C�MO SER UN EXPERTO EN FUENTES DE INFORMACI�N by GJ3Au1

VIEWS: 0 PAGES: 61

									CURSOS DE FORMACIÓN PARA EL PERSONAL COLABORADOR DEL
                  PROGRAMA PIALTE




 CÓMO SER UN EXPERTO EN
 FUENTES DE INFORMACIÓN
  Traducido y adaptado de Texas Information Literacy Tutorial (TILT),
  creado por University of Texas at Austin (http://tilt.lib.utsystem.edu/)
La información está disponible en una gran variedad de
fuentes y formatos, como textos impresos, televisión,
vídeos, bases de datos, páginas web, y mucho más. Para
ser un "experto" en fuentes de información se necesita
saber por qué, cuándo y cómo usar todos esos recursos,
así como ser capaz de evaluar de forma crítica la
información que proporcionan.

No pretendas llegar a ser un experto en información de la
noche a la mañana. Como ocurre con la comunicación oral
o escrita, tus habilidades se irán incrementando con el
tiempo, conforme vayas profundizando en los temas que
investigues y a medida en que desarrolles actividades de
búsqueda, selección y evaluación de información.
   Alfabetización informacional
Alfabetización informacional es la expresión que
se emplea habitualmente para aludir al conjunto
de destrezas y competencias comunicativas
básicas que deben poseen los ciudadanos
capacitados para identificar, obtener, analizar,
procesar, evaluar y comunicar la información que
precisan para desenvolverse con éxito en
diferentes situaciones sociales, empleando tanto
sistemas texto-lingüísticos, como audiovisuales,
y/o multimedia.
Según la American Library Association
(1989), “Una persona competente en el
manejo de la información es la que es capaz
de reconocer cuándo necesita información y
tiene la capacidad para localizar, evaluar, y
utilizar eficientemente la información
requerida, lo que le permite aprender por sí
mismo durante toda la vida”
Según el Council of Australian University Libraries (2003) La persona
alfabetizada en información

     reconoce la necesidad de información y establece la naturaleza
      y dimensión de esa necesidad

     encuentra la información requerida con eficiencia y con eficacia

     evalúa críticamente la información obtenida y el proceso de
      obtención de la información

     gestiona la información recogida o generada

     aplica la información anterior o la nueva para construir nuevos
      conceptos o nuevas interpretaciones

     utiliza la información con juicio y reconoce las cuestiones
      culturales, éticas, económicas, legales y sociales que rodean el
      uso de la información
Según el Council of Australian University Libraries (2003) La persona
  alfabetizada en información

 se implica en aprendizaje autónomo, construyendo nuevo
  significado y conocimiento

 obtiene satisfacción y recompensa personal del uso eficaz y sabio
  de la información

 busca y usa, de manera individual o colectiva, información para
  toma de decisiones y solución de problemas ante cuestiones
  personales, profesionales y de la sociedad

 demuestra responsabilidad social mediante el compromiso con el
  aprendizaje continuo y la participación comunitaria
               ¿Dónde buscar?
En el colegio, en el instituto, en la universidad, tendrás que
buscar información para tus trabajos de clase. Cuando
acabes tus estudios, probablemente seguirás haciéndolo,
para estar informado a la hora de tomar decisiones, tanto
en el trabajo como en cuestiones personales. Las
destrezas que ya tengas y las que sigas adquiriendo harán
que te resulte más fácil buscar la información que
necesites en tu vida laboral, social y personal.

La combinación de los recursos de tu biblioteca con los de
Internet te permite el acceso a una cantidad de información
casi ilimitada. Con todas estas posibilidades ¿dónde
buscar las respuestas?
     Las fuentes de información
La información puede provenir prácticamente de cualquier
parte: experiencias personales, libros, artículos, opiniones
de expertos, enciclopedias, la Web..., y el tipo de
información que necesites cambiará en función de la
pregunta que quieras responder. Observa las siguientes
fuentes de información y fíjate en sus similitudes y
diferencias:
                                    • Catálogos de bibliotecas
• Libros
                                    • Bases de datos
• Revistas generales
                                    • Internet
• Revistas científicas
                                    • Correo electrónico
• Periódicos
• Enciclopedias
                                      Libros
Los libros cubren cualquier tema, ya sea de ficción o no ficción. Para realizar un trabajo
académico, probablemente necesitarás buscar manuales o compendios, ya que este tipo
de libros sintetizan de manera clara y ordenada toda la información que hay sobre un
tema.

Las bibliotecas organizan y almacenan las colecciones de libros en las estanterías; los
libros electrónicos, también llamados e-books, pueden ser comprados en línea o pueden
estar disponibles de manera gratuita en la biblioteca.

Utiliza un libro

• cuando busques una visión de conjunto de un tema

• para poner la materia en contexto con otros temas importantes

• para buscar información histórica

• para buscar datos que apoyen tus argumentos
                   Revistas generales
Una revista general es una colección de artículos e imágenes sobre diferentes temas de
interés general y acontecimientos actuales. Normalmente, estos artículos están escritos
por periodistas o académicos y se dirigen a usuarios adultos. Estas revistas pueden
tratar temas muy "serios", pero para buscar información científica rigurosa deberás
buscar en las revistas especializadas.

