PROGRAMA DE TRABAJO - DECIMOSEGUNDA REUNION DEL COMITE ANDINO DE by 2jEJEK

VIEWS: 1 PAGES: 9

									                                                             SG/REG.CN/XVII/dt 6
                                                               4 de junio de 2009
                                                                             E.3.1
XVII REUNIÓN DE EXPERTOS GUBERNAMENTALES EN       CUENTAS
NACIONALES ANUALES DE LA COMUNIDAD ANDINA

XI REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO 7 SOBRE CUENTAS NACIONALES
DEL PROYECTO ANDESTAD
8 al 10 de junio de 2009
Quito - Ecuador




                                 DOCUMENTO DE TRABAJO


                           “ECONOMÍA NO REGISTRADA”

                                         Michel Séruzier
                                   ECONOMÍA NO REGISTRADA

                                            Michel Séruzier
                                              27/11/2007

  Algunos puntos de reflexión a partir del debate mantenido en el Seminario Latinoamericano de
       Cuentas Nacionales realizado del 24 al 26 de octubre de 2007, en santiago de Chile.


        La existencia de la economía informal es un hecho reconocido en todos los países latinoa-
mericanos, y en particular por todos los participantes en el seminario de cuentas nacionales organi-
zado por Cepal en octubre 2007. Puesto que parte de la economía nacional es poco conocida por
el sistema estadístico, su incorporación en el marco de la Contabilidad Nacional es una de las prin-
cipales dificultades que se debe superar. En este sentido, la preocupación de los contables nacio-
nales no es tanto proponer una medida específica de la economía informal, sino llegar a una eva-
luación satisfactoria del conjunto de las actividades económicas.

         Como se conoce, las zonas de sombra de la información estadística no se limitan única-
mente a la economía informal sino que también se refieren a otros ámbitos como la economía ile-
gal, la subdeclaración de las unidades formales, el contrabando, la economía de subsistencia, sin
olvidar las limitaciones del aparato estadístico (insuficiente cobertura de las actividades investiga-
das e imperfecciones de la propia recogida de datos).

        Incluso si existen demandas referentes a la medida específica de la economía informal co-
mo tal, la primera preocupación de los contables nacionales es llegar a una evaluación lo más sa-
tisfactoria posible de la economía nacional, respetando las recomendaciones metodológicas y con-
ceptuales del marco central del SCN.

        La economía llamada "informal" representa una parte significativa del no registro estadísti-
co, cuya medición requiere de un enfoque específico pues está basada en pequeñas empresas que
escapan a la estadística (y generalmente también a la totalidad o parte de los registros administra-
tivos previstos por las normas locales). Por otra parte, los países latinoamericanos disponen de una
vasta experiencia sobre este tema, sin que sea reconocida internacionalmente (por ejemplo, no se
hace ninguna mención de esta experiencia en el documento publicado recientemente por la OCDE
sobre la medición de la economía no observada).

        En torno a esta problemática, los debates evidenciaron la necesidad de proseguir la re-
flexión en torno a los siguientes 4 aspectos:

        elaborar un inventario completo de las experiencias adquiridas por los países de la
         región;
        delimitar mejor los distintos espacios del no registro estadístico, tanto desde el
         punto de vista estadístico como desde el punto de vista de los métodos que deben
         utilizarse para perfeccionar la medición en contabilidad nacional;
        explorar específicamente lo que se denomina “economía informal”:
            dar una definición en concordancia con las especificidades de la región,
            establecer una correspondencia con los conceptos y definiciones del SCN,
                                            -4-




           ubicar a la economía informal y confrontarla con otras áreas que requieren un enfo-
            que específico, estableciendo claramente las subdivisiones económicas que sean
            necesarias,
           ubicar esta división en el marco del sistema estadístico nacional,

(En esa perspectiva, se tendrá en cuenta la importancia que reviste el contenido del Capítulo 24
de actualización del SCN en proceso de revisión)

       proponer lineamientos metodológicos para la implementación de herramientas
        apropiadas para medir estos ámbitos.


