Docstoc

ESTRATIFICACIóN SOCIAL EN LA ARGENTINA

Document Sample
ESTRATIFICACIóN SOCIAL EN LA ARGENTINA Powered By Docstoc
					UNIVERSIDAD NACIONAL DE RIO CUARTO
FACULTAD CIENCIAS ECONOMICAS
SOCIOLOGÍA


UNIDAD 5: ESTRATIFICACIÓN SOCIAL

Actividad: Reunidos en grupo lean el siguiente artículo ESTRATIFICACIÓN
SOCIAL EN LA ARGENTINA. Art: Luis G. Acosta Rivellini Profesor Titular
Cátedra “B”. Facultad de Derecho. UNNE.

        Argentina, a fines del siglo XIX de acuerdo al “modelo de país de la Generación
del 80”, agro exportador de materias primas y alimentos de zona subtropical, e importador
de bienes industriales manufacturados, fue una sociedad de rápidos cambios y notables
avances. Así, se construyeron las vías férreas más extensas de América Latina con
11.000 Kmts., se establece la industria frigorífica y se constituye, merced a una política
deliberada y expresada además de la Constitución Nacional en la “Ley Avellaneda”, en la
principal receptora de inmigración europea después de los E.E.U.U., con un aporte de
3.250.000 inmigrantes italianos, españoles, sirio libaneses, alemanes, franceses,
ucranianos, polacos y judíos que provenían de España y otros países europeos, ingreso
que se dio entre 1870 y 1930, con una reanudación breve entre 1945 a 1950.. Por otra
parte, la educación pública, con la Ley 1420 de educación primaria gratuita y obligatoria
por inspiración de Sarmiento, se produjeron transformaciones estructurales y de
movilidad social y generacional significativas por su intensidad y con fuerte impronta
en la Cultura Nacional. El puerto de Buenos Aires era el eje de ése modelo y la “pampa
húmeda” su escenario más importante.

        Sobre los años treinta del siglo XX este proceso va a cambiar radicalmente.
En efecto, la gran depresión internacional primero, y luego la segunda guerra mundial, le
impidieron al país exportar y recibir importaciones industriales y manufactureras. Lo que
obligó al proceso conocido como de “sustitución de importaciones”. Esto hizo que las
industrias crecieran en Buenos Aires y su entorno de un modo rápido y aumentara la
oferta de trabajo industrial, con ello el crecimiento del sindicalismo organizado y su
proyección política. Este cambio que implicó la construcción de la industria liviana y el
nuevo proceso exportador primario después de 1946, trajo consigo el proceso de
migración interna desde el interior a Buenos Aires y de movilidad social y movilización
política de gran significación, según lo explica Gino Germani. En efecto, los peones
rurales del interior pasan a ser obreros industriales en Buenos. Aires. Y los hijos de los
inmigrantes se convierten en profesionales, lo que implicó una movilidad ascendente
masiva.      La distribución del ingreso, privilegió a los sectores medios y obreros
significativamente. Después de la caída de Perón en l955, se consolida un proceso que
había comenzado con el ”Segundo Plan Quinquenal” con mejor perspectiva a partir de
1958: la construcción de la industria pesada.
          Desde 1958 a 1962 tuvo un salto notable el volumen de la producción de acero y
sus derivados, se sentaron las bases de la industria petroquímica y los combustibles
derivados del petróleo merced al autoabastecimiento petrolero de ésa etapa. De igual
manera se consolidó la industria automotriz nacional, una de las más importantes de
América Latina en aquellos años. Esta integración vertical de la producción del país se
va a complementar con la integración horizontal irradiándose a las economías regionales,
con el plan de pavimentación de carreteras e instalación de aeropuertos en el interior del
país. Fue el último intento serio (con una estrategia clara) de modificar el modelo de la
“generación del 80”. Esta tendencia se va a continuar con breves lapsos de interrupción
por gobiernos de facto, hasta mediados de la década del setenta.

