liderazgo inspirador 0828 by duRmY02X

VIEWS: 125 PAGES: 193

									                                                                                         1




                            CAPITULO I: SELF
                                    EL SÍ MISMO

Cultura proviene de la palabra cultivar, es decir, algo transformado, modificado y
ajustado por seres humanos, en efecto, el hombre como ser cultural es el resultado de
una trasformación, la cual debió haber sido pensada, propuesta, compartida, acordada o
impuesta a otros individuos. La historia está entonces llena de líderes, ya sean filósofos,
educadores,   políticos, militares, sabios o científicos cuya orientación en distintas
comunidades han permitido dignificar la vida y mejorar la convivencia solidaria y
fraterna.


Les hemos seguido, admirado y amado: ¿por qué?, no habría una única respuesta, no
obstante Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, siempre manifestó sus reservas
hacia el “gran hombre”, pese a su admiración y deuda con algunos de ellos en especial
con Schopenhauer. El análisis profundo del         líder orientador e inspirador, indica
convicción interior en cuanto a su forma de ver la vida y proyección de esa fuerza
cosmovisiva incontenible.


Ese ímpetu interior no puede ser mantenido, ni reprimido en el interior del líder
inspirador, sino que se exterioriza a manera de proyección y se pretende universal. En
pocas palabras, el líder piensa que al haber seguido un marco cosmovisivo, una gran
intuición, o una bella idea acorde con las necesidades y aspiraciones de quienes lo
siguen, ha visto la verdad, pero, no se pregunta si es o no una certeza, o si debería
imponerla, sino que afirma esa verdad, está convencido de su forma de concebir la vida
y como tal le es imposible guardársela. No olvidemos que somos seres en construcción
y que nuestro mayor logro como hombres modernos es el sustentar nuestro juicio en una
afirmación racional, emotiva y sobre todo volitiva, por eso una afirmación en tal
sentido, tiene en nuestro contexto el derecho de reclamarse como real. Ya se ha visto en
Mandela, M. Luther King y otros, la convicción de actuar en coherencia con la verdad
como fuente de legitimidad de un líder. La gran frase de Cristo: la verdad os hará libres
continúa siendo un horizonte de sentido.
                                                                                            2




                       1. COMUNICACIÓN INTERNA
                        Y AUTORREPRESENTACION


El ciudadano del común se diferencia del líder en la medida en que éste último cuenta
con una visión del mundo que, por un lado le genera firme convicción y por otro lado,
le obliga a trascender su individualidad: debe exteriorizarla. Pero dicha visión, a partir
de lo profundo de su percepción, no puede estar desligada de unos intereses
particulares, motorizados dentro de unos causes en los cuales podemos encontrar un sin
número de formas disímiles de pensar, que pueden ir desde las actitudes moralmente
más elevadas hasta las acciones más vengativas, liberadoras de pasiones destructivas o
crueles. Sean unas o las otras, lo cierto es que esos líderes se hacen vanguardia de otros
que los siguen, configurando un proyecto de sociedad, grupo o institución. Por lo tanto,
el animal simbólico, no es el resultado de una imitación de la naturaleza, sino más bien
el producto de una forma de pensar que, transformada con el tiempo, ha estructurado
nuestro mundo propiamente humano.


No es poca la responsabilidad que aquí estaremos dando al líder como pensador,
arquitecto y evaluador de la cultura y las realidades humanas; estamos en éste sentido
muy cerca de las afirmaciones de Carlyle, citadas más adelante. Ahora bien, al dar
elevada importancia al líder, debemos explicar cómo es posible que unos seres
racionales se sometan a la autoridad de otro y cumplan sus designios, aún cuando
puedan llevar el ropaje de una buena causa, como la libertad o el bien común, entonces,
no es difícil entender que tales ideas sean seguidas con fidelidad, admiración y lealtad.


Pero también es cierto que no todas las empresas humanas llevan un título tan altruista,
el ejemplo emblemático es el del pueblo alemán que se lanzó tras los ideales de una
raza pura, el exterminio de los judíos y otros ejes hace apenas medio siglo. Si
escarbáramos en la historia encontraríamos más y más ejemplos de casos análogos, en
los cuales es difícil definir el por qué de ese impulso ciego y sado-masoquista hacia la
destrucción del otro, del sí mismo y lo que es más difícil de explicar, cómo esas ideas y
actos de intolerancia encuentran un campo fértil en el imaginario de una nación.
                                                                                         3



Frederic Nietzsche se manifestó en contra del bien común, por considerarlo una
contradicción de los términos, pues, semejante afirmación no corresponde a la realidad
de la fenomenológica humana, porque ella suele querer, no algo bueno para todos y que
pueda ser apropiado, sino algo singularizador, algo distinto; en otros términos, algo
apreciado porque nadie más lo posee. Si tal es la naturaleza humana ¿debemos creer en
la posibilidad de un proyecto social? ¿Debemos seguir al líder que nos indica el camino
para conseguir tal beneficio? ¿Es el líder sincero y altruista? ¿No se equivoca? Aquí
puede advertirse como son más las preguntas suscitadas cuyas respuestas tienen más un
tinte filosófico y no tanto científico; incluso en esta temática se respira más arte que
ciencia.


Al pasar a un ámbito social e institucional donde un determinado líder se desenvuelve
pretendiendo orientarlo y dirigirlo en algún sentido, lo más lógico es preguntarnos por
la legitimidad que posee para llevar a cabo semejante tarea. No se trata de cualquier
acción, sino, de una gran responsabilidad en tanto otras personas quedan bajo su
autoridad, sujecionadas a la voluntad del líder. A este respecto, es interesante el ejemplo
de la ardua e importante misión de Moisés para salvar al pueblo de Israel de la tiranía
egipcia. Si nos detenemos a pensar en la base legitimadora de una misión de tanta
tenacidad e impacto, resulta sumamente significativo el hecho de que su mandato fuera
inspirado por la divinidad y Moisés fuera un profeta.


Hitler, por su parte, creía encarnar los deseos de toda una nación e incluso quiso
trascender las fronteras políticas englobando una serie de aspectos culturales. Del
paralelo se colige: Moisés escapa en el tiempo y no es un ejemplo muy afortunado. No
obstante, ¿no cuestionaríamos hoy la legitimidad de un líder reconocido y seguido con
convicción por la mayoría de toda una nación como en el caso de Hitler? Suponiendo
que la respuesta de la mayoría de nuestros lectores sea afirmativa, es imperativo
preguntarse ¿por qué?, de lo contrario corremos el riesgo de caer una y otra vez en
proyectos deshumanizantes y despersonalizadores, de los cuales el nazismo resulta un
ejemplo paradigmático. No se trata simplemente de presentar en este módulo, las
alternativas –que son muchas y diversas- para convertirse en un líder, sino que la misma
tarea debe ser cuestionada, porque aquello que no genera discusión,           preguntas y
opiniones sólo podrá despertar nuestras sospechas.
                                                                                          4



                          1.1 AUTOCONOCIMIENTO


Son muchas las diferencias que el ser humano tiene con otras especies porque no sólo
hablamos, también creamos realidades a partir de signos, símbolos e imágenes,
organizamos diversas sociedades estructurando un sistema complejo de creencias, no
obstante, la existencia -según los últimos descubrimientos sobre el genoma humano-
de una diferencia pequeña y relativa entre lo físico y lo mental cuando es comparado el
hombre con otros animales. Pues bien, el verdadero abismo se da es entre lo social y lo
orgánico, pues, los sistemas sociales, económicos, institucionales y en una sola
categoría, culturales, son en nuestra especie sencillamente sorprendentes.


Gracias al lenguaje, a la interacción e institucionalidad en los grupos humanos y a la
acción creadora o transformadora (trabajo), los hombres y las mujeres en su proceso de
personalización, socialización e individuación desarrollan la capacidad para conocer. En
efecto, el conocimiento da especificidad a nuestra especie, permite la invención de
mundos, culturas y civilizaciones de altísima complejidad. Más aún, el mundo de hoy se
ha bautizado como era del conocimiento, en tanto se han superado los factores de
desarrollo y riqueza como lo fueron durante siglos el trabajo, la tierra y el capital pese a
las graves crisis inherentes en estos cambios. Así, en la actualidad pierden relevancia
las famosas ventajas comparativas porque han ido dando paso a las ventajas
competitivas definidas por lo cognitivo. La fabricación de productos y servicios con
calidad y valor agregado, son el resultado contundente del poder del conocimiento al
cual no han accedido dos tercios de la humanidad.


El conocimiento es factor de poder central y estratégico en el desarrollo de las personas,
los países y de la humanidad misma, porque conocer es liberar la curiosidad, arraigar el
asombro como un don refundido en el torrente de la rutina y la monotonía. Sin embargo
el desarrollo en las personas, principalmente, es también admiración y perplejidad hacia
adentro, nuestro ser es y está situado en un espacio y en un tiempo de manera que
habitamos un mundo desde adentro y desde afuera. En consecuencia, nos encontramos
con otra diferencia protuberante con respecto a otras especies, nuestra capacidad de
autoconocimiento, autocontemplación o autoconciencia.
                                                                                         5

Desde tiempos antiguos el maestro y filósofo griego Sócrates, consideró que el camino
expedito hacia la sabiduría es el conocerse a sí mismo, a través de un proceso mayéutico
(búsqueda de la verdad a través del diálogo) y gracias a él nos vamos autodescubriendo
en un encuentro a profundidad con “El Otro”, con el interlocutor. Ese repliegue en torno
de sí mismo, permite constatar de acuerdo con la filosofía socrática, la ignorancia en la
que estamos inmersos, para desde allí vislumbrar el “Potencial Interno”, esto es, la
riqueza interior y el universo íntimo que cada quien lleva consigo. Al respecto Platón
escribe sobre la necesidad de romper las cadenas de la oscuridad porque la peor
desgracia o la más grave pobreza es la ignorancia interior, realidad proyectada en el
mundo exterior de las apariencias, el engaño y la mentira.


En un mundo con crecientes dificultades, con exponencial velocidad en sus cambios,
atravesado por inenarrables angustias socioeconómicas, encarcelado, como diría Platón
-discípulo de Sócrates-, y maniatado por procesos de contra-cultura reflejados en la
masificación, la alienación y el consumismo, vuelve a ser urgente e indispensable el
conocimiento propio. Platón en El mito de la Caverna (La República, Libro VII)
permite interpretar, entre muchas otras prospectivas, la imperiosa necesidad de la
autocontemplación, vale decir, de zarpar mar adentro acometiendo el viaje hacia la
interioridad para descubrir la “verdad” y regocijarse con su esplendor. En nuestros días
la honda crisis de valores generada por la modernidad en tránsito por conquistar
horizontes posmodernos, invitan a volver la mirada hacia adentro en busca del ser
íntimo, en un diálogo (Mayéutica) personalizado. Allí hallaremos la sabiduría que es
diametralmente opuesta a la erudición, al intelectualismo, a la información sin sentido ni
contexto.


Lo volvieron a proponer en la segunda mitad del siglo XX, filósofos existencialistas de
monumental trascendencia como J. P. Sartre, Albert Camus, la pionera del movimiento
feminista Simonne de Beauvoir (El Segundo Sexo), y el propio existencialista católico
Gabriel Marcel, entre muchos otros. Su propuesta sigue vigente en el sentido de invitar
a la creación de valores desde la fuente interior. Es crucial para los líderes
autoconocerse si aspiran a cambiar sus circunstancias, sus mundos y por ende, el de sus
seguidores, porque nadie da de lo que no tiene y para darse es necesario encontrar el
“Ser Interior”, porque del ser, del arraigo o de las raíces proviene el carácter, es decir,
el saber sentir y el saber transformar con determinación, prudencia y entereza.
                                                                                         6



Las emociones, el hacer, el tener y el pensar, son los cuatro puntos cardinales del ser y
si uno solo falla el liderazgo se trunca, se bloquea. Dónde se está y hacia dónde se va,
con cuáles medios y fines, constituyen la apuesta existencial de todo líder integral o
inspirador. Esa apuesta, no es otra que abordar las problemáticas del hoy, del “aquí y el
ahora”, realizando un esfuerzo persistente y de recio carácter, tomando como núcleo
irradiador de valores y principios el fortalecimiento progresivo del mundo interior. Es, a
partir del conocimiento del propio ser como se le da sentido y significado a la existencia
y sus vicisitudes, y es a la luz de la sabiduría interior como se descubre la verdad, la
transparencia y por su conducto, la felicidad, la capacidad para el disfrute, pero, también
para asimilar creativamente el dolor, la frustración y los límites del ser.


Sabiduría y felicidad se retroalimentan mutuamente, además suelen expresarse en
alegría o estilos comportamentales cargados de buen humor, sencillez y autenticidad
tanto en la órbita interpersonal como intrapersonal. El investigador Howard Gardner ha
realizado en ciencia lo que filósofos y sabios han intuido en sus reflexiones y obras
literarias cuando se preguntan por la posibilidad del gobierno de sí mismo, por el auto-
conocimiento y por la grandeza del ser interior.


Gardner cree que se requiere sabiduría para elegir bien a los amigos, para desarrollar la
tolerancia y el sentido de alteridad, para enfocar y superar problemas, tensiones y
conflictos o para convertir esos diferendos o choques de interés en oportunidad para
crecer y mejorar. Estas actitudes y conductas no requieren erudición o enormes
magnitudes de información, requieren sabiduría entendida como manejo creativo de las
circunstancias, sentido de la identidad, visión objetiva de sí mismo, es decir, un
positivo concepto de sí mismo, confiable, coherente, realista y al mismo tiempo
soñador, apasionado, sensible y con honda visión del “mar adentro” que es el Yo de
toda persona.


¿En qué consiste el camino hacia la sabiduría?, ¿cómo zarpar mar adentro y con cuáles
propósitos?, ¿por qué es distinta la sabiduría de la mera información e incluso de la
pura conceptualización? Ahora bien: ¿cómo aporta este viaje al corazón del sí mismo,
en la construcción de un liderazgo inspirador?, ¿para qué sirve un liderazgo
transformador en el contexto educativo y cultural?, ¿se puede ser líder sin férreo
                                                                                         7

entrenamiento al igual que un deportista que anhela llegar a la cima, o un poeta que
pretende entregar lo sublime a sí mismo y a su prójimo?


De la contemplación o mirada (asumir el todo, percibir la unidad) en rededor de nuestro
mundo interior logramos una auto-objetivación del acontecer psíquico o de nuestro
devenir íntimo. En esa “introspección” (psicología estructural) alcanzamos una especie
de auto-diagnóstico o en la perspectiva del pensador G. Hegel una auto-referenciación a
lo cual el filósofo racionalista alemán prefirió llamar “conciencia”. Para nuestro interés
de relacionar el “Liderazgo Inspirador” –referido a valores- con el conocimiento de sí
mismo, lo denominaremos Yo o “SELF”, una Yoidad o Mismidad expresada en el
hacer, el pensar, el tener y el sentir, totalidad holística e indivisible cuyo acontecer se
conoce en el Humanismo como personalización autorrealizadora.


La vida interior es inagotable, indeterminada y siempre novedosa, creativa e
interrogativa. Es un discurrir que      se proyecta a manera      de una fenomenología
dinámica, cambiante, discontinua, ambigua, y siguiendo a G. Marcel (1979), misteriosa
como quiera que nuestro Yo o nuestra Yoidad no permite una aprehensión cuantitativa,
experimental o causal, por ende, escapa a las definiciones, a las conceptualizaciones, a
los esquemas rígidos. La mismidad es un proyecto           inconcluso, no es un asunto
acabado, cerrado o fatalmente congelado. A este respecto y siguiendo la filosofía
existencial, el marco teórico que ha de inspirar una visión del Líder Solidario, es
básicamente la psicología humanista o motivacional de K. Rogers, A. Maslow, V.
Frank., H. Sullivan quienes consideran como núcleo de la personalidad y el
comportamiento al “Yo”, vale decir, cuna de valores, fines, principios, virtudes e interés
de autonomía liberadora.


            El psiquiatra Oliver Sacks, en su libro “El hombre que confundió a su mujer
           con un sombrero”, cuenta el caso de uno de sus pacientes cuya memoria
           había sido destruida por el síndrome de      Korsakov y que se dedicaba a
           inventarse constante y frenéticamente nuevos pasados. Era la forma de poder
           seguir considerándose como Yoidad, como Mismidad, a través del tiempo1.


1
    Savater, F. (1999). Las Preguntas de la Vida; Barcelona: Ariel.
                                                                                     8



El Yo es acción y esa acción se nutre de la memoria de la especie (filogénesis) y de la
memoria del propio self (ontogénesis); sin embargo, ese arraigo tanto socializador como
subjetivo se traduce en símbolos y signos no necesariamente unívocos (lógica formal),
pues, la Yoidad se auto-contempla con más integralidad a través del lenguaje analógico,
metafórico e inclusive mítico. Es así como tenemos mejores descripciones
fenomenológicas de la mismidad, o sea, de la interioridad (concebida por Gardner como
“inteligencias múltiples”) en el maravilloso mundo de las artes y principalmente en la
literatura. En efecto, quien mejor que F. Dostoievski, Hemingway, Sábato, O. Paz,
Goethe o Shakespeare para describir el Yo y sus increíbles laberintos, sus claroscuros,
sus inflexiones anímicas, sus cegueras, pero también sus certezas.


Con base en la acción yoica, en su voluntad motora o en su hacer intencional el sujeto
descubre sus fuerzas corporales, su potencial transformador y su capacidad para
intervenir dentro de su contexto vital. El maestro Miguel A. Ramón escribió lo
siguiente: “en el ámbito de la libertad aparece lo humano, porque la vida deja de ser
una realidad dada, acabada, o terminada, para convertirse en un proyecto, en una
realidad por construir, por crear, por formar; pues, no se nace persona sino que se
llega… mediante la fuerza de la voluntad, entonces, el hombre formado integralmente –
como proceso siempre abierto- se caracteriza por su actitud más que por sus
conocimientos; por su comportamiento más que por su erudición; por el uso que hace
de sus aprendizajes más que por la información que posee, y por la forma como actúa
frente a los problemas”.


Y más adelante el profesor Miguel cita al filósofo J. Ladrière, así:


           La palabra “acción”       debe tomarse aquí no sólo como modalidades de
           intervención que supone una modificación del mundo, como en la acción
           tecnológica, o en las relaciones sociales, como en la acción política, sino
           de todo el proceso en el que el ser humano, como VOLUNTAD, es decir,
           como fuente autónoma de causalidad, inscribe su marca en el mundo. (La
           ciencia y la técnica frente a las Culturas)2.


2
    UNAD. Documento interno de trabajo. Ramón, Miguel. Abril 2008.
                                                                                       9



El auto-reconocimiento se encuentra, por virtud de la acción sobre el mundo, con que
somos cuerpo (no tenemos un cuerpo), corporeizamos nuestras vivencias, pero,
igualmente, asumimos nuestras vivencias mediante corporalizaciones. Por ejemplo,
cuando hay un dolor intenso se habla analógicamente de sentirlo hasta los huesos, o de
amar a alguien con sindéresis cognoscitiva y músculo-esquelética. Recordemos que el
poeta y literato eximio Edgar A. Poe se traumatizó en su niñez cuando tuvo claro que él
también llevaba un esqueleto dentro de su piel y quizá ésa impactante vivencia lo
condujo hacia la sublimación gracias y por conducto del arte literario para poder aceptar
y elaborar creativamente su angustia traumática. Igual, en la obra de T. Mann, La
Montaña Mágica, el protagonista se inyecta el bacilo de la tuberculosis para poder
ingresar al hospital y estar al lado de su amada.


En la medicina contemporánea la enfermedad es concebida como síndrome, ya que
cualquier patología posee una entrañable correlación con lo psíquico y es así como se
afirma la esencia psico-somática de las anomalías del cuerpo y de su Yoidad auto-
representadora, porque somos pura representación en tanto nuestros contenidos
mentales son símbolos y signos. Es así como el cuerpo es punto de llegada y de partida
del Self en espiral discontinuo, con rupturas, pero, siempre en proceso de
“autorrealización”. Hipócrates y los médicos han considerado “la mente sana en cuerpo
sano”, en consecuencia, el líder contempla su interioridad sin prescindir de lo corporal
y al revés, en el entendido de afirmar y autoafirmar nuestra existencia corporalmente,
mentalmente, anímicamente, en un acto de personalización susceptible de formarse,
perfeccionarse y crearse a sí misma. Es tan simple como pensar mejor mientras se hace
ejercicio o se está en postura corporal de reposo y relajación. (Véase sobre meditación
trascendental: Google y otros buscadores).


Nuestro cuerpo como acción, voluntad y decisión asume su ubicación temporo-espacial,
es decir, que se encuentra situado en un “ahí” y precisamente, en ese “aquí y ahora”
intuimos y creamos El Tiempo que como pasado es memoria, como presente es
principio de realidad y como futuro es esperanza y utopía. El líder concreta su arraigo
en un marco ideológico y cosmovisivo (visión y misión axiológica y teleológica) a la
luz del cual se orienta en su mundo, toma decisiones y realiza “apuestas” por un mejor
proyecto de vida personal y colectivo sin hacer de su doctrina ideológica una prisión de
                                                                                     10

dogmas y fundamentalismos paralizantes, o sea, que está dispuesto a abandonar sus
paradigmas, no obstante el dolor y la ansiedad que entrañan los cambios cuando se
asume lo nuevo o se elige dentro de incertidumbres y dilemas. Lo desconocido angustia,
incomoda y destapa nuestras cegueras (E. Morin; J. Ortega y Gasset, H. Maurana: el
Paradigma de la Complejidad) del conocimiento tanto de sus circunstancias externas
como intrapsíquicas.


¿Cómo hacer para que el líder no se deje seducir por la seguridad aparente que le
brindan los integrismos ideológicos y doctrinales?, sencillamente, el líder no debe
renunciar a sus sueños (visión, misión) y por ende, se encuentra permanentemente
retado a mantener y nutrir “La Utopía”, vale decir, que su vida cotidiana ha de
impregnarse de sus sueños de cambio y perfectibilidad constante y continua. La utopía
como se infiere de T. Moro, Saint Simon y otros “utopistas solidarios” (quienes
apuntaban a un mundo justo, digno, pacífico, fraterno y en paz), no es nada diferente a
un lugar que no ha sido ubicado: U= sin; Topos=lugar. Utopía es un no lugar, sin lugar
y en ese orden de ideas hay que esforzarse con persistencia, dedicación y hasta con
sacrificio para diseñar las condiciones que hagan posible ese lugar soñado.


El genio colombiano S. Zuleta (Elogio de la Dificultad, 1988) concebía la felicidad
como una utopía, es decir, un horizonte de esfuerzo, disciplina, pasión y perseverancia,
pues, la felicidad no es volver y estar en el huevo (en el útero), en el paraíso
anquilosado de la dependencia, de la pasividad y la indiferencia. Incluso los griegos no
llegaron a plenitud a ese maravilloso sitio llamado Ítaca en La Odisea de Homero. No
obstante, ese empeño, ese pretexto, los llevó por aventuras inolvidables, experiencias
extraordinarias y aprendizajes de incomparable relevancia existencial y significativa.
Algunos regresaron más sabios, felices y reconciliados con la vida.


¿Dónde estoy, hacia dónde “quiero-deseo” ir? ¿Quién soy Yo? ¿Con cuáles talentos y
recursos cuento, cuáles debo crear? Todos interrogantes ineludibles, cargados del
“misterio del ser”, pues no hay respuestas definitivas, pero, sí existen criterios de
orientación, de dirección y de auto-motivación. Según E. Erikson en su enfoque
humanístico psicosocial con amplio coloreamiento psicoanalítico, la Identidad debe
consolidarse en la adultez temprana porque de lo contrario irrumpen en la Yoidad
sentimientos de impotencia, confusión, miedo y soberbia que terminan siendo
                                                                                       11

disfrazados por conductas persecutorias, sentimientos de superioridad e inferioridad
polares.


El líder inspirador construye una Identidad fundante y fundamentada en la sencillez, el
espíritu de servicio, el testimonio exhibido en su estilo de comportamiento consistente y
coherente, con muy buen sentido del humor, capaz de aprender de los errores y
conciente de los límites existenciales que marcan la conciencia de la muerte, la angustia
y la soledad, pero, al mismo tiempo capaz de asumir el desafío de la trascendencia o de
resignificar y valorar la brevedad de la existencia. Puede convertir la ansiedad en
combustible creativo para no aislarse y para hacer de su soledad una oportunidad de
tejer amistad, solidaridad, diálogo, amor, dicha o felicidad.


Stephen R. Covey ilustra con claridad pedagógica y destreza didáctica la importancia
del dolor y del sufrimiento cuando se los logra asimilar, tramitar y convertir en
potencial y sabiduría para crecer, para cualificarse; es como aprender a morir a
paradigmas y reaprender otros esquemas. La frustración una vez se logra asimilarla,
metabolizarla y fluidificarla posee efectos RESILIENTES. Por resiliencia se entiende
superar la adversidad, desarrollar coraje para asumir riesgos y enfrentar los retos
inexorables del camino de la vida. No es que un líder no pueda fallar, regresar o sentir
vacilación, es volver a intentarlo, persistir con dedicación, heroísmo o estoicismo, pues,
así no se alcancen las metas deseadas, anheladas, soñadas de todas maneras el propio
esfuerzo tiende a ser autorrealizador3.


El líder inspirador reconoce y anima a sus colaboradores, les imprime carisma, los ama
en forma leal y transparente, confía en ellos y además de respetarlos, les hace caer en la
cuenta de sus errores para que aprendan de los mismos, este asunto supone paciencia,
tacto y olfato (intuición) para saber esperar porque ningún plato gastronómico se cocina
en segundos cuando se trata de excelencia y calidad a toda prueba. Los líderes que se
conocen en sus fortalezas y debilidades y que igualmente miran con cordura las
amenazas y con moderación las oportunidades, no confunden lo importante con lo
urgente, no se dejan ilusionar por los cantos de sirena, sobre todo, cuando algo los
arrastra al protagonismo, a la autosuficiencia o al peligroso narcisismo.


3
    Léase: El Mito de Sísifo de Albert Camus. El Viejo y el Mar de Ernest Hemingway.
                                                                                         12



Por el contrario, afirma Covey en los 7 hábitos (proactivo, empezar con un marco
referencial y/o un objetivo en mente, priorizar, mantener la fe-confianza-optimismo,
facilitar sinergias o fomentar redes optimizadoras, empatía-alteridad-comprensión, y
escoger-seleccionar los mejores talentos y recursos) que el 8º hábito está adaptado para
la era de la información, en el mundo abierto, tecnotrónico y ciber-espacial, para que el
“cibernauta” encuentre su “voz interior”, el diálogo íntimo, el encuentro consigo mismo
(a). La emergencia de la mismidad entendida como vocación, responsabilidad y
compromiso dentro de un entorno de alegría, libertad y comunicación asertiva.


Así, el líder inspirador puede animar a los demás al encuentro de su propia voz sin que
el miedo y la inseguridad inunden o distorsionen la autopercepción, de modo que cada
quien se auto-descubra siempre en forma parcial, relativa, continua y perfectible, pues,
cada quien es un universo indeterminado e indefinible. Ya se sabe como los seres
humanos desperdiciamos más de dos tercios de nuestro potencial, y así lo sostiene el
genio neurólogo colombiano Rodolfo Llinás (El Mito del Yo), al expresar que sólo
hacemos uso mínimo de nuestros dos hemisferios, especialmente del encargado de lo
sensitivo, como quiera que nuestra tradición occidental divinizó la “razón” y despreció
lo vital reprimiéndolo. La trampa racionalista ha anulado la intuición emocional.


Encontrar nuestra voz intrínseca existencial es una tarea titánica y urgente para el
mundo de hoy en el cual, tal y como fue puesto de presente en párrafos anteriores, hay
tantas crisis, ruidos, afanes e innumerables alienaciones; en suma, existe en el panorama
contemporáneo una honda deshumanización y un desprecio sorprendente por la vida,
por su dignidad, su libertad y su rutilante creatividad, lo cual nos puede hacer muy
inteligentes o muy eruditos, pero, precariamente sabios. Existen muchos profesionales
idóneos, pero, como personas, deberían invertir mayor tiempo en la auto-comprensión,
en el encuentro con su propia escala de valores, el mundo de la gerencia, también se
encuentra alejado de la felicidad y con poco autogobierno.


La voz o llamado vocacional afirma nuestra misión y visión personal del mundo y es así
como    podemos    afirmar   el   valor   de   valores   del   liderazgo   inspirador:   la
AUTENTICIDAD. Con ella, estaremos menos vulnerables a la aprobación, los
condicionamientos, seremos menos manipulables, menos pusilánimes ante los
                                                                                          13

obstáculos y más ajustados a un mundo en el cual requerimos inventarnos y
reinventarnos permanentemente, manteniendo la vivencia o la coherencia “Yoica” en
medio de los cambios y de las tormentas, sin dejarnos envolver de la doble moral, de la
deslealtad y de la sempiterna ingratitud.


           La clave para crear pasión en nuestra vida es hallar nuestro talento personal,
           nuestro papel y nuestro propósito en el mundo. Es fundamental que nos
           conozcamos a nosotros mismos antes de decidir cuál es el trabajo que
           queremos hacer. La conciencia es esa vocecita de nuestro interior. Es
           tranquila. Es pacífica. El ego es tirano, déspota y dictador […] Esta visión
           común crea disciplina y orden sin exigirlos. La conciencia suele proporcionar
           el porqué, la visión identifica el qué (logros), la disciplina el cómo y la pasión
           representa la fuerza de los sentimientos […]4


La conciencia y la voz interior en Covey son algo semejante al Yo de Freud y
específicamente al de las teorías psicológicas humanistas, mientras que la Yoidad para
Covey se asemejaría al Ello freudiano (incluso al alter ego), es decir, a ese
funcionamiento mental portador de los impulsos, los deseos, las pulsiones y el necesario
narcisismo que acompaña a las fuerzas inconscientes y mantenedoras de la voluntad de
vivir. Para Rogers y Maslow, el Yo descentrado o egoísta sería equivalente, comparado
con el de Covey, a los ideales yoicos desproporcionadamente alejados del principio de
realidad, como por ejemplo cuando una adolescente sueña con ser bailarina, pero, no
hace ejercicio alguno, ni se esfuerza por crear condiciones objetivas para materializar tal
horizonte.


En el Yo psicoanalítico se da el determinismo pulsional inconsciente, así como los
condicionamientos socioculturales que lo obligan a poner en marcha mecanismos de
defensa para resistir y disfrazar la angustia. En el Yo del Humanismo, se percibe en
forma “gestáltica”, es decir, holística, de entorno o fenomenológica la intencionalidad
vivencial que no es más que el “don para escoger, el atributo de la elección, el poder
para optar, la dicha para ser autónomos y administrar creativamente la libertad”.



4
    COVEY, Stephen. (1997) El 8º hábito, Piados, pp. 95 y 96
                                                                                         14

           […]¿Podemos despacharlo como un mero error del lenguaje? Cada uno
           estamos convencidos de que de algún modo poseemos una cierta identidad,
           algo que permanece y dura a través del torbellino de nuestras sensaciones,
           deseos y pensamientos. Yo estoy convencido de ser yo[…]Yo soy porque me
           mantengo a través del tiempo y porque me diferencio de los demás… Del
           mismo modo que considero mía mi conciencia pese a que haya olvidos y
           lagunas o interrupciones inconscientes, también tengo a mi cuerpo por mío
           aunque sufra transformaciones, pierda el pelo, las uñas o los dientes, incluso
           aunque se le amputen órganos. Mi cuerpecillo infantil, y mi cuerpo adulto,
           crecido o envejecido, siguen teniendo para mí una continuidad irrefutable que
           permanece en el cambio5.


           “Igual ocurre con el autoconocimiento, con la autoconciencia, la cual supera
           al simple         darse cuenta de la      jugada presente.    A cambio, el
           autoconocimiento descifra –hermenéutica- la estrategia general del juego, de
           la propia vida,    contextualiza cada vivencia, la ubica en la línea temporal
           pasado-presente-futuro de nuestra propia y única existencia […]” 6


En síntesis, el encuentro consigo mismo ha de superar el instante, trascendiendo a
través de la introspección o autoanálisis, hacia la línea del tiempo, concebido como
pasado, presente y futuro de modo que se puedan confrontar las vivencias arraigadoras
del ser (afirmación e insight). Esa mirada interior y en múltiples perspectivas permiten
repensar, redefinir y especialmente, resignificar la mismidad, esto es, el autoconcepto,
la autoimagen y la auto-aceptación. Ahora bien, lo referido al futuro debe enfocarse en
la prospectiva ya que el líder ubicado en espacios académicos debe ser eminentemente
creador e inspirador. En segundo lugar, el autoconocimiento opera a través de 3
procesos: escuchar, intuir y comprender. Aunque no se infravalora la deducción y la
inducción como procesos racionales y por ende, deleznables.




5
    Savater, Fernando (1999) Las Preguntas de la vida, Buenos Aires: Ariel, pp 79 y 81
6
    De Zubiría, M. (2007) La Afectividad Humana. Bogotá: Fundación de Pedagogía.
                                                                                       15


                 1.2 PERCEPCIÓN Y METAPROGRAMAS


Los seres humanos son extraños, quizá milagrosos o tal vez precarios si se los considera
desde el punto de vista comparativo con otras especies y propiamente en relación con
otros mamíferos. En primer lugar se trata de una especie que no sólo tiene locomoción
bípeda, una laringe y faringe especialmente adaptada para emitir voz, una enorme
cabeza comparada con el pequeño tamaño de su espina dorsal, sino que además ese ser
habla, transforma las cosas y realiza formas de relacionamiento social admirables, tanto
para lo positivo como para lo negativo. Todo su ser es comunicación, interacción,
encuentro, vida, exploración, curiosidad y un irrefrenable deseo por trascender, dejar
huella con dignificación o con denigración.


En cuanto a los datos de mayor evidencia corporal y material ya la antropología física
ha argüido, que en el largo proceso filogenético fue abandonada la marcha cuadrúpeda
ante los grandes resultados y ventajas resultantes de la liberación de las manos, las
cuales, al poseer el dedo pulgar en oposición permitían un sinnúmero de operaciones
sobre el ambiente permitiendo mejores procesos adaptativos y mayores ventajas en la
lucha por la sobrevivencia. Liberar las manos condujo al uso de herramientas y a su
perfeccionamiento constante, mejor y más cálidos contactos entre los de la misma
especie porque además de quitar una espina o una garrapata, también permitía tocar y
acariciar, prensar y diseñar, descubrir al otro y al propio cuerpo.


Mano, encéfalo y apegos sexuales permitieron a la especie acceder a la otra triada de
mayor complejidad, a saber, el trabajo, el lenguaje y la interacción social. La
locomoción bípeda habría permitido el desarrollo de la visión estereoscópica, esto es,
largo, ancho y fondo, a lo que la ciencia oftalmológica llama visión tridimensional y a
lo que etólogos de la talla de K. Lorenz, Harlow, Tinbergen consideran el sello
distintivo de la especie, pues, a la base de la estereoscopia se formaron las nociones de
“espacio” y “tiempo” que junto al desarrollo afectivo y la capacidad de atacar a
distancia produjo la asociación de “causalidad”. Ahora bien, estas tres estructuras son la
plataforma de lanzamiento de la abstracción, de lo intelectivo, de lo racional. Sin
embargo, antes de ser categorías propiamente mentales, o mejor, simbólicas, la visión
estereoscópica refinó nuestras sensaciones hasta convertirlas en procesos de percepción
inéditos.
                                                                                       16



Nos alejamos del sentido del olfato y del gusto, pero, también fue pasando a un segundo
plano el sentido kinestésico (equilibrio), para dar paso a la visión, la audición y el
sentido del tacto (cenestésico), todo en aras no de la simple adaptación mecánica al
ambiente, sino, en la nueva perspectiva de diseñar mundos o contextos más artificiales,
convencionales, es decir, que el ser humano ya comenzaba a ajustar y complicar su
mundo enderezándolo hacia sus carencias, sueños e incluso “convenciones” inventadas
e imaginadas en forma sistemática para hacer más grato, armónico y entendible su paso
por la tierra. Pero, ¿por qué la percepción se vuelve estratégica en el proceso
humanizador?, ¿qué relaciones existen entre pensamiento y percepción?, ¿cómo rescatar
la percepción de prejuicios y creencias que empañan su talento captador?, ¿cuándo
puede hablarse de percepción inconsciente, subconsciente y consciente?, ¿es la teoría
psicológica de la “Gestalt” una herramienta eficaz en la construcción del liderazgo
académico, vale decir, inspirador y transformador?


La percepción es puente entre las innumerables sensaciones caóticas y el pensamiento,
o sea, entre el estímulo y el concepto, pero, la percepción hunde sus enormes columnas
de luz, color, sonoridad, e infinitas figuras en el aprendizaje. Con la percepción
reconocemos los objetos, en el entendido de que éstos, condensan o integran un amplio
cúmulo de sensaciones que se han grabado en el cerebro, o expresado de forma más
precisa, en la memoria. Percibir una manzana supone sensaciones visuales de color y
forma, de exquisito olor (para algunos afrodisíaco), también se da allí, en forma
simultánea e indivisible, la sensación cenestésica de los músculos oculares captadores
de la silueta y por supuesto, lo específicamente gustativo con todo y la salivación
concomitante, lo anterior, gracias a múltiples contactos previos con esta fruta. Así,
percibir es conocer por conducto de experiencias sensitivas, pero, principalmente, por
medio de recuerdos, lo cual no es nada distinto a un asombroso poder de aprendizaje.


Nacemos humanos aunque no completos y es así como a través del aprendizaje nos
esforzamos por asumir el proyecto de perfectibilidad siempre inconcluso, insatisfecho y
abierto a la totalidad de lo real y de lo infinito. Humanizarse es aprender y solemos
aprender por imitación y por identificación, siendo el primero un proceso muy cercano
con otros mamíferos, no obstante el interés marcado de los humanos por el
modelamiento y el moldeamiento de conductas enseñadas a sus descendientes. Sin
                                                                                        17

embargo, la identificación supone un proceso más deliberativo, de mayor autonomía y
con evidente sentido crítico. Ahora bien, imitamos una serie de aprendizajes
indispensables para sobrevivir en forma primaria, necesaria e inaplazable y a éstos
aprendizajes de índole vital se los denomina creencias.


La vida de cualquier ser humano depende del sistema de creencias, a eso se lo llama
arraigo o anclaje, sin embargo, las creencias pueden bloquear o liberar, condicionar en
extremo o facilitar el desenvolvimiento conductual. Cuando la gente cree que no podrá
con una tarea puede fracasar antes de iniciarla, si por el contrario está convencida que la
abordará con coraje, la sacará adelante con innovación incorporada. Los sistemas de
creencias son la base de las culturas y sus costumbres inherentes, gracias a ellas, se
nutre la confianza y la fe en sí mismo, así como en los demás porque se hacen más
predecibles, es decir, más confiables. Hasta el rigor científico está impregnado de
creencias como quiera que su neutralidad y plena objetividad es inalcanzable, pero,
además indeseable en tanto en cuanto lo científico refuerza, afirma y consolida las
creencias de mayor relevancia.


Otro grupo altamente susceptible a las creencias son los deportistas, ellos se ven y se
imaginan triunfando, vivencia que les permite automotivarse, entrenarse con rigor,
disciplina y entrega total. Pues bien, los mejores deportistas son capaces de asimilar los
malos momentos o las derrotas, frente a ellas tienen paciencia, serenidad e insisten una
y varias veces hasta que triunfan. Las creencias tienen enorme poder porque su
desenvolvimiento se da eminentemente en las zonas inconscientes de la mente y de allí
proviene su fuerza, su energía, su capacidad de arrastre, acerbo que coadyuva en la
búsqueda de la excelencia, para lo cual es importante reprogramar creencias tratando de
prescindir de los estereotipos, los preconceptos y principalmente de los prejuicios. Lo
anterior se conoce como metaprogramas.


Los metaprogramas son patrones o modelos que seleccionan, estabilizan y filtran la
información torrencial proveniente del medio a través de los sentidos especiales, que
para el caso de los líderes suele alcanzar la permeabilidad entre los sentidos primarios
(olfato, tacto, gusto) y los sentidos de posterior evolución (audición y visión), es así
como un líder inspirador tendrá suficiente tacto para corregir a uno de sus seguidores y
tino olfativo para captar con empatía el estado anímico de su interlocutor, sin detrimento
                                                                                         18

de su habilidad de escucha y su visión de contexto prospectivo. Para los líderes es de
capital importancia trazarse planes de acción porque así optimizan los tiempos, logran
resultados y retroalimentan propositivamente el proceso, lo cual no es más que un
artificio derivado de metaprogramas que estructuran información seleccionando la
pertinente y la relevante, pero, para lo cual se requiere porosidad e integración sistémica
de los sentidos como se expresó antes.


Los metaprogramas deben ayudar a limpiar el disco duro de los líderes excluyendo
términos negativos, tales como, podría, haría, cambiaría hacia expresiones de mayor
asertividad como haré, cambiaré, podré y además a eliminar expresiones como
“siempre, nunca, jamás, toda la vida”, en razón a la dialéctica existencial y al continuo
devenir de las experiencias. El autor Anthony de Mello denomina a los metaprogramas
“muros mentales” que son introyecciones realizadas de afuera hacia dentro, o sea que su
fuente es la sociedad y la pluralidad de culturas construidas por el género humano,
muros que nos atan impidiendo un adecuado contacto con lo de afuera, pero, también
con lo de adentro, con el No-Yo y con el Yo interior. Esos muros pueden volverse
verdaderas murallas inexpugnables y existe gente que incluso les adiciona
“electrificación”; con razón decía Albert Einstein:


             “hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana […] Todos somos
             muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas
             [...] Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, que la electricidad y
             que la energía atómica: la voluntad. Triste época la nuestra porque es más
             fácil desintegrar un átomo que un prejuicio […] En los momentos de crisis,
             sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. Cuando me
             preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba
             atómica yo sugerí la mejor de todas: la paz. Si mi teoría de la Relatividad es
             cierta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano
             del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes
             dirán que soy judío7.




7
    Portafolio, 24-I-05.
                                                                                     19

Peter Senge (2001), afirma que las claves para aprender y fomentar liderazgo
comienzan por el autodescubrimiento de la prisión en que nos tienen los propios
prejuicios y los paradigmas obsolescentes e integristas, o mejor, psico-rígidos. Hay
pasividad y miedo ante        estructuras de creencias estimuladoras del facilismo, el
individualismo y el inmediatismo. Se infiere de La Quinta Disciplina, que la causa y el
efecto no siempre están próximos en el tiempo y en el espacio, que se pueden alcanzar
metas contradictorias y de igual manera, se pueden producir resultados de significativo
impacto con base en cambios pequeños y sostenidos. ¿Por qué tememos tanto al
cambio? ¿Qué ganancia secundaria o de contera nos produce el conformismo? ¿Quiénes
suelen afirmar: “más vale bueno conocido que malo por conocer”, podrán autorrealizar
su ser a plenitud y experimentar felicidad continuada?


Nuestro comportamiento está dirigido por la forma en que uno ve y entiende el mundo y
por los valores que esa interpretación reproduce en actitudes y comportamientos, pero
he ahí el abismo, pues, todo se complica cuando tales patrones son esencialmente
inconscientes y entonces psicoanalíticamente leído, podríamos afirmar que actuamos en
contra de lo que pensamos, o que tomamos decisiones en contravía de lo que solemos
predicar. Los esquemas mentales son un filtro, un referente que suele condicionar
nuestra percepción intrapersonal e interpersonal conduciéndola por caminos de
tergiversación, distorsión y deformación. Todos tenemos “teorías” de la acción, que
sólo predicamos porque generalmente, nos conducimos motivados por percepciones
sesgadas, matizadas y prejuiciadas tales como la visión unilateral, maximización de las
ganancias, supresión de los sentimientos negativos, uso frecuente de razonamientos
defensivos y confrontación.


Los esquemas mentales son mapas de la memoria, la percepción y la razón que pueden
ser reconocidos por virtud de la reflexión dialogante e interpersonal, a través de la
indagación o espíritu investigativo apegado a la verdad; también, diseñando escenarios
en los que sea posible utilizar herramientas cognitivas como la escalera de inferencias,
los espacios adecuados para el aprendizaje, el encuentro sereno o en relajación.
Neutralizando las emociones habitualmente fuertes, descompensadoras y susceptibles
de inducir confusión con deseos de fuga y evasión.
                                                                                          20

Y tal como se afirmó en la primera lección, es menester aprovechar la frustración como
acicate para superarla, elaborarla, aceptarla incluso hasta el sublime nivel de la
resiliencia del latín “resilo” que significa volver atrás, rebotar, es decir, sobreponerse al
fracaso, a la tragedia tan cercana en el camino de los seres humanos. El diálogo dibuja
nuestra existencia, es un acto creador (el verbo se hizo carne), la dialogicidad,
mayéutica para Sócrates, constituye el gran poder de la palabra para crear nuevas
realidades, para legislar el cambio de los entornos, para crear contextos.


             “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo […] lo importante
             es no dejar de hacerse preguntas […] El que no posee el don de maravillarse
             ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están
             cerrados […] Se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no más
             sencillo […] Si no puedo dibujarlo es que no lo entiendo. ¿Qué sabe el pez del
             agua donde nada toda su vida? [...] Una velada en que todos los presentes
             estén absolutamente de acuerdo es una velada perdida8.


Como lo dijo Marx “todo lo sólido se desvanece en el aire”. Ser flexible y estar
dispuesto a encarar el cambio es un buen metaprograma de tipo proactivo. El líder
comprende que la gente trabaja en equipo y coopera cuando tiene metas comunes y una
visión compartida, cuando recibe del líder la información y la comunicación adecuada,
sencilla, coherente; pero, igualmente, el líder transformador posee la grandeza para
reconocer, aprovechar y equilibrar los potenciales ajenos, valora y reconoce el trabajo
de sus seguidores. No se hace del poder un fin, sino, un medio, esto es, renunciar al
apego codicioso por él y subordinarlo a los valores y principios porque de lo contrario
ese poder se tiñe de soberbia, de manipulación y de vanidad sin límites. Manifestación
de la inferioridad maquillada de superioridad (léase a: K. Jung y A. Adler).


El liderazgo inspirador implica crear, co-crear y volver a crear, o como lo dice A.
Toffler: aprender, desaprender y volver a aprender, pero, ese ejercicio no resulta fácil
porque requerimos simultáneamente creencias, paradigmas, marcos referenciales para
no inundar nuestra Yoidad, es decir, para soportar el océano de información y de
estímulos que nos bombardean: entonces ¿cómo hacer?. Es necesario cuestionar


8
    Ibid. Pág. 23
                                                                                        21

nuestros hábitos y costumbres, interrogar y preguntar por el sentido y significado de
esas formas estereotipadas de comportamiento, por los prejuicios asfixiantes de la
creatividad. La visión estrecha empaña el valor eximio y muy escaso de la autenticidad,
a su vez, traducida en el principio de la transparencia, por cuyo conducto se da la actitud
de la espontaneidad, cristalizada en última instancia, en comportamientos consistentes,
vale decir, en pensar, sentir y actuar integralmente.


Hasta en las posturas corporales se reflejan nuestras creencias, así por ejemplo, si me
auto-percibo como un ser “apocado”, “inadecuado”, “fracasado” existe alta probabilidad
que me siente en el borde de la silla cuando voy a ser entrevistado, o que me deprima
con frecuencia, especialmente, cuando he tenido experiencias desagradables. Una
mirada evasiva, así como unos hombros caídos hacia dentro pueden connotar
sentimientos de vergüenza y culpa acentuados. Quienes temen en exceso al caos y al
desorden mantienen un orden obsesivo y cualquier asunto intempestivo les puede sacar
de quicio asumiendo rasgos conductuales de tipo compulsivo o ritualístico.


Es necesario realizar rupturas con paradigmas o moldes envejecidos en nuestra mente y
para cerrar esos círculos “viciosos” hay que luchar contra la sensación de derrota hasta
dar paso a la iniciativa, exhortar para que lo nuevo asuma lo pasado renaciendo del
duelo, o asumiendo las pérdidas; resistir y aceptar en forma estoica los fracasos, pero,
con el alma robustecida por las sucesivas crisis que atravesamos y además,
engrandecida por la “metabolización” de lo doloroso. Existen varios recursos de la
estructura de la personalidad para doblegar paradigmas oxidados que pueden
sintetizarse en dos: la fantasía y el juego. Y, dos finísimos lubricantes: la ironía y el
buen sentido del humor. Así, enfrentar el cambio, zarpar mar adentro soltando amarras,
poder para vislumbrar con esperanza, en suma, coraje para lo inesperado debemos
valernos de esos cuatro recursos.


         Todos tenemos muchos mapas en la cabeza, que pueden clasificarse en dos
         categorías principales: mapas del modo en que son las cosas o realidades, y
         mapas del modo en que deberían ser, o valores. Con esos mapas mentales
         interpretamos todo lo que experimentamos. Pocas veces cuestionamos su
         exactitud; por lo general ni siquiera tenemos conciencia de que existen.
         Simplemente damos por sentado que el modo en que vemos las cosas
                                                                                         22

           corresponde a lo que realmente son o a lo que deberían ser […] Vemos el
           mundo, no como es sino como somos nosotros o como se nos ha condicionado
           para que lo veamos9.


La Fantasía: pensaba S. Freud que es la capacidad para elaborar, aceptar y reconocer el
exigente acontecer cotidiano. Reprimir o no fantasear significa congelarse, acartonarse y
atiborrar la mente de complejos, cegueras, muros e ideas fijas. La fantasía es como el
puente entre lo emocional y lo conceptual, entre lo instintivo y lo racional, entre lo
conocido y lo desconocido. Sin fantasía no habría creatividad, no se darían grandes
sueños, no existiría la utopía (ver lección I), en última instancia, las fantasías son las
llantas del carro creador, sin ellas nuestras realidades serían monótonas, tediosas y
eventualmente fatales, como quiera que careceríamos de imaginación, de vuelo, de
ingenio y de una dosis de “buena y sana locura” -el primer grado de las psicosis más
insidiosas es el creerse cuerdo, completamente controlado-.