1. Inventario de las experiencias latinoamericanas

    Teniendo en cuenta la amplia experiencia latinoamericana en la comprensión de la informa-
lidad (y de su entorno) y en su medición en las zonas de sombra estadística, es necesario sis-
tematizar y elaborar un inventario lo más exhaustivo posible que cubra los siguientes aspectos.

En el campo de la estadística

-   Se han realizado encuestas específicas sobre la informalidad en México, Brasil, Colombia,
    Perú... (investigaciones para los hogares, como complemento a la investigación del em-
    pleo, o específicos de tipo 1-2-3).
-   Se realizaron algunos trabajos completos para comparar estadísticas económicas (en
    empresas o establecimientos), datos recogidos en hogares (referentes específicamente al
    empleo y los ingresos) y datos procedentes de las declaraciones fiscales.
-   Otros trabajos sobre el análisis y la confrontación de datos recogidos en hogares en cuan-
    to a empleo, ingresos y consumo.
-   La elaboración de matrices de empleo que hacen la síntesis de las distintas fuentes dispo-
    nibles sobre este tema (censos demográficos y económicos, investigaciones en hogares,
    investigaciones económicas, datos administrativos...) especialmente destinadas a la elabo-
    ración de la contabilidad nacional.


En el campo de la contabilidad nacional

-   Utilización de la matriz de empleo basada en las encuestas a los hogares como instrumen-
    to de referencia para el conjunto de la producción de mercado legal.
-   Metodologías específicas para medir la economía ilegal (droga y contrabando en particular)
    y la economía de no mercado por cuenta propia (autoconsumo, economía de subsistencia,
    empleo doméstico, alquiler imputado de vivienda, construcción de vivienda). (NB: véase,
    por ejemplo, el caso de Colombia y de Bolivia)
-   Evaluación del empleo no declarado por las unidades de producción formales.
-   Partición de la economía por ámbito de elaboración y por fuentes estadísticas.
-   Diferenciación por modo de producción de las cuentas de producción por rama (véase, al
    respecto, la experiencia de Brasil).
-   Confrontación de todas las medidas parciales en el marco de un enfoque integrado que cu-
    bre las distintas opciones (oferta, demanda e ingresos), permitiendo así una síntesis de las
    evaluaciones hechas para los distintos ámbitos.
                                             -5-




2. La economía no observada

  Lo que se denomina “no registrado” por la estadística, o las zonas de sombra de la informa-
ción estadística, es un fenómeno común a todos los países, cualquiera que sea su nivel de de-
sarrollo. Depende en realidad de varias causas:
 - una insuficiente cobertura del sistema estadístico nacional en relación a los universos que
    deben investigarse o en referencia a las herramientas estadísticas que otros países ponen
    en funcionamiento;
 - una mala calidad de las herramientas existentes;
 - ámbitos inaccesibles a la investigación estadística.

Esta problemática es cubierta por el documento realizado por la OCDE, aunque enfoca su aná-
lisis principalmente al ámbito de la producción. Ahora bien, la no observación se refiere también
a otros ámbitos que pueden ser localmente importantes: el contrabando, la evasión fiscal y
otros ingresos no declarados (como los retiros de fondos de las empresas), la adquisición de
activos en el extranjero o de pasivos locales por no residentes, las transferencias procedentes
de inmigrantes, el lavado de dinero,.etc.

Con relación a los puntos de interés manifestados durante el encuentro, se pueden mencionar
los tres ejes siguientes:


Lo que se puede hacer en el campo de la estadística

Toda mejora de la cobertura estadística pasa a la vez por avances en el control de las técnicas
estadísticas y por la utilización de medios suplementarios. Esto permitiría retroceder la frontera
de lo no observado que está incluido en las dos primeras causas. Además, es necesario reco-
mendar las correspondientes estrategias para lograrlo y proponer prioridades (lo que ya se ma-
nifiesta cuando se menciona la importancia de los directorios de empresas, la utilización de los
datos fiscales, o la confrontación de los datos económicos y contables).
 Con respecto a la 3° causa del no registro, se puede proponer la realización de investigaciones
indirectas permitiendo atenuar las zonas oscuras. Conviene estimular la cooperación horizontal,
compartiendo las experiencias que faciliten comprender los fenómenos que lo generan.

