente eficientes...”, pues muchas de las obras o
servicios para zonas rurales pueden no serlo. Por ejemplo, la provisión de agua potable,
electricidad, sistema cloacal o telefonía en estos sectores no tienen rentabilidad económica
pero sí beneficios sociales y externalidades positivas. Por ello se pensó en ampliar los
criterios, para que éstos incluyan la equidad con zonas urbanas y la calidad de vida.

Debería contemplarse con mayor detalle el apoyo a la gestión productiva en general y no
a la forestal en particular, ya que en cada país el desarrollo regional puede estar vinculado
a aspectos tanto agrícolas como pecuarios o industriales conforme a la realidad
productiva regional.

Por último, en el ítem de acceso a los mercados financieros, se opinó que no siempre es
conveniente el fortalecimiento de los intermediarios financieros, sin evaluar si esta acción
encarece o no los costos de estos servicios.

En cuanto a los conceptos incluidos en los demás apartados (Sistema de Evaluación de
Políticas Rurales, Directivas de Salvaguarda), se consideraron adecuados y beneficiosos en
general.

Finalmente, no se pudieron evaluar las directivas para ejecución y cumplimiento, ya que
no se distribuyeron los documentos base de las operativas del BID (existentes o en
preparación).




                                                                                          33
Paula Marras

En líneas generales como documento, parece razonable. Da la impresión de faltarle
empowerment, tiene un tono un tanto paternalista. Consideramos que las mejores
herramientas de promoción regional suelen ser el acceso información, mercados y
conocimientos. Las nuevas tecnologías nos dan una oportunidad única para implantarlas.
O sea que todos los esfuerzos y recursos que se inviertan en infraestructura informática,
vial, edilicia, en promoción de políticas públicas equitativas, en apertura de nuevos
mercados, redundaran en beneficios regionales. Cualquier actividad que promueva
mejores instituciones, un mejor contrato social será positiva. Nadie valora más el
localismo, la cultura, el empowerment, el acceso al conocimiento y a los mercados, que
las comunidades rurales, que no tienen caminos ni servicios, ni la administración de los
impuestos que generan.
Saludos cordiales,




                                                                                      34
Gerardo Martínez

¿UNA NUEVA ESTRATEGIA DE DESARROLLO RURAL?

Durante el siglo 20 se llevaron adelante en América Latina diversos programas de
desarrollo rural, con el financiamiento de diferentes organismos internacionales de
cooperación. Entre ellos se pueden mencionar a los conocidos como Desarrollo de la
Comunidad, Alianza para el Progreso, Desarrollo Rural Integrado, los que en su inmensa
mayoría han tenido muy pocos éxitos para mostrar. El Banco Interamericano de Desarrollo
también desarrolló varias otras políticas para el sector rural que han quedado obsoletas: la
política de Desarrollo Rural (1984), de Agricultura (1982), de Asentamientos Agrícolas
(1972) y de Desarrollo de Pesquerías (1969). Desde hace unos años atrás, el propio BID
propone otro programa de desarrollo.

A partir de un extenso documento elaborado por el Banco, durante la primera quincena de
diciembre de 2003 se realizó la Conferencia Electrónica Nuevas Estrategias de Desarrollo
Rural del BID que, tal como su nombre lo indicaba, planteaba una nueva estrategia de
desarrollo rural.

Somete ahora a la discusión el documento Perfil Avanzado de Políticas de Desarrollo Rural,
el cual tiene las mismas falencias que anteriores programas de desarrollo implementados
desde los organismos internacionales. Es decir que con objetivos que son correctos,
plantean soluciones o metodologías de intervención que son incorrectas o que no tienen
en cuenta las diversas realidades locales.

REPRESENTATIVIDAD DE LA CONSULTA

En ocasión de aquella Conferencia Electrónica, he planteado, tal como lo hicieron varios
participantes, mis objeciones a la consulta, las que reitero nuevamente ahora. Con el fin
de tratar de legitimar las propuestas que realizan, los organismos multilaterales están
implementando rondas de consulta, donde se habla de generalidades y donde siempre
aparecen instituciones y/o personas que, con el fin de encontrar un lugar bajo el sol
financiero de las instituciones convocantes, apoyan las políticas propuestas por estas
organizaciones. Decía en aquel entonces que una consulta electrónica que involucra a un
centenar de personas no otorga representatividad a la misma – lo que reitero ahora –, por
lo que no debe utilizarse ni aquella ni esta consulta regional para pintar con un barniz
participacionista las decisiones o las políticas que siga adelante el BID. Si bien es
importante intercambiar opiniones e ideas en un ambiente democrático, para comprender
mejor la problemática rural de nuestra región y nuestros países, cuyos rasgos generales
son pobreza, desigualdad y falta de desarrollo económico y social, hay otras instancias que
plantean estos mismos problemas, y para no abundar en detalles, puede verse lo sucedido
y expuesto en los distintos Foros Sociales Mundiales.
Sin embargo, y atento a la invitación formulada por el RIMISP, quiero expresar mis
opiniones acerca de esta nueva propuesta de desarrollo rural para América Latina,
haciendo uso del derecho de expresión y con las salvedades indicadas anteriormente,
aclarando que me referiré a la situación en Argentina y en particular a la Región Noreste.
Participo de esta consulta impulsado tanto por la “ética de la responsabilidad” como por la
“ética de las convicciones”, porque –lo digo con toda claridad- quiero evitar ser parte de la



                                                                                          35
“cadena de complicidades”, con mi silencio, de un futuro programa de desarrollo rural
que en realidad traiga consecuencias negativas para nuestra región, y desde esa postura
hago los aportes que considero necesarios.
LA DEUDA EXTERNA

La pesada carga que soportan los demás países de América Latina, a la que los
organismos que hoy pretenden impulsar nuevos programas de desarrollo contribuyeron a
crear, es el principal escollo que debe resolverse. En el caso de Argentina, esta es igual al
100% de su PBI. De esta manera no habrá la menor posibilidad de desarrollarnos.

Esta deuda externa, que es calificada de odiosa e ilegitima, que debe ser denunciada
como tal y no pagada en consecuencia.

El propio Banco Mundial sostiene que sus evaluaciones internas indican que mas de la
mitad de sus proyectos es incierto o improbable, sean ‘sostenibles’. Ello significa que
después que se han completado - un proceso que toma usualmente cinco o seis años - es
posible que no sigan dando beneficios significativos a los países receptores (Kliksberg,
1999:10). Y si bien el Banco plantea estas cuestiones porque en caso contrario no cobra,
es importante tener siempre presente que, aún aquellos programas que se bajan como
asistencias no reintegrables para los pequeños productores, estos, que destinan
prácticamente el 100 % de sus ingresos al consumo (Montenegro, 1999:2), terminan
pagando lo que recibieron, ya que en la Argentina, el 80 % de los impuestos son
indirectos, es decir, gravan el consumo (Carballo, 1998:13).

Quienes prestaron dinero sabiendo que los gobiernos que los recibían eran ilegítimos, que
los proyectos no eran sostenibles, que los recursos se destinaban para reprimir al pueblo,
deben hacerse cargo de su responsabilidad.
EL ALCA Y LA OMC

Esta nueva estrategia de desarrollo rural propuesta por el BID se realiza, y así lo planteaba
explícitamente el documento del 2003, con el fin de equilibrar regional y socialmente los
beneficios positivos y negativos de los procesos de apertura y liberalización de las
economías, que se verán acelerados por acuerdos internacionales como el ALCA y otros. Al
respecto, considero que el ALCA traerá beneficios positivos para algunas pocas empresas,
vinculadas al capital transnacional y a las economías de los países desarrollados, que
están impulsando esta propuesta; mientras que las consecuencias negativas las sufrirá la
mayoría del pueblo, en particular los sectores más desprotegidos, como son los pobres
rurales.
Este nuevo documento, en el punto V.4, sin mencionar a ningún acuerdo en particular,
menciona que “Cuando se trate de reducir las consecuencias adversas de la apertura
comercial sobre los agentes económicos rurales menos competitivos, se podrán apoyar
programas específicos de ajuste o transición. Tales programas deberán tener metas
específicas, ser coherentes con las políticas de desarrollo nacional y regional y tener
carácter temporal”.

Reitero entonces la pregunta: Si se sabe que el ALCA u otros tratados tendrán impacto
negativo sobre el trabajo, los derechos humanos, la educación, la salud pública, ¿No es
más conveniente actuar sobre la causa, y no planificar algo que tienda a remediar las



                                                                                           36
consecuencias?. En consecuencia, hay que decirlo con todas las letras: NO AL ALCA,
porque significa inequidad en la distribución del ingreso, desindustrialización de nuestros
países, endeudamiento y vulnerabilidad externos, abandono del Estado de sus
responsabilidades para procurar el bien común del pueblo, perdida de la soberanía
alimentaria y sobre nuestros recursos genéticos, entre otras consecuencias nefastas que
sería largo enumerar.

En línea similar, se puede hablar de la Organización Mundial de Comercio. En el punto V.5,
refiriéndose a los subsidios agrícolas, el Documento menciona que “Cuando se apliquen, …
serán consistentes con los acuerdos y reglas de la Organización Mundial del Comercio”, lo
que significa que las ayudas que los productores de los países subdesarrollados puedan
llegar a recibir, serán consideradas subsidios por los países dominantes. Sin embargo los
subsidios que estas economías desarrolladas realizan a su producción, no tendrán reparos.
Por lo tanto, también se debe rechazar a la OMC, ya que esta le confiere al capital
transnacional, un enorme poder sobre los Estados, eliminando cualquier restricción
(política) al funcionamiento de un mercado verdaderamente global, lo que redunda en el
achicamiento de las industrias nacionales, y en consecuencia, en mas pobreza para
nuestros pueblos, por un lado, y en la perdida de la soberanía e independencia, por otro.
CRECIMIENTO vs. DESARROLLO

Con el uso frecuente que hacemos de algunas palabras, sucede que terminamos olvidando
su verdadero significado y empezamos a pensar que ciertas palabras son sinónimos,
cuando en realidad significan cosas totalmente diferentes. Esto es lo que sucede con las
palabras crecimiento y desarrollo, que al igual que el aserrín y el pan rallado, parecen lo
mismo pero son cosas diferentes.

Si consultamos el diccionario, este nos define crecer como hacerse mas grande, aumentar
alguna cosa.
 Para desarrollar, entre otras definiciones, figura acrecentar, aumentar
. Parece que el aserrín y el pan rallado son lo mismo.

Pero para quienes tenemos una formación profesional vinculada a las ciencias
agropecuarias, en algún momento hemos estudiado fisiología, tanto vegetal como animal.
Y allí hemos visto que no es lo mismo crecimiento y desarrollo, ya que para lo primero
existe solo aumento en volumen y peso, pero el desarrollo implica la aparición de nuevos
órganos, se trata de una serie de cambios cualitativos. Siempre que hay desarrollo hay
crecimiento, pero no se cumple acá la propiedad inversa: puede haber crecimiento y no
haber desarrollo. Y ojo con el uso de las palabras, porque estas tienen un profundo
contenido ideológico: nos hablan de desarrollo económico cuando hablan de las divisas
que ingresan al país por la producción de soja, cuando en realidad, solo se trata de
crecimiento, y en el caso de este ejemplo, crecimiento ficticio.

El desarrollo debe atender el costado económico, pero no debe olvidar el costado social.
Volviendo al ejemplo anterior, Argentina recibe una gran cantidad de divisas por la
exportación de soja, donde el fisco, a través de las retenciones que practica a las
exportaciones agropecuarias, percibe importantes ingresos. Pero ese crecimiento significó
la desaparición de mas 100 mil fincas en el periodo 1988 – 2002, significó que pese a una
producción agrícola que en la campaña 2004 ascendió a más de 70 millones de toneladas



                                                                                          37
nuestro país tiene 20 millones de personas bajo el nivel de pobreza, 6 millones de
indigentes, 5 millones de desempleados y 80 niños siguen muriendo por día por causas
vinculadas al hambre (GRR, 2004:1).

En la Introducción, el Documento menciona que “los territorios rurales desempeñan un
papel clave como lugar de residencia de una parte considerable de la población”. Los
números anteriores nos dicen que esa población se va.

El desarrollo debe contemplar aspectos integrales del individuo y de la sociedad que este
construye, en sus aspectos económicos, sociales, ecológicos y culturales, caracterizándose
por:

Un avance en las ideas y conocimientos.
Una utilización mas eficiente de los recursos productivos y respetuosa del medio ambiente.
Una mejora en las condiciones reales de la comunidad.
LOS QUE SE VAN Y SUS PORQUÉ

La tendencia actual sigue siendo la desaparición de los productores chicos y la
concentración en grandes empresas. La Encuesta Nacional Agropecuaria del INDEC y los
datos del sector privado confirman una realidad palpable: el achicamiento en el negocio
del campo, tanto en la cantidad de productores como en el manejo de la inversión
tecnológica. La crisis estructural que atraviesa la Argentina generó que miles de
trabajadores transitorios, medianos y pequeños productores hayan tenido que emigrar del
campo a la ciudad como consecuencia de modelos de explotación de la tierra que los
excluyen y los empujan al desarraigo, y ahora malviven en los cinturones de pobreza
urbana, asentados sobre antiguos basureros industriales o tierras muertas por la
sobreexplotación con agro tóxicos (Rulli, 2000:3). Como es conocido por todos, el éxodo y
la movilidad horizontal aparecen en la escena nacional como precipitadores sociales
desencadenantes de nuevas crisis; el fenómeno de la migración del campo a la ciudad es
la expresión de una tragedia: la imposibilidad de crear riqueza en el lugar de origen
(Vargas Llosa, 1993:153).

Y cuando la población se va, los conocimientos locales, las representaciones compartidas,
los valores sociales y en una palabra, la memoria colectiva que recubre la noción de
capacidades y que define la identidad de cualquier territorio, quedan destruidos cuando
sale la gente que les da vida, cuando se descomponen los paisajes o dejan de usarse los
objetos y las herramientas históricamente incorporados (Thierry y Schiavo, 2003:9).
LAS CAUSAS DEL ÉXODO

Nadie toma una decisión que va a afectar su futuro y el de su familia si no tiene una base
racional para tomar tal decisión; y quienes deciden emigrar, también tienen sus razones
para hacerlo. En un informe del Banco Mundial presentado al Gobierno Nacional a
principios del año 2004, se evalúa la precariedad de los caminos rurales, las dificultades en
el manejo y gestión de las aguas y la falta de cobertura en servicios como energía
eléctrica y agua potable como causas del fenómeno del despoblamiento rural a partir de
un dato: en 1991 la población rural era de 4,18 millones de personas; en 2001 se registró
un descenso del 37,8 por ciento, con sólo 2,6 millones de personas. La dispersión de la




                                                                                          38
población que vive en el campo dificulta la prestación de servicios de infraestructura (el
68% vive a campo abierto).

La falta de una vivienda digna y de centros asistenciales, la dificultad para obtener agua
potable, la irregularidad en la tenencia de la tierra y el déficit de capacitación tecnológica
son algunas de las causas de la pobreza rural. En este sentido, quienes participaron de la
investigación proponen el diseño de un proyecto de desarrollo agropecuario que
contemple al pequeño productor como un actor viable para el aparato productivo.
LOS SOLUCIONADORES DE PROBLEMAS

Tanto el BID, el Banco Mundial y otros organismos multilaterales tienen muy buenos
diagnósticos de la realidad latinoamericana. Pero ante los buenos diagnósticos, se
proponen luego políticas equivocadas; y es raro que personas que tienen tanta
preparación para hacer un buen diagnóstico, se equivoquen en la solución.

En la década del ’90 se empezó a imponer el modelo neoliberal, basado en el consenso de
Washington. Estas políticas rechazaban el papel activista del Estado y promovían un
estado minimalista y no intervencionista. Se decía que achicar el Estado era agrandar la
Nación. Basados en estos acuerdos, el Estado empezó a achicarse con la política de
privatizaciones, que en su forma mas salvaje pretendió privatizar absolutamente todo.
Según el BM la política social del Estado debía concentrarse principalmente en programas
de asistencia social o ‘amortiguación’ dirigidos a los pobres, mientras que el sistema
estatal de seguridad social, así como el sistema educativo y el de salud publica, podrían
ser privatizados en gran medida.
Y esto fue apoyado, consciente o inconscientemente por las propias instituciones y las
organizaciones populares, quienes con sus criticas destructivas, o con su no involucrarse
en las acciones estatales, contribuyeron a consolidar un modelo de exclusión. El intento
del Consenso fue que la privatización mataría dos pájaros de un solo tiro: mejorar la
eficiencia económica y reducir el déficit fiscal al mismo tiempo. La base de la idea era que
la conducta de la maximización del lucro de los dueños privados eliminaría el desperdicio y
la ineficiencia. Al mismo tiempo la venta de las empresas estatales aumentaría los escasos
ingresos. Se buscaban soluciones por el lado financiero, ¿y el costado social? El efecto
derrame haría el resto. Pero nunca se derramó nada: los privados agrandaron el vaso para
que nada caiga afuera.

Y bajo los auspicios de los grandes órganos multilaterales (Banco Mundial, BID, FAO,
PNUD), las antiguas políticas de fomento rural destinadas al sector campesino y familiar,
han sido paulatinamente sustituidas por simples medidas de acompañamiento social o de
transición. En esa situación, la globalización del agro tiende a consolidar un proceso de
exclusión que involucra a millones de personas y grandes porciones de los territorios
rurales (Thierry y Schiavo, 2003:10).

Lo ocurrido durante los últimos años nos deja algunas las lecciones y una de ellas es que
la privatización no asegura la competencia. Sin embargo, el canto de sirenas de los
privatizadores continúa. Diversos organismos internacionales de financiamiento siguen
propugnando la privatización de los servicios de asistencia técnica y de asistencia
financiera. El propio documento señala que “el Banco no apoyará en general esquemas de
créditos subvencionados, o bancos de desarrollo agrario y compañías de seguros agrarios



                                                                                             39
controlados por el Estado”. ¿Piensan que los productores – pobres y empobrecidos – se
podrán hacer cargo de la misma? Con medidas de esta naturaleza, continuará la exclusión
de sectores de la población campesina que no tienen recursos para hacer frente al pago
de estos servicios. Este tipo de políticas sigue siendo apoyado por algunas instituciones
que trabajan con sectores campesinos, quienes pretenden que el Estado les transfiera
recursos, pero que no los controle. Si bien el Estado debe dejar de asistir a quienes
cuentan con recursos suficientes, no debe descuidar a los sectores postergados.

Es una gran tentación acompañar a quienes están en mejores condiciones, ya que con
ellos tendremos mejores resultados en menos tiempo. Pero con este criterio seguiremos
generando exclusión, la misma exclusión que se generó con el consenso de Washington, y
que ha hecho que la brecha entre ricos y pobres aumentara considerablemente. “En
América Latina, ese desnivel ha aumentado a un ritmo alarmante. En 1980, el producto
por habitante era del 19% del ingreso medio de los países industrializados, una quinta
parte. En 1990 el ingreso por habitante alcanzó apenas al 9,8%, una décima parte. En
otra palabras, el ingreso medio por habitante es hoy la mitad de lo que era al comienzo de
la década” (Patroni, 1999a:2). Mientras que se ha concentrado la riqueza, se ha
globalizado la pobreza.

Hoy, algunos de los responsables de generar aquellas (Joseph Stiglitz, entre otros),
reconoce muy suavemente que no hay termómetros para leer con facilidad la salud de la
economía y que pueden haber sacrificios que los economistas no pueden evaluar y deben
limitar su papel a describir las consecuencias de políticas alternas y dejar que el proceso
político escoja cómo se valoran los riesgos y beneficios de varias políticas (Patroni,
1998:4). Trágicamente, algunos de esos sacrificios a los cuales se refiere Stiglitz, han sido
sacrificios humanos en el altar del Dios Mercado. Los niños muertos por desnutrición, los
ancianos abandonados a su suerte, los campesinos empujados a malvender su producción
y a abandonar sus tierras, son algunas de las caras visibles de la doliente realidad
latinoamericana que fueran descriptos por los obispos reunidos en Puebla en 1979 como
“las caras sufrientes de América Latina” (Documento de Puebla, Cap. 1-31 a 39). La
realidad se ha agravado aún mas desde entonces.

En este nuevo enfoque de desarrollo, que ayude a consolidar un modelo de economía
solidaria, se debe tener en cuenta que mas que un enfoque de desarrollo rural en un
sentido restringido, se trata de una orientación hacia el desarrollo urbano-rural. En efecto,
se reconoce que gran parte de las oportunidades de actividad económica dependen del
vinculo con el centro urbano. Por esa razón debe fortalecerse el sistema de ciudades
intermedias con actividades de muy diverso carácter dentro de la vinculación del centro
urbano con su ‘hinterland’ rural, superando la idea de oposición entre rural y urbano.
Durante décadas, la alternativa económica mas factible para la disminución de la
población dedicada a la agricultura ha sido la emigración a las grandes ciudades. En la
práctica, esta vía ha mostrado estar lejos de ser una solución para los migrantes y ha
agravado la marginación y aumentado los costos sociales y fiscales derivados de los
agudos problemas que aquejan a las grandes ciudades (Patroni, 1999b:11).

Las nueva política de desarrollo tendrá que ser distinta al de industrialización por
sustitución de importación, pero también tendrá que ser distinta a la que se ha planteado
durante el proceso de ajuste que ha implicado enormes costos sociales, deterioro



                                                                                           40
ecológico e incremento de la polarización económica. Sin embargo, las raíces del nuevo
estilo de desarrollo estarán en la trayectoria de crecimiento que se origina a partir del
ajuste. De ese modo, resulta indispensable que las actuales políticas se lleven a cabo
dentro de un horizonte económico y social de largo plazo, asegurando la preservación de
la base de recursos naturales y la cohesión del tejido social; estos dos aspectos han sido
fuertemente afectados por los cambios derivados de la crisis del proceso de ajuste
(Patroni, 1999a:16).

Lo importante a la hora de implantar una política es no olvidar que la atención a las
demandas de los ciudadanos es el objetivo principal, de modo que el diseño de la
implantación debe combinar, razonablemente, lo mejor de la decisión inicial y lo mejor de
la iniciativa local. No importa tanto la conformance -aquiescencia con la decisión- como la
performance -logro de los objetivos (Tamayo Sáez, 1997:305). Debemos planificar nuestro
desarrollo desde las bases, y para ello las conducciones jurisdiccionales deben romper con
su propia tradición histórica centralista al interior de sus territorios si efectivamente
pretenden transformar la desconcentración en políticas descentralizadas (Filmus,
1998:76). Esta misma descentralización deben adoptar las organizaciones en su
funcionamiento y estructura.

Se debe generar un proceso de concertación política que permita que, aún cambiando el
equipo que gobierna el sistema, los actores tengan seguridad en la continuidad de las
estrategias de cambio. Solo a partir de esta seguridad es posible que comiencen la difícil
tarea de abandonar su roles tradicionales. En este sentido, una estrategia de
descentralización debe comprenderse como una política de Estado, mas allá del gobierno
que ejerza ocasionalmente su conducción (Filmus, 1998:83).
SOBERANIA ALIMENTARIA

El mal entendido desarrollo de los ‘90 significó, y sigue significando, que la Argentina ha
perdido su Soberanía Alimentaria, ya que han sido desplazados y hechos desaparecer
más de 17.000 tambos, de 30.000 que existían en el año ‘88, cuyos planteles de alta
calidad genética fueron a parar al matadero, así como también miles de hectáreas
dedicadas a la variada producción de los alimentos tradicionales que constituían la manera
de comer de nuestro pueblo (GRR, 2004:1).

Plantea el documentos que el BID impulsara el desarrollo rural “promoviendo la
transformación productiva de la economía rural, tanto actividades agrícolas como no
agrícolas, y su inserción en los mercados internacionales, con el objeto de mejorar el nivel
de vida de los habitantes rurales y fomentar la competitividad y crecimiento de la
economía rural”. Nuestros países están atravesando una crisis económica y social como
consecuencia del modelo económico impuesto que generó desigualdad social, problemas
ecológicos, deterioro de la calidad de vida de la población en general. Uno de los aspectos
más problemáticos se da en el área rural, debido a la pérdida de la capacidad de
producción de rubros de autoconsumo de la familia campesina, lo que ha significado a su
vez la pérdida de la soberanía y la seguridad alimentaria que la caracterizaba en épocas
pasadas. Sin embargo, se plantea que el desarrollo se buscará a través de la inserción en
los mercados internacionales, dando a entender que el desarrollo basado exclusiva o
fundamentalmente en el autoconsumo o en la autosuficiencia de los hogares pobres, en el
mejor de los casos puede contribuir a estabilizar la pobreza, pero difícilmente a superarla,



                                                                                          41
tal como lo planteaban explícitamente en el Documento utilizado en la Conferencia del
2003. No comparto esta opinión, ya que considero que todo proceso de desarrollo debe ir
de lo más cercano y concreto a los productores a lo más lejano y abstracto. Primero lograr
la autosuficiencia de alimentos para la familia, ya que una persona bien alimentada
piensa, trabaja, planifica mejor; luego hay que buscar la autosuficiencia de las localidades
mas cercanas; y recién luego pensar en mercados mas lejanos. Pensar únicamente en la
producción para abastecer mercados lejanos, esta demostrado que no contribuye a
erradicar la pobreza, sino que crea dependencias.

EL ROL DEL ESTADO

Se plantea perseguir el desarrollo rural “modernizando y fortaleciendo las instituciones del
estado y de la sociedad civil de, o que afectan a, los territorios rurales. Para ello, el Banco
promoverá actividades que sean consistentes con las estrategias sectoriales aprobadas en
las áreas de … modernización del estado”.

Acá quiero volver al uso de las palabras: ¿Qué significa modernizar el Estado? Para
muchos, la modernización significa el achicamiento del mismo; un Estado que, cuanto mas
chico, mejor Estado será. Frente a los desafíos de la globalización y a las amenazas de los
nuevos poderes transnacionales (mafia, narcotráfico, corporaciones neocoloniales, etc.) el
Estado Nacional sigue siendo la garantía para que exista una sociedad justa (Pérez Lindo,
1999:11). El Estado es lo único que tienen aquellos que poco o nada tienen. Los pobres
van a curarse a los hospitales del Estado, sus hijos van a aprender a las Escuelas publicas;
la esperanza de tener el acceso a una vivienda mas confortable esta puesta en los planes
de vivienda del Estado; la asistencia técnica que algunos escasos productores reciben,
proviene de programas o instituciones estatales. Y esto no significa crear un todopoderoso
estado que ahogue las riquezas de las individualidades, ya que el Estado es fundamental
para el logro de cambios estructurales (incluso del mismo Estado).

La respuesta para los cambios no se encuentra en el desmantelamiento del Estado, sino
en su reconstrucción, existe una correlación entre el desempeño del Estado en un plan de
transformación y su desempeño en un plan de ajuste.(Evans, 1996:530 y ss). La
modernización del Estado debe asegurar que se fortalezcan los mecanismos de la
democracia participativa, para que el poder este cada vez mas cerca de la gente, para que
esta pueda ser la gestora de su propio destino.

Y en ese sentido, se debe impulsar fuertemente el desarrollo local, donde se trabaje
fuertemente en el empoderamiento por parte de los productores de las instancias de
decisión gubernamentales locales, no dejando esta tarea a quienes hacen de la política
una profesión y no un servicio. Hay que influir en el Estado, fundamentalmente en el
municipal, que es donde mayores posibilidades tienen los campesinos de hacerlo.

En el punto III. 5 se menciona el desarrollo local y municipal. Hay que desarrollar las
posibilidades de las localidades, del lugar, del barrio, del paraje, de la colonia. El
Desarrollo Local de un lugar tiene que servir para solucionar básicamente los problemas
económicos de la población, siendo dos aspectos los centrales: la Producción y el Empleo.
Si no se dan respuestas a estos problemas, es muy difícil -casi diría que imposible-, hablar
de Desarrollo Local. Los municipios deben replantear su actual posición de administradores



                                                                                             42
de pobreza para pasar a ser gestores del desarrollo con un claro perfil de Estado
Productivo, involucrándose en las producciones locales, potenciándolas, para lograr la
autosuficiencia alimentaria de su propio pueblo.

Y en el acercamiento del poder a la gente, también el Municipio debe tener injerencia
directa sobre las áreas rurales. En Argentina, hay provincias en las que la influencia del
municipio es solamente sobre áreas urbanas, dependiendo las áreas rurales de la
provincia.

DESARROLLO TECNOLOGICO vs DESARROLLO SOCIAL

Hay quienes defienden la postura de que todo avance tecnológico significa eliminación de
la pobreza. Quiero recordar que al celebrarse el Día Mundial de la Alimentación 2001, el
Director General de FAO mencionó que ese no es un día de celebración para todos, ya que
casi 800 millones de personas en el mundo en desarrollo siguen atrapadas en un cielo
desesperado de hambre y pobreza. En momentos en que el mundo se ha globalizado y
que los avances tecnológicos nos asombran día a día, aún no hemos sido capaces de
lograr una sociedad mas igualitaria y equitativa, lo que demuestra que el crecimiento
económico no resuelve la pobreza. A pesar del crecimiento económico y el desarrollo
tecnológico, la desigualdad se ha acentuado al nivel que en 1820 el 20% de la población
mundial más rica ganaba 3 veces más que el 20% más pobre y en 1997 se situaba en 74
a 1, es decir que hoy las desigualdades son mayores que nunca.

La difusión del modelo técnico productivista acarrea fuertes exigencias en términos de
concentración de recursos y de accesibilidad. Teniendo una fuerte oportunidad de
expansión en las regiones mejor comunicadas y en tierras de alto potencial agrícola, hay
una creciente demanda por parte de capitales transnacionales para la producción de
cultivos intensivos, caso de la soja en la pampa argentina, en el litoral uruguayo y en el
sur de Brasil. Sólo en Río Grande do Sul, la soja ocupa 3,5 millones de hás, destacando
importantes superficies de una polémica variedad transgénica (soja RR), desarrollada por
la multinacional estadounidense Monsanto (Thierry y Schiavo, 2003:9).

Se debe fortalecer un desarrollo científico y tecnológico independiente, con conocimientos
y tecnologías adaptadas y adaptables a cada realidad, a cada tipo de productor, a cada
sociedad y cultura en particular. Y aunque redundante, vuelvo al rol que debe cumplir el
Estado como generador de esa tecnología y esos conocimientos. Puede citarse el caso
donde el involucramiento de las instituciones solventadas por el estado argentino se
relaciona tan estrechamente con las empresas privadas, que se hace difícil diferenciar
unas de otras en sus estrategias. Se da el caso de una dependencia del Instituto Nacional
de Tecnología Agropecuaria donde casi la totalidad de la estación experimental de
Presidencia Roque Sáenz Peña se halla trabajando directa o indirectamente ligada a
Monsanto (Souza Casadinho, 38).

La ciencia y la tecnología deben tener una base social amplia: la tecnología de punta
favorece solo a quien la fabrica.
LOS MERCADOS




                                                                                             43
En el punto V.6 se dice que “el Banco tratará de reforzar el acceso de grupos de
beneficiarios a los activos productivos, incluyendo tierra, el agua, capital financiero y
tecnología”. Al respecto, un programa de desarrollo que esté verdaderamente dirigido a
planificar y construir un futuro distinto para todos debe priorizar los valores de la
solidaridad, de la ética y de la moral. Para ello debemos tener claro que no se puede dejar
nada librado a la suerte de los mercados, porque la economía no es libre: o la controla el
Estado en beneficio de los sectores postergados de la sociedad, o la manejan los grupos
minoritarios en función de sus propios intereses.

Y para asegurar el acceso a los activos productivos es necesario:

Crear Institutos de Colonización Agrícola, que aseguren la democratización y el acceso a la
tierra y al agua para los verdaderos productores y no para los grupos oligopólicos; con
una legislación que contemple el acceso a la tierra y al agua para la producción y no para
la especulación.
Impulsar la reforma a la Ley de Arrendamientos Rurales y sancionar una ley contra la
extranjerización de las tierras, que prohíba la adquisición de inmuebles rurales por
personas extranjeras físicas no residentes o jurídicas no autorizadas para funcionar en el
país, ya que esto atenta contra la soberanía nacional.
Nacionalizar la banca, con un claro objetivo de promoción y fomento, rechazando las
Reglas de Basilea, ya que la actividad financiera debe estar subordinada a la producción y
no ser un fin en si mismo.

Es innegable la incidencia de los organismos internacionales en torno de la aplicación de
estrategias que ha generado un indiferenciación del discurso en realidades nacionales muy
distintas (Filmus, 1998:67). El paradigma propuesto desde los grupos técnicos con acceso
a los círculos de poder se estructura sobre dos ideas fuerza: ‘focalización’ y ‘grupos
vulnerables’ o de ‘alto riesgo’ (usualmente identificados con la noción de ‘pobreza
extrema’). Sustentado en un vasto material producido desde los organismos
internacionales de asistencia técnica y crediticia, estas nociones plantean una visión
‘residual’ de la política social: le corresponde actuar allí donde ‘el mercado no llega’ (o
donde no hay mercado) (Lo Vuolo, 1998:307); sin embargo, es importante tener en
cuenta que el mercado no construye escuelas ni hospitales, ni brinda asistencia técnica o
financiera a los productores minifundistas.
GOBIERNOS LOCALES Y ONG’s

Uno de los temas importantes abordados por la propuesta del BID es poder trabajar no
sólo con los gobiernos centrales sino también con los Gobiernos regionales y locales. “El
Banco trabajará con los países prestatarios para identificar, en el nivel local, nacional e
internacional, alianzas estratégicas y parternariados público-privado, cuando sea
pertinente y teniendo en cuenta de los objetivos de las intervenciones específicas
apoyadas por el Banco”. Se insiste en la participación, incluso en la ejecución de los
programas de desarrollo, por parte de los gobiernos locales. Coincido con el espíritu de la
propuesta, por el sentido federalista que tiene, sin embargo, se debe tener presente que
en muchos casos estos gobiernos locales están dominados por los caudillos zonales, a
quienes no les interesa el desarrollo equitativo de la región. Y con relación a que los
recursos vayan directamente a los municipios, muchas veces esto es una manera de
enviar fondos a determinada zona, donde quien se encuentra al frente del gobierno local



                                                                                              44
es del color de quien está al frente del gobierno nacional, saltando la provincia, cuando
esta no está alineada en la postura nacional. De esta forma, también se ponen al frente
de estos programas personas que no reúnen los mínimos requisitos de idoneidad que pide
nuestra Constitución Nacional para ocupar un cargo público y desconocen lo que es una
política de desarrollo rural.

En cuanto a la actividad privada, normalmente quienes trabajan con los sectores mas
pobres son ONG’s, las que se subvencionan con el aporte de la cooperación internacional.
Y en esto se verifica lo que decía Mertón al referirse al “efecto Mateo”. Hay algunas
instituciones, tanto públicas como privadas, que acaparan todos los recursos y otras que
nunca reciben nada; y lo que recibe la gente son solo las migajas, ya que se establece
entre los dirigentes de las organizaciones campesinas y estas instituciones una suerte de
pacto de dominación, entendiendo por tal el conjunto de reglas que especifican “quién
obtiene qué” en un momento dado. Así las instituciones reconocen ciertas organizaciones
como representantes naturales de los productores y estas a su vez firman los proyectos de
financiamiento que las instituciones presentan a distintos organismos financieros.
DESCENTRALIZACIÓN, PARTICIPACIÓN Y CONTROL SOCIAL

Sostiene el documento que “El Banco …trabajará con los países prestatarios para
promover la rendición de cuentas en todos los niveles en el diseño, financiamiento y
prestación de servicios”.
Se habla de la participación de las organizaciones de la sociedad civil como una garantía
de la transparencia de las acciones. Sin embargo, el fenómeno de la corrupción no es solo
de los gobernantes, es la sociedad toda la que está corrupta y esa es la razón por la que
existen gobiernos corruptos. Hay organizaciones civiles de origen político y afines a grupos
religiosos que han manipulado en todo momento y para beneficio directo y particular los
beneficios que deberían haber llegado a los campesinos, y también están aquellas
organizaciones que incluso con un discurso apartidario y arreligioso, buscan su propio
provecho particular, tirando las migajas a la gente. Algunas de ellas incluso plantean que
como el Estado es tan corrupto, las agencias de financiamiento deberían darles los
recursos directamente a ellas, proponiendo crear una suerte de Estado paralelo.

Se sugiere que las operaciones del Banco podrían enfatizar la descentralización del
proceso de implementación de proyectos, promoviendo la transferencia de recursos para
que los gobiernos y las entidades locales los ejecuten. Dichas entidades deben incluir,
entre otros agentes, la participación de los beneficiarios en los procesos de toma de
decisiones y de supervisión de proyectos. Sigo insistiendo que si esta representación no es
genuina, los dirigentes no representan a sus bases y solo están en su negocio particular.
Por otra parte, si se va a dar participación a los campesinos, esta debe darse desde la
instancia de formulación. Sería interesante que el Banco implemente también una ronda
de consultas con organizaciones campesinas, muchas de las cuales ya se han expresado
respecto a este tipo de asistencias.
Pero mas allá de esta realidad, debemos seguir aprendiendo a vivir en democracia, a
ejercer nuestros derechos y a no desentendernos de la realidad que nos rodea. Debemos
aprender a ejercer un real control social sobre los programas, debemos enseñarle a las
organizaciones a ejercer ese control y debemos estar abiertos a que nos controlen en cada
una de las etapas usuales de los programas: diseño, gestión, monitoreo, control,
evaluación, porque allí la participación comunitaria añade ‘plus’ prácticos y limita los



                                                                                         45
riesgos usuales. En materia de control del buen funcionamiento del programa, y de
prevención de la corrupción, el aporte de la participación comunitaria organizada puede
ser insustituible. El control social obliga a la transparencia permanente, significa un seguro
contra desvíos, permite tener idea a tiempo de desarrollos indeseables a efectos de actuar
sobre los mismos (Kliksberg, 1999:11).

Se habla de la participación de los gobiernos locales, de los beneficiarios, de las ONG´s; y
hay un gran ausente: los técnicos de terreno. Estos, que comparten el trabajo diario con
los productores, no son tenidos en cuenta en la implementación de las propuestas
tecnológicas que se plantean. Y es en este aspecto donde la opinión de los técnicos es
muy importante, ya que ellos son los que conocen la realidad de la gente con la cual
trabajan y pueden realizar los aportes que ayuden a mejorar las condiciones de trabajo de
las familias campesinas.

Por último, y para quienes piden que el BID u otros organismos supranacionales controlen
a los gobiernos, como si esto fuera garantía de que se terminarían los sufrimientos de
nuestros pueblos, quiero recordarles que desde hace varios años estamos siendo
controlados por las agencias multilaterales de financiamiento y la pobreza continúa en
aumento. Su planificación y supervisión siempre ha obedecido a intereses propios de cada
agencia, generalmente en concordancia con grupos en el poder, tanto político como
económico.
PARA FINALIZAR

Artigas, San Martín, Bolívar, O’Higgins, entre otros, soñaron y lucharon por una
Latinoamérica unida. Y hoy Latinoamérica esta unida, pero lamentablemente lo está por la
pobreza, el analfabetismo, el hambre, la corrupción de los gobiernos y de los gobernados.

Superar la pobreza continua siendo el mayor desafío que confronta nuestro hemisferio
(Kliksberg, 1999:3), y para demostrarle a Fukuyama que se equivocó cuando sostuvo que
el significado esencial del fin de la historia es que no hay ninguna alternativa institucional
sistemática seria a la democracia liberal y al capitalismo basado en el mercado (Bernal
Escobar y Escobar Romero, 43), es hora que comencemos a construir la nueva historia
que escribiremos juntos, es hora que comencemos a soñar un futuro diferente. ¡Es la hora
de los sueños, de los sueños de liberación del dominio financiero, pero sin pólvora, con las
armas que mas les duele: con la solidaridad, con la unidad, con la dignidad, con el honor
patriótico, con el derecho de las naciones a elegir sus propias culturas, sus propios
destinos, sus propias banderas! Tenemos el derecho, tenemos la obligación de exigir un
mundo sin deshonestos, sin soberbios, sin mesiánicos, sin criminales, sin dictaduras
(Guarnaschelli, 1997:8).
La utopía será posible en la medida que aportemos nuestros esfuerzos para llegar hasta
ella, y aunque se nos aleje en el horizonte, caminemos decididamente hacia ella. Hace ya
mas de medio siglo, Arturo Jauretche escribio:
“… hasta que al fin el paisano
cansado de tanto infierno,
haciendo suyo el gobierno
con solo esta ley se rija:
o es pa’ todos el invierno,
o es pa’ todos la cobija”



                                                                                           46
Presidencia de la Plaza (Chaco – Argentina); Marzo de 2005

Ing. Agr. Gerardo Roberto Martínez
Centro de Promoción y Desarrollo Regional1
Oscar Roberto Seín 128 – H3536AWD – Presidencia de la Plaza
Chaco – Argentina
Correo electrónico: yaguaretecoli@yahoo.com
MATERIAL CONSULTADO
Bernal Escobar, Alejandro y Bernal Romero, Luis Alejandro El Modelo de la Economía
Solidaria. Una Alternativa Frente al Neoliberalismo. En Nuevo Modelo del Sector Solidario.
COLACOT. Bogotá, Colombia. Pp 42 a 58.
Banco Interamericano de Desarrollo 2005 Perfil Avanzado Política de Desarrollo Rural.
Carballo, Carlos 1998 Repensando el Desarrollo Rural. Documento de Trabajo Nº 14.
Centro de Estudios y Promoción Agraria (CEPA). Buenos Aires.
Evans, Peter 1996 El Estado como problema y como solución. En Desarrollo Económico.
Revista de Ciencias Sociales (Buenos Aires), vol. 35, Nº 140, enero - marzo 1996. Pp 529
a 562.
Filmus, Daniel 1998 La descentralización educativa en el centro del debate. En Isuani, Aldo
y Filmus, Daniel (comp.) La Argentina que viene. Grupo Editorial Norma. Buenos Aires.
GRR Grupo de Reflexión Rural 2004 El monocultivo de soja funciona tal como el modelo de
la convertibilidad: La fiesta de hoy será la tragedia de mañana. Mimeo. Buenos Aires.
Guarnaschelli, Juan Carlos 1997 El Ocaso de la Globalización. Editorial Ana Beatriz Guido.
Buenos Aires.
III Conferencia General del Episcopado Latino Americano 1979 La Evangelización en el
Presente y el Futuro de América Latina. Documento de Puebla. Edición de la Conferencia
Episcopal Argentina, autorizada por el CELAM.
Kliksberg, Bernardo 1999 Seis Tesis No Convencionales Sobre Participación. Mimeo.
Lecco, Diego. Proceso de difusión e impacto del algodón transgénico en el sistema
productivo algodonero Argentino. Tesis de grado. Cátedra de Extensión y Sociología
Rurales. Facultad de Agronomía U.B.A. Buenos Aires. 2002. En Souza Casadinho, Javier
2004 Impacto de los cultivos transgénicos en la estructura agraria y en la alimentación.
Análisis de la situación en Argentina. CETAAR – RAPAL
Link, Thierry y Schiavo, Carlos (Compiladores) 2003 Globalizacion y Territorio. Nueva
ruralidad, patrimonios colectivos y sustentabilidad en la Cuenca del Plata. Programa ECOS.
Proyecto Conjunto de Investigación Científica Uruguay-Francia. Editorial Nordan –
Comunidad. Montevideo.
Lo Vuolo, Rubén y Barbeito, Alberto 1998 Las políticas sociales en la Argentina
contemporánea. En Lo Vuolo, Rubén y Barbeito, Alberto La nueva oscuridad de la política
social. Ciepp. Buenos Aires.
Montenegro, Maximiliano 1999 Pobreza Gaucha. En “CASH. Suplemento económico de
PAGINA/12” , pp. 1 a 3. Año 10 - Nº 478. 13-06-99.
Patroni, Aníbal O. 1998 Mas Allá del Consenso de Washington. Mimeo.
Patroni, Aníbal O. 1999 Inserción Internacional de América Latina. Mimeo.
Patroni, Aníbal O. 1999 Líneas Básicas para un Programa de Desarrollo Rural Integral.
Mimeo.

1
 Las opiniones vertidas son personales y no comprometen al Centro de Promoción y Desarrollo Regional ni a
sus asociados.


                                                                                                      47
Pérez Lindo, Augusto 1999 Hacia la reconstrucción del Estado.
Rulli, Jorge Eduardo 2000 Carta Abierta al Secretario de Medio Ambiente. Grupo de
Reflexión Rural. 16 de Noviembre del 2000. Buenos Aires.
Tamayo Sáez, Manuel 1997 El análisis de las políticas publicas. En Bañón, Rafael y Carrillo,
Ernesto (comp.) La nueva administración pública. Alianza Universidad, Madrid.
Vargas Llosa, Álvaro 1993 La Contenta Barbarie. Colección Documento. Editorial Planeta.
Barcelona.




                                                                                         48
Fortunato Martínez

Aportes y comentarios

        La posibilidad brindada, para realizar contribuciones a este documento, que
actualiza y establece principios operativos para orientar la acción del Banco en el área de
Política de Desarrollo Rural, de modo que las metas del Mandato de la Octava Reposición
de Recursos, puedan ser efectivamente alcanzadas; nos permite expresar ideas al
respecto, en una actitud constructiva, coincidiendo en las iniciativas de hacer, que los
aportes del Banco, sean lo más eficientes posibles, para resolver los graves problemas que
enfrentan nuestras sociedades rurales.

     Asimismo, quiero agradecer a las Autoridades del Banco y Rimisp, por esta
oportunidad de participación.

      Sin duda, el Documento resume muy claramente la situación de nuestras sociedades
rurales de América Latina y el Caribe, sus dificultades y desafíos, proponiendo una política
de desarrollo que integra aspectos fundamentales para resolver sus problemas; no
obstante, su acertada síntesis, creo conveniente hacer unos comentarios, resaltando
algunos aspectos, a mí criterio no claros, incluidos en el Documento.

     Para este aporte, me parece conveniente seguir la propuesta de Rimisp, la que paso
a detallar a continuación:


      a) A pesar de las dificultades, por las que atraviesan en las últimas décadas, las
poblaciones rurales, sin lugar a dudas, continúan contribuyendo permanentemente al
desarrollo de las naciones, a través de múltiples vías: en lo económico, en lo ambiental y
en lo social. Aunque también es cierto que su problemática, no está ajena a la
minimización de la imagen de lo “agrario”, como proveedora insustituible de alimentos,
fibra y otros productos esenciales, generalizados en la sociedad; frente al
deslumbramiento por los avances logrados y brindados por la industria tecnológica, que se
vive en las generaciones ciudadanas de estos últimos tiempos.

      Los territorios rurales, constituyen lugar de residencia, de una parte considerable de
la población en la mayoría de nuestros países y es imperioso, que así sea, por el hecho de
que para esta población, poseedora de tradiciones y conocimientos ancestrales, vivir allí es
fundamento de su existencia; caso contrario, superados por sus necesidades y estado de
abandono, pasan a ser una carga social, en los cinturones periféricos de las ciudades, sin
conocimientos para competir en ese medio, sin recursos para enfrentar la nueva vida, con
distintos desafíos a los de sus costumbres y tradiciones, con riesgo permanente de
convulsión social. Aparte de los elevados costos sociales, que significa su atención por
parte de los estados; los que a pesar de asignar recursos, a veces tal vez suficientes,
nunca alcanzan, por estar sujetos a clientelismos y deficitaria distribución.

      Y, es éste, un aspecto que parece no suficientemente destacado, el éxodo rural,
sobre todo de los más jóvenes, motivado por la falta de recursos e incentivos, que los
lleva a concentrarse, en las periferias de las grandes ciudades, con los problemas de
marginalidad a la que son sometidos, como así, los derivados por parte de los estados,


                                                                                         49
para brindar asistencia social, condiciones básicas de infraestructura urbana, asistenciales
primarios de salud y de apoyo para satisfacer sus más elementales necesidades de vida.

       Junto al éxodo, se encuentran también los fuertes movimientos de migración rural,
fenómeno que se magnifica en los últimos tiempos, motivado en principio por las mismas
viscicitudes del éxodo rural, junto a otros, graves problemas de propiedad, distribución y
régimen de tenencia de la tierra; las que se ven estimuladas por desatenciones políticas y
principios de reivindicación social, que se tornan, a veces, en violentos y convulsivos
movimientos.

      Frente a esta difícil situación de movimientos sociales, marginación y pobreza, con
elevados costos para los estados, que los deben atender; considero que la integración a
las cadenas de comercialización y la inserción en los mercados, entre otras medidas, es
una alternativa válida, que contribuirá a resolver el problema, pero, con organización y
fortalecimiento institucional estado-sociedad civil, para que las metas que se vayan
alcanzando en este sentido, se tornen sostenibles y ayuden en un todo a mejorar su nivel
de vida, permitiendo que continúen en sus territorios, rodeados de sus raíces y
tradiciones, sin disputas sociales o intereses ajenos a sus costumbres.


       b) Las experiencias no siempre positivas, fueron en muchos casos afectados por las
ineficiencias de los estados y organizaciones, en la aplicación de las intervenciones, en el
sentido que los Proyectos una vez implementados tienen que ser sostenibles, de lo
contrario, una vez reducidos o eliminados los fondos, los logros caen, lo que ha pasado en
muchísimos casos, de mi país.

      Sin duda la propuesta recoge las necesidades más imperiosas y responde a las
experiencias, solamente con la salvedad de que sean aplicadas en un marco de mayor
participación, por parte de los propios interesados, para que siendo ellos mismos
participes directos, puedan dar continuidad al Proyecto iniciado, luego de la suspensión del
ingreso de fondos.

      La situación grave, en lo social, económico y ambiental, que se vive en el desarrollo
rural de nuestros países, no siempre es motivo de abandono o falta de recursos, sino mas
bien, “errores en la aplicación de esos recursos”, que no cumplieron con el fin de dar
sostenibilidad en el tiempo a los Proyectos. Cayendo, de esa manera en situaciones, como
actualmente en muchos lugares, en que hay que comenzar de nuevo, como si nunca se ha
intervenido, cuando sabemos, que durante muchos años se han ido haciendo inversiones,
y a veces muy importantes, en desarrollo rural.

      Entendiendo además, que para resolver esta situación, se tendría que dar relevancia,
a la capacitación de los beneficiarios de los Proyectos, para que logren esa sostenibilidad
en el tiempo; ya que, la experiencia nos enseña, que en muchos casos, la continua
provisión de recursos por parte de los Proyectos, los fue “mal acostumbrando” a una
dependencia, de la cual es muy difícil salir después.




                                                                                         50
      c) Sin duda la seriedad de trabajo y la experiencia del BID, junto a una política
ajustada a las necesidades, acusará un positivo impacto en el medio rural, haciendo
referencia principalmente a los pobladores rurales y sus familias, incluyendo aquí a todas
las etnias aborígenes allí radicadas. No obstante en la sociedad actual, se mueve un
cúmulo de intereses que interactúan, representados por sectores sociales, que de alguna
manera viven de la marginalidad del sector rural, entre ellos encontramos a comerciantes
de distinto tipo, personas o grupos brindadores de servicios muy elementales, pero que en
definitiva, son los que, aprovechando la situación, proveen de insumos, productos,
materiales, algunos alimentos, intercambio de bienes, servicios de asistencia, etc. a
precios de injusticia, en la que el aislado medio rural se ve siempre perjudicado.

     Es, este último sector, el que se verá perjudicado, en una política de desarrollo
ordenada y eficiente, con pobladores rurales organizados y capacitados, situación en la
que ya no les será tan fácil, hacer sus grandes diferencias.

      Incorporo aquí, también, a muchas Organizaciones del Estado y la sociedad civil, que
por ineficiencias o errores en sus aplicaciones, organizan sus actividades de forma que las
situaciones sean “sostenibles en el problema”, “sin explosiones o convulsiones”, pero sin
resolver los problemas de fondo.


     d) Las principales fortalezas: La experiencia y la seriedad de trabajo del BID, la
atención de aspectos claves del desarrollo rural: inversión en capital humano, civil y social
en los territorios rurales; transformación productiva e inserción a los mercados; uso
sostenible de los recursos naturales y la calidad de los bienes y servicios ambientales;
modernizando y fortaleciendo las instituciones del estado y de la sociedad civil.


      e) Las principales debilidades: No se ve muy claro, o lo suficientemente explicito, el
“fomento de la organización”, como herramienta básica para un desarrollo rural
sostenible. Si bien es cierto, esta incorporado implícitamente, en aspectos considerados;
veo la necesidad de una mayor claridad, para que no queden dudas al respecto.

     Otro aspecto que no aparece con claridad es la incorporación de un enfoque de
“genero” en la propuesta, siendo un tema de vital importancia, en el tratamiento del
desarrollo rural, por la relevancia que adquiere el mismo en la organización familiar y
comunitaria del ambiente social y cultural de América latina y el Caribe.


f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos:

      1.-Un aspecto, ya enunciado anteriormente, que parece no estar incluido
explícitamente, es el “éxodo y la migración de las poblaciones rurales”, tanto hacia los
cinturones periféricos de las ciudades, como dentro del mismo medio rural, en la
búsqueda de mejores condiciones y nuevas oportunidades. Cuya deficitaria atención por
parte de las Organizaciones, genera permanentes conflictos sociales, marginación y
pobreza extrema.




                                                                                          51
      2.-La incorporación del enfoque de “genero” en la propuesta, imprescindibles para
atender la problemática de la organización familiar y comunitaria. Conforme a la estructura
familiar de la mayor parte de nuestras poblaciones rurales y etnias aborígenes. Cuya
inclusión, permitirá una mejor “apropiación” de las propuestas, ofrecidas por los
Proyectos, oportunamente asignados.




                                                                                        52
Roberto Martínez

Opiniones, sugerencias, críticas y recomendaciones para mejorar la Política de Desarrollo
Rural del BID.

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

Opino que el documento no es lo suficientemente preciso. No resulta expuesta con
claridad ni la conceptualización del desarrollo rural ni la esrategia que se sugiere.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

La política no recoge adecuadamente los aprendizajes. Creo que falta una consideración
mucho más explícita y rigurosa de las dimensiones institucionales.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

Como fortaleza, señalo la diversidad de actores incorporados. Como debilidad, no están
claramente expuestas las articulaciones urbano - rurales ni entre diferentes tipos de
actores.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.

INSISTO EN LA DEBILIDAD DEL PLANTEAMIENTO INSTITUCIONAL. EN PARTICULAR LA
AUSENCIA DE LA INCORPORACIÓN DE LAS PROBLEMATICAS INTERINSTITUCIONALES E
INTERJURISDICCIONALES. POR OTRA PARTE, LA DIMENSION TERRITORIAL ESTÁ
CONSIDERADA PERO CON ESCASO ENFASIS.

Roberto Martinez Nogueira




                                                                                          53
Nestor Murgier

COMENTARIOS AL DOCUMENTO SOBRE POLÍTICA DE DESARROLLO RURAL


El documento muestra un alto grado de coherencia entre la propuesta del BID y los
desafíos que se le plantean al sector rural de la Argentina. También está abordada en
forma adecuada la forma de enfrentar las restricciones al desarrollo que presenta el sector
rural.

No obstante lo cual, se puede considerar que el énfasis puesto en la necesidad de
“insertar al sector rural en la economía internacional” le quita protagonismo al
“fortalecimiento del mercado interno” como dinamizador del crecimiento. En muchos
casos, como ocurre en las producciones de pequeños productores de zonas extra
pampeanas, la posibilidad de crecimiento está ligada exclusivamente a los mercados
locales y el desarrollo de estos es posible, en la mayoría de los casos, si se logra productos
de buena calidad, continuidad en la oferta, adecuada distribución. En consecuencia, es
importante poner en un plano de igualdad la relevancia que tiene la inserción de los
productores en los mercados internacionales y en los mercados locales o regionales.

Las políticas propuestas a través de los diversos principios operativos planteados en el
documento resultan, en general, consistentes con la experiencia que hemos tenido en los
últimos años en nuestro país. Es necesario, sin embargo, brindar alguna precisión respecto
a la condición de “estabilidad macroeconómica básica” planteada en el documento. Es
conveniente, tal vez, considerar en forma explícita el rol que cumple el tipo de cambio en
las economías de los pequeños productores en circunstancias como las actuales en las que
se visualiza una alta volatilidad en los mercados cambiarios internacionales.

La experiencia argentina muestra que la devaluación del peso generó un incremento en la
competitividad internacional de muchos sectores productivos y a la vez -en la mayoría de
los casos- generó una barrera al ingreso de bienes importados con lo que se creó una
protección momentánea a las producciones locales. Este incremento en las producciones
locales fue la que por su parte determinó el cambio en la mayor parte de los indicadores
macroeconómicos a nivel regional.

Las acciones de política llevadas de aquí en más serán determinantes en cuanto a la
posible sostenibilidad del efecto positivo que tuvo la devaluación. En consecuencia, el
apoyo a estas políticas resultan claves para poder tomar ventaja de la “inestabilidad”
macroeconómica que nuestras economías acaban de transitar. En términos de la
propuesta del documento, consideramos sumamente importante y adecuada la propuesta
de “reducir las consecuencias adversas de la apertura comercial sobre los agentes
económicos rurales menos competitivos....”

La implementación de una política como la propuesta por el BID puede tener, en el caso
de Argentina, un impacto positivo en el núcleo de productores pequeños que están
localizados centralmente en las regiones productivas extra – pampeanas. Específicamente
las propuestas en torno al mercado de tierras son positivas ya que una porción importante




                                                                                           54
de la tierra cultivable fuera de la región pampeana argentina se encuentra en situaciones
poco claras en términos de titularización.

En relación al uso del agua, el documento pone énfasis en lo que se refiere a la provisión
del recurso, generación de un mercado para su distribución y demás aspectos que son
fundamentales para el sector rural argentino. Sin embargo, no se pone igual énfasis en la
inversión que es necesario realizar a nivel de finca para el uso adecuado del recurso. En
muchas áreas bajo riego, la principal limitante -además de las institucionales- consiste
precisamente en cómo se utiliza el agua a nivel de finca.




                                                                                       55
Miguel Murmis
Agradezco la invitación a opinar sobre la Política de Desarrollo Rural del BID.
        Luego de leer el denso documento enviado, me propongo hacer algunas
observaciones sobre aspectos que creo deben ser más explícitamente desarrollados en la
propuesta. Quizá, en algunos casos se trate de problemas más de fondo.
 1. En la p.2, en el punto Objetivos, se hace referencia a la necesidad de aumentar la
conexión con los mercados internacionales. Creo que es necesario explicitar que también
son importantes los mercados internos, la conexión con los cuales requiere también
políticas de promoción. La importancia de estos mercados en nuestros países es bien
conocida, pero no por ello deja de requerir mención explícita y formas de promoción. Es
también de tomar en cuenta toda la producción que se destina en gran medida al
autoconsumo, aún en los países de mayor desarrollo relativo como el mío, la Argentina,
donde uno de los programas de mayor éxito estuvo destinado a apoyarlo.
2. La cuestión del papel exclusivo del mercado en lo referente a tierra necesita también
ser vista con atención. Existe en América Latina cantidad de situaciones conflictuales de
apropiación de la tierra basada en la fuerza y el poder, con desplazamiento de productores
asentados. Aún en la Argentina, cuya situación de tenencia de la tierra está relativamente
estabilizada se dan hoy conflictos por el desplazamiento de productores y comunidades y
por la obtención de acceso a la tierra. También dentro del punto Objetivos se hace
mención al mejoramiento de la acción estatal: el control de los despojos en el acceso a
tierra constituye una forma prioritaria de mejoramiento de la acción estatal.
Lamentablemente, muchas veces esos despojos están respaldados por el estado. La
conciencia del problema que muestra el documento del BID en el punto 7 de p.4 no
alcanza, entiendo, a tomar explícitamente en cuenta la situación conflictual vigente en
muchos países. Creo que otro punto mencionado en p.7, el del Reasentamiento
involuntario exige intervención estatal en la cuestión del acceso a tierra.
 3. En el punto 1 de p.3 la referencia a la estabilidad macroeconómica básica tiene que ver
con un terreno en el cual el Banco tiene sin duda experiencia y calificación. Como lego en
la cuestión entiendo que la definición de esa condición debe incluir dos elementos: a) una
banda de variación acerca de qué se considera estabilidad y b) una consideración
longitudinal, histórica, que otorgue sentido a los momentos específicos en que se
considere la economía. Es fundamental tomar en cuenta el proceso en que se encuentra
cada economía y no aplicar modelos rígidos y unidireccionales.
 4. La referencia a todos los tamaños y categorías de empresarios rurales puede llevar a
énfasis y exclusiones. Es sabido que ha habido un esfuerzo para redefinir a los pequeños
productores como empresarios. Este paso hacia la jerarquización de esos sujetos actúa
muchas veces en el sentido opuesto en tanto lleva a dejar de lado vastos grupos de
productores.
Tomar en cuenta todos los productores requiere a mi entender pensar explícitamente por
lo menos en tres tipos de productores no siempre incluidos al hablar de empresarios: a)
productores que conservan rasgos de lógica campesina; b) productores agrupados en
unidades colectivas (especialmente importantes para el interés del BID por los grupos
indígenas) y c) productores pluriactivos que no dejan de ser productores agrarios y que
requieren una atención y políticas especiales: es sabido que estos productores representan
un alto porcentaje de productores en muchos países ricos.
 5. Al hablar de la relación del desarrollo agrario con los productores es muy corriente y
comprensible que no se haga mención de los asalariados y otros trabajadores sin tierra.
En la actualidad es habitual que los programas de desarrollo de distintas instituciones



                                                                                        56
internacionales incluyan requerimientos en cuanto a la situación de los trabajadores y a las
condiciones de trabajo. La forma de enfrentar la cuestión en un programa de desarrollo no
es sencilla, pero entiendo que es importante que un documento como el que estamos
considerando haga mención explícita de la cuestión y, si le fuera posible, sugiera alguna
línea de acción.
 5. Entiendo que es necesaria mayor amplitud en cuanto al tipo de acción estatal a ser
promovida, yendo más allá de lo planteado en los puntos 7º,8 y 9º. Hay circunstancias en
que la intervención del estado como actor dinámico en el área rural misma es
fundamental: he dado el ejemplo de la regularización de la tenencia de la tierra. Entiendo
que experiencias de transferencia de infraestructura y manejo del agua a usuarios en
otras zonas, como Asia, han mostrado la necesidad de que el Estado mantenga una fuerte
responsabilidad para evitar las transferencias a grupos locales que no pueden llevar
adelante solos los servicios que se les transfieren. En la Argentina hemos vivido procesos
dramáticos de destrucción de servicios públicos por transferencias hechas en nombre de
una mentida descentralización. La referencia a los grupos vulnerables y su participación y
la realización de consultas mencionados en el punto 7 de la p.5 indica la búsqueda de una
metodología de acción conjunta que tomará en cuenta la vulnerabilidad de los grupos en
cuestión y construirá bases para cambios efectivos.
 6. Probablemente varios temas de importancia serán explicitados en los documentos en
preparación mencionados en p. 7 Pueblos indígenas, Medio ambiente, Política energética
que permitirán visualizar más en concreto la forma de conexión entre la acción del Banco,
los grupos populares en situaciones desventajosas, el Estado y otros grupos civiles y de
poder.
 7. En estas notas he sugerido algunos temas cuya consideración creo importante en un
documento que, como el que se nos ha enviado, busca tomar en cuenta una gran
diversidad de temas como definitorios para líneas de acción. Como indiqué, entiendo que
en vistas a la acción , es importante agregar algunos puntos a los ya explicitados y
realizar, quizá, algunas modificaciones.
         Como estudioso de la cuestión agraria aprecio la actitud del BID al solicitar la
opinión de quienes nos preocupamos por estos temas.




                                                                                         57
Maria Onestini

       (1)       Se sugiere el uso de la frase “sostenible y equitativo” en lugar de solo
                 sostenible.    En los temas de desarrollo sustentable se aplica esta
                 frase a fin de hacer explicita la dinámica en la cual no se puede llegar
                 a la sustentabilidad sin la equidad social.

       (2)       La política aparenta tener un sesgo favorable hacia la
                 comercialización, la agroindustria, y las grandes comercializaciones.
                 Esta propuesta no aparenta contemplar adecuadamente la promoción
                 y desarrollo de pequeños productores, sectores de subsistencia o
                 asimismo la gran área de producción agrícola para consumo local
                 (seguridad alimentaría, etc.. Por ende, y debido a que estas otras
                 áreas productivas son también parte integral de las sociedades
                 rurales de la región, y las que mayor necesidad tienen de desarrollo y
                 asistencia para la producción sustentable con equidad, seria deseable
                 que se contemplen con mayor énfasis del ya expuesto en el Perfil

       (3)       Tema del mercado del agua (principio operativo sexto): tal como
                 está explicitado en el texto enviado, aparenta ser una total
                 comercialización del uso del agua.             En general, el debate
                 internacional sobre el uso del agua indica lo explicitado allí en cuanto
                 a actividades productivas de mercado.           Sin embargo, esto se
                 yuxtapone (o debería yuxtaponerse) al derecho básico del acceso al
                 agua (para consumo humano así como para sectores marginados).
                 Esto implica cuestiones de tarifas sociales o derecho al agua como tal.

       (4)       Tema de tecnología (principio operativo sexto al final): se debería
                 agregar a lo que ya se expresa que se promuevan la investigación y
                 desarrollo (e incorporación de tecnología) adecuada para la gestión
                 ambientalmente sustentable de los recursos naturales asociados a la
                 producción agrícola integrada.

       (5)       Punto décimo (iii): (minimizar los efectos ambientales negativos sobre
                 los bosques primarios, especialmente el efecto de la colonización de
                 tierras inducida por la construcción de carreteras de acceso) El
                 impacto negativo sobre los bosques primarios y otros en la región ya
                 no es solo por construcción de carreteras sino también (o
                 mayoritariamente en algunos países de rápida conversión agro
                 productiva) se debe a la expansión de la frontera agrícola. Es un
                 punto que debería estar explicitado aquí y en general. Y esta
                 cuestión es bastante definitiva en algunos sectores y países. Es una
                 cuestión mas de fondo y que quizá se enfrente a incongruencias
                 políticas en cuanto al perfil y en cuanto al desarrollo agrícola –
                 ganadero en la región: si se promueve de forma explicita el
                 crecimiento del sector agrícola con miras hacia la exportación y/o las
                 grandes agroindustrias se puede estar promoviendo el avance de la



                                                                                      58
      frontera agrícola. Esto a su vez tiende a redundar en deforestación.
      Aunque esto se explicite en la sección de salvaguardias, creo que es
      un debate mas de fondo que una salvaguardia ya que muchas de las
      pautas y políticas explicitadas en la primera sección del Perfil implican
      tácitamente la expansión.

(6)   No me queda en claro cual es la relación con el sector pesquero. Si
      es parte de este perfil, entonces está muy someramente tratado,
      necesitando de políticas adicionales o más explicitas.




                                                                            59
Dafne Plou

Política de Desarrollo Rural

Paso a comentar las distintas secciones del documento, para luego realizar una referencia
general al mismo.

Objetivos
En esta nueva política de desarrollo rural, el BID plantea cuatro grandes objetivos en su
estrategia, que luego desarrolla en el documento. Luego de varias lecturas y
observaciones, me queda la impresión de que el objetivo 3, referido a las inversiones para
el desarrollo de la población rural no está debidamente considerado en el documento. Y se
trata de un tema crucial, porque existen grandes extensiones en nuestros países donde
los pequeños productores rurales no cuentan con los recursos suficientes en materia de
acceso a la tecnología, capacitación para encarar los nuevos requerimientos del mercado,
comercialización adecuada, ni participación en las decisiones sobre las políticas de
desarrollo que directamente les atañen. Además, continúan existiendo falencias en el
acceso a otros servicios y bienes fundamentales, como educación, salud, vivienda digna,
trabajo debidamente remunerado (no sólo el asalariado sino la retribución que el pequeño
productor recibe por sus productos) y acceso a la información y a la comunicación. Esto
último, teniendo en cuenta la necesidad de conocer la marcha actualizada de los
mercados, la evolución de los precios y las posibilidades de distribución y comercialización,
entre otros, además de poder comunicar sus propios proyectos y acciones en pro del
desarrollo de su zona, dar a conocer sus productos, negociar, etc.

Por este motivo, considero que así como el documento se explaya en la definición de
acciones para la promoción de la transformación productiva de la economía rural, el uso
sostenible de los recursos naturales y la modernización y fortalecimiento de las
instituciones del estado en zonas rurales, debería también definir más concretamente las
acciones que se destinarán para la promoción del desarrollo de la población y de la
sociedad civil rurales y las áreas que tendrán prioridad para lograr una mejor calidad de
vida de sus habitantes, como también el respeto por sus derechos económicos y sociales.

Definiciones
En este apartado, al referirse al tema de la infraestructura rural, me interesa
particularmente hacer alguna consideración sobre la cuestión de las telecomunicaciones y
la conectividad. Tomando como ejemplo a mi país, Argentina, aún en plena Pampa
Húmeda, una de las zonas de producción agrícola más ricas y rendidoras del mundo, las
poblaciones rurales tienen serios problemas de comunicación telefónica y de conectividad
utilizando las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Si bien el uso de
la telefonía móvil, que en Argentina ha crecido sustancialmente en el último año, da
respuesta a una parte de este problema, continúan habiendo serios problemas de
infraestructura para un uso corriente de las TIC. La situación empeora en las zonas menos
productivas o más pobres, donde por ejemplo en el Noreste argentino, la cantidad de
teléfonos por habitante apenas alcanza al 7 por cada 100 personas. Dado a que los
nuevos sistemas de información y comunicación cumplen un rol importante en todo plan
de desarrollo, considero que es sustancial tener en cuenta esta cuestión y la posibilidad de
desarrollar nuevas prestaciones, como la de tecnología inalámbrica, que además



                                                                                          60
abarataría los costos para facilitar el acceso a la información y la comunicación desde la
escuela, para que niños y adolescentes se familiaricen en el uso de estas herramientas, y
desde los centros donde la comunidad rural concurre habitualmente para tratar los
asuntos que le conciernen y que corresponden no sólo al mejoramiento de su producción
sino también a un avance en su calidad de vida.

Principios operativos
Cuando se habla de las intervenciones del Banco en el ámbito rural que se limitarán al
diálogo de política, intervenciones piloto y actividades dirigidas a reducir la pobreza, la
vulnerabilidad y la desigualdad, sería importante incluir en el texto la participación en
estas decisiones de todas las partes interesadas. De esta manera se evitarían situaciones
de desigualdad en este tema, como también clientelismo y la preeminencia de caudillismos
locales en la toma de decisiones, como también la discriminación de todo tipo, en especial
racial, de género y cultural.
Al hablarse de “considerar todas las categorías y tamaños de empresarios rurales” debería
suponerse que también se tendrán en cuenta los emprendimientos productivos
comunitarios, que no son necesariamente empresas con fines netamente comerciales. Si
bien se entiende que para participar en los programas del Banco las entidades tendrán
que estar debidamente registradas y cumplir con la legislación local y los requisitos del
Banco al respecto, sería bueno que se mencionara a las cooperativas, asociaciones de
productores, emprendimientos agrícolas, etc, que tienen fines de producción económica
pero también de desarrollo de la comunidad rural.
Si bien se entiende que se hable de mercado financiero, considero que no es apropiado
hablar de “mercado de la tierra” ni de “mercado del agua”. Es importante que el Banco
promueva la titularización, la modernización de los registros públicos y la promoción del
acceso a la tierra, pero no sólo las reglas del mercado deberán tenerse en cuenta. La
disputa que se dio en el sur argentino entre una familia mapuche y la empresa Benetton
muestra claramente que la lógica del mercado no es que la deba prevalecer siempre. Con
relación a la titularización, son conocidos los reclamos de las agrupaciones indígenas por
una titularización de la tierra que reconozca a sus comunidades como propietarias y no a
individuos. La necesidad de apoyar políticas de titularización que respeten los derechos y
la cultura productiva y de propiedad de la tierra de las comunidades debería ser una
política prioritaria, por ejemplo. Con respecto al agua, no debería ser tratada como un
“commodity”. Si bien se lee que la prioridad del banco será la de promover el uso
sostenible y racional del agua, con mecanismos para la participación de los usuarios, la
terminología utilizada parece referirse sólo al uso comercial de este bien, opacando la
mencionada promoción de su uso sostenible y racional.
Es importante que entre las políticas de comunicación del Banco figure la disminución de
las asimetrías en la información, para que todos los productores rurales, sin
discriminaciones, puedan tener acceso a los planes de desarrollo, su implementación y sus
beneficios. La debida información permitirá una mejor participación en la toma de
decisiones, sin exclusiones. Los denominados “grupos vulnerables” en este documento
dejarán de serlo también cuando se reconozca su derecho a la información y a la
comunicación. El ejercicio de este derecho les permitirá superar el tipo de exclusión que
supone no poder tomar decisiones informadas ni participar en las mesas de negociaciones
con la debida actualización en cuanto a la marcha de los mercados, las nuevas normas y
disposiciones, los adelantos tecnológicos, etc, como también los factores a favor y en




                                                                                         61
contra del avance de determinado tipo de cultivos en detrimento de otros que mantienen
el equilibrio ecológico, del uso de agroquímicos sin medir su impacto ambiental, etc.
La participación de los “grupos vulnerables” en la discusión local de las operaciones del
Banco debe ser considerada como parte del ejercicio de los derechos ciudadanos de
mujeres, comunidades indígenas y afrolatinas, ancianos, discapacitados, enfermos
crónicos, jóvenes desempleados y otros. La existencia de “grupos vulnerables” no es más
que el resultado de políticas de injusta distribución de la riqueza y de inequidad en el
acceso a “los frutos del progreso y del desarrollo” sostenidos por un sistema económico en
el cual las personas y comunidades concretas parecieran no interesar.
Es fundamental que el Banco continúe sosteniendo políticas de protección ambiental y de
gestión sostenible de los recursos naturales renovables. En este sentido es necesario que
las normativas sean claras e informadas a toda la población, como parte también de la
necesaria educación en el tema.


Observaciones generales

Como señalo al comienzo de este escrito, es necesario un mayor desarrollo del objetivo 3:
“Invirtiendo en capital físico, humano, civil y social en los territorios rurales” en la sección
sobre principios operativos.

También sería interesante que dada la conocida política del BID a favor de la equidad de
género, reflejada en buena manera en el documento Mujer en el Desarrollo que aquí se
menciona, sería bueno ver un uso adecuado del lenguaje inclusivo en este documento. El
uso de terminología sólo en género masculino continúa reforzando el estereotipo de que
sólo los hombres son los protagonistas del desarrollo rural. Proviniendo este documento
de un organismo internacional, sería bueno que se siguieran lineamientos para la
redacción de documentos con lenguaje inclusivo.

En cuanto a otros aspectos del documento, puedo señalar que:
Se ve un avance positivo en la intención de lograr un desarrollo rural equilibrado con
políticas de protección ambiental y gestión sostenible de los recursos
Si las definiciones contenidas en el documento Mujer en el Desarrollo se utilizan
consistentemente para ejecutar las políticas definidas en este documento, se estarían
dando pasos importantes a favor de la equidad de género en el desarrollo rural y en el
acceso a la participación en las decisiones y a los beneficios de dicho desarrollo.
Las políticas de desarrollo rural del BID serán exitosas en la medida en que los sectores
afectados/beneficiados por las mismas participen en la discusión para su mejor
implementación. De no ser así, su efecto no será duradero y los principios que sostienen (
como equidad, inclusión, sostenibilidad, rechazo al trabajo forzado y tráfico de personas,
respeto por los derechos humanos), serán olvidados ni bien se termine el proyecto.
Las políticas deben tener en cuenta la lucha contra la corrupción. Vale que se destaque la
“gobernanza transparente”, pero también habrá que incluir la lucha contra la corrupción
no sólo en la rendición de cuentas, sino también en el otorgamiento de los beneficios,
para evitar todo tipo de clientelismo, discriminación y acciones a favor de los más
poderosos económica o políticamente.




                                                                                              62
Elsa Rodríguez

Deseo responder a su invitación a participar en la consulta regional sobre la nueva política
de desarrollo rural del BID transmitiendo mi experiencia en alguno de los aspectos
destacadas por el Banco en la formulación de su propuesta, poniendo especial énfasis en
sus principios operativos.

En términos generales el documento recoge la problemática que presenta el sector rural
argentino como consecuencia de la apertura comercial y la liberalización de los mercados
de capitales en el nuevo contexto de globalización que se inicia en la década de los 90.

Considero muy relevante la inquietud del Banco y por ende la necesidad de diferenciar la
incidencia que su política puede tener en los distintos sectores o estamentos del medio
rural pero además considero importante que distinga la heterogeneidad que presentan las
economías regionales de Argentina.

 A mi entender la falta de un sistema de información regional sólido relevado
sistemáticamente en forma objetiva y de calidad, condiciona la validez de los diagnósticos
y por ende la eficacia de los programas dirigidos a fomentar una "senda equilibrada de
desarrollo" que incluya a todos los agentes económicos rurales y cuya situación aparece
muy diferenciada por región, al menos en Argentina.

En este sentido, sugiero que el Banco logre los estudios elaborados en los diferentes
ámbitos universitarios y de otros centros de producción del conocimiento con escasa
divulgación a nacional e internacional que pueden contribuir al diseño de estrategias de
desarrollo propias de cada situación económica y social regional y local
A estos estudios se suman los proyectos que ya están llevando a cabo varios gobiernos
provinciales y municipales (Planes estratégicos) y las ONG localizadas en distintas
regiones

Como profesional que desarrolla su actividad en el ámbito académico y como integrante
de una Red de académicos e investigadores de las principales Universidades Nacionales
Públicas que viven de cerca la realidad de estas regiones considero que aún falta un
amplio debate sobre las modalidades más adecuadas a nuestro contexto económico,
político y social para enfrentar el creciente proceso de desigualdades inter e
intrarregiones. Esto se traduce en una falta de programas de desarrollo territoriales con
inclusión social y justicia distributiva económica y social que separan a los habitantes
argentinos localizados en las distintas regiones del país.

Seria entonces conveniente delinear un programa articulado de estrategias de intervención
sobre el proceso de gestión de la sociedad que permita reconocer las prioridades de
crecimiento en cada región, así como también la definición de alternativas de desarrollo
productivo y la identificación de las áreas productivas más dinámicas en términos de
generación de producto y empleo en el sector rural y urbano.

Este programa de Desarrollo Rural del BID debería prever una conexión transversal de los
distintos temas o problemas relevantes en las distintas regiones que pretende abarcar
como son 1) Los sistemas productivos territoriales: a) La innovación (tecnológica,



                                                                                         63
organizacional, cultural, social, educativa, etc.); b) el empleo; la distribución del ingreso
(contempla la equidad). 2) la dinámica institucional (agentes/actores económicos y
gobierno). 3) los procesos y actores sociales. Permitiendo así una articulación a nivel
nacional.

Con relación a que el Banco intenta lograr un nuevo enfoque de desarrollo rural considero
relevante la necesidad de generar planes participativos, con plena inclusión en todas sus
etapas, de la sociedad local, flexibilidad de las propuestas y posibilidad de revisión
permanente y ajustable a los cambios exógenos y endógenos a la región y como
instrumento transferible a los poderes políticos locales y regionales. De este modo, la
ejecución se garantiza no sólo porque el Estado asume la responsabilidad de su
implementación sino porque ha participado activamente en su elaboración.

Con relación a los aspectos no incluidos en la propuesta del Banco considero que no se
desprende en forma explícita de sus principios operativos la necesidad de monitorio
continuo del programa (cumplimiento de metas parciales) para el logro de objetivos de
largo plazo (reducción de pobreza, desnutrición) evaluando el impacto realmente
generado en la población objetivo.

A modo de sugerencia considero que tampoco están previstas por el Banco actividades de
capacitación dirigida a los actores sociales en las distintas regiones que permitiría
transferir estos nuevos enfoques de desarrollo rural y que contribuirían en el logro de los
objetivos de un plan de desarrollo rural.

La elaboración de proyectos conjuntos de capacitación, asistencia técnica para lograr
inversiones a nivel local y regional e impulsar los cambios necesarios para adecuar la
producción a la demanda del mercado, incrementando el valor agregado en los distintos
sectores mediante la integración de las etapas de producción, industrialización y
comercialización de productos, disminuirían sin duda las relaciones asimétricas entre los
agentes participantes en los procesos de transformación productiva.

Finalmente deseo incorporar en el Anexo A) una síntesis de la experiencia llevada a cabo
como integrante de la Junta Promotora que intervino en la elaboración de un Plan de
desarrollo Productivo del Partido de General Pueyrredón, en la Pcia. de Bs. As. Este Plan
surgió de la participación conjunta de instituciones y empresas con el fin de efectuar una
contribución al desarrollo productivo de la ciudad y al consecuente mejoramiento de la
calidad de vida de sus habitantes. B) propuesta para el sector Hortícola en el marco de
este Plan de Desarrollo partiendo de un diagnóstico realizado con los actores relevantes de
este sector.
Documentos consultados

   -   CEPAL - Facultad de Ciencias Económicas. Universidad Nacional de Mar del Plata.
       Mar del Plata productiva: diagnóstico y elementos para una propuesta local. Mar
       del Plata, 2002.
   -   FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, UBA- FACULTAD DE CIENCIAS
       ECONOMICAS, UNIV. NACIONAL DE RIO CUARTO. Economías Regionales Segundo
       Encuentro de Universidades Nacionales. Rio Cuarto, 24 y 25 de marzo de 2003




                                                                                          64
    -    Elsa M. RODRÍGUEZ y Ana Julia ATUCHA(2003): Plan de Desarrollo Productivo de
         Mar del Plata: Una propuesta para el Sector Hortícola. Documento elaborado para
         el Tercer encuentro de Universidades Nacionales sobre Economías Regionales.
         Mendoza 14 y 15 de Octubre, Argentina :


               TERCER ENCUENTRO DE           UNIVERSIDADES NACIONALES: ECONOMÍAS
               REGIONALES EN EL MARCO DEL PLAN FÉNIX.
                MENDOZA, 14 y 15 de Octubre 2003
               Documento elaborado por Lic. Rodríguez, Elsa y Lic. Atucha, Ana Julia

               Plan de Desarrollo Productivo de Mar del Plata: Una propuesta para el Sector
               Hortícola

            El presente documento es una propuesta específica para el Sector Hortícola del
Partido de General Pueyrredon elaborada con la finalidad de que la misma sirva de base
para la discusión de formulaciones similares desarrolladas para diferentes regiones del
país, dentro del marco del Tercer Encuentro de Economías Regionales del Plan Fénix.

I. Introducción

El Plan de Desarrollo Productivo del Partido de General Pueyrredon surge de la
participación conjunta de instituciones y empresas con el fin de efectuar una contribución
al desarrollo productivo de la ciudad y al consecuente mejoramiento de la calidad de vida
de sus habitantes.

El disparador de esta iniciativa es la solicitud de asistencia técnica a la Oficina CEPAL de
Buenos Aires realizada por el Centro de Desarrollo Empresarial de Mar del Plata (convenio
BID-UIA y Fundación UCIP). Como resultado de la misma surgen dos documentos, uno
elaborado por CEPAL "Competitividad territorial e instituciones de apoyo a la producción
en Mar del Plata" y el otro elaborado por la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales
(UNMdP) "Mar del Plata Productiva: Diagnóstico y elementos para una propuesta de
desarrollo local".2

El trabajo de CEPAL señala la "falta de un marco de confianza y coordinación" como una
de las principales limitaciones de las instituciones de la ciudad. (Ferraro y Costamagna,
2002). El documento elaborado por la UNMdP plantea dos líneas estratégicas a seguir
para el desarrollo y mejora competitiva de la trama productiva de Mar del Plata: 1.
mejorar la competitividad de los sectores productivos existentes (hortícola, construcción,
pesquero, alimenticio no pesquero, textil, metalmecánico, químico y turismo) y 2.
promover nuevos sectores productivos innovadores. (UNMdP, FCEyS, 2002).

Luego de una presentación formal de ambos documentos -antes citados- en un seminario
cuyo objetivo fue poner a disposición de la ciudad un conjunto de información productiva
e institucional, la CEPAL organizó dos actividades coordinadas por expertos: a) Taller de

2
  Este documento fue entregado oportunamente a los representantes de Plan Fénix con motivo de la reunión desarrollada
en la UBA. Se puede acceder al documento completo en la WEB de Ciencias Económicas y Sociales
(http://www.eco.mdp.edu.ar/cendocu/cendoc.htm)


                                                                                                                    65
entrenamiento en practicas de "conversación efectiva" para líderes de apoyo a la
producción en Mar del Plata y b) Consulta participativa sobre el desarrollo productivo y el
futuro de Mar del Plata, éste último con el objetivo de debatir y consensuar acciones y
proyectos que favorezcan el desarrollo productivo de la ciudad.

Así comienza la tarea en pos de articular un Plan de Desarrollo Productivo para la Ciudad
de Mar del Plata (PDP) y entre los años 2002/2003 se elaboran una serie de documentos
generados a partir de estos talleres que se realizan con el apoyo, compromiso y gestión de
la UCIP3, , instituciones públicas y privadas y empresas de la ciudad que se involucraron
en el trabajo posterior en comisiones. Lo más relevante que surge de estos talleres es que
se lograron coincidencias básicas sobre la problemática que enfrenta el Partido de Gral.
Pueyrredon y se acordó:
1.- Generar consenso para el desarrollo de proyectos institucionales comunes a la ciudad,
con el compromiso de los líderes locales en los mismos;

    2.- Promover el desarrollo de sectores productivos innovadores;

3.- Mejorar la competitividad de los sectores productivos existentes, intensivos en mano
de obra y con predominio de PYMES.

De este modo las instituciones locales públicas y privadas comienzan a tomar un rol activo
en el plan, reconociendo la importancia de articular acciones con el entramado productivo.
A fin de hacer operativos estos encuentros se avanzó trabajando en dos comisiones de
trabajo: Vinculación Tecnológica y Vinculación Interinstitucional que centraron su
atención en tres líneas de acción:

Identificar a las instituciones de oferta tecnológica, sus recursos humanos y las
necesidades de las empresas demandantes de servicios tecnológicos.
Intensificar el vínculo entre las instituciones de la ciudad, ampliar el marco de la
convocatoria a los talleres y relevar los recursos existentes no aprovechados
Establecer las potencialidades productivas desde la oferta y la demanda

A partir de la implementación de esta metodología de trabajo surgen como logros
relevantes los siguientes puntos:

El trabajo en equipo y el marco de continuidad de las acciones.
La coordinación de la actividad y la valorización de los recursos locales existentes.
La incorporación e integración de las distintas miradas.
Encontrar un mecanismo valido de trabajo a pesar de la coyuntura, con método,
planificación y responsabilidad en la tarea asumida.

Para profundizar las propuestas de acción en función de la problemática y visión
empresarial específica en cada uno de los sectores productivos se decide comenzar a
trabajar en una prueba piloto con el sector turismo retomando los resultados del
diagnostico productivo.



3
    Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP )


                                                                                          66
La propuesta del presente documento es aplicar la metodología hasta aquí desarrollada
por el PDP al sector hortícola y generar así información para un posterior trabajo
integrado con las comisiones de Vinculación Interinstitucional Y Tecnológica.

II. APLICACIÓN DE LA PROPUESTA DE ACCION AL SECTOR HORTICOLA DE GRAL.
PUEYRREDON

II. 1. Realización de talleres:

La operatoria de funcionamiento de los talleres permite la articulación de los agentes
involucrados en el sector. Se parte del diagnóstico del sector hortícola. A partir de él se
analizan detalladamente la matriz FODA, con el objetivo de poner la misma en
consideración de los asistentes, y que de esa manera surjan nuevas cuestiones o
problemáticas teniendo en cuenta los cambios macroeconómicos después de la
devaluación. Esta operatoria da lugar al surgimiento de un documento que reflejará los
puntos convalidados entre el diagnóstico y las nuevas problemáticas que se presenten en
dicha reunión y que fueran consensuadas por los diferentes actores. Esto permite
proponer líneas concretas de acción, asumiendo cada uno de los participantes
responsabilidad en acciones concretas y viables dando así solución a dichos planteos.

Dentro del sector hortícola los interlocutores que deberían participar inicialmente serían:
Asociaciones de productores (Cooperativa de Horticultores)
Comercializadores de productos frescos y procesados
Productores
Representantes de entidades de crédito
Municipalidad de General Pueyrredon
INTA
UNMP (Facultad de Ciencias Agrarias -por los aspectos productivos - Facultad de Ciencias
Económicas y Soc. por los aspectos de comercialización y de mercado - Facultad de
Derecho por los exigencias de normativa legal y contractual - Facultad de Ingeniería -por
los aspectos relativos a la calidad y tecnología de alimentos -, entre otras).

