TECNOLOG�AS EDUCATIVAS

Document Sample
TECNOLOG�AS EDUCATIVAS Powered By Docstoc
					TECNOLOGÍAS EDUCATIVAS



Iguales, pero
  diferentes

         CÁTEDRA
        Diego Levis




           AÑO
           2010


       INTEGRANTES
    ALMADA, Maximiliano
       FRÈRE, Tomás
       RAMOS, Paula
     VELÁRDEZ, Claudia
                                ÍNDICE



* INTRODUCCIÓN ____________________________________________________ 3


* CORPUS ANALIZADO ________________________________________________ 5


* ANTECEDENTES DEL PLAN ___________________________________________ 7


* EL PLAN “CONECTAR IGUALDAD” _____________________________________ 13


* ALGUNAS CONCLUSIONES ___________________________________________ 20


* BIBLIOGRAFÍA ____________________________________________________ 25




                                                                         2
                                   INTRODUCCIÓN



       Desde hace algunos años, existen en distintas jurisdicciones de Argentina
(también en otros países de la región, con el ejemplo paradigmático de Uruguay)
diversos planes, dependientes de distintas áreas de los Estados municipales (como la
Ciudad de Buenos Aires), provinciales (como la provincia de San Luis) y nacionales,
que podríamos englobar bajo el nombre de “planes uno a uno” (en adelante, los “1 a
1”). En resumidas cuentas, se trata de implementaciones gubernamentales que apuntan a
entregar una computadora portátil a cada alumno. Por supuesto, cada plan varía no sólo
en el producto entregado, sino también en su amplitud y rango de aplicación. En
algunos casos, por ejemplo, serán los alumnos secundarios y primarios quienes reciban
las computadoras del plan; en otros casos, solamente los estudiantes de escuelas
públicas de nivel primario.
       A nivel nacional, el plan más difundido ha sido el llamado “Conectar Igualdad”.
En abril de 2010, mediante un decreto, el Gobierno Nacional lanzó dicho plan, creando
para el programa un Comité Ejecutivo, presidido a su vez por el Director Ejecutivo de la
Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), ente del que dependerá el
programa.
       El sintagma que da nombre al programa nacional nos da la excusa para presentar
este trabajo. Y decimos esto porque nos centraremos, precisamente, en el concepto de
“igualdad”. Este plan (así como todos los otros, pero nos centraremos en el último), al
pretender extender universalmente (no en sentido geográfico, por supuesto) la
posibilidad de que docentes y alumnos de escuelas públicas posean una computadora
con conexión a Internet, plantean –implícita o explícitamente, de modo deseado o
indeseado– el problema de la igualdad.
       En este sentido, son muchas las preguntas y problemas que podríamos plantear
en relación a los planes “1 a 1” y las diversas concepciones de la noción de “igualdad”;
nuestra propuesta se centrará en la problematización del concepto de igualdad
desarrollado en el plan “Conectar Igualdad”, e indagar su vínculo, problemático o no,
con las diversas consecuencias que podría generar su implementación.


       En este sentido, nuestros objetivos serán:



                                                                                      3
       1) Definir un corpus específico y acotado para la delimitación del ámbito
problemático que nos ocupa, tal como explicáramos anteriormente.
       2) Rastrear otras concepciones de “igualdad” manejadas dentro del sistema
educativo argentino. Para esto, nos centraremos en la actual Ley de Educación (Ley N°
26.206), y diversos programas como el Programa Integral para la Igualdad Educativa
(PIIE, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, lanzado en 2004), el
Proyecto de Fortalecimiento Pedagógico de las escuelas del Programa Integral para la
Igualdad Educativa (FOPIIE, implementado a partir de 2005 por parte del Ministerio de
educación de la Nación) y el Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la
Equidad Educativa (PROMEDU, lanzado por el mismo Ministerio).
       3) Analizar el concepto de “igualdad” que se maneja en el plan “Conectar
Igualdad”, a partir de la especificidad que lo caracteriza con respecto a las concepciones
del punto anterior: es decir, el hecho de que cada alumno poseerá una computadora con
acceso a Internet dentro del aula. Tomaremos tanto la resolución que lanza el programa,
como los distintos documentos de implementación de dicho plan. ¿Cómo se define a la
igualdad? ¿A partir de qué parámetros? En el caso de que las alusiones sean implícitas:
¿a partir de qué rastros podemos dar cuenta de la existencia latente de dicho concepto?
       4) A partir de los tres apartados anteriores, nos proponemos extraer algunas
conclusiones que apunten a establecer los rasgos característicos de la concepción de
“igualdad” que maneja el plan nacional, en comparación con sus antecedentes
analizados en el segundo objetivo. Nos enfocaremos en el hecho particular de que cada
estudiante tendrá acceso a una computadora propia, así como a conexión a Internet, y en
las consecuencias que eso provoca en relación a la educación en general, y al vínculo
entre educación y tecnologías, en particular. ¿Se modificará la concepción de igualdad
que se viene manejando en el ámbito educativo? Es decir, ¿introducirían las
computadoras otra relación igualitaria o desigualitaria en el sistema educativo?




                                                                                          4
                                  CORPUS ANALIZADO


       Para este trabajo nos centraremos en distintos materiales, de acuerdo a cada
sección.
       Para los antecedentes del plan, analizaremos:
                    El Programa Integral para la Igualdad Educativa (PIIE),
                     dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, lanzado en
                     2004                        (ver,                       por                  ejemplo,
                     http://www.mapaeducativo.edu.ar/Atlas/PIIE)
                    El Proyecto de Fortalecimiento Pedagógico de las escuelas del
                     Programa         Integral     para    la    Igualdad          Educativa    (FOPIIE),
                     implementado a partir de 2005 por parte del Ministerio de
                     educación             de      la      Nación            (ver,      por       ejemplo,
                     http://www.me.gov.ar/fopiie/fopiie.html)
                    El Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad
                     Educativa (PROMEDU), lanzado por el Ministerio de Educación
                     de          la              Nación              (ver,           por          ejemplo,
                     http://www.me.gov.ar/me_prog/promedu.html?mnx=promedu&mn
                     y=_obj&carpeta=promedu)
                    La Ley Nacional N° 26.206, “Ley de Educación Nacional),
                     aprobada         en        2006     por    el      Congreso        (disponible     en
                     http://www.me.gov.ar/doc_pdf/ley_de_educ_nac.pdf)