El gran desafío para un líder inspirador e incluso transformador es fomentar y facilitar la
creación de fantasías colectivas, un sueño común, una utopía compartida, un horizonte
por dibujar a varias manos. Los riesgos son enormes ya que el consumismo, la
masificación y los condicionamientos de la sociedad espectáculo, cuyo becerro de oro
son los “Mass Media” (la aldea global de Mcluhan), han debilitado la fuerza y la
confianza interior y así, existe un desmedido aferramiento a las recompensas, a las
aprobaciones, al dinero, y una amplia gama de condicionamientos que vulneran las
sinergia de los grupos primarios y sociales, tanto en su cohesión y su capacidad para
pensar colectivamente, como para verse débiles a la hora de cortar con varios círculos
viciosos. Si no se nutre la conciencia crítica estamos abocados a un riesgoso
pragmatismo de inmediatez “omnipotente” e individualismo hedonista. La ausencia de
sueños, fantasías y deseos por crear mundos mejores, realidades más gratas y fraternas
está altamente correlacionada con el precario hábito hacia la lecto-escritura y quizá con
un gran analfabetismo literario.


El Juego: la categoría “homo sapiens” es, después de las espeluznantes guerras
mundiales, una categoría narcisística, presumida y diría J. Sartre absurda porque no sólo

9
    Covey, Steven. (1997). Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: Piados, p.33.
                                                                                       23

con las dos conflagraciones y la guerra fría se ha dado suficiente evidencia de la
“irracionalidad”, de la crueldad y de la falta abismal de sabiduría. Crece el anonimato,
la masificación y progresivamente somos conducidos y condicionados por intereses, en
su mayoría revestidos de mezquindad, competencia pugnaz y obviamente, de un
precario potencial de pensamiento arraigado, axiológico en el cual los medios y los fines
como advierte el sociólogo alemán Max Weber guarden coherencia con arreglo a
valores. En el mundo actual, el discurso axiológico y la praxis ético-política han cedido
gran parte de su ámbito a una falaz retórica en donde se obedece, pero, no se cumple, se
dice, pero no se hace, dualidad conductual que a manera de fachada esconde el lobo que
se lleva dentro, un preocupante canibalismo que urge desenmascarar (Hobbes).


También se ha sostenido que somos lo que hacemos, es decir, “homo faber”, pero,
nuestra destreza para fabricar no supera la perfección del instinto, de la pauta motora
fija como en los castores, o los insectos. Estamos constreñidos a realizar maquetas para
construir las casas, los modelos para diseñar la infraestructura, o los supuestos
matemáticos para calcular la riqueza, o los planos para los arquitectos y siempre bajo la
amenaza del margen de error.


Ninguna definición es tan aguda, rica y de complejidad desbordante como la que
entiende al hombre como un         homo ludens, porque ni la definición de “homo
economicus”, ni el de “ser racional”, ni el de “zoon politikon” de Aristóteles interpretan
la realidad humana como lo hace la del filósofo holandés Johan Huizinga, quien en
efecto, sostiene que somos animales de juego, es más, que la cultura deviene del juego.
A través del juego nos despojamos de los disfraces, apelamos a la autenticidad,
gozamos y disfrutamos tanto adentro como afuera de nuestro ser. El juego nos posibilita
seguir normas en forma crecientemente autónoma, alejándonos de la heteronomía, nos
obliga a abandonar los “clichés”, las programaciones de las cuales somos esclavos.


El juego es como el arte, por cuanto no aspira a retribución alguna más que al puro
deleite, rompe con el intercambio interesado, persigue el placer de sentirse vivo,
vibrante, apasionado, en última instancia, el juego es la caricia de la libertad, el beso
creador, el abrazo para nuestras más hondas carencias y el consuelo para nuestra
inescapable sensación de abandono, indefensión y necesidad de amor. Pues bien, jugar
diría la Escuela Gestáltica de la psicología, permite enriquecer el centro maestro del
                                                                                         24

comportamiento: la percepción. Esta facultad humana tan desarrollada, constituye un
proceso de captación selectiva, activa y creadora del entorno (Yo-Tu-MUNDO) bajo la
intencionalidad axiológica de la conciencia, la cual, es asaltada y atropellada
permanentemente por los prejuicios, la atomización de la experiencia fruto de una
“educación domesticadora”, por paradigmas turbios y alienadores. Y es así como el
juego para el Existencialista A. Camus es la posibilidad de acceder a la libertad, al
pensamiento divergente, lateral, o emocionalmente motivado, a la intuición creadora.
Jugar como se jugaba balompié hace 50 años, vale decir, sin economicismo, es la
reconciliación con una vida afanosa, contingente, frágil y               cuyo sentido es
esencialmente el servicio a los otros, libre y en paz.


La ironía y el buen sentido del humor son susceptibles de exégesis interpretativa
(hermenéutica) en forma simultánea, pues, son una estructura indisociable. Sin ironía
no es posible derrumbar como afirma Roger Von Oech los dogmas, las convicciones
unilaterales y obstinadas, los muros actitudinales, las rígidas supersticiones y las ideas
reduccionistas. Es indispensable por conducto de la ironía persuadir al interlocutor
soberbio y estereotipado de la trascendencia de despojarse de las trabas y candados que
además de frenar su creatividad, le impiden ser feliz, le limitan su capacidad para
disfrutar compartiendo con los demás e incluso consigo mismo. La ironía es una
travesura de buena fe que debe utilizar el líder en sus relaciones para ayudar a inspirar el
crecimiento del “Otro”, para fluidificar la alteridad y con el objeto de imprimir calidad a
las relaciones interpersonales.


La autoridad del líder se entiende como ayudar al crecimiento de quienes le rodean y
por ello, es estratégico mantener y cultivar el sentido del humor, el chiste o la risa
porque a través de ella se horizontalizan las relaciones, se castiga el verticalismo
jerarquista y se obtiene una atmósfera ideal para interactuar a profundidad. La
legitimidad del líder se robustece con la chispa del buen humor, la amabilidad y la
tolerancia, lo que no riñe con su firmeza de carácter, su testimonio contagioso de
exigibilidad y su mérito para recibir gratitud, respeto y admiración. El chiste burla la
lógica fría y la incapacidad para divertirse, su ausencia marcada, en cambio, debilita el
liderazgo irrumpiendo el jefe, el supervisor, el comandante y por ahí se va hacia la
jerarquía, el autoritarismo, el control y la hipocresía. Lo chistoso nos conecta con la
raigambre inconsciente.
                                                                                       25



Von Oech sostiene como F. Bacon que la mente tiene obstáculos que a modo de ídolos
nos impiden despegar, volar, zarpar mar adentro dedicándonos a rendir culto y a
experimentar miedo ante esos obstáculos mentales. El filósofo describe cuatro, a saber,
los ídolos del foro, los de la caverna, los del mercado y los del teatro. Roger Oech
percibe diez: 1- “jugar es frívolo”… 2- esa no es mi especialidad… 3- aléjese de las
ambigüedades… 4- yo no puedo ser creativo… 5- es un error equivocarse… 6- no sea
tonto… 7- sea práctico… 8- la respuesta correcta… 9- eso no es lógico… 10- siga las
reglas. Obviamente, estos candados pesados de nuestra mente toca analizarlos en un
contexto ya que son simplemente “pistas” para no permitir que nuestra creatividad sea
anestesiada, a pesar de correr el riesgo de ser calificados como “anormales” ya que la
sociedad suele premiar lo que no vulnere sus costumbres atávicas.


El Maestro Miguel A. Ramón escribió un ensayo intitulado: “Dinámica de Grupos y
Liderazgo Solidario” y allí pudo verter de manera visionaria la importancia estratégica
de la educación como proceso liberador, humanizador, creativo y para la formación de
personas integrales. Aquí un aperitivo:


         La explicación anterior, permite comprender que el liderazgo es una situación
         especial, que le proporciona a la organización una visión clara de su misión; le
         permite traducir esa misión en hechos concretos y consolidarla, mediante el
         compromiso de las personas y la utilización razonable del poder, de tal modo
         que facilite la transformación de los seguidores en líderes y la conversión de
         los líderes en auténticos agentes de cambio, lo cual implica un nuevo concepto
         de liderazgo: “El liderazgo transformativo”. (Bennis, 1985).


         Aquí el poder se entiende como aquella energía básica necesaria para iniciar y
         continuar la acción o para traducir una intención en una realidad y continuarla:
         El liderazgo es el recto uso de este poder, mediante la interacción dinámica
         entre la personalidad de los líderes, la cultura de los grupos y el desarrollo de
         los contextos socioculturales en donde se realizan las relaciones de poder.


         Por lo general, los auténticos líderes son transformadores, innovadores e
         inspiradores; anticipan el futuro y son capaces de prever soluciones a
                                                                                      26

            problemas nuevos, así como de imaginarse y diseñar nuevos escenarios para
            actuar con visión, sentido y dirección.10




                  1.3 PSICOLOGIA DE LA COMUNICACIÓN
                             DESDE LA ASERTIVIDAD


Un aspecto fundamental para la personalización y la socialización del ser humano es la
comunicación; por medio de ella, se puede compartir con el otro sus impresiones
inmediatas, así como sus pensamientos más profundos. El acuerdo o desacuerdo entre
las personas, los proyectos en comunidad, la organización de la sociedad, el fin de esa
misma sociedad, pasan todos por la comunicación. A partir de ella se comparten y se
acuerdan los proyectos comunes y es así como no podemos concebir la vida en sociedad
–la cual presupone un proyecto común, a saber, la realización del individuo que solo se
cumple en sociedad- sin señalar a la comunicación como su escultora.


Es necesario indicar que no sólo el lenguaje es una forma de comunicación, la más
desarrollada y compleja sí, pero de ninguna forma la única y tampoco la indispensable
para conseguir el objetivo de una comunicación que permita el gregarismo, o mejor, la
cohesión social y las relaciones intercomunicativas e interpersonales. Podemos observar
en la naturaleza muchos ejemplos de animales sociales que a pesar de carecer de un
lenguaje expresivo, vocal, figurativo, fonético, simbólico caracterizador del homo
sapien sapiens, las diversas especies recurren a otros tipos de comunicación y logran un
grado de organización que les permite un relativo aprendizaje sobre su esencial modo de
vida: el instinto.


En efecto, en variadas especies las señales de alerta, las manifestaciones corporales
durante el ritual de apareamiento, los gestos, las señales de amenaza, hacen parte de ese
conglomerado de expresiones instintivas que sirven de comunicación entre los mismos.
Teniendo en cuenta este aspecto, podemos anotar que aún cuando el hombre primitivo o
los primeros homínidos -que son sus lejanos precursores- carecieran de un lenguaje con
las características anotadas, y que son nuestro actual modo de comunicación, podían

10
     UNAD. Documento interno de trabajo. Ramón Miguel, VII/ 06.
                                                                                               27

poseer un sin número de señales, sonidos, gestos o conductas ceremoniales que
permitieran su comunicación. A esto podemos concluir que existen diferentes formas de
lenguaje porque no solamente la capacidad de hablar y formar discursos lógicos llenan
las diferentes expresiones del lenguaje; entonces, hemos de señalar a manera de
ejemplo, las formas de comunicación exhibidas por las personas mudas y sordas,
quienes a través de señales logran una comunicación satisfactoria, sorprendente e
inteligentemente adaptativa.


Aunque el objetivo es el de diferenciar y no el de estratificar entre especies mejores o
peores, más desarrolladas o menos desarrolladas, más complejas o menos complejas,
sino, ver en cada una sus específicas adaptaciones al ambiente. Sin embargo, no
podemos como humanos y como única especie conciente de la vida, del mundo, e
incluso de esas diferencias de las cuales hablamos, no caer en la cuenta de una
diferencia de tipo cualitativo que impregna todas las manifestaciones que podemos
llamar típicamente humanas. En este sentido es bueno citar a Nietzsche cuando afirma
que:


             “Por otra parte nos precavemos de una vanidad que querría hacer oír su voz
            también aquí; aquella según la cual el hombre sería la gran intención recóndita
            de la evolución animal. No es en modo alguno el coronamiento de la creación;
            junto a él toda criatura se encuentra al mismo nivel de perfección […] y al
            sostener esto sostenemos aún demasiado; el hombre es, en un sentido relativo,
            el animal peor logrado, el más enfermizo, el más peligrosamente desviado de
            sus instintos, aunque por cierto, a pesar de todo esto es el más interesante”.11


Es curioso como la impresión de Nietzsche sobre el ser humano cambia cuando se trata
de concebir el arte, porque para él la utopía del superhombre va de la mano del arte,
asunto susceptible de ser extrapolado a la interpretación del líder inspirador el cual debe
esforzarse y formarse en el arte de la comunicación, la capacidad de crear realidades
con la fuerza de la palabra y con la firmeza de sus actos. En este momento el líder
humilde, con calidad y calidez humana, de agradable sencillez se eleva sobre la
naturaleza, traspasa la inmediatez y el individualismo y a pesar de los límites, de la


11
     Nietzsche, Friedrich (2.000) Humano, demasiado Humano. Madrid: Alianza editorial
                                                                                        28

fragilidad, de la ingratitud y hasta de la soledad inherente al poder concomitante del
ejercicio del liderazgo, decide hacer apertura integral de su ser para comunicarse
consigo mismo, con los otros, con el mundo y con su noción de divinidad accediendo al
nivel de lo espiritual, aspecto frente al cual se ahondará más adelante.


El “animal enfermizo” y, sin embargo, “el más interesante” de acuerdo con el filósofo
de marras y sepulturero de los grandes metarrelatos de la Modernidad, implica una
pregunta de fondo: ¿por qué a pesar de sus debilidades con respecto a otras especies de
la naturaleza es el ser humano el más interesante? A pesar de las formas de
comunicación que señalábamos, la de índole humana es tan interesante como
maravillosa ya que abre una infinidad de posibilidades como lenguas o palabras o
mundos simbólicos existen en la diversidad cultural. El lenguaje nos precede, nos
instituye, por ello, no propiamente opinamos, somos opinados, no propiamente
pensamos, somos pensados. Y es así como proyectamos nuestra mirada (de dentro hacia
fuera) a las maravillas y mundos posibles, gracias a la comunicación humana,
desprendida del poder de la palabra, de los alcances de la comunicación en disímiles
formatos y expresiones.


Mujeres y hombres nacen con la inclinación hacia la curiosidad y la exploración, así
como a evitar el dolor y atraer el placer. Nuestros sentidos están diseñados para captar
los estímulos tanto internos como externos de manera que se los pueda convertir del
plano físico y fisiológico al plano propiamente psíquico. Por ejemplo,           la luz es
convertida por la retina en figuras con colorido, pero, solamente hasta llegar a la corteza
cerebral superior se pueden interpretar o darles sentido en términos de espacio, tiempo y
causalidad. Los estímulos no son otra cosa que información proveniente del mundo
externo e interno y en ese orden de ideas, la primera gran fase del conocimiento es la
asimilación de información, su procesamiento u organización hasta que puede ser
comparada con información contenida en la memoria. Ahora bien, todo ese recorrido va
motorizado por la motivación del sujeto cognoscente y comunicativo, vale decir, que el
proceso de conocer es una acción selectiva cuya fuente arraigadora descansa en el sujeto
y por su conducto en el contexto cultural cuya espina dorsal es el lenguaje.


Incorporar, procesar y cotejar información no es aún conocimiento ni en el ángulo de la
explicación ni menos en el de la comprensión, nivel al que acceden básicamente quienes
                                                                                        29

poseen dotes para el liderazgo. Incluso puede afirmarse que la deducción, la inducción,
el análisis y la síntesis no alcanzan su plenitud hasta que la información no es utilizada
para resolver problemas relevantes del entorno del sujeto. En efecto, la
problematización constituye el punto de partida y de llegada del conocimiento, pues éste
como afirma P. Freire es fruto de la necesidad que tiene todo sujeto de interrogarse, de
preguntarse por el mundo, de desear respuestas de significación para la vida, o también
por el interés de construir realidades y mundos que nos permitan sentirnos arquitectos
de nuestra mundaneidad. Pues bien, con base en el conocimiento (ulterior a la
información) el líder es capaz de avanzar al nivel de la “comprensión”, vale decir, de la
sabiduría, pues, le acompaña la virtud de anticipar porqué y para qué del sentido, del
significado e intencionalidad (conciencia) de los conocimientos. Comprender es
integrar, descifrar (insight).


Filósofos tan conspicuos como A. Schopenhauer han sostenido que el mundo no es más
que pura representación y que la cosa en sí, o sea, la naturaleza última o la esencia es la
voluntad. Entonces conocimiento y voluntad son los ejes de la subjetividad, la cual no
está en el aire, sino, insertada en el mundo, a tal grado que mundaneidad y subjetividad
interactúan a través de un lazo que los une inseparablemente: el lenguaje. Científicos
del comportamiento como Vigotsky, Piaget, Bruner consideran que al lenguaje
subyacen reglas de índole lógica, mientras que para los funcionalistas y neo-
conductistas como Skinner o Bandura, el lenguaje y por ende, la comunicación es
aprendida por imitación, refuerzo e impacto sobre el ambiente. Lejos de estas
interesantes controversias, es importante poner de presente la perspectiva evolutiva
tanto del conocimiento como del lenguaje a fin de encontrarles sentido y significación.


            Para Jerome Bruner la constatación de la ignorancia es propia del ser humano.
            La supervivencia biológica justifica la cohesión familiar pero probablemente
            ha sido la necesidad de educar la causante de los lazos sociales […] También
            los animales quieren a sus hijos, pero lo propio de la humanidad es la compleja
            combinación de amor y pedagogía. Nuestro maestro no es el mundo, las cosas,
            los sucesos naturales, ni siquiera ese conjunto de técnicas y rituales sino la
            vinculación intersubjetiva con otras conciencias.12


12
     Savater, Fernando (1996). El valor de Educar. Barcelona: Ariel
                                                                                       30



La comunicación permite la abstracción y de allí se alcanza la conceptualización como
base de la interiorización del mundo a la luz del cual se realizan reflexiones que van
constituyendo el “saber”. Ahora bien, el saber rompe su dependencia de lo sensorial-
perceptivo e incluso trasciende a los procesos lógico-deductivos (hipotético-
inferenciales) tomando como método tanto la intuición estética (sensibilidad) como la
intuición puramente racional. Es semejante a la combinación creativa entre la fantasía y
las proposiciones teóricas, o a la relación entre juego y esfuerzo problematizador, asunto
que los Vitalistas como Nietzsche, Bergson y Zubiri llamaron lógica del sentido o
fuerzas de lo irracional que mezcladas con lo racional disparan la creatividad. Todo lo
anterior no es posible sin ser ensamblado en símbolos comunicativos ya sean gestuales,
hablados, escritos, matemáticos de manera que también la comunicación se aleja de su
nivel puramente informativo y adquiere el de la representación como diálogo interior,
intersubjetivo y con el mundo.


            En este sentido el signo cumple una función semiótica en dos categorías: una
            desde la comunicación y otra desde la significación.     Según U. Eco, la
            comunicación se ocupa del acto concreto en el que se intercambia y se reparte
            una información entre una fuente y un destinatario;     y la significación se
            ocupa del modo que se estructura un signo…la semiótica permite realizar una
            conexión entre cuerpo, mente y cultura, en tanto hay una producción e
            interpretación de signos en un sujeto (ACODESI).13


La dimensión cognitiva se cristaliza en lenguajes y formas de comunicación que se han
ido complejizando a través del tiempo y que hoy han adquirido tanta preponderancia
que para muchos se trata de la “Era de la Información” o era digital. Por ello, los
intercambios crecientes entre las naciones son cada vez menos “bienes y servicios”,
mientras crece geométricamente el intercambio simbólico, el comercio de información.
Igualmente, los países que en menos de cuatro décadas han realizado un salto hacia
economías emergentes con inusitado liderazgo como Corea del Sur, Dinamarca,
Taiwán, Singapur lo hicieron abrazados a la innovación, la investigación y el cultivo
riguroso del conocimiento y su adecuada gestión. Dada la centralidad subjetiva del


13
     Asociación de padres de los Colegios Jesuitas. Bogotá, 2002.
                                                                                      31

conocimiento, es plausible afirmar que sin capital humano o si se prefiere, sin talentos
humanos seriamente formados, será imposible articularse a la órbita actual centrada en
el conocimiento y la revolución de las comunicaciones.


Aprender con habilidad y destreza transformadora supera los procesos de memoria,
percepción, atención, asociación de conceptos en tanto su verdadera fuente es la
motivación y ésta sólo se pone en marcha cuando el Sujeto Cognoscente pretende
aprendizajes significativos, esto es, relevantes para su problemática existencial.
Aprender a pensar supone diálogo, controversia, esfuerzo de equipo, aprehensión
sistémica u holística de la realidad, es decir, no fragmentar la problematización ya que
esta propensión analítica debilita la actitud sabia en el sentido de saber indagar, saber
leer las intuiciones y saber comprender al otro. Ya lo había fundamentado Kant y en
esa línea J. Piaget cuando afirmaron que el pensar “por sí mismo” es eje de la
autorrealización y, por ende, no basta con procesar, comparar y reproducir nueva
información, porque la creatividad supone, además, una postura, una mirada (visión,
concepción, marco referencial), todo ello, cristalizado en compromisos.


            Coinciden en tal apreciación los principales expertos en      pedagogía: una
            persona capaz de pensar, de tomar decisiones, de buscar la información
            relevante que necesita, de relacionarse positivamente con los demás y
            cooperar; es mucho más polivalente y tiene más posibilidades que el que sólo
            posee una formación específica […] Juan Tedesco: la capacidad de
            abstracción, la creatividad, la capacidad de pensar en forma sistémica y de
            comprender problemas complejos, la capacidad de asociarse, de negociar, de
            concertar y de emprender proyectos colectivos.14


En la Biblia figura la historia de un pueblo deseoso de llegar al cielo, para tal fin se
dispuso a construir una torre que hasta él los llevara. Se trataba de la torre de Babel.
Dios conocía la desfiguración propia del poder cuando éste cabalga sobre los valores y
las conciencias, entonces, se valió de su sabiduría infinita e hizo que todos los
interesados hablaran lenguas distintas. Evidentemente, el peor enemigo del liderazgo
auténtico es la arrogancia, el egocentrismo fanático que es la más honda contradicción


14
     Savater, Fernando (1996). El valor de Educar. Barcelona: Ariel
                                                                                      32

con la autoestima, el poder enceguece cuando se lo persigue sin sabiduría, sin
moderación, sin intencionalidad creativa y bajo el imperio del bien común o del interés
general. Es destructivo pretender gobernar a otros cuando no se ha logrado el dominio
propio.


La primera condición indispensable para que haya comunicación efectiva y puedan
llevarse a cabo proyectos conjuntos de la magnitud que sean, es estar de acuerdo en un
lenguaje. La multiplicidad de formas de comunicarnos exige que cada equipo que se
integra produzca sinergias y ayuda entre sus miembros, que hablen un mismo idioma en
el marco de una visión compartida, de unos objetivos, metas y de unos valores comunes.
Ahora bien, ello no supone una comunicación monolítica, constreñida al
consensualismo, condicionada por el miedo, sino que es perfectamente sano y aún más,
deseable, la aparición de contradicciones, de diferendos razonados, argumentados
dentro de una perspectiva propositiva, con interés de aportar y de conseguir la necesaria
certeza, que para el lenguaje del liderazgo académico parte del criterio no sólo
pluridisciplinario, sino y con mayor razón el interdisciplinario precursor de los
discursos transdisciplinarios o mutisistémicos.


Peter Senge cree que el líder, el equipo y las organizaciones en que se desenvuelven,
conforman una estructura sistémica que en su conjunto hace sinergia (1+1=3, o sea, el
todo más que la simple sumatoria de las partes) en la perspectiva de lograr unos
objetivos, unas metas y obviamente una cristalización de la visión y la misión en tales
procesos. Las organizaciones son culturas aprendientes cuando su devenir no se
encuentra fragmentado, atomizado, incomunicado; si esto sucede, la organización, sus
actores y acciones están enfermos, o como diría el psiquiatra Erich Berna creador del
“Análisis Transaccional”, la organización padece la neurosis del activismo sin sentido y
se dispone a enfrentar un síndrome esquizofrénico que la hará volar en partículas,
después de haber pasado por escisiones dolorosas y costosas.


Es preciso adoptar un cambio de 180 grados cuando las organizaciones estén exhibiendo
patologías esquizoides, centrando la acción en miradas orientadas hacia totalidades sin
empantanarse en partes inconexas, en ver, definir y reforzar las interrelaciones, los
círculos articuladores, en vez de los nexos de causalidad lineales, en identificar y
aprender tanto de los fracasos como de los aciertos (cultura organizacional) y, sobre
                                                                                          33

todo, construir un nuevo lenguaje y una nueva comunicación. En ese orden de ideas, las
mejores actitudes para un horizonte de futuro que no subestime el pasado y asuma el
presente en toda su intensidad, debe ser, el dominio de la conversación como la
herramienta idónea para el aprendizaje, el cambio sustantivo en las relaciones de poder
y difundir o distribuir el poder con tacto democrático y sabiduría experiencial, acentuar
la comprensión holística o fenomenológica (captación por parte de la conciencia
intencional del sentido y del significado) de las redes de relaciones y atender con toda
dedicación la concertación y la innovación.


La condición para crecer, cambiar y fomentar liderazgos inspiradores es generar y
apropiarse del arte de dialogar con prospectiva de utilidad, pero, también de estructurar
visiones compartidas a partir de saber escuchar con otra mentalidad, con otra actitud
fundamental, a saber, escuchar el todo. El oído interno capta, más allá del mensaje, el
tono, los motivos, lo no dicho, lo no expresado, lo latente y fundamentalmente, la
intencionalidad que es manifestación de la conciencia, sus “gestalt” encadenadas o
eslabonadas. La cultura organizacional son los discursos que nos contamos a diario, las
gramáticas que cotidianamente se vuelven atmósfera, los supuestos invisibilizados que
nos aferran proporcionándonos una seguridad deleznable. Revelar las incertidumbres,
las cegueras de nuestro conocimiento y las limitaciones es condición para liberar la
curiosidad, el asombro y el deseo de nutrirse a base de experiencias altamente vitales.


Las ideas rectoras y los proyectos prioritarios no son estáticos, sino que además de
evolucionar, están sujetos a las discontinuidades, a las rupturas y ello se evidencia en
nuestros diálogos, en las decisiones y en las prácticas. Al garantizar la primacía y
preeminencia del todo, entonces, las relaciones se tornan más importantes que las cosas
y las personas más que las tareas. Ahora bien, la facilitación de un ambiente
comunicativo y dialogal rico, es tarea primordial de un auténtico líder cuya virtud
preponderante ha de ser la comunicación asertiva, es decir, clara, consistente, amable
incluso frente a los interlocutores divergentes porque ello inspira la reflexión, estimula
el pluralismo y construye soluciones a través de varios caminos.


Un nuevo modelo de relaciones implica compartir la información a plenitud, sin fingir
ni fungir, compartir los triunfos reivindicando la colaboración del equipo, reconocer y
premiar la franqueza y la apertura, promover y recompensar la colaboración grupal,
                                                                                       34

entablar diálogos y discusiones expertas, escoger un colaborador que ayude a canalizar
las tensiones y los choques de intereses hacia horizontes humanamente constructivos y
organizacionalmente auto-realizadores. Una comunicación asertiva, esto es, un diálogo
mutuamente enriquecedor que gira sobre algunos “por qué” claves: se elige el síntoma
más perturbador del problema, luego se le formula superando la forma por el contenido,
evitando las acusaciones de índole individual y fomentando la exploración en equipo.
Se identifica el síntoma original, se registran las soluciones secundarias, se reconocen y
explicitan los efectos indeseables y en lo posible se realiza una simulación por su
impacto en la expansión perceptiva y se imaginan los escenarios futuros posibles.


Es importante abandonar el viejo dogma de planificar, organizar y controlar porque el
resquebrajamiento de los verticalismos piramidales no es reversible, en efecto, la
globalización y el inefable entramado de redes desbordaron a las organizaciones y a los
jefes típicos de las jerarquías Taylor-Fordistas, para dar paso a organizaciones
aprendientes, vivas, innovadoras y siempre en estado de riesgo, de incertidumbre, de
ruptura. Es así como ahora son estratégicos los departamentos de transformación,
innovación y descubrimiento, pero, igualmente neurálgica la necesidad de
autodescubrimiento en su estrecha relación con una reelaboración del desempeño
evaluativo y las sistemáticas reuniones de equipos interactuantes e interactivos.


En la construcción de una visión compartida el proceso es más importante que el
producto y los modelos tradicionales de poder y autoridad centralizada en la cima es
cada vez menos eficiente. Igual, los líderes contagian hoy más y mejor con su
testimonio, su carácter, su estilo de vida tanto pública como privada; no hay dicotomías,
no debe haber dualidades o escisiones esquizoides. El perfeccionismo debe dar campo a
la paciencia, los proyectos se construyen y reconstruyen con ensayo y error en un
horizonte de perfectibilidad basada en la perseverancia y el deseo de mejorar
continuamente.


El achatamiento organizacional está en coherencia con un liderazgo inspirador y
transformador en el entendido de conformar un vínculo líder-organización aprendiente
centrados en una comunicación fluida, oportuna, veraz, transparente aunque en
ocasiones discrecional y confidencial (temporal generalmente), en suma, inspirada en la
verdad, la rendición de cuentas, la lealtad, la confianza y todo lo relacionado con una
                                                                                        35

comunicación asertiva, es decir, con arreglo a la sindéresis o la coherencia actitudinal.
Con criterio irrestricto de respeto, conocimiento, alteridad, conciencia de los derechos
de los deberes y libre de amenazas e intimidaciones. Se requiere con perentoriedad una
apertura al pensamiento crítico-discernidor, es decir, argumentado no sólo bajo la
inspiración de la lógica clásica, sino de la llamada inteligencia lateral, emocional o
sensitiva que suscita una comunicación alejada del modelo simplista del emisor, canal y
receptor.


            Frente a los enfoques anteriores surge en la sociedad contemporánea, la
            necesidad de reinventar la docencia, a partir de una concepción dinámica de la
            misma, entendido como un todo articulado de naturaleza simbólica y un
            proceso de relación ética, en donde cada cual se abre a un horizonte de
            posibilidades para la realización intersubjetiva.   En este proceso juega un
            papel fundamental la comprensión mutua, el reconocimiento recíproco y la
            búsqueda de la verdad, de la armonía, de la sinceridad, de la honestidad y de
            la rectitud entre los interlocutores.


            Este nuevo enfoque de la docencia corresponde a una “concepción dialógica”,
            sustentada en la acción comunicativa y en la apertura franca a otras culturas;
            lo cual permite relativizar nuestra propia cultura y participar en la
            reconstrucción de las mismas, mediante acuerdos compartidos, consensos no
            coactivos y conciencias reconocidas.15


            La autoconciencia posee tres operaciones privilegiadas, aunque lentas:
            escuchar a otros hablar acerca de él. Esta operación aprovecha la mirada
            penetrante y el conocimiento de personas próximas […] Inducir conocimiento
            intrapersonal. En este caso, el sí mismo observa al Yo y generaliza acerca de
            sus formas. Deducir conocimiento intrapersonal. El sí mismo toma de su
            extensa teoría personal cualquier conocimiento y deriva hipótesis.16




15
   UNAD. Documento interno de trabajo. Acción Comunicativa y renovación docente.
VII-07. Miguel Antonio Ramón Martínez
16
   De Zubiria S., Miguel. (2007) La afectividad Humana. Bogotá: Fundación
                                                                                     36



                           1.4 ESTILOS DE GESTIÓN Y
                                PERSONALIDAD


Existen varias teorías sobre la personalidad y la manera como ella influye en la gestión
de los procesos organizacionales, de hecho, no hay en la realidad un modelo de gestión
y liderazgo que se corresponda ampliamente con los discursos teóricos de índole
psicológica y sociológica. Existen líderes, modos de gestionar y estilos de personalidad
únicos, singulares e irrepetibles de manera que los constructos teórico-hipotéticos son
un calco de la realidad, un modelo orientado a abstraer las características más
conspicuas de las personas, las organizaciones y los procesos. Ahora bien, las teorías
del liderazgo tienen diferencias de grado y solamente existen dos grandes vertientes
completamente distintas.


Las vertientes cognitivo-conductuales que hunden sus raíces epistémicas en el neo-
positivismo y el empirismo lógico, por un lado, y por el otro, las vertientes que asumen
la conciencia como piedra angular de sus marcos teoréticos. Las neoconductistas creen
que los líderes no nacen, se hacen por virtud del aprendizaje, consideran al medio y en
particular al ambiente como clave en la estructuración de los repertorios aprendidos y
como efecto de las consecuencias o resultados medibles en la acción sobre las
circunstancias. Las vertientes intrapsíquicas parten de la motivación y la percepción
intrínseca para explicar el liderazgo, al cual consideran en gran medida innato,
reducidamente influenciable por el ambiente y capaz de crear mundos, no obstante, el
condicionamiento ambiental.


En estas dos tendencias pueden agruparse los estilos de gestión más estudiados hasta el
momento. El estilo coercitivo de gestión que se emplea con alta frecuencia en nuestro
medio, pues, provenimos de una cultura autoritaria, en donde el silencio, la sumisión y
el conformismo se aplauden, se refuerzan y se estimula su perpetuación a través de
líneas opresivas, castigadoras o de radical displicencia. Los sistemas educativos en
general y las estrategias pedagógicas centradas en la disciplina, las calificaciones, el
memorismo automatizante y mecánico conducen a una cultura de la heteronomía, o
quizá, deba decirse que promueven una contra-cultura poco promovedora de la
posibilidad de fomentar liderazgos.
                                                                                        37



El estilo de gestión centrado en la orientación y por ende, motivado por la visión de una
especie de “gran hombre”, capaz de percibir el rumbo para poner a los barcos a
recorrerlo. Este estilo es muy escaso y se considera que en las últimas décadas se ha
extinguido al dar paso a organizaciones más complejas, mejor informadas y con
necesidad de varios tipos y estilos de liderazgo y gestión. Ahora bien, no puede
fusionarse indiferenciadamente la gestión y el liderazgo ya que son dos procesos con
independencia, siendo el liderazgo un fenómeno de mayor catadura y de más amplio
vuelo porque es más fácil formarse para gestionar que para ejercer un liderazgo
efectivo.


El estilo de gestión afiliativo se basa en el buen manejo de las simpatías y las empatías y
con base en ellas, se logran procesos de armonía importantes dentro de las
organizaciones. De hecho, este estilo de eficiente habilidad y destreza para “administrar
los campos afectivos”, los “nodos emocionales”, es tal vez una de las formas de gestión
con mayores alcances motivacionales y puede constituir un estilo arrollador y rutilante a
la hora de cumplir objetivos, trazarse metas, asumir desafíos y enfrentar retos. Lo
deficiente es que suele carecer de visión, de tal manera que mezclado con el estilo
orientador, alcanzarían probablemente ambiciosos horizontes y superarían serios
riesgos.


El estilo democrático es una gestión fundamentada en los consensos y la participación
aunque sólo reverdece en atmósferas de legitimidad, esto es, de reconocimiento del
mérito por parte de equipos con alta calificación cognitiva, o mejor, con grupos que han
logrado desarrollar sus inteligencias múltiples. El estilo democrático debe mantener al
máximo la línea central entre los extremos de tipo anarquista y autoritario conducente
hacia un popularismo inocuo perdiendo la cohesión y la autonomía. Por el contrario, si
permite espacio para la tiranía se inducirá la sumisión, la ambivalencia y el
resentimiento camuflado de adulación y minimización de la creatividad y la
proactividad.


El estilo de gestión ejemplar hace que lo más importante sea lograr la excelencia por
medio de la selección y ubicación precisa de los talentos humanos, delegando, a su
turno, liderazgos en función de tareas, objetivos y fines. Saberse rodear y aplicar más la
                                                                                        38

persuasión y la influencia intelectiva y comunicativamente asertiva que la influencia
conductual. Exhibir iniciativa, ganarse la aceptación, desenvolver lógicamente las
problemáticas, practicar la flexibilidad y el ajuste ya que esta gestión no se inclina a la
simple adaptación porque asume a los seres humanos como sujetos activos, abiertos,
inquietos y creativos.


Por último está la gestión que apunta a un liderazgo formativo que se ubica en la visión
futura, esperanzadora, inspiradora dentro del largo plazo. Sin embargo como dice una
frase filosófica oriental “un viaje de mil leguas comienza con un paso”, es decir que el
enfoque futurista se comienza a construir aquí y ahora en el instante presente y no desde
cero ya que se cuenta con todo el capital del pasado, con toda la riqueza pretérita.


Un líder inmerso en el mundo educativo y formativo es consciente que debe ser agente
de su propia autorrealización volitiva, emotiva e intelectiva. Al verse como protagonista
responsable de sus propios aprendizajes valora la propia actitud fundamental de
aprender como aprender, sin que ello signifique ni arrogancia ni autosuficiencia; igual le
interesa aprender haciendo, compartiendo o polemizando. Suele disfrutar de las
relaciones de aprendizaje y de la sensación de logro y dominio de sus competencias
estratégicas y existencialmente significativas en su quehacer vital. Comprende la
utilidad de la autocrítica y la autoevaluación porque sabe de la dialéctica constructivista
de las ciencias, los saberes y la cultura, es decir, de su construcción y deconstrucción
sistemática, algo diametralmente opuesto al dogma, al sectarismo y al encierro del
espíritu en una mazmorra como la ignorancia.


Si se analizan los estilos de gestión se notará que los afiliativos, los coercitivos y los
democráticos están un poco más cerca del neo-Conductismo (Skinner, Bandura,
Tolman, Gagne), mientras que los otros, orientativo, ejemplar y formativo están
próximos al Humanismo de autores mencionados antes. Ahora bien, a todos ellos
subyace un tronco común, a saber, su filosofía del poder como quiera que las relaciones
son relaciones de poder, por ello, Karl G. Jung sostuvo que el resorte de la personalidad
es el sentimiento de inferioridad, ya que todo ser humano llega al mundo desprovisto de
capacidad para subsistir por sí solo y esa sensación dura toda la vida en diversos grados.
En consecuencia, los seres humanos nos refugiamos en el poder con hondo deseo de
convertirlo en el fin último. Sin embargo, el poder sin valores es traducido como
                                                                                          39

sentimiento de superioridad. La clave del líder Humanista es domesticar ese poder
subordinándolo a ejes axiológicos, a medios idóneos, esto es, de alta criticidad y a fines
con arreglo a la espiritualidad inefable.


La sabiduría griega no visualizó deidades trascendentes, simplemente concibieron
dioses inmanentes de modo que la eternidad estaba subordinada a la vida terrenal, atenta
a su devenir, intensa, comprometida, apasionada, en un amor por la vida sin parámetro
alguno y llena de alegría; quizá por eso inventaron la democracia, los juegos (hoy
derruidos por la mega-publicidad), la filosofía. Se entienden las contradicciones sociales
de su democracia hasta nuestros días existentes. Concretamente son maravillosas sus
cosmogonías, es decir, sus mitos entre los cuales es famoso El suplicio de Tántalo
quien era hijo de Zeus y Plutón, fue entonces un consentido de los dioses. Y así sucedió
hasta que le dio por considerarse más sabio y poderoso que los propios dioses. Muy
semejante a lo que produjo probar la manzana del paraíso tanto por Eva como por Adán.


Tántalo quiso tentar a las divinidades sometiéndolas a una ruda prueba para confrontar
la sabiduría de los dioses, ellos al anticipar su siniestra intención, lo castigaron para que
cayera en la cuenta de los valiosos dones y virtudes obsequiados gratuitamente por las
deidades. Detectaron los dioses la pretensión de ser negados e invisibilizados por la
megalomanía y omnipotencia narcisística del mortal, quien enceguecido por el poder
olvidó la prohibición de apropiarse o de pretender usurpar el puesto de los generosos
dioses. Entonces el humilde mortal fue condenado a sufrir                   sed y hambre
indefinidamente aún en medio de gran abundancia de tales dones naturales. Así, Zeus lo
hundió en un río hasta el cuello y cuando pretendía beber el agua descendía quedando
fuera de su alcance, y de la misma forma, al pretender tomar frutos se le alejaban
inexorablemente. Así, se ilustra con elocuente sabiduría la forma como la ira y la
desmesura devienen de la codicia por el poder absoluto.


El líder no debe embriagarse con el poder, su embriaguez debe ser por el arte, por el
servicio, por la lecto-escritura, por el cultivo del auto-conocimiento y sobre todo, debe
embriagarse de espiritualidad como núcleo dinamizador de su inspiración, de su
inclinación formadora y transformadora. El divorcio mente-cuerpo, espíritu-materia
acentuado desde la filosofía cartesiana y el inicio de la Modernidad en sus primeros dos
siglos (período Renacentista siglos XV-XVII), continúan siendo una apasionada
                                                                                        40

controversia que en el campo de la ciencia psicológica se conoce como paralelismo
psico-físico. La dualidad alma-organismo se ha tratado de superar desde el Psicoanálisis
tomando como puente entre ambas fenomenologías a los “instintos”. Desde el neo-
Conductismo asumiendo el alma como “caja negra”, algo completamente irrelevante,
improcedente e impertinente desde su óptica epistemológica.


Sin embargo, es el Humanismo de la psicología el que pretende superar dicha dicotomía
a través de la categoría “conciencia” en tanto afirman que el alma está corporeizada y
el cuerpo se encuentra animado conformando “Una Yoidad o Mismidad Personalizada”.
Desde Descartes hasta Hegel la Era Moderna se orienta en mayor medida hacia la
espiritualidad, lo que da especificidad al espíritu es el de ser referencia de sí mismo. La
estructura del espíritu es la “auto-conciencia”, es decir, la capacidad del hombre –y de
las mujeres- de auto-objetivarse y fundirse en una unidad plenamente subjetiva, desde la
cual cada quien desarrolla su singularidad, su proyecto de vida único, irrepetible, e
indivisible. Cada quien llega al mundo doblegando la nada, el no ser y como algo que
nunca había sido ya que nadie es igual. Más aún, cuando dejemos esta vida,
desaparecerá un ser que jamás volverá a repetirse. Esa conciencia de mismidad es
determinada por el tiempo, la finitud y la contingencia.


La auto-referenciación es concebida como conciencia intencional y búsqueda incesante
de la trascendencia tanto en la vida inmanente (aquí y ahora) como en la eternidad.
Todos lo seres humanos buscan la eternidad así sea atribuyendo a la materia-energía los
atributos divinos, religiosos, espirituales o de orden trascendente. Nuestro ser
teleológico (busca fines), en condiciones normales, se afirma desde la interioridad hacia
la exterioridad, desde la conciencia hacia lo físico y desde allí brota su deseo
irrefrenable de eternidad. La disposición de la conciencia hacia la fe suprema en algún
fundamento definitivo, en un ser necesario deviene de la inteligibilidad racional-
emotiva de las personas y con base en tales realidades se abre la alteridad, la conciencia
de “la otredad”, de la misericordia, del consuelo y de la piedad.


Las religiones entendidas como cohesión (religare), como rituales de efectiva
comunicación e interacción y en los que se debe encontrar la paz, la esperanza, el
regocijo y el “amor al prójimo”, por distinto que sea. El desafío contemporáneo de los
líderes inspiradores –muy escasos- es coadyuvar en la superación del fundamentalismo
                                                                                          41

antipluralista e implementar el encuentro inter-religioso, la militancia por la tolerancia y
la mística por el ecumenismo. El sectarismo religioso se subordina a la hegemonía del
“Pensamiento Único”: y como diría O. Spengler, urge a los líderes desmontar el culto
occidental a la “razón instrumental”, al progreso sin equidad, sin rostro humano y sin
inclusión, a la despersonalización y al angustioso desprecio por la vida, crisol de
valores.


             Comparada con la pezuña de los rumiantes, con la pinza del cangrejo, con el
            tentáculo del pulpo, la mano no especializada, termina por hacerlo todo:
            levantar un martillo, conducir un arado, tocar el violín, acariciar, hacer señas.
            Comparada con los picos de los pájaros, con las fauces del tiburón, con el
            hocico del perro, la boca no especializada acaba por hacerlo todo, morder, sin
            duda, pero también besar, silbar, “hablar mil lenguas” […] Acaso no es la
            Acción la característica nodal de la vida (el arraigo). En su Ética a Nicómaco,
            Aristóteles dice que los animales no actúan porque actuar es algo más que
            alimentarse y reproducirse, buscar refugio […] La acción es realizar un
            proyecto. 17


La personalidad constituye el modo de ser, los rasgos comportamentales únicos,
genuinos que al paso del tiempo se van tornando hábitos, estilos de vida y maneras de
ajuste al mundo como quiera que el ser humano nunca logra adaptarse como sí lo hacen
los animales. La personalidad en los líderes se afianza a través de la espiritualidad,
entendida también como mística, militancia y porque no aceptarlo, heroísmo. Ahora
bien, el fortalecimiento espiritual como lo sostiene el líder espiritual y carismático Dalai
Lama lleva inexorablemente por el camino de la felicidad, sin embargo suele advertir
que existe el serio riesgo de confundirla con el placer, o con la pasividad y el soslayar
emprendimientos que impliquen sacrificio, dedicación y sendas privaciones.


La felicidad es un estado interior, una postura frente a sí mismo y los horizontes que
emanan de nuestro ser interno, de la mano del amor y la compasión, bienes espirituales
que hoy son despreciados en virtud al grave analfabetismo afectivo dominante en la
vida moderna por sus excesos en la competencia, la la inmoralidad con los bienes


17
     Savater, Fernando (1996). El Valor de Educar. Madrid: Ariel.
                                                                                              42

públicos, la envidia, la megalomanía y en general, todo aquello sintetizado en “Los 7
Pecados Capitales”.18 Allí también se hace énfasis en que la verdadera felicidad y
dicha del espíritu no es el aislamiento o el desprecio por los otros, sino, en la unidad.


Abraham Maslow como líder y pionero de la Tercera Fuerza, o sea, del Humanismo
psicológico (la primera fuerza sería el Psicoanálisis y la segunda el Conductismo)
sostiene que la compasión y la misericordia son virtudes espirituales que ayudan a tener
experiencias “punta”, es decir, vivencias sublimes en las que el ser humano se siente
conectado y en armonía con las fuerzas cósmicas. En ese estado también llamado
insight podemos esclarecer en buena medida el misterio de nuestro ser, la razón de ser
en el mundo y con los otros. Desde la intimidad encontramos la grandeza de actos como
cooperar en el consuelo de los que sufren, porque allí se descubre el valor del respeto
hacia los demás, la trascendencia del compromiso y la responsabilidad, toda vez que son
como ríos que desembocan en dos maravillosos océanos: la libertad y la dignidad. Se es
libre y digno cuando se lucha por la igualdad de oportunidades y por la justicia social,
tareas cruciales de un auténtico líder.


No sólo O. Spengler consideró desde las primeras décadas del siglo XX que la cabeza
de todas las crisis es de clara estirpe espiritual en nuestros días, tanto el Dalai Lama
como Howard Cuther publicaron en el Círculo de Lectores una obra titulada El Arte de
la Felicidad, he aquí algunos apartes inspirativos:


             La paz no es sólo la simple ausencia de guerra.      La verdadera paz     tiene que
            hacerse en la confianza mutua. Responder a una situación difícil con paciencia y
            tolerancia en lugar de reaccionar con cólera y odio, supone ejercer una contención
            activa, la cual procede de una mente fuerte y disciplinada. Si un problema puede
            remediarse, no hay necesidad de preocuparse. La acción apropiada es la de buscar la
            solución. Y si el problema no tiene solución, de nada sirve preocuparse […] Quienes
            tienen un sentido desmesurado de sus propias capacidades        y   logros se hallan
            sometidos continuamente a la frustración, la desilusión y la rabia cuando la realidad
            se entromete y el mundo no avala la visión idealizada que tienen de sí mismos. La
            espiritualidad básica es más importante que la religiosidad; se trata de un




18
     Savater, Fernando (2006). Los siete pecados Capitales. Venezuela: Ed. Sudamericana.
                                                                                             43

           conjunto de cualidades: bondad, amabilidad, compasión y servicio a los demás19 (el
           subrayado es del autor del módulo).


           “Actuar en forma creativa exige nuevas actitudes para comprender y valorar al
           trabajo humano, como un medio para el despliegue de la expresión creadora, la
           realización de la autonomía de pensamiento, la construcción de la vida familiar, la
           reafirmación de la identidad cultural y la multiplicación del patrimonio de la
           comunidad.


           Además, el trabajo creativo es fuente de productividad, no sólo material sino
           espiritual y contribuye a la reconciliación del hombre consigo mismo, con la
           naturaleza, con la tecnología y con los demás hombres. En este sentido, el trabajo
           creativo une las voluntades, desarrolla los entendimientos, aproxima los espíritus y
           funde los corazones, y al ser realizado en forma responsable y solidaria, los hombres
           descubren que son hermanos entre sí y se convierten en sujetos protagónicos de un
           mismo destino y de una misma historia”.20




19
     Portafolio. Editorial V/04
20
     UNAD. Documento interno de Trabajo. Miguel Ramón, 2007.
                                                                                        44


                  1.5 CONSTRUCCIÓN DEL LIDERAZGO
                                     PERSONAL


En los últimos años se ha creado una disciplina que para los líderes puede ser una
importante herramienta, se trata de la “prospectiva estratégica” creada por Gastón
Berger sobre la certeza incontrovertible del cambio de escenario, de la metamorfosis del
mundo posmoderno y en ese orden de ideas, aunque el pasado no se pueda eludir, lo
cierto es que asistimos a un nuevo capítulo con actores distintos, con tiempos y espacios
diferentes, con problemas que a pesar de estar muy ligados al capítulo anterior de la
historia, constituyen un punto y aparte en el devenir de los tiempos. Toca voltear la
hoja.