Estos talleres son los suficientemente flexibles y dinámicos como para convocar a nuevos
referentes del sector o subsectores que planteen nuevas problemáticas o incorporen
nuevas miradas. Las acciones a llevar a cabo deben ser debatidas, negociadas y
consensuadas por todas las partes implicadas hasta tener la completa seguridad de que
todos entienden y comparten los intereses que se determinan como principales.

De esta dinámica de trabajo debe surgir un nuevo documento que resuma lo actuado para
ser presentado en un taller sectorial plenario donde se buscará consenso sobre las
acciones planteadas, generándose a partir de éste la versión final del documento maestro
sectorial. Este último se presentará a la Junta Promotora del PDP lo que realimentará la
modalidad de trabajo propia de este plan y que fuera planteada desde su inicio.

II .2. ¿Cómo se difunden los resultados del taller?

Se elabora un documento conjunto con los principales resultados del taller, el que se eleva
a la Junta Promotora quien convoca a los miembros de las mesas de Vinculación



                                                                                          67
Tecnológica y Vinculación Interinstitucional para que cada una, atendiendo a sus objetivos
específicos, colaboren en la implementación y abordaje de las problemáticas relacionadas
con cuestiones de oferta y demanda tecnológica y/o temas relacionados con la
sistematización de la información, la creación de una base de datos sectorial, difusión en
página web, etc. que le compete a la mesa de Vinculación interinstitucional.

El objetivo de esta forma de trabajo es sostener y fortificar activamente el proceso de
retroalimentación entre los diferentes estamentos del PDP. De esta manera se pretende
que una mayor cantidad de actores, motivados por los resultados concretos de avance del
PDP, se involucre.

II. 3. Algunas propuestas de discusión con el resto de los actores dentro de la modalidad
de taller.

Retomando las propuestas que elaboramos para Rama Hortícola que aparecen en "Mar del
Plata Productiva: Diagnóstico...")CEPAL / UNMP, surgen algunas cuestiones analizadas
por estudios recientes en América Latina para el sector de Frutas y Hortalizas y que
consideramos relevantes analizar a nivel local o regional Ellas se relacionan con:

(a) la mejora de la información sectorial,
(b) la disponibilidad de crédito,
(c) la participación del Estado en el control de calidad,
(d), la economía contractual y
(e) la gestión participativa en la producción.

Se explican a continuación cada una de las mismas:

(a) Sistematizar, relevar y difundir información sobre el sector hortícola marplatense

En el capítulo relativo al Rama Hortícola perteneciente al libro "Mar del Plata Productiva:
Diagnóstico y elementos para una propuesta de desarrollo local" proponíamos.

"Relevar en forma sistematizada datos históricos sobre precios e ingresos en los distintos
canales de comercialización para una mejor evaluación de su funcionamiento a nivel
regional.
Las firmas pequeñas y medianas no disponen de información confiable para el análisis de
los mercados. Los organismos responsables de generarla deben ponerla a disposición en
tiempo y forma.
Relevar datos estructurales de los principales cinturones Hortícolas de la zona a fin de
analizar la evolución del sector"

Se plantea a la discusión y a manera de objetivo a desarrollar, sistematizar la información
existente con el fin de hacerla accesible a todos . Se propone armar una base de datos
para posteriores análisis y que la misma esté disponible a través de la incorporación de los
datos en la página web que está implementando la mesa de Vinculación Interinstitucional.

Otra propuesta sería intentar cubrir los déficits de información existentes planteados
oportunamente en el Diagnóstico mediante la concreción de encuestas con la periodicidad



                                                                                              68
que corresponda atendiendo al comportamiento estacional del sector (ejemplo:
superficies sembradas/cosechadas, precios, rendimientos, etc.).

Estas bases de datos debieran estar disponibles en el sitio Web junto con el resto de la
información que se genere en los talleres de los restantes sectores.

(b) La asistencia financiera al sector hortícola

"Planeamiento de una política financiera apoyada por parte de los bancos oficiales que
asista a los productores de manera conjunta." (CEPAL/UNMP "Mar del Plata productiva:
Diagnóstico...")

Se ha detectado a través de un relevamiento efectuado especialmente en la banca pública
y privada de la ciudad de Mar del Plata la inexistencia de líneas de crédito especialmente
adaptadas a esta actividad. Se considera prioritario la discusión sobre la utilización en este
sector de instrumentos de financiamiento alternativos : fondos de inversión, fideicomiso
(muy utilizado en diferentes producciones vitivinícola, duraznos, limones, miel te, tung
para financiar proyectos productivos y prefinanciación de exportaciones en distintas
regiones del país), factoring, pools de siembra, leasing y warrants a fin de evaluar el
grado de adecuación de los mismos a las necesidades del sector hortícola. También
resulta relevante analizar el rol que cumplen las instituciones de microcrédito como son las
ONG y las distintas líneas de crédito dirigidas a PYMES del CFI, FONCAP, entre otras.

(c) Programas de calidad implementados por el sector público.

"Encarar programas de diferenciación genérica del producto y de calidad, y mejorar las
interrelaciones estratégicas entre los distintos sectores productivos y la industria para
resguardarse de la competencia internacional y aumentar la participación en el mercado
doméstico.
"Entender la calidad en un sentido amplio y no sólo como aspecto visual. El mayor énfasis
debería ponerse en el desarrollo de programas de asesoramiento de calidad que
contemplen el control de las materias primas, el mejoramiento de la calidad de los
productos y de las metodologías de procesos, estandarización del producto final y un
adecuado servicio de control de residuos químicos. (CEPAL/UNMP "Mar del Plata
productiva: Diagnóstico...")

Se considera que las exigencias de calidad condicionan el funcionamiento del sector. Esto
se fundamenta en numerosas investigaciones que se desarrollan en América Latina. A
manera de ejemplo se resume brevemente una experiencia llevada a cabo en
Centroamérica.

Experiencia reciente en Centro América
Un estudio realizado para Costa Rica analiza las implicancias que tiene la aplicación de
estándares de calidad y seguridad alimentaria en el mercado de frutas y hortalizas
implementadas a partir del avance de los supermercados en la distribución de estos
productos. Si bien se observa que originalmente el rápido crecimiento de los
supermercados frente a la venta minorista de alimentos ganan mayor importancia en los




                                                                                           69
productos empaquetados y procesados, en el último tiempo están ganando terrero en el
mercado de frutas y verduras frescas.

Las cadenas de supermercados han ido avanzando del esquema tradicional de abastecerse
de mayoristas a un sistema de distribución mas centralizado, los abastecedores mayoristas
muchas veces son parte de la misma cadena.

 En Costa Rica y también en Nicaragua (Berdegué J. et al 2003), la experiencia funciona
con un programa de asistencia técnica y créditos al productor por parte de las cadenas de
supermercados integrándose así con el productor.

Aparecen así los denominados estándares privados que son formulados e implementados
por las cadenas de comercialización y no por el Estado, debido a la falta de estándares
públicos en los mercados domésticos. Lo más difundido en estándares privados es la
calidad visual. ¿Por qué? Porque la calidad es un bien privado y verificable por la
experiencia del consumidor. Los estándares han sido formalizados e implementados
mucho más por los supermercados que por los mercados convencionales. En consecuencia
y según lo que muchos autores han podido verificar es el incremento de usos de pesticidas
con poca regulación efectiva.

Desde el punto de vista de la demanda los supermercados, éstos centran su atención en
los consumidores que desean pagar más por mayor calidad. Esto es lo que el oferente
tiene en cuenta y desea adaptarse a estos requerimientos para aumentar el precio de sus
productos.

Una cadena de supermercado dominante de Frutas y Verduras (F y V) en Costa Rica ha
adoptado un sistema, que es optativo para sus productores preferidos, que consiste en
respetar las cantidades de pesticidas permitidos por los estándares internacionales.

Si detectan que no los cumplen - en controles en el campo- los asesoran con asistencia
técnica para ayudarlos a corregir estas malas prácticas en el manejo de los agroquímicos.
A posteriori certifican a un conjunto de productores que cumplen las pautas
internacionales sobre el uso de químicos.

Estos nuevos esfuerzos privados de certificar calidad en aquellos países donde no hay
certificación pública aparece como muy prometedor para el consumidor. El supermercado
como motor del crecimiento de las ventas de F y V tienen el estímulo para realizar estas
certificaciones. Esto es costoso para los productores y aquel que logra cumplir con los
estándares incrementa un 10% sus costos. El pequeño productor no puede soportarlo y
por lo tanto es desplazado del negocio en la medida que los supermercados ganen
mercado en la venta de F y V frescas.

A nuestro entender este tema resulta relevante para estudiar en nuestra región. El tema
de discusión propuesto es considerar la importancia que reviste el Estado en tres
aspectos: 1. Fijando los estándares de calidad, 2. Concientizando a los consumidores y 3.
Ofreciendo programas de ayuda en las regiones, dirigidos a estos pequeños productores
que deben adecuarse a los requerimientos del nuevo mercado (las cadenas de
supermercados).



                                                                                       70
.

(d) Información asimétrica y riesgo moral

"Analizar el grado de eficiencia en la operatoria y las modalidades de pago y de venta en
los distintos canales de comercialización de los productos hortícolas para mejorar la
transparencia y toma de decisiones del sector. Deberían estudiarse las condiciones
imperantes en los contratos directos entre productores y demandantes (industrias,
supermercados, etc.)." (CEPAL/UNMP "Mar del Plata productiva: Diagnóstico...")

El marco institucional, la capacidad de regulación y supervisión resultan relevantes para
mitigar los efectos de la asimetría de información, selección adversa, riesgo moral y la
posibilidad de incumplimiento de contratos, condicionando el desarrollo del sector y del
mercado financiero, este último estratégico teniendo en cuenta las problemáticas del
sector hortícola

(e) Asociativismo/mentalidad solidaria/cooperación.

"Implementar programas de sensibilización de los productores, a fin de fomentar actitudes
y mentalidad cooperativas.
Se recomienda el diseño e implementación de una estrategia sectorial de comercialización
y distribución agresiva y la implementación de adelantos tecnológicos también en la post -
cosecha para mantener la calidad (y valor) del producto." (CEPAL/UNMP "Mar del Plata
productiva: Diagnóstico...")

Con relación a este punto resulta interesante comentar una experiencia que se está
realizando en el Sur de Brasil en el sector de enlatados de duraznos. Esta experiencia la
llevan a cabo un grupo de productores y dos empresas procesadoras con el asesoramiento
técnico de un equipo de investigadores y estudiantes agrónomos y economistas

Los resultados de esta experiencia permiten concluir que se mejoró significativamente el
conocimiento y la información entre los participantes, mejoró el nivel técnico de la
producción a través de mejores rendimientos y calidad de producto acorde a las
necesidades de los procesadores de duraznos y en los tiempos que estos últimos
necesitaban. Los procesadores financiaron a los productores en la etapa de producción y
la dinámica interacción entre los actores permitió ganar confianza entre ellos

III . Consideraciones finales

En el presente documento se sintetiza la metodología que se está empleando en el PDP
del Gral. Pueyrredon en otros sectores productivos y se expresa a manera de sugerencia
los pasos a seguir en el Sector Hortícola. Con la finalidad de desarrollar un trabajo
productivo, dentro del Tercer Encuentro de Universidades Nacionales: Economías
Regionales en el marco del Plan Fénix se proponen los siguientes planos de análisis y
discusión:

¿Cómo se han desarrollado experiencias específicas de trabajo con los interlocutores
sectoriales en otras localidades o regiones del país con el fin de lograr acciones concretas



                                                                                            71
en pos de un desarrollo productivo? ¿Cuál es la metodología de trabajo desarrollada?
¿Cuáles fueron las ventajas y las desventajas?

¿Se han analizado en otras regiones estos cinco temas (inciso II.3) considerados en
nuestra opinión como relevantes para la rama Hortícola local? ¿Con qué resultados? ¿Qué
otros problemas se plantearon?

¿Cómo se podría avanzar en la resolución de problemas concretos capitalizando las
experiencias de otros investigadores?


Referencias bibliográficas:

-Hacia un Plan de desarrollo Productivo: Documento elaborado por la Junta Promotora con
la colaboración de integrantes de las mesas de vinculación tecnológica e interinstitucional
a partir de los informes parciales que surgen de las distintas actividades, Mar del Plata
Septiembre 27 de 2003
-Rodríguez, E., Atucha, A y Gentile N. "Análisis estratégico de ramas de actividad-
prioritarias Rama Hortícola" (2001) En: CEPAL-UNMP "Mar del Plata Productiva:
Diagnóstico y elementos para una propuesta de desarrollo local".
.-Cosentino Adrián (2002): Cómo armar instrumentos de financiamiento. Conferencia del
seminario: hacia una nueva ingeniería financiera para el sector agroalimentario. Buenos
Aires, IICA-SAGPyA
.-BID-Serie de informes técnicos del Departamento de Desarrollo Sostenible(2003):
Instrumentos innovadores para el financiamiento rural en el Cono Sur. BID, Washington,
D.C., Abril 2003
.-Rigatto P, Larson D, Padula,A (2003): Improving market coordination:Results from the
peach canning sector in Southern Brazil. Paper poster presentado en la Conferencia
Internacional de Economistas agrícolas. Durban, Sudáfrica, Agosto 2003
-Berdegué J, Balsevich F. , Flores L, Reardon T. (2003) "The rice of supermarkets in
Central America: Implications for private standards for quality and safety of fresh fruits
and vegetables". Síntesis Final report of the Central America Study on Private Standards
and Supermarkets, part of the USAID - RAISE project by DAI and MSU




                                                                                        72
Susana Soverna

Como sucede en estos casos, pasaré por alto los puntos en los que por estar de acuerdo o
por falta de opinión fundada, no tengo comentarios, para concentrarme en aquellos en los
que las afirmaciones o propuestas sugieren alguna reflexión o relativización, en general o
para el caso de la Argentina. Seguiré el orden en que aparecen el documento.

1. El primer punto está vinculados con los objetivos que propone el “Perfil Avanzado”.
Estos son de alto nivel de generalidad. Es imposible no acordar con ellos pero, a la vez,
resultan difíciles de contrastar. Las acciones asistidas o apoyadas o financiadas por el BID
habrán alcanzado los objetivos si en el mediano plazo se aumentó la producción agraria y
no agraria (hubo transformación productiva), aún cuando ello se haya producido a costa
de mayor expulsión de pequeños productores y trabajadores. Es decir si los pocos que
quedan tienen mejores niveles de ingresos porque logran vender a mercados externos,
aunque eso se produzca provocando mayores niveles de pobreza en la áreas urbanas,
tanto por el costo de los alimentos como por la concentración de los expulsados de las
áreas rurales.
En mi criterio el objetivo de la transformación productiva que, por su centralidad,
condiciona a los demás, debe atarse al tema de la ocupación del espacio (asegurar el
mantenimiento y, si fuera el posible, el repoblamiento de zonas rurales, en condiciones en
que los habitantes cuenten con servicios equivalentes a los de las zonas urbanas ofrecidos
por los distintos niveles en que se configura el Estado) y la seguridad alimentaria
(producir a costos y en condiciones de mejorar la alimentación del conjunto de la
población urbana y rural).

2. La definición de zona rural merecería un esfuerzo de unificación entre los países que
integran la región. En el caso particular de la Argentina la definición de población rural no
cabe en ninguna de las dos clasificaciones que presenta el documento. Se sigue
definiendo como rural a toda concentración de población menor a 2000 habitantes.
Aunque podría suponerse que esta definición mantiene alguna relación con la densidad
demográfica, no incluye especificación sobre el espacio físico en que se distribuye esa
población. Una definición oficial (censal) de estas características, tiene (por lo menos ha
tenido hasta la fecha) implicancias fuertes sobre las políticas de desarrollo rural. Los
Programas en vigencia atienden a pequeños productores y en menor medida a
trabajadores y pobladores rurales, aceptando la definición presentada más arriba. Esto
deja a una buena parte de población potencialmente beneficiaria, que en búsquedas de
mejores servicios, se trasladó a centros poblados con más de 2000 habitantes.

3. Las intervenciones que el BID está dispuesto a realizar conllevan una ruptura con las
políticas de Desarrollo Rural tradicionales (o al menos las que se aplican en la Argentina).
En términos generales en el país se asoció rural con agrario y los programas se orientan a
financiar actividades productivas agrarias o derivadas de las mismas. Sólo el PRODERNEA4
y el PROINDER en adecuaciones recientes (que es posible que aún no se hayan
efectivizado) resolvieron financiar servicios, agroindustriales o agropecuarios. Con lo cual
se amplió el tipo y destino de los fondos. El resto de los programas de la SAGPyA ofrecen
asistencia técnica y capacitación (prácticamente todos) y financiamiento (un grupo más


4
    Proyectos de Desarrollo Rural de las Provincias del Noreste Argentino, financiado por el FIDA y el BID.


                                                                                                              73
reducido) para inversiones e insumos destinados al desarrollo de actividades
agropecuarias.
Este cambio en la dirección de las inversiones es, en sí mismo, auspicioso ya que implica
una concepción de lo rural amplia, pero requieres de una institucionalidad acorde. Cómo
ofrecer asistencia técnica o supervisar inversiones desde una oficina sectorial sobre
aspectos que no son su especialidad? En la situación actual de la Argentina, estimo que
también la de otros países que no cuentan con un organismos que atienda a “lo rural” en
sus múltiples dimensiones, la intervención del Banco en ámbitos extra sectoriales puede
ser de difícil aplicación.

4. La propuesta del BID, también produce una ruptura con las políticas tradicionales de
desarrollo rural en términos de los agentes económicos a los que pretende alcanzar. Se lee
en el Principio Tercero: “Las iniciativas apoyadas por el Banco deberán considerar todas
las categorías y tamaños de empresarios rurales, tanto en actividades agrícolas como no
agrícolas, con la perspectiva de fomentar una senda equilibrada de desarrollo”. En el caso
argentino, los programas de desarrollo rural están orientados a población rural pobre.
Si se encaran políticas territoriales (como parece que se va a hacer, vistos los cambios en
algunos programas y los lineamientos generales de la nueva estrategia de Desarrollo rural
que se está discutiendo en Argentina) es razonable la incorporación de todos los agentes
sociales que se expresan en el territorio. El tema planteado en el punto 1 de estos
comentarios, cobra relieve en el momento de decidir qué actores se incorporan a la
política de desarrollo rural y en qué condiciones. Si el objetivo se limita a la
transformación productiva, sin hacer referencia a políticas diferenciadas para igualar las
oportunidades para de los grupos más vulnerables, es probable que los sectores mejor
posicionados en la distribución de tecnología, tierra e ingresos, capitalicen mejor la
asistencia del Banco y, lejos de reducir las desigualdades, terminen favoreciendo las
expulsión de los pobres, hoy con niveles de Necesidades Básicas Insatisfechas que
duplican en términos relativos a los de las poblaciones urbanas5.

5. Una preocupación especial merece el tema de los subsidios, que en el Principio Quinto
quedan reducidos “a actividades que desarrollen innovaciones y que ayuden a los grupos
vulnerables en el proceso de ajuste económico”. Por como está redactado el párrafo no
se sabe si las dos condiciones: innovación y pobreza, deben ir juntas o son alternativas.
En el primer caso, se plantea una exigencia muy fuerte a los sectores pobres, al pedir que
para acceder al subsidio sean innovadores. En ambos casos habría que precisar qué se
entiende por ajuste económico al referirse a grupos vulnerables. El subsidio puede ser útil
para el despegue económico de ciertos actores que no tienen acceso a financiamiento
bancario y tiene dificultades para pagar las tasas de mercado.

6. Finalmente, un párrafo para la directiva de salvaguardia Primera. Al concepto de
fronteras agrícolas, pensado como áreas no ocupadas por comunidades y que, por lo
tanto, permanecen intangibles, es difícil de encontrarle correspondencia con la realidad (al
menos en Argentina). En general todas las tierras tienen algún nivel de ocupación. La
frontera agrícola es algo que se redefine permanentemente cuando se cambia el uso del
suelo para pasar a actividades más intensivas y/o rentables. Un ejemplo muy cercano en
el país lo constituye la expansión de la soja a áreas no pampeanas, que previamente

5
 La medición de la pobreza por ingresos realizada con Encuestas por el PROINDER, indican que en algunas
provincias alcanzan al 70% de la población rural


                                                                                                     74
estaban dedicadas a la producción ganadera extensiva, ocupadas por monte o con cultivos
de menor rentabilidad.
Las zonas que constituyen la frontera agrícola suelen coincidir con las fronteras
geográficas y estar ocupadas por grupos de población indígena que realizan actividades
extractivas del monte o agricultura y ganadería con escaso capital. Estas son las zonas
que requieren de mayor intervención asegurando el asentamiento de la población actual y
favoreciendo su colonización en condiciones de igualdad con los habitantes nativos.




                                                                                    75
Guillermo Watanabe

Respuesta a la Consulta Regional del BID sobre Política de Desarrollo Rural

Creo que es una fortaleza de los Principios Operativos el énfasis que hacen en la
afirmación de un criterio de eficiencia económica fundamentado teóricamente: su
consistencia.

Más allá de posibles adscripciones o diferencias con el marco teórico de dicho criterio de
eficiencia creo que es valioso que sea explícito e inteligible. (No creo que sea necesario
justificar la existencia de consistencia ya que podemos considerarlo "clásico" en la
microeconomía.)

Al mismo tiempo creo que es una debilidad de los Principios Operativos el exceso de
confianza en la consistencia teórica: su ingenuidad con respecto a la práctica, es decir, la
posibilidad de que los principios sean cumplidos y los objetivos no sean alcanzados.

En particular opino que la intermediación (quizás inevitable) de los organismos públicos de
jurisdicción provincial y nacional genera desvíos ("externalidades negativas") con respecto
al criterio de eficiencia admitido.

En este sentido me interesa señalar un problema referido a las relaciones entre los
territorios rurales y los centros urbanos. Como es sabido estas relaciones son una
condición importante del desarrollo rural, y muchas veces tienen como objeto la
obtención/provisión de recursos financieros.

Creo que la concentración de la administración de recursos financieros (eventualmente los
provistos por el BID) por parte de los organismos de gobiernos provinciales y nacionales
aumenta la asimetría en las relaciones territorio rural-centro urbano. Esta asimetría
conduce a "desvíos" de las funciones esperadas, tanto de los agentes locales (líderes de
organizaciones locales, etc.), como de los gobiernos provinciales o nacionales. Estos
"desvíos" de las funciones esperadas pueden consistir en acciones que no violan
necesariamente los Principios Operativos pero que incrementan los costos de transacción
innecesariamente.

La descentralización de la gestión de los fondos debería ser incluida explícitamente en los
principios, y el papel llevado a cabo por los organismos intermediarios debería estar
calificado con la palabra "temporal" tal como es utilizada permisivamente en otros casos
del texto.

Por otro lado, la afirmación de la importancia de la transparencia en la gobernanza que se
hace en el noveno Principio debería hacer explícita la importancia de la participación de los
beneficiarios del territorio rural en los mecanismos de control de las gestiones de los
agentes intermediarios (organismo provinciales y nacionales).

Creo que la promoción de la descentralización de la administración de los fondos generaría
un impacto favorable en el proceso de desarrollo institucional de los territorios rurales,




                                                                                          76
tanto en la disminución de los costos de transacción, como en el fortalecimiento de sus
condiciones de vinculación con los centros urbanos.

Guillermo Watanabe (Centro de Investigaciones para el Desarrollo Sustentable)
La Pampa - Argentina




                                                                                    77
Mariano Winogard


Estimado Julio, reitero agradecimiento y honra por la posibilidad de opinar y compartir
este esfuerzo democratizador y participativo que el ejercicio conlleva.

Luego de una lectura consciente del documento paso a desarrollar mis criterios referentes
al mismo.

a) En primera instancia quiero destacar que comparto el documento en lo general y
sustantivo, demuestra una equilibrada vocación por la eficacia y la ecuanimidad, por lar
responsabilidad económica y social, sin descuidar los aspectos ambientales.

Me preocupa sin embargo un párrafo de la página 3, cuando en defensa de la virtuosa
estabilidad macroeconómica se fustiga parcialmente a la inflación y al tipo de cambio
sobrevaluado, soslayando el no menos peligroso tipo de cambio subvaluado que generara
en mi país (la Argentina) una catástrofe de niveles nunca antes visto durante décadas de
inflación.

Considerando ahora que la Argentina y tal vez otros países de la América Latina tienen un
cambio ligera o aún sustancialmente sobrevaluado (incluso tal vez los EEUU), me parece
que la frase debe ser revisada, advirtiendo el peligro de una inflación descontrolada pero
el no menos grave de una deflación o depresión productiva por cambio subvaluado.

Es cierto que la devaluación genera pobreza tal como el dramático caso argentino lo ha
corroborado en 2001/2002, también es cierto que generó un reequilibrio entre lo
productivo y lo financiero que resultaba (al menos a mi subjetivo juicio) absolutamente
necesario.

En cuanto a coherencia entre la propuesta y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales del subcontinente en
general y de mi país en particular, creo que el documento evidencia una razonable postura
post-cepaliana o si prefieren neocepaliana, abandonando el prejuicio antiagrario de las
tesis originales que magnificaban el concepto del deterioro en los términos de intercambio
para suscribir en cambio una lectura mas moderna que con respeto por lo ambiental, lo
local y la diversidad, comprende sin embargo la potencialidad del desarrollo y agregado de
valor en el ámbito agroalimentario como locomotora potente del desarrollo regional

El punto 6º (pag. 4) parece hacer una referencia elíptica a los criterios de Hernando de
Soto y su propuesta de capitalismo democrático mediante la facilitación del acceso a la
propiedad, que si bien polémica me atrevería a suscribir por lo revolucionaria en nuestro
contexto.

En el mismo punto 6º, la referencia a la promoción tecnológica me parece en cambio
insuficiente. El tema reviste la relevancia suficiente como para ser desarrollado en un
acápite especifico y con mayor profundidad y osadía. No soy un especialista en el tema,
pero creo que el BID debiera afrontar definiciones de mayor contundencia y audacia en
cuanto al financiamiento del desarrollo tecnológico propio, local o aplicado, como fuera



                                                                                            78
que quieran llamarlo pero insoslayable si se pretende que el crecimiento rural apalanque el
desarrollo del conjunto social en que se inscribe.

En el punto 7º se sostiene una loable intención en cuanto a la reducción de la
desigualdad, reforzando la intención de atender a todas las escalas empresariales
existentes tal como se adelantara en el punto 3º.
Sin embargo creo que la expresión puede tener un cierto tono de ingenuidad si no se
profundiza algo más con respecto a las implicancias, riesgos y problemas del contexto
concentrador que si bien inevitablemente inherente al desarrollo económico en general, ha
tenido en las condiciones peculiares de la América Latina una consecuencia devastadora
por la insuficiente oportunidad generada para los excluidos que ha caracterizado a otros
modelos de desarrollo como el europeo, el japonés o el coreano.

La política propuesta por el BID recoge experiencias regionales, aunque parece soslayar
definiciones contundentes en cuanto a la distorsión institucional que ha caracterizado el
desarrollo histórico de nuestro subcontinente y especialmente de sus sectores agrarios.

Si en la década de los 30`s por ejemplo, la Argentina fuera pionera en la organización de
sus sectores granarios, ganaderos, y aún yerbateros, azucareros o vitivinícolas, no ha sido
así luego de los 80`s y los cambios operados en su aparataje institucional, no revisten a
mi juicio grandes aspectos positivos sino por el contrario necesidad de profunda crítica.

Creo que el denostado Consenso de Washington planteaba en este aspecto algunos temas
interesantes para la discusión, que lamentablemente el vendaval posterior ha sepultado
bajo un analizas hipercrítico.
En la revisión que hiciera Williamson hacia 1996, sobre su documento original de 1989,
 retoma ideas de autores identificados con la NEP (como Anne Krueger en su análisis
sobre el comportamiento rent-seeker del funcionario estatal latinoamericano) y en algunos
toques neoestructuralistas como Rudiger Dornsbush (en su análisis sobre los ciclos
populistas en AL).

La propuesta de Williamson, tomaba en cuenta las restricciones institucionales
latinoamericanas frente a las reformas estructurales, a partir de una burocracia
caracterizada por el rent-seeking, un empresariado escasamente schumpeteriano, un
sindicalismo corporativo y prebendario, acompañados de partidos políticos con
comportamiento clientelar, lectura que no parece maniquea sino probablemente
compartida por muchos de nosotros.

La experiencia latinoamericana demuestra que en realidad, el camino de adaptación al
contexto internacional no es único (véanse las diferencias entre Chile, Brasil y Argentina,
al respecto) como anticipadamente lo habían sugerido los neoinstitucionalistas.
El tema pareciera estar vinculado con la capacidad política para la formulación de planes,
la cual en la Argentina ha revistido niveles verdaderamente dramáticos hasta hace muy
poco e inciertos en el actual contexto.

El documento en estudio no hace referencia alguna al contexto impositivo, lo que resulta
cuestionable, ya que si emite opinión sobre inflación y tipo de cambio, bien podría hacerlo
asimismo sobre el sistema impositivo preferible.



                                                                                            79
Al menos la Argentina presenta en este aspecto un sesgo incorrecto, el abuso de
impuestos distorsivos como las retenciones a la exportación y la altísima alícuota del
Impuesto al valor agregado, son elementos contradictorios con el desarrollo regional y
promotores finalmente de una economía primarizada y poco orientada al agregado de
valor en sus producciones agrarias.

Si bien no soy especialista en la materia me atrevería a suscribir los criterios del
documento en cuanto a promoción del comercio e intercambio, reiterando la necesidad de
definiciones que nos alejen del riesgo declamativo, tan característico de nuestro discurso
histórico, parcialmente causal de la brecha en el desarrollo entre Europa y América Latina
que ha caracterizado a la postguerra y especialmente a las últimas tres décadas.

Moisés Naím planteaba en 1995, que la próxima generación de reformas en AL demandará
un mayor esfuerzo en la construcción o reconstrucción, de las instituciones. El modelo
sugerido era construir el equivalente a la Comisión de Seguridad e Intercambio de EE.UU,
organizando programas sociales bien dirigidos para compensar la pobreza, y proporcionar
la adecuada supervisión del sistema bancario.

Su punto general era que el enfoque de la política debe cambiar de un Estado abultado
hacia el fortalecimiento de un número de instituciones claves cuyo funcionamiento
eficiente es importante para el crecimiento rápido y/o equitativo. Normalmente, estas son
instituciones pequeñas, de elite, más que grandes burocracias, muchas de las cuales aún
merecen una drástica poda.

Ramos en 1996 recomendaba la creación de misiones de productividad similares a las que
los países europeos enviaron a EE.UU como parte del plan Marshall, sugieriendo que
dichas misiones compuestas por representantes de la producciòn y cuyas empresas
utilicen la mejor tecnología en una línea de países, resultan efectivas para aumentar la
productividad.

El documento no dice nada acerca de la educaciòn en AL y su vinculo con el desarrollo. Si
bien riesgoso no serìa necesario algùn pàrrafo a dicho efecto?
El tema es sustantivo, urgente y no parece posible de soslayo.

b) Vuestro cuestionario se pregunta si la política de desarrollo rural que propone el BID
responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en la
región y otras sobre el desarrollo rural.
Creo que para ello serìa necesario un documento màs extenso con algunos casos
comparados, incluyendo algùn leading case que se proponga emular, lo que en este caso
no se percibe.
Soy especialista en Frutas y hortalizas y creo por cierto que un ejercicio de ese tipo serìa
vàlido y bienvenido.

c) No me considero preparado para evaluar el potencial de impacto del BID, pero insisto
en que la propuesta no alcanza un nivel de definiciòn tal como para diferenciar sectores o
estamentos rurales más o menos beneficiados o perjudicados que los que el contexto
macro determine, reconociendo que la historia reciente ha sido de concentraciòn y
exclusiòn masivas, sin oportunidades alternativas màs que la pobreza para los perdedors.



                                                                                           80
d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.
La preocupaciòn por la problemàtica ambiental

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.
Cierta ingenuidad sobre los aspectos materiales e institucionales que han llevado al
continente al estado de fracaso generalizado en que nos hemos sumergido, por
comparaciòn con casi cualquier otra regiòn del mundo, si se excluya al Africa
subsahariana.
Estamos o no en el continente màs desigual de todos?
Porque? si nuestros proceres se propusieron todo lo contrario?
Porque si somos herederos directos de la Revoluciòn francesa?
Porque si nuestros abuelos gozaron hace tan solo 60 años del bienestar y de la paz que
Europa les negaba opriobiosamente?
Porque si Corea en el año 60 tenìa la mitad del PBI argentino y hoy tiene varias veces
màs?

 Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.
Institucionalidad
Corrupcion - Clientelismo - Populismo
Concentracion y desigualdad como restricciones materiales de compleja resolucion.




                                                                                             81
Bahamas

Errol Berkeley

Generally the document was quite comprehensive and thorough.
However, in the area of principles guiding the Bank's actions, number six on page 4 covers
the area of Technology. The focus is on research and development. This is important, but
I think that especially for impact in the short to medium term, Technology Transfer is
more important and affordable.

Your inclusion of Technology is extremely important. In my opinion it could be placed in
the first two most important factors constraining development in most developing
countries. I therefore think that the transfer aspect should not be sub-summed under
Technology Development, but be treated on its own merit along with Research and
Development.
Once again I apologise for the tardiness.
Regards




                                                                                       82
Bolivia

Humberto Gandarillas

En respuesta a la consulta regional planteada por el BID sobre la nueva Política de
Desarrollo Rural a través de Rimisp - Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural,
planteamos las siguientes sugerencias:

   Introducción

Sustentar la disminución en el aporte del Producto Nacional Bruto de los sectores
agropecuario, forestal y pesquero.

   II)      Objetivos

Con carácter previo a la inserción a los mercados internacionales, facilitar condiciones de
acceso a los mercados nacionales, en virtud a que la estrategia productiva de los
agricultores campesinos sigue la lógica de asegurar el autoconsumo en primera instancia,
para luego dar el salto cualitativo a los mercados.

Por otra parte, generar capacidades al poblador rural para que aprenda, asimile, transmita
y desarrolle el enfoque de uso sostenible de los recursos naturales.

           Definiciones

Incorporar el concepto de manejo integral de la cuenca, como unidad central de la
planificación, para la atención a los diferentes sectores de actividad

           Principios operativos

        Aclarar la consideración del segundo principio operativo en su relación con el
         primero
        En el principio operativo sexto, dado los conflictos en el uso y aprovechamiento del
         agua, buscar puntos intermedios que consideren los mercados de agua en el
         mismo nivel que los aspectos sociales y medioambientales, como medios para
         consolidar la gestión del agua y promover el uso sostenible y racional de los
         recursos hídricos en sus diferentes aplicaciones

   Directivas de salvaguardia

En Latinoamérica, se están implementando procesos de transferencia de responsabilidades
de la gestión de los sistemas de riego del Estado a las Organizaciones de regantes,
aspecto que indudablemente tiene mucha importancia, porque se crea un ambiente de
corresponsabilidad y de apropiación del proyecto por parte de los regantes, al margen de
cual fuera el porcentaje de participación en la inversión. El Banco debería tomar en cuenta
este tipo de procesos en sus directivas de Salvaguardia.




                                                                                          83
La coparticipación por mas mínima que fuera, permitió preparar el escenario para propiciar
la autogestión de los sistemas de riego, que contiene la definición de los derechos al agua,
la operación y reparto del agua en el sistema, el mantenimiento de la infraestructura
hidráulica y el fortalecimiento de la organización de regantes.

En la tercera directiva, se podría considerar dos condiciones alternativas: 1) incorporar
cláusulas para la recuperación total de los costos de operación y mantenimiento, y 2)
propiciar a través del Banco los procesos de autogestión de los sistemas de riego, con
todos los costos de operación y mantenimiento a cargo de los regantes.

La recuperación de una parte de los costos de inversión, debe tener un tratamiento
diferenciado en respuesta al comportamiento productivo de la agricultura comercial o de la
agricultura de subsistencia. En este acápite aclarar el concepto de sistemas primarios y
secundarios de riego.

En la quinta directiva, incorporar: el Banco, en cumplimiento a la normativa ambiental
vigente en cada país, requerirá evaluaciones de impacto ambiental, con análisis .....

Incorporar como otra directiva de política de salvaguardia. La implementación de un
sistema ágil de monitoreo y evaluación, capitalizando sus experiencias de intervención,
permitiendo conocer oportunamente los resultados: iniciales, de medio término y finales,
para efectuar oportunamente los cambios necesarios en coordinación con la entidad
contraparte del País de origen.




                                                                                         84
Guido Garcia

Aspectos generales

Promover la transformación productiva de la economía rural resulta fundamental en países
como Bolivia, donde los procesos de producción en el área rural pueden considerarse
obsoletos o deficientes. Esta transformación productiva se enmarca en la política del
gobierno que busca generar valor agregado y competitividad a las exportaciones no
tradicionales. Sin embargo, el BID y otros organismos de Cooperación deben analizar la
situación de los mercados de importación, donde predominan importantes subvenciones
agrícolas y restringen la apertura de esos mercados, precisamente a los productos
exportables de las economías emergentes.

En el área que nos compete, las finanzas rurales, se establece un rezago importante en
cuanto a la provisión de servicios financieros, una débil cobertura geográfica de los
operadores y el mantenimiento de una informalización de las relaciones financieras. Las
carencias antes mencionadas no encontrarán solución solamente con el otorgamiento de
crédito, las soluciones son estructurales por cuanto la falta de infraestructuras básicas, el
poco acceso a la salud, las deficiencias en la educación y la débil presencia institucional de
los poderes públicos, desincentivan la presencia de instituciones financieras.
Consecuentemente, el mayor riesgo asociado a la actividad agrícola y elevados costos de
instalación y de administración crediticia, impiden la expansión de servicios financieros.

En ese ámbito, estaríamos hablando de un apoyo multisectorial para el desarrollo de las
finanzas rurales. Resaltamos las intenciones del Banco en desarrollar actividades que
faciliten el acceso y uso de activos productivos, entre los que se menciona al capital
financiero, relacionado con los demás factores de producción y tecnológicos.

En resumen, una política adecuada de desarrollo rural adaptada la realidad boliviana
debería contemplar, por lo menos, los siguientes aspectos:

Sector financiero, incrementar cobertura para un mayor acceso a los servicios financieros.
Sector productivo que contempla la agricultura y desarrollo de productos alternativos.
Competitividad, salto tecnológico, capacitación técnica.
Sector educación, salud y vivienda; mejora de infraestructuras, mayor cobertura de
servicios educativos, mejora de accesos a servicios de salud, nutrición y mejora de
infraestructuras de vivienda y de los accesos en cuanto a carreteras, telecomunicaciones y
servicios básicos.

La nueva estructura del programa propuesto por el BID contiene principios operativos
amplios que permiten establecer los lineamientos generales para la definición de
programas de apoyo en cada país o región, es decir que constituyen parámetros que
establecen las bases y alcances de estos programas.

La coherencia entre la Propuesta del BID y las oportunidades

La propuesta guarda coherencia con los desafíos planteados sobre el desarrollo del
sistema financiero (microfinanciero) rural, por cuanto se establecen objetivos



                                                                                           85
multisectoriales que promueven el uso de instrumentos financieros y no financieros. Las
restricciones u obstáculos que pueden presentarse en el camino hacia el desarrollo, se
centran en un coyuntura social de protesta, rechazo y descontento ante cualquier política
pública. Estos obstáculos nacen de los sectores marginados y en la medida que las
políticas no cubran sus expectativas, todo esfuerzo invertido será inútil por no contar con
una lectura exacta de esas necesidades.

Experiencias y aprendizajes que recoge y responde la propuesta del BID

Si bien la política de desarrollo rural que propone el BID responde a experiencias del
pasado, no debemos olvidar que en la región y fundamentalmente en Bolivia, los
programas de desarrollo en el área rural no han tenido el impacto esperado. Tal es así,
que en Bolivia los indicadores de pobreza se mantienen entre los más elevados, sobre
todo en áreas rurales. Esta pobreza impulsa la constante migración campo-ciudad,
creando nuevos colchones de pobreza urbana y dejando miles de parcelas de tierra
inexplotables y sin beneficio para el campesino. Un aspecto importante a resaltar se
refiere a la promulgación de la Ley de Participación Popular, la cual dio la oportunidad a
todos los municipios de Bolivia (pequeños, medianos y grandes) a ser co-participes en la
administración y en el empoderamiento de los recursos fiscales. Esta Ley redujo esa
migración creciente de los años ochenta pero no logró reducir los niveles de pobreza.

Impacto con la nueva política del BID

Para el tema de nuestra competencia, el principio sexto referente al acceso de grupos
beneficiarios a los activos productivos y más precisamente al mercado financiero, expresa
una posición compartida por los participantes de la industria financiera en Bolivia, incluido
el Gobierno. Somos conscientes que el principal rol del Estado es el de regular mercados.
En ese marco, el desarrollo de marcos regulatorios que permitan la innovación financiera y
la expansión de servicios es fundamental para el desarrollo de las finanzas rurales. La
sostenibilidad de las entidades que operan en el área rural depende de su búsqueda de
eficiencia y de la generación de una demanda de servicios financieros legítima y a
condiciones de mercado.

Fortalezas y Debilidades del nuevo Programa

Fortalezas.
Ampliación del horizonte y áreas específicas a ser desarrolladas
Intención de mejorar la integración económica regional y sobre todo global, permitiendo al
sector rural un mayor desarrollo competitivo
Búsqueda conjunta para mejorar la calidad de vida de los sectores desatendidos

Debilidades

Asistencia solamente a países que mantengan una estabilidad macroeconómica básica, sin
considerar que los malos indicadores económicos son fruto justamente de la situación de
pobreza y la falta de desarrollo rural.




                                                                                          86
Aspectos no incluidos adecuadamente en la política de desarrollo rural planteada por el
BID

Ante los retos de desarrollo rural y reducción de la pobreza en un contexto global de
economía de mercado, las poblaciones beneficiarias necesitan disponer de una serie de
conocimientos básicos y aptitudes para una gestión productiva agropecuaria eficiente. En
ese contexto, el apoyo a la formación del capital humano debería ser prioritario.




                                                                                     87
Carlos Martins

La definición de una Política para el desarrollo rural se constituye en un reto latente que
busca mejorar las condiciones de vida de grandes estratos de la población a través de
diversos mecanismos e instrumentos que se relacionan con las distintas actividades
productivas y hasta de tipo industrial en el área rural.

El enfoque utilizado por el BID en la política diseñada abarca de forma integral la temática
del desarrollo rural, pasando, y entre otros, de la agricultura, ganadería, manufactura,
empresas rurales, hasta la biodiversidad y los hábitat críticos, situación que parece
altamente importante ya que permitirá tener un efecto multiplicador que logre de manera
global y sostenible encarar la temática buscando mejorar las condiciones de vida de un
alto porcentaje de la población de la región en el área rural.

La inclusión dentro de la definición de la política diseñada por el BID de todos los estratos
de la población rural (micro, pequeños, medianos y grandes) se constituye en un acierto
que permitirá insertar a todos los actores involucrados que pueden dar valor agregado y
crear mayor riqueza con lo que pueden mejorarse los niveles de ingreso per cápita y de
renta de la región.

Sin embargo, es importante señalar que la gran diversidad étnica y cultural de las diversas
regiones de América Latina y el Caribe, hacen que deba tratar de enforcarse de manera
muy regionalizada y especializada la aplicación de cualquier política tendiente al desarrollo
rural, buscando en todo momento respetar la diversidad y pluralidad existente.

Finalmente, es importante resaltar que el rol del FONDESIF se enmarca en el aspecto
microfinanciero como operador técnico de las políticas del gobierno Boliviano en esta
temática, por ello los comentarios y observaciones que se emitieron no conllevan un
análisis exclusivo de la problemática planteada de desarrollo rural sino mas bien en el
contexto de políticas de desarrollo productivo.




                                                                                          88
Olga Molano

1.- Comentario general

El documento es conservador en sus ideas y lenguaje, poco estimulante, no basa sus
orientaciones en un análisis autocrítico de lo actuado por la institución indicando sus
mejores resultados, sus peores, etc. No se basa en la demanda explícita de los gobiernos
y actores y parece más bien una puesta al día de sus documentos anteriores. Es posible
que esto sea una percepción equivocada pero es la que me dio. También puede generar
en los lectores dudas sobre la misma naturaleza de la consulta.

    1. Comentarios a los seis aspectos de la consulta (en negrilla):

    a. Coherencia entre la propuesta y los desafíos reales: No hace referencia a los
       desafíos centrales: fracaso o pocos resultados de las políticas anteriores de
       desarrollo rural, acelerada migración a las ciudades y hacia el exterior de la
       población rural, nuevas oportunidades del mundo rural como el turismo vivencial,
       ambiental, etc. Potencial económico de la biodiversidad,…
    b. Recoge y responde a la experiencia: es posible pero no se evidencia en absoluto en
       el texto.
    c. Impacto potencial diferenciado por actores y grupos vulnerables: poco y solo
       cuando se habla de los indígenas a quienes se presenta como los mas frágiles sin
       por ello reconocerles lo suficiente sus potencialidades que son justamente la
       palanca para aumentar su riqueza y propiciar el desarrollo propio. Grandes
       empresas, pequeños agricultores y campesinos sin tierra se mezclan como si las
       políticas e instrumentos para cada uno de estos grupos fueran neutrales6.
    d. Principal fortaleza: el punto undécimo, recursos naturales y ambiente se ve bien,
       mas actualizado. También el décimo: forestal
    e. Principales debilidades: no focaliza en los más pobres, no tiene ideas u propuestas
       innovadoras, no pone al BID en el contexto de otros Bancos e instituciones de
       desarrollo relevando su especificidad y contribuciones en las cuales tiene ventajas
       comparativas. En lo de gobernanza debería enfatizar fuertemente el tema de
       aplicación de la ley y justicia en el medio rural pues buena parte de las buenas
       practicas institucionales (organización campesina y empresarial) o productivo
       comerciales (nuevos productos y servicios generadores de ingreso y tejido social)
       son sistemáticamente destruidas por la ausencia de ley, los grupos armados y
       otras formas de violencia abierta o velada contra la sociedad rural.
    f. Aspectos excluidos: la Región tiene una identidad propia que la coloca con ventajas
       absolutas y comparativas en varios mercados y que le permite contribuir (dentro y
       fuera de lógicas de mercado) al desarrollo de la humanidad. Destaca notablemente
       la megabiodiversidad y la riqueza cultural. Se requiere un marco de políticas para
       potenciar estos activos continentales y usarlos intensamente en el desarrollo
       territorial con fuerte identidad cultural propia y detener los procesos de erosión de
       recursos físicos, culturales y bióticos de la región. El aumento del patrimonio de la


6
  Ni lo son ni lo puede ser el principio operacional 2. Un banco privado debe ser neutro, un banco de
desarrollo con mandato sobre políticas publicas macro y sectoriales debe tomar claramente partido por los
mas débiles en democracias, mercados e instituciones fuertemente imperfectas


                                                                                                      89
Región debería ser la principal preocupación de la política del BID y de sus
instrumentos principales los proyectos y prestamos.




                                                                         90
Fernando Mompa

Considero que la principal debilidad del documento es la confusión en cuanto a la
definición de lo “rural”. En los puntos II, III y V inciso Tercero se enfoca el área rural de
tal manera que incorpora las actividades agrícolas y no agrícolas, sin embargo, en el punto
Tercero incisos Cuarto y Sexto se vuelve a la perspectiva tradicional de tratar lo rural
como sinónimo de agrícola o agropecuario en el mejor de los casos.

Personalmente creo que una Política de Desarrollo Rural debe partir con una definición
más rica de lo rural. El área rural presenta una convergencia de actividades comerciales,
productivas (agropecuarias y no agropecuarias), de servicios e incluso un pequeño sector
de asalariados. Es decir, que cambiando de punto de vista se puede afirmar que las áreas
rurales son zonas urbanas de bajo desarrollo.

Partiendo de este último concepto y combinándolo con el de Desarrollo Económico Local
no es pertinente adoptar una política de desarrollo rural homogénea como si todas las
poblaciones rurales compartieran los mismos problemas y oportunidades. Al contrario se
debe partir de identificar las ventajas competitivas que tiene cada zona rural en particular
y diseñar una estrategia particular de desarrollo.

Como alternativa planteo cuatro tipos de estrategia de desarrollo:

   a) Estrategia de Reconversión

En el caso de Bolivia existen zonas rurales en el occidente que por las condiciones
adversas (clima, tierra no apta para el cultivo, escasez de riego y otros) insistir en un
desarrollo rural basado en una estrategia agrícola significa la perpetuación de la pobreza.
En estas áreas la intervención debe ir dirigida a una reconversión que en principio motive
a la diversificación de fuentes de ingreso que reduzca la vulnerabilidad económica de las
familias rurales.

En estas zonas de bajo potencial agrícola es inviable proponer que una familia desarrolle
una microempresa agrícola de exportación con las siguientes características:

       -   no tiene propiedad de su tierra
       -   no cuenta con servicios básicos (agua, electricidad, telefonía)
       -   bajo nivel educativo
       -   dificultad de mecanizar la producción por el minifundio
       -   alta vulnerabilidad ante factores climáticos
       -   inexistencia de seguro agrícola
       -   falta de infraestructura para comercialización (caminos, información y otros)

Aun en los países más desarrollados que no enfrentan las limitaciones planteadas, gran
parte del sector agrícola no sería sostenible si no existiera un subsidio estatal.

Las alternativas de reconversión tenderán a actividades productivas no agrícolas,
comercio, servicios o venta de mano de obra. Un sector de gran potencial que no está



                                                                                           91
explícito en el documento es el turismo. Para generar divisas existen dos maneras:
exportar o promover que extranjeros gasten en el país (turismo).

El turismo tiene la ventaja de que las fortalezas naturales no pueden copiarse. Como
ejemplo, en Bolivia el Salar de Uyuni es una maravilla natural que con una explotación
sostenible se puede convertir en un polo de generación de riqueza que no puede ser
imitada por otros países.

   b) Promoción de empresas en áreas rurales

En zonas rurales en las que no exista potencial agrícola ni turístico se pueden crear
incentivos para la instalación de empresas intensivas en el uso de mano de obra. Estas
empresas pueden ser locales como extranjeras.

Para ello, el Estado debe crear las condiciones óptimas, entre las principales: estabilidad
económica y sociopolítica, incentivos impositivos, infraestructura caminera y de
comunicaciones, seguridad jurídica y otras.

En esta estrategia, no todas las empresas deben enfocarse al mercado exportador, existe
un gran potencial en el mercado interno que no puede despreciarse y por otro lado, no
todas las microempresas deben volverse grandes empresas. Existen empresas pequeñas
que son más eficientes que las grandes gracias a su tamaño que les permite una gran
flexibilidad.

   c) Desarrollo agrícola y pecuario

Existen zonas con potencial agrícola y pecuario que requieren apoyo para su desarrollo, Se
destaca la propiedad de la tierra, innovaciones en productos financieros, apertura de
mercados internos y externos, integración a empresas agroindustriales, seguridad jurídica
y tecnificación.

En Bolivia el área oriental y los valles son aptos para un desarrollo agrícola a niveles
industriales, la soya por ejemplo ha sido un sector que ha generado riqueza desde una
visión empresarial, lo mismo puede decirse de otros cultivos con mucho potencial
exportador como la quinua.

   d) Desarrollo integral del sector rural

Además del desarrollo de las actividades generadoras de ingreso es importante la
provisión de mejores condiciones de vida a las áreas rurales con el mismo enfoque que se
da a las zonas periurbanas.

Esto implica provisión de servicios básicos (agua, electricidad, comunicaciones,
información), acceso a educación (elevar la calidad de la educación y promover que se
alcance a la formación técnica), integración física a través de la construcción de
carreteras, redes ferroviarias y aeropuertos. En el caso de Bolivia esto último es más
costoso por la extensión del país, sin embargo, un gran avance sería que al menos las




                                                                                        92
ciudades capitales de departamento (9) tengan un aeropuerto que reciba aviones de
mediana capacidad.

Finalmente, desde el punto de vista financiero, la oferta está capacitada para atender las
necesidades de financiamiento y de provisión de Servicios Financieros Auxiliares (cambio
de moneda, giros y otros) del área rural. Empero, las instituciones financieras que tienen
mayor presencia en las zonas rurales, vale decir las ONGs financieras están limitadas por
la normativa vigente a no ofrecer ahorro. Pese a que muchas de ellas tienen la
experiencia, la solvencia y el patrimonio suficiente, están limitadas.

En esta línea se puede apoyar un cambio en la normativa que reconozca un nuevo tipo de
institución regulada que pueda operar de manera sostenible en las áreas rurales.




                                                                                       93
Marco Quiroz

I. INTRODUCCION.-

Reconocer la importancia que da el BANCO a la participación y al papel preponderante al
área rural y su desarrollo con sostenibilidad.

II. OBJETIVOS.-

Coherencia existente de la propuesta del BANCO y la demanda clamorosa de subsistencia
y Desarrollo Rural Es necesario considerar también la:
* Inserción en los mercados internacionales, la producción ecológica sostenible en los
bosques,
* Promover la consideración de riesgos por los estados y sociedad, previniendo y
controlando problemas ambientales derivados de desastres naturales o de conflictos
civiles, cuantificar estos efectos sobre la salud, medio ambiente y economía rural,
* Promover atención por el estado en: saneamiento de tierras, y usos eficiente de agua,
* Apoyo en la creación de una cultura de pago impositivo por todos sin
privilegios y
* El retorno de la renta sea transparente y de manejo democrático, priorizando proyectos

III. DEFINICION.-

Es necesario considerar las intervenciones del BANCO también en: Acompañamiento en
actividades de largo alcance.

IV. ALCANCE.-

Es necesario que el BANCO incluya en sus políticas un fondo de emergencia, para atención
de desastres naturales y/o conflictos sociales, protegiendo las inversiones y mitigando la
migración campo - ciudad.

V. PRINCIPIOS OPERATIVOS.-

También en los principios del BANCO es necesario considerar su inclusión en:
* Promover la cultura impositiva por todos y el retorno de la renta transparente,
* Reforzar el pago de impuesto por la tierra (unidad de superficie), de acuerdo a la
función Económica-Social, y garantizar La Seguridad Jurídica,
* Fomentar áreas protegidas, con el propósito de proteger y conservar la flora y fauna
silvestre, recursos genéticos, ecosistemas naturales, cuencas hidrográficas y valores de
interés científico, estético, histórico, económico y social
* Asistir e involucrar junto a los Gobiernos, las Instituciones del Tercer Sector
(Universidades, Fundaciones, y Organizaciones no Gubernamentales transparentes y
creíbles), como facilitadores, niveles de diseño y prestación de servicios.

VI. DIRECTIVAS DE SALVAGUARDIA.-




                                                                                       94
* Considerar también medidas de aminorar la migración, y mayor estudio a la introducción
de sp. exóticas.
* Referente a la inversión de sistemas de riego es necesario considerar el
acompañamiento, tanto a nivel de ejecución como funcionamiento.
* Para toda ejecución de operaciones debería incluirse un Plan de Manejo Ambiental, que
en la gran mayoría es el cumplimiento de una buena ingeniería.
* Es muy bueno que el BANCO requiera evaluaciones de impacto ambiental y las medidas
para mitigar cualquier efecto adverso
* El BANCO consideraría indicar el no apoyo a proyectos donde se involucre el trabajo de
niños.

VII. EJECUCION Y CUMPLIMIENTO.-

Cabe mencionar y resaltar la Política del BANCO en el manejo del concepto Desarrollo
Sostenible INTEGRADO a la Economía Rural en la perspectiva multidimensional y
territorial, considerando la realidad local e involucrando a los actores principales en el
Desarrollo Rural Sostenible.

Es importante la dinámica que plantea al BANCO al darse tiempo para evaluar en forma
regular la ejecución de su cartera de proyectos de desarrollo rural con la perspectiva de
verificar el logro de sus objetivos.


CASO DE ESTUDIO.-
El norte de Bolivia se hallaba cubierto por bosques altos, presencia forestal de interés
económico, refugio de vida silvestre, recursos genéticos, cuencas hidrográficas,
humedales, ecosistemas naturales, valores de interés científico, histórico, económico y
social entre otros. Al entrar en este nuevo siglo se ve con sorpresa que grandes
extensiones de la amazonia en Bolivia es deforestado con tala indiscriminada y una quema
abusiva, el hábitat esta en grave peligro, tierra ecológicamente frágil sin cobertura, es
trasformada y habilitada para el pastoreo.
Con el concepto de que por una cabeza de ganado se tiene derecho a 5 hectáreas de
tierra, en esta lógica se esta destruyendo la reserva y el recurso del mundo Existen Leyes
que protege referente a Tierra y Biodiversidad para el cumplimiento y regularización, pero
en muchos casos desconocida e incumplida.

CONSIDERACION.-

Los Andes como generador de vida y el Amazonas como pulmón del mundo, son el BANCO
de recursos naturales y renovables, su uso y gestión sostenible son patrimonio del Mundo,
se requiere que instituciones como El BANCO y otros, den su mayor esfuerzo y
compromiso para la protección y buen uso de estas áreas geográficas, en coordinación
con los gobiernos locales, organizaciones civiles, y actores locales.

La inversión en estas zonas tendría que tener un Plan Ambiental, el monitoreo la
supervisión y el acompañamientos de instituciones como Universidades, Fundaciones y
ONG creíbles y transparentes.




                                                                                       95
El desarrollo rural sostenible y sustentable será una prioridad estratégica regional para el
BANCO.




                                                                                         96
Jimena Rojas

Agradezco la invitación del BID para participar en la Consulta Regional sobre su nueva
política de desarrollo rural.
Luego de revisar el interesante documento de propuesta, considero que en términos
generales aborda de manera adecuada e integral, aspectos fundamentales para responder
a la situación que enfrentan las sociedades rurales.

Algunas sugerencias:

   -   en el punto III. Definiciones, habría que analizar la posibilidad de incluir entre las
       intervenciones del Banco el tema de los "encadenamientos productivos" que se
       están trabajando en todos los países y abren nuevas opciones para las/os
       productores rurales. - el artículo
   -   Segundo del punto V. Principios operativos necesita ser aclarado pues no se
       comprende muy bien el sentido. - el paradigma de la interculturalidad y la
       consideración del contexto sociocultural para la definición de programas y
       proyectos puede enriquecer la pertinencia y la convocatoria de los mismos y,
       favorecer operativamente la participación de las/os actores. - en esa línea, en el
       punto III inciso (v) Desarrollo local y municipal, se podría incluir articulación y
       desarrollo comunal, haciendo referencia a las comunidades indígenas que viven en
       zonas rurales, cuya producción está dirigida principalmente al mercado local y
       nacional.
    -
Espero que estos breves comentarios les sirvan, lamentablemente el tiempo y el exceso de
trabajo no me permiten un análisis mas profundo.




                                                                                          97
Gerardo Romero

Adjunto algunos comentarios con relación a la Política de Desarrollo Rural enviada por
usted:

1. En general es una Política que involucra a todos los actores del entorno rural y,
asimismo, considera los componentes básicos de un enfoque de Seguridad de Medios de
Vida.

2. Tal vez, tengan que tomar en cuenta que en poblaciones muy pobres y con una
situación social y política, tan delicada como la de Bolivia, el Principio primero del
documento (pag3) condiciona su favorecimiento a países con una estabilidad
macroeconómica lo cual se convierte en una condicionante muy fuerte para Bolivia, donde
el desarrollo de muchas Áreas rurales no tiene relación con la situación macro económica,
pero si sus poblaciones que viven allá¡, tienen el derecho a ser atendida por el Gobierno.
Se deberán considerar estas situaciones de pobreza, incluyendo como elegibles a aquellos
que están en camino a una estabilidad macro económica.

3. Me parece que no hay nada en esta política sobre protección de bio comercio. Sería
interesante que se incluya como protección a la riqueza biológica, que existe en
abundancia en los países más pobres y que contrariamente tienen muy poco control de la
erosión genética.

4. Otros aspectos como: Conocimientos y obligaciones en base a un mayor conocimiento
de las leyes, Responsabilidades compartidas con sociedades coorporativas, con gobiernos
locales y con otros actores de la sociedad civil, deberán tocarse en forma más expresa en
esta política.

5.Me pregunto como se podrá¡ equilibrar , en esta política de desarrollo rural, la balanza
entre Derechos, Obligaciones y Oportunidades cuando esta será implementada sólo a
través de las diferentes instancias de los Gobiernos?




                                                                                       98
Brasil

Eliseu Alves


         General comments

       The document is well written. The ideas are carefully developed, and I did not find
any logical inconsistencies.

       On purpose I believe, the document offers a broad coverage to take into account
the diversity of the region from the point of view of social economic development and
environment. It escapes the worn out controversies that are connected with family farm
and agrarian reform, and one should applaud it for this reason also.

        Priorities were not spelled out. I imagine that, in a second step, they will be dealt
with when practical matters come to the table. For instance, what are the priorities for
Bolivia?

         Specifics comments

         Science and technology

        The international centers are very important for the great majority of the countries
of the region. They are important for the following reasons:

         1. To develop technology that won’t be generated by the great majority of the
            countries, because they lack capacity.

         2. To help research institutional building. On two counts: organizational matters
            and research projects formulation and implementation.

                In my opinion the document should spell out the Bank position on this very
         important matter. To talk of agriculture modernization or transformation neglecting
         the support to the International Centers of the region is equivalent to ignore the
         needs of the NAR’s, and how important are the International Centers for their
         development.

         Dynamic of agriculture

       One of the hypotheses that fundaments the document is that agricultural
development should avoid the worsening of income distribution in agriculture. It is a great
utopia! Who could be against it!

         1. The history of the countries that succeeded in transforming agriculture tells us
            that, at end of the process, agriculture is based of science and employs a small
            number of workers. Most of the agricultural population migrates into the cities.
            Is this evitable in the context of the transformation of agriculture?



                                                                                          99
2. The transformation generates a large number of work places in the industry
   that processes the production and fabricates modern inputs, mainly in the
   cities;

3. And this type of developments spills over other urban sectors. The overall
   benefit exceeds by a large margin the cost of the inevitable displacement of the
   population.

        There is an explanation for the historic development. At one end, modern
technology is so powerful to increase the volume of production that the prices of
agricultural products go down to a level where the farmer income becomes
inadequate to fulfill the family aspirations, and many of them leave the rural areas.
At the other end, machinery and equipment are a very important component of
modern technology; clearly labor laws increase the demand for them even further.
Unfortunately, this type of technology is powerful to displace labor. So farmers are
directly displaced by mechanical technology, and indirectly by market.

       Clearly, there are economic policies that mitigate the negative effects of the
modernization. Among them are the export and the policies that distribute food to
the poor. These policies should be an integral part of the transformation policies.

        But the purpose of the comments is not to deepen the analysis of the
policies, but to extract some lessons.

       1. The idea that modernization of agriculture will encompass all
          “campezinos” is false. This is not to be taken that the policies should not
          give equal rights to every body;

       2. Some groups of farmers may be far beyond the power of agricultural
          technologies to bring them into citizenship, and then they require
          special policies. In the bank document I did not see any mention to this
          point. And further, we need to learn how to identify and measure their
          size;

       3. And there is the group of farmers with much higher potential to respond
          to economic policies. Why one should not have especial policies for this
          group? How many are they? The group will have a great impact on
          exports and contribute to the growth of the urban sectors. Their impact
          on overall economic growth cannot be sub estimated. As consequence
          of the development, the treasury will have more resources to deal with
          the poor groups. It is necessary to put aside the hat of ideological
          thoughts and to analyze how great the benefits are compared with the
          transitory worsening of the income distribution. Even further, how the
          income distribution effect can be mitigated?

Extension services




                                                                                 100
       I emphasize three points to give equal rights to every farmer:

       (a). Free of private cost technology to farmers, specially to the small ones. This
requires public research and especial arrangements with the private research;

       (b). Modern technology is demanding on capital. The majority of the farmers do
not have resource of their own to finance the acquisition of the capital that goes together
with modern technology. Competent rural credit institutions, private or public, are to be in
place.

       (c). Access to knowledge and technology. A good extension service is required.
Two facts: the public extension services of the region are in bad shape. Can they be
reformed? Presumably not. Hence, one should look for other models. The French model
should be studied.

       (d). In Brazil, private extension emergence is the most important event of the last
ten years. There are several models in place. The bank should consider the possibility to
finance private extension for the family farmers of the region, or to develop a model for
them along the lines of the private extension.




                                                                                        101
Carlos Américo Basco


"El documento del Banco Interamericano de Desarrollo es claro y completo en el sentido
de abarcar prácticamente todos los temas asociados al desarrollo rural sostenible. Esta
visión tiene la ventaja de dejar al Banco con cartera de proyectos que no tiene en la
práctica restricción conceptual relativa al desarrollo rural. Sin embargo, deja a los
usuarios del crédito con la duda de la conveniencia de elaborar perfiles de proyectos que a
pesar que coinciden con la política del Banco, pueden no corresponder a las prioridades y
estrategias del momento en los países.

Cabe destacar que el documento de política tiene la característica de, en Brasil,
contemplar todas las políticas oficiales actuales que fueron creadas para el área rural. En
otras palabras, cualquier iniciativa pública o privada que se enmarque en las políticas
nacionales, puede ser contemplada como objeto de acción para un posible financiamiento
del BID.

Esta situación se complementa con las iniciativas oficiales de incentivar las asociaciones
público-privadas que sí necesitan de financiamiento externo, cuando se trata de fortalecer
ciertos sectores institucionales responsables por la solución de diversos problemas
prioritarios. Esta asociación es muy importante en los días actuales considerando las
tradicionales debilidades del sector público para atacar problemas en forma rápida y
eficiente. Adicionalmente, el sector público carece de recursos suficientes para financiar
este tipo de acciones conjuntas, razón por la cual un financiamiento a la forma asociativa
público-privada, adquiere una gran relevancia.

En ese respecto, cabe mencionar que las debilidades institucionales relativas al área rural
van un poco más allá del concepto clásico de desarrollo rural y abarcan campos que son
de absoluta prioridad para los gobiernos como son la sanidad agropecuaria, la innovación
tecnológica y otros temas similares.

Por ello sería muy importante incorporar entre las políticas del Banco, la participación
público-privada en temas de: investigación, innovación tecnológica, provisión de servicios
sanitarios, implementación de campañas sanitarias, etc.

Hoy en día, los estados de la región se encuentran al límite de su capacidad de
endeudamiento y de incapacidad de gestión de recursos humanos. Por lo tanto, la
participación del sector privado va a ser una de las alternativas de solución."




                                                                                       102
Walter Belik

A nova estratégia de atuação do BID proposta no documento apresenta uma série de
inovações em relação a anterior e em relação às outras agências de desenvolvimento em
atuação na região. Observa-se que a política proposta passa a incorporar novos conceitos
que não se faziam presentes em documentos anteriores. As principais alterações
observadas são positivas e permitem aproximar o banco dos problemas observados no
continente nesse início de século, mas, ao mesmo tempo, deixam algumas dúvidas com
relação a possíveis problemas de interpretação que possam levar a eventuais recuos no
sentido de promover maior equidade entre os produtores rurais.
Nesse sentido podemos destacar os seguintes pontos:

O conceito de desenvolvimento. Em documentos anteriores o BID já havia adotado a linha
de apoiar um desenvolvimento que fosse multisetorial, executado de forma
descentralizada e com o reconhecimento da importância dos setores não agropecuários
para a redução da pobreza rural. A essas definições, o documento de fevereiro de 2005
acrescenta a necessidade que a transformação produtiva visando melhorar o nível de vida
(combater a pobreza) que se daria pela maior competitividade e conseqüentemente
através da inserção dessas atividades nos mercados internacionais. Como princípio
operativo, o banco pretende atuar junto a todo tipo, categoria e tamanho de empresário
rural “desenvolvendo estratégias diferenciadas segundo a sua capacidade de competir”.

Como se observa, o pressuposto da busca de competitividade e inserção de produtos de
atividades rurais nos mercados internacionais pode trazer um recuo por parte do BID no
apoio ás atividades da agricultura familiar, principalmente dos produtores mais pobres que
produzem para o seu autoconsumo e que, em muitos casos, fazem uso de programas de
microfinanças para a compra de bens de consumo.

O conceito de Institucionalidade. O reforço a institucionalidade e ao papel dos grupos
produtivos na elaboração das políticas é muito importante. Todavia, inúmeros trabalhos
têm demonstrado que a construção de uma nova institucionalidade é um processo lento e
com muitas idas e vindas. Muitas vezes a construção de comitês gestores, conselhos
consultivos, associações e cooperativas, quando feitas às pressas, de cima para baixo e
em resposta a demandas colocadas pelas agencias financiadoras podem provocar
resultados catastróficos.

A política de salvaguardas claramente definida representa uma enorme vantagem para os
operadores do banco que agora possuem diretrizes claras apontando caminhos para que
se possa denegar determinadas solicitações. Todavia, juntamente com a política de
salvaguardas, o BID deverá emitir documentos bastante detalhados sobre temas como,
por exemplo, “gestão de sistemas de rego”, “sustentabilidade de florestas”, “utilização de
insumos químicos na agricultura” entre outros. Essas referências oficiais sobre esses
diferentes temas permitirão que os pareceres emitidos pelo banco não sejam subjetivos.

Por último, vale destacar alguns outros pontos que necessitam de uma melhor definição:

O primeiro princípio operativo destaca a necessidade de privilegiar operações em países
onde haja uma “estabilidade macroeconômica básica”. Como se sabe, trata-se de um



                                                                                      103
conceito de difícil definição que pode ser tratado segundo uma ótica ortodoxa exigindo
sacrifícios desmesurados da população de baixa renda ou, alternativamente, pode ser
visto com através de indicadores demonstrem a vitalidade da sociedade e a redução
paulatina da vulnerabilidade de externa mercados.

Outro ponto importante que merece um melhor aprofundamento é quando se destaca a
necessidade de reforçar-se a atuação dos grupos beneficiários nos mercados de terra,
água e ativos financeiros. Nesse sentido vale lembrar que a constituição de mercados de
terras é muito mais complexa que a regulação do mercado financeiro ou da água, que
constitucionalmente é considerada um bem público. A regulação dos mercados de terras
passa por incentivos também ao reaparelhamento do sistema judiciário, das estatísticas de
produtividade, cadastros e uma série de outras ações de grande complexidade.

As observações acima vêm no sentido de contribuir para o aperfeiçoamento do documento
do BID reforçando os aspectos já mencionados de coerência e continuidade.




                                                                                     104
José Eli da Veiga

Deixando de lado a compreensível generalidade que envolve esse tipo de documento, com
pretensões amplas resumidas em sete páginas, chama atenção a ausência de uma
verdadeira “estratégia” a sustentar o conjunto de considerações e proposições nele
contidas. Por certo há uma incorporação das dimensões territorial, institucional e
ambiental, mas isso se dá mais “por adição” (usando um paralelo com a tese) ao léxico
dos formuladores das políticas ou, no limite, como identificação de instâncias a serem, de
alguma maneira, envolvidas ou mobilizadas com as orientações enunciadas.

 O melhor exemplo disso está no fato de que a primeira menção explícita a uma
´estratégia territorial´ só aparece na última página (!), no item ´Ejecución y
cumplimiento´; e aparece como “enfoque de aplicação”, não como “estratégia”. Disso
resulta uma disjunção importante: na ´ejecución´ tenta se aplicar um viés territorial, mas
nas considerações, nos instrumentos e nas orientações enunciadas o viés é claramente
produtivista e setorial (seria possível citar exemplos em quase todas as partes do texto,
sobretudo nos ´objetivos´). Da mesma forma o ´problema institucional´ aparece somente
de maneira dispersa, com menções pontuadas ao longo do texto.

O documento não expressa uma interpretação dos problemas relevantes para a promoção
do desenvolvimento dos espaços rurais e parece não apreender os ensinamentos trazidos
com a volução recente dos estudos que vêm dando relevo à idéia de desenvolvimento
territorial. A consequência é a proposição de diretrizes com alguma abertura para novas
instituições, coerentes com esse novo quadro de referências, mas sem uma estratégia
coerente a sustentá-la nem mecanismos que posma favorecer sua criação.




                                                                                      105
Edson Diogo

Considerações sobre o documento “Perfil avanzado: política de desarrollo rural”, do Banco
Interamericano de Desarrollo, de fevereiro de 2005.

Opiniões e Recomendações

a) Coerência
Um dos problemas que o documento evidencia é a dissociação entre a política de
desenvolvimento rural e a política de meio ambiente do BID. No documento faz-se
menção de que a política de meio ambiente estaria em preparação. Para que a política de
desenvolvimento rural seja efetivamente sustentável em suas múltiplas dimensões a
questão da gestão ambiental tem que ser a base para o planejamento das ações de
desenvolvimento. Na definição das atividades produtivas é necessário considerar como
premissa a questão do uso sustentável dos recursos naturais. A promoção de um modelo
de desenvolvimento rural, que não considerava a priori o meio ambiente, baseado nos
princípios da revolução verde levou a graves problemas de exclusão social e degradação
dos recursos naturais.

b) Experiências
A política de desenvolvimento Rural deve considerar as experiências de desenvolvimento
territorial da qualidade de produtos tradicionais obtida a partir de programas de
desenvolvimento local. O Brasil é rico em exemplos dessa natureza seja na região sul seja
em áreas pobres do nordeste semi-árido. Estas experiências tem como matéria
fundamental uma extensa rede de relações e articulações entre os atores sociais dos
territórios. A ênfase na perspectiva territorial do desenvolvimento tem sido adotada por
organizações não governamentais e pelo governo brasileiro nos programas de Assistência
Técnica e Extensão Rural e de Reforma Agrária.

c) Potencial de Impacto
Da forma como esta sendo proposta (“...as iniciativas apoiadas pelo Banco deverão
considerar todas as categorias e tamanhos de empresários rurais...”) a política tenderá a
fortalecer apenas a agricultura empresarial ou dos grandes produtores já beneficiada por
outras políticas de desenvolvimento, com prejuízos para os pequenos produtores,
agricultores familiares e assentados da reforma agrária que na maioria das vezes
encontram-se descapitalizados ou não tem as garantias exigidas para a obtenção de
empréstimos. Não se pode dar tratamento igualitário para produtores que são
estruturalmente diferentes. Ou a política se direciona para uns ou para os demais. Para
que o BID alcance efetividade na sua política com redução das desigualdades sociais e
com uso sustentável dos recursos naturais precisa direcionar sua política para o segmento
da agricultura familiar. Isto se aplica tanto para as atividades agrícolas como para as não
agrícolas. O exemplo do Programa de Fortalecimento da Agricultura Familiar (PRONAF) no
Brasil é um exemplo do acerto dessa opção.

d) Aspecto Positivo
O aspecto mais positivo da proposta é pretender construir uma política de
desenvolvimento rural numa perspectiva multidimensional. A partir dessa premissa é
possível pensar efetivamente um novo enfoque para o desenvolvimento rural que seja



                                                                                       106
sustentável. No entanto, essas múltiplas dimensões precisam ser claramente definidas
priorizando as questões sociais e ambientais do desenvolvimento. Uma proposta que gire
em torno do aumento da produtividade e de indicadores econômicos não terá nada de
nova.

e)Debilidades
A principal debilidade da política é não explicitar que o processo de desenvolvimento
acontecerá de forma sustentável no momento em que as populações das áreas rurais
dispuserem dos meios e da capacidade de gerencia-los em seu próprio benefício. Em
outras palavras o nível de vida da população rural se elevará a partir de processos de
participação e mobilização local de seus recursos. Nesse sentido o BID pode desempenhar
o papel de através de sua política de desenvolvimento rural fomentar essas iniciativas
locais de desenvolvimento territorial.

   e) Lacunas

Um aspecto que não foi considerado foi o de como construir um novo enfoque para o
desenvolvimento rural. Fica clara a omissão do documento em tratar dos pressupostos
que deram origem ao modelo da revolução verde. Dessa forma se pretende formular um
novo sem alterar as premissas que sustentaram o velho que não deu certo. Para adotar
uma perspectiva multidimensional e territorial, como propõe o documento, é necessária a
adoção de novos enfoques metodológicos participativos e de um paradigma tecnológico
baseado em princípios agroecológicos. O modelo da revolução verde já deu mostras que
pode promover a elevação da produção e da produtividade, no entanto, o custo social,
energético e de recursos naturais que esse modelo impõe continuam não sendo valorados.
Esse modelo é insustentável. Portanto, se o objetivo da política é a sustentabilidade ela
precisa considerar princípios agroecológicos no manejo do meio ambiente de forma geral e
particularmente dos agroecossistemas, onde o conhecimento tradicional muitas vezes já
desenvolveu técnicas sustentáveis de produção. A sinalização clara dessa opção fará com
que a política possa influenciar instituições públicas e privadas a desenvolverem para cada
situação particular técnicas e sistemas de produção adaptados às características culturais,
ecológicas e paisagísticas dos territórios com possibilidades concretas de, se adotados,
promoverem um desenvolvimento sustentável.




                                                                                       107
Cordula Eckert

Quanto ao documento, gostaria de levantar os seguintes aspectos:

a) É colocado como primeiro objetivo da estratégia de Desenvolvimento Rural do Banco
para 2005: "Promover a transformação produtiva da economia rural...e suas inserções nos
mercados internacionais...."

Entendo que a inserção internacional é uma perpsectiva estratégica necessária e
fundamental para qualquer nação. Todavia, não a considero como única estratégia para o
desenvolvimento rural, porque não são todos os agricultores que vão ter acesso e perfil
para esse mercado. Ele é excludente, em função do tipo de produto, da escala, da
qualidade do produto e de custo. Com esse pressuposto, pergunta-se qual a estratégia
que o BID propõem para os demais agricultores, os excluídos, cujo perfil não os permite
acessar o mercado internacional?

Por que o BID não inclui como estratégia a perpectiva da inserção em mercados nacionais,
regionais e locais? Entendo que uma estratégia de substituição de importações (seja a
nível local, regional e nacional) seja uma alternativa para o desenvolvimento de diversos
segmentos e tipos de agricultores, desde os agricultores familiares com menor capacidade
de renda até os de maior capacidade e perfil empresarial. Cita-se, como exemplo, os
agricultores familiares da serra gaúcha (do estado do Rio Grande do Sul/Brasil) que vem
desenvolvendo e valorizando produtos regionais, ocupando espaços em mercados locais e
regionais e atingindo um nível de estabilidade econômica e social. Não chegam a assumir
características de um "agronegócio", mantendo as características de uma exploração
familiar, consolidada, reforçando processos de inclusão social.


a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

Considero que a estratégia proposta no documento pelo BID está muito centrada para
uma agricultura empresarial, privilegiando como meta o "incrementar las rentas la
competitividad y la riqueza."
Considero que hoje já há muita experiência acumulada com trabalhos sobre agricultura
familiar, demonstrando a importância social e econômica desse segmento, bem como a
necessidade de adoção de estratégias diversas da agricultura empresarial. A impressão
que dá é que o documento do BID contém um referencial evolucionista, como se fosse
possível e necessário que todos os agricultores tenham como meta e estratégia tornar-se
um agricultor empresarial.

Até está dito no documento que o Banco considerará "estrategias diferenciadas em
funcion de su capacidad de competir", porém não deixando claro que estratégias são
essas. Por que a estratégia do BID tem que ser "la transformación de la estructura y


                                                                                     108
capacidad productiva de sus economías rurales"? Pensando na agricultura familiar, sua
importância econômica e social, não seria políticamente correto falar-se em ampliar e
reforçar a estrutura produtiva dos agricultores?


c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.
Em termos de impacto, entendo que o proposto no documento do BID reforça uma
camada de agricultores com perfil mais competitivo, dedicados a certos tipos de produtos
com maior capacidade de penetração no mercado internacional (e por isso mais
competitivos), mas com características de um desenvolvimento rural excludente.


d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

Um aspecto interessante no documento do BID é a preocupação com o uso de recursos
naturais e a proposta de investimento em capital físico, humano, civil e social dos território
rurais. Não fica muito clara a estratágia a ser adotada pelo BID espcialmente no que se
refere ao segundo aspecto.

Quanto á questão ambiental, o BID salienta o apoio a uma gestão florestal sustentável e
se propõe a promover a proteção ambiental e o uso e gestão sustentável dos recursos
naturais renováveis, o que considero muito positivo. Pergunto se também não seria
interessante e necessário vincular o financiamento de projetos à adoção obrigatória de
medidas de gestão ambiental nos estabelecimentos financiados, tendo como pressuposto
a unidade produtiva como um agroecossistema?

Outro aspecto positivo é a preocupação com o uso de tecnologias limpas e a preocupação
com o uso de produtos químicos. Mas, por que não dar mais ênfase no investimento em
projetos que se proponham a adotar uma produção com base em princípios
agroecológicos? Considero positivo incoporar como beneficiários grupos vulneráveis.


e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

Chama a atenção que o Banco coloca como primeiro princípio orientador de sua ação a
operação "en aquellos países donde exista una estabilidad macoreconómica básica...".
Pergunto se não são justamente esses países os que apresentam maior carência e maior
necessidade de apoio para seu desenvolvimento?.


f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.




                                                                                          109
O documento não apresenta uma política específica e adequada para a agricultura
familiar. Considero que o projeto deveria dar mais importância a uma proposta de
beneficiamento e industrialização da produção agrícola, (considerando diferentes escalas),
visto ser fundamental a agregação de valor, seja a nível micro para os agricultores
familiares, seja em nível macro para os países em desenvolvimento.

No final da página 3, o documento diz: "...las operaciones del Banco pueden centrarse en
apoyar la transición hacia actividades de mayor productividad, a fin de aliviar la pobreza y
reducir las fuertes desigualdades".
As observações são as seguintes:1 - Na frase pode estar embutido um viés autoritário do
Banco ao decidir por financiar atividades que apresentem maior produtividade, sem
necessariamente considerar a racionalidade do agricultor;

2 - Na avaliação de produtividades, propõem-se que a mesma não deveria ser feita por
produtos isolados, mas sim considerando uma visão sistêmica e a racionalidade das
diversas atividades em termos do sistema de produção adotado pelo agricultor;

3 - Na avalição de uma produção com base em princípios da agroecologia é insuficiente
uma avaliação da produtividade, considerando-se tão somente a questão da renda e custo
por safra. É importante a adoção de uma visão sistêmica que incorpore, além da
produtividade e renda, outros indicadores que permitam avaliar, a curto e médio prazo,
os efeitos das diversas atividades em termos de recuperação e conversação dos solos (ao
longo dos anos) e a capacidade de contribuir para o controle de pragas e doenças,
eliminando ou diminuindo a necessidade do uso de outros insumos para esse fim.




                                                                                        110
Lauro Foschiera

Inicialmente quero agradecer a oportunidade e informar que não segui o roteiro sugerido
na consultas, pelo que peço desculpas..

Comentário inicial – o desenvolvimento rural no Brasil tem deixado imagem de destruição
dos recursos naturais (destruição da mata, erosão/esgotamento do solo contaminação das
águas, destruição/redução da biodiversidade...) mas, houve crescimento econômico. Este
crescimento econômico não alterou as desigualdades internas, mantendo o país na
condição de campeão das desigualdades entre ricos e pobres. Portanto, o indicador do
desenvolvimento econômico como principal (e às vezes único indicador) dos planos e
projetos, nos parece ser uma política muito simples que não permite atingir os objetivos
pretendidos.

No item objetivos – Promoviendo la transformación...y su inserción em los mercados
internacionales... – esta inserção não é suficiente para garantir as condições de
desenvolvimento sustentável, eqüitativo e viável. Uma proposta parece ser mais sólida se
está primeiramente voltada para o auto – abastecimento e concomitantemente com
abastecimento local regional e com o internacional.

Nos princípios operativos – projetos de qualquer setor devem respeitar as normas de
legislação ambiental e cumprir com as exigências legais. Temos muitos exemplos de
projetos de geração de renda e de empregos que não respeitaram as normas ambientais
e, exigir estas condicionantes para a aprovação dos projetos parece ser uma medida
educativa para o desenvolvimento cada vez mais sustentável.

Nas diretivas de salvaguardia – terceiro: quando el banco apoye inversiones em sistemas
de riego de mediana o gran escala, promover´la participacion de los usuários... – a
participação da sociedade deve ser estimulada em todos os planos/projetos como
processo educativo de fortalecer os conselhos e instâncias responsáveis (como
promotorias especializadas....). Quando escolhemos governantes estamos optando entre
aqueles que nos parecem mais coerentes para desempenhar o mandato, mas não damos
a eles o poder de representar nossos pensamentos, sonhos...e de realizarem o que
querem...Consideramos importante que os projetos fortaleçam a participação, que por sua
vez exigem organizações sociais cada vez mais representativas e atuantes.




                                                                                    111
Arianne Janer

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos,desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

The document reflects most of the opportunities, objectives etc of ruralsocieties in Brazil.
However, I would have liked to see more emphasis on the importance of sustainable
development, integration and diversity of agricultures (so there is no margin for error of
interpretation). For example :

Objetivos
Promoviendo la transformacion productiva E SUSTENTÁVEL de la economia rural
...
Principios operativos
Porque proteción ambiental e el gestión sostenible solamente aparecem no Artigo
Undécimo, deberia ser el segundo !

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

Again the document reflects the problems in Brazil, but I would like to stress a few things
:

1. In Brazil large scale agriculture, is efficient and internationally competitive if looked at
from a short term perspective, but could mean major enviromental costs through
inefficient use of water and soil and depredation of the Amazon in the future.

2. The "Movimento sem Terra" movement is also inefficient as in most cases they do not
think further than grabbing so called "improductive" land, but have not proved to have a
good production model.

3. There is no specific mention of organic agri/mariculture.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

The test of the "politica" is in the execution. Key to that is that program officers will be
able to have the knowledge and foresight to separate short term efficiency from long term
sustainability.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.




                                                                                           112
The principal strengths of the policy is the recognition of the importance sustainable
development.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.
f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.


I think the policy should integrate/emphasize the concepts of sustainable development
better (see a).
Also I think there is a need for education and dissemination of best practices, including
organic /permaculure methods. The policy also does not address transgenics.
I hope this has been of help

Best Regards
Ariane Janér
www.ecobrasil.org.br
www.pcts.org.br
www.sustainabletourismbrazil.org




                                                                                      113
Polan Lacki

Aceptando su gentil invitación deseo manifestarle lo siguiente:

Inicialmente considero muy saludable la iniciativa de consultar personas ajenas al BID e
incorporar sus contribuciones a la Estrategia para el Desarrollo Rural y una Política de
desarrollo Rural.

Luego de analizar el contenido del Perfil Avanzado de la Política de Desarrollo Rural del
BID emito las siguientes opiniones y sugerencias:

1. El borrador propone una estrategia de desarrollo rural sin advertir que, antes de ello, es
necesario e imprescindible lograr un eficiente desarrollo agrícola. Personalmente opino que
es muy difícil, por no decir imposible, promover un desarrollo rural sostenible sin tener
previamente una agricultura muy eficiente en los distintos eslabones del negocio agrícola.
Los ingresos de la gran mayoría de los habitantes rurales, aún siguen dependiendo,
directa
o indirectamente, de las actividades agrícolas y ganaderas; si estas no son eficientes y
generadoras de recursos, sencillamente no habrá desarrollo rural sostenible ( y mucho
menos con equidad ), por la sencilla razón que no existirán recursos suficientes para
financiarlo.

2. El texto no otorga la debida importancia y prioridad al rol, extraordinariamente
importante y decisivo, que deberían jugar las actividades de formación y capacitación de
recursos humanos, como un pre-requisito para asegurar el éxito de los proyectos del BID.
En América Latina ya tenemos suficientes evidencias de que la principal causa de los
fracasos de los proyectos de desarrollo rural es la inadecuada formación y capacitación de
los agricultores, de sus empleados y de las familias de ambos.

3.El borrador no destaca la importancia y no prevé acciones destinadas a
estimular/ofrecer oportunidades concretas para que los propios afectados por           el
subdesarrollo rural asuman una creciente responsabilidad en la corrección de sus propias
ineficiencias y, por ende, en la solución de sus propios problemas. Nuestros debilitados,
desfinanciados y endeudados gobiernos, definitivamente, no están en condiciones de
solucionar todos los problemas de todos los pobres rurales, siempre. Es necesario
EMANCIPARLOS del paternalismo estatal; y para ello se requiere porporcionarles las
competencias ( conocimientos, aptitudes, actitudes y valores ) para que ellos mismos
quieran, sepan y puedan asumir una creciente
responablidad en la solución de sus problemas

4.En el Capitulo V-Principios operativos, al describir los once "principios orientadores de la
acción del Banco" el borrador contiene desgloces en los principios operativos décimo (
grestión forestal sostenible) y undécimo ( protección ambiental ).A propósito, pregunto, si
no seria posible y conveniente hacer desgloses similares en algunos de los otros nueve
principios?
En relación a los temas específicos punto 2. alineas a, b, c, d ,e y f opino lo siguiente:
    a) La coherencia entre ........ Creo que hace falta proponer una estrategia destinada a
        EMANCIPAR del paternalismo estatal, a los afectados por la pobreza rural.