       Para la sección donde nos centraremos en el plan “Conectar Igualdad”,
tendremos       como        referencia            la      página             web       del       Programa
(http://conectarigualdad.gob.ar),      donde       podemos       encontrar,          entre    otros   datos
administrativos:
                    Antecedentes del Programa
                    Objetivos propuestos por el Programa
                    Decreto de creación del Programa
                    Descripción del Programa (con las sub-secciones “¿Qué es?”,
                     “¿Quiénes se benefician?”, “¿Cómo obtengo mi netbook?”,
                     etcétera)



                                                                                                         5
                  Planificación estratégica por etapas para la implementación del
                   Programa “Conectar Igualdad”


       Por último, para la articulación de las distintas secciones utilizaremos, como
marco teórico, parte del material bibliográfico propuesto por la cátedra en la que se
enmarca este trabajo. Entre otros, podemos citar a Paulo Freire, Diego Levis, Juan
Carlos Tedesco, Héctor Schmucler , Inés Dussel, Luis Alberto Quevedo, Manuel
Castells, David Buckingham.




                                                                                   6
                                  ANTECEDENTES DEL PLAN


1. El Programa Integral para la Igualdad Educativa (PIIE)
          El Programa Integral para la Igualdad Educativa (PIIE), dependiente del
Ministerio de Educación de la Nación, fue lanzado en 2004 y se definió como parte de
una


             política nacional orientada a la igualdad, la inclusión y a garantizar el
             derecho a una educación de calidad para todos. Las acciones del
             Programa están dirigidas a escuelas estatales, urbanas y primarias a las
             que asisten niñas y niños en situación de vulnerabilidad social1


          Dicho plan plantea –desde lo discursivo– que la igualdad y la inclusión darán
como resultado una educación de calidad. Asimismo, éste plantea que la educación es
un derecho que debe ser garantizado por el Estado. De esta manera, el Estado es el
responsable de educar a todos los niños y así terminaría con la desigualdad y con la
exclusión que son los antónimos de los pilares propuestos para alcanzar la plena calidad
educativa.
          ¿Qué entiende este plan por igualdad? En él, la “igualdad” está centrada en la
igualdad de oportunidades y en la igualdad desde lo pedagógico porque entre sus
principios sostiene que es una


             Igualdad de oportunidades, en términos políticos. El Estado es el garante
             del derecho a la educación de todos los niños y niñas, generando el
             acceso a más posibilidades y promoviendo condiciones para que todos
             tengan las mismas oportunidades...
                     Igualdad en el punto de partida, en términos pedagógicos. Un
             vínculo sostenido de confianza en la capacidad de todos los niños para
             aprender. Cada uno tiene su tiempo, su modo, su historia cultural y
             personal que lo constituye a la vez en igual y diferente. Una idea que
             parte de reconocer las profundas desigualdades que la niñez vive y que
             asume el desafío de no volverlas naturales ni condicionar por ello, la
             vida futura de cada niño y niña en la escuela. Una apuesta a una



1
    http://www.mapaeducativo.edu.ar/Atlas/PIIE


                                                                                         7
             experiencia escolar rica y valiosa para cada uno de ellos.2


          La igualdad se obtendría entonces a partir de que todos los alumnos tengan las
mismas oportunidades de “educarse“–garantizadas por el Estado– y para esto se tiene en
cuenta –según el segundo principio– la diversidad cultural y personal de los educandos.
Por lo tanto, a pesar de las diferencias entre los diferentes sectores sociales, a pesar de la
inexistencia de un cuerpo homogéneo de alumnos, la igualdad de oportunidades para
obtener una educación de calidad es posible a través del PIIE.
          El Ministerio de Educación promete que a través del Programa Integral para la
Igualdad Educativa se dará respuesta a los problemas educativos vinculados con la
fragmentación social y la desigualdad de oportunidades.
          En síntesis, la concepción de igualdad que sostiene el plan se circunscribe a las
oportunidades educativas –que todos los alumnos de sectores de bajos o escasos
recursos– tengan las mismas posibilidades de contar con una educación de calidad como
el resto de niños de los otros sectores sociales basada en las oportunidades y en el
acceso a herramientas y recursos para el aprendizaje. Y de esto se encargaría el Estado,
quien es el garante del derecho a la educación universal. Asimismo, por medio del PIIE
se lograría terminar con las desigualdades educativas y con ella se pondría fin a la
fragmentación social.
          La pobreza y la exclusión se resolverían por medio de la igualdad de
oportunidades garantizadas por el Estado por medio del PIIE.
          Actualmente este plan se aplica en 2293 escuelas en todo el territorio argentino.


2. El Proyecto de Fortalecimiento Pedagógico de las escuelas del Programa
Integral para la Igualdad Educativa (FOPIIE)
          Posteriormente, en 2005, el Ministerio de Educación de la Nación implementó el
Proyecto de Fortalecimiento Pedagógico de las escuelas del Programa Integral para la
Igualdad Educativa (FOPIIE) para fortalecer las acciones que desde el 2004 venía
llevando adelante el PIIE. Se trata de fortalecer pedagógicamente a las escuelas para
lograr la igualdad educativa basada en la alfabetización audiovisual y digital.
          El FOPIIE es un plan que desarrolla Argentina en colaboración con la Unión
Europea. Y se concibe como un espacio donde se comparten las experiencias de las
escuelas según las Iniciativas Pedagógicas Escolares (IPE) y las vivencias de los

