UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULASANTANDER OCA�A by pFxUz5

VIEWS: 8 PAGES: 5

									UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULASANTANDER OCAÑA
FACULTAD DE ARTES Y HUMANIDADES
PROGRAMA: COMUNICACIÓN SOCIAL – V SEMESTRE
TECNOLOGÍAS DE LACOMUNICACIÓN
DOCENTE: HENRY CARRASCALCARRASCAL
ESTUDIANTE: JESÚS OCTAVIO HERRERA URIBE
CÓDIGO: 310029
FECHA: AGOSTO27 DE 2008


        COMUNICADORES PARA LA SOCIEDAD DELCONOCIMIENTO



Durante toda la historia de la humanidad, el conocimiento siempre ha estado

presente como esa capacidad innata del ser humano, que le sirve para darse

respuesta de sus interrogantes y cuestionamientos, además de darle la debida

utilidad a los elementos de su entorno. De la misma manera se ha constituido

como la piedra fundamental para la invención y la comunicabilidad con sus

semejantes, permitiéndole asociarse, vivir en comunidad y evolucionar.



El conocimiento científico y filosófico, en las primeras etapas de la historia, estuvo

reservado para unos pocos privilegiados, mientras que para la mayoría sólo

restaba creer o no, en las teorías y postulados de los primeros y vivir de acuerdo a

la experiencia de éstos.



Más adelante cuando apenas asomaba la época moderna, Francis Bacon afirma

en una de sus obras que “el conocimiento engendra poder”, que aquel que tiene el

conocimiento de las cosas se vuelve poderoso, que aquel que conoce o sabe de la

utilidad de los elementos de la naturaleza y creaciones del hombre tiene cierto
rango de superioridad que los que desconocen el por qué y para qué de todo lo

que nos rodea.



Hoy en día, cuando nos vemos enfrentados al concepto de la ‘sociedad del

conocimiento’ podemos citar a Manuel Castells, cuando afirma: “la sociedad del

conocimiento se trata de un código para hablar de una transformación

sociotecnológica, puesto que todas las sociedades son ‘del conocimiento’. Y en

todas las sociedades históricamente conocidas, la información y el conocimiento

han sido absolutamente decisivas: en el poder, en la riqueza, en la organización

social…”1. De esta manera vemos que Castells precisa que el conocimiento da

origen a una serie de situaciones particulares en la vida del ser humano, que le

han permitido progresar de manera significativa durante siglos y siglos de

formación, llevándolo a proferirnos grandes verdades que a lo largo del tiempo se

constituyeron en factores importantes para la vida del hombre en la sociedad

actual.



Cuando hablamos entonces de sociedad del conocimiento, nos referimos a que en

estos momentos el conocimiento o los saberes no están escondidos ni designados

a unos pocos, como en aquellas épocas antiguas. Ahora, gracias al gran avance

tecnológico, informativo y comunicacional que ha tenido la humanidad, se nos

permite tener el conocimiento a nuestra disposición, tener una cercanía o relación

directa con él. En este momento depende de nosotros tener el conocimiento de



1
    http://www.uoc.edu.culturaxxi/esp/articles/castells0502/castells0502.html
las cosas o simplemente pasar la vida sin trascender. Hoy, el conocimiento es de

todos y para todos.



Dependiendo de la evolución, vemos que la comunicación está al alcance de

todos.   Gracias al desarrollo de las tecnologías de la información y la

comunicación, podemos abstraer y aprender conocimientos de la misma forma

que podemos producirlos, ayudándonos a mejorar nuestro estilo de vida.

Tenemos todo el conocimiento en nuestras manos, pero depende de nosotros el

estar a la vanguardia de estos procesos sociales, comunicativos y tecnológicos o,

quedarnos rezagados y perder la oportunidad de saber el por qué y para qué de lo

que a diario se nos presenta. Es difícil puesto que todos no tenemos la misma

capacidad de comprensión, pero no es imposible, todavía estamos a tiempo.



Como futuros comunicadores sociales o como comunicadores en potencia, ¿qué

podemos hacer para que las personas que no tienen la capacidad de adquirir las

nuevas tecnologías, puedan comprender que en este momento tienen la

capacidad de conocer nuevos elementos sin restricciones ni prohibiciones?



El comunicador social ubicado en la sociedad del conocimiento debe tener un

concepto claro y universal de cultura, es decir mirar la cultura como el conjunto de

manifestaciones propias de un grupo de individuos que le generan capacidad de

progreso y desarrollo, de tal manera que no sea excluyente, que se adecue a las

necesidades y problemas de su entorno y que le ayude a propiciar procesos de

cambio, sin olvidar que cada cultura es única y difiere de otras. Por eso como
formandos, interesados en ayudar a transformar la sociedad y gestar el progreso

de los pueblos de nuestra región, somos los llamados a ejercer propuestas

encaminadas a la adaptación y adecuación de la tecnología y del poder, que

tenemos a nuestra disposición, para solucionar problemáticas y satisfacer

necesidades, concienciando a las personas de la utilización adecuada de la

tecnología para que mejoren sus condiciones de vida.



La cultura nuestra, aun vive envuelta en tabúes y restricciones que desde niños

nos estigmatizan y hacen que en pleno siglo XXI existan personas que

desconocen los diferentes avances tecnológicos. De tal manera que nuestra tarea

es la de adecuar todos los conceptos tecnológicos y comunicacionales a un

lenguaje que sea comprendido con el fin de sacar el mayor provecho de las Tis’c y

vivir este gran momento histórico de la sociedad del conocimiento.



Además, es importante no desconocer el modelo comunicacional que debemos

seguir en nuestro propósito, puesto que el modelo unidireccional de la

comunicación debemos cambiarlo totalmente, es preciso pensar en una

horizontalidad de la comunicación, pensar en una comunicación alternativa y

circular, que permita la retroalimentación entre sujetos comunicativos.    Sería

pecado desconocer los conocimientos de los otros individuos, no escuchar los

argumentos y presupuestos de los demás, porque en el saber popular es donde se

gestan las primeras intenciones, juicios y conceptos que permita que una sociedad

comience a cambiar su realidad, a gestar procesos de cambio, y de esta manera,

poner en movimiento su desarrollo social.
No lo olvidemos, estamos llamados a cambiar nuestro entorno social, a no

desconocer los avances tecnológicos de la información y la comunicación, por el

contrario, utilicémoslos para nuestro propio beneficio.        Es importante que

entendamos y podamos enseñar la utilidad de las Tic’s para gestar procesos que

permitan al individuo, a la comunidad y a la región, empezar a transformar la

realidad.



En suma, hablar de ‘sociedad del conocimiento’, es hablar de la gran oportunidad

que se nos presenta para depositar nuestro grano de arena, no quedándonos

detrás de los escritorios, de los micrófonos y las cámaras, sino, poniéndonos las

botas y comenzar a trabajar por nuestros semejantes, y así lograr procesos de

cambio que nos conduzcan a la paz que tanto necesita nuestra región y salvar el

mundo de nuestras propias manos, manos que se han convertido en destructoras

debido al desconocimiento de tantas verdades, que no nos han dejado

proporcionarle a las generaciones mas jóvenes un mundo más humano y más

justo, lleno de posibilidades para su progreso de mano y a la par con la tecnología.

								
To top