                                                                                          114
   Reiteradas experiencias están demostrando que dicha emancipación depende
   muchísimo más de conocimientos adecuados que de recursos abundantes o de
   gobiernos generosos. En mi opinión la estrategia del BID debería otorgar
   absoluta/mayor prioridad al mejoramiento de la calidad del sistema de educación
   rural ( escuelas fundamentales rurales, escuelas agrotécnicas, facultades de
   ciencias agrarias y servicios de extensión rural ).Es allá que están las causas de las
   causas de nuestro subdesarrollo rural; consecuentemente allá deberán ser
   eliminadas. Los pobres rurales son pobres, principalmente, porque NO SABEN y no
   tanto porque NO TIENEN.

b)-El grado que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge................El
texto ignora algunos hechos extraordinariamente importantes que ocurrieron y siguen
ocurriendo en la región, como por ejemplo: -----En un período de aproximadamente
diez años, Brasil y Argentina duplicaron sus producciones de granos, sin que en dicho
lapso de tiempo hubiese importantes cambios en sus políticas agrícolas nacionales ni
en las orientaciones de los organismos internacionales ( FMI, BM, OMC, etc ).Dichas
duplicaciones se debieron mucho más al empuje de agricultores innovadores y
empreendedores que a políticas nacionales o internacionales de estímulo a la
producción agrícola.
-----El extraordinario éxito que los agricultores argentinos, brasileños y paraguayos (
gracias a sus propias iniciativas y no a los de sus respectivos gobiernos ) obtuvieron
con la adopción de la labranza cero/siembra directa. Ellos hicieron esta verdadera
revolución agrícola, sin sofisticados proyectos oficiales de desarrollo agrícola, sin
subsidios, sin proteccionismo; en fin, sin Estado.
----El éxito en la verticalización/industrialización del negocio agrícola logrado por las
cooperativas agrícolas del sur de Brasil
----América Latina posee muchos otros ejemplos de éxitos que ocurrieron con mínima
intervención de ayudas internacionales o de sus respectivos gobiernos, como por
ejemplo: la salmonicultura de Chile, en pocos años Brasil se ha convertido en el más
importante exportador mundial de jugo de naranja, azucar, carne vacuna y de pollos,
la avicultura industrial en todos los paises de la región, la floricultura de Colombia, la
producción de camarones y flores en Ecuador, la muy exitosa ocupación ( privada ) de
la frontera agrícola de Brasil, especialmente en los estados de Paraná, Mato Grosso do
Sul, Mato Grosso y Goiás. En contraposición, donde los gobiernos intervinieron con
más fuerza es adonde se concentran los más salientes ejemplos de derroche de
recuros y de fracasos, como por ejemplo, los proyectos oficiales de riego, colonización
y reforma agraria. En muchos de ellos los gobiernos, después de 40 o 50 años, siguen
concediéndoles ayudas paternalistas pués la intervención publica no fué capaz de
emanciparlos. Estos extraordinarios sucessos, y tantos otros más que podrian ser
mencionados, sugieren que las estrategias de desarrollo rural deberian ser mucho más
emancipadoras de dependencias, que perpetuadoras de ellas. Sugiero que el BID
oriente/estimule a los gobiernos para que se inspiren en los ejemplos exitosos y no en
los fracasados; que copien de quienes están solucionando los problemas y no de
quienes estan causándolos; que aprendan con los mejores y no con los peores.

c)-El potencial de impacto del BID.........Creo sinceramente que si el BID ( y todos los
demás organismos multilaterales y bilaterales de cooperación ) sigue apoyando y
financiando proyectos paternalistas de desarrollo rural estará desperdiciando grande



                                                                                       115
   parte de sus recursos.Y en tal caso, los más afectados, como simpre, serán los pobres
   rurales.
   d)-Las principales fortalezas..................En mi opinión la principal fortaleza de esta
   propuesta del BID es la que está incluida en el séptimo principio operativo, es decir:
   promover la inclusión social y la reducción de las desigualdades, apoyar a los
   discapacitados, ancianos, enfermos crónicos, desempleados. Estos si, verdaderamente,
   necesitan de mucha ayuda del poder público.

e)- Las principales debilidades............Considero que la estrategia propuesta es muy
conservadora que seguirá gastando recursos en financiar actividades a través de
instrumentos y estrategias estatizantes y perennizadoras de dependencias .Me da la
sensación de que se está proponiendo seguir haciendo más de lo mismo.

f)- Los aspectos que no están adecuadamente incluidos........ Sugiero el BID se proponga
a agilizar, simplificar, desburocratizar y acelerar sus actuales procedimientos en la
elaboración, tramitación y ejecución de los proyectos. El mundo de hoy tiene mucho más
prisa que el mundo de ayer. Finalmente, aclaro que una estrategia de desarrollo rural,
emancipadora de dependencias externas y de vulnerabilidades a factores adversos, está
ampliamente descrita y técnicamente fundamentada en los textos incluidos en la sección
"Artículos" de la Página web http://www.polanlacki.com.br




                                                                                          116
Elisabeth Nogueira

Política de Desarrollo Rural del BID

O documento é interessante e parece bastante abrangente. O modo como está
encaminhada a proposta leva-nos a concluir que vai envolver e beneficiar Governos e
cidadãos, agricultura e capital financeiro. Parece ser o ideal para o Desenvolvimento Rural,
porém nem sempre o ideal é possível de ser realizado. Na atual conjuntura sabe-se que
os Recursos Financeiros têm sido cada vez mais escassos, portanto, a Priorização desses
deveria constar da Proposta para ficar mais completa e factível.

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos,desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

Existe coerência entre a proposta do BID e os objetivos, porém as oportunidades
oferecidas não poderão ser usufruídas por todos. Para que sejam alcançadas as metas
propostas há que se enfrentar sérios desafios diante da grande heterogeneidade dos
grupos a serem apoiados, principalmente quando se trata de América Latina e Brasil, em
espacial.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

Fica muito vago como se dará o apoio aos grupos mais vulneráveis e que tipos de
programas estão previstos nas diferentes regiões. As experiências bem sucedidas
deveriam estar listadas no documento para servirem de modelo aos novos contemplados.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

Como a política de desenvolvimento pretende reduzir inclusive a pobreza e a
desigualdade, fica evidente que serão grandes as restrições a serem enfrentadas por
alguns grupos mais vulneráveis já que irão competir até com grandes empresas; essas, na
América Latina e no Brasil, em particular, têm um poder de barganha muito maior,
conseguem se manter no mercado até com capital próprio, têm fôlego para enfrentar
concorrências internacionais e as conjunturas adversas tão típicas da agropecuária.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

Parece-nos que são 2 os maiores méritos da Proposta: a redução da pobreza e
desigualdade e o apoio à gestão sustentável das florestas e meio ambiente. Coisas que
foram esquecidas por muito tempo pela sociedade e pelos Governos.




                                                                                         117
e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

Trata-se de uma proposta muito ampla, pretenciosa e genérica, quando deveria focar em
pontos mais específicos de cada grupo de produtores, empresas e/ou setor interessado.
Em outras palavras, acaba por trazer apenas soluções parciais ao desenvolvimento rural.

 f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.

A política de desenvolvimento deve centrar esforços em programas específicos por grupo
ou categoria de empresários rurais. A proposta deveria apresentar uma lista de prioridades
de ação, dada a restrição de recursos, elaborando ainda um esquema de serviços
financeiros diferenciados, inclusive temporariamente subsidiados, para permitir o acesso
de pequenos produtores/empresários e/ou agricultores familiares como um importante
instrumento para a erradicação da pobreza e para facilitar a mobilização do
desenvolvimento e da inversão com conseqüente aumento da renda.




                                                                                      118
Nilton Pinho

Inicialmente, gostaria de agradecer o distinto convite para opinar sobre tema tão
relevante, ao mesmo tempo que me desculpo pela demora em encaminhar-lhes minhas
observações. Isso se deveu a minha absoluta falta de tempo para fazê-lo antes, pois,
como estamos enfrentando a maior estiagem dos últimos 50 anos aqui no Rio Grande do
Sul, tenho tido agendas diárias pelo interior do estado.

Entrando no objeto de análise propriamente dito, tenho a dizer que a proposta é
politicamente correta e evidentemente viável em sua implementação. Inclusive, como
participo da lista do Grupo Chorlavi, vejo que o documento em questão é absolutamente
coerente com as elaborações veículadas pelo Grupo.

As considerações adicionais que eu teria seriam as seguintes:

   1- Entendo que para todas a as atividades que envolvam processos produtivos, quer
      nos elos de produção, quer nos de transformação e comercialização devem
      contemplar a obrigatoriedade de assistencia técnica, que pode ser de livre escolha
      dos beneficiários, desde que tenha comprovada competência;

   2- Em relação as atividades econômicas podem ser incentivadas ações de infra
      estrutura de base territorial que permitam economias externas de escala aos
      beneficiários, sem contrapartida financeira para os beneficiários;


   3- Embora o documento fale da necessidade de empregar-se "boas práticas" no
      emprego de agroquímicos, creio que isso tem se mostrado pouco eficáz do ponto
      de vista da sustentabilidade ambiental e econômica, entendo que deveria se dar
      uma forte ênfase na transição agroecológica;

   4- .- -Quanto a gestão transparente, entendo que os projetos devem prever em que
      seu marco de referência, ou manual operativo, decorram de procesos de
      planejamento participativo nos territórios . Também entendo que as avaliações de
      seguimento e final devem ser feitas de forma participativa com os beneficiários.
      Esse aspecto é crucial e de difícil tratamento, pois as forças conservadoras
      conseguem rapidamente readequar o discurso, pdoduzir documentos convincentes,
      mas na prática continuam clientelistas e discricionárias.




                                                                                    119
Valdenor Pontes

Confirmo e recebimento do material relativo a Política de Desenvolvimento Rural proposto
pelo BID, e peço desculpas por não ter respondido antes, o que se deveu a motivo de
prolongadas viagens ao interior do Estado, onde raramente dispomos de Internet.

Registro a nossa satisfação em termos sido escolhido para ser consultado sobre a matéria,
embora reconheçamos que os nossos conhecimentos e nossas experiências são limitados
não nos permitindo ir além de modestos comentários, baseados nas experiências vividas
na CEPLAC (Comissão Executiva do Plano da Lavoura Cacaueira ) - órgão do governo
federal -, como Extensionista Rural, como parlamentar municipal e estadual, e como
gestor público, a nível municipal e estadual, também.

Sobre a nova proposta de Política de Desenvolvimento Rural proposta pelo BID, temos a
considerar o que segue:

   a. Consideramos que há coerência entre a Política proposta e as nossas reais
      situações socioeconômicas, sociopolíticas, e socioambientais, verificadas nas zonas
      rurais da Amazônia. Pois, deve-se levar em conta que é bastante significativa o
      efetivo populacional residente nas zonas rurais, em condições socioeconômicas e
      fisiográficas adversas, em situação de elevado grau de pobreza, decorrentes de
      políticas públicas equivocadas, implementadas no passado recente.

       As conseqüências decorrentes do estado de pobreza são as mais graves possíveis e
       ameaçadoras, como o uso de drogas químicas nas comunidades rurais, a
       prostituição infanto-juvenil, a fome, a desagregação familiar, e a mais cruel que é
       o êxodo rural.

       Por outro lado as oportunidades são as mais amplas e promissoras possíveis. Pois,
       mesmos com as carências setoriais reconhecidas, as nossas vantagens
       comparativas em termos de potencial de crescimento biológico vegetal, que se dá
       naturalmente em função das nossas condições climáticas, são bastantes superiores
       às demais regiões rurais, do Brasil e das regiões de clima temperado e frio.
       Faltando-nos competência e capacidade de combinar os fatores endógenos
       disponíveis.

       As restrições serão superadas à partir do momento em que as Políticas adotadas
       passem a considerar o potencial do etnoconhecimento aliado ao saber científico
       das academias. A exemplo do que vem fazendo no Amazonas a CEPLAC –Comissão
       Executiva do Plano da Lavoura Cacaueira, órgão da administração direta do
       Governo Federal, com a implantação de lavouras em Sistemas Agroflorestais
       (SAFs), em áreas anteriormente modificadas.


   b. A Política de Desenvolvimento Rural proposta pelo BID reconhece e responde
      em parte, as experiências que se tem aprendido na Amazônia. E grande parte
      dessas lições estão contidas no item “Princípios Operativos”.




                                                                                      120
        Algumas questões que não foram consideradas na proposta do BID, dizem respeito
        aos Arranjos Institucionais e sua Modelagem Jurídica para gestão de programas e
        projetos de desenvolvimento rural, às questões relativas a Organização dos
        Movimentos Sociais, e, a questão da Gestão Social.

   c. O potencial de impacto a ser provocado pelo BID será negativo, na medida em que
      os recursos públicos continuarem a ser administrados de forma autoritária e
      antidemocrática , sem a participação da sociedade rural que se pretende atingir.
      Essas estruturas anacrônicas têm cometido equívocos históricos, que resultaram
      em processos de concentração de renda, exclusão social, e elevado grau de
      pobreza no campo.

        Por outro lado, poderá ser altamente positivo na medida em que a gestão dos
        programas e projetos se realizarem de forma democrática e participativa,
        envolvendo todos os atores, públicos ou privados, no processo de construção das
        propostas de intervenção no meio rural. Desse modo espera-se diminuir os
        equívocos históicos na identificação dos fatores determinantes da baixa dinâmica
        econômica nas economias rurais, e o conseqüente empobrecimento das
        populações.

    d Os principais pontos positivos da política de Desenvolvimento Rural proposta pelo
      BID, a nosso juízo, estão contidos no item Princípios Operativos, no contexto dos
      Princípios Orientadores. Entretanto, reiteramos a necessidade de o Banco exigir,
      dos governos regionais ou locais, modelos de gestões que contemplem,
      efetivamente, planejamento participativo, administração transparente, e controle
      social das ações.

   e. A nosso juízo não fica muito claro, dentro da proposta do BID, quais serão os
      mecanismos de controle do Banco sobre os modelos de gestão e transparência
      administrativa, a serem adotados pelos governos regionais e locais.

        Entendemos que o componente governança deva ser uma variável absolutamente
        controlável, a fim de se constituir um fator impulsionador do processo, e não um
        fator de risco para a implementação das políticas de desenvolvimento rural.

   f.   As questões relativas a: Organização dos Movimentos Sociais, e a que trata da
        Gestão Social, também não receberam referências mais específicas ou
        contundentes dentro da proposta do Banco.

        Experiências recentes em implementação pelo Governo Brasileiro, através do
        Programa Nacional de Fortalecimento da Agricultura Familiar – PRONAF, no Estado
        do Amazonas, evidenciaram que a efetividade das ações no meio rural se
        concretizaram com eficiência e eficácia, nos locais onde se tem melhor grau de
        organização social e, onde o processo de gestão levou em conta a participação dos
        movimentos sociais.

Ademais, as lições aprendidas ao longo dos anos no exercício de agente de
desenvolvimento rural, na implantação do PROCACAU – Programa de Expansão da



                                                                                     121
Lavoura Cacaueira, em seis Estados da Amazônia brasileira ( Pará, Rondônia, Mato Grosso,
Acre, Maranhão e Goiás ); na academia durante o curso de Mestrado em Extensão Rural,
na Universidade Federal de Viçosa; como deputado estadual pelo Estado do Amazonas;
como gerente executivo do município de Parintins-AM, com cento e cinco mil habitantes; e
como secretário executivo do PRONAF no Estado do Amazonas, recentemente; nos
permite considerar que entre os principais fatores determinantes para o sucesso ou
insucesso de Políticas, Planos, Programas e Projetos, de Desenvolvimento Rural para a
Amazônia, estão os abaixo citados:

   a. O Arranjo Institucional dos executores dos Programas;
   b. O Capital Social Local; e
   c. A Organização dos Movimentos Sociais.

Finalizando, reiteramos nossos pedidos de desculpa pelo atraso, ao tempo que
apresentamos sentimentos de agradecimento e admiração.




                                                                                    122
Vera Schattan

He leído con atención el documento de Febrero de 2005 que presenta la propuesta de una
nueva estrategia para el Desarrollo Rural y una Política de Desarrollo Rural con el intuito
de responder a las cuestiones presentadas en la Consulta. Al final de la lectura no registre
ninguna contribución substantiva que podría añadir a la propuesta. Trata-se de la
definición de líneas para orientar la acción del Banco que son pertinentes con los debates
en el campo y que movilizan una visión de desarrollo que compartillo. Hay algunos puntos
que pueden suscitar polémica, pero no tengo alternativa a sugerir. Las direcciones
sugeridas en el área participación social, donde tengo más experiencia, son pertinentes y
dejan en abierto la definición de los procesos de consulta, participación y rendición de
cuentas, lo que es adecuado en este momento del proceso.




                                                                                        123
Fabiano Toni

   a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
      amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y
      el Caribe y de su país o sub-región en particular.

1) No se queda claro en los principios operativos (principio primero), si el objetivo ultimo
de la política es solamente promover las “actividades orientadas hacia la exportación”. En
principio, así parece. Sin embargo, adelante, se mencionan, aunque de manera
secundaria, “actividades dirigidas a reducir la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad”.
La énfasis en la estabilidad macroeconómica deja una impresión que lo más importante es
la agricultura de exportación, que seguramente es crucial para el desarrollo de casi todos
los países en la región, pero las recientes experiencias de países Latinoamericanos con
ajustes macroeconómicos puede dar a algunos una falsa impresión que se trata de más un
mecanismo de presión por ajustes. Creo que es importante ser más enfático con relación
al principio de acerca del principio de disminución de la desigualdad. En el séptimo
principio se aborda el tema, pero de manera un tanto vaga y ya apartada del primero
principio. Aquí se habla más en términos de grupos minoritarios. Hace falta ser más
incisivo acerca del apoyo a pequeños productores, a la agricultura de autoconsumo y
actividades extractivitas

2) Considerando el punto anterior, no se queda claro el segundo principio operativo. Que
se quiere decir con “políticas sectoriales que sean como no mínimo neutrales en términos
de incentivos para as actividades agropecuarias”?

3) Igual que en el principio primero, en al cuarto principio, la énfasis del texto se queda
sobre la integración regional/global – otro tema importante y igualmente controvertido.
Sin embargo, la segunda parte del párrafo es más interesante, un vez que aborda los
temas de cooperación y de reducción de las consecuencias adversas de la apertura
comercial sobre los agentes menos competitivos. La propuesta de apoyar programas
conjuntos de investigación es muy apropiada y creo que merece atención más detallada,
con especial cuidado a zonas eco geográficas relativamente homogéneas y intrínsicamente
transnacionales, como la Amazonia y el Chaco.

   b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y
      responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras
      regiones sobre el desarrollo rural.

4) Se puede ser más enfático con relación al rol que las actividades forestales tienen en
disminución de la pobreza, ampliamente documentada en Asia e América Latina. Más
precisamente, en el sexto principio se debería incluir bosques cuando se dice que “se
tratará de reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a los activos productivos,
incluyendo...” En el principio décimo seria deseable incluir medidas para minimizar los
conflictos entre madereros y agricultores/indígenas/otros. Esto se hace en parte por medio
de lo que se propone en la medida (i), pero no sólo. Es necesario que incentivos
productivos sean empleados para que no se reproduzcan conflictos por uso de los
recursos forestales. Igualmente, en el ítem (iv), se debe pensar en mecanismo para bajar
los costos del manejo sostenible, incluyendo la entrada en el mercado de madera



                                                                                         124
certificada y, en conexión con el ítem (i), mecanismos para bajar los costos de
cumplimiento de las leyes (i.e. simplificación de las leyes, especialmente para pequeños
productores forestales, o subsidios a ellos).

   c)    El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada,
        diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían
        más/menos beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como
        la que propone el BID.

5) En el ítem primero de las directivas de salvaguardia se dice acertadamente que no se
apoyará la colonización de la frontera. Es necesario también cuidado con las políticas que
puedan inducir la población rural a avanzar sobre la fronteras, como es el caso de
actividades exportadoras importantes como el cultivo de soya e la pecuaria bovina de
carne.

   d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural
      que está planteando el BID.

6) La prioridad en la titularización de tierras. Es sabido que la inseguridad con relación a
tenencia de la tierra inhibe inversiones, causa degradación ambiental y graves conflictos.

7) El reconocimiento de que el éxito de las políticas de desarrollo rural dependen de
mecanismos de gobernanza transparentes y de participación democrática.

8) Reconocimiento de las actividades no agrícolas en el medio rural.


   e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo
      rural que está planteando el BID.

9) Puntos 1 – 3, arriba. A demás no está claro que mecanismos de política de ciencia y
tecnología serán utilizados. Seria prioritario apoyar el desarrollo tecnológico autónomo en
la región y atingir segmentos de la población rural que normalmente no son contemplada
por los esfuerzos de investigación.


   f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
   política de desarrollo rural que está planteando el BID.

10) Casi no se hace mención al sector de pesca, que es de fundamental importancia para
la seguridad alimentar de un grande numero de personas en el medio rural. Es necesario
crear mecanismos de subsidio a la actividad y fortalecer o crear instituciones locales de
control de la actividad y de resolución de conflictos.




                                                                                        125
Chile

José Aragnon

Me es muy grato poder aprovechar esta oportunidad para enviar un saludo desde Chile, a
todos los participantes de esta consulta sobre la Política de Desarrollo Rural que el Banco
Interamericano de Desarrollo está por impulsar.

Desde Talca una comuna, enmarcada en los sectores rurales con más diferencias de
desarrollo que existen en nuestro país doy mi personal apreciación de su consulta.

El desarrollo rural, debe en gran medida impedir el abandono de las zonas de cultivos por
parte de sus habitantes que migran ilusionados a encontrar mejores expectativas
laborales, variedad de estas, estudios medios y/o técnico profesionales , Universitarios los
menos.

La Región del Maule (Séptima Región) se compone de treinta y dos comunas, con tres
zonas geográficas muy marcadas.

1. Secano Costero
2. Planicie Central
3. Media y Alta Montaña.

De las cuales la población juvenil no rescata sus tradiciones y se vuelca por entero a los
nuevos procesos de abandono del cultivo de la tierra o simplemente pasa a convertirse en
asalariados agrícolas que sufren con las penurias de sus empleadores.

Con relación a los puntos que usted señala, es posible acotar que:

a)    Siendo una política de desarrollo rural, y es donde los países que no tienen sus
cuentas macroeconomías en regla donde se necesita mayor desarrollo ¿Cómo se aplicará
esta gestión?. Al momento de postular a fondos para el desarrollo de actividades, mi
experiencia, me ha demostrado que los índices macroeconómicos estables son en parte
una traba para la realización de pequeños proyectos o medianos proyectos asociativos.

b)    Esta situación que podría significar una gran contradicción que da resuelta por el
artículo primero del título quinto de la consulta, sin embargo en los países que sus índices
no están estables las políticas que propone la propuesta me parecen correctas, sin
embargo yo agregaría electos de capital de riesgo para organizaciones o grupos de
personas que presentan cuentas sanan y han demostrado con su trabajo que son objetos
de crédito para asumir mayores desafíos, en las áreas propuestas por el BID.

c)    Los elementos que se plantean en el artículo tercero del mismo título, supone
transformaciones por parte de los gobiernos prestatarios para incrementar las rentas y la
riqueza. ¿Estos elementos? Si se aplican de esa forma a los grandes empresarios, solo
traerá mayor contratación y con esto creará una eliminación del medio rural.
Transformándolo en urbes industrializadas donde habitan sus trabajadores, en donde la
tenencia de la tierra para los pequeños propietarios, por ejemplo, solo les será atractivo a



                                                                                        126
venderla o arrendarla para la producción de otros. Este es un beneficio de todas maneras
para el habitante del medio rural, la pregunta entonces será: ¿Es un beneficio para el
Medio Rural?. La información que se dispone, me lleva a concluir que este es el mayor
efecto negativo que tiene el aplicar políticas de apoyo económico a los grandes
empresarios, pensando solo en el aumento de la riqueza, la competitividad. De ser
posible, el agregar condiciones al momento de firmar los acuerdos, condiciones
obligatorias, cuantificables que desemboquen en la eliminación del beneficio ya sea para el
gobierno prestatario y/o para los empresarios que lo reciban.

d)    En ese mismo artículo, al final se señala….el banco puede centrarse en apoyar la
transición hacia actividades de mayor productividad, a fin de aliviar la pobreza y reducir
las fuertes desigualdades. ¿Cómo el banco propone, por ejemplo, resolver la generación
de energía eléctrica en nuestro país?. Una fuerte legislación, que no permite , en la
práctica la generación de energía por ejemplo a través de cultivos energéticos, que
además de obtener recursos en la producción , genera la recuperación de suelos
erosionados y/o dañados; principio que su consulta resalta como elemento de las políticas
ambientales de las buenas prácticas. ¿Es posible que dado la crisis energética que se está
viviendo en nuestro país, se generaran líneas de financiamiento para la recuperación de
suelos con el fin de instalar plantas de generación eléctrica con biomasa. Y que esta línea
de crédito y/o donaciones se contemple la autogeneración eléctrica como elemento de
desarrollo rural que no contempla cambiar la tradición rural de su población.?.

e)     Un elemento muy significativo de su consulta, tiene que ver con apoyar la gestión
forestal sostenible. Como es sabido por usted nuestro país encabeza los ranking de
exportación de pulpa de celulosa, chips de madera y nuestros índices macroeconómicas se
mejoran a mediad que estas exportaciones aumentan. Estas empresas, concentradas en
su propiedad, no han procedido con criterios de manejo forestal sostenible, y es largo de
comentar los enormes efectos negativos asociados al aumento de las utilidades y del casi
nulo aumento de riqueza de los habitantes del medio rural donde se encuentra estas
plantaciones. Es en este lugar donde, se puede proponer el fomento a la plantaciones de
especies nativas de alto valor comercial en pie, en madera y en sus productos forestales.
La organización y estimulación de un plan nacional de plantación, a través de una línea de
crédito en especial que facilite la asociatividad de los habitantes del medio rural, elimine
los altos índices de de impactos negativos que producen la agricultura industrializada y su
manifestación más nefasta la producción de pulpa de papel. Condiciones para los grandes
empresarios que hoy día, incluso se preparan a cobrar los bonos de carbono por sus
plantaciones, que no cobren estos dineros, o que se usen solo para plantar especies
nativas propias de la zona donde ellos produjeron el impacto…Uno por Uno, por ejemplo,
por cada árbol comercial uno nativo. Con esta simple condición, que no minimizará sus
utilidades, se constituirá una red manejo sostenible y sustentable en torno a estos nuevos
bosques.

En relación con las preguntas que usted solicita responder.

   1. La coherencia de la propuesta se dará en el plano de la aplicación y que al medir
      sus impactos, esto muestren el desarrollo esperado. La propuesta es muy
      coherente ya que considera los elementos de las buenas prácticas ambientales




                                                                                        127
   cuando se plantean en su aplicación como parte de las condiciones del apoyo
   financiero.

2. Otro elemento en este sentido que me gustaría resaltar, es el control que se tendrá
   para los países beneficiarios de las políticas, ya que estos en su afán de mantener
   con sus índices macros descuidan los controles y los beneficios que se plantearon
   al principio de las propuestas no fueron tales, dado que los mecanismos de control
   y seguimiento no fueron tan efectivos como se planean al elaborar proyectos.

3. El grado de esta propuesta es recoger y responder a las experiencias de la región,
   en ese sentido me parece que desde hace tiempo era un clamor para nuestro
   sector,    una organización tan importante y preponderante en el ámbito
   internacional, se ajustará a las realidades de nuestra América Latina tan diversa y
   asolada por políticas incorrectas.

4. El impacto, deberá ser mayor, ya que se consideran sectores de pequeños
   propietarios con una mayor posibilidad de convertirse en beneficiarios con políticas
   claras y en un solo sentido, el desarrollo y la asistencialidad rural.

5. La principal fortaleza que visualizo, es que en definitiva las mejores relaciones
   afectivas hoy en día se están dando con la comunidad europea, sin incluir a los
   fenómenos de proteccionismo, las políticas internacionales de los EEUU, la no firma
   del convenio de Kioto y de su gran intervención mundial, sea o no invitado,
   generan un rechazo y a través de su instrumento el Banco Mundial, seguirá en la
   misma línea. En cambio esta organización tiene un camino por delante que puede
   darle muchos beneficios al apostar por el desarrollo en todo nivel social y de
   actividad. Es también importante señalar como parte de las fortalezas, las
   mencionadas en el artículo séptimo del título quinto que describe el tipo de
   beneficiario para los programas, resaltando la exclusión histórica de ellos.

6. Las debilidades están siempre por lo que podemos clasificar para ser sujetos de
   crédito, o al estar un programa a línea de fomento con recursos del BID, vemos
   que pasan por las grandes obras de adelanto, que si desmerecerlas, estas no
   afectan significativamente el bolsillo de la mayoría. Cuando uno escucha hablar del
   BID, es una situación muy lejana, esa es también una debilidad en el sentido de
   acercarse a la gente que realmente necesita de su apoyo por primera vez. “Eso es
   solo para los grandes”, y el caso particular de la oportunidad de contestar esta
   encuesta…¿Para qué la contestas, te tomaran en cuenta?, son modos de referirse
   al BID, entre las más suaves.

7. Los aspectos que no se mencionan, ya los enumeré y están relacionados con el
   sentido de propiedad e la energía generada, de las acciones de agua, de los
   beneficios de los bosques, de las políticas adecuadas por sector especifico y con
   líneas donde se puedan postular a convertirse en beneficiario sin tener que cumplir
   con los requisitos normales para crédito.

8. En general a mi me parece correcta la opción de entregar una opinión sobre a una
   actividad tan trascendental y significativa para el desarrollo, el ámbito rural y su



                                                                                   128
ruralidad debe tratarse con políticas esenciales y adecuadas, dado que en este
documento que ustedes enviaron refleja en su totalidad la preocupación de
cambiar hacia aspectos más positivos en el tratamiento de los sujetos de crédito.




                                                                             129
Gerardo Arteaga

En primer lugar les agradecemos la invitación a participar en la consulta sobre política de
desarrollo rural del Bid.

Nuestra institución, La Corporación Chilena del Vino y es una asociación gremial sin fines
de lucro, de empresas del sector vitivinícola.

Está conformada por 300 socios, de los cuales un 45% son productores de uva para vino,
un 43% son bodegas elaboradoras de vino y exportadores y la diferencia son proveedores
y profesionales del sector. En total representan cerca de 40.000 hectáreas de uva para
vino y forman parte de todos los valles vitivinícola del país.

De acuerdo a nuestra experiencia en el sector vitivinícola Chileno podemos hacerles los
siguientes comentarios en agregado al documento enviado por Ustedes:

1) Es vital la asociatividad, tanto de productores como de éstos con lasbodegas
elaboradoras y exportadores para enfrentar mercados externos globalizados y cada vez
más exigentes. Este es un tema que hay que promover con políticas de apoyo, del sector
y del estado.

2) Otro punto importante, es la transferencia tecnológica, de nuevas técnicas, de
certificaciones, de mecanizaciones, de producción limpia, etc. Nuestra Corporación tiene
una vasta experiencia en hacer transferencia tecnológica a grupos organizados de
empresas, utilizando aportes propios de las empresas y también del estado de Chile. En el
mundo la tecnología cambia rápidamente y por tanto se requiere transferir
constantemente para no quedar atrás.

3) La promoción externa en forma asociativa de un sector, por ejemplo el vino de Chile
ha sido muy exitosa, generándose importante aumentos de volúmenes en los embarques,
ya sea con giras tecnológicas, como comerciales a clientes en mercados externos y
participación en ferias y actividades de promoción. La competencia es cada vez mayor y
hay que estar muy activo con los clientes y como los viajes y estadías son costosos, es
necesario organizarse y actuar asociativamente

4) En capacitación todos coinciden en la absoluta necesidad e importancia para progresar,
pero hay enormes dificultades para implementarlas, por las distancias del mundo rural a
los centros de capacitación, por la temporalidad de gran parte de los empleos y por la
falta de una evaluación de Capacitación en las zonas rurales, para detectar las principales
deficiencias, las prioridades y los beneficios. En este campo hemos desarrollado una gama
de ciclos de capacitación, especialmente en producción limpia, en zonas rurales a niveles
intermedios y superiores. También ideamos una capacitación móvil, a través de buses
equipados especialmente para capacitar en terreno. Pero en general no hay apoyo a este
tipo de actividades y creemos que hay que cambiar y dar un gran respaldo a ella.

5) Otro tema fundamental para el sector es proveer información nacional e internacional
de cosechas, precios de materias primas y de productos terminados para mejorar las
decisiones comerciales. Hay una gran desigualdad en la información disponible, ya que



                                                                                       130
oportunamente es cara y se mantiene restringida en beneficios de unos pocos, cuando
debiera ser mucho mas abierta y oportuna a todo el sector para mejorar la
competitividad. En este ámbito estamos haciendo publicaciones especializadas en nuestra
pagina web www.ccv.cl y en las comunicaciones periódicas con nuestros socios, además
de nuestra revista institucional www.vendimia.cl .

Estos serían nuestros comentarios, para tratar de ser incluidos en su política, por especial
encargo de nuestro Presidente de la Corporación Chilena del Vino,




                                                                                        131
Ricardo Baeriswyl

En la introducción del documento quedaron claramente establecidos algunos conceptos
que son necesarios remarcar con insistencia, puesto que en los análisis económicos no
siempre se consideran:

-   Cuando se analiza el PIB de un país o una región, el sector primario agropecuario
    siempre alcanza cifras menores, sin embargo, como fuente abastecedora de materia
    prima para la industria en muchos casos representa altos porcentajes para el sector
    secundario de la economía, pero no siempre se resalta como corresponde. Es
    importante conocer la industria de transformación agroalimentaria para conocer la
    importancia del sector rural en la economía de un país o una región.

-   Está claro que las definiciones de población rural en América Latina, margina muchas
    personas, con lo cual en realidad se estaría hablando de mayor población que las
    indicadas en los censos de población.


-   La pobreza rural es persistente y extrema y muchas veces está oculta. La lucha contra
    la pobreza privilegia a sectores urbanos y los planes de desarrollo rural no siempre son
    efectivos por falta de recursos y metas más ambiciosas.

-   Parece muy bien descartar las antiguas políticas del BID para el desarrollo del sector
    rural, puesto que la globalización ha provocado cambios importantes en el ámbito
    mundial, dejando caducas muchas políticas y directrices que responden a conceptos de
    dos o tres décadas atrás.


DE LOS OBJETIVOS

-   Aspecto destacable corresponde al hecho de hacer mención a las actividades no
    agrícolas más allá del desarrollo agrícola tradicional. El concepto de desarrollo rural es
    amplio e involucra a muchos mas sectores que los propios ministerios de agricultura.

-   Otro aspecto destacable en mención corresponde a los servicios ambientales dentro
    del uso sostenible de los recursos de un territorio. Lamentablemente no siempre se
    valoran y promueven, siendo que muchos de ellos además son fuente importante de
    ingresos para la ruralidad.


-   El tercer objetivo hace mención a la inversión en capital físico, humano, civil y social,
    pero al parecer no destaca lo suficiente el rol que debería jugar la educación como
    componente de mayor importancia que todos los anteriores.

-   El último objetivo es muy concordante con la necesidad de contar con instituciones
    públicas y privadas capaces de enfrentar los desafíos de los nuevos tiempos, donde la
    globalización ha modificado los paradigmas del desarrollo. El caso chileno y
    probablemente de la mayoría de los países en desarrollo, los Ministerios de Agricultura



                                                                                          132
   y sus servicios dependientes datan de hace 30 o 40 años, como el caso chileno que
   viene de la década del 60 y en período de reforma agraria. Es urgente modernizar y
   fortalecer la actual institucionalidad.


DE LAS DEFINICIONES

Se mencionan en este capítulo una serie de actividades que del punto de vista sectorial o
multisectorial, el BID está dispuesto a apoyar. El listado es muy completo y pareciera
necesario priorizar para una mayor efectividad.

Algunos de ellos requieren análisis más profundo de definiciones, para evitar que sólo
queden como enunciados pero que en la práctica no aporten al desarrollo.

El punto (iv) de facilitación de acceso a la tierra entre otros, requiere una definición del
BID en torno al tema de reforma agraria, puesto que en el ámbito mundial existe una gran
presión en numerosos países y otros ya han iniciado procesos, tales como Filipina,
Venezuela y Brasil. Además, la FAO esta mandatada para analizar el tema y buscar
mecanismos de apoyo a los procesos existentes y a las presiones futuras en el mundo.

El punto (vi) de servicios sociales, la educación aparece como uno mas entre otros, como
una propuesta muy débil, cuando el tema requiere un capítulo aparte y una connotación
de mayor importancia. Sin procesos de educación que estén enfocados a programas más
allá de lo tecnológico, sino de una formación integral al hombre de campo desde la niñez,
difícilmente se contará con capital humano idóneo para enfrentar los tiempos de la
globalización.

El punto (v) de desarrollo local y municipal es de tremenda preponderancia también. Las
últimas experiencias en desarrollo rural están mostrando grandes avances cuando se
trabaja con el poder local. Para ello hay que luchar a favor de una descentralización real y
efectiva, además de dejar de lado las mezquindades políticas, puesto que las comunas
constituyen un poder local autónomo.

El punto (ix) de protección a la biodiversidad corresponde a uno de los aspectos de mayor
interés (junto con educación), pero no solo en su aspecto de cuidado y recuperación de
ecosistemas para sustentar las actividades económicas, sino también en el tema de acceso
a los beneficios genéticos de especies de hábitat específicos donde viven poblaciones
rurales. Este es un tema que en el ámbito mundial aún está en discusión respecto a los
mecanismos, especialmente para poblaciones indígenas. El BID debe contar con opinión al
respecto.

Conclusión: Debe priorizarse para mayor eficiencia, además dar mas realce a la educación,
desarrollo local y biodiversidad. Estos tres aspectos parecieran ser de gran relevancia.

DE LOS PRINCIPIOS OPERATIVOS

El tercer principio resulta prometedor para las desigualdades que hoy en día se vive en el
mundo campesino, específicamente los pequeños empresarios y la agricultura familiar,



                                                                                        133
que no cuentan con capacidad ni incentivos para incorporarse adecuadamente al mundo
globalizado. Son ellos los que quedan de lado en las políticas agrícolas, siendo el caso
chileno un ejemplo de ello. Mientras el sector empresarial agrícola se moderniza y crece a
ritmos considerables, la pequeña agricultura no participa de ello y se encuentra cada vez
más marginada y con posibilidad de pérdida de su único capita: la tierra. El esfuerzo del
BID deberá estar orientado a dar respuesta a la situación planteada.

El cuarto principio de fomento de los esfuerzos para mejorar el comercio agrícola y la
integración económica regional y global, choca con los países desarrollados que subsidian
gran parte de su agricultura, lo cual resta competencia y oportunidades a los países
emergentes o más pobres. Este principio puede no funcionar si no se lucha para que los
países desarrollados den oportunidad de comercio agrícola en igualdad de condiciones.

En el décimo principio respecto de apoyo a la gestión forestal sostenible, debe agregarse
un frente, el relacionado con la Convención Internacional de Biodiversidad, que en este
punto del documento no es mencionado. Debe agregarse el compromiso de evitar la
perdida de biodiversidad, que más allá de efectuar prácticas sustentables tiene también
relación con los incentivos que pueden tornarse perversos en muchos casos.

El punto undécimo incorpora en parte lo que se mencionaba en el anterior, pero debe
quedar más explícito el análisis permanente de los mecanismos de fomento que pueden
ser perversos para los fines de protección. Debe incorporarse además la palabra
“biodiversidad” que ya forma parte de todos los programas en el ámbito mundial y que es
mucho más explícita que otras definiciones.




                                                                                      134
Edmundo Claro
Victoria Alonso

Introducción

En RIDES nos sentimos agradecidos de haber sido consultados para opinar sobre la
Política de Desarrollo Rural del Banco Interamericano de Desarrollo. Si bien el desarrollo
rural no constituye uno de los frentes de investigación prioritarios de RIDES, en
consideración de nuestra participación en el proyecto “Evaluación Integrada de la Agenda
Ambiental del Ministerio de Agricultura para el Desarrollo Sustentable”, financiado por
PNUMA, creemos estar en condiciones de contribuir con algunos aportes a este proceso de
consulta. Sin embargo, dada nuestra falta de experticia arriba mencionada, hemos
decidido entregar nuestros comentarios en una estructura más simple que la solicitada por
Rimisp. Esperamos que esta decisión no invalide nuestro aporte.

Comentarios generales

       A grandes rasgos, es posible comentar que el documento “Perfil Avanzado, Política
    de Desarrollo Rural” constituye un esfuerzo importante para fomentar el desarrollo de
    las zonas rurales de América Latina. Sin embargo, es también importante notar que
    una parte importante del documento corresponde más a una declaración de
    intenciones u objetivos de política que a una propuesta concreta de herramientas o
    instrumentos específicos. Por ejemplo, el principio operativo séptimo, dedicado a la
    inclusión social y reducción de la desigualdad, si bien menciona a una serie de grupos
    vulnerables a ser afectados por la política, no parece contener ninguna indicación de
    cómo estos grupos se verán favorecidos por la misma en la práctica.

       El documento de política refleja un tratamiento distinto del sector forestal si se
    compara con el tratamiento recibido por los otros sectores. Por ejemplo, expresa que
    la “Política de Desarrollo Rural establecida en este documento sustituye a las políticas
    arriba mencionadas, a excepción de la Política de Desarrollo Forestal”. También
    contiene un principio operativo, el décimo, dedicado exclusivamente a la gestión
    forestal sostenible, cosa que no ocurre con los otros sectores agrícolas de la región.
    Por último, la cuarta directiva de salvaguardia pone especial énfasis en no apoyar
    actividades que puedan resultar en el uso no sostenible de tierras de vocación forestal,
    dejando de lado al resto de los suelos. Si bien en RIDES no estamos en condiciones de
    apoyar o desalentar el especial tratamiento que recibe el sector forestal, somos de la
    opinión que las razones para dicho tratamiento debiesen estar explicitadas.

Comentarios específicos

       Creemos que dentro de un contexto de globalización económica y desarrollo
        sostenible, los países latinoamericanos deben buscar incrementar su competitividad
        en los mercados agrícolas internacionales no sólo a través de una mayor presencia
        de sus productos, sino que también por medio de la diversificación de sus
        exportaciones. En este sentido, creemos notar una ausencia de prioridades
        asociadas al apoyo de iniciativas relacionadas con la agricultura orgánica, la
        silvicultura sustentable, y otras actividades productivas en donde los procesos de



                                                                                        135
    certificación ambiental   son indispensables para acceder        a los    mercados
    internacionales.

   Por otra parte, considerando el rol protagónico que las estructuras de mercado
    están asumiendo en los procesos económicos y sociales de la región, también
    creemos notar una ausencia de iniciativas asociadas a la práctica de la
    Responsabilidad Social Corporativa.

   Sin contribuir con una propuesta alternativa o con una sugerencia específica, con
    respecto al principio operativo primero creemos que focalizar los recursos en
    aquellos países con una estabilidad macroeconómica básica puede ir en detrimento
    de aquellos sectores rurales de América Latina que más necesitan ser ayudados
    por instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo.

   Con respecto al principio operativo segundo, a nuestro parecer no queda claro lo
    que se quiere decir con “políticas sectoriales que sean como mínimo neutrales en
    términos de incentivos”. Tal vez un desarrollo del contexto de estas ideas, o una
    mayor especificación de las mismas, ayudaría a una mejor comprensión del
    principio.

   Con respecto al principio operativo cuarto, creemos que la integración económica
    de la región a la economía global, especialmente en materia de productos
    agrícolas, debe ser abordada no sólo desde la oferta, sino que también desde la
    demanda. En otras palabras, pensamos que el apoyo en esta área no debe
    focalizar sus esfuerzos sólo en los aspectos productivos de los países de la región
    sino que también en los aspectos comerciales de los mercados de destino, tales
    como Europa, EEUU, Asia, y otros.

   En relación al principio operativo décimo, tenemos los siguientes comentarios. a)
    No sólo se debe perseguir los reducir al mínimo la “cantidad” de productos de
    desecho sino que también se debe buscar minimizar el riesgo asociado a la
    “calidad” de los mismos. b) Sería interesante incluir dentro del sector forestal, o
    dentro del sector agrícola en general, actividades tendientes a promover el turismo
    sustentable en la región. c) Otro instrumento interesante de considerar en el sector
    forestal corresponde a Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) asociado al
    Protocolo de Kyoto.

   Dado el alto nivel de detalle del principio operativo undécimo, creemos pertinente
    incluir los siguientes elementos asociados a las buenas prácticas: a) gestión de
    olores asociados a la producción porcina y de otros animales; b) impulsar la
    construcción de líneas base de contaminación hídrica; c) fortalecimiento de la
    institucionalidad ambiental; d) resolución de conflictos entre distintos sectores
    productivos (por ejemplo en Chile: vino v/s celulosa, parques v/s piscicultura,
    turismo v/s celulosa, etc.).

   Tanto en la quinta directiva de salvaguardia como en el quinto principio operativo
    proponemos incluir la realización de análisis de impacto social. Ello puede
    complementar los análisis de impacto ambiental mencionados y, de esta manera,



                                                                                    136
    evaluar el impacto en el desarrollo sustentable de las comunidades rurales que los
    programas del Banco puedan tener.

   En la quinta directiva de salvaguardia creemos que la preocupación por los
    impactos ambientales debe ir más allá de los proyectos y abarcar el diseño de
    políticas a través de evaluaciones ambientales estratégicas y los tratados de libre
    comercio por medio de evaluaciones de la sustentabilidad.




                                                                                   137
José Luis Machinea

   Comentarios generales

   Antes que todo, queremos felicitar el BID por la importancia dada al desarrollo rural.
   Esto está en sintonía con varios de los Organismos Internacionales, como lo mostró
   recientemente el Banco Mundial con su Estudio sobre América Latina y el Caribe 2005
   “Más allá de la ciudad: el aporte del campo al desarrollo” y también por la Academia,
   como lo demuestran varios de los trabajos presentados en la Conferencia “Reshaping
   agriculture’s contribution to society” de la Asociación Internacional de Economistas
   Agrícolas (IAAE), en Durban, en 2003. Este renovado interés se debe en parte a las
   Metas del Milenio y a la realización que gran parte de la pobreza, tanto rural como
   urbana, tiene su origen en las áreas rurales. Esta mayor atención rectifica la suerte de
   abandono relativo que sufrió el desarrollo agrícola y rural en la región por varias
   décadas, como lo indica, entre otros, la Estrategia de Desarrollo del BID (por ejemplo
   la Figura 2 de la versión de febrero 2004) y la base de datos sobre los gastos públicos
   para el desarrollo rural y agrícola de la FAO. En este contexto, nos parece que una
   pregunta pertinente es cuan relacionados están los dos (los gastos públicos de los
   países con los préstamos de los Bancos Internacionales) y cual incentiva o precede a
   cual.

   En general, el documento toca los grandes puntos que uno esperaría encontrar en una
   política de desarrollo rural hoy en día. El documento es conciso y claro, y esto tiene
   ventajas que son obvias. También, al ser conciso, no logra quizá transmitir
   suficientemente las complejidades que subyacen el desarrollo rural, sus matices y las
   interrelaciones que existen entre varios subtemas. Estas limitaciones podrían ser
   sobrellevadas con un enfoque territorial descentralizado y la debida participación de
   los interesados, desde la etapa de diseño de las intervenciones en adelante.

   Comentarios específicos

   En la página 1, la Política dice sustituir a cuatro de las cinco políticas operativas del
   Banco relacionadas con el área del desarrollo rural, o sea, que abarcaría el desarrollo
   rural propiamente tal, el sector agropecuario, la colonización agrícola y el desarrollo
   pesquero, mientras la política forestal del Banco quedaría vigente y por lo tanto no es
   objeto del presente documento. No obstante, en el décimo punto de los Principios
   Operativos, se incluye la gestión forestal. En cambio, el documento no da ningún
   énfasis al tema pesquero y la colonización agrícola se traduce de hecho en una no-
   política, ya que el documento dice en las Directivas de Salvaguardia que “no se
   apoyará la colonización de fronteras agrícolas”.

   En los objetivos, junto con los mercados internacionales, habría que mencionar la
   importancia de los mercados locales y nacionales para la producción rural y la
   necesidad de apoyar la inserción de la economía rural en estos mercados. En efecto,
   varios estudios recientes indican que las condiciones y los canales de venta están
   cambiando rápidamente en la región, entre otros por la importancia creciente de los
   supermercados, por los estándares de calidad cada vez más exigentes, etc., y la
   demostrada dificultad de la mayoría de los agentes económicos de acceder a ellos.



                                                                                        138
Habría que revisar la parte III Definiciones en lo referente a la definición de “rural” ya
que, contrariamente a lo dicho en el documento, ninguno de los países de la Región
basa actualmente su definición censal sobre criterios de densidad (es decir, número de
habitantes por superficie); en cambio, varios tienen definiciones legales o
administrativas (e.o. Brasil, Colombia, Uruguay). En otro ámbito, en la región, en las
discusiones interagenciales del Sistema de Naciones Unidas (PNUD, UNICEF, CEPAL,
OMS, OIT, etc.) en torno a las Metas del Milenio, la educación primaria fue
considerada en el cruce entre los derechos humanos, la inversión en capital humano y
la política social, mientras las actividades de formación profesional nos parecen
pertenecer netamente -o deberían estar orientadas- a la inversión en capital humano
para fines productivos y no ser consideradas como “servicios sociales”.

En el punto tercero de los Principios Operativos, en vista de las condiciones de la
mayoría de las empresas rurales, nos parece que estas, en principio, requerirán de
intervenciones orientadas tanto hacia una transición a actividades de mayor
productividad (sea dentro del mismo rubro, sea en otro), como a la mejor inserción del
producto –de preferencia diferenciado- en los mercados y no lo uno o lo otro como
insinúa el documento.

En la misma línea, en el punto sexto de los Principios Operativos, habría que incluir lo
aprendido a lo largo de las últimas décadas, es decir, enfatizar que los distintos
mercados funcionan de manera interrelacionada y que, para tener éxito en las
intervenciones, es necesario que las personas tengan acceso a un paquete equilibrado
mínimo de activos (educación, capital, infraestructura, tierra, agua, etc..). De hecho,
la Política pone poca énfasis en el tema de la infraestructura cuya falta, a menudo,
invalida cualquier otro esfuerzo.

En el punto séptimo de los Principios Operativos, se habla de los grupos vulnerables.
Los jóvenes parecen solo ser considerados como vulnerables cuando están
desempleados. Sin embargo, todos los estudios, conferencias, discusiones sobre -o
con- los jóvenes rurales muestran las diversas carencias que tienen, desde su poca
participación en los procesos de toma de decisión en los ámbitos productivos, de los
gremios, de la sociedad civil, político y en sus propios hogares. Son además el grupo
que, junto con los niños rurales, padecen de los peores índices de pobreza e
indigencia.

En general, excepto en el punto 7 orientado a los grupos más vulnerables, la
participación civil no tiene el énfasis que tenía en la Estrategia y que las lecciones de
las últimas décadas indican que debería tener para asegurar que, por un lado, las
intervenciones efectivamente respondan a las necesidades percibidas por la población
rural y, por el otro, el “ownership” sea de ella y, por ende, lleve a resultados
duraderos.

En la Estrategia se sugerían pautas concretas de evaluación. Valdría la pena
retomarlas, so pena de no saber cuanta diferencia está haciendo la presente Política
en el mismo Banco y en los países miembros.




                                                                                      139
Miguel Matus

DE MI CONSIDERACIÓN:

Agradezco la posibilidad que se me da para participar en la Consulta Regional del Banco
Interamericano de Desarrollo (BID) sobre la nueva política de Desarrollo Rural.

Tengo una larga experiencia en el trabajo rural tanto en ámbito del Estado en apoyo
técnico a los campesinos, como desde la perspectiva de administrador en el sector
privado. Soy de profesión Técnico Agrícola y el año 2002 recibí mi titulo universitario de
Administrador de Programas Sociales a la edad de 56 años.

A partir del año 1993 cumplo funciones a honorarios en la Subsecretaría de Agricultura,
dependiente administrativamente de la Seremi de Agricultura en la VIII Región. Tengo una
oficina en la Gobernación Provincial de Bío Bío, desde la cual cumplo con mi doble función
como es asesorar al Sr. Gobernador en las actividades propias de agricultura y desarrollar
las tareas de la Seremi de Agricultura en la provincia.

En relación al documento Perfil Avanzado Políticas de Desarrollo Rural Febrero de 2005, en
general me parece bien, sin embargo quiero hacer algunas reflexiones respecto a los
problemas no resueltos que yo percibo en el sector rural de la provincia de Bío Bío.

   -   Mercado Agrícola: Creo que existe algunas imperfecciones en el comercio interno
       de los productos agrícolas, especialmente, en los rubros tradicionales o no
       exportables, a modo de ejemplo se puede mencionar el caso del trigo en la
       temporada 2004/2005, cuando el precio internacional es superior a lo que los
       molinos en Chile le pagan al agricultor en estos momentos. La consecuencia de ello
       es que los pequeños agricultores, los que no manejan una economía de escala y
       no cuentan con una infraestructura de guarda para sus productos, debieron vender
       su trigo en los meses de enero o febrero, a un precio de $7.300.- el quintal
       métrico, situación que los deja dañados porque con esos precios y los bajos
       rendimientos no alcanzan a cubrir los costos de producción, muchos de ellos no
       podrán sembrar nuevamente este año.

   -   Reducción de las Desigualdades: Los bolsones de pobreza rural en la provincia de
       Bío Bío se ubican en sectores de suelos marginales, deteriorados, propiedades
       subdivididas, carentes de riego y alejados de los centros de producción, etc. Como
       también existen campesinos pobres que aún sobre viven a pesar de todas las
       presiones, en sus propiedades ubicadas en medio de las grandes plantaciones
       forestales, los que, con las manos en los bolsillos, miran como plantan y cosechan
       esos bosques sin que puedan participar en los trabajos allí realizados. Cuando esas
       propiedades ahora forestales, estaban en manos de agricultores, eso campesinos
       eran medieros o trabajadores temporales del gran fundo.

   -   Gestión Forestal Sostenible: Amigable con el medio ambiente, especialmente que
       los pesticida que se usen para el control de malezas y plagas, sean los
       autorizados por los organismos pertinentes.




                                                                                      140
    Investigar el aprovechamiento sustentable de los deshechos forestales como el
    aserrín y la corteza, subproducto de la elaboración de madera; las ramas y hojas
    de la cosecha de la materia prima, etc.

    Potenciar a la CONAF en sus recursos materiales y financieros, como también en
    sus atribuciones para que verdaderamente ejerza en plenitud el papel para lo cual
    fue creada.

    Que Vialidad, tenga los recursos humanos y económicos suficientes para controlar
    el tonelaje de los camiones madereros que transitan por caminos laterales con
    exceso de carga provocando con ello la destrucción prematura de la carpeta de
    rodado o asfaltado, o los puentes. El control de peso sólo se realiza en los caminos
    principales.

    Buscar alternativas de darle un mayor valor agregado a ciertas maderas con la
    finalidad vender en el exterior un producto terminado.

    Permitir que los vecinos del bosque exótico y nativo de propiedad de las grandes
    empresas puedan recolectar frutos silvestres como la avellana, la mora, hongos
    comestibles, hoja de boldo, rosa mosqueta, etc. Una practica habitual, de algunas
    forestales en la provincia, es terminar con la rosa mosqueta, con esto desaparece
    la alternativa económica para mucha gente carenciada.

-   Gestión de Recursos Hídricos: La mayoría de las obras de riego en la provincia de
    Bío Bío tienen una data de uso de más de 40 años, muchas de ellas están
    colapsadas y ello atenta con la buena gestión, porque una de las dificultades de las
    asociaciones de canalistas es cumplir con la obligación de entregar a cada uno de
    sus usuarios la cantidad de agua que por escritura les pertenece. Los pequeños
    agricultores pagan sus derechos de agua, pero lo que reciben en la temporada de
    riego no es ni la mitad de sus derechos adquiridos y ello les limita la actividad
    productiva.

    Es urgente invertir en obras de riego para mejorar la distribución del recurso, del
    mismo modo mejorar con nuevas tecnologías el arte del buen riego.

-   Forestación Campesina: Respaldar la forestación campesina con un programa que
    le permita al campesino subsistir mientras el boque crece.
-   Investigación de Agricultura de Alternativa: Los suelos agrícolas de secano de pre-
    cordillera, al parecer no tienen otra alternativa de cultivo que los ya conocidos, es
    decir, trigo, avena, triticale, lupino y raps. Los agricultores pequeños, escasos de
    tecnología sólo siembran trigo y muy poco de avena, de manera que cuando los
    precios caen en estos dos productos, cae también el campesino.
-
Distinguidos señores, son tan importantes y variados los temas que es difícil en tan
poco tiempo resumir la opinión que yo tengo respecto al desarrollo rural, sin embargo,
creo que algún avance se ha tenido al respecto, mas nos queda una gran tarea por
realizar.
Nuevamente felicitaciones.



                                                                                     141
Carlos Notton

Agradezco que me haya considerado en su consulta.
Sin dudas que la propuesta cubre muy bien los diversos aspectos que preocupan desde la
perspectiva de dar sustentabilidad al desarrollo rural.
La fortaleza de la propuesta esta en asignar al mercado através de la competitividad, un
desafío para las economías rurales, lo cual le da una visión muy realista.

A partir de tal planteamiento, pienso que se obliga a tener en consideración, la proyección
o consecuencias que tendrá tal política. Esto me preocupó en consideración a que
comunidades rurales débiles y no preparadas para este enfoque puedan quedar
marginadas de las opciones que se ofrecen; y debido al enfoque de inserción en la
economía global, que se propicia, pudieran tener cambios de actitud y mecanismos de
adaptación que destruyeran los equilibrios sociales en tales comunidades. He observado
en el caso de comunidades de pescadores en los cuales la mujer desarrolla nuevas
actividades comerciales, como servicios de restaurant, ganando más que el marido como
pescador, o, el desarrollo de actividades de acuicultura, donde la pesca artesanal pasa a
segundo plano y el pescador debe enfrentar el mundo de los compromisos bancarios y el
desarrollo de nuevas tecnologías que lo puede llevar a fracasos y marginación, haciéndolo
dependiente de asesorías que muchas veces los superan y les elevan sus costos,
haciéndolos inviables.

Por ello, creo importante desarrollar una linea que vaya en dirección de valorar las
tradiciones y características locales. Conduciendo a dar mucho valor a las "nominaciones
de origen", donde la mirada local sea el vehículo que lo haga competitivo y diferenciable
dentro de la globalidad. De manera que la globalización no lo conduzca a su desaparición
como aporte y lo transforme en mano de obra para empresas mayores.

En consecuencia se debe dar valor a la capacitación y educación en general para poder
incorporarse al mundo de la competitividad, con plazos que no son inmediatos. Evitar la
desintegración del tejido social, y que lo pueda conducir al aislamiento individualista, que
en el caso de pequeños productores puede ser insostenible a mediano plazo.

En la introducción al establecerse las tres típicas columnas de la sustentabilidad, da una
sensación de mirada estática, como partes de especialistas aislados. Pienso que falta una
alusión a la dinámica que hay tras ello, pues los actores rurales ven todo como una
gestión globalizadora. La relación ciudades-campo no solo es de tipo comercial, sino
cultural y por ello es necesario analizar las líneas de comunicación entre ambas
sociedades. El campo ofrece el equilibrio a las ciudades, al amortiguar sus impactos con
sus residuos y entrega al citadino el equilibrio psicológico necesario, pudiera ser definido
como espiritual y de valores, que el mercado através del mecanismo de la competitividad
tiende a destruirlo. Quizás en este sentido se deban desarrollar toda un área de las
"comunicaciones rurales", que promuevan una nueva mirada y prepare al muno rural para
la apertura y a que lo que se ve por la televisión urbana, no se vea como un ideal a
alcanzar, fomentando la migración hacia las ciudades.
 Además el mundo rural es para el urbano la oferta de grandes desafíos para negocios en
el campo de la biotecnología. Bien descrito está el tema de servicios de agua, clima y
servicios ambientales en general.



                                                                                        142
 Esta tratado el tema de respaldar las acciones en territorios más frágiles. Ello requerirá un
tratamiento en el que se mencione que esos proyectos deberán considerar plazos más
largos o especiales para poder preparar a esas comunidades, que viven en situaciones de
marginalidad ecológica y social. Puede que en ese sentido se requiera orientar la política
del banco hacia un enfoque territorial, con una bateria de propuestas económicas y
tecnológicas que soluciones puntuales. No es posible introducir cambios en este tipo de
territorios marginales sino es dentro de políticas de largo plazo.

Sería interesante abrir un enfoque especial hacia las actividades productivas y de
desarrollo en el entorno de Areas Protegidas para la conservación. Proyectos en esas
áreas aledañas deberían tener incorporado el concepto de "conectividad ecológica". De
este modo se estaría actuando en pro de un ordenamiento territorial, no solo creando
áreas protegidas para aislarlas de los territorios que se definirían como productivos, sino
que se obligaría a asumir elementos de conservación en medio de propuestas productivas,
además de impulsar a las comunidades aledañas a la participación e interiorización del
destino de las áreas para la protección de la diversidad biológica.




                                                                                          143
Rolando Nuñez

Comentario general

Como todo documento de política, los planteamientos del documento “perfil avanzado de
Política de desarrollo rural” del BID son generales y dentro de ese contexto el documento
aborda los temas claves para contribuir al desarrollo de América Latina y del Caribe. Sin
embargo los 4 objetivos que persigue esta política no presentan un desarrollo equilibrado
en cuanto a sus alcances y los medios por los cuales lograr ese objetivo. En este sentido
los aspectos más desarrollados son los relacionados con la transformación productiva y los
recursos naturales de las áreas rurales. Presentan un menor desarrollo, por el contrario,
los aspectos relacionados con la inversión en capital humano y el fortalecimiento de la
institucionalidad.
Al respecto se sugiere que estos últimos aspectos se aborden con un mayor grado de
detalle y que se ilustre con ejemplos los alcances de lo que se propone


Consultas

Coherencia entre la política de desarrollo rural del BID y las oportunidades objetivos
desafíos amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina
y el Caribe y de su país o sub región en particular.

La propuesta de política rural presentada, responde al tipo de problema que están
enfrentando algunas naciones de la región y en particular Chile. La política es coherente
en cuanto a los nuevos requerimientos del mercado que están enfrentando todas las
naciones que exportan alimentos tales como la utilización de buenas prácticas agrícolas y
la trazabilidad en la producción

Sin embargo la política propuesta no da una respuesta definida en cuanto a abordar la
plena inserción de los sectores más vulnerables de la economía rural. Se indica de forma
genérica que el banco “será sensible a las necesidades y expectativas de estos grupos y
que se fomentará su participación.” Esta declaración de intenciones debería desarrollarse
y explicitarse con propuestas más concretas en cuanto al acceso al crédito (micro crédito),
asociatividad, capacitación y desarrollo de habilidades, acceso a la transferencia,
tecnológica y otras propuestas.

El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a las
experiencias y aprendizajes que ha habido en la región y en otra regiones sobre el
desarrollo rural

Una primera aproximación es que la política de desarrollo rural propuesta por el BID
recoge de manera adecuada las experiencias del pasado e incorpora los aprendizajes en
esta nueva propuesta


El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían mas o menos



                                                                                       144
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID

En general la política de desarrollo rural propuesta por el BID tendría un alto potencial de
impacto en nuestro país ya que incluye el conjunto de elementos que permiten abordar en
forma sistémica el desarrollo del sector rural tales como la transformación productiva, el
uso sostenible de los recursos, la inversión en capital humano y el fortalecimiento de las
instituciones del área rural.

En Chile se aplican en mayor o menor grado estos mismos conceptos al desarrollo del
área rural, sin embargo se ha dado un mayor énfasis en fortalecer la transformación
productiva y el uso de los recursos naturales y se ha asignado una menor importancia en
la inversión en capital humano, siendo en este aspecto el sector de la pequeña agricultura
el menos beneficiado. Por lo tanto un programa del BID que aborde este último aspecto
de manera más equilibrada garantiza un mayor impacto en la pequeña agricultura Chilena


 Las principales fortalezas o aspectos mas positivos de la política de desarrollo
rural del BID.

Un tema importante para la mayoría de las economías que se abren a la integración
económica regional global y en particular para Chile, es reducir las consecuencias
adversas de esta apertura en los agentes económicos rurales menos competitivos. En este
sentido el banco declara que apoyará con programas de ajuste para estos sectores. Un
ejemplo de esta situación es la que ocurre con la agricultura del sur de Chile que producto
de la incorporación de nuestro país al Merco Sur quedó desfavorecida frente a los vecinos
de la región (Argentina, Brasil). Sin embargo un programa del BID que mejore la
productividad, diversifique los cultivos, mejore los mercados nichos, los accesos al crédito,
podrían mejorar su competitividad y por lo tanto su re inserción en los mercados,
especialmente bajo el marco de los nuevos tratados de libre comercio con USA y Europa.
Otro fortaleza importante de esta propuesta es el reforzar el acceso de grupos
beneficiarios a los activos productivos como agua, tierra, mercados financieros y
tecnología. En este sentido en Chile existen muchas deficiencias sobre todo en la pequeña
agricultura en donde la falta de regularización de los títulos de tierras y aguas limitan su
acceso a instrumentos de fomento que mejorarían su competitividad


Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural que
propone el BID

Una debilidad de la política rural del BID, por lo menos en lo que se refiere a su aplicación
al caso Chileno, es que “promueva políticas sectoriales que sean neutrales en términos de
incentivos para las actividades agropecuarias”. Esto podría significar que el BID no
apoyaría políticas sectoriales donde se aplican incentivos como ocurre en nuestro país con
el Programa de Incentivos para la Recuperación de Suelos Degradados del SAG o para el
caso de la Ley de Fomento al Riego ambos aplicados a la agricultura. Es pertinente señalar
que estos incentivos se otorgan por una sola vez (o más pero no todos los años) y que no
están asociados a un cultivo en particular sino que mejoran las condiciones iniciales de los



                                                                                          145
recursos productivos agua y suelo lo cual no significaría en este caso una competencia
desleal, si es que es ese el motivo por el cual se declaran partidarios de no promover
políticas sectoriales sujetas a incentivos. (acuerdo de Marra Kesh)

Por lo tanto es necesario explicitar y aclarar los alcances de este segundo principio
operativo


Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que propone el BID

Uno de los aspectos que apenas se menciona y que a nuestro juicio es de los más
importantes ya que representa el producto de la aplicación de una política, es como se
realiza el seguimiento y se miden los resultados impacto o éxito de la aplicación de un
programa apoyado por el banco. El explicitar estos aspectos fortalece la consistencia de la
política rural, ya que da una mayor garantía de la consecución de sus objetivos y metas.




                                                                                         146
Aldo Palacios
Marcia Morales

Nuestro consorcio está constituido por la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur
y por la Red de Desarrollo Sostenible. La primera antes mencionada cuenta con
profesionales, técnicos y voluntarios. Todos los cuales trabajan directamente en labores de
investigación, aplicación y transferencia de conocimientos y tecnologías en zonas pilotos.
La segunda organización está compuesta por los líderes territoriales y sectoriales de
organizaciones rurales, sociales, ambientales y productivas, como resultado de la primera
consolidación de más de tres años en la facilitación y generación de agendas comunes
locales y sectoriales de mediano y largo plazo.

Nuestra metodología y compromiso institucional nos permite desarrollar todos nuestros
trabajos con mecanismos de participación desde el inicio del contacto que tenemos con las
comunidades rurales, previo a la existencia de programas o proyectos financiados. Ello nos
permite facilitar y generar, a través de nuestras metodologías, planificaciones estratégicas
participativas desde el enfoque del Desarrollo Sostenible, con una dimensión territorial.

En tal sentido, creímos pertinente realizar, al interior de la Red de Desarrollo Sostenible,
una Consulta Directa sobre la Consulta BID, con los líderes integrantes de la misma y con
los investigadores de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur. Para ello,
organizamos y focalizamos la aplicación de dichas consultas en tres días de trabajo ( 1, 2 y
3 de abril).

Como resultado de “nuestra consulta a la Consulta BID” le acercamos, a manera de
resumen, nuestras siguientes consideraciones:

   1. Si bien es cierto que el documento es el esfuerzo coordinado de muchas divisiones
      del BID, y de seguro con la participación de muchas de las oficinas del mismo,
      notamos dos importanes incoherencias al interior del diseño de la Política, en
      cuanto a la formulación de sus contenidos.

       1.1. (i) En las consideraciones finales, respecto de la aplicación del documento, se
       señala que la aplicación de la política deberá ejecutarse desde el enfoque del
       Desarrollo Sostenible. Sin embargo, la precisión sería más adecuada
       metodologícamente -y para los efectos de su ejecución directa y de monitoreo
       respectivo- que el enfoque mismo esté considerado en el subtítulo de Objetivos,
       como visión y mandato central de la misma. (ii) El uso, la lógica y la aplicación del
       concepto de “beneficiarios” responde a un enfoque lejano a la inclusión y la
       participación directa y coresponsalbe de las comunidades y organizaciones de las
       zonas rurales, lo cual podría generar indeseables consecuencias en la
       autopercepción de la no responsabilidad en los resultados y menos en la
       sostenibilidad de las aplicaciones de los mecanismos, generando un círculo
       “vicioso” y, por ende, el fracaso de la propia política. Por lo tanto, este “concepto-
       práctica” de beneficiarios de mantenerse en la “nueva Política de Desarrollo Rural”
       traería consigo una contradicción absoluta. Por lo que sugerimos que, no sólo se
       cambie textualmente, sino que se re-enfoque la Política por el de la lógica de




                                                                                         147
   “USUARIOS” de la misma, con el consiguiente cambio de término a su vez.
   (Observaciones en varios subtítulos)

2. Bajo estas dos sugerencias de cambios básicos para el diseño de la nueva Política
   de Desarrollo Rural del BID estimamos que:

   2.1. Respecto de la coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades,
   objetivos, desafíos, amenazas y restricciones de las sociedades rurales de América
   Latina y el Caribe y de su país o sub-región en particular: (i) El instrumento podría
   iniciar una relectura y redimensionamiento, pasando de la “invisibilización a la
   visibilización de las comunidades y sectores rurales” en la región, siempre y
   cuando, a su vez, genere y obtenga una re-lectura (tipología) de los Actores
   Sociales y sus agendas locales y sectoriales en el mediano y largo plazo. (ii) En
   este sentido, notamos que hay un vacío específico en cuanto al diseño y aplicación
   de instrumentos que “demanden” la relectura (y encuentro) de las lógicas actuales
   del mundo rural, sabiendo que las representatividades han sido dinámicas y que no
   todas las organizaciones del mundo rural, asumen ser representadas por las
   instancias centralizadas actuales, muchas de ellas con códigos y lógicas de sectores
   dependiente-formales en la economía y/o centralizadas en el mundo agrícola
   únicamente; (ii) En la propuesta, se mantienen sin ser incorporados criterios
   básicos y prioritarios para zonas rurales, que aún mantienen una rica biodiversidad,
   en cuanto a la integralidad de las mismas a manera de Zonas de Ecosistemas,
   respondiendo a un diseño integral e integrador entre las comunidades y sus
   recursos bajo la dimensión del Desarrollo Sostenible; (iii)En ese sentido, la Política
   no explora el desafío de “ir y mirar más allá de la persistencia de la dependencia
   del desarrollo rural en base a la categorización “agrícola” y no identificando
   claramente las otras dimensiones de lo rural, alcanzado sólo a definirlo como lo
   “no-agrícola”, como por ejemplo, integrando el desarrollo acuícola-pesquero
   (manejo y uso de los recursos costeros y marinos), los cuales están en toda
   potencialidad para un adecuado desarrollo sostenible en las zonas rurales.
   (Observaciones para el subtítulo de Definiciones)

   2.2.. Sobre el grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID
   recoge y responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y
   en otras regiones sobre el desarrollo rural:(i) No se percibe, clara y directamente,
   una relación y complementaridad directa con los mecanismos propuestos en los
   mismos documentos del BID en cuanto a la “Estrategia de Manejos de Zonas
   Costeras y Marinas”, y a la Estrategia de Desarrollo Sostenible”.(Observaciones
   sobre el subtítulo de Ejecución y Cumplimiento)

   2.3. En cuanto al potencial de impacto del BID a través de una política como la
   señalada, diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural
   que se verían más/menos beneficiados o perjudicados por una política de
   desarrollo rural como la que propone el BID: Con la presente lógica y redacción de
   la propuesta política, se está invisibilizando a los sectores rurales que trabajan en
   “corredores biológicos desde zonas forestales, agrícolas, costeras y marinas”. En el
   presente diseño, se encuentra una persistente lógica preferencial al sector agrícola.
   En todo caso, esta deficiencia en la mirada y comprensión del desarrollo rural en la



                                                                                     148
presente política, responde directamente a las prácticas actuales locales y
nacionales en el acercamiento al desafío rural.

2.4. Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo
rural que está planteando el BID: (i) Apertura, sinceramiento y aplicación del
mecanismo, propio de la presente “consulta”, para la interlocución hacia sectores
con diversidad de experiencias y enfoques macro-microterritoriales, el mismo que
retroalimentado adecuadamente servirá para la validación de la propia Política, una
vez “terminada en su diseño”; (ii) Reconocomiento de re-adecuación de sus lógicas
e instrumentos para enfrentar la dinámica de las zonas rurales hacia el Desarrollo
Rural; y (iii) Consciencia institucional de necesidad de adaptar e integrar los
distintos instrumentos vigentes en una política integral para el Desarrollo Rural.

2.5. Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de
desarrollo rural que está planteando el BID: (i) Inconsistencias en la
conceptualización básica de la misma; (Ambos mencionados, anteriormente. Punto
1); (ii)Se sigue manteniendo el concepto y el uso de Evaluaciones de Impacto
Ambiental, cuando existe la prioridad de ampliar el uso del intrumento hacia
Evaluación Estratégica Ambiental. (Observación en el Punto Quinto de Directivas y
Salvaguardias); (iii) Otra debilidad se encuentra en que no hay claridad en qué
mecanismos se emplearán para la calificación de los arreglos institucionales
nacionales y locales, para la aplicación de instrumentos que deriven concretamente
de la presente política.

2.6. Aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de
la política de desarrollo rural que está planteando el BID: (i) Consideramos vital,
para una consistente Política de Desarrollo Rural, la incorporación y aplicación de
instrumentos de Desarrollo Territorial Integrales que sirvan de mecanismos
prácticos y facilitadores para la Descentralización, en distinción clara a la práctica
de “distribución de partidas presupuestarias” (Observación en Directivas y
Salvaguardias); (ii) Desarrollar e incorporar Políticas e Instrumentos que faciliten
los Joint-Venture, a modo de “Clusters Privado-Social /Comunitario”, generando
sinergias e integración de esfuerzos de asociativos e innovadores y desarrollando
mecanismos de Responsabilidad Social y de Prevención de Conflictos entre ambos
actores. (Observaciones en Objetivos y en Principios Operativos); (iii) Adolece la
política de la generación necesaria de mecanismos e instrumentos de Acceso a la
Información y de Monitoreo Social y Ambiental para los lugares en donde sean
aplicados los instrumentos de la nueva política. (Observaciones en el subtítulo de
Principios Operativos y/o Directivas y Salvaguardias); (iv) No existe claridad
respecto de los impactos en el arreglo institucional que deriven por la “integración
de mecanismos y políticas del BID en una sola Política de Desarrollo Rural”.
(Observaciones en Ejecución y Cumplimiento); (v) La dinámica rural viene siendo
impactada fuertemente por las migraciones económicas masulinas temporales,
generando Jefaturas “Funcionales” de los Hogares Femeninas, con una alta tasa de
baja escolaridad, en zonas con déficits de cobertura social y de salud, generando
un circuito doblemente vicioso. Por ello, estimamos que para una real aplicación de
una Nueva Política de Desarrollo Rural debe de desarrollarse un subtítulo al interior
de los Principios Operativos, sobre “Mecanismos para la Integración Económica y



                                                                                  149
       Social de la Mujer Rural”; y (vi) No existe tampoco una claridad respecto del
       desarrollo y transferencia de conocimientos y tecnologías de la producción y la
       información para la inclusión, insistiendo nosotros en una especial adecuación a la
       “realidad de la Mujer Rural”.



En espera de los siguientes pasos de la consulta, quedamos de Usted.


Aldo Palacios Courret                        Marcia Morales Gómez
Director Ejecutivo                           Directora de Proyectos




                                                                                      150
Bartolomé Salazar

De mi consideración:
Mediante la presente me dirijo a Ud. a objeto de emitir mis apreciaciones y comentarios,
ante la consulta para la re formulación de la Política y Estrategia de Desarrollo Rural del
BID, referida a América Latina y el Caribe, desde ya agradeciendo la consideración a
recoger las opiniones al respecto.

Dentro de las principales motivaciones que me llevan a manifestar mi posición frente a
temas relativos a lo rural y su desarrollo, está por una parte mis circunstancias de vida, mi
desarrollo profesional y mis expectativas de sociedad. En ese contexto debo mencionar
que vivo en una comunidad rural, en la Comuna de La Estrella, Región del Libertador Bdo.
O’Higgins, espacio con características de secano, con fuerte apego a la agricultura
tradicional, donde el hecho de habitar, compartir y desarrollar los diferentes ámbitos de la
vida, hacen que uno tenga una cercana visión de lo que pasa, de las virtudes y
contradicciones de pueblos rurales aislados aún, pero con atisbos de influencias que
generarán fuertes transformaciones. No digo que por el hecho de vivir en una comuna
rural, uno tenga mejor calidad moral para referirse y relatar lo que acontece, pero insisto
en la posibilidad de observar muy de cerca los fenómenos socioculturales, ambientales,
políticos y económicos que configuran éstas sociedades, junto con las opciones de formar
familia en éste lugar y todas las particularidades que uno logra construir en la
cotidianeidad.

Muy ligado a mis circunstancias anteriores, está mi actual trabajo en el Programa Servicio
País de la Fundación para la Superación de la Pobreza, donde trabajo como asesor de un
territorio que abarca cinco regiones del centro del país. Este programa tiene como
principal foco de acción e intervención el espacio rural, las comunidades rurales, aisladas y
pobres, haciendo una apuesta de desarrollo por esas sociedades en su diversidad,
potencial y anhelos colectivos, ya con 10 años de trayectoria en esas lides, tiempo en el
que se han generado diversos aprendizajes sobre la realidad rural chilena, desde la
diversidad de lo rural, el mundo aymará, las comunidades agrícolas, las comunidades
costeras, el campesinado, las comunidades mapuches, los territorios insulares, la
Patagonia, entre otros.

En cuanto a mis expectativas más globales de sociedad, pensar en una sociedad más justa
y equitativa, con mejores oportunidades para todos los “ciudadanos”, me hace mirar con
particulares ojos lo que ocurre con las transformaciones y futuro de las sociedades rurales
chilenas.

A parir de haber revisado tanto la Política como la Estrategia para el desarrollo rural
disponibles en internet, haré un comentario global, siempre desde la particularidad de mis
conocimientos y experiencia, que es acotada a la realidad chilena, y más aún a la zona
central. Primero me parece muchos más acabada la Estrategia que la Política, mucho más
completa, veo en la política fuertes reminiscencias de lo que se entiende tradicionalmente
como lo rural, muy ligado a lo agrario, a la producción primaria, a la dimensión más
economicista de los espacios rurales, al rol de proveedor, al rol utilitario de espacios como
colchones ambientales, reservorios de biodiversidad, aspectos con los que coincido en
parte, pero que reducen la comprensión de los rural, aunque hay algunas referencias a los



                                                                                         151
territorial, que en si es una mirada integral, pero insisto en la impronta más económica
que deja como impresión general ésta política del BID.

La Estrategia en si aunque releva en buena medida la dimensión económica que se tiene
del aporte al desarrollo de éstos espacios rurales, ya comienza a abordar elementos
diversos, que dan cuenta de un diagnóstico mucho más completo, que lleva a una visión
mucho más cercana, más integradora que la política, donde tal como escuché por ahí de
un maestro como el Sr. Sergio Gómez, “de la manera en que uno entiende la realidad,
finalmente es como se interviene”, lo que en la práctica tiene fuertes implicancias en los
resultados. Dentro de éste documento hubo declaraciones o grandes títulos que llamaron
poderosamente mi atención, principalmente en lo referido a las transformaciones, por
tanto las opciones que no destaco de lo que leí de alguna manera pienso deben seguir
considerándose. La transformación productiva del área rural es más que lo agropecuario,
me parece algo esencial desde lo conceptual a lo práctico, sobre este punto conversamos
hace muy poco con el Presidente de una Cooperativa Campesina y le hizo mucho sentido
cuando recordamos conversaciones anteriores, pudimos hasta ejemplificarlo en personas
destinatarias de políticas públicas en nuestra comuna. En tanto que las potencialidades
económicas de las regiones requieran un abordaje con enfoque territorial diferenciado, me
parece una declaración muy potente, toda vez que se puedan desarrollar desde esos
mismos territorios, considerando de manera permanente a los actores que allí están
presentes, con sus particularidades e intereses. La declaración sobre que no es posible
reducir significativamente la pobreza rural sin altas tasas de crecimiento económico, un
adecuado nivel de inserción a los mercados nacionales e internacionales y una mejor
distribución del ingreso, me parece medianamente adecuada, ya que la mayoría de las
veces las personas se quedan con el inicio de la declaración, que parece complicada, toda
vez que la pobreza rural, la pobreza en fin de cuentas tampoco se reduce con altos niveles
de crecimiento económico, además hay que considerar allí la diversa gama de estrategias
económicas que se establecen en el medio rural, muchas de las cuales distan de los
parámetros que va dictando la globalización de los mercados, por lo que las estrategias
diferenciadas, no totalizantes, creo que son las más adecuadas, hoy en día el discurso va
por el lado del emprendimiento y la empresarización, con dificultades enormes de
implementación, generación de expectativas por parte de los destinatarios y de los que
aplican las políticas, creo que no todos los pequeños productores necesariamente pueden
ser emprendedores y empresarios, en eso no debería haber complejos y se debería
trabajar en otras líneas, mostrando las alternativas y consecuencias de una manera lo más
transparente posible, dejando que las personas, el habitante rural pueda tomar sus
propias decisiones.

Claramente el crecimiento económico es una condición necesaria pero no suficiente para
reducir la pobreza rural, es un enunciado claro, ya que pobreza podemos entenderla
como un fenómeno multidimensional, que no sólo tiene que ver con los ingresos, sino con
una infinidad de situaciones, que más bien uno podría ver desde el enfoque de derecho,
eso un poco en contraposición con la realidad urbana, llena de todas las oportunidades
posibles, acceso a servicios, a infraestructura, a información, a alternativas, etc.
Afirmaciones referidas a la transformación institucional con énfasis en la participación y
concertación; estrategias y políticas de desarrollo rural coherentes con las políticas
macroeconómicas, incluyendo la totalidad del ámbito rural y las relaciones ruralurbanas;
tomar desde la experiencia que las dimensiones ambientales, sociales y culturales son



                                                                                      152
esenciales en proyectos orientados geográficamente, me parecen claves como
expectativas de transformación, muy importantes de relevar en las políticas de futuro para
el desarrollo rural, circundan lo sistémico de las nuevas visiones, lo más holístico, tan
necesario para entender y actuar en las sociedades rurales, que guardan un nivel de
cosmovisión interesente y que muchas veces pasa desapercibido a nuestros ojos más
occidentalizados, de alguna manera resulta paradójico que en un mundo moderno y casi
post moderno, nos atrevamos a transitar por la integración de dimensiones, como
llevándonos de vuelta, casi sin darnos cuenta una visión de sociedades tradicionales,
donde un elemento está íntimamente ligado con el que sigue y con el del frente,
contrarrestando lo fragmentado e individualista de nuestra sociedad, que tiene como
margen exitoso lo moderno del mundo más urbano, sectorial y compartimentalizado. En
ese sentido destaco lo que platea el IICA1, señalando que: “La visión territorial de lo rural,
comprendiendo las poblaciones dentro de ese ámbito, permite visualizar la multiplicidad de
funciones vinculadas al desarrollo agrícola, agroindustrial y artesanal, a los servicios,
turismo y cultura, a la conservación de la biodiversidad y de los recursos naturales, es
decir, de los ecosistemas locales y globales sustentadores de la vida y de actividades
productivas. Todo ello concebido bajo un enfoque de una visión integrada de la sociedad y
sus múltiples actividades y relaciones.”
En cuanto a las lecciones y cursos de acción expresadas en la Estrategia propuesta, me
parecen destacables y imprescindibles los siguientes puntos:

_ La necesidad de la sostenibilidad financiera.
_ La importancia de la evaluación, seguimiento y monitoreo de resultados.
_ La necesidad de un adecuado balance entre la complejidad y la simplicidad de los
proyectos.
_ El enfoque multisectorial e interdisciplinario del desarrollo rural requiere de acciones
estratégicas y operativas conjuntas entre divisiones al interior del Banco.
_ la necesidad de un nuevo enfoque de desarrollo rural.
_ La articulación de acciones sectoriales en proyectos de desarrollo rural con
enfoque territorial.
_ Fortalecimiento municipal y descentralización.
_ Concertación público-privada-sociedad civil.
1 IICA. Nueva Ruralidad. El Desarrollo Rural Sostenible en el Marco de una Nueva Lectura
de la Ruralidad. Serie:
Documentos Conceptuales. Ciudad de Panamá, Marzo 2000.

_ La preparación de programas de mediano plazo.
_
Respecto ya de la institución que represento, más allá de mis apreciaciones personales,
pero que comparto plenamente, hay al menos tres ejes que nos interesa destacar, poner
de relevancia y dicen relación con:
_
_ La creciente implicancia de los procesos de globalización en el mundo rural.
_ La actividad agrícola va perdiendo centralidad en la forma de entender y definir
la ruralidad.
_ El enfoque territorial como mirada integral y no sectorial adquiere relevancia
para la comprensión del mundo rural.
_



                                                                                          153
Junto con éstos tres ejes, hay una preocupación central en el programa Servicio País, que
dice relación con la revalorización del mundo rural, sobre cómo nos paramos también
desde el habitante rural, por lo que surgen una serie de interrogantes que es clave
compartir en la construcción de ésta política y que habría que buscar formas de ir
recogiendo, interrogantes que han ido surgiendo en el curso del contacto con las
comunidades rurales, sin querer arrogarse ser la voz del mundo rural ni mucho menos,
pero que es necesario ir despejando y entendiendo.
_ ¿Cómo define y comprende el espacio que ocupa el habitante rural?
_ ¿Cuáles son los elementos de la ruralidad que sus habitantes valoran y por tanto
no cambiarían, sino que preservarían o potenciarían?
_ ¿Cuáles son los elementos que sí cambiarían?
_ ¿Qué cosas valoran de la urbanidad y que quisieran que estuvieran presentes en la
ruralidad?
_ ¿Cuáles son las imágenes futuras de sus espacios rurales?
_ ¿Cuáles son sus aspiraciones personales y para sus hijos?
En tanto preocupaciones centrales son como ya decía revalorización del Mundo Rural, a su
vez la generación de procesos que permitan superar la pobreza rural, junto con la
posibilidad de contribuir a un desarrollo nacional más equilibrado, implican una serie de
objetivos asociados y que de alguna manera coinciden con aspectos mencionados en la
Estrategia y que se expresan en función de: _
_ Contribuir a la disminución de la migración campo - ciudad, lo que tiene una correlación
positiva con la pobreza urbana. Gran parte de quienes emigran hacia las ciudades van en
la búsqueda de mejores oportunidades, que dadas las condiciones actuales la urbanidad
hoy no es capaz de ofrecer.
_ Contribuir a la descentralización y desconcentración del país, ya que al trabajar por el
desarrollo rural este espacio comienza a transformarse en una alternativa de vida, no sólo
para el habitante rural, sino para habitantes urbanos que aspiran a otras formas de vida
que no encuentran en su medio.
_ Contribuir a la seguridad alimentaria. Al apostar por la sobrevivencia de la pequeña
producción campesina, todavía podemos encontrar una importante diversificación de la
producción agrícola.
_ Contribuir al resguardo de la identidad cultural de nuestro país.
_ Contribuir a la conservación de nuestro patrimonio medio ambiental. Al incorporar a las
comunidades en el manejo sustentable sus recursos naturales.
_
Por último, ya más desde una perspectiva de desarrollo país, la valoración del espacio
rural, sus habitantes, comunidades y recursos, implica no sólo un aporte directo al
desarrollo rural, sino que el desarrollo rural entendido en su complejidad y diversidad,
aporta con un desarrollo más a escala humana, que debe mirarse en forma sistémica con
los espacios urbanos, lo que sucede en el espacio rural no sólo se resuelve allí, su
condición y estado también depende de los procesos de nivel nacional, que ocurren en el
mundo urbano, por tanto al pensar en políticas para el desarrollo rural, también debemos
pensar en lo que pasa al otro lado y proponer acciones allí, sino estoy muy seguro, que
todas las políticas e intervenciones que se emprendan, tendrán un carácter permanente y
subsidiario, serán de corto plazo, creo que hay que tomar medidas más audaces. Aquí ya
estoy hablando más de fenómenos de descentralización que se deben aplicar,
transferencia de poderes y funciones, de servicios e infraestructura, de impuestos y
royalties, donde la descentralización económica resulta clave, es decir la descentralización



                                                                                        154
de los privados, de las políticas y proyectos públicos que facilitan a los privados la manera
de llevar a cabo sus actividades, o sea son transformaciones que no sólo competen al
mundo rural y su desarrollo, sino a apuestas audaces de país, de formas de vivir, de
calidad de vida. Otra consideración final que quiero hacer, dice relación con el potencial,
es necesario mirar a al mundo rural con sus potencialidades más que con sus carencias,
eso puede hacer una enorme diferencia, en particular en donde coloco los esfuerzos y la
manera de velar por la viabilidad de las acciones que se emprenden, el mundo rural no es
un enfermo al que hay que atender, es una fuente de aprendizajes y calidad de vida, es
un mundo de relaciones cercanas más que de gente dispersa. Sin otro particular, le saluda
cordialmente.