2
    http://www.me.gov.ar/curriform/edprimaria_piie.html


                                                                                              8
directivos y docentes de acuerdo al programa PIIE. Sin embargo, la principal actividad
del FOPIIE es la repartición del mobiliario y de los equipos tecnológicos a las escuelas
para poder implementar y desarrollar el PIIE: impresora multifunción, TV 29”, DVD y
video-filmadora digital.
       Este plan, al igual que PIIE, postula la “igualdad educativa” basada en la
capacitación de Uso Pedagógico de las Tecnologías de la Información y la
Comunicación (TIC) y esto se alcanza por medio de los recursos del Estado Nacional y
el aporte de fondos de la Comunidad. En esta importante tarea de alcanzar la igualdad
educativa, los docentes –en términos de este plan– juegan un rol destacado. Ellos serían
los encargados de llevar adelante –con el kit multimedia entregado por el Estado– la
alfabetización audiovisual y la alfabetización digital que promueve el plan:


          La propuesta contenida en estos ejes parte del reconocimiento del
          docente como principal responsable de la transmisión y la recreación de
          la sociedad y la cultura en la escuela. Desde este lugar, estos materiales
          esperan abrir un espacio donde docentes, directivos y supervisores
          puedan desarrollar y apropiarse de conocimientos, competencias
          analíticas   e   instrumentales   y   estrategias   didácticas   para   la
          implementación de propuestas pedagógicas de integración de las TIC en
          el trabajo cotidiano con los alumnos. En este sentido, el desarrollo de la
          capacitación permitirá a los participantes articular e incorporar
          recursos informáticos, audiovisuales y multimediales a las Iniciativas
          Pedagógicas Escolares en marcha en cada escuela3


       En pocas palabras, el FOPIIE es un plan pensado como plan de apoyo al PIIE
que tiene como objetivo base producir las condiciones necesarias –básicamente la
entrega de material tecnológico– para que los alumnos adquieran los conocimientos
básicos que promueve el plan pionero. Entonces, la igualdad educativa se alcanzaría en
una primera instancia por medio de la igualdad de oportunidades en términos de política
educativa y como punto de partida de las prácticas pedagógicas (PIIE) y para lograr esta
“igualdad” fue necesario un “fortalecimiento pedagógico” acerca del Uso Pedagógico
de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la entrega de material
multimedia con los recursos del Estado Nacional y de la Unión Europea. Así, la
alfabetización audiovisual y la alfabetización digital estaría garantizada. Y por medio de




                                                                                        9
éstas se lograría la “igualdad educativa”.


3. El Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad Educativa
(PROMEDU)
          El PROMEDU –que tiene como antecedente al Programa de Mejoramiento del
Sistema Educativo (PROMSE-1345/OC-AR) que fue implementado en 2004– tiene
como objetivo principal la “equidad” educativa en los niveles de educación inicial,
primaria y secundaria. Así, a diferencia del PIIE y FOPPIE que sólo se circunscriben a
la educación primaria y plantean la “igualdad educativa”, el PROMEDU aboga por la
“equidad” en educación y abarca los tres niveles de educación:


             El fin principal del Programa es contribuir a mejorar la equidad de la
             educación inicial, primaria y secundaria y contribuir a cerrar la brecha
             existente en las oportunidades educativas de los niños y jóvenes
             pertenecientes a distintos estratos de ingreso. Esto se logrará a través de
             la financiación de actividades de apoyo a la política de retención y
             promoción en el nivel secundario y la expansión y mejoramiento de la
             infraestructura educativa4


          Este plan de apoyo para lograr la equidad educativa establece que para lograrla
es indispensable llevar adelante una política de retención –mantener a los alumnos en la
escuela tal vez por medio de becas– y de promoción –entendida quizás como dar la
posibilidad de varias instancias para la aprobación de las materias por parte de los
alumnos– e invirtiendo en la mejora o creación de infraestructura.
          Para alcanzar la equidad educativa este programa postula las siguientes acciones:
                 aumentar a un 97% la cobertura de la educación inicial para niños de 5
              años.
                 incorporar un 5% adicional de los alumnos de escuelas estatales en los
              grados 4º al 6º de primaria a jornada extendida;
                 mejorar los indicadores de eficiencia interna de la educación secundaria
              estatal, incrementando la promoción anual de los alumnos de 8º a 11º grado
              en, por lo menos, 3% hacia el final del Programa.


3
    http://www.me.gov.ar/fopiie/fopiie.html
4
    http://www.me.gov.ar/me_prog/promedu.html?mnx=promedu&mny=_ant&carpeta=promedu


                                                                                           10
          Así, la equidad educativa estaría dada por la amplitud en la matrícula de
alumnos en los tres niveles educativos y se alcanzaría por medio del otorgamiento de
becas estudiantiles, la entrega de textos a las bibliotecas y a la creación y realización de
actividades atractivas para que los alumnos permanezcan en las escuelas, por ejemplo:
orquestas y coros juveniles.
          A diferencia de los planes mencionados anteriormente, el PROMEDU no plantea
la “igualdad en la calidad educativa” sino que postula la “equidad educativa” entendida
ésta básicamente como la “retención y promoción” de los alumnos y la ampliación de la
matrícula de los educando en las escuelas. Dicho programa no plantea la calidad
educativa sino que parecería centrar todo su atención y recursos en “mantener” a los
niños y adolescentes en las escuelas. De este modo la escuela parecería ser concebida
como una “institución asistencialista” y no formadora.