Las revistas generales, igual que los diarios y las revistas especializadas, se denominan
"publicaciones periódicas" porque se publican regularmente a lo largo del año. Las
revistas impresas se pueden encontrar en el quiosco y en las bibliotecas. Las revistas
electrónicas se pueden encontrar en la web y a veces en las "bibliotecas digitales".

Utiliza una revista general

• para buscar información u opiniones sobre la cultura general

• para buscar información sobre acontecimientos recientes

• para buscar artículos de ámbito general dirigidos a gente que no es necesariamente
especialista en un tema
         Revistas especializadas
Una revista especializada es una colección de artículos escritos por
expertos en un campo académico o profesional. Un comité editorial
revisa los artículos y decide cuáles son aceptados. Los artículos suelen
tratar sobre temas o campos de investigación muy específicos. Las
revistas científicas electrónicas, también llamadas e-journals, son
publicadas en la web por organizaciones académicas, y a ellas se
puede acceder desde muchas bibliotecas.

Utiliza una revista especializada

• cuando realices investigaciones académicas de nivel universitario.

• para saber qué se ha investigado ya sobre un tema

• para encontrar bibliografía sobre otras investigaciones relevantes
                        Periódicos
Un periódico es una colección de artículos sobre hechos recientes que
normalmente se publica todos los días, en cuyo caso también se
denominan diarios. Dado que suele haber al menos uno en cada
ciudad importante, es una buena fuente de información local.

Muchos periódicos publican en la web las noticias del día. La edición
en línea de un diario puede contener menos artículos que la edición en
papel. Los diarios, a menudo, cobran por acceder a los artículos más
antiguos, pero también puedes conseguirlos gratis en la biblioteca.

Utiliza un periódico

• para buscar información actual sobre acontecimientos locales,
nacionales o internacionales

• para encontrar editoriales, comentarios u opiniones sobre
acontecimientos actuales
                    Enciclopedias
Las enciclopedias son colecciones de artículos cortos, escritos por un
grupo de personas, cada una experta en un tema. Hay dos tipos de
enciclopedias: generales y temáticas. Las generales nos proporcionan
una visión general y concisa sobre un amplio conjunto de materias. Las
enciclopedias temáticas contienen entradas que tratan en profundidad
temas relacionados con un campo de estudio. El mejor lugar para
encontrar enciclopedias es en una biblioteca. Sin embargo, algunas
enciclopedias pueden encontrarse en la web, aunque generalmente
sólo son accesibles mediante suscripción.

Utiliza una enciclopedia

• Cuando busques información general sobre un tema

• Cuando quieras encontrar ideas clave, fechas importantes o
conceptos
       Catálogos de bibliotecas
Un catálogo de biblioteca es una relación organizada de
todos los documentos que existen en la misma. El catálogo
te indica dónde puedes localizar un documento concreto, o
una colección de documentos que traten del tema que
buscas. Dado que la colección de cada biblioteca es única,
su catálogo también lo es.

Usa el catálogo

• Para saber qué documentos hay en la biblioteca sobre un
tema

• Para saber dónde está localizado un documento en la
biblioteca
                        Bases de datos
Una base de datos es un conjunto de información estructurada en registros y
almacenada en un soporto electrónico legible desde un ordenador. Cada registro
constituye una unidad autónoma de información que puede estar al mismo tiempo
estructurada en diferentes campos o tipos de datos.

Se distinguen tres tipos de bases de datos:

• Bases   de datos factuales: Incluyen datos como fechas, estadísticas, etc.

• Directorios: Incluyen datos sobre personas, instituciones, empresas, etc.

• Bases de datos documentales: Recogen documentos como libros, artículos de
revistas, tesis, patentes, etc. Pueden contener sólo la información bibliográfica básica
para identificar un documento y hacer posible su localización posterior, o incluir un
resumen o incluso el texto completo del documento.

Utiliza las bases de datos

• Cuando quieras encontrar datos, fechas, direcciones, etc.

• Cuando quieras saber qué documentos se han publicado sobre un tema
                               Internet
La Web te permite acceder a la mayoría de los tipos de información
disponibles en Internet mediante los navegadores. Una de las principales
características de la Web es su capacidad para enlazar rápidamente con otra
información relacionada. La Web contiene información que va más allá del
simple texto, incluyendo sonidos, imágenes y vídeos.

Usa la Web

• para encontrar información y noticias actualizadas

• para enlazar con la información que la biblioteca ofrece vía Internet

• para encontrar información sobre empresas

• para encontrar información sobre todos los niveles del Gobierno, desde el
estatal al local

• para encontrar tanto opiniones expertas como generales
              El correo electrónico
El correo electrónico es una vía de comunicación en línea con una o más
personas, utilizando un software concreto en un ordenador conectado a
Internet. No es privado, ya que los mensajes pueden copiarse fácilmente y ser
enviados a otras personas. Es difícil transmitir emociones o estados de ánimo
en un e-mail, por lo que conviene ser muy claro para escribir aquello que
realmente se quiere decir. También has de saber que existen unas normas de
etiqueta o "netiqueta" a la hora de escribir mensajes. Por ejemplo, USAR
MAYÚSCULAS en todo el mensaje da una mala impresión, ya que, en el
mundo online, se considera que estás "gritando".