La prospectiva estratégica acepta la coexistencia de los contrarios en lugar de la tensión
dialéctica de los mismos que terminaba resolviéndose en un conflicto originador de una
síntesis (entre tesis versus antítesis), siempre superando la contradicción (negación de la
negación) aún cuando la conservara. Una de las tensiones coexistentes para esta nueva
disciplina es que el futuro es fruto del azar en asocio con el destino, pero, en los que la
voluntad tiene capacidad para intervenir. Es así como los líderes no pueden ser esclavos
ni de la necesidad, ni de la improvisación, su voluntad y autodeterminación pueden
alterar el curso de los acontecimientos en perspectiva de futuro.


Las herramientas utilizadas por los líderes deben ser sencillas, ecosostenibles, esto es,
de impacto limpio sobre el mundo y en su propio ser, pues, se ha mitificado y
mistificado el uso de tecnologías más expeditas y eficaces para seguir aferrados a
instrumentos complicados para la gran mayoría de la sociedad. Los líderes deben
desarrollar actitudes básicas para un mundo signado por la incertidumbre, el caos y lo
discontinuo, a saber, la reactividad, la preactividad y la proactividad de modo que
puedan asumir el cambio, se puedan anticipar los efectos del mismo y la planeación
estratégica articule con las nuevas realidades de todos los días. Es necesario que los
líderes aprendan a hacerse preguntas cuando de anticipar el futuro se trate: ¿qué puede
suceder?, ¿qué puede hacer?, ¿qué voy a hacer?, ¿cómo voy a hacerlo?, y no puede
faltar: ¿quién soy?
                                                                                     45

La prospectiva estratégica considera que hay seis criterios directrices para quienes han
asumido el reto y el desafío del liderazgo inspirador:


   -   Mirar lejos con una visión amplia y profunda: aquí es necesario volver al
       Humanismo de E. Fromm quien cree que dentro de las necesidades humanas es
       un error garrafal no contemplar la necesidad de armar un marco referencial. No
       es que filosofar guste mucho en el mundo de hoy, tal vez, los jóvenes y las
       adolescentes puedan considerar esto como algo aburridor e inútil. Sin embargo,
       sin una concepción de las cosas es como navegar sin brújula o caminar en la
       selva sin la guía de los indígenas expertos, para no desplazarse en círculos
       infernales y fatales (léase La Vorágine).


   -   Tomar riesgos: la trayectoria de la vida no es recta, lineal y menos mecánica, ni
       controlable a ultranza. No conocemos toda la información y por ende, es
       necesario escoger, tomar decisiones concientes del margen de error, sabedores
       de los imprevistos y de las consustanciales vulnerabilidades propias y de las
       circunstancias. La vida y su itinerario es en buena medida una ruta llena de
       apuestas. Ya lo había puesto de presente José O. y Gasset cuando sostuvo “Yo y
       mis circunstancias porque la vida es en esencia un drama en el que solamente
       somos acontecimiento”. Es así como cada liderazgo está estrechamente ligado a
       las circunstancias, de modo que un líder de balón pie puede no serlo como
       entrenador (Maradona, El Pibe), un líder político puede no serlo en el entorno
       militar, un líder empresarial puede ser un fiasco para liderar una comunidad,
       digamos que “cada loro en su estaca”.


   -   Pensar siempre en los seres humanos: ya lo había expresado el fiel intérprete del
       siglo de las Luces o movimiento de la Ilustración I. Kant, cuando advirtió de
       manera categórica, imperativa y sustentada la imposibilidad ética de tomar al ser
       humano como medio y no como un fin en sí mismo. En consecuencia, las
       encrucijadas más vergonzosas del mundo de hoy son en último análisis la
       cosificación del ser humano, el haber trastocado los fines y los medios.


   -   Ver las cosas en forma diferente: desde el siglo XV en pleno Renacimiento con
       la gestación de la ciencia moderna, esto es, experimental e instrumental,
                                                                                         46

       paradigma iniciado con N. Copérnico y consolidado por el genio Galileo G.
       Allí, se aprendió el “giro copernicano” en el sentido de hacer que el sujeto sea
       quien gire en torno al objeto de modo que pueda observarlo desde varios ángulos
       y perspectivas porque la realidad es en buena medida una proyección
       antropocéntrica. El uso de varias gafas (miradas) puede ayudar a encontrar
       diversas texturas en un mismo objeto, variados procesos en una misma realidad.
       La percepción plural o diálogo intersaberes.


   -   Reflexionar juntos: la controversia, el debate y la confrontación de ideas suele
       mejorar nuestros puntos de vista. La verdad es un proceso de construcción
       colectiva, incluso los paradigmas científicos son consensos de la comunidad
       científica. Según el famoso epistemólogo T. Kuhn, quien defiende la hipótesis
       del avance científico al calor de sucesivas revoluciones, en el interior de las
       cuales, se desmoronan los consensos de la comunidad científica y se hace
       necesario reconstruirlos para que a través de nuevos enfoques paradigmáticos no
       sólo avance la ciencia, sino, la sociedad misma.


   -   Utilizar las herramientas suficientes y necesarias para lograr el sueño
       colectivo: la calidad en la gestión del conocimiento, el empoderamiento de los
       colaboradores más que la innovación tecnológica, cultivar las fortalezas de los
       líderes, en suma, promover a la tecnología blanda, vale decir, al conocimiento
       como principal motor del desarrollo exhibe como certeza redonda que sin capital
       social y humano altamente capacitado, motivado, reconocido, promovido e
       irrestrictamente respetado no habrá ni progreso, ni desarrollo, ni mucho menos
       innovación. La Responsabilidad Social Empresarial –R.S.E.- es una acción
       estratégica para un mundo en emergencia y su punto de partida y de llegada es
       la persona vista como un ser de derechos y atributos imprescriptibles,
       inalienables e irrenunciables porque la dignidad lo es todo y en ese orden de
       ideas, también es plausible decir que las empresas son “ciudadanas corporativas”
       con derechos, deberes y garantías jurídicas.


El liderazgo debe ser cultivado, formado, estructurado, no obstante, los fundamentos
genéticos que le acompañen porque se autoconstruye como proceso. Una de las etapas
críticas para alimentar y hacer que florezca el talento de un (a) líder, es la adolescencia.
                                                                                          47

De acuerdo con Jean Piaget, en la juventud es cuando irrumpe la capacidad para pensar
en términos abstractos. El adolescente experimenta gran poder dada su habilidad para
las operaciones hipotético-deductivas, para el pensamiento teórico; también está en
capacidad de superar la heteronomía infantil por la autonomía y como afirman los
psicoanalistas, su musculatura estriada le hace capaz de consumar el coito gozoso, así,
redirecciona su líbido hacia las artes, los sueños liberadores, el deporte mientras accede
a la intimidad anhelada.


En esta etapa se gesta la propensión al liderazgo de modo que las sociedades deben
ofrecer una atmósfera conveniente en la que se puedan poner en marcha esos delicados
e importantes talentos, que a la postre, serán volcados positivamente sobre la propia
comunidad necesitada siempre de capital social y humano altamente participativo,
creativo, emprendedor y comprometido con los más loables valores, metas y fines de la
propia sociedad de la que hacen parte crucial sus jóvenes. Así, el líder comienza a
descubrirse cuando repara por introspección o gracias a su voz interior como afirmaría
Covey, en su vocación o llamado interior para asumir y orientar su autorrealización, en
el entendido, de la prospectiva siempre perfectible de la misión aceptada por el
adolescente desde el fondo de su ser, desde su más básica intimidad.


Para E. Erikson, un psicoanalista con orientación humanista dado su hincapié por lo
social y no por lo sexual en el desarrollo de la personalidad, el adolescente ya entrado
en la adultez joven sorteará, mucho mejor, con su iniciación como líder otra acuciante
crisis: intimidad-aislamiento (porque en la fase temprana de la adolescencia la crisis es
Identidad versus Confusión) lo que supone un buscarse a sí mismo, un reconocimiento
exhaustivo de las fortalezas, debilidades, potencialidades, virtudes, errores, miedos,
sueños, ilusiones, buena parte de ellas contenidas en la vida inconsciente.


El “conócete a ti mismo”, se constituye en una faena de alcance filosófico, científico,
artístico y religioso. La intimidad debe conducir al eximio valor de la “autenticidad”,
como quiera que se trata de la máxima cualidad de todo tipo de liderazgo, especialmente
si se lo ha enfocado como autoridad por legitimidad y facilitador por empatía. Sin
autenticidad, valores como paz, dignidad, justicia, respeto quedan sin fuerza
transformadora si entendemos que el testimonio es la única vía expedita para la
credibilidad, la fe y la confianza que inspiran a los líderes y sus seguidores. Por ello, esa
                                                                                        48

base firme debe conservarse hasta el final de la vida ya que muchas personas borran lo
mejor de su adolescencia, adultez e incluso de su niñez, en lugar de conservar la
permeabilidad entre estos momentos estelares de la vida.


Los grupos de jóvenes dedicados a causas sociales, artísticas, religiosas y de servicio
comunitario, exhiben otro valor que infortunadamente suele debilitarse en el devenir de
la existencia: la solidaridad. En efecto, con base en esta noble cualidad se articulan
procesos transformadores movidos por la amistad, la fraternidad, la sinergia y porque
no, con las complicidades que hacen de la relación humana una realidad mágicamente
bella. Los jóvenes tienen la utopía a flor de piel y sus mentes arden de ideologías a la
luz de lo cual sus seres encuentran sentido, significado, finalidad y pasión
revolucionaria. Con canalización y moderación perseverante pueden alcanzar efectos
visibles en sus entornos. Características de jóvenes y líderes que se deben cultivar para
no hundirse en al fango de la neutralidad, la pasividad, la indiferencia y como lo insinúa
Juan Rulfo en su obra Pedro Páramo, una dolorosa muerte en vida, como si los
individuos estuviesen disecados antes de morir.


Los adolescentes y los adultos ya maduros tienen a su disposición la mejor herramienta
para enriquecer su papel de líderes, el pensar crítico y la reflexión objetiva tanto en los
asuntos de la órbita pública como privada. Es así como la lógica hipotética-deductiva
permitirá superar la crisis generatividad-estancamiento, en la óptica de la productividad
con perspectiva incontrovertiblemente social ya que lo contrario sería ceder al
conformismo, el anonimato, la anulación o como lo llama la sociología: “alienación”.
El líder Mahatma Gandhi escribió que en el mundo existen siete pecados: la riqueza sin
trabajo, el placer sin conciencia, el conocimiento sin carácter, el comercio sin
moralidad, la ciencia sin humanidad, la adoración sin sacrificio y la política sin
principios. Es una poesía a la consistencia, la sindéresis entre el pensar, el hacer, el
sentir o una interpelación a las ocho dimensiones del ser integral: lo cognitivo, lo
afectivo, lo estético, lo comunicativo, lo socio-político, lo corporal, lo ético y lo
espiritual. Es un liderazgo incorporando holísticamente el Self.


Por último sostiene Erikson que debemos enfrentar en la “Vejez” (con mayúscula
porque no es enfermedad) nuestra crisis definitiva: integridad-desespero asumiendo
que la segunda es la negativa porque ha de traducirse como depresión persistente e
                                                                                       49

inundadora de la mismidad, de la Yoidad. La Integridad supone un constante
aprendizaje también para desaprender, es decir, se piensa lo pensado para en último
análisis y a manera de metacognición, el ser humano aprenda a morir ya que el proyecto
vital es un drama de surcos, altibajos, claroscuros en los que va permaneciendo la
sabiduría y la entereza personal trascendiendo los roles, los títulos, el prestigio. La
vejez debe ser templanza, altivez y fraternidad pura.


No es, pues, hacer más, es hacer mejor y en la diferencia, no basta el conocimiento, se
requiere criterio y se necesita bondad para consigo mismo y por tal conducto hacia los
demás. En ese itinerario de desprendimientos aprenderemos a sentir que somos
importantes, pero, no indispensables, vulnerables, pero no, pusilánimes, admiradores de
otros líderes en su relevo sistemático, pero no, adoradores de ídolos, caudillos y
dogmatismos engañosos. Thomas Mann uno de los más eximios creadores de la
literatura (La Montaña Mágica) escribió en un famoso ensayo, lo siguiente:


         Anticipándose aproximadamente en un siglo, Nietzsche ve más o menos lo que
         hoy estamos viendo –una nueva imagen que está formándose del mundo- el
         mundo como unidad […] También anticipa resultados de la física moderna; lo
         hace en su lucha contra la interpretación mecánica del mundo mediante su
         negación de un mundo de determinismo causal               no    hay    segundas
         veces…Dinámica, por tanto, en lugar de lógica y mecánica. Hay que abandonar
         el juicio de que Nietzsche es un escritor de aforismos carente de un centro…Y
         su premisa, que contiene en sí su pesimismo dionisíaco: la premisa de que la
         vida es justificable tan sólo como fenómeno estético […] esa vida es una
         exhibición artística, no sólo en cuanto a su expresión prodigiosa, sino en cuanto
         a su esencia más íntima, es un espectáculo trágico-lírico dotado de una
         fascinación suprema.21

Pensar por sí mismo era otra gran invitación de Kant y esa fue la gran inspiración de J.
Piaget quien dedicó su vida a la titánica obra de la libertad y la autonomía dentro de los
límites. De la libertad se puede decir mucho, pero, tal vez sea mejor el símil o la
metáfora para aprehenderla. Cuando dos personas juegan billar acuerdan unas reglas
que les permitirá divertirse, gozar, reír y sobre todo crear en una atmósfera de

21
     Mann, Thomas (2006). Schopenhauer, Nietzsche, Freud. Madrid: Alianza
                                                                                     50

autorregulación y libertad. Para lograr las carambolas, los jugadores han escogido el
sitio, el taco y la bola que cada cual golpeará para su eventual triunfo. Las carambolas
pueden ser como el juego del ajedrez, un asunto de infinitas variantes y posibilidades,
siempre y cuando se consigan dentro de la mesa respectiva con sus bandas específicas.
Y hay más, los jugadores pueden acordar que sólo serán válidas las carambolas que se
ejecuten tocando las tres bandas.


Con la metáfora anterior ¿cuáles serían las bandas o límites de la autonomía?, ¿cómo ser
creativo y seleccionar los insumos para poder innovar con ellos? El ser humano tiene
como límites la muerte, traducida existencialmente como duelo; la angustia conocida en
la era electrónica como estrés; y la soledad que se ha agudizado en los procesos de
despersonalización y desarraigo contemporáneos. Ahora bien, estos límites existenciales
parecen a primera vista una lectura negativa del “self organísmico” como llamaría la
psicología humanista (Rogers, Maslow, Frank), pero al revés, constituyen una
interpretación fundamental de la persona que con el símil del billar, podrá hacer sus
mejores carambolas tomando conciencia de sus limitaciones, de modo que resulten de
irrepetible creatividad y de explícita autonomía.


La muerte ha sido tratada en casi todas las épocas como un tema tabú y a su inexorable
realismo se le han incorporado sinnúmero de supersticiones, miedos, negaciones,
deformaciones y se la ha concebido como una perversa condena. Si fuéramos eternos no
haríamos nada aunque hubiese proyectos infinitos y eternos por desarrollar, de hecho
todo lo que hacemos, lo realizamos con la esperanza de no morir, o por lo menos de
dejar la huella que no nos permita sucumbir en el olvido. Es probable que muchos de
nuestros frutos culturales como la ciencia, la filosofía, la religión, los museos, las
ciudades, la telemática sean respuestas ante el fin último de nuestra vida o para
enfrentar el justo coronamiento de nuestro ser. La muerte como reflexión necesaria
permite valorar la vida y su inconmensurable capacidad creativa, ayuda a resignificar
nuestros actos para asumirlos con responsabilidad, compromiso y seriedad.


La muerte como reflexión inescapable promueve la singularidad y la personalización
como quiera que nadie puede burlarla, es un camino que indefectiblemente debe
recorrer cada quien y su negación hace asomar la locura, la compulsión, y hasta el
desespero. De hecho la vida de cada persona tiene algo de locura, de pasión o entrega
                                                                                     51

total y es así como en el argot popular se dice “cada loco con su tema”. Sin embargo, la
muerte nos humaniza, nos vuelve solidarios y comprensivos con el sufrimiento del
prójimo; somos mortales como lo afirmaban los griegos al nombrar a alguien, porque
sabemos que vamos a morir y en ese orden de ideas, nos diferenciamos de los animales
ya que ellos no saben que morirán, simplemente les llega y aunque se entristecen no son
propiamente conscientes de su deceso. En el ser humano la vivencia de finitud y
contingencia además de invitarnos a la autenticidad, nos exhorta igualmente a la
humildad y el servicio, virtudes que de la misma manera acompañan en la búsqueda de
sentido y significado para la vida.



         “Satanás: veo que el filósofo se aproxima a mi humilde morada. Filósofo: lo
         que está claro es que el habitante de la morada no tiene nada de humilde, mas
         bien todo lo contrario. Yo diría que haces de la soberbia tu razón de ser y
         existir, pese a que es algo que te ha costado caro. Satanás: ¿Caro? Es a lo que
         uno se arriesga por decir cuatro verdades. Soberbio era mi jefe. Filósofo: De
         cualquier manera yo supongo que debes tener tú orgullo herido, porque hoy
         solamente eres para todos el Ángel Caído. El que desafió a Dios y fue
         derrotado,    el que creyó que era más de lo que es. Satanás: Creo que
         nuevamente tengo que poner las cosas en su lugar. Estás en presencia de
         alguien seguro de sí mismo, algo que muy pocos pueden decir. Porque con
         muchos como yo el mundo sería otro. Filósofo: Pero hombre, si éste es el
         problema, que el mundo está lleno de individuos como tú. Y no quiero
         imaginarme que pasaría si hubiese muchos más […] Satanás: No me vengas
         con esa tontera de la desvalorización. Lo que existe es la selección natural.
         Hay mejores y peores y hay que ubicar a cada uno en su lugar. Filósofo: Ahí
         está la cuestión. Con qué criterio, quién impone esa selección, quién decide lo
         que hay que seleccionar frente a lo que no debe ser seleccionado, quiénes son
         los que deciden que lugar le corresponde a cada uno. Nadie es más frágil, más
         vulnerable y más inconsistente que un soberbio. Satanás: Mi querido filósofo.
         ¿Quieres decirme que, además de soberbio, soy débil? Tú tienes tus arranques
         de soberbia ¿no? [...] Satanás: En eso coincido plenamente contigo.Yo no
         soporto ser humilde, ni falso, y mucho menos honesto, digo, hipócrita […]
                                                                                         52

            LA SOBERBIA NO ES GRANDEZA SINO HINCHAZON, Y LO QUE
            ESTÁ HINCHADO PARECE GRANDE, PERO NO ESTÁ SANO. (San.
            Agustín).


            EL SER HUMANO SIN PROPÓSITO ES                     COMO EL          BARCO SIN
            TIMÓN: UN SOPLO, NADA, NADIE. (Th. Carlyle)


            LA NATURALEZA DE LOS HOMBRES SOBERBIOS Y VILES ES
            MOSTRARSE INSOLENTES EN LA PROSPERIDAD Y ABYECTOS Y
                                                                    22
            HUMILDES EN LA ADVERSIDAD (Maquiavelo)




22
     Savater, Fernando (2005). Los siete pecados capitales. Buenos Aires: Sudamericana
                                                                                      53


                              CAPITULO II:
                 MANAGING IN THE MIDLE


El liderazgo se expresa, se hace realidad, dentro de la comunidad. Es en la sociedad, en
la interacción con un entorno humano donde las habilidades, las fuerzas, las
convicciones que caracterizan al líder, se concretizan, toman forma y se hacen efectivas.
Es decir, aquellos elementos que hasta este punto nos hemos tomado el trabajo de
describir de forma pausada y clara, deben tomar en este capítulo un tono práctico,
donde se ofrezcan de forma esquemática los caminos por los cuales debe transitar el
líder en la búsqueda de satisfacción a sus anhelos personales.


Aquí debemos detenernos un momento antes de iniciar tal señalización del camino que
debe seguir el líder, para aclarar esta mención que puede sonar un poco extraña:
“anhelos personales” ¿No es acaso una contradicción de los términos y de los conceptos
hablar de una habilidad que se aplica en lo social y luego decir que su motor no es más
que un anhelo personal? ¿Al afirmar la importancia de un impulso personal, no se
enrarece el camino del líder y el grupo al cual dirige? ¿No suena acaso como si un
grupo de personas se sometiera a la autoridad de otro que busca su satisfacción
personal?


Aventurémonos un momento en la solución tentativa de aquellas preguntas, y con el
transcurso de la exposición se entenderá porque nos movemos con sumo cuidado,
inclinándonos por elucidar los matices y llenar las fisuras de un tema complejo. En la
mayoría de los casos la apuesta será dejar temas abiertos y plantear preguntas que la
reflexión personal tendrá el deber de responder. Recordemos que “nadie da de lo que no
tiene”.


¿Pero por qué no enunciar de inmediato nuestras reservas ante un tema delicado? Y hay
más. ¿Qué es aquello de tanta sutileza? Planteamos a continuación una afirmación
hipotética que seguramente despertará en el lector la misma impaciencia que invade a
quien escribe: el líder que proyecta una sólida convicción personal hacia el exterior, y
que por la fuerza del lenguaje, la retórica, su propia decisión o –por qué no decirlo- su
                                                                                      54

fuerza vital o de coacción, concentra en torno suyo un número de individuos dispuestos
de buena o mala voluntad a apoyarlo. Está, realmente, desarrollando un proyecto
subjetivo, apoyado en otros individuos. Recordemos: “ama a tu prójimo como a ti
mismo”.


No es necesario ocultar la inquietud que genera tal afirmación, más bien resulta ser una
actitud sincera y critica el enfrentarse a ella; inquietud que tal vez a todos nos asalta
cuando de participar en una construcción social concreta o utópica se trata. Es decir que
estamos hablando nada más ni nada menos que de autoridad, cualquiera que ella sea,
que pretenda indicarnos el camino más adecuado, objetivo, y sano para todos. Es
perentorio huir de la masificación, resistirse a hacer parte de un dócil y sometido
rebaño, o hacerse parte utilizada en la cultura del espectacularismo hacia donde se han
inclinado los medios de comunicación bajo la dictadura de los intereses dominantes de
poderes monopólicos y desterritorializados.


Desde 1930 José Ortega y Gasset anticipó que estaríamos cada vez más sometidos al
“brutal imperio de las masas” y Martín Heidegger fue señalado y macartizado de nazi
dado su rechazo a las asambleas en donde suele imponerse por “aclamación masiva” la
voluntad de minorías autócratas (con hincapié en partidos políticos y sindicatos sin
norte) para quienes la reflexión y el argumento es el enemigo central a sus oscuros y
subrepticios intereses. En efecto, el lector no encontrará en este módulo recetas o
enunciados de auto-ayuda ni propiamente de auto-superación como quiera que el
liderazgo es planteado aquí como un gran desafío por transformar lo circundante,
empresa realmente titánica, llena de dolorosos retos y de hostigantes desafíos.


El que crea que Colombia es el país más feliz del mundo como lo exhiben las encuestas
de mercadeo y economía al servicio del consumidor; el que esté seguro de la eternidad y
bondad del capitalismo, o quizá, del socialismo “real”, quien crea a pié juntillas en la
frase cursi: “solos no podremos, pero, será logrado por todos”, y además quien
considere obsoleta la lectura en virtud de la imagen, o que gracias al optimismo
rebosante encontraremos las soluciones e incluso el que esté confiado en la mente
positiva para curar sus males del cuerpo y del alma, en fin…¡está fuera de contexto!
Porque este módulo es para problematizar, fomentar la discusión, la polémica y sobre
todo para someter a sospecha verdades absolutas, con criterio personalizado.
                                                                                       55


            2. TRANSACCIONES PARA              EL TEJIDO RELACIONAL


Si nos preguntamos por un momento de donde resulta la existencia de un proyecto
globalizador –ya que busca el bienestar general- y que además se convierte en un
paradigma del cual resulta imposible escapar –la ley o la moral nos obligan a cumplir
normas- podemos decir que se trata de la fuerte convicción de nuestra sociedad
poseedora de un proyecto conducente hacia una mejor vida social; es decir, se tiene
certeza de una apreciación sobre la estructura social y sabemos también cómo debe ser
y qué se debe hacer para perfeccionarla. En definitiva poseemos una verdad.



Hemos visto cómo nuestra realidad exterior es efecto de una reflexión interior; el homo
sapiens sapiens construye sobre lo construido, sobre lo pensado él también piensa, y el
resultado de su cultura es el resultado de una tradición. El papel del líder en éste
proceso es lo que acabamos de ver en el capítulo anterior, y es premisa cuando de
hablar del líder y su función en la sociedad se trata. Pero no basta con tener los dos
elementos, es decir, el líder imaginando un mundo, y el grupo social que de forma
pasiva asume su visión. Hace falta un elemento encadenador para hacer posible que
otros se sometan a la autoridad del uno: se trata del lenguaje.


En la naturaleza las especies animales tratan de evitar que la competencia natural por el
dominio del territorio o de la manada desemboque en la destrucción de los
contendientes; algunas veces se imponen las expresiones de fuerza, pero también los
despliegues de color o cantos neutralizadores de la confrontación. En el ser humano la
confrontación toma la forma de una discusión; es algo así como una lucha de ideas y de
su mejor expresión que permita imponer una forma de pensar, u otorgue en definitiva,
lo demandado a aquel que mejor sustente su posición, es decir, quien haya vencido.


Dentro del poder del lenguaje el discurso oral-gestual es el medio por el cual otras
personas admiten la autoridad de otro, con arreglo a los presupuestos de racionalidad
exigidos en la sociedad moderna. No se nos oculta que no siempre el lenguaje es
suficiente, y por ello se aplica constantemente el dicho, según el cual la guerra es la
política por otros medios. Agotados los espacios de discusión, sin el logro de la
                                                                                       56

hegemonía o sin darse la última palabra, el conflicto puede desembocar en expresiones
de violencia.


Afirmaremos con J. Lacan, que el discurso no es sólo ese medio de comunicación
posibilitante de la articulación entre el líder y sus seguidores, sino que el discurso es
también el lugar en el cual se expresa el deseo. Volvemos así a caer en la subjetividad,
en el interés personal. Los argumentos pueden ser expuestos en una verdadera batalla
de razones tendientes en definitiva a hacer prevalecer nuestra opinión y ello es igual a
confesar nuestro enfoque o perspectiva de la situación. ¿Quién no ha visto alguna
persona vencida en los argumentos, estallando en acusaciones o agresiones verbales
sin sustento en la realidad?, agresividad que se oculta bajo el discurso, o qué decir
cuando de las palabras se pasa a los actos violentos (actin out).


El líder es quien en nuestro contexto y sometiéndose a los dictados enmarcadores de la
confrontación bajo los términos del lenguaje, logra imponerse con sensatez. En efecto,
el líder se distingue por sus juicios precisos o su retórica argumental implacable. En la
antigüedad romana, quien se perfilaba como próximo emperador y como resultado de
sus prerrogativas dinásticas, recibía instrucción en retórica como una de sus principales
formas para convencer y guiar a todo un imperio. Así mismo las otras ramas de su
educación, solo existían para ofrecer un rico material del cual el emperador se pudiera
servir para vencer una vez más por medio del discurso; así, la historia se convertía
entonces en una de las materias destinadas a ofrecer suficiente material para estimular
el recurso de la palabra. Si ello no funcionaba el emperador podía recurrir en última
instancia a las famosas legiones romanas para sostenerse en el poder.


El líder por lo tanto no es solo voluntad y persistencia, es portador de un fuerte deseo
que lo empuja una y otra vez; profundamente subjetivo y seguro de su visión sobre la
vida, también requiere del mecanismo desarrollador de toda ésta fuerza contenida en su
interior: necesita del lenguaje y la razón; si no existe razón, que por lo menos exista en
él la retórica. Si el don del lenguaje no le acompaña, no importa la fuerza interior; ese
líder difícilmente podrá convencer y mostrar autoridad. Aquí las mediaciones o
artificios comunicativos físicos y electrónicos tienen gran limitación, este asunto será
profundizado más adelante, pues, no se trata de satanizar o sacralizar los “mass media”.
                                                                                       57


                         2.1 MANEJO DEL TIEMPO

Desde los pre-socráticos se realizaron interesantes reflexiones en torno a las tres
preguntas que atraviesan todo el espectro vital de los seres humanos, se trata del
espacio, del entorno y del tiempo, así por ejemplo, para Heráclito la realidad tenía como
cualidad esencial el cambio, afirmaba que todo cuanto existe estaba sometido al
continuo fluir y lo asemejaba con la metáfora, según la cual, nadie podía bañarse en la
misma agua dentro de un río. Nada permanece y aquello que da la sensación de
estabilidad y de quietud es un engaño de nuestras percepciones. El perpetuo devenir
transforma los escenarios en los que desenvolvemos nuestras vidas y es así como
tratamos de fijar puntos estáticos referenciales para permitirnos un margen estrecho de
control en ese perenne cambio.


Ya en el siglo XVIII E. Kant consideró que no sólo el tiempo, sino el espacio y la
causalidad son formas o estructuras a priori del proceso por el cual la inteligibilidad
humana organiza la empiricidad atribuyéndole forma, organización y sentido; para ello,
el sabio se basó en los profundos análisis de la teoría física copernicana y,
principalmente newtoniana. En consecuencia, es el Sujeto y no el mundo como tal el
que aporta la ubicación temporo-espacial de los objetos y además, los relaciona
causalmente. En esa línea la Escuela de Ginebra de la psicología Estructuralista
Genética iniciada con Piaget ha realizado importantes investigaciones sobre cómo se
forma la estructura de temporalidad en la mente ya que al presente lo vemos venir y
también lo percibimos cuando se aleja, pero, nunca lo vemos estar. En el tiempo
convergen simultáneamente todo lo que nos pasa y acontece, pero, en el espacio
solamente cabe una realidad concreta y afectadora de nuestra sensibilidad lo que nos
obliga a medir el cambio, el movimiento, la transformación ante el ojo avizor.


Finalizando el siglo pasado M. Foucault hizo famosa la triada saber, poder y sexualidad
para desarrollar exhaustivas críticas y hondas reflexiones sobre las problemáticas del
hombre contemporáneo y dada la gran influencia sobre él de la física de la relatividad
de A. Einstein y de las relaciones de incertidumbre del mundo físico sub-atómico de
Heisenberg. Toda la obra foucaultiana está impregnada de la variable tiempo, sea
concebido como historicidad, como relatividad pura, como eje de los cambios, como
espada de Damocles para los que padecen control, explotación, encierro o esclavitud.
                                                                                      58

En suma, el tiempo parece derivarse en la verdadera alma de la especie, en las bases de
la mente, o en la savia de los comportamientos. El derecho como ciencia da validez y
confiabilidad a testimonios que tengan correspondencia con arreglo a las circunstancias
de modo, tiempo y lugar.


Es con la era fabril y más concretamente con la primera revolución industrial entre
1760 y 1880 aproximadamente, cuando el factor tiempo adquiere un perfil inusitado,
incisivo,   omnipresente, omnímodo y porqué no decirlo, signo y símbolo de la
modernidad, espina dorsal de la producción de la riqueza industrial, de los
desplazamientos en las nuevas y crecientes rutas del transporte y clave de la
organización social, económica, política y en un solo término, cultural. Incluso, los
Estados Nacionales apenas en formación, usaron el concepto de tiempo y también el de
espacio para crear sus soberanías, sus proyectos de país, sus coordenadas geopolíticas y
su sentido de autoridad política.


El párrafo anterior puede ser ilustrado con vehemencia por la famosa película de
Charles Chaplin “Tiempos modernos” ya que caricaturiza con ironía, buen humor y
olfato crítico inmejorable el espíritu de la primera época industrial jalonada por el
vapor, el ferrocarril, las máquinas hilanderas, las fábricas, las minas, las nacientes
ciudades con sus interminables cordones de miseria (léase Los Miserables de Víctor
Hugo) y principalmente, por el reloj. Es así como el pionero de la administración
moderna (siglo 18 y 19) Taylor y su teoría ampliamente difundida por la cultura
gerencial y empresarial “tiempos y movimientos” va a centrar la productividad en la
cantidad de tareas ejecutadas por unidades de tiempo.


Se aprecia la sujeción al lenguaje fisicalista derivado en conceptos de medición,
mecanización, velocidad, causas-efectos, desplazamientos, compartimentos estancos
(hoy cubículos) y diría Foucault, centros para someter los cuerpos a la manera de
cárceles o panópticos donde un rígido jefe, supervisor o vigilante mayor controla desde
una “trinchera”, un poco más alta, todo el espacio con un reloj que como gigante astro
rey juzga la eficiencia y controla la productividad. La modernidad en sus inicios tuvo la
certeza del movimiento, de la metamorfosis más que en épocas anteriores en virtud a la
irrupción del comercio por los mares, a las rutas conducentes a la riqueza, a la
circulación de mercancías, personas y ejércitos.
                                                                                        59

Se han producido tres grandes Revoluciones Industriales, pero, la tercera es la que más
impacto ha tenido en la productividad y la competitividad, sin embargo, no puede ser
entendida sin comprender cómo y de qué manera se produjeron las dos primeras
revoluciones industriales. Como es bien sabido, las energías limpias acompañaron la
sociedad agrícola a tal punto que Karl Marx afirmó que el molino de agua fue la base
“técnica” del Feudalismo, mientras el molino de vapor precipitó la primera sociedad
fabril (Miseria de la Filosofía).


Ahora bien, desde la era primitiva, se han ideado, diseñado y utilizado herramientas que
permitieron a la especie mayor eficiencia y eficacia en sus prácticas, pero, sin duda
existieron innovaciones que marcaron el cambio de una época por otra. Así por ejemplo,
la agricultura y la escritura enterraron el mundo nómada, pastoril y tribal, por una era
antigua llena de innovaciones que necesariamente introdujo nuevas cosmogonías con
prácticas culturales y civilizatorias asombrosas. El Renacimiento crea el método
experimental, el telescopio, la imprenta y perfecciona la pólvora y la brújula del oriente.


El líder obrero N. Lud ( Rifkin, J. El Fin del Trabajo) la emprendió contra las
máquinas por considerarlas enemigas del empleo y las revueltas sociales no se hicieron
esperar. Los empresarios crearon su propio Estado Gendarme, su propio ordenamiento
jurídico, su propia ciencia instrumental y particularmente sus propias teorías de la
gerencia. En efecto, el “Taylorismo” conocido como los Tiempos y Movimientos
catapultó el espíritu de la Modernidad que habría de consolidarse como fuerza
ideológica con la Revolución Francesa y en el Movimiento de la Enciclopedia cuyo
cenit es el pensamiento de Hegel (Razón, Dios, Progreso, Estado Nacional y
Cientifismo son los meta-relatos configuradores del proyecto moderno occidental).


La segunda Revolución Industrial supera la energía del vapor y la mecánica por la
electricidad y los motores de combustión alimentados por los hidrocarburos fósiles. La
productividad y la automatización emprenden la marcha con velocidad exponencial e
inesperada que, a la postre, no podría ser detenida ni siquiera por los obreros, a los que
se les permitió su legalización y reconocimiento a través de esa institucionalidad
jurídico-política denominada sindicato (con-Justicia). El conflicto capital-trabajo
comenzó a ser conjurado por las políticas de Previsión Social en Alemania con
Bismarck y en Inglaterra con Beveridge. Pero, fue Roosevelt el gran líder y presidente
                                                                                       60

de E.U. quien diseñó el Estado de Bienestar (Welfare State), proyecto de nación con
medios y fines deliberados o, conseguidos a través de instituciones y políticas públicas,
orientadas a tramitar las demandas de índole social (educación, salud, empleo), así
como las libertades de expresión, conciencia y culto (laicismo). La gran esperanza de la
paz parece tener sentido cuando se vislumbran, según, Roosevelt tres grandes derechos
y se los hace respetar: las libertades de pensamiento, expresión (prensa) y culto.


Desde mediados de los 70 el mundo viene globalizándose en forma probablemente
irreversible, entre otras razones, porque este fenómeno descansa en la mundialización
que se iniciara con el descubrimiento de América. La globalización infortunadamente
orientada con deliberada arbitrariedad selectiva hacia la desrregulación de lo financiero,
ha impuesto un ritmo de vertiginosos cambios en todos los procesos contribuyendo en
forma determinante a dar el salto entre la bipolaridad y la multipolaridad
(multilateralismo), a concretar la “aldea global” y a hacer de lo científico – tecnológico
el paradigma dominante del siglo XXI.


De la mano de la microelectrónica y las telecomunicaciones, las naciones y sus
economías han derribado las fronteras operando en tiempo real, esto es, el efecto de
demostración, en el cual, el principal signo es la instantaneidad. En este nuevo
escenario, la interdependencia entre naciones es irrefutable, pero, simultáneamente, la
afirmación de lo local se hace con radicalidad superlativa a tal punto que varios Estados
se encuentran en procesos de división. Es así como en la era de la información (o como
Drucker, Naisbitt, Rifkin, Castells la denominan: posindustrial, posmoderna, digital),
ahonda la crisis de un vacío de liderazgo integral, por su ausencia y también por su
volatilidad.


Los siguientes esquemas exhiben el panorama Taylor-fordista consolidado en el eje
anglosajón y hoy en severa desestructuración. No debe olvidarse que la W es la inicial
que en el mundo laboral y corporativo significa trabajo. La E connota la inicial de
Estado Nacional y la K debe ser tomada como el capital. Los tres realizaron una alianza
para romper la gravísima crisis económica de octubre de 1929, lo que a la postre generó
el resurgimiento, y su programa insignia fue el New Deal. Aquí el esquema:
                                                                                           61




             LIBERTADES
             SINDICALES




Recapitulando, el Taylor-Fordismo impuso la producción en masa, en líneas de
montaje, vale decir, los productos en serie, con gigantescos inventarios en los que las
huestes conformadas por obreros, operarios, maquinistas, entre otros, no requerían
mayor capacitación ni un nivel de liderazgo y autonomía significativo. Básicamente
requerían músculo, destrezas fijas, repetitivas, con prolongadas resistencias, poca
capacidad deductiva y en lo posible, con algunas habilidades que les permitiera formar
la noción de cadena de montaje; las empresas buscaban capataces y economías de
escala. Los ausentismos, las incapacidades frecuentes, la altísima accidentalidad y
formas psicopatológicas variadas, se sumaron a los “tiempos muertos” dentro de la
producción, así como al incremento excesivo de los desperdicios traducidos en
ineficiencias y altísimos e insostenibles costos (inflación).


He aquí algunas afirmaciones que retratan los códigos del mundo aperturista,
competitivo y de alta productividad que pretende superar el modelo Taylor-fordista:


1-    Salto del modelo Taylor-Fordista al modelo de Flexibilización Toyotista.
Conocimiento, robotización y liderazgo en las corporaciones.
2- Preferencia por las megalópolis automatizadas y nostalgia por lo rural. Cada vez es
más la gente que habita la ciudad aún sin desearlo.
3- Coexistencia entre la Tradición y la Modernidad, pese a su gran tensión. Muchas
civilizaciones se resisten al modelo occidental competitivo. Choque de civilizaciones
obra de S. Huntington orientada a fomentar la xenofobia y la “guerra preventiva”.
4-   De    las     grandes   computadoras   institucionales     a   la   nanotecnología,   el
     microcomputador, la telefonía celular y la Internet.
5- Del           sindicalismo reivindicacionista, confrontacional        y de   empresa al
     sindicalismo proactivo, propositito, concertador y de industria.
                                                                                       62

6- Del Estado Nacional Chovinista al Estado Social, subsidiario y complementario. Se
   desmonta el Estado de Bienestar, graves crisis. Se publica la obra El fin de la
   historia de Francis Fukuyama relegitimando el demo-liberalismo (el mercado en
   desmedro del Estado; lo privado en desmedro de lo público).
7- Del proletariado vanguardista e iluminado al cognitariado. O, si se prefiere, de la
“mano-factura” a la “mente-factura”. Del puesto fijo a la polivalencia. Del capataz al
gerente y de éste al liderazgo de equipos.
 8- De una economía extractiva e industrial a una economía de la variedad y de los
servicios. Tercerización en la generación de empleo y riqueza. El empleo se terceriza y
se precariza (out-sourcing; las CTA), se dispara la exclusión y la pobreza.
 9-   Del determinismo, el mecanicismo y lo unidimensional a la complejidad, la
ambigüedad y la incertidumbre. Conatos frecuentes de anarquismo: ¿habrá futuro?
 10- De la atomización y el individualismo a la integración, el todo y lo holístico, en
gran tensión ante las explosiones fragmentadotas, localistas e individualistas.


La telemática, la Internet, el chip de silicio han debilitado las distancias y encogido el
tiempo de modo que resulta obsolescente que los líderes empresariales del S. XXI
continúen atados al manejo rígido de horarios, cronogramas y en particular que
consideren urgente estar planeando su gestión. En una economía abierta, de la variedad
y en extremo volátil, con clientes o beneficiarios cada vez más y mejor informados
resulta igualmente trasnochado insistir en diagnósticos y procesos asfixiantes de
planeación, mientras los mercados, las necesidades y las aspiraciones de los interesados
se mueven en distintas y grandes velocidades.


Planear, delegar, priorizar siguen siendo un asunto útil, pero, poco estratégico como
quiera que el mundo empresarial se mueve de afuera hacia dentro, el rey es el cliente y
como tal las corporaciones requieren hacer “el giro copernicano” visto en lecciones
anteriores. La planeación de largo plazo tuvo su momento, ahora su eficacia es cada vez
más relativa; delegar sigue siendo una manera de enfocarse hacia lo importante, pero,
los equipos de trabajo y el trabajo en equipo, además de la horizontalización de los
procesos hacen de ese lenguaje algo cada vez más extraño e incluso en contravía de los
nuevos escenarios. Prepondera la heterarquía corporativa, la fractalidad y la
descentralización mediante procesos reticulares carentes de centros rígidos.
                                                                                        63

Priorizar es un arte que ayuda a manejar en forma óptima el tiempo aunque depende
ampliamente de la capacidad de interpretar la visión, encarar la misión y no haber
perdido el sentido de la orientación en el día a día de la gestión. El tiempo no es un
recurso tangible, sigue siendo un misterio porque compromete hasta el último rincón de
nuestro cuerpo, mente y circunstancias y por ende, no podemos tomar distancia del
mismo para objetivarlo, asirlo, manipularlo o acomodarlo. Es necesario desmontar las
creencias o metaprogramas que tienden a reducir el tiempo a dinero (el tiempo es oro,
no pierda el tiempo) para redescubrir el valor del ocio, del paso lento de la reflexión,
resignificar la interioridad donde el tiempo cae de su pedestal paranoide y persecutorio.


Para que el tiempo no perturbe la productividad y la eficiencia, es importante realizar
diagnósticos situacionales, participativos y de amplio alcance cualitativo. En seguida,
surge la necesidad colectiva, involucrante y democrática de hacer planes estratégicos,
susceptibles de ser derivados en proyectos y tareas de índole grupal en los que el líder se
involucra de tu a tu, empodera a los más inclinados por vocación y aptitudes hacia el
cumplimiento de esos objetivos, pero, nadie debe ser excluido y cada cual puede liderar
aquello que entronque con sus conocimientos y destrezas dando, del mismo modo, el
respectivo reconocimiento. La construcción en equipo de los proyectos no soslaya los
detalles, es decir, lo micro aunque tiene mayor alcance la percepción del todo.


Son importantes los mapas, los esquemas, los cronogramas, los registros controlados
numéricamente, sin embargo, cuando no se tiene claridad de la visión y la misión se
puede caer en un activismo “de ferretería”, es decir, en innumerables procedimientos,
técnicas y artificios con una alta dosis de ineficacia e impotencia. El líder debe insistir
en la conducción del cambio, orientar en la perspectiva del horizonte, animar a los
desmotivados, a quienes temen romper rutinas, facilitar la constante capacitación en
función de las multihabilidades y de la polivalencia que impriman sinergia intra e inter
equipos. Acometer procesos de reingeniería con prudencia y hondo sentido
democrático-participativo.


Las teorías administrativas del “Mejoramiento Continuo” y del “Justo a Tiempo” están
estrechamente enlazadas con la excelencia en la calidad de los servicios y los productos,
o sea con la satisfacción plena del cliente. Para el caso de las instituciones educativas
urge superar los rezagos de taylorismo, pero también, la pesada carga del fordismo,
                                                                                               64

accediendo a situaciones y ambientes que hagan imposible el autoritarismo y sus efectos
perniciosos      de   heteronomía,     dependencia,     sumisión,   confrontación,    soberbia,
atomización, discriminación, y, por el contrario, promueva y consolide el pluralismo, la
controversia, el diálogo, la cooperación, y la irrupción de los liderazgos en el centro del
proceso educativo: el educando.




          “Encuentre tiempo para trabajar pues éste es el precio del suceso.
            Encuentre tiempo para pensar pues ésta es la fuente del poder.
             Encuentre tiempo para jugar, pues, éste es el secreto de la
                                     juventud perpetua.
            Encuentre tiempo para leer pues es la fuente de sabiduría.
             Encuentre tiempo para la amistad, pues ésta es el camino que
                                    lleva a la felicidad.
            Encuentre tiempo para soñar, pues podrá alcanzar una estrella.
              Encuentre tiempo para amar y ser amado, pues esto es
                      privilegio de las personas redimidas.
            Encuentre tiempo para mirar a su alrededor, pues el día es
                         demasiado corto para ser egoísta.
            Encuentre tiempo para reír, pues, ésta es la música del alma.
            Encuentre tiempo para Dios, pues Él es la única inversión que
                                  dura la vida entera.” 23


            “El que conoce lo externo es un erudito. El que se conoce a sí mismo es un
            sabio. El que conquista a los demás es poderoso. El que se conquista a sí
            mismo es invencible. (Lao-Thse).


            La paradoja de nuestra historia contemporánea es que tenemos edificios más
            altos pero temperamentos más cortos, carreteras más anchas, pero opiniones
            más estrechas, gastamos más, pero tenemos menos; compramos más, pero
            gozamos menos […] Tenemos viviendas más grandes, pero familias más
            pequeñas, más distracciones pero menos tiempo; más grados académicos, pero


23
     De Souza, Anthony (2000). Estrategias para un liderazgo efectivo, Ed. Bogotá: Paulinas.
                                                                                      65

             menos sentido; más conocimiento, pero menos juicio; más expertos y más
             problemas, más medicinas, pero menos bienestar […] Hemos aprendido a
             ganarnos la vida, pero no a vivir […]24


La importancia de saber manejar una agenda por parte de líderes, les ayudará a
optimizar sus responsabilidades y compromisos, de manera que el día anterior, se puede
trazar tanto una estrategia como múltiples tácticas para atender en forma eficaz lo
planeado. Así, se prioriza en orden a la importancia y se analiza lo urgente para
determinar si es plausible delegarlo y en seguida, se le restan breves lapsos de tiempo a
aquello en lo cual no vale la pena insistir.


Por último, el tiempo más cálido es para la familia ya que ella suele ser la fuente de
recarga afectiva que cuando se va, no regresa. Por calidad se entiende tiempo de
vacaciones, fines de semana, partes del día a día e igualmente los ciclos de ocio o
encuentro que como tiempo es existencialmente lento y en completa entrega. Esa es la
batería del líder, porque el tiempo personal no nos transporta, sino que nos traspasa
como lo pensó Bergson quien concibió el tiempo del ser (self) muy distinto a como lo
explica la física ya que en nuestra intimidad el tiempo es continuidad y en él estamos
injertados, vale decir, que no tenemos tiempo, somos tiempo porque somos cuerpo y en
él se imprimen las vivencias como totalidades y no como sucesión de partes.


Savater cita al socio-antropólogo Norbert Elias (Sobre el Tiempo) quien ha
profundizado en la explicación de las costumbres al punto de confirmar que los seres
humanos consideramos como algo natural a las costumbres y tradiciones invencionadas
por nosotros mismos, es decir, que todo lo humano es artificial, cultural y cambiante a
pesar de creer en su dominancia natural o instintiva, siendo simplemente una forma de
temporalidad cuya validez esta relacionada inextricablemente con su momento histórico
y nada más. El tiempo es, pues, una forma de medir el cambio así como la balanza es
una forma de medir el peso, no podemos convertirlo en un implacable reloj, o en un juez
supremo porque ello no sería más que un síntoma de anomalía social y psíquica. El
cumplimiento y la puntualidad es la atomización de la vida, lo cual es requerido, pero,
nuestra vida transcurre de manera molar, sistémica y circunstancial.


24
     El tiempo 20- II-01. Tomado de un escrito de la Internet por el editorialista.
                                                                                       66


                  2.2 SENTIDO DE LA COMUNICACIÓN
                                     EN EQUIPO


En lecciones anteriores se había afirmado que la permeabilidad entre lógica y
emociones, entre fantasía y raciocinio, entre lo infantil y lo adulto, entre el sueño y la
realidad animaban la creatividad y fortalecían el ajuste a los diversos contextos en los
que se desenvuelve un líder. También se sustentó que los aprendizajes significativos y
holísticos que realiza un líder, parten de la motivación, de la capacidad de interrogarse
por qué y para qué de un determinado proceso de aprendizaje. Y, del mismo modo, se
puso de presente que todo líder responsable y comprometido somete sus juicios y
conductas a sistemáticas autoevaluaciones. En este momento, estudiaremos la
importancia del líder desde la óptica de sus grupos, es decir, que no hay líder a plenitud
sin seguidores y no hay inspirador si no existe a quien inspirar.