4. La Ley Nacional N° 26.206, “Ley de Educación Nacional”
          La Ley de Educación Nacional fue aprobada por el Congreso de la Nación el 14
de diciembre de 2006 y finalmente promulgada por el entonces presidente Néstor
Kirchner el 27 de diciembre de ese año.
          En esta ley podemos encontrar tanto el concepto de “igualdad” como de
“equidad” educativa. Ninguna de ella anula a la otra sino que ambas están presentes en
la ley:


             El Estado Nacional, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos
             Aires tienen la responsabilidad principal e indelegable de proveer una
             educación integral, permanente y de calidad para todos/as los/as
             habitantes de la Nación, garantizando la igualdad, gratuidad y equidad
             en el ejercicio de este derecho, con la participación de las
             organizaciones sociales y las familias5


          Como en los planes y el programa mencionado anteriormente es el Estado
Nacional el garante de brindar una educación de calidad a través de la igualdad y la
equidad educativa.
          La igualdad educativa que plantea la ley se corresponde con la idea de igualdad
que plantean el PIIE y FOPPIE: igualdad de oportunidades. Según el artículo n° 11 de la

5
    http://www.me.gov.ar/doc_pdf/ley_de_educ_nac.pdf


                                                                                         11
ley –donde se plantean los objetivos y fines de la ley– una educación de calidad
promueve la igualdad de posibilidades sorteando todo desequilibrio regional y anulando
las inequidades sociales. Y la equidad educativa se corresponde con la idea de
educación “integral” es decir que aquí la calidad educativa se alcanza por medio del
desarrollo de todas las dimensiones de la persona y que la habilite para insertarse en la
vida social y en el mercado de trabajo y que pueda acceder a estudios superiores.
       Específicamente, la ley establece un apartado donde desarrolla “las políticas de
promoción de la igualdad educativa”. En los artículos correspondientes a ella, la ley
plantea que por medio de la igualdad educativa se puede enfrentar a las situaciones de
injusticia, marginación, estigmatización y toda otra forma de discriminación que
resulten de los factores socioeconómicos, culturales, regionales, geográficos o cualquier
otro. Y que por medio de las políticas de igualdad educativa se asegurarían las
condiciones necesarias para terminar con la exclusión social.




                                                                                      12
                             EL PLAN “CONECTAR IGUALDAD”


1.   El    concepto     de    “igualdad”   en   el   Programa     “Conectar     Igualdad”.
Aproximaciones iniciales
          “Conectar Igualdad” es un programa destinado a los estudiantes de escuelas
públicas secundarias, de educación especial e Institutos de Formación docente. Según lo
establecido en dicho programa, su política tiene el propósito de: intentar fortalecer la
educación como forma de inclusión, fomentar la justicia y la igualdad de oportunidades
para todos. En este caso hay que comprender que, al hablar de “igualdad”, la misma está
fundamentada a partir del ámbito educativo pero también se extiende a universalizar el
uso de las nuevas tecnologías, las redes sociales e Internet.
          La escuela, como institución educativa, cumpliría el rol de fomentar el desarrollo
de una mayor igualdad en el acceso del saber. De allí que según lo expresado tanto en el
decreto 459/2010, que consagra el impulso del proyecto “Conectar Igualdad”, como en
los textos anexos que acompañan la descripción de los objetivos del programa, su
destino final sería el de lograr modelar una educación de mayor inclusión social.
De esta manera, la conexión digital facilitaría el trabajo colaborativo en el aula, la
integración plena entre los estudiantes y docentes en el proceso de enseñanza-
aprendizaje, mediados por la tecnología.
          El diagnóstico que se maneja al momento de la implementación de este plan,
teniendo como marco de referencia la “sociedad de la información” caracterizada por
una importancia creciente de los medios masivos de comunicación, es que existe un
difícil acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación por parte de los
sectores más vulnerables de la sociedad, registrándose una desigual repartición de estos
recursos según zonas geográficas y grupos sociales y económicos. De manera lo que el
programa intenta atacar es la dimensión de la llamada “brecha digital” y proporcionar
mayores posibilidades de inclusión social y laboral a los jóvenes mediante la entrega de
equipos especialmente diseñados para tareas educativas y para que estos puedan un
acercamiento mayor a la tecnología y sus diferentes usos. Por lo tanto la aplicación de
esta política, siempre siguiendo lo que de ella se plantea en los documentos que le han
dado vigor, se basa en la idea de que promover la inclusión digital es una de las formas
en esta coyuntura histórica de hacer efectivo y garantizar el derecho a la igualdad.
          En el proyecto “Conectar Igualdad” nos encontramos, así, con una serie de



                                                                                         13
cuestiones, que no sólo definen lo que éste entiende por igualdad, sino que resultan
además importantes para comprender el contexto en el cual éste pretende insertarse, la
lectura socio-política de la cual parte. Esta lectura, es por otra parte fundamental, ya que
como política pública, el proyecto parte de una definición sobre educación, e inserción
de las políticas educativas en la realidad social a la cual serán aplicadas.
       Entonces, en una primera aproximación encontramos que el decreto 459/2010
parte por definir a la educación y al conocimiento como: un derecho de bien público,
cuyo acceso es tarea y responsabilidad del estado nacional.
       Por otra parte el decreto plantea además en sus fundamentos:


          Que distintos sectores políticos y sociales han expresado su
          predisposición favorable a la adopción de políticas públicas que
          permitan mejorar la situación de la educación.
               Que por otra parte, la Asignación Universal por Hijo para
          Protección Social, impactó en más de un TREINTA POR CIENTO (30%)
          el pedido de vacantes en instituciones educativas de carácter público
          siendo la mayor cantidad de inscriptos en los establecimientos
          secundarios.
               Que asimismo fue significativo el impacto en la pobreza y la
          indigencia.
               Que este escenario de inclusión constituye un gran desafío y una
          oportunidad histórica para promover la inclusión digital y hacer efectivo
          el derecho a la igualdad.


       De esta manera, el decreto asume que la implementación del plan “Conectar
Igualdad” en la educación media, se inserta en el marco de una serie de políticas
públicas exitosas que a nivel general fomentaron un “escenario de inclusión social”.
       Por otra parte, en los textos que complementan al decreto, es decir, aquellos que
desde la página del gobierno creada para el programa “Conectar Igualdad” respaldan las
explicaciones pertinentes a su implementación, encontramos otras definiciones que nos
permiten acercarnos a la concepción de igualdad que el programa encierra.
       De este modo, en el apartado con los antecedentes de este programa, se parte por
definir a la escuela como una institución destinada a democratizar el conocimiento,
como parte fundamental para revertir los problemas de una sociedad desigual.
       Habiendo realizado entonces esta descripción general de las concepciones


                                                                                         14
fundamentales (en torno a la igualdad, la educación, el rol de las instituciones
educativas, y el marco socio-político del cual dicho programa establece su partida), nos
proponemos desarrollar en el apartado siguiente, un aspecto básico que restaría pensar y
que resulta importante para acercarnos a la definición de igualdad que el proyecto
presenta y los alcances de su realización y coherencia.
   Este sería la relación entre la tecnología y la educación, en cuanto a las propiedades
implicadas en la primera de éstas.