Interpretar los ámbitos de lo no accesible en el contexto latinoamericano

En efecto, la 3° causa de lo no registrado proviene de comportamientos económicos y sociales
de los que conviene hacer un inventario, analizar y diferenciar. Estos comportamientos pueden
variar de un país a otro. Para cada caso, convendría describirlos, detectar las variables involu-
cradas y ubicarlos en el marco central del SCN pues es esencial ubicar las contrapartidas ma-
croeconómicas. En este tipo de análisis se encuentra la definición y la comprensión de la eco-
nomía informal.

En el campo de la contabilidad nacional

Este eje es el más importante para los contables nacionales, pues es necesario proponer una
medida lo más representativa posible de la economía nacional, cualquiera que sea la amplitud
del no registro en el momento de construir una nueva base de cuentas nacionales. El documen-
                                                -6-




   to publicado por CEPAL ("Las cuentas nacionales: lineamientos conceptuales, metodológicos y
   prácticos") propone una metodología general para abordar este desafío. Conviene aclararlo aún
   más y hacer el inventario de los distintos métodos posibles para llegar a un resultado satisfacto-
   rio en todos los ámbitos de la estadística.

   3. La economía informal

   Uno de los principales aspectos en juego en cuanto a la economía informal consiste en definir
   claramente su lugar dentro de la economía no registrada y sus subdivisiones: ocupar por una
   parte un subespacio en el conjunto de los datos no (o mal) registrados por la estadística y pro-
   poner por otra parte un modelo económico que permita su evaluación (en estructura, y si es po-
   sible en evolución).
   Se constata, sin embargo, una marcada ambigüedad en la manera de concebir estos concep-
   tos, por varias razones:
   - una definición que carece de rigor (referirse a la propuesta de OIT de 1993);
   - una implementación nacional que varía de un país a otro, debido a la diversidad de las situa-
     ciones encontradas,
   - una difícil vinculación con las fuentes estadísticas disponibles,
   - una complicada relación con los conceptos y definiciones del marco central del SCN 1993

   En realidad, la economía informal está en la intersección de varias disciplinas, y es la razón
   seguramente por la que parece difícil proponer un concepto que satisfaga a todo el mundo. Así
   pues, con respecto al contable nacional, lo importante es llenar el vacío estadístico en el ámbito
   de la economía de mercado de las pequeñas unidades de producción. La tentación entonces
   es fuerte por denominar como economía informal a todo lo que pertenece a este espacio.

   Es pues importante emprender un esfuerzo de reflexión de tipo conceptual que tenga en cuen-
   ta las esferas de las distintas disciplinas, y de analizar la manera de insertar el concepto en el
   ámbito de la estadística y de la contabilidad nacional.

3.1 A la búsqueda de una definición

La definición propuesta por OIT en 1993 es precisamente una combinación de varios enfoques. Se
podría sin embargo orientar la definición por una alternativa de tipo socioeconómica cuya formula-
ción sería la siguiente:

 "la economía informal agrupa las unidades de producción de mercado que son toleradas por las
autoridades públicas aunque no respetan la totalidad o parte de las normas requeridas para ejercer
una actividad económica comercial (de tipo fiscal, laboral, estadísticas y otros registros)".


La dimensión económica es proporcionada por los dos siguientes elementos: se trata de unidades
de producción (y no de personas) que tienen una producción de mercado.
Y es la situación de marginalidad tolerada que le da la dimensión sociológica; es decir la manera en
que estas unidades se insertan en la práctica social local de la producción.
Cabe señalar que definición no requiere referencia alguna al tamaño, a los factores de producción,
a una actividad en particular, o al método de financiamiento.
La frontera se da de manera indirecta con relación a las unidades formales (aquellas que cumplen
las normas requeridas), a las unidades ilegales (aquellas que practican actividades ilícitas que dan
                                                 -7-




lugar a acciones explícitas de las autoridades públicas para erradicarlas), y a la economía sumergi-
da (cuando las autoridades públicas no toleran el incumplimiento de las normas para la práctica de
actividades autorizadas). Estas fronteras merecerían sin embargo una mejor clarificación.
El debate desborda la región cubierta por CEPAL; aunque es necesario que las experiencias de la
región sean tomadas en consideración en las decisiones que deberán adoptarse en el capítulo 24.


3.2 Una gran diversidad de situaciones locales

 Por su dimensión económica, la definición es simple pero restrictiva: unidades de producción (es-
tablecimientos). En cambio, su dimensión sociológica abre la puerta a situaciones muy diferentes
de un país a otro, y en consecuencia a una gran flexibilidad en la interpretación. Lo que plantea dos
dificultades para la comparación internacional:
     - la participación puede diferir de un país a otro (pero esto puede ser en sí un elemento de
         información),
     - el contenido puede ser bastante diferente de un país a otro, refiriéndose al mismo tiempo a
         normas y terminologías al parecer similares.
 Se podría pues desear la formulación de criterios complementarios para garantizar una determina-
da homogeneidad, por lo menos regional, en la aplicación de la definición.
(Ojo: sondear el concepto de economía no estructurada que aparece en la agenda de la próxima
reunión de la Comisión de Estadística)


3.3 Economía informal y contabilidad nacional

 En primer lugar, debería resolverse inmediatamente una ambigüedad; hablar del "sector" informal
no significa que se trate de un sector institucional, en el sentido del SCN, pues la economía infor-
mal es una agrupación de establecimientos, no de unidades institucionales. Algunos utilizan tam-
bién la palabra "sector" para designar las "ramas" ("industrias"); también en este ámbito debe evi-
tarse la confusión.

 Otra de las ambigüedades que debería abordarse tiene relación con el uso de la palabra informal
en asociación al empleo (como factor de producción). Un empleo "informal" puede darse de hecho
en una unidad formal o en una unidad informal o en los hogares (empleo doméstico, por ejemplo).

Una vez realizadas estas precisiones, conviene formalizar aún más la inserción de la economía
informal en el espacio conceptual de la contabilidad nacional. Se pueden mencionar en particular
las siguientes cuestiones:
    - en relación a las unidades institucionales y su agrupación en sectores (pertenencia única o
        no al sector de los hogares?);
    - la posibilidad de establecer un subsector "informal" en el sector de los hogares (como lo
        hace el SCN 1993), y en caso afirmativo, a qué condiciones?
    - de la frontera entre producción de mercado y de no mercado por cuenta propia en algunas
        actividades, en particular la agricultura.
    - frente a las definiciones que deben adoptarse para calificar la fuerza de trabajo (dueños,
        asalariados, cuenta propia, familiares no remunerados, ...).
    - del tratamiento que debe concederse a los asalariados de unidades informales.
    - La presencia de asalariados sin registro legal en las unidades formales
                                                 -8-




Otro aspecto importante para la contabilidad nacional se relaciona con organizar una división de la
economía según los distintos ámbitos que deben medirse (una partición supone que toda unidad de
producción tenga un lugar en uno y sólo uno de los ámbitos en cuestión). La diferenciación de la
economía por modo de producción es una de las herramientas que pueden dar cuenta de esta divi-
sión. ¿Es necesario o no retener la economía informal como uno de los ámbitos de esta división?

3.4 Economía informal y estadística

La economía informal se sitúa en la frontera entre las causas 2 y 3 de la no observación estadísti-
ca. Si está claro que una estadística incluso indirecta del contrabando es difícilmente concebible,
no es lo mismo en el caso de la economía informal. En efecto, se puede lograr sin demasiada
dificultad que los dueños de las unidades informales respondan a una encuesta siempre que ésta
no se perciba como una intervención disfrazada de las autoridades públicas para controlar su acti-
vidad (véase las investigaciones de tipo 1-2-3). En cambio, se revela difícil proponer una división de
las unidades de producción según los ámbitos mencionados, respecto a las distintas fuentes es-
tadísticas disponibles. La frontera más delicada se refiere a las unidades de tamaño pequeño,
según sean formales o no, pues una parte, a veces importante, de las unidades formales pertene-
ce al campo de la economía no registrada.
Por eso, es necesario establecer esta frontera y proponer un procedimiento diferenciado de elabo-
ración; conviene administrar de una única manera el conjunto de las unidades en cuestión, sin que
sea entonces posible aislar lo que es realmente la economía informal.



4.   Métodos para la medición

     Paradójicamente, este es quizá el ámbito donde la experiencia latinoamericana es la más
     fructífera. Numerosos países, y a veces desde hace muchos años, realizaron buenas evalua-
     ciones de la economía no observada. Se puede citar los trabajos de las nuevas bases en
     Perú, Colombia, Ecuador, Brasil, Venezuela, Honduras, Chile (lista no restrictiva), implicando
     no solamente una elaboración anual del COU, si no también de cuentas por sectores institucio-
     nales, incluyendo en algunos casos la parte financiera (en flujo).

     Varios de estos países, por otra parte, establecieron una matriz de empleo y una partición de la
     economía por modos de producción. Algunos disponen también de un directorio de empresas,
     permitiendo un mayor conocimiento del conjunto de la economía formal.

     No obstante, convendría formalizar mejor los métodos en cuestión, y en particular:
     - en el campo de la producción, diferenciar subconjuntos conceptuales como formal, informal,
        ilegal, subterráneo, por cuenta propia...
     - aclarar los modelos económicos consustanciales a cada uno de estos ámbitos;
     - formalizar las técnicas de división de la economía por ámbito de elaboración y por instru-
        mentos estadísticos;
     - elaborar anualmente matrices de empleo;
     - describir los distintos enfoques para elaborar una cuenta de producción en función de la in-
        formación estadística disponible;
     - establecer el papel de un directorio de empresas y la manera de utilizarlo para medir la pro-
        ducción;
                                                 -9-




   -   métodos de evaluación de la evasión fiscal; del contrabando;
   -    cómo medir las transferencias de activos
   -   formalizar un proceso integrado de elaboración de la contabilidad nacional, mediante el
       COU y las cuentas de sectores institucionales, que permita una confrontación a priori de los
       enfoques por la demanda, por la oferta y por los ingresos.


                                                 ****

El precio descrito del hotel , son costos corporativos preferenciales para la CAN y el INE.


VIÁTICOS
Los viáticos serán cubiertos por el proyecto ANDESTAD y se entregaran el primer día de la
Reunión a cada participante.


TRASLADO
El traslado Aeropuerto-Hotel-Aeropuerto para el Hotel Europa es de $us 12.- por vehículo


ALIMENTACIÓN
Por parte del participante


TIPO DE CAMBIO
El cambio oficial es de 8.06 bolivianos por dólar americano


REFERENCIAS DEL LUGAR DEL EVENTO:
La Paz está situada a 3.640 metros sobre el nivel del mar.

Por lo general la ciudad de la Paz tiene un clima frío, entre 7° a 12° centígrados, pero también pre-
senta días calurosos con temperatura entre 12° a 21° centígrados en los meses de octubre a ene-
ro. Se recomienda portar ropa abrigadora y algo ligera.

Por la altura se recomienda el primer día no ingerir alimentos de difícil asimilación

Las tarifas de los taxis es de Bs. 3 y de los Radio taxi el costo diurno es de Bs. 6 a 10 y, nocturno
Bs. 8 a Bs. 20, dependiendo de las distancias. No se da propina a los conductores de taxis

								
To top