Es fundamental que un líder sea en buena medida reflejo de un grupo, síntoma o efecto
de una dinámica grupal, en el interior de la cual es reconocido como tal, entre otras
razones porque la condición humana es lo social. Desde antes de nacer ya existimos en
la estructura cultural del lenguaje y de las normas, el bebé lo primero que capta es el
rostro materno y la matriz socio-cultural. También se dijo antes, que no nacemos
completamente humanos, sino, que debemos              completarnos, auto-construirnos y
humanizarnos (neotenia) en ámbitos eminentemente artificiales, esto es, civilizatorios
en los que la naturaleza, el instinto o lo innato terminan por quedar prácticamente
aislados ante el bagaje enorme de aprendizajes que desarrollaremos en el seno del grupo
primario y secundario.


Los científicos del comportamiento y particularmente K. Rogers del humanismo
psicológico, propone algunos criterios que deben conocer y aplicar los líderes dentro de
sus grupos de influencia, y que pueden sintetizarse así:


   1- Particularmente en los equipos de trabajo existe una alta probabilidad de
       autorrealización, si se les imprime a éstos la “no directividad”. Es verdad que un
       grupo con una marcada disciplina, sometimiento jerárquico y dependencia
       pierde la capacidad de iniciativa, emprendimiento y proactividad tornándose
                                                                                  67

   paulatinamente en un equipo sin creatividad, poca mística, precario sentido del
   logro y baja autoestima, autoconfianza y membresía (pertenencia).


2- El proceso de cambio en las personas se ve favorecido y catalizado por
   relaciones interpersonales e intercomunicativas horizontales (cara a cara), como
   diría M. Bubber, la relación Yo-Tu que conforma un nosotros sólido frente a los
   abatares y riesgos de la condición humana. En una atmósfera de profundo
   respeto (empatía), conocimiento entre los miembros y mutua confianza, cada
   persona se siente motivada y entusiasmada a conducir su propio e inalienable
   proceso de cambio. En consecuencia, se hace cargo de su proyecto de vida sin
   renunciar a la pertenencia o membresía grupal.


3- Todo mamífero y con mayor razón el ser humano crece de dentro hacia fuera de
   modo que el ambiente siendo importante, es en gran medida, creado por las
   propias expectativas e intereses del sujeto. Casi que uno ve lo que quiere ver y
   escucha lo que desea escuchar. No habitamos un ambiente, creamos un “medio”
   acorde a nuestros mundos interiores, al potencial intrínseco.


4- Toda persona lleva consigo, en su interioridad, en su conciencia una estructura
   de fuerzas orientadas al cambio, a la novedad, a lo creativo porque necesita
   enriquecer y consolidar su identidad, el concepto de sí mismo, su autoconfianza
   y amor propio. Las falencias de identidad refuerzan la imposición de máscaras
   (pseudo-identidades) cada vez más alejadas de la definición de la personalidad
   incluso hasta que el individuo se pierde por dentro de sí, se le extravía el rumbo
   haciéndose vulnerable a la mitomanía, el sadomasoquismo, los vicios y la débil
   capacidad para ajustarse con alegría al principio de realidad.


5- El líder es el intérprete de las necesidades y sueños de su grupo de manera que el
   poder como tal se diluye dando paso a la persuasión, la influencia, el contagio y
   la lealtad con los objetivos y valores del grupo. En el seno del grupo deben
   preponderar la paciencia, las alianzas y las complicidades, sin maltratar las
   lealtades. El auténtico liderazgo da la cara cuando las cosas van mal y se hace
   muy sutil, casi invisible cuando las cosas van bien, es actitud irrestricta de
   escucha, acompañamiento y solidaridad.
                                                                                    68



6- Todo grupo cumple un proceso y los miembros que hayan logrado crecer al
   máximo (cambio de actitudes) serán líderes en otras organizaciones grupales. El
   ciclo vital y experiencial es nacer y morir, construir y deconstruir, caer y
   levantarse, perder y ganar, trabajar y descansar; así, resulta normal e incluso
   deseable que los grupos evolucionen y mueran para dar origen a otros modos de
   acción de equipo quizá con mayores propósitos. Lo importante es que el grupo
   fue el medio para el crecimiento personal y para             la configuración de un
   liderazgo perfectible, o sea, con inefables posibilidades.


7- Todo ser humano tiene necesidades y posibilidades de afecto, de amor, de
   reconocimiento, de apoyo, de autorrealización . Esas necesidades se convierten
   en derechos que deben ser avalados por una sociedad organizada y civilizada,
   pero aún así, los derechos deben ser bienes susceptibles de exigibilidad y parte
   de una construcción social y cultural que los asuma como ejes valorativos de la
   convivencia y la paz.


Los grupos deben ahondar, practicar y perfeccionar lo que se denomina la
“discusión experta” que es como el sabio justo medio aristotélico entre el diálogo y
el alegato (lo confrontacional), pues en el primero la intención es explorar, descubrir
y esclarecer, en tanto que en el segundo sólo se quiere ganar y negar con ideas
maximalistas al interlocutor. En la discusión experta se desea un sentido o un
horizonte compartido para concertar decisiones.


Los protocolos mínimos de la discusión experta son en primer lugar, prestar
atención a las intenciones propias, equilibrar la indagación con lo polémico,
identificar los horizontes comunes, hacer insight o mejor, tomar plena conciencia de
no eludir ni evadir los obstáculos. En un segundo momento, explorar las fuentes,
métodos, metas y valores de los imaginarios laberínticos que entre todos se
construyan. En otras palabras quedaría así: presta atención a tus intenciones. ¿Qué
deseo de esta conversación? ¿Estoy dispuesto a recibir interpelaciones? Explora los
atascos, qué nos une, qué nos separa, permítete sentir y saber qué sientes y qué
quieres, es necesario aclarar las palabras de alta densidad polisémicas para evitar
incomunicación.
                                                                                   69



¿Cómo escuchar en la discusión experta? Deje de hablar y silencie su voz interior;
imagine el punto de vista de la otra persona, póngase en su marco referencial, es
decir, “encárnese en ella”; preste atención y demuestre su interés, básicamente
escuche, tórnese casi mudo, perciba la conducta no verbal y trate de captarla no con
su intelecto, sino, con su estructura emocional, procure no interrumpir sólo asienta,
sea tolerante y resista hasta que el otro haya terminado. Cuando sea su oportunidad
de hablar, hágalo en forma positiva, sin utilizar tantos adjetivos, sin calificar o
juzgar. No utilice gestos o comentarios despectivos, pedantes y plantee con otras
palabras lo que el interlocutor ha dicho, así comprenderá que usted lo comprende, lo
entiende y lo respeta sinceramente. No olvide que los silencios y las pausas también
dan solidez a la comunicación propositiva y útil.


La teoría de la Gestalt incorporada a la Tercera Fuerza de Rogers y Maslow emplean
con bastante buen resultado las dinámicas de grupo o los sociodramas porque
permiten abrir la comprensión o la percepción, generalmente atascada y con
riesgosas distorsiones. Lo no expresado ni para sí mismo ni para los otros suele
transparentarse y con estas apariciones inesperadas se potencia el aprendizaje y el
crecimiento de la persona, el grupo y la organización. Pues bien, se pueden
examinar los roles: ¿son flexibles las posturas en este equipo?, ¿podemos todos
expandir nuestro repertorio? Ser impulsor o testigo. ¿Qué sucedería si el principal
opositor se retira y no fuera reemplazado?, ¿qué sucedería si los testigos pudieran
presentar   una   propuesta?    Hemos     generado    estructuras   que      obstruyen
sistemáticamente el libre desempeño de ciertos papeles.


Hay cuatro características que conducen a la consolidación de un liderazgo
transformador: que los mismos líderes       cambien su estilo personal cuando las
circunstancias se lo demanden (flexibilidad y agilidad mental), que reorienten la
capacitación y la construcción de equipos bajo el criterio de fidelidad a los altos
intereses del colectivo, que se involucren personalmente él y el equipo con una
dinámica orientadora de alto vuelo misional y de la visión, que sean pacientes ya
que los resultados pueden demorar y las personas no son tuercas de un gran robot,
que trabajen con testimonio de responsabilidad y amor, combinando medidas
coyunturales con cambios sistémicos, en lo macro sin descuidar el detalle.
                                                                                       70



     El otro ingrediente necesario es tener disposición para variar el rumbo, ajustar el
     sistema, reconocer, corregir y aprender de los errores, tal como un navío responde a
     los embates del viento y de las corrientes del mar. El primer y último imperativo es
     estar dispuesto siempre a emprender un viaje sin regreso.


             La dinámica de grupos no se puede reducir solamente a un conjunto de
          técnicas, con las cuales se intenta manipular a las personas, para obtener
          resultados de beneficio particular; tampoco se puede confundir con un
          conjunto de conocimientos teóricos para producir cambios en forma mágica o
          automática.


          La dinámica de grupos, más que un saber o una técnica, implica el arte de las
          relaciones humanas y exige sensibilidad social, en términos de la capacidad
          para sentir lo que “el otro” siente y vivir humanamente las relaciones
          interpersonales, dentro     de la acción      comunicativa que busque        el
          reconocimiento y el respeto mutuo, la comprensión, la verdad, el consenso, la
          sinceridad y la rectitud entre los interlocutores. (Habermas, 1987).


          Por otra parte, la dinámica de grupos, supone un conocimiento apropiado de
          las personas y una capacidad creativa para generar “contextos de aprendizaje”
          que faciliten la evolución y el desarrollo de la percepción y de la apertura de
          las personas hacia sí mismas y hacia los demás. Esta apertura exige voluntad y
          decisión para la autocrítica y para que cada persona se ponga en tela de juicio
          a sí misma y aspire a ser auténtica.25




25
     UNAD. Documento interno de trabajo. Ramón Miguel, 2007
                                                                                        71


                  2.3 AUTORIDAD DINAMIZADORA


Las relaciones de los seres humanos con sus descendientes no son solamente relaciones
de naturaleza afectiva, cuidado, apoyo o acompañamiento estrecho por largos años y
dadas las circunstancias filogenéticas de prolongada y radical indefensión de las
criaturas de nuestra especie. También son relaciones de dominio, autoridad y de tipo
pedagógico, pues, los mayores obligan a los menores a aprender un abigarrado
repertorio de aprendizajes.


La línea de autoridad se expresa en palabras, gestos, actos y además a los menores se les
escenifica lo que necesitan aprender en razón de las grandes limitaciones instintivas que
nos asisten. En consecuencia, no hay un solo ser humano que no haya tenido que verse
sometido a las líneas de autoridad, a las restricciones y a los castigos por parte de
quienes asumieron la responsabilidad de la crianza, las cuales son un conjunto de pautas
de conducta que se deben incorporar y reproducir ante determinados estímulos o
situaciones.


El principio de autoridad se extiende a través de todo el espectro social e institucional
sin importar los estilos o costumbres que por tradición se han escogido para ejercer un
mandato justo o no, legítimo o no, compartido o no, siempre los tejidos humanos,
primarios o complejos están constreñidos y limitados a un principio de obediencia y de
mandato. Alguien ordena y otros obedecen.


En varios mitos y leyendas se ha hecho notoria la inconformidad de los seres humanos
con aquellos que detentan poder, autoridad y dominio, aunque Goethe advirtió que da
más fuerza saberse amado que detentar poder. Sin embargo, y siguiendo a Juan J.
Rousseau quien afirmó “el más fuerte, nunca es suficientemente fuerte para ser el amo,
a menos que transforme su fuerza en derecho y la obediencia en deber”, los seres
humanos sólo se someterán con decoro a la legitimidad de la autoridad.


Sin legitimidad y sin legalidad es seguro que los subordinados más temprano que tarde
se rebelarán contra quien ejerza la autoridad. Y hay más, el único imperio, la única línea
de mando que los hombres y las mujeres toleran con beneplácito es el imperio de la ley,
de lo escrito, de lo inspirado espiritualmente, racionalmente. Esa es, quizá, la vigencia y
                                                                                        72

el orgullo del sistema democrático, pues, en él todos y todas se sienten en igualdad de
condiciones ante la Constitución porque se supone que los pesos y contrapesos, los
controles y contra-controles del    ordenamiento democrático hacen que la totalidad de
los asociados al pacto se sometan. Es así como suele afirmarse que la democracia es la
mejor forma de gobernar porque salvaguarda a los ciudadanos del peligro dictatorial, de
la arrogancia, de la tiranía, es decir, que el simple hecho de que el sistema democrático
pueda conjurar la tentación autoritaria, el abuso del poder o la arbitrariedad de
personajes semejantes con ínfulas de superioridad megalómana, entronizó lo
democrático en las pasiones y virtudes humanas y en su orgullo histórico.


           “Hay dos frases a las que se puede recurrir: No trates a los demás como no
           quieres que te traten a ti o, en positivo, has a los demás lo que quieres que te
           hagan a ti. Gorge Bernard Shaw tenía un epigrama que sintetiza estas ideas:
           No hagas a los demás lo que te guste que te hagan a ti ellos pueden tener
           gustos diferentes.


           Hoy está de moda hablar del pensamiento único que, según dicen algunos
           imperaría después de la caída del Muro de Berlín, y del derrumbe del sistema
           comunista. No creo que el problema de la intolerancia […]26


La autoridad debe entenderse como su propia etimología la define: un acto deliberado
que “ayuda a crecer”, en eso se diferencia del poder:

            El término "autoridad" tiene origen romano y era comúnmente concebido
           como parte de una trilogía que incluía la religión y la tradición. El vocablo
           autoridad -autoritas-, proviene del verbo augure que significa aumentar
           (Arendt 1968, p. 121-5). En este primer significado, se considera "que los que
           están en posición de la autoridad hacen cumplir, confirman o sancionan una
           línea de acción o de pensamiento" (Sartori, 1989, p. 230).

           En el sentido moderno del término, la autoridad se ha definido de varias
           formas: como atributo de una persona, cargo u oficio que otorga un derecho a
           dar órdenes; como una relación entre los cargos de superior y subordinado;

26
     Savater, Fernando (2004). Los diez Mandamientos, Buenos Aires: Sudamericana
                                                                                        73

         como una cualidad que hace que una orden se cumpla, y como base de un
         comportamiento (Peabody, 1975).27

Ahora bien, es un contrasentido hasta cierto punto hablar de “autoridad dinamizadora”
porque ella es necesariamente acción, toma de decisiones y en concreto es la manera de
hacer cumplir los procedimientos y el logro de las metas. En los casos en que exista un
líder legítimo, auténtico e inspirador, su principio de autoridad será plenamente
compartido por sus seguidores quienes confían en su don de mando, en su sabiduría
para tomar las decisiones acertadas.

Para tomar decisiones dinamizando los procesos y evitando que el equipo se anquilose,
el líder requiere una estrategia y unas tácticas. La mejor estrategia es la de estar
suficientemente informado, compenetrado con el ser y quehacer de la organización de
modo que en situaciones de alta presión, entre esas el tiempo, necesita decidir sin
consultar ampliamente a las bases, pero, si existe un margen de tiempo suficiente, lo
mejor es que consulte a los miembros para que su decisión tenga un origen y una
génesis participativa. Así, en caso de que la decisión resulte errática entre todos pueden
resarcir, hasta donde sea posible los efectos nocivos de tal equívoco, si no se hubiere
consultado, la moral del líder y del equipo pueden debilitarse.

El estilo democrático suscita inconvenientes porque obliga al líder a respetar los
consensos y su derecho al veto debe ser manejado con excepcional prudencia, no sin
antes advertir con buenos elementos de juicio sobre su proceder. Tomar decisiones
implica escoger, elegir dentro de muchas posibilidades, siendo varias de ellas
mutuamente apetecibles, en consecuencia, optar significa renunciar a posibilidades
halagüeñas, deseables, pero, que no pueden ser simultáneas, de ahí la importancia
capital de la toma de decisiones y de la motivación del equipo para que se comprometa
con la determinación asumida y con sus consecuencias.

La autoridad dinamizadora encaminada a hacer cumplir los deberes se basan hoy en un
paradigma que resulta atractivo para los líderes de una organización y los equipos que
la conforman, es la de evaluar permanentemente a la luz del concepto de competencia
porque ello permite adquirir un contexto de mayor objetividad, rigor y confiabilidad en

27
   Tomado de la Internet: concepto de “Autoridad”.
http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras34/textos2/sec_2.html
                                                                                        74

la toma de decisiones. Cuando se evalúa a la luz del patrón normativo conocido y hasta
construido por todos los interesados, la calificación, esto es, la retroalimentación del
desempeño permite corregir los desaciertos, identificar las falencias en capacitación y
llenar carencias de motivación y membresía.

Es importante evaluarse constantemente a la luz de normas y objetivos. Lo anterior es
importante ya que los interesados y en particular el líder puede confirmar el “saber
hacer” que es en última instancia la característica esencial de las organizaciones
inteligentes. También cada uno en su fuero interior de autoestima necesita verificar que
sabe hacer y como mejorarlo, pues, no basta saberlo decir, pensar o exponer es vital
saberlo hacer porque allí se conjugan todas las dimensiones y potenciales de los
miembros de una organización que aspira a mejorar ininterrumpidamente. Las
decisiones y tácticas del líder deben gozar de ecuanimidad autoridad legítima.

           El docente es el que hace brotar dos ideas donde antes Había una.      (Elbert
           Hubbard).

           La enseñanza eficaz es la que enseña al alumno cuánto ignora y le estimula a
           seguir aprendiendo (Cicerón).

           Pobre del alumno que no supere a su maestro (L. Da Vinci).
           No puedo enseñar nada a nadie, sólo puedo hacerle pensar (Sócrates).


           La tarea del   educador debe ser    regar   el   desierto, no talar el bosque
           (Anónimo).


           El buen docente es un maestro en el arte de la simplificación (Louis
           A. Berman).


           Un maestro es alguien que te agarra de la mano, te abre la mente y te toca el
           corazón (Anónimo).


           El secreto de la educación reside en el respeto al alumno (Aristóteles).28


28
     El Espectador, 25-II-02
                                                                                        75


                     2.4 SOLUCIÓN, CONCILIACIÓN Y
                     NEGOCIACIÓN DE CONFLICTOS



Los seres humanos necesitamos marcos ideológicos, pese a que en la actualidad se
viene creyendo que las ideologías han muerto y que ha comenzado el reinado del
pragmatismo, del utilitarismo o de la cultura de la eficacia, del éxito y todo medido bajo
los parámetros del consumo. No obstante, las fuertes crisis del inicio del s. XXI han
demostrado que los marcos cosmovisivos, como en la era primitiva “el totem”, siguen
siendo necesarios, deseables y parte consustancial del ser y quehacer humano. Ahora
bien, lo que angustia de las ideologías son sus pilares que son las creencias y éstas a su
vez expresadas en intereses que pueden agravar los enfrentamientos, los conflictos, las
tensiones.


Como se expresó antes, las ideologías ablandan su dinamismo dogmatizador cuando se
las confronta con la utopía, con el sueño de una nueva realidad, v. gr. en la que todos
los intereses, todas las cosmogonías, todas las posturas por diferentes que sean
coexistan en un mundo plural, abierto a la diversidad, respetuoso y promotor de las
diferencias, que nos permita distinguir entre hacer más, hacer mejor y hacer distinto. Es
así como los criterios ideológicos cargados de prejuicios, estereotipos e imaginarios en
torno a las disímiles realidades del mundo nos colocan ante el otro, ante el prójimo
como seres con intereses. El paralelo ideología-utopía es sano e indispensable.


El interés se define como aquello que nos separa, que nos diferencia y que
eventualmente nos enfrenta, nos confronta y nos puede conducir a la idea del
aniquilamiento del contrario. Sin embargo, la humanidad como ha estado
permanentemente abocada al conflicto, ha diseñado mecanismos, técnicas y
procedimientos para superarlos, dialogando y negociando sus asimetrías más agudas.
Es, entonces, el conflicto algo que acompaña la vida, un asunto que no puede negarse,
ni reprimirse, ni invisibilizarse porque se inflama y se puede gangrenar. Aceptada la
omnipresencia del conflicto urge la necesidad de tratarlo, tramitarlo y solucionarlo
mediante procedimientos civilizados porque la guerra es la continuación de la política
sólo que por otros medios, la barbarie, la intolerancia, lo violento.
                                                                                       76



           Durante la historia del hombre sobre la tierra, infinidad de ejércitos se han
           enfrentado en nombre de dioses o de creencias. Se habla incluso de un
           Dios de los ejércitos; todos tienen sus capellanes castrenses, sus banderas y
           estandartes.   En   5.500 años     de historia,   para no ir más lejos, se han
           producido 14.513 guerras que han costado 1.240 millones de vidas y nos han
           dejado un registro de no más de 292 años de paz […] En el momento en
           que usted lea estas estadísticas ya se habrán convertido en anticuadas. De
           hecho, una gran parte de las guerras tuvieron su origen en desencuentros e
           intolerancias debidas a distintas creencias. Pero también está claro que, casi
           siempre, lo religioso     fue una simple excusa para resolver diferencias
           territoriales o económicas […]29




La utopía pacifista es lo civilizatorio, el tratamiento creativo del conflicto y ojala su
conversión en oportunidad para aprender, crecer y ganar en sabiduría, pese a que
muchos seres humanos consideren esta utopía como ingenua y su pesimismo los lleve a
suponer que el conflicto se resuelve extirpándolo, estrangulándolo o eludiéndolo. La
experiencia demuestra que los métodos despóticos o de simple fuerza hace que todas
las partes involucradas pierdan, por el contrario, cuando se lo resuelve por negociación,
conciliación, amable composición, arbitraje todas las partes ganan, se benefician así sea
perdiendo menos, pero, de modo tolerable y en la esperanza de que en el mediano o
largo plazo se recuperará lo que se haya perdido.


El gran garante es el “Estado social de Derecho”, el imperio de la norma y su
inspiración en el encomiable valor de la justicia y sus principios de equidad e igualdad
de oportunidades, siempre, bajo el respeto irrevocable a la ley como diría Kant. La
solución y la negociación de los conflictos son un arte y también una ciencia que hoy
ha permitido superar las limitaciones e insuficiencias del derecho moderno que aspiraba
a coparlo todo, pero que dada la complejidad de las sociedades posmodernas, lo
jurídico ha cedido espacio y acatado sus imperfecciones, especialmente frente a la
multietnicidad y pluralidad de expresiones culturales y es así como se requieren


29
     Savater, F. Los diez Mandamientos, Sudamericana, 2004, pág. 31
                                                                                       77

mecanismos de resolución y conciliación de conflictos más “naturales”, es decir, mas
conectados con el devenir de la vida cotidiana.


La resolución de los conflictos no busca primordialmente el resarcimiento o la justicia,
sino el perdón y la armonía. Se trata de una justicia restaurativa y no punitiva, pero
además, mucho más práctica, funcional, de enorme economía y capaz de hacer crecer a
las partes. En la medida en que se aprenda a dar curso resolutivo a los conflictos en vez
de hacer de ellos pretextos para la confrontación, aumentando la desconfianza y el
individualismo, emergerá paulatinamente una sociedad más pacífica, tolerante,
colaborativa e inteligente en el manejo de sus diferencias, desencuentros y
antagonismos. Y hay más. En el día a día encontraremos que la solución a nuestros
problemas y los resultados que obtenemos de dichas soluciones, no sólo dependen de
nosotros, en tanto en cuanto, los intereses y las visiones de las partes encontradas son
tan importantes como las nuestras. Así, la reciprocidad se vuelve un reto, un valor.


Dentro de los océanos de literatura en torno al conflicto llama la atención las siete
reglas recomendadas por la universidad de Harvard, obtenidas obviamente, después de
varias investigaciones. Los siete criterios ayudan a formular de manera inequívoca el
problema, toda vez que muchos conflictos deben su intensidad, en gran medida, a que
ni siquiera se tiene claro cuál es el problema. En un segundo momento, esas reglas
exhortan a negociar lo que implica “sentar” a las partes y esforzarse en la toma de
decisiones correctas. En consecuencia, lo esperado es que esas decisiones sean
mutuamente satisfactorias, en un gana-gana, o en el peor de las circunstancias, un
pierde menos-pierde menos, dada la actual coyuntura histórica de escasez de recursos.


La primera regla es sentarse a discutir los términos de entendimiento en un ambiente de
diálogo abierto, franco y amable. Se dice popularmente que el creador nos ha dado dos
orejas y una sola boca como símbolo de aprender a escuchar íntegramente. Las partes
han de sentarse con la voluntad e intención de resolver o encontrar las salidas y en ese
propósito deben estar convencidas de no levantarse hasta no haber construido
mutuamente las soluciones. Algo así como tener una “cola” voluminosa para no dejarse
amilanar por el cansancio, ya que los actos de ligereza e impulsivismo no llevan a la
salida. Aquí, las dos partes conocerán a fondo las motivaciones e intereses de su
                                                                                       78

interlocutor, así como la solvencia argumentativa que hasta este momento se ignoraba
en las dos partes y que probablemente habrían agudizado las tensiones.


La segunda regla es muy semejante a la tríada de oro sugerida por K. Rogers en su
“Terapia centrada en el cliente”, en la cual propone tres actitudes fundamentales para
abrir la calidad y fertilidad de las relaciones interpersonales. La primera es conocer al
otro y no propiamente con la estructura lógico-deductiva, sino, sensitiva. Acoger y
permitir que el otro revele su ser, explicite sus núcleos más cálidos de su estructura de
personalidad. En seguida, la actitud de confianza y/o respeto, la cual facilitaría una
mejor y más cálida aproximación creando puentes de comprensión y por ende haciendo
sinergia creativa para encontrar o construir las salidas.


La tercera actitud Rogeriana es la paciencia o tolerancia por los ritmos. No todos los
seres humanos evolucionan a la misma velocidad y además no todas las circunstancias
favorecen un desenvolvimiento sostenido. Puede haber altibajos, regresiones, cambios
súbitos de actitud, intentos de manipulación, pero, en última instancia triunfará “el
saber esperar” porque las partes saben que a las dos les conviene un arreglo sensato,
económico en tiempo y en recursos, armonioso y tan creativo como solamente el
encuentro dialogal y concertador puede provocar. Las tres actitudes facilitarán la
aceptación mutua y la admiración por las diferencias, en donde antes sólo había
prevención, suspicacia y hasta odio.


La tercera regla sugerida por la U. de Harvard, es la identificación clara de los
intereses. En efecto, toda negociación comienza exhibiendo un diluvio de “posiciones”
encontradas o en antagonismo de parte y parte. Por lo general, esas posiciones
esgrimidas a veces con hostilidad y exagerada vehemencia, simplemente encubre los
verdaderos intereses en los cuales debe caer toda la atención ya que ellos son la
verdadera motivación. Por ejemplo, en Colombia el gobierno tiene la posición, según la
cual, la insurgencia no es más que un puñado de malhechores psicópatas que toca
someter, rendir, perseguir o exterminar siendo su verdadero interés debilitarlos para
poder negociar.


En forma análoga la subversión esgrime la posición, según la cual, el gobierno y los
aparatos del Estado están capturados por la ilegitimidad, la corrupción y la entrega de la
                                                                                        79

dignidad nacional a potencias extranjeras, siendo su verdadero interés el acceder al
poder, ser opción de gobierno y desarrollar un proyecto de país relativamente distinto.
Si se sentaran en la mesa con voluntad de resolver los diferendos y construir la
convivencia pacífica, las dos partes reconocerían sus exageraciones, maximalismos y
sectarismos dejando transparentar sus verdaderos intereses para centrarse en ellos y no
en las posiciones realizando un diálogo útil, una negociación mutuamente satisfactoria.
Otro ejemplo es cuando un parejo arguye posiciones en los que reclama a su pareja
mayor atención para sus hijos, menos visitas a sus familiares y menor dedicación al
trabajo, cuando su verdadero interés es estar más tiempo con ella y poder disfrutar más
de su compañía. En el caso de ella, es probable que sus posiciones giren en torno a
reclamarle por su tacañería, su actitud machista y quizá la poca colaboración en los
asuntos domésticos cuando lo que verdaderamente anhela ella es hacer un posgrado
para mejorar su calidad de vida.


En suma, los intereses a diferencia de las posiciones delimitan y precisan el problema
básico que se hace necesario resolver vía negociación para no empeorarlo y
multiplicarlo. Los intereses corresponden en última instancia a las necesidades reales de
las partes, es decir, a las preguntas por qué y para qué permitiendo incluso pulir el
entramado de intereses hasta llegar a la médula, vale decir, los de más alta jerarquía,
allí donde los intereses están más cerca de los valores, del bien común, de lo solidario.


La siguiente regla tiene que ver con la “creación de opciones”, como en cualquier juego
las variantes son infinitas y es así como el diálogo rompe con la visión unidireccional,
rutinaria y entrampada que conservan las partes antes de sentarse a negociar. La
imaginación e innovación de soluciones no es algo traído de los cabellos, o una
afirmación supersticiosa. Desde las primeras lecciones se ha sostenido que los seres
humanos son creativos si se encuentran las circunstancias adecuadas y máxime si se
acompañan de un conciliador, un árbitro o una parte “no interesada”, neutral, con
experticia y simple y llanamente facilitadora de los acuerdos “creados” en la mesa y
que se deben escribir en un acta, en un convenio que obligue a las partes a su respeto
moral, social y eventualmente bajo el ritual jurídico.


Donde hay vida hay conflicto, sólo hallaremos la paz definitiva, según San Agustín
cuando nuestro ser repose en el corazón de Dios, pero, el conflicto no es
                                                                                        80

necesariamente negativo, puede llegar a ser ampliamente positivo en la medida que
nutre y dinamiza las motivaciones y por ende, las energías creativas, obliga a prestar
mas atención a los problemas ignorados o infravalorados, obliga a desarrollar el
pensamiento lateral mejorando la curiosidad, el rigor metódico y la mejor apreciación
de nuestro propio ser, permite usar varios enfoques para el mismo problema y ello, le
cambia la perspectiva y su respectiva forma de ser juzgado.


Otra de las reglas es que los facilitadores, árbitros o terceras instancias tengan
experticia o en su defecto, autoridad y legitimidad moral y social para que no
intervengan con sesgos, parcialidades o fines sospechosos. El único valor que debe
orientar a las partes y los que facilitan es el interés de hacer justicia; y, para ello, es
procedente observar algunos parámetros básicos como impedir la incorporación de
calificaciones, suspicacias y agresiones entre las partes, registrar por escrito los
acuerdos y hacerlos firmar por todos, en la secuencia de lo sencillo a lo más acuciante y
complicado.


La regla que se apoya en el realismo crudo es justamente la que se pone en marcha por
si las partes no llegan a un acuerdo. En efecto, la regla se expresa como la necesidad de
un plan alternativo o plan “b”. Terminados los diálogos queda esa ventana de esperanza
y es que por fuera de la mesa siempre es posible volver a obtener fuego de las cenizas.
El re-encuentro externo ha arrojado en muchas ocasiones soluciones, por ejemplo, los
sindicatos y los empresarios suelen manejar una instancia que se llama “tribunal de
arbitramento” en el que es posible ajustar la negociación, incluso tienen una etapa de
receso por veinte días y si allí se mantiene el espíritu proactivo, es plausible volverse a
reunir para diseñar fórmulas de entendimiento.


La última regla es la que aconseja ser duros con el problema y blandos entre las
personas. Es una actitud negativa pretender descalificar al interlocutor centrándose en
sus defectos o subestimando sus características. Lo ideal y lo que hace expedito el
camino hacia la solución es la comprensión, según la cual, aunque el interlocutor
desaparezca, el problema subsiste. Así por ejemplo, aunque Chávez deje la presidencia
en Venezuela, eso no quiere decir que los problemas en la frontera se vayan a extinguir,
pueden morigerarse o agravarse. La pareja no puede creer que si se separa desaparecerá
                                                                                      81

el egoísmo o la precaria actitud para la resolución creativa de los problemas, o que las
dificultades mutuas de convivencia desaparecerán gracias al divorcio.
                                                                                      82


                       CAPÍTULO III: TEAM


Justificado con esfuerzo el cuestionamiento al liderazgo, queremos ahora acercarnos al
origen de la duda. Cuando hablamos de un líder en el sentido más amplio de la palabra,
debemos incluir en la definición del mismo a aquellas individualidades que como
resultado de unas características particulares, se han convertido en cabeza y vanguardia
de un grupo más o menos amplio, que cree en su líder y lo sigue. Según este concepto,
aquellos grandes pensadores que han determinado la forma de vida de los individuos al
interior de las sociedades, son considerados como líderes, ya que otros seres humanos
siguen y se someten a sus ideas por considerarlas satisfactorias para su vida.


Lo anterior implica que un proyecto de sociedad no se encuentra libre en la naturaleza,
proyecto al cual simplemente se debería imitar en caso de existir; es decir, el modelo de
vida en sociedad no está dado desde un principio y desde siempre, es fruto de la
imaginación creadora, se lo construye y se lo aplica con consecuencias donde la historia
logra intervenir y puede enseñar. Esto quiere decir que la vida, el proyecto existencial
no es una forma natural, sino el resultado de una tradición creada en la intelección e
imaginación de alguien y se transformó progresivamente en la inteligencia y misión de
otros, en un proceso     ocultado en el devenir de los tiempos aún cuando hoy no
cuestionamos, solo lo asumimos y lo vivimos culturalmente, esto es, como creencias.


Los proyectos más grandes y también los más trágicos a los cuales se ha lanzado la
humanidad, han contado con la convicción de actuar en nombre de la verdad; ya sea ésta
una verdad religiosa, política, ideológica o de cualquier índole. La sustancia que tras
ella se oculta es el poder de la mente y de la voluntad, para convencerse, persuadir,
convencer y llevar hasta sus últimas consecuencias tal convicción. Thomas Carlyle, veía
con alguna razón que la historia humana se movía en forma progresiva gracias al
impulso de algunos personajes como los héroes Eran ellos el constante resorte de la
historia, quienes llevaban a pueblos enteros en la búsqueda de una utopía. Pero resulta
profiláctico poner el acento en como la utopía no es cosa distinta a una imagen
profundamente subjetiva, que por distintos medios y diferentes contextos se han
impuesto sobre otras; se trata de una constante medición de fuerzas, de voluntades
                                                                                        83

opuestas, yuxtapuestas, cruzadas, o se eliminan abriendo campo a otras. El líder no es
algo distinto a un ser humano fuertemente convencido de una causa personal,
poseedora de la fuerza espiritual y vital para imponer su punto de vista,
independientemente de los modos escogidos para tal fin.


Se preguntarán dónde hemos dejado la posibilidad del consenso, del acuerdo, de la
concertación, de la oportunidad idílica, a través de las cuales, los seres humanos se
planteen proyectos comunes hasta su cumplimiento cabal. Realmente la realidad y sus
hechos tozudos muestran la presencia de las fuerzas en pugna, lejos del equilibrio, de la
armonía, eliminándose a sí mismas –por lo menos no sin que alguna otra fuerza ocupe
su lugar como hegemónica- lo podemos ver en distintas escalas, y en diferentes
espacios. Ya no se habla de una paz absoluta y de la posibilidad de eliminar de raíz el
conflicto, sino de reducir su escala, de mantenerlo en unos causes donde no amenacen
con la destrucción del hombre por parte del hombre. Al parecer hemos llegado a tomar
conciencia del ímpetu competitivo hondamente arraigado en el ser humano, y los
esfuerzos se concentran en mantener estos impulsos en unos niveles que permitan la
convivencia en relativa paz; pero, se supone la imposibilidad de eliminar un
comportamiento agresivo y competitivo porque no es el objetivo              central de la
mentalidad dominante de occidente.30


Tal vez un fragmento de una carta de Arturo Schopenhauer, precursor de toda una
forma de filosofía que atraviesa nombres como los de Nietzsche, Freud o Thomas
Mann, nos muestre algo de esa convicción caracterizadora de lo humano, en el sentido
de encontrarse seguro de pensar algo que es no sólo una verdad sino el modelo a seguir
por sus contemporáneos; veamos pues un fragmento de la carta que Schopenhauer
anexa a su editor al enviarle la obra: “El mundo como voluntad y representación”.


     Mi obra es pues, un nuevo sistema filosófico: pero nuevo en el pleno sentido de la
     palabra: no una nueva exposición de lo ya existente, sino una serie de
     pensamientos con un grado máximo de coherencia, que hasta ahora no se le han


30
  La filosofía oriental, que lleva desde hace siglos un camino diferente al de la filosofía
occidental, busca por medio de la meditación el triunfo de la conciencia sobre los
instintos agresivos. Por medio del yoga se logra en buena medida, negar el deseo, fuente
de las inquietudes humanas y de su fuerza creativa, pero también destructiva.
                                                                                     84

     venido a la mente a ningún hombre. Estoy fuertemente convencido de que el libro
     en el que he realizado el arduo trabajo de comunicarlos a los demás será uno de
     aquellos que luego se convierten en fuente y ocasión de un centenar de otros
     libros. 31


Schopenhauer no solo está seguro sobre la novedad y coherencia de su pensamiento, lo
considera como algo genuino, no pensado antes, además está convencido que se
convertirá en la fuente de numerosos escritos, es decir         presupone su impacto
inmortalizador, algo para ser seguido o rechazado por otros pero no será indiferente. A
pesar del tono arrogante, debemos darle la razón. Pero lo realmente importante es
mostrar la subjetividad palmaria del pensamiento que puede terminar siendo motivo de
una admiración por parte de un grupo de hombres cuya escala y número puede variar.
Esto lo podemos llevar a otros campos como el pensamiento político, el ético, el moral,
el social, el teórico académico y muchos más.


Ahora bien, hemos enunciado ya que tales formas de ver la vida por ser de carácter
subjetivo, no pueden estar exentas de unos intereses individuales, unos deseos
instalados en lo profundo del ser humano y desde allí la motivación para actuar,
estamos hablando de lo que Nietzsche ha llamado una “voluntad de poder”. Tiene gran
vigencia para el análisis de fenómenos políticos, los cuales, resultan ser una pintura
ideal cuando de liderazgo se trata. En efecto, llega a nuestra mente, por lo general, la
imagen de conductores, dirigentes u orientadores de los destinos de las sociedades y
que identificamos con toda una nación y sus valores. Por lo tanto la tensión del juicio
sustentado radica en la subjetividad, la fuerza interior y los intereses personales
implicados, así como la posibilidad, según la cual, la subjetividad sea presentada como
un proyecto desinteresado, desprendido e inspirado en el bien común.




31
  Schopenhauer, Arthur (2005). El mundo como voluntad y representación, México:
Prorrua
                                                                                         85


                                   3. COACHING


Es hora de retomar el camino que apenas enunciamos al empezar ésta última unidad, y
que las consideraciones hechas hasta aquí habían dejado en el tintero. Pero dichas
consideraciones previas, no forman parte de un capricho del autor; representan dos
elementos estructurales en torno a los cuales giran las consideraciones posteriores. Esos
dos elementos son la subjetividad del líder y el lenguaje. La primera de ellas nos mostró
la naturaleza del líder, en su forma más ingenua, y la segunda nos introdujo al tema de
la relación del líder con el grupo social al cual dirige. Si nuestro objetivo en esta unidad
es el de señalar las formas que asume la dinámica entre el líder y su entorno social, no
podíamos dejar por fuera las consideraciones anteriores.


Ahora podemos centrarnos en una serie de elementos que se acomodan alrededor del
núcleo propuesto, dándole mayor diámetro y por lo mismo una mayor estabilidad a la
tarea del líder. Esos elementos entre los que contamos habilidades, comportamientos,
técnicas entre otras, son retomados hoy en día por un término que proviene del lenguaje
empresarial y deportivo y que llaman: “coaching”, que puede ser traducido como:
entrenador. En el nuevo contexto competitivo a nivel industrial y comercial, se hizo
necesario transplantar una práctica del ámbito deportivo, al campo de los negocios. Las
empresas confiaron en estimular a sus trabajadores, con las técnicas usadas en los
ámbitos deportivos, multiplicando así las tareas del hombre que eran susceptibles de un
estímulo análogo al que se realiza con el deportista para aumentar en él su confianza y
rendimiento. Hoy en día instituciones especializadas prestan a las empresas servicios de
este estilo que buscan incentivar el liderazgo dentro de los trabajadores, con el objeto
de alcanzar metas y estimular la competitividad.


Pero para el tema y el contexto que nos reúne, el coaching debe ser abordado desde otra
perspectiva e incluso se debería decir que puede ser redefinido. Nuestro coaching debe
ser ante todo un guía, un conductor; en éste sentido se entiende que quien conduce
conoce un camino y en especial es quien no pierde de vista unas metas por más
ondulante que pueda ser semejante itinerario. Para enunciar las metas debemos
concretar cual es ese contexto al cual nos referimos y que lo particulariza de otros
donde el coaching es ya una herramienta importante en la formación de líderes. Nuestro
campo es el de la educación. Y es un campo que trasciende un aspecto como el de la
                                                                                       86

competitividad, el utilitarismo o la productividad; la educación es una búsqueda
constante e inacabada, mientras la productividad, la utilidad y la competencia apuntan
como una flecha a un blanco preciso, en la educación parecemos encontrarnos en una
circulación de conceptos, de ideas, de nociones o paradigmas; algunos de ellos que
creemos superados u obsoletos resucitan con fuerza inusitada y nos preguntamos el por
qué de su olvido en el pasado. La educabilidad como campo de interés para los líderes
académicos es una acción en búsqueda de lo perfectible y bajo las coordenadas de la
ideología, la utopía y los medios pedagógicos.


La educación en el horizonte de la utopía y de lo posible busca la novedad, pero
construye sobre lo construido (visión ideológica); quiere crear, pero también puede
destruir; es más, en nombre de la libertad ¡debe destruir!, debe extirpar los privilegios,
los paradigmas que se sostienen sobre la espalda de los explotados, debe pulverizar
aquellas pretensiones de verdad acomodada fomentadoras de la exclusión, el prejuicio y
también la violencia. La educación busca que el ser humano sea capaz de pensar
libremente, y pensar libremente es una amenaza para algunos, como indica Bertrad
Russell:


     ¿Va a pensar libremente el trabajador sobre la propiedad? Entonces, ¿qué será de
     nosotros, los ricos? ¿Van a pensar libremente los muchachos y las muchachas
     jóvenes sobre el sexo? Entonces, ¿qué será de la moralidad? ¿Van a pensar
     libremente los soldados sobre la guerra? Entonces, ¿qué será de la disciplina
     militar?


     ¡Fuera el pensamiento!


     ¡Volvamos a los fantasmas del prejuicio, no vayan a estar la propiedad, la moral y
     la guerra en peligro!


     Es mejor que los seres humanos sean estúpidos, amorfos y tiránicos, antes de que
     sus pensamientos sean libres. Puesto que si sus pensamientos fueran libres,
     seguramente no pensarían como nosotros. Y este desastre debe evitarse a toda
     costa.
                                                                                        87

        Así arguyen los enemigos del pensamiento en las profundidades inconscientes de
        sus almas. Y así actúan en las iglesias, escuelas y universidades. 32


Como vemos la tarea en el campo de la educación resulta sui generis por principio, ya
que el objetivo no está definido fuera del individuo, no se instala más allá de nuestro
punto de partida, como si fuera un blanco, una diana, una meta a la cual llegar en
insaciable competencia quien pueda hacerlo primero. Nuestro objetivo es el propio
educando. Maestro y alumno no fijan su mirada en el horizonte, sino que fijan su
mirada el uno en el otro, y en diálogo crítico, se convierten en lo que Sócrates llamó
“parteros de ideas”.


El objetivo del cual debemos partir en la búsqueda de nuevas perspectivas, no es otro
que el sujeto y la posibilidad de estimular en él, el surgimiento de ideas propias,
sinceras y críticas. Sócrates demandaba ser un practicante de lo que llamó             arte
“mayéutica”, por medio del cual lograba decantar los pensamientos de los jóvenes.
Despertaba en ellos sus más diáfanos pensamientos, y a través de una serie de preguntas
lograba que esos pensamientos fueran tomando forma, hasta convertirse en una
afirmación fuertemente sustentada, que gozaba no solo de respeto y reconocimiento,
sino que generaba en el individuo una convicción, una certeza, desde la cual formaba
sus juicios sobre el mundo exterior; le brinda, por así decirlo, una perspectiva desde la
cual leer al mundo de adentro y el de afuera en sus diversas dimensiones.


Pero para explotar en un joven un pensamiento que se hace prácticamente hegemónico,
ya que impone sus principios sobre el resto de las impresiones sensibles ¿no es
menester acaso, que quien lo guíe, sepa, al menos someramente, cual es ese juicio tan
fuerte que debe imponerse al resto? En efecto Platón comprendió que la mayéutica era
posible gracias a las “reminiscencias”, recuerdos de un pasado espiritual en el cual el
hombre tuvo acceso directo a las ideas puras. La verdad, según ésta forma de filosofar,
se encuentra en el interior de cada uno. El maestro es un guía cuando el individuo
emprende un viaje a su interior en busca de esa verdad; se sobre entiende que un guía
no se aventura, sino que conoce no solo el camino, sino también el punto de llegada.




32
     Russell, B. Los problemas de la Filosofía, Ed. Libera los libros, 2004
                                                                                       88

Es así como al plantearse el objetivo primero del auto-conocimiento o interioridad del
individuo, para hallar en él su más profunda convicción, el maestro que lidera el
proceso debe plantearse un segundo objetivo: el juicio crítico.




                     3.1 INSPIRANDO UN LIDERAZGO
                                    CREATIVO


El líder académico, es decir el maestro -o por qué no, algún alumno precoz y activo-,
que se ha decidido por la búsqueda interior de la fuerza de convicción del individuo,
debe hacerlo por medio del único camino posible: el juicio crítico. Aquellas verdades
que parecen estar dadas desde el principio y por siempre, deben ser cuestionadas;
primero que todo para entenderlas a profundidad, ya que solo se conoce de forma fiel
por medio de una exégesis profunda, y luego para encontrar en la teoría sus puntos
débiles, sus puntos fuertes y aprovechables en las propias intenciones, o simplemente
para descartarla.


Al enfrentarnos con esta actitud desafiante ante las supuestas verdades construidas
durante miles de años por una humanidad urgida de sentido, no solo podemos pasar por
temerarios -lo cual no es realmente importante para quien valora su vida y su intelecto-
sino que el ataque estará necesariamente acompañado de una fuerza creadora, no sólo
porque el individuo responda a la creatividad por un impulso instintivo, sino porque
demoler los paradigmas exige crear otros con base y a la luz de ellos, llevar nuestra
vida. Incluso si se trata de un pensador que solo quiere mostrar las debilidades de las
construcciones humanas, terminará convirtiendo tal agresividad ante lo cultivado en su
misión, en aquello que consumirá su energía, ya que si se trata de mostrar nuestras
vergüenzas, debe decirse que ellas se ocultan tras magníficas fortalezas construidas por
el pensamiento, y derribarlos requerirá no solo de la mayor templanza, sino de un
esfuerzo de agudeza y crítica como en pocos se puede encontrar.


Fomentar una actitud creadora dentro de las personas que se encuentran en formación
académica, se facilita si apuntamos a facilitar el desarrollo de sus pasiones más íntimas.
El compromiso con una idea, con un proyecto donde la visión y misión vibrante sea
                                                                                          89

fuerza creadora incontenible, y para demostrarlo simplemente habría que dar una
mirada a todas las construcciones humanas, las más eximias, que rodean toda una idea,
por ejemplo un pensamiento metafísico: las catedrales góticas, las pinturas de Miguel
Ángel, la escultura en Leonardo, la poesía de Arthur Rimbaud, las imponentes
mezquitas, el pensamiento griego socrático y platónico, las matemáticas, la misma
ciencia, los sistemas jurídicos     y muchos más.       Las mejores creaciones de la
humanidad, se construyen a partir de la idea, en este caso la idea del ser, de lo
trascendente; y si se trata de cuestionar el ser por una profunda reflexión que lleva a la
mayor angustia, encontraremos también aquí las mas hermosas expresiones artísticas
del ser humanoy entonces podremos decir con Hamlet “ser o no ser, esa es la cuestión”.


El hombre necesita de paradigmas que den sentido a su vida, por lo tanto, de un
impulso destructor (deconstruir), fundamentado en la práctica crítica, que termine por
demoler los anteriores paradigmas siempre desbordados por el dinamismo incesante de
las realidades de la humanidad. Deberá perdurar siempre un impulso creador, que
renueve o construya -ya sea sobre las ruinas o desde cero- nuevos sentidos para la vida
del hombre. La creatividad por lo tanto es una necesidad humana, pero mientras
subsistan paradigmas hegemónicos, refractarios a su transformación, a su desarrollo, o
a su inherente destrucción, la creatividad se verá atrofiada en nombre de la autoridad.


Las construcciones del hombre son como cascarones adornados con innumerables
símbolos, imágenes, restricciones que los hacen pasar a nuestra desprevenida mirada
como intocables. Pero dentro de esos cascarones se oculta siempre una autoridad, que
reposa en unos hombres: sacerdotes, doctores, académicos, hombres de Estado, todos
ellos luchan por mantener lustrosa y vigente la fachada de su cascarón; quien pretenda
demoler la fachada o hacerla más permeable e incluyente, amplia y popular, recibirá
inmediatamente el ataque de quienes se encuentran instalados en su interior y que
además ocupan los mejores y más altos pisos de la construcción. Quien cuestiona es
tachado, de hereje, revisionista o irracional, se orientan contra él todas las armas de la
tradición y se le macartiza, exaltando simultáneamente al adaptado, al sumiso incapaz
de crítica, incapaz de construir o crear y que no tiene otra opción que erigirse en
defensor de una fachada esclerotizada.
                                                                                        90

Por ello la tarea del hombre crítico -que gracias a ello despierta en su interior su fuerza
creadora innata- no es fácil, su lucha se enrarece ya que cuenta con la irrupción de la
soledad. Pero siempre será más fuerte su convicción interior, aquella que fue
descubierta y madurada durante su educación y en la cual la tarea del educador es
fundamental. No obstante, ¡que decepcionante es el panorama cuando el educador se
alza en nombre del orden establecido! cuando su objetivo no es el educando a quien se
dirige y con quien entabla una relación de confianza, sino cuando los engaña
dotándolos de las pocas habilidades necesarias que requiere quien debe ser convertido
en alienado; se trata de un oficio tan indigno como lo será también el producto: un
hombre uniforme. Se trata también del mayor engaño, de la peor decepción, ya que en
la tarea del educador se centran las esperanzas de trasformación y cambio.