2. Windows y GNU/Linux en “Conectar Igualdad”. El doble booteo
       Como desarrollamos anteriormente, mediante el Programa “Conectar Igualdad”
se anunció la distribución en forma gratuita de computadoras portátiles entre estudiantes
secundarios de colegios públicos. Este plan presupone un objetivo de igualdad,
entendido éste a partir de la estimulación de una mayor inclusión digital y social. El
punto de partida comenzaría así por la repartición de computadoras para casi 3 millones
de alumnos en tres años.
       Una de las discusiones que recorrieron la puesta en marcha del plan en sus
aspectos constitutivos fue la que giró en torno al software libre y los prestadores
privados de software. Finalmente a través de la Subsecretaría de Tecnologías de
Gestión, se resolvió aplicar, en las netbooks que son parte de “Conectar Igualdad”, lo
que se conoce como el doble Booteo. Esto implica que en las computadoras que se
repartirán junto con el GNU/Linux se podrá iniciar Windows también como prestador
del servicio. Esto se detalla en la misma página de “Conectar Igualdad”, en el apartado
destinado a informar sobre las características básicas de las netbooks que son parte del
proyecto. Allí se informa que el “Sistema operativo contará con un esquema de doble
sistema operativo, siendo uno de ellos Microsoft Windows 7 Profesional y el otro una
distribución         libre           del       sistema         operativo         Linux”
(http://conectarigualdad.gob.ar/descripcion/tecnologia.php).
       Esto fue cuestionado, entre otras instituciones, por la asociación Solar –
Software Libre Argentina (http://www.solar.org.ar/). La misma expuso cinco motivos
como fundamento para la adopción exclusiva de Software Libre (SL). Entre ellos nos
resulta interesante destacar fundamentalmente tres, a los fines de lo que pretendemos
problematizar en esta investigación (el concepto de “igualdad” entendido desde el
programa). De esta forma, la Asociación Solar parte por desarrollar la idea de la La
Educación como derecho humano. Según esta asociación


                                                                                      15
            la decisión de utilizar Software Libre tiene un doble valor fundamental ya
            que permite tanto aprender verdaderamente a través de él por su acceso
            al código fuente, como reconocer la posibilidad de generar
            transformaciones y no conformarnos por acción de la costumbre.
            Aprender con Software Libre significa aprender a aprender, y aprender
            con libertad, espíritu curioso y crítico; a diferencia de ’entrenar’ en el
            uso de una determinada aplicación o sistema.
                    Por otra parte, el Software Libre puede copiarse y distribuirse
            legalmente, garantizando acceso igualitario a todas las personas,
            constituyéndose en vehículo de transmisión de conocimientos. “El SL
            favorece la apropiación social de las tecnologías de la información,
            procurando una real inclusión digital —amplia y abarcativa— que
            incorpora la diversidad cultural en todas sus expresiones, sin diferencias
            de género, raza, religión, ocupación o pertenencia a grupos, instituciones
            o partidos.6


          Este segundo aspecto referiría entonces a la relación entre técnica e Inclusión
Social.
          Finalmente, en cuanto al Fortalecimiento del desarrollo local, para Solar


            Adoptar Software Libre en Planes del Estado redirige el dinero que hoy
            va hacia grandes empresas multinacionales, hacia otras empresas
            locales de servicios. El Gobierno Argentino debe contribuir al desarrollo
            local a través del uso de Software Libre evitando gastos innecesarios y
            transformándolos en inversión para la Industria de Software y Servicios
            informáticos del país.7


          Encontramos, así en este cuestionamiento, algunos ejes interesantes para
profundizar la reflexión en la relación entre educación-tecnologías y Comunicación.
Podemos ver, de este modo, que la inclusión en el campo del saber y la democratización
del conocimiento abarca aspectos que no sólo hacen al acceso a la máquina como
herramienta de trabajo, sino a las posibilidades de poder abordarla integralmente, lo


6
  Red Eco Alternativo, Agrupación Solar, La Trampa del doble booteo en el Plan Conectar Igualdad, 8
de Julio, 2010.
7
  Red Eco Alternativo, Agrupación Solar, La Trampa del doble booteo en el Plan Conectar Igualdad, 8


                                                                                                16
cual implica algo más que el acceso inmediato a su materialidad. Por otra parte, según
lo expuesto en la misma página que el gobierno creó para detallar los alcances del
proyecto, entre sus objetivos y consideraciones sobre la igualdad en el acceso al
conocimiento, esta concepción estaría incluida. De esta manera, en la lengüeta que
refiere a “Historia del programa” se afirma que


            En una sociedad con fuertes desigualdades se entiende que la escuela es
            el medio privilegiado para que el acceso al conocimiento pueda
            democratizarse. Esta situación le otorga al Estado una nueva
            responsabilidad, la de preparar al sistema educativo para que forme a
            sus estudiantes en la utilización comprensiva y crítica de las nuevas
            tecnologías.
                    Educación con TIC no es solamente el uso instrumental de las
            nuevas tecnologías sino que implica el aprendizaje de competencias de
            gestión de información, comunicación, intercambio con otros en un
            mundo global, capacidad de innovación y actualización permanente.
            Estos objetivos exceden aunque incluyen las habilidades informáticas.
                    Educación con TIC debe incluir por lo tanto un conjunto de
            propuestas didácticas como el aprendizaje por proyectos, la resolución
            de    problemas,   el   trabajo   mancomunado,    la   construcción     de
            conocimientos...


