amparo formal prision asalto by caf9P0

VIEWS: 0 PAGES: 12

									                                                                                            1



                                    _____________________
                                                     VS
                                    Juez Primero Penal de
                                    Distrito Judicial de Tula.
                                    Expediente /       -


C. JUEZ SEGUNDO DE DISTRITO.
PRESENTE.


       __________________________________, personalidad que tengo debidamente
acreditada en autos con el carácter de quejoso a usted manifiesto:


       Que por medio del presente ocurso VENGO A AMPLIAR MI DEMANDA DE
GARANTÍAS DENTRO DEL EXPEDIENTE                       /          y formulando esta ampliación a la
demanda en el orden establecido por el artículo 116 del mismo ordenamiento, en los siguientes
términos:


       I.- NOMBRE Y DOMICILIO DEL QUEJOSO:
       Asentado al proemio del presente ocurso


       II.- NOMBRE Y DOMICILIO DEL TERCERO PERJUDICADO:
       Considero no existe.


       III.- AUTORIDAD RESPONSABLE:
       Juez Primero del Ramo Penal de ________________, ___________.


       IV.- ACTO RECLAMADO:
              DEL JUEZ PRIMERO PENAL DE TULA DE ______________, _________,
       reclamo la ilegal orden de aprehensión, dictada en mi contra, con fecha ___ de
       ________ de 20__, en la causa penal          ____/_____, por el delito de ASALTO
       AGRAVADO Y ROBO DE ________________, cometido en agravio de
       ___________________, cuyos puntos obran en la presente Orden de Aprehensión


       V.- PRECEPTOS CONSTITUCIONALES VIOLADOS: la ilegal orden de
       aprehensión, viola mis garantías consagradas en los artículos 14 y 16 de la
       Constitución General de la República Mexicana.


       VI.- NORMAS APLICADAS INEXACTAMENTE Y DEJADAS DE APLICAR: Como
       inexacta aplicación las contenidas en los artículos 13, 16 fracción III, 173 en
       relación con el 174 fracción segunda, párrafo segundo, 203 fracción III en relación
       con el 204 fracción primera Código Penal vigente en el Estado y en los artículos
       154, 170, 193, 219, 220, del Código de procedimientos penales vigente en el
       Estado de Hidalgo; así mismo, se dejaron de aplicar las normas contenidas en los
       artículos 1,11,13,25 fracción II del Código Penal vigente en el Estado y 11, 12, 64,
       151, 152 y 223 del Código de Procedimientos Penales vigentes en el Estado.
                                                                                         2



      VII.- CONCEPTOS DE VIOLACIÓN.- Los que se expresaran en el cuerpo de la
      presente demanda.


      VIII.-   FUNDAMENTOS        DE    LA    DEMANDA.-Las        disposiciones    legales
      anteriormente indicadas.


      IX.- COMPETENCIA.- Articulo 36 y 114 de la Ley de Amparo y 31 de la Ley
      Orgánica del Poder Judicial de la Federación.


  BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD, MANIFIESTO QUE LOS HECHOS Y
ABSTENCIONES         QUE     CONSTITUYEN         LOS     ANTECEDENTES             DEL   ACTO
RECLAMADO SON CIERTOS POR ASÍ CONSTARME, MISMOS QUE SON LOS
SIGUIENTES


                                   ANTECEDENTES


      1.- Soy propietario de un negocio de compra y venta de vehículos usados, en
 __________________________________.


      2.- Siendo el caso que el día __ de _______ de este año, a las __:__ llegue a mi
 negocio a bordo de un vehiculo marca _____________, tipo ______, color ___,
 saludando a mi trabajador que responde al nombre de __________________, le
 comente que fuéramos a probar dicho vehículo por si necesitaba algo, no fallo para
 nada dicho vehículo, pasando al rancho del señor ___________________________,
 que se encuentra ubicado ______________________________________________, y
 como no lo encontramos nos regresamos.