Usa el correo electrónico

• para buscar una opinión de un experto sobre un tema

• para acceder a los mensajes de los grupos de noticias y listas de distribución

• para preguntar al bibliotecario sobre algún tema de investigación
                      ¿Qué necesitas?
Ahora que ya conoces las diferentes fuentes que tienes a
tu disposición, ¿cómo seleccionarías la mejor para tu
investigación?

Según la información busques, será mejor usar una
fuente u otra. Por ejemplo:
 Si necesitas…                                 Puedes buscar en…

 información actualizada sobre unos piratas    Periódicos
 informáticos detenidos ayer

 información sobre la seguridad de los datos   Revistas y libros especializados
 personales en la Red

 información divulgativa sobre nuevas          Revistas generales
 tendencias en Internet
      ¿Por dónde empezar?
A veces, la parte más dura de la
investigación es el principio. Dos buenos
lugares para comenzar a buscar información
son los recursos de la biblioteca e Internet.
         ¿La biblioteca o Internet?
Probablemente, cuando piensas en bibliotecas lo primero que te viene a la mente son los
materiales impresos como libros y revistas. Pero las bibliotecas también proporcionan
acceso a recursos como artículos de revista a texto completo, bases de datos y
enciclopedias en línea.

Las bibliotecas reúnen información de calidad en una amplia gama de formatos. Muchos
recursos electrónicos son accesibles mediante un navegador de Internet. Las bibliotecas
universitarias adquieren estas fuentes de información para uso de su "comunidad" de
estudiantes, profesores o personal. Estos recursos se diferencian de la mayor parte de la
información que se encuentra libremente accesible en la Web en han sido analizados y
recomendados por la biblioteca.

Por otra parte, ninguna persona o grupo decide qué información es aceptable en Internet
o cómo debe ser presentada. Esta ausencia de autoridad hace posible que mucha gente
publique sus opiniones, ideas y trabajos de creación. Aunque estas informaciones
pueden ser interesantes, probablemente muchas no te serán útiles para la investigación
académica.

En el momento de realizar tu investigación, probablemente ahorrarás tiempo y
encontrarás información de más calidad si comienzas con los recursos de las bibliotecas
y continúas con Internet si necesitas más información u otros puntos de vista.
            Ventajas de la biblioteca
Los recursos de la biblioteca pasan un proceso de selección.

Las bibliotecas seleccionan libros, revistas generales, revistas especializadas, bases de datos y sitios
web. Este proceso de selección permite a la biblioteca recopilar fuentes consideradas de confianza,
históricamente relevantes y con un valor importante. Los recursos de la biblioteca son gratuitos para
los usuarios.

Los recursos de la biblioteca están organizados.

La organización de los documentos en las bibliotecas permite localizar fácilmente todas las fuentes de
información sobre un tema. Por ejemplo, cuando busques un libro en el catálogo de la biblioteca
obtendrás un código topográfico. Este código te indicará exactamente la estantería donde está el libro
que buscas. Por lo general, los libros colocados cerca de ése tratarán del mismo tema.

La biblioteca contiene información actual e histórica.

Las bibliotecas son colecciones organizadas de información publicada a lo largo de los años. Puedes
buscar tanto información actual, como libros y revistas que ya no se publican. A veces, puedes
acceder a estos documentos a través de la biblioteca digital.

En la biblioteca encontrarás asistencia personalizada.

A diferencia de la web, donde en general cada uno debe manejarse por sí mismo, las bibliotecas
cuentan con personal preparado para ayudarte a usar todos los recursos de que dispones. Te pueden
ayudar a aprender el uso de nuevas herramientas y pueden responder a tus preguntas. Algunas
bibliotecas también disponen de ayuda en su página web.
         Inconvenientes de Internet
La mayor parte de la información de Internet no pasa un proceso de revisión.

Cualquiera puede publicar en la web sin que el contenido deba pasar por un editor. Las páginas
pueden ser escritas por un experto en el tema, por un periodista, por un consumidor descontento o
por un alumno de Primaria.

Mucha de la información de Internet no es gratuita.

Muchas webs se pueden consultar gratuitamente (incluso muchas de las mejores), pero a menudo los
sitios comerciales cobran por acceder a toda la información.

La información de Internet no está organizada.

Algunos servicios de directorio, como Yahoo!, recopilan enlaces a sitios web y los organizan en listas
temáticas. Pero hay demasiadas páginas web como para que un único directorio o buscador pueda
organizarlas e indexarlas todas.

La mayor parte de la información de Internet no es homogénea.

Los millones de páginas web forman un heterogéneo batiburrillo de informaciones y opiniones.
Difícilmente podrás usar un buscador para recopilar información sobre tu tema de diferentes periodos
de tiempo, puntos de vista o tipos de recursos.