Al hablar de liderazgo es posible que la emotividad propia del tema nos lleve a rasgar
los límites de nuestros objetivos, es posible que el lector se haya sentido empujado
fuera de las expectativas con las cuales abordó este capítulo. Nos disculpamos por
causar dicha sensación, pero en nuestro favor queremos indicar que no hemos perdido
de vista un núcleo explicativo que queremos describir ahora de una forma concreta y
esquemática, con el ánimo de retomar el sistema que planteamos. En un principio
quisimos indicar las particularidades que el contexto de la educación exige del líder;
resaltamos las particularidades de dicho contexto y sin embargo la importancia y
especificidad de nuestra tarea como educadores atraviesa todo el texto hasta aquí
escrito. Mostramos la importancia de identificar un objetivo y propusimos que el
primero y más básico debía ser el propio individuo que es destinatario de formación; el
individuo y su proceso interior creador de ideas y cuestionador de su exterior.
Afirmamos como un segundo objetivo la necesidad de plantear un juicio crítico, no solo
para conocer de forma profunda el mundo exterior, sino para cuestionarlo y más
importante aún –y como último elemento necesario en la formación que describimos
hasta aquí- como mecanismo que estimula la creatividad de un hombre que necesita
construirse unos nuevos paradigmas, unas nuevas valoraciones que den sentido a su
vida.


Una serie de pasos como la descrita, debe tener como efecto desencadenante una fuerza
exponencial que se difunde por campos cada vez más extensos. Sin querer entrar en el
campo de la especulación, debemos admitir que una forma pedagógica aplicada con
                                                                                       91

éxito, puede ser asumida y reproducida por quienes han sido beneficiados con ella. Es
así como en la antigüedad clásica las premisas decretadas por Sócrates se convirtieron
en canon de las posteriores formas de educación; lo mismo podríamos decir de la
doctrina escolástica durante la edad media o de la pedagogía liberal característica de la
modernidad.


La semilla que se debe multiplicar cuenta para tal cometido con la misma fuerza antes
descrita y que refuerza una vez más la urgencia de la autenticidad. La convicción
despertada en el estudiante no puede ser un falso producto, sino el resultado de una
elaboración sincera, que debe contar además con un importante bagaje teórico. Aquí es,
una vez más, importante el educador que ofrece esas herramientas anexas de la teoría
para señalar los caminos, las contradicciones, las posibilidades y los debates que el
pensamiento humano ya ha iniciado y que deben ser escalones en el ascenso hacia el
conocimiento del hombre.


Seguramente ha quedado hasta aquí la impresión de un enfoque demasiado
individualista en el proceso reseñado. La propuesta no pasa de ser un diálogo entre
maestro y alumno en busca de las potencialidades de este último. ¿Cómo podemos
estirar lo márgenes de nuestra propuesta, para poder hablar del trabajo en grupo, del
trabajo en equipo, y de los proyectos que como comunidad y sociedad se pueden y se
deben plantar en busca de beneficios comunes? Ya se ha sustentado en rededor de la
subjetividad del proceso, y hemos llegado incluso a exaltarla como una realidad que
debe ser afrontada. En este sentido no pretendemos acomodar la teoría a las nuevas
exigencias que nos hemos hecho, o “filosofar a martillazos”, sino de inferir los alcances
que la teoría tal y como ha sido dada puede tener en comunidades más amplias que
trascienden el ámbito individual, y de cómo el líder puede influir en la expansión de la
teorías. Es una apuesta por la persona como piedra angular de la cultura y el
humanismo, como crisol de valores socializantes y civilizatorios.


Nuestra sociedad se encuentra atravesada por una serie de paradigmas que ya hemos
abordado a lo largo del capítulo; los mismos determinan una configuración del mundo
exterior; una organización social, un marco de creencias, unas pautas culturales, unas
normas morales o un sistema de razonamiento que nos brinda una relativa seguridad en
nuestras instituciones. La legitimidad de tales paradigmas reposa en el olvido general
                                                                                      92

de los orígenes de cada sistema, pero también en el hecho de que cada uno de ellos
funciona con base en unas premisas socialmente aceptadas y que forman parte de una
convención social; es decir, nos hemos puesto de acuerdo en las características que
debe cumplir algo que pretende ser universal. El lenguaje es por ejemplo una de tales
convenciones (una muy importante) que, por ser convención, responde a unas
características particulares que lo hacen incuestionable y necesario a la hora de la
comunicación; pero también los sistemas jurídicos hacen parte de un común acuerdo, o
las normas morales y éticas. A unos y otros les brinda su autoridad en un contexto
moderno, el hacer parte de la tradición social o de cumplir con las premisas de la razón;
nos sometemos a las leyes jurídicas porque les suponemos certeras al momento de
acercarse a una verdad; creemos en la medicina y no llevamos a nuestros enfermos ante
los brujos de las culturas tradicionales, porque suponemos que la primera -en razón al
método que aplica- tiene más posibilidades de que un hombre recupere su salud;
creemos en la educación moderna especializada, gracias a todo un marco teórico que
las sustenta como ciencias capaces de verosimilitud, aún si se trata de las ciencias
humanas tales como la historia o la sociología. Creemos tanto en ellas porque se
arraigan en las bases que sustentan la modernidad, y seguramente si alguien va a parar a
la cárcel, diremos que debió ser culpable, si alguien muere diremos que ya no quedaba
otra alternativa y que los médicos ya no tenían nada que hacer, y si la realidad no
responde a las teorías de la sociología seguramente también diremos que algo malo
pasa con la realidad (si la realidad no concuerda con la teoría al demonio con la
realidad) todo esto se debe a la fe ciega en nuestra última y más venerada creación: la
modernidad.


Existe pues la posibilidad que una forma de ver el mundo se imponga, reemplace la
hegemonía de otra cosmovisión. Ésta última puede seguir existiendo sin conservar, sin
embargo, la máxima autoridad. Los diez mandamientos siguen existiendo, hacen parte
de la tradición del hombre, pero lo cierto es que nadie sería hoy juzgado penalmente
por desear la mujer del prójimo: ¡cuantos hubiéramos sido condenados de ser así! Esto
quiere decir que los paradigmas hegemónicos, incluso los mejor sustentados, son
susceptibles de ser modificados o reemplazados; también el derecho penal ha sufrido
importantes modificaciones en ese camino de separar el Estado de la iglesia (ya no es
obligación ser católico por ejemplo, como si lo fue a finales del siglo XIX en nuestro
país) La fuerza de una visión del mundo en todos sus aspectos: moral, religioso,
                                                                                      93

científico, etc., parece tener vida propia; quien se sabe dueño de una vanguardia actúa
con una convicción que ni siquiera el desprecio de sus contemporáneos puede aplacar.
No olvidemos que otra creación de la modernidad que debemos al meticuloso trabajo
de Kant, ha planteado la posibilidad del “imperativo categórico”; es decir, la
posibilidad de que el hombre que ha llegado a su mayoría de edad, se plantee una
valoración que crea que es susceptible de convertirse en universal.


Más de uno se sentirá amedrentado ante la tarea que se le propone, ¡se trata nada más ni
nada menos que de imponer su forma de ver el mundo! Se trata de ofrecerle a su
sociedad nuevos paradigmas según los cuales la vida de cada uno de los integrantes de
dicha sociedad pueda ser mucho más satisfactoria. Para quienes así se sienten Nietzsche
les recuerda que un movimiento como La Ilustración se alzó sobre las espaldas de
apenas un centenar de hombres, pero somos concientes de que no nos encontramos en
el mismo contexto y que las configuraciones de nuestra realidad inmediata imponen
nuevas condiciones; también sabemos las limitaciones de nuestra educación y el fuerte
peso que los prejuicios imponen a los hombres de Colombia, fuertemente convencidos
de su carácter de tercer mundistas, supuestamente incapaces de dar al mundo algo
valioso. Tal vez un modulo de liderazgo debiese empezar por demoler tales prejuicios
sin ninguna contemplación, pero tal vez no sería suficiente ni el espacio ni el tiempo
para luchar contra los siglos de subyugación y opresión tanto física como intelectual al
que hemos sido sometidos. Baste con decir que sostener tales prejuicios en un mundo
globalizado donde la informática nos brinda el acceso a las bases de datos más amplias
y ricas del planeta, en un momento en que América Latina reconoce sus tradiciones
culturales y exalta su valor, dándoles así nuevo brillo, -entre otros muchos elementos
que no reseñamos por no desviarnos más de nuestro tema-, resulta una actitud terca y
apática, además de conformista con algo que paradójicamente no es una realidad. Ya lo
dijo Nietzsche: “vuestro honor no lo constituirá vuestro origen sino vuestro fin”


Volviendo al tema, recapitulamos diciendo que existe la posibilidad de que nuestra
interioridad se rebeló no solo como nuestro propio “imperativo categórico” sino que él
mismo es susceptible de universabilidad. Ahora bien, esto quiere decir que los
proyectos que en principio son personales, pueden ser también sociales, por
identificación de intereses e ideas; de objetivos o ideales. Latinoamérica vivió durante
los setenta el llamado “Boon Latinoamericano”, no era algo menor o superficial, sino
                                                                                         94

un gran estallido canalizado por la literatura que rescató para Latinoamérica mitos,
tradiciones, identidades; le brindó a nuestros países un estilo y un color, en fin las bases
para empezar a construir una cultura. Esto fue ya hace cuatro décadas, y fue reconocido
con varios nobel de literatura.


¡Y aún existen quienes se creyeron el cuento del tercer mundo! Además de colaborar
con una idea suelta que dejamos antes, el ejemplo nos sirve para mostrar como puede
construirse algo novedoso en conjunto. Latinoamérica vivía como siempre ha vivido,
bajo el yugo, pero aún así en sus países, separados por grandes extensiones,
dificultades, y diferencias internas muchas veces ajenas a nuestros propósitos, se
levantaron al parecer de forma aislada unos hombres que le dijeron a nuestro continente
y al mundo: “esto es Latinoamérica, así vemos a Latinoamérica” y todos quedaron
encantados con un mundo que no sabían que existía a pesar de convivir con él.
Novedoso pero trabajado en conjunto y fuente de posteriores proyectos culturales que
hoy sustentan nuestra identidad cultural como países mestizos donde, como dijo uno de
esos hombre del Boom: Gabriel García Márquez: “la ficción supera la realidad”


Esa misma seguridad que despierta en nosotros una verdad, debe servir para
considerarla como universal y despertarla en otros hombres; entonces tendremos la
facilidad de decir como Nietzsche, a cualquier hombre de la tierra:


           Quienquiera que tú seas, amado extranjero, que por primera vez encuentro,
           entrégate al encanto de esta hora y del silencio que nos rodea por todas partes,
           y deja que te refiera un pensamiento que se eleva ante mí y que quisiera
           arrojar su luz sobre ti como sobre cualquier otro, igual que una estrella,
           porque ésta es la misión de las estrellas.33




33
     Nietzsche, Friedrich. (2000) Aforismos, Ed. Elaleph.com.
                                                                                      95




                    3.2 MEJORANDO LA PRESENCIA
                                COMO COACH



Debe haber quedado la sensación de un movimiento acéfalo, anarquizado o si acaso
debiéramos indicar lo que se encuentra a la cabeza deberíamos decir que se trata de la
propia idea ¿Dónde ha quedado nuestro mencionado líder? ¿Dio paso a la idea del
individuo para luego quedar en la sombra? El líder ha sido hasta este punto el partero
de la idea, indicamos las estrategias y compromisos que le permiten cumplir con esa
tarea, ahora es tiempo de reseñar hasta donde acompaña el líder esa idea en su
desarrollo, hasta que tome su forma como pilar de una vanguardia.


En Sócrates el valor de su “arte mayéutica” consistía en poder discernir entre un
producto real y uno ficticio. Tarea nada fácil y por ello en ella radicaba el valor de
aquello que además se consideraba un arte. Que el producto fuera ficticio o real,
implica primero que todo identificar la naturaleza del mismo, y también la naturaleza
de quien lo produce; debe existir afinidad entre ellas. Se trata de un trabajo que raya
con lo psicoanalítico, pero más sencillamente se trata de un conocimiento del hombre
con todas las consecuencias que ello pueda acarrear; un conocimiento que acepte la
realidad del hombre, por dramática que ella pueda ser; en definitiva se trata de amar al
hombre; entender la condición del hombre y hallar su verdad es un trabajo para
humanistas.


El hombre no es tan fuerte como no lo han pintado, y cuando lo entienda será su primer
paso en el camino hacia una fortaleza verdadera. El hombre cede ante sus pasiones, son
más fuertes que su moral ya que ésta es impuesta desde fuera, y sus pasiones lo
inquietan desde adentro; es por ello que el hombre poderoso que puede enfrentar la
coacción exterior termina dando rienda suelta a sus pasiones y por querer siempre más
                                                                                        96

satisfacciones a su deseo. En tal sentido la ley no podrá contar jamás con la seguridad
de la “buena voluntad” y su cumplimiento estará siempre acompañado de la coacción
violenta, de la obligación o la amenaza.


La idea totalmente altruista y desinteresada no siempre lo es, y la idea narcisista y
egoísta no ha sido suficientemente madurada. El hombre que cree poder desligar de sus
intereses su trabajo y su misión en la vida, carecerá de compromiso; no encuentra en su
oficio o su obra nada que esté ligado realmente con su interior. Pero también el hombre
que no ha logrado canalizar sus deseos o intereses en un proyecto totalizador, conciente
y a largo plazo; que le brinde estabilidad, seguridad, y que sea estructuralmente fuerte
como para ser universal, no irá muy lejos en el objetivo de convertirse en vanguardia,
su idea carecerá del respeto y la legitimidad de la sociedad a la cual apunta.


No podremos nunca en estas líneas condensar todas las características del origen,
realidad o sinceridad de una idea. Tantas ideas existen como hombres distintos para
pensarlas, y aún cuando pudiéramos pintar un cuadro del hombre, su marco debería ser
demasiado amplio, tan amplio como los libros que sobre él hablan. Bastará con decir
que corresponderá al hombre maduro, suficientemente conocedor de su propio interior
el reconocer tales ideas; el líder es la voz de la experiencia, es un hombre sincero con
su vida y por eso desconfía de los productos de la simple convención o compromiso
social que carecen de una relación con la satisfacción individual.


Esto se requiere solo para distinguir la idea. Debemos ahora hablar de la forma en la
cual se la da a luz y luego del acompañamiento que requiere hasta su madurez, cuando
está ya lista para sumarse a la primera línea de una vanguardia, tal vez al lado de su
maestro. Hemos indicado antes la importancia del diálogo entre maestro y alumno,
orientado a dar forma al pensamiento. El diálogo debe empezar por abrir los canales por
los cuales la idea se debe deslizar. Esos canales deben contar con una superficie lisa, los
huecos no pueden detener el avance de la idea y mucho menos pueden ser tan
profundos como para perderla en el camino. Se requiere pues de un bagaje teórico en
torno al tema; si bien demoler los paradigmas puede convertirse en nuestro objetivo,
debemos considerar en un principio lo ya pensado, el estado del arte de la cuestión que
enfrentamos. El marco teórico es pues indispensable para el desplazamiento del propio
pensamiento, se requiere el medio elástico para el sostenimiento del mismo. Es deber
                                                                                      97

del maestro dar sustento y canalizar el pensamiento, sin reducir nunca los límites de
dicho canal.


Pero ese marco teórico no es una instalación inamovible digna del mayor respeto, lo
cual solo puede desembocar en que el pensamiento personal sea una mala copia de la ya
pensado; la discusión crítica, el enfrentamiento de las ideas, y la anotación de
conclusiones es indispensable, para que el diálogo no se quede en una simple charla. La
crítica implica asumir una posición, de lo contrario nos quedamos en la simple
enunciación de teorías; nuevamente la mano del líder debe hacerse sentir, estimulando
el debate, señalando las implicaciones practicas de una forma de pensar, que hagan
incontenible la participación, la opinión del alumno. El debate se facilita con la
contraposición de ideas, traer al encuentro doctrinas contrarias de consagrados
pensadores enriquece el panorama. Finalmente el dueño de la última palabra es el
estudiante; a ellos pertenece la tarea de concretar las conclusiones, para lo cual no
existe un tiempo límite, lo importante es que la discusión de vueltas en su cabeza
mientras se enfrenta a la realidad y note así la relación de la teoría con su mundo
inmediato y sensible.


Acompañar el desarrollo de la idea o del pensamiento en general, depende mucho de
esta primera parte en la cual se engendra, ya que de fracasar, no existirá un pensamiento
crítico que orientar, en el camino de convertirse en creador. El acompañamiento tiene la
sutil y paradójica tarea de brindar una progresiva autonomía; es un acompañamiento
destinado a su autodestrucción a favor de la independencia en el pensamiento y su
posterior toma de camino autónomo. El camino ya no esta marcado, los senderos que
transitó el hombre han sido borrados durante el último siglo y el postmodernismo
explora lugares nunca antes abordados por el pensamiento humano. El antiguo sendero
flanqueado por imponentes diques que marcaban el trayecto inevitable de la
humanidad, ha sido reemplazado por un paisaje desértico en el cual cada quien toma su
dirección en busca de los más próximos oasis. Quien con mayor convicción, templanza
y un poco de razón afirme conocer el camino, seguramente no caminará solo.
                                                                                       98




                   3.3 CONSTRUYENDO UN LUGAR DE
                            TRABAJO INSPIRADOR


En una carta a un amigo Feodor Dostoievski le enumera las desdichas por las que está
pasando en un época; es acosado por los cobradores, apenas tiene tiempo y dinero para
comer de una forma miserable, y debe vivir en las peores pensiones de una Rusia
oscura y al borde de la desesperación: “Es imposible trabajar así, y necesito escribir
para poder comer”. Tiempo después terminaría una novela escrita en unas condiciones
de las cuales no se hubiera podido esperar sino un producto que reflejara la angustia del
autor. Y así fue: Crimen y Castigo le brindaría al mundo de finales del siglo XIX y de
todo el siglo XX, el más perfecto retrato de un drama humano llevado hasta los límites
de la locura.


El creador de los brillantes escenarios de “Ricardo III” o “el Mercader de Venecia”
entre otras maravillosas obras del teatro del renacimiento, vivía frente a un estercolero;
extraño escenario para estimular al genio de la dramaturgia: William Shakespeare.
Frederic Nietzsche sufría desde joven de fuertes dolores de cabeza que no le permitían
leer o escribir durante mucho tiempo; se decidió por escribir en un estilo aforístico hoy
admirado, y tuvo que dejar de leer por lo cual dio gracias a su enfermedad. Se mantuvo
de pensión en pensión recorriendo Europa administrando una pequeña herencia familiar
que apenas le daba para comer; así nació una de las más impresionantes obras del
pensamiento de la modernidad.


Los ejemplos abundan y tenemos que evitar extraviarnos en las curiosas
particularidades de la vida de los más gigantes hombres, basta con decir que de las
condiciones más dramáticas o miserables, muchas veces se elevan los productos más
admirados por la humanidad. Por ello lamentamos decepcionar a quien busque en este
último capítulo, consejos para organizar su espacio de tal forma que pueda pensar más
allá de lo corriente, o que como resultado de un paisaje de vivos colores con hermosos
jardines en el que más allá empieza la costa de un mar azul cristalino, pueda inspirarse
                                                                                         99

a tal punto de producir una obra digna de un novel. No, nuestro objetivo no supera la
realidad.


Creemos fielmente que es a partir de las preocupaciones y de urgentes necesidades que
el hombre se ve empujado una y otra vez a crear. La antigüedad clásica es admirada
como la época de mayor esplendor del ser humano; “clásico” es como se denomina a
aquello que es digno de imitación; los griegos construyeron una cultura alrededor del
arte y aún son admiradas sus construcciones físicas y también mentales: los griegos
pensaron todo lo que la modernidad no hizo más que rescatar del olvido. Se pensó que
su vida holgada, sin preocupaciones y en armonía, era el origen de un arte que solo
imitaba un estado de animo relajado digno de la mayor envidia; nada más lejos de la
realidad, se comprobaría luego en los temas de sus tragedias griegas, la inquietud
constante de sus espíritu, que los llevaba de un lugar a otro creando sobre lo creado y
nunca satisfechos ni siquiera con las obras del propio Fidias.


Por ello queremos canalizar nuestro esfuerzo en dos hábitos necesarios para redondear
la descripción del trabajo del líder al interior de un grupo. Se trata del orden y del ocio.
Tal vez no sea necesario justificar al primero, pero sobre el segundo el lector puede
pensar que se deslizó un error de edición o que se trata de un chiste: ¿Cómo? ¿No es
acaso la ociosidad “la madre de todos los vicios”? Así que empezaremos por el ocio
para disipar de inmediato las dudas.


Talvez muchos conozcan la historia de Arquímedes, que desesperado al no encontrar la
solución a un problema planteado por el rey Hieron II para el cual trabajaba, siguió el
consejo de su esposa y tomo un baño de agua caliente en una tina; al entrar en ella y
rebosar el nivel del agua, gritó ¡Euréka! Y descubrió la ley de la hidrostática. En la
escuela se ha puesto mayor acento tanto en la forma como descubrió Arquímedes la
mencionada ley, como en la palabra usada para recorrer desnudo las calles de Siracusa:
“Eureka”, pero poco se dice del sabio consejo de su esposa que le pidió que descansara
dándose un buen baño en la tina. El momento de descanso era suficiente para que
aclarara en su mente aquello que se negaba a rebelarse a pesar del fuerte trabajo y la
intensa reflexión.
                                                                                       100

El intento del hombre para someter a otros al trabajo, de tal forma que unos pocos
quedaran en la posibilidad de usar su tiempo en la práctica de las artes o el
descubrimiento y desarrollo de las ciencias, lo llevó a crear toda una serie de discursos
morales que exaltaran el trabajo, al cual debían someterse la mayoría para liberar una
minoría que sostuviera una cultura. Los griegos sin embargo, no tenían tales
restricciones y afirmaban sin sonrojarse que el trabajo era denigrante, se referían a él de
forma despectiva e incluso las obras del mismo Fidias eran despreciadas por tratarse de
trabajo. El griego veía con normalidad que existieran esclavos que lo liberaran de
ciertos oficios y que le permitieran usar su tiempo en pensar y crear.


Durante la edad media los señores feudales y los miembros del clero, basaron su ocio
en el oficio de los vasallos. Los convencieron diciéndoles que el reino de los cielos era
para los pobres trabajadores, humildes y sacrificados. La modernidad gracias a la
revolución industrial ha logrado liberar nuestras fuerzas del trabajo manual; en gran
parte los oficios que antes debimos realizar con nuestras manos, son realizados por
máquinas, y la optimización del trabajo ha potenciado la producción, de tal forma que
hoy en día no necesitamos esclavos para tener el tiempo suficiente de sustentar una
cultura a partir de nuestra reflexión y creación. Pero queremos dejar la idea en el lector
de esa relación entre el tiempo dedicado al ocio y la posibilidad de sostener una cultura.
El hombre debe tener un momento para levantar la cabeza, quitar su vista y su atención
del oficio al cual se dedica, y reflexionar, pensar el mundo que lo rodea y entonces
podrá ver que es lo que le falta o que le sobra, para luego ponerse en la tarea de
transformarlo


Es difícil hablar de la inspiración. El genio músico, protagonista del libro de Thomas
Mann “Doktor Faustus” negaba tal posibilidad de una inspiración y prefería inclinarse
por el trabajo y la observación de la armonía propia de la naturaleza. El arte no es
simplemente reproducir una inspiración se trata de un trabajo, de una composición que
requiere la aplicación de unas técnicas. Hasta aquí hemos visto todo un proceso para
engendrar un pensamiento propio, que por su sinceridad con el deseo humano, impulse
al hombre en su cumplimiento cabal. Pero ese torrente incontenible requiere de un
orden que le de una forma, que lo convierta en una cartografía posible de entender y
seguir como una ruta confiable. Si bien el hombre necesita sus ratos de ocio y de
                                                                                    101

desorden en el cual su mente se relaje, en el tiempo dedicado a darle forma al
pensamiento es indispensable el orden.


Así lo veía Lichtenberg: “dentro de mi cabeza se ve todo igual que en mi nueva
biblioteca. El amor por el orden se les debe inculcar a los hombres desde temprano; de
lo contrario todo será nada” -el subrayado es nuestro-, y es que realmente no importa
lo extraordinario de nuestra empresa, de nuestro impulso, de nuestra idea, si no
seguimos un orden que la pueda redondear y hacer digerible a nuestro entorno humano.
El artista más desordenado, responde siempre a unas normas cuando de trasplantar la
obra de su cabeza a un medio plástico se trata. Todo el trabajo del líder y del propio
individuo, también el de un grupo o una comunidad que sigue una convicción, queda
truncado si no se canaliza la fuerza de una forma ordenada, si una obra no cuenta con el
necesario trabajo, pero también con el tiempo de descanso necesario para un nuevo
impulso.
                                                                                     102




                                CAPITULO IV

                  DIRECCION Y COMUNICACIÓN

                         EN MULTICONTEXTOS



4.1 MANEJO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los actuales procesos de comunicación en los cuales los medios masivos impactan con
fuerza exigen de los voceros corporativos el desarrollo de estrategias y habilidades
comunicativas que les permitan transmitir los mensajes de manera clara, sintética,
coherente y con tal dominio de la situación que proyecten Autoridad, credibilidad y
óptimo status comunicativo.

Intereses encontrados:

Los medios de comunicación tienen unos intereses definidos. Buscan afanosamente la
noticia, lo que es nuevo, lo que llama la atención al público. Sin embargo en muchos se
exceden en pretender descubrir casos que generan polémica y escándalo.
Lamentablemente en la mayoría de los casos la misión para la cual fueron creados,
informar, es relegada a un último lugar. El afán por la sintonía los lleva al
sensacionalismo, al amarillismo. Y en esa carrera loca por ganar público, en algunas
ocasiones, se atenta contra la honra y el buen nombre de las personas.

Lo que es más triste aun,     los temas que aportan a la cultura o al conocimiento
prácticamente no tienen cabida en las emisiones de los medios comerciales, esto
prácticamente se convierte en exclusividad de medios para públicos especializados.
                                                                                     103

Listado de intereses para los medios de comunicación:

Novedad            Polémica      Escándalo     Sorpresa      Informe    Aporte

Contrario a lo anteriormente expuesto, para el Portavoz o el vocero lo importante es dar
a conocer un hecho que aporte, informe o de claridad a un cuestionamiento del público.
Lo que menos espera o desea el portavoz es ser sorprendido por una situación
inesperada, que genere escándalo o que siembre dudas sobre sus actuaciones. Este es el
orden de intereses para el portavoz: Aporte   Informe     Elogios      No sorpresa   No
escándalos.


PLAN DE MEDIOS


Los medios de comunicación se catalogan desde el punto de vista del portavoz como
amigo y hostil.


Amigos: Se consideran medios de comunicación amigos, aquellos cuyos periodistas
mantiene una relación fluida y proactiva con su fuente, en este caso, nosotros. Esto no
quiere decir que en determinado momento seamos cuestionados por ellos e incluso que
recibamos de los mismos críticas fuertes, pero realizadas con objetividad. Frente a los
medios amigos sabemos que podemos dar a conocer nuestra posición con respecto a un
determinado tema, que somos escuchados, que podemos controvertir en igualdad de
condiciones.




Hostiles: Se conoce como medios de comunicación hostiles aquellos ante los cuales
siempre estaremos en inferioridad de condiciones, sea porque existe una persecución
producto de la falta de una acertada comunicación o porque existan intereses ocultos al
cuestionar permanentemente nuestras actuaciones.




              Procesos de acercamiento a los comunicadores
                                                                       104

Sensibilización en frío: Consiste en suministrar información en
época de escasez de noticias fuertes. Dicha información
generalmente es de carácter propositivo y en muchos casos realiza
un aporte cultural o de conocimiento especifico a un público
determinado. Esto permite a la fuente, en este caso el portavoz,


Encuentros: Es necesario para una fluida comunicación con la
prensa, establecer encuentros en los cuales se informe acerca de los
trabajos que se están realizando, de lo que se piensa sobre temas
determinados, etc.


Capacitaciones: Para una buena relación con los medios siempre es
recomendable que los periodistas cuenten con una buena formación
y que mejor que se están capacitando de manera continua atreves
de talles, cursos o   seminarios. Si está a nuestro alcance que
consigamos una capacitación en otro idioma, en temas técnicos de
actualidad, es de gran importancia hacerlo.


Actividades sociales: Entendemos por actividades sociales celebrar
el día del periodista, de la madre, del padre, toda vez que los
comunicadores hacen parte activa de la sociedad. Esto nos permite
establecer una relación más próxima con el periodista en particular
y con el medio de comunicación en general.


El mercadeo de la información


Considerando que los medios de comunicación son grandes
empresas de información, el vocero actual se constituye en un
importante proveedor de los insumos que permiten que esta
gigantesca industria crezca cada día.


En el papel de suministrar información el portavoz es quien debe
negociar los temas, trazar límites y hacer un riguroso seguimiento
                                                                                    105

              al material suministrado, cuyo valor es superior a la mercancía de
              un proceso comercial.


              De esta manera podemos subrayar los siguientes pasos en cualquier
              proceso de entrega de información:


Contacto inicial    Envío de información    Entrevista   Contacto de aclaración
Publicación     Seguimiento

La relación entre comunicación y poder es directa, pero hay que tener en cuenta algo
muy importante el buen portavoz o vocero no nace, se hace. Los dirigentes de muchas
empresas no saben hablar ante los medios porque no tienen por qué saber ser
portavoces. Es decir, mientras los periodistas están específicamente formados en el arte
de la entrevista, han estudiado para ello y tienen experiencia, los dirigentes de muchas
entidades son especialistas en ser dirigentes de esas entidades, lo que ya es más que
suficiente. Para ser buenos portavoces es preciso que se formen y entrenen para ello.
Porque para representar a esa entidad basta con que trabajen en ella en su día a día y
sepan responder de forma divulgativa a cualquier pregunta técnica.

Lo que sepa demostrar el dirigente de una empresa o entidad es lo que los medios y la
opinión pública apreciarán en esa empresa. De este modo, si el portavoz muestra una
actitud seria, arrogante, hermética, insegura, etc., los espectadores percibirán a la
empresa con tales atributos. Mientras que si el portavoz actúa con serenidad,
aperturismo, afabilidad, interés, respeto y buenas maneras se ganará con toda seguridad
el favor de su auditorio y transmitirá una adecuada imagen del organismo que
representa.

Un buen portavoz debe tener en cuenta las siguientes pautas:

1. Prepararse

Las buenas intervenciones nunca se improvisan. Es necesario preparar previamente a
comparecer ante los medios las ideas que queremos transmitir. La persona más
adecuada para ayudarnos a planificar una intervención ante los medios es el periodista
                                                                                        106

encargado del gabinete de comunicación de la empresa, ya que podrá anticiparnos
algunas de las preguntas que pueden hacernos.

Es necesario poner por escrito una serie de ideas –no deberían ser más de tres o cuatro-
es conveniente anticiparse a las preguntas que nos puedan hacer sobre esa materia o
sobre otra que esté de actualidad. Estas tres ideas debe recalcarlas varias veces a lo largo
de su intervención, cambiando las palabras, o añadiendo otros datos menos relevantes,
pero concentrándose en que los puntos clave de su discurso queden bien claros a los
informadores.

2. Estar dispuesto y asequible

El periodista no es “el enemigo”, es un profesional cuyo trabajo consiste en cubrir temas
de interés para la población en general y plasmarlos a través del medio para el que
trabaje, sea radio, prensa escrita, televisión o medios digitales. Los portavoces deben
partir de la premisa del respeto al trabajo de los informadores si quieren que estos
respeten también su trabajo.


Para ello empleará como es lógico su criterio, eso que hace que cada persona tenga su
propia forma de ver y actuar ante las cosas. Esto no debe ser un impedimento porque a
pesar del mismo tratará de realizar su trabajo con objetividad.

El periodista debe ponerse siempre en el punto de vista de la población en general. Esto
debe verse en positivo, no es que él personalmente tenga algo contra nosotros, sino que
actúa de portavoz popular al preguntarnos lo que la gente quiere saber, lo que preocupa,
lo que se rumorea, lo que supone un determinado hecho para este u otro segmento de
población, etc. Esto puede ser una ventaja para nosotros: nos da la oportunidad de
responder exactamente a la opinión pública a esas preguntas que la gente se hace.

Ante todo, Evite el vuelva usted mañana: En ningún negocio es rentable esta respuesta
cuando nos solicitan un servicio, pero en el caso de la prensa supone un
desconocimiento total del medio. Si un periodista necesita una valoración suya hoy la
necesita para el periódico de mañana. Si le dice que le llame al día siguiente lo más
probable es que ya no vuelva a llamar, porque su información habrá llegado tarde. Y
usted habrá perdido una ocasión importante de manifestarse. Si se trata de televisión o
                                                                                     107

radio la respuesta deberá ser igualmente rápida. Cuando le pidan unas declaraciones
pregunte educadamente sobre qué tema, con qué motivo, para qué medio, etc. (esto
suele hacerlo el responsable de comunicación). Si el tema al que hacen referencia es de
actualidad entienda que debe responder al momento. Si es una entrevista más larga lo
más probable es que el informador pueda esperar unos días. En este caso puede acordar
una fecha que a usted le venga mejor si el periodista puede atenderle en tal momento.



3. Ablandamiento del periodista

Como en cualquier relación de negocios es necesario saludar al interlocutor por su
nombre propio, conocer algo acerca de el, sus gustos, logros, etc. Con respecto a la
relación con el periodista es conveniente saber por lo menos si esta perfectamente
enterado del tema nuestro. Cual es su trayectoria, que tipo de información busca, que
pregustas suele hacer, cual es su estilo. Ejemplo:

Que bueno conocerlo, señor periodista, lo escucho mucho.

Gracias por venir hasta nuestras oficinas, estamos muy interesados en aclarar esta
situación.

4. Negociación

La información es considerada como la más valiosa de las mercancías. Al entregar
declaraciones a los medios de comunicación se deben tener los mínimos cuidados y se
deben medir las palabras a decir. En este orden de ideas se debe acordar con el
periodista cuantas preguntas se realizaran, con cuento tiempo se cuenta para responder,
cuando será publicada a entrevista, etc. Si no se negocia, debemos esperar cualquier
desenlace. Ejemplo:

Cuantas preguntas me va a realizar, señor periodista

Le parece si no hablamos acerca de este tema, no es de mi competencia

Quisiera que usted también publicara temas positivos muy importantes que estamos
trabajando en nuestra compañía.
                                                                                       108

5. Empiece por lo más importante.


Los informadores no pueden en muchas ocasiones llegar a tiempo a un acto, ya que la
mayoría de las comparecencias públicas que cubren coinciden o se solapan. De ahí que
sea bueno esperar unos minutos de cortesía, podríamos considerar que como máximo
10. En este tiempo se les puede servir un café e ir repartiendo la carpeta de prensa, en la
que se recogen por escrito algunas pautas de nuestro discurso, no todas, para que éste no
pierda interés. Una vez que ha pasado este tiempo comience su intervención por la idea
más importante que quiera transmitir. Siempre debe empezar por lo más importante e ir
evolucionando hacia detalles más irrelevantes o reiteraciones de lo ya dicho. De este
modo facilitará que los que se tengan que marchar a cubrir otro acto después –una
realidad muy frecuente- ya hayan captado la idea base de su discurso.


No diga nada que no quiera ver en un titular.


Los medios de comunicación hacen un servicio a la sociedad: informar, pero no
debemos perder de vista que son empresas, y como tales empresas lo que quieren es
lectores, oyentes y telespectadores. El periodista es una pieza más de ese engranaje. La
única forma de vender su producto es informar bien, pero además entretener,
sorprender, destacar, llamar la atención del cliente.

De todo lo que usted haya dicho en una rueda de prensa de media hora el periodista
puede buscar lo que le parezca más llamativo para titular su noticia. Así es que lo mejor
es que no arriesgue, si hay algo que nunca querría ver en un titular simplemente no lo
formule.

7. No utilice el off de record.

Como es sabido, así se denomina tradicionalmente a la facultad de transmitir una
información a un periodista no para que la publique tal cual sino para que investigue
sobre ella, o transmita unos datos sin citar la fuente. Lo mejor es que desechar esta
práctica. Desde que entre en una sala con periodistas hasta que salga diga solo lo que
querría ver publicado. Aún cuando usted considere que la rueda de prensa ha terminado
y trate de tomarse un café con los periodistas debe tener en cuenta que estos están
trabajando. Por tanto lo mejor es que evite manifestaciones como “para que nos
                                                                                      109

entendamos...”, “entre nosotros...”, “en confianza les diré que...” a no ser que quiera,
claro está, que publiquen eso que les está diciendo de forma confidencial, que también
puede ser una práctica.

8. El bloqueo puente

Algunos famosos portavoces aseguran que no importa lo que se pregunte, lo importante
es lo que se quiera decir. Así las cosas el bloqueo puente o el también llamado cambio
de frente es la técnica de respuesta mediante la cual el entrevistado comienza
respondiendo la pregunta que hace el periodista y de manera sutil lleva el tema a otro
terreno, es decir el que le conviene como portavoz.

A manera de ejemplo: Pregunta: Como va a actuar usted frente a la corrupción en su
entidad. Respuesta: Gracias por permitirme referirme a este tema, continuaremos con el
plan de transparencia que nos ha ubicado como una de las empresas más eficientes en el
sector y haremos lo que este a nuestro alcance para seguir creciendo en todos los frentes
con la ayuda de cada uno de nuestros empleados.

Que pasa cuando le hacen una pregunta incómoda, la cual no debe o sabe responder....
Muchas veces el informador le preguntará para provocar la respuesta sobre un tema que
le interesa, y sobre el que usted a lo mejor no quiere manifestarse. El periodista puede
en este caso utilizar la estrategia de enunciar la pregunta del siguiente modo: ¿Es verdad
que su empresa...?. En este caso lo mejor es que conteste simplemente NO. Veamos un
ejemplo: Periodista: ¿No se ha beneficiado usted de su amistad con el presidente?
Portavoz: No, yo no me he beneficiado de mi amistad con el presidente.
Al día siguiente el titular que verá en la prensa será “Yo no me he beneficiado de mi
amistad con el presidente”, y debajo, su foto y su nombre. Es así de sencillo. Al cubrir
una comparecencia pública el periodista transmitirá su respuesta pero no la pregunta,
porque así es el género, a no ser que sea una entrevista formal.
¿Cómo salir airoso de este lance? Conteste simplemente no. Y explíquelo a
continuación en positivo sin citar textualmente lo que tratan de achacarle.


9. Cuidado con las afirmaciones tajantes.
                                                                                      110

Si uno analiza las declaraciones de personajes polémicos siempre encuentra
afirmaciones tajantes. Seguro que podemos pensar en una serie de políticos o
personalidades públicas que se caracterizan por esto. Las afirmaciones tajantes pueden
ser un recurso cuando se quiere dejar algo muy claro, pero si se utilizan mal, y
frecuentemente lo único que lograremos es sembrar polémica y ésta ensombrecerá
nuestro mensaje.

10. Contaminación comunicativa

Dicen que no hay nada más contagioso que un bostezo. Pues si, las preguntas negativas
contagian con enormes cargas que terminan en respuestas negativas.

Generalmente el periodista hostil se muestra impaciente, indignado, acelerado. Usted
debe, por el contrario, conservar siempre la calma.



Perder los nervios ante una pregunta inesperada puede tener consecuencias nefastas para
su imagen o la de su empresa o institución. Muéstrese relajado y afable. No levante la
voz, no se enfrente a ningún comunicador, no transmita amenazas ni advertencias de
ningún tipo, no se queje públicamente del trato recibido por la prensa, no trate de
corregir a ningún informador por una noticia que haya podido sacar contra usted –hay
otras formas más elegantes y personales de hacerlo que en el marco de una
comparecencia pública- etc. Cuando comparezca o alguien le solicite una valoración
simplemente respire, párese junto al informador, escuche atentamente su pregunta y
responda, usted sabe más de su trabajo diario que nadie.


De igual manera el periodista hostil se muestra negativo, nada le gusta, la gestión de los
funcionarios es muy mala, para el las cosas difícilmente van a cambiar. Pues por el
contrario para el buen portavoz, todo debe ser        positivo. Las entrevistas son una
oportunidad de transmitir sus ideas y puntos de vista a la sociedad. Usadas
adecuadamente ahorran tiempo y dinero a la empresa y aumentan la rentabilidad de su
gestión.
                                                                                     111



11. Diferenciación en comunicación

No hablar ni mal, ni muy bien de nadie. Lo importantes es que hable de su empresa, de
su gestión, de los buenos resultados de su organización.

12. Los 15 segundos

El que mucho dice, no dice nada. No hay refrán mas cierto. De tanto hablar la gente no
alcanza a asimilar cual es realmente el mensaje que se quiere posicionar.

Ejemplo:

Portavoz: gracias por estar con nosotros para aclarar esta situación. UNS es una empresa
seria y responsable. Jamás ha recurrido a pagar sobornos a funcionarios del estado para
ganar contratos. Nos comprometemos a entregar toda la información requerida para que
las autoridades pertinentes investiguen.

13. Ser grafico y anecdótico

En cualquier declaración en público se debe hablar con lenguaje sencillo, sin
tecnicismos. El mensaje debe ser descriptivo, grafico, directo y sin rodeos. En cualquier
declaración de prensa cabe contar anécdotas para precisar un hecho.

14. Ante todo, nunca mentir

La realidad siempre acaba saliendo a la luz, así que usted debe ser inteligente
manejando la información que emite pero negar la evidencia es una tontería y la manera
más fácil de sembrar polémica. Si le toca afrontar una situación delicada lo mejor es que
la lleve lo mejor que pueda pero siempre con la verdad por delante.

15. Reiterar

En comunicación decir algo una vez no es suficiente, pero tampoco dos veces. Solo
hasta la tercera vez los interlocutores empiezan a percibir el tema.

16.Dé opción a que haya un nuevo espacio de dialogo.
                                                                                     112

Hágalo siempre. Si no hay tiempo para ello, dígalo, discúlpese, e indique que quien
quiera hacer alguna pregunta al respecto se dirija a usted             por teléfono con
posterioridad, o después del compromiso que tiene a continuación.



Como enfrentar una crisis en comunicación

            Hace unos años, Firestone Tire and Rubber y Ford Motor Company
            fueron el blanco de los medios cuando las llantas Firestone y parte
            del equipo estándar de más de 17 mil camiones y camionetas Ford
            fueron relacionadas con la muerte de 62 personas y otras tantas
            lesionadas en Estados Unidos. Si bien Firestone terminó por
            anunciar el retiro de más de seis millones de llantas, la lentitud de
            su respuesta, su falta de preparación ante la crítica de los medios y
            la poca preocupación que mostró por los consumidores provocaron
            una situación catastrófica para la empresa. En cambio, Ford salió
            mejor librada ante los ojos de la ciudadanía, pues respondió de
            inmediato a los consumidores mediante una campaña publicitaria
            que llegó a todos los rincones, puso a sus ejecutivos a disposición
            de la prensa e instaló una línea telefónica directa para atender a las
            preocupaciones de sus clientes.
            Aunque el ejemplo anterior se refiere a grandes corporaciones, tu
            empresa puede sufrir un golpe similar. Las crisis llegan de
            improviso y generan una pesadilla de relaciones públicas. Sobra
            decir que lo último que alguien desea es que la opinión pública
            cause daños irreparables a tu empresa, por lo cual conviene contar
            anticipadamente con un plan de respuesta. A continuación te
            ofrecemos cinco medidas que puedes adoptar antes de que surja el
            problema.



Antes de que Estalle la Crisis

            Evalúe su vulnerabilidad. Conforme al Institute for Crisis
            Management (http://www.crisisexperts.com), compañía dedicada a
                                                                       113

la asesoría e investigación, la mayoría de los problemas que se
convirtieron en crisis corporativas durante la última década
pudieron evitarse si alguien en la organización hubiera tomado las
medidas adecuadas. Toda empresa tiene talones de Aquiles: desde
productos defectuosos, violencia en el centro de trabajo, litigios y
demandas por acoso sexual, hasta acusaciones por daños
ambientales. Intente imaginar todas las situaciones que pudieran
lesionar su imagen pública; acto seguido, diseñe planes hipotéticos
para solucionarlas.


Designe a un vocero. Elija a un alto ejecutivo para que sea el
contacto con los medios. Esta persona deberá ser capaz de
responder con serenidad ante las crisis, infundir confianza,
proyectar una buena imagen frente a las cámaras y transmitir una
imagen positiva de tu negocio.


Prepare mensajes clave. Qué quiere que el público recuerde de su
empresa: ¿su historial de seguridad?, ¿su compromiso con la
ecología? Sintetice los mensajes y téngalos a la mano para usarlos
cuando sea necesario. En el momento mismo en que surja la crisis,
envíe esos mensajes positivos a sus contactos en los medios.


Contrate cursos sobre comunicación. Es esencial que su vocero y
principales ejecutivos asistan a seminarios impartidos por
comunicólogos expertos.
La mayoría de las empresas de relaciones públicas que ofrece
orientación sobre el manejo de crisis también imparte    cursos de
capacitación para transmitir mensajes clave en entrevistas, manejar
a periodistas hostiles y proyectar buena imagen ante las cámaras.


Elabore una lista del personal para emergencias. Si estallara
una crisis la tarde de un domingo, puede comunicarse de inmediato
con sus empleados, no olvide actualizar con frecuencia la lista, y
así podrá mantener a sus empleados al tanto en caso de una crisis.
                                                                                  114




¿Ya Estalló? Actúe

           Estas tres recomendaciones le ayudarán a recuperar el control en
           momentos de crisis:


           Actúe de inmediato. Conforme a ICM, 75 por ciento de las crisis
           en la década pasada se debieron a torpezas de la alta dirección. En
           lugar de adoptar una actitud pasiva y esperar que los representantes
           de los medios toquen a sus puertas, anuncie públicamente el plan
           de acción que seguirá para proteger a los consumidores o para
           resolver el problema. Su vocero debe estar disponible para manejar
           a los medios, y debe estar bien informado sobre todos los aspectos
           de la crisis.


           Mantenga informado al personal. Describa la crisis y las
           medidas que se tomarán para resolverla y cómo los afectará. Esta
           actitud da herramientas a los empleados para que informen a sus
           parientes y amigos, y les hará comprender la importancia de su
           papel al presentar una imagen pública de la empresa que sea
           positiva. Sin embargo, como los periodistas a menudo disuaden a
           los empleados de proporcionar mayor información, asegúrese de
           que todas las preguntas de la prensa sean canalizadas al vocero
           oficial, para que pueda controlar esa imagen que quiere proyectar
           al público.


           Haga pública la información. Recurra a su sitio en la Red o
           diseñe uno para comunicar resoluciones actualizadas en tiempos de
           crisis. Redacte informes para distribuirlos a la prensa. La
           comunicación honesta y frecuente con el público y los medios
           contribuyen a despejar las tormentas y a ganarte la confianza de la
           clientela y de la ciudadanía.
                                                                                       115



Recomendaciones en Situaciones de crisis extrema.




En su empresa ha habido algún acontecimiento que ha hecho saltar la polémica. Por
ejemplo, un empleado ha fallecido debido a un accidente laboral. Los informadores se
presentarán en su institución a preguntarle por lo ocurrido. Le cogerán de sorpresa –es
conveniente tener un Manual de Crisis para saber cómo reaccionar en estos casos- le
preguntarán cuántas veces anteriormente ha sucedido esto, si su empresa cuenta con los
debidos permisos, si la empresa se hará cargo de la situación, etc. La primera reacción
es ponerse nervioso y pensar que es una especie de confabulación contra el empresario.
ERROR. Para defender su postura ante los medios debe en primer lugar de creérsela. Si
es una tragedia la opinión pública –y por tanto los informadores- siempre se van a poner
de parte de la víctima, póngase usted también de este lado, que además sería lo
esperable. Comience su intervención indicando que lamenta profundamente lo sucedido.
Que ya ha puesto en marcha las medidas oportunas para evitar que se repita este suceso.
Que los permisos para manejar esa maquinaria en su empresa están al día, así como los
seguros, etc. Si es posible aporte copias de los mismos a los informadores.




Comunicación no verbal, Modales básicos


                              El tema de las distancias es de gran importancia a la hora de
                              entablar un contacto o conversación con otra persona. Hay
                              muchas personas que no les agrada que otros "invadan" su
                              territorio o zona personal. Nunca le ha ocurrido que una
                              persona se ubica hacia atrás para mantener una distancia
                              cómoda para ella. Este tipo de situaciones son muy
                              variables en función del entorno (rural o urbano) y en
                              función de la situación. Los que han crecido en zonas poco
pobladas (núcleos rurales), suelen tener unas distancias más amplias en sus zonas (tanto
íntimas, personales y sociales) que aquellas personas que han nacido en entornos con
mayor      densidad      de       población      (generalmente      núcleos      urbanos).
                                                                                     116

Quien no ha oído la expresión "hablar con las manos". Son fundamentales en la
comunicación no verbal. Generalmente: palmas hacia arriba y abiertas, indican
sinceridad, honestidad.