                                                                                         155
José Valenzuela

El documento plantea premisas de carácter muy amplio, que no profundizan en las
experiencias de la última década ni en un diagnóstico acerca de los factores limitantes del
desarrollo rural en la actualidad.

La actividad sectorial en CHILE ha experimentado un alto dinamismo durante la última
década que se manifiesta en un incremento en la participación en el PIB 0,2 puntos
porcentuales entre 1996 y 2003, cifra que se ha visto incrementada en los últimos años
fruto del fuerte incremento de las exportaciones sectoriales. Es así como durante el año
2004 estas alcanzaron a 7.400 Mill. de dólares en tanto las importaciones alcanzaron a
1.600 Mill. de dólares, con un crecimiento del 15% en el mismo período.

El dinamismo de la actividad sectorial se origina en múltiples factores entre los que
destacan:

-   Una fuerte ampliación de los mercados externos fruto de los tratados comerciales;
-   La inversión pública en comunicaciones y pavimentación de caminos secundarios;
-   Alta inversión en infraestructura de riego y en puesta en riego a nivel predial;
-   La Inversión pública en investigación y transferencia tecnológica;
-   La inversión privada en tecnología, infraestructura de procesamiento y comercialización
    internacional.
-   Fuerte dinamismo en los años venideros por la entrada en producción de nuevas
    plantaciones, nuevos rubros y el acceso a nuevos mercados especialmente en Asia.

Especial significación tendrán en los años venideros los programas territoriales de
inversión pública en los que se amplifican los efectos de la misma con la inversión privada
mediante planes que promueven un alto nivel de sinergias positivas, incorporando
importantes niveles de participación y de consensos de los distintos actores rurales. La
experiencia desarrollada en la VIII región durante los últimos años así lo demuestra. Al
respecto adjunto el Plan de desarrollo de uno de los territorios de esa región .

El problema más importante de afrontar con nuevos enfoques es el del desarrollo
productivo de la pequeña agricultura. Esta representa el 72.5% de las explotaciones,
detenta el 22,7% de la superficie agrícola, cultiva el 44% de la superficie con cultivos
anuales y posee el 44% de la masa ganadera bovina. Sin embargo, aún cuando existen
experiencias de modernización exitosas conspiran contra su modernización la avanzada
edad de los productores ya que más del 70% son mayores de 50 años y un porcentaje
similar no tiene educación formal o solo educación básica incompleta. Estas condiciones
constituyen una limitación muy difícil de superar para la incorporación a rubros de
carácter intensivo con tecnología avanzada.

La avanzada edad de los productores puede convertirse en una ventaja si se implementan
programas que faciliten la incorporación de las nuevas generaciones con niveles
educativos muy superiores mediante formulas que incentiven el traspaso o arriendo de
parte de las tierras para la realización de proyectos de agricultura intensiva. Un programa
de esta naturaleza apoyado en un sistema formalizado de capacitación técnica previo a la
iniciación de los proyectos, tanto en aspectos productivos como comerciales, podría



                                                                                       156
acelerar el recambio generacional posibilitando la emergencia de una nueva cohorte de
pequeños productores con capacidades para incorporarse al desarrollo tecnológico y
comercial logrado por algunos grupos más avanzados.




                                                                                 157
Colombia

Andrés Betancourt

Habiendo leído y analizado el documento, podría resaltar algunas reflexiones frente a cada
uno de los criterios predeterminados:

   a) Coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
       amenazas y restricciones de las sociedades rurales

En primer lugar, considero que es difícil ser incoherente con la realidad de las sociedades
rurales, cuando esta se aborda de manera tan general. Sin embargo, señalo tres aspectos
en los que considero que el momento actual no permitiría una aplicación efectiva, eficiente
y benéfica de la Política:

En lo relativo a los “mercados del agua”, considero que si bien la demanda está bien
identificada, y la oferta está de alguna manera establecida, o puede establecerse con
relativa facilidad, los términos de negociación están bastante disímiles, y diría que en
grave riesgo de llegar a ser inequitativos, y quizá “perversos”. Si bien se señala que “...el
Banco trabajará... para desarrollar sistemas de precios efectivos y transparentes y
mecanismos de transferencia...” el nivel de información actual restringe las posibilidades
para encontrar instrumentos y mecanismos realmente objetivos. De una y otra parte (si se
entienden como partes opuestas las posiciones del mercado y las de las organizaciones
sociales) se exponen argumentos no suficientemente bien sustentados, de donde han
surgido evidentes tensiones, e incluso conflictos en algunos países, a partir de la carencia
o la mala orientación de la información al respecto.

Casi en la misma línea, en cuanto a “gobernanza transparente y efectiva”, bien se señala
como limitación las “asimetrías de información”, lo cual guarda cierta relación con el punto
anterior. Sin embargo, además de tales asimetrías, el hecho de la rendición de cuentas ha
terminado en nuestros países por “legitimar” la corrupción, en el sentido que las
comunidades y organizaciones sociales (especialmente las rurales) participan en espacios
de audiencias y rendiciones de cuentas, pero no tienen la suficiente información ni la
formación para reconocer las implicaciones reales de lo que aprueban con su firma.
Indudablemente, considero que en toda política pública hay una oportunidad para las
comunidades, pero creo que en ellas no hay la suficiente masa crítica para sacar provecho
sustantivo de los marcos políticos y jurídicos, y a lo sumo, algunas posiciones
reaccionarias logran sacar provecho en beneficio de un grupo particular.

Finalmente en cuanto a la ejecución de la Política, muy oportunamente se vincula a la
“programación de país”, sin embargo creo que tal concepto no es suficientemente claro en
los países, y cuando hay claridad, sigue siendo excluyente, por la limitada y/o inefectiva
participación de la población rural en la planificación a distintos niveles.

Principalmente en estos tres aspectos (mercados de agua, gobernanza y programación de
país), si bien es oportuno que se mencionen, nuestras sociedades no están
suficientemente preparadas y, pese a la evidencia de las oportunidades, no creo que sean




                                                                                         158
capaces de capturar los beneficios en el corto y mediano plazo, lo que casi se convierte en
una seria amenaza.


   b) Grado de convocatoria y respuesta frente a experiencias y aprendizajes sobre el
      desarrollo rural

Reitero las expresiones generales del punto anterior: Acierto en los criterios pero bastante
generalidad en el abordaje, asimetrías e información disímil.

   c) Potencial de impacto

   No considero tener una visión objetiva del asunto. Tengo el temor del fortalecimiento
   de los “agroempresarios” y la aplicación de políticas a favor de los “grandes” y los
   productores rurales no campesinos. Eso puede resultar en un escenario de mayor
   inequidad. Sin embargo, existe evidencia de casos en los que el fortalecimiento de los
   “grandes” ha contribuido directa o indirectamente al mejoramiento de las condiciones
   sociales y económicas de los “pequeños”, por efecto de la dinamización de los
   procesos.


   d) Principales fortalezas

           -   Multidimensionalidad en los enfoques
           -   Consideración de los aspectos ambientales
           -   Actualidad, oportunidad y pertinencia

   e) Principales debilidades

           -   Generalidad
           -   Escasa evidencia de compromisos concretos
           -   No se identifican plazos ni alcances, lo cual puede llevar a “propósitos no
               cumplidos”


   f) Deficiencias

   En varias ocasiones hace referencia a “Servicios ambientales”, sin embargo, no precisa
   lo que entiende por tal, ni señala mecanismos claros para articularlos a la generación
   de desarrollo.

   Por otro lado, puede ser bastante subjetivo, pero creo que podría vincularse un
   elemento de fortalecimiento de recurso humano local, no a través de capacitación no
   formal, sino a través de educación formal de “Ciudadanos rurales”, no como un
   componente diferencial de la sociedad, sino al contrario como un elemento inclusivo, al
   hacer reconocimiento de las posibilidades, potencialidades, obligaciones y
   responsabilidades de los individuos rurales en la construcción del desarrollo de sus
   países. Las estructuras actuales, e incluso la capacitación no formal para el trabajo,



                                                                                        159
hace que los pobladores rurales se identifiquen a sí mismos como un medio de
producción. Creo que la Educación Formal, adecuadamente orientada, permitiría a los
pobladores rurales reconocer su rol en la sociedad, cualificar su desempeño, y ante
todo dignificar su existencia. El desarrollo de los individuos debiera ser la estrategia
para buscar el desarrollo de las sociedades.




                                                                                    160
Diego Constaín

El problema no es como cambiamos de nombre a las políticas para el Desarrollo Rural, el
problema es como desarrollamos la capacidad de construir nuestra propia memoria de
manera coherente a partir de nuestros éxitos y fracasos . Cómo construimos nuestra
Sostenibilidad en el Desarrollo Rural por medio de planes, programas y proyectos que nos
permitan salir de un resultado de comunidades en riesgo a comunidades rurales
empoderadas, autodeterminadas, auto sostenibles?

Política de Sostenibilidad para el Desarrollo Rural

Algunos factores que pueden favorecer el Desarrollo Rural de manera sostenible:

Para el Desarrollo Rural local, regional y nacional es necesario fortalecer la política que
defienda la cuarta columna de la Administración para el Desarrollo Rural El Control
(Evaluación y Seguimiento), en nuestro país es precario a nivel gubernamental y no
gubernamental (“El Banco promoverá una gobernanza transparente y efectiva y reformas
institucionales que beneficien a las poblaciones rurales”)

El objetivo es contribuir a mejorar la operación de los programas de desarrollo rural y el
impacto en el bienestar de la población rural. Se han ejecutado innumerables programas
dirigidos a la población rural y han fallado porque no existen o no se asumen mecanismos
para detectar los problemas y solucionarlos. Los programas se basan en juicios y
apreciaciones subjetivos, intuitivos de los directivos de los programas sin formación e
información. El resultado de esta baja aptitud y actitud se refleja en el desperdicio de los
limitados recursos económicos que no mejoran la calidad de vida de la población rural.

No es posible hablar de un proceso de investigación evaluativa la cual busca identificar los
procesos de desarrollo social y económicos atribuibles a acciones planificadas de
intervención del estado o sociedad civil ofreciendo información o elementos de juicio para
que los participantes de los programas y proyectos de desarrollo tomen las decisiones que
lleven a mejorar la operación de los programas y los impactos en la población objetivo.

Es comprensible que existe un arte y una cultura de evaluación en general a nivel de
Latinoamericano y dentro de cada uno de los países que lo conforman, cada país presenta
obstáculos en relación con la aplicación de la evaluación a los programas de desarrollo
rural gubernamentales y no gubernamentales. Los sistemas de evaluación y seguimiento
son precarios no por su desconocimiento sino por no existir voluntad política para
asumirlos como parte básica de cualquier programa de Desarrollo Rural, condición que
permite manejos corruptos tanto de funcionarios internos como externos. En nuestro país
se realizó un informe de contraloría municipal a la contraloría de la república (nacional)
donde describimos los proyectos ejecutados el año anterior diseñando el sistema de
seguimiento y evaluación de los mismos este año, proyectos los cuales presentan
indicadores generales relacionados con el objetivo general y no de manera particular con
indicadores que caracterizan los objetivos específicos como indicadores de insumos, de
producto, de resultado, de desempeño, de gestión con una optima participación y
conocimiento de todos los actores comprometidos en el proceso, se dice que no sabemos
manejar indicadores cuando los indicadores de un proyecto sabemos cuales son. Los



                                                                                        161
proyectos gubernamentales no poseen un Enfoque de Marco Lógico, cuando lo realizan no
es claro y generalmente confuso y sesgado. Ahora bien, cómo vamos a realizar el
seguimiento y la evaluación como corresponde a un proyecto o programa de desarrollo
municipal rural un año después de ejecutado?. El control es hoy y ahora con veeduría
capacitada comprometida con la Sostenibilidad, Colombia debe dejar de ser el país del
mañana (el próximo año le realizamos control al programa ejecutado). Los elementos y
medios de verificación son precarios. No es posible hablar de empoderamiento de la
comunidad excluida con recursos excluidos para la actividad económica local, regional y
nacional (“El Banco promoverá la inclusión social y reducción de la desigualdad”)

La evaluación como mecanismo de apoyo al proceso de toma de decisiones es confundido
con el seguimiento en el 99% de los casos. Son muy pocas las Evaluaciones Ex – ante
líneas de base desarrolladas con la comunidad que corresponda a los programas que se
van a ejecutar, en un 95% no se realizan evaluaciones de proceso y la Evaluación final
solo se refiere a la finalización de la ejecución de los programas y no al logro final de los
objetivos propuestos, por lo tanto no hay Evaluación final. La Evaluación bajo esta
circunstancia no puede convertirse en un mecanismo de expresión de la población rural,
esta solo se circunscribe a la presentación de fotografías y no una relación comparada de
indicadores, de resultados y menos una reflexión consciente sobre el proceso de desarrollo
del programa o proyecto, dicho de otra manera es una expreción de la manipulación de la
información por parte de los ejecutores del proyecto.

El mejoramiento de los procesos administrativos no es una política del peluche, es una
política para afirmar la Sostenibilidad a través de cambios cualitativos y cuantitativos en el
proceso de Desarrollo Rural en el cual hoy estamos comprometidos.

Otro aspecto a tratar es la destinación de los recursos como principio de Sostenibilidad de
los programas, de los proyectos que se desarrollan. Los proyectos no cuentan con
recursos suficientes para generar Sostenibilidad, ingresos ciclicos que reciben los
beneficiarios manteniendo el recurso de inversión constante. Es normal ver un proyecto
por ejemplo hortícola donde se definen 35 beneficiarios por una hectárea cultivada, es un
proyecto en riesgo que del primer al segundo ciclo abortará. Cuál es el ingreso
percápita/mes después de 4 a 6 meses de haber dado inicio al proyecto? Seguridad
Alimentaria no es mitigar el hambre, los proyectos con principio de Sostenibilidad permiten
la autodeterminación de los beneficiarios para cubrir sus necesidades básicas insatisfechas
incluida la alimentación a partir de los recursos generados por el proyecto productivo que
mínimo debe corresponder al salario mínimo mensual por beneficiario. Los proyectos
productivos de los pequeños productores agropecuarios no se deben financiar con la caja
menor (“El Banco tratará de reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a los activos
productivos incluyendo tierra, agua, capital financiero y tecnología”)

Finalmente, otro componente de la crisis es la capacititis quien afecta gravemente los
resultados. Las Secretarías de Agricultura y las UMATAS a nivel nacional presentan un alto
grado de capacitación a nivel rural con muy bajos resultados a nivel productivo, por qué?.
La capacitación genera buenos dividendos a la entidad ejecutora del proyecto abarcando
incluso hasta el 70 – 80% del recurso destinado, esta condición no genera Sostenibilidad
si tenemos en cuenta también el gran número de beneficiarios. Este tipo de proyecto
mantiene la comunidad en estado de riesgo y por lo tanto no es activador del desarrollo



                                                                                          162
rural. Se debe estimar un máximo del 10% para capacitación en el costo de inversión de
los proyectos de carácter productivo dirigidos a los pequeños productores agropecuarios

Las Organizaciones Donantes – No Gubernamentales no Administran apropiadamente la
cuarta columna “El Control”, lo dejan en manos de segundos o terceros que a través de
los años han demostrado no ser idóneos. Todos somos parte de la crisis....

Es posible formular planes, programas, proyectos que genere empoderamiento y
autodeterminación de los pobladores del sector rural asi como para quienes formulan,
ejecutan y quienes realizan el seguimiento y la evaluación dirigida a la Sostenibilidad del
Desarrollo Rural. En Colombia hay una madurez creciente en el manejo de metodologías y
herramientas innovadoras para lograr este propósito.

Centrar las cinco políticas operativas en una sola es un acierto: Sector Forestal, Desarrollo
Rural, Sector Agropecuario, Colonización agrícola y Desarrollo pesquero resumidas en una
política denominada Desarrollo Rural. El hombre y la mujer pobladores del Sector Rural
son el fin de la política de Desarrollo Rural, los otros componentes se desarrollan para su
beneficio.

Desarrollo rural sin Sostenibilidad para lo social, lo económico y lo ambiental no es
Desarrollo .....




                                                                                         163
German Gil
LOS RETOS DEL DESARROLLO RURAL
LA CRISIS RURAL
Nuestro país ha vivido en las últimas décadas un proceso de transformaciones importantes
en lo político y en lo económico en cuya implementación se han evidenciado las
dificultades, carencias y complejidad del sector rural. Esas nuevas realidades del entorno
político y económico han llevado al país a una profunda crisis, en la cual la situación de
dicho sector no ha sido plenamente reconocida en su magnitud y naturaleza. Surge la
necesidad de buscar respuestas que permitan conciliar la importancia relativa de lo rural y
su potencialidad para la solución de la crisis, del conflicto y de la pérdida de
gobernabilidad y de desarrollar proyectos que faciliten el tránsito hacia una sociedad con
mayores niveles de cohesión social y desarrollo económico.
Durante muchos años una gran parte de la población rural ha estado en crisis: la pobreza
campesina, la falta de seguridad social, el inequitativo acceso a los medios de producción,
la politiquería, el gamonalismo, el mercado, son entre otras, causas que mantiene una
situación permanente de desesperanza y frustración. Consecuencia de ello es el
desplazamiento masivo y permanente hacia las ciudades en busca de oportunidades, o a
áreas de expansión rural hacia un duro trabajo de colonización, en zonas inhóspitas,
alejadas e incomunicadas, que muy pronto vuelve a dejar sin esperanza y sin futuro.
Lo ocurrido en la última década del siglo veinte es que todos los sectores rurales han
sufrido la crisis y por eso la situación se ha visto agudizada a tal punto que comienza a
recibir la atención del país. El sector empresarial, protegido durante décadas por la política
de substitución de importaciones, ahora siente los efectos combinados de la apertura y la
violencia que lo hacen tambalear:
La crisis no es consecuencia sino mas bien causa. Causa que produjo pobreza y
desesperanza, caldo de cultivo para la violencia. La violencia paga se convirtió en
alternativa. Pobreza, violencia y apertura económica indiscriminada, son condiciones
óptimas para que vivir en el campo deje de ser atractivo.
Por qué el agro colombiano se encuentra tan postrado si es casi invariablemente
identificado por todos como la esperanza para la redención nacional? Sin duda es una
pregunta que nos hacemos todos y con ella otras muchas, a veces no suficientemente
respondidas: Se ha equivocado el país con sus políticas de desarrollo rural? Las políticas
han sido las correctas pero no se han implementado adecuadamente? La política ha
incluido todos los elementos necesarios para asegurar resultados? Se ha trabajado
aisladamente? Nos hemos equivocado al identificar nuestra realidad y nuestras
posibilidades? Ha habido objetivos claramente definidos? Se cuenta con los recursos y las
condiciones adecuadas para lograr tales objetivos?- El papel del estado y de la sociedad
están claramente identificados?- Son los adecuados?...
La crisis actual, especialmente aguda desde cuando el país entró en la apertura de
fronteras, evidencia fallas protuberantes que nos obligan a repensar el sector y a buscar
nuevas formas de interpretar esa realidad.
Los indicadores que anunciaban la crisis son viejos: desplazamiento de la población rural
hacia las ciudades, baja productividad, poco avance tecnológico, deterioro ambiental, baja
inversión privada, pero sobretodo baja calidad de vida y descontento general.
Surge la necesidad de identificar no solamente formas nuevas de producción, sino nuevas
alternativas productivas que se conviertan también en proyectos con una mayor
pertinencia, factibilidad y sostenibilidad ambiental, económica y social: para involucrar en
condiciones de menor desventaja a los actores rurales de todos los niveles; para convertir



                                                                                          164
efectivamente las ventajas comparativas del país en ventajas competitivas; para
articularse más positivamente al nuevo orden mundial; para acondicionar la actividad
productiva a la realidad y no a la inversa.
Las estrategias de desarrollo rural se han concentrado en aspectos como investigación
tecnológica, asistencia técnica, crédito, y en infraestructura de servicios. Grandes ausentes
son instrumentos como la planeación, la educación, la información. El conocimiento de la
realidad del campo se ha dado especialmente en el manejo del entorno biofísico, pasando
sobre aspectos tan importantes como el pensamiento de los productores, su cultura, sus
motivaciones y expectativas y su capacidad de gestión.
La crisis del sector se debe también a la baja productividad?- Es la baja productividad
causa o consecuencia? - Alta productividad conduce a una alta rentabilidad económica o
social?- Es la pobreza un efecto o una causa de la situación?- La tecnología que se ha
tratado de transferir ha sido la más apropiada?.- Tiene el productor rural conocimiento y
capacidad de gestión para planear y desenvolverse en aspectos como qué producir, cómo
articularse al mercado?. Es posible conciliar competitividad y sostenibilidad en un proyecto
modernizante que involucre los distintos sistemas productivos y que beneficie a todos los
actores?
EL DESARROLLO SOSTENIBLE
Por una parte se habla de la necesidad de hacer una agricultura sostenible, referida a una
actividad productiva considerada y respetuosa con los recursos naturales que utiliza, para
garantizar a las futuras generaciones la posibilidad de seguir haciendo uso de tales
recursos. Pero por otra parte se habla del desarrollo sostenible. Aquí ya no se trata de la
conservación de recursos sino de la sostenibilidad del proceso y tiene que ver con muchos
y diversos aspectos: los escenarios en que se debe dar, el concepto mismo de desarrollo y
su apropiación por parte de la comunidad concernida, los conflictos de objetivos, de
intereses, de oportunidades, de estrategias y de posición entre los actores, por la
disponibilidad y el acceso a los recursos y a las oportunidades, etc.
El desarrollo es sostenible no como resultado de la maximización en el uso de los factores
(recursos, tecnología, etc.), o como la minimización del impacto ambiental sobre el
ecosistema, sino especialmente por la disminución del efecto de los conflictos que se
presentan al intentar las dos cosas simultáneamente y con proyección al futuro. No se
podría hablar de desarrollo sostenible si no se logra encontrar estrategias que permitan
conciliar la contradicción.
Los retos para el investigador tienen entonces que ver con: identificar motivaciones,
aspiraciones y expectativas; definir escenarios deseables de solución; identificar
escenarios contextuales posibles; lograr hacer la descripción y evaluación de los conflictos
internos y con el entorno; determinar las relaciones de causalidad a sabiendas que la
realidad es el resultado de relaciones complejas, multivariadas, multidimensionales,
multilineales; conocer la manera como se toman las decisiones individuales y colectivas y
como se da el proceso de aprendizaje y adaptación a la realidad cambiante; identificar y
evaluar el conocimiento y la percepción que se tiene sobre su realidad y su entorno;
identificar elementos y situaciones que favorezcan la solución de los conflictos; lograr
involucrar a la comunidad concernida tanto para mejorar la calidad del conocimiento,
como de los juicios de valor sobre la situación y los compromisos con las soluciones;
identificar y diseñar estrategias que minimicen los conflictos viejos y nuevos.
Solo cuando se logre armonizar las dimensiones ambiental, social y económica en el
proceso de crecimiento y diferenciación de una comunidad, se podría hablar de desarrollo
sostenible. Las estrategias conciliatorias incluirán seguramente procesos en que por



                                                                                         165
ejemplo haya necesidad de aceptar inicialmente costos ambientales en tanto se logra un
bienestar básico, o subsidios a la producción en tanto se recupera un ecosistema
deteriorado; el qué y el cómo solo se podrán definir de acuerdo con las condiciones de la
realidad local y su contexto.
UNA NUEVA RURALIDAD
De lo sectorial a lo territorial
El concepto predominante de lo rural ha estado ligado a lo económico-productivo y así se
asimila lo rural a lo agropecuario y al modo de vida unidas a estas formas de trabajo. Es
necesario hacer una mirada más integral y considerar que lo rural incluye otras
dimensiones, otros actores, otras potencialidades, aspectos sociopolíticos, educativos y
culturales, que en conjunto afectan la vida de la nación. Inclusive en lo económico la
mirada no puede reducirse exclusivamente a lo productivo: la agroindustria, los servicios
ambientales, el comercio, el agro- ecoturismo, son ejemplos de otras actividades
económicas que tienen como escenario el territorio rural.
El desarrollo entendido como el proceso evolutivo de una comunidad en busca del
bienestar de todos sus miembros tendrá que dar otro sentido a los componentes
ambientales, económicos, sociales, culturales y políticos que lo determinan. Es una
dimensión espacial de desarrollo en la que el territorio se ve como el escenario donde
fluye la vida de una comunidad, con sus componentes cultural, social, ambiental,
económico y político. El territorio contiene la riqueza, pero es ante todo espacio vital que
hay que ocupar, cuidar, defender y utilizar para el bienestar de todos en una dimensión
también temporal.
Los conceptos de territorio y de competitividad territorial, deben ser incluidos en una
nueva forma de ver lo rural. "Un territorio adquiere carácter competitivo si puede afrontar
la competencia del mercado y garantizar al mismo tiempo la viabilidad medioambiental,
económica, social y cultural, aplicando lógicas de red y de articulación interterritorial. La
competitividad territorial supone: la toma en cuenta de los recursos del territorio en la
búsqueda de coherencia global; la implicación de los agentes e instituciones; la integración
de los sectores de actividad en una lógica de innovación; la cooperación de los otros
territorios y la articulación con las políticas regionales, nacionales y con el contexto global.
La formación de Redes, ya sean locales, nacionales o internacionales, incrementan cada
vez más su importancia como estrategia para buscar el Desarrollo Rural. El trabajo en red
es una forma de facilitar la integración y articulación de las visiones que tienen sobre el
territorio los diferentes grupos y sectores que la habitan. Es una estrategia de
participación que se entiende como parte de un proceso político más amplio para la
construcción de un marco público democrático y ciudadano. En esta perspectiva, la política
se entiende como un ejercicio vinculante de voluntades y diferencias. Esa participación
busca un diálogo entre instituciones, tecnocracias, organizaciones de la sociedad civil,
universidades y todos quienes quieran participar en la construcción colectiva de una visión
concertada de futuro.
Trabajar en red es una estrategia que se desarrolla dentro de tres ámbitos: La
participación, entendida como la vinculación de la ciudadanía en el proceso de planeación,
toma de decisiones, gestión y control sobre sus intereses y los recursos del Estado; la
comunicación, definida como un proceso de interacción de los distintos actores sobre la
idea de democratización de la información para su libre circulación, en aras de facilitar la
cualificación de los ciudadanos para la participación; es un proceso de conocimiento
mutuo que hace visible las expectativas de los ciudadanos; y La Cooperación, es un
sistema de alianzas, un conjunto de esfuerzos de cooperación sistemática entre sociedad-



                                                                                            166
sociedad y sociedad-estado para disminuir la multiplicidad de esfuerzos, optimizar las
inversiones y la coordinación interinstitucional.
La elaboración del proyecto de territorio es pues un proceso destinado a hacer adquirir a
los agentes locales y a las instituciones cuatro capacidades: la capacidad de valorizar y
proteger su entorno (competitividad ambiental), de actuar juntos eficazmente
(competitividad social), de crear vínculos entre sectores de tal modo que se mantenga allí
mismo el máximo de valor agregado (competitividad económica) y por último de
establecer relaciones con otros territorios y con el resto del mundo (competitividad
contextualizadora).

Esta propuesta considera entonces no solamente una temática que pretende cubrir
integralmente los distintos factores que afectan los procesos del desarrollo rural, sino que
es también una propuesta metodológica en lo pedagógico.

Local -- regional
Los mas graves problemas del país (pobreza, narcotráfico, violencia) tienen su mayor
expresión en la sociedad rural en su conjunto. Sin desconocer la importancia que la
producción agropecuaria significa para la vida de la nación, es necesario considerar que lo
rural tiene más dimensiones, significados y posibilidades y que su desarrollo como proceso
complejo y específico que es, en sus problemas y en sus soluciones, debe abordar
integralmente los componentes sociales, culturales, políticos, administrativos, ecológicos y
económicos; un enfoque sistémico que considere estos componentes adecuadamente
articulados y contextualizados, le da sentido y mayor posibilidad, a la búsqueda de un
crecimiento económico y un cambio estructural, como forma para que la población pueda
mejorar su condición de vida.
En esta perspectiva, es muy importante la construcción de un nuevo escenario local no
solo para la discusión, sino para la proposición y para la acción. Una de las mayores
urgencias es crear espacios de intercambio de conocimientos, de diagnósticos ojalá
compartidos, propuestas de soluciones y trabajo cooperado que involucre a instituciones
del estado, grupos de especialistas e investigadores, campesinos y pobladores urbanos,
comunidades organizadas, empresarios y propietarios, y organizaciones. La estrategia
cubre tres componentes básicos: (1) el desarrollo económico productivo, (2) desarrollo
regional espacial, y (3) desarrollo político institucional.

La formación de Redes, ya sean locales, nacionales o internacionales, incrementan cada
vez más su importancia como estrategia para buscar el Desarrollo Rural. Hoy muchas
organizaciones reconocen el valioso significado de compartir información, experiencias,
métodos, conocimiento, objetivos y riesgos, en búsqueda de una acción mas racional,
para la búsqueda de resultados o para el mejor uso de recursos escasos y frágiles. El
trabajo en red es una forma de facilitar la integración y articulación de las visiones que
tienen sobre el territorio los diferentes grupos y sectores que la habitan.

Es muy difícil, si no imposible lograr competir efectivamente con quienes tienen ventajas
comparativas naturales u obtenidas por la experiencia, el conocimiento de años, la
protección estatal etc. Tal es el caso de muchos productos del mercado mundial en los
que los países de estaciones tienen ventaja o en los que otros países tropicales han
conquistado el espacio del mercado gracias también a sus propias ventajas. La




                                                                                         167
competitividad así concebida se construye fundamentalmente con un recurso humano
innovador, proactivo, estratégico, conquistador.
Cultura de la planeación
La planeación y gestión del desarrollo tienen como elementos constitutivos, principios de
causalidad, racionalidad, secuencialidad, integralidad y concertación de intereses, para la
toma de decisiones en torno a la formulación y ejecución de planes, políticas, estrategias,
programas y proyectos.
Los procesos de planificación y gestión del desarrollo, convierten al agente promotor en
un actor político, pues la planeación y la gestión del desarrollo son actividades técnico-
políticas, especialmente cuando se trata de construir procesos democráticos y de
cooperación colectiva.
Necesidades del sector rural como una reconversión productiva y tecnológica, en
reconocimiento de que no es lo más viable competir en segmentos de mercado donde no
tenemos las mismas ventajas comparativas, y la aceptación de que nuestra verdadera
ventaja se encuentra en las condiciones de diversidad y diferenciación de productos para
cubrir nichos especiales de mercado,
La búsqueda de soluciones a los problemas actuales tiene que pensarse en una
perspectiva de largo plazo; esto significa políticas asociadas con decisiones colectivas y de
estado, y no sólo de gobierno. Es necesario pasar de los análisis y soluciones de
coyuntura, a los de prospectiva.
La competitividad producto de la diferenciación, de la adecuada utilización de los recursos
que nos son propios, sería para nuestro caso una forma alternativa de comprender el
concepto. Más que eficiencia nos conviene buscar eficacia para lograr una inserción
provechosa para el país y para el globo.
La crisis que hoy vive el país es en buena parte consecuencia del tratamiento que ha
recibido esa población campesina, a quienes la nación no ha sabido dar el reconocimiento
que merecen su esfuerzo y sus dificultades. El Estado no los ha apoyado adecuadamente
para suplir sus necesidades y aspiraciones y el mercado no es ni ha sido justo con ellos. La
crisis rural es una de las principales causas de la violencia y los campesinos son víctimas
de una y de otra.
La Nación no puede desconocer que a pesar de la crisis que se vive, la oferta de alimentos
no ha faltado y eso ha ocurrido siempre, independientemente de que el campesino se
beneficie con ello o que la población tenga acceso equitativo a tales bienes.
Son muchos los campesinos sin tierra, que producen en tierra ajena o trabajan
asalariados, muchos mal pagos, sin seguridad de trabajo y sin seguridad social. Muchos
viven también de la pesca extractiva. Otros son aparceros, esto es que producen en tierra
ajena en una pequeña parcela de pancoger, pero deben pagar en trabajo o con parte de
la producción, el uso de la tierra. También existe la explotación en compañía (medianía,
tercería, etc.), esto es uno aporta la tierra (grande o pequeño propietario) y otro u otros
aportan el trabajo, insumos, etc. Ambos corren los riesgos y comparten los resultados
según el aporte.
Las grandes dificultades por las que atraviesa el país en la actualidad tienen mucho que
ver con el logro de los objetivos de la comunidad campesina
Los campesinos tienen el conocimiento sobre sistemas agroecológicos de manejo especial
en la zona andina y en ecosistemas tropicales; conocimiento y experiencia que permitirían
revertir los procesos de degradación ambiental y evitar cometer en el futuro los mismos
errores en el diseño e implementación de sistemas mas sostenibles.




                                                                                         168
El campesinado puede abrir una vía alterna de desarrollo económico y social si cuenta con
el apoyo de programas masivos que lo doten de los medios de producción adecuados y le
permitan tanto consolidar la economía campesina y la cultura propia, como desarrollar
formas asociativas propias e iniciativas empresariales como granjero y cooperativista.
En Colombia la tierra es un recurso abundante; quien lo ha usado y lo está usando
efectivamente y en función social es el campesinado. El uso por parte de los terratenientes
es mínimo, pues para ellos la tierra es un bien para acumular poder, vara ganar la
valorización, para lavar activos provenientes de actividades ilícitas y para especular.
Las políticas y programas que se han dirigido al campesinado lejos de dar soluciones, han
tenido consecuencias perversas: clientelismo, dependencia política, manejo burocrático,
cubrimiento marginal, ineficiencias en la operación de las instituciones y de los
productores.
Escenarios de participación ciudadana consagrados en la constitución y reglamentados por
la legislación, como son los Consejos Municipales de Planeación y los Consejos Municipales
de Desarrollo Rural, no han funcionado adecuadamente. Las funciones no tienen el
suficiente impacto y su composición es interferida por intereses politiqueros.

Mercado y mercadeo

Son las dificultades para articularse adecuadamente al mercado lo que con mayor
frecuencia frustra al campesino. Tal situación tiene muchas causas, entre las que podemos
mencionar:
Falta información de precios, de volúmenes de ofertas y de demandas, de productos
demandados, de épocas de cosecha y áreas sembradas por especie, de tal manera que la
decisión de qué producir para quién o en qué momento hacerlo, es una decisión tomada
sin mayor criterio. siempre se ha producido, pues al menos se sabe como hacerlo y se
conocen los riesgos.
Por otra parte el productor generalmente conoce poco el mercado: la formación del
precio, los canales de comercialización, las preferencias de los consumidores, las
tendencias locales y mundiales; las decisiones de comercialización simplemente son
acomodamientos a lo que el entorno ofrece: el acopiador local o el mercado del pueblo
(en el interior). Se vende sin valor agregado a los primeros eslabones de una cadena a
veces muy larga e ineficiente. En ocasiones se acude a los mercados mayoristas de
ciudades mas grandes donde la situación no es mejor, pues se cae en manos de
comerciantes, que aprovechan su posición ventajosa en provecho propio.
La falta de sistemas de riego es otro factor que define las dificultades en la
comercialización al verse obligados a sembrar con las lluvias cuando todos lo hacen. Así la
cosecha se logra toda a la vez, saturándose el mercado y lográndose los más bajos
precios. Ante esta situación cualquier intento de mejorar la tecnología es infructuosa y a
los bajos precios se agregan los bajos rendimientos
Apertura y reconversión productiva
Pero la apertura permitiría también pensar en nichos del mercado internacional en los que
la economía campesina aprovechando ventajas comparativas nos convertiría en
proveedores de productos especializados. Colombia tiene sus mayores fortalezas en la
diversidad tropical, diversidad biológica y diversidad cultural que le permitiría, con
diversidad de productos, cubrir las demandas de comunidades que por su nivel de vida, o
por los cambios culturales producto de la modernización tienen consumos especiales.




                                                                                       169
Los conocimientos disponibles sobre muchos de los productos promisorios de nuestra
agricultura tropical campesina se encuentran dispersos y no sistematizados, representados
en un saber tradicional que ofrece grandes oportunidades si logramos organizarlo e
incorporarlo a procesos de conocimiento y valorización. Se trata de usar la tradición como
elemento de reconversión: introducir nuevos productos de la diversidad y usar tecnologías
limpias como estrategia de mercado. Se trataría de identificar, desarrollar y promover
productos no solo para la alimentación, sino para la industria, colorantes naturales,
medicinales, saborizantes, biopesticidas para la agricultura, etc.


La crisis que vive el país es explicada por muchos como una crisis de liderazgo.
La extensión rural es básicamente la estrategia mediante la cual los conocimientos e ideas
se introducen en las zonas rurales, a fin de motivar cambios y mejorar la vida de los
agricultores y sus familias.
La extensión requiere talento humano debidamente preparado para escuchar, para
aprender, para respetar las diferencias culturales de sus clientes, para servir como enlace
entre las tendencias macro de la sociedad, las potencialidades meso de las regiones y las
iniciativas micro de los actores sociales. El extensionista como mediador, puede incluir su
rol como asistente técnico pero no se circunscribe al mismo. Realiza trabajo educativo
para que los participantes desarrollen sus capacidades de escuchar, informarse, ser
voceros, negociar, generar consensos, tolerar, llegar a acuerdos de acción conjunta
coordinada, división del trabajo, compromisos, contratos, seguimiento y evaluación.

Temas como el concepto de nueva ruralidad, la educación por competencias, nuevas
metodologías pedagógicas, la problemática y potencialidad locales, una nueva
institucionalidad, son temas que deben ser debatidos por esa nueva comunidad educativa
e institucional, en conversatorios y talleres, que permitan la construcción de un proceso
participativo y comprometido. Hoy se reconoce que una educación formal mejor orientada
y más contextualizada, con un componente en la formación para el trabajo y la gestión, es
probablemente una mejor alternativa para formar el recurso humano que construya el
desarrollo individual y social, cultural y económico de una región.
El que hacer
Tres propuestas han definido las diferentes políticas de desarrollo rural: la reforma agraria
con énfasis redistributivo de la propiedad de la tierra, la productivista con énfasis en la
modernización tecnológica y por último la de provisión de infraestructura y servicios. Hoy,
aunque tímidamente, se empiezan a incluir otros conceptos como la complementariedad
entre actividades agrícolas y no agrícolas (servicios ambientales, turismo rural,
agroindustria, etc.), el papel de las ciudades intermedias en el desarrollo de las áreas
rurales, las relaciones entre trabajo independiente y asalariado en dichas áreas, la
complementariedad entre los diferentes actores del sector rural, la necesidad de una
nueva institucionalidad.
Crear un espacio de dialogo entre los miembros de las comunidades educativas, entre los
diversos actores ligados a la solución de la pobreza rural, entre las diferentes disciplinas y
entre la teoría y la práctica.

"Hoy los profesionales presentan debilidades que se traducen en desconocimiento de la
complejidad rural, segmentación disciplinaria en su análisis, desvalorización de las formas




                                                                                          170
de vida en el campo y desconocimiento de modelos de intervención en las distintas
comunidades rurales" (Attman).
Nuevos diseños curriculares y nuevas metodologías de aprendizaje y enseñanza
posibilitarán en nuevas generaciones un conocimiento de realidades rurales desde
perspectivas transdisciplinarias, valoración de elementos culturales de los habitantes
rurales y aplicación de modelos de intervención solo a partir de tal valoración.
El papel del extensionista rural y de los profesionales relacionados con éste tema, debe
cambiar y pasar de ser los representantes de una tecnología única y prepotente donde el
productor es solo un receptor de la misma, y convertirse en un agente facilitador y
catalizador en el proceso de generación y socialización de una tecnología, que
considerando factores sociales, ambientales, culturales, económicos y políticos, estará
basada en un compartir de saberes entre los diferentes agentes que intervienen en el
proceso.
El reto es muy grande e implica trabajar también en temas como la formación de un
nuevo liderazgo, la educación empresarial campesina, la educación ambiental, la
promoción de la participación, la formación de la juventud con una nueva visión del
campo.
En el texto “ ESTRATEGIA DE DESARROLLO RURAL DEL BID – 2005 ” , que presentan
como referencia, -el contenido de los OBJETIVOS DE LA POLÍTICA DE DESARROLLO
RURAL DEL BID; además es explícito lo que se describe en las ESTRATEGIAS
SECTORIALES ( Plan de Desarrollo Departamental – Municipal ) en donde el BID
promoverá actividades que sean consistentes con las estrategias sectoriales aprobadas en
las áreas definidas.
También menciona que apoyará la transformación de la estructura y capacidad productiva
de las economías rurales, y su ALCANCE será : con prestamos – cooperación técnica y no
financiera.
En cuanto a los PRINCIPIOS ORIENTADORES ( OPERATIVOS ) de la acción del Banco en
regiones o economías SIN ESTABILIDAD, las intervenciones del Banco serán o estarán
relacionadas con el ámbito rural se limitaran al dialogo de política, a intervenciones piloto
y a actividades dirigidas a reducir la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad ( pero la
comunidad extranjera y entidades que apoyan el desarrollo – deberían apoyar a las
regiones o economías sin estabilidad “” en la orientación – estructura de la participación
ciudadana – para que se organicen mejor en el control social a lo público, y la lucha contra
la corrupción-- y se creen las organizaciones sociales de base necesarias en las
localidades; - y no sean las ong las únicas con el beneficio perenne en credibilidad y el
beneficio económico.
Que el Banco definirá las distintas categorías de agentes económicos rurales sobre la base
de su potencial económico, etc. Estaré esperando poder leer esa definición de distintas
categorías.
Será muy interesante poder leer los documentos organizados y preparados finalmente (
estrategias ) como por ejemplo : Evaluación y aprobación de proyectos – reasentamiento
involuntario – intermediación financiera – disponibilidad de información – mujer en el
desarrollo – pueblos indígenas – lo concerniente o relativo al medio ambiente – manejo
integral de los recursos hídricos -- ( conceptos sobre tipos de cambio sobrevaluados ?? --
elevadas tasas de inflación ?? y otros ).

Las organizaciones sociales en la construcción del territorio




                                                                                         171
La importancia del territorio en un proceso humano y sostenible. En la construcción de ese
territorio por parte de los pobladores, la conformación, promoción y consolidación de las
organizaciones sociales es fundamental. Ellas son el ámbito de mayor impacto para la
construcción de tejido social. Tejido social que se ha visto deteriorado severamente en el
Departamento de Antioquia ( Colombia ) por la situación de orden público y de violencia
tanto urbana como rural ( y además por la falta de eficiencia y eficacia, y evaluación y
seguimiento de los directivos responsables directos de los programas y proyectos
apoyados por la comunidad extranjera; proyectos que terminan con colapsarse y se toman
nuevas lineas -pero se sigue con las mismas personas a cargo, y en Antioquia se están
beneficiando personas vinculadas con ong´s las cuales están dirigiendo los proyectos en
caminados a favorecer a la comunidad municipal sin rendición de cuentas, sin una
adecuada información en página web alguna, y la comunidad intervenida no es invitada a
realizar evaluación y seguimiento, lo que causa detrimento y colapso aumentando mas el
conflicto social.

La participación

Las organizaciones sociales son el conducto para la participación ordenada y eficaz de las
comunidades en los asuntos de su interés colectivo. Estos asuntos tienen que ver con la
vida política, económica y social de las poblaciones.
Las organizaciones en la medida en que sean ampliadas y fortalecidas, darán vida a
instituciones y redes generadoras de capital humano y social. El capital social que se
fundamenta en la confianza entre los miembros de una sociedad, da como resultado la
competencia organizativa, la fortaleza de las instituciones, la habilidad para trabajar
conjuntamente y resolver los conflictos y la capacidad para definir metas comunes y
trabajar conjuntamente para alcanzarlas.
La difusión y socialización de teorías sobre el desarrollo local y regional, con el fin de
motivar la participación de las comunidades organizadas en la construcción colectiva de su
futuro.
El estimulo a la consolidación del tejido social en torno a la identificación, formulación y
ejecución de emprendimientos productivos y sociales.




                                                                                        172
Benjamin Herrera

Documento: Perfil de Política de Desarrollo rural

Algunas anotaciones al documento de la referencia, tomando como guía los puntos
anotados en la carta de invitación.

1.Considero que la propuesta es coherente con las oportunidades, desafíos, amenazas y
restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y del Caribe.
Observo que en esta propuesta se relacionan los aspectos más relevantes al momento de
diseñar una política para el sector rural. Sin duda, apunta a una visión mucho más
integral del espacio rural.

2.La pertinencia de los elementos de política que se consideran en el documento,
muestran que se está haciendo una lectura correcta del contexto general donde se
aplicará, y que en situaciones particulares o ocales permitirá hacer los ajustes que se
requieran, esto es, de acuerdo a políticas de gobiernos, situaciones ambientales yo
situaciones culturales de región o comunidades locales.

3.La política que se diseñe, recogiendo y desarrollando los objetivos, definiciones, y
principios planteados en el documento de PERFIL, podrá ser de mucho beneficio para las
comunidades rurales, siempre que los gobiernos nacionales, provinciales o
departamentales y locales, la integren o articules con sus políticas y prioridades en el
desarrollo rural. De lo observado en el documento, no mes posible decir quienes o que
sectores se podrían beneficiar más o menos.

4. Hay elementos muy importantes en el documento que se dejó para la discusión, como,
la dimensión de territorio, la necesidad de los estudios de impacto ambiental, la no
afectación de zonas de reserva natural, la no ampliación de la frontera agrícola, las buenas
prácticas agrícolas, y en general los aspectos planteados en la directivas de salvaguardia.

5. Para mi no es muy claro en la lectura que hice del documento, en que parte se integra
la directriz dirigida a la organización comunitaria o “las organizaciones de base de los
productores rurales” como actores importantes en la producción, comercialización y
transformación de los bienes agropecuarios; la conservación del ambiente y la gobernanza
de los territorios.




                                                                                        173
Hugo Baena

La primera misión de las políticas de desarrollo rural, que se debe tener en cuenta en el
sector, es el mejoramiento de la competitividad con base en los cambios de la economía
tradicional y convertirla en economías de mercado, dentro de los lineamientos de la
extensión rural, en el marco de la participación de la comunidad para la incursión de las
acciones e inversiones en las áreas de economía campesina especialmente.

Aunque las políticas del banco van orientadas a reducir la pobreza, la desigualdad y la
vulnerabilidad; se hace necesario que se tenga en cuenta políticas de conciliación y de
polución de los conflictos que alteran la convivencia ciudadana y comunitaria, que impiden
en una u otra forma el desarrollo integral del sector agropecuario.

En cuanto a la transformación de la estructura y capacidad productiva de la economía
rural; es necesario buscar los mecanismos dentro de la subregionalización en la
producción agropecuaria, que nos permitan establecer renglones productivos, para
mejorar la racionalización en la productividad y presencia en los mercados , con el fin de
proveer mecanismos que faciliten la presencia de los productores o empresarios en los
procesos de reducción de las desigualdades y la pobreza.

Es necesario que el banco en los procesos de titulación y reforma agraria, haga énfasis en
la transferencia de tecnologías y capital de trabajo, que permitan al usuario tener acceso a
tierra, al crédito y la asistencia técnica como elementos esenciales en el desarrollo
productivo, es viable que se tengan encuenta para dicha reforma agraria las asociaciones
de técnicos profesionales en el proceso del desarrollo agrario, como centros pilotos de la
región, haciéndoles participes del desarrollo productivo; es decir crear políticas de fomento
a partir de estos núcleos extencionistas; en cuanto a los programas de investigación y
desarrollo de la comunidad, en el ámbito institucional se deben enmarcar en los
mejoramientos de tecnologías locales apropiadas que permitan darle mayor competitividad
al productor en los mercados.

El apoyo en la gestión ambiental hacia el productor o empresarios, es necesario que el
banco forme alianzas estratégicas que permitan educarlo en los procesos de sistemas
sostenibles con programas agrosilvopastoriles, agroforestales que beneficien no solo a la
comunidad en lo concerniente al uso del agua, el suelo y el aire en los procesos
productivos.

En materia social es necesario mirar con mayor énfasis el desarrollo de la desigualdad con
perspectivas de genero para que no genere la polución a los procesos de desplazamiento
hoy alteran el núcleo familiar productivo.

El banco en la política y la estrategia para lograr los objetivos en la propuesta, debe avivar
los elementos que integran el desarrollo agropecuario de la comunidad, con relación a las
políticas rurales de desarrollo que se reflejan en los programas del gobierno, es decir que
haya una relación de la necesidad con la propuesta.




                                                                                          174
Absalón Machado

   1. Me parece que el documento es coherente en su propuesta, no hay
      contradicciones.

   2. No estoy seguro de que recoja todas las experiencias de desarrollo rural en
      América Latina. Por ejemplo, creo que la zona andina donde existe una economía
      campesina numerosa y donde hay cierta inestabilidad política, muestra
      experiencias de no-continuidad de políticas que son un costo muy alto para el
      desarrollo rural. ¿Cómo darle continuidad a los programas, o cómo definir un
      horizonte adecuado de la asistencia del Banco para que los proyectos alcancen una
      madurez suficiente en condiciones de inestabilidad? De otra parte, los casos
      exitosos en estas condiciones ¿cómo se pueden proyectar a los proyectos nuevos
      para no desandar caminos ya recorridos? ¿Existe en el Banco una evaluación de
      esas experiencias que se refleje en el documento, y en especial en el tipo de
      instrumentos o estrategias a seguir para que no ocurran de nuevo los aspectos
      negativos?, o sea, ¿cuales son los mecanismos para blindar los programas y los
      proyectos?


   3. El potencial de impacto de las acciones del BID depende del tipo de proyectos y su
      continuidad. Proyectos muy puntuales de ámbito local muy reducido no son
      garantía de transformación de las sociedades rurales. Creo que en el documento
      hace falta precisar más el ámbito geográfico, así se hable de territorio como unidad
      mínima, pero ese concepto aún es vago. El impacto tiene mucho que ver con la
      capacidad de los gobiernos locales y regionales para manejar los proyectos y darles
      continuidad en trabajos con las comunidades, lo cual implica un desarrollo
      institucional fuerte en esos niveles. El documento no es muy preciso sobre ello. El
      potencial depende también de la capacidad de superar los cambios de gobiernos y
      de políticas, tema muy complejo que implica desarrollar mecanismos institucionales
      que garanticen continuidad, especialmente el fortalecimiento del capital social y la
      cohesión social alrededor de proyectos donde las comunidades se identifiquen con
      un proyecto de vida y progreso.

   4. Noto la falta de inclusión, con fuerza, del tema de desarrollo de la democracia local
      como un sustento fundamental para el desarrollo rural.


   5. El documento siempre habla de empresarios, ¿dónde quedaron las economías de
      subsistencia campesinas?. Si no son empresarios no son sujetos de los programas
      o lo que se busca es llevarlos todos a ser empresarios pequeños. Si ello es así,
      como se puede deducir del documento, creo que se está cometiendo un grave
      error, pues estas economías de subsistencia son esenciales para manejar fases de
      crisis prolongadas donde los campesinos pueden subsistir produciendo alimentos
      para su autoconsumo en general, y mantener sus ingresos, sin que se precipiten a
      la miseria o migren a los centros urbanos donde no tienen alternativas de trabajo.
      Para un país como Colombia en medio de un conflicto armado interno, el
      fortalecimiento de estas economías campesinas es fundamental para que no se



                                                                                       175
   incorporen a los grupos ilegales. Mantener las economías de subsistencia durante
   una fase de transición puede ser muy significativo para la gobernabilidad (ello
   implica hacerles transferencias de recursos por un tiempo adecuado). De otra
   parte, me parece que debería darse más prioridad al trabajo con pequeños y
   medianos empresarios que con grandes, a no ser que trabajen articulados. La
   formación de un estrato de medianos empresarios en economías con altos índices
   de desigualdad, y de democracia débil, constituye un factor de equilibrio social y
   político en el campo de gran valor.

6. Como uno de los problemas en la región es la inestabilidad de las políticas y su
   visión cortoplacista, debería darse importancia, en lo institucional, al
   fortalecimiento o desarrollo de grupos independientes de pensamiento estratégico
   que aporten debates y conocimiento sobre visiones de largo plazo y la manera de
   incrustarlas en la burocracia pública. Esto plantea el problema de la relación de la
   academia con las políticas públicas, asunto que debería prestársele atención.


7. Otra falencia, desde mi punto de vista, es la no-consideración de apoyos especiales
   a políticas redistributivas. El Banco se va por el desarrollo de los mercados
   previendo que sus fallas se resuelven fácil y que ello es suficiente para el
   desarrollo. En países con alta desigualdad y concentración de los recursos, el
   fortalecimiento de los mercados acentúa esos procesos, y los programas
   compensatorios de los Estados no alcanzan a superar la pobreza porque no se
   atacan sus raíces que son estructurales. Entiendo las razones políticas para el
   Banco no exprese simpatías por los procesos redistributivos y se limite a decir que
   apoya los proyectos que busquen mejorar la dotación de activos productivos a
   través de mercados que son muy imperfectos; pero si se busca un combate serio
   contra la pobreza, esas políticas no deberían estar ausentes en estrategias de largo
   plazo que se suponen tienen visiones de sociedad modernas con modernidad.
   También es importante anotar que el acceso de los pobres a recursos en
   democracias débiles, acosadas por los conflictos, el narcotráfico, y con Estados
   débiles, son una quimera.

8. Como debilidad me parece que es necesario ser más explícito en el enunciado de
   los objetivos de la política, haciéndolo menos operacional, como está expresado. El
   objetivo de la política debe ser consecuente con el enunciado que se hace sobre
   definición de desarrollo rural.
9. Otra debilidad es el enunciado de la primera estrategia que da a entender que lo
   único que interesa es el mercado internacional. ¿Donde queda el desarrollo de los
   mercados internos fundamentados en la articulación de la agricultura con los
   demás sectores de la economía?. No puede partirse de la premisa de que por ser
   estrecho el mercado interno, la agricultura no debe preocuparse por él, pues se
   supone que si el desarrollo y el crecimiento avanza con las políticas propuestas, el
   potencial del mercado interno se crece y debe aprovecharse. Demasiado sesgo
   hacia el mercado internacional no es adecuado, pues se está suponiendo que es
   una especie de panacea.




                                                                                   176
   10. Me parece discriminatorio el trato que se da a los países que no alcanzan una
       estabilidad macroeconómica básica (primer principio operativo). Ello significaría
       aplazar el desarrollo rural mientras se cumplen otras condiciones. No creo que esa
       sea una buena decisión si se piensa que esa estabilidad no está garantizada por el
       impacto que tiene el marco internacional en las economías de los países, y su gran
       vulnerabilidad a los cambios que generan los países desarrollados. De otra parte, la
       gran mayoría de los países de Centroamérica y del grupo andino, por no mencionar
       otros, son muy vulnerables macroeconómicamente, ello significa que el banco
       estaría concentrando el paquete completo de acciones propuestas en un número
       reducido de países y haría algunas cosas sin mayor impacto en los demás.
       Discriminatorio hasta donde más.


   11. Como fortaleza anotaría la visión multidimensional de lo rural, auque considero que
       le falta lo político (potencial para la democracia y la estabilidad social).

   12. Otra fortaleza del documento es la propuesta de reunir todos los programas del
       Banco en uno solo de desarrollo rural, creo que eso le da mucha claridad a las
       estrategias y a los países, no duplica ni confunde. Un concepto más integral es lo
       adecuado, dejar lo forestal aparte me parece apropiado, lo importante es su
       articulación con el tema medioambiental.

   13. La visión ampliada de lo rural está bien puesta en el documento.

   14. La inclusión de estrategias diferenciadas por categorías y tamaños de empresarios
       es un avance, aunque como se indicó antes, lo campesino queda en el limbo.

   15. También es apropiado el planteamiento de fortalecer el desarrollo del mercado de
       medios de producción al lado de los otros bienes y de los bienes públicos.

   16. Otro acierto es la inclusión del desarrollo institucional como un elemento clave para
       el desarrollo rural. Este punto merece mayor precisión, en especial en la
       especificación de acciones en lo local, regional y nacional.

   17. Una observación final. Al leer el primer párrafo del punto VII queda la impresión de
       que el Banco concibe que son los países los que se adaptan a propuestas del
       Banco, y no el Banco el que considera las propuestas de los países. Eso suena
       como una especie de imposición unilateral, por no usar otro término más fuerte; es
       algo así como: o lo toma o lo deja. Ojalá yo esté equivocado en esta apreciación y
       esa no sea la visión del Banco.

Gracias por confiar en que mis observaciones pueden ser consideradas en esta discusión
tan importante para los países de América Latina. Me parece que hemos avanzado mucho
en la concepción del desarrollo rural y que tenemos todavía mucho por aprender.




                                                                                        177
Ivarth Palacio

Si bien se trata de un documento de “Política de Desarrollo Rural” que debe abordar los
diferentes temas agrarios de todos los países de América Latina y el Caribe con sus
particularidades y especificidades en cuanto al grado de desarrollo rural de cada uno de
esos países, el tamaño del sector, la provisión de factores de producción, los sistemas
políticos, tamaño de sus poblaciones, tamaño y estado de desarrollo de sus mercados, en
fin todos esos elementos que son base para la formulación de política agraria o por lo
menos lineamientos de la misma si me parece que deben hacerse algunas sub-divisiones
por bloques de países para no caer en el tema de las generalidades que después puede
volver inoperante la aplicación de la política del Banco en las operaciones de crédito o de
asistencia técnica.

Dentro de ésta idea creo que quedan por fuera temas de capital importancia como lo son
los relacionados con la seguridad alimentaria la cual entre otras se puede ver amenazada
en algunas regiones del continente por la entrada en vigencia de los acuerdos de comercio
internacionales como lo sería el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) o los
Tratados de Libre Comercio (TLC) como el que actualmente negocian Colombia, Ecuador y
Perú con los Estados Unidos o el que firmaron los cinco países Centro Americanos también
con los Estados Unidos.

Es necesario que el BID piense en apoyar políticas que permitan suavizar los impactos
negativos de dichos acuerdos o tratados cuando ellos vayan en contra de la producción
nacional y más aún cuando dicha producción se genera en situaciones de alto riesgo de
vidas humanas como lo es el caso específico de Colombia en que de 44 millones de
habitantes, 12 millones viven en las zonas rurales y es allí en donde los diferentes tipos de
violencia han azotado dichas poblaciones por más de cuarenta años e incluso como
plantea el actual gobierno “si no se favorece la agricultura lícita, ello abre los espacios
para el desarrollo de la agricultura ilícita”. Esto es un ejemplo de cómo no se debe
construir un documento general de política cuando las condiciones al interior de los países
es tan diferente.

Paralelo al comentario anterior es importante que se busquen mecanismos que reduzcan
la inequidad y la desigualdad entre las poblaciones rurales de América Latina que dedican
sus esfuerzos y su vida a las actividades rurales y aquellos que se lucran del trabajo rural
entre los que se cuentan los comerciantes inescrupulosos y las grandes empresas de
transformación que han acabado con los recursos naturales y que entre otras han sido los
mayores beneficiarios de las líneas de crédito de fomento que los organismos
multilaterales o bilaterales de financiamiento han diseminado por el continente pero que a
la larga han tenido que ser cancelados por el total de la población.

El documento se queda corto en centrar al sujeto y objeto de cualquier política agraria
como lo es el campesino (independientemente del tamaño) o el farmer como dirían los
americanos. Seguimos con recetas de antaño en que se propende entre comillas por el
buen uso de los recursos naturales renovables y no renovables pero el ser humano queda
por fuera del análisis. Creo por mi experiencia de más de 10 años en el Programa de las
Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que uno de los más grandes errores que se
han cometido en los procesos de cooperación y financiación de los Planes, Programas y



                                                                                         178
Proyectos para los sectores rurales del continente han radicado en que se formulan
política para el maíz, la caña de azúcar, la ganadería, etc pero se deja de lado a los
productores del maíz que en estos países generalmente son pequeños o mini agricultores
que por décadas han sido abandonados a su suerte y así sucesivamente con los demás
renglones de la agricultura y la ganadería y sus productores.

El tema del “Desarrollo Humano Sostenible” queda por fuera del documento y más aún
donde queda el tema de la “felicidad” del campesino que es un tema que con fuerza están
abordando e implementando varias culturas y países de Asia, allí no se busca el
crecimiento económico por sí solo ni tampoco el desarrollo social, lo que se ha venido
buscando en los últimos años es la felicidad de la gente y para ello el crecimiento y el
desarrollo se convierten en instrumentos para lograra la felicidad. A mí como Profesor
Universitario me hubiera gustado ver en el documento que una entidad como el BID
estuviera trabajando estos temas y que dado su poder iniciara procesos conducentes a
saltos de calidad en las condiciones de vida de las poblaciones rurales de la región y no se
quedara en las definiciones ya superadas y que debieron haber quedado e el siglo pasado.

En el documento se trata pero en una forma relativamente tibia el tema relacionado con el
manejo de las cuencas y micro-cuencas hidrográficas y dentro de éste la temática
relacionada con la deforestación del bosque natural en extensas regiones de América
entre ellas las situaciones de Colombia y Nicaragua que son dos países en los cuales éste
problema ya toma dimensiones alarmantes en diferentes zonas. Al campesino se le pide
que no tumbe el bosque pero no se le dan alternativas viables y reales y por el otro lado
las grandes empresas agro-industriales o los comerciantes de madera siguen con sus
negocios muchas veces con el aval de los gobiernos regionales o locales. Es bueno
conocer lo que pasa con las Reservas de Bosawás y Siapás en Nicaragua y con la
orinoquía y la amazonía brasilera y colombiana para comprender lo que estoy planteando.

Si bien son los gobiernos de América los que deben implementar los Programas y
Proyectos que se financian con fondos de los organismos multi-laterales como el BID, el
Banco en éste caso si debe plantear como deberán ser los esquemas de ejecución y
control de dichos programas y proyectos y por lo menos en los documentos de préstamo
deberían contemplarse algunas indicaciones sobre los mecanismos de participación
ciudadana en temas tan cruciales para el crecimiento de los sectores y el desarrollo de los
pueblos como lo son: el manejo de los recursos naturales.
La firma de los TLC´s entre los Estados Unidos y varios países y/o bloques de países de
América Latina así como la posible suscripción del Acuerdo de Libre Comercio de las
Américas (ALCA) en el cual se involucrarán 34 países de América Latina y el Caribe con
excepción de Cuba seguramente van a modificar el mapa de comercio agropecuario de la
región y ello amerita reflexiones profundas sobre el futuro de los sectores agropecuarios
en cada uno de los países y lo que es más importante, sobre el futuro de millones (más de
200 millones de personas) que viven en o del campo en los 34 países que conformarán el
ALCA. Preocupa que un documento de política ignore esta situación o por lo menos no le
de la trascendencia que tiene o que por lo menos nos han hecho creer los gobernantes y
políticos de toda la región.

De aquí para adelante se requiere que todas las empresas, industrias y sectores así como
los gobiernos analicen las situaciones políticas, económicas y sociales actuales (sin TLC´s



                                                                                        179
y sin ALCA) y piensen en los aspectos positivos y negativos que dichos procesos van a
generar.

Espero que estos comentarios generen reacciones a lo interior del Banco y si desean
mayores explicaciones favor solicitarlas.




                                                                                 180
Edgar Rojas

Ante todo muchas gracias por permitirme participar en esta consulta y mis disculpas por
pasarme de la fecha límite. He leído con detenimiento la política para el Desarrollo Rural
del BID la cual me ha generado una grata impresión. Felicitaciones, creo que es coherente
con las necesidades del sector rural y definitivamente se puede trabajar sin generar falsas
expectativas.

Si usted me permite me gustaría sugerir que se analice la posibilidad de integrar
transversalmente el aspecto de la formación en las áreas rurales, el cual se explica a
continuación:

Formación de Recursos Humanos en la Áreas Rurales (investigaciones del INCAE).

Se necesita proveer a la región de recurso humano capacitado en la administración de
empresas y en todos los procesos productivos de la cadena alimentaria. Se requiere
aumentar la capacidad gerencial en el manejo de empresas de las áreas rurales, para
atender los problemas del momento y de las exigencias del mercado.

Para producir más y mejor se necesita repotenciar las unidades productivas mediante la
capacitación, en especial aquellas pequeñas y medianas sumidas en actividades de muy
baja rentabilidad. La idea es capacitar a los productores en elementos técnicos y
empresariales que hagan énfasis en la demanda y la rentabilidad, y no solamente la
tradicional insistencia en la producción agrícola.

Los principales elementos de esta capacitación serían: mejores prácticas agrícolas en
actividades existentes; nuevas actividades de alta rentabilidad tanto agrícolas y
agroindustriales, como rurales no agrícolas; capacitación agroempresarial incluyendo
análisis de información de mercados, mecanismos de coordinación, evaluaciones costo -
beneficio, desarrollo de prácticas agrícolas y productos de bajo impacto ambiental,
opciones de financiamiento y manejo y evaluación de riesgos.




                                                                                       181
Ricardo Sanchez

 En términos generales, la visión del Banco es compartida por la SAC, y dada la coyuntura
   actual por la que atraviesa el sector productivo agropecuario colombiano,
   consideramos adecuadas las estrategias propuestas por el BID para aumentar la
   competitividad sectorial. Sin embargo, y haciendo referencia especial al caso
   colombiano, consideramos necesario integrar las políticas agrícolas con las de
   infraestructura de transporte y logística (punto VIII). En este sentido, la SAC preparó
   el documento “La infraestructura de transporte y la competitividad del sector
   agropecuario colombiano” que fue presentado al gobierno nacional a finales del año
   pasado.



   Dentro de los once principios operativos, consideramos rígida la posición del Banco
   (punto 1) de “favorecer operaciones en aquellos países donde exista una estabilidad
   macroeconómica básica”.



   El en punto VI, en el tema de mercados de agua, hemos visto con gran preocupación
   el desarrollo de esquemas tarifarios sobre el agua que se vienen dando en Colombia,
   con altos sesgos urbano y/o ambientalista extremo, que puedan afectar la
   competitividad sectorial. Los 51 gremios representados en la SAC vienen realizando
   acciones de uso sostenible y conservación de los recursos naturales, pero la forma
   como se vienen implementando estos esquemas en el país ha sido de manera poco
   transparente. Con respecto al mercado de la tierra, el acceso siempre debe ir ligado a
   proyectos productivos sostenibles.



   En el punto VII, muchos proyectos productivos que están iniciando en Colombia se
   están dando entre el sector productivo y comunidades desplazadas por la violencia, o
   por grupos armados que se han desmovilizado. La labor del Banco en este campo será
   muy importante.



   Un punto central para la SAC es la necesidad que haya una política agropecuaria de
   ESTADO y no de gobierno. En tal sentido, consideramos necesario desarrollar las
   siguientes ocho estrategias para iniciar esta labor, en las cuales el Banco podrá asistir
   al país.

      Priorizar productos y regiones.

      Cuantificar tanto oferta como demanda (interna y externa)

      Revisión de la política crediticia agropecuaria en función de lo anterior


                                                                                        182
         Asegura una adecuada provisión de bienes públicos rurales (infraestructura,
         ciencia y tecnología, etc.).

         Como garantizar un Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural? En el caso
         colombiano, los recursos que tiene, en su gran mayoría el Ministerio son para
         actividades productivas, muy pocos para Desarrollo Rural.

         Interiorizar el concepto de rentabilidad. De nuevo, en el caso colombiano, se
         hace necesario que los agricultores se vuelvan empresarios rurales, y conozcan
         sus verdaderos costos de producción.

         Revisión de las Cadenas Productivas. Desde la SAC hemos criticado siempre el
         rol de las cadenas productivas coordinadas por el Ministerio de Agricultura,
         pues se han limitado solamente a ser fijadores de precios al productor, dejando
         de lado aspectos de competitividad, calidad, etc.

          “Calidad, y no cantidad de hectáreas para determinar que el sector
         agropecuario sea competitivo”.



       Le agradecemos habernos tenido en cuenta para esta consulta, y si precisa
cualquier comentario adicional, no dude por favor en consultarnos.




                                                                                    183
Freddy Vargas


Sin duda alguna la política de desarrollo rural que propone el BID en este “perfil
avanzado” recoge y responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en las
diferentes regiones de Colombia y las demás sociedades rurales de sobre la forma como,
desde los últimos años, se ha visto e intervenido sobre el desarrollo rural con políticas del
sector que han venido quedando obsoletas.

Los Objetivos, Definiciones, Alcances, Principios Operativos, Directivas de Salvaguardia,
Ejecución y Cumplimiento, y la Estrategia de Desarrollo Rural 2005 planteadas por el BID
en la propuesta parecieran que fueran a tener coherencia y concordancia con los
objetivos, oportunidades, fortalezas, amenazas, debilidades, desafíos y restricciones que
ahora enfrentan las sociedades rurales de las diferentes regiones de América Latina y el
Caribe dentro de componentes como lo productivo, lo sostenible, lo civil y social, y lo
institucional; lo cual permitirá, estoy convencido, y como lo define el BID, “…un proceso
de cambio económico, social e institucional sostenido, que mejora los niveles en las zonas
rurales .El Banco promoverá actividades que sean consistentes con las estrategias
sectoriales aprobadas en las áreas de competitividad, integración regional, uso sostenible
de los recursos naturales, desarrollo social y modernización del estado”.

Las últimas tres décadas evidencian una crisis de los proyectos, programas y
organizaciones que han intentado hacer un aporte al desarrollo económico, humano y
social de las regiones y de los países. Abundan las críticas sobre la incapacidad de las
diferentes entidades y programas creados para el desarrollo, y los cuales no han podido
realmente contribuir a la superación de problemas serios de la humanidad como la
pobreza, la degradación del medio ambiente, la inseguridad alimentaria; y sobre todo, la
cada vez más creciente desigualdad social y económica entre las gentes. La penetración
excesiva de la nueva lógica de acumulación de capital en todas las esferas de la vida,
tiende a despersonalizar las relaciones humanas y a reducirlas a meras transacciones
comerciales, como si el bienestar de los seres humanos fuera una cuestión exclusivamente
“comercial”.

Los proyectos, programas y organizaciones de desarrollo que no tengan un compromiso
para comprender, incluir e intentar superar las características adversas de los contextos
donde ellos realizan sus intervenciones, están condenados al fracaso. En estas situaciones
cambiantes y de contextos difíciles y diferentes en que vivimos, los actores del desarrollo
necesitan contar con una nueva “ética de la colaboración”. Una ética que considere a los
beneficiarios o socios como iguales, independientemente de su importancia relativa; una
ética donde las realidades, necesidades y aspiraciones de los grupos sociales y
comunitarios sean reconocidos y respetados; una ética incluyente, que les permita
participar en la identificación, formulación de objetivos y estrategias para la superación de
problemas; una ética que permita que los frutos de la colaboración sean compartidos por
los grupos locales de manera mutuamente aceptable; una ética que permita democratizar
el proceso de definición de los problemas y generación de soluciones pertinentes para
cada realidad.




                                                                                          184
En este sentido, quisiera compartir algunos conceptos y aprendizajes recogidos desde mi
experiencia en el campo del desarrollo rural con diferentes grupos, organizaciones y
programas en muy diversas regiones del Colombia y otros países, y las cuales podrían
ayudar en algunas de las debilidades u omisiones que, a mi parecer, hace el BID en el
documento de desarrollo rural que propone; y las cuales, espero, algunas de ellas puedan
ser tomadas en cuenta:

   1.   Dentro de los principios orientadores de la intervención del Banco están, entre
        otros: “ ….i. El Banco asistirá a los países prestatarios en la definición del alcance
        de las intervenciones estatales en las zonas rurales, ii. El Banco promoverá una
        gobernanza transparente y efectiva y reformas institucionales que beneficien a las
        zonas y poblaciones rurales, iii. Promoverá la inclusión social y la reducción de la
        desigualdad. Uno de los más importantes principios, del cual se derivan los demás
        principios, es “promover el desarrollo de las sociedades rurales y no el desarrollo
        en las sociedades rurales”. El desarrollo de está centrado en el desarrollo de las
        capacidades de los talentos locales para que estos sean los protagonistas del
        proceso de desarrollo de sus organizaciones. Tradicionalmente, las entidades, la
        academia y las organizaciones del sector agropecuario han jugado un papel
        asociado a la ejecución de políticas definidas fuera de su espacio de influencia. En
        las regiones, dentro del interés por la construcción de región/territorialidad, y la
        valoración de las particularidades, iniciativas y capacidades locales, algunos de
        estos mismos actores empiezan a demostrar su imaginación, capacidad y
        compromiso para actuar también como actores relevantes en el proceso de
        formulación adaptación y aplicación de políticas. Sin embargo, esto implicará un
        esfuerzo extraordinario y permanente hacia: (i) la práctica del desarrollo de, no del
        desarrollo en; (ii) la integración de la investigación y extensión para formar y
        adoptar, y no solo para informar; (iii) innovación institucional, no sólo tecnológica;
        y (iv) valorización política de la importancia de la agricultura. El cambio es un
        proceso multidimensional a través del cual la organización se transforma para
        transformar el entorno y es influenciada en su transformación por el mismo. Las
        organizaciones y entidades se anticipan o reaccionan a las crisis del modelo
        nacional de desarrollo, pero se prepara para cambiar aspectos relevantes de las
        realidades ambiental, socio-cultural, económica, político-institucional y tecnológica
        de su entorno relevante, a través de la movilización de sus talentos humanos y la
        participación de sus usuarios, socios ó beneficiarios. El cambio es un proceso
        dialéctico que involucra las redes internas y externas de relaciones de la
        organización, para apoyarse en algunas de ellas y, si es necesario, para
        transformar otras. Los marcos de la colaboración deben ser transformados para
        salir de la lógica de los modelos que (metafóricamente) entregan el pescado o el
        anzuelo. Aún el anzuelo (la fórmula fija y previamente fabricada) no es ético, pues
        la forma y el tamaño del anzuelo determinan por anticipación los peces a que uno
        tendrá acceso. La ética recomendaría un modelo de colaboración que intente
        transferir el arte de hacer anzuelos. Así, los talentos locales, que conocen sus
        aguas y sus peces, estarían en condiciones de hacer sus anzuelos en las formas y
        de los tamaños que sus necesidades, realidades y aspiraciones determinan. Eso
        representaría un salto cualitativo en la ética de la colaboración.




                                                                                         185
2.   El desarrollo es un producto de la intervención y de la innovación; lo que hace el
     desarrollo sostenible dependiente de intervenciones e innovaciones consistentes a
     lo largo del tiempo. Como las organizaciones de desarrollo son responsables por la
     mayoría de estas intervenciones e innovaciones, entonces el desempeño del
     proceso de desarrollo depende en gran parte del desempeño de estas
     organizaciones. Si el desempeño de estas organizaciones es errático a lo largo del
     tiempo, no podrá ser considerado sostenible el desarrollo producto de
     intervenciones inconsistentes.      Las mejores políticas y los mejores planes,
     programas y proyectos de desarrollo sostenible son una condición necesaria, pero
     absolutamente no son suficientes para garantizar el desarrollo sostenible.
     Políticas, planes, programas y proyectos no se auto-implementan; ellos son
     ejecutados por organizaciones públicas, privadas y no-gubernamentales. Si estas
     organizaciones no son sostenibles, presentando un desempeño errático a lo largo
     del tiempo, las políticas, planes, programas y proyectos de desarrollo sostenibles
     serán implementados de forma inconsistente y no generarán los resultados e
     impactos previstos.            Sin embargo, muchos donantes, organizaciones
     internacionales, agencias multilaterales y programas del gobierno que apoyan el
     desarrollo sostenible, no incluyen entre sus prioridades el fortalecimiento de la
     sostenibilidad institucional de organizaciones de desarrollo. Eso significa que esas
     organizaciones no son apoyadas para realizar innovaciones institucionales y para
     construir capacidad conceptual, metodológica y técnica en los temas estratégicos
     emergentes. Eso también significa que estas organizaciones no están en
     condiciones de demostrar a su entorno relevante que merecen ser apoyadas
     política y financieramente. ¿Cómo esperar que estas organizaciones sean
     consistentes en su desempeño si no son apoyadas para construir las capacidades
     pertinentes con las exigencias de la práctica del desarrollo sostenible? El indicador
     de que un donante, organización internacional, agencia multilateral y programa o
     proyecto de apoyo al desarrollo sostenible está en sintonía con las nuevas
     tendencias y exigencias del desarrollo es la inclusión del fortalecimiento
     institucional entre sus prioridades transversales.

3.   Para el caso Colombiano, y aquellas regiones donde los cultivos ilícitos han sido
     una constante dentro del “qué hacer y deber ser” del desarrollo de las sociedades
     rurales, con todas las implicaciones a nivel productivo, sostenible, civil y social, e
     institucional que esto conlleva; la política de desarrollo rural que está planteando
     el BID se ha quedado corta; pues esta realidad es omitida y por supuesto no se
     toma posición con respecto a ella. Esta omisión, en muchas experiencias en la
     región, ha significado el fracaso de las estrategias de intervención y la no
     consecución de metas planteadas. Mucho se podría hablar sobre el tema de
     cultivos ilícitos y los programas de erradicación y desarrollo alternativo en
     diferentes zonas de América Latina y el Caribe, desde las dinámicas económicas,
     cambio de cultura, diferente idiosincrasia, acciones conjuntas de varios actores;
     como también con Carlos Gustavo Cano, ex ministro de agricultura de Colombia,
     podría afirmarse que, en términos de su racionalidad económica, “EL ÓPTIMO
     CAMPESINO” es la minimización del riesgo mediante la diversificación de
     actividades, y, como resultado, la estabilización del ingreso familiar o grupal,
     según el tipo de actividades agropecuarias que realice; pero lo importante en este
     momento es hacer evidente las nuevas dinámicas de acción social y colectiva que



                                                                                       186
     se están propiciando y emergiendo en torno a este tema. En la zona del sur de
     Colombia (especialmente en Caquetá y Putumayo), y dentro de la gran cantidad
     de programas y proyectos que se han estado desarrollando con recursos
     nacionales e internacionales, algunos de ellos exitosos, muchos cultivadores de
     ilícitos se han estado asociando para fortalecer otras líneas productivas
     alternativas; esta acción colectiva, lograda en ocasiones con el apoyo de algunas
     ONG’s y programas , ha ido mostrando la disponibilidad de los cultivadores para
     cambiar y diversificar sus actividades económicas siempre y cuando se lleven a
     cabo a partir de un proceso de concertación y negociación con ellos, y dentro de
     un claro interés por el fortalecimiento y desarrollo “de” sus organizaciones y “de”
     su economía y “de” su nivel de vida. Esto debería quedar reflejado dentro de las
     nuevas políticas y estrategias que a diario se diseñan y se tratan de operar, por
     parte, tanto de organismos internacionales de cooperación como el BID, como por
     programas y entidades del gobierno, que buscan una reactivación de la economía
     rural y el mejoramiento del nivel de vida de todas las personas.

4.   El trabajo en alianzas estratégicas que aportan dimensionalidades diferentes de
     acercamiento a una problemática (interinstitucionalidad, interdisciplinariedad) potencializa
     mejores resultados de la intervención y favorece la construcción de capital social. El modo
     clásico de generación y aplicación del conocimiento está diseñado para que unos
     generen, otros transfieran y los demás adopten el conocimiento generado, en una
     secuencia mecánica y lineal, donde los que generan raramente son cuestionados
     por lo que hacen. Los procesos y dinámicas emergentes por las acciones
     interinstitucionales y alianzas estratégicas realizadas por entidades del Estado,
     academia, Ong´s y organizaciones de productores del sector, integran sus
     actividades de enseñanza, investigación y extensión bajo la lógica de una red para
     la generación y apropiación de conocimiento, comprometido con el contexto de su
     aplicación y la formación de “talentos humanos”. Bajo la premisa de la
     importancia de las alianzas estratégicas, estas organizaciones y entidades también
     aumentarán su credibilidad institucional junto a los segmentos organizados de la
     sociedad, que percibirán el potencial de estas organizaciones para generar una
     comprensión capaz de orientar los actores sociales, económicos, políticos e
     institucionales del desarrollo.        Para responder claramente a la demanda
     tecnológica de los pequeños productores en un ámbito regional, se requieren
     espacios de discusión y articulación como el trabajo en REDES que posibiliten el
     encuentro y la concertación entre demandantes y oferentes. Las redes que se
     ocupan del desarrollo tecnológico y fortalecimiento institucional del sector rural
     son espacios       que hacen parte de procesos interinstitucionales, en los que
     entidades gubernamentales, ONGs y organizaciones de campesinos e indígenas se
     encuentran e interactúan bajo reglas del juego autoelaboradas y compartidas y
     que posibilitan, dentro de la diferencia de lo que son y de lo que hacen, que se
     conozcan, se reconozcan, se respeten y se autoregulen. En estos espacios la
     identificación de la demanda tecnológica de los pequeños productores se da de
     manera vivencial y concertada, al tiempo que se permite a los campesinos e
     indígenas conocer las distintas ofertas y oferentes y optar por ellas con mayor
     libertad y responsabilidad, lo cual a su vez incrementa las alianzas y la efectividad
     de las mismas.




                                                                                            187
   5.   El Monitoreo y seguimiento y evaluación apropiado por los actores involucrados y
        asumido como apoyo y asesoría no solo fiscalización, favorece los resultados y
        niveles de confianza. Si las realidades son socialmente construidas pueden ser
        socialmente transformadas. Muchos de los problemas que enfrentan los sistemas
        de seguimiento y evaluación de proyectos parten de la falta de una
        conceptualización clara de cada una de estas funciones y de su apropiación por
        parte de los diferentes actores involucrados. Estas funciones se retroalimentan en
        un proceso continuo de apoyo al proyecto, para lograr el aprendizaje de la
        dinámica de los problemas que se pretenden solucionar. La apropiación de este
        proceso permite valorar si los objetivos del proyecto se han cumplido o no y la
        forma en que los recursos se han utilizado, lo que ayuda a mejorar la
        implementación del proyecto y a tomar decisiones más acertadas favoreciendo el
        fortalecimiento organizacional, el aprendizaje institucional, la rendición pública de
        cuentas y la generación de mayores niveles de confianza. Lo anterior, facilita
        incrementar la sostenibilidad, replicabilidad y eficacia de los esfuerzos de
        desarrollo a través del fortalecimiento de capacidades organizacionales de los
        participantes al contemplar las diversas formas de pensar, hacer y actuar de la
        gente, esto especialmente a nivel de comunidades de base, quienes son un actor
        fundamental en el proceso y hacia quienes van dirigidos las acciones por parte
        de las diferentes instituciones y por tanto se requiere su participación activa en la
        solución de sus problemáticas y se avance hacia una mayor interacción y
        coordinación entre éstos, los generadores y transferidores de tecnología. En este
        sentido, la importancia de las comunidades rurales está no solo en la producción
        agropecuaria, sino en las dimensiones, significados y posibilidades que su
        desarrollo como proceso complejo y específico que es, en sus problemas y
        soluciones, debe abordarse conjuntamente con los demás actores involucrados
        para ser apropiado.


* Freddy Vargas Ramírez:         Sociólogo, Especialista en Alternativas de Desarrollo
Sostenible, Especialista en Desarrollo Rural.
* Estos comentarios se hacen NO a nombre de la CORPORACION RED PAIS RURAL, sino
a titulo personal como miembro de esta.




                                                                                         188
Bernardo Velosa

1. el desplazamiento de la población de las zonas rurales hacia las zonas urbanas.
2. La posibilidad de crear observatorios regionales de desarrollo rural, en donde se haga
seguimiento y evaluación de la implementación de las diferentes estrategias.
Atte.
Bernardo                                                                           Velosa
Ingeniero Agrónomo




                                                                                     189
Jorge Yepes

Es para mi muy grato poder participar de la cosulta presente. Además agradezco ser
tenido en cuenta y pido excusas por solo hacerlo en la última hora debido a mis
ocupaciones.

Acerca del perfil avanzado que ustedes envían considero que es bastante completo, ya
que personas muy importantes de los diferentes paises han hecho valiosos comentarios.

Al respecto tengo algunas consideraciones que se basan fundamentalmente en las
particularidades de mi país Colombia y especialmente la Zona de Urabá donde me
desempeño como profesional hace varios años.

Si bien los grupos poblacionales que se han definido como vulnerables pueden ser
considerados en todos los países, sería importante que además se tuviera en cuenta (de
ser posible), visivilizar aquellos grupos poblacionales afectados de manera directa o
indirecta por conflictos armados, bien sea que dichos grupos poblacionales permanezcan
en las áreas del conflicto o hallan retornado luego de períodos de desplazamiento. Si bien
la función del Banco no es fundamentalmente humanitaria y hay organismos locales e
internacionales con estas funciones específicas, se podría pensar en apoyo a proyectos
productivos y rentables con dichas poblaciones a través de créditos blandos apoyados por
otras instituciones del orden público y/o privado. Esto contribuirìa a generar procesos de
desarrollo mas equilibrados que los que en la actualidad muestra nuestra realidad.

De otro lado considero fundamental que el Banco tenga lineas de apoyo a la investigación
básica y paticipativa en convenio con universidades y entidades de investigación locales.
Esto debido a que en nuestros países (al menos en Colombia) casi la totalidad de la
población rural desconoce procesos tan importantes como la misma globalización y mas
grave aún, desconoce muchos potenciales de suelos , ecosistemas, recursos naturales y
también la importancia de las cosmogonías y cosmovisiones que en este sentido juegan un
papel de gran importancia en los diferentes grupos étnicos para una buena producción y
para fortalecer las buenas prácticas agrícolas desde los saberes ancestrales. Estas lineas
de investigación deberían entonces dirigirse tanto a lo biótico y abiótico como a lo
socioeconómico-cultural y desde la investigación básica como la aplicada. Como ejemplo
de esto podemos citar la taxonomía de los pueblos indígenas y su importancia para los
conocimientos genéticos en plantas y animales dada su importancia para la medicina.

Además considero de fundamental importancia en la temática de la gestión ambiental
sostenible, apoyar de manera urgente los estudios acerca de la Oferta ambiental de
ecosistemas estratégicos en diferentes zonas rurales de los paises que no posean este tipo
de estudios. Sin esto sería imposible tener claridad acerca de las ventajas o desventajas
(competitividad) de diferentes productos agrícolas, pecuarios, mineros o forestales de
posible participación en el mercado mundial. La falta de estos estudios y el conocimiento
de ellos por parte de los grupos poblacionales rurales han generado y generan
inequidades y desventajas para ellos frente a quienes si los poseen.

Por último es necesario pensar en la metodología de la formulación de proyectos la cual
debe considerarse de una manera mas democrática, ya que además de que se ha



                                                                                      190
convertido en elemento de poder y protagonismo por parte de entidades que las conocen
y aplican, es de vital importancia unificar los elementos técnicos y metodológicos para que
pueda haber un acceso mas sencillo, al menos a la solicitud de apoyo por parte de
organizaciones gremiales, comunitarias y étnicas.

Muchas gracias por su atención. Cordial saludos para todos.

JORGE ENRIQUE YEPES HENAO
ASESOR SOCIAL
CORBANACOL COLOMBIA
TEL (094) 828 04 22 EXT. 6452
CEL 315 4181936




                                                                                       191
Costa Rica

Ivannia Ayales

Comentarios generales a la Política.

   a. Coherencia entre la propuesta BID y la realidad de las sociedad rurales en América
      Latina.