La mayor parte de la información de Internet no es permanente.

Algunos sitios web están actualizados con información pertinente, pero otros pueden quedar
desfasados o incluso desaparecer sin previo aviso.
              Biblioteca e Internet
Aunque distingamos entre la Web y la biblioteca, no se trata de cosas
totalmente diferentes. Es importante entender que existe un concepto
intermedio: la biblioteca en la Web. Es decir, que muchas bibliotecas
disponen de sitios web donde ofrecen información organizada y acceso
a recursos de calidad.

Una de las ventajas de usar la biblioteca en la Web es que la
información ha sido previamente evaluada y organizada. Mucha de
esta información procede del Gobierno, de empresas, de universidades
y de otros países. A veces la biblioteca digitaliza parte de sus
colecciones para que gente de todo el mundo pueda consultarla. Ten
en cuenta que, aunque cada vez hay más información en las
"bibliotecas digitales" todavía no encontrarás versiones digitales a texto
completo de todos los recursos que puedes consultar en la biblioteca
"física".

Otra ventaja de esta biblioteca es la facilidad de acceso. Los sitios web
de las bibliotecas suelen ofrecer información sobre horarios, servicios,
normas de funcionamiento y datos de contacto por si necesitas ayuda.
              ¿Cómo buscar?
Buscar información es un proceso de descubrimiento que
puede ampliar tus conocimientos y tus puntos de vista. Es
una de las partes más creativas de la investigación. Una
vez que domines algunas técnicas básicas, puede que
incluso te divierta.

A veces encontrarás más información de la que necesitas.
Saber cómo concretar la búsqueda reducirá la cantidad de
información y la hará más manejable. Por otra parte, puede
ocurrir que no encuentres ninguna información. En ese
caso, deberás ser persistente, probando otras vías para
llegar hasta la información.
                 Antes de empezar
Antes de comenzar la búsqueda, escribe un breve texto que describa el tema.
Subraya las palabras más relevantes de cada frase y haz una lista con las
palabras y expresiones clave.

Cuando tengas la lista inicial, piensa en otros términos que también describan
el tema. Escribe todas las ideas que se te ocurran, aunque te parezcan
disparatadas; a veces ésas acaban siendo las más útiles. Si no se te ocurren
otros términos, prueba a consultar una enciclopedia especializada en el tema.

Escribe también sinónimos, formas alternativas, abreviaciones y acrónimos de
las palabras de tu lista. También debes identificar términos con un significado
más amplio o más concreto que los que has escrito.

Por ejemplo, para "flor“

• Término amplio: jardín

• Término específico: rosa
             Palabras clave
Los términos que has elegido son la “palabras
clave”, las que deberas buscar en los índices
impresos o las qu deberás introducir en los
formularios de búsqueda de los catálogos, bases
de datos, buscadores, etc.

Buscar usando una sola palabra clave es fácil,
pero normalmente el tema a buscar no podrá
definirse con una sola palabra.

Combinando más de un término se consiguen
búsquedas más efectivas.
        Combinación de términos
Para combinar palabras e indicar qué relaciones deben tener entre ellas para
que se correspondan con lo que queremos buscar se usan los operadores.

AND Busca documentos donde aparezcan todos los términos (ej. estudiantes
AND internet)

NOT Busca documentos que contengan el primer término, pero no el
segundo (ej. estudiantes NOT universitarios;

OR Busca documentos que contengan alguno de los términos de búsqueda
(ej. jovenes OR juventud)

NEAR Busca documentos donde aparecen los dos términos, siempre que
entre ambos no haya más de 10 palabras (ej. violencia NEAR escuela)

Comillas (" ") Busca los términos formando parte de una frase o expresión
(ej. “gases de efecto invernadero”)
            Desenredando la red
En Internet, Puedes acceder a millones de páginas web, pero ¿cómo
encontrar las mejores para tu investigación?

Muchas bibliotecas seleccionan y organizan páginas web. Comenzar
por la página principal de tu biblioteca te ayudará a encontrar
rápidamente sitios útiles. Para encontrar más información, tendrás que
usar un buscador.

Cuando usas un buscador, realmente estás buscando en las páginas
que éste tiene almacenadas en su base de datos, no en la Web
directamente. Incluso los mayores buscadores sólo abarcan
aproximadamente una sexta parte de todas las páginas web
existentes, de modo que si sólo usas tu buscador favorito te estarás
perdiendo un 85% de los recursos disponibles.
                 Los buscadores
Cada buscador es diferente, tanto en la forma de buscar como en la
información de que dispone. ¿Cómo elegir un buen buscador?

La mayoría de los buscadores recopilan en sus enormes bases de
datos todo tipo de páginas web sobre temas muy diversos. Todos los
buscadores generales, como Altavista y Google, permiten buscar por
palabra clave. Algunos, como Yahoo!, también organizan los sitios en
categorías temáticas. Esta organización por materias es muy útil si
buscas un sitio que contenga información sobre una materia general.