Palmas hacia abajo, abiertas, significan una posición dominante y en ocasiones, poca
honestidad (cuando se quiere mentir). Si cerramos la mano y apuntamos con un dedo,
suele indicar una posición dominante y algo agresiva. En
cuanto a los apretones de manos: cuando las manos están
verticales, significa igualdad. Si nuestra mano está por
encima, significa dominio, control, y si está debajo,
sumisión, recato. Si se hace con fuerza significa seguridad.


El apretón de manos puede ir acompañado de otras
acciones, como poner la otra mano encima haciendo un
bocadillo a la mano de la persona saludada. Si se utiliza con
gente conocida demuestra confianza; con gente desconocida el efecto es el contrario.
Dar la mano y coger la muñeca o coger el codo, solo se debe hacer con personas
conocidas o del entorno cercano. Dar la mano y coger el brazo o el hombro, solo debería
hacerse en casos de gran amistad o relaciones muy personales, al tener que invadir la
zona íntima de una persona. Estos gestos son interpretados como símbolo de honestidad
y sinceridad en personas cercanas y el efecto contrario en personas desconocidas o
recién                                                                      presentadas.


                            Entrelazar las manos: puede ser a la altura de la cara,
                            apoyados en la mesa, o de pié en la parte baja de la cintura.
                            Según algunos estudios, parece ser que existe relación entre
                            la altura de las manos entrelazadas y la actitud negativa. A
                            mayor altura, mayor negatividad. Frotarse las manos: tiene
                            un significado positivo, se espera algo bueno, una
                            expectativa positiva, un buen entendimiento entre las
                            partes. Juntar las yemas de los dedos de ambas manos,
significa un alto grado de confianza en uno mismo, y una seguridad. Hacia arriba se
utiliza cuando se opina sobre algo; hacia abajo se suele utilizar cuando se está
escuchando.
                                                                                    117



Cuando cruzamos y agarramos nuestras manos por detrás de la espalda, denota un alto
grado de seguridad en nosotros mismos y una clara posición dominante. En cambio si lo
que cogemos por la parte trasera son nuestras muñecas es signo de intranquilidad e
inseguridad. Dicen que los pulgares representan la fuerza del carácter, por eso son
utilizados para destacar ciertos gestos. Meterse las manos en los bolsillos dejando los
pulgares fuera es signo de poderío, de dominación, de seguridad. Lo mismo pero más
disimulado, si se meten en los bolsillos traseros. También cruzar los brazos dejando los
pulgares        fuera,        es        signo         de         actitud    dominante.


Se dice, que la cara es el espejo del alma. Pero es mucho
más que eso. Cuando la mano tapa la boca, es señal de
mentira.

Tocarse la nariz de múltiples formas es indicativo de que se
está contando algo falso, así como frotarse los ojos, indica
lo mismo. Otros gestos que denotan mentira, o al menos
que no se está siendo sincero son: rascarse el cuello, tirarse
del cuello de la camisa, apretar los dientes, reírse con la
boca muy cerrada y los dientes apretados, etc. No obstante, como se ha dicho
anteriormente, los gestos no se pueden interpretar por separado para no obtener
conclusiones                                                                   erróneas.


Si se muerde las uñas, chasquea los dedos, o repica con ellos sobre la mesa, está dando
muestras de inseguridad y de nerviosismo. Si apoya su barbilla sobre su mano, significa
aburrimiento. Pero si apoya su mano con un dedo sobre la sien denota interés por el
tema que se está tratando. También si pone su dedo sobre la mejilla denota un alto
interés por el tema. Acariciarse la barbilla o apoyar el pulgar e índice en la barbilla,
                             denota pensamiento, evaluación de la situación, toma de
                             decisiones. Frotarse la cabeza o darse palmadas en ella
                             denota enojo, enfado y otras veces un simple olvido.


                             Cruzar los brazos, es un signo inequívoco de actitud
                             defensiva. Pero si lo hacemos con los puños cerrados,
                                                                                     118

significa además una actitud hostil. Si los cruzamos dejando los pulgares fuera,
entonces queremos demostrar superioridad. Si solo nos agarramos un brazo, es signo de
estar pendientes, expectantes. Duda entre cruzar los brazos y crear una barrera o soltar
el brazo cogido demostrando confianza en nuestro interlocutor. Otras maneras de formar
una "barrera", es sujetando algún objeto contra nuestro pecho (un bolso, un libro, una
carpeta,                                                                            etc).


El cruce de piernas, al igual que los brazos, denota una actitud defensiva o de cierta
desconfianza. Si los brazos, además, sujetan la pierna, significa una actitud cerrada, de
terquedad, de inmovilismo. El cruce de piernas estando de pie denota actitud a la
defensiva, pero si las mantenemos ligeramente abiertas denota actitud cordial, talante
negociador y abierto. Si cruzamos los tobillos la actitud
intermedia entre pasar a la defensiva (cruzar las piernas) y
actitud de confianza (separar las piernas). Lo mismo puede
significar colocar el pie en una varilla de la silla o en algún
lugar      semielevado      (una      actitud     intermedia).


Los ojos muy abiertos, denotan sorpresa, admiración,
mientras que los ojos más cerrados o forzadamente cerrados
denota desconfianza, seriedad, desaprobación. Las personas
que miran a los ojos suelen inspirar más confianza y ser más sinceras que las que
rehuyen la mirada. Según Allan P., la mirada puede ser: de negocios, la franja
comprendida entre los ojos y la frente.
                                                                                       119

Mirada social, que comprende la franja entre los ojos y la boca. Y la mirada íntima que
comprende la franja situada entre los ojos y el pecho, pudiendo llegar a recorrer
prácticamente todo el cuerpo. Las miradas de reojo suelen demostrar complicidad o una
duda,      en      espera        de     analizar     otro      gesto        o       actitud.


Cuando fumamos, también se envían señales a nuestros interlocutores. Cuando se echa
el humo hacia arriba, está demostrando un alto grado de seguridad y una actitud
                            positiva. Cuando se echa al frente denota una actitud de
                            entendimiento, de acuerdo con nuestro interlocutor. Y
                            cuando se echa hacia abajo, denota una actitud negativa, de
                            rechazo. Si se golpea muchas veces el cigarrillo contra el
                            cenicero, es signo de inseguridad, de falta de confianza.
                            También si se enciende un cigarrillo, y se apaga muy pronto
                            a las pocas caladas, significa un deseo de terminar la
                            conversación.      Los   fumadores     de       pipa,    según
                            algunos estudios, son más cautelosos y reposados para
tomar      las     decisiones,        que      los   fumadores         de       cigarrillos.


En determinadas ocasiones podemos observar que en algunas reuniones se imitan gestos
seguramente de forma involuntaria. Esto significa que pensamos de la misma manera
que la persona a la que estamos imitando algunos gestos. Es un signo de concordancia
con las posturas, o también puede significar un paso de acercamiento a las posturas de
su interlocutor. Es una manera de tratar de ganarnos la confianza de nuestro
interlocutor. Hay que procurar no imitar de forma
voluntaria todos los gestos, ya que podría volverse contra
nosotros, y entrar en actitudes más desafiantes y negativas,
lo       que       no        sería          nada     bueno.


Aunque sería tema para cientos de páginas, los gestos son
tan variados como las personas, y como las situaciones en
las que nos encontremos. Por ejemplo, apoyar la patilla de
las gafas en la boca, significa que estamos pensando o
evaluando una determinada propuesta, o que necesitamos más tiempo para evaluarla.
Mirar por encima de las gafas, puede interpretarse como una actitud de incertidumbre o
                                                                                     120

desconfianza, como si deseáramos un análisis más profundo de la situación. Las
actitudes no verbales, como hemos visto pueden darnos unas buenas pistas a la hora de
saber que actitud tienen nuestros interlocutores en muchas conversaciones y reuniones.


4.2 REDES DE COMUNICACIÓN

La Comunicación Descendente:

   Fluye desde servidores públicos ubicados en niveles altos hacia otros que ocupan
   niveles inferiores en la jerarquía organizacional. Una desventaja de este flujo de
   Comunicación es que la información se pierde o se distorsiona al descender por la
   cadena de mando. La emisión de políticas y procedimientos por parte de la alta
   dirección no asegura la comunicación; de hecho, muchas de las órdenes no se
   comprenden y ni siquiera se leen. Por consiguiente, es fundamental contar con un
   sistema de retroalimentación para determinar sí la información se percibió tal como
   era la intención del emisor.

   En esta estrategia observamos que es fundamental el trato adecuado de las altas
   directivas con sus equipos de trabajo, permitiendo una confianza administrativa la
   cual produzca un entendimiento productivo entre las partes, y se llegue al objetivo
   primordial creciendo de la mano con la entidad a la cual se le este prestando los
   servicios.

      La Comunicación Ascendente:

       Viaja desde los subalternos hacia los superiores y continúa ascendiendo por la
       organización. El problema que presenta este flujo es que puede ser obstaculizado
       por servidores que filtran los mensajes y no transmiten toda la información a sus
       jefes, en especial la información desfavorable. Sin embargo, la transmisión
       objetiva de información es esencial para fines de control. La alta dirección
       necesita conocer específicamente los hechos sobre el desempeño de los procesos
       y de sus funcionarios. Este tipo de gestión permite actualizar los últimos sucesos
       en cada sector de la entidad u organización, permitiendo que a la hora de la toma
       de decisiones se pueda actuar de manera objetiva y tomar las decisiones
                                                                                     121

       oportunas las cuales se ajusten a la verdadera necesidad, para resolver lo que se
       necesite en su debido momento de la mejor manera.

      La Comunicación Cruzada:

   Se utiliza para acelerar la circulación de la información, mejorar la comprensión y
   coordinar los esfuerzos para el logro de los objetivos organizacionales. Incluye el
   flujo horizontal de información entre funcionarios de niveles organizacionales
   iguales o similares, y el flujo diagonal entre funcionarios de niveles diferentes que
   no tienen una relación de dependencia directa entre sí.

   Sin duda este tipo de gestión es una de la fundamentales para el crecimiento interno
   de la empresa, ya que permite la interrelación de funcionarios de diferentes campos
   los cuales estarán atentos a los cambios que se presenten en otras áreas para tomar
   medidas y decisiones a tiempo permitiendo un flujo de información favorable para
   la empresa.

             El ambiente de la entidad proporciona muchas oportunidades para
             la comunicación verbal. Estas van desde las reuniones informales y
             las horas de descanso que reúnen a los servidores, hasta
             conferencias más formales y reuniones de comités y consejos. Esta
             clase de comunicación ocurre también cuando los miembros de
             diferentes áreas se agrupan en comités de trabajo o de proyecto.

             AGRESION A LA COMUNICACIÓN

Este fenómeno que le ocurre a un 20% de la población puede causar problemas en la
comunicación, ya que provoca en el emisor un temor al momento de hablar o escribir lo
que puede desencadenar que éste recurra a los medios inadecuados para comunicarse y
así evitar este conflicto pero que a su vez se traduce en otros problemas. Por ejemplo el
supervisor de un departamento puede recurrir a memorandos o cartas para transmitir
mensajes, cuando una llamada suele ser no sólo más rápido sino también más
apropiado.

Todo lo anterior debemos tomarlo en cuenta, ya que si se comprende el sentido de una
buena comunicación, se tomaran decisiones adecuadas y los problemas anteriormente
                                                                                    122

mencionados, lógicamente no desaparecerán por que esto seria casi imposible en una
organización, pero reducirá en un gran porcentaje este tipo de problemas.



LA COMUNICACIÓN Y LA VISION

Todo proceso organizacional se rige hacia el futuro por una visión, todo proceso
organizacional se desarrolla a través de la comunicación, por lo tanto la comunicación y
la visión son determinantes en la dirección y el futuro de la organización.

La comprensión de la visión es particularmente clave para el ejercicio de la
comunicación gerencial y empresarial, pues integra una comunidad de visiones y
pensamientos en torno a una visión particular.

Una buena visión mal comunicada no tiene sentido o también una visión deficiente
puede ser mejorada y potenciada con una excelente comunicación.

Una empresa bien constituida generara buenas expectativas y se hará mas fuerte día a
día, ya que algunas personas cometen el error en insinuar que las verdaderas fortalezas
se encuentran en el departamento financiero o en el departamento de ventas, relegando
otros sectores igual o mas importantes que los anteriormente mencionados, pero se
olvidan de algo tan importante como es el recurso humano el cual se puede potencializar
en niveles muy altos aplicando y llevando de la mano la visión con la comunicación
organizacional.

Como vemos esto es una pequeña introducción en lo que es la generalidad de la
comunicación organizacional, teniendo en cuenta que en el mundo de la actualidad cada
día se debe tener en cuenta que se necesita la fuerza, y el trabajo en equipo para la
realización de muchas de las actividades diarias de manera que profundizaremos un
poco mas acerca de los componentes mas importantes acerca de este tema, y como se
puede optimizar para el muy desempeño organizacional.




MANEJO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL
                                                                                   123




CARMEN ANDRADE

http://www.ciespal.net/home/seccionesContenidos.php?id=79

Los comunicadores sociales definen la información como todo mensaje que logra
disminuir la incertidumbre. Por otra parte la comunicación se reconoce como un
proceso de intercambio de información, un intercambio de ideas cuyo resultado es la
concreción de ideas nuevas o el reforzamiento de las ideas preconcebidas. Debe ser por
eso que en la historia del mundo, las revoluciones de la humanidad han estado signadas
por los grandes avances que se han dado en la capacidad de comunicación del hombre.
Actualmente, las discusiones académicas, los negocios, las relaciones internacionales,
las actividades humanas más cotidianas están centradas en una revolución por demás
significativa, porque tiene como base a las Tecnologías de Información y
Comunicación, innovaciones que favorecen enormemente el flujo de información y que,
por supuesto, mejoran las posibilidades de comunicación humana.

Los medios de comunicación social, y los profesionales de la comunicación, no pueden
hacerse a un lado cuando el mundo en su conjunto se abre a experimentar un fenómeno
que con Internet, fomentan cambios importantes y relevantes para el progreso de la
humanidad, ya que se ha convertido en los últimos años una de las herramientas que
esta día a día con el ser humano ayudándoles a resolver problemas que anteriormente
podrían requerir meses en tan solo unos segundos.

Debemos reflexionar sobre el impacto que ha tenido la innovación que caracteriza al
nuevo orden mundial, Internet, en los tradicionales medios de comunicación social a los
que la humanidad ya estaba acostumbrada, y cómo se plantean nuevas formas de
comunicación social a partir de las denominadas TIC`s
                                                                                       124

            Los TIC`s (tecnologías de información y comunicación) (TIC) son
            un conjunto de servicios, redes, software y dispositivos que tienen
            como fin la mejora de la calidad de vida de las personas dentro de
            un entorno, y que se integran a un sistema de información
            interconectado y complementario.

Las Tecnologías de la información y la comunicación, son un solo concepto en dos
vertientes diferentes como principal premisa de estudio en las ciencias sociales donde
tales tecnologías afectan la forma de vivir de las sociedades.

Como concepto sociológico y no informático se refieren a saberes necesarios que hacen
referencia a la utilización de múltiples medios informáticos para almacenar, procesar y
difundir todo tipo de información, telemática, etc. con diferentes finalidades (formación
educativa, organización y gestión empresarial, toma de decisiones en general, etc.).



LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU RELACION CON LAS TECNOLOGÌAS DE
INFORMACION

La Evolución de la Comunicación Humana desde la perspectiva tecnológica.
La búsqueda constante del hombre por satisfacer cada vez mejor su necesidad de
comunicación ha sido el impulso que ha logrado la instauración en el mundo de
instrumentos cada día más poderosos y veloces en el proceso comunicativo.

Es así como queda claro que la evolución de la tecnología siempre ha significado un
avance en los procesos de comunicación humana y, por supuesto, ambos elementos
relacionados (Tecnología y Comunicación) han soportado uno a uno los escalones de la
evolución natural de nuestra especie.

La información y la sociedad se han mezclado de manera muy eficiente ya que son mas
las personas que utilizan la tecnología para desempeñarse en el nuevo mundo, teniendo
la oportunidad de recibir y proporcionar información de manera rápida y eficiente,
desde cualquier lugar del mundo en pocos segundos. Sin duda el hombre esta viviendo
un proceso de evolución relativamente rápida, batiendo las necesidades de comunicarse
y sobre exigirse para ser punta tecnológica y ser pioneros en procesos nuevos siendo
cada día mas eficiente.
                                                                                      125

Está dicho que los avances en los modos de comunicación del hombre están sustentados
en la evolución de la tecnología. El emprendedor espíritu del ser humano se mantiene en
una búsqueda constante de nuevos modos de hacer de la vida del hombre un asunto cada
vez más cómodo y agradable. Cordeiro (1998) expresa al respecto que "…la tecnología
es la que precisamente ayuda al progreso de la humanidad. Gracias a la tecnología
avanzamos más y tenemos más tiempo para nosotros mismos. Cada revolución
tecnológica provoca transformaciones fundamentales que conllevan al mejoramiento de
la vida de los seres humanos."

Medios de Comunicación o Tecnología aplicada a la Información y Comunicación
Masiva a partir de las afirmaciones precedentes, se puede entonces incluir a los medios
de comunicación (Radio, Prensa, Televisión) dentro de la concepción que se ha logrado
construir en relación con las Tecnologías de Información y Comunicación. ¿Acaso no
son los medios de comunicación, precisamente, instrumentos que facilitan y mejoran el
proceso comunicativo del hombre, al hacer de éste una actividad de alcance masivo?

A lo largo del tiempo y a través de la historia se han visto inventos los cuales ayudan al
hombre a mejorar su comunicación, en casos anteriores cuando surgió la imprenta, el
teléfono, y otros inventos los cuales ayudaron al hombre en su momento a relacionarse
mas rápido y fácil, como lo estamos viendo en estos momentos con los medios
anteriormente mencionados.

A pesar del avance más importante en los últimos tiempos como lo es la Internet, el
hombre se siente atado a distintos medios de comunicación complementarios, y que
causan en su vida cotidiana tanto en su contorno laboral como en su contorno familiar.

Con esta pequeña introducción demostramos como es la generalización de los medios
de comunicación, y como actúan en la vida cotidiana de el recurso humano y su
entorno. Profundizando un poco mas en el sector organizacional y empresarial estos
elementos anteriormente mencionados cumplen también de gran manera una labor
esencial, ya que estos medios son los cuales el hombre utiliza para mantenerse
informado y para obtener la información que tanto necesita para la toma de decisiones
en su entorno empresarial, como noticias de los últimos cambios en las bolsas
mundiales, o hasta los últimos datos de la actualidad y en fin todo lo relacionado con su
entorno.
                                                                                       126

En el contorno empresarial interno podemos observar que los medios de comunicación
son fundamentales, para el mejor manejo de la información, para la agilización de
procesos, para ayudar a las personas a tener un rendimiento mas eficiente y para formar
un equipo humano-tecnológico mas fuerte; no sólo en cuanto al mejoramiento y
optimización de sus particulares procesos de producción, sino en los modos de
transmisión de sus mensajes, en la forma como se relacionan con el público y por
supuesto, por tratarse también de organizaciones humanas, en su gestión gerencial
estratégica, tanto interna como externa.




Los avances de la industria y el comercio también han sido posibles gracias a la
evolución tecnológica. El impacto que la revolución tecnológica, signada en estos
tiempos por la información, causa en las personas y en las organizaciones es hoy ya
bastante evidente como para negar su utilidad. Con las Tecnologías de Información la
sociedad mundial experimenta una revolución comercial y económica, porque traen
consigo una infraestructura global, accesible y universal.

En el mundo actual podemos observar un medio distinto a el de un pasado cercano, hace
unos cuantos años los equipos fundamentales de oficina eran demasiados y tediosos, se
utilizaban diferentes objetos con tareas varias las cuales realizaban la tarea mas difícil,
que en comparación de la actualidad.

Referente a la comunicación         organizacional enfoscándonos con los diferentes
departamentos internos, encontramos diferentes medios de comunicación y su manejo,
de allí prima y por eso nos apoyamos que la informática y la tecnología van ligadas en
estos métodos y en el trabajo diario que debe cumplir las personas de un entorno
empresarial; aunque la tecnología va cada día mas fuerte en el ambiente laboral todavía
                                                                                    127

se conservan métodos que no se han podido relevar como el manejo de las cartas,
documentos por escrito, reuniones, entrevistas, circuitos cerrados de televisión,
periódicos, entre otros métodos que aunque en la actualidad para algunas empresas no
desaparecen con el tiempo dejaran de existir. Un autor muy importante exponía el caso
e indicaba que “las herramientas tecnológicas que en el momento se están aplicando
están causando una revolución tecnológica importante, pero están causando que día a
día las relaciones interpersonales entre los recursos humanos se vean mas expuestos a
deteriorarse, ya que es menos el tiempo que se tienen los encuentros frente a frente con
los distintos miembros de la compañía”.




Tal vez esta afirmación sea una forma de pensar como están evolucionando los medios
de comunicación, y que causas pueden estar provocando en los distintos pensamientos
de las personas pero no se puede negar que los avances tecnológicos hacen la vida más
fácil y llevadera.

Traer los medios de comunicación internos no es una tarea que demande mucho tiempo
o que sea una labor desgastante, puesto que en el diario vivir estamos compenetrados
con ellos y tenemos que interactuar normalmente, lo que a las empresas de la actualidad
les preocupa y lo que en verdad es de vital importancia en la actualidad es determinar
cuales son los mas productivos para la organización, desde el punto de vista de las
                                                                                    128

clases de comunicación internos y externa por que con el pasar del tiempo se ha visto
que va a ser mas fundamental interactuar no solo con los miembros de equipo de la
organización como tal si no también con otras empresas y/o organizaciones.

Sin ninguna duda para que el manejo de los medios de comunicación organización
internos sean mas efectivos y firmes en el ámbito empresarial, debemos crear formas de
interacción internas y, las cuales nos proporcionen métodos para que las personas se
interrelacionen y pueden aprovechar de la mejor manera estas herramientas, y
comprometerlos con la misión y la visión de la misma para tener una productividad
calificada y adecuada dependiendo del medio en el cual se desempeñe. Se sabe por
hecho que la información es la base de un buen desempeño, si las personas están
empapadas de lo que la empresa quiere demostrar y realizar, a ellas se las hará mucho
mas fácil sentirse arraigados con la misma y por ende desempeñaran el trabajo mas
sencillo día tras día.

En el ámbito externo la organización tiene que estar con la actualidad de el entorno,
debe hacer más llamativa la compañía y tener estrategias las cuales la ubiquen en punta
de los procesos y métodos para llamar la atención de nuevas alianzas, sabiendo que
entre mejor concepto tengan las demás empresas acerca de lo que se hace a diario a la
cual se pertenezca, mejor será el trato y se desarrollara la acción a cumplir.

A continuación entraremos más acerca de otra de las partes de la comunicación
organizacional que es importante para el entorno organizacional.

REDES DE COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL




En un entorno caracterizado por la globalización, la competitividad tecnológica y
organizativa y la desintegración vertical como el actual, difícilmente una empresa puede
                                                                                    129

sobrevivir en el mercado solo con sus recursos y capacidades. El establecimiento de
relaciones entre las empresas se convierte en una condición cada vez más necesaria para
competir.

Grandes empresas en años anteriores han determinado que la información es vital para
su desempeño, y las diferentes necesidades de interactuar con las demás compañías. Las
redes de comunicación definen los canales por los cuales fluye la información. Los
canales de una organización pueden ser formales o informales y cada uno tiene un uso
respectivo dentro de la empresa.

Las redes Formales son generalmente verticales, siguiendo la cadena de autoridad y
limitadas con las comunicaciones con las tareas empresariales. Por el contrario, las
redes informales no son rígidas en su dirección, puede tomar cualquiera, saltar niveles
de autoridad y seguramente satisface necesidades sociales de los miembros internos de
la organización, por ejemplo los rumores.

Debemos tener en cuenta que la organización necesita concentrarse en parámetros mas
definitivos e importantes que, tan solo resolver problemas que no son de gran
trascendencia por que no son del interés de la compañía pero que causan un hoyo en el
fluido de la información y el comportamiento interno de la misma. Para evitar este tipo
de casos existen diferentes tipos de redes el cual ayudan al manejo de la información y
de las relaciones personales internas, para que no se pierda el sentido de la labor
desempeñada entre estas encontramos:

CADENA:

Este tipo de red es una de las más importantes para mantener la jerarquía en la empresa
y como su nombre lo indica su cadena formal de mando. Las investigaciones existentes
han demostrado la necesidad del establecimiento de una comunicación Inter
organizacional y bidireccional para que las relaciones entre los miembros de las cadenas
sean exitosas. Uno de los ejemplos más claros lo demuestra el instituto universitario de
la empresa y departamento de economía y dirección de empresas del campus de
Guadalajara en la universidad de laguna, España, es el cual dice que los niveles de
comunicación son de carácter Inter organizativa y la comunicación Intra organizativa
por que cada una es fundamental para los procesos y si alguna faltase no seria la
decisión mas optima para la empresa.
                                                                                       130

   Cadena




RUEDA:

Este tipo de red es utilizada para apoyar las responsabilidades de los directivos y actuar
como conducto central para todos los sentidos del grupo, facilita las labores del grupo y
propone un líder rápidamente y con una alta precisión.

Este tipo de de red de comunicación es utilizada en diferentes campos de la vida
empresarial, en algunos causa un efecto directo, concreto y eficiente pero no quiere
decir que funcione eficazmente para todos los sectores en los cuales se quiera
desempeñar.

Algunas empresas se muestran gustosas en desempeñar este tipo de red de
comunicación ya que, logran poner a sus empleados o subordinados a prueba y los
estimulan a tener nuevas ideas, sacar lo mejor de si, y ser proactivos partiendo del punto
de vista misionario y visionario de la organización.



   Rueda




TODOS LOS CANALES:

En cuanto a las redes informales la información puede correr entre los miembros en
forma de rumor, no es controlada por la alta directiva y es percibida para los empleados
como más confiable y creíbles que las informaciones emitidas por la alta directiva a
                                                                                    131

través de las redes formales, Los rumores emergen como una respuesta a las situaciones
que son importantes para nosotros, donde existe la ambigüedad y en condiciones que
crean aprensión, por ejemplo el secreto y la competencia que típicamente prevalecen en
las organizaciones alrededor de los temas como la designación de nuevos jefes,
reubicación de las oficinas y nuevas asignaciones de trabajo. En este tipo de red
ocupacional se ve afectada la parte administrativa en gran parte, ya que la rotación de
personal es muy alta por que la distorsión de información es de la misma manera, y los
altos mandos no tienen conocimiento a tiempo de lo que sucede y por consiguiente las
decisiones que se toman no son oportunas y no son las adecuadas para la actualidad de
la empresa.

Sin ninguna duda la decisión de que red de comunicación se elige para aplicar en los
diferentes sectores, será de vitalidad en el momento de la toma de medidas por parte de
la organización, evitando corrillos, rumor y demás actitudes que puedan provocar
colapso en la entidad.

Elegir el canal adecuado para dinamizar la organización es primordial ya que si
escogemos un canal informal causara que los mensajes que se quieran dar sean
entendibles y sin tanta complicación,      pero causaría    que se malinterpretara la
información y se desviara el objetivo de la organización, mientras que los canales
formales en algunas ocasiones tienden a ser enredados y tienden a confundir a las
personas que lo escuchen.

Por eso se cree en la actualidad que una mezcla de los canales de información, podría
funcionar para mantener la armonía organizacional, tomando en cuenta que la
información que no sea trascendental y que no repercutiría mayor impacto en la
organización, sean trasmitidos de una manera informal pero los mas importantes y los
cuales, tomen trascendencia y provoquen una gran categoría en el entorno interno, se
transmitan con el mayor rigor y con los canales mas adecuados.



BARRERAS PARA LA COMUNICACIÓN EFICAZ EN LA ORGANIZACIÓN
La filtración es la manipulación de la información del emisor para que sea vista más
favorablemente por el receptor. Los intereses personales y las percepciones de lo que es
importante de aquellos que resumen están presentes en los resultados de la información,
lo que hace imposible que los receptores consigan información objetiva. Mientras más
                                                                                     132

vertical es la estructura de la organización más posibilidades de filtración habrá.
Percepción selectiva en el que los receptores ven y escuchan en forma selectiva basados
en sus necesidades, motivaciones, experiencia, antecedentes lo que no permite que se
perciba la realidad y en su lugar se interprete según el parecer de cada cual.



Defensa: Cuando el receptor se siente amenazado, tiende a reaccionar en formas que
reducen su habilidad para lograr entendimiento mutuo, respondiendo en formas que
retardan                   la                    comunicación                      eficaz



Lenguaje. La edad, la educación y los antecedentes culturales son variables que influyen
en el lenguaje que una persona usa. Las palabras significan diferentes cosas para
diferentes personas lo que crea dificultades en la comunicación.




LA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL DE CARA AL SIGLO XXI

La híper organización de la sociedad, los constantes cambios, la expansión de los
mercados, la globalización, la calidad y la competitividad son algunos de los mayores
retos que deben enfrentar las empresas.

Ante estos retos y en el siglo de los intangibles, la visión empresarial ya no solo debe
estar sustentada en el paradigma de economía, producción y administración que ha
marcado el accionar de la empresa desde el siglo XIX1. A este debe incluírsele la
comunicación, la cultura y la identidad como nuevos ejes de la acción empresarial, ya
que estos tres aspectos constituyen el "sistema nervioso central" de todos los procesos
de la dinámica integral de una organización.

Desde esta perspectiva la comunicación se constituye en esencia y herramienta
estratégica para los procesos de redefinición de las relaciones de la organización con el
                                                                                      133

entorno, la interacción con sus públicos tanto internos como externos, la definición de
identidad y el uso y apropiación tecnológica que se requiere.



COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL EN LATINOAMÉRICA

En Latinoamérica distintos enfoques han concentrado la atención de los programas de
las Especializaciones en Comunicación Organizacional: El enfoque mecanicista
fundamentado en la transmisión y recepción acuciosas del mensaje a través del canal; el
psicológico, basado en las intenciones y aspectos humanos de la comunicación donde se
presume que existe una correlación lineal entre las cogniciones y el comportamiento;
hasta el enfoque tecnócrata cuyo eje centra es la comunicación como estrategia, que se
basa en determinar un sistema de objetivos y criterios de acción destinados a orientar la
actividad de la empresa basándose en aspectos como la reingeniería y la calidad total.

En Colombia la oferta educativa en torno a la comunicación organizacional, cada día
crece más. En el Departamento de Antioquia, por ejemplo, se cuenta un pre-grado
específico en Comunicación Corporativa que imparte la Universidad de Medellín, de su
parte la Universidad Pontifica Bolivariana tiene énfasis en la comunicación
organizacional, y es la primera Universidad del país, en crear la Especialización en
Gerencia de la Comunicación en la que se han profesionalizado ejecutivos de
organizaciones como Suramericana de Seguros, Cadenalco, Cámara de Comercio,
Cementos Argos, Comfama, Seguro Social, Empresas Públicas de Medellín,
Confenalco, Postobon, El Colombiano, Aces, Pera & Villa , etc.; además de
profesionalizar también a consultores , profesores entre otros. En Calí, la Universidad
del Valle, así como la Autónoma ofrecen la Especialización en Comunicación
Organizacional, esto sin contar con el número de diplomados y cursos en torno a éste
tema, que se promociona en cada una de las principales regiones del país.

Desde el punto de vista empírico se podría decir que aún en Colombia, se percibe la
Comunicación Organizacional como (speech communication) "comunicación del
habla": de Persuasión (es decir, publicidad y propaganda juntas), de Discurso Público (u
oratoria) y de comunicación mecanicista (medios) con el personal.

Aunque no se cuenta con datos precisos, se podría decir que en su mayoría los gerentes
entienden que la comunicación en un factor importante en la organización, pero algunos
ni siguiera la perciben como factor estratégico de la gestión empresarial, pese a ello, la
                                                                                        134

actividad del profesional de la comunicación organizacional va en aumento, cada vez
son más las organizaciones publicas y privadas que requieren un profesional de ésta
características.

Es necesario resaltar que la necesidad de profesionalizar a gerentes y comunicadores
sociales en torno a la gestión de comunicación se hace sentir, especialmente en la región
Caribe de Colombia, mucho más si se tienen presente que importantes empresas de la
región cuentan con comunicadores y cada vez medianas empresas de producción y de
servicios, entidades sociales y fundaciones entre otras, demandan este tipo de
profesional, ya en calidad de practicante o de empleado.

Retos del Profesional de la Comunicación Organizacional

Según las últimas investigaciones de Andersen Consulting y de diferentes
Universidades Europeas, la formación empresarial más solicitada en este principio de
siglo, será el Marketing y la Comunicación (Social y empresarial), Nuevas Tecnologías
y todo lo relacionado con la dirección y motivación de equipos humanos.

Profesionalizar aún mas la comunicación organizacional podría ser punta de lanza para
que las empresas realicen los cambios pertinentes en su cultura de trabajo, determinen
identificadores apropiados a su razón de ser, definan claramente su misión y visión
empresarial, sus públicos, logren mayor nivel de compromiso de su personal e
interrelaciones mas adecuadas con sus públicos y entornos. Todo ello en coherencia con
las necesidades y demandas del mundo globalizado, los mercados y la región en
particular.

Mirar la organización desde la comunicación implica un cambio de fondo más que de
forma, un cambio que transciende incluso a la misma organización, ya que nuestras
empresas todavía no disponen de modelos avanzados para una cultura empresarial que
no esta sustentada en el control, la autoridad y la producción, sino en las relaciones, el
conocimiento, la gestión eficaz de la comunicación y la información.

En este contexto la Comunicación debe ser gerenciada pues la comunicación es objeto
de "gestión", es decir, es instrumento, de carácter estratégico orientado a un fin práctico:
las relaciones, el cumplimiento de metas reconocidas en común y la coordinación de
comportamientos aspecto importante para la productividad empresarial.

Comunicación Organizacional y Nuevas Tecnologías
                                                                                       135

El uso y apropiación de las nuevas tecnologías de comunicación se han constituido en
herramientas para la competitividad, de allí que uno de los grandes retos que tiene el
comunicador organizacional es la de generación de sentido de trabajo en torno a las
nuevas tecnologías. Cuando falla la comunicación organizacional, esto se ve reflejado
en los niveles de productividad así como en la calidad de los productos o servicios.

La Comunicación Organizacional se debe plantear como esencia y herramienta de las
relaciones empresariales, en donde tanto trabajadores como empresarios actúen como
emisores y receptores, en busca de un bien común que es la "comunidad labora", el
desarrollo empresarial para la efectiva competitividad en mercados internacionales.

Hoy día la comunicación organizacional, no es una opción elegible por los empresarios
es una necesidad. En el mundo de los intangibles lo que tiene peso son la marca, la
calidad, control ambiental, trabajo en equipo, las relaciones, la identidad, innovación,
creatividad y la inteligencia empresarial. No es un lujo que una pequeña o mediana
empresa tenga un comunicador organizacional y que este se muestre a través de la
Internet o sensibilice a los trabajadores para producir en equipo, obtener metas
colectivas, o competir en el mercado.



Aporte al desarrollo empresarial

La comunicación organizacional puede hacer aportes significativos a las pequeñas,
medianas y grandes empresas en su proceso de adaptación a los nuevos requerimientos
y necesidades de los mercados internos y externos. Si bien en Colombia aún falta
mucho por hacer en torno a la comunicación organizacional podríamos señalar que en
un alto porcentaje las empresas se han abierto a la comunicación organizacional. El
empresario ha entendido que mas que controlar autoritariamente debe procurar la
comunicación dialógica con sus colaboradores, es decir reconocer al otro en toda su
dimensión para que juntos procuren el bienestar empresarial.



Cómo un proyecto experimental en Barranquilla la Universidad del Norte y Acopi
Seccional Atlántico montarán el primer laboratorio de comunicación organizacional,
desarrollo y nuevas tecnologías para PYMES. Este proyecto consiste en la elaboración
de diagnósticos para pequeñas empresas de la capital del Atlántico, detectando los
                                                                                      136

niveles de comunicación a nivel interno y externo, además de medir sus niveles de
desarrollo y las necesidades de nuevas tecnologías. El fin de este laboratorio es perfilar
a las empresas seleccionadas para un programa de desarrollo de adecuación tecnológica
y prepararse para competir a nivel internacional, abrir nuevos mercados y generar
desarrollo interno que fortalezca a la pequeña empresa.



CONGRESO CIESPAL

Del 5 al 7 de febrero se llevó a cabo en Quito, Ecuador el Primer Congreso
Iberoamericano de Comunicación Estratégica para Organizaciones, en la sede del
Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina
(CIESPAL).

El evento contó con la asistencia de más de 350 personas, entre participantes y
conferencistas de América Latina, España y Portugal. Este primer evento internacional
de Comunicación Organizacional de la CIESPAL, se constituyó en una oportunidad
para que los participantes y responsables del direccionamiento organizacional público y
privado, adquiriesen conocimientos y aplicaran de manera creativa las herramientas.
Los expertos invitados compartieron en las sesiones alrededor de la temática planteada.
Al respecto, en el Congreso se estudió a las organizaciones que actualmente no se ven
amenazadas por la globalización y la apertura económica, debido principalmente al
papel del comunicador organizacional por mantener y facilitar las relaciones entre los
elementos de la organización, y entre la organización y el entorno.

El encuentro tuvo como fin poner en la agenda pública y de las universidades, el tema
de la comunicación organizacional para que sea vista como una opción tanto para
empresarios como comunicadores sociales. Cuando el exterior presenta cambios, como
los que está causando la globalización, "el objetivo de la comunicación debe ser,
redefinir la relación de las organizaciones con el entorno, colocar en interacción los
elementos internos y externos y desarrollar el potencial humano y tecnológico con que
estas cuentan.



IMPACTO DE LA NUEVA TECNOLOGIA DE LA COMUNICACION EN LA

CULTURA Y EN LA COMUNICACION ORGANIZACIONAL
                                                                                     137

La introducción de nueva tecnología siempre ha producido cambios radicales en el
estilo de vida de la humanidad y en las formas de comunicación. Como dijo también
Marshall Mcluhan (1964) si bien es cierto que el hombre da forma a sus herramientas,
éstas le dan forma a él. Es un hecho a toda luz evidente que las nuevas tecnologías de la
comunicación están cambiando la manera de ser (la cultura) y la manera de comunicarse
de nuestras organizaciones.


Ante la imposibilidad de hacer un repaso completo de cómo la tecnología ha moldeado
la manera de ser y de comunicarse de las organizaciones a través de la historia, limitaré
mi análisis únicamente al impacto de algunas de las nuevas formas de tecnología de la
comunicación. La oficina organizacional moderna está experimentando cambios
radicales debido a la introducción de la nueva tecnología de la comunicación. Hace
solamente unos pocos años, el gerente de una empresa comenzaba su día saludando a su
secretaria y reuniéndose con su equipo de supervisores para informarles brevemente de
algunos aspectos de la empresa. Pero los tiempos han cambiado y hoy los gerentes de
nivel medio ya no tienen secretarias y las reuniones cara a cara son cada vez más raras.
Por otra parte, muchas de las funciones tradicionalmente asignadas a las secretarias son
realizadas por el sistema de oficina automatizada.


La pieza central de este sistema es la computadora personal con su teclado, su monitor,
su impresora, su conexión con la computadora central de la compañía y su "MODEM"
que la conecta a la línea telefónica. Esta computadora permite que el gerente ojee las
noticias del periódico, vea el calendario del día, lea el correo electrónico, revise los
memorándumes y las cartas que están listas para ser distribuidas. Además mediante el
sistema de la voz electrónica -voice-grams- puede dejar mensajes telefónicos grabados
para ser enviados a quienes estaban fuera de la oficina cuando trató de comunicarse con
ellos. Realidades como ésta y otras parecidas son las que han llevado a los
investigadores de la comunicación a plantearse preguntas claves como las siguientes:
¿Hasta qué punto la nueva tecnología está cambiando la cultura organizacional? Y
¿Hasta qué punto la nueva tecnología está cambiando el sistema y los modelos de
comunicación organizacional?

LA NUEVA TECNOLOGIA DE LA COMUNICACION Y SU IMPACTO EN LA
CULTURA ORGANIZACIONAL
                                                                                      138

Durante los últimos años se ha desarrollado un nuevo modo de estudiar a las
organizaciones que ha provocado un gran interés entre los académicos, los
profesionales, y los directivos de las organizaciones. Esta nueva perspectiva teórica,
llamada interpretivista ve a las organizaciones como "culturas" (Pacanowsky and
O'Donnell-Trujillo, 1984). Esta perspectiva concibe a las organizaciones como micro
culturas dentro de la sociedad de la cual forman parte. La cultura organizacional existe
cuando las personas que integran una organización comparten una cierta estructura
mental que les permite interpretar y relacionarse entre ellos y con el mundo en el que
viven de una manera similar. Esta estructura mental incluye la lengua, el sistema de
valores y creencias, y el proceso de interpretación de experiencia. A su vez, esta
estructura mental se manifiesta en las costumbres, en la manera como organizan sus
relaciones, y en otras características tales como ritos, celebraciones, mitos, historias,
metáforas, etc. (Bormann, Howell, Nichols, and Shapiro, 1982).



Pero la cultura organizacional incluye también la manera como la gente de la
organización entiende y estructura las relaciones de poder, la manera como define sus
derechos y deberes, y la manera como se comunica. Es importante señalar que en el
desarrollo de la cultura de una organización intervienen diferentes factores, intereses, y
grupos   (propietarios,   directivos,   cuadros   de   mando     intermedio,    sindicato,
departamentos, empleados, y consumidores). Estos grupos a veces trabajan
armónicamente, pero la mayoría de las veces coexisten dentro de una dinámica de
tensión que tiene un gran impacto en lo que es la cultura organizacional (Deal and
Kennedy, 1982).

Desde la perspectiva de cultura organizacional, éstas son algunas de las preguntas que
tenemos que hacernos a la hora de analizar el impacto de la nueva tecnología en la
cultura organizacional. ¿Cómo está influenciando la nueva tecnología de la
comunicación las relaciones de poder de la organización? ¿Está contribuyendo a la
creación de una organización más democrática o más controlada y dictatorial? ¿Está la
nueva tecnología permitiendo un estilo de gerencia más participativo o no? ¿Está la
nueva tecnología haciendo posible que el trabajo sea más creativo y realizador o más
tedioso y esclavizador?

1. Impacto de la Nueva Tecnología en las Relaciones de Poder
                                                                                       139

El análisis del impacto de la nueva tecnología en las relaciones de poder de una
organización ha generado un interesante debate entre tres perspectivas diferentes.
Expertos dentro de la primera perspectiva sostienen que la nueva tecnología facilita la
centralización de la autoridad de una organización y el control en la toma de decisiones.
El argumento en favor de esta posición se basa en el hecho de que con la nueva
tecnología los cuadros de mando de una organización pueden tener acceso directo a la
información que necesitan para hacer todo tipo de toma de decisiones sin necesidad de
delegar tareas en los niveles inferiores de mando (Daniels and Spiker, 1994). De hecho,
con la nueva tecnología el gerente de una organización tiene la información que necesita
en la punta de sus dedos no sólo para tomar decisiones relacionadas con los objetivos y
planes de la organización, sino también para tomar decisiones relacionadas con las
tareas del funcionamiento diario de la organización.

Otros expertos, sin embargo, sostienen que la nueva tecnología promueve la
descentralización de la autoridad de una organización. Los que piensan así argumentan
que dado que los gerentes tienen fácil acceso a la información que les permite controlar
las actividades organizacionales, éstos van a estar más dispuestos a delegar autoridad y
permitir más toma de decisiones en los siguientes niveles de mando (Sanders, 1974;
Casbolt and Cherry 1983).

Finalmente existe un tercer grupo que sostiene que la tecnología en sí misma no puede
ser señalada como la responsable de la centralización o descentralización del poder y de
la toma de decisiones de una organización. Por el contrario, es la filosofía de la gerencia
y el medio ambiente en el que la organización opera los que determinan si la
organización se vuelve más centralizada o descentralizada como resultado de la
introducción de la nueva tecnología (Daniels and Spiker, 1994).

Aunque la investigación en este campo no es mucha, estudios relativamente recientes
realizados en Europa por Bjorn-Andersen (1981) concluyeron que la introducción de la
nueva tecnología de la información en las organizaciones fue acompañada de una mayor
centralización. En concreto esta tecnología provocó la creación de más regulaciones y
más procesos. Sin embargo, disminuyeron las oportunidades de recibir órdenes y
consejos de parte de los altos mandos. Otros estudios realizados en Italia por Roveda y
Ciborra (1981) detectaron evidencias simultáneas de centralización y descentralización
en diferentes niveles y áreas de la organización. Los resultados de la investigación
realizada tanto en los Estados Unidos y como en Europa son de alguna manera
                                                                                      140

ambiguos. Lo cual parece confirmar que el factor determinante de la centralización o
descentralización de una organización depende de la filosofía con la que la gerencia
introduce y usa la nueva tecnología (Daniels and Spiker, 1994).

2. Impacto de la Nueva Tecnología en la Creación de Empleos y las Características del
Trabajo Organizacional

La investigación realizada en cuanto al impacto de la nueva tecnología en la creación o
eliminación de empleos ha demostrado que existe respaldo para las dos posibilidades.
En efecto se han dado casos en que la introducción de la nueva tecnología ha provocado
la eliminación de personal y también casos en los que el efecto ha sido lo contrario.
Contrariamente a lo que algunos creían, la introducción de la nueva tecnología ha
significado la creación de nuevos puestos de trabajo tanto de oficina como de posiciones
gerenciales y de supervisión (West, 1981).

En cuanto al impacto de la nueva tecnología en las características de ciertos trabajos, la
investigación ha demostrado que en efecto las funciones de muchas posiciones en las
organizaciones han tenido que ser redefinidas con la introducción de la nueva
tecnología. En general se puede decir que el personal de oficina ha pasado a ser
operador de terminales y de procesadores de palabras. Las funciones de los diferentes
cuadros de mando en las organizaciones han experimentado también considerables
reajustes, especialmente con la introducción del Sistema de Información Gerencial -
Management Information System. De acuerdo a una investigación realizada por
Millman y Hartwick (1987) la mayoría de los empleados en posiciones de mandos
intermedios indicaron que la oficina automatizada había enriquecido sus trabajos
haciéndoles más creativos e interesantes. Estos resultados parecen confirmar la idea de
que la satisfacción en el trabajo puede incrementarse como consecuencia de la nueva
tecnología (Bjorn-Adersen, 1981).

Otro aspecto importante del impacto de la nueva tecnología en la cultura organizacional
es el del espacio físico organizacional. Con la nueva tecnología de la comunicación
mucho tipo de trabajo puede realizarse fuera de las instalaciones físicas de la
organización. Una vez más, como lo indicamos anteriormente, la nueva tecnología
representa una extensión de las posibilidades del ser humano en cuanto al espacio físico
para la realización su trabajo. Las implicaciones de este nuevo fenómeno en la cultura
organizacional todavía no han sido estudiadas.
                                                                                     141

LA NUEVA TECNOLOGIA DE LA COMUNICACION Y LA
REALIDADLATINOAMERICANA

Es indudable que la nueva tecnología de la comunicación en las organizaciones plantea
una serie de problemas que son fundamentales para la realidad latinoamericana y que
merecen por lo tanto una seria consideración.

Primero que todo es el tema del acceso a la nueva tecnología y el acceso a la
información. Una de las realidades de la nueva tecnología es que es costosa y por lo
tanto no todas las organizaciones van a poder gozar de los muchos beneficios que la
nueva tecnología trae consigo, especialmente las organizaciones pequeñas y las que
cuentan con escasos recursos.

Consecuentemente muchas organizaciones latinoamericas se van a ver excluidas del
acceso a la información y de la posibilidad de expresar su opinión para influir en la
toma de decisiones que afectan su realidad social. Por otra parte, las organizaciones que
no tengan la posibilidad de conectarse a la superautopista de la información
(information superhighway) se verán sumamente limitadas en sus posibilidades de
competir en el mercado tanto nacional como internacional en el que la información es la
base de la producción y de la distribución tanto de los bienes de servicio como de
consumo.

Segundo, es el tema del modo de producción de los mensajes y de la calidad de los
mensajes. Sin la nueva tecnología las tareas de producción de mensajes seguirán siendo
tan tediosas y rudimentarias como en el pasado. Consecuentemente, las organizaciones
que no tenga acceso a la nueva tecnología de la comunicación seguirán marginadas de
los beneficios de nueva tecnología en relación con la facilitación del trabajo, la
producción y la posibilidad de ser más creativos. Por otra parte, uno de los beneficios
indiscutibles de la nueva tecnología de la comunicación es la manera como influye en la
calidad y rapidez de las producciones comunicacionales. Las organizaciones que no
cuenten con esta tecnología no podrán competir con la calidad de las producciones
generadas con el uso y el empleo de la nueva tecnología, limitando así el alcance y el
impacto que podrá tener en sus potenciales receptores. La nueva tecnología de la
comunicación está creando un receptor sumamente exigente en cuanto a la calidad con
que son presentados los mensajes que recibe. La tolerancia del receptor de la
                                                                                      142

comunicación digital por las producciones de comunicación que carecen de calidad es
mínima.

Tercero es el tema de la participación en la distribución de información a través de las
"fábricas de la información" que están compitiendo por acaparar el mercado mundial.
En el momento actual la participación latinoamericana en la distribución de información
a través de las superautopistas de la información es mínima. Las implicaciones
culturales de esta realidad son hasta el momento impredecibles, y ciertamente no lucen
muy prometedoras para Latinoamérica. Lo que está en juego, si la situación no cambia,
es la capacidad de divulgación del conocimiento científico de Latinoamérica en todos
los campos de la actividad humana. Y este tema nos lleva a la consideración de uno de
los temas más críticos en el campo de las comunicaciones digitales, el tema de
globalización de las comunicaciones y sus consecuencias.