   Aún cuando se trata de un enfoque sectorial, es importante mencionar que la política
   realiza un esfuerzo de articulación entre diferentes aspectos de relevancia en el
   desarrollo rural.   La propuesta toma en cuenta un objetivo primordial que es la
   contribución a la reducción de la pobreza, con un énfasis en la inserción en los
   mercados internacionales.

   Si bien es cierto, el acceso a este tipo de mercados es parte importante de la cadena
   productiva, las sociedades rurales en América Latina tienen que tener primero una
   afianzada política de producción nacional que tendría que incluir: la identificación de
   los recursos y potencialidades con los que se cuenta; y definir con claridad cómo se
   van a usar los recursos, qué se va a producir, dónde vender. En este sentido la
   política del BID no debería dejar de lado el tema de “soberanía alimentaria”, de modo
   que en la economía rural tendría que considerarse la necesidad de producir alimentos,
   no solo de exportación, sino como una forma de hacer más sostenible el mejoramiento
   de la calidad de vida.

   Hay mayores probabilidades que esta producción desde la soberanía alimentaria,
   pueda hacer frente a vulnerabilidades externas. En la producción de flores y otros
   productos no tradicionales, se pueden evidenciar riesgos, ya que cuando no se
   pueden vender en el exterior, es fácil que se dan pérdidas para quiénes exportan, y
   deja de ser una opción para el alivio del hambre en la región. Por qué se incentivan
   más los productos no tradicionales, qué el maíz por ejemplo? La respuesta puede
   incluir como un hecho que hay países desarrollados que cuentan con subsidios y
   excedentes que quieren colocar en la región.

   Es así como el mecanismo del mercado no necesariamente elimina la desigualdad de
   oportunidades. Es decir que la desigualdad de oportunidades en el acceso al crédito y
   otros recursos para la producción, puede llevar a la desigualdad en el ingreso y a la
   concentración de las fuentes de la riqueza y el poder en manos de unos pocos. Para
   reducir estos riesgos, es necesaria la creación de una base económica fuerte, a través
   de mecanismos que aseguren un buen nivel de ingresos dentro de los mercados; así
   como capacitación y destrezas organizativas para operar en el mercado. También se
   requiere información sobre los mercados potenciales y sobre el crédito.

   Otro problema es que algunos costos no se toman en cuenta en el momento de fijar
   los precios; y no es incorporado por los productores o consumidores involucrados. En
   consecuencia es necesario la promoción de reglamentos y normativas que exijan que
   los precios reflejen los costos externos; así como la creación de mercados alternativos
   con certificaciones ambientales o sociales.



                                                                                      192
   b. Grado en que la política responde a las experiencias y aprendizajes en la región.

Es importante que la política tome en cuenta a los diversos sectores sociales, pero que
haga énfasis en los pequeños productores, hombres y mujeres ligados a actividades en el
campo. Además de concentrarse en los pequeños productores, habría que hacer énfasis
en las formas asociativas y colectivas que de una u otra forma, fortalezcan el desarrollo
organizativo para la producción, y obtengan así mayores beneficios. Paralelamente, la
intervención pública debería proteger el mercado nacional de alimentos del ingreso de
productos subsidiados de otros países; para garantizar así una reducción de la pobreza.



   c. Potencial del impacto del BID a través de la Política y diferenciando entre los
      sectores del medio rural.

Precisamente en las actividades de exportación habría que buscar los mecanismos
adecuados para lograr los precios adecuados y colocación segura de los productos,
evitando en la medida de lo posible la intermediación y mejorando los ingresos. En este
punto cobra relevancia el punto de la política referido a “reforzar el acceso de los grupos
de beneficiarios a los activos productivos”; diferenciando según los sectores del medio
rural, involucrados.


   d. Fortalezas de la Política

   -Una de las fortalezas es la voluntad expresa de promover la protección ambiental, el
   uso y gestión sostenible de los recursos naturales renovables; incluyendo las buenas
   prácticas en la gestión de recursos hídricos, la conservación de suelos y desarrollo
   agroforestal; las iniciativas de energía renovable eficientes y sostenibles.

   -El reconocimiento de grupos vulnerables como mujeres, comunidades, indígenas y
   afrolatinas, ancianos, discapacitados, enfermos crónicos, jóvenes desempleados y
   otros grupos que residen en las zonas rurales, que tienden a ser excluidos de los
   procesos de toma de decisiones.

   -La gobernanza transparente y efectiva, así como las reformas institucionales que
   beneficien a las zonas y poblaciones rurales.

   -Reconocimiento de que deben existir estrategias diferencias para abordar la iniciativas
   apoyadas por el Banco, según las categorías y tamaños de empresarios rurales, tanto
   en actividades agrícolas como no agrícolas.


   e. Debilidades de la Política




                                                                                       193
Si bien en los objetivos se hace referencia al fortalecimiento organizativo y desarrollo de
capacidades institucionales, en el resto del texto de política no se retoma.

Hace falta en la política la estimulación del cabildeo y la promoción de intereses de los
productores más pequeños, en la legislación de microfinanzas y las posibilidades de
acceso a oportunidades de financiamiento.

En el punto octavo de la política, la intervención pública debería contar con los
mecanismos apropiados para proteger el mercado nacional, del ingreso de productos
subsidiados de otros países. Y de hecho muchos gobiernos están en esa búsqueda.

f. Aspectos que no están incluidos en la política

En la política debería incluirse con mayor claridad el tema de la protección a la
biodiversidad de la agricultura, teniendo como prioridad el rescate de material vegetativo,
plantas y semillas criollas que apunten a la soberanía alimentaria; y también debería el
BID manifestarse ante la utilización de Organismos Genéticamente Modificados, que
además de tener un impacto negativo en la biodiversidad, a la vez están asociados a las
patentes de semillas y a paquetes tecnológicos específicos que crean dependencia y
limitan el intercambio abierto y tradicional entre los pequeños productores. Y que lo
anterior puede conllevar también a una pérdida de diversidad cultural asociada a saberes
y prácticas ancestrales.

Faltan indicadores de cambio, y orientación hacia resultados. La política debería
mencionar algunos mecanismos de seguimiento e identificación de efectos e impactos.

Las tecnologías de información y comunicación, juegan un papel esencial en la
construcción de alianzas entre actores civiles, donde no solo facilitan las finanzas globales
y los negocios orientados a la exportación , sino también el intercambio de información
entre productores, exportadores, consumidores, etc. El rol de estas tecnologías (TIC) no
aparece reflejado en la política y puede resultar de fundamental importancia.

Tampoco están mencionadas con claridad organizaciones del sector privado que estén
conscientes de su papel e impacto socio-político y que buscan la cooperación con actores
de la sociedad civil para lograr un desarrollo más sostenible. Por ejemplo, organizaciones
del comercio justo; sistemas de calidad y certificación, responsabilidad social corporativa,
entre otros.




                                                                                         194
Anabelle Chaves

Nuestra Organización se va a abocar a comentar este documento desde la perspectiva de
nuestro país COSTA RICA, ubicada en Centro América, dejando que lo referente a los
otros países sean las otras organizaciones de América Latina y El Caribe quienes aporten
sus opiniones de acuerdo a los países en los que están sus sedes.

A sabiendas de que las zonas o territorios rurales son importantísimos para el desarrollo
de nuestros países, éstos están desapareciendo paulatinamente debido a la competencia
con los grandes productores o por la imposibilidad de poder optar por créditos en el
Sistema Bancario Nacional ya sea por los altos intereses que cobran para producción, más
el riesgo de pérdida de cosechas por los cambios climáticos del Niño y la Niña o por la
aparición de plagas que destruyen inmisericordemente los cultivos.

En cuanto a los territorios indígenas, la mayoría de los pobladores de las diferentes
comunidades indígenas, aunado a las razones antes descritas, ellos no pueden solicitar
créditos bancarios por cuanto sus propiedades están bajo el sistema de posesión y no de
titulación.

Son notables dos grandes diferencias en cuanto al cuido y preservación de los bosques
primarios. En Reservas o territorios de fácil acceso, como es el caso de: Quitirrisí,
Boruca, Térraba, Matambú, Malekus, Salitre, Cabagra, Ujarrás, la deforestación, la
desaparición de nacientes de agua, la desaparición de agua pura en los ríos – si estos
todavía no se han secado - la erosión o el desgaste de los suelos y otros problemas son un
contraste con relación a territorios de difícil acceso o más lejanos de los centros
poblacionales de los no indígenas, como es el caso de Talamanca Bribri, Talamanca
Cabécar, Zapatón, Ujarrás, Rey Curré, Nairi Awairi, Chirripó, las reservas Ngöbes o
Guaymíes (Altos San Antonio, Conte Burica, Osa, Coto Brus y Abrojo Montezuma), y las
comunidades indígenas Miskitias y Ramas (aun no reconocidas por el Gobierno de la
República) la producción de sus cultivos es orgánica

por lo que el suelo se mantiene permanentemente rico, existen grandes cantidades de
nacientes de agua, ríos con grandes caudales, gran cantidad de bosques; a pesar de la
tala ilegal de los bosques por parte de no indígenas. En estas Reservas cuidan muchísimo
sus montañas porque son conscientes de que ellas son las proveedoras principales de todo
aquello que necesitan para vivir, como es el caso de alimento, medicina, techo y otros.

Es importante subrayar que es casi imposible reducir la pobreza de un país cuando no
existe interés por parte del Estado.



Periódico La Nación
Domingo 19 de diciembre, 2004.




                                                                                      195
Periódico La Nación
Domingo 19 de diciembre, 2004.




Es obvio el que en un país en el cual NO se da la oportunidad de desarrollo de las áreas
rurales y por ende reducir la pobreza rural, redunda en una migración muy grande hacia
los centros poblacionales o a la capital formándose concentraciones enormes de anillos de
pobreza en lugares donde difícilmente el Estado puede resolver la problemática existente.




                                                                                     196
Por otra parte, si tomamos como posible una reducción de los intereses bancarios,
asesoría técnica por parte de las instituciones del Estado a los medianos y pequeños
productores, promover la siembra orgánica o la producción natural – exenta de químicos y
de concentrados - en esos sectores, no solo para evitar el desgaste de los suelos y el alto
costo que ellos tienen, la cruza de animales no adaptados con animales adaptados a las
condiciones climáticas del trópico, obteniendo como resultado un híbrido más
resistente a las enfermedades, ésto redundará en la obtención de valor agregado sobre lo
que cosechen en el caso del sector agrícola, y lo que obtengan en el campo pecuario.

Es de vital importancia que el Banco Internacional de Desarrollo –BID – tome en cuenta la
participación de organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro, que a su vez
cuenten con el estatus de instituciones de bienestar social (otorgados por los entes
rectores) que puedan recibir donaciones fuertes, para presentar y ejecutar proyectos que
van dirigidos a la disminución paulatina de la pobreza y la extrema pobreza en las áreas
rurales y lograr el desarrollo sostenible en esas regiones. Además, ésto conllevaría un
apoyo no solo técnico – por parte de las ONG’s – sino que un seguimiento constante sobre
el mismo hasta lograr la meta final de cero pobreza y otros elementos que van diezmando
la situación de los pobladores de las regiones que nos preocupan.

Las políticas operativas del BID así como pueden no variar en 30 años, 60 años o más,
Costa Rica no va a sacar de la pobreza las áreas rurales mientras no se elimine la
corrupción existente entre los funcionarios de Gobierno y no exista un interés real por
parte del Estado por apoyar a las comunidades rurales. Como ejemplos, podemos
observar y pensar en las promesas que han hecho los Gobiernos itinerantes, donde no se
ha podido solucionar la problemática existente de la población rural que se ha visto
realmente afectada por los desastres naturales o el caso de algunos sectores que
siembran marihuana en sus comunidades recogen paquetes de drogas tirados en el mar
cuando están huyendo de las autoridades, como una forma de salir de la extrema pobreza
en que viven, por ausencia de programas o proyectos que pudiesen ayudarles a vivir
dignamente.
Todo se limita a políticas (algunas de ellas obsoletas) o excusas sin valor, que lo único que
logran es ilusionar y luego provocar ese triste sentimiento de abandono en los pobladores
de las áreas rurales pobres, por parte de las autoridades tradicionalmente responsables.
Estos sectores olvidan fácilmente, tal vez porque ellos no conocen la necesidad de hacer
algo pero que no tienen lo medios para lograrlo y olvidan algo que puede llegar a ser muy
peligroso “EL HAMBRE NO ESPERA Y DETRÁS DE ESTA VIENE LA DESESPERACIÓN”.




                                                                                         197
Periodico La Nación

Domindo 19 de Diciembre 2004

San José Costa Rica

Pobreza golpea con más fuerza a la zona sur

40%       de       las    familias      son      pobres,       el     doble      del    índice     nacional
Berlioth Herrera y Freddy Parrales

 bherrera@nacion.com

En seis cantones de la zona sur, 40 de cada 100 familias viven en la pobreza, el doble del promedio
nacional de hogares pobres (21,7%).

De hecho, es la región con más pobreza en el país. Solo entre el año pasado y este, 21.000 personas más
se empobrecieron porque el índice subió en 6,8 puntos porcentuales (del 33,6% al 40,4%).

Los cantones golpeados son Pérez Zeledón (San José), Buenos Aires, Corredores, Golfito, Osa y Coto Brus
(Puntarenas), que integran la Región Brunca, en la cual viven 320.000 personas. De ellas, 43.000 personas
(13,6%) no les alcanza lo que ganan ni para comer, es decir, están en pobreza extrema.

Estos datos los reveló la última Encuesta de Hogares, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC),
los cuales, desde hace años, no llegaban tan alto en cuanto a la zona sur.

La segunda región con más pobreza del país es la Chorotega (33%) y le sigue la Huetar Norte (27%). En
cuarto lugar, el Pacífico Central (25%), la Huetar Atlántica (23%) y la Central (17%).

Pedir dinero...

En la zona sur, las personas se quejan por su mala situación y la falta de trabajo.

"Mis hijos han optado por pedir plata en el Depósito Libre (de Golfito) porque no tenemos ni qué comer",
contó Ruth Villalta, de Golfito.

Mientras, Aurora Fuentes, se queja porque vendiendo bolsas plásticas tiene que "hacer milagros" para
subsistir.

Pese a que los datos estadísticos muestran una tendencia al empobrecimiento en esta región, no hay
estudios técnicos que determinen las razones.

Funcionarios del Gobierno y de instituciones no gubernamentales, académicas y sociales, manejan hipótesis
similares sobre las causas.

Señalan la falta de empleo y también la caída de los precios de los productos agrícolas, principal actividad
económica de la región.

"En la zona de Pejibaye (de Pérez Zeledón) se siembra frijol, que si bien tiene un precio altísimo, a los
agricultores no les pagan bien, además no pueden sacar el producto por los malos caminos", dijo el obispo
de San Isidro del General, monseñor Guillermo Loría.                                          198

"Estas zonas requieren más impulso por parte las instituciones del Gobierno, ellos deberían de hacer un
Como puede el BID pretender lograr el desarrollo rural en los países de América Latina y
El Caribe, cuando el mismo Gobierno no se interesa por solventar esos problemas. Si nos
referimos a los y las campesinas, en la mayoría de los casos con costos leen el idioma
materno – los más afortunados -, por su misma pobreza no han tenido oportunidad de
estudiar o prepararse, mucho menos las familias pueden enviar a sus hijos a estudiar, lo
que nos lleva a una población ignorante en muchísimas áreas. En el caso de los sectores
indígenas, la situación no es diferente y, si a esa realidad le sumamos el que vivan en
Reservas de difícil acceso en verano, esta situación empeora en condiciones de invierno.

Sin tomar en cuenta otros lugares afectados por la pasada llena del mes de Enero del año
en curso, a modo de ejemplo incorporamos este mapa publicado por el Periódico La
Nación el 11 de enero del 2005, que muestra algunas comunidades indígenas que
quedaron aisladas por las inundaciones y que ha sus pobladores les llegó una ayuda
mínima una semana después de haberse declarado la Emergencia Nacional.




Analizando los diferentes ítems a los que el Banco le da un énfasis especial para lograr el
desarrollo rural, comentaremos cada uno de ellos, con el fin de entender la realidad de
cada una de ellas con relación a la posible implementación en cada país:
    Promoviendo la transformación productiva de la economía rural, tanto en
       actividades agrícolas como no agrícolas, y su inserción en los mercados
       internacionales, con el objeto de mejorar el nivel de vida de los habitantes rurales
       y fomentar la competitividad y crecimiento de la economía rural;


                                                                                       199
Para lograr este punto habría que pensar que el Banco va a apoyar financieramente a las
organizaciones de la sociedad civil sin fines de lucro, por cuanto son estas las que por
voluntad propia y vocación nos hemos comprometido en apoyar a los sectores pobres
rurales del país todo ésto en vista de que a través de los años se ha comprobado que no
es de interés real para el Estado. Para nosotros, que conocemos la situación real de la
población de nuestro país en el cual el porcentaje de pobreza y pobreza extrema ha
pasado en los últimos seis años de un 16% a un 21%, de una población total de más o
menos cuatro millones de habitantes, siendo ese aumento más notorio en las áreas
rurales.

Lógicamente, esta transformación de la que habla el Banco tiene que ser paulatina,
primero que todo se deben aportar las herramientas necesarias, así como las
capacitaciones técnicas apropiadas tanto para las actividades agrícolas como las pecuarias
o de otro tipo, luego hay que realizar toda una estrategia como lo es el que los pobladores
rurales cuenten con centros de acopio bien equipados, caminos y otros con el fin de
eliminar los intermediarios y así lograr que los pobladores puedan vender sus productos
directamente a precios justos, para que de esa forma se vallan insertando en el mercado
nacional y luego de esa práctica puedan integrarse al mercado internacional en el que
puedan competir por la calidad de sus productos, logrando de esa forma una mejor
calidad de vida para las familias y luego culminando con el deseado crecimiento de la
economía rural.

      Promoviendo el uso sostenible de los recursos naturales y la calidad de los bienes y
       servicios ambientales en, y proporcionados por, las áreas rurales;

No es un secreto que si se lograra el uso racional y en equilibrio con la naturaleza se
lograría una vida más sana y de mejores condiciones para los pobladores rurales. Si a
ellos se les lograra transmitir el aprender haciendo sobre las ventajas del uso de los
abonos, productos orgánicos y naturales para siembra y crianza, ellos obtendrían mejores
precios por sus productos. Así como, al existir mejoras en su alimentación, no se verían
tentados a destruir o talar sus bosques naturales para obtener dinero, lo que conllevaría a
la obtención de zonas desérticas, pérdida de nacientes de agua, pérdida de flora y fauna
así como de valores de respeto y de cultura, al verse obligados por ellos mismos de las
condiciones naturales y favorables de sus vidas.


      Invirtiendo en capital físico, humano, civil y social en los territorios rurales; y

Para lograr este punto, habría que abocarse fuertemente a la capacitación, talleres y
charlas sobre la importancia de los valores individuales y familiares. Si tomamos en
cuenta la realización de los primeros ítems antes mencionados, el solo haber resuelto el
contenido de los mismos nos daría como resultado una disminución considerable el
alcoholismo, la drogadicción, la violencia intrafamiliar y otros problemas propios obtenidos
de la insatisfacción provocados por necesidades y falta de soluciones.

De tal manera que, al contar con un ambiente más calmo, el apoyo se dirigiría a otro tipo
de ayuda en beneficio del crecimiento y formación humana, lo cual redundaría en



                                                                                             200
mejoramiento de los propios habitantes de las áreas rurales, quienes en vez de pensar en
abandonar su medio natural de vida, estarían más arraigados a sus comunidades y por
ende, disminuiría la migración a zonas más pobladas y se eliminaría de esa forma uno de
los problemas más serios: Los anillos de pobreza.

      Modernizando y fortaleciendo las instituciones del estado y de la sociedad civil de,
       o que afectan a, los territorios rurales.

Nuestro país se ha visto seriamente afectado por la corrupción desde los más altos niveles
de Gobierno, pasando por funcionarios de instituciones gubernamentales hasta algunos
ciudadanos. Tan es así que en este momento hay dos Ex - Presidentes de la República,
algunos ex funcionarios gubernamentales y otros amigos de los Ex - Presidentes, en
situación de casa por cárcel hasta que terminen las investigaciones de pertinentes y vayan
ajuicio. Sin embargo, obviando esta problemática que razón de ser tiene el seguir
“modernizando y fortaleciendo” las instituciones del estado si ellas no tienen ningún
interés en la resolución de los problemas que están viviendo los pobladores rurales.

Por el contrario, al fortalecer a organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro
realmente comprometidas con este sector, redundaría en la mejoría de las condiciones de
vida de los pobladores rurales que actualmente están ubicados en el rango de pobreza y
pobreza extrema de nuestro país. En Costa Rica, ellos son los campesinos rurales y los
indígenas, los cuales como mencionamos anteriormente no tienen acceso a crédito en el
Sistema Bancario Nacional, están ubicados en comunidades distantes de los centros
poblacionales, en áreas de difícil acceso en verano y aislados en invierno. Así como
carecen de vías de comunicación, centros médicos, la mayoría de ellos analfabetos y otros
sin tierra para trabajar.

2.- Es importante mencionar que el Banco Interamericano de Desarrollo ha hecho un gran
esfuerzo por definir una nueva Política de Desarrollo Rural a implementarse en años
futuros. Sin embargo, notamos un grado amplio de incoherencia por cuanto no se puede
aspirar a hacer préstamos a las comunidades de las áreas rurales por cuanto no tienen –
ni tendrán en algunos años – la posibilidad de cancelarlos.

En estos momentos sabemos que en las poblaciones rurales no solo se necesita asistencia
técnica sino que más que todo asistencia económica no reembolsable para poder ejecutar
proyectos así como adquirir los insumos necesarios para producir, arreglar caminos,
construir viviendas y otras necesidades prioritarias.

Para concluir nuestra participación en la consulta sobre el Perfil Avanzado de la Política de
Desarrollo Rural de Febrero del 2005, nuestra Organización considera que no se ha
considerado en ningún momento la participación de las Organizaciones No
Gubernamentales, sin fines de lucro y altamente comprometidas con el apoyo y la ayuda a
los mismos para superar la situación en que viven, los cuales en nuestro país están en el
rango de pobreza y pobreza extrema.




                                                                                         201
Gerardo Cortes

En primera instancia deseo agradecerle la consideración de mi participación para el
análisis de la Nueva Política de Desarrollo Rural del BID.

La primera parte de mis aportes consta de una serie de sugerencias de aspectos de forma
de la política que detallo a continuación:

1. En la primera página, en el primer párrafo, en la reglón 8 deseo sugerir el agregar:
   ….un gran número de comunidades campesinas, de pueblos indígenas…
2. En la segunda página, en el tercer párrafo de los objetivos, en el reglón 2 deseo
   sugerir cambiar la palabra “uso” por “aprovechamiento”.
3. En la segunda página, en le último reglón de Definiciones, para el punto IX donde dice
   “protección de la biodiversidad y los hábitat críticos” deseo sugerir que se debe de
   ampliar el concepto a todos los hábitat en general no solo aquellos que se encuentran
   en estado crítico.
4. En la tercera página, en el punto V de Principios Operativos, el tercero en su reglón 5
   se refiere a que “el Banco definirá las distintas categorías de agentes económicos
   rurales sobre la base de su potencial económico…”.Me parece que la forma en la cual
   esta redactado esta idea es un poco discriminatoria y podría resultar ofensiva según
   sea su interpretación por parte del lector.
5. En la cuarta página, en el párrafo uno, las líneas 3, 4 y 5, las lista de temas no tienen
   un orden lógico y además el tema de manejo de cuencas sería mejor abordarlo como
   manejo integral de cuencas.
6. En la quinta página en el último párrafo, en la ultima línea no queda muy claro a lo
   que se refiere con los recursos forestales “ecológicamente complejos”
7. En la séptima página, en el primer párrafo ¿Porqué solo preocuparse por los espacios
   ecológicamente frágiles? ¿Y todos los demás?
8. En la séptima página, en el punto de Ejecución y cumplimiento, en su primer reglón
   cambiaría el concepto de “desarrollo sostenible” por el de “desarrollo integral”
9. En la séptima página, en el punto de ejecución y cumplimiento, en el tercer párrafo,
   me parece que se debe clarificar cada cuanto el Banco evaluará la ejecución de su
   cartera de proyectos de desarrollo rural.

La propuesta de BID es coherente, sin embargo me parece que hay algo importante de
rescatar y que podría faltar en esta propuesta. Me refiero a aspectos de formación
educativa para el sector rural. Es indiscutible la brecha que existe entre la educación en
las áreas urbanas y en las áreas rurales. Por tanto, considero oportuno mencionar que los
planes de estudio de los centros de formación en nuestras áreas rurales deben ser
distintos a los de los centros urbanos. ¿Por qué? Debido a que las realidades particulares
de las personas en el área rural son muy distintas. Por ejemplo, las comunidades rurales
están muy ligadas al uso de la tierra, a vivir en muchos casos en áreas protegidas con
grandes extensiones de bosques y una gran biodiversidad y a utilizar recursos pesqueros y
marinos para su desarrollo, esto solo para mencionar algunos ejemplos. El enfoque
educativo y/o formativo en nuestras áreas rurales debe entonces ser diferente al que se
aborda en nuestras zonas urbanas.




                                                                                        202
Por lo demás, el documento expresa conceptos generales básicos bien abordados y en
algunos casos un poco reiterativo de lo que ya en otros documentos se ha planteado.

Deseo finalmente agregar que en el punto V de principios operativos, se podría pensar en
agregar uno más que se refiera a la inclusión real de las personas de las áreas rurales en
la discusión de los temas importantes y en la toma de decisiones en cuanto a su
desarrollo. En el punto séptimo se habla de inclusión social, pero no queda claro si se
abarca lo que he mencionado anteriormente. En resumen, me refiero a promover un
empoderamiento de la información por parte de las comunidades rurales y buscar formas
de cómo incorporar estas personas en los espacios que asigna la sociedad civil para la
toma de decisiones.




                                                                                      203
Mario Coto

En general el documento y los objetivos mismos de la Estrategia de Desarrollo Rural
tienden a dar mayor importancia a lo económico dejando en un plano inferior lo social. A
pesar de que en las definiciones Desarrollo Rural se considera “un proceso de cambio
económico, social e institucional sostenido, que mejora los niveles de vida en las zonas
rurales”, y en los principios operativos también destacan “la necesidad de promover el
desarrollo de las economías y sociedades rurales.”

Se promueve sólo la producción para la inserción en mercados internacionales, se induce
a producir para exportar. Por otro lado, la producción agropecuaria para la exportación en
nuestro país normalmente, con algunas excepciones, ha sido contradictoria con la
sostenibilidad.

Es preferible usar el concepto de “calidad de vida” en lugar de “nivel de vida”, el primero
es más integral e incluye el modo de vida y muchas de las tradiciones culturales, lo
autóctono de nuestros habitantes rurales.

En lo referente a los subsidios, el punto quinto es congruente con las necesidades del
sector y los criterios y limitaciones propuestas son totalmente justificadas, sin embargo,
será imposible aplicarlos cuando al final del párrafo dice: “los subsidios agrícolas serán
consistentes con los acuerdos y reglas de la Organización Mundial del Comercio”

En cuanto al potencial de impacto los sectores más beneficiados con las políticas son los
agroexportadores y los menos los dedicados a la producción de productos para el mercado
interno. Un ejemplo son los productores de granos básicos para consumo interno,
principalmente los ubicados en las cercanías de las costas y las fronteras.

Las principales fortalezas son que se promueva la gobernanza transparente y efectiva y las
reformas institucionales que beneficien a las poblaciones rurales; la gestión forestal
sostenible; la protección ambiental y el uso y gestión sostenible de los recuros naturales
renovables; la inclusión social de grupos vulnerables que garanticen la equidad, más que
reduzcan la desigualdad.

Muy saludable todas las directivas de salvaguardia propuestas para evitar los efectos
negativos sobre las zonas y poblaciones rurales.


La principal debilidad que presenta es la de integrar el concepto de desarrollo sostenible a
la ruralidad, es un tanto, difícil bajo las condiciones de los hogares rurales, que presentan
limitaciones graves de recursos, débiles influencias políticas, accesos restringido a
servicios públicos en general y específicamente a servicios sociales e infraestructura pobre
y muchas veces degradada.

En el caso de Costa Rica, la población rural es el 41% de la población total y un 15% de la
población económicamente activa que se asocia a actividades agropecuarias.




                                                                                         204
La pobreza afecta a un 18.5% de la población rural y un 5.1% de ésta vive en condiciones
de pobreza extrema. Un 38% de los ocupados pobres están en el sector primario, donde
se identifican todas las carencias señaladas, además del bajo nivel de organización y
gestión de actores privados y condiciones insuficientes para el desarrollo del capital
humano. ¿Cómo una población con estas características puede incorporarse a una
producción agropecuaria sostenible con calidad? Primero se deben crear y utilizar los
conocimientos científicos y tecnológicos, fortalecer la capacidad de investigación y la
utilización de sus resultatados, para que los grupos de usuarios tengan acceso a esas
tecnologías, para poder iniciar el proceso de desarrollo sostenible..

Uno de los aspectos que han quedado totalmente fuera de las políticas es la seguridad
alimentaría, entendida como “el acceso de toda la población en todo momento a los
alimentos necesarios para llevar una vida activa y saludable”. Este aspecto es parte clave
del Desarrollo Rural y requiere especial atención .

Los problemas asociados al cambio climático, degradación ambiental, conflictos bélicos,
desempleo creciente, la vulnerabilidad vinculada a la pobreza y el aumento en magnitud y
frecuencia de los fenómenos naturales extremos, presagian escenarios de crisis de
inseguridad alimentaría en amplias regiones en las próximas décadas.

La seguridad alimentaría debe ser un aspecto prioritario para satisfacer las necesidades
alimentarías e introducirla como una política.

Pueden incorporarse zonas rurales deprimidas, que tengan condiciones aptas para
productos que garanticen la alimentación del país, además puede incluirse el esfuerzo
conjunto de diferentes sectores como: educación, salud, economía, industria, comercio
que desarrollen acciones que aseguren la disponibilidad de alimentos.




                                                                                      205
Luis Escalante

Mucho agradezco primeramente la consulta que han solicitado a este inmerecido
colaborador.

Me parece muy bueno el documento del “Perfil avanzado de Política de Desarrollo Rural
del BID, y me permitiré señalar algunas puntos que baso en mi experiencia en el campo.

Primeramente debemos recordar los grandes esfuerzos que organismos como el BID, el
FIDA, etc. han realizado y realizan en procura de la reducción de la pobreza y el desarrollo
rural de América Latina y el Caribe. Dichos esfuerzos no han dado los resultados
esperados en la gran mayoría de los casos, manteniéndose en estudio aún las causas. Y
este nuevo planteamiento pretende ser una nueva respuesta a ello, enriquecido con la
experiencia de todos, lo que debe ser así, para ir avanzando y tratar de lograr algún día el
objetivo primordial para las familias pobres latinoamericanas y caribeñas.

   1-   Muy bien señala el BID en este documento, que las interrelaciones, la industria de
        la transformación y los sectores no agrícolas de la economía rural han crecido
        fuertemente en las últimas décadas.

   2-   También en cuanto a lo social, que se señala que los territorios rurales
        desempeñan un papel clave como lugar de residencia de una considerable parte
        de la población total, incluidos los pueblos indígenas, minorías étnicas o raciales,
        jefas de hogar, jóvenes, etc. que tratan de mantener además su identidad,
        costumbres, y demás.

   3-   No menos cierto y vinculado a lo anterior, que no se toca explícitamente en este
        documento, pero que se intuye, es el grave problema de la migración hacia zonas
        rurales, de personas de todos esos grupos, con la consiguiente problemática
        social que se crea allá y aquí.

   4-   Muchos recursos se han invertido para crear capacidades en las zonas rurales con
        las cuales de manera sostenible se pueda lograr mejores ingresos a las familias
        pobres rurales. Esa sostenibilidad y mejora en las actividades, en los ingresos, en
        la educación de los hijos, en salud, higiene, vivienda, etc., no se ha logrado aún,
        aunque en muy pocos casos se han obtenido resultados buenos que se esfuman
        con el tiempo por muchas causas.

   5-   Los Proyectos de Desarrollo Rural que se han financiado y que han pretendido la
        incorporación y modernización de las instituciones estatales, han estado lejos de
        lograrlo. No contemplan ellos desde su Ex Ante, un análisis profundo de la
        situación, conocimientos, actualización, etc. de los técnicos de dichas instituciones
        estatales, que estarán influyendo o pueden influir en el Proyecto. Menos aún, se
        contempla entre los recursos destinados a esos proyectos, recursos para dar
        “inducción”, si se quiere llamar así, a dichos técnicos en relación a dicho Proyecto,
        y que los mismos en vez de “estorbar”, o de “dificultar” el desarrollo de los
        mismos por desconocimiento, “celos profesionales” o incluso porque dichos
        proyectos al depender generalmente de alguna institución estatal y poseer más



                                                                                         206
     recursos para el trabajo y/o quizás hasta más “libertad o independencia” que la
     propia institución, despiertan rivalidades y esos celos que finalmente terminan
     frenando y hasta terminando con la iniciativa de desarrollo rural. Esto se toca en
     el aparte III Definiciones y en el principio orientador OCTAVO, pero creo que se
     debe dar mayor énfasis a esto y concretar cómo se dará esa capacitación,
     formación técnica o mejora o modernización institucional.

6-   Está harto probada la falta de capacidad gerencial y empresarial en cantidad
     necesaria para hacer frente al desarrollo rural planteado y requerido. Esta falta
     de capacidad gerencial se nota hasta en la parte técnica que dirigirá o dirige el
     Proyecto. Con más razón se dará en las organizaciones de pequeños productores
     a quienes se pretende mejorar sus condiciones productivas y de ingresos

7-   Se indica en el aparte V “Principios operativos” que el Banco (como otros) debe
     tener presente CON PERSPESTIVA DE LARGO PLAZO (el destacado no es del
     original), la necesidad de promover el desarrollo y sociedades rurales cuando
     diseñen o implementen intervenciones financiadas por el BID. Esto no se debe
     perder de vista nunca y creo que el BID o cualquier otro organismo financiero que
     pretende éxito en esto, debe solicitar algún tipo de garantía del gobierno
     participante en relación a esta perspectiva de largo plazo. Es decir, que el
     gobierno garantice la total independencia de la administración del proyecto, el
     total respeto a los objetivos, marco teórico y demás que contempla el mismo,
     pues generalmente un Proyecto de Desarrollo no inicia y termina con un
     Gobierno, sino que puede iniciar a la mitad de una gestión y terminar hasta dos
     gobiernos después, gobiernos quizás de otros partidos o con otros propósitos,
     objetivos, fines, preferencia y demás.

8-   Por lo anterior, la selección de personal técnico y administrativo de un Proyecto,
     debe estar en manos del Banco o la entidad financiera internacional que aportará
     los recursos para una iniciativa, y no en poder de la institución pública a la cual
     estará adscrito el Proyecto, para evitar con ello la ingerencia política y asegurarse
     la no contaminación del mismo para preservar lo establecido.

  Por todo lo anteriormente citado y quizás algunas otras que se me escapan en este
momento, se debe tener muy claro en esta Nueva Estrategia de Desarrollo Rural 2.005
lo siguiente:

       a-   Como se indicó en el punto 5 anterior, deben contemplarse recursos
            dentro de los Proyectos, para dar “inducción a los técnicos del sector
            público” de la zona de influencia del mismo y que podrán ofrecer su apoyo
            técnico al desarrollo de las actividades del mismo. También se deben
            capacitar o promover la actualización de sus conocimientos, pues en
            muchos casos y debido a la falta de recursos en las instituciones, al
            “sedentarismo profesional” que ellos padecen por falta de actividad, de
            incentivos, etc., no pueden aportar mucho o nada a los fines que plantea
            el Proyecto basado en nuevas y modernas estrategias de desarrollo. Esto
            se puede lograr en la etapa en que se ofrece capacitación básica a las
            organizaciones productivas luego del diagnóstico inicial.



                                                                                      207
Podría incluso estudiarse la posibilidad y como incentivo, que el Proyecto pueda
ofrecer algún tipo de apoyo a dichos técnicos, por el aporte que puedan
realizar sea mediante asesorías o cualquier apoyo técnico (estudios,
supervisión, etc.)

Promover la incorporación de técnicos “pensionados” o de edades en que se
dificulta en el país lograr trabajo, para aprovecharlos como asesores,
promotores, consultores del Proyecto, sobre todo aquellos que cumplan con
ciertos requisitos de experiencia en Proyectos de Desarrollo Rural y como
actividad dirigida a aprovechar la gran experiencia.

b- Dado lo señalado en el punto 6, y basados en las nuevas tendencias de
   globalización, en los TLC´s, que demandarán y ofrecerán más recursos,
   más capacidad gerencial, mayor protección del ambiente, mayor
   competitividad, más variedad de bienes y servicios, mayor tecnología,
   mayor investigación, más acceso a información, etc., lo que complica el
   panorama productivo y dificultará más la lucha contra la pobreza extrema
   rural y la sostenibilidad de las actividades de estos pequeños productores,
   es indispensable, creo yo, trabajar con base a encadenamientos
   productivos entre el sector privado empresarial-industrial (de actividades
   agrícolas y no agrícolas) y las organizaciones de pequeños productores
   rurales

    Si se logran formar alianzas entre las grandes empresas por ejemplo, agro
    industriales, y los pequeños productores, éstas se encargarán de suplir la
    falta de capacidad y sobre todo la falta de experiencia empresarial y
    gerencial existente como se señaló. Así y mientras dure este lazo, la
    grande empresa se encargará de enseñar a ese grupo de pequeños
    productores, cómo se debe manejar su actividad, le suplirá asistencia
    técnica, información de mercados, tecnología de avanzada y quizás hasta
    por aquí se pueden canalizar recursos para financiar esas actividades con
    éxito, con menor riesgo y hasta con menor requerimiento de garantías
    para acceder a dichos recursos financieros, lo que siempre se ha
    constituido en un impedimento para el otorgamiento de créditos. Así por
    ejemplo, para grupos de productores de maíz blanco se tendría que buscar
    primero una alianza con alguna agro industria del sector que los ampare,
    guíe, ofrezca mercado y hasta precio, entre todo lo demás. Para grupos
    de productores de caña de azúcar, lo mismo con algún Ingenio. Para
    productores de frutas, hortalizas y demás, igualmente (Ej. Con Hortifruti
    aquí en Costa Rica). Este ha sido el éxito de los pequeños productores de
    café del país, pues al estar ligados a una Cooperativa sólida y de
    trayectoria, mantienen el influjo de información, suministro de insumos,
    crédito, comercialización, etc. y hasta logran de camino, irse capacitando
    en el campo que lo requieren, es decir, una capacitación dirigida y no
    como se hace en muchos Proyectos, que se preocupan por iniciar a los
    productores y sus organizaciones en conocimientos contables, legales de
    organización, etc., sin siquiera tener definido el rumbo que tomará dicha



                                                                            208
     organización y sin haber solucionado siquiera los problemas de “hambre”
     en las familias. Por lo tanto, no existirá el interés suficiente para aprender
     o mejora en sus conocimientos.

     Aquí el Proyecto estaría vigilante del cumplimiento del convenio, del control
     de recursos financieros si se suministran, de la capacitación de los
     asociados y hasta de promover una mejor distribución de la riqueza o de ir
     promoviendo ya con experiencia y recursos suficientes, la transformación
     de los productos básicos para darles mayor valor agregado.

c-   Aparejado a esto, y basado en los puntos 2 y 3, es fundamental la
     preparación de los jóvenes, empresarios del futuro, en labores
     empresariales, gerenciales, visión de negocios, etc.

Comercial aparte por si es de interés en algún momento: Yo dirijo una
Asociación para la Formación de Jóvenes Empresarios (ASOFORJE) en las zonas
rurales básicamente, que cuenta con un excelente programa, pero que ha
topado con la dificultad de conseguir recursos para ofrecer sus servicios. Lo
que se pretende con este programa es evitar la migración de jóvenes a las
ciudades. Más bien y debido a la falta de empleo en las zonas rurales,
prepararlos como empresarios (o micro empresarios, como quiera llamárseles),
para que enfrenten los retos con capacidad, visualicen oportunidades, den
valor agregado a las materias primas y productos de la zona y hasta puedan
crear empleos. Nuestro programa consta de 4 fases. La primera (6 semanas)
se les induce en el tema empresarial. Qué es una empresa, vocabulario,
aspectos generales de legislación, comercialización, etc. todo en forma
dinámica y entretenida, partiendo de jóvenes de último año de colegio tanto
académico como técnico de las zonas rurales. La segunda etapa (cuatro a seis
semanas) comprende la formulación de un Plan de Negocios, donde se
visualiza el mismo, se hacen los contactos necesarios basados en la destreza
del grupo conformado por unos cinco estudiantes como máximo y quienes
acceden a formar su microempresa. En ella se reparten las funciones y cada
quien tiene su responsabilidad. Debe concluir con la firma de un precontrato
con alguna empresa que adquirirá sus bienes o servicios. En la tercera fase (4
a 5 meses) y con financiamiento que debe otorgar el Proyecto con recursos no
reembolsables para el mismo, pero sí para la Junta Administrativa del Colegio,
se financian algunos rubros para que la microempresa pueda iniciar.
La cuarta fase es la supervisión trimestral que ASOFORJE da a las
microempresas durante el segundo año.

d- La asignación de recursos financieros para financiar las actividades
   productivas que se contemplen, puede realizarse a través de algún
   fideicomiso que funcione principalmente como entidad financiera de
   segundo piso y aprovechar las alianzas con agroempresas rurales o no
   agrícolas, para canalizarlos, como se indicó en el punto b- anterior.

e-   No concretarse al apoyo de programas de distribución de tierras. Deben
     llevar un planteamiento de desarrollo integral de la parcela, lo que puede



                                                                               209
               encajar dentro de los puntos de encadenamiento y el punto d- anterior.
               No se ha pensado nunca en establecer programas concretos de desarrollo
               de asentamientos de parceleros, quienes contando ya con la tierra no
               tienen siquiera idea de qué van a producir, cómo, cuándo, con qué,
               basados en un estudio de mercado para escoger la mejor alternativa
               productiva.

          f-   No promover el apoyo de ninguna actividad que no cuente con un mercado
               seguro para su(s) producto(s), sea este un comprador, una agroempresa o
               un producto que no tenga problemas de venta en cualquier mercado en la
               época en que se producirá, como por ejemplo la naranja como cultivo
               alternativo en los cafetales de la parte alta de Nandayure, producto que
               sale al mercado cuando en otras zonas se ha agotado.


Espero contribuir con algo a la expectativa que se pensó con la consulta planteada y
mucho agradezco su confianza y oportunidad. Quisiera tener luego el documento final y
saber si en algo pude ayudar. Gracias



Ing. Luis Fdo. Escalante Soto, MBA




                                                                                   210
Ramón Montoya

Después de revisar con atención el Perfil Avanzado de la Política de Desarrollo Rural del
BID, organizamos nuestros comentarios haciendo referencia a los ejes sugeridos por el
BID y sobre otros aspectos considerados relevantes desde nuestra perspectiva.

a.       Coherencia entre la propuesta del BID y los problemas y desafíos que enfrentan las
     sociedades rurales de América Latina y El Caribe.

     -   En términos generales el documento constituye un avance importante
         particularmente por el énfasis que pone en lo territorial, en la superación de lo
         rural como equivalente a lo agropecuario, la importancia dada a lo institucional, la
         transformación de la economía rural, la revalorización de los territorios mediante el
         manejo de los recursos naturales y la provisión de servicios ambientales y el papel
         de los actores sociales del territorio.

     -   Como marco orientador para la política de desarrollo rural, el documento refleja
         desafíos, necesidades y demandas del mundo rural.

b.       El documento recoge la experiencia y aprendizaje de la región?

     La experiencia y aprendizaje es recogido parcialmente en el documento. Por ejemplo:

     -   No se discute el término “zona rural”, simplemente se indica que se utiliza tal y
         como se define por cada país, definición que generalmente se basa en el criterio
         de densidad de población o acceso a servicios públicos que no hace más que
         reforzar la clásica diferencia rural-urbana. La experiencia y evidencia empírica
         sugiere la necesidad de dar mayor claridad a la definición de zonas rurales y de lo
         rural en general, por ser un argumento central en la propuesta territorial de
         desarrollo rural y como consecuencia, en la política de desarrollo rural. El análisis
         de la estructura de la población y en general el análisis demográfico y de las
         cadenas agrocomerciales expresadas territorialmente, le dan una fisonomía
         diferente a lo que tradicionalmente se entiende por zona rural.
     -   Aunque se menciona en forma expresa la atención a lo no rural, el texto se limita a
         subrayar los servicios ambientales y servicios. Una visión más amplia podría incluir
         otros recursos y posibilidades de valorización de recursos locales, incluyendo el
         turismo rural, los recursos paisajísticos, los recursos de identidad local y otros
         similares.
     -   El documento hace referencia al fortalecimiento institucional y menciona el papel
         de actores sociales claves (indígenas, mujeres…), sin embargo, la propuesta de
         política no plantea una visión estratégica del fortalecimiento de actores sociales,
         retomando la cultura como dimensión clave, que permita una mayor inclusión y la
         constitución de grupos locales como actores y protagonistas de sus propios
         procesos de desarrollo. Diversas experiencias demuestran e ilustran sobre los
         resultados diferenciados según el mayor o menor énfasis en los actores sociales.
     -   La experiencia de Centroamérica sobre desarrollo sostenible en regiones fronterizas
         y cuencas compartidas tiene poca o ninguna documentación en la propuesta; de
         la misma manera, se hace referencia muy general y dispersa sobre integración.



                                                                                          211
         Existen importantes lecciones en cuanto a institucionalidad, manejo de cuencas
         compartidas, políticas públicas en territorios fronterizos, migración, manejo de
         recursos naturales, descentralización, gobernabilidad, inversiones, entre otras, que
         deben ser consideradas, más aún cuando se reconoce el creciente papel de la
         integración en los procesos nacionales y regionales de desarrollo.

c.       Impacto de la política diferenciando los sectores o estamentos del medio rural

         El enfoque territorial implica la adopción de una visión agregada del territorio, el
         cual comprende el conjunto de actores sociales que interactúan en el mismo; por
         lo tanto, además de una construcción social, es un espacio donde se modelan las
         relaciones entre ellos y con el entorno natural, económico y político. La definición
         de sectores, (mujeres, agricultores, juventudes, indígenas, entre otros) y el
         enfoque tradicional de trabajo sectorial con éstos, limita el aprovechamiento de las
         relaciones con los demás actores sociales y el logro de la sinergia potencial entre
         todos ellos. En resumen, una política territorial debe considerar el conjunto de
         actores sociales y dentro de la misma el énfasis en determinado sector, debe ser
         como un recurso habilitante para una interacción más amplia.

d.       Principales fortalezas

     -   La principal fortaleza de la propuesta consiste en incluir como un principio expreso
         el tema de la inclusión social y reducción de la desigualdad. No obstante, el
         tratamiento que se sugiere da la impresión de contener un enfoque de carácter
         asistencial y compensatorio. El planteamiento más bien debería apuntar hacia la
         construcción de una institucionalidad que desarrolle la democracia y la ciudadanía,
         como pilares económicos y políticos del desarrollo sostenible.

e.       Principales debilidades

     -   El enfoque aperturista. El tema del comercio y las actuales negociaciones no se
         discute suficientemente, particularmente en lo que se refiere a las ayudas internas
         y su diseño y puesta en operación (caja verde), las que debería ser objeto de la
         política como parte de las acciones de apoyo al sector de agricultura familiar. Esta
         omisión le da al texto una orientación aperturista, cuando la dirección de las
         políticas de subsidio en países que completaron sus negociaciones comerciales
         como México y Chile, parece ser otra.
     -   El desarrollo de regiones fronterizas y manejo de cuencas compartidas lo
         encontramos totalmente ausente de la propuesta. Este es uno de los campos
         menos trabajados dentro de las políticas públicas y una enorme responsabilidad,
         pero al mismo tiempo, una oportunidad para los organismos multilaterales de
         cooperación.
     -   El actual mundo rural se caracteriza por la presencia de una multiplicidad de
         organizaciones que prestan distintos servicios de apoyo a los pobladores rurales
         pobres (ONG, Cooperativas, gremios, asociaciones, otras), que trabajan
         aisladamente o formando pequeñas redes de apoyo. El documento no sugiere
         nada referente a la necesidad aprovechar y potenciar este importante activo de los




                                                                                          212
         territorios invirtiendo en su fortalecimiento organizacional y en el desarrollo de
         mecanismos de interacción entre ellas.
     -   Finalmente, los temas de género, etnicidad, afrodescendientes y juventude, tienen
         referencias limitadas en la propuesta. Qué implicaciones para la política tiene el
         hecho que en muchos países la mayoría de la población rural es indígena y que sus
         relaciones con el territorio pasan por la valorización de su cultura? Qué
         implicaciones para la política, tiene el hecho documentado sobre el papel de las
         mujeres en el mundo rural?

f.       Algunos aspectos no suficientemente incluidos

     -   Inversiones para el desarrollo rural, referido al conjunto de inversiones
         reembolsables y no reembolsables, públicas y privadas, requeridas para
         desencadenar procesos armónicos de desarrollo, en territorios específicos.
     -   Precisar la propuesta de política sobre inclusión social y reducción de la
         desigualdad.
     -   El desarrollo de regiones fronterizas y cuencas compartidas debe ser objeto de una
         política específica.
     -   El tema de la política intersectorial y/o agroambiental, es un tema relevante que
         debe ser desarrollado.
     -   Cada país cuenta con instancias de carácter nacional, con diferentes modalidades
         institucionales (Institutos, programas nacionales, direcciones nacionales, ctc), con
         responsabilidades vinculadas al desarrollo rural; el manejo y fortalecimiento
         institucional de tales instancias no ha sido considerado en el documento en
         referencia y es relevante incluirlo.




                                                                                         213
Rodrigo Sánchez

Muy agradecido por la oportunidad de dar mi opinión sobre esta importante política de
desarrollo rural. Lo que les voy a decir obedece mas a nuestra experiencia de muchos
anos con el sector agrícola, que a pretender decirles como abordar los temas de desarrollo
rural.

Me parece que el documento es muy abstracto o etéreo, tal vez se podría redactar con
mas claridad la definición de términos y como traducir estos términos en acciones
concretas.

En los objetivos y políticas, me parece hace falta:

La creación de condiciones para que los pequeños productores de las zonas rurales
desarrollen procesos productivos que les generen empleo y rentabilidad, elementos claves
para salir de la pobreza.

La integración del sector privado ( Hortifruti ), como un actor clave para establecer
alianzas con los pequeños productores y potenciar sus posibilidades de acceder al
mercado y ser rentables.

Sobre las intervenciones del banco, podrían apoyar a los productores para el acceso a
crédito y capacitación, nosotros tenemos toda una experiencia en ambos sentidos, la
capacitación es fundamental para la transferencia de tecnología, control de agroquímicos,
nuevos productos, administración etc.

No es claro en los principios operativos cuando dice "políticas neutrales en términos de
incentivos ".

En cuanto el tema de grupos vulnerables, seria buena que el documento defina el perfil de
los productores que interesa apoyar.

Cuando se habla de buenas practicas, seria importante reconocer las que existen entre el
productor y el sector privado.

En un afán de colaborar he emitido estos criterios, como les dije solo basados en las
experiencias de logros que hemos tenido con los productores agrícolas en Hortifruti, y
desde una óptica muy pragmática de hechos reales que están funcionando, saludos




                                                                                      214
Ecuador

Miguel Andrade


1.      MARCO INSTITUCIONAL

La presente propuesta se enmarca en la gestión del Proyecto “Reducción de la Pobreza y
Desarrollo Rural Local” – PROLOCAL – que se ejecuta en el Ministerio de Bienestar Social
del Ecuador, con financiamiento del BIRF y con una donación de la Comisión Europea. El
Proyecto tiene un ámbito de acción en 31 municipios del país, localizados en las regiones
sierra y costa.

El objetivo del Proyecto es mejorar el bienestar de los hogares pobres de las
microregiones mediante la planificación participativa y concertada del desarrollo, el
fortalecimiento del capital social y humano de las localidades, el cofinancimiento de
iniciativas productivas y el mejoramiento de la calidad de los servicios financieros rurales.

El PROLOCAL se inscribe en la Estrategia Nacional de Reducción de la Pobreza, diseñada
con el apoyo de diversos organismos internacionales de crédito y cooperación, por lo cual
su objetivo superior es “combatir la pobreza rural, mejorar la equidad y la inclusión,
facilitando el acceso de los hombres y mujeres pobres a oportunidades de empleo,
producción, generación de ingresos, manejo de recursos naturales y otras soluciones
sostenibles.”

Sus componentes...

El Proyecto se ejecuta mediante cuatro componentes técnicos:

     a. Planificación del Desarrollo Local: por medio del cual se diseñan los planes locales
        de desarrollo a nivel cantonal y parroquial, de manera concertada y participativa.

     b. Desarrollo de Servicios Locales: que aporta al fortalecimiento de las capacidades
        técnicas, administrativas y organizativas de los gobiernos locales, las
        organizaciones sociales y de los prestadores de servicios para el desarrollo que
        existen en cada microregión.

     c. Cofinanciamiento de Iniciativas Productivas: por medio del cual se identifican,
        diseñan y ejecutan iniciativas de la sociedad civil organizada, bajo la figura de
        subproyectos, orientados a generar empleo, incrementar la productividad, agregar
        valor a los productos agropecuarios, articular los ámbitos rural-urbano y manejar
        de manera sustentable los recursos naturales.

     d. Fortalecimiento de Servicios Financieros Rurales: que busca mejorar
        substancialmente la calidad de los servicios financieros para que estos puedan
        ofertar productos adecuados a la demanda local y vigorizar la gestión de las
        entidades financieras que operan en los ámbitos rurales.




                                                                                         215
A más de estos componentes técnicos, el Proyecto contempla un componente de Gerencia
Social, mediante el cual se administran y movilizan los recursos económicos y humanos de
la Unidad de Coordinación Nacional – cuya sede está en Quito- y de las Unidades Técnicas
Regionales, ubicadas en cada microregión.

Principios orientadores en el PROLOCAL

En el Proyecto se han establecido ciertos principios que orientan la acción pero que, de
alguna forma, buscan más la operatividad de la propuesta; éstos son:

        Énfasis en la construcción colectiva y fortalecimiento de los capitales: humano,
         social y ambiental.

        Trabajo por el empoderamiento de los actores locales.

        Búsqueda de un crecimiento con equidad.

        Construcción de un democracia participativa.

Además de estos principios se promueve la práctica de tres valores fundamentales:

        Transparencia
        Confianza
        Compromiso

Creemos que los principios que pueden transformarse en propiedades resultantes de la
intervención son los relacionados con el empoderamiento de los actores locales y con la
construcción de una democracia participativa.

Este es, de alguna manera, el marco institucional que cobija a la propuesta y el factor que
justifica la orientación de las reflexiones, que se sustentan en la apuesta de aportar a la
construcción de procesos de desarrollo desde lo “local”.

2.       ANALISIS DE ACTORES Y FACTORES

Antes de abordar el señalamiento del problema de relevancia pública, creemos necesaria
una mirada al entorno del PROLOCAL.

En cuanto se refiere a los stakeholders – SH -, el PROLOCAL interactúa con dos tipologías
de actores: de la Sociedad Civil y de la Sociedad Política. Entre los SH de la Sociedad Civil
se desatacan: Organizaciones Comunitarias de Base (OBs), Organizaciones Campesinas de
Segundo Grado (OSGs) y de Tercer Grado (OTGs), prestadores de servicios individuales,
organizaciones no gubernamentales (ONGs), centros de educación superior, cooperativas
y cajas de ahorro y crédito, la Iglesia, entre los más relevantes. Entre los actores de la
Sociedad Política el Proyecto interactúa, sobretodo, con las Juntas Parroquiales, los
Municipios, las unidades administrativas provinciales que representan al Ministerio de
Bienestar Social (MBS), algunas delegaciones de otras entidades públicas y,




                                                                                         216
tangencialmente, con ciertas instituciones estatales de desarrollo regional y con los
Consejos Provinciales.

Una de las primeras dificultades encontradas al iniciar el Proyecto fue el desconocimiento
de las reales capacidades de estos actores locales y, entonces, fue necesario trabajar un
Indice de Fortalezas para medir sus capitales: humanos, sociales, físicos y financieros,
ambientales y culturales. Los indicadores logrados están permitiendo trabajar los Planes
de Fortalecimiento Institucional.

En cuanto al análisis de factores, en una primera aproximación, se consideran factores
políticos, sociales, ambientales, económicos y culturales. En cada caso se ha tratado de
identificar aquellos que pueden ser impulsores y aquellos restrictivos al desarrollo. Sólo a
manera de ejemplos: un factor político impulsor es la existencia de buenas organizaciones
campesinas con propuestas claras, con una trayectoria de trabajo y, sobretodo, con una
participación activa en el quehacer político de sus ámbitos de acción; un factor económico
restrictivo es el limitado acceso a activos productivos por parte de los campesinos y sus
organizaciones, o los problemas relacionados con la tenencia de la tierra.

Por ahora, no se trata de incorporar una análisis completo de estos factores y tampoco de
los niveles de incidencia en los diferentes SHs articulados y no al PROLOCAL.

Nótese, además, que en estas reflexiones preliminares y, particularmente, frente a lo que
significa el diseño de políticas públicas no aparecen otros SHs como, por ejemplo, las
asociaciones de grandes productores agrícolas y de exportadores (café, cacao, camarón,
etc. etc.), gremios de profesionales y otros más.

3.     EL PROBLEMA DE RELEVANCIA PUBLICA

Existen varios problemas de importancia; sin embargo, se constata uno que es relevante.

Es evidente que nuestros países se han desempeñado bajo la cobertura de diferentes
enfoques de desarrollo y uno de esos, que aún ejerce una fuerte influencia, es aquel que
se ha denominado CRECIMIENTO CON EQUIDAD.

Según este enfoque es prioritario el crecimiento económico y para atenuar las tensiones
sociales se promueve el desarrollo de propuestas de tinte asistencialista, paternalista,
clientelar, o como quiera calificárselas, con las cuales se ha pretendido incorporar criterios
de equidad. La responsabilidad de la implementación de estas propuestas se entrega a los
estados y sus aparatos gubernamentales, particularmente, a los Ministerios de “Bienestar
Social”. Todo esto bajo el entendido de que conseguidos “altos” niveles de crecimiento
económico, por “goteo” se conseguirán beneficios para los sectores menos favorecidos,
siendo uno de ellos el sector rural.

Nótese que en los momentos actuales sigue siendo la prioridad número uno de los
gobiernos el crecimiento económico y lo social no ha logrado transformarse en la otra cara
de la medalla. Es evidente que esta priorización obedece a fuerzas externas que son las
que presionan en esta dirección.




                                                                                          217
Con esta reflexión previa, se considera que el problema de relevancia pública en los
escenarios en los que trabaja el PROLOCAL puede enunciarse en los siguientes términos:

       Persistente actitud clientelar de los stakeholders locales, alimentada por
       propuestas gubernamentales paternalistas, que imposibilita la construcción
       colectiva de procesos innovadores de cogestión del desarrollo.

Sin tratar de organizar los eslabones, el encadenamiento causal puede caracterizarse por
situaciones, entre muchas otras, como las siguientes:

      Si bien existe una agenda de políticas sociales priorizada por el Gobierno, en ella
       no se incorpora ciertas especificidades que resuelvan las tensiones sociales del
       sector rural.

      El sector rural ecuatoriano es sumamente heterogéneo, por lo tanto existe una
       multiplicidad de intereses que dificulta el desarrollo de un proceso nacional de
       concertación de SHs.

      En la agenda se prioriza la atención a los sectores más vulnerables pero con un
       enfoque asistencialista.

      En la agenda de políticas públicas del área económica se prioriza las relaciones con
       los mercados internacionales (ALCA, Tratado de Libre Comercio –TLC-), campo en
       el que los SHs relevantes son los grandes productores agrícolas (banano, café), los
       exportadores, el sector industrial.

La percepción del problema por otros actores

Se propone una aproximación de cómo perciben el problema los prestadores de servicios,
particularmente, las ONGs y los gobiernos locales, en especial los municipios.

En los dos casos se reconoce la existencia del problema antes señalado; sin embargo, se
produce cierta dicotomía cuando se trata de construir propuestas que lo resuelvan; por
ejemplo, ciertas ONGs se esfuerzan por implementar procesos participativos de gestión
pero cuando se trata de pasar la administración de recursos, sobretodo económicos, a los
líderes de las organizaciones comunitarias, consideran que “ellos no están preparados para
hacerlo” ... la verdad es que las ONGs no están dispuestas a ceder este espacio que puede
ser calificado como su forma de “ejercer poder”.

En el caso de los municipios ocurre algo parecido. Existen experiencias en las que se ha
impulsado interesantes procesos de construcción participativa de planes de desarrollo con
visiones de largo plazo; sin embargo, a la hora de tomar decisiones, son las estructuras
organizacionales las que definen la operativización de los planes y, nuevamente, los
enfoques de trabajo se vuelven clientelares e inmediatistas. En el mejor de los casos, los
espacios de participación popular apenas han servido como órganos de consulta y no de
una verdadera toma de decisiones. Son varios los cuellos de botella que obstaculizan la
implementación de cambios verdaderamente transformacionales; los que se han logrado,
apenas, son cambios incrementales.



                                                                                       218
La posición del problema en las agendas políticas

En el caso del Proyecto, el problema relevante es prioritario y los esfuerzos que se hace
apuntan a lograr un cambio de actitud de los SHs. Se trata de impulsar una participación
que empodere a las organizaciones. Son ellos(as) los que diagnostican sus problemas,
identifican soluciones, ejecutan sus propuestas y las evalúan. En esta dinámica, además,
están haciendo importantes contribuciones al cofinanciamiento de sus proyectos,
especialmente, porque los reconocen como “sus” propuestas.

Para las ONGs y los municipios del ámbito de intervención, probablemente, el problema no
tiene prioridad uno pero si es de alta consideración; sin embargo por lo expuesto, esa
importancia queda un tanto en el discurso. En cualquier caso, si bien a ritmo lento, se está
consiguiendo cambios importantes.

La persistencia del problema ha incidido en el desempeño del Proyecto porque, en muchos
casos, varios SHs consideraban que una propuesta de cogestión como la que se propone
era inaceptable, dado que es obligación del Estado el resolver sus necesidades, según las
formas tradicionales de intervención. Esta barrera era de tal significación que los avances
del PROLOCAL en los dos primeros años eran, realmente, lentos. Una vez que los niveles
de comprensión han mejorado significativamente, los resultados, ahora, se vuelven
alentadores.

Para concluir se remarca que este breve análisis se centra sólo en el ámbito del Proyecto.
La situación en otros escenarios sigue siendo compleja. Por esta razón uno de los retos
planteados es, para finales del 2006, elaborar una propuesta de política o una agenda de
políticas cuya construcción se levante desde experiencias concretas, la misma o mismas
que se desea sean asumidas, al menos, por el Ministerio de Bienestar Social.

4.     LA PROPUESTA

Durante el desarrollo del Proyecto se desea avanzar en la construcción de una agenda de
políticas de desarrollo rural que puedan, a finales del 2006, ser asumidas, como políticas
de los gobiernos locales.

El objetivo de la propuesta, a mediano plazo es:

     Incidir en la reconfiguración de las políticas de estado relacionadas con el desarrollo
     rural, a partir de la implementación de políticas locales formuladas con la
     participación de actores vinculados al sector, a través de un proceso de construcción
     colectiva de aprendizajes y capacidades diferenciadas, según los diferentes
     funcionamientos de ellos.

La Hipótesis de Desarrollo

En primer lugar se trata de concertar con los actores, particularmente, con los gobiernos
locales la adopción de una hipótesis de desarrollo y, en esta dirección y a partir del análisis
del entorno y de aproximaciones preliminares, el Proyecto ha considerado pertinente llevar



                                                                                           219
a los actores locales, al menos como arranque de las discusiones, la propuesta elaborada
por Roberto Fernández, A. Allen y Guimaraes, esto es, un enfoque del desarrollo
sostenible.

Este enfoque sería complementado con la incorporación de transversalidades necesarias
para que sus componentes puedan constituirse en una agenda de políticas locales de
desarrollo rural.




DESARROLLO SOSTENIBLE (DS): ARTICULACION                      DE   OBJETIVOS       ECOLOGICOS,
SOCIALES Y ECONOMICOS. (Fuente: Allen, A. 1994)




        SUBSISTEMA
        SOCIAL                                                           SUBSISTEMA
                                          EE                             ECONOMICO
                                BS                 DE

                                         DS
                                     H         S


                                         IE


                                   SUBSISTEMA
                                   ECOLOGICO



       Referencias:

       BS: Bienestar Social                             EE: Equidad y eficiencia
       DE: Desarrollo Económico                         S: Sustentabilidad
       IE : Integridad Ecológica                        H: Habitabilidad
       DS: Desarrollo Sostenible

Las transversalidades necesarias son las siguientes:

      Desarrollo de Capacidades
      Equidad de género, generacional y étnica
      Interculturalidad
      Fortalecimiento de la ciudadanía y democracia
      Participación orientada al empoderamiento




                                                                                           220
Además de estos fundamentos, se cree necesaria la apropiación, por parte de los
diferentes SHs de ciertos elementos que, probablemente, podrían ser considerados como
herramientas básicas, entre ellas:

         Siguiendo las recomendaciones de Manfred Max-Neef, la importancia de diferenciar
          las necesidades de los satisfactores y, entre estos, la diferenciación de aquellos
          que son sinérgicos, inhibidores, destructores o neutros.

         La necesidad de avanzar en la implementación de una Gerencia de Procesos y en
          la reconfiguración (no traumática) de las arquitecturas organizacionales.

         Más allá de la planificación estratégica, es necesario el manejo solvente de
          enfoques estratégicos. Se trataría de implementar la práctica del pensamiento
          estratégico,

         La importancia de trabajar con las orientaciones del enfoque sistémico.

         Manejar la concepción de un enfoque holístico.

         Alrededor de la cultura organizacional ... la necesidad de instrumentar una cultura
          del cambio antes que el cambio de cultura.

A todo esto, se agrega la práctica de los tres valores antes indicados.

5.        LA INSTRUMENTALIZACION DE LA AGENDA

A partir de la hipótesis de desarrollo, la agenda de políticas se integrará por tres
componentes fundamentales:

         BIENESTAR SOCIAL

         Centrado, sobretodo, en Salud, Educación, Seguridad Alimentaria.

         DESARROLLO ECONOMICO

         Centrado en: producción agropecuaria, agroindustrias, artesanías, ecoturismo,
         servicios locales, con énfasis en el manejo de encadenamientos productivos.

         INTEGRIDAD ECOLOGICA

         Centrado en el manejo y conservación de los recursos: agua, suelos, vegetación, con
         un enfoque de protección a la biodiversidad.

El fundamento para las concreciones necesarias será la formulación participativa de los
planes de desarrollo local con visiones de largo plazo.

6.        ESTRATEGIAS DIFERENCIADAS




                                                                                         221
Estrategia de Fortalecimiento

Dada la diversidad de actores se formulan estrategias diferenciadas, sobretodo, de
fortalecimiento institucional. Estas estrategias se dimensionan para las siguientes
tipologías de actores:

      Organizaciones de la Sociedad Civil: de base (primer grado), de segundo grado y
       de tercer grado.

      Gobiernos locales: juntas parroquiales, municipios y mancomunidades de
       municipios.

      Organizaciones prestadoras de servicios: organismos no gubernamentales, gremios
       de profesionales, universidades locales, entidades públicas de apoyo al desarrollo
       rural. Especial énfasis se da a las entidades financieras rurales, como importantes
       medios de apoyo a las concreciones de las propuestas de acción para el desarrollo
       rural.

Son cinco las estrategias de fortalecimiento institucional a ser consideradas:

      Fortalecimiento   del capital humano
      Fortalecimiento   de los tejidos sociales (capital social).
      Fortalecimiento   del capital físico y financiero de las organizaciones locales.
      Fortalecimiento   del capital ambiental.
      Fortalecimiento   de los valores culturales.

La estrategia para la sostenibilidad

En primer lugar es necesario aceptar que la sostenibilidad institucional sólo puede ser
comprendida en el contexto de la sociedad que ha creado a las organizaciones, que las
financia, que necesita de sus productos y servicios y que deposita confianza en su
compromiso en torno a su promesa de servir a esta sociedad.

El concepto de sostenibilidad surge como una necesidad para traducir y reflejar la
aspiración de la humanidad de revertir la vulnerabilidad de los ciudadanos, organizaciones
y naciones. Después de criticar los excesivos costos ambientales, sociales y económicos
del paradigma del desarrollo vigente, la humanidad pasó a reclamar un “nuevo
paradigma” de desarrollo: el desarrollo sostenible, que influencie la construcción de
nuevos modelos de desarrollo locales que, siendo diferentes entre si, incorporen algunos
elementos comunes de referencia: valores, principios, enfoques, etc. que son de interés
para la humanidad en general.

El desarrollo sostenible no será posible sin instituciones sostenibles y, por lo tanto, sin la
existencia de una matriz institucional con las condiciones necesarias y suficientes para
implementar, de forma consistente, los planes, programas y proyectos de desarrollo
sostenible propuestos en el contexto de un modelo nacional.
El triángulo de la sostenibilidad




                                                                                          222
A manera de premisas, señalemos que:

 La sostenibilidad institucional no puede ser comprada, prestada o transferida; tiene
  que ser construida ... conquistada.
 Una vez lograda ... no es permanente. Tiene que ser reconstruida, reconquistada,
  pues, al depender del entorno, tiene que estar en permanente sintonía con los
  cambios que en él se producen.
 Es función del grado de satisfacción que la organización es capaz de generar entre sus
  clientes, socios, usuarios y beneficiarios.
 Requiere que los clientes, socios, usuarios y beneficiarios de la organización
  transformen su reconocimiento social en un apoyo concreto y continuo: político,
  institucional, financiero, etc.

En resumen, la sostenibilidad institucional es un proceso, socialmente construido, de
negociación permanente entre la organización y sus clientes, usuarios, socios y
beneficiarios. Son varios los factores que aportan a la sostenibilidad institucional, pero el
Proyecto “Nuevo Paradigma” –ISNAR/COSUDE- los ha resumido o articulado en el llamado
TRIANGULO DE LA SOSTENIBILIDAD INSTITUCIONAL que se presenta en el siguiente
esquema.




                             PROYECTO INSTITUCIONAL

                       . Filosofía      . Principios    . Modelos Políticas
                       . Valores        . Premisas      . Estrategias
                       . Conceptos      . Promesas      . Prioridades
                       . Enfoques       . Misión        . de intervención
                       . Paradigmas     . Objetivos




   CAPACIDAD INSTITUCIONAL                                CREDIBILIDAD INSTITUCIONAL
 . Infraestructura                                        . Grado de sintonía con realidades,
 . Desarrollo de estrategias                           necesidades y aspiraciones del entorno
 . Captación de recursos financieros                   . Grado de satisfacción de clientes,
 . Liderazgo político y técnico                        usuarios, socios y beneficiarios
 . Gestión de procesos participativos                  . Grado de transparencia de procesos
 . Construcción de equipos efectivos                   . Grado de participación de clientes,
 . Construcción de escenarios                          usuarios, socios y beneficiarios
 . Prospección de demandas, etc.                       . Grado de permeabilidad social




                                                                                                223
El vértice superior representa el marco orientador de la organización, una especie de carta
de navegación cuyos elementos guían la jornada hacia la sintonía entre sus productos y/o
servicios y las necesidades, realidades y aspiraciones del entorno cambiante. Estos
elementos surgen de la elaboración de los llamados planes estratégicos, o planes
maestros, o planes directores, etc.
Sin embargo la existencia de un proyecto institucional, por si solo, no garantiza la
sostenibilidad institucional.

En el vértice inferior izquierdo del triángulo constan aquellos elementos asociados con la
capacidad de la organización para actuar congruentemente con lo establecido en el marco
orientador. Si una organización no desarrolla capacidades para actuar, su marco
orientador no pasará de ser "letra muerta".

En el vértice inferior derecho constan los elementos que construyen la credibilidad de la
organización y que pueden ser usados como instrumentos de negociación para conseguir
apoyo social, político, institucional y, principalmente, financiero.

De lo expuesto se desprende que la sostenibilidad institucional no es apenas una cuestión
técnica; son muchos los factores que intervienen en su construcción.

Estrategia para la organización social de la innovación institucional

La organización social de la innovación institucional es un concepto utilizado para sugerir
la necesidad de que todo el esfuerzo realizado por el equipo gerencial ocurra bajo la lógica
de un proceso de construcción y apropiación colectiva de conocimientos a través, por
ejemplo, de la experimentación, la participación de actores externos relevantes para el
proceso, la conformación de equipos de trabajo, entre otros aspectos.
Para producir comprensión alrededor de este tema, es necesaria la revisión de algunos
conceptos:

Innovación institucional
Las nuevas ideas, per se, no constituyen una innovación institucional; ésta sólo existe
cuando una idea o propuesta nueva es: i) (re)interpretada y reconfigurada en el contexto
de su aplicación, a través de un proceso de interacción social; ii) incorporada en la
práctica de la organización, y iii) apropiada por la cultura organizacional.

La organización social de la innovación institucional
Es comprendida como un proceso semi-estructurado de construcción y apropiación
colectiva que permite a los actores involucrados – a favor, en contra o indiferentes –
expresar sus valores, negociar sus intereses y visiones, identificar y manejar sus conflictos,
aportar sus contribuciones y desarrollarse en el proceso. Por lo tanto se requiere: i)
identificar una causa y formular un proyecto que se ubique sobre los intereses particulares
de individuos o grupos; ii) ofrecer diferentes tipos de beneficios a la mayoría de actores
involucrados; iii) establecer algunos elementos organizativos mínimos, y iv) ofrecer
algunos referentes para el desarrollo de la creatividad.

Modelos de intervención



                                                                                          224
Toda organización tiene un modelo de intervención, sea explícito o implícito. Un modelo
de intervención es el marco que define algunas características de la actuación de la
organización, tales como: i) una actuación centrada en la oferta o en la demanda; ii) de
relaciones verticales u horizontales; iii) participativa o excluyente de ciertos sectores
sociales; iv) aislada o competitiva; v) que privilegia o excluye ciertos aspectos de la
realidad; vi) autoritaria o de gestión participativa; vii) que promueve o excluye ciertos
valores; viii) que asume o no ciertos compromisos con la realidad, entre otras
características.

Los modelos de intervención varían con la naturaleza de los mandatos de las
organizaciones. Si el mandato de una institución requiere de un modelo centrado en el
entorno, cualquier iniciativa de cambio debe considerar las necesidades, realidades y
aspiraciones de su entorno.

Capacidad institucional
Es un concepto multidimensional que, además de incorporar la construcción de
infraestructura y formación profesional, considera la construcción de marcos conceptuales,
metodológicos e instrumentales propios. Entonces, se trata, sobretodo, de la capacidad
para desarrollar y aplicar marcos propios de referencia que permitan: contextualizar,
interpretar, aprender, reconfigurar, generar, innovar, juzgar y cambiar. Esto es,
precisamente, practicar el desarrollo de y no el desarrollo en las organizaciones.

Gestión de la innovación institucional
Se facilita la comprensión, si se parte de la identificación de las funciones gerenciales
requeridas para el desarrollo de un proceso de esta naturaleza: i) movilizar imaginación,
capacidad y compromiso en torno a un propósito negociado y asociado al cambio de la
organización; ii) facilitar la interacción social de actores internos y externos relevantes
para el logro del propósito; iii) aumentar la intensidad de la integración de los actores para
generar propuestas; iv) ampliar los espacios de autonomía para la creación y
experimentación; v) inducir el debate semiestructurado en torno a ciertos desafíos,
aportando algunos “gatillos” para activar la creatividad de los actores; vi) ofrecer fuentes
internas de energía (financiera, material, motivadora, etc.) mínimas pero suficientes para
iniciar y mantener el proceso; vii) aportar facilitación para el desarrollo del proceso, y viii)
incorporar un mínimo de organización y autoridad para canalizar todos los aportes hacia el
propósito del cambio negociado.

Gerentes conceptuales
De todo lo expuesto se desprende que, en esta época emergente, las herramientas
conceptuales son las más relevantes para las nuevas generaciones de gerentes, tanto para
comprender el entorno cambiante como para producir comprensión sobre cómo debe
manejarse la organización. Pero esto no debe ser concebido como un esfuerzo individual
sino de equipo.

Un gerente conceptual se caracteriza por su capacidad de aportar tanto a la creación de
conceptos comprometidos con el contexto de su aplicación como a la instrumentación
necesaria para su aplicación. Además, deberá tener la suficiente capacidad para tomar
decisiones gerenciales pertinentes, entendida ésta como una capacidad colectiva más que
como producto de experiencias individuales. Otro atributo de un gerente conceptual es la


                                                                                            225
capacidad para construir equipos y una especial sensibilidad y habilidad para trabajar en
equipo.

Cadenas de impactos
El impacto es una especie de “huella” dejada por la efectividad en el uso de los insumos
utilizados en un proceso; sin embargo, esta concepción, generalmente, se centra en el
análisis de los impactos finales e ignora la generación de impactos intermedios que suelen
ser altamente relevantes para la innovación institucional. Por otro lado, el concepto de
impacto que se ha venido manejando es aplicable a las evaluaciones ex-post y,
finalmente, restringe la búsqueda de otros impactos no previstos en los planes y
propuestas iniciales.

No sería extraño constatar que los impactos intermedios y los no previstos sean más
importantes para la sostenibilidad institucional que los mismos impactos finales y
previstos.

Para corregir las anomalías de las actuales concepciones de un impacto, se incorpora el
concepto de “cadena de impactos” como un mecanismo que considera los diferentes
impactos generados en los diversos momentos del proceso de construcción, apropiación y
aplicación de capacidades; tanto los previstos como los no previstos.

Redes de innovación institucional
Una red es un conjunto de nodos – internos y externos – movilizados en torno a un
propósito institucional asociado a una iniciativa de cambio. Los nodos son interconectados
por algunos mecanismos formales e informales que garantizan la “conectividad” de la red,
es decir, un flujo continuo de información, y una “consistencia” mínima entre los objetivos
particulares de los actores que integran la red y el objetivo común que los articula.

Vista así una red, cada nodo es un espacio donde se produce un intercambio de ideas,
propuestas, bienes, servicios, recursos, etc. Cada nodo goza de autonomía suficiente como
para conectarse con otros nodos de otras redes externas a la organización.

Finalmente, lo más importante .....

De “recursos humanos” a “talentos humanos”
Es evidente que en la sostenibilidad institucional el factor más importante es el humano;
sin embargo, es el factor que mayores impactos negativos ha sufrido en los ajustes que se
están produciendo en esta época emergente. Bajo varias etiquetas, tales como
reestructuración, reingeniería y modernización, la mayoría de los procesos de cambio han
sido realizados, sobretodo, para reducir el tamaño de las estructuras ... para reducir el
número de empleados ... para economizar salarios. La lógica dominante ha sido la
mecánica de la ingeniería, que concibe a la organización como una máquina y a su gente
como piezas de ese “gran engranaje”. En esta concepción se ha venido etiquetando a la
gente bajo la misma categoría de los otros recursos –económicos, materiales, tecnológicos
– que, en la práctica son recursos pasivos que se los maneja y hasta manipula de acuerdo
a las circunstancias.




                                                                                       226
En un cambio de época como el actual, en la que prevalecerá el valor y el poder del
conocimiento, se justifica el reemplazo del concepto de recursos humanos por el de
“talentos humanos” –TTHH-. Este nuevo concepto nos promueve a seres humanos
capaces de pensar y crear más allá de nuestro conocimiento y experiencias anteriores.

Por otro lado, la innovación institucional no es sólo una cuestión de racionalidad
instrumental, de cambios de normas, procedimientos, enfoques, mecanismos, etc. , es,
sobretodo, un proceso que demanda de cambios en la manera de pensar de los talentos
de una organización, los mismos que se reflejan en su manera de actuar. Por esta razón,
un proceso de innovación debe ser diseñado de tal forma que posibilite el desarrollo de
aquellos actores que participan de él.

7.     PRINCIPIOS PARA LA GESTION DE LA AGENDA

Se asume como principios la consideración de variso de los factores que deben ser
tomados en cuenta en un cambio de época.

I.     prevalece el desarrollo de y no en las organizaciones

Una propuesta de desarrollo depende, en mucho, del grado de “desarrollo humano” de los
actores sociales locales y del grado de su participación en la construcción de espacios que
mejoren sus condiciones, niveles y calidad de vida.

Desde esta perspectiva, ha sido frecuente llevar a las organizaciones locales modelos de
intervención verticales –“unos elaboran la propuesta para que la ejecuten los otros”- En
estos modelos, son los agentes externos los protagonistas y los actores locales son los ...
“beneficiarios”. Esto es, precisamente, buscar el desarrollo en las comunidades.

Si por el contrario, se apoya la generación de capacidades locales para que sean ellos
quienes formulen sus propuestas, las ejecuten y las evalúen, entonces se estará
trabajando por el desarrollo de las organizaciones. En esta forma de intervención, los
agentes externos desempeñan el rol de facilitadores de procesos, buscan apoyar la
construcción de esas capacidades para contextualizar, reconfigurar, aprender, innovar,
juzgar, cambiar.

No se trata de entregar el pescado, ni de enseñar a pescar .... se trata de transferir el arte
de hacer anzuelos.

II.    prevalecen los cambios transformacionales sobre los cambios incrementales

Son cambios incrementales aquellos que se orientan a la maximización del uso de los
medios y, éstos son buenos, necesarios y útiles cuando el rumbo de una organización es
claro y no cuestionado. Pero si el marco orientador de una organización, es decir, su
misión, visión, valores, principios, políticas, estrategias, etc. ha caído en la obsolescencia o
ha comenzado a ser fuertemente cuestionado, es preciso enfrentar la implementación de
cambios transformacionales; es necesario reconfigurar la carta de navegación de la
organización, es preciso reconquistar su credibilidad.




                                                                                            227
De lo dicho se desprende, entonces, que es necesario emprender con iniciativas de cambio
que apunten a la (re)definición de los fines del desarrollo. Después se podrá o deberá
enfrentar la reconfiguración de los medios.

III.   la innovación institucional vs. la tecnológica

Una pregunta clave es: ¿cómo podría una organización aportar innovaciones tecnológicas
en sintonía con la época emergente a partir de una filosofía, de valores, principios,
enfoques, modelos y paradigmas de una época en declinación?

Evidentemente, hoy las organizaciones están obligadas a incorporar innovaciones
institucionales, bajo marcos de referencia propios, como un paso previo para influenciar
las formas de pensar y actuar de los talentos profesionales. Esto obliga a construir
capacidades para, entre otras cuestiones, realizar una prospección de demandas que
posibiliten orientar dichas innovaciones institucionales.

Un cambio de época requiere esfuerzos de imaginación para: i) construir nuevos marcos
para interpretar y manejar antiguos problemas; ii) reconfigurar marcos antiguos para
interpretar y manejar nuevos problemas, y iii) crear nuevos marcos para nuevos desafíos.

IV.    el pensamiento lateral vs. el pensamiento vertical

La dinámica social actual, las imprevisiones, los cambios que están caracterizando a esta
nueva época, demandan un esfuerzo creativo muy grande. En muchos casos es necesario
proponer soluciones que rompan los modelos mentales que han sido construidos por el
dominio del pensamiento lógico, conocido también como pensamiento vertical.
Precisamente, la teoría del pensamiento lateral ha sido desarrollada para posibilitar una
mayor amplitud en el pensamiento creativo. Mientras el pensamiento vertical selecciona
entre opciones ya existentes y moldeadas por experiencias pasadas, el pensamiento lateral
explora nuevas opciones; mientras el pensamiento vertical, en su secuencia lógica,
selecciona entre un si o un no, entre el uno o el otro, el pensamiento lateral busca
respuestas de carácter interpretativo.

V.     una visión prospectiva mas que una cortoplacista

Ante el surgimiento de una nueva época, todos los actores sociales tratan de comprender
el futuro que será forjado por esta época emergente; sin embargo, en el momento de
actuar se dejan dominar por el inmediatismo del "día a día”, por las improvisaciones, por
el deseo de aprovechar de las oportunidades que sienten que pasan muy rápido. Con este
tipo de actitudes, la mayoría de ocasiones, las consecuencias son un cúmulo de errores,
muchas veces, fatales.
Si bien el futuro no existe sino que es una construcción permanente, sí es posible estudiar
las tendencias actuales de esas fuerzas políticas, sociales, económicas, tecnológicas e
institucionales que son las que, al final, moldean el futuro. Desde esta perspectiva, se
vuelve necesario ir moldeando una “cultura institucional prospectiva”. Las organizaciones
más efectivas serán aquellas que sean capaces de realizar prospecciones de demandas,
necesidades y tendencias de ciertos factores claves de su entorno.




                                                                                       228
VI.    un nuevo modo de producción de conocimientos

Desde hace no menos de dos décadas ha venido desarrollándose un “nuevo modo de
producción de conocimientos” (NMPC), particularmente, con actores sociales del sector
rural. Este nuevo modo de producción de conocimientos tiene cinco características
fundamentales: i) es producido en el contexto de su aplicación; ii) es el producto de un
esfuerzo transdisciplinario; iii) en él participan una diversidad de actores y organizaciones;
iv) implica reflexividad y compromiso social, y v) conlleva un control social ampliado de
calidad y validez.
VII. mayor espacio para la participación

Si el futuro es una construcción social permanente, todos los actores deben participar en
este esfuerzo.
Puesto que el desarrollo sostenible implica invertir en el desarrollo humano, es
imprescindible motivar y activar la participación de todos los actores sociales, desde la
misma concepción de cualquier propuesta que apunte en esta dirección. Las
organizaciones no aprenden cuando sus talentos humanos lo hacen de una manera
individual, sino cuando el aprendizaje es colectivo, a través de la conformación de equipos
efectivos y comprometidos. Desde este punto de vista, también la creatividad es un
fenómeno de equipos. Las organizaciones más efectivas serán aquellas en las que la
función gerencial se desarrolla a través de “equipos gerenciales”.

La participación no sólo se limita a quienes son parte de una organización, sino también a
los actores sociales de su entorno.

VIII. constructores y no seguidores de caminos

Las diferencias en las realidades de los diversos espacios geo-sociales exigen propuestas,
también, diferenciadas; sin embargo, estamos asistiendo a una especie de mimetismo
institucional; no se crea sino que se imita; por ejemplo, ciertos modelos instrumentales,
como la reingeniería de procesos, la calidad total y la planificación estratégica son, en no
pocos casos, aplicados sin salirse de los esquemas trazados por sus creadores; no se
produce el menor esfuerzo por adaptarlos, cambiarlos, innovarlos. Puede elaborarse un
gran número de planes estratégicos y, sin embargo, no se asume un “pensamiento
estratégico”. La cuestión no es generar mas y nuevos documentos sino nuevos
comportamientos.
En todo esto, juega un importante rol la capacitación pero siempre y cuando ésta se
ejecute con un propósito transformacional previamente negociado. Hoy es necesario
formar y no sólo informar. Las elites intelectuales aprenden haciendo, lo cual les permite
transformar lo que hacen; los seguidores aprenden usando, lo cual no les permite
transformar lo que usan.

IX.    los éxitos pasados son enemigos de la innovación

El problema se centra en el hecho de que éxitos del pasado nos hacen pensar que no
necesitamos cambiar. En un cambio de época, es importante considerar este aspecto,
sobretodo, porque los parámetros que garantizaron esos éxitos del pasado,
probablemente, también han entrado en declinación, junto con la época que está siendo



                                                                                          229
remplazada. No es extraño identificar organizaciones que se dedican a consumir su tiempo
y energías tratando de demostrar que no necesitan cambiar, manejando como
argumentos, precisamente, esos éxitos pasados.
Esta propuesta va a ser sometida a la discusión, en primer lugar, del equipo del Proyecto y
de los patrocinadores y luego de incorporar los ajustes que sean sugeridos, se la
promoverá entre los actores locales para su discusión, ajustes, validación y posterior
implementación.




                                                                                       230
Oscar Banegas

Respecto de la Consulta, siguiendo los pasos sugeridos puedo señalar:
Respecto de la Política

Sexto

"impulsar procesos de transferencia (beneficiarios a los activos productivos), no
necesariamente con asistencia externa, dígase internacional, ya que no se conoce la
realidad local, sino procesos de transferencia nacionales, lógicamente tomando como base
experiencias exitosas".