         Pensar el campo de la educación como constitutivo de nuevos sujetos del saber,
como un campo inclusivo, es decir, al servicio de una mayor inclusión social, que
acerque e iguale en sus capacidades y potencialidades a aquellos que por sus
condiciones de vida materiales se encuentran ubicados en los márgenes de la sociedad,
implica siguiendo lo expuesto, pensar más allá de la máquina en sí.
         Pero esto significaría, entonces, repensar las relaciones establecidas en todos los
campos involucrados: relaciones entre tecnología y empresas privadas de servicios
como Windows por ej., relaciones entre escuela y sociedad (qué proyecto de educación,
el rol del docente y del alumno, la construcción social del imaginario de cada uno de
ellos y su interrelación, etc.), y entre sociedad y desarrollo tecnológico.
         Esto nos lleva a un último punto que quisiéramos desarrollar, que es la noción de
la brecha digital y la problemática que ésta encierra.

de Julio, 2010.


                                                                                         17
3- Brecha Digital
        Aníbal Ford plantea la existencia y vigencia de una brecha social, económica
pero también infocomunicacional y cultural a nivel global (2005: 79) Y esta “brecha
digital”, sin duda, también existe a nivel nacional y es la problemática que pretende
resolver el estado argentino a través de la educación, según lo expuesto en el análisis
previo. Entendemos por brecha digital “la separación que existe entre las personas
(comunidades, estados, países…) que utilizan las Tecnologías de Información y
Comunicación (TIC) como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen
acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben como utilizarlas” (Serrano, A:
2003)
        Según la investigación de la consultora Booz Allen & Hamilton realizada en
septiembre de 2000, expuesta en el coloquio que anualmente realiza la Cámara de
Informática y Comunicaciones de la República Argentina (Cicomra), entre los sectores
de mayores recursos del país el 52% tiene acceso a la telefonía y el 50% a Internet,
mientras que entre los de menores recursos apenas el 11% accede a teléfonos y entre el
0% y el 5% puede acceder a Internet. Incluso, según expuso el vicepresidente de la
consultora, Raúl Katz, existen diferencias entre las distintas regiones en cuanto a la
disponibilidad de acceso a Internet, los costos y las oportunidades de trabajo que esta
industria genera: en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) se encuentran el 80%
de los usuarios de la red, mientras que en el norte y sur del país la penetración de
Internet es muy baja. (La Nación, 2000)
        En un informe más reciente, en la Argentina 20 millones de personas usan
Internet, 12 millones tiene Messenger y 5 millones utilizan Facebook. Pero en cuanto a
la adquisición de Internet entre los alumnos, sólo el 30% de los 18 millones de
educando disponen de la red en sus hogares. Y menos de la mitad de las escuelas están
conectadas, el 60% de las instituciones públicas no tienen banda ancha sino conexión
vía teléfono: en las escuelas públicas uno de cada cuatro establecimientos tienen acceso
mientras que en los colegios la relación es uno cada dos (Perfil: 2010).
        El programa “Conectar Igualdad” expone la problemática de la brecha digital,
una vez más, en la agenda de los medios y de agenda de la opinión pública. La actual
exclusión social, las desigualdades de oportunidades por el acceso al conocimiento y
por el uso de las nuevas tecnologías pareciera estar “saldado” por la mera adquisición
de una computadora portátil para cada alumno argentino. Pero cabe destacar que la


                                                                                     18
brecha digital no es un problemática aislada del resto de los avatares por los que
atraviesan los alumnos. La brecha digital está vinculada con la brecha económica, social
y cultural de la que habla Ford. Así, la educación juntamente con la adquisición de una
netbook pareciera ser “la solución” para terminar con la desigualdad, en todos los
órdenes e implementar la justicia social. Se garantiza de esta forma el “derecho a la
igualdad”.
       Sin dudas, en el plan “1 a 1” no se está poniendo en tela de juicio los beneficios
del uso de la tecnología; de hecho, la postura del Estado argentino bien podría estar del
lado del grupo que predica los beneficios de la tecnología en la educación
(Buckingham, 2008); pero, poseer una computadora portátil: ¿implica, resuelve, termina
con la brecha digital? La democratización de la educación: ¿se consigue obteniendo una
netbook? Si bien hay avances en cuanto al equipamiento y conectividad en las escuelas
argentinas, el mapa de conectividad devela que resta mucho camino para garantizar el
acceso a los sectores más desfavorables de la población (Dussel y Quevedo, 2010: 11)




                                                                                      19
                             ALGUNAS CONCLUSIONES


       Para comenzar a redondear algunas ideas concretas sobre lo que significaría
lograr una “educación democrática” (algo que se plantea cada vez que se habla de
“igualdad), es necesario tener en cuenta que hay varios aspectos que no se relacionan
solamente con la transformaciones que se introducen con la incorporación de las nuevas
tecnologías al ámbito educativo, sino que tienen que ver también con un cambio en la
concepción de lo que implica la relación educativa. Paulo Freire, por ejemplo, plantea
que para el docente democrático: “enseñar no es transferir contenidos de su cabeza a la
cabeza de los alumnos. Enseñar es posibilitar que los alumnos, desarrollando su
curiosidad y tornándola cada vez más crítica, produzcan el conocimiento en
colaboración con los profesores” (2003/2008:46).
       De modo que, si bien la propagación y puesta en práctica de los planes 1 a 1
puede facilitar entornos en lo que sea más viable lograr situaciones tendientes a lograr
este objetivo, no quiere decir que su mera aplicación lo garantice ni mucho menos.
Aunque aquí estarían manejándose dos concepciones relacionadas pero distintas de
“igualdad”, creemos que una concepción democratizante debería apuntar a ambas, y
asumir las paradojas de sus relaciones.
       En el caso específico de “Conectar Igualdad”, que se propone como meta la
conectividad de todas las escuelas, el trabajo colaborativo, la integración de los
docentes y los alumnos en los procesos de enseñanza-aprendizaje, si estos objetivos se
formulan de modo genérico (sin contemplar una transformación de los modelos
pedagógicos vigentes) puede llegar a quedar trunco el nivel de efectividad e inclusión
social que se pretende alcanzar, por eso es imprescindible contextualizar y contemplar
las necesidades educativas actuales, ya que, como plantea Levis: “Solo una verdadera
compresión y conocimiento de los procesos técnicos y culturales implicados en el
funcionamiento técnico y lógico-conceptual de computadoras y aplicaciones de
software (y otros dispositivos digitales) nos permitirá ser sujetos y no objetos de una
acción pre-determinada por reglas que ignoramos” (2007:9). En este sentido, sería
fundamental, como propone el mismo autor, introducir en la educación básica y
obligatoria contenidos curriculares que aborden los lenguaje de programación, por
ejemplo.
       Un tema que no se puede obviar, y que está relacionado directamente con la