Los buscadores especializados a veces están organizados por tipo de
material, como artículos de prensa o cotizaciones de bolsa; pueden
buscar páginas sobre una materia particular, como información médica
o de viajes. Son buenas fuentes para buscar páginas web para tu
investigación porque incluyen comentarios y sólo recogen páginas que
contengan información verificada.
     Estrategias de búsqueda
Las siguientes técnicas de búsqueda te ayudarán
a buscar información en la Red.

Elige palabras clave y expresiones.

Sé concreto.

Prueba búsquedas diferentes.

Usa técnicas de búsqueda avanzadas.

Echa un vistazo a las listas de materias.
       Elige palabras clave y
            expresiones
Para buscar una página web concreta,
deberás introducir las palabras clave y las
frases que haya usado el autor al crearla.
Una "tormenta de ideas" antes de la
búsqueda puede generar una buena lista de
palabras. Recuerda pensar palabras
alternativas para una misma idea, en el
caso de que no encuentres información en
la primera búsqueda.
               Sé concreto
Puedes hacer búsquedas más específicas si usas
frases. La mayoría de los buscadores usan
comillas para indicar frases o expresiones.

Los buscadores no suelen tener en cuenta las
mayúsculas y minúsculas, por lo que, si quieres
buscar específicamente nombres de personas,
países o entidades, en mayúscula, debes poner
delante el signo + (p. ej. +Canarias)
Prueba búsquedas diferentes
Los buscadores usan estrategias sofisticadas para calcular
cuántas veces aparecen en una página los términos de
búsqueda y cuántas veces aparecen juntas en el texto. Las
páginas se presentan ordenadas por relevancia en relación
a los término que hayas introducido. Si los resultados
obtenidos no te convencen, prueba a hacer la búsqueda
con otras palabras. Si después de varios intentos no estás
satisfecho, prueba en otro buscador. Algunos buscadores
tienen la opción de búsqueda avanzada, permitiendo
limitar por tipo de información o por idioma. Lee las
pantallas de ayuda para ver qué posibilidades te ofrece.
  Echa un vistazo a las listas de
            materias
Si no encuentras páginas útiles sobre tu tema o
necesitas más información, elige un buscador que
organice los resultados por materia. Puedes
empezar por una categoría general e ir
descendiendo a categorías más específicas, hasta
que encuentres la web que te interese. Es un
proceso parecido a usar los encabezamientos de
materia en una base de datos. Si encuentras la
categoría que te interesa, serás capaz de
identificar todas las páginas web disponibles en
ese buscador sobre tu materia.
                   Evaluación
Encontrar los recursos apropiados para una investigación
requiere tiempo y capacidad de crítica. Si aprendes a
aplicar un criterio de selección tanto a la información
impresa como a la electrónica, te será más fácil elegir una
buena fuente.

Según qué tipo de investigación estés haciendo, deberás
examinar más o menos a fondo las fuentes de información.
Seguramente serás menos crítico con la información si es
para un uso personal que si es para hacer un trabajo. La
investigación académica requiere fuentes rigurosas y
documentadas.
       ¿Quién publica en Internet?
La gente publica en la Web por muchos motivos,
incluyendo:

   •   expresar su creatividad
   •   compartir investigaciones
   •   promocionar su empresa
   •   expresar sus opiniones
   •   mostrar fotos de su perro, su familia, su coche...

El problema con toda esta auto-edición es que, al contrario
que con las fuentes impresas, hay muchísima información
en la Web que no ha sido previamente evaluada. La
información que no ha sido editada o revisada es más
susceptible de contener inexactitudes o argumentos poco
fundamentados.
              ¿Cómo evaluar?
Elegir los recursos recomendados por tu biblioteca es una
de las formas de identificar la información en línea
apropiada para la investigación académica. Pero incluso
cuando uses este tipo de fuentes, es importante evaluar la
información para determinar si es apropiada para tu
trabajo. Hay mucha información disponible en la web que
no es ni comprada ni evaluada por la biblioteca.

Dado que la mayor parte de la información disponible en
Internet no ha pasado ningún proceso de selección previo,
deberás dedicar más tiempo y ser más minucioso al
evaluar este tipo de recursos.

¿Cómo juzgar qué información es buena y cuál no?
      Criterios de evaluación
Considera los siguientes criterios cuando
evalúes una página web, aunque ten en
cuenta que no todas las páginas suministran
todos estos datos.
     Autoría
     Actualización
     Objetividad
     Patrocinio
     Contenido
                   Autoría
Al contrario que en la mayoría de las fuentes
impresas, puede ser difícil determinar quién es el
autor de una página Web. A veces, el nombre del
autor está oculto o se encuentra en otra página de
la misma Web. Las páginas web pueden tener
como autores a empresas u organizaciones, en
vez de personas individuales. Si no puedes
encontrar el autor de la página, puede que esta
fuente no sea apropiada para la investigación.
               ¿Quién es el autor?
Puesto que cualquiera puede publicar en la Web, es crucial determinar si el
autor tiene la personalidad, la formación o la experiencia que lo convierten en
una autoridad en la materia.

Comprueba el encabezamiento y el pie de la página de inicio para ver si
incluye información sobre el autor.