Séptimo

Grandes debilidades se han notado en procesos de intervención ya que no han
considerado estudios de incidencia con indicadores sencillos pero claros.

Octavo

Asistir no sólo a gobiernos prestatarios sino a "toda la gama de actores de esta política"
(comunidades, IMF´s, etc.) en el tratamiento del "riesgo mayor" de todos los riesgos. El
riesgo de gobernabilidad.

Preguntas:

La política enfoque bastante bien los ámbitos de intervención del Banco, sin embargo:
Uno de los ámbitos que se puede potenciar dentro de las políticas es el "tratamiento de
migrantes en zonas rurales"

Existe un gran potencial que se encuentra "rezagado" y es el problema de la actitud, la
voluntad de sumar esfuerzos y no de interveciones aisladas se pueden conseguir mejores
resultados. Muchas ocasiones los sectores rurales han dado ejemplos de unidad y voluntad
a quienes se dicen ejecutores. Por ello su gran paciencia, persistencia y aguante. Esa
debe ser la política que prima.

Muchas veces la gran limitante en proyectos emprendidos es el de no sumar e iniciar
actividades tomando experiencias que otros ya han iniciado. Se requiere, mayor
coherencia entre los actores para desarrollar visiones de largo plazo.

Saludos.

Oscar Banegas
Asesor Metodológico-Fundación Alternativa
obanegas@solidario.fin.ec
Telf: (593 2) 2260260 Ext. 2208
Quito – Ecuador




                                                                                      231
Armando García

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

En este sentido, me parece que la política tiene el desafió de integrar elementos claros
que estimulen el arraigo de la población a sus comunidades y que contengan la migración
hacia las ciudades.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

La política debe de favorecer/estimular los procesos de transformación de la producción
agrícola para una adecuada inserción de estos sectores al mercado global, con mayores
oportunidades de agregar valor al valor producido.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

Tal y como está planteada la política, deja por fuera a aquellas personas que habitan los
sectores rurales y que se encuentran en una situación de pobreza extrema, con pocas
oportunidades de insertarse con volúmenes de producción y actividades económicas
sustentables y escalables.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

Una de las principales fortalezas, es que se incluye el tema de la conservación del medio
ambiente y la contención de la amenaza de que desaparezcan las reservas forestales.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.

Algo que no me queda claro es: cuáles son los incentivos para que dentro de este marco
de política los gobiernos se vean motivados para abordar el desarrollo rural en serio.




                                                                                         232
Guillermo Ladines

En mi opinión, el dcto. es bueno y pone en el tapete muchos de los aspectos en los cuales
se ha venido trabajando en los últimos 20 o 25 años (aunque de manera muy
desorganizada y con pocos impactos). El dcto. es perfectible, en tanto acusa algunas
ausencias.

En la introducción

Se mencionan varios de los aportes de las comunidades rurales en tanto el desarrollo
nacional (que ya son conocidas), pero no hay mención de varios aspectos que son
estructurales y evidencias del atraso en las zonas rurales (limitado o condicionado acceso
a medios de producción, formas artesanales de comercio local y regional, o la migración
permanente o temporal, entre otros); deberían incorporarse algunos de estos aspectos,
para poder argumentar la intervención del banco.

Específicamente, la migración rural (que es una manifestación concreta que el campo ha
dejado de ser, desde hace tiempo para algunas sociedades rurales, lugar y sitio donde se
pueda resolver, al menos en parte, los problemas cotidianos de la sobrevivencia familiar),
creo que debería ser afrontado de manera mas determinante y directa dentro de la
política.

Objetivos

Pienso que el BID “contribuye” pero no “persigue” el desarrollo rural; el término
“contribución” me parece mas acertado para lo que hace el BID y habla de la vocación de
concertación y alianza, indispensables en este trabajo.

Como un objetivo de la política, sugiero incorporar el cada vez mas trascendente asunto
del Desarrollo del Mercado Local y no solo la “inserción en los mercados internacionales”
(a sabiendas que el mercado externo es cada vez mas segmentado, con altísimas
exigencias, y que requieren altas inversiones en recursos financieros – en teoría, a este
mercado solo acceden grupos vulnerables con una alta inyección de subsidios públicos o
privados). Mi apreciación es son cada vez mas los “consumidores locales, regionales o
nacionales”, dispuestos a potenciar la pequeña producción campesina, con el
establecimiento de una relación comercial basada en la confianza, aprovechando las
perspectivas de las cadenas cortas.

Definiciones

Puede parecer repetitivo, pero cualquier concepto de Desarrollo Rural debería resaltar
que, este, debe ser participativo (entendiéndose, entonces, inclusivo y con enfoque de
genero), pues nos habla de las necesidades de empoderamiento para hacer sostenible el
desarrollo.

La parte de “Las intervenciones del banco pueden ser……………..” sugiero sean movidas a
otro ítem específico, pues no corresponderían al rubro Definiciones.




                                                                                       233
Se me ocurre que, en términos de posicionar y trabajar el desarrollo del mercado, podría
ser pertinente si la política define como una línea sectorial el “apoyo a iniciativas rurales
de acceso a mercado” – no sé si ya estaría inserto en algunos de los rubros propuestos -,
pues me parece que existen muchas experiencias de comercialización asociativa que, por
varias razones, no han podido consolidarse, y en este marco el banco podría
“complementar” algunos de los procesos no atendidos o resueltos aún (por ejemplo,
políticas sectoriales de impulso y gestión de la calidad, infraestructura para procesamiento
o la creación de modelos regionales o extraregionales para desarrollo de productos).

Principios operativos

En el tema de los “nichos de mercado”, pienso que hay aspectos que generalmente crean
inequidad (en términos de acceso a los mismos), como son los criterios normativos y de
certificación; un criterio operativo (a la vez que línea de apoyo sectorial) podría ser el
impulso a las políticas públicas vinculadas a la acreditación, normativa nacional,
certificación participativa, entre otros,
Cuando se menciona “apoyar la transición hacia actividades de mayor productividad”
sugiero considerar que algunas intervenciones pudieran no tener “mayor productividad”
por errores en el análisis y concepción – nuestra experiencia es mas por potenciar ámbitos
específicos dentro de una perspectiva de encadenamiento productivo,
Para la protección de los agentes económicos menos competitivos, frente al tema de la
integración económica, temo que los apoyo de “carácter temporal” poco podrán lograr
pues, si no se atacan las desventajas estructurales de este sector rural, siempre van a
estar presentes los factores que han condicionado su actual situación. En todo caso, el
“carácter temporal” podría complementar otras iniciativas nacionales (públicas o privadas)
que ya están actuando en este sentido,
En términos de “fomento de la participación” el banco podría trabajar la habilitación de los
sectores de la sociedad rural en aspectos de incidencia política,
Una propuesta de gobernanza transparente, debería considerar la implementación de
políticas públicas serias y técnicas de comunicación e información, pues son mecanismos
fundamentales para que las sociedades rurales logren presencia y protagonismo político
de calidad.

Directivas de salvaguarda

Dado que la política del banco relativa al medio ambiente está aún en preparación, valdría
la pena considerar que, cada país, utilice los Principios y Normativas Nacionales
relacionadas con el control de plagas en agricultura, selvicultura y acuicultura – me parece
que un buen número de países cuentan ya con normativas en este sentido, aún a mejorar
ciertamente, pero son un marco de referencia al menos -,
Se entiende que CUALQUIER INTERVENCIÓN APOYADA POR EL BANCO fomentará o
alentará la participación organizada de las mujeres?. Temo que no hay líneas concretas en
este sentido, y se perdería un eje trascendente relacionado con el desarrollo rural.

Aportes finales

Reitero que me parece un dcto. bueno, y evidencia solidez en las ambiciones del banco en
el actual contexto de la región; buena parte de la consecución de los logros estará en la



                                                                                         234
voluntad política de los agentes sociales involucrados, y en mantener mecanismos de
seguimiento y evaluación bastante desarrollados (en este sentido, temo que el dcto. no
formula un posionamiento respecto a las necesidades de articulación – alianzas, etc. – con
actores que ya trabajan en el tema del desarrollo).




                                                                                      235
Rocio Rocero

De mis consideraciones:

Reciba un cordial saludo de quienes hacemos el Consejo Nacional de las Mujeres-
CONAMU, al tiempo que agradecemos la invitación a participar en el proceso de consulta
Regional del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre su nueva Política de
Desarrollo Rural.

El CONAMU en el marco del Plan de Igualdad de Oportunidades 2004-2009, construido a
partir de las demandas de la diversidad de las mujeres ecuatorianas, ha establecido entre
sus líneas de acción prioritarias la promoción de políticas públicas que prioricen la
condición de las mujeres rurales. En este año se dará inicio a un proceso conducente a la
definición del Plan de Igualdad de Oportunidades para Mujeres Rurales, por lo que el
CONAMU empeñará varios esfuerzos para identificar y consensuar una estrategia explícita
para asegurar la equidad de género en el desarrollo rural.

Encontrándose este tema entre las prioridades de nuestro accionar y en tanto la Política
presentada por el BID cubre vastos y diversos aspectos económicos y sociales de la
ruralidad, los cuales no es posible analizar con mayor profundidad en el lapso de tiempo
establecido (el documento fue recibido el día 15 de marzo), consideramos que sería
relevante el apoyo que el BID podría ofrecer para fortalecer las capacidades institucionales
en el análisis de esta nueva propuesta de Política, lo que a su vez redundaría en una
participación más significativa en el proceso de consulta.

Sugerimos para ello la posibilidad de realizar un evento conjunto en el sentido señalado y
en los tiempos establecidos para el proceso de consulta.

En espera de una respuesta favorable, aprovechamos esta oportunidad para expresar a
usted nuestro interés de aunar esfuerzos y desarrollar acciones coordinadas en este
objetivo común de promover un desarrollo rural sostenible e inclusivo.

Atentamente,




                                                                                        236
Paola Rodríguez


Después de haber leído su documento, me permito hacerles una observación general.
Creo que valdría la pena que incluyan consideraciones de política internacional como la
Armonización y el Alineamiento. De acuerdo a estos principios, las agencias de
cooperación y los organismos multilaterales de crédito como el BID, deberían considerar
que sus Programas estén “alineados” con las prioridades establecidas por los gobiernos de
los países beneficiarios, a la vez que se encuentren “armonizados” con los Programas que
llevan adelante otras instituciones y organismos internacionales y locales. En este sentido,
en el sector rural de los países del radio de acción del Banco, existen ya iniciativas de
agencias de cooperación bilateral y multilateral, así como otras entidades que se
encuentran trabajando en temas de desarrollo rural y entonces se debería incluir en ésta
política la forma en que se va a instrumentar la actuación del BID para que haya una
armonía entre las prioridades del Banco y el país en el que actúa, así como una
optimización de tiempo y recursos a través del trabajo conjunto con los otros actores
interesados en el mismo tema.




                                                                                        237
Francisco Román

La Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas, CESA, tiene una historia de 38 años de
trabajo en temas relacionados con el desarrollo rural en el Ecuador. Su opción, desde el
inicio de sus intervenciones, ha sido privilegiar un trabajo mancomunado con los pequeños
productores campesinos del país, particularmente con las de la Región Interandina.

Nuestra lectura de la realidad rural, también desde que se iniciara la gestión institucional,
ha considerado como un elemento clave que obstaculiza el cambio de esa realidad, una
problemática estructural que arranca con el proceso de colonización y luego se consolida,
con el carácter con el que la economía ecuatoriana se articula al mercado mundial, para
profundizarse ahora con el actual modelo de ajuste en marcha.

La preocupación de CESA por la realidad estructural del país, se evidencia cuando su
primer proyecto de intervención se encaminó a facilitar la entrega de tierras de la iglesia y
otras entidades a los campesinos, en el marco del proceso de Reforma Agraria, es decir,
cumplir un papel relacionado con el acceso de los campesinos a la tierra y servicios de
apoyo a la producción. Desgraciadamente este proceso, a nivel nacional, quedó inconcluso
y no afectó a la gran propiedad terrateniente en el Ecuador. La mayor parte de las tierras
y las de mejor calidad continuaron y continúan en poder de muy pocas manos. La presión
por la tierra ha conducido, por un lado a una microfundización de la tierra (por falta de un
marco legal que preserve la unidad productiva) y, por otro a una reconcentración de la
propiedad. La ampliación de la superficie agropecuaria se ha realizado a costa de
extensión de la frontera agrícola que amenaza con el deterioro del entorno, pues, muchos
ecosistemas frágiles no aptos para la agricultura (páramos, bosques nativos, etc.) están
siendo utilizados para el efecto y provocan graves consecuencias en el entorno.

Asimismo, una línea estratégica de acción de CESA ha sido y continúa siendo la gestión
social y técnica del riego, como un factor clave de producción de los pequeños
productores del campo. En coordinación con entidades estatales o con financiamientos de
la cooperación internacional, CESA ha trabajado para el acceso al riego de miles de
familias campesinas, con una cobertura de más de 10.000 hectáreas de suelos
incorporados al riego. Esta línea de intervención se complementa con el apoyo al
desarrollo de los sistemas de producción campesinos, a través de diferentes estrategias.
Efectivamente se han logrado importantes efectos con estas líneas, pero vemos que
constantemente se van generando nuevos obstáculos para que sean acciones con un
impacto sostenido, pues, con políticas como la dolarización o la apertura comercial, los
pequeños productores se ven seriamente afectados al momento de realizar sus productos
en el mercado, tanto por los elevadísimos costos de producción como por la competencia
procedente de otros países, mucha de la cual está siendo subsidiada.

El debilitamiento del Estado y de sus competencias en la regulación de la economía, ha
dejado totalmente desprotegida la pequeña producción campesina que tradicionalmente
se ha enfocado a la seguridad alimentaria de la población.

Por otra parte, una creciente falta de acceso a los recursos y servicios productivos (tierra,
agua, capital de trabajo, asistencia técnica, investigación agronómica, etc.) ha exacerbado
el fenómeno de la migración. Ya no se trata sólo de una medida temporal sino que, una
gran cantidad de hogares rurales están desestructurados porque, tanto jefes como jefas
de hogar se han visto conminados a migrar al exterior.

Para atender estos fenómenos, CESA está trabajando también en una línea de formación
de capacidades tanto para una mejor y mayor participación de las familias en los procesos
de desarrollo local, cuanto para mejorar las capacidades de las personas y familias que


                                                                                         238
necesariamente deben migrar a las urbes ecuatorianas, porque carecen de los medios de
vida para su reproducción y sus ingresos agrícolas son cada vez más exiguos para
garantizar la reproducción de su unidad productiva.

En el Ecuador no se han atendido los problemas de fondo del mundo rural, antes bien, las
políticas de ajuste estructural, los han profundizado. El resultado, pese a los programas de
desarrollo impulsados por los Organismos Multilaterales y pese a la intervención de cientos
de ONG’s es: mayor pobreza rural no sólo porque hay un mayor número de pobres sino
porque esa pobreza se ha profundizado.

Es en este marco que consideramos que, si se soslayan las causas de la pobreza rural
tanto las de carácter estructural como aquellas provocadas por las políticas de ajuste
estructural y de estabilización macroeconómica, ningún programa de desarrollo rural será
sostenible ni logrará cumplir con esos objetivos. Las evidencias nos dicen, que las políticas
de desarrollo impulsadas por los Organismos Multilaterales, como Banco Mundial, BID,
CAF, ni se han orientado a contribuir realmente al desarrollo integral de nuestros países, ni
han logrado lo que han anunciado, lograrían.

Por la experiencia vivida, consideramos que nuevamente esta consulta, sería una mera
formalidad y muchas veces es utilizada para “legitimar” una política que en la consulta ha
sido criticada y objetada. Es decir, no se consideran las opiniones y profundas críticas de
muchos sectores sociales emitidas en estas consultas, para modificar estas políticas.

Pese a que al país le ha costado y le sigue costando una significativa suma de recursos
económicos (que engrosan la ya pesada deuda externa) los proyectos impulsados por los
organismos multilaterales en nuestros países, contrariamente a lo que dicen, generan más
pobreza y exclusión, como se ha demostrado reiteradamente en estudios e investigaciones
(Ejercicio – SAPRI – CASA: Evaluación participativa de las políticas de ajuste estructural, y
muchos otros, por ejemplo)

Los Organismos Multilaterales condicionan su “ayuda” a políticas impulsadas por otros
organismos similares, constituyéndose una cadena de condicionamientos. Por ejemplo en
su documento se señala que: “… el Banco favorecerá las operaciones en aquellos países
donde exista una estabilidad macroeconómica básica, a fin de garantizar mejor la
efectividad del desarrollo y el logro de resultados en sus intervenciones en áreas rurales.
…”

Como conocemos, las políticas de estabilización macroeconómica, con gravísimos efectos
para población ecuatoriana, han sido promovidas-exigidas por el Fondo Monetario
Internacional, políticas expresadas en las diversas “Cartas de Intención” que los últimos
gobiernos de turno del Ecuador, han sido conminados a firmar.

   1. Apreciación general del documento: Perfil de Política de Desarrollo Rural del BID

Coincidimos en las apreciaciones relacionadas con el primer párrafo de la introducción
donde se señala el papel de las zonas rurales en aspectos relacionados con el desarrollo
de nuestros países en los aspectos económicos, ambientales, sociales, políticos, culturales
y étnicos. Ecuador con una inmensa cantidad de recursos naturales, pisos climáticos,
ecosistemas, biodiversidad y diversidad étnica y cultural, es un país privilegiado, sin
embargo, este patrimonio nacional no ha servido para el usufructo equitativo de toda la
población, como debe ser.




                                                                                         239
Un aspecto que hay que corregir en el documento, es que está totalmente superado el
término “racial” para dirigirse a los seres humanos porque, si hay una raza, es la raza
humana.

Debería explicitarse con precisión los efectos logrados de la aplicación de “un buen
número de iniciativas y programas para reducir la pobreza y mejorar la competitividad
rural” introducidos por el Banco, porque quienes trabajamos en el campo, no logramos
detectarlos.

Se habla de cinco políticas operativas del Banco: sector forestal, desarrollo rural, sector
agropecuario, colonización agrícola y desarrollo pesquero. No se explicita concretamente
en que han consistido estas políticas ni cuanto le cuesta su aplicación al Estado
Ecuatoriano, puesto que se ejecutan con préstamos que el país debe pagar.

El ajuste estructural en nuestros países que debilita profundamente a nuestros Estados,
nuestro mayor grado de integración en la economía mundial sobre todo como
exportadores de productos primarios considerados “postres” y “artículos de lujo” y como
importadores de productos elaborados, bienes de capital y artículos considerado como de
seguridad alimentaria, seguramente exige una revisión y actualización de estas políticas
del BID en América Latina.

En cuanto al tema Objetivos, efectivamente podemos estar de acuerdo con algunos
señalamientos, como la necesidad de promover “una transformación productiva de la
economía rural, tanto la agrícola como la no agrícola… para mejorar el nivel de vida de los
habitantes rurales y fomentar la ‘competitividad’ y el crecimiento de la economía rural”.

En cuanto a la “inserción (de los productos nacionales) en los mercados internacionales”,
nuestro criterio es que, la producción nacional especialmente la de los pequeños
productores, debe destinarse sobre todo a la seguridad y soberanía alimentaria y los
excedentes, destinarlos al mercado mundial, en el marco de un proceso de comercio justo.

Si nos referimos a la mayoría de los habitantes rurales, encontramos que este objetivo
tiene límites profundos. Las economías rurales, en su mayoría campesinas, no tienen
futuro si, los términos establecidos en los diferentes acuerdos de comercio internacional se
mantienen en el mismo orden (OMC, NAFTA, ALCA, TLC’s). Salvo casos excepcionales y
poco significativos en términos cuantitativos, no existe ninguna experiencia significativa de
comercio mundial de productos campesinos que involucre masivamente al sector y que
haya contribuido al mejoramiento del nivel de vida de sus habitantes. La masiva migración
interna y al exterior en los últimos años, de la población rural, es una de las evidencias de
esta problemática.

De la lectura de este primer acápite surgen muchas inquietudes:

¿Qué estrategias se promoverían para fomentar la competitividad y el crecimiento de la
economía rural (cuando por razones estructurales, la mayor parte de la población rural no
tiene acceso a recursos productivos, su realidad se expresa en mini y microfundios o
carencia total de tierras, suelos degradadas, falta de riego, falta de créditos, de asistencia
técnica, de investigación agronómica, por un lado, así como elevados costos de
producción, desinversión estatal, por otro, no hacen viable el comercio campesino)?

La promoción del uso sostenible de los recursos naturales y los esfuerzos por proteger la
naturaleza y el ambiente en general, es una de las líneas de acción de CESA. Creemos que
hay que hacerla desde una noción de gestión compartida entre la población y las
entidades públicas y ONG’s vinculadas al desarrollo rural. No estamos de acuerdo en


                                                                                          240
propuestas como las de caracterizar bienes y servicios ambientales como transables en el
mercado, porque estamos hablando un derecho humano que involucra a toda la
población. Es decir, toda la población debe acceder a un entorno ambiental que permita la
reproducción de su vida, tal y como lo establece la Constitución de la República.

En lo que se refiere al tema de inversión en capital físico, humano, civil y social en los
territorios rurales, estamos de acuerdo y ha sido una exigencia permanente de nuestras
sociedades. Pero los resultados, gracias a políticas de restricción de la inversión social
(constantes en las Cartas de Intención firmadas entre gobiernos y FMI) se constituyen en
una ilusión, particularmente para la población rural. La tendencia probada es hacia una
desinversión en esta dirección. Surge la pregunta: ¿Qué estrategias desarrollará el BID
para lograr el cambio de esta tendencia?

En lo que se refiere a la Modernización y Fortalecimiento de las instituciones del estado y
de la Sociedad Civil vinculadas a los territorios rurales: si los conceptos de modernización y
fortalecimiento aplicados hasta ahora, continúan con el mismo carácter, los resultados
serán a la inversa. Con el ajuste estructural y sus tres ejes centrales de aplicación:
Modernización (privatización); desregulación de la Economía y Descentralización, lo que se
ha obtenido hasta ahora es un debilitamiento significativo de la institucionalidad estatal
que mal o bien atendía las problemáticas rurales y agrarias, hasta hace dos décadas. En
este sentido sería importante que el BID aclare ¿Bajo qué modalidad trabajaría por la
modernización del Estado?

En lo que a definiciones se trata, nos parecen interesantes las líneas de intervención
pensadas por el Banco. Sin embargo es necesario que aclare ¿cuál va a ser la estrategia
para facilitar el acceso y uso de los ‘activos’ (recursos) productivos como tierra, agua,
trabajo, capital financiero y tecnología?, Además, como ya lo dijimos, no estamos de
acuerdo con caracterizar como bienes y servicios ambientales, a aquellos que
proporcionan un entorno natural favorable para la reproducción de la vida. Las funciones
ambientales que cumplen determinados ecosistemas no pueden convertirse en bienes o
servicios transables, porque hablamos de la vida y para la población es un derecho
humano fundamental.

En cuanto al alcance, sólo una observación que surge del conocimiento de la realidad de
otros proyectos similares: la casi totalidad de los recursos (es deuda externa, que hay que
pagar) deben revertirse en inversiones en el sector rural y debe considerarse personal
nacional capacitado para llevarlo adelante. No es justo que el grueso de los recursos
contratados se vaya en pagos de consultorías internacionales como ocurre regularmente
en estos programas. Para lograr una contraloría social, los presupuestos deben
transparentarse en medios de difusión al alcance de todos los ecuatorianos, quienes al
final de cuentas, somos los que pagamos estos créditos para el desarrollo contratados con
los Organismos Multilaterales.

En lo que a principios operativos, primer acápite, como ya lo manifestamos en párrafos
anteriores, se deja claramente expresado un condicionamiento del BID para favorecer a
los países, donde las políticas de estabilización macroeconómica (FMI), se hayan
concretado.

En el punto segundo: “promoverán políticas sectoriales que sean como mínimo neutrales
en términos de incentivos para las actividades agropecuarias”, consideramos que es un
gran avance de un Organismo Multilateral promover como mínimo políticas sectoriales
neutrales, pues, hasta ahora han favorecido siempre a los grupos de poder económico del
país en perjuicio de la mayoría de la población, pero consideramos que no es suficiente.
Nuestro país está marcado históricamente por grandes desigualdades e inequidades, por


                                                                                          241
lo que si se quiere actuar para bajar los niveles de pobreza, especialmente rural, debería
ser los sectores más vulnerables los atendidos, precisamente para potenciar sus
posibilidades y su real incorporación en las dinámicas económicas del país.

El punto tercero, es una ampliación del Segundo. Puede ser razonable este sentido de
apoyar a todos los sectores económicos rurales y agropecuarios de manera diferenciada,
considerando la situación de atraso generalizado de los sectores rurales y agrícolas en el
país, que hace que el país no sea “competitivo”. Sin embargo, existen poderosos grupos
económicos que han usufructuado históricamente de estas políticas a costa del acceso a
sus beneficios de cientos de miles de familias rurales en el Ecuador. Esperamos que
efectivamente, la balanza de los apoyos, no se incline nuevamente a favorecer a estos
sectores.

En el punto Cuarto, que aborda el tema del comercio agrícola y de integración económica
regional/global, se expresa claramente que la política del BID no diferirá de aquella
impulsada tanto por el Gobierno de los Estados Unidos, como por la OMC. Salvo el caso de
la integración regional, que desde toda perspectiva convendría a nuestros países, pero que
ha sido obstaculizada (con la estrategia de “divide y vencerás”, ocurrida en la CAN, por
ejemplo) porque no conviene a los intereses del gobierno de EU, todo apunta a cristalizar
y afirmar relaciones de extrema inequidad.

Hasta ahora, y bien que lo admitan, las políticas de apertura comercial impulsadas en los
programas de ajuste estructural, han tenido efectos adversos para nuestras economías. Es
obvio que no podemos competir en precios ni siquiera con los países vecinos porque
existen una serie de factores que van desde una atraso de muchísimas décadas en el
ámbito tecnológico que se traduce en muy bajos rendimientos y baja productividad del
trabajo; poca atención del Estado al sector productivo en general y al sector agrícola de
manera particular; economía dolarizada que encarece los costos de producción; falta de
acceso a la tierra, al riego, a la capacitación, al crédito, a la educación, a los servicios,
información, etc. para la mayoría de productores ecuatorianos, entre otros factores
internos. Pero, a esto se suman políticas de comercio mundial basadas en relaciones
históricamente inequitativas y que promueven el comercio desleal desde los países
desarrollados: dumping por ejemplo, además de las ya enunciadas diferencias enormes en
términos de productividad, entre otras. En estas condiciones se necesitan políticas de
regulación económica del Estado, protección de la producción nacional, políticas de
reactivación productiva con inversión estatal, capacitación, asistencia técnica,
investigación, información para superar estas desigualdades, que no se podrán concretar
en medio de un contexto tan adverso como el que nos envuelve.

Con relación al Quinto punto, relacionado con los subsidios. Efectivamente podemos
coincidir con limitar los subsidios y destinarlos de manera exclusiva a la provisión de
bienes públicos y que esperamos que la gestión de éstos sea económicamente eficiente y
que, en la medida de lo posible (añadiríamos: y de manera diferenciada) sean
cofinanciados por los beneficiarios y su gestión sea económicamente eficientes y no
genere impactos ambientales negativos. Sin embargo, en medio de este modelo, el Estado
identifica las inversiones sociales y productivas con subsidios y, al parecer igual piensa el
BID.

Queremos destacar un ejemplo que ilustra claramente cómo la política de subsidios a
pesar de las orientaciones del ajuste estructural está favoreciendo, sobre todo, a los
grupos económicos poderosos y, en el mejor de los casos, no está focalizada.

En décadas pasadas el Estado, vía endeudamiento emprendió grandes obras de
infraestructura de riego. El sistema Daule Peripa, por ejemplo. Existían normativas legales


                                                                                         242
que exigían que los usuarios de estos sistemas paguen una tarifa básica, con lo cual,
además de recuperar sus inversiones, el Estado podía mantener una línea de inversiones
en riego en el Ecuador. El año pasado, en una forma absolutamente inconsulta los
sectores de poder económico, dominantes también en los estamentos políticos como el
Congreso, aprobaron una reforma a la Ley que elimina esta obligación. Si miramos
quienes son los beneficiarios de estos sistemas estatales transferidos o en proceso de
transferencia a los usuarios, vemos que se trata sobre todo de grupos de poder. He ahí un
subsidio a los sectores poderosos del país. Mientras tanto, la mayor superficie regada en el
país, corresponde a sistemas privados y comunitarios donde no ha habido ni existe ningún
apoyo estatal, a pesar de que los usuarios de estos sistemas son en su mayoría pequeños
productores cuyo trabajo garantiza la seguridad alimentaria del país.

Con relación al sexto punto, estamos convencidos como estuvimos convencidos hace 40
años, de la necesidad de una redistribución efectiva de las tierras (proceso que en el
pasado no se dio) y con esta, de la posibilidad de acceso al agua de riego y servicios de
apoyo a la producción. Es necesario reposicionar el tema de la redistribución de la tierra
vía el mecanismo de la reforma agraria pero con voluntad política para llegar al logro de
este objetivo y bajo el principio de que la tierra debe ser un bien común y el agua, al ser
un derecho humano fundamental, es un bien público, no enajenable, ni transferible. El
mercado, en las condiciones en que se desarrolla en el país, jamás será un mecanismo de
redistribución sino, al contrario, permitirá una mayor concentración y acaparamiento de
los recursos naturales. Las estrategias señaladas por el BID en relación a la tenencia de la
tierra (titulación, regularización, modernización de los registros públicos) pueden facilitar
el proceso de enajenación y concentración de las tierras por quienes tienen recursos para
hacerlo y por otro la pulverización de las unidades productivas, vía herencias. No existe
actualmente una legislación, un marco legal que regule la función social y económica de
las unidades productivas, así como preserve su tamaño mínimo productivo.


Con relación a los mercados financieros, existen y pueden mejorar su acceso a los
pequeños productores. Sin embargo, de este acceso se viene hablando desde hace medio
siglo y lo logrado hasta ahora es realmente insignificante, pues del 100% de productores
del país, incluidos grandes, medianos y pequeños apenas el 7,4% ha accedido a créditos,
según datos proporcionados por el último Censo Agropecuario.

El Estado en lugar de trabajar por mejorar la tecnología productiva del país, se ha
desentendido totalmente de este aspecto. El debilitamiento del Ministerio de Agricultura y
Ganadería, hace imposible que el Estado, en estas condiciones, asuma nuevamente esta
responsabilidad. De la investigación agronómica que va de la mano con el impulso
tecnológico, ni hablar se puede en el país. El INIAP ya no desempeña ningún papel en el
objetivo nacional de mejorar rendimientos productivos, elevar la productividad del trabajo,
manejar y preservar los recursos genéticos del país. Esta institución ha quedado para
brindar servicios condicionados al pago de consultorías de investigación, generalmente
procedentes de programas de desarrollo impulsados por Organismos Multilaterales, como
es el caso del Banco Mundial o el BID. Tampoco las Universidades, ni siquiera las
estatales, realizan investigación en esta dirección, no sabemos qué mecanismos están
planteándose para promover la investigación en beneficio de la población agraria y rural
del país.

Con relación al séptimo punto, con lo comentado anteriormente, no está claro como con
esta política se logrará la inclusión social y reducción de la desigualdad. Desde nuestra
perspectiva, esta propuesta puede llevar a efectos contrarios. Es posible, que muchas
mujeres y comunidades indígenas, afroecuatorians, ancianos, discapacitados, etc., se vean
conminados a participar en estos programas, pues, al paso que vamos no les quedará otra


                                                                                         243
opción. Sin embargo, la problemática rural y la propuesta de desarrollo rural planteada por
el BID al no considerar las causas estructurales y efectos del ajuste estructural y
estabilización macroeconómica, no lo lograrán. Y, encima de todo, tendremos que pagar la
deuda contraída para impulsarla.

Si existe el afán de lograr la participación de los sectores que serán más tarde los
beneficiados o perjudicados con la política de desarrollo rural del BID, debería haberse
procedido con un diagnóstico serio de la situación agraria y rural de nuestros países, con
la participación de todos los involucrados y juntos decidir, por dónde deben ir estas
políticas. No bastan métodos apropiados de consulta, ni una participación que sólo
legitime una propuesta. La participación en la toma de decisiones parte del diseño de las
políticas, situación que no se evidencia en este caso particular.

Con relación al punto Octavo, siempre estos programas y políticas surgidas de organismos
multilaterales, ponen los límites de intervención del Estado y no al revés, como debería
ser. Es una demostración del carácter dependiente de nuestro país y de la sumisión de
nuestros gobiernos. Valdría la pena pensar y preguntarse, cómo reaccionaría el gobierno
estadounidense si se le pone los límites de su intervención y se le señala el papel que
debe cumplir en su propio país?

Con relación al punto Noveno, hasta ahora, las intervenciones y proyectos realizados con
Organismos Multilaterales no han sido transparentes ni han rendido cuentas. ¿Qué nos
garantizaría que ahora sí va a ocurrir? ¿Qué garantía de transparencia pueden ofrecer
gobiernos como el Ecuatoriano que, cada día evidencia actos de corrupción?. Y es
precisamente con este tipo de gobiernos con los que los Organismos Multilaterales hacen
sus convenios, ¿que exigencias podrían diseñarse desde los organismos multilaterales para
“obligar” a los gobiernos el cumplimiento de metas contra la corrupción? Además,
sumemos a estos actos de corrupción, los costes de gestión de estos proyectos a favor de
los Organismos Internacionales: misiones, consultorías externas, etc., etc.

Con relación al punto décimo, al hablar de gestión forestal sostenible, debemos hacer
prevalecer los criterios acerca de las funciones ambientales que éstos cumplen por sobre
los beneficios del negocio de su explotación. Vale recalcar que al igual que en otras
actividades económicas, quienes controlan lo fuerte de la actividad, son los grandes
empresarios de la madera, a quienes no les importa el deterioro ambiental que provocan
en su insaciable búsqueda de mayor ganancia al menor costo posible.

Lo que proponen en su punto Undécimo, con relación a la protección ambiental y uso y
gestión de los recursos naturales renovables, nuestra propuesta, está por la gestión social
de los recursos naturales en general, que involucra tanto a las organizaciones de usuarios
como a las entidades estatales, gobiernos locales y entidades de desarrollo (ONG’s). En el
trabajo institucional de CESA hemos definido como líneas estratégicas de acción la gestión
social de los recursos naturales y del agua. Nuestra propuesta parte del hecho de que los
recursos naturales y el cuidado del ambiente son de responsabilidad colectiva y que
ameritan una gestión compartida y responsable. No estamos de acuerdo con promover
mecanismos de mercado para la provisión de servicios ambientales en zonas rurales, por
lo ya expresado anteriormente. Las funciones naturales que desempeñan los ecosistemas
y la salud del entorno natural es un derecho que garantiza la vida de las poblaciones, por
lo tanto no puede ser concebido ni como bienes ni como servicios transables. Es posible el
establecimiento de mecanismos de compensación social para quienes los protegen, pero
no son mecanismos de mercado, sino más bien llevando el desarrollo a esos sectores para
que tengan una vida con dignidad. La eficiencia económica no puede ser el único criterio
para la gestión y asignación de los recursos naturales y el medio ambiente.



                                                                                       244
En cuanto a las Directivas de salvaguardia, de antemano advertimos que una vez que
conozcan nuestra opinión, con la que coinciden la mayoría de organizaciones del sector
rural y agrario, los efectos que generarán estas políticas, por su contenido muy alineado al
modelo de desarrollo, serán negativas. Por lo tanto, no aceptamos que se plantee un
escudo para evitar que las acciones contempladas en esta propuesta sean juzgadas por
efectos no intencionales.

Coincidimos en el primer punto, pues a nadie le interesa, ni siquiera a los campesinos
ampliar la frontera agrícola, pero existe una causa estructural no tocada adecuadamente
por su política: la estructura de tenencia de la tierra en nuestros países, que obligan a la
población más deprimida a buscar sus medios de sobrevivencia en ecosistemas frágiles
que no tienen vocación agrícola como los páramos o bosques andinos en la Sierra
ecuatoriana, pero que además implican condiciones sumamente difíciles y riesgos para
hacer agricultura.

En el segundo punto, relacionado con la utilización de productos químicos (revolución
verde), existen muchos esfuerzos de ONG’s para racionalizar su uso, pero existe una
debilidad estatal para controlar el ingreso y reglamentar el uso de estos productos,
además de una presión permanente de las transnacionales que los producen. ¿El BID está
dispuesto a enfrentarse con estas trasnacionales?

En el punto tercero relacionado con la promoción de la participación de los usuarios en la
gestión de sistemas de riego de mediana o gran escala que apoyaría el BID, estamos de
acuerdo, aunque no entendemos por qué se excluyen los de pequeña escala. Estamos de
acuerdo en que se debe prever que los usuarios asuman los costos de operación y
mantenimiento y en la medida de lo posible, los costos de inversión. Esta recuperación de
las inversiones debería constituirse en un fondo para seguir desarrollando nuevos sistemas
y atender las necesidades insatisfechas en esta materia. Existen más de 3’000.000 de
hectáreas regables en el Ecuador y apenas están siendo regadas algo más de 800.000
hectáreas, siendo el riego comunitario y privado el que tiene más cobertura, pese a que
no recibe ningún apoyo estatal. Aquí bien podría plantearse la creación de una entidad
pública que se encargue específicamente del riego, con una clara orientación a favorecer
el riego campesino, por las implicaciones que tiene en el tema de seguridad alimentaria.
Este ya es un planteamiento que ha realizado el FORO de los Recursos Hídricos como
producto de 3 años de análisis y propuestas desde las realidades locales provinciales.

No tenemos comentarios para los puntos cuarto, quinto, sexto y séptimo, pues
coincidimos con su propuesta, solo que, el marco regulatorio debe proporcionarlo el
Estado Ecuatoriano y no el Banco.

Para comentar lo expuesto en el capítulo de Ejecución y cumplimiento, deberíamos
conocer el marco de las políticas (en preparación) que anuncia el Banco, no obstante,
insistimos que este y otros programas deben tener como referencia el marco regulatorio
del Estado ecuatoriano, para su ejecución.

En cuanto al Plan de Consulta, dejamos constancia que autorizamos se nos mencione
entre los consultados siempre y cuando se consideren o se hagan conocer totalmente
nuestros criterios expuestos o el sentido de nuestras observaciones en este documento.
No estaremos de acuerdo que se nos utilice para legitimar su propuesta.




                                                                                        245
Críticas, opiniones, sugerencias y recomendaciones para mejorar la Política de Desarrollo
Rural del BID, en referencia a:

   a. La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
      amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y
      El Caribe y de su país o subregión en particular

Consideramos que el BID hace una lectura superficial, ahistórica de la realidad rural
latinoamericana y, más bien, sesgada a favor de las políticas de ajuste estructural y
estabilización macroeconómica impulsadas por el BM y FMI, respectivamente.

Desde América Latina estamos pensando en un desarrollo alternativo, incluyente y
ambientalmente saludable, especialmente considerando los ámbitos rural y agrario, pues
las políticas desarrolladas en los últimos 20 años y con ello, la mayoría de los programas
de organismos multilaterales implementados en nuestros países, han provocado más
exclusión, pobreza y desorganización de la sociedad ecuatoriana y además, han recargado
aún más la, ya pesada, deuda externa. (UE–PAT, PROMSA, PRODEPINE, PRAT, PRAGUAS,
PROTECA)

Pensamos seriamente en la necesidad de la integración andina, sudamericana y
latinoamericana para potenciar nuestras capacidades productivas, ambientales, sociales,
económicas, políticas y culturales, que permitan una vida digna a toda su población y que
permita mantener plenamente la soberanía de nuestros países.

Además, considerando que, históricamente nuestro desarrollo, incluso el de países como
Brasil, Argentina o México (los de mayor desarrollo en América Latina), es totalmente
desigual, no podemos menos que anticipar los graves efectos que para la población en
general y, para la población rural en particular, tendrán los llamados acuerdos de libre
comercio, política que entre líneas leemos, es apoyada por el BID.

Se habla de mejorar la competitividad cuando existe un abismo en los niveles de
productividad del trabajo (que arroja una relación mínima de 1-500, que quiere decir que
lo que hace 1 productor norteamericano, por ejemplo, con acceso a buena tierra, a riego,
a tecnologías y mecanización, a financiamiento, etc., es 500 veces mayor que lo que
puede hacer 1 campesino ecuatoriano, con poca tierra, generalmente de mala calidad, sin
acceso a riego, sin acceso al crédito ni a la asistencia técnica, situación que la viven
cientos de miles de campesinos ecuatorianos), entre los productores de países
desarrollados y nuestros productores, a quienes además, los estados europeos y
norteamericano subsidian enormemente y defienden a través de diversos mecanismos
unilaterales porque sólo vigentes para sus economías, no para las nuestras: salvaguardias,
aranceles o mecanismos paraarancelarios.

Si la política de desarrollo del BID hubiere planteado al menos una de estas problemáticas
con objetividad, su política podría haber sido, buscar posponer todas estas iniciativas de
libre comercio, especialmente relacionadas con los productos agrícolas y rurales, hasta
lograr aminorar esa tremenda brecha y equilibrar los mecanismos de comercio
internacional, eliminando el dumping, etc.



   b. El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y
      responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras
      regiones sobre el desarrollo rural



                                                                                      246
Se advierte que el BID al igual que ahora lo hace el BM, considera que una limitante seria
para activar la producción agropecuaria es el tema de la situación de tenencia de la tierra
en nuestros países así como el acceso al agua de riego, no obstante, como ya lo
expresamos su propuesta de activar el mercado de tierras y aguas no puede ser la
solución para la redistribución de este recursos. El mercado jamás será un mecanismo de
redistribución de la riqueza en nuestros países, antes bien, provocará más concentración y
expulsará a cientos de miles de campesinos. Reiteramos, nuestra propuesta es reactivar
un nuevo proceso de reforma agraria que, con voluntad política de los estados, podría
redistribuir de manera más equitativa estos recursos con el objetivo de luchar contra la
pobreza, la migración generando pleno empleo para las familias rurales, generando
riqueza y divisas y garantizando la seguridad alimentaria.

La modernización del Estado y las políticas de desregulación de la economía y apertura
comercial, tal y como se han aplicado en nuestros países, son una forma de dar la
estocada final a la pequeña y mediana, pero mayoritaria producción rural y agraria. El
debilitamiento de la normatividad e institucionalidad estatal, ha dejado sin piso ni
posibilidades de llevar adelante el objetivo de reactivación productiva del país. Quienes
promueven estas políticas deberían por lo menos acordarse de que sólo a través de
Estados fuertes y con extremas medidas de protección a las producciones nacionales,
Europa y Estados Unidos, lograron desarrollar estos sectores. ¿Por qué si fue válida para
los países desarrollados y no lo es para nuestros países?.

   c. El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada,
      diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían
      más/menos beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como
      la que propone el BID

Advertimos que una política como la planteada por el BID, no logrará dinamizar las
actividades económico-productivas de la población rural de manera significativa y
duradera. Efectivamente, y considerando que se plantea que no habrá ninguna política de
discriminación positiva para actuar especialmente elevando las potencialidades de los
pequeños y medianos productores, gracias al criterio de “eficiencia económica” defendido
por el BID, terminará favoreciendo el desarrollo de los grandes productores rurales. La
mayoría de la población rural que no tiene condiciones materiales para ser
“económicamente eficiente” continuará siendo la excluida de esta política.

En otro orden de cosas, como ya se ha probado en las experiencias vividas en el país, el
tema de la venta de bienes y servicios ambientales, es una estrategia poco viable, que
ilusiona al principio pero que es insostenible en el tiempo, pero, lo más grave, es
introducir en la conciencia de la gente que la salud del entorno natural/ambiental y las
funciones ambientales de los ecosistemas existentes en el país, dependen de la capacidad
de compra/venta de la población y no mirarla como un bien común un bien público
necesario de ser protegido tanto por el Estado como por el conjunto de la población para
que todos y todas podamos acceder a sus beneficios.

   d. Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural
      que está planteando el BID

No podemos dejar de considerar que pensar el desarrollo rural implica una multiplicidad de
dimensiones (sectores sociales, ámbitos geográficos, líneas económico-productivas, etc.),
lo que si se aprecia en el documento, en el capítulo definiciones, que señala 10 ítems de
atención del BID.




                                                                                        247
Estamos de acuerdo con el objetivo de transformación productiva de la economía rural, el
uso sostenible de los recursos naturales y la protección ambiental, las inversiones en
capital físico, humano, civil y social y la modernización y fortalecimiento de las
instituciones del Estado y de la Sociedad Civil vinculada a los sectores rurales para elevar
el nivel de vida de sus habitantes señalada en la propuesta de Política de Desarrollo Rural
del BID.

No coincidimos en que la inserción en el mercado internacional de las actividades agrícolas
y no agrícolas, sea la prioridad. Antes y de manera prioritaria debemos satisfacer las
necesidades internas, sobre todo considerando que esa ha sido la fuente principal de
atender la seguridad alimentaria del país. La vinculación al mercado internacional debe ser
un objetivo de largo plazo, cuando se generen excedentes en condiciones reales de
incremento de la productividad, de tal manera de ser realmente competitivos.

Consideramos como un avance del BID que pretenda promover políticas sectoriales que
sean como mínimo neutrales en términos de incentivos para las actividades agropecuarias.
Es un avance pero no es suficiente. La política de desarrollo rural del BID debe dirigir sus
esfuerzos para potenciar al sector de pequeños productores y prestadores de servicios
rurales, para que éstos creen riqueza, generen empleo y mejoren su rol dirigido a
garantizar la seguridad alimentaria de los ecuatorianos y, a largo plazo, se puedan insertar
con posibilidades de competir en el mercado internacional.

Otro aspecto interesante es la disposición del BID a promover una gobernanza
transparente y efectiva y reformas institucionales que beneficien a las zonas y poblaciones
rurales. Esta disposición debería permitir cualquier tipo de contraloría social al uso de los
recursos contratados como préstamo al país, para desarrollar esta política.


   e. Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo
      rural que está plantando el BID

No se consideran las causas estructurales de la pobreza rural, en consecuencia, no se
proponen estrategias y mecanismos para enfrentarlas, a excepción de los llamados
mercados de tierras y aguas.

Salvo un breve señalamiento a “las consecuencias adversas de la apertura comercial sobre
los agentes económicos rurales menos competitivos”, no se menciona para nada, cómo el
debilitamiento de la institucionalidad y normatividad del Estado, promovido por el ajuste
estructural, ha tenido efectos totalmente negativos en el objetivo indiscutible de todos los
países: el fortalecimiento del aparato productivo nacional.

No se señalan las causas del atraso a nivel de la productividad del trabajo agrícola y rural
en el Ecuador, elemento indispensable si se quiere hablar de “competitividad”.

No se advierte para nada el carácter desigual e inequitativo de las relaciones de comercio
vigentes en el mundo, ni cómo el BID trabajaría para cambiar esta realidad, cuando
propone la inserción de los productos y servicios agrícolas y no agrícolas en el mercado
mundial.

   f.   Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de
        la política de desarrollo rural que está plantando el BID

No es posible descontextualizar una política de desarrollo rural ni del desarrollo nacional,
ni regional, ni global. Por ello debería buscarse sinergias y complementariedades con el


                                                                                         248
desarrollo urbano y nacional, en primer lugar, para luego buscar una articulación a nivel
regional y finalmente, en condiciones de mínima igualdad al menos, integrarse al mercado
global.

Hay sólo una mención a la inversión en capital social, humano, físico y civil. Para CESA la
formación de capacidades de la población, vía la participación, la asistencia técnica, la
educación, formación y capacitación es una línea estratégica para que la población se
empodere y asuma con posibilidades el reto del desarrollo.




                                                                                       249
Homero Vega

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

El sector rural de ALC sufre presiones para mejorar su “competitividad” o atenerse a las
consecuencias, sin embargo no se consideran elementos de su realidad como:

      Déficit crónico de servicios básicos
      Educación y salud de mala calidad
      Carencia casi total de servicios técnicos para el desarrollo con enfoque empresarial

Por otro lado, procesos como los del TLC son enfrentados sin valorar adecuadamente las
grandes diferencias existentes entre países, lo que puede desestructurar totalmente al
sector rural, afectado por ejemplo por la destrucción de los recursos naturales como
consecuencia de la cada vez mayor presencia de monocultivos extensivos y especializados
para el mercado externo.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

La atención al sector rural en ALC no es parte de las políticas estratégicas de desarrollo de
los gobiernos, sino más bien son vistas como políticas de compensación social, con una
alta carga política y no técnica.

Por otro lado, los enfoques de las políticas tienen un enfoque exógeno, por el nivel de
centralismo que todavía existe en los países, como también porque no se consideran las
capacidades locales, que desde luego por las condiciones estructurales tienen todavía
debilidades.

Entonces, toda política de desarrollo rural debe considerar estos elementos para que sus
posibilidades de impacto sean más reales.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

Con unas instituciones locales débiles, con pocas opciones de éxito en la negociación de
políticas, terminan por imponerse de manera sutil visiones externas, que muchas veces
promueven el crecimiento económico, pero no alcanzan para promover el desarrollo, por
lo cual las probabilidades de impacto se reducen o diluyen en el muy largo plazo.

Si a esto se añade un problema estructural de los gobiernos de ALC como es la
corrupción, el problema se complica.




                                                                                         250
d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

A nivel de propuesta de política el Banco plantea mejorar el comercio agrícola, discriminar
positivamente a los grupos vulnerables facilitando su acceso a servicios productivos y
proteger los recursos naturales y el ambiente.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

No hay coherencia entre las políticas y lo que luego terminan ejecutando los gobiernos;
algunos ejemplos en lo ambiental:

      La explotación petrolera no respeta ni siquiera los parques nacionales ni áreas
       intangibles
      Los monocultivos intensivos impactan de manera negativa y fuerte a los recursos
       naturales como páramos, agua, bosques, manglar, etc. Ejemplos: palma africana,
       eucalipto tropical, industria camaronera

Tendencias a la privatización de algunos “activos productivos” como el agua, son una
amenaza al sector rural y la posición del Banco no es clara al respecto.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.

      Pérdida de capacidades técnicas y operativas de las instituciones gubernamentales
       encargadas del sector rural, como son los ministerios de agricultura y ganadería y
       de ambiente.
      Incidencia negativa de las políticas de subsidios de países desarrollados en
       nuestros países
      Deterioro de los términos de intercambio, en detrimento especialmente de
       productos que produce comercializa el sector rural.
      Mecanismos de exigibilidad para la aplicación de medidas recomendadas por
       estudios de impacto ambiental, y que hacen que éstos no sean más que cuestiones
       de forma y sin posibilidades de aplicación real
      Falta de respeto a las normas que establecen la necesidad de consulta previa a los
       grupos que serían afectados por inversiones, lo que sucede especialmente en el
       sector rural




                                                                                         251
El Salvador

Luis Castillo

Con mucho gusto de forma muy esquematica, después de leer el documento mis
recomendaciones;

a) En el caso salvadoreño estas políticas son necesarias pero no viables políticamente, ya
que no existe consenso nacional y recursos del Estado para involucrarse en una visión de
este tipo. Sin consensos, compromisos de incrementar la inversión y la disponibilidades no
es factible realizar un enfoque con el impacto deseado y planteado.

b) Hay algunas temas a los que articularía la propuesta:

- Inserción en las propuestas de desarrollo territorial, participación y descentralización
existentes.

- Procesamiento de alimentos como una oportunidad estratégica

- Priorización de zonas rurales con vocación turística, logística y de apoyo
a servicios.

- Vinculación primero a mercados regionales ( CA) y después a mercados
nostálgicos.

c) Es importante que la política tenga un claro enfoque de compensación social con la
pobreza rural, ya que es fundamental para establecer una mínima condición de despegue.

D) Comparto el enfoque general.

E) Lo plantearía como desafíos asi: Recursos del Estado, compromiso político y de Nación,
e instituicionalidad y capacidades técnológicas y gerenciales.

f) Los del apartado B, que creo necesitan mucho más trabajo.




                                                                                      252
José Duarte


Estimados colegas: Deseo agradecerles por haberme invitado a participar en la Consulta
Regional del Banco Interamericano de Desarrollo sobre su nueva Política de Desarrollo
Rural. No hay duda que el Banco es un importante foro latinoamericano para promover y
discutir con las naciones y sus pueblos el futuro de la región. Tanto la séptima como la
octava reposición de fondos aprobada por los países dieron un buen viraje para atender a
los países mas vulnerables de la región y dentro de ello se incluyó en los documentos una
serie de supuesto y metas que de alguna manera incidieron e incidirán en las decisiones
de inversión y cooperación del Banco como de los países en la última década.

Recientemente en un foro en Cartagena , Colombia el señor presidente del Banco
presentaba los resultados de los 25 años del programa de la microempresa y ese
particular hizo mención de la importancia que debe tener el sector rural de la región,
especialmente los jóvenes y mujeres. Una de mis inquietudes como ciudadano
latinoamericano y salvadoreño es como responder en términos muy concretos a la pobreza
y a la extrema pobreza en América Latina y en mi país.

En este caso no vamos a analizar los números porque entiendo que el Banco tiene la
radiografía completa del mapa de la pobreza de la región y también sabemos que hemos
invertido los latinoamericanos y el Banco millones de millones de dólares en las países
tratando de combatir esos cordones de miseria y de extrema pobreza. La pregunta
es porqué? y cómo lo hacemos? Por supuesto que esto requiero una serie de cuestiones
que más allá de comentar un Perfil avanzado de la Política de Desarrollo Rural del Banco,
pero trataré de sugerir la inclusión de algunos temas que a mi parecer su contenido daría
mayor fuerza.


Sugiero como parte del documento incluir uno o dos párrafos como marco de referencia
dedicado a lo que el Banco a logrado en el marco de las políticas actuales, especialmente
como un resumen para facilitar el contexto al tema y que sirva como para entender con
claridad la posición del Banco.

1. Comparto lo establecido en los objetivos del perfil sin embargo, me gustaría sugerir la
inclusión mas directa el tema de la mujer ( aunque lo incluyen en el principio siete) como
parte de los objetivos mismos de la política porque representa para nuestros países mas
del cincuenta porciento de la población beneficiada por su propio rol en la sociedad y con
los hijos, especialmente en el campo rural. Entiendo que existe una política de la mujer del
Banco pero que a mi juicio no es trasversal y multifocal.

2.     Adicionalmente, sugiero que el tema de los jóvenes se constituya como parte de la
misma debido que para nuestra sociedades actuales estamos muy preocupados de la
delincuencia, maras y la falta de programas bien articulados y con metas claras de que
vamos hacer con las nuevas generaciones. Entiendo y sin caer en sugerencias de acciones
y actividades, sugiero que el banco analice la posibilidad de su inclusión en el marco de la
política.




                                                                                        253
3. Me parece que la definición planteada en el documento es bastante extensa y mi
sugerencia es dividirla en algunos aspectos: a) definición general, dado que a nivel
regionales podrían buscarse una definición universal ligando el criterio de densidad de
población, disponibilidad de servicios públicos y contribución al producto de cada país. b)
 Sugiero resaltar el significado del desarrollo rural, c) clasificar las intervenciones del
banco por sectores , áreas y prioridades etc. de tal manera que quede mas explicito para
los países de lo que el banco abarcaría con esta política.

4. En cuanto al párrafo relacionado a "Alcancé" sería conveniente eliminar la palabra no
financiera ya que puede confundirse. Me parece que el banco efectúa préstamos en
diferentes condiciones y según la fuente así como cooperaciones técnicas no
reembolsables. Si la modalidad de no financieras se refiere a la cooperación técnica
reembolsable habría que aclararlo o si se trata de fondos donados para eventualidades y
desastres o cualquier mecanismo sugiero revisarlo.

5.    En cuanto a los principios operativos me parecen bastante articulados los once
principios orientadores, creo que la palabra clave es orientadores, sin embargo, sería
oportuno que los gobiernos tengan la oportunidad de discutirlos a profundidad.

6. Me inquieta el primer principio sobre manera porque en el segundo caso es limitativo
para país mas vulnerables, ya que como salvadoreño y latinoamericano que soy entiendo
que la mayoría de nuestras naciones tienen serias dificultades en el campo socio-
económico. Por ejemplo, El Salvador tiene un impacto importante de falta de crecimiento
económico, especialmente en los últimos tres años y el cuadro de estabilidad
macroeconómica que presentaba en los últimos años e informes se ha mermado en
grandes proporciones.

Hoy tenemos un mapa diferente que esta representado por desequilibrios
macroeconómicos, balanza comercial y de pagos deficitaria, déficit fiscal importante, el
efecto favorable de la dolarización se esta revirtiendo y los síntomas son el alza de la tasa
de interés y aumento de la inflación, sin valor agregado en la industria y en el sector agro
industrial, alta inseguridad, desempleo, crecimiento en el cordón de la pobreza, mayor
concentración de la riqueza y no hay acuerdos mínimos en el ámbito político.

Este cuadro podría generar por los estudiosos un posicionamiento diferente para El
Salvador y declararlo que las condiciones de estabilidad han modificado y por lo tanto
sería afectado el país en este contexto. Sugiero al banco estudien mas a fondo este
primer principio y definan diferentes niveles de lo que significa para el banco "estabilidad
macroeconómica básica", especialmente porque nos referimos al sector rural que es el
mas golpeado, vulnerable y pobre de la región.

7. Por otra parte, y estudiando el documento puedo observar que se soslaya el concepto
de participación y sociedad civil. Excelente pero me parece que el Banco puede
profundizar en el tema y llevarlo a constituirse en un principio que fortalezca la
instituciones intermedias como parte de los objetivos de la política. Sugiero que se incluya
específicamente en los objetivos y principios una condición especial sobre el tema.




                                                                                         254
8. No tengo duda que la influencia que tendrá en los próximos años el sector rural es
llevar adelante el fortalecimiento del aparato productivo del sector y en ello, el micro
crédito jugará un papel muy importante así como el tema de las remesas con los avances
e ideas novedosas que los latinoamericanos estamos llevando adelante como por ejemplo
estimular en nuestro países que las remesas no se dirijan exclusivamente al consumo sino
que parte de ellas sean utilizadas para actividades productivas y inversiones comunitarias.
Sugiero que se incluya como un tema aparte y no como esta planteado en algunos
principios generales.

Estas son algunas de mis sugerencias. Un saludo y muchos éxitos.

José Napoleón Duarte, MBA




                                                                                       255
Ismael Merlos

Gracias por darme la oportunidad de participar en la consulta de la política de desarrollo
rural del BID.

Entiendo que la metodología no es entrar a plantear aspectos específicos, sin embargo,
me atrevo a plantear algunas propuestas que a lo mejor, amplían aspectos contenidos ya
en el documento.

Mis propuestas son:

I. Introducción. Se podría agregar algunos elementos:

   1. En muchos países la población rural sigue teniendo un peso social importante
      (40% en el caso de El Salvador) que requieren de encontrar formas sostenibles de
      ser parte activa de la estructura económica y participara de los beneficios de la
      misma

   2. En algunos países, las remesas son el soporte mas importante para mantener una
      economía estable, sin embargo, no se ha desarrollado formas de inversión de las
      mismas en proyectos de desarrollo productivo que propicien el surgimiento de
      nuevas empresas rurales, el crecimiento de la economía y el fortalecimiento de
      estabilidad económica y social.

   3. El decaimiento de las economías rurales en muchos países requiere de establecer
      herramientas que se constituyan en oportunidades para que las familias que
      habitan los territorios puedan mejorar sus condiciones de vida por medio de
      procesos de crecimiento de sus debilitadas y empobrecidas economías.

   4. El rol de los gobiernos locales es clave para el desarrollo y fortalecimiento
      económico local. Sin embargo, muchos de los gobiernos locales necesitan crear
      estructuras que les permita brindar un aporte mas determinante para que los
      procesos de desarrollo tengan un mayor impacto en el crecimiento de las
      economías locales

II. Objetivos. Se podría agregar:

      Generando procesos de concertación entre los actores públicos y privados que se
       concreten en la conformación de alianzas interinstitucionales territoriales locales, y
       nacionales que impulsen procesos integrados de desarrollo económico y social en
       el ámbito territorial

      Facilitando la realización de acciones de transferencia tecnológica para que los
       productores reconviertan sus actividades productivas y se inserten en los mercados
       nacionales e internacionales en forma competitiva.


V. Principios operativos.



                                                                                         256
Observación:

Me parece que privilegiar a países que tienen estabilidad macroeconómica para destinar
la cooperación del BID es limitar las posibilidades de cooperación a países que no han
logrado niveles de estabilidad, que es en donde mas se requiere de cooperación. Sugiero
que más bien se establezcan lineamientos de política para economías estables y
economías aun no estables. Para el caso de economías no estables propongo dos políticas
a) incentivara el establecimiento de políticas de estabilización económica y b) promover el
desarrollo de capacidades instituciones de los diversos actores de la sociedad civil.

Se podría agregar dos principios orientadores:

Décimo segundo, el banco fomentara el desarrollo económico / productivo de los
pequeños productores y empresarios rurales que realizan actividades agrícolas y no
agrícolas apoyando la integración los procesos desde la producción hasta el consumo, el
establecimiento de estructuras que vinculen y coordinen a los actores de las cadenas,
Estos instrumentos deben permitir a los productores, desarrollar capacidades de procesar
sus productos primarios y acceder a los mercados nacionales e internacionales en
condiciones de competitividad tecnológica, productiva y comercial

Décimo tercero, el Banco incentivara el establecimiento de capacidades de los gobiernos
locales para que faciliten la realización de procesos de desarrollo productivo y económico,
Tal facilitación se podría viabilizar a través de l fortalecimiento de las asociaciones de
municipios que se integran a partir de intereses comunes en territorios determinados.

 Décimo cuarto, el Banco fomentara el dialogo con organizaciones de migrantes y facilitara
el establecimiento de metodologías e instrumentos que permitan orientar la inversión de
remesas el actividades de desarrollo productivo y fortalecimiento de capacidades
empresariales de los migrantes y sus familias en los diversos países en donde existe esta
posibilidades.

Estos son mis pequeños aportes. Espero que los evalúen y consideren su inclusión en el
documento de política para el desarrollo rural del BID.

Atentamente

Ismael Merlos




                                                                                       257
Samuel Salazar.

La política rural para América Latina puede tener algunas particulares dificultades para su
exitosa aplicación en El Salvador. Basándonos en la experiencia de años anteriores,
debemos hacer un planteamiento muy contundente, “la producción de bienes o servicios
rurales deben tener un alto valor agregado” la razón es muy conocida y obliga a pensar en
soluciones dentro de la agroindustria y la Biotecnología, en tal sentido lo que funcione en
El Salvador en términos muy generales funcionara en A.L. por no necesariamente la otra
vía.

Es por ello que el análisis del documento se hace para las condiciones de El Salvador, creo
que es útil en general.

A continuación presento un detalle de mis observaciones:

a) Coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
   amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
   Caribe y de su país o sub-región en particular.

   En este punto en términos generales la propuesta es coherente con la realidad y las
   oportunidades que nuestros productores rurales pueden tener, no obstante en el
   documento señalamos algunos puntos de incoherencia en la propuesta.

   Creo que la política debe señalar también la necesidad de actuar a través de los
   sectores privados, no limitar la propuesta a la participación del Sector, lo que en
   muchos casos se ha tomado como simples consultas al Sector o la participación en
   Comités y Juntas, que en términos efectivos no conduce a una utilización efectiva de la
   experiencia privada y eficiencia en las asignación de recursos y en la ejecución
   financiera y operativa. A nuestro juicio El Sector Privado, debe y quiere participar mas
   en el desarrollo rural.

   En el mismo documento señalamos algunas otras oportunidades que se presenta en el
   corto y mediano plazo para el sector como la Bioenergia y la Biotecnología, áreas que
   deben estar claramente señaladas, porque la Población en general tiene muy poco
   acercamiento a estas oportunidades debido a sus altos niveles de especialización. Sin
   embargo no existe producto mas perecedero que la Energía y en esto, El Salvador es
   importador neto, como lo ha demostrado la tecnología y lo que se esta desarrollando
   actualmente es aun mas prometedor, se puede tener muchísima eficiencia, inclusive a
   pequeña escala, generando energía eléctrica a través de la utilización de Biomasa.


b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
   las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre
   el desarrollo rural.

   En términos generales si, de nuevo en el documento se hace un señalamiento directo
   de cómo se puede mejorar el detalle.




                                                                                       258
c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada,
   diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían
   más/menos beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la
   que propone el BID.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
   está planteando el BID.

   Como FIAGRO alabamos que el BID proponga el apoyo en temas como Investigación e
   Innovación y Acceso a Tecnología, ya que en función del desarrollo rural lo creemos el
   factor mas importante a promover.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
   que está planteando el BID.

   Una debilidad en la política es todo lo vinculado a la Información en dos niveles:
   • A nivel de los implementadores para efectos de seguimiento evaluación y
      transparencia
   • A nivel de la Población objetivo como herramienta de poder, ello debe incluir las
      TICs como parte esencial del desarrollo rural.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
   política de desarrollo rural que está planteando el BID.

   •    Como se expone en el literal anterior, debe expresarse claramente tanto desde el
        Banco como de los prestatarios una política muy clara de transparencia, que tienda
        a reducir los ya conocidos niveles de corrupción.

   •    Plazo la política debería establecer claramente algunos plazos, es claro que
        apoyándose en el Sector privado como aliado en la ejecución el impacto vendrá
        mas luego, sin embargo debe determinarse horizontes de desarrollo y el análisis y
        cumplimiento de las metas del milenio.

   •    Temas relacionados a la producción mas limpia en las áreas rurales deben ser
        incluidas, inclusive debe evaluarse la oportunidad de financiar esta actividad.


       En nuestro país que puede ser un poco diferente a los demás
       países de Latinoamérica, como ya es conocido debido al alto
       flujo de remesas y debido a la rígida política monetaria, tenemos
       una apreciación alta de nuestra moneda. Ello nos ha tornado
       menos competitivos en términos reales comparado con el resto
       de países, si a eso le unimos las escasez de recursos. Caemos a
       la conclusión que el desarrollo de las áreas rurales pasara por:
       productos de alto valor(sustituir importaciones) o para la
       exportación,




                                                                                         259
España

José Emilio Guerrero

Preámbulo: En los párrafos siguientes intento hacer comentarios y sugerencias sobre el
documento “ Perfil de la Política de Desarrollo Rural”, respondiendo a las demandas
especificas realizadas en el documento de invitación a participar en la consulta, a modo de
síntesis acompaño también una reflexión final.
 La propuesta de la política y la propia consulta se valoran altamente positivas y los
comentarios realizados no deben tomarse en ningún caso como criticas sino como el
deseo de aportar reflexiones a una construcción común.

Comentarios a los puntos demandados:

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

Es muy oportuno plantear una política que permita superar los límites de las políticas
sectoriales (p.ej. la estrictamente agrícola) y de las estrictamente sociales dirigidas a
mitigar la pobreza.
Probablemente entre la oportunidades mas importantes para el desarrollo rural en A. L. y
el Caribe es la puesta en común y la búsqueda de valor añadido entre las estrategias y
acciones desarrolladas por distintas instituciones que actúan en la zona, aspecto que
podría ser mas explicito en el documento así como proponer actuaciones especificas desde
el punto de vista multiagencial y de la relación de las agencias con los países, que
permitieran potenciar el trabajo en red.
Quizás debería insistirse mas en el importante desafió que supone para la política de
desarrollo rural el que se obtenga como uno de los resultados fundamentales la mejora de
habilidades y capacidades de las comunidades locales y de otros niveles para diseñar,
planificar, gestionar y ejecutar acciones y programas.



*Dr. Ingeniero Agrónomo. Actualmente profesor de la Universidad de Córdoba en España.
Ha sido Secretario General de Agricultura del Gobierno de Andalucía en España del 1994 al
2000, periodo en el que dirigió el plan de modernización del mundo rural de Andalucía e
implemento las nuevas políticas de desarrollo rural.
Ha participado en numerosos cursos y proyectos de investigación en diferentes países de
América Latina y en el año 2001 en el marco del convenio de colaboración del INDES
(Instituto para el Desarrollo Social) y la Unión Europea, documento el caso de las
experiencias de desarrollo rural en la UE.
b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID
recoge y responde a las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en
otras regiones sobre el desarrollo rural.

A pesar de que aparecen implícitos y a veces explícitos, no quedan reflejados con el
suficiente énfasis y en su importancia practica, aspectos relacionados con los conceptos de



                                                                                       260
subsidiaridad, complementariedad, la utilidad de los modelos ascendentes, las sinergias
entre los valores endógenos y el sistema externo, la construcción de la diversidad, la
importancia de la perspectiva de genero y muy particularmente la dimensión territorial
como unidad viva de acción, de integración y su potencial para sustentar proyectos
colectivos.
Es difícil extrapolar al contexto latinoamericano las intervenciones y resultados ocurridos
en la UE, pero sí que algunos aspectos pueden ser útiles y deben tenerse en cuenta en el
diseño de una nueva etapa de trabajo conjunto de A.L. y de la UE que debe convertirse en
algo cotidiano.
 Es importante resaltar los excelentes resultados de políticas cuantitativamente poco
importantes enfocados a un proceso de construcción institucional basado en la
cooperación pública y privada, la concertación social y la creación de grupos de acción
local como parte esencial de un modelo ascendente y de enfoque territorial
Probablemente el documento podría plantear con mayor énfasis
un esquema de “programa operativo”, que han supuesto en la UE un importante
mecanismo, que ha permitido articular las intervenciones en un contexto plurianual, la
complementariedad entre las distintas instituciones, potenciar las sinergias entre las
distintas actividades, la complementariedad pública y privada, el procedimiento de gestión
y control, compaginar actuaciones a favor de los recursos humanos, el apoyo al tejido
económico y de las infraestructuras, etc.


c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la
señalada, diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se
verían más/menos beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como
la que propone el BID.


Colocar el mundo rural en el centro de una política en la que se consideran aspectos
importantes como la focalización territorial, las actividades agrícolas y no agrícolas, el uso
sostenible de los recursos naturales, el valor de los servicios ambientales, la creación de
capital económico, natural y social, la creación y el fortalecimiento de una nueva
institucionalidad, va a ser un importante factor de detonación para el progreso sostenible
de los territorios, la creación de riqueza, la corrección de asimetrías y también es
presumible que mejoren los aspectos de complementariedad y sinergias con otras
políticas y entre las distintas instituciones, locales, a nivel de país y de las agencias
multilaterales.
El cambio de política probablemente exigirá modificaciones importantes en los actores
implicados y en los modelos de interlocución y de gestión. La internalizacion de todos
estos aspectos en la practica es siempre difícil, lento y suelen emerger acciones en contra
que podrían limitar importantemente el proceso.


d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.




                                                                                          261
El aspecto mas positivo es la necesidad y la oportunidad de su planteamiento. Una política
de desarrollo rural es una prioridad política y practica, que puede ser una contribución
importante al progreso, a la convergencia y la cohesión de A.L. y el Caribe.
 El alcance que se plantea es un acierto; operaciones aprobadas, intervenciones de los
sectores públicos y privados, la intermediación financiera, etc. También son aspectos muy
positivos entre otros, la perspectiva a largo plazo, la sostenibilidad ambiental, la
integración regional/global, la corresponsabilidad publica y privada, la apuesta por la
investigación, el desarrollo y la formación. La consideración de las instancias locales,
nacionales e internacionales y del principio de subsidiaridad y la “rendición de cuentas”
son aspectos positivos muy relevantes.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.

Probablemente sea solo debido a lo sintético del documento, pero aparece la aproximación
territorial y la dimensión de proximidad en un ámbito demasiado simplificado.
No se identifica claramente una calificación y cuantificación de la heterogeneidad de la
región y tampoco el diseño de mecanismos para estratificar las acciones, mas bien se
podriapensar que habrá un tratamiento homogéneo a la heterogeneidad, a excepción de
la mención expresa a no actuar en países que no tengan una estabilidad macroeconómica
básica, aspecto que es entendible como consustancial a la actividad de un banco, pero
que desde una óptica poco informada como la del que escribe, sorprende, mas bien
debería ser posible pensar en un sistema dinámico que condicionara determinadas
acciones determinadas garantías y/o consecución de logros.



f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado
fuera de la política de desarrollo rural que está planteando el BID.

Los aspectos de complementariedad entre las distintas agencias multilaterales, de estas
con los gobiernos de los países y otras instancias de estos y así como con estrategias
interministeriales dentro de cada país y el acompañamiento del conjunto de políticas a
intervenciones especificas.
Los procedimientos de participación y la interpretación de las necesidades por los propios
territorios y como definen sus prioridades y cual es el procedimiento mas adecuado en su
caso.
Un mayor énfasis en los aspectos de investigación, desarrollo, innovación, formación y en
potenciar el espíritu y las acciones emprendedoras.
La calendarizacion de la política necesita una mayor definición, solo se explicita que tiene
una dimensión de largo plazo, pero seria prudente acotarlo en el tiempo, estableciendo un
programa plurianual y definiendo las etapas.
Seria importante definir con mas detalle el aprovechamiento de las experiencias de
políticas anteriores y como se van a aprovechar y sobre todo la capitalización dinámica de
las enseñanzas que vayan surgiendo de la política propuesta y establecer los criterios de
valoración exante y expost, con un sistema adecuado de indicadores dirigidos hacia
evaluar la creación de valor y que se susceptible de incorporarse en procesos de auto
evaluación.



                                                                                        262
Probablemente se podría contemplar desarrollar la política a través de programas
operativos integrados y plurianuales, presentados por los países y regiones implicados,
ajustados a condiciones de elegibilidad y procedimientos acordados entre las partes y
también considerar instrumentos cuantitativamente menos importantes pero con alto
potencial de transferencia.

Comentario final.

Quisiera señalar a modo de síntesis que la política de desarrollo rural debe de perseguir de
una forma continua generar valor añadido que difícilmente fuera obtenible a escala de los
países y que es importante aprovechar la enorme importancia de el conjunto de las
políticas desarrolladas por el BID y que las ganancias propiciadas por las diferentes
políticas están ligadas a la magnitud de la ayuda financiera pero también de una forma
muy importante a los procedimientos aplicados en la gestión y las características de los
programas aplicados y a la habilidad para integrarlas en el conjunto de las políticas de los
países y en el caso concreto del mundo rural la enorme importancia que deben jugar los
modelos participativos, ascendentes y con focalización territorial para mejorar las
habilidades de las comunidades locales y la capacidad de respuesta de los territorios en su
acepción mas amplia.




                                                                                        263
Francia

Yves Champetier

CONSULTATION SUR LES ORIENTATIONS DE LA POLITIQUE DE DEVELOPPEMENT RURAL
PROPOSEES POUR LA BANQUE INTERAMERICAINE DE DEVELOPPEMENT RURAL


Quelques commentaires et propositions de Yves CHAMPETIER7


I – QUELQUES COMMENTAIRES ET PROPOSITIONS

Ces commentaires et propositions sont bien évidemment à prendre avec beaucoup de
précaution, venant d’un observateur éloigné des réalités latino-américaines. Elles peuvent
être faites à trois niveaux :

Développement territorial et «cohésion économique, sociale, territoriale »

L’observateur européen est frappé par la multitude des initiatives prises à tous les niveaux
en matière de développement territorial en Amérique Latine : actions « citoyennes » de la
part d’organisations locales les plus diverses, nouvelles politiques publiques, coopérations
croissantes et les plus diverses entre territoires latino-américains et européens.

Et pourtant, ces démarches se développent dans des contextes continentaux bien
différents : une Europe qui construit progressivement un espace politique depuis une
cinquantaine d’années, l’Amérique Latine qui a bien du mal à structurer ses espaces de
coopération régionale.

Au sein de l’Union européenne, le principe de cohésion économique et sociale (le projet de
« traité établissant une constitution pour l’Europe » dans l’article I-3 « les objectifs de
l’Union » indique « L’union promeut la cohésion économique, sociale et territoriale, et la
solidarité entre les Etats membres ») en est un des principes fondateurs, et conduit à

   7
     Yves Champetier a vécu en Amérique Latine en 1973 et 1974. Il a été ensuite en
   France « animateur de développement rural », puis responsable de politiques de
   formation/développement en milieu rural. Il a été directeur de la cellule
   d’animation Leader, puis de l’Observatoire européen Leader à Bruxelles
   (Belgique), de 1992 à 2000. Leader est l’ « Initiative communautaire en faveur du
   développement rural » de l’Union européenne. La cellule d’animation LEADER,
   ensuite l’Observatoire européen LEADER étaient en charge de la mise en réseau
   des quelque 1000 territoires, bénéficiaires de l’Initiative. Du 1°juillet au 30
   septembre 2003, Yves Champetier a effectué une mission de consultant à la
   Banque Interaméricaine de Développement, dans le cadre de l’accord entre
   l’Union européenne et l’INDES (Institut Interaméricain de développement social).
   Dans ce contexte, il a pu aller « sur le terrain » analyser des politiques de
   développement rural au Mexique, au Brésil et en Argentin.


                                                                                         264
mettre en œuvre des politiques très volontaristes en faveur tant des régions en retard de
développement, ou en difficultés, que des catégories laissées pour compte du
développement :
Comment en effet pourrait se construire un espace politique si les disparités entre régions,
pays, catégories sociales restent abruptes ?
Cette cohésion économique, sociale, territorial n’est elle pas un élément fondamentale de
la compétitivité (sans cesse à renforcer comme dans tout continent) de l’espace
européen ?

Ceci nous amène à nous poser les questions suivantes :

Y a t’il la possibilité d’initier une politique de cohésion économique, sociale et territoriale
en Amérique Latine ?
Une Banque, la Banque Interaméricaine de Développement, peut elle intégrer pour une
partie de ses interventions ce critère là ?
Dans les principes opérationnels des orientations de la politique de développement rural
de la Banque Interaméricaine de développement, ne devraient ils pas se dégager des
principes spécifiques pour les pays et les territoires les plus en retard de développement ?

C’est dans le contexte de la politique de cohésion économique et sociale que
progressivement en Europe, par étapes successives, a émergé celui de « développement
territorial », dont l’Initiative communautaire « LEADER » est un des fleurons.

Il est par ailleurs remarquable de constater que ce concept, aujourd’hui largement
reconnu tant au niveau urbain que rural, tant dans des territoires riches, que dans des
territoires pauvres, est d’abord né dans les territoires les plus en difficultés, qui ont été
des lieux d ‘apprentissage de nouvelles façons de concevoir et organiser l’avenir.

Ce qui est recherché à travers le développement territorial, c’est la compétitivité
territoriale, c’est à dire à la fois l’indispensable compétitivité économique dans un monde
aujourd’hui de plus en plus ouvert, tout en prenant en compte l’implication de l’ensemble
des catégories de population, et la mise en valeur des ressources environnementales.
C’est donc au lieu de politiques juxtaposées (politiques de compétitivité d’une part,
politiques sociales et environnementales d’autre part), des politiques croisées, avec le pari
que de ce croisement local de politiques, naîtront de nouvelles opportunités de
développement.


Que peut être la place du développement territorial, en l’absence de politique suffisante de
cohésion « économique, sociale et territoriale » ?

Meilleure utilisation des financements dans les territoires qui en disposent ?
Ajustement à la marge, les principales politiques impactant le territoire étant gérées par
ailleurs ?
Dans les territoires laissées pour compte, une gestion « plus humaine », plus supportable
de la pauvreté ?

Ces questions se posent bien évidemment tant en Amérique Latine qu’en Europe !



                                                                                                265
Le développement territorial, une méthode en 7 points


Un des grands enseignements de l’Initiative LEADER a été que, par essence, le
développement rural était un développement territorial, c’est à dire, ne pouvait réussir que
si il était construit sur la base des atouts et contraintes du territoire sur lequel il
s’appliquait, sur la capacité et la volonté des populations locales, sur la recherche de
synergies entre secteurs d’activités, sur la mise en valeur des ressources spécifiques,
culturelles, environnementales.

C’est ainsi que progressivement, s’est dégagée une méthode en 7 points afin d’analyser la
pertinence de projets ou de politiques de développement rural.


LES 7 SPECIFICITES DE LA METHODE LEADER
                         Définition succincte

                           Une zone géographique pertinente, caractérisée par une histoire
                           et des traditions communes, un sentiment d'identité partagée,
                           une certaine cohérence géographique et économique pour
                           permettre à une population de définir et mettre en œuvre son
TERRITOIRE                 projet pour le futur
                           Prise de parole et de responsabilité des populations dans la
                           définition et la mise en œuvre des projet locaux afin de permettre
                           de cerner précisément les problèmes, et définir des solutions
PARTICIPATION              adaptées au contexte local
                           Cogestion, au sein d'un"groupe d'action locale", de la définition et
                           de mise en place du Projet local de développement par les
                           acteurs institutionnels, économiques, sociaux et culturels du
PARTENARIAT                territoire, qu'ils soient publics, privés ou associatifs.

                           Encouragement des actions, créatrices de futur, ouvrant de
                           nouvelles opportunités pour le territoire, prenant en compte ses
INNOVATION                 spécificités, permettant d'apporter de nouvelles réponses
                           Un ensemble d'actions cohérentes, coordonnées et
                           complémentaires permettant de mieux organiser des filières de
                           production, de créer des synergies entre activités diverses, de
INTEGRATION                mieux maîtriser la commercialisation des produits.

                           Apprentissage par l'action de terrain tout en bénéficiant de
                           l'expérience des autres, même si ils sont très éloignés, et ceci en
MISE EN RESEAU             construisant un savoir collectif commun




                                                                                         266
                     Des modalités de gestion et de financement, permettant la prise
                     de décision locale. Des critères de sélection de projets
                     transparents, connus par tous. Des programmes de financement
MODALITES DE GESTION pluriannuels. Souplesse pour s'adapter à la diversité des projets
ET DE FINANCEMENT    et très grande rigueur administrative.

Avec des mots adaptés au contexte latino-américain, une démarche de ce type ne pourrait
elle être proposée dans les modalités de mise en œuvre de la politique (paragraphe VI) de
développement rural proposée par la Banque Interaméricaine de développement rural ?

La Banque Interaméricaine de Développement ne devrait elle pas proposer aux Etats
Emprunteurs qu’une partie des fonds (pour lesquels elle proposerait des conditions plus
avantageuses) soit consacrée à l’expérimentation de cette démarche ? et donc ainsi de
créer un « petit laboratoire » d’expérimentations territoriales ?


Best Practices and Networking


Basé sur l’extrême diversité des territoires qui constituent chacun de nos continents, le
développement rural territorial reste grandement à inventer !

Sur des bases proches de la méthodologie présentée ci-dessus, chacun des territoires aura
à trouver sa propre voie. Pour cela, l’échange de bonnes pratiques, la mise en valeur des
expériences réussies, la mise en réseau sont des éléments fondamentaux pour un
apprentissage collectif, et ceci à tous les niveaux depuis le niveau local, jusqu’au niveau
national, régional, et y compris dans le cadre d’échanges au niveau intercontinental.

L’objectif serait triple :

Permettre aux acteurs locaux d’échanger sur leurs expériences et ainsi d’apprendre
ensemble ; cet apprentissage collectif joue un rôle important dans la prise de conscience
des potentialités d’un territoire, et dans la remise en confiance, première étape toujours
nécessaire, par rapport à un développement possible.
Affiner les méthodologies de l’approche territoriale. Beaucoup a déjà été écrit sur ce
thème, mais souvent dans des contextes différents, notamment celui du continent
européen. Il est important qu’un savoir-faire spécifique adapté aux réalités de l’Amérique
Latine puisse être affiné et largement diffusé.
Etendre les échanges aux responsables des politiques publiques, et tirer les
enseignements utiles de ces expérimentations pour le « mainstreaming » dans les
politiques rurales.

Ce principe de mise en réseau ne pourrait il être un des principes opérationnels de la
Banque ?


II      Commentaires ponctuels



                                                                                            267
Partie I : Introduction :

Dans la premier paragraphe, pourrait on avoir quelques éléments quantitatifs concernant
le volume de la population rurale latino-américaine, son pourcentage de la population
totale et des évolutions de ces quinze dernières années ?

Il serait également intéressant de donner quelques éléments chiffrés concernant la
pauvreté en milieu rural, et, dans le deuxième paragraphe, il serait intéressant en une
phrase de donner une évaluation sommaire des quelques initiatives et programmes de
réduction de pauvreté introduits dans les 10 années passées, et, le cas échéant de
quelques enseignements à en tirer.

Partie II : Objectifs

Préalablement à des objectifs plus opérationnels, ne serait il pas souhaitable d’afficher des
objectifs plus généraux du type :

Concernant la population rurale, que recherche t’on une stabilisation ? une augmentation ?
une réduction de l’exode rural ? Le développement rural et des petites villes ne peut-il être
une des réponses à l’excessive agglomération de population dans les mégalopoles du
continent latino-américain ? Ne doit il pas ouvrir des opportunités à des populations
n’ayant pas trouvé en ville des conditions suffisamment dignes d’activités et de vie ?
N’y a t’il pas des objectifs à afficher en terme de réduction des inégalités, tant territoriales
que sociales ? en terme de réduction de la pauvreté ?

Concernant les objectifs plus opérationnels, pourquoi parler uniquement de « insertion into
international markets ». La politique du BID peut elle se restreindre aux activités qui
peuvent se développer sur les marchés internationaux ? les marchés locaux et régionaux
n’ouvrent ils pas des opportunités de développement qu’il convient d’encourager ?

Partie III : definitions

Dans la liste des thèmes d’intervention, ne serait il pas souhaitable

De faire apparaître le tourisme en milieu rural, comme secteur d’activités à part entière
(ou l’inclure en le nommant dans le iii « rural non farm entreprises »), tant cette activité
est pourvoyeuse d’emplois et d’activités à partir du moment où le niveau de vie des
populations augmente.
Les activités à caractère culturel ne seraient elles pas à intégrer à cette liste ? Ne sont
elles pas un des moyens dans des territoires en difficultés de contribuer à la création ou
au renforcement d’une dynamique de développement ?

Partie VII Implementation and compliance

Ce paragraphe ne devrait il pas être plus développé, plus explicite et précéder celui des
principes opérationnels ?




                                                                                            268
Ne faudrait il pas être plus explicite dans la signification concrète « mainstreaming of
sustainable development of rural areas » ?

L’ « expérimentation » en ce domaine ne continue t’elle pas à être indispensable ? Ne
conviendrait il pas de proposer aux Etats bailleurs de consacrer une partie des fonds à
cette expérimentation, moyennant des conditions d’intervention de la Banque plus
favorables ?


Partie V : Principes opérationnels :


Le premier principe (les pays ayant une stabilité macro-économique) ne pourrait il pas être
suivi d’un second principe pour « contries yet seeking to establish stability » ?
Dans ce cas, au lieu de « shall be limited » pourquoi pas « shall be focused » en
établissant un niveau d’intervention qui soit cohérent avec les plans d’action mis en œuvre
dans la recherche d’une nouvelle stabilité ?
pourquoi pas un effort particulier de la Banque pour ces pays, ou au sein de pays
disposant de la stabilité macro-économique dans les régions en retard dans le cadre d’une
certaine volonté de cohésion sociale ? Pourquoi pour ces pays et régions ne pas mettre un
accent particulier sur l’aspect indiqué dans le 4° principe : « when warranted to reduce the
negative consequences of commercial opening…..nature. » et sur les « private good
subsidies » présentées dans le 5° principe.
Pourquoi dans les principes 8 et 9, indiquer que la mise en valeur des bonnes pratiques et
la mise en réseau contribuera à la réalisation de ces principes ?
Pourquoi ne pas mettre un Principe 12 pour l’appui à des programmes de développement
territorial durable expérimentaux, mettant en œuvre au niveau local de manière
coordonnée l’ensemble des 11 principes précédants ?
Pourquoi ne pas prévoir un Principe 13 proposant la mise en réseau les initiatives et les
acteurs du développement rural, afin de faciliter l’apprentissage collectif et d’en tirer des
enseignements pour améliorer de manière permanente les politiques rurales.




DEVELOPPEMENT RURAL EN AMERIQUE LATINE




DONNER UNE DIMENSION NOUVELLE




                                                                                           269
AUX POLITIQUES DE DEVELOPPEMENT TERRITORIAL



Observatoire, Mise en réseau, formation




Yves Champetier
Septembre 2003

* Yves Champetier a été directeur de la cellule d’animation Leader, puis de
l’Observatoire européen Leader à Bruxelles, de 1992 à 2000. La mission de
consultant qu’il a effectuée à la Banque Interaméricaine de Développement,
dans le cadre de l’accord entre l’Union européenne et l’INDES (Institut
Interaméricain pour le Développement Social) s’est déroulée du 1°juillet au 30
septembre 2003.