                                                                                     20
entrada de las nuevas tecnologías a las aulas, es lo relativo a la “brecha digital”, ya
trabajada en páginas anteriores. Ésta es una cuestión compleja, desde ya, que no se
limita únicamente a generalizar el acceso a la nuevas tecnologías a una mayor parte de
la población, sobre todo a los sectores más desfavorecidos. Y afirmamos esto porque
ése es uno de los fundamentos que se presentan para justificar las inversiones estatales
en la compra y distribución de equipos destinados a los alumnos del sector público.
Pero, por un lado, no se pueden desestimar afirmaciones como la de Schmucler acerca
de que


            toda simplificación economicista corre el riesgo de ocultar lo sustancial
            de un fenómeno de envergadura como el de la educación apoyada por
            computadoras. Pero que el negocio existe, no cabe la menor duda.
            También es demostrable que el estímulo inmediato de las grandes
            empresas por imponer este tipo de enseñanza se vincula con sus
            proyectos económicos y que un eficaz argumento de venta sea la
            demostración de las virtudes de esta nueva tecnología. (1984:27)


          Pero también, a su vez, es primordial comprender que los cambios tan profundos
producidos en los últimos tiempos en cuanto al modelo de organización que se
estableció a escala mundial (con la consolidación de un nuevo paradigma tecnológico
que Castells denomina “informacionalismo”, y que produce el surgimiento de la
Sociedad Red, también denominada Sociedad de la Información o del Conocimiento por
otros autores) obligan a los Estados a tener que plantearse como se van a insertar dentro
de este nuevo escenario. Hay que analizar también cómo esto afecta a la educación de
las nuevas generaciones y, por supuesto, al concepto de “igualdad” y a su especificidad
epocal.
          Es por eso que consideramos que, a pesar de sus puntos problemáticos, es un
paso importante la conformación de planes “1 a 1” que, como “Conectar Igualdad”, se
propongan ampliar el acceso de la población al contacto y uso de las nuevas
tecnologías. En este sentido, Tedesco afirma que “El que no domina Internet queda
afuera. Entonces, propiciar la universalización del dominio de las TIC forma parte de
un proyecto democrático. Ahora bien, conocerlas no garantiza la inclusión social; sin
embargo, sin dicho conocimiento, es seguro que se producirá exclusión” (2007:26)
          Por lo tanto, se puede asegurar que la implementación de políticas públicas que



                                                                                        21
generen un acercamiento más generalizado a un mayor número de personas a las nuevas
tecnologías, es acertado y acorde a los tiempos que corren. Es un paso necesario en pos
de lograr una mayor igualdad e inclusión social (en el sentido en que venimos
trabajando; dejemos de lado para este análisis la cuestión de lo que introduce Paulo
Freire). Si se tiene en cuenta que muchos de los estudiantes no tienen contacto con la
tecnología, y sus condiciones de existencia están marcadas por la carencia y por
necesidades básicas que no se pueden satisfacer, la aplicación de estos planes cumpliría
una función homogeneizadora de los recursos tecnológicos, ya que si no se
instrumentaran, los estudiantes de las clases más desfavorecidas tendrían una doble
condición de marginación: por una parte la económica-social y otra parte, quedarían
fuera de los entornos tecnológicos actuales, como menciona Petrella


          una nueva división social se instaura entre los “calificados”(los que
          tienen acceso al conocimiento que vale) y los “no – calificados” (los que
          están excluidos al acceso del conocimiento que vale” o que no logran
          preservarlo). Esta división agrava las que proceden de las desigualdades
          de acceso a la alfabetización básica. El conocimiento se vuelve el
          principal material de construcción de un nuevo muro (el “muro del
          conocimiento”) entre los recursos humanos nobles (organizados en las
          nuevas guildas profesionales planetarias) y los recursos humanos del
          pueblo, nuevo proletariado internacional. (2000).


       Sin embargo, como se precisó anteriormente, sería inapropiado creer que la
inclusión y una mayor igualdad que el plan “Conectar igualdad” tiene como objetivo, se
lograrían con el mero hecho de distribuir una computadora a cada alumno. Este sería
solo uno de los pasos, y abriría la posibilidad de explorar nuevos caminos para que la
educación sea más democrática y el conocimiento pueda ser construido de una forma
distinta a la actual, de formas colaborativas y más horizontales entre los docentes y los
alumnos. David Buckingham señala que


          la “vieja” brecha digital sigue siendo un factor de peso: persisten las
          desigualdades marcadas, no sólo en lo que respecta al acceso a la
          tecnología por parte de los jóvenes, sino también al “capital cultural”
          que necesitan para usarla. La fantasía contemporánea de la “generación
          digital” es un estereotipo que oculta las dificultades y frustraciones



                                                                                      22
          considerables que los niños (…) suelen experimentar en su interacción
          con sus nuevos medios (2008:225).