Busca su vinculación a una empresa o universidad. Después, busca en la Web
la página de esa organización para confirmar dicha vinculación.

Consulta el catálogo de la biblioteca o una base de datos para ver si el autor
ha escrito libros o artículos sobre la materia.

Busca otras páginas web que citen al autor.

Busca datos del autor en una fuente de referencia de tu biblioteca, como el
Quién es quién.
                    Patrocinio
El patrocinador o editor de una página web puede orientar
el contenido de la misma, o bien puede dejar al autor el
control sobre la información que incluya.

Generalmente, las universidades no se plantean directrices
sobre lo que sus estudiantes, personal o profesorado
publica en sus webs.

Por el contrario, las empresas suelen tener normas sobre
qué se puede publicar en sus servidores.

Los proveedores de servicios de Internet suelen ofrecer
directrices sobre qué entienden por información aceptable,
pero no asumen ninguna responsabilidad sobre lo que
publican sus clientes.
          ¿Quién respalda la web?
Averigua quién es el patrocinador de una página de acuerdo con los siguientes
consejos: Busca un logo o un enlace que lleve a la página principal.

¿Conoces al patrocinador? ¿Te parece fiable?

Fíjate en si la publicidad ocupa una parte importante de la página. Algunos
diseñadores de páginas web alquilan espacio en las mismas para publicidad, y
tienen poco control sobre los anuncios que aparecen allí. Otros anuncian sus
propios productos en sus páginas.

Borra de la URL las partes que indican los nombres de los directorios y
archivo. Mira la web que hay bajo ese directorio. Muchas veces, esta nueva
página formará parte de la web de la entidad patrocinadora.

Por ejemplo, si encuentras un documento interesante en la dirección
http://www.educa.rcanaria.es/educacion/unidadprogramas/pialte/materiales/internet/index.htm
borra todo lo que sigue a “.es” y te llevará la página principal de la Consejería
de Educación del Gobierno de Canarias
       ¿Quién respalda la web?
Por ejemplo, si encuentras un documento
interesante en la dirección

http://www.educa.rcanaria.es/educacion/unidadprogramas/pialte/materi
ales/internet/index.htm

borra todo lo que sigue a “.es”

http://www.educa.rcanaria.es

y te llevará la página principal de la Consejería de
Educación del Gobierno de Canarias
                    Actualización
La actualización de las páginas web es muy importante. Un tipo de
información que cambia constantemente, como las cotizaciones de
bolsa o las noticias, deben consultarse en páginas web que sean
actualizadas de manera regular. Algunas páginas no se actualizan
nunca o casi nunca, quizá porque la información no cambia, pero más
probablemente por falta de mantenimiento.

Para la mayoría de los temas de investigación, puede ser crucial saber
cuándo fue creada la información o cuándo fue actualizada. Igual que
probablemente no te interese un libro o artículo sobre Genética
impreso en 1966, tampoco te interesará un sitio web que no ha sido
actualizado desde el 2000. O puede que quieras información,
estadísticas u opiniones de un año en particular. En cualquier caso,
será muy importante saber la fecha en que la información se puso en
la web, o fue editada por última vez.
  ¿Está actualizada la información?
Los diseñadores de webs en las que la fecha es importante, suelen indicar la
fecha de la última actualización en un lugar bien visible. Sin embargo, a veces
las fechas son difíciles de encontrar. Si no encuentras la fecha, quizá sea
mejor que busques otras fuentes para tu trabajo.

Algunos consejos para localizar la fecha en una página web:

• Busca la fecha de la última actualización en el encabezado o el pie de la
página.

• Si no la encuentras en la página, puedes usar tu navegador para ver la fecha
en que la fue creada y la última actualización.

         Internet Explorer: En el menú "Archivo", pulsa en "Propiedades".

         Mozilla Firefox: En el menú “Herramientas”, pulsa “Información de la
                            página”

• Si el autor usa datos o estadísticas tomados de otra fuente, comprueba si
están correctamente citados con la correspondiente fecha. Puede que
necesites confirmar esta información en la fuente original.
                 Contenido
Tú y tu profesor sois los más indicados para
decidir si una fuente es apropiada para tu trabajo.
Recuerda que todas las fuentes que uses deben
contener argumentos sólidos e información
contrastada.

Dado que es muy fácil publicar información falsa
en Internet, debes examinar con cuidado las
fuentes que encuentres en la red.
      ¿Es una fuente apropiada?
• Observa cómo se recogen los datos y estadísticas y a quién se
atribuyen. Siempre debería indicarse de qué fuente han sido tomados.

• Observa si las citas de datos e ideas están indicadas en una nota al
pie de página o en una bibliografía.

• Si hay una bibliografía, consúltala para saber qué tipo de fuentes de
información están incluidas.

• Considera si se trata de un trabajo de divulgación o científico.
Asegúrate de estar usando la fuente más apropiada.

• Ten en cuenta toda la información que has recogido del sitio web y
procura conocer la motivación del autor y/o del patrocinador, así como
la objetividad del contenido.