                                                                           270
INTRODUCTION


Ces dernières années, les débats sur l’agriculture et les zones rurales se sont
considérablement enrichis en Amérique Latine. Il y a eu une prise de consciente croissante
des limites des politiques traditionnelles : les politiques agricoles classiques, visant à
accroître la compétitivité de ce secteur, et les politiques sociales visant à réduire une
pauvreté omniprésente dans une grande partie du monde rural latino-américain. Ces
politiques sont insuffisantes pour faire face aux défis et enjeux que peut représenter un
espace dans lequel vit, souvent dans des conditions de grande pauvreté, plus de 25% de
la population de ce continent.

Dans un certain nombre de pays, apparaît progressivement la nécessité de politiques
complémentaires, tentant de mieux prendre en compte l’ensemble des dimensions des
problèmes posés. Pour faire face à l’extrême diversité des situations, ces politiques,
expérimentent une nouvelle approche, l’approche territoriale, qui mise sur la valorisation
des ressources spécifiques de chaque zone rurale, et sur l’implication de la population
dans la recherche de solutions pour créer des activités nouvelles, inventer un nouveau
développement.

Au terme d’une mission de 3 mois au sein de l’Institut Interaméricain de Développement
Economique et Social (INDES), dans le cadre de la convention qu’a cet Institut avec la
Commission européenne, mission consacrée à cette approche territoriale du
développement rural, nous avons souhaité tirer quelques conclusions et faire quelques
propositions.

La Banque Interaméricaine de Développement (BID) peut en effet jouer un rôle moteur
avec les autres agences internationales pour favoriser l’expérimentation de cette nouvelle
approche territoriale, mettre en réseau les initiatives, capitaliser les expériences et faciliter
ainsi la construction de nouvelles politiques rurales.

Au sein de la BID, l’INDES pourrait également enrichir son offre de formation en direction
des hauts responsables des politiques et institutions publiques ainsi qu’à des acteurs clés
des politiques territoriales, en proposant une formation à la «gerencia territorial».
L’approche territoriale pose en effet de redoutables défis aux politiques et institutions
publiques : nouveaux modes d’intervention, nouveaux modes de synergies à rechercher,
nouveaux instruments à inventer. L’INDES depuis 11 ans a joué un rôle moteur en
Amérique Latine pour enrichir les politiques sociales ; il pourrait jouer un rôle similaire
dans la diffusion, l’approfondissement et la maîtrise de cette nouvelle approche. Il
convient de noter que cette approche ne se limite pas au milieu rural, mais concerne
l’ensemble des territoires en transformation : quartiers, villes, bassins d’emplois, zones en
reconversion, etc.

Une coopération sur ce thème avec l’Union européenne, qui, depuis 10 ans a donné une
importance croissante à cette approche à travers notamment l’Initiative communautaire
LEADER en faveur des zones rurales, mais aussi les Pactes territoriaux pour l’Emploi,
pourrait être utile et faciliter une meilleure compréhension réciproque des défis auxquels
sont confrontés les territoires.



                                                                                             271
I UN MONDE RURAL, À LA RECHERCHE DE NOUVELLES POLITIQUES


L’enjeu du développement des zones rurales

En Amérique Latine, 25% de la population habitent en milieu rural, soit aux environs de
118 millions de personnes. Ce pourcentage est bien évidemment très inégal d’un pays à
l’autre, dépassant par exemple les 50% dans un pays comme le Paraguay. Plusieurs
éléments caractérisent le milieu rural latino-américain :

L’agriculture est de très loin le premier secteur d’activité, occupant de 60 à 80% de la
population active rurale. Mais, comme partout ailleurs, les revenus ruraux sont de moins
en moins des revenus agricoles.
La pauvreté est très fortement répandue. 65% de la population rurale se trouve en
conditions de pauvreté, soit presque 80 millions de personnes, le tiers en situation
d’indigence, soit environ 40 millions8.
La surpopulation dans certaines régions rurales ainsi que l’exploitation non contrôlée de
certaines ressources mettent en péril les équilibres environnementaux.
Les difficultés que connaissent bon nombre de territoires ruraux aboutissent à des
situations de non-gouvernance particulièrement graves: rébellions armées, développement
de cultures illicites, violence, montée des revendications identitaires, susceptibles dans
certains pays de mettre en péril les fragiles équilibres démocratiques obtenus ces
dernières années.

Les solutions classiques pour remédier à ces problèmes ont aujourd’hui atteint leurs
limites :

Il n’y a plus de perspective dans les migrations classiques du milieu rural vers les villes
proches ou vers les capitales. Sauf rares exceptions (par exemple dans le Nord du
Mexique avec les « maquiladoras »), tous les pays latino-américains ont perdu et
continuent à perdre une grande partie de leurs emplois industriels. Les migrations ne font
qu’alimenter un chômage croissant et un développement non maîtrisé des économies
informelles. Seul reste dans bien des cas pour certains la solution des migrations
internationales, aléatoires et souvent illégales, vers les Etats Unis ou dans quelques cas
vers l’Europe.
L’agriculture exportatrice a bien évidemment encore des possibilités de développement,
limitées aujourd’hui notamment par les protections que se sont créées les pays les plus
développés. Mais cette agriculture, très productive, très compétitive, bien évidemment très
importante en terme de commerce international, a un impact relativement limité en
termes d’emplois. Comme on a pu le constater en Europe, plus l’agriculture classique se
développe, plus elle se concentre, moins elle crée d’emplois. Le mythe également de la
« révolution verte » a vécu.


De nouvelles solutions sont à rechercher, et, à travers toute l’Amérique Latine, le débat
est lancé, de nouvelles politiques commencent timidement à être mises en œuvre, et sur


8
    Informe rural 2003, BID


                                                                                       272
le terrain, des premières expérimentations sont en cours pour une nouvelle approche des
problèmes ruraux.

Un débat qui s’est considérablement enrichi ces dernières années

     Ce débat a lieu à tous les niveaux :

au sein des organisations internationales : la Banque Interaméricaine de Développement
notamment a produit de nombreux documents sur ce thème ; une production
méthodologique exceptionnelle a été faite par l’IICA. La création du «Grupo Interagencial
de Desarrollo Rural9» est l’illustration d’une volonté collective d’agir autrement dans les
zones rurales latino-américaines.
dans les échanges nombreux entre l’Union européenne et l’Amérique Latine impliquant
tant des responsables d’organismes multilatéraux, des responsables de politiques agricoles
et ruraux, que des milieux universitaires. Plusieurs réseaux ont été mis en place pour
animer ces échanges, notamment RURALE10 ainsi que le projet FODEPAL11 .
bien évidemment dans les mouvements sociaux, nouveaux syndicats agricoles,
mouvements indigénistes, mouvements proches de l’Eglise, ainsi qu’au sein des
populations.


Ces débats ont porté et portent en particulier sur les thèmes suivants :

Le développement agricole ne se réduit pas au développement de la grande agriculture

Comme indiqué précédemment, le développement de l’agriculture « classique » ne
s’accompagne pas obligatoirement de créations importantes d’emplois. En même temps
que cette agriculture se développe, la productivité augmente et on assiste à une
concentration des activités sur des espaces relativement réduits. Dans certains espaces
tant en Europe qu’en Amérique Latine (dans la Pampa argentine, par exemple), on peut


9
  « El Grupo Interagencial (BID, FIDA, Banco Mundial, FAO, IICA, CEPAL, USAID y GTZ) fue creado en la
Asamblea Anual de los Gobernadores del BID en Nueva Orleans (marzo, 2000) con el fin de complementar la
acción de las agencias que lo integran mediante: la generación y difusión de información relevante para el
desarrollo de las economías rurales de los países de América Latina y el Caribe; la identificación de
instrumentos, nuevos enfoques y experiencias exitosas de desarrollo rural; y la implementación de proyectos
conjuntos de capacitación, asistencia técnica e inversión a nivel nacional y regional » in
http://www.iadb.org/sds/env/site_2129_s.htm
10
  la Red de Regiones para el Desarrollo Rural entre América Latina y Europa (RURALE), animada por la
Junta de Andalucía (España)

11
  FODEPAL es un Proyecto ejecutado por la FAO que recibe financiación de la Agencia Española de
Cooperación Internacional (AECI), y que cuenta con el respaldo académico de la Universidad Politécnica de
Madrid (UPM) y otras Instituciones Universitarias de América Latina. La sede del Proyecto está en la
Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, en Santiago de Chile. El objetivo general del
Proyecto FODEPAL es contribuir al desarrollo rural sostenible de América Latina mediante un programa de
capacitación que combine la enseñanza a distancia con la enseñanza presencial.




                                                                                                      273
même à la fois avoir une agriculture très puissante, et des zones rurales relativement
vides de population.
Pour retenir leurs populations, diminuer l’exode rural, les zones rurales ont besoin d’une
agriculture créant plus d’emplois, ou pour le moins en perdant moins. En Europe, ceci est
recherché à travers la valorisation, transformation des produits, à travers la mise en valeur
de produits de qualité : produits de terroir (« ethniques »), produits écologiques.
Vraisemblablement, qu’en Amérique Latine, il convient d’aller beaucoup plus loin en
recherchant les moyens, à travers des circuits courts, à travers des marchés préférentiels,
de favoriser le développement d’une « petite » agriculture de proximité. Le débat sur la
« souveraineté alimentaire» lancé dans un certain nombre de pays, même si cette notion
est à prendre avec beaucoup de précaution, mérite d’avoir lieu. Tout citoyen ne peut être
que choqué de constater qu’une grande partie du maïs mexicain, aliment de base de la
population, est importé des Etats Unis, avec des conséquences dramatiques pour un grand
nombre de régions mexicaines !
Le concept d’agriculture « paysanne » mérite également certainement d’être re-exploré.
Dans un grand nombre de pays, et certainement encore pour plusieurs décennies, le rôle
premier de l’agriculture sera de nourrir la famille de l’agriculteur. Des savoir-faire sont à
réapprendre en la matière : ainsi, une grande partie des populations impliquées dans les
asentamentos brésiliens ont perdu depuis longtemps leurs racines rurales et un grand
travail est conduit pour ce nécessaire ré-apprentissage des notions agricoles de base.


Le développement rural, ce n’est pas uniquement le développement agricole

Trop souvent encore, il y a soit confusion, soit liaison mécanique entre les deux termes. Le
contenu du débat peut être très différent bien évidemment entre un continent européen,
dans lequel la population active agricole est aujourd’hui minoritaire, non seulement au
niveau de l’ensemble du continent, mais également dans la plupart des zones rurales, et
un continent latino-américain dans lequel, l’agriculture représente encore dans beaucoup
de zones rurales la seule réelle activité.

Pour autant, quel que soit le poids de l’agriculture, le débat s’est considérablement enrichi
ces dernières années:

Les zones rurales ont besoin d’emplois à l’extérieur de l’agriculture pour faire vivre une
population assez nombreuse pour permettre l’existence de services sociaux de santé,
d’éducation, de culture en nombre et en qualité suffisants. Ces services même sont
créateurs d’emplois locaux, on parle en Europe d’ « économie résidentielle », c’est à dire
d’économie générée par le seul fait de l’existence d’une population.
Les demandes d’environnement, de nature, de paysage protégé, de vacances « hors des
sentiers battus », de pratiques sportives en milieu naturel, de découverte de patrimoines
spécifiques ouvrent des opportunités pour de nouveaux emplois en milieu rural. De même
que certains savoir-faire spécifiques artisanaux ou hérités de phases précédentes
d’industrialisation et qui peuvent être aujourd’hui mis en valeur à travers de nouvelles
activités.
Il y a de plus en plus une « demande de rural » de la part de populations urbaines. A
Santa Rosa, 2 heures de route de Floranopolis (Etat de Santa Catarina), nous avons pu
constater le développement des résidences secondaires, et nous avons pu rencontrer un



                                                                                         274
certain nombre de personnes dont la résidence secondaire devient progressivement une
résidence principale : on limite son travail en ville à trois ou quatre jours par semaine, et
on vit de plus en plus de temps à la campagne, d’autant plus facilement si on continue à
être connecté à travers les technologies d’information et de communication.
Il conviendra certainement un jour d’examiner également comment rémunérer les services
que rend l’agriculture à la société en mettant en valeur l’environnement, en sauvegardant
les équilibres écologiques, en protégeant les paysages. Le débat sur ce point, très fort en
Europe, est également lancé dans plusieurs pays latino-américains. C’est un thème majeur
pour toute la communauté internationale, tant les équilibres environnementaux sont un
enjeu pour la survie de l’humanité.


Le développement rural ne peut être que territorial

Parce que les ressources, les opportunités, les contraintes sont profondément différentes
d’une région à l’autre, les modalités d’articulation entre les divers types d’agriculture, les
modalités d’articulation entre activités agricoles et autres activités vont toujours être
singulières. Elles vont également beaucoup dépendre de la capacité des habitants à
« penser et agir collectivement ». Ceci peut et doit être encouragé et accompagné par
des politiques publiques, mais ce ne sont pas ces politiques qui vont décider du type
d’activités qui concrètement vont se mettre en place à tel ou tel endroit – ce sont les
initiatives des populations qui en décideront. Il faut pour cela inventer de nouveaux
mécanismes permettant d’encourager ces initiatives.


Ainsi, progressivement, le débat fait apparaître, sans d’ailleurs qu’il y ait obligatoirement
consensus, la nécessité de politiques agricoles plus diversifiés, de politique rurales
autonomes, liées, mais différemment aux politiques agricoles, ayant leurs objectifs
propres.

Des politiques rurales en cours de gestation

De nouvelles politiques agricoles ou des politiques rurales sont en discussion ou en cours
de mise en œuvre dans la plupart des pays latino-américains. En se limitant aux cas que
nous avons pu analyser sur le terrain,

Au Mexique, 2 politiques complémentaires (parfois concurrentes) sont en cours de mise en
œuvre :
Le Secrétariat de Développement Social (SEDESOL) met en œuvre depuis 1991 une
politique territoriale en direction des régions les plus défavorisées du pays. C’est la
« estrategia de micro-regiones » qui concerne aujourd’hui 263 micro-régions, regroupant
1334 communes pour une population de 19.9 millions d’habitants, soit environ 20% de la
population mexicaine. Le budget mobilisé pour 2002 était de l’ordre de 3 milliards de
dollars, sans prendre en compte la participation des Etats.
Le Secrétariat à l’Agriculture (SAGARPA) avec sa « ley de desarrollo rural sustentable »,
renforcée par « el acuerdo nacional para el campo por el desarrollo de la sociedad rural y
la soberanía y seguridad alimentarías » du 28 Avril 2003 poursuit des objectifs très




                                                                                            275
proches : approche territoriale, stratégie interministérielle, recherche de l’implication de la
population civile à travers la création de conseils municipaux ruraux.

Au Brésil, plusieurs initiatives peuvent être mentionnées :

Le Brésil a la particularité d’avoir, depuis le début des années 1990, 2 Ministères qui
s’occupent d’agriculture : un Ministère de l’Agriculture, qui s’occupe plutôt de l’agriculture
« classique », et un Ministère du Développement Agraire qui s’occupe de l’autre
agriculture. Au sein de ce dernier, 3 secrétariats ont été créés :
Celui en charge de la Réforme agraire. Une des problématiques importantes est de
réapprendre les pratiques paysannes à des populations bien souvent éloignées depuis
longtemps du milieu rural.
Celui en charge de l’agriculture familiale. Sur 4,8 millions d’exploitations agricoles, 4,1
millions correspondent à une agriculture familiale (occupant 107 millions d’hectares).
Environ 60% de la nourriture consommée au Brésil et presque 40% du chiffre d’affaire est
produit par l’agriculture familiale. Ce terme recouvre une très grande variété de situations,
tant en terme de type de production que de taille d’exploitation. Si la taille moyenne des
exploitations agricoles familiales est de 26 hectares, 50% d’entre elles en ont moins de 20
et représentent moins de 10% de la production de l’agriculture familiale.
Un troisième, créé par le nouveau gouvernement, en charge du développement territorial,
et qui cherche à mettre en place des programmes intégrés de développement local.

SEBRAE, l’institution brésilienne en charge de la très petite et petite entreprise, a mis en
place un programme « Vida Rural Sustentable » qui vise au développement des territoires
ruraux, par la création et le développement d’activités entrepreunariales, dans les
domaines de l’agro-écologie, de sa valorisation à travers la transformation agro-
industrielle, de l’agrotourisme et de l’artisanat. Il cherche à concilier développement
économique, conservation de l’environnement et amélioration de la qualité de la vie, en
s’appuyant sur la création d’organisations d’agriculteurs familiaux . La stimulation à la
coopération entre entreprises, la création de réseaux, l’appui aux démarches de
développement local prennent aujourd’hui une place grandissante dans cette institution.


Des initiatives multiples sur le terrain


Sur le terrain, selon des modalités diverses, avec des modalités d’avancement qui peuvent
être très différentes, des initiatives multiples peuvent être recensées.

A l’instigation d’associations locales, de municipalités, soutenus parfois par des ONG,
parfois par des organismes multilatéraux, ou tout simplement par des dispositifs publics
nationaux, des plans de développement sont conçus avec la participation des populations
locales, des actions sont mises en œuvre tant dans le domaine social, culturel
qu’économique.

Ces initiatives sont encore timides, mais elles montrent la voie possible d’un nouveau
développement. Elles méritent un soutien plus affirmé de la part des politiques publiques
et des organismes multilatéraux.



                                                                                            276
II - UNE IMPULSION NOUVELLE AUX DEMARCHES TERRITORIALES


Les organismes multilatéraux peuvent jouer un rôle déterminant pour de nouvelles
politiques rurales en Amérique Latine. La Banque Interaméricaine de Développement, qui
a été l’origine et qui anime « el Grupo Interagencial de Desarrollo Rural » doit jouer un
rôle majeur d’impulsion et de coordination.

Multiplier les expérimentations

Les nouvelles approches de développement territorial créent de redoutables difficultés
pour les institutions dont la raison d’être dans tous les pays est l’animation de politiques
sectorielles ou catégorielles. L’invention de nouvelles politiques prendra du temps quelles
que soient les volontés politiques au sommet. Elle sera grandement facilitée si dans un
premier temps sont aidées et accompagnées un certain nombre de territoires volontaires
pour s’impliquer dans ce type de démarche.

La Banque Interaméricaine pourrait inciter un certain nombre d’Etats latino-américains à
promouvoir cette approche territoriale sur quelques bases simples :

Une approche basée sur des zones de taille limitée;
La recherche d’une participation active des participations;
La mobilisation au sein d’une structure commune de l’ensemble des acteurs locaux :
associations, pouvoirs publics, communautés locales;
La définition de plans d’action pluriannuels, avec des stratégies de développement
intégrées et multisectorielles, définis après un diagnostic des forces et faiblesses du
territoire ainsi que des contraintes et opportunités ;
Un accompagnement technico-financier sur une base pluriannuelle, d’au minimum 3 ans

Il pourrait également proposer aux autres organismes multilatéraux présents dans le
groupe interagencial de s’impliquer prioritairement et sur les mêmes bases autours de
cette approche territoriale.

L’objectif pourrait être de pouvoir accompagner un nombre suffisant de territoires ruraux,
permettant une expérimentation en vrai grandeur, et, sur cette base, une réflexion sur la
mise en place de nouvelles politiques rurales. Un objectif de 50 à 100 territoires pourrait
vraisemblablement être atteint sans difficultés, d’autant plus que, dès maintenant, par des
biais multiples des initiatives nombreuses sont financées et pourraient être « labellisées »,
sur la base des quelques critères indiqués ci-dessus, pour intégrer un futur réseau latino-
américain de développement territorial.

Mettre en réseau les territoires, capitaliser les expériences

L’objectif est triple :




                                                                                          277
Permettre aux acteurs locaux d’échanger leurs expériences et ainsi d’apprendre
ensemble ; cet apprentissage collectif joue un rôle important dans la prise de conscience
des potentialités d’un territoire, et dans la remise en confiance, première étape toujours
nécessaire, par rapport à un développement possible.
Affiner les méthodologies de l’approche territoriale. Beaucoup a déjà été écrit sur ce
thème, mais souvent dans des contextes différents, notamment celui du continent
européen. Il est important qu’un savoir-faire spécifique adapté aux réalités de l’Amérique
Latine puisse être affiné et largement diffusé.
Tirer les enseignements utiles de ces expérimentations pour les politiques rurales.


Pour cela, un système à 3 niveaux pourrait être mis en œuvre :

Un système national de mise en réseau, permettant au niveau de chaque pays de faciliter
les échanges entre territoires, ainsi qu’entre territoires et institutions. Cette mise en
réseau permet l’échange des réalisations, des expériences et des savoir-faire.
Un système « régional » permettant au niveau des 3 grandes régions d’intervention de la
Banque d’organiser des échanges entre territoires. Il est important souvent d’aller ailleurs
pour découvrir de nouvelles références, de nouvelles manières de faire.
Un observatoire latino-américain du développement territorial rural, impulsé par la Banque
Interaméricaine de Développement, associant le grupo interagencial, tant cette mission
rentre parfaitement dans les objectifs qu’il s’est fixés. Cet observatoire pourrait :
Définir et mettre en place les méthodologies de travail et d’échange afin que toutes les
parties prenantes puissent bénéficier de manière homogène de l’ensemble de l’information
circulant dans le réseau.
Appuyer par un fonds spécifique quelques coopérations exemplaires entre territoires
poursuivant des objectifs différents


Proposer une formation de haut niveau en management territorial

En tant que nouveau modèle de management public, il est intéressant de constater
combien l’approche territoriale retrouve bien des similitudes avec celles proposées par
l’Indes à propos de la « gerencia social », terme bien difficile à traduire en français.

L’INDES fait référence à la nécessité de l’invention et de la mise en œuvre de nouvelles
politiques publiques, distinctes tant de la gestion privée qui a sa propre logique, que des
politiques publiques traditionnelles, « rigides, centralisées, peu transparentes et
participatives».

Ces nouvelles politiques sociales s’inscrivent dans un contexte marqué par la globalisation,
et en corollaire, en Amérique Latine comme qu’ailleurs, mais encore plus qu’ailleurs, par
l’augmentation de la pauvreté, voire de la misère, et celle encore plus importante des
inégalités

Pour faire face à ces défis, l’INDES fixe à la « gerencia social » de devenir « un champ
professionnel engagé dans la recherche de l’égalité sociale et la construction de sociétés




                                                                                           278
profondément démocratiques ». Dans les compétences à développer pour faire face à ces
défis, l’INDES met en avant notamment :

Le management de l’incertitude,
Le renforcement de l’implication et de participation des populations (empowerment), le
renforcement de la démocratie participative, le développement du capital social,
L’indispensable concertation entre acteurs,
Une vision de long terme,
L’innovation tant dans les processus que dans les modes d’organisation, et le
développement d’un type de management souple, participatif, expérimental, et qui
permette l’apprentissage organisationnel,
Une éthique d’engagement social.

Tant ces objectifs généraux, que ces termes pourraient être appliqués à l’approche
territoriale. Faudrait-il simplement rajouter à cette liste les thèmes suivants, correspondant
plus à des savoir faire techniques, notamment :

La capacité à réaliser des diagnostics de territoire.
La capacité à organiser, analyser des projets à caractère économique, à les évaluer, à les
mettre en œuvre ou à participer à leur mise en œuvre.
La capacité à négocier avec des acteurs de nature diverse.


Il convient de noter que pour l’INDES, ce cycle de formation à la « gerencia territorial »
n’aurait aucune raison de se limiter aux territoires ruraux. L’approche territoriale concerne
l’ensemble des territoires et est particulièrement nécessaire dans les bassins d’emplois
industriels en difficultés, dans les quartiers urbains où des solutions aux crises sont à
trouver, mais également dans tout autre territoire qui a besoin de se mobiliser pour
promouvoir son développement. Toutes les collectivités territoriales, villes, régions,
provinces, aujourd’hui se préoccupent de mettre en place des politiques multisectorielles
visant le développement global de leurs territoires.


Engager une coopération avec l’Union européenne sur ces thèmes

L’analyse de l’Initiative communautaire LEADER de l’Union européenne est susceptible
d’enrichir les réflexions actuelles en Amérique Latine tant sur les politiques rurales que sur
les modèles de gestion publique :

Participation, partenariat, innovation, vision stratégique, capital social, démocratie
participative, engagement, gestion de l’incertitude, tous ces termes, présents dans les
débats latino-américains, ont fait l’objet de profonds développements dans LEADER .
11 ans d’actions de terrain, 15 pays concernés, 1000 territoires ruraux impliqués (la moitié
de la population rurale), un budget de plus de 10 milliards d’Euros (idem en dollars) de
financements publics au cours de cette période, représentent un capital d’expériences qui
n’a pas d’équivalent en matière de politique publique locale.
une production méthodologique exceptionnelle car voulue, préparée et organisée à travers
la mise en réseau de l’ensemble des territoires bénéficiaires, a permis au fur et fur et



                                                                                          279
mesure de renforcer qualitativement les capacités d’action sur le terrain et de très
largement diffuser les enseignements de l’Initiative. 12

Une coopération avec l’Union européenne pourrait permettre :

récupérer et adapter l’ensemble des outils d’animation utilisés par l’Observatoire européen
LEADER : thésaurus multilingue, outils de détection et d’analyse des actions innovantes,
méthodologies de coopération entre territoires.
Favoriser quelques coopérations sur des thèmes clés entre territoires ruraux d’Amérique
Latine et de l’Union européenne13.
Animer un débat entre les deux continents sur les politiques rurales.


Elle pourrait impliquer tous ceux qui dans les régions et les territoires européens, par souci
de coopération et de solidarité, ont entrepris depuis plusieurs années de resserrer les liens
entre l’Europe et l’Amérique Latine autours d’un pari commun sur le devenir d’espaces
ruraux, riches de la diversité de leurs cultures, de leurs ressources naturelles, de leurs
populations.




     12
          Sur le site http://europa.eu.int/comm/archives/leader2/rural_europe.cfm?selected_lang=es
se trouve l’ensemble des publications de la cellule d'animation et de l’Observatoire européen Leader de
1993 à 2002. Notamment, est disponible un guide synthétisant la démarche LEADER «Leader, d’une
initiative à une méthode, guide pédagogique de la démarche Leader» (2001). Ce guide, illustré de
diapositives, outil d’animation pour ceux qui souhaitent présenter la démarche, a pour objectif de permettre
aux acteurs ruraux d’Europe et d’ailleurs de tirer partie de l’expérience. Il est également disponible sur le
site Internet des Nations Unis http://www.rdfs.net/news/news_es.htm
13
  L’Initiative communautaire LEADER + dans son volet concernant la coopération entre territoires prévoit
expressément la possibilité de la coopération de territoires ruraux européens avec des territoires extérieurs à
l’Union.


                                                                                                            280
Guatemala

Patricia Duran

FEMICA entiende por desarrollo rural todo tipo de actividad productiva, pesquera, agrícola,
industrial, social y política, que tiene que ver con el territorio.

Estamos totalmente de acuerdo en que el desarrollo rural se define como un proceso de
cambio económico, social e institucional sostenido, que mejora los niveles de vida en las
zonas rurales.

Para operativizar la política de desarrollo rural, es necesario tomar en cuenta que es
preciso proceder desde abajo hacia arriba, es decir, arrancando desde el nivel local. Uno
de los principales errores de las políticas públicas en el pasado fue precisamente pretender
que el nivel central tenía fórmulas de aplicación general, enfoque que, como se sabe, ha
quedado desvirtuado en la práctica.

Por otra parte, nos parece que debe potenciarse la cooperación horizontal entre países, en
particular, mediante el intercambio de experiencias, que nuestra experiencia muestra es
una veta muy rica de conocimientos y prácticas en general fácilmente transferibles de un
país a otro dentro de la misma región en virtud de las similitudes políticas y sociales. El
Banco debería mostrarse abierto a financiar estas actividades mediante asistencia técnica
no reembolsable.

El marco regulatorio del uso de los recursos debe garantizar el acceso a los mismos a
tarifas justas y promover una distribución equitativa.

Para que un proceso de desarrollo rural sea verdaderamente sostenible, es necesaria la
certeza jurídica de la propiedad de la tierra, principal activo productivo en el área rural,
mediante el fortalecimiento del registro de la propiedad.

Evidentemente, no basta con tener un sólido registro de la propiedad para convertir a las
unidades productivas rurales en sujetas de crédito, aunque es un paso fundamental, sino
también hará falta un importante nivel de asistencia técnica y capacitación a dichas
unidades económicas.

El tercer principio operativo no menciona la asistencia técnica y capacitación. Además es
importante subrayar que la educación en el área rural debe responder a la vocación y
potencialidades del territorio, es decir, partiendo desde lo local hacia arriba, en
contraposición al enfoque centralista del pasado.

Al igual que el borrador del BID, estamos de acuerdo en que el gobierno local juega un rol
importante en el desarrollo local. Sin embargo, a pesar de habérsele dado mayores
funciones y recursos del gobierno central (transferencias), se debe considerar que un 70
por ciento de los municipios en la región no tienen los suficientes recursos para hacerle
frente a los retos del desarrollo rural, del fomento de la actividad económica y la
satisfacción integral de las necesidades de servicios e infraestructura.




                                                                                        281
Uno de los grandes retos que afrontamos en la región centroamericana es la
modernización de los gobiernos locales y ésta pasa por mejorar la capacidad de
generación de recursos, de cobro de los impuestos y tasas, reducir la mora, y cobrar a los
ciudadanos lo que corresponde por los servicios prestados.

El gobierno local debe permitir la participación del ciudadano en la gestión pública local en
sistemas tales auditorias sociales y presupuestos participativos. Un gobierno local
competitivo tiene la responsabilidad de fomentar las relaciones con el sector privado,
entiéndase sector privado tanto a las pymes como a los grandes empresarios.

En este campo existen varios proyectos que se están promoviendo en la región para
facilitar los trámites de permisos y registros para la actividad de la pequeña empresa, por
ejemplo permisos de construcción, y se promueven mecanismos novedosos de gestión
pública como las mancomunidades, que se están volviendo muy populares en
Centroamérica, y las concesiones de servicios y empresas mixtas.

En ese sentido, el tema de lo público privado debe abordarse principalmente a nivel local
entre un gobierno local participativo y el sector privado. Por ejemplo, en el municipio de
La Libertad en Guatemala, FEMICA visualizó que en lugar de una competencia tradicional
de un gobierno local de crear un rastro se previera una procesadora de carnes con mayor
cobertura y posibilidad de exportación, con base en la actividad ganadera que existía en el
municipio de intervención.

Uno de los proyectos que FEMICA ejecuta en la región con el apoyo precisamente del BID
es el Proyecto de Desarrollo de un Sistema de Indicadores de Desempeño Municipal, con
cinco áreas en particular que son: finanzas, administración de recursos humanos,
servicios, planificación y medioambiente. Este proyecto podría ampliarse más adelante
para incluir indicadores dirigidos a evaluar la competitividad del municipio en el desarrollo
económico, en ser un promotor y facilitador del desarrollo económico.

La apertura comercial obliga a que el gobierno local y el sector empresarial entren en una
alianza de cara a la competitividad, generen la infraestructura (carreteras, agua, luz,
vivienda, etc.) para el desarrollo de la zona rural, para poder generar competitividad en
los territorios rurales. Esta es la oportunidad para las pymes y cooperativas de
involucrarse en cadenas productivas que logren con capacitación y asistencia técnica
producir la cantidad y calidad de productos para que el país produzca exportaciones
competitivas.

El fomentar procesos de integración vertical que abarquen desde el cultivo de un producto
hasta su exportación, pasando por su procesamiento y empaque, haciendo los vínculos
con quienes tienen a su cargo la exportación y en los mercados externos. Eventualmente
los mismos productores deben estar en capacidad de exportar con la capacitación del
exportador. Además el gobierno central y las cámaras empresariales correspondientes
podrían participar en la capacitación de los productores, lo que no excluye la solicitud de
asistencia y capacitación de parte de los propios involucrados.

Este tipo de actividad va muy vinculada a la problemática de la propiedad de la tierra.
Para poder generar desarrollo integral rural a través de los mecanismos es necesario



                                                                                         282
asumir la problemática de titulación de tierras. Estamos conscientes que en países como
Guatemala, Honduras y Nicaragua la solución a este problema no es tan rápida como lo
exige el contexto de competitividad, sin embargo, hay soluciones que se pueden efectuar
a corto plazo. Por ejemplo, solución a fincas invadidas con participación pública privada
(FEMICA está trabajando en estos temas conjuntamente con una asociación privada).

Para concluir, llamo la atención a las palabras de don Roberto Ardón, Director Ejecutivo
del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras
de Guatemala (CACIF), en un foro de FEMICA sobre desarrollo económico local que se
llevó a cabo el 18 de mayo de 2004, que la sostenibilidad de todas las políticas que tengan
que ver con crecimiento económico y con desarrollo social pasan estricta y
necesariamente por hablar de la pequeña empresa y por hablar del desarrollo económico
local; es una estafa cuando se pretende visualizar un país que quiera progresar y
desarrollarse solamente sobre la base de grandes capitales o sobre la base de las políticas
macroeconómicas o discusiones estrictamente urbano céntricas, no es cierto, no es
sostenible y por eso esos dos elementos: pymes y desarrollo local están presentes hoy día
en la agenda pública.




                                                                                       283
Miguel Ángel Zea

Agradeciendo su solicitud, remito algunos comentarios sobre el Perfil de Política de
Desarrollo Rural de acuerdo con los temas indicados:

Coherencia entre la propuesta y las oportunidades, objetivos, desafíos, amenazas y
restricciones que enfrenta la sociedad rural de Guatemala

En primer lugar, quiero indicar que la propuesta me parece coherente con el concepto de
desarrollo, que implica "un proceso por el cual la calidad de vida de la mayoría de la
población de una nación mejora progresivamente"14[1]. Así también es congruente con los
componentes esenciales del paradigma del desarrollo humano15[2] sobre productividad,
equidad, sostenibilidad y participación.

Por otra parte, una de las principales oportunidades para Guatemala la constituye el
Tratado de Libre Comercio República Dominicana-Centroamérica-Estados Unidos (TLC),
mediante el cual se busca consolidar las relaciones comerciales entre los miembros,
rediseñando el marco normativo que regirá el comercio en el futuro, sobre las bases de
reciprocidad y plurilateralidad en los compromisos asumidos, lo que dará mayor certeza y
estabilidad al comercio.

Esta oportunidad, sin embargo, representa un gran desafío para Guatemala, ya que debe
fortalecer su desarrollo rural a fin de lograr una exitosa implementación del TLC. Para
Guatemala significa dejar de ser un país primario-exportador, para insertarse en el
mercado mundial con productos de mayor valor agregado por la producción agroindustrial
o industrial. Esta nueva producción también permitiría absorber la mano de obra
expulsada de la agricultura, debido a procesos de auto expropiación por atomización de
los minifundios del área rural guatemalteca.

El TLC también se ve amenazado en Guatemala por la generación de movimientos sociales
contrarios a su implementación. Sin embargo, es posible que estos movimientos aún no
hayan considerado que el reto del desarrollo rural para la articulación exitosa de
Guatemala al TLC, es tal vez una de las pocas posibilidades con que cuenta el país para su
desarrollo.

Adicionalmente el desarrollo rural de Guatemala tiene serias restricciones en la
segregación de grupos vulnerables como mujeres, comunidades indígenas y jóvenes
desempleados, del proceso de toma de decisiones y de los frutos del progreso.

Con base en estos antecedentes, me parece que la Política de Desarrollo Rural propuesta
por el BID es coherente con las principales oportunidades, desafíos, amenazas y
restricciones que enfrenta Guatemala en el momento actual y que resultan cruciales para
su desarrollo en el largo plazo.


14[1]
          CENTRO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO REGIONAL; "Research Proposal: Social
     Development Alternatives". Citado en BLAIR, Harry. Modelos para integrar la planificación de desarrollo social y la
     implementación a nivel local; en KLIKSBERG, Bernardo. Pobreza un tema impostergable; México: Fondo de Cultura
     Económica, 1993.
15[2]
          NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO. El estado del desarrollo humano 1995.



                                                                                                                   284
Grado en que la política de desarrollo rural recoge y responde a las experiencias y
aprendizajes que ha habido en la región y en otras regiones sobre desarrollo rural

La política promueve la transformación productiva de la economía rural, mediante
actividades agrícolas y no agrícolas y su inserción en los mercados internacionales. Sin
embargo, la visión de desarrollo rural integrado16[3] conlleva la implementación simultánea
de actividades de propósito múltiple, cuya estrategia se basa en tres premisas
fundamentales: (i) el crecimiento del sector agrícola es la clave del desarrollo rural; (ii) el
desarrollo de la agricultura exige un desarrollo concomitante del sector secundario y el
sector terciario; y (iii) las fuerzas sociales cumplen un papel importante en el desarrollo
rural. La política no recoge explícitamente este enfoque de desarrollo rural integrado.

La política promueve actividades de desarrollo rural consistentes con estrategias
sectoriales o multisectoriales y explica que asistirá a los gobiernos prestatarios en la
definición del alcance de las intervenciones estatales en las zonas rurales. Sin embargo,
tampoco recoge explícitamente el enfoque de planificación cruzada implícito en la visión
de desarrollo rural integrado. Este enfoque considera el proceso de planificación como un
“cruce de funciones”, es decir, el punto de encuentro en el ámbito regional de dos
diferentes actividades: la función vertical y la función horizontal. La función vertical de la
planificación regional, es la coordinación de los planes nacionales (macro planificación) con
los planes locales (micro planificación); la función horizontal de la planificación regional
abarca una amplia gama de actividades tales como la coordinación intersectorial, la
traducción de los principios del desarrollo a términos de planes físicos adecuados a las
condiciones particulares de la región y la conversión del plan general de desarrollo en
proyectos concretos implementables. No concebir el desarrollo rural como integrado y,
por lo tanto, no planificarlo como una función cruzada, puede llevar a la implementación
de muchos proyectos pequeños de poco impacto y precaria sostenibilidad.

Con mucho acierto, la política recoge la experiencia de complementar los procedimientos
estándares del BID para el seguimiento de la ejecución de los proyectos, con la evaluación
regular de la ejecución de la cartera de proyectos de desarrollo rural. Y es que debido a la
rapidez del cambio en el mundo actual y la naturaleza de los proyectos de desarrollo rural
que financiará el Banco, es necesario realizar ajustes en los proyectos y derivar lecciones
sin esperar a que termine su ejecución.




16[3]
        WEITZ, Raanán. Desarrollo rural integrado; Israel: Centro de Estudios Regionales Urbano-rurales, 1989.



                                                                                                                 285
Potencial impacto a través de la política

El primer impacto sería la contribución al alivio de la pobreza y a la reducción de las
fuertes desigualdades, lo que beneficiaría a las personas que viven en situación de
pobreza y extrema pobreza así como a los grupos vulnerables que habitan en el área rural
guatemalteca. Es importante el principio de favorecer las operaciones en los países donde
exista estabilidad macroeconómica básica, a fin de garantizar la efectividad de las
intervenciones en las áreas rurales.

Otro impacto de gran actualidad será el apoyo a programas específicos de ajuste o
transición, para reducir las consecuencias adversas de la apertura comercial motivada por
el TLC en Guatemala. En este caso se beneficiaría a los campesinos que son movilizados
para protestar contra la implementación de dicho tratado y, unido al refuerzo del acceso
de grupos de beneficiarios a los activos productivos, se beneficiaría también a los
pequeños y medianos productores rurales que tendrían nuevas condiciones comerciales
con el mercado más grande de América.

El apoyo a la gestión forestal sostenible tendrá gran impacto en la conservación de los
bosques de Petén, Guatemala, uno de los principales productores de oxígeno y área de
preservación de la biodiversidad en el planeta. La gran actualidad de este principio
operativo radica en la necesidad de prevenir los incendios forestales que afectan a
Guatemala en la época seca, principalmente en el departamento de Petén. En este caso
el beneficio sería para los habitantes de este departamento y de otras áreas de vocación
forestal (66% del territorio guatemalteco tiene esta vocación), así como para la población
mundial en general.

Principales fortalezas o aspectos más positivos de la política

Una de las fortalezas de la política es que se basa en la experiencia del Banco durante la
última década, así como en los logros y fracasos del desarrollo rural a lo largo de los años.

La política también tiene como fortaleza el respeto por la definición que cada país tiene
sobre el desarrollo rural, así como sobre la forma de implementarlo. Así también, se
enmarca dentro de una economía de mercado, lo cual le da viabilidad económica y
política.

Otro aspecto bastante positivo es la promoción ambiental así como el uso y gestión
sostenible de los recursos naturales renovables, sobre todo en el tema de gestión de
riesgos y vulnerabilidad ante desastres en las zonas rurales. En el caso de Guatemala este
es un tema de alta relevancia, pues el país se ubica en una zona proclive a terremotos,
deslaves, huracanes y otros fenómenos naturales.

Finalmente, la integración con otras políticas complementarias como las de preparación,
evaluación y aprobación de proyectos; reasentamiento involuntario, intermediación
financiera, disponibilidad de información, mujer en el desarrollo, medio ambiente, pueblos
indígenas y política energética, también constituye una fortaleza de la política de
desarrollo rural.




                                                                                         286
Principales debilidades o aspectos más negativos de la política

No encontré ninguna debilidad, más que los aspectos que a mi criterio no están
adecuadamente incluidos en la política y que se describen a continuación.

Aspectos que no están adecuadamente incluidos o que quedaron fuera de la política

El tema de la descentralización podría estar contenido en el objetivo de modernizar y
fortalecer las instituciones del estado y de la sociedad civil de, o que afectan a, los
territorios rurales. Sin embargo, creo que sería pertinente explicitar el concepto de
descentralización, entendida como la transferencia de funciones (procesos y actividades),
normas (derechos y deberes), autoridad (responsabilidad y toma de decisiones), recursos
y capacidades, desde niveles agregados de decisión y asignación de bienes y servicios, a
instancias más desagregadas, ya sea en cuanto a competencias determinadas o
jurisdicciones territoriales (en este caso, rurales).

Otro tema que, a mi juicio, quedó fuera de la política, es el de la situación actual de los
países en cuanto al desarrollo rural. Esto porque habrá países prestatarios que contarán
con capital y habilidades técnicas insuficientes para generar empleo no agrícola a un ritmo
concomitante con el incremento de la población en busca de oportunidades de empleo.
Habrá otros en los que el aumento de la demanda de empleo será del mismo orden de
magnitud que el aumento de oportunidades de empleo en el sector no agrícola.
Finalmente, habrá una tercera categoría con países donde tanto el porcentaje como el
número absoluto de ocupados en la agricultura estén disminuyendo.

Además del punto de partida, también es importante visualizar el punto al que cada país
quiere llegar en sus etapas de desarrollo rural (diseño idealizado). Por ello resultaría
conveniente definir y caracterizar etapas que vayan desde la de subsistencia hasta las de
diversificación, especialización y automatización.




                                                                                       287
Raquel Zelaya

Comentarios Generales a la Política de Desarrollo Rural del BID


       Una primera limitación para opinar es el desconocimiento de la “Estrategia de
Desarrollo Rural de 2005”, a cuyo enfoque pretendería la presente Política adaptar de
modo efectivo el trabajo del BID. Tampoco conocemos las metas del “Mandato de la
Octava Reposición de Recursos del BID”, las cuales, mediante la acción del Banco, se
buscaría contribuir a alcanzar.

    Sin embargo, estos desconocimientos no nos inhiben de reaccionar a las preguntas
planteadas haciendo las consideraciones generales que a continuación se refieren.



   1. En el caso de Guatemala, la importancia de que el BID impulse una Política de
      Desarrollo Rural deriva de los siguientes aspectos (los cuales deberían de ser
      considerados en la Política):


   1.1. El país, contrario a la tendencia ya predominante en el continente, continúa siendo
        fundamentalmente rural, ya que cerca del 60% de la población vive en esa área.

   1.2. Es precisamente en el área rural donde se concentra la mayoría de la población en
        pobreza y pobreza extrema, que también coincide con ser el área donde radica la
        mayoría de la población indígena.

   1.3. Es, por lo tanto, evidente la necesidad de que la política de desarrollo rural, para
        el caso de Guatemala, tome en cuenta la multiculturalidad que caracteriza al país.

   1.4. En Guatemala, el modelo agroexportador que prevaleció por más de un siglo
        manifiesta un agotamiento que en parte proviene de las reformas estructurales
        que se dieron en la región durante la década de los años noventa, así como de
        los cambios producidos en la economía mundial.. Sin embargo este agotamiento
        tiene característica particulares, distintas a las que se dan en otros países de la
        región (El Salvador, por ejemplo).

       Estas características diferentes se relacionan con aspectos como los siguientes: la
       importancia del empleo que aun proporciona la agricultura, el relativo peso de este
       sector en la economía nacional (aunque sustancialmente distinto del que
       anteriormente tenía), el peso de las élites empresariales vinculadas a las
       actividades agrícolas (aunque también sustancialmente distinto al correspondiente
       al período “oligárquico exportador”), la persistente conflictividad agraria, la
       inexistencia de instancias que hayan suplido el desmantelamiento de la
       institucionalidad gubernamental que atendía el sector agropecuario... Y aunque
       parecen haber cambios en la ruralidad guatemalteca, donde los procesos




                                                                                        288
   migratorios juegan un papel fundamental por el fenómenos de las remesas
   familiares, la brecha de pobreza y pobreza extrema no se modifica positivamente.

2. Con relación a los Objetivos que perseguiría el Banco de acuerdo a la Política,
   podemos hacer las siguientes observaciones:


2.1. El enfoque “hacia fuera” que una vez más prevalece en el modelo de desarrollo,
     resulta insuficiente para el caso de Guatemala. En todo caso, sería prioritaria la
     integración regional en esa visión hacia fuera.

2.2. Hay un sector muy grande de población en el área rural que de nuevo se quedará
     fuera de una política de desarrollo rural basada en la transformación productiva y
     la inserción en los mercados internacionales (objetivos necesarios pero, repetimos,
     insuficientes). Lo anterior no niega que efectivamente hay nuevos actores en el
     área rural que deben ser promovidos y apoyados a partir de su capacidad
     empresarial real o potencial, como por ejemplo los incipientes grupos gestores.

2.3. En un país como Guatemala, salir de la pobreza y la pobreza extrema es un
     objetivo que no se puede lograr a partir de un papel subsidiario del Estado, si esto
     no se define antes y se apoya en el sentido profundo de los Acuerdo de Paz.. Los
     activos existentes en el área rural no lo posibilitan (capital humano, social,
     físico...). Por consiguiente, las políticas de desarrollo rural que estén dirigidas a
     fortalecer la integración de la población al mercado son insuficientes y se requiere
     de políticas públicas integrales, particularmente de políticas sociales que no sean
     “compensatorias” sino que busquen equidad. El gobierno guatemalteco está
     anunciando prioridad para la política de desarrollo rural.

2.4. Con relación a la modernización del Estado que está planteada en la política, ésta
     debería entenderse en términos consecuentes con el contenido del párrafo
     anterior (es decir no sólo para hacer más eficiente el papel subsidiario del Estado).

2.5. Para el caso de un país como Guatemala hace falta que se apoyen procesos de
     transformación agraria, que permitan el impulso de políticas de acceso a la tierra
     como estrategias para constituir una vía de escape de la pobreza y pobreza
     extrema, y también para promover la activación del mercado interno. Estas
     políticas agrarias deberían ser lo suficientemente amplias como para incluir los
     soportes técnicos (productivos y de mercadeo) y financieros sin los cuales el solo
     acceso puede resultar dificultoso-.


3. Respecto de los principios operativos, para el caso de Guatemala:


3.1. Los criterios de productividad para orientar las políticas de desarrollo rural
     (productividad entendida como capacidad de competir) nuevamente resultan
     insuficientes, aunque necesarios y convenientes para algunos sectores
     productivos.



                                                                                      289
3.2. En general, los principios operativos son válidos y lo que podríamos añadir es que
     se enfoquen y adapten a los contenidos referidos en la parte de objetivos de las
     presentes observaciones.



4. Respecto de las salvaguardias contempladas en la Política:

   Las salvaguardias son apropiadas.

5. Respecto de la ejecución y cumplimiento de la Política:

   Sería conveniente promover de manera explícita la articulación entre la dimensión
   territorial y la sectorial e la ejecución de la política de desarrollo rural.




                                                                                   290
Holanda

Pedro Bravo

Apreciados amigos, estas son mis impresiones:

Una de la fallas en los programas de desarrollo rural, ha sido que no se ha incluido,
la educación a los agricultores, ellos saben de agricultura; lo que no saben es competir, en
un mundo tan subvencionado, como es hoy en dia. Especificamente me refiero en la parte
logistica de mercadeo y comercialización. Esto se lograria a traves de un servicio de
extensión que eduque, no en lo producctivo sino en lo comercial, que los campesinos
mantengan una información de lo que pase en el mundo.

El otro error fatal es subsidiar a los campesinos, esto castra la capacidad creativa y por
ende la eficiencia en la producción.

La mayoria de los creditos son de muy dificil acceso a los pequeños productores, debido a
las trabas burocrativas, un campesino me decia que los creditos se lo dan al que tiene
plata, y no lo necesita.

Como seria de interezante de dotar a los agricultores de tecnologias de avanzada, como
elcaso de los paises europeos, que son eficientes y maximizan los recursos y de sobre
peso, son subvencionados y no por prestamos, ni regalos, sino por que son economias tan
fuertes que se dan ese lujo.

Veo con cierta preoucapación que toda la politica va dirigida hacia la base agricola rural
latinoamericana, pero no me queda claro cual va ser la politica, hacia el consumidor del
norte, no me refiero especificamente a Norte America, sino a europa con los 25 que son
ahora y el oriente(China).

Por ejemplo por que no pensar en alianzas estrategicas, como es el caso de los fair trade,
de los productos de transabilidad, que ya han superado en un25% en los mercados de
algunos paises europeos, por que via comercio normal, lo veo muy dificil precios justos,
con el modelo productivo que tienen nuestros paises tan pobres y con economias tan
dependientes, frente a los paises ricos. Que tiene la plata para comprar pero que no
liberan sus mercados.
Para empezar incentivar los merdadeos de la subregion, CAN, MERCOSUR, GRUPO
ANDINO, que estan en planos mas competitivos.

Agradezco el dejarme participar.




                                                                                        291
Honduras

Eribaldo Acosta

Aportes realizados por los de los Gerentes Regionales de las sucursales de FUNED en los
siguientes departamentos: Yoro, Santa Rosa y La Esperanza.


Honduras es un país con alto índice de inflación debido a la devaluación de la moneda
(Lempira) que día a día pierde su valor adquisitivo , por las constantes altas en el
combustible y otros productos importados y los exportados bajan de precios
constantemente en el mercado internacional, según esta política Honduras estaría en el
lugar de experiencias piloto pero si hablamos en desarrollo rural la Política debe efectuarse
desde un punto de vista mas avanzado a fin de lograr generar la capacidad macro
financiera en un periodo estimado donde nuestro país no se limite a la intervención del
banco a reducir la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad.

Al acordar que las zonas rurales contribuyen en el desarrollo de las naciones y
reconociendo la disminución los sectores agropecuarios, forestal y pesquero con respecto
a su participación en el aporte nacional bruto debido, principalmente, a las siguientes
razones: la falta de apoyo financiero, las políticas de gobierno, la inseguridad del mercado
(Comercialización de los productos), los problemas climatológicos y la falta de sistemas de
irrigación. Estos tres grandes sectores son de mucho potencial en el área rural, para poder
desarrollarlos es necesario el apoyo financiero y técnico (Capacitación) a través de
organizaciones especializadas en desarrollo rural.

Así mismo resulta importante recalcar el principio operativo # 7 de la Política de Desarrollo
Rural enfatizando que la actividad agropecuaria debe enfocar el protagonismo de la mujer
(Indígena especialmente) en la producción, participación, comercialización e
industrialización de sus propios productos ya que el enfatizar en la labor de la mujer
(perteneciente a grupos étnicos) en la producción artesanal y agropecuaria seria un gran
impulso al Desarrollo Rural multidimensional.


Partiendo del documento referente a la política de Desarrollo Rural del BID, FUNED ha
concluido en las siguientes recomendaciones puntuales:

      Con respecto a la coherencia entre la propuesta de la política de Desarrollo Rural y
       las oportunidades que esta presenta, se debe reconocer que existe un gran
       margen para la socialización de la propuesta y los involucrados en la ejecución de
       las mismas.´

      El establecer mecanismos de evaluación de auditoria, seguimiento y rendición de
       cuentas en donde participan los entes involucrados a fin de garantizar los recursos
       de la Política de Desarrollo Rural promovida por el BID, seria un parámetro fiel de
       confirmación que dicha política no incurriría en fallas del pasado, y mantendría un
       monitoreo que asegure la utilización de las experiencias y conocimientos recogidos
       en las regiones en que la política se aplique.



                                                                                         292
   En teoría la Política de Desarrollo Rural ha respondido a las experiencias propias de
    cada región, pero no contiene un Marco Lógico de referencia para su ejecución
    donde el proceso pueda ser sostenible.

   Es necesario hacer énfasis en la inversión en capital humano, civil y social para la
    modernización de la Sociedad civil en territorios rurales ya que es una de las
    principales fortalezas de la Política de Desarrollo Rural planteada.

   La Política de Desarrollo Rural al momento de ser implementada puede llegar a ser
    una iniciativa positiva, para el bien común de las poblaciones afectadas, si logra
    establecer mecanismos de reducción de la pobreza dentro de la política vernácula
    del estado en la toma de decisiones que afectan al mas desposeído en cuanto a la
    concentración de beneficio de lo algunos grupos de poder o regiones, por medio
    de la implementación de políticas diseñadas para el beneficio de grupos
    poblacionales específicos.

   En caso de que la Política se oriente demasiado al activismo puede perder la
    perspectiva de desarrollo y esto podría llegar a convertirse en una debilidad.

   Un aspecto no incluido en la Política ha sido el apoyo a la tecnología de mercado
    para generar la capacidad de crear y mantener centros permanentes en lugares
    estratégicos para las regiones rurales. Así mismo el crear centros de Acopio (cuarto
    frío) para la producción Rural para el Mercadeo, puede ser otro aspecto a
    considerarse.

   Es importante considerar la efectividad de la Política de Desarrollo Rural a través
    de la promoción y el establecimiento de autoridades competentes políticas de
    acción legal en la reducción y/o erradicación del mal manejo del bosque, que
    logren trabajar conjuntamente con las autoridades locales de cada región.




                                                                                     293
Eloisa Acosta

En primer lugar quiero felicitarlos por definir una política de desarrollo rural misma que es
fundamental para el desarrollo de nuestro país. Así mismo quiero hacer algunas
observaciones:

En el capitulo III definiciones. No me queda muy claro en cual de las actividades descritas
se incorpora el sector agropecuario, dado que para nosotros es uno de los sectores mas
desprotegidos que nadie apoya como por ejemplo:

•     La cría y engorde de aves y cerdos.
•     Cría de peces ( piscicultura).
•     La apicultura.
•     Y otros Proyectos que netamente rurales.

En la actividad vi que habla de servicios sociales no se considera la educación no formal
como lo es la escuela de jóvenes y adultos en alto riesgo y que podrían participar en
escuelas nocturnas con personal voluntario en las comunidades y de esa forma contribuir
al disminuir analfabetismo.

En el capitulo V en la cláusula séptima se habla de los grupos vulnerables no obstante
no mencionan los niños y niñas.

Y en la cláusula undécimo no se considera la venta de oxigeno por parte de comunidades
donde están las cuencas de agua.




                                                                                         294
Elvis Alva

A los Principios Operativos

1.       La definición de criterios apropiados para la segmentación o categorización de los
     empresarios rurales17, será clave para garantizar el desarrollo equitativo de las áreas
     rurales, es necesario considerar que estas áreas tienen características heterogéneas,
     por tanto, no dependen exclusivamente del potencial económico.

     La inclusión de los pequeños empresarios rurales, es vital para contribuir de manera
     efectiva con el desarrollo rural, hay que trabajar intensamente para agruparlos, con el
     propósito de promover e introducir de manera efectiva el concepto de cadenas
     productivas, este enfoque disminuye costos e incrementa los beneficios de los
     participantes.

2.      El desarrollo e implementación de programas conjuntos de sanidad vegetal y
     animal18, son una prioridad para incrementar el intercambio comercial; especialmente,
     en el nivel insumo-producto, a nivel regional.

     Actualmente, los agentes menos competitivos tienen fortalezas que no son
     aprovechadas debido a la escasez de recursos y apoyo técnico, un análisis concreto de
     las fortalezas de estos agentes en desventaja, representa una necesidad prioritaria
     para actuar con equidad.

3.       En relación a los marcos regulatorios19, en efecto son una necesidad; sin embargo,
     hay que trabajar intensamente en su comprensión, puesto que, en torno a este
     aspecto existe la percepción que la regulación favorece los intereses de terceros; lo
     cierto, es que favorece enormemente los intereses de las instituciones hay que
     trabajar para que se entiendan estos beneficios.

     Los intermediarios financieros necesitan fortalecer sus cuerpos de gobernabilidad para
     entender y afrontar mejor los nuevos retos y desafíos que plantean los cambios en el
     entorno.

     Indudablemente, que en el marco de los cambios institucionales que se avecinan, se
     debe actuar en el marco de un alto nivel de innovación; asimismo, se debe orientar el
     accionar con gran énfasis a identificar a los beneficiarios de esta asistencia, con el
     propósito de establecer alianzas que los beneficien mutuamente.




17
   Tercer principio operativo, pág. 3
18
   Cuarto principio operativo pág. 4
19
   Sexto principio operativo pág. 4


                                                                                        295
4.        Es necesario trabajar para que las organizaciones, especialmente las financieras
       especializadas, entiendan la importancia de los Servicios de Desarrollo Empresarial20
       con un enfoque de sostenibilidad mediante la acción conjunta y la distribución
       equitativa de los recursos.


A las Directivas de salvaguardia

La evaluación del impacto en los índices de desarrollo humano y de las acciones
especificas de desarrollo técnico y financiero rural, esto representa una necesidad
considerando que permite retroalimentar durante el avance de las intervenciones y tiene
una relación directa con el logro de resultados.




20
     Séptimo principio operativo pág. 4



                                                                                        296
Lucy Bu

 La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

Estimo que la propuesta del BID, en general es coherente con las perspectivas de
desarrollo rural de América Latina y más específica, la que se refiere a Honduras, aunque
si bien es cierto se enfoca al desarrollo de empresas sin especificar tamaño, debiera
poseer un componente importante para apoyar mas decididamente a la microempresarios
o pequeños productores, para empujarlos a salir de la etapa de subsistencia a la de
generación de empleo y crecimiento económico.

 El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural

Estimo que se ha tomado las lecciones aprendidas del pasado.

 El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada,
diferenciando en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían
más/menos beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que
propone el BID.

El sector forestal se vería muy beneficiado con esta política.

 Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.

1) el apoyo a la explotación forestal sostenible
2)El mercado del agua,
3) Apoyo a los servicios financieros para el área rural
4) La promoción de la inclusión social y reducción de la desigualdad
5) La definición del papel del estado en el desarrollo rural.
e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política
de desarrollo rural que está planteando el BID.

Debilidades:

1) No establecer un medio para promover los seguros agrícolas en los que respecta al
financiamiento agrícola.
2) No hacer énfasis en el pequeño productor y el microempresarios. (UN apoyo decidido a
este sector, los puede encadenar a empresas productivas de exportación




                                                                                        297
 Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.
No se incluyó el turismo, como rubro muy importante de desarrollo rural
Espero que sean de utilidad estos comentarios.




                                                                             298
José Molina

   COMENTARIOS A LA POLÍTICA

   Pese a que el apoyo del BID a nuestro país ha sido muy importante para impulsar el
   desarrollo en términos generales, a nivel rural se escucha de proyectos que ejecuta
   normalmente el Gobierno a través de las diferentes Secretarias de estado resaltando la
   de Agricultura y Ganadería.

   Durante muchos años de apoyo estos esfuerzos se orientaron en Convenios entre el
   BID y el Gobierno, muy poca participación ha tenido la Sociedad Civil en la definición
   de criterios o políticas y mucho menor protagonismo han tenido las organizaciones de
   productores. Estos actores sencillamente han sido involucrados para efectos del
   cumplimiento de las grandes metas, sin demeritar el beneficio que de una u otra forma
   han obtenido.

   En el caso de Honduras después del huracán Mitch se observan diferentes apoyos a
   través de programas y proyectos que están orientados a la disminución de la pobreza;
   sin embargo al ser financiamientos enmarcados en convenios bilaterales su
   ejecución, dirección, monitoreo y evaluación la realizan directamente las diferentes
   secretarías de estado, a pesar de que en los planteamientos operativos (reglamentos,
   instrumentos, formatos) da la impresión de que los beneficiarios tendrán un alto nivel
   de participación y de toma de decisiones; sin embargo en la práctica aún no se
   observa esa participación.

   En la política planteada en el documento, se menciona apoyo a la sociedad civil para
   mejorar la gobernabilidad. Este será un elemento importante de llegarse a
   implementar ya que la sociedad civil siempre ha estado en desventaja en las diferentes
   mesas de discusión con representantes de los organismos del gobierno. Fácilmente se
   puede observar que a las mesas de trabajo o de consulta los representantes del
   gobierno llegan con documentos de carácter técnico, bien elaborados y los
   representantes de la sociedad civil, en la mayoría de los casos, lo único que hacen es
   legitimar las propuestas oficiales.

   Una de las razones que pesan sobre esta realidad es la carencia de recursos técnicos y
   financieros de parte de la Sociedad Civil que permitan elaborar contrapropuestas y que
   se conviertan en mesas de discusión para la búsqueda de verdaderos consensos, vale
   la pena pensar que en la designación de los fondos para los programas y proyectos
   que el BID apruebe, se consideren partidas para el fortalecimiento Institucional de la
   sociedad civil.

   En el marco de la competitividad textualmente enunciada en diferentes foros
   nacionales y que de hecho el BID también lo considera en su planteamiento de
   política, cabe mencionar la existencia de una fuerte discusión en el marco de los TLC.
   Con dichos tratados se observa que los beneficiados directos serán las grandes
   compañías y que la tendencia de los pequeños productores a nivel rural,
   especialmente los jóvenes, es emigrar a las grandes ciudades en busca de fuentes de
   trabajo que en su gran mayoría son contratados en primera instancia por las grandes



                                                                                     299
empresas industriales o compañías maquiladoras, en otras palabras se puede ver
claramente que los TLC estarán de la mano con la gran industria         ¿ Como ayudar,
entonces, a las iniciativas comerciales, productivas, empresariales que son gestadas
por campesinos o campesinas históricamente marginados y excluidos de los modelos
de desarrollo? El BID debería puntualizar en su política algunas             formas de
cooperación, en algunos casos deberá partir de lo elemental, con asistencia técnica,
tecnología, financiamiento y acceso a mercado. Para el caso, los productores de café
que logran organizarse en cooperativas con el propósito de comercializar su
producción de manera directa, se encuentran frente a una realidad de competencias
con las compañías transnacionales, que tienen acceso a capital de bajo costo, a
información de mercado de manera oportuna, hacen transacciones bursátiles y en
consecuencia pueden ofrecer precios a los productores en las comunidades que salen
de la referencia de la bolsa de NY, y que dejan a las cooperativas sin posibilidad de
competir. Una cooperativa que carece de todos estos recursos o la posibilidad de
potenciar estas capacidades difícilmente podrá participar o fortalecer sus iniciativas de
comercialización.

El BID en su política plantea promover la inclusión social y la reducción de la
desigualdad, este elemento suena interesante pero para que se convierta en un
planteamiento realista deberá hacerse acompañar de programas y proyectos
específicos para los sectores vulnerables e históricamente excluidos.

Se observa en la Política un fuerte énfasis hacia los recursos forestales, entendemos
que el bosque como fuente de riqueza, generación de ingresos y de empleo es muy
importante pero se debe considerar que también es muy conflictivo desde el punto de
vista social, lo cual crea la necesidad de hacernos las siguientes preguntas: ¿Como
contrarrestar la precisión social existente ante la explotación forestal? ¿Cómo lograr la
armonía entre las comunidades y los programas de explotación?

En la política no menciona el pago por los Servicios Ambientales, aunque este
elemento se menciona mucho en eventos públicos, concretamente no existe ninguna
iniciativa que pueda ser considerada como ejemplo para imitar por lo menos en
Honduras o al menos no le conocemos nosotros.




                                                                                     300
Miguel Velez

Someter a la discusión pública la nueva política es loable y está en línea con la política de
años recientes en los que el BID ha publicado algunos análisis económicos bastante
impactantes como el de los resultados del NAFTA en México. Por lo mismo es de preguntar
porqué, considerando la importancia regional del BID y el impacto que su gestión tiene en
la región, se produce un documento con unos términos tan generales y ambiguos.

Una discusión objetiva de la nueva política de Desarrollo Rural que reemplaza 4 de las
políticas anteriores, se hubiera visto favorecida si se hubiera incluido una síntesis de las
políticas reemplazadas, un análisis del resultado de las mismas y de las razones por las
cuales se decidió reemplazarlas.

Antes de analizar algunos de los Principios de la Política quiero hacer un cuestionamiento
de general: La Política que se propone en los Principios Operativos busca “el desarrollo de
las economías y sociedades rurales” bajo el esquema de que si sube la marea todos los
botes se levantan. Sin embargo la evidencia muestra que en países con un desarrollo
económico innegable como p. ej. EEUU, Alemania o Chile, la brecha en el ingreso entre los
más ricos y los más pobres crece y aumenta el número de personas que viven bajo el
nivel de pobreza y es de preguntar cual es la razón por la cual las mismas políticas
tendrán resultados diferentes en los países beneficiados por el BID.

He seguido la sugerencia de analizar la Política en relación con las oportunidades, desafíos
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales. Para ello hay que
comenzar por preguntar que considera el BID Desarrollo Rural: a) aumento de la
producción (agropecuaria, agroindustria, etc) o b) mejora de las condiciones de vida de la
población rural. Lo primero no necesariamente implica lo segundo como se puede
constatar al comparar la calidad de vida y el ingreso de la población en la zona vinícola
con la de la zona azucarera en el Valle del Cauca en Colombia, o la de las áreas bananeras
y la de las áreas lecheras en la costa atlántica de Honduras.

La agricultura latinoamericana tiene grandes oportunidades con: a) una demanda
creciente de alimentos debido a una población que crece y mejora sus ingresos; b) una
demanda creciente de biocombustibles para cuya producción se adaptan idealmente las
plantas del trópico (caña, pasto elefante, palma africana) cuyo cultivo no conlleva los
peligros de erosión y/o contaminación de los cultivos anuales usados para el mismo fin en
climas templados (maíz, trigo, soya colza); c) un demanda creciente por servicios
ambientales como alternativa al cultivo de tierras de ladera.

En el principio I se hace énfasis en la exportación como alternativa para la salida para la
crisis de empleo del agro. El éxito de las exportaciones tradicionales (café, banano,
azúcar) pero también el de las no tradicionales (flores, hortalizas, camarones) es
cuestionable en este respecto. La exportación agropecuaria es en buena parte una
maquila en la cual con excepción del suelo y la mano de obra los insumos son
mayormente importados y que, con algunas excepciones, ha generad muy poco desarrollo
de la industria local.




                                                                                         301
Para fomentar la exportación de productos no tradicionales se dan incentivos como
eliminación de impuestos (de importación, renta, etc.) que permiten bajar los precios y
constituyen así un subsidio; la pregunta es porqué subsidiar los productos que se van a
consumir en países de alto ingreso y no los que se consumen en el país mismo (arroz,
maíz, frijoles, carne).

Además, la exportación requiere volúmenes grandes y constantes de productos de alta
calidad, si no se apoya a los pequeños y medianos productores para que puedan
organizarse el beneficio será para los productores grandes.

El desafío es aprovechar estas y otras oportunidades de manera que se de un empleo
adecuado a la población rural (30 – 50% de la población total) hasta que el desarrollo de
la industria y el servicio sea capaz de absorberlos.

Según los principios III y VII, el banco establecerá políticas diferenciadas según el
potencial económico de los agentes económicos rurales y favorecerá a los grupos
vulnerables pero no especifica cuales políticas, excepto que en el principio VI rechaza los
créditos subvencionados y el apoyo a agencias estatales de crédito. La realidad es que en
términos operativos es más costoso dar créditos a los productores pequeños; y se pueden
citar varios casos en los que con esta disculpa se dan créditos a tasas más bajas a los que
tienen más recursos.

Pero sí en el análisis se incluye el costo social, el crédito al gran productor es más caro.
Generalmente la moral de pago del pequeño productor es buena mientras que el gran
productor frecuentemente ha usado su poder político para lograr que el estado absorba
sus deudas (como ha ocurrido en Honduras en años recientes). Además, como
consecuencia de l falta de recursos el pequeño productor se ve obligado a minar el suelo y
una vez agotado éste, se desplaza a las barriadas de las ciudades con un costo social
enorme.

El ingresos que perciben los productores pequeños es gastado localmente con un gran
efecto multiplicador en la región; cuando el propietario reside fuera del área de
producción, su consumo no tendrá efecto en ésta, y como debido a la acumulación del
ingreso es en buena medida suntuario, tampoco lo tendrá sobre la producción nacional.
Ejemplos son la zona Sur de Honduras, la cual contribuye grandemente al ingreso de
divisas ya que se exportan camarones y melones y se produce azúcar en dos ingenios; sin
embargo es una de las zonas de mayor pobreza y emigración del país y la zona cañera de
Guatemala.

Una amenaza interna para el Desarrollo Rural es la tendencia a la concentración de la
producción, el procesamiento y la comercialización en pocas unidades de gran tamaño,
con la eliminación de fuentes de trabajo que permiten las economías de escala incluyendo
la mecanización (otra vez, lo que es rentable para la empresa no lo es necesariamente
para la sociedad que tiene que asistir a los desplazados por el proceso). Una amenaza
externa la constituye la importación de países desarrollados de productos subvencionados
con cuyo precio es imposible competir y la limitación para la exportación a bienes que no
compiten con los producidos en estos países.




                                                                                        302
Otras restricciones para el Desarrollo Rural que se mencionan, aunque no siempre en
forma directa en la Política son a) la falta de seguridad en la tenencia de la tierra; b) la
falta de acceso a conocimiento por eliminación de los servicios de extensión; c) la
ausencia de investigación que asegure el crecimiento de la producción sin necesidad de
recurrir a una ampliación de las áreas cultivadas d) la falta de investigación por instancias
neutrales; nuevamente esto ha favorecido a las grandes unidades de producción que
pueden permitirse un sistema propio de investigación y desarrollo o pagar a centros
especializados. De especial sensibilidad es la investigación financiada por empresas de
agroquímicos que incluye cláusulas de confidencialidad de los resultados, lo que les
permite impedir la publicación de resultados adversos; e) la falta de atractivo de la vida en
zonas rurales por falta de servicios de salud, educación, comunicaciones y de participación
política.

Una de las áreas en las que el BID está llamado a intervenir por su capacidad de
concentrar grandes sumas de recursos es el riego. El cambio climático es un hecho
innegable y en la zona tropical y subtropical de Latinoamérica y el Caribe se va a
manifestar por una disminución en la precipitación y un aumento en su variación. Para
asegurar la producción será necesario aumentar el área bajo riego lo que requerirá de
estructura para el almacenamiento de las precipitaciones invernales y su distribución
posterior.




                                                                                         303
México

Pilar Alberti

INTRODUCCIÓN

Este documento breve especifica algunos comentarios realizados a la política del BID.
Primero indicaré el apartado, después copiaré textualmente con comillas el párrafo al que
hago referencia y posteriormente incluiré mis sugerencias en color rojo para distinguirlas
más fácilmente.

    I.     Introducción
    “En lo social, los territorios rurales desempeñan un papel clave como lugar de
    residencia de una parte (..) vinculada la territorio”
    Propongo añadir. También en lo social es importante considerar la importancia de la
    población rural desde el enfoque de género, desagregando los datos por sexo y
    considerando a mujeres y hombres en sus respectivas necesidades y desarrollo.

    II.      Objetivos
    “Invirtiendo en capital físico, humano, civil y social en los territorios rurales”
    Propongo añadir: con un enfoque de género que promueva la equidad y el
    empoderamiento de la población.

    III.     Definiciones
    “ El desarrollo rural se define como un proceso de cambio económico, social e
    institucional sostenido”
    Propongo añadir: y equitativo
    Propongo añadir: (xi) promoción de la perspectiva de género y la equidad

    IV.     Alcance

    V.      Principios operativos
    Sexto.
    Propongo añadir. Los principios abordados en el punto Sexto serán aplicados teniendo
    en cuenta la perspectiva de género y equidad.
    VI.     Directivas de salvaguardia
    Tercero cuando el Banco apoye inversiones en sistemas de riego de mediana o gran
    escala, promoverá la participación….”
    Propongo añadir: con enfoque de género y equitativa

    Quinto
    Propongo añadir: El Banco requerirá evaluaciones para conocer el avance de la
    perspectiva de género y equidad en los proyectos financiados
    México
    Dra. Pilar Alberti Manzanares
    Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas
    e.mail: palberti@colpos.mx




                                                                                      304
Gloria Almeida

En respuesta a su solicitud, me permito hacer los siguientes comentarios:

En general, los felicito por los esfuerzos de diseminar la información y recoger
comentarios. Ya es esto en sí mismo un aspecto muy positivo. Dada la complejidad de
este tipo de Política, me gustaría sugerir que se incluya algun punto sobre:

El BID se compromete con promover el intercambio de información y la coordinación (ni
siquiera me atrevo a decir, colaboración) entre las agencias de desarrollo y cooperación
internacional (ya sea bilaterales o multilaterales) con el fin de proponer metas prioritarias
comunes. Aprender de las lecciones que se han derivado de esfuerzos similares por medio
de mecanismos tales como CGAP (www.cgap.org).

Espero esto sea de alguna utilidad. Con gusto continuaré mi colaboración de la mejor
manera posible

Cordial saludo.




                                                                                         305
Laura Becerra

En primer término afirmamos la importancia que tiene repensar los retos para el desarrollo
rural en América Latina en tanto que, a diferencia del supuesto de que se trata de la
región más urbanizada del mundo, el Banco Mundial señala que en el campo
latinoamericano vive casi el doble de los pobladores registrados en cifras oficiales.

Conforme a la definición que aplica la OCD sobre lo “rural”, considerando cualquier lugar
con menos de 150 habitantes por kilómetro cuadrado y que se localice a más de una hora
de camino de la ciudad de 100 mil habitantes más cercana, el 42% de los
latinoamericanos vive en el campo. Se considera entonces que “Las áreas rurales realizan
una fuerte contribución a la economía. El cultivo de tierras y la explotación de los recursos
forestales y pesqueros representan un pequeño porcentaje (12% y en declive) del PIB de
la región. Pero tienen importantes vínculos con otros sectores, como la industria
procesadora de alimentos.”21 Esa es una buena razón para alentar la economía rural, sin
embargo, el gasto público en América Latina, prioriza las áreas urbanas.

En alguna medida es por eso que “las interrelaciones y efectos multiplicadores con
sectores como la industria de la transformación agroalimentaria y sectores no agrícolas de
la economía rural han crecido fuertemente”, como se asienta en el documento de Política.

El Economist Intelligende Unit, por su parte recupera las consideraciones del Banco
Mundial, centradas en la idea de que son incorrectas las políticas públicas para el campo
en América Latina. Señala que éstas se han centrado siempre en subsidios a los
campesinos ricos y en la protección tarifaria. Y recomienda poner más énfasis en la
dotación de bienes públicos (escuelas, caminos, investigación y desarrollo).

El documento de Política del BID, si bien considera el contexto latinoamericano, no
explica o reconoce las causas por las que los sectores agropecuario, forestal y pesquero
han reducido su participación en el Producto Nacional Bruto de América Latina y el Caribe.

Mientras el National Intelligence Council, agencia oficial encargada de promover
estrategias de políticas de gobierno de Estados Unidos augura una catástrofe para la
región; prevé que la participación en el producto mundial decaiga, como resultado de las
bajas tasas de crecimiento y el arrastre que ello implicará en su productividad y capacidad
instalada. “Todo ello, en un contexto de desigualdad creciente entre países a nivel global,
y particularmente en el interior de los países en el nivel regional.”22 En tal sentido es difícil
esperar que México u otros países de la subregión centroamericana y del caribe, puedan
alcanzar “la estabilidad macroeconómica básica”, primer principio de operación de la
Política propuesta por el BID.

Entonces, en un escenario probable de no alcanzar la dicha estabilidad macroeconómica
financiera, ¿solo se puede esperar un diálogo sobre las políticas y apoyos compensatorios,
hasta conseguir la estabilidad?


21
   “América latina, más rural que urbana” Economist Intelligence Unit/The Economist., Publicado en La
Jornada, 1 de marzo 2005, p. 26
22
   “Parece que va a llover”, Armando Bartra M, La Jornada, 7 de marzo 2005, p 20


                                                                                                306
Cualquier política para direccionar el desarrollo rural está obligada a tener como punto de
partido el contexto regional, pero también el local, pues cada país tiene sus
particularidades, ligadas a las políticas agrarias nacionales y la historia y cultura de cada
país-localidad. En México y la mayor parte de los países de la región, ha permeado la falta
de apoyo para hacer realmente rentable la producción local en el mercado local y nacional,
con la muy sabida consecuencia de los cerca de 400 mil mexicanos(as) que migran
principalmente a los Estados Unidos y cuyo considerable monto de remesas, pareciera el
principal activador del mercado interno de un buen número de entidades de México, lo
que no necesariamente se ha traducido en la elevación del nivel de bienestar.

Aun cuando las opiniones parecen estar divididas, nosotros seguimos sosteniendo que en
el fondo del problema rural y su creciente pobreza está la dinámica generada por las IFIs
y los grandes capitales que condicionan los créditos y las inversiones a los ajustes
estructurales, la apertura comercial, las privatizaciones y la presión para el pago de
deudas externas. Los acuerdos comerciales y particularmente las reglas derivadas de la
OMC siguen insistiendo en mantener los subsidios como hasta ahora, sin considerar los
desniveles o diferencias en el desarrollo técnico, científico, económico (asimetrías). La
pregunta al documento de Política que se plantea como uno de sus objetivo, “la inserción
en los mercados internacionales”, es ¿cómo conseguirlo de manera que resulte ventajoso
para los productores pobres, que no cuentan con créditos, con subsidios prácticamente
inexistentes, sin posibilidad de acceso a programas o políticas para el campo que están
pensadas para los medianos y grandes productores?

En el caso mexicano es claro que los diversos gobiernos federales, sobre todo de los años
50 hasta la actualidad, no han tenido una política clara, sostenida y consistente para el
desarrollo del campo, no han generado políticas, ni ofrecido los estímulos que se requieren
para los productores. El conocido proceso de “sustitución de importaciones”, que significó
priorizar la producción industrial, sobre la agropecuaria, se expresó más que nada en el
abandono del campo. Ahora se pretende revitalizar el campo, pero no con el apoyo a sus
propios procesos, sino bajo el mismo esquema de industrialización que no funcionó antes
con otros sectores, haciéndolo competitivo y exportador, sin fortalecer (ni siquiera voltear
a ver) el mercado interno.

La ausencia de una política nacional para el campo quedó evidenciada con el más
importante movimiento de los campesinos mexicanos, en las últimas décadas, que en el
segundo semestre del 2002 movilizó a muy diversas organizaciones sociales, que
consiguieron en abril del 20003, la firma de un Acuerdo Nacional para el Campo, con el
gobierno federal. A prácticamente dos años de su firma, las organizaciones campesinas al
evaluar las promesas de políticas y programas convenidos, han denunciado su
incumplimiento.

En abril del 2004, al cumplirse un año de la firma del Acuerdo, el pronunciamiento de las
organizaciones campesinas involucradas, recapitula en su agenda: “Seguiremos
sosteniendo las demandas centrales que dieron origen a nuestro movimiento: por una
moratoria al apartado agropecuario del TLCAN y renegociación inmediata, por la soberanía
alimentaria, y por sacar el maíz y el frijol de cualquier negociación comercial con otros
países; un programa de emergencia para la reestructuración de la agricultura nacional con
la participación de los campesinos. Que incluya un presupuesto público suficiente para el



                                                                                         307
desarrollo social, y por la reformas al artículo 27 de la Constitución mexicana para
fortalecer el manejo de la tierra.”

Por eso una política de desarrollo rural debe partir de las condiciones particulares de cada
país, revisar cuál es la política de gobierno y sobre todo asegurar la consulta a los
directamente involucrados, los campesinos organizados o no, que en rigor deben ser el
considerados como agentes del desarrollo.

En cuanto al objetivo que refiere la “transformación productiva del a economía rural, tanto
en actividades agrícolas como no agrícolas y su inserción en los mercados
internacionales”. Reiteramos que la inserción a los mercados internacionales, como está
normada por la OMC, no favorece a los países de la región.

Algunas Organizaciones de la Sociedad Civil que dan seguimiento al cumplimiento de los
Objetivos del Milenio, plantean que: “El objetivo de reducir a la mitad el hambre en el
mundo en el 2015 y conseguir la seguridad alimentaria exigirá un cambio importante en el
uso de los subsidios agrícolas en los países desarrollados. Actualmente, los países de la
OCDE invierten aproximadamente $ 1 billón al día en sus sectores agrícolas – más de seis
veces su ayuda total a los países pobres. Lo que es más importante, sus subsidios dan
como resultado el dumping con importaciones baratas que excluyen a los campesinos de
países pobres. Los países del Norte también bloquean la importación de productos
agrícolas provenientes de los que están en vías de desarrollo a través de los aranceles
entre otras medidas. Juntos, los subsidios y los aranceles distorsionan el mercado y
arruinan los modelos de vida de los pequeños agricultores y comunidades. Los donantes
deberían poner fin a esa práctica y ayudar a financiar la agricultura sostenible del sur.”23

Las normas que gobiernan el sistema internacional de comercio y finanzas actúan en
contra de los países en vías de desarrollo. Para operar de manera eficaz y para tener
legitimidad política, las instituciones multilaterales podrían ser rediseñadas para
convertirse en foros abiertos, representativos y que rindan cuentas. “Esta transformación
exigiría una mayor representación y participación en los países pobres dentro del FMI, el
Banco Mundial y al OMC.” 24

La definición de Desarrollo Rural del documento de Política en general es pertinente, sin
embargo para el caso de la mayor parte de los países de la región surgen preguntas
respecto a cómo facilitar (garantizar) el acceso y uso de los activos productivos (tierra,
trabajo, agua, capital financiero y tecnología); cómo y quien garantizará la infraestructura
rural (carreteras, puertos, telecomunicaciones, electrificación, energía renovable, sistemas
de agua potable y saneamiento). ¿A quién y a costa de qué se buscará facilitar el acceso a
tierra y agua; ya no se diga el capital financiero y la tecnología, igualmente que la
infraestructura rural y electrificación, por las que ahora en México y en otros países de la
región se ha levantado mucha gente en contra de las presas y represas, que provocan
importantes desplazamientos y expulsiones de pueblos completos.



23
   “Campaña Internacional sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, Un documento de la CIDSE-
Caritas Internationalis, Octubre 2003
24
   Ibidem


                                                                                                308
El tercer principio operativo referido a la transformación de la estructura y capacidad
productiva de las economías rurales para incrementar las rentas, la competitividad y la
riqueza, significa que todos los campesinos se conviertan-transformen en empresarios
“competitivos”. Pero preguntamos ¿cómo es una senda equilibrada de desarrollo? Aquí
mismo se habla de la orientación de las operaciones del Banco, que pueden incluir hasta
las relaciones de subcontratación, y con esto se abre la puerta (o se mantiene abierta)
para justificar la dinámica de apoyo a los que pueden comprar más tierra (acaparar),
construir en ella y maquinizarla, para que todos los demás, incluidos los antiguos dueños,
puedan trabajar para ellos, bajo las condiciones que socialmente se puedan tolerar. Estas
últimas dependen de dónde se ubique el desarrollador insertado en el mercado
internacional: no es por supuesto lo mismo en Chihuahua que en Chiapas.

El sexto principio operativo que propone reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a
los activos productivos, incluyendo la tierra, que insiste en la “titularización, la
modernización de los registros públicos y la promoción del acceso a la tierra a través de
mecanismos que pongan en juego el mercado y los incentivos”; ignora o soslaya el hecho
de que al menos en México existe el Programa de Certificación de Derechos Ejidales
(PROCEDE), que cumple las funciones de titularización, para usarla como “bandera” de
logro automatizante de campesinos ejidatarios, convirtiéndolos de un día para otro en
pequeños productores, pero realmente ha funcionado como un acicate para la venta y
abandono de tierras, para el acaparamiento y la reventa a capitales nacionales e
internacionales con sus respectivos presta-nombres en muchos casos.

El tema de la consulta para la inclusión social, del séptimo principio de la Política, es
apenas un enunciado que no compromete acciones definitivas para tomar en cuenta a los
directamente involucrados-beneficiados, pero más aun, insistimos en que debe
considerarse un decidido involucramiento, desde el diagnóstico, diseño, operación, hasta
la evaluación, en tanto que se reconozca a los campesinos y campesinas como agentes
centrales del desarrollo rural.




                                                                                      309
Conrado Marquez

En atención a su invitación para participar en la Consulta Regional del Banco
Interamericano de Desarrollo (BID) sobre su nueva Política de Desarrollo Rural, iniciativa
que me parece muy acertada, le expongo a continuación mis puntos de vista al respecto.

Debo aclarar que la lectura del documento “Perfil Avanzado Política de Desarrollo Rural” la
hice después de leer el documento borrador “Estrategia de Desarrollo Rural” del BID
(fechado el 22 de febrero de 2005), y un primer señalamiento es el de que me ha
sorprendido que en el documento de política, si bien se retoman los objetivos general y
específicos de la estrategia, no se recupera explícitamente el enfoque de desarrollo
territorial rural (DTR) ni la definición de territorio rural planteados como marco conceptual
del documento de estrategia. En el documento de política el concepto de “territorios
rurales” se menciona únicamente en la introducción y en los objetivos, utilizado –al
parecer- como sinónimo de “zonas rurales”, o “áreas rurales”.

Lo anterior me parece relevante, pues hay dos componentes de la definición de Territorio
Rural (TR) planteada en el documento de estrategia (párrafo 1.3, página 1), que en mi
opinión debieran ser tomados en cuenta en la definición de la Política de Desarrollo Rural
(PDR):

   a) El TR es un espacio con identidad propia, es decir con historia, valores, patrimonios
      y cultura compartidos que establecen lazos de identidad (y potencialmente de
      solidaridad, confianza y cooperación) entre la población que lo habita.

   b) El TR es un espacio que se construye en torno a un proyecto de transformación
      productiva, institucional y social. La formulación de un proyecto para la
      transformación del territorio es una cuestión clave para emprender un proceso de
      desarrollo territorial. Por lo que el proceso y procedimiento seguidos para su
      formulación (el grado de participación de los diferentes actores, así como el
      proceso de negociación de los diferentes intereses en juego para definir un
      proyecto de transformación incluyente), así como el considerar una perspectiva de
      largo plazo en la definición de los objetivos y el futuro deseable implicados en el
      proyecto de transformación, son problemas fundamentales que su solución
      requiere un esfuerzo (inversión en tiempo y trabajo) para fortalecer, construir o
      reconstruir el capital social, entendido como los lazos de confianza y cooperación
      cívica que permiten incrementar la capacidad de acción colectiva de la gente para
      solucionar sus problemas comunes (Lechner, 1999).25

En este sentido, ni en el documento de estrategia ni en el de política se contempla
explícitamente la movilización de los patrimonios culturales locales (cultura alimentaria,
música, artesanías, conocimientos y saberes, agrodiversidad, paisajes rurales,
arquitectura) en una estrategia de desarrollo que revalore los territorios rurales, no solo
por los productos agroalimentarios y los servicios ambientales que proporciona. Ya que la

   25
      Norbert Lechner, 1999, Desafíos de un Desarrollo Humano. Individualización y capital Social. Comunicación
   presentada en el Foro Desarrollo y Cultura. 11 y 12 de marzo de 1999, Palais des Congrès, Paris. Organizado por
   BID - UNESCO.



                                                                                                             310
diversidad cultural y paisajística (tanto de espacios naturales como transformados) de las
zonas rurales, hace pensar necesariamente en el vínculo entre cultura y desarrollo
territorial rural.

Por lo anterior, me parece una deficiencia en el planteamiento de política del BID el no
considerar los aspectos culturales (la palabra cultura no se menciona en ninguna parte del
documento de política)26. Por lo que cabe la pregunta de si el personal del propio BID que
elaboró la propuesta de política de desarrollo rural, no se han convencido del valor y el
potencial de la dimensión cultural para el desarrollo, como fue ampliamente discutido en
el Foro sobre Desarrollo y Cultura realizado en 1999 en Paris, y que el propio BID auspició
junto con la UNESCO.