       De manera que algunas de las acciones que se debieran encarar para profundizar
el proceso de universalización del conocimiento que pretende lograr la escuela como
institución, y que tendría como resultado una mayor inclusión social y una disminución
de las desigualdades existentes, serían: ampliar el espectro de contenidos referidos a las
nuevas tecnologías y que los medios de comunicación sean objeto de análisis y
reflexión dentro del espacio educativo. Con respecto al primer punto, Levis señala que
el abordaje de la informática no debe limitarse a una perspectiva “instrumental-
utilitaria”, que ha sido la dominante en nuestro país en los últimos tiempos y hay que
dar lugar a una combinación de las concepciones que define como “integradora-
educacional” y “tecno-lingüística”, orientadas a que los estudiantes puedan desarrollar
una comprensión personal del mundo y producir significaciones propias en los códigos
que rigen la informática. Este autor señala que


          una verdadera alfabetización digital no consiste solo en enseñar y
          aprender a utilizar distintas aplicaciones informáticas e Internet, sino
          que debe ofrecer los elementos básicos para la compresión lingüística y
          técnica de las herramientas informáticas y de la lógica de los sistemas de
          codificación que permiten su funcionamiento. (2007:14)


       En cuanto al análisis crítico de los medios de comunicación en el espacio
educativo, es importante para que los estudiantes puedan tener herramientas para
comprender y reflexionar sobre la construcción de la realidad que se lleva a cabo en los
distintos soportes tecnológicos y configurar su perspectiva personal, dilucidar su
relación con el contexto que los rodea. Buckigham sostiene que las experiencias de los
chicos respecto de los nuevos medios: “se encuentran enmarcadas y definidas por
fuerzas sociales y económicas más amplias, que ellos no controlan o, a veces, ni
siquiera entienden” (2008:225).
       En este punto es importante cuestionar ideas instaladas como la anteriormente
señalada de que las generaciones menores como “nativos digitales” tienen una relación
de total dominio respecto a las nuevas tecnologías. Julián Pindado hace referencia a un
trabajo realizado sobre las habilidades necesarias para navegar en la Internet, en el cual



                                                                                       23
los adolescentes obtuvieron un rendimiento más bajo que el de los adultos. Este autor
incide que esto puede deberse a: “problemas relacionados con procedimientos
esenciales del conocimiento como son la capacidad lectora y comprensiva de textos, la
utilización de estrategias analíticas para el desarrollo de tareas y la actitud ante el
desempeño de funciones resolutivas. Todas ellas fundamentales en la alfabetización
educativa.” (2010) Al tener en cuenta que en el contexto actual, los medios son el lugar
donde circula la mayor parte de la información relevante y que esta moldea
subjetividades y genera una construcción de la realidad orientada a intereses
particulares, no se puede obviar lo que Pindado asevera: “El impacto de lo mediático es
tan importante que se hace necesario proporcionar a los escolares los instrumentos
precisos para analizar el sistema de medios, examinando el modo en que este sistema
en su conjunto construye su visión del mundo, su ideología, en definitiva” (2010)
       Con todo esto, se podría llegar a la conclusión de que en la implementación de
los planes “1 a 1”, como es el caso que aquí nos ocupa, hay elementos que tienden a
universalizar el conocimiento y apuntan a paliar desigualdades sociales por medio de un
acceso más amplio a las nuevas tecnologías, con lo que se abre el juego a nuevas
oportunidades de inclusión y de relaciones entre los docentes y los alumnos, con los
contenidos y la contextualización de los mismos.
       Pero queda claro también que ésta es sólo una posibilidad, una potencialidad,
que no está garantizada por la inclusión de la tecnología en el ámbito educativo. Se
puede considerar como un primer paso en relación a transformaciones más amplias que
deberán ser llevadas a cabo teniendo en cuenta que si bien la escuela sigue cumpliendo
funciones sociales relevantes, como la de universalizar y garantizar el acceso al
conocimiento, también debe ajustar esa tarea al contexto actual, teniendo en cuenta la
situación y las necesidades educativas de los estudiantes en los tiempos que corren.
       Cumplir o no esa potencialidad: de eso se trata.




                                                                                       24
                                   BIBLIOGRAFÍA



* BUCKINGHAM, David (2008): “¿ Queda la escuela descartada?” en Más allá de la
tecnología. Buenos Aires: Manantial, capítulo 9.


* CASTELLS, Manuel (2002): “Epílogo: Informacionalismo y la sociedad red” en
HIMANEN, Pekka (2002): La ética del hacker. Madrid: Destino.


* DUSSEL, Inés y QUEVEDO, Alberto (2010): Educación y nuevas tecnologías: los
desafíos pedagógicos ante el mundo digital. Buenos Aires: Santillana. Cap. 1, 2 y 3.


* FORD, Aníbal (2005): “El malestar de la brecha digital” en Resto del Mundo. Buenos
Aires. Norma.


* FREIRE, Paulo (2003/2008): “La práctica de la pedagogía crítica” y “Elementos de la
situación educativa” en El grito manso. Buenos Aires: Siglo XXI.


* LEVIS, Diego (2007): “Enseñar y aprender con informática/enseñar y aprender
informática. Medios informáticos en la escuela argentina” en CABELLO, R. y LEVIS, D.
(editores) (2007): Tecnologías informáticas en la educación a principios del siglo XXI.
Buenos Aires: Prometeo (Primera Parte).


* PETRELLA, Ricardo (2000): “La enseñanza tomada de rehén. Cinco trampas para la
Educación”. En Revista Iberoamericana de Educación N° 36/3, 25 de Junio de 2005
(edición original en Le Monde Diplomatique).


* PINDADO, Julián: “Recomponer la ‘mente puzzle’.La necesidad de una alfabetización
mediática”, en Revista Telos, n° 83.


* SERRANO, Arturo y MARTÍNEZ, Evelio (2003): La brecha digital: mitos y realidades.
México. UABC.




                                                                                       25
* TEDESCO, Juan Carlos (2007): “Las TIC en la agenda de la política educativa” en Las
Tic: del aula a la agenda política IIPE – UNESCO, Sede Regional Buenos Aires, pp.
25/30.




                                                                                  26

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:14
posted:9/22/2012
language:Latin
pages:26