        Al iniciarse el proceso militar de 1976, se va a comenzar un proceso de
desindustrialización de la Argentina que no va a tener fin hasta hace poco tiempo. Lo
que generó un proceso de movilidad descendente, con la apertura de la importación
indiscriminada de productos del exterior vendidos a precios de “dumping” – es decir
precios inferiores a su valor- con sub-facturación local, que produjo el desmantelamiento
de decenas de miles de puestos de trabajo. En la década del 90 se acentuó éste
proceso hasta niveles nunca vistos por su volumen, que incluyó la incorrecta modalidad
de empresas del estado como Y.P.F., la Aerolínea de bandera, los teléfonos, el gas, los
ferrocarriles, aeropuertos etc. que generaron decenas de miles de despidos. Además, por
que la estabilidad monetaria y el crecimiento de ciertos sectores concentrados de la
economía y las finanzas no se tradujo en mayor ocupación y desde 1998 la recesión se
fue acentuando hasta niveles nunca registrados en el pasado.
         Hoy, después de la cesación de pagos (conocido como el “default”), la
devaluación de principios del 2002, la pesificación asimétrica y la afectación al derecho de
propiedad del “corralito” primero y el “corralón” después, la caída del producto bruto
interno en ése período es fuerte (más de 18 puntos) y hay una cierta sustitución de
importaciones de sectores de la industria que implican reactivación de la industria y el
agro. Entre tanto el 57% de la población estuvo debajo de los límites de pobreza, y
aunque ése porcentaje haya disminuido algunos puntos se mantiene próximo al 50%. La
desocupación en tanto llegó al 23% y luego una tendencia a la baja, con planes sociales
paliativos y una subocupación que aún es muy importante. De modo que la movilidad
descendente de los sectores medios y bajos de la estratificación social fue generalizada.
Existen estudios que revelan claramente este proceso, entre ellos el realizado por la
investigadora Susana Torrado, por el encuestador Artemio López, el “Plan Fénix” de la
U.B.A. y otros igualmente importantes. Todos revelan caída de los ingresos y nivel de
vida de la población igualmente importantes, que se traducen en movilidad
descendente. Son estudios sobre la base de datos del INDEC.

        La clase media, otrora orgullo de la Argentina en América Latina, es la que más
ha sufrido el empobrecimiento y la caída de sus niveles de vida y de trabajo. De igual
modo el sector obrero sindicalizado, hoy esta en gran medida desocupado o tan sólo
tienen trabajo informal, ó algún beneficio del “Plan Jefes de Hogares” que implican $150,
por debajo de la línea de indigencia.. Tales datos muestran que los cambios negativos
producidos han redefinido el “mapa social” de la Argentina. Se imponen, en consecuencia
cambios profundos en la política y la economía del país para revertir ésas tendencias.

       Cómo revertir?

        Los aludidos cambios tienen que apuntar a ocupar la capacidad instalada ociosa
de nuestra industria, que hoy tiene gran parte de ésa capacidad sin producir. A re-
impulsar nuestras economías regionales hoy aún en recesión en muchos sectores. A
suministrar capital de trabajo a las pequeñas y medianas empresas industriales, que son
fuente fundamental de ocupación de mano de obra y motor del desarrollo productivo,
como lo demuestra la experiencia comparada de otros países. Instrumentos como el
crédito, la reforma impositiva y una política arancelaria adecuada con un sesgo exportador
con valor agregado, son fuentes de generación de empleo de indudable impacto social.
Se trata pues de un verdadero Plan de Desarrollo Sustentable a cuyo servicio deben estar
los instrumentos financieros y monetarios. En ése aspecto el cierre del “canje de deuda”
con los acreedores privados, por cierto positivo, es condición necesaria pero no suficiente.

       Ese desarrollo productivo de transformación y de generación de riquezas debe
estar orientado a la “dimensión social y humana” que se traduzcan en mayor ocupación,
mejoramiento de los niveles de educación y formación específica. A su vez una marcada
determinación de redistribuir ingresos, hará posible revertir la movilidad descendente y
retomar el camino que hizo en el pasado de la Argentina un país próspero, con nuevas
expectativas para las generaciones presentes y futuras.

BIBLIOGRAFÍA:
Acosta, Luis G.: El marco jurídico de la inmigración en la Argentina”. UNNE- UNSAL.
1081.
Germani, Gino: “Política y Sociedad en una época de transición”. Ed. Paidós. Bs. As.
1974.
López Artemio: “Consultora Equis. Datos de la Argentina del último lustro”. Bs. As. 2004.
Plan Fénix: “Diagnóstico y Propuestas para la Economía Argentina”. U.B.A. 2002.
Torrado Susana: “La Estructura Social de la Argentina”. Ed. Sudamericana. Bs. As. 1999.
Torrado Susana: “La situación Social de la Argentina”. Diario “Clarín”, Julio de 2002.
INDEC:: Datos económicos y sociales. Desde 2001 a 2004.

Luego de leído el texto responda las siguientes preguntas:

   1. Identifique una definición de Estratificación social según los distintos autores del
      material de clase.
   2. Manifieste que tipo de estratificación se dio en argentina y de que corrientes
      inmigratorias fueron las mas relevantes.
   3. Elabore un gráfico tipo pirámide que represente la estructura por clase de la
      Argentina en dicho período.
   4. Explique que es movilidad social y que tipos se presentaron en el artículo según lo
      expresado por Gino Germani.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:6
posted:9/28/2012
language:Unknown
pages:3
Lingjuan Ma Lingjuan Ma
About