Por otra parte, si bien no se puede esperar que en la formulación de la política de
desarrollo rural del BID se contemplen acciones para el fortalecimiento del capital social de
los territorios rurales (entendido como capital relacional, como se indica más arriba), pues
en mi opinión la principal responsabilidad corresponde a las organizaciones civiles y
políticas que actúan en el ámbito de dichos territorios, así como a las instituciones de
gobierno local, la política del BID puede contribuir a crear un entorno favorable
contribuyendo a responder a las demandas e iniciativas derivadas de los proyectos de
transformación planteados por las colectividades de los territorios rurales, los gobiernos
locales y las organizaciones sociales de base territorial.

En este sentido, el considerar a las organizaciones sociales de base territorial y a los
gobiernos locales (municipales) como posibles sujetos de crédito del BID, podría ser una
línea de política de desarrollo rural del BID. La cual se puede iniciar con experiencias
piloto, en las que se aprendan lecciones para acciones posteriores de mayor envergadura.

En relación con las preguntas que nos plantea le comento lo siguiente:

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y
restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y el Caribe y de su
país o sub-región en particular.

Me parece importante que se dé un renovado interés por el desarrollo rural. Sin embargo,
en mi opinión la propuesta de política no hace frente al desafío del amplio movimiento
migratorio de las zonas rurales de nuestros países hacia los Estados Unidos, el cual refleja
la grave situación que prevalece en el campo. Por lo que ahora se enfrenta el reto de
convertir en oportunidades para el desarrollo de los territorios rurales este movimiento
migratorio, y no se viva solo como un problema de desintegración de las familias. En este
sentido, considero que se tienen que contemplar acciones que contribuyan a fortalecer la
identidad y vínculo de los migrantes con su comunidad-territorio de origen, así como sus
relaciones económicas. Ya que los trabajadores migrantes son –o pueden ser- un mercado

26
  En el documento de estrategia la palabra “cultural” se menciona generalmente asociada a los Pueblos Indígenas y
Afroamericanos. Al parecer, la gran diversidad cultural (local, regional y nacional) de los países de América Latina y del
Caribe producto del mestizaje y que es más notoria en las zonas rurales, no se valora de igual manera. Por otra parte, en el
mismo documento de estrategia se señala como parte de las Lecciones de la Experiencia del Banco: "La experiencia ha
demostrado que las dimensiones ambientales, sociales y culturales son esenciales en proyectos orientados
geográficamente” (párrafo 3.11, página 11, subrayado nuestro).


                                                                                                                      311
potencial de música, productos agroalimentarios, artesanías y otros productos procedentes
de su territorio y regiones de procedencia.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

Como ya señalé, en mi opinión el documento de política no retoma explícitamente el
enfoque de Desarrollo Territorial Rural planteado en el documento de estrategia, por lo
que pareciera prevalecer un discurso no muy diferente al de las últimas dos décadas (por
lo menos al que se ha planteado en México). Aunque hay que reconocer que en algunos
principios operativos se plantean cosas importantes, como la promoción de la inclusión
social de los grupos vulnerables y la reducción de la desigualdad, la protección ambiental y
el uso sustentable de los recursos naturales, así como una gobernanza transparente de las
instituciones.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

Si bien en el punto Tercero del documento de política, señala que se “deberán considerar
todas las categorías y tamaños de empresarios rurales”, queda claro que esta
consideración esta condicionada a la capacidad de las empresas (privadas o sociales) para
insertarse en los mercados regionales e internacionales y mejorar su competitividad. Por
lo que tomando en cuenta el contexto social de desigualdad y pobreza de muchas zonas
rurales de México, estimo que la política planteada tendrá los siguientes impactos:

      Empresas y productores privados con potencial económico: por la calidad y
       cantidad de sus recursos, ubicación respecto de las vías de comunicación, vínculos
       con el mercado y experiencia productiva; y que emplean mano de obra asalariada.
       Muy probablemente Beneficiados.
      Pequeños productores asociados en empresas sociales (cooperativas, asociaciones,
       uniones), con capacidad política para negociar sus demandas y capacidad de
       gestión para implementar los proyectos de transformación productiva.
       Posiblemente Beneficiados
      Pequeños productores asociados recientemente, con limitada capacidad de
       negociación y gestión económica. Posiblemente Beneficiados, pero condicionado al
       fortalecimiento de sus capacidades políticas, técnicas y económicas (capital
       humano y social).
      Pequeños productores campesinos no asociados con recursos para una agricultura
       familiar de subsistencia. Difícilmente beneficiados si no se organizan en
       asociaciones de productores y desarrollan sus capacidades políticas y económicas.
      Pequeños productores con recursos insuficientes para su subsistencia, sin potencial
       económico, y jornaleros. Difícilmente beneficiados, solo por políticas de ajuste y de
       combate a la pobreza (política asistencial), y como trabajadores de la primera
       categoría (beneficio muy limitado dados los bajos salarios de las zonas rurales).
      Otras categorías sociales:



                                                                                        312
              o    Jóvenes. Posiblemente beneficiados si se logra darles acceso a la educación
                   media superior (nivel bachillerato).
              o    Mujeres. Posiblemente beneficiadas por programas sociales (salud) y
                   pequeños proyectos (microcréditos).

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está
planteando el BID.

Su preocupación por el manejo sustentable de los recursos y la conservación de los
mismos. La promoción de la inclusión social y la reducción de la desigualdad. El
reconocimiento de la necesidad de reimpulsar el desarrollo de las zonas rurales, la
apertura a nuevos enfoques de desarrollo rural, y la disposición a articular acciones en un
mismo territorio.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está
planteando el BID.

El que no consideren la dimensión cultural del desarrollo, como ya se señaló
anteriormente.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de
desarrollo rural que está planteando el BID.

Me parece que debiera de incluirse en la política de salvaguardias, alguna salvaguardia
social del tipo: “El Banco no apoyará inversiones y proyectos que puedan acentuar la
desigualdad y la pobreza en los territorios rurales, o contribuyan a degradar el capital
social de dichos territorios, por lo que requerirá de evaluaciones de impacto social de los
mismos”. Si bien el objeto de la Política de Desarrollo Rural es el “mejorar el nivel de vida
de los habitantes rurales”, me parece que al igual que con los recursos naturales y el
ambiente, se deben evitar efectos no deseados en lo social.

Por otra parte, considero que (aunque quizás esta idea no quepa en un documento de
Política) es necesario extender la preocupación por conservar los recursos naturales y la
biodiversidad de los ecosistemas, hacia la diversidad de los agroecosistemas, pues los
sistemas de manejo de tierras y el acervo de conocimientos empíricos de las agriculturas
campesinas son resultado de procesos adaptativos a las diferentes condiciones ecológicas
y sus restricciones particulares, al igual que las variedades criollas (la diversidad genética
intra-específica dentro de cada cultivo), por lo que constituyen un patrimonio de
incalculable valor que también requiere de su preservación27. Pues este Patrimonio de
cultura agrícola y de diversidad genética de los cultivos pudiera ser necesario para hacer
frente a los cambios climáticos en curso. En este sentido, dentro de los principios

27
  Ver al respecto la página web del Proyecto promovido por la FAO: Globally-important Ingenious Agricultural Heritage
Systems. (GIAHS). http://www.fao.org/ag/agl/agll/giahs/default.stm




                                                                                                                313
operativos del Banco pudiera incluirse el planteamiento de que en los proyectos de
transformación productiva que impliquen cambios drásticos en los sistemas agropecuarios
tradicionales, el Banco promoverá investigaciones que permitan rescatar y registrar el
conocimiento agrícola local, así como la preservación de la diversidad genética de las
variedades locales de los cultivos.

Esperando que mi respuesta y comentarios sean de su interés, le agradezco su invitación
y le envío un cordial saludo.




                                                                                   314
Edgardo Moscardi

A continuación se hace una relación de algunas observaciones al documento de política
del BID sobre Desarrollo Rural
Observaciones generales:
1. Si bien el documento se titula Política de Desarrollo Rural, en realidad es un
   documento sectorial sobre la política del Banco para la económica rural. En este
   sentido cumple con un adecuado inventario de componentes y de estrategias. Sin
   embargo es necesario mencionar que una visión cada vez más amplia de desarrollo
   rural se está imponiendo en los países de la región, caso México o Brasil, donde el
   énfasis no es sectorial económico sino territorial multisectorial, tal como se expresa en
   sus marcos normativos e institucionales de política.
2. Aún siendo un documento sectorial, se siente la ausencia de consideraciones
   diagnósticas y estratégicas sobre componentes no estrictamente económicos que
   determinan las condiciones en las cuales se pretende el logro de la competitividad y de
   la eficiencia económica y social. Entre ellos valdría la pena destacar: (i) los aspectos de
   orden político, como el desarrollo de la democracia, la participación social, la rendición
   de cuentas, la acción colectiva, entre otros mecanismos de gestión que han
   demostrado ser cruciales en el logro de mayores niveles de integración económica; (ii)
   los aspectos culturales, como la heterogeneidad (más allá de la económica, productiva
   y comercial) y diferenciación, las diferentes cosmovisiones que conforman el diverso
   mapa étnico y cultural de la región y la valoración y reconocimiento de la sociedad
   rural en su conjunto; (iii) los aspectos de orden institucional, relativos a un nuevo
   orden de actores emergentes, públicos (producto de la descentralización) y privados
   (producto de la participación y privatizaciones), así como estrategias que atiendan a
   los ajustes y definición de nuevos roles del Estado.
3. El concepto de sectorialidad o multisectorialidad privilegiado por el documento no
   alcanza a dar respuesta cabal a las estrategias de integralidad del desarrollo territorial
   han asumido que países como México. En este caso se ha definido un Programa
   Especial Concurrente, que forma parte de la institucionalidad introducida por la Ley de
   Desarrollo Rural Sustentable, que busca dar prioridad a inversiones estratégicas
   territoriales, municipales, distritales o regionales, que van más allá de procesos
   productivos.
Observaciones específicas:
1. (Introducción) La contribución de las zonas rurales al desarrollo parece no estar en
   discusión, tal como lo indica el documento, sin embargo, el tema que está sobre la
   mesa de la discusión es el papel de dicha contribución. El Consenso de Cartagena,
   declarado en 1.998 en la Conferencia sobre el Papel del Sector Rural en el Desarrollo
   de América Latina, ponía de manifiesto el sentido estratégico que el mundo rural, en
   especial, los recursos naturales, tenía en el modelo de desarrollo de la mayor parte de
   los países de la región. Esto es crucial, en consideración a que las estrategias de
   desarrollo rural se han visto muy afectadas por consideraciones de marginalidad y
   compensación que priman en las políticas. Al igual que es manejado por los países
   desarrollados, hay consideraciones de multifuncionalidad de la economía rural que van
   más allá de las mencionadas en el documento.



                                                                                          315
2. (Objetivos) La experiencia de las últimas décadas ha conducido a aceptar que el
   crecimiento es necesario, pero no suficiente. En buen sentido los objetivos de la
   política del Banco introduce otros objetivos que deben acompañar una mayor
   productividad y competitividad de las economías rurales. No obstante, deja de lado
   uno de los más importantes procesos que interesan a la mayor parte de los gobiernos
   de la región. Se trata del fortalecimiento de las capacidades de gestión, de asociación,
   de planeación y de interlocución de los agentes económicos del mundo rural.
3. (Definiciones) El concepto de rural requiere de una redefinición a la cual puede
   contribuir sustantivamente la cooperación técnica del Banco. Por ello sería
   recomendable que se asumieran los avances que en tal dirección se están dando en
   algunos países, tal como lo muestra la gestión territorializada que promueve la Ley de
   Desarrollo Sustentable de México, cuando establece estrategias que dan un sentido
   más integral a las redes urbano-rurales y a los continuos espaciales. Esta
   consideración no es de poca monta en las visiones de ruralidad.
4. (Definiciones) El concepto multisectorial de la economía rural que asume el documento
   es de significativa relevancia. Valdría la pena considerar las dinámicas económicas que
   dicha multisectorialidad presentan en el territorio en forma de aglomeraciones
   económicas, cadenas agroalimentarias, cluster y desarrollos de economía terciaria que
   marcan la evolución de la economía rural. Tan importante como considerar la
   multisectorialidad, lo es, considerar las dinámicas diferenciadas y particulares de los
   flujos económicos, en especial de mercados de factores productivos, que se originan al
   interior de los territorios rurales.
5. (Alcance) Tal como se expresa en este párrafo, sería deseable que a lo largo del
   documento se reemplazara el concepto de países prestatarios por el de países de la
   región, en consideración a que la cooperación del Banco no es exclusivamente
   financiera.
6. (Principios operativos) Es destacable la claridad de criterios de inversión pública que
   apoyará el Banco en el marco de esta política. En particular la idea de contar con
   entornos claros y favorables para garantizar la eficiencia de la inversión y combatir las
   inversiones rentísticas de cualquier forma. En especial (principio quinto) es destacable
   la idea de favorecer las estrategias de financiamiento de bienes públicos, lo que indica
   un cambio en muchas estrategias que aún mantienen el privilegio de financiamiento de
   bienes privados bajo la modalidad de financiamiento de proyectos productivos. Sería
   importante hacer énfasis en que los apoyos privados deben limitarse a casos en los
   cuales se apoye a una economía eficiente, pero destacando como tal, no sólo la
   rentabilidad y competitividad privadas, sino sus aportes netos reales al bienestar y a
   las rentas sociales.
7. (Principios operativos) El acceso a activos productivos (principio sexto) debe hacer
   énfasis en garantizar condiciones de operación transparente, no distorsionada y justas
   de los mercados de factores productivos y no, exclusivamente, en las intervenciones
   subsidiadas de financiamiento de dichos activos. Igualmente debe considerar los
   marcados de factores para actividades diferentes a la agrícola, no como aparece
   remarcado en dicho numeral.
8. (Principios operativos) La necesidad de un modelo inclusivo debe considerar la
   viabilidad y la eficiencia de los modelos económicos de pequeños y vulnerables,
   haciendo énfasis explícito en la idea de que no es posible mantener estrategias de


                                                                                        316
   inversión o apoyo productivo a actividades económicas no factibles. Sin embargo esto
   no puede estar limitado exclusivamente a las posibilidades en mercados imperfectos o
   a las condiciones de distorsión que surgen de la no contabilización de los beneficios
   sociales de una economía rural multifuncional. En particular, las compensaciones,
   transferencias y distribución de cargas y beneficios del desarrollo han afectado
   injustamente las economías rurales. Decir que la rentabilidad es una función exclusiva
   del mercado, deja por fuera los componentes claves de una economía ambiental y
   territorial, que explica un sentido real y viable de una economía rural eficiente,
   socialmente hablando.
9. (Directivas de salvaguardia) Coincidiendo plenamente con las declaraciones del Banco,
   sería recomendable considerar una estrategia integral de redefinición de los conceptos
   de impacto ambiental, introduciendo un sentido de impacto físico, natural, biológico,
   económico y social de las actividades productivas y de los proyectos de desarrollo. La
   evaluación ambiental, económica y social, actuando integradamente. El papel
   estratégico que la cooperación del Banco tiene en muchos de los países de la región,
   permite considerar que un aporte en dicha dirección sería de enorme impacto.




                                                                                     317
Carlos Olguín

Gracias por incluirme en la consulta. Me refiero a la Política de desarrollo Rural del BID,
Febrero, 2005, específicamente al Cap VI, Directivas de Salvaguardia en sus puntos
Primero y Tercero. A ese nivel general coincido con la política del Banco. Sin embargo, las
fallas en la operativa se han dado históricamente porque "bajan" de esa forma tan
general a los niveles de aplicación; como en esos niveles ( nivel de micro región) con
frecuencia existe personal capacitado que conoce a fondo la problemática local y es
capaz de interpretar correctamente el conocimiento que el poblador local tiene de ello,
pero como no tiene un medio efectivo de ser escuchado, el enfoque descendente
prevalece sobre el territorial-ascendente.

Los "expertos" de las ciudades capitales deciden, bajo criterios autoritarios y técnicamente
parciales, lo que debe hacerse con los fondos. En el caso de México la nueva Ley de
DesArrollo Rural Sustentable permitiría superar ese problema a través de los Consejos
Municipales de Desarrollo Rural Sustentable. Aún así, la puesta en marcha de estos
consejos (su operación transparente y eficiente) depende en parte de que exista
financiamiento para implementar las soluciones propuestas. Para ello, el Banco podría
recomendar claramente a los Gobiernos que el "etiquetamiento" de fondos debe de ser en
rubros muy generales en los niveles mas altos de aplicación y cada vez mas específicos
cuanto mas cercano se esté de los puntos de implementación de las soluciones. Dicho de
otra forma, si bien la Estrategia del Banco, toca estos aspectos, su implementación
efectiva debe de ser moldeada por el usuario final del recurso de forma que pueda
apropiarse de los proyectos...¿alcanzar niveles efectivos de empoderamiento?.

En relación con el punto 3, me parece que en muchos países la solución al problema del
riego de cultivos ya no tiene sus mejores posiblidades en la construcción de grandes
presas y distritos de riego..ni siquiera medianas, sino en los micro aprovechamientos
hidráulicos, considerándo de manera muy importante el uso de fuentes alternas de
energía limpias para presurizar y fertiirigar sistemas de alta eficiencia y relativo bajo
costo....no se trata de sistemas de riego por goteo convencionales con demandas de
energía considerables. La estrategia propuesta del Banco es parcial en cuanto a que el uso
de la innovación tecnológica debe de centrarse en mayormente en dos temas: las
facilidades actuales de comunicación y la biotecnología. Áreas muy importantes como esto
que se ha llamado Irrigación
Alternativa (en alguna de sus variantes: runoff agriculture) deberían ser fuertemente
estimuladas por el Banco, con lo que habría muchas mas posibilidades reales de revertir el
grave proceso de desertificación de tantas regiones de América Latina y el Caribe,
disminuyendo con ello la situación actual de pobreza.




                                                                                        318
Manuel Parra

   a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
      amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América Latina y
      el Caribe y de su país o sub-región en particular.

      Acerca del primer principio operativo. La estabilidad económica básica demandada
       por el BID ha generado en el país un crecimiento polarizado, caracterizado por la
       modernización e industrialización de un número reducido de ciudades, a la par de
       la expansión y profundización de la pobreza un el medio rural y la mayoría de las
       ciudades.
      La apertura comercial ha golpeado severamente al sector rural, debilitando y
       poniendo en peligro las explotaciones agropecuarias tradicionales, sin que se
       aprecie la creación o el fortalecimiento de empresas de nuevo cuño.
      La atención a las áreas marginadas y las políticas focalizadas y personalizadas de
       combate a la pobreza son definitivamente insuficientes para frenar el proceso de
       empobrecimiento, principalmente en las áreas rurales.
      Los recursos destinados por el gobierno federal a las actividades productivas en el
       medio rural son tan restringidos y se asignan de manera tan ineficiente, que
       amplios sectores de productores están optando por otras alternativas para la
       solución de sus problemas.
      Todo lo anterior resulta en una pérdida de credibilidad en el gobierno, el
       fortalecimiento de la oposición política y la resistencia pasiva de una población
       armada en la región.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que han habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.
     Considerando que la presencia más notoria del BID en la región es la iniciativa del
        Plan Puebla Panamá, podríamos decir que no se aprecia un aprendizaje del
        infortunado proceso de implantación del mismo. La falta de claridad de sus
        propuestas y acciones han propiciado la concertación de una amplia oposición al
        plan en la región, y con el paso del tiempo no se ha visto sensibilidad alguna para
        retomar las propuestas de la sociedad civil.
     El cuarto principio operativo señala que el Banco fomentará los esfuerzos para
        mejorar el comercio agrícola y la integración económica regional. Al respecto cabe
        destacar que las experiencia auspiciadas por el Banco para lograr que empresas y
        organizaciones lancen al mercado internacional sus productos no han tenido el
        éxito esperado. Las transformaciones requeridas son de una gran profundidad y
        para lograrlo no se han movilizado el capital institucional existente, ni se ha
        fomentado la formación de capital humano regional, en cantidad, nivel y
        orientación necesaria.
     El quinto principio operativo plantea la limitación de los subsidios con criterios de
        eficiencia económica, política que en el pasado ha generado la exclusión de
        estratos crecientes de población que no tienen posibilidades de cubrir sus
        necesidades de subsistencia, mucho menos sus costos de producción.




                                                                                       319
c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.
     El segundo principio operativo resulta definitivamente insuficiente para promover
        las actividades agropecuarias.
     Tomando como punto de referencia lo observado en los últimos años, debería
        incrementarse la proporción de recursos destinados a atender a los productores
        agropecuarios, con relación a los recursos destinados a la inversión en
        infraestructura.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteando el BID.
     El apoyo a la formación de capital humano.
     El apoyo a la investigación y desarrollo para beneficio de la población agraria.
     El apoyo a la gestión forestal sostenible.
     El apoyo a la protección ambiental y el uso sostenible de los recursos naturales.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteando el BID.
     En el pasado, los planteamientos del BID similares a lo que ahora se establece en
       el tercer principio operativo han generado grandes expectativas, que al no
       cumplirse generan perdida de credibilidad en las instituciones. Los prestamos a
       organizaciones sociales han sido contados y muy reducidos, y los resultados distan
       mucho de asegurar la permanencia de las organizaciones y la sostenibilidad de la
       producción.
     Para cumplir con el tercer principio, se deberá partir del reconocimiento del
       bajísimo nivel de capitalización –en su acepción más amplia- de las empresas y
       organizaciones de productores de la región. Sobre esta base se deberá construir la
       estrategia de desarrollo, estableciendo claramente la población objetivo. Como
       punto de referencia podría señalarse que el Programa Alianza Contigo tiene una
       cobertura que no rebasa el 10% de las unidades de producción rural de la región.
     En el contexto arriba reseñado, el sexto principio favorecerá la privatización de
       bienes que ahora se encuentran en manos del sector gubernamental o social. La
       movilización de estos recursos por parte del sector privado generará la exclusión
       de amplios sectores de la población rural.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política de desarrollo rural que está planteando el BID.
     El séptimo principio habla de la atención a los grupos vulnerables, pero no se
         indica cómo se llevará a la práctica.




                                                                                         320
Javier Ramírez

En referencia al documento “Perfil de Política de Desarrollo Rural” del BID me permito
enviarle los siguientes comentarios:

a) La coherencia entre la propuesta del BID y las oportunidades, objetivos, desafíos,
amenazas y restricciones que enfrentan las sociedades rurales de América latina y el
Caribe y de su país o sub-región en particular.

La propuesta del BID es relevante para promover el desarrollo rural en América latina,
particularmente los objetivos orientados a mejorar el nivel de vida de los habitantes
rurales, fomentar la competitividad y el crecimiento de la economía rural, el fomento de
las actividades agrícolas y no agrícolas, el uso sostenible de los recursos, lo servicios
ambientales, el fortalecimiento de las instituciones. Estos elementos son compatibles con
algunos de los objetivos planteados en la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, de México
(aprobada en diciembre de 2001), pero no integra o no releja varios desafíos y
restricciones que enfrenta la sociedad rural entre los que se encuentran los siguientes:

1. La heterogeneidad de los territorios rurales y el enfoque territorial del desarrollo rural.
Las políticas de ajuste estructural y de integración comercial han ocasionado la
reestructuración de los territorios y su polarización. El enfoque territorial, en mi opinión,
debe partir de reconocer esta diversidad para plantearse el desplegar los recursos
potenciales de carácter endógeno y promover arreglos institucionales que fomenten las
actividades productivas, mejoren la calidad de vida de la población y preserven el
ambiente. Esto implica establecer políticas territoriales descentralizadas y de ordenamiento
territorial guiada por la equidad territorial, basada en aplicación de recursos para los
diferentes tipos de regiones que tiendan a aminorar los desequilibrios regionales y el
desarrollo de las actividades económicas del territorio; así como de dotarlos de
infraestructura. Reducir la cuestión territorial al fomento de las actividades no agrícolas, la
inversión en capital físico, humano y civil y el uso sostenible de los recursos en las áreas
rurales siendo importante es limitado e insuficiente para el desarrollo territorial.

Así como se propone en el documento una definición de categorías de agentes
económicos para el desarrollo de estrategias diferenciadas, es pertinente elaborar una
tipología territorial para el diseño de estrategias de desarrollo rural.

2. La participación social. En México y América Latina es una tendencia creciente la
participación social frente a la problemática de los territorios de orden económico, social,
ambiental e institucional, lo que ha obligado, en el mejor de los casos, a nuevas formas de
coordinación y cooperación entre los actores sociales y diferentes niveles de gobierno, el
desafío es institucionalizar este proceso. La participación social institucionalizada puede
ocasionar interacciones entre una democracia participativa y la descentralización de
competencias que favorezca el diseño e instrumentación de estrategias de desarrollo local
y regional.

3. La descentralización de las políticas públicas, particularmente de desarrollo rural. Esta
es una tendencia creciente vinculada a la participación social y el desarrollo económico
local, lo cual constituye una oportunidad y desafío para el desarrollo rural de México y AL.



                                                                                           321
La descentralización, propicia el establecimiento de estrategias diferenciadas, acordes a las
condiciones particulares y permite la definición y acción de la política pública con base en
prioridades para el desarrollo económico, humano, físico y social de las regiones, aspectos
considerados en el documento del BID.

4. La lógica económica y competitividad de los territorios. La polarización de los territorios
se expresa en regiones que ganan y regiones que pierden, desafío y restricción para AL.
La cuestión es cómo apuntalar la competitividad territorial desde sus múltiples
dimensiones económica, social, institucional y ambiental desde una perspectiva coherente
y sistémica. Así mismo, las lógicas económicas de los territorios están asociadas a la
dinámica de mercados regionales, y no necesariamente internacionales, los cuales son
altamente dinámicos, pero también enfrenta problemas y costos de transacción que es
necesario superar.

5. La institucionalidad para el desarrollo rural. Es un desafío la formación de una
institucionalidad para el desarrollo rural en los ámbitos locales y regionales,
particularmente de una institucionalidad, de acción colectiva, que permita y favorezca la
administración racional y sostenible de los recursos colectivos aguas, tierras y bosques.

b) El grado en que la política de desarrollo rural que propone el BID recoge y responde a
las experiencias y aprendizajes que ha habido en la región y en otras regiones sobre el
desarrollo rural.

El documento recoge en gran medida las experiencias y aprendizaje sobre desarrollo rural.
Sin embargo, un aspecto de particular relevancia en la experiencia del desarrollo rural,
que no es abordado con suficiencia, es la coherencia y coordinación con una orientación
sistémica, de las estrategias y las políticas de desarrollo rural en los diversos ámbitos y
nivel de decisión y acción de las políticas, lo cual se debe expresar en lo local, regional y
nacional.

c) El potencial de impacto del BID a través de una política como la señalada, diferenciando
en lo posible los sectores o estamentos del medio rural que se verían más/menos
beneficiados o perjudicados por una política de desarrollo rural como la que propone el
BID.

El potencial impacto, si no se integra la equidad territorial, es concentrarse en regiones y
sectores con mayor dinamismo económico, con capacidad de competir en los mercados,
secundariamente en sectores en condiciones de pobreza.

d) Las principales fortalezas o aspectos más positivos de la política de desarrollo rural que
está planteado el BID.

- El reconocer el carácter multifuncional de la agricultura,
- Enfatizar en la relevancia del desarrollo rural para mejorar las condiciones de vida de la
población rural y superar la pobreza.
- En abordar lo rural desde de una perspectiva amplia, contemplando la diversificación de
las actividades económicas.
- La relevancia de las instituciones para el desarrollo rural.



                                                                                          322
- La conservación de los recursos y el desarrollo sostenible.
- La definición de categorías de agentes económicos para el desarrollo de estrategias
diferenciadas.

e) Las principales debilidades o aspectos más negativos de la política de desarrollo rural
que está planteado el BID.

El no explicitar el enfoque de desarrollo rural territorial.

f) Los aspectos que no están adecuadamente incluidos o que han quedado fuera de la
política desarrollo rural que está planteado el BID.

Están ausente o no son suficientes explícitos algunos de los elementos y orientaciones
señalados con anterioridad: a) la heterogeneidad de los territorios rurales y el enfoque
territorial del desarrollo rural; b) la participación social; c) la descentralización de las
políticas públicas; d) la competitividad de los territorios; y e) la institucionalidad para el
desarrollo rural.

Sin otro particular, reciba un cordial saludo.




                                                                                          323
Maria Santiago

El documento consta de siete páginas, divididas en ocho apartados. Centra su atención en
los principios operativos que guiarán la nueva Política de Desarrollo Rural del Banco
Interamericano de Desarrollo.


Fortalezas

El documento presenta una conceptualización y abordaje del desarrollo rural a través de la
dimensión territorial, aspectos que permiten ver un enfoque sólido, integral e incluyente.
Así se refleja en las definiciones y en las vías por las que el Banco perseguirá el desarrollo
rural (Apartado II y III). Llama también positivamente la atención la perspectiva del Banco
de realizar acciones que tengan como marco el funcionamiento eficiente de los mercados.

Igualmente digno de mención es el propósito del Banco de promover acciones regionales,
que impliquen atacar un problema que involucre a una región con dimensiones
transfronterizas, pues ello, de seguirse, podría favorecer acciones coordinadas y
multidimensionales. En estas situaciones podría el Banco realizar grandes aportes en
Latinoamérica y el Caribe.

Otro aspecto del documento que tendría que destacarse es la importancia concedida a la
construcción de instituciones y al cuidado de los recursos naturales. Su abordaje promete
dar un lugar fundamental a aspectos que hasta ahora han sido relegados en las políticas
públicas, o atendidos insuficientemente.

Finalmente, el reconocimiento de la necesidad de hacer de manera permanente
el monitoreo y una evaluación objetiva de las acciones del Banco coadyuvarán
a una asignación eficiente de los recursos y a conseguir los resultados
buscados.


Comentarios adicionales:


Si bien la definición y el planteamiento del desarrollo rural hechos en el documento son
amplios y consistentes, los principios operativos expresados en el documento parecen
alejarse de ese planteamiento.

En efecto, el Banco perseguirá el desarrollo rural fomentando actividades productivas,
agropecuarias, pesqueras y forestales. El desarrollo rural tendría que ser el principio
aglutinador, y se espera conseguirlo a través de una producción sustentable y
fortaleciendo las instituciones, con el fin de asegurar una participación equitativa de la
población rural en los beneficios del desarrollo. El planteamiento de los principios
operativos, como está hecho en el documnento, podría despertar la impresión de
“estancos”, donde el desarrollo rural pareciera ser una actividad paralela a las actividades
productivas, sin relación entre ellas.



                                                                                          324
Confunde al lector lo dicho en los principios operativos primero y parcialmente en el
séptimo. En efecto, en el primero se lee que las acciones del Banco en países donde no
exista estabilidad macroeconómica básica se limitarán “... a intervenciones piloto y
actividades dirigidas a reducir la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad” (p.3). ¿A qué
actividades se refiere? ¿No son acaso la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad
expresiones crónicas de la falta de desarrollo? De hecho, el abordaje de estos problemas
tendría que ser hecho de manera multidimensional (donde la producción tendría que ser
un componente) y continuo. Tampoco es clara la condicionante de que los países cuenten
con una estabilidad macroeconómica básica, ni las actividades que el Banco fomentaría
para reducir la pobreza o la desigualdad. Podría inclusive despertar la idea de que se trata
de fomentar acciones asistencialistas, de corto plazo y no sustentables.

Por otra parte, en el principio operativo séptimo se enfatiza que las acciones del Banco
buscarán la inclusión social y la reducción de la desigualdad. ¿Será ésta una acción
prioritaria del Banco? ¿Cuál es el significado y el alcance de la aseveración sobre que “el
Banco aplicará métodos de consulta apropiados y fomentará la participación de grupos
desprotegidos”? Sería pertinente delimitar esta aseveración para no generar expectativas
irreales.

La política de desarrollo rural del Banco considera grandes y urgentes rubros. No es claro,
sin embargo, si las intervenciones y apoyo del Banco serán complementarias a acciones ya
detectadas o en curso de ser atendidas por los gobiernos locales respectivos. Considero
que intervenciones del Banco en ese sentido pueden tener grandes ventajas y conducir a
tratamientos integrales de los problemas existentes de desarrollo rural. Además,
incorporarían un elemento de monitoreo por parte del Banco, que podría garantizar
seriedad y la conclusión de acciones.

Si bien la política de desarrollo rural exige grandes y continuas acciones, considero que
sería pertinente que en el planteamiento de la política de desarrollo rural del Banco se
establecieran definiciones respecto a prioridades o jerarquías en los rubros de apoyo, con
renglones temáticos específicos, por año o por período.

Por ejemplo, podría pensarse en favorecer en 2005 (sin que necesariamente se excluyan
otros rubros) principalmente la construcción y fomento a las instituciones; o los proyectos
regionales transfronterizos; o los proyectos productivos; o bien los proyectos integrales,
que incluyan producción y construcción de instituciones. La definición de prioridades
serviría para guiar las acciones del Banco y orientaría a los destinatarios de los apoyos del
Banco. Se promovería así un mejor uso de los recursos.

Sería oportuno que ya desde el planteamiento de la política de desarrollo rural del Banco
se establezca, sin lugar a dudas, que todo proyecto contará con seguimiento y con
evaluación de impactos. Ello daría mayor seriedad a los proyectos y a las acciones de
todos los actores involucrados, principalmente gobiernos y destinatarios, además de
garantizar el mejor uso de los recursos.


Debilidades:



                                                                                          325
Un aspecto que considero es susceptible de mejora en el documento, es que el concepto
de desarrollo territorial tendría que permear en todos los principios operativos que
contiene la política de desarrollo rural del Banco. De hecho, como línea de acción del
Banco, debería estar claro y sin lugar a dudas que los apoyos y las acciones que
involucran los apoyos tendrían que buscar el desarrollo territorial. En el planteamiento
actual se favorece la impresión de una disociación entre diagnóstico, objetivos y principios
operativos.

Semejante comentario aplica también a la posibilidad de confundir y poner al mismo nivel
a las actividades productivas y al desarrollo rural. No debe quedar lugar a dudas que el
desarrollo rural es el principio que guía la política de desarrollo rural del Banco, y que ese
desarrollo el Banco lo buscará con muchas acciones, entre ellas las productivas. Pero
fomentar la producción no es una actividad paralela, en un estanco, y fomentar el
desarrollo rural, es otra actividad, en otro estanco.




                                                                                           326
Juan Manuel Valle

 Hago referencia a la invitación que se me hiciera para participar en la Consulta Regional
del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre su nueva Política de Desarrollo Rural.
Al respecto, a continuación envío mis comentarios:

 Aún cuando en el pie de página 1 se menciona que la definición censal que se ha venido
utilizando es muy cuestionable, al no modificarse o proponerse una definición distinta en
la sección III debería matizarse dicha opinión o, en su caso, plantear el desarrollo de una
definición común y acordar su aplicación generalizada;

   1. En el punto iv) de las definiciones se debería mencionar el concepto de mercados;
   2. En el principio orientador Tercero se hace referencia en la última oración a “…a fin
      de aliviar la pobreza y reducir las fuertes desigualdades”, aspectos que por su
      alcance y relevancia debieran estar ubicados en los objetivos de la Política, y que
      en esta sección parecen limitar los destinos de los apoyos a ser otorgados por el
      Banco;
   3. En el mismo principio Tercero se debería mencionar no solamente la riqueza sino la
      distribución de la misma así como el explotar las vocaciones productivas específicas
      de cada región;
   4. En el principio orientador Cuarto se hace referencia a programas específicos de
      ajuste o transición en aquellos casos en que “se trate de reducir las consecuencias
      adversas de la apertura comercial sobre los agentes económicos rurales menos
      competitivos”, casos que deberían estar acotados para evitar la discrecionalidad en
      el uso de dichos programas;
   5. En el mismo principio Cuarto se debería mencionar entre los temas el desarrollo de
      infraestructura en materia de transportes y telecomunicaciones;
   6. En el principio orientador Sexto, se hace referencia a los apoyos del Banco hacia
      proyectos asociados con el desarrollo y fortalecimiento de mercados financieros
      rurales e intermediarios financieros, y las limitaciones en los apoyos a esquemas de
      créditos subvencionados o donde bancos públicos participen en el primer piso. Al
      respecto la experiencia de México, tanto en el pasado reciente como en el presente
      sugiere la dificultad de limitar los plazos para que el sector gubernamental se
      retire, y la dificultad de incorporar nuevos intermediarios financieros que permitan
      atender a la población rural. El análisis de distintas experiencias y el desarrollo de
      estudios que permitan identificar los elementos mínimos con que se debe contar
      para el desarrollo de un sistema financiero rural debiera ser una prioridad en estas
      Políticas, así como el trabajar conjuntamente con los distintos países las estrategias
      de salida del primer piso de la banca pública en el sector rural. Asimismo, se
      debería considerar la participación del Banco no solamente en programas que
      promuevan la investigación y desarrollo de tecnología, sino también en la
      transferencia y adquisición de la misma;
   7. En el principio Séptimo se hace referencia a la inclusión social y a reducción de la
      desigualdad, consideraciones ambas que deberían formar parte de las políticas;
   8. La última oración del principio Octavo debería incorporarse al principio Noveno, con
      el que está directamente relacionada;
   9. En ninguno de los principios se hace referencia al Desarrollo de Infraestructura
      Social Básica como serían los servicios de agua potable, saneamiento, vivienda



                                                                                        327
        rural, etc., consideraciones fundamentales al pensar en un desarrollo rural
        sustentable.



Adicionalmente, se presentan algunos errores en la redacción:

   a)     Página 1, párrafo 2, renglón 2: …papel de las…

   b)     Página 2, apartado II, viñeta 2: Promoviendo el uso sostenible…

   c)     Página 3, sección V, párrafo 2, renglón 5: …en actividades orientadas…

   d)     Página 7, párrafo 2: hábitat en singular o plural va sin “s” al final.



Esperando que estos comentarios sean útiles, quedo a tus órdenes para cualquier
aclaración.




                                                                                   328
Nicaragua

Francisco J. Perez28


De manera general, la Política de Desarrollo Rural propuesta por el BID tiene avances
conceptuales al redefinir lo rural mediante el enfoque de la multifuncionalidad del territorio
rural. Sin embargo, este concepto no es reflejado en los principios o en las salvaguardas
de la política. Los mercados locales y la planificación descentralizada son dos de los
principales aspectos que no son abordados en el borrador. Se presentan dos tipos de
sugerencias: de forma, que son sugerencias para mejorar el texto y de fondo, en los
cuales se discute algún elemento interesante de la Política.

I. Objetivos:
De forma:
Sugiero
Sustituir el verbo “perseguirá” por fomentará. El BID no es una institución de primer piso,
sino que fomenta políticas en los países signatarios. Estas políticas basadas en marcos
conceptuales influyen de manera general las decisiones de Política Publica Nacional.
Sustituir “el usos sostenibles de los RNNN” por ya sea: el uso en singular o los usos en
plural.
Sustituir “……sociedad civil de, o que afectan a” por …..sociedad civil que intervienen en
Insertar: …..sean consistentes con las estrategias nacionales de cada país en las áreas
de…. Eliminando “aprobadas”

De Fondo:
Se plantea el enfoque de apoyar el sector exportador. Creo que se debe analizar hasta
que punto las clase media campesina esta representada en ese sector. Por otro lado, la
política macroeconómica da muchos incentivos a la exportación. Con resultado en el
mediano plazo, la concentración de la tierra ha ido aumentando en los últimos años. Por
otro lado, la redefinición de lo rural como lo territorial, incluye una visión más local, de
búsqueda de equilibrios múltiples en los mercados. Esto nos lleva a pensar en los
mercados nacionales, sobre todo en el caso de lucha contra la pobreza, en donde los
bajos niveles de inversión y educaron mantienen a la población en la pobreza (poverty
trap), si se quieren desencadenar procesos que saquen (pull effect) a estas familias de la
pobreza, las intervenciones tendrán que centrarse en los mercados nacionales, difícilmente
este sector poblacional se incorpore al mercado internacional.

Los capitales del territorio pueden ser clasificado como: Natural (físico, RRNN), Humano
(Fuerza laboral y su preparación), Social (redes, organizaciones, cultura) y Productivo
(Infraestructura y Servicios) y luego tenemos el entorno legal y de políticas que influyen
en los mercados y a la vez en los capitales. La pregunta es: ¿A que se refieren con Capital
Civil? No lo entendí

Definiciones


28
  Ohio University, Athens, OH
Nitlapán, UCA Managua


                                                                                          329
De fondo
Las intervenciones del BID abarcan todo. Es decir que no hay un nicho definido para
intervención. Igual cubre áreas que ya están cubiertas por el Banco Mundial, el PNUD, la
UE, los bancos regionales (BCIE) entre otras agencias. En mi experiencia, esto luego se
convierte en una refinanciación de las mismas intervenciones y en los mismos territorios.
Razón por la cual se ha invertido tanta plata con tan pocos resultados. La pregunta para
análisis es: ¿Existe algún nicho definido o la estrategia y política general es hacer de todo?
La especialización trae consigo muchas ventajas y creo que el BID debería repensar este
asunto y centrase en intervenciones específicas.

V. Principios:

De Forma;
La redacción del principio IV es de una acción, debería cambiarse por ejemplo:
 “Intervenciones para eliminar distinciones en el mercado de productos agrícolas y la
integración regional y local, seria prioridad en los proyectos a ser financiados por el BID ya
que ellos contribuirán a acelerar el crecimiento económico y la asignación eficiente de
recursos”
Insertar en el Principio V, …serán económicamente eficientes y eficaces.
Principio VI eliminar “tratara de reforzar” y sustituirlo por reforzará

De Fondo:
Principio III. ¿A que se refieren con la transformación de la estructura productiva? En el
caso de Latinoamérica la concentración de la tierra es uno de los mayores problemas a
resolver, pero a la vez es muy político. Esta dispuesto el BID a enfrentar a los agro
exportadores que a la vez son los terratenientes? ¿Hasta donde y en que aspecto el BID
esta dispuesto a apostar en un cambio en la estructura productiva y agraria de la región?
La oración final plantea que el BID va a centrarse en actividades para reducir las
desigualdades: lo cual incluiría educación rural y tecnología, tierra y crédito, ¿puede el BID
abarcar tanto?

El principio VII es parte de la discusión acerca de la necesidad de apoyar los mercados
nacionales. Si el BID únicamente apoya a la agro exportación, no va a cumplir con el
principio VII
Incluir un Principio Doceavo: Los países a ser financiados deberán contar con un claro
sistema de criterios mínimos para la inversión pública. De manera que los proyectos a
financiarse garanticen: la contraparte nacional, que sean parte de una política a mediano y
largo plazo de desarrollo rural y que no se traslape con la intervención de otro organismo.
Incluir un Principio Treceavo: Procesos de planificación descentralizada: Bottom Up. De
esta manera el BID sera consecuente con el concepto de ruralidad y fortalecimiento de
capital social expresado a lo largo del documento.

Salvaguardas:
De Forma
Segundo: sustituir Selvicultura por Silvicultura, creo que el correcto de español hizo
cambios.
Tercero: Incluir las medidas de protección de las fuentes de agua




                                                                                          330
De Fondo:
Cuarto: sustituir vocación por uso forestal. El concepto vocación podría general conflictos.
De hecho, entre en conflicto con la salvaguarda 1, i uno de los principios es consolidar las
comunidades establecidas en las fronteras agrícolas, las cuales en su mayoría son de
vocación forestal. El concepto de uso forestal, le da al BID mayor flexibilidad en la
selección de grupos beneficiarios, de otra manera, tendría que localizarse en las zonas de
tierras fértiles las cuales están en manos de unos pocos. Hay que reconocer, que esta
salvaguarda es lógica con la idea de agro-exportación, ya que la tierra fértil esta en manos
de los agro-exportadores, pero este es el principal factor que acrecienta las desigualdades
en el área rural.




                                                                                        331
Herman Van de Veldel

En primera instancia haré referencia a los puntos de atención señalados en el documento
orientador. Aprovechando el inciso f) de los mismos, ampliaré con algunas observaciones
generales, que espero contribuyan a una ‘provocación’ para llegar a una discusión todavía
mayor y un debate de fondo… y por ende a mayor profundidad en este asunto de
‘desarrollo rural’ (ver observación más adelante en el inciso a.), lo que debería de ser una
prioridad a nivel mundial de cualquier institución, organismos y las redes existentes.

a. Coherencia entre la propuesta y la realidad que vivimos…
   La realidad que vivimos (Centroamérica, Estelí – Nicaragua) es que el área rural sigue
   siendo el área más discriminada y abandonada. Las políticas existentes no han
   integrado una visión integradora, sino han priorizado, consciente o inconscientemente,
   siempre el desarrollo urbano.
   Tomando en cuenta lo anterior, considero que hace falta un aspecto integrante de esta
   política que enfatiza la importancia de no seguir viendo al ‘desarrollo rural’ como un
   área de desarrollo aislado – ya que es justo esta visión ‘separatista’ la que lleva a una
   política de abandono, o una política de atención puntual nada más – y no como parte
   integrante del desarrollo local territorial.
   Si consideramos al municipio como área geográfica fundamental que define el territorio,
   entonces es casi la totalidad de los municipios que dentro de su ámbito geográfico
   cuentan con un alto porcentaje de ‘área rural’. Tal que referirnos al desarrollo local,
   necesariamente también debe integrar el desarrollo rural.
   Personalmente considero que hace falta mayor explicitación en cuanto a la necesidad de
   INTEGRAR la problemática del desarrollo rural a un desarrollo local territorial INTEGRAL
   global, independientemente que tenga sus características particulares, igual como las
   pueda tener el desarrollo urbano. Creo que sólo así es posible visualizar también la
   importancia del ‘desarrollo rural’ dentro del marco de un desarrollo local integrador, y
   además para el propio desarrollo urbano.

b. La medida en que esta política responde a experiencias y aprendizajes locales.
   Considerando la observación anterior, creo que hace falta justamente ‘lo novedoso’. Lo
   ‘revolucionario’ que permita que la gente logre superar su situación con paso firme
   hacia una mejoría sustancial de la calidad de vida. Tal como está planteado, bastante
   similar además con las políticas de desarrollo orientadas hacia el área rural, de otros
   organismos, se corre el riesgo de seguir trabajando en función de proyectos aislados,
   de situaciones particulares, sin una visión integradora. Me parece que en el fondo,
   después de analizar los planteamientos, hace falta un reconocimiento profundo de la
   seriedad de la situación. La gente se nos está muriendo, hay hambre y miseria… no
   hay oportunidades de superación en este momento. Hace falta buscar alternativas
   DESDE el área rural, no seguir buscando soluciones (parciales) para el área rural. Por
   allí sí hay algunos ejemplos de buenas prácticas, pero hace falta mayor divulgación,
   mayor incidencia desde la localidad rural, mayor esfuerzo en la construcción conjunta
   de oportunidades de aprendizajes, integrantes de una actitud emprendedora. Una
   actitud emprendedora que se construye desde la propia realidad y con una visión de
   futuro.

c. El potencial de impacto del BID, a través de una política como la señalada.



                                                                                        332
  No dudo que el impacto podría ser enorme, si se definieran más claramente las
  prioridades de cara a las personas con menos posibilidades y oportunidades, pero sí con
  cualidades y potencialidades, hasta el momento y se visionara la política dentro de una
  política más integral de desarrollo local.
  Tal como está me parece que existe un peligro muy grande que se dé mayor
  oportunidad a las personas y los organismos que ya tienen oportunidades, y que no se
  prioriza a las personas que más lo necesitan. Es necesario definir una estrategia más
  clara en función de llegar adónde se necesita llegar.

d. y e. Fortalezas y Debilidades

FORTALEZAS                        DEBILIDADES
. La priorización del área rural  . La presentación del desarrollo rural de manera ‘aislada’
en cuanto a las políticas de      de un desarrollo local integral, independientemente que
desarrollo.                       se valora su aporte en lo económico.
. Apertura hacia la revisión de   . Aunque talvez sin intención, se promueve siempre la
una definición de lo ‘rural’.     dicotomía entre lo rural y lo urbano. Muchos municipio,
                                  aunque tengan su ‘casco urbano’, como municipio
                                  pertenecen más bien al área rural, de manera integral.
. Actividades de ‘intervención’ . Falta de jerarquización de las actividades. Por ejemplo,
definidas.                        ‘desarrollo local y municipal’ es mucho más abarcador, y
                                  más, absorbe o incluye, integra las otras actividades
.    Intención     de      querer . Una conceptualización explícita de ‘intervención’ no
contribuir al desarrollo rural.   promueve la aceptación global. Es hora para dejar las
                                  ‘intervenciones’ por un lado y más bien pensar en y
                                  concebir PROCESOS de CONSTRUCCIÓN CONJUNTA de
                                  OPORTUNIDADES de SUPERACIÓN, integrantes de una
                                  Actitud Emprendedora de CALIDAD. Fundamentalmente
                                  hay debilidad en la expresión de la concepción
                                  metodológica. Se insiste demasiado, aunque a veces no
                                  lo reconocemos, en querer hacer (¿intervenir?) las cosas
                                  para la gente en vez de hacerlo juntas/os desde su
                                  realidad.


. Considerar la inversión en         . No considerar la inversión en capital humano como
capital físico, humano, civil y      prioridad número 1 (sino hasta en tercer lugar aparece
social en los territorios rurales    en el documento).
como una prioridad.
.    La     inclusión    de     la   . La no presentación como prioridad EMERGENTE
problemática      ecológica    en    permanente de la problemática ecológica que vivimos.
varios aspectos de la política.      Por lo mismo considero que deberían de definirse con
                                     más énfasis los siguientes aspectos:
                                        - energía renovable
                                        - el uso y manejo del agua
                                        - gestión sostenible de recursos naturales
                                        - protección de biodiversidad y los hábitat críticos
                                        - energía renovable…


                                                                                        333
                                  Estos aspectos están incluidos, sin embargo no con la
                                  debida PRIORIDAD, junta a la EDUCACIÓN, fenómeno
                                  del cual dependerá el éxito del actuar en estas áreas.
. Está presente la preocupación . Hace falta definir conceptos clave relacionados con la
por       la       sostenibilidad sostenibilidad, como: rentas, competitividad y riqueza…
(sustentabilidad o durabilidad) además: ¿para quiénes? y ¿desde qué óptica?
del desarrollo y de su impacto
principalmente.
. El crecimiento económico . Dentro del ámbito de esta política, considero que debe
como un criterio para el ubicarse el criterio de ‘crecimiento económico’ con su
desarrollo.                       peso relativo a la par de otros criterios a trabajar y a
                                  tomar en cuenta… también en esto consiste la
                                  ‘globalización’.   Además debería de definirse más
                                  claramente cuáles serían los criterios para definir el
                                  crecimiento económico de un país, de una región. ¿Nos
                                  vamos      sólo    con    criterios   macro-económicos?
                                  Personalmente considero que deberían de considerarse
                                  también otros criterios.
. La consideración del territorio . Hace falta visualizar y construir conjuntamente más
correspondiente al área rural alternativas en cuanto a una actividad más integral
de cara a una multi-actividad.    (hombre-mujer-naturaleza) de cara al desarrollo local
                                  integral.


f. Otros aspectos:

  * En cuanto a la definición de ‘Zona Rural’ o ‘Área Rural’ no estoy totalmente conforme,
  aunque la característica de la ‘densidad poblacional’ seguro sigue siendo algo particular;
  no así – o al menos no debería de ser así – el criterio de los servicios públicos. En este
  última caso, considero que no debería de haber una diferenciación. El hecho que sí hay
  más bien indica la injusticia en cuanto a las políticas de desarrollo implementados hasta
  la fecha a través de organismos locales, naciones e internacionales. Al hablar de ‘Zona
  Rural’, más bien hacemos referencia a una demarcación territorial, donde las tierras
  están dispuestas mayoritariamente para el desarrollo de actividades típicas
  agropecuarias o relacionadas; donde existe una forma organizativa particular propia de
  la localidad y que está constituida por comunidades, caseríos, comarcas… donde la
  gente vive más cerca de su propia existencia, la naturaleza.

  * Encuentro sub-representados asuntos relacionados con:
  - las nuevas tecnologías de comunicación e información… una política integradora
  debería de priorizar este asunto de cara a la zona rural…
  - la concepción integral del desarrollo, incluyendo tanto lo rural como lo urbano dentro
  del marco de un desarrollo local – ya lo había mencionado antes.

  * Se podría enfatizar más la necesidad de orientar todo trabajo hacia una “eficacia
  eficiente y oportuna con equidad y equilibrio ecológico”… que sea ésta nuestro slogan
  de trabajo.




                                                                                        334
* El reto es METODOLÓGICO: debemos facilitar la creación de espacios, desde la
realidad rural misma, para la construcción de capacidades a tomar iniciativas de calidad
(actitud emprendedora), o sea priorizar la educación, pero no una educación de
cualquier manera, sino una educación dentro del marco de la FACILITACIÓN de
PROCESOS de CONSTRUCCIÓN CONJUNTA de OPORTUNIDADES de APRENDIZAJES,
integrantes de una ACTITUD EMPRENDEDORA de CALIDAD (Metodología P-COA_acem).

* Hace falta proyectar a la zona rural como territorio de interés de la propia
municipalidad para la inversión desde lo local, desde el municipio, desde la nación y a
nivel internacional.

* Es necesario seguir profundizando (¡Qué bien que la política lo menciona!) en la
diversificación e integración de la actividad laboral rural, de acuerdo al potencial de
cada zona. Aquí se debe tomar en cuenta oportunidades para el turismo rural,
artesanía, ecología y conservación, construcción de liderazgos, etc.

* Sugeriría darle más énfasis a la incidencia en las políticas municipales, es decir
promover un apoyo más a fondo en aquellos casos donde estas políticas se caracterizan
por su integralidad en cuanto a lo urbano y rural, concretizándose en iniciativas
creativas e innovativas de integración.

* Considero que vale la pena integrar al documento una visión diferenciada en cuanto a
los proyectos de producción (económica) y los proyectos de servicio…

* Hace falta más desarrollar una visión territorial como una visión de RED, horizontal y
vertical, por su relevancia estratégica. Una visión territorial desde un marco de
desarrollo local con enfoque de desarrollo endógeno. Partiendo de la capacidad local de
organización, las redes podrán extenderse y fortalecerse mucho, al menos si cuentan
con un apoyo constructivo que se orienta desde la propia realidad local.

* Me parece que se podrían mencionar más explícitamente los componentes:
     - identificación (lo propio – el orgullo por vivir en ‘mi’ localidad)
     - producción primaria
     - transformación y generación de valor agregado
     - comercialización

* Para lograr lo anterior, muy en lo concreto se deben fortalecer y ampliar las
oportunidades de:
   - Procesos de Intercambio Productivo (PIP)
   - Fomento de la Actitud Emprendedora de Calidad
   - Fortalecimiento y Surgimiento de Liderazgos Políticos-Pedagógicos
   -…

* Vuelvo a hacer énfasis en establecer más claramente PRIORIDADES (Educación,
Identidad, Liderazgo, Equilibrio Ecológico, Equidad, Eficacia y Eficiencia,…)

* Necesitamos de respuestas integrales estratégicas DESDE el territorio.




                                                                                    335
* Para finalizar una observación concreta: En cuanto a los principios operativos, a mi
parecer, el séptimo debería de ser el primero, el noveno el segundo, el décimo el
tercero_a y el undécimo el tercero_b.

* En la página 7, el punto quinto de las directivas de salvaguardia es él que más me
parece… lo ecológico y lo cultural merecen un lugar en la primera fila…


Concluyendo… lástima que uno no tiene más tiempo para organizar amplias consultas
sobre un tema tan importante como el expresado por el BID en este caso. En todo
caso, les agradezco la oportunidad de haber podido expresar mis observaciones al
respecto. También de antemano les agradezco por la información que me enviarán
respecto a este asunto del desarrollo rural.




                                                                                  336
Panamá

Lourdes Conteras


Elaborado por: Lourdes M. Contreras P. Socióloga Consultora
Actualmente ejecutando como Gerente el Proyecto “Plan de Educación Ambiental No
Formal para el Parque Nacional Chagres y sus Zonas de Amortiguamiento” con la ONG
SONDEAR y el financiamiento del Fondo Chagres administrado por la Fundación NATURA.

Me referiré de manera general al documento en referencia para lo puntualizaré lo
siguiente:

 Estas medidas son en términos generales positivas, sin embargo, considero que
  nuestros países no están preparados para cumplir con la mayoría de estos preceptos.
  Prácticas como la corrupción, el tráfico de influencia, presiones de grupos poderosos
  económicos y políticos, han logrado hasta el momento que aún con la existencia de
  estos preceptos, se logre, distorsionar el uso de los recursos que por décadas se han
  gastado, ya que es poco lo que realmente se ha logrado en términos de inversión y
  eso supone que impere un alto nivel de endeudamiento, mientras que la situación de
  las áreas rurales tienen décadas de mantenerse iguales o en peores condiciones.

 Para lograr que esta política cumpla su verdadero objetivo se requiere hacer esfuerzos
  adicionales, consistentes, sostenidos y honestos para que el mismo BID garantice el
  cumplimiento de éstos. En mi experiencia he llegado a la conclusión que parte
  importante de la responsabilidad del fracaso en la gestión de programas, proyectos y
  actividades que por décadas se han dirigido a tratar de dar respuesta al gran número y
  diversidad de problemas que aquejan a las zonas rurales de Latinoamérica, están
  ligadas a los deficientes procesos de monitoreo y evaluación que deben ejercer,
  muchas veces en manos de consultores “expertos” internacionales, con jugosos
  salarios o remuneraciones, pero faltos de la energía y posiblemente el verdadero
  interés de que esto no sea un proceso más, por cumplir con una fase, sino que debe
  garantizar un resultado que satisfaga las necesidades de la gente rural.

 El BID debería incluir un punto en el que se obligue a los gobiernos a garantizar el
  acceso a los recursos (ejemplo crédito), y otros beneficios que la mayoría de las veces
  se destinan a determinados programas, sin embargo, no hay un verdadero control a
  través de procesos. Para ello se pueden incorporar mecanismos, alternativas para ello
  hay múltiples, una de las que podría ser la legalización a través de convenios de co –
  responsabilidad con los grupos metas.

 He podido ver y participar de las experiencias de por lo menos tres (3) grandes y
  millonarias operaciones crediticias tanto con BID, como el Banco Mundial que han
  suscrito y ejecutado     por diferentes dirigidas a procesos de descentralización
  municipal. Ninguna de ellas ha cumplido con los objetivos y metas. La mayoría de los
  municipios rurales de mi país siguen en pobres condiciones, sin capacidad de gestión,
  sin recursos y mediatizados los efectos de la incorporación de beneficios de estas
  operaciones.



                                                                                     337
 Por el factor político partidista, intereses personales y de grupos sigue siendo un riesgo
  tomar como contraparte a las instancias legales formalmente instituidas a nivel de
  gobiernos locales (Consejos Provinciales, Consejos Municipales, Juntas Comunales,
  Juntas Locales, para el caso de Panamá), sin embargo, este riesgo en menor, y se
  pueden incluir los mecanismos de control, a seguir creando, estableciendo o
  instaurando diferentes formas organizativas (Comités de Desarrollo Sostenible – caso
  Proyecto BID MEF, Comités de Gestión Local, caso BM -MIDA, etc.), que al final de
  cuentas no son legítimas, e implica un proceso largo, desgastante, crea competencia
  por los recursos con las autoridades legítimas, no existen mecanismos para solicitar
  legalmente rendición de cuentas. La propuesta concreta sería incluir entre las políticas
  del BID para el Desarrollo Rural un precepto que condicione el acceso a los recursos a
  la canalización de éstos teniendo como centro de la ejecución del programa o proyecto
  a la unidad de gobierno local correspondiente, aunque esto implique incluir costos para
  preparar técnica, administrativa y operativamente a estas unidades. Al final los
  recursos que sean invertidos serán dirigidos al grupo o población meta, reduciendo los
  costosos sesgos que se están dando en estos procesos.

Estas serían mis observaciones de manera general al documento. En lo particular agrego
lo siguiente:
 Principio Operativo Cuarto
Me parece muy apropiado. Sólo agregaría la posibilidad de que las organizaciones de
productores puedan tener la posibilidad de acercarse al BID de forma directa y sin
intermediación de agentes gubernamentales, y/o asegurando que tengan un acceso a
funcionarios del BID que tenga mayor capacidad de respuesta a nivel local, que sean más
accesibles en términos de hablar al mismo nivel y en lenguaje apropiado en donde los
habitantes organizados de las zonas rurales puedan plantear sus necesidades y
propuestas.

 Principio Operativo Séptimo
Sería recomendable definir el alcance de la “participación”, para ello se pueden establecer
directamente por ejemplo mediante indicadores si el programa, proyecto o actividad
tendrá una como beneficiario receptor, como cliente, como socio o como gestor.
Tradicionalmente se le da una importancia a la inclusión de ésta variable, no obstante,
esto queda en papel, su aplicación es cosmética y superficial. Naturalmente hay
excepciones, pero no es la regla.

 Principio Operativo Undécimo
Considerar la inclusión del aspecto de “promoción de la educación ambiental, formal y no
formal, así como el desarrollo en las zonas rurales de manejo de desechos sólidos y el
reciclaje a través de la creación de micro empresas destinadas a este fin”.




                                                                                        338
Víctor Vega

Después de haber leído el documento sobre el perfil avanzado de la política de Desarrollo
Rural que el BID esta consultando, precedo a realizar lo siguientes comentarios:

1.- Felicitar al BID por su deseo de ajustar su política rural a las realidades que viven los
miles de pobladores rurales de Latinoamérica.

2.- En cuanto a la coherencia entre la propuesta del BID y la sociedad rural somos de la
opinión que el esfuerzo que se ha hecho con la presente propuesta refleja un avance
bastante significativo para conciliar la realidad rural con el accionar del BID en la región.

3.-La propuesta recoge en un grado bastante aceptable el aprendizaje de BID luego de
muchos años de estar presentes en la ruralidad de América Latina.
4.-El potencial de impacto es muy alto ya que la políticas del BID son de mucha incidencia
en las políticas publicas de todos los gobiernos de la región.

5,.-La principal fortaleza es que se ha sistematizado los diferentes factores que influyen n
el modo de vida de los pobladores rurales, de manera que permite definir mejor las
políticas al respecto.

6.-Algunas debilidades que notamos la pasamos a enunciar: en cuanto al punto sexto de
los mercados financieros, y es que el BID habla de fortalecimiento de los intermediarios
financieros, pero la mayoría de su apoyo por no decir el 100% es para consultorías,
capacitación, equipos, software, etc. no permitiendo ni siquiera un pequeño porcentaje
para gastos operativos, aún sin tomar en cuenta los años de operación de los
intermediarios. Es decir se aumenta la cartera de préstamos pero no se provee, los
recursos para poder realizar las labores necesarias para la colocación de dicha cartera.
Además que todos sabemos que las organizaciones que intermedian recursos en el área
rural les toma mucho más tiempo llegar a la autosostenibilidad.

En el punto cuarto la debilidad que veo aquí es que los productores agrícolas siguen
siendo un objeto que tienen que ajustarse a lo que el mercado decida. Cuando los
mismos pueden ser sujetos que dialoguen y negocien y termine por tener peso en en el
mercado. la prueba de esto lo dice la ultima línea del punto quinto que expresa " Cuando
los subsidios se apliquen, serán consistentes con los acuerdos y reglas de la organización
Mundial del Comercio".

En cuanto al VII punto de ejecución y cumplimiento se habla que la ejecución de esta
política requiere de la integración, cuando sea posible de una perspectiva multidimensional
y territorial, este concepto de integración principalmente geográfico. En todo el
documento hace falta una visión de integración entre la economía agropecuaria son los
otros sectores de la economía, en otras palabras, la impresión         principal que deja el
documento es una concepción mundo rural ( en lo económico, como en lo social) aislado
del resto de la economía y sociedad nacional.

7. Falta un tema que pienso que es muy importante: y es el fortalecimiento de la
capacidad de negociación de los productores agrícolas en el mercado de ventas de sus



                                                                                         339
productos así como en el de compras de sus insumos, ya que los mismos por muchos
años llegan a los mercados antes mencionados si poder de negociación.

Esperando haber contribuido con nuestros comentarios a mejorar el documento sometido
a consulta, atentamente




                                                                                340
Paraguay

Carlos Barreiro


Me parece bien todo lo que se plantea.El problema generalmente es la practica:

Ya saben que Paraguay está entre los países mas corruptos, pero no todos somos
corruptos.

Por ej. Los subsidios deben ser reglamentados, es decir, que se le de a los que realmente
necesitan, no a los correligionarios.

A Los más necesitándose les debe apoyar para que se organicen en Comités o cooperativa
para que reciban cualquier ayuda, y haya mutuo control.

 La tierra, por experiencia no se debe entregar definitivamente a nadie, mientras la usen
sí, porque de lo contrario una vez que se les da , la venden enseguida, y ya quedan
nuevamente "campesino sin tierra" hasta que se le de nuevamente.

 La protección ambiental es también un problema grande: los grandes productores, sobre
todo brasileño, compran grandes extensiones y desmontan totalmente, porque es
poderoso y puede comprar a los que controlan.

Por último la transparencia es importante: es el BID que queda mal cuando los fondos se
mal utilizan, nadie echa la culpa al gobierno o los políticos.

Esto es en resumen mi aporte. no es mucho: Es decir lo que me preocupa es la parte de
aplicación.

Acá todas las reglas son evadidas.




                                                                                     341
Daniel Campos

Habiendo leido el documento, sólo tengo algunas en algunos puntos atendiendo a nuestra
experiencia regional y como país, Paraguay. Los mismos son:

En el punto Definiciones: Nos parece una definición muy restringida y economicista del
desarollo rural que se limita a procesos de cambios económico, social e institucional. Falta
incoporar los procesos de cambios sociodemográficos o humanos, cambios sicosociales,
cambios socio-políticos, cambios ecológicos, cambios socioculturales y espirituales que
mejoran los niveles de vida reduciendo los niveles de pobreza.

En cuanto a los principios operativos, cuestionamos tres principios:

Principio Quinto: los subsidios incluidos en programas del BID deben ser siempre
cofinanciados por los beneficiarios a través de sus organizaciones sociales que deberán
reciclar los subsidios en programas sustentables a través de capital rotativo de
microfinancieras solidarias. Los subsidios deberán ser generador de inversiones en el
marco de empresas solidarias que desarrollen procesos de sostenibilidad de los programas
y aseguren su continuación aún cuando los programas del BID hayan concluido.

Principio Sexto: Reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a los activos productivos a
través de la capitalización de sus organizaciones sociales como empresas solidarias
eficaces, eficientes y competitivas y desarrollando a este nivel un mercado solidario de
tierra, agua y vivienda y apuntalando en el mercado financiero el fortalecimiento y
consolidación de la microfinancieras solidarias de las propias organizaciones sociales.

Principio Séptimo: Se promoverá la inclusión social y la reducción de la desigualdad. Se
olvidaron de incluir entre los grupos vulnerables los pequeños productores campesinos
atendiendo a la exclusión de clase. Está inclusida los pueblos originarios atendiendo a la
exclusión de etnia, las mujeres atendiendo a la exclusión de género y los niños, los
jóvenes y los ancianos atendiendo a la exclusión de generación.

En general me parece un documento muy consistente y trata de capitalizar todas las
experiencias sistematizadas en desarrollo rural de América Latina. Sin embargo, es
importante resaltar que no están adecuadamente incluidos el rol de las ONGs y
Federaciones de ONGs desde la sociedad civil en el desarrollo rural. Esta es una debilidad
en tanto que es una debilidad la reforma del estado desde el estado. Por el contrario, la
reforma del estado debería plantearse desde la sociedad civil movilizada con las ONGs y
las Organizaciones Sociales, Socioeconómicas integrales.




                                                                                        342
Dominique Demelene

   I. Introducción

Las zonas rurales contribuyen al desarrollo de las naciones, a través de múltiples vías. En
lo económico, son fuente de alimentos, fibras, recursos naturales, ingresos de exportación,
renta y empleo. Aunque los sectores agropecuario, forestal y pesquero han disminuido su
participación en el Producto Nacional Bruto de América Latina y el Caribe durante las
últimas décadas (en Paraguay el sector agropecuario sigue siendo el sector principal de la
economia), las interrelaciones y efectos multiplicadores con sectores como la industria de
transformación agroalimentaria y sectores no agrícolas de la economía rural han crecido
fuertemente. En lo social, los territorios rurales desempeñan un papel clave como lugar de
residencia de una parte considerable de la población, y alberga un gran número de
pueblos indígenas y minorías étnicas o raciales que tratan de mantener su identidad
                                              1
cultural, por lo general vinculada al territorio . Agregar algo al nivel cultural que no sea
solamente el tratar de preservar la identidad (que deja pensar que lo rural se relaciona
con el pasado) sino en una perspectiva mas dinámica y prospectiva (el rural es tambien
generador de una nueva forma de vivir) valorando las experiencias alternativas de
producción, organización social, relación al medio ambiente, calidad de vida, etc. En lo
ambiental, las áreas rurales, además de ser una fuente de recursos naturales renovables,
prestan servicios ambientales que facilitan la regulación climática, la retención de los
suelos, la filtración del agua, la absorción de residuos y la gestión y preservación de la
biodiversidad y de los hábitat silvestres, para mencionar sólo algunos de los beneficios
ambientales.
Hace un decenio, en 1995, el Mandato de la Octava Reposición de Recursos del Banco
reconoció el papel e las áreas rurales en el desarrollo, y la importancia de reducir la
pobreza rural, que es muy persistente y extrema. Un buen número de iniciativas y
programas para reducir la pobreza y mejorar la competitividad rural fueron introducidos en
los últimos diez años. Este documento actualiza y establece principios operativos para
orientar la acción del Banco en esta área, de modo que las metas del Mandato de la
Octava Reposición de Recursos del Banco, puedan ser efectivamente alcanzadas. El
documento se basa en la experiencia del Banco durante la última década y en la
Estrategia de Desarrollo Rural del BID (2005), la cual aporta una nueva visión y
compromiso con el desarrollo rural e identifica áreas prioritarias para la acción del Banco
en dicho ámbito.
En la actualidad, el área de desarrollo rural guarda relación con cinco políticas operativas
del Banco: Sector forestal (GP-115-4), Desarrollo rural (GP-108-3, 1984), Sector
agropecuario (GP-106-3, 1982), Colonización agrícola (GN-924, 1972) y Desarrollo
pesquero (GN-568-1, 1969). Aunque muchos de los objetivos de estas políticas operativas
no han variado en los últimos 30 años, los cambios estructurales de las economías de la
región, el mayor grado de integración en la economía mundial, las nuevas funciones del
Estado y los logros y fracasos del desarrollo rural a lo largo de los años, hacen necesaria
su actualización. La Política de Desarrollo Rural establecida en este documento sustituye a
las políticas arriba mencionadas, a excepción de la Política de Desarrollo

1 Recientes datos y análisis indican que la población rural de América Latina es
sustancialmente mayor que la que sugieren las cifras oficiales, que parten de una



                                                                                        343
definición censal de lo que es rural y urbano que, aunque ha sido utilizada desde hace
mucho tiempo, es muy cuestionable.

1 forestal, en un intento por ajustar de modo efectivo el trabajo del Banco al nuevo
enfoque de desarrollo rural definido en la Estrategia de Desarrollo Rural de 2005.

II. Objetivos
La Política de Desarrollo Rural, en adelante la Política, regula las operaciones del Banco en
favor del desarrollo rural y orienta la implementación del Mandato de la Octava Reposición
de Recursos del Banco y de su Estrategia Institucional de 1999, en la medida en que
concierne al desarrollo rural.
De acuerdo a la Política y consistentemente con los objetivos de la Estrategia de
Desarrollo Rural 2005, el Banco perseguirá el desarrollo rural:
    • Promoviendo la transformación productiva de la economía rural, tanto actividades
        agrícolas como no agrícolas, y su inserción en los mercados internacionales, con el
        objeto de mejorar el nivel de vida de los habitantes rurales y fomentar la
        competitividad y crecimiento de la economía rural;
    • Promoviendo el usos sostenible de los recursos naturales y la calidad de los bienes y
        servicios ambientales en, y proporcionados por, las áreas rurales;
    • Invirtiendo en capital físico, humano, civil y social en los territorios rurales; y
    • Modernizando y fortaleciendo las instituciones del estado y de la sociedad civil de, o
        que afectan a, los territorios rurales.

Para ello, el Banco promoverá actividades que sean consistentes con las estrategias
sectoriales aprobadas en las áreas de competitividad, integración regional, uso sostenible
de los recursos naturales, desarrollo social y modernización del estado. Las intervenciones
del Banco para fomentar el desarrollo de tales áreas, o de determinados territorios rurales,
podrán ser sectoriales o multisectoriales, según los casos.

III. Definiciones
En el presente documento, el término “zona rural” se utiliza tal como se define por cada
país prestatario, definición que a menudo se basa en el criterio de densidad de población,
aunque en algunos casos también se considera la disponibilidad de servicios públicos. El
desarrollo rural se define como un proceso de cambio económico, social, cultural e
institucional sostenido, que mejora los niveles de vida en las zonas rurales. Las
intervenciones del Banco pueden ser de índole sectorial o multisectorial, y podrán incluir,
entre otros, las siguientes actividades: (i) agricultura, ganadería, pesca y selvicultura; (ii)
ensamblaje, manufactura y elaboración de alimentos, (iii) empresas rurales no agrícolas;
(iv) actividades encaminadas a facilitar el acceso y uso de los activos productivos: tierra,
trabajo, agua, capital financiero, y tecnología; (v) desarrollo local y municipal; (vi)
servicios sociales (educación, atención sanitaria, nutrición, formación profesional); (vii)
gestión sostenible de los recursos naturales (agua, suelo, aire, áreas marinas, plantas,
vida silvestre); (viii) servicios ambientales; (ix) protección de la biodiversidad y los hábitat
críticos;                 e               (x)                infraestructura               rural
2
(carreteras, puertos, telecomunicaciones y conectividad, represas, regadíos, sistemas de
control de inundaciones, electrificación, energía renovable, sistemas de agua potable y
saneamiento).



                                                                                            344
IV. Alcance
La Política abarca las actuaciones del Banco Interamericano de Desarrollo. Las actividades
e instrumentos sujetos a la Política incluyen los préstamos y la cooperación técnica y no
financiera, a partir de la fecha de aprobación de la Política. La Política se aplicará a las
operaciones aprobadas que estén en vías de revisión y reformulación, a las intervenciones
de los sectores público y privado, a la intermediación financiera, al diálogo de política, a
los ejercicios de programación y a la ejecución de programas.

V. Principios operativos
Tanto los países prestatarios como el Banco deberán tener presente, con perspectiva de
largo plazo, la necesidad de promover el desarrollo de las sociedades rurales (al nivel
economico, social, cultural), cuando diseñen e implementen intervenciones financiadas por
el Banco. Los principios orientadores de la acción del Banco son los siguientes:
Primero, el Banco favorecerá las operaciones en aquellos países donde exista una
estabilidad macroeconómica básica, a fin de garantizar mejor la efectividad del desarrollo
y el logro de resultados en sus intervenciones en las áreas rurales. Elevadas tasas de
inflación y tipos de cambio sobrevaluados limitan el crecimiento económico y reducen las
expectativas de desarrollo, en particular en actividades orientados hacia la exportación y
diversificación de la economía rural. En los países que todavía están tratando de alcanzar
la estabilidad macroeconómica básica, las intervenciones del Banco relacionadas con el
ámbito rural se limitarán al diálogo de política, a intervenciones piloto y a actividades
dirigidas a reducir la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad.
Segundo, y de acuerdo con el punto anterior, las operaciones del Banco promoverán
políticas sectoriales que sean como mínimo neutrales en términos de incentivos para las
actividades agropecuarias.
Tercero, el Banco asistirá activamente a los gobiernos prestatarios en la transformación de
la estructura y capacidad productiva de sus economías rurales, a fin de incrementar las
rentas la competitividad y la riqueza. Las iniciativas apoyadas por el Banco deberán
considerar todas las categorías y tamaños de empresarios rurales, tanto en actividades
agrícolas como no agrícolas, con la perspectiva de fomentar una senda equilibrada de
desarrollo. El Banco definirá las distintas categorías de agentes económicos rurales sobre
la base de su potencial económico, y desarrollará estrategias diferenciadas en función de
su capacidad de competir. En algunos casos, las operaciones del Banco pueden orientarse
a la comercialización hacia nichos de mercado, la diferenciación de productos, el desarrollo
de conglomerados y las relaciones de subcontratación que incluyen tanto a pequeños
como a grandes empresarios. En otros casos, las operaciones del Banco pueden centrarse
en apoyar la transición hacia actividades de mayor productividad, a fin de aliviar la
pobreza             y          reducir           las          fuertes        desigualdades.

Cuarto, el Banco fomentará los esfuerzos para mejorar el comercio agrícola y la
integración económica regional/global, para acelerar el crecimiento económico y la
asignación eficiente de recursos. Las acciones pueden darse en cualquier nivel, desde el
local hasta el supranacional, incluyendo a dos o más países, en temas tales como
cooperación relacionada con el comercio, armonización aduanera, manejo de cuencas,
programas conjuntos de sanidad vegetal y animal o investigación agrícola. Cuando se trate
de reducir las consecuencias adversas de la apertura comercial sobre los agentes
económicos rurales menos competitivos, se podrán apoyar programas específicos de



                                                                                        345
ajuste o transición. Tales programas deberán tener metas específicas, ser coherentes con
las políticas de desarrollo nacional y regional y tener carácter temporal.

Quinto, los subsidios incluidos en programas apoyados por el Banco se limitarán en gran
medida a facilitar la provisión de bienes públicos, serán económicamente eficientes, no
generarán impactos ambientales negativos y cuando sea posible serán cofinanciados por
los beneficiarios. En el caso de bienes privados, los subsidios públicos se aplicarán
siguiendo criterios de eficiencia económica, disminución en el tiempo y estarán sujetos a
revisiones periódicas para evitar la asignación de recursos públicos a actividades
ineficientes y no competitivas. Los subsidios a bienes privados se limitarán a actividades
que desarrollen innovaciones y que ayuden a los grupos vulnerables en el proceso de
ajuste económico. Cuando se apliquen, los subsidios agrícolas serán consistentes con los
acuerdos y reglas de la Organización Mundial del Comercio.

Sexto, el Banco tratará de reforzar el acceso de grupos de beneficiarios a los activos
productivos, incluyendo tierra, el agua, capital financiero y tecnología. El Banco trabajará
con los gobiernos prestatarios para mejorar el funcionamiento de los mercados de medios
de producción, teniendo en cuenta las lecciones del pasado. En el caso de los mercados
de la tierra, el Banco continuará centrándose prioritariamente en la titularización, la
modernización de los registros públicos y la promoción del acceso a la tierra a través de
mecanismos que pongan en juego el mercado y los incentivos. En lo relativo a los
mercados del agua, el Banco trabajará con los gobiernos prestatarios para desarrollar
sistemas de precios efectivos y transparentes y mecanismos de transferencia a las
asociaciones de usuarios, como medios para promover el uso sostenible y racional de los
recursos hídricos. En cuanto a los mercados financieros, el Banco apoyará el
establecimiento de marcos regulatorios y legales adecuados, el fortalecimiento de los
intermediarios financieros, la promoción de nuevos servicios financieros y productos
apropiados para las actividades económicas rurales, la provisión de asistencia técnica a los
productores rurales para acceder a los servicios financieros y la reducción de los costos de
los servicios financieros a través de la innovación y la competencia. El Banco no apoyará
en general esquemas de créditos subvencionados, o bancos de desarrollo agrario y
compañías de seguros agrarios controlados por el Estado que operen como agentes de
primer piso, excepto en circunstancias especiales y por un plazo limitado. La actividad del
Banco relacionada con los mercados financieros se guiará por su Estrategia de
                      2
Financiamiento Rural. En cuanto a la tecnología, el Banco participará en programas que
promuevan la investigación y desarrollo para beneficio de la población agraria en
particular, y de la rural en general.
2 Véanse mayores detalles en la Estrategia de Financiamiento Rural (GN-2123-3, junio de
2003) y el borrador de Política de Intermediación Financiera (septiembre de 2003).

Séptimo, el Banco dentro de sus esfuerzos en pro del desarrollo rural, promoverá la
inclusión social y reducción de la desigualdad. Los grupos vulnerables —mujeres,
comunidades indígenas y afrolatinas, ancianos, discapacitados, enfermos crónicos, jóvenes
desempleados y otros grupos—que residen en las zonas rurales han tendido
históricamente a ser excluidos de los procesos de toma de decisiones y de los frutos del
progreso y del desarrollo. Las operaciones del Banco en materia de desarrollo rural serán
sensibles a las necesidades y expectativas de estos grupos. Se emplearán métodos
apropiados de consulta y se fomentará la participación de dichos grupos. Este capitulo es


                                                                                        346
el único que trata del desarrollo social y no puede limitarse solamente a la inclusión social
debe tener en cuenta tambien el fortalecimiento de los procesos de organización social (no
solamente de los grupos mas vulnerables), de los procesos de educación (en Paraguay
existen experiencias interesantes de educación para las poblaciones rurales29 con
financiamiento del BID)

Octavo, el Banco asistirá a los gobiernos prestatarios en la definición del alcance de las
intervenciones estatales en las zonas rurales. Al diseñar estas intervenciones se observará
el papel que le corresponde al gobierno como regulador y facilitador, así como el principio
de subsidiariedad. El Banco alentará a los países prestatarios a invertir eficiente y
efectivamente en el desarrollo de los mercados de factores de producción y en la
modernización de las infraestructuras y servicios públicos (insistir sobre la necesidad de
fortalecer la eficiencia y la pertiencia de los servicios publicos en las zonas rurales, un
servicio publico de calidad permite reducir la migración de la población rural hacia la
ciudad. El uso de las nuevas tecnologías (acceso a la información, capacitación a distancia,
etc.) en este aspecto puede ser un factor importante para mejorar la calidad de los
servicios) que beneficien a la población rural. El Banco trabajará con los países
prestatarios para identificar, en el nivel local, nacional e internacional, alianzas
estratégicas y parternariados público-privado, cuando sea pertinente y teniendo en cuenta
de los objetivos de las intervenciones específicas apoyadas por el Banco. El Banco,
además, trabajará con los países prestatarios para promover la rendición de cuentas en
todos los niveles en el diseño, financiamiento y prestación de servicios.
Noveno, el Banco promoverá una gobernanza transparente y efectiva y reformas
institucionales que beneficien a las zonas y poblaciones rurales. El Banco trabajará
conjuntamente con los países prestatarios en pro de la aplicación de las normativas y del
fortalecimiento de la capacidad y la rendición de cuentas de las instituciones. Las
actividades conexas deberán disminuir la incertidumbre, las asimetrías de información, y
los costos de transacción, entre otros aspectos, al tiempo que reforzarán el entorno para
la innovación y la toma de riesgos.
Décimo, el Banco apoyará la gestión forestal sostenible. Las medidas deben concentrarse
en cinco grandes frentes: (i) aumentar la eficacia de las instituciones encargadas de
formular, coordinar, aplicar y asegurar el cumplimiento de políticas, leyes y reglamentos
que afecten a los recursos forestales, tanto madereros como no madereros; (ii)
modernizar la industria de extracción y procesamiento de la madera con miras a aumentar
la productividad y la calidad del producto final, y a la vez reducir al mínimo los productos
de desecho y mantener las tasas de extracción forestal dentro de los límites de
rendimientos sostenibles; (iii) minimizar los efectos ambientales negativos sobre los
bosques primarios, especialmente el efecto de la colonización de tierras inducida por la
construcción de carreteras de acceso; (iv) habilitar a las comunidades para que puedan
mejorar el manejo de bosques existentes, recuperar ecosistemas forestales degradados y
establecer plantaciones forestales, actividades agroforestales, programas de gestión de
zonas verdes urbanas y flujos de ingresos vinculados con usos no extractivos de los
bosques, tales como el suministro de agua potable y los servicios de índole turística; y (v)
proporcionar los medios técnicos, científicos y financieros necesarios para gestionar
racionalmente los recursos forestales ecológicamente complejos.
Undécimo, en sus actividades rurales, el Banco promoverá la protección ambiental y el uso
y gestión sostenible de los recursos naturales renovables. El BID respaldará las buenas
29
     Ver informe sobre la educación para la población rural www.unesco.cl.


                                                                                         347
                                                                                            3
prácticas reconocidas a nivel internacional en materia de: (i) gestión de recursos hídricos ,
(ii) conservación de suelos y desarrollo agroforestal; (iii) gestión sostenible de recursos
                                                        4
pesqueros en zonas costeras marinas y de agua dulce ; (iv) gestión sostenible de recursos
forestales; (v) promoción de mecanismos de mercado para la provisión de servicios
ambientales en zonas rurales; (vi) actividades para revertir procesos severos de deterioro
ecológico y de los recursos naturales, tales como la desertificación de tierras agrícolas y la
destrucción de humedales; (vii) gestión de riesgos y vulnerabilidad ante desastres en
zonas rurales; (viii) protección de reservas biológicas, parques nacionales, refugios de vida
silvestre, hábitat críticos, humedales, zonas costeras y tierras ecológicamente frágiles; (ix)
iniciativas de energía renovable eficientes, sostenibles en términos financieros y
respetuosas con el medio ambiente; y (x) adopción de tecnologías limpias y de actividades
de reducción de la contaminación en las industrias de elaboración de alimentos y otras
actividades rurales.

VI. Directivas de salvaguardia
Las siguientes directivas de política de salvaguardia impedirán que la ejecución de
operaciones financiadas por el BID tenga efectos negativos no intencionales sobre las
zonas y las poblaciones rurales:
Primero, el Banco no apoyará la colonización de fronteras agrícolas, sino que preferirá
consolidar las comunidades formadas anteriormente, haciendo hincapié en la adopción de
métodos de producción sostenibles, la mitigación de daños ambientales y acciones
razonables para controlar la expansión de dicha frontera.
Segundo, en las operaciones que impliquen la utilización de productos químicos, el Banco
reflejará las buenas prácticas internacionales de manejo integrado de plagas y el uso
ambientalmente respetuoso de productos químicos en la agricultura, selvicultura y
acuicultura, en consonancia con las directivas establecidas en la Política del Banco relativa
a medio ambiente (en preparación).
Tercero, cuando el Banco apoye inversiones en sistemas de riego de mediana o gran
escala, promoverá la participación de los usuarios en la gestión de dichos sistemas, e
incluirá cláusulas para la recuperación total de los costos de operación y mantenimiento, y
de una parte de los costos de inversión de los sistemas primarios y secundarios de riego.
Cuarto, el Banco no apoyará actividades que puedan resultar en un uso no sostenible de
tierras de vocación forestal.
La estrategia del Banco para un manejo integral de los recursos hídricos (GN-1908-4,
1998) sigue aplicándose con respecto a sus principios y recomendaciones de buenas
prácticas.
La estrategia del Banco para la administración de los recursos costeros y marinos (GN-
1906-2, 1998) sigue aplicándose con respecto a sus principios y recomendaciones de
buenas                                                                             prácticas.
Quinto, el Banco requerirá evaluaciones de impacto ambiental, con un análisis riguroso de
alternativas, así como una amplia participación de las partes interesadas para consultar
con éstas el diseño de los proyectos de desarrollo rural que afecten a espacios
ecológicamente frágiles y sitios de interés cultural. Todo ello de conformidad con las
directivas establecidas en la Política del Banco relativa a medio ambiente (en preparación).
Sexto, cuando el Banco apoye inversiones en recursos costeros marinos y de agua dulce,
requerirá que se tomen medidas para mitigar cualquier posible efecto adverso sobre las
zonas costeras, ribereñas y humedales, los hábitats pesqueros, la biodiversidad y la
calidad del agua.


                                                                                          348
Séptimo, el Banco no apoyará proyectos que involucren trabajo forzado, tráfico de
personas u otras acciones que menoscaben o impidan el pleno ejercicio de los derechos
humanos consagrados en los tratados y declaraciones internacionales.

VII. Ejecución y cumplimiento
La ejecución de esta Política requiere la integración del concepto de desarrollo sostenible
de las economías rurales, cuando sea posible dentro de una perspectiva multidimensional
y territorial, tomando debidamente en cuenta las externalidades nacionales,
transfronterizas y regionales. Los objetivos, los principios y las salvaguardias de la Política
y la Estrategia de Desarrollo Rural 2005 del Banco deberán reflejarse en la programación
de país, selección y diseño de proyectos y préstamos, cooperación técnica y productos no
financieros relacionados con el desarrollo rural. La Política y la Estrategia habrán logrado
sus objetivos si conducen a resultados satisfactorios en cuanto al desarrollo rural de la
región.
La política se ejecutará de manera consistente con todas las políticas y directrices
re