Y finalmente, el tema de la globalización de las comunicaciones. La globalización de
las comunicaciones es una de las consecuencias inevitables de la nueva tecnología. Sin
embargo, este fenómeno se presenta como una realidad ambigua y cuestionable no
obstante el atractivo que a primera vista presenta. En la práctica sabemos que la
globalización de las comunicaciones apunta hacia el acaparamiento en muy pocas
manos de la mayoría de las redes de comunicación mundial. Esta realidad atenta contra
el derecho a la participación democrática en el campo de la comunicación. De hecho, la
dominación de una cultura sobre las demás es evidente en la manera como está montado
el sistema del correo electrónico. El sistema está diseñado de tal forma que sólo permite
comunicarse con propiedad cuando el código de comunicación es el inglés. Por lo tanto,
el sistema no permite, por ejemplo el que podamos escribir con propiedad nuestra
lengua ya que carece de los caracteres que son específicos de la lengua española, como
el uso de los acentos y de la ñ. Por otra parte la casi totalidad de los círculos de
intercambio de mensajes que hoy circulan a través del correo electrónico son también en
inglés, limitándose a uno o dos lo que existen en español. Cuando la superautopista de
la información esté completamente desarrollada serán únicamente ciertos países los que
estén en posibilidad de invadir el resto del mundo con información sobre todo tipo de
actividad humana, tanto tecnológica, científica como humanística.

En el momento actual casi la totalidad de las llamadas "fábricas de la información"
están concentradas en Estados Unidos.
                                                                                     143

AUTORES DE COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL Y SUS COMPONENTES.




CARLOS BONILLA

Aunque en pocas ocasiones la dirección de una empresa contempla en su organigrama
el puesto de un publirelacionista, ésta es una actividad gerencial de vital importancia
para establecer una buena comunicación dentro y fuera de una empresa. En esta obra,
escrita por Carlos Bonilla, un publirrelacionista mexicano con más de 20 años de
exitosa experiencia, se brindan herramientas claras para diseñar y ejecutar programas de
acción efectivas en las relaciones públicas. Las Relaciones públicas – dice el autor- no
tiene como objetivo enmascarar errores ni constituyen un instrumento para mal
informar; al contrario, la labor del publirrelacionista es hablar con veracidad,
manteniendo una actitud de responsabilidad y servicio a la comunidad. En este sentido,
el autor destaca aspectos éticos y relaciones y compromisos de una empresa con la
sociedad. La obra detalla los beneficios de sostener buenas relaciones con la prensa y se
brindan ideas equivocadas en torno a la relación con los medios de comunicación.




PIZZOLANTE, ITALO
                                                                                       144

En este libro, Pizzolante reúne a varios empresarios y ejecutivos de diversas empresas y
giros para ahondar sobre el tema de la comunicación en las organizaciones y su relación
con los distintos públicos. La construcción de una positiva imagen, requiere no sólo de
un pesado aparato cosmético, sino de un excelente trabajo de comunicación anclado en
una concepción distinta de encarar las interacciones al interior de cualquier
organización. Se trata de un libro que conjunta experiencias, visiones y concepciones
para buscar una mejor forma de hacer comunicación.




JOAN ELIAS- JOSÈ MASCARAY

Muchas de nuestras empresas tienen pendiente la asignatura de lograr en sus empleados
mayor número de contribuciones. Una de las condiciones básicas para ello es realizar
una inteligente comunicación interna que permita lograr un sentido de dirección y de
unión entre todas las personas que trabajan en ella. Este libro ofrece pautas y estrategias
muy valiosas para ese empeño, Luis María Huete, IESE, Universidad de Navarra.




SHIRLEY HARRISON

¿Cómo afectan las relaciones públicas a la vida de la gente, a sus decisiones de compra,
a lo que piensan y a cómo votan?, ¿cómo afectan las relaciones públicas a la reputación
                                                                                     145

de una organización, ¿Porqué están creciendo las relaciones públicas en todos los
ámbitos de nuestra vida, desde la escuela hasta el hospital, desde las empresas hasta el
Estado?

Relaciones Públicas: una introducción es el punto de partida ideal para cualquiera que
quiera comprender cómo funcionan las relaciones públicas, y por qué. No se trata
simplemente de una mera guía; este manual describe los marcos y evoluciones clave de
la teoría y práctica de las relaciones públicas con más de 30 ejemplos y casos de estudio
de Europa y Estados Unidos.

Este manual se centra en los principios subyacentes al éxito de la práctica de las
relaciones públicas, lo que lo convierte en una herramienta esencial para los que quieren
tener una buena base en este campo, incluyendo a los estudiantes que cursan estudios de
relaciones públicas, periodismo y comunicación de masas, así como a los profesores de
este campo.

                                   BIBLIOGRAFIA

http://www.comunicacionorganizacional.net/perfiles.htm

http://www.monografias.com/trabajos10/fite/fite.shtml

ivanfortuny02[arroba]hotmail.com

http://www.monografias.com/trabajos14/medios-comunicacion/medios-
comunicacion.shtml
http://www.universia.net.co/nosotros/destacado/comunicadores-ojo-al-manejo-de-
tecnologias-y-medios-alternativos/opiniones-sobre-el-encu.html

: http://www.sjsu.edu/faculty/fvarona/NuevasTecComCultOrgAdecin1995.pdf

http://hyperlab.politicas.unam.mx/co/indicelibros_co.htm

http://www.monografias.com/trabajos11/gerencia/gerencia.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Comunicación_organizacional

http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/ger1/corglid.htm


http://www.protocolo.org/gest_web/proto_Seccion.pl?rfID=200&arefid=1737


http://ever-uzcategui.over-blog.es/article-29097375.html
                                                                                          146


           4.3 PROTOCOLO SOCIAL E IMAGEN PROFESIONAL

Etiqueta Social

En un mundo cada vez más exigente, es necesario que cada uno de los Directivos de la
Institución desarrollen y fortalezcan competencias encaminadas a generar impactos
positivos, habilidades de relacionamiento, teniendo en cuenta las normas de urbanidad
tan olvidadas; estilo personal acorde al contexto, de tal forma que los directivos,
permitan fortalecer la imagen corporativa de la UNAD por su capacidad de adaptarse
al entorno y destacarse siempre en su comportamiento e imagen profesional.

Todos los esfuerzos que desarrolla la institución para tratar de crear un clima de
simpatía y de buenas relaciones con sus usuarios internos y externos apuntan al
beneficio empresarial De allí, la importancia que el presente documento persiga el
análisis del protocolo, como herramienta a tener en cuenta dentro de la gestión
organizacional.


Protocolo

Esta palabra proviene del latin “protocollum” y alude a la primera página encolada,
pegada. Se refiere al cumplimiento de las reglas generales que deben observarse en la
realización de actos públicos y oficios diplomáticos. Hace referencia también a
escrituras y actos notariales cuando se ordenan o son foliados y a tratados y cuerdos
internacionales.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua34, entre otros
significados, protocolo es: La regla ceremonial diplomática o palatina establecida por
decreto o por costumbre

Etiqueta

Según la Real Academia Española35, la palabra “etiqueta” proviene del francés
“etiquette” y del alemán “stikken”, que significa fijar, clavar, adherir. Es el ceremonial
de los estilos usos y costumbres que se deben guardar y observar en las casas reales, en
los actos públicos solemnes y, por extensión, en la manera de tratar a las personas
particulares o en actos de la vida privada, a diferencia de los usos de confianza y
familiaridad.




34
   REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 1, Editorial Espasa,
Madrid 2001
35
   REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 2, Editorial Espasa,
Madrid 2001
                                                                                       147

Reseña histórica


Aunque no existen datos exactos respecto al origen del protocolo, es claro que desde
tiempos remotos las personas han adoptado ciertos comportamientos con el objetivo de
facilitar la convivencia con otros seres humanos. Existen referencias respecto a las
cuales El papiro de Prisses está contenido en "Las Instrucciones de Ptahhotep", se trata
de una serie de prescripciones para los jóvenes egipcios destinados a ascender en la
escala social de la época, y las escribió un alto dignatario de la corte del rey del Alto y
Bajo Egipto Isesi (faraón de la V dinastía) que gobernó las Dos Tierras durante un
período                       de                      cuarenta                       años.


Las "enseñanzas de Ptahhotep" están divididas en cuatro papiros que datan alrededor del
año 2500 a. C. y el papiro de Prisses fue adquirido por E. Prisse d´Avennes en Drac
Abou´l Negga y está custodiado en la Biblioteca Nacional de París.

El manuscrito comienza diciendo: "El comienzo de los preceptos de las hermosas
palabras que el visir Ptahhotep ha escrito para instruir a los ignorantes en el
conocimiento y en el método correcto de las hermosas palabras como algo beneficioso
para      quien    escuche    y     perjudicial    para     quien     lo    desobedezca".


Los egipcios se referían a la buena educación como "las hermosas palabras".
Estas     son    algunas     de     las     indicaciones  de     Ptahhotep:


- "No te vanaglories de tu conocimiento, ni te enorgullezcas porque eres sabio. Toma
consejo del ignorante de la misma forma que del sabio, pues no se ha alcanzado el
límite del arte, ni hay artesano que haya adquirido su perfección".


- "Si encuentras un camorrista en su momento de acción, alguien igual a ti, que está a tu
nivel, harás que se manifieste tu virtud contra él mediante el silencio cuando hable mal".


También se pueden encontrar máximas para comportarse en la mesa si se ha sido
invitado           por            un             alto             dignatario....


- "Olvidar la gula y atenerse a lo que ordene el espíritu del noble que te ha invitado".


- "Si eres un huésped sentado a la mesa de alguien más importante que tú, acepta
aquello que él ha hecho que sea colocado ante tus narices. No mires lo que está delante
de él. Debes contemplar lo que está ante ti, pero no claves la vista en ello con repetidas
ojeadas, pues arrojarse en ello es lo que aborrece el ka. No le hables hasta que te llame,
                                                                                       148


pues uno no conoce lo que le desagrada. Deberás hablar cuando se dirija a ti y lo que
digas debe resultarle agradable. Reirás después que él ría y le será muy complaciente".


Estudiosos de la historia de las religiones han localizado fuertes influencias de las
"Enseñanzas egipcias" en la Biblia (compilada alrededor del 700 a. C.), especialmente
en los Proverbios y el Eclesiastés, y particularmente en lo referente a la preparación y el
consumo de los alimentos, lo cuál no es de extrañar porque las enseñanzas egipcias
circularon a través del Nilo y Mesopotamia.


Sin embargo dichas enseñanzas no se dieron a conocer al resto del mundo dado el
carácter particular de la civilización Egipcia, es por ello que se atribuye el origen del
protocolo a las civilizaciones europeas.


Algunas tradiciones particulares reseñan como las personas de mayor jerarquía se
sentaban a la mesa siendo encabezada ésta por el de mayor categoría, costumbre que
permanece aún en nuestros días, sin embargo en aquella época era incorrecto permitir a
las mujeres compartir la mesa con los hombres pues se veía como un acto de
promiscuidad.


El uso de los cubiertos también tiene anécdotas particulares por ejemplo el cuchillo en
la Edad Media debían ser llevados por cada comensal a una invitación y usualmente se
llevaban en el cinturón, eran entonces, afilados y puntudos, luego, por orden del Rey
Luis XIV se redondeo la punta de los cuchillos haciéndolos inofensivos.


El uso del pañuelo en público, era y sigue siendo considerado de mal gusto; sin
embargo, en la época colonial, las mujeres lo usaban como herramienta de conquista.


Saludos


Recuerde que es fundamental saludar SIEMPRE, el saludo es una forma efectiva de
comunicarnos, señal de nuestros buenos modales y una buena manera de mantenernos
relacionados con los demás y de
establecer nuevos contactos con
quienes no conocemos.

El directivo Unadista debe tener en
cuenta el entorno local o internacional
en el que se desenvuelve. Para saludar
correctamente es necesario:
                                                                                      149



    Ser respetuosos y cálidos
    Usar los títulos correspondientes a cada caso, por ejemplo: señor, señora, don,
     doctor, etc.
    Tener en cuenta la situación: personas, lugares y ocasión.
    Emplear frases como: Buenos días, ¿cómo está? O ¿cómo estas?, ¿cómo te va?, si el
     saludo va dirigido a personas con quienes tenemos más confianza36.

SALUDOS DE MANO

La forma en que se ofrece la mano demuestra aspectos de nuestra personalidad: si la
ofrece con la palma hacia abajo demuestra que es dominante y si la ofrece con la palma
hacia arriba demuestra que es sumisa, la forma correcta de ofrecerla es perpendicular al
piso, es decir, con la palma hacia el costado izquierdo.

Al ofrecerla el gesto debe ser firme y seguro, extendiendo la mano por completo,
recuerde siempre el contacto visual.

Es de mal gusto ofrecer una mano sudorosa así como mantener la otra mano en el
bolsillo mientras se saluda.

SALUDOS DE BESO

Es de vital importancia recordar que este tipo de saludos se ofrecen a personas con
quienes hay mucha confianza.

En el caso de clientes y jefes son ellos quienes toman la iniciativa.

El beso social en Colombia consiste en unir las mejillas y el beso se da “al aire”.

TIPOS DE SALUDO

Además de los saludos ya mencionados es importante tener en cuenta que en otros
países las tradiciones pueden ser diferentes y se deben respetar:
 En oriente el saludo suele hacerse inclinando el cuerpo: en China de los hombros a
    la cintura y en Japón una ligera inclinación de la cabeza.
 En oriente no es común el contacto físico, por lo tanto en caso de entrevistarse con
    un Oriental evite darle palmadas en la espalda, apretarle el brazo y desde luego no es
    correcto saludar de beso.



36
 ZÚÑIGA, Ana Eloisa. Moderno Manual de etiqueta y protocolo. Santafé de Bogotá. Círculo de
Lectores. 1996.
                                                                                        150


   En Arabia Saudí el saludo más común es darse la mano derecha diciendo As-
    saalamu’alaykum (la paz sea contigo). Es común que los hombres lleven la mano al
    hombro derecho de la otra persona y se besen en ambas mejillas. Si se acompaña a
    una mujer con velo, el hombre la suele presentar, pero no se le da la mano. Buenos
    días se dice Sabah al-khair y buenas noches Masah al-khair.
   En algunos países suramericanos como Argentina es común que los hombres se
    saluden de beso en la mejilla.

PRESENTACIONES

Básicamente las presentaciones pretenden:

   Que otras personas nos conozcan
   Establecer nuevos vínculos
   Permitir la comunicación entre grupos que desarrollen diferentes actividades

Al presentar a dos personas debe tener en cuenta las precedencias que se definen como
las ventajas o privilegio que recibe una persona con respecto a otra.

   Sexo: Tanto en las presentaciones como en los saludos la mujer lleva la ventaja. Ej.:
    Camila te presento a Nicolás
   Jerarquía: Quienes ocupan una posición especial lleva la precedencia, en el ámbito
    empresarial se tiene en cuenta el organigrama. Ej.: Doctor le presento al nuevo
    funcionario de la Universidad.
   Edad: Las personas de mayor edad tienen la precedencia frente a las más jóvenes.

Al ser presentado recuerde tener en cuenta:

   Brindar la mano a la otra persona teniendo en cuenta la precedencia
   Decir claramente su nombre y apellido
   Hacer contacto visual con la persona presentada
   Tener una expresión sincera y amable en su rostro.

¿CUÁNDO LEVANTARSE O QUEDARSE SENTADO?

Cuando una persona ingresa a un lugar donde todos están sentados y tiene lugar una
presentación se debe tener en cuenta las siguientes reglas:

   Un hombre siempre se pone de pie al ser presentado a otra persona.
   Una dama no se pone de pie ante un hombre, a menos que sea alguien de reconocida
    jerarquía: el presidente de la Nación, un embajador, un ministro, etc.
   Una dama no se levanta ante otra a menos que sea de mayor edad o rango.
   Cuando a un sitio llega una alta autoridad eclesiástica o civil todos los allí presentes
    se ponen de pie.
                                                                                        151

    Si dos hombres son presentados, ambos deben ponerse de pie.
    Las personas de edad avanzada o quienes tengan impedimentos físicos no están en
     la obligación de levantarse al ser presentados.



EN ESCENARIOS CORPORATIVOS ES FUNDAMENTAL TENER EN CUENTA QUE ES UNA NORMA
DE CORTESÍA PONERSE DE PIE EN EL MOMENTO QUE SE APROXIMA UN TERCERO, COMO UN
GESTO DE CORDIALIDAD EMPRESARIAL Y ESTO APLICA PARA HOMBRES Y MUJERES POR
IGUAL.


Video: tratamiento de las presentaciones y saludos


Tratamientos

Así se denomina a la forma de dirigirnos a los demás, así demostramos nuestra
consideración.

Los más usados en Colombia son: señor, acompañado del apellido; señora, con el
nombre, DON, sigla que traduce De Origen Noble que acompaña el nombre del
caballero y Doña que es simplemente el femenino del término Don, usado con el
nombre de la señora.

Quienes ostentan títulos profesionales pueden ser llamados doctores aunque lo indicado
es llamarlos por sus profesiones: ingeniero, abogado, profesor, etc.37

A quien se trata de usted


      A toda aquella persona que merezca respeto, ya sea en virtud de su cargo, su
       investidura o su edad.
      A la persona que no se conoce.
      A los superiores, ya sea que pertenezcan a la misma empresa o a otra.
      Siempre que asista a una entrevista de trabajo.
      Personas que atienden al público.
      Es la forma más adecuada para dirigirse a los subordinados.
      A las personas con las que se mantiene relación profesional.

Tenga siempre en cuenta que es difícil que una persona se moleste si le tratan de “usted”
mientras que si puede molestarle el tuteo.


37
   ZÚÑIGA, Ana Eloisa. Moderno Manual de etiqueta y protocolo. Santafé de Bogotá. Círculo de
Lectores. 1996.
                                                                                        152

A quien se trata de tu


El tuteo indica que se tiene confianza y familiaridad con una persona.

      En general, se tutean las personas de un mismo nivel social.
      Se tutea a los más jóvenes y a los niños.
      Cuando dos personas lo desean se puede proponer el tuteo.
      Una persona de rango superior puede emplear el tuteo sin que esto signifique
       que pueda respondérsele de tú.
      Si un superior desea que lo traten de usted a su vez no debe tutear a nadie.
      Nunca se debe tutear a un superior frente a terceros.


Además de esto existen dos términos que la etiqueta acepta, sumercé y vos, por ser estos
regionalismos no deben ser usados a nivel corporativo y su uso debe restringirse al
ambiente familiar.

4.4 LA PRECEDENCIA Y SUS USOS

CEREMONIAL

La palabra ceremonial es de origen latino y significa acción o acto exterior ejecutado
por arreglo, ley o costumbre para dar culto a las cosas divinas, o reverencia y honor a
las profanas38. Se puede concluir entonces que el ceremonial trata todo lo relacionado
con el uso y la práctica de las ceremonias, con las normas aplicadas en actos solemnes,
religiosos, públicos o privados.

PRECEDENCIA.

Es la base del ceremonial, es un factor ordenador insustituible en la esfera social y
además facilita la comunicación.

La precedencia consiste en reconocer la supremacía de una jerarquía sobre otra. El
respeto de esa jerarquía da lugar a un orden en el ámbito de la vida pública y privada.

El reconocimiento de las jerarquías, la determinación de los lugares y la ubicación de
las personas a través del cargo, título o institución que representan, esta establecidas en
el “orden de precedencia”. Quiere decir que el lugar que corresponde a cada persona no
es un privilegio personal, sino algo adecuado a lo que ella representa. Es muy


38
 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 1, Editorial Espasa,
Madrid 2001
                                                                                       153

importante el conocimiento y manejo del “orden de precedencia” para ser aplicado en
cada circunstancia y lugar.
Siempre hay que tener en cuenta que si no se respeta este ordenamiento, se pueden
producir errores de gravedad, molestias, ofensas y hasta serios conflictos entre países.
Podría ocurrir que cuando determinadas personas no son ubicadas en el lugar correcto,
donde les corresponde por cargo o investidura, no asisten o se retiran del acto.La
precedencia comprende la “ley de la derecha”, el “orden lateral” y el “orden lineal”.

LEY DE LA DERECHA

Establece que el sitio de honor es el que está ubicado a la derecha de quien ocupa la
jerarquía más alta en el lugar donde se realiza el acto, la recepción o la comida. Este
principio rige tanto para las personas que se encuentran de pie como para las que están
sentadas. Hay que observar que la precedencia parte siempre desde el estrado, la tarima
o la cabecera de una mesa mirando hacia el público.

Si en alguna circunstancia el lugar de honor es el centro, se debe respetar el mismo
principio, ubicándose el anfitrión a su izquierda.

ORDEN LATERAL

Este orden rige para las personas que están ubicadas una al lado de otra en forma
lateral, cuando están de pie, sentadas o se desplazan hacia un determinado lugar. El
sitio de privilegio es el centro, Luego, los demás se van colocando según el orden de
jerarquía decreciente a derecha e izquierda alternadamente, siempre desde el estrado
mirando a los asistentes.

ORDEN LINEAL

Este principio se aplica en el caso de las personas que van en fila, una detrás de otra. La
de mayor jerarquía irá adelante, seguida por las demás en el orden de precedencia que
corresponda.

En las procesiones religiosas, en cambio el lugar de honor es el último y el de menos
jerarquía es el primero.Además de las anteriores situaciones que hacen referencia
básicamente a la ubicación, es fundamental tomar en cuenta que la precedencia puede
establecerse por dos razones:


1. Precedencia por ley. Es la precedencia, también llamada por derecho, que concede la
ley por ostentar un determinado cargo o rango. Esta viene reflejada en el
correspondiente Decreto por medio del cual se expide el reglamento de Protocolo y
Ceremonial        de          la      Presidencia        de        la       República.
                                                                                        154

2. Precedencia por cortesía. Es aquella que se ostenta por cesión o cortesía. Aunque
"oficialmente" no le corresponde ese orden, el mismo viene determinado por la cesión
de este honor o privilegio.

A nivel eclesiástico

También en la iglesia católica se toman en cuenta, el siguiente es el orden universal de
dichas precedencias.

     Papa     Cardenales     Obispos    Monseñores     Sacerdotes

A nivel Militar


Se determinan por el Reglamento de Protocolo Militar, están determinadas por el grado
y la antigüedad de los miembros de las fuerzas militares y por la sucesión legal de
mando, primando siempre el concepto de grado y antigüedad:

         Ejército    Armada      Fuerza Aérea    Policía

En las Fuerzas Militares el rango y la antigüedad se distinguen por medio de soles, en la
Policía Nacional estos se distinguen mediante estrellas.
La precedencia general de las autoridades de un mismo nivel es:

         Autoridades civiles     Eclesiásticas   Militares      De Policía

A nivel institucional

La precedencia se determina teniendo en cuenta el organigrama de la misma. Dadas las
características del organigrama de la Universidad en forma de panal existe heterarquía39,
sin embargo en términos de precedencia el orden sería el siguiente:

       Rector Vicerrectores Secretaría General               Directores de Cead
        Decanos Gerentes   Jefes de Oficina

A nivel familiar

         Papá       Mamá    Hijos (de mayor a menor)       Yernos   Nueras    Nietos

4.5 COMPORTAMIENTO SOCIAL

EN LUGARES PÚBLICOS:


39
     Normatividad Institucional UNAD
                                                                                   155

Cada lugar es un escenario para demostrar nuestra forma de comportarnos en diferentes
situaciones por lo tanto tengamos en cuenta las siguientes recomendaciones:

En la calle:

     Conservemos la derecha y recordemos ceder la parte interna del andén a adultos
      mayores, mujeres y niños.
     En caso de tener mascotas, estamos obligados a sacarlas a pasear teniendo en
      cuenta las condiciones de seguridad (bozal y correa) y a limpiar sus
      excrementos.
     El ritmo al caminar debe ser adecuado a la situación, no tan aprisa que
      atropellemos a quienes van delante de nosotros; ni tan lento como para
      entorpecer el paso de los demás.
     La basura debe ser depositada en el lugar adecuado.



En escaleras y ascensores

     En las escaleras el hombre debe subir adelante si va acompañado de una dama,
      esto para evitarle la incomodidad de sentirse observada desde atrás; al bajar, lo
      hará primero el hombre.
     Conserve siempre la derecha
     Al subir o bajar, no trate de avanzar más de un escalón con cada paso.
     Salude al ingresar y despídase al bajar, recuerde que se trata de demostrar su
      buena educación aunque los demás no respondan a su saludo.
     En los ascensores es fundamental, en lo posible, ubicarse a los costados para
      evitar al máximo dar la espalda a otras personas.
     El espejo ubicado en los ascensores permite hacer un vistazo general a nuestra
      apariencia en caso de reuniones de trabajo, sin embargo no lo use como tocador.
     Mantenga un tono de voz bajo al hablar.

Al conducir

     El aspecto de su vehículo dice mucho de usted y su autocuidado, manténgalo
      siempre en perfectas condiciones.
     Respete siempre las señales de tránsito y en caso de cometer alguna infracción
      asuma su responsabilidad.
     De la casa debemos salir como queremos ser vistos, especialmente en el caso de
      las mujeres deben tener la precaución de no usar el carro como tocador, no es el
      lugar adecuado para maquillarse o peinarse.
     Evite recargar su auto de accesorios innecesarios.
                                                                                        156

         4.6 EL PROTOCOLO Y LAS RELACIONES INTERPERSONALES

EL BUEN ANFITRIÓN

Según el diccionario de la Real Academia Española de la lengua 40, define anfitrión
como: (De Anfitrión, rey de Tebas, espléndido en sus banquetes). 1. Persona o entidad
que recibe en su país o en su sede habitual a invitados o visitantes. 2. Persona que tiene
invitados         a         su        mesa           o          a         su         casa.

Anfitrión fue el Rey de Tirinto, y cuenta la leyenda que Zeus sedujo a su esposa
Alcmena, aprovechando que éste se encontraba en el campo de batalla, tomando la
forma de Anfitrión; de esta relación nació Heracles (también llamado Hércules).

Aunque el término parece que viene de los fabulosos banquetes que organizaba este
Rey, otros autores no lo tienen tan claro y se decantan por otros orígenes, pues en
aquella época grandes banquetes los daban muchas personalidades y gente de la clase
alta.

Conocido el hecho del engaño de Zeus, Plauto (254-184 a.C.) quiso reflejar este drama
en una de sus obras, y fue el motivo principal de la obra Anfitrión.

Posteriormente, allá por el año 1.668, Moliere (1.622-1.673), el gran dramaturgo francés
recupera y adapta esta comedia de Plauto y es en la escena final donde se habla de un
estupendo banquete.

En esa escena final, se representa un gran banquete, donde Socia, que era el mensajero
del capitán Anfitrión, habla con su amo, o con el dios Zeus convertido en éste (el no
sabía con quien estaba hablando). Como su mensajero de confianza, se le invita a
sentarse a la mesa, a participar del banquete, y entonces dice esta frase: "le véritable
Amphitryón est l`Amphitryon où l`on dine...", que podría traducirse como: "El
verdadero       Anfitrión,       es       el      que      invita       a       cenar".

El término cayó en gracia y, debido al uso popular de la palabra, pronto, "Amphitryon"
se incorpora a la lengua francesa con el significado de: "El que invita a cenar". Al igual
que ocurre con otras palabras, su uso se extiende poco a poco más allá de sus fronteras y
llega, entre otros países de Europa, a España y desde luego de allí a toda Latinoamérica.

Hoy día el término anfitrión se usa para referirse a quien invita a un acto social.

Las reglas para ser un excelente anfitrión son:

      Vista siempre acorde a la ocasión.
40
 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 1, Editorial Espasa,
Madrid 2001
                                                                                  157


    Este siempre atento a la llegada de todos sus invitados.
    Esmérese en compartir al menos unos minutos con cada uno de ellos.
    Haga las presentaciones necesarias para que los invitados se sientan cómodos si
     usted no puede estar con ellos todo el tiempo.
    Evite invitar personas que tengan conflictos entre sí.
    Recuerde siempre los rostros y nombres de sus invitados.
    Evite evitar a parejas separadas o divorciadas que estén en conflicto para que el
     ambiente de la reunión no se torne tenso.
    Coordinar cada detalle de la reunión con tiempo para no tener inconvenientes de
     última hora.
    Respetar la decisión de retirar de cualquiera de los invitados.

El buen invitado

    Llama a agradecer por la invitación, además de confirmar o declinar su
     asistencia cuando ésta no se hace personalmente.
    Consulta cuando tiene dudas respecto a la formalidad del evento, especialmente
     cuando éste tiene lugar en una ciudad que no nos es muy conocida.
    Viste de acuerdo a la ocasión.
    Si tiene algún retraso se comunica con el anfitrión para informarlo.
    Si ya rechazó una invitación hecha por un anfitrión sería de mal gusto hacerlo
     nuevamente.
    Si por alguna razón de última hora le es imposible asistir al evento, se comunica
     con el anfitrión para ofrecer disculpas. Además de ello, resulta conveniente
     hacerle llegar algún presente como por ejemplo flores.
    Si rechaza una invitación a cenar, esta en la obligación de corresponder luego
     con otra invitación.
    No monopoliza la atención del anfitrión.
    No critica las fallas que puedan presentarse durante el evento.
    Es cuidadoso con el consumo de alcohol, para no pasarse de copas.
    Tiene la cortesía de agradecer posteriormente por la invitación con una llamada,
     tarjeta, flores o una invitación de su parte.

El conversador educado

      Sabe manejar el tono de voz
      Se mantiene siempre informado a través de la lectura
      Sabe escuchar
      Es amable
      Tiene sentido del humor
      No utiliza palabras que puedan ofender a sus interlocutores
      Respeta las opiniones ajenas
                                                                                    158


    Escoge los temas de conversación teniendo en cuenta el lugar, la hora y las
     circunstancias del momento.
    No acapara la atención de los demás y procura que todos participen de la charla.

Pedir favores y ofrecer disculpas

Si todos tuviéramos en cuenta la importancia de pedir el favor cuando solicitamos algo
en lugar de imponerlo como una orden, las personas actuarían con mayor diligencia a
nuestro favor, por lo tanto no olvidemos siempre decir “por favor” para solicitar algo y
agradecer una vez la solicitud se haya cumplido.

Por otra parte es importante tener en cuenta que aunque en la mayoría de los casos se
acostumbra a “pedir disculpas” en caso de haber cometido un error, lo correcto es
“ofrecer disculpas”, teniendo en cuenta que ésta debe ser sincera y no simplemente
darlas por quedar bien, al hacerlo no se exceda en palabras. Las excusas breves son más
francas y tienen mejores efectos.

Espacio personal

Está determinado por los límites hasta los cuales permitimos que una persona se nos
acerque sin que nos incomodemos, estos pueden variar dependiendo de la cultura, en
nuestro país los espacios están determinados así:

    Intimo: permitido sólo a personas muy allegadas (padres, hermanos, hijos,
     esposos y parientes) va de 20 a 50 centímetros.
    Social: Es la distancia que nos separa de las personas conocidas, pero no íntimas
     (vecinos, compañeros de trabajo, amigos, etc) Va de 50 centímetros a un metro.
    Cotidiano: Es el espacio que nos separa de personas con las que tenemos
     contacto esporádico por razones de trabajo o de servicio
    Público: Es el empleado para dirigirnos a un grupo de personas cuando por
     ejemplo damos una conferencia. Va de 3.50 metros en adelante.

Es importante prestar atención a las costumbres propias del lugar en el que nos
encontramos para no intimidar a los otros con nuestra cercanía.

1.7 ETIQUETA DE MESA

                            Bien dice el adagio popular “En la mesa y en el juego se
                            conoce al caballero” y es que sin lugar a dudas no existe un
                            escenario en donde se pongan a prueba todas nuestras
                            habilidades y conocimientos de comportamiento social.

                            Cuando tenemos invitados para almorzar o cenar, no
                            disponemos la mesa como lo haríamos un día de diario,
                            sino que nos esmeramos un poco más en poner la mesa un
                                                                                       159

poco        más        elegante        y       vestida       para        la       ocasión.

Sea cual sea el tipo de mesa que vamos a "crear" no debemos olvidarnos de los detalles
fundamentales que son básicos en cualquier mesa como es la colocación de mantelería,
cubiertos,                    vajilla                  y                   cristalería.

1.- Bajo el mantel es recomendable poner un protector o muletón que proteja la mesa,
amortigüe los golpes, evitando que cualquier percance pueda estropear la mesa. El
mantel, por supuesto, deberá estar limpio, bien planchado y debe ser blanco o de un
color                     pálido                      muy                      claro.

2.- En cuanto a los cubiertos recordemos que el tenedor va a la izquierda, y la cuchara y
el cuchillo a la derecha. No olvide la regla básica: se colocan en el orden inverso al uso.
Es decir los primeros en ser utilizados en la parte exterior y luego sucesivamente el
resto            por          riguroso            orden           de           utilización.

3.- La vajilla, si no es un encuentro muy formal, puede elegir una vajilla moderna, pero
siempre que tenga piezas suficientes para todos sus invitados. No se deben combinar
distintos tipos de vajilla. Coloque un plato llano y uno hondo (nunca un plato hondo
solo en la mesa). Si quiere darle un toque más elegante utilice un bajo-plato o platos de
presentación.




4.- La cristalería, al igual que la vajilla, debe ser toda del mismo modelo. Coloque dos
copas una de agua y otra de vino para simplificar. La de agua a la izquierda y a su
derecha la de vino. La copa de agua ira alineada con el cuchillo en la parte superior
derecha y enseguida la de vino.


5.-La comida se sirve por la izquierda y se retira por la derecha. Ahora bien si el plato
ya viene preparado (emplatado) se puede servir por la derecha.

6.- El orden de los platos suele ser de más suave a más fuerte. Es decir, un aperitivo o
entrante (consomé, sopa, crema...), un pescado y luego la carne. Para las comidas se
pueden confeccionar menús un poco más "potentes" y para la cena algo más ligero.

7. Las bebidas se sirven sin apoyar la botella en la copa, sin levantar la misma de la
mesa.

8.- Si pone un plato para el pan y la mantequilla este va a la izquierda en la parte
superior, encima de los cubiertos del lado izquierdo. Si hay saleros, vinajeras, etc. se
debe      colocar    un     juego      por     cada      6    -      8     comensales.
                                                                                      160

9.- En cuanto a la decoración, un sencillo centro de mesa de flores frescas o secas, o un
centro de frutas. Si es cena, también puede adornar con unos candelabros. La luz deberá
ser la justa: ni demasiado oscuro o penumbra ni demasiada luz que moleste.

10.-Como idea a tener en cuenta, es muy agradable contar una suave música

11.- Debemos evitar que nuestros invitados fumen en la mesa, tanto al principio como
entre                     plato                        y                        plato.

No debemos olvidar calcular un espacio suficiente (unos 60-75 cms por comensal) para
que nuestros invitados estén cómodos.

A la hora de sentarse en la mesa hay que respetar un orden de preferencia muy
determinado. Existen básicamente dos sistemas a la hora de establecer esta preferencia:


Sistema francés
Los anfitriones se sientan en la parte central de la mesa, uno enfrente del otro.
El invitado de honor se sienta a la derecha de la anfitriona y su esposa a la derecha del
anfitrión
El segundo invitado en importancia se sienta a la izquierda de la anfitriona y su esposa a
la izquierda del anfitrión
Así sucesivamente se van disponiendo las parejas, en forma de diagonal, aunque el resto
de los invitados se va sentando con más libertad.
En este sistema es clave destacar que las puntas de la mesa permanecen libras y por ello
el número de invitados debe ser par.




A: Anfitriones; los números indican el orden de preferencia
                                                                                      161

Sistema inglés
Los anfitriones se sientan en cada cabecera de la mesa.
El invitado de honor se sienta a la derecha de la anfitriona y su esposa a la derecha del
anfitrión.
El segundo invitado en importancia se sienta a la izquierda de la anfitriona y su esposa a
la izquierda del anfitrión.
Así sucesivamente se van disponiendo las parejas, en forma de diagonal.




En ambos sistemas hay que cumplir las siguientes normas:
Las parejas nunca se sientan juntas, sino en diagonal.
A ser posible, se va alternando un hombre y una mujer.
Los anfitriones pueden ceder sus sitios a los invitados de honor, ocupando ello el puesto
de invitados de honor.
Una vez sentado hay que tener presente:
No se apoyan los codos en la mesa, se apoyan los antebrazos
Las manos siempre sobre el mantel, nada de manos escondidas debajo de la mesa sobre
las piernas.
La espalda recta, pero con naturalidad: ni encorvados, ni tampoco dando la impresión de
estar enyesados.
A la hora de servir hay que tener presente:
Se sirve por la izquierda del comensal, mientras que los platos, una vez que se ha
terminado, se retiran por su derecha.
El vino, en cambio, se sirve por la derecha.
Si es autoservicio se debe servir una cantidad discreta:
                                                                                       162

Ni mucho (que parezca que hace días que no come), ni poco (puede dar la impresión de
que no le gusta la comida).
Se sirve de la parte de la fuente que quede más próxima, nada de ir examinando los
filetes a ver cual tiene mejor pinta, ni de inspeccionar los huevos fritos a ver cual tiene
más "tostaditos".
No se comienza a comer hasta que todo el mundo se haya servido:
Será el anfitrión quien comience.
Si hubiera muchos invitados el anfitrión comenzará cuando estén servidos los
comensales que estén a su derecha e izquierda, comiendo lentamente para dar tiempo al
resto de invitados a ser servidos.


Servilleta


Al poner a la mesa la servilleta se coloca sobre el plato o a su izquierda, bien en forma
de triángulo o de rectángulo.
¿Cómo se utiliza la servilleta?
Una vez el anfitrión haya tomado la servilleta de tela, debemos tomarla y colocar la
servilleta sobre las piernas.
La servilleta se utiliza únicamente para limpiarse los labios, discretamente, antes y
después de beber.
Una vez que termina la comida, se coloca la servilleta a la derecha del plato de una
manera informal: nada de doblarla con cuidado como si no se hubiera utilizado.


Cubiertos


A la hora de utilizar los cubiertos hay que seguir una serie de reglas:
Los cubiertos van a la boca y no la boca a los cubiertos, por tanto, cuando se come hay
que mantenerse recto, todo lo más ligeramente inclinado hacia el plato, y con los
cubiertos se llevará la comida a la boca (nada de acercar la cara al plato).
El cuchillo nunca se mete en la boca: terminantemente prohibido ya que puede ser
peligroso.
Cuando se está masticando o hablando los cubiertos se colocan sobre el plato boca
abajo, lo que indica que todavía no se ha terminado.
Cuando se termina se dejan los cubiertos en paralelo.
                                                                                 163




     Imagen tomada del “Moderno manual de Etiqueta y protocolo


Aparecen en su orden: figura superior

      Cuchara para consomé, grande para sopa, mediana para sopa o postre, cucharita
       para café, tenedor para carnes, para postres, de tres puntas para frutas, para
                                                                                           164

          ensartar frutas o maíz, para pescado, para pasteles, para caracoles, cuchillo grande
          para carnes, con sierra para carnes rojas, para pescado, pala para mantequilla,
          cuchillo para quesos.

Figura inferior: cubiertos de servicio

          Cucharón para sopa, cuchara para ensaladas, para salsas dulces, para arroz, para
           salsas en general, tenedor para ensaladas, cuchillo para quesos, pala grande para
           servir carnes cortadas, legumbres, pala para pasteles, palita para servir galletas.

Uso de los cubiertos41

Hay dos métodos básicos para utilizar los cubiertos durante las comidas: el americano y
el europeo o continental. Usted puede utilizar el que quiera, siempre y cuando se ciña a
él.

Algunos expertos piensan que cuando los cuchillos y tenedores se popularizaron en
Europa a principios del siglo XVII, la mayoría de la gente los utilizaba de una manera
muy parecida al sistema americano de la actualidad. Posteriormente, en el siglo XIX los
europeos de las clases sociales más altas empezaron a utilizar lo que hoy día se conoce
como el estilo continental. Sin embargo esta costumbre no llego a América.

Por fortuna en los dos sistemas los alimentos se cortan del mismo modo (carnes).
Primero, el cuchillo se toma con la mano derecha y el dedo índice se apoya en el
mango, el tenedor se toma con la mano izquierda y se trincha la carne manteniendo los
dientes hacia abajo, luego se hace el corte, sólo se corta lo que se va a consumir cada
vez, cuando está con niños pequeños se corta toda la porción de una vez para facilitarle
al pequeño el consumo.

Estilo americano

Al terminar de cortar, se retira la porción del tenedor, se deja reposar el cuchillo sobre el
plato, sin que toque la mesa, con el filo hacia dentro, se pasa el tenedor a la mano
derecha para recoger o trinchar el alimento y llevarlo a la boca con el tenedor con los
dientes hacia arriba. Los demás alimentos como arroz y verduras se recogen con el
tenedor únicamente, sin usar el cuchillo como apoyo. En el caso de papa, plátano y
algunos alimentos que requieran cortarse se parten con el tenedor. Al terminar imagine
que su plato es un reloj, puede dejar los cubiertos uno al lado del otro en posición 6:30,
4:20 o 3:15.

Estilo europeo

41
     FOX, Susan. Etiqueta para Dummies. Bogotá. Grupo Editorial Norma. 2008.
                                                                                              165



En este sistema el cuchillo permanece todo el tiempo en la mano derecha, se utiliza para
cortar alimentos como la papa y también para empujar suavemente arroz y vegetales
hacia la parte convexa del tenedor (aunque nos resulta extraña esta costumbre, el
argumento para hacerlo es que ésta es la forma del paladar superior). Mientras consume
alguna bebida o conversa, los cubiertos permanecen cruzados al terminar quedan igual
que en el sistema americano.

1.8 PROTOCOLO INSTITUCIONAL

ETIQUETA CORPORATIVA


Recuerde que la oficina es una comunidad y que como tal funciona mejor cuando
existen buenas relaciones entre todos los miembros de ella.42

Las normas de cortesía en la oficina generan una atmósfera agradable, por lo cual es
lógico que prefiramos rodearnos de personas educadas y discretas.

                                            Integridad y ética: Es la base del buen
                                            funcionamiento en la empresa, quien no actúa
                                            correctamente, no inspira confianza y sin el
                                            apoyo de sus compañeros es imposible realizar
                                            bien sus labores.

                                            Puntualidad: Significa cumplir siempre a la hora
                                            acordada, no se valga siempre de excusas para
                                            justificar sus retardos.
                                            La puntualidad es necesaria para todo: entrega
                                            de documentos, correspondencia, etc.

Discreción: Ser discreto significa saber guardar las confidencias que le hacen tanto las
de orden personal como las que tienen que ver con los negocios.

Cortesía y positivismo: Ser cortés y optimista es la llave para escalar posiciones en el
mundo empresarial. No importa la raza ni la condición social, una sonrisa siempre es
bien recibida, sin embargo nunca confunda la amabilidad con la intimidad.

Imagen: La imagen de la empresa depende, en gran parte de la buena impresión que los
funcionarios causen a los demás. Ser y sentirnos agradables nos da confianza en
nosotros mismos y mejora en gran medida el desempeño profesional y social.


42
  ZÚÑIGA, Ana Eloisa. Moderno Manual de etiqueta y protocolo. Santafé de Bogotá. Círculo de
Lectores. 1996.
                                                                                      166

Comunicación: Una mala comunicación tanto escrita como oral, puede impedir el
progreso de una persona tanto a nivel personal como profesional.
Elegancia: La persona elegante se viste con discreción, la clave de la elegancia es
adaptar las tendencias de la moda al estilo personal.

LAS RELACIONES CON LOS COMPAÑEROS DE TRABAJO43

Los militares, tanto hombres como mujeres, practican constantemente los detalles de la
cortesía militar, y esa práctica permanente los hace sentir seguros de que se saben
comportar en muy distintas circunstancias. Aún cuando las normas de cortesía de la
vida civil no son tan rígidas, existe un código de conducta.

Fuera del círculo familiar, la parte más importante de la vida social se desarrolla en el
trabajo. Es allí donde usted pasa la mayor parte de su tiempo, donde interactúa con el
mayor número de personas y donde los buenos modales pueden traducirse en un
agradable clima laboral y conducir directamente a ascensos y aumentos salariales.

La relación con el jefe

La cortesía con el jefe empieza con la manera de dirigirse directamente a él o a ella.
Mientras no lo haya autorizado a llamarlo por el nombre, anteponga siempre un título,
en el contexto educativo es común utilizar Doctor o Doctora, es parte de la cultura
organizacional y por lo tanto debe respetarse. Aunque llamar al jefe por su nombre no
siempre tiene efectos negativos, se puede correr el riesgo de sobre pasar los limites de
confianza.

Si en cambio como lo vimos en el capítulo anterior existe mucha confianza con el jefe,
frente a un tercero no es conveniente tutearlo ni llamarlo por su nombre, refiérase a él o
ella por el título.

La relación con los compañeros de trabajo

Esté atento a las necesidades de sus compañeros y a los aspectos en los cuales son
particularmente sensibles. Como la diversidad en el medio laboral conduce a que
trabajen juntas personas de diferentes orígenes étnicos, culturales, religiosos y
nacionales, es necesario tener una actitud mucho más tolerante y amplia que en el hogar
o en la vida privada. Tenga en cuenta las siguientes sugerencias:
     Aprenda los términos aceptados por ellos para designar su nacionalidad, grupo
        étnico y afiliación religiosa. Elimine de su vocabulario la jerga y las palabras
        despectivas que pudo haber utilizado en el pasado.




43
     FOX, Susan. Etiqueta para Dummies. Bogotá. Grupo Editorial Norma. 2008.
                                                                                     167


    No se refiera a las demás personas, ni las identifique por su raza o grupo étnico.
     Las personas son personas. Utilice los nombres y títulos, evite tratar a sus
     compañeros en términos de “gordita” “churro” y demás.
    Las compañías escogen títulos de los empleados, maneje este punto con cuidado.
     Por ejemplo un asistente administrativo no es un secretario.
    Los compañeros de trabajo de más edad y experiencia merecen todo nuestro
     respeto. En el mundo actual, donde personas muy jóvenes son compañeras y
     hasta jefes de personas mucho mayores, es necesario cuidar el comportamiento
     en esta área.
    Este atento a las necesidades de los demás. Si por ejemplo un compañero
     necesita ausentarse un día por motivos religiosos es una muestra de cortesía
     ofrecernos para cubrirlo.

Trato con los coequiperos

El consejo más importante a este respecto es “Elogiar en público y criticar en privado”
Cuídese de no hacer que todo el equipo se entere si alguno de los colaboradores cometió
algún error, en cambio si un alumno o compañero de la universidad envío una nota de
felicitación o agradecimiento por la labor desempeñada por el funcionario, asegúrese
que todos se enteren.

No importa como llame a sus colaboradores en privado (si utiliza apodos por ejemplo,
porque al empleado le agrada) siempre diríjase a éste con formalidad frente a terceros.

Fiestas de oficina

En el mundo de hoy, donde socialmente es común que además de ser compañeros de
trabajo establezcamos lazos de amistad, es importante tener en cuenta que aunque el
escenario cambie nuestro comportamiento siempre debe estar a la altura de las
circunstancias, cuídese de no beber más de la cuenta, vestir apropiadamente y conservar
la compostura hasta el final de la reunión. Es bueno ser el “alma de la fiesta” pero
preste atención a su comportamiento para no afectar su reputación.

1.9 PROTOCOLO DE ESTADO

PRECEDENCIAS A NIVEL ESTATAL.

Están determinadas por decreto y se toman en cuenta en la organización de actos
oficiales o diplomáticos, dada la trascendencia de su labor es muy importante conocer el
decreto que se expone a continuación, esto le facilitará la vida al momento de establecer
relaciones con personalidades del gobierno, teniendo en cuenta que debe respetar este
orden para evitar inconvenientes que puede llegar a ser de carácter diplomático si no
cuida estos detalles.
                                                                                   168

PRECEDENCIA DE FUNCIONARIOS NACIONALES

1. Presidente de la República
2. Vicepresidente de la República
3. Cardenal Primado
4. Expresidentes de la República
5. (*) Exvicepresidentes de la República
6. Ministro de Relaciones Exteriores (Si hay diplomáticos o personalidades extranjeras)
7. Decano del Cuerpo Diplomático
8. Embajadores Extranjeros
9. Presidente del Congreso de la República
10. Presidente de la Corte Suprema de Justicia
11. Presidente de la Cámara de Representantes
12. (*) Presidente de la Corte Constitucional
13. Presidente del Consejo de Estado
14. (*) Presidente del Consejo Superior de la Judicatura
15. (*) Presidente del Consejo Electoral
16. (*) Fiscal General de la Nación
17. Ministros de Estado en el Siguiente Orden:
   - Ministro del Interior y Justicia
   - Ministro de Relaciones Exteriores
   - Ministro de Hacienda
   - Ministro de Defensa Nacional
   - Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural
   - Ministro de Protección Social
   - Ministro de Minas y Energía
   - Ministro de Comercio, Industria y Turismo
   - Ministro de Educación Nacional
   - Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial
   - Ministro de Comunicaciones
   - Ministro de Transporte
   - Ministro de Cultura
18. Secretario General de la Presidencia
      (Alto Comisionado para la Paz)
      (Alto Consejero Presidencial)
19. Embajadores Colombianos
20. Comandante General de las Fuerzas Militares
21. Generales y Almirantes de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional
22. Procurador General de la Nación
23. (*) Defensor del Pueblo
24. (*) Auditor General de la República
25. Contralor General de la República
26. (*) Contador General de la Nación
27. Registrador del Estado Civil
                                                                                          169

28. Alcalde Mayor de Bogotá
29. Jefe Departamento Nacional de Planeación
30. Jefes de Departamentos Administrativos (por orden de creación)
      a) Aeronáutica Civil (AEROCIVIL)
      b) Estadística (DANE)
      c) Función Pública
      d) Cooperativas (DANCOOP)
31. Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores (Si hay diplomáticos
      extranjeros)
32. Mayores Generales y Vicealmirantes
33. Viceministros (mismo orden que los Ministros)
34. Gobernador de Cundinamarca
35. Gobernadores (orden alfabético)
36. Brigadieres Generales y Contralmirantes
37. Arzobispos y Obispos
38. Senadores de la República
39. Representantes a la Cámara
40. (*) Alcaldes de Capitales
41. Magistrados de la Corte Suprema de Justicia
42. (*) Magistrados de la Corte Constitucional
43. Consejeros de Estado
44. (*) Magistrados del Consejo Superior de la Judicatura
45. Jefe de la Casa Militar de la Presidencia
46. Director General del Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores
      (En los actos protocolarios a los cuales asista el Presidente de la República,
      tendrá la precedencia el Jefe de la Casa Militar. En los demás actos la tendrá el
      Director General del Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores.)
47. Coroneles y Capitanes de Navío
48. Secretarios Departamento Administrativo de la Presidencia
49. Consejeros Presidenciales
50. Encargados de Negocios a.i.
51. Tenientes Coroneles y Capitanes de Fragata
52. Asesores Presidenciales
53. Ministros Consejeros
54. Secretarios Generales de los Ministerios
55. Directores Ministerio Relaciones Exteriores
56. Coordinadores del Protocolo Ministerio de Relaciones Exteriores
57. Gerentes Institutos Descentralizados (orden creación Institutos)
58. Consejeros de Embajada o Legación
59. Edecanes del señor Presidente de la República
60. Mayores o Capitanes de Corbeta
61. Presidente de la Asamblea Departamental
62. Presidente del Tribunal Superior
63. Presidente Concejo Municipal
                                                                                    170

64. Oficiales Subalternos de las Fuerzas Militares

(Lo marcado con asterisco (*) se asume es la precedencia que le corresponde en vista
que no ha salido Decreto de acuerdo a la Constitución de 1991)


Si usted organiza una reunión a donde asisten uno o más de estos funcionarios conviene
disponer la mesa con tarjetas de sitio (tarjetas con el nombre de las personas) o
habladores (escritos por ambas caras) para facilitar la ubicación de los participantes y
permitir que todos se conozcan entre sí.