      3.- Tomando la calle _________________y ________________ a la altura de la
 _________________ en sentido contrario al mió, vi que venia una camioneta de color
 vino y me percate que era mía, ya que por la características que presentaba la reconocí
 y la traía conduciendo el señor ________________________,


      4.- En ese momento me le empareje y le dije al señor ___________________ que
 era lo que había pasado, que cuando me iba a pagar mi camioneta, orillándose el señor
 ______________ y yo también, me baje de mi vehículo y me dirigí hacia ____________
 y le dije que llevaba mas de un año y no me podía pagar la camioneta, el me dijo que
 me pagaba con unos becerros y unos muebles y le dije que no,


      5.- En ese instante se bajo y me comento que le había ido muy mal en el negocio
 de la mueblería que tenia en _________ y que incluso ya la había cerrado, le pregunte
 por que se me esconde cada que le voy a cobrar y se quedaba callado, yo le dije que
 me iba a llevar mi camioneta, y el me dijo que le firmara un papel de cómo me
 entregaba la camioneta y que le regresara los pagares que me había firmado y la
 responsiva, y yo le conteste que fuéramos a la presidencia y su reacción fue decirle a su
                                                                                            3



 esposa y a su cuñado que se bajaran de la camioneta, me dio las llaves y me entrego la
 camioneta,
       76.- Ante ello le dije a mi empleado de nombre________________________ que
 se llevara la camioneta para el negocio, se bajo del carro, le di las llaves y se la llevo y
 yo me fui a mi casa por los pagares y la responsiva y después fui al negocio por la
 factura de la camioneta y me fui para la presidencia y nunca llego el señor
 ____________________.


       7.- Como no llego, me fui nuevamente al negocio y no había nadie, enterándome
 al día siguiente por voz del señor ____________ hermano de ____________________
 y su abogado, que ___________________ se encontraba detenido por el delito de robo
 de vehículo y que lo iban a consignar ante el Juez, explicándole que no se había
 cometido delito alguno, le dije que yo era el propietario de la camioneta, incluso me pidió
 los papeles de la camioneta entregándole en ese momento el titulo original de la
 camioneta y los pagares por la venta de la camioneta y les dije que los podían ofrecer
 como prueba, para corroborar lo que yo les dije.


       8.- Resulta el caso que un por voz de un vecino me entere que existía una orden
 de aprehensión en mi contra por lo que tramite el juicio de protección constitucional y es
 el caso que la misma existe y es sin duda violatoria de garantías, por lo que al
 enterarme de ella formulo la presente ampliación.


                                   CONCEPTOS DE VIOLACIÓN.

     PRIMER CONCEPTO DE VIOLACIÓN .- RESPECTO AL CUERPO DEL DELITO
DE ASALTO AGRAVADO.-


     La resolución que por esta vía se combate, requiere necesariamente para su validez
legal, que el actuar de la Autoridad Responsable se ajuste estrictamente a lo dispuesto en
el articulo 16 de la Constitución Política General de la Republica, que entre otras cosas es
determinante en su mandato al ordenar que para girar una orden de aprehensión, se
requiere necesariamente la comprobación del cuerpo del delito con datos bastantes y la
probable responsabilidad, al efecto me permito establecer lo siguiente:


     Contrario a lo afirmado por la responsable emisora del acto reclamado, es justo
decir que el delito de Asalto Agravado no se acredita.


     Ante ello debo decir, que el natural responsable únicamente se pronuncio
manifestando que:


     “…LA LESIÓN AL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO POR LA LEY resulta ser la seguridad
     del pasivo ______________________________________, la cual se vio afectada
     por la acción del activo, quien ejerce violencia pues de manera intempestiva el
     activo, amaga con un arma de fuego al pasivo, al momento de bajarlo de su
     vehículo automotor a jalones, lo anterior se demuestra…” “…LA EXISTENCIA DE UNA
     ACCIÓN REALIZADA VOLUNTARIAMENTE POR EL ACTIVO DEL DELITO, consiste en
     causarle un mal al pasivo y exigir su asentimiento para un fin ilícito, que se
     demuestra en primer termino…” “…NEXO CAUSAL DE ATRIBUIBILIDAD entre la
                                                                                           4



     conducta desplegada por el activo del delito y la lesión al bien jurídico protegido por
     la ley, que en presente caso resulto ser, que el activo al haber utilizado la violencia
     sobre el pasivo al amagarlo con un arma de fuego para así causarle un mal, como lo
     es el de exigir su asentimiento, con el fin de quitarle su vehiculo automotor, sin el
     consentimiento de quien legalmente puede otorgarlo…” “…DOLOSA en términos de
     lo que establece el Párrafo Segundo del Numeral 13 del Código Penal…”
     “…CIRCUNSTANCIAS DE LUGAR que la conducta desplegada por el activo, fue
     realizada encontrándose el pasivo en un vehículo particular…” “… ESPECIAL MEDIO
     DE REALIZACIÓN la violencia con la que actuó el activo del delito al amagar al
     pasivo con una arma de fuego, con el propósito de quitarle su vehículo automotor
     para un fin ilícito…”

     De dicho resumen no se desprende la integración del cuerpo del delito de asalto
agravado, pues nunca se utilizo el elemento constitutivo del tipo denominado
violencia, ya que de lo declarado por el C. _______________________, habla de un
arma de fuego sin que haya existido la misma.


     Recordemos que los elementos previstos dentro del tipo penal de asalto se ubica el
de la violencia, elemento constitutivo que no como ya dije no se encuentra acreditado, en
virtud de que el pasivo del delito habla de una arma de fuego al parecer tipo pistola y que
luego lo saco del vehiculo con una mano sin recordar cual, declaración que no se
encuentra corroborada con ningún otro medio de prueba, ya que de lo declarado por su
esposa y cuñado que responden a los nombres de __________________________ Y
___________________________________________________, se desprende que dicha
declaración es totalmente idéntica de la cual se presume que fue manipulada por el
Representante Social pues se utilizaron los mismos términos, siendo coincidentes, al
manifestar


     “...con un arma de fuego en la mano le apunto a mi esposo...” “...con un arma de
     fuego en al mano le apunto a mi cuñado ..”

     Luego refieren:


     “...la cual únicamente vi que era brillosita...”

     Testimonios a los cuales el natural responsable no debió de haberlos tomado en
cuenta, además de ello tenemos las correspondientes ampliaciones de declaración de los
testigos de cargo quienes en ese punto refieren que en ningún momento hubo tal arma de
fuego, no hubo tal agresión, corroborando esto con la respuesta a la pregunta número 1
formulada a ________________________________ por el Juzgador quien refiere:


     “...que yo me encontraba adentro de la camioneta al lado del chofer, o sea mi
     esposo, ya que yo lo acompañaba en ese momento, y que también dentro de la
     camioneta iba mi hermano _____________________________ y mi hijo de nombre
     _________________________________ , y que yo en ese momento
     cuando sucedieron tales hechos yo estaba hacía debajo
     de la camioneta pero adentro de ella, buscando en el piso
     de la camioneta unos discos ...”

     De dicha respuesta se desprende que la testigo en análisis no vio los hechos pues
así lo afirma al estar buscando en el piso de la camioneta unos discos, lo que hace mas
                                                                                           5



claro que la Representación Social manipulo dichas declaraciones, además dijo en su
ampliación de declaración que::


        “...que en la parte que no estoy de acuerdo es de no estar segura de que haya sido
        un arma o haya sido un lapicero en esos momentos del susto y de los nervios no
        estoy segura que haya sido el arma...”

        Máxime que ni siquiera conoce las armas de fuego como refiere a la primer
pregunta que formula la defensa.


        En consecuencia dicho testigo no vio los hechos y ni siquiera vio el arma, arma que
ni siquiera conoce, motivo para no conceder valor al testimonio donde afirma que existió
una arma de fuego, es mas a la respuesta cinco formulada por la responsable dijo:


        “...que le apunto con la mano...”

        Razón mas que suficiente para afirmar que no existió tal arma de fuego.


        Ahora de lo que dice ___________________________________, dice:


        “...que yo nunca dije que era un arma, ya que nunca la vi, no se si era un arma o
        podría haber sido un lapicero o un celular...”

        y mas aun en la respuesta a al pregunta número 1 formulada por la Defensa del C.
_________________________________________________________:


        “...que no hubo ninguna agresión, ni verbal ni física, nada mas le pidió la
        camioneta...”
        Incluso a preguntas del juzgador dijo que:


        “...que yo no se lo que sea un arma de fuego...” “...que lo que pasa es que yo no ví
        si _______________________ le apuntaba con algo a mi cuñado..”

        Como se ve tampoco vio arma de fuego alguna, no aprecio agresión alguna lo que
sin duda corrobora lo manifestado al inicio y es que no se dio la violencia.


        Ahora la ampliación de declaración del ofendido ____________________________,
dice:


        “..que esta de acuerdo en parte, que únicamente quiere aclarar lo del arma ya que
        con la agresión que llego no vi si era un arma o que cosa ..” “...me jalo de la
        camioneta y como digo no vi si era un arma, me aventó hacia la malla, ...”

        Incluso a preguntas del Ministerio Publico Adscrito dijo que:


        “...lo que pasa que en esos momentos me hizo así, señalando con la mano haciendo
        un tipo de escuadra y ya no se si era su celular u otra cosa...”


         Con todas estas declaraciones se desprende que no existió el arma de fuego tal y
como lo sostiene el natural responsable al acreditar el cuerpo del delito y así girar en mi
                                                                                                      6



contra la correspondiente orden de aprehensión al ser evidente que no hubo tal violencia,
al respecto y por analogía es aplicable la jurisprudencia de la Materia Penal de la Quinta
Época de la Primera Sala publicada en el Semanario Judicial de la Federación en el
Tomo: LXXII, visible en la Página: 1033, que dice:
               AUTO DE FORMAL PRISIÓN, BASADO SOLO EN LAS DECLARACIONES
               DE LOS OFENDIDOS.
               Si en la causa instruida por el delito de asalto en contra de los quejosos, sólo existen
               las declaraciones de las víctimas, describiendo las circunstancias en que consumó el
               delito y señalando a los mismos como los autores del atentado que sufrieron, las
               que bastan al Juez para tener por demostrado tanto el cuerpo del delito de asalto
               como la presunta responsabilidad de los inculpados, es evidente que tales indicios
               son insuficientes para uno y otro efecto, pues se ignora, inclusive, la exactitud de
               las afirmaciones de las víctimas; por lo que el auto de formal prisión que en el caso
               se dicte, se aparta de las prevenciones del artículo 19 constitucional y debe
               concederse el amparo que por este motivo se solicite, para el efecto de que se ponga
               en libertad a los indiciados por falta de méritos, sin perjuicio de que en la
               averiguación posterior, allegados más elementos, pueda procederse contra los
               mismos, por quedar establecidos el cuerpo del delito y su presunta responsabilidad.


        Analicemos ahora el propósito de causarles un mal o exigir su asentimiento ilícito y
al respecto nos encontramos que nunca hubo un arma por parte del suscrito al pedirle al
señor __________________ me entregara la camioneta, ya que yo tenia un derecho de
exigir la devolución de mi camioneta nunca realice un acto de violencia pues sabia que la
camioneta era propia, pues deje debidamente acreditado que la camioneta es mía como
he hecho referencia que tengo la correspondiente factura de la camioneta incluso preste
unos pagares en donde el señor ____________________________ me debe dinero por
ello.


        Con todo esto y a todas luces señor Juez Federal no se acredita ese Propósito de
causarle un mal o exigir su asentimiento ilícito sobre el pasivo del delito, ya que lo que
ejercite fue un derecho sobre mi vehículo pues soy el dueño y legitimo propietario ya que
quedo acreditado con la factura que fue exhibida en la audiencia de fecha 19 de enero del
año 2005 y en la que la defensa del Sr. ALEJANDRO ZITLE LIZALDE ofrece dichas
pruebas refiriéndose al titulo de propiedad de la camioneta y unos pagares numerados del
6 al 12, todos ellos firmados por el SR. JORGE GARCÍA CRUZ, en su calidad y a favor
del suscrito siendo en total siete pagares, documentales que obran en la causa penal toda
vez que me fueron pedidos para ello, igualmente tengo la correspondiente responsiva que
firmaos con el multicitado JORGE GARCÍA CRUZ.


        Todo esto se corrobora con las declaraciones del referido JORGE GARCÍA CRUZ,
su esposa y su cuñado de nombres MARGARITA Y GERMAN ambos de apellidos
GARCÍA TORRES.


        SEGUNDO CONCEPTO DE VIOLACIÓN .- RESPECTO AL CUERPO DEL
DELITO DE ROBO DE VEHÍCULO.- La resolución que por esta vía se combate, requiere
necesariamente para su validez legal, que el actuar de la Autoridad Responsable se
ajuste estrictamente a lo dispuesto en el articulo 19 de la Constitución Política General de
la Republica, que entre otras cosas es determinante en su mandato al ordenar que para
decretar un Auto de Formal Prisión, se requiere necesariamente la comprobación del
                                                                                                             7



cuerpo del delito con datos bastantes y la probable responsabilidad, al efecto me
permito establecer lo siguiente:


       Contrario a lo afirmado por la responsable emisora del acto reclamado, es justo
decir que el delito de Robo de Vehículo no se acredita, pues para su integración se
requiere de los siguientes elementos que son:


                  1) Apoderamiento de cosa mueble
                  2) Ajena
                  3) Sin consentimiento de persona que pueda otorgarlo


       Ahora estos elementos deben de acreditarse, lo que en el presente caso a estudio
no ocurrió. Ante ello debo decir, que el natural responsable únicamente se pronuncio
manifestando que:


        “…existe una lesión al bien jurídicamente tutelado por la ley , y que en el presente
       caso lo constituye el patrimonio del C. _______________________ , mismo que
       sufrió un detrimento, al haberle quitado un bien que era de su propiedad sin su
       consentimiento…”

       Resulta claro señor Juez Federal que dicha lesión al bien jurídicamente tutelado
por la ley requisito indispensable que exige el cuerpo del delito para su integración en su
artículo 385 de la ley adjetiva penal en vigor, adminiculado con el artículo 203 del Código
Penal, nunca quedo acreditado, ya que de autos se desprende que no existe ninguna
prueba que amerite que el C. _______________________________ sea el propietario ya
que para acreditar la propiedad del vehículo se necesita del documento idóneo y esto es
la factura o el titulo supletorio de propiedad. Y si por el contrario yo justifique el por que
me lleve el vehículo, pues sabia que era mío además de que me lo ordeno. Lo que
justifico con la documental consistente en el titulo de propiedad del vehículo automotor, y
en su parte de atrás cuenta con un endoso a favor mío, misma que no considero el
natural.


       Por lo que ese apoderamiento de cosa mueble ajena no se da en el presenta caso,
no es cosa ajena y si por el contrario quien es dueño lo soy yo, por lo tanto no se acredita
el delito de robo y si en cambio una excluyente del delito prevista por el numeral 25 en su
fracción segunda que en concreto establece:


           “…No hay delito cuando…” “…No se acredite alguno de los elementos constitutivos del tipo penal.


       Abundando más del por que no se acredita el tipo penal de robo de vehículo, debo
decir a Usted C. Juez Federal, que el Ministerio Público Determinador consigno por robo
de vehículo numerales 203 fracción III en relación con el 207 TER. Párrafo segundo del
Código Penal vigente en el Estado.


       Donde la ley establece:
                                                                                                        8



          “…Para la comprobación del robo de vehículos o auto partes a que hacen referencia los artículos
         207 y 207 bis, bastara la acreditación del cuerpo del delito…”

         Ahora este delito desde su ejercicio nació muerto pues como quedo acreditado en
anteriores razonamientos para acreditar dicha propiedad de vehículo se necesitaba de un
documento idóneo lo que no ocurrió desde el principio y que esta por lógica lo fuera la
factura o un titulo supletorio de propiedad , y no como lo dice el determinador tomando
como base un avaluó de un vehículo que ni siquiera tuvo presente el perito y más sin
embargo le dio un precio, incluso los criterios de jurisprudencia establecen que si el perito
no tiene a la vista el objeto a valuar carecerá de todo valor jurídico dicho dictamen.


         Ahora el natural responsable sin hacer mayor pronunciamiento analiza otro artículo
que es el 204 del Código Penal y sin más que decir tampoco lo acredita, apartándose del
camino establecido por la ley el determinador en su pliego de consignación. Pues como lo
reitero y lo digo analizando dicho artículo el señor ________________________ nunca
acredito tener titulo legitimo de la camioneta.


         TERCER CONCEPTO DE VIOLACIÓN: RELATIVO A LA NO ACREDITACIÓN
DE LA PROBABLE RESPONSABILIDAD Con independencia de que el punto que
antecede, en donde ya se dijo que no se encuentra acreditado el cuerpo del delito de
Extorsión Agravada es necesario precisar, que como consecuencia no se acredita
probable responsabilidad penal alguna.


         Es evidente resaltar, que el articulo 386 del Código de Procedimientos Penales
vigente en la entidad, establece que la probable responsabilidad del inculpado se tendrá
por acreditada, por cualquiera de los medios de prueba permitidos por la ley, cuando
existan datos bastantes que permitan concluir, que el inculpado es probable autor o
participe en la comisión del hecho delictuoso que se menos impute; es decir, la legislación
procesal establece, que para considerar a una persona probable responsable es
indispensable que existan datos bastantes para acreditar su autoría o participación en
determinados hechos consideramos como delictuosos y de se luego tendrá la obligación
de especificar los motivos o circunstancias por lo que, lo considera autor o participe de un
hecho.


         Toda vez que, por identidad jurídica sustancial, el segundo párrafo del articulo 386
del Código de Procedimientos Penales vigente en el Estado, refiere que la autoridad
judicial cuando deba resolver respecto de la probable responsabilidad del inculpado
deberá hacerlo atendiendo a lo dispuesto por el capitulo III, del titulo segundo, del libro
primero del Código Penal, es decir lo relativo al “ Concursus Delincuentum”, rabón por la
cual debió observar las reglas contenidas en este capitulo, como mas adelante se
analizara.


         Es por este motivo, que resulta desafortunada la afirmación que hace el juzgador
que dicto el acto reclamado, al tener por acreditada mi probable responsabilidad en los
hechos que se me imputan injustamente, pues necesario es penetrarse de la razón y
motivos del articulo 16 del Código Penal vigente en la entidad, para conocer el espíritu de
                                                                                           9



la Ley y para convencerse de la inexacta aplicación de diversas normas, pues la probable
responsabilidad exige para su acreditación cuando menos de indicios de criminalidad o
culpabilidad verosímiles, que permitan establecer de un modo eficaz un nexo de
causalidad entre la conducta desplegada y su resultado, esto es, debe realizar un
verdadero juicio de probabilidad a juicio de reproche a cada caso particular concreto y
temporal.


       Por lo que se viola en mi perjuicio lo establecido en los artículos 385 y 386 de la
Ley Adjetiva Penal, ya que en el primero no se reúnen los extremos de las fracciones de
este precepto legal y en cuanto al segundo de los mencionados no hay datos bastantes
que permitan concluir que el inculpado es probable autor o participe del hecho que se me
imputa.


       Para sostener lo anterior afirmamos que el criterio asumido por el juzgador
señalado como responsable, deviene a todas luces erróneo, ya que en ningún momento
tomo en cuenta ni mucho menos analizo, el material probatorio que fue desahogado
durante el periodo de preinstrucción, ante la presencia judicial, recabando con todas las
formalidades de ley requeridas para el caso,, dicha desatención valorativa deviene en
violación de la estricta aplicación de la Ley Penal que en forma directa se encuentra
sostenida en los artículos 219, 220, 223, 224 y 228 del Código de Procedimientos Penales
en el Estado de Hidalgo y que en forma directa vulnera la garantía consagrada en el
segundo párrafo del articulo 14 Constitucional relativa a la estricta aplicación de la ley a
las resoluciones judiciales.


       En síntesis la coparticipación se da, como un fenómeno jurídico, cuando varias
personas concurren a la comisión de un mismo delito, cuyos actos externos cooperan a
los fines del propósito criminal que los inspira; por tanto, para poder fijar coautoria, es
preciso no solo encontrar el lazo de unión entre los diversos sujetos en la actividad
externa que los une, sino en el propósito y el consentimiento de cada uno de ellos para la
comisión del delito.


       De ahí que si de las constancias de autos no aparece que el inculpado haya
concertado algún acuerdo con otras personas para cometer el ilícito, es evidente que no
puede atribuirse ni siquiera de manera presuntiva, responsabilidad penal en la comisión
del delito, al no surtirse los presupuestos del articulo 16 del Código Penal del Estado,
hecho que desde luego el juzgador vulnero al considerar acreditada mi responsabilidad
probable en los términos del articulo 16 fracción III del Código Penal vigente en el Estado,
por lo que solicitamos respetuosamente se analicen los requisitos de fondo del auto que
se combate que sin lugar a dudas a causado y sigue causando daños irreparables en
nuestras personas y en nuestra familia, motivo por el cual debe concederse este amparo.




                                        PRUEBAS

       Ofrezco como pruebas de mi parte:
                                                                                                10



       1.- La Documental consistente en la responsiva del vehiculo a favor.


       2.- Las Documentales consistentes en siete pagares y la factura del bