Your Federal Quarterly Tax Payments are due April 15th Get Help Now >>

entre el flujo de ingresos y egresos by soN0G11

VIEWS: 0 PAGES: 4

									6.4 capital de trabajo

El capital de trabajo (también denominado capital corriente, capital circulante,
capital de rotación, fondo de rotación o fondo de maniobra) es una medida de
la capacidad que tiene una empresa para continuar con el normal desarrollo de
sus actividades en el corto plazo. Se calcula como el excedente de activos de
corto plazo sobre pasivos de corto plazo.

El capital de trabajo es el recurso económico destinado al funcionamiento inicial
y permanente del negocio, que cubre el desfase natural entre el flujo de
ingresos y egresos. Entre los activos circulantes y los pasivos circulantes.

El capital de trabajo sólo se usa para financiar la operación de un negocio y dar
margen a recuperar la cartera de ventas. Es la inversión en activos a corto
plazo y sus componentes son el efectivo, valores negociables, cuentas por
cobrar e inventario.

Como se muestra, este capital es la inversión de una empresa en activos a
corto plazo (efectivo, valores negociables, cuentas por cobrar, inventarios), se
define como excedente del activo circulante sobre el pasivo circulante que
quedaría si todo éste fuese pagado. Siempre que los activos circulantes
superen los pasivos circulantes la empresa tendrá capital neto de trabajo con el
cual casi todas las compañías actúan, éste depende en gran medida del tipo de
industria a la que pertenezcan; las empresas con flujos de cajas predecibles,
como los servicios eléctricos pueden operar con un capital neto de trabajo
negativo debido a que tienen un patrón muy predecible de entradas a la caja;
pero en general la mayoría de las empresas deben mantener niveles positivos
de este capital, ya que éste es importante pues en muchos casos proporciona
un apoyo financiero a las cuentas por pagar en un futuro cercano.

Un capital de trabajo excesivo (el grado en que el activo circulante excede las
necesidades del capital de trabajo), especialmente en forma de efectivo y
valores negociables puede ser tan desfavorable como un capital de trabajo
insuficiente, debido al gran volumen de fondos que no son usados
productivamente, éstos representan una pérdida de interés o de utilidad,
estimulan los pagos excesivos de dividendos y a menudo conducen a
inversiones en proyectos indeseables o en medios y equipos de fábrica
innecesarios.

                  IMPORTANCIA DE CAPITAL DE TRABAJO

- Alta participación de los activos circulantes en los activos totales de las
empresas por lo que los primeros requieren una cuidadosa atención.
- Evita desequilibrios que son causa de fuertes tensiones de liquidez y de
situaciones que obligan a suspender pagos o cerrar la empresa por no tener el
crédito necesario para hacerle frente.
- Una gran parte del tiempo es dedicado por la mayoría de los administradores
financieros a las operaciones internas diarias de la empresa, las cuales caen
bajo el terreno de la administración del capital de trabajo.
- La rentabilidad de una empresa puede verse afectada por el exceso de
inversión en activo circulante.
- La supervivencia de la empresa, traducida en su capacidad para cubrir sus
obligaciones a corto plazo en la medida en que éstas venzan, o la probabilidad
de ser técnicamente insolvente, lo cual se resume en el riesgo, depende de la
adecuada gestión del capital de trabajo.
- Existencia de “inversiones circulantes que deben financiarse con fondos
permanentes”. Estas inversiones son en esencia: Stock de seguridad; es decir,
stock permanente en la empresa para mantener la correcta rotación sin
interrupciones y un adecuado índice de rentabilidad.
- Cumple dos funciones, una económica y otra financiera. En su función
económica puede ser considerado como bienes complementarios y
heterogéneos de producción que concurren a la creación de productos y
servicios por parte de la empresa. En su función financiera se incluye lograr
una adecuada relación entre los ritmos de liquidez y exigibilidad de los activos y
pasivos circulantes respectivamente, garantizando la solvencia.

Estructura del capital de trabajo.
La estructura del capital de trabajo está determinada por las partidas que
conforman el activo circulante, las que permiten establecer la calidad del
mismo.     Los activos circulantes son elementos patrimoniales que se
caracterizan por su rotación y movilidad, desaparecen en cada acto productivo
ya sea por cambiar de poseedor, bien porque se consumen en el acto
productivo o porque se incorporan al producto acabado; estos activos se
presentan en el estado de situación financiera por orden de liquidez y las cinco
partidas principales que se encuentran en esta sección son: efectivo, valores
negociables, cuentas por cobrar, inventario, y pagos anticipados.

Suele incurrirse en el error de considerar al capital de trabajo como único,
cuando en realidad debe considerarse que está compuesto por dos unidades
que desde el punto de vista del financiamiento, reúnen cualidades distintas.
Esto se refiere a capital de trabajo permanente y al capital de trabajo
transitorio, los que dan lugar a pautas de financiamiento diferente según como
los asuma la administración.

Considerándose en términos permanentes es el capital de trabajo mínimo que
requiere la empresa para desarrollar óptimamente su ciclo operativo, de allí se
asumen características similares a las de un capital inmovilizado,
entendiéndose que la empresa no podrá reducirlo porque afectaría los niveles
previstos de operaciones, aunque se aclara que el capital de trabajo
permanente a diferencia del capital inmovilizado (máquinas y equipos) cambia
constantemente de contenido durante el intervalo del ciclo operativo (se
expresa una vez en efectivo e inmediatamente después en bienes, luego en
cuentas por cobrar y nuevamente en efectivo), mientras que la inversión en
bienes de capital se refiere al mismo bien a través del tiempo.

En términos transitorios se expresa por variaciones normales en la duración del
ciclo operativo y en el nivel de actividad en que el capital de trabajo se aplica
eventualmente en la empresa, aplicación que puede ser financiada igual con
deudas a corto plazo.
Sufre una disminución el capital de trabajo con operaciones como: pago de
dividendos, retiros de capital en efectivo por parte de los propietarios en
empresas no organizadas como corporaciones, compra de activo fijo al contado
o mediante el establecimiento de alguna obligación a corto plazo y
readquisición de acciones de capital.

Existen tres modelos para calcular el monto para invertir en capital de trabajo:
el contable, el del periodo de desfase y el del déficit acumulado máximo.

El método contable proyecta los niveles promedios de activos corrientes o
circulantes y de pasivos corrientes o circulantes y la calcula la inversión en
capital de trabajo como la diferencia entre ambos.
Es recomendable utilizar este método únicamente cuando, en una empresa en
marcha, se encuentre que el capital de trabajo contable observado
históricamente esta correlacionado con alguna variable mensurable y conocida
para el nuevo proyecto. Se puede definir un estándar y aplicarlo al proyecto
que se evalúa. Se usa principalmente en niveles de perfil o de prefactibilidad y
cuando se pueda determinar el estándar antes señalado.
Se puede calcular el estándar sobre promedios de la industria. También se
debe definir la variable que explica el comportamiento del capital de trabajo
contable en las empresas del sector mediante el mismo análisis de correlación.

El método del periodo de desfase calcula la inversión en capital de trabajo
como la cantidad de recursos necesarios para financiar los costos de operación
desde que se inician los desembolsos y hasta que se recuperan. Para ello,
tomo el costo promedio diario y lo multiplica por el número de días estimados
de desfase.

El método de déficit acumulado máximo es el más exacto de los tres
disponibles para calcular la inversión en capital de trabajo, al determinar el
máximo déficit que se produce entre la ocurrencia de los egresos y los
ingresos. Considera la posibilidad real de que durante el periodo de desfase se
produzcan tanto estacionalidades en la producción como ingresos que permitan
financiar parte de los egresos proyectados. Elabora un presupuesto de caja
donde detalla, para un periodo de 12 meses, la estimación de los ingresos y
egresos de caja mensuales. Aquí debe incluirse egresos que suceden durante
el año, no siempre se incluyen en la proyección de los flujos de caja.

Si el nivel de operación proyectado aumenta durante el periodo de evaluación,
se deberá programar un incremento proporcional en el capital de trabajo
invertido, a menos que pueda haber claras y justificadas economías a escala o
deseconomías de escala.

Es importante al evaluar el proyecto en un horizonte de tiempo menor que el de
su vida útil, ya que se deberá valorar esta inversión al final de ese periodo de
evaluación, por cuanto constituye parte de lo que la empresa poseerá por
haber realizado las inversiones iniciales. Cuando se evalúa un proyecto en una
empresa en marcha, existe en la situación base o actual un capital de trabajo
que podrá verse modificado por el proyecto. Si el proyecto involucra un
crecimiento en la actividad se deberá considerar una inversión incremental a la
actual y si involucra un decrecimiento se considerara una recuperación
anticipada de ella. Existen tres criterios para calcular la inversión incremental
que, aunque conducen a resultados iguales, la información que entregan para
la situación base y con proyecto puede conducir a una impresión equivocada
de los recursos que efectivamente se deberán desembolsar si se hace el
proyecto.

El capital de trabajo se refiere a los recursos requeridos por la empresa para
operar en condiciones normales, es decir, pagar nominas, compromisos con
proveedores, la comercialización, etc. Y por el tiempo que resulte necesario en
tanto los ingresos son suficientes para sufragar los gastos totales.

Bajo este concepto se consideran todos los bienes del activo circulante inicial
del proyecto, como son efectivo en caja y bancos, inventarios de materias
primas, insumos auxiliares, etc. Así como el efectivo suficiente para sufragar la
producción que se venderá a crédito; además se integraran las cuentas por
cobrar hasta que se conviertan otra vez en efectivo.

Los principales rubros que se contemplan en un proyecto de inversión son:

      Efectivo en caja
      Inventario de materia prima e insumos
      Inventario de productos en proceso
      Inventario de productos terminados
      Cuentas por cobrar
      Contingencias

								
To top