Recuerde que gran parte de su labor consiste en establecer contactos con líderes
comunitarios, que seguramente no siempre tienen los mismos hábitos que usted, en este
caso el respeto y la tolerancia son la clave para no generar molestias por parte de su
interlocutor, muéstrese siempre receptivo hacia las sugerencias y establezca siempre de
manera diplomática sus desacuerdos, en este sentido, tenga siempre en cuenta que la
diplomacia permite tratar con tacto asuntos candentes, así mismo mire siempre con
buenos ojos las costumbres propias de todas las regiones. No es fácil, pero recuerde que
es de mal gusto las invitaciones que le hacen las personas a sus casas, posiblemente le
inviten a comer platos que aunque no haya probado le resulten desagradables, muestre
siempre su agradecimiento sincero y haga un esfuerzo por compartir las costumbres de
sus anfitriones.

CORTESÍA TELEFÓNICA

La tecnología esta cambiando las reglas de la etiqueta telefónica con tanta rapidez que
mucha gente ya no sabe que esta bien y que esta mal. En un pasado no muy lejano, la
etiqueta telefónica se limitaba a responder adecuadamente las llamadas y a tomar
mensajes escritos. La tecnología actual no sólo ha multiplicado nuestras opciones de
comunicación, sino que ha aumentado nuestras probabilidades de atentar contra la
buena educación.44

Antes de que existieran teléfonos celulares, teníamos que utilizar teléfonos públicos o
esperar a llegar a casa para hacer nuestras llamadas. Antes de que estuviera tan
extendido el uso de los contestadores y de que se pudieran identificar las llamadas,
teníamos que responder nuestro propio teléfono y hablar con la gente con la que no
siempre queríamos comunicarnos. Pero esto ha cambiado radicalmente, porque hoy en
día podemos hacer nuestras llamadas – o hacer caso omiso de las que nos hacen a
nosotros – desde cualquier lugar y a cualquier hora. Sin embargo, no todo el mundo
conoce las reglas de comportamiento que deben observarse en esta clase de situaciones.

Cuando usted llama por teléfono

44
     FOX, Susan. Etiqueta para Dummies. Bogotá. Grupo Editorial Norma. 2008.
                                                                                     171



Aparentemente el teléfono tiene la capacidad de sacarle a la gente lo mejor o lo peor que
hay en ella. Cuando una persona quiere ser ruda y mal educada, nada más fácil que
actuar así por teléfono. Sin embargo es posible sacar lo mejor de la persona que está al
otro lado de la línea hablándole con amabilidad y cortesía.

Cuando haga una llamada telefónica siga estas recomendaciones:

   1. Antes de hacer una llamada, defina cuál es su objetivo:
      Las llamadas telefónicas son mas breves, eficaces y satisfactorias para ambas
      partes cuando previamente se ha definido el objetivo.

   2. Háblele a la persona que responda su llamada con un tono agradable.
      Cuando usted llame, su voz debe ser cálida y entusiasta; su pronunciación clara.
      Haga un esfuerzo por ser cordial con su interlocutor. Aunque el motivo de su
      llamada no sea agradable (como por ejemplo, hacer un reclamo) hablar
      amablemente genera una actitud de colaboración en la otra persona.

   3. Establezca la identidad de quien contesta.
      Cuando le conteste el teléfono una persona distinta a la que usted necesita,
      establezca su identidad antes de seguir conversando.

   4. Identifíquese y exponga el motivo de su llamada.
      Así como usted quiere saber con quien esta hablando, la otra persona también
      querrá saber quien es usted y cual es el motivo de su llamada. Aclare esto antes
      de que se lo pregunten.

   5. Averigüe si su llamada es o no prudente en ese momento.
      No importa a quien esta llamando o cuál sea la hora, empiece su conversación
      preguntando ¿Puedo hablarle o esta ocupado? Si la otra persona le responde que
      en ese momento no le es posible atenderlo, pregunte a que hora es oportuno
      llamar.

   6. Tome notas durante la conversación.
      Las llamadas telefónicas permiten intercambiar mucha información. Por lo tanto
      acostúmbrese a mantener cerca del teléfono una libreta y a tomar notas mientras
      conversa. Si no lo hace podría olvidar datos o confundir fechas, nombres,
      números de teléfono, direcciones o referencias.

   7. De por terminada la llamada
      Cuando haya cumplido el objetivo de su llamada agradezca por la atención y el
      tiempo dedicados a usted. Luego termine la conversación despidiéndose y luego
      cuelgue el aparato con cuidado.
                                                                                          172

El correo de voz y el contestador automático

En los 70’s, muchos expertos en etiqueta consideraban el contestador automático como
un aparato ofensivo. Sin embargo hoy en una gran cantidad de empresas es común el
correo de voz.

Cuando su llamada entre en un sistema de correo de voz o a una máquina contestadora,
deje un mensaje sencillo y hable con claridad. Identifíquese, exponga el motivo de su
llamada, deje sus datos y despídase.

El teléfono celular

No hay excusa para dejar de lado los buenos modales cuando se tiene teléfono celular.
Aunque la mayoría de las personas no tienen intención de ser descorteses, cuando
utilizan este tipo de teléfonos tienden a olvidar que pueden incomodar a quienes les
rodean.

Algunas recomendaciones:
    Apague su teléfono antes de entrar a una sala de reuniones, conciertos, un
      teatro, un restaurante o cualquier lugar público donde el silencio sea
      imprescindible para disfrutar el espectáculo o para que la gente se escuche entre
      sí. Luce muy mal alguien que mientras camina por la calle conversa
      animadamente con alguien (de negocios o de asuntos personales) Si hacer esta
      llamada es de vital importancia, elija un lugar adecuado para tal fin.
    Recuerde que conversar por teléfono en medio de una reunión de trabajo es una
      muestra clara de mala educación, así se haga en voz baja.
    Nunca hable por el celular cuando ya este sentado a la mesa en un restaurante
      relativamente silencioso. Haga su llamada antes del aperitivo o después del
      café. Si es imprescindible recibir esta llamada, retírese de la mesa para
      conversar.


NET ETIQUETA

Alrededor de la Internet se han desarrollado normas particulares de conducta. Sin
embargo, el común denominador de todas ellas sigue siendo la cortesía: tener en cuenta,
fundamentalmente, las necesidades de las demás personas y hacer todo lo posible para
que se sientan cómodas.45

Muchas de las faltas que se comenten en Internet se deben a que este medio promueve
el anonimato. Infortunadamente, hay personas que presentan en Internet una conducta

45
  CORREAS SÁNCHEZ, Gerardo. (2004). La empresa y su protocolo. El procedimiento de calidad en
la organización de sus actos. Madrid. Ed. Protocolo.
                                                                                     173

que jamás se atreverían a mostrar en la vida real. Aún cuando internet tiene la ventaja
que esta al alcance de casi todo el mundo, tiene la desventaja que una pequeña minoría
trata de aprovechar justamente esta condición para comportarse de manera censurable.

No importa que se trate de un intercambio de mensajes electrónicos o de una respuesta
en un grupo de discusión, vuelva a leer lo que escribió antes de oprimir el botón de
“enviar”. Y, si es necesario, vuélvalo a leer antes de enviarlo definitivamente. Así no
correrá el riesgo de enviar mensajes que podrían ser interpretados incorrectamente por
los destinatarios. Además es fundamental revisar muy bien la gramática y asegurarse
que no hay errores de ortografía y escritura.

No agrave el problema del correo “basura” y las cadenas

No contribuya a agravar el problema de los e-mail “basura”. Internet no fue creado para
intercambiar bromas, cadenas de cartas ni mensajes para atacar a los demás. Es
aconsejable que cuando reciba algún mensaje de esta naturaleza sencillamente lo pase
por alto. Suprímalo oprimiendo la tecla correspondiente y pase al siguiente mensaje.

Si un amigo suyo acostumbra enviarle mensajes y chistes de mal gusto, envíele un breve
e-mail explicándole que a usted le gustan los buenos chistes de vez en cuando, pero
contados personalmente. Si esto no da resultado o si el problema es mayor (como
ataques personales a través de una cartelera electrónica, aborde la cuestión por e-mail
directamente con él o con el administrador del sistema.

Escriba sólo lo que diría personalmente

Como persona educada que es, no confronte con hostilidad a nadie en público, y
tampoco a través de internet. Las discusiones en la red a veces degeneran en
intercambios abiertamente ofensivos. A menos que este preparado para intercambiar
mensajes cada vez más hostiles, evite las confrontaciones directas.

Incluso al intercambiar mensajes con amigos cercanos a través de internet, es preciso
tener en cuenta algunas normas de etiqueta. Antes de enviar cualquier mensaje,
pregúntese si sería capaz de decirle esas mismas cosas al destinatario si estuvieran cara
a cara. Si la respuesta es no ¡cuidado! Vuelva a leer su mensaje y hágale los cambios
que lo hagan sentir como si estuviera con esa persona.

Utilice letras minúsculas

No escriba todo su mensaje o parte de él en mayúsculas, a menos que este
verdaderamente enojado y quiera que la otra persona se entere. Escribir así da la
sensación que uno esta gritando. Escriba con letras mayúsculas y minúsculas como es
habitual.
                                                                                     174

Recuerde que lo que escriba podría quedar guardado para siempre

El e-mail podrá ser electrónico, pero sigue siendo correo. Esto quiere decir que lo que
usted escribe puede quedar guardado para la posteridad. Incluso las personas que
mejor se comportan deben tener en cuenta que lo que escriben en sus correos puede
tener serias repercusiones en el futuro. Aunque usted borre constantemente los
mensajes comprometedores que llegan a su bandeja de entrada, recuerde que estos
quedan guardados en la copia de seguridad del servidor, donde se almacenan todos
los mensajes.

Tenga cuidado al enviar sus mensajes

Escriba cuidadosamente sus mensajes electrónicos. Gracias al botón “reenviar”, sus
correos tienen la capacidad de viajar a cualquier parte del mundo.
Incluya siempre en sus mensajes el asunto. Nunca deje de saludar. Saltar directamente
al mensaje es como telefonear a alguien e ir directamente al grano sin saludarlo primero.
Por último, procure responder los correos que reciba en el transcurso del mismo día,
aunque sea sólo para acusar recibo e informarle al remitente que le escribirá pronto.

La etiqueta en internet no es flexible

Antes de conectarse con un grupo de discusión, dedíquese un rato a leer los mensajes y
a seguir el hilo de la discusión. Revise los archivos. Usted notará que las personas
emplean diversos lenguajes para “conversar” sobre diferentes temas. Por ejemplo,
observará que en algunos foros los rumores y los chismes son perfectamente normales.
Pero si usted se conecta con un grupo que esta discutiendo acerca de un libro o un tema
en particular notará que no hay lugar para rumores o chismes. Tenga siempre en cuenta
el lugar donde se encuentra.

Si antes de participar en una discusión usted se dedica un rato a conocer al grupo, sus
comentarios serán más relevantes y los participantes lo admitirán con más agrado. A la
mayoría de la gente le molesta perder el tiempo con intervenciones irrelevantes para el
tema o la cultura del grupo. Usted tiene la responsabilidad de garantizar que el tiempo
que los demás dediquen a leer sus comentarios no sea perdido.

Respete el tiempo de los demás

Quizás a usted le interesan sobremanera las respuestas a una pregunta que hizo, o piensa
que el e-mail que le acaban de enviar a un editor con una idea para un libro es muy
importante. Sin embargo, no olvide que usted no es el centro del ciberespacio. No
espere respuestas inmediatas a sus preguntas, aunque Internet sea un medio de
comunicación prácticamente instantáneo.
                                                                                    175

Usted también debe respetar el tiempo que las personas necesitan para abrir sus
mensajes y leerlos. Tenga en cuenta que en algunos servicios la conexión es muy lenta.
Para algunos abrir una nota o artículo puede ser un proceso lento y es definitivamente
molesto esperar pacientemente y descubrir que los archivos adjuntos no son más que
bromas, fotos o presentaciones que no justificaban esa demora.

No abuse del botón copia (Cc:)
Es muy fácil enviar copia de todo a la lista de contactos con los cuales se mantiene
correspondencia; de hecho a la gente le agrada hacerlo. Sin embargo demuestra mala
educación porque demuestra falta de consideración con el tiempo de los demás.

Aunque parezca frase de cajón, las personas hoy día cuentan con menos tiempo que
antes, por lo tanto antes de enviar copias de un mensaje, pregúntese si en realidad esas
personas necesitan esa información. Si la respuesta es no, absténgase.

Recuerde que el lenguaje y la gramática juegan un papel fundamental

Recuerde que en la red no disponemos de los recursos verbales y no verbales que
apoyan a nuestras palabras cuando interactuamos personalmente, por eso si no quiere
causar una mala impresión a los demás evite un lenguaje vulgar y revise la ortografía y
puntuación antes de hacer click en enviar.

Sus mensajes no deben ser demasiado informales

Enviar un e-mail en lugar de un memorando o de hacer una llamada no significa que
pueda relajarse en su comportamiento, si bien es cierto la comunicación vía correo
electrónico es mucho más relajada esto no debe dar lugar al uso de emoticones que
hagan referencia a su estado de ánimo, ni tampoco es correcto dirigirse a sus
compañeros de trabajo por apodos o términos burlescos como “gorda” “negrito” o
“amor”

   IMAGEN PROFESIONAL E IMAGEN INTEGRAL


     Una imagen vale más que mil palabras, y recuerde siempre que tenemos
     una sola oportunidad de causar una “EXCELENTE PRIMERA IMPRESIÓN”




                                 Teniendo en cuenta esta premisa debemos ser muy
                                 cuidadosos de nuestra presentación personal no sólo
                                 en ambientes laborales sino por extensión en todos los
                                 escenarios en que nos desenvolvemos.
                                                                                        176

Resulta poco lógico limitarnos a ver la imagen desde el punto de vista físico porque sin
duda reflejamos externamente lo que llevamos dentro, en ese sentido es fundamental
cultivar aspectos esenciales como: mente, afectividad, espiritualidad, comportamiento y
cuerpo.

VESTUARIO

IMAGEN FÍSICA

Es el conjunto de elementos que pueden
ser fácilmente vistos por los demás y
que son modificables si contamos con
una buena asesoría, para ello es
necesario tener en cuenta los conceptos:

MODA
Uso, modo o costumbre que está en
boga durante algún tiempo, o en
determinado país, con especialidad en
los    trajes,   telas     y    adornos,
principalmente los recién introducidos.46


                        ESTILO47
                        Gusto, elegancia o distinción de una persona o cosa
                        Teniendo en cuenta estas definiciones es clave reconocer que no
                        siempre lo que esta de “moda” resulta lo más favorecedor para
                        todas las personas en todas las situaciones, es entonces clave
                        elegir de aquellas tendencias las que mas se adapten a nuestro
                        “estilo personal” para lucir siempre auténticos.


VESTUARIO

Elegir las prendas apropiadas de acuerdo a la configuración anatómica es fundamental a
la hora de lucir bien, es importante tener en cuenta los aspectos que ayudan a fortalecer
la imagen:


46
 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 2, Editorial Espasa,
Madrid 2001

47
 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario de la Lengua Española, Tomo 1, Editorial Espasa,
Madrid 2001
                                                                                   177

1. Uso de las líneas: El ojo sigue la línea, por lo tanto es conveniente elegir las que
   más convengan de acuerdo al caso; las líneas verticales crean el efecto óptico de
   alargamiento, mientras que las horizontales generan la sensación se ser más
   anchas y cortas.

2. Manejo del color: Los colores claros atraen, mientras que los oscuros disimulan,
   esto es clave a la hora de querer destacar o disimular alguna zona del cuerpo.

3. Cuidado con las proporciones: Las personas de baja estatura o contextura
   pequeña, deben preferir accesorios discretos y estampados pequeños mientras
   los más corpulentos deben buscar elementos adecuados a su tamaño, sin que
   luzcan exagerados.




              CONFIGURACIONES ANATOMICAS FEMENINAS

  CONFIGURACIÓ           CARACTERÍSTICA SUGERENCIA                         QUE
        N                           S                  S                 EVITAR
                         Triángulo invertido:  Colores                 Uso       de
                         Su espalda es más        oscuros                 hombreras
                         ancha con respecto a     arriba, claros        Blusas o
                         la cadera, suele lucir   abajo.                  sweters
                         corpulenta aunque sea  Prendas                  muy
                         delgada                  superiores              elaborados
                                                  muy básicas           Prendas
                                                 Prendas                 inferiores
                                                  inferiores un           ceñidas
                                                  poco      más
                                                  amplias
                         Rectángulo: La cintura  Prendas que             Cinturones
                         no es muy evidente,      insinúen la              delgados
                         no     necesariamente    cintura                 Cambios
                         esta    asociada     a  Elegir blusas            bruscos de
                         sobrepeso.               con detalles             color en la
                                                  en el cuello o           línea    de
                                                  arriba.                  cintura
                                                                          Prendas
                                                                           muy
                                                                           cuadradas
                                                        178

Trapecio: De espalda      Uso          de      Prendas
angosta y piernas          hombreras             inferiores
prominentes (conejos),     pequeñas.             con
cintura muy marcada y     Colores               prenses o
generalmente     poco      claros arriba,        con
busto.                     oscuros               volumen
                           abajo.               Escotes
                          Pantalones y
                           faldas     con
                           líneas
                           verticales.
Pera: Similar a la        Uso          de      Prendas
anterior, sin embargo,     hombreras             muy
la zona problema no        pequeñas.             amplias
se encuentra en las       Colores               abajo
piernas, sino en las       claros arriba,       Cuadros
caderas, tiene un poco     oscuros
más de busto que la        abajo
anterior.                 Pantalones y
                           faldas     con
                           líneas
                           verticales
                          Escotes
                           discretos
Ocho:                     Prendas que          Colores
Podría pensarse que es     insinúen la           llamativos
la silueta ideal, sin      silueta     sin      Prendas
embargo            sus     ajustarla             elaboradas
proporciones son muy                             en licra
exageradas, busto muy
grande,        cintura
pequeña,        cadera
ancha.
Redonda:                  Colores de           Estampado
Generalmente       con     medios     a          s grandes
serios problemas de        oscuros              Colores
sobrepeso, la cintura     Prendas               llamativos
desaparece         por     sueltas pero         Prendas
completo y supera la       que delineen          ajustadas
medida de hombros y        la silueta
cadera
                                                                                             179

                                  Reloj de arena:                 Todo tipo de
                                  Es la silueta ideal en           prendas     le
                                  donde hombros y                  resultan
                                  cadera están alineados           favorables.
                                  y la cintura luce
                                  proporcional.




                    CONFIGURACIONES ANATOMICAS MASCULINAS48

                 CONFIGURACION                                  CARACTERÍSTICAS

                                                        Silueta atlética: Posee la espalda más
                                                       ancha que la cadera, suele ser una figura
                                                               trabajada en el gimnasio



                                                     Ectomorfo o silueta ideal, es la más común
                                                      en el hombre y se caracteriza por guardar
                                                        proporción entre el pecho y la cadera



                                                     Mesomorfo o cuerpo del abandono, común
                                                     en hombres que por descuido, empiezan a
                                                      ganar volumen del pecho hasta la cadera




                     “La verdadera elegancia no consiste en que
                    aquello que nos ponemos nos mejore sino en
                        mejorar aquello que nos ponemos”
                             FRANCISCO GRAND MONTAGNE
VESTUARIO FEMENINO

48
     NEIRA, Diana. (1995). Imagen de hombre. Santafé de Bogotá, Círculo de Lectores.
                                                                                     180

La ejecutiva debe distinguirse por su discreción, elegancia y buen gusto

Ropa íntima

Cómo su nombre lo indica no debe ser vista por nadie por lo tanto preste atención a
hacer una combinación acertada de color, evitar las prendas de encaje con prenda
externa traslúcida o prendas que no hormen de la forma adecuada.

Blusas

Ideales para multiplicar cualquier guardarropa, asegúrese de contar con varias de
colores blanco, pasteles, y algunos intensos como rojos, naranjas, violetas y negro para
combinar con los conjuntos. Cuídese de no abusar de los escotes, transparencias o
prendas demasiados ajustadas.

Conjuntos

También conocidos como sastres, de dos piezas: chaqueta y falda y/o pantalón, es
importante analizar previamente la silueta para saber cuál es el corte más conveniente.

Faldas

Preste especial atención al largo, la ejecutiva no debe permitirse mostrar demasiado
pues ante todo debe lucir profesional, 4 centímetros arriba de la rodilla es lo más corta
que se puede llevar en ambientes corporativos.

Accesorios

Menos siempre es más y mucho más si tenemos en cuenta que las tendencias de moda
en la actualidad sugieren usar el mínimo de accesorios por lo tanto sólo lleve un par de
aretes discreto, un detalle al cuello si el resto del vestuario lo permite, un anillo por
mano, máximo dos pulseras y reloj en la mano contraria, tenga en cuenta evitar
combinaciones como oro – plata, perlas – artesanales, artesanales – dorados etc.

VESTUARIO MASCULINO

Ropa íntima: Camisilla manga corta, sin estampados e impecablemente blanca
Camisas siempre más claras que el traje, las blancas, azules y de líneas delgadas no
deben faltar en el guardarropa básico

Corbata: siempre bien anudadas, de un solo fondo, diagonales o con diseños discretos.
Debe rozar la hebilla del cinturón sin cubrirla

Pantalón. Bien planchado, sin recargar los bolsillos, mantenga el largo adecuado
                                                                                          181



Chaquetas. Al caminar llévelas cerradas, sólo deje libre el último botón.

Calzado. En lo posible más oscuro que el traje, siempre a tono con el cinturón, recuerde
que no debe llevar nada al cinto.

Accesorios. Los únicos permitidos al hombre son la argolla matrimonial y un reloj de
buena calidad.




                 El jean si bien es cierto es una prenda muy cómoda, también
                 es demasiado informal, aún cuando se trate de trabajo de
                 campo usted debe proyectarse siempre a la altura de las
                 circunstancias, prefiera entonces pantalones de dril o de
                 gabardina liviana.




IMAGEN FÍSICA

CUIDADO DE LA PIEL

Para lucir siempre bien es necesario tener una piel sana, para lograrlo, tenga en cuenta
las siguientes recomendaciones:49

       Consuma suficiente agua
       Procure llevar una dieta balanceada
       Trate de comer siempre a horas
       Evite en lo posible los fritos y en general la comida
        “chatarra”
       Duerma por lo menos 6 horas

Adicional a lo anterior es necesario seguir los siguientes 3
pasos todos los días en la mañana y en la noche:

Limpieza:
Es el proceso por el cual se retiran células muertas,
suciedad y maquillaje, se lleva a cabo con una crema o leche limpiadora, para el
maquillaje resistente al agua, es aconsejable usar un producto específico para este fin.



49
     FALQUEZ, Lía de (1995). Eternamente bella. Santafé de Bogotá. Intermedio Editores.
                                                                                               182

Tonificación: tiene como objetivo retirar los residuos de maquillaje o producto
limpiador, cerrar los poros y preparar la piel para la hidratación.

Hidratación: busca recuperar la humedad perdida por la piel, si la piel es tendencia
grasa, debemos buscar una hidratante (aporta agua), si es seca es necesario usar una
humectante (aporta grasa y agua).

Al adquirir la disciplina de hacerlo todos los días, garantizamos la salud de la piel y una
apariencia juvenil por más tiempo.

MAQUILLAJE

                                          Maquillar el rostro no significa convertirlo en una
                                          máscara, lo que se pretende es destacar los puntos
                                          fuertes y hacer menos notorios, los que no nos
                                          gustan tanto.

                                          Es importante que el maquillaje que usemos no nos
                                          exija pasar largas horas frente al espejo.




Paso a paso para un buen maquillaje50

      1. Una vez esta preparada la piel se aplicará la base con una esponja previamente
         humedecida. El ideal es que la base sea líquida pues su apariencia es natural,
         elija el tono probándolo directamente en el rostro.
      2. Aplique polvos traslúcidos sueltos, estos fijan el maquillaje y eliminan el brillo
         de la piel (los compactos se usarán para retocar durante el día cuando sea
         necesario)
      3. Defina muy bien sus cejas y de ser necesario, elimine
         los vellos sobrantes, hoy día no se llevan muy gruesas
         ni muy delgadas. Si son escasas o los vellos son
         muy claros, maquíllelas preferiblemente con sombra.
         En caso de usar lápiz, difumínelo.
      4. Las sombras se aplicarán de acuerdo a la forma del
         ojo, en el maquillaje básico puede usar un tono claro
         sobre todo el párpado y uno medio u oscuro en el
         párpado móvil.
      5. El delineador abajo, se dejará sólo para la noche, para
         realzar el ojo use un poco de sombra media u oscura,

50
     QUANT, Mary (1997). El libro del maquillaje y la belleza. Gran Bretaña: Butler y Taner.
                                                                                       183

       según su gusto.
   6. Arriba aplique una línea negra o café y difumínela con un copito.
   7. Rice las pestañas, si es necesario
   8. Aplique pestañina
   9. El rubor en este momento busca dar una apariencia bronceada, aplíquelo sobre el
       hueso de las mejillas.
   10. El labial, ojalá en un tono neutro (es decir no muy notorio), al delinear los labios
       evite que el lápiz sea más oscuro que el labial y preferiblemente difumínelo con
       los dedos, antes de aplicar el labial.
   11. Para terminar un poco de brillo.

CABELLO

El cabello es el marco del rostro y por lo tanto merece los mejores
cuidados para ello es necesario tener en cuenta:

Limpieza: la frecuencia en el lavado depende en gran medida del
tipo de cabello, algunas mujeres pueden esperar varios días entre
cada lavada otras en cambio debido a que su cabello es graso
deben lavar el pelo a diario, esto es de suma importancia, pues de
nada sirve lucir un cabello cepillado, pero sucio, recogerlo
tampoco es la mejor opción, pues existe una clara diferencia entre los cabellos recogidos
limpios y los que lucen sucios y opacos.


Corte: Un buen corte favorece las facciones, permite que el cabello luzca sano y
brillante, dependiendo del largo se determina la frecuencia en el corte; cabellos cortos:
cada mes, cabellos medios (hasta los hombros) cada dos meses y cabellos largos
máximo cada tres meses debe despuntarse.

Peinado: El cabello debe lucir siempre arreglado, al peinarlo evite presentarse a trabajar
con el pelo húmedo o cogido de cualquier manera, es conveniente dedicar el tiempo
prudente al arreglo del pelo, eligiendo como accesorios elementos discretos y en colores
neutros.

Color: Elegir acertadamente el color para el cabello no es tarea fácil, sin embargo una
vez se logra se convierte en nuestro mejor (o peor) aliado, es necesario mantener la
coloración para así evitar que se noten las raíces. A este respecto es bueno recordar que
los cambios de color no deben ser tan radicales, es decir, no es adecuado que una mujer
morena elija un tinte rubio pues el contraste sería muy fuerte y el mantenimiento más
exigente que de costumbre.

CUIDADO DE MANOS Y PIES
                                                                                      184

Nuestras manos son nuestra principal herramienta de trabajo, por lo tanto es
fundamental arreglarlas semanalmente teniendo en cuenta las siguientes
recomendaciones:

        Las uñas cortas son las más adecuadas para las mujeres, siempre limpias, bien
         limadas y parejas
        Evite a toda costa las decoraciones en las uñas, si le gustan pueden usarlas en
         actividades ajenas al trabajo
        Aunque los colores oscuros en los esmaltes están de moda, debe tener en cuenta
         que son muy exigentes en su cuidado y no le lucen bien a todos los tonos de piel
        Entre más discretos sean los tonos del esmalte, mayor duración tendrá el arreglo.
        Los tonos llamativos hacen que sus uñas se conviertan en las protagonistas
         restándole importancia a los productos que promocionan.

FRAGANCIAS

Los hábitos de limpieza nos facilitan la presentación personal, sin embargo el uso
inadecuado de las fragancias puede convertirse en un arma de doble filo, si no se tiene
cuidado a la hora de elegirlas o combinarlas entre sí, tenga en cuenta lo siguiente:

        El ser humano puede sentir todos los olores que le rodean excepto el propio, por
         lo tanto sea prudente en la aplicación de perfumes.
        En cuanto a los elementos de higiene y cuidado personal,
         prefiera aquellos que no tengan olor, para evitar
         combinaciones molestas.
        Recuerde que olemos a lo que comemos, cuide su
         alimentación evitando el exceso de picantes, condimentos,
         etc.
        Preste atención a su higiene bucal, el mal aliento rompe la
         comunicación
        El momento ideal para aplicar el perfume es inmediatamente después de salir de
         la ducha.
        Para el día prefiera las aguas de colonia o aguas de perfume, deje el concentrado
         únicamente para la noche.

DEPILACIÓN: las mujeres nacimos para ser lampiñas, todos los vellos que nos sobran
deben ser retirados. Las zonas que se deben depilar son: cejas, bigote, axilas, piernas.

Tipos cromáticos estacionales51

Cada estación va asociada con sus propios colores, sentimientos, sensaciones y flujo de
energía. A menudo olvidamos que formamos parte de este orden natural, pero nuestro

51
     Chiazzari, Suzy. Color. Gran Bretaña. Blume. 1999
                                                                                    185

carácter encaja con los patrones rítmicos y de color que se encuentran en los ciclos
estacionales. Los tonos personales también pueden
Clasificarse en diferentes grupos relacionados con los colores de las estaciones.

                                          Cada uno posee una gama de colores que
                                          se adapta a un tipo estacional concreto. La
                                          clasificación estacional, no sólo sirve
                                          como guía para vestirse con los colores
                                          más adecuados al aspecto personal;
                                          además, estos colores también refuerzan y
                                          expresan mejor la personalidad. La
                                          elección de los colores que armonizan con
                                          el tono estacional correspondiente ayuda a
                                          tener buena apariencia; asimismo, alimenta
                                          los niveles de energía y favorece la
                                          autoestima. Los tipos estacionales no sólo
                                          presentan tonos personales distintos, sino
                                          que además muestran características de la
personalidad que complementan los colores. Cuando nos vestimos con colores que nos
quedan bien, estamos cómodos y dejamos que nuestras cualidades positivas se
destaquen.

Tenga en cuenta las siguientes descripciones para saber a que tipo estacional pertenece.
Después podrá utilizar colores personales para crear un vestuario que refleje mejor su
carácter y que le proporcione el apoyo perfecto que necesita en muchas situaciones de la
vida.

PROTOTIPO INVIERNO
Piel: Generalmente con tonos oliva u oscuro.
Ojos. La parte blanca luce muy limpia, negros o marrones.
Pelo: Castaño oscuro, negro, gris plateado.

El invierno es una época de oscuridad, de frío y
de fuertes contrastes. Sus colores típicos son
las siluetas de los árboles y el blanco de la
nieve. Las personas de este grupo generalmente
representan tonos llamativos, que les confieren
un aspecto de fortaleza, seguridad y control,
pero en realidad es posible que sean tímidas y
prefieran estar solas. Suelen ser bastante
introvertidas y su círculo de amistades es muy
reducido. Las personas de invierno parecen
frías y distantes, pero cuando se invierte el
tiempo necesario en conocerlas se descubre que
                                                                                       186

poseen unas profundas emociones bajo la superficie. Son personas resueltas, grandes
pensadoras y, con frecuencia, tienen éxito en los negocios. También son fieles,
responsables y fiables en caso de crisis. De decisiones rápidas, resultan buenas
organizadoras y, por lo general, ocupan puestos de autoridad.

Aunque las personas de invierno suelen poseer un aspecto y unos colores llamativos, su
carácter frío dificulta la relajación y la expresión de emociones. Las personas de
invierno son comedidas y su orientación mental enfoca la vida desde una perspectiva
ordenada y lógica. Los colores básicos del armario deben ser neutros fuertes como el
negro, el blanco, el gris y el azul marino, sin olvidar algunos colores cálidos como rojo,
amarillo como también el verde esmeralda para que aporten fuerza emocional. El azul
ayuda a relajarse, de modo que la expresión resulta más abierta.

PROTOTIPO VERANO

Piel: Rosa, traslúcida y suave, beige rosado o beige claro.
Pelo: Blanco, rubio dorado o ceniza, castaño claro.
Ojos: Azules, gris azulado, color avellana, castaño grisáceos.

                                     Los colores del verano son los azules del cielo y el
                                     mar, y los cálidos tonos profundos del roso, estos
                                     tonos reflejan el calor del sol y una gloriosa
                                     energía vital. El rosa y el azul del verano
                                     simbolizan los aspectos masculino y femenino que
                                     llevamos dentro. Estos dos colores están presentes
                                     en la personalidad de verano, de talante
                                     extrovertido y atrevido, pero también delicado y
                                     sensible. Su naturaleza cooperadora las convierte
                                     en personas que saben escuchar, dignas de
                                     confianza y buenas componentes de equipo.
                                     Aunque pueden ser emprendedoras, se muestran
                                     reacias a reconocer los talentos y los méritos
                                     propios. Asimismo, encuentran dificultades para
                                     expresar sus sentimientos. Tienden a ser personas
serias, pero con un gran corazón y necesitan formar su autoestima antes de manifestar
todo el potencial que llevan dentro.

La personalidad de verano es delicada y su guardarropa básico ideal contiene blancos
hueso y tonos marrones rojizos. Las personas de verano necesitan liberarse mediante
tonos claros y cálidos. El frambuesa o el rosa desarrollan la propia confianza y
fomentan la autoestima; el lavanda o el azul cielo favorecen la intuición y la creatividad.
                                                                                    187



PROTOTIPO PRIMAVERA

Piel: marfil, rosa amelocotonada, beige dorado, tez de
tono crema
Pelo: Rubio y rubio dorado, castaño oscuro dorado,
gris con tonos amarillos.
Ojos: azules o verdes, gris azulado, color avellana.

Es primavera cuando la savia se pone en movimiento
los espíritus se sienten ligeros tras los días cortos y
oscuros del invierno. Los suaves tonos pasteles de
las flores nos ayudan a recobrar la energía lentamente
y con felicidad. Esta estación está llena de vida
nueva, y sus colores predominantes son los rosas y
melocotones de las flores de primavera y los verdes claros de los brotes y las hojas
jóvenes. Las personas de primavera son vivaces, extrovertidas, sociables, con una gran
vitalidad, alegría y entusiasmo y están llenas de nuevas ideas. Es como si no pudiesen
contenerse, por eso parecen tan impetuosas. Esto significa que tienden a adolecer de
falta de organización y de rutina en su vida. El entusiasmo natural que estas personas
sienten por la existencia les lleva a emprender demasiados proyectos al mismo tiempo.
Aunque poseen una energía inagotable, pueden caer en la desorganización con mucha
facilidad. Sin embargo, si algo las cautiva especialmente, pueden perseverar hasta
lograr su objetivo. Hacen amistades fácilmente y tienen buen carácter, con abundante
energía natural. El verde se relaciona con el corazón físico y emocional. Los tipos de
primavera pueden dar mucho amor, pero también es posible que sean superficiales e
inconstantes en sus relaciones.

El entusiasmo sin límites de las personas de primavera significa que pueden llevar una
vida desordenada y desorganizada. Sus colores personales son el melocotón y el verde,
que crean un equilibrio natural entre el corazón y el plexo solar (órganos que pueden
sobreexcitarse). Estos colores deben llevarse en el maquillaje y a modo de toques, en el
vestuario. El guardarropa básico ideal es el que se compone de tonos neutros como
marfil, crema y marrón. Las personas de primavera pueden emplear tonalidades
refrescantes como azul malva, y turquesa claro o aguamarina, por sus cualidades
relajantes y calmantes.

PROTOTIPO OTOÑO

Piel: dorada, bronceada, beige entre dorado y cobrizo oscuro, marfil.
Pelo: Castaño rojizo o cobrizo, rubio entre rojizo y rojo.
Ojos: marrón verdoso, avellana, verdes.
                                                                                      188



                                                        El otoño es la época en que los
                                                        niveles de energía se reducen
                                                        paulatinamente; los colores se
                                                        oscurecen y se convierten en
                                                        naranjas, dorados y los
                                                        marrones rojizos de las hojas
                                                        caídas. Las personas de otoño
                                                        poseen un carácter terroso:
cálido, fiel y adorable. Como el impredecible clima de otoño, pueden cambiar
rápidamente de la alegría a la introspección. De humor variable e imprevisible, se
muestran extrovertidos y amantes de la diversión para tender inmediatamente al
aislamiento y el silencio. El otoño es una estación de movimiento y cambio, y la
independiente personalidad de otoño no gusta de la rutina. Asimismo, puede emprender
varios proyectos a la vez.

La naturaleza cambiante de las personas de otoño refleja el movimiento natural que se
produce a finales del verano. Como las hojas en otoño, a veces, en ocasiones el viento
las levanta y en otras caen en las ideas más negras. La energía de otoño es cálida con
tonos ricos de tierra, y los neutros básicos de las personas de otoño son el blanco perla,
el camel, el marrón el dorado y el café oscuro. Los amarillos y los naranjas, en forma
de toque, aportarán estabilidad a las personas de otoño cuando necesiten centrarse y
tener los pies en la tierra, mientras que el turquesa y el verde jade las elevarán en los
momentos bajos.

IMAGEN ACORDE A LA OCASIÓN

Lucir bien en toda ocasión es una tarea que nos garantiza lucir adecuadamente e
impactar siempre de forma positiva.

Viajes de trabajo.

Vista siempre de manera apropiada, aunque el viaje se haga en fin de semana usted no
sabe con quien pueda encontrarse en el viaje por lo tanto sea cuidadoso a la hora de
elegir las prendas que usara, tenga en cuenta el destino al cual se dirige esto le dará
pautas claras con respecto al clima para elegir las telas más adecuadas y los colores
apropiados.

Preparando la maleta

Recuerde que como dice el adagio “por la maleta se conoce al pasajero” por lo tanto
preste atención a su maleta para que siempre este en perfectas condiciones, evite viajar
con cajas o bolsas.
                                                                                      189

Es recomendable armar varias pintas con colores básicos de acuerdo a los que más nos
favorezcan permitiendo combinar unas con otras y así multiplicar las posibilidades en
caso que el viaje se prolongue más de lo previsto.

Procure que las prendas que lleve no se arruguen tanto, aunque esto será difícil de tener
en cuenta si el destino es una ciudad de clima cálido, puesto que el algodón y el lino son
materiales que se arrugan con facilidad; si no es posible llevar una plancha de viaje, una
buena estrategia es colgar las prendas en el baño y dejar correr por un rato el agua
caliente, así el vapor ayudará a eliminar las arrugas.

Cuando prepare sus atuendos tenga en cuenta la ropa interior, calcetines o medias y
complementos como cinturones, aretes, collares y demás accesorios.

Al acomodar las prendas en la maleta disponga los pantalones estirados en el fondo de
la maleta, en el centro cuidadosamente dobladas las camisas o blusas, ojalá con papel de
seda dentro para evitar que las prendas se arruguen tanto, las chaquetas y abrigos se
deben doblar al revés, sobre los cuales se doblarán los pantalones para evitar que se les
marquen los dobleces.

Los zapatos se deben colocar en bolsas especiales hechas en bayetilla, llenando los
rincones de la maleta. Las prendas íntimas se colocarán en los bolsillos especiales de la
misma, en una bolsa aparte disponga los elementos de aseo personal, envasados en
pequeños recipientes y sellados herméticamente para evitar riesgos durante el viaje.

Resulta conveniente llevar una muda extra para ocasiones especiales por si resulta una
cena o coctel imprevisto, para estos casos un vestidito negro saca de apuros a las
mujeres y un traje oscuro a los hombres, si el evento se lleva a cabo en una ciudad de
clima cálido tenga en cuenta que los hombres pueden usar guayabera y pantalón de lino,
mientras que las mujeres podrán usar vestidos vaporosos teniendo en cuenta la figura.

Video: Forma de preparar una maleta

Vestuario para ocasiones especiales

Eventos “corbata negra” quiere decir que el hombre deberá asistir en smoking, estos
eventos generalmente tienen lugar después de las 8:00 p.m.

                         Esmoquin

                         Prenda de fiesta, utilizada para actos de última hora de la tarde
                         y noche. Es una prenda de fiesta, no de ceremonia. El origen
                         se cree viene del siglo XIX, utilizada por los caballeros
                         británicos para fumar (del verbo "smoke" que significa fumar).
                         Por ello, es muy utilizada también la denominación
                         "smoking".
                                                                                       190

Composición básica:

. Chaqueta: de color negro, puede ser cruzado o sin cruzar. Solapas redondas, de gran
abertura, en seda o raso de brillo. Si la chaqueta es cruzada no se admite fajín. Sólo se
abrocha un botón.

. Camisa: blanca o un color crema muy claro. Habitualmente lisa o con alguna alforza,
de seda o hilo. Cuello bajo y puño doble para las mancornas.

. Corbatín: negro de lazo, se admiten los hechos. En seda. También puede ser azul
marino oscuro o burdeos (sobre todo en verano con chaqueta clara).

. Fajín: En algunas ocasiones se viste fajín, en seda o raso, a juego con el corbatín (en
este caso no se lleva chaleco).

. Pantalón: siempre de igual color que la chaqueta, excepto el de verano (blanco) que
será con pantalón negro. Corte clásico, y cinta de seda lateral.

. Calcetines: negros de seda o hilo.

. Zapatos: negros, de charol y cordones. Son admitidos zapatos de charol y hebilla de
corte clásico.

. Chaleco: puede vestirse en lugar de fajín, pudiendo ser de seda o del mismo tejido que
el esmoquin.


Eventos “corbata blanca” hacen referencia a eventos de carácter diplomático para los
cuales los hombres deberán usar frac
                                         Es una prenda de Gran Gala. Es la vestidura
                                         masculina de máxima etiqueta (aunque es
                                         poco utilizada, normalmente). Se utiliza
                                         solamente de noche y en lugares cerrados.

                                             Composición                            básica:

                                             . Chaqueta: negro o azul-negro, en tejido de
                                             granito. Por delante llega hasta la cintura y
                                             por detrás tiene dos faldones caídos. Las
                                             solapas     de     seda,     mejor      mate.

. Camisa: blanca de pechera dura o almidonada, cuello subido (de pajarita) y puños de
doble        ojal       para        las       mancornas.         Tejido:         hilo.

. Chaleco: ajustado, cruzado o de una fila. Para actos académicos y religiosos y para
otros actos blanco, por norma general. Tejido piqué o moaré de seda.

. Corbatín: blanco y hecho de lazo. Es mejor no utilizar los de nudo hecho. Tejido:
piqué.
                                                                                      191

. Pantalones: negros, de corte clásico y lisos, del mismo género que la chaqueta. Cinta
lateral de seda de unos 2 cm. de ancho (puede ser de raso).

.Calcetines:           negros             de            seda            o            hilo.

. Zapatos: negros, brillantes, tipo charol y de cordones. De corte clásico.

El frac admite todas las condecoraciones y medallas. Si se viste banda, habrá de hacerse
por encima del chaleco, si el acto lo preside un Jefe de Estado (obligatorio). En
cualquier     otro     caso    si    lo    desea,     puede      permanecer      debajo.

Cuando el tiempo lo requiera, sobre las prendas de etiqueta podemos vestir abrigo recto,
de corte clásico, negro o azul marino oscuro. Como tejido la lana o cachemir es el más
aconsejado y elegante. En algunas partes podemos encontrar que aún se utiliza la capa
como prenda de abrigo sobre trajes de etiqueta. Si utilizamos bufanda esta habrá de ser
blanca de seda aunque tampoco desentona una lana fina o cachemira de gran calidad.

Otra indumentaria común es el sacoleva o chaqué, este tipo de traje se usa durante el día
en eventos formales, especialmente bodas

Prenda de vestir de día (por la mañana hasta el atardecer). El negro era el más habitual,
ganando terreno en la actualidad el gris (aunque el negro sigue siendo el más
ceremonioso). Su origen lo podemos situar en el siglo XIX, como atuendo para montar
a caballo en la Corte Británica. Es una prenda de vestir, principalmente de ceremonia.

Las piezas que lo componen: Camisa blanca: rígida y de cuello normal, sin botones.
Puños dobles para los gemelos. Las más habituales de hilo o popelín.

. Corbata: gris, preferible de seda, con nudo de corbata tipo Windsor. Puede
acompañarse      de      un    alfiler   con    la    cabeza    de     perla.

. Chaleco: gris de una fila de botones, de corte tradicional, en las bodas se puede llevar
blanco, en seda piqué, por ejemplo.


. Pantalón: gris o negro, listado de finas rayas verticales, y de corte clásico. El tejido
puede                         ser                      un                         cheviot.

.    Calcetines:     finos,     de    color    negro      y    de     hilo     o    seda.

. Zapatos: negros, lisos, de piel, sin brillo y por supuesto de cordones (brillo nos
referimos                     a                      tipo                    charol).

. Chaqueta: prenda tipo levita, con faldones separados en su parte trasera, y solapas
clásicas. Puede ser negro o gris oscuro.
                                                                                                     192



                                      BIBLIOGRAFÍA
Leer Anne (2002). Tony Blair et al. La visión de los líderes en la era digital. México: Parson E.
Acodesi: Asociación de padres de los Colegios Jesuitas. Bogotá, 2002.
Chiazzari, Suzy (1999) Color. Gran Bretaña. Blume.
Covey, Steven. (1997). Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: Piados.
                (1999). El 8º hábito, Piados.
Correa S, Gerardo. (2004). La empresa y su protocolo. Madrid. Ed. Protocolo.
De Zubiria S., Miguel. (2007) La afectividad Humana. Bogotá: Fundación
De Souza, Anthony (2000). Estrategias para un liderazgo efectivo, Ed. Bogotá: Paulinas.
Falquez, Lía de (1995). Eternamente bella. Santafé de Bogotá. Intermedio Editores.
Fundación He Inrich Böll (2005). ¿Un mundo patentado? La privatización de la vida
y el conocimiento. Córdoba: Argentina.
Fox, Susan. (2008) Etiqueta para Dummies. Bogotá. Grupo Editorial Norma.
Mann, Thomas (2006). Schopenhauer, Nietzsche, Freud. Madrid: Alianza
                   (1989). La Montaña Mágica. Bogotá: Panamericana
Neira, Diana. (1995). Imagen de hombre. Santafé de Bogotá: Círculo de Lectores.
Nietzsche, Friedrich (2.000) Humano, demasiado Humano. Madrid: Alianza editorial
                       (2000) Aforismos, Ed. Elaleph.com.
Quant, Mary (1997). El libro del maquillaje y la belleza. Gran Bretaña: Butler y Taner.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (2001) Diccionario de la Lengua Española Vol. 2, Madrid: Ed. Espasa
Rifkin, Jeremy (1999) El fin del Trabajo, Bogotá: Planeta.
Russell, B. (2004) Los problemas de la Filosofía, Ed. Libera los libros
Savater, F. (2004). Los diez Mandamientos, Montevideo: Sudamericana.
             (2005). Los siete pecados capitales. Buenos Aires: Sudamericana
              (1996). El Valor de Educar. Madrid: Ariel.
              (2004). El Valor de Elegir. Madridd: Ariel.
          (1999). Las preguntas de la vida. Madrid: Ariel.
          (2001). Idea de Nietzsche. Barcelona: Ariel
Schopenhauer, A (2005). El mundo como voluntad y representación, México: Prorrua
UNAD. (2007-2008). Miguel A. Ramón M. Varios documentos de trabajo.
Verner – Bnds Lilian (2008). El libro de la sanación por el color. Bogotá: Panamericana Editorial.
Zúñiga, A. (1996). Moderno Manual de etiqueta y protocolo. Santafé de Bogotá. Círculo de Lectores.


INTERNET
http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras34/textos2/sec_2.html
Google, Yahoo, Welkepedia.
PERIODICOS Y REVISTAS:
El Tiempo, El Espectador, Portafolio, U. Nacional, U. de Antioquia, R. Poder,
Cambio, Semana.
193

								
To top