• Ten en cuenta toda la información que has recogido sobre el autor, el
patrocinador y la fecha, y decide si este sitio web es apropiado para tus
necesidades de información.
                    Objetividad
Ningún autor es completamente objetivo. Cada uno tiene
sus principios y creencias que a menudo se reflejan en sus
escritos. También los editores y patrocinadores tienen sus
propios intereses y prioridades, de forma que favorecen a
aquellos autores cuyas obras apoyan las ideas de la
institución.

Juzgar la objetividad es una cuestión personal. No todo el
mundo estará de acuerdo con lo que tú piensas que son
"verdades" o "hechos". Ten esto presente cuando leas un
artículo o un libro y decide si el punto de vista que presenta
te interesa en tu investigación.
  ¿Es una información objetiva?
Tu tarea es determinar si una fuente contiene argumentos bien
contrastados y razonados. Para ayudarte a decidir:

• Asegúrate de que las afirmaciones están apoyadas en datos,
estadísticas u otras evidencias válidas.

• Busca en las notas a pie de página o en las citas las fuentes en que
se basa el autor.

• Cuando consultes un artículo, averigua si la revista tiene una política
editorial expresa.

• Cuando investigues un tema polémico, averigua qué organizaciones
apoyan o contradicen el punto de vista del autor.
                 Evita el plagio
Uno de los principios de la investigación es estudiar lo que
otros han publicado y formarte tu propia opinión. Cuando
cites lo que ha dicho alguien, o cuando resumas o
parafrasees información encontrada en libros, artículos o
páginas web, debes siempre reconocer quién es el autor
original.

Si usas las palabras o ideas de otra persona sin
mencionarla, estás cometiendo un tipo de robo,
denominado plagio. El plagio puede ser tan descarado
como presentar un trabajo de otro como si fuera tuyo, o tan
discreto como copiar o parafrasear ideas de diferentes
trabajos consultados. También es plagio copiar texto de
una página web u otra fuente y pegarlo en tu trabajo sin
indicar quién es el autor.
      ¿Cómo evitar el plagio?
Apunta siempre dónde has encontrado cada idea.

Escribe siempre la cita completa de la fuente de
cada información que uses.

Usa comillas cuando cites literalmente las
palabras de otra persona.

Menciona siempre a los autores de la información
o ideas que uses.
                Cita las fuentes
Citar es el proceso por el cual reconoces de qué fuentes
has sacado la información para tu trabajo. Las citas
pueden estar en medio del texto o al final, en una
bibliografía. Puede ser difícil decidir qué es lo que se debe
citar y qué no.

Usa esta norma: Si ya conocías la información antes de
empezar la investigación, no hace falta que la cites.
Tampoco necesitas citar hechos generalmente conocidos,
como fechas, que pueden encontrarse en cualquier
enciclopedia. Cualquier otra información, como frases
literales, estadísticas e ideas, deben ser siempre citadas
en tus trabajos.
                        Cómo citar
Siempre ha de constar el autor y la fuente

Cuando se trate de un párrafo de pocas líneas, se puede insertar en
nuestro propio texto, siempre entre comillas (“ ”) o en cursiva

Cuando sea un fragmento largo, se puede diferenciar del resto de
nuestro texto dándole más margen y un tamaño de letra más pequeño.

Las citas han de ser fieles:

    • no se puede eliminar una parte del texto sin avisar. Hay que
      indicarlo siempre con puntos suspensivos (...)
    • nuestros comentarios han de aparecer entre corchetes [ ]
    • si hay un error en el texto citado, debe mantenerse, pero
      avisando al lector con la anotación [sic]
                    Cómo citar un libro

APELLIDO(S), Nombre. Título del libro. Mención de responsabilidad
secundaria (traductor; prologuista; ilustrador; coordinador; etc.)*. Nº de
edición. Lugar de edición: editorial, año de edición. Nº de páginas*.
Serie*. Notas*. ISBN
           *Los datos con asterisco son optativos

Ejemplos:

BOBBIO, Norberto. Autobiografía. Papuzzi, Alberto (ed. lit.); Peces-
Barba, Gregorio (prol.); Benitez, Esther (trad.). Madrid: Taurus, 1988.
299 p. ISBN: 84-306-0267-4

El Lazarillo de Tormes. Marañón, Gregorio (prol.). 10a ed. Madrid:
Espasa Calpe, 1958. 143 p. Colección Austral; 156.

Tomado del documento ¿Cómo citar bibliografía?. Universidad Carlos III de Madrid
http://www.uc3m.es/biblioteca/GUIA/citasbibliograficas.html [Consultada: 19-12-2006]
               Cómo citar una revista
Título de la publicación en cursiva. Responsabilidad. Edición.
Identificación del fascículo. Lugar de edición: editorial, fecha del primer
volumen-fecha del último volumen. Serie*. Notas*. ISSN
           *Los datos con asterisco son optativos

Ejemplos:

Boletín económico. Banco de España. 1998, nº 1. Madrid : Banco de
España, Servicio de Publicaciones, 1979- . ISSN: 0210-3737

IEEE Transactions on computers. IEEE Computer Society. 1998, vol
47. Los Alamitos (Ca): IEEE Computer Society, 1988. ISSN 0018-9340.




Tomado del documento ¿Cómo citar bibliografía?. Universidad Carlos III de Madrid
http://www.uc3m.es/biblioteca/GUIA/citasbibliograficas.html [Consultada: 19-12-2006]
               Cómo citar un artículo
APELLIDO(S), Nombre. "Título del artículo". Responsabilidad
secundaria. Título de la publicación seriada. Edición. Localización en el
documento fuente: año, número, páginas.

Ejemplos:

LLOSA, Josep, et al. "Modulo scheduling with reduced register
pressure". IEEE Transactions on computers.1998, vol 47, núm. 6, p.
625-638.

ALVAREZ, Begoña; BALLINA, F. Javier de la; VÁZQUEZ, Rodolfo. "La
reacción del consumidor ante las promociones". MK Marketing +
Ventas. Nº 143 (Enero 2000) p. 33-37



Tomado del documento ¿Cómo citar bibliografía?. Universidad Carlos III de Madrid
http://www.uc3m.es/biblioteca/GUIA/citasbibliograficas.html [Consultada: 19-12-2006]
  Cómo citar un recurso de Internet
Responsable principal*. Título [tipo de soporte]. Responsables
secundarios*. Edición*. Lugar de publicación*: Editor, fecha de
publicación*, fecha de actualización o revisión*. URL [fecha de
consulta]. Descripción física*. (Colección)*. Notas*. Disponibilidad y
acceso*. Número normalizado*
           *Los datos con asterisco dependen del tipo de recurso

Ejemplos:

Biblioteca de la Universidad de La Laguna [en línea].
<http://www.bbtk.ull.es> [Consulta: 20 diciembre de 2006]

Lemrini, Mohamed. "Tecnologías para el futuro (1)". [en línea]. Binaria.
Volumen I (Dic. 2001). <http://www.uem.es/binaria/intro.html>
[Consulta: 10-7-2002]. ISSN 15791300

Adaptado del documento ¿Cómo citar bibliografía?. Universidad Carlos III de Madrid
http://www.uc3m.es/biblioteca/GUIA/citasbibliograficas.html [Consultada: 19-12-2006]
Buscar en Internet en la práctica: la
        “caza del tesoro”
Una caza del tesoro es un tipo de actividad
didáctica muy sencilla que utilizan los docentes
que integran la Internet en el currículum. Consiste
en una serie de preguntas y una lista de
direcciones de páginas web de las que pueden
extraerse o inferirse las respuestas. Algunas
incluyen una “gran pregunta” al final, que requiere
que los alumnos integren los conocimientos
adquiridas en el proceso.
 Ejemplo de una caza del tesoro
Murciélagos

Una caza del tesoro de Conocimiento del Medio de 4º de Primaria Alicia García-Hazell
Centre d’Educació i Noves Tecnologies, Universitat Jaume I Noviembre de 2001

Introducción:

¿Has visto alguna vez un murciélago? Seguro que sí. ¿Sabes que viven prácticamente
en todas las regiones del mundo y que hay de muchos tipos? En esta actividad vamos a
aprender algunas cosas sobre los murciélagos y sus costumbres. Como verás, son unos
animales muy interesantes sobre los que la gente, a veces, tiene ideas equivocadas.

Preguntas:

1. ¿A qué especie animal pertenecen los murciélagos? ¿Cuáles son sus características?

2. ¿Cuántas especies de murciélagos hay en la península Ibérica? ¿Y en las Islas
Canarias? Copia y pega tres fotos o dibujos de diferentes especies de murciélagos en tu
cuaderno.

3. ¿Qué tipo de murciélago se encuentra en peligro de extinción en la Comunidad
Valenciana? ¿Cómo es su nombre científico? ¿Cómo se llama en valenciano?
 Ejemplo de una caza del tesoro
Recursos:

Mamíferos http://members.es.tripod.de/valdavia/mamiferos.htm

K8AIT Principios de la Aeronáutica. Animales.
http://wings.avkids.com/Libro/Animals/advanced/bats-01.html

Los Murciélagos Ecología e Historia Natural
http://www.acguanacaste.ac.cr/rothschildia/v4n1/textos/murcielagos.html

Fauna Ibérica http://www.faunaiberica.org/especies.php3?esp=73

La gran pregunta:

10. Ahora, piensa en todo lo que has aprendido sobre los murciélagos e intenta contestar
a esta pregunta: ¿Por qué los murciélagos son beneficiosos para los seres humanos?



Más ejemplos de cazas del tesoro:
http://www.aula21.net/cazas/ejemplos.htm
                   Para saber más
E-Coms http://www.mariapinto.es/e-coms/

ALFIN-EEES http://www.mariapinto.es/alfineees/AlfinEEES.htm

Alfamedia http://www.mariapinto.es/alfamedia/index.htm

TILT (en inglés) http://tilt.lib.utsystem.edu

TILT (en catalán) http://bibliotecnica.upc.es/bib160/tilt/

Preparación de una búsqueda bibliográfica (Universidad de Sevilla)
http://bib.us.es/Flash/index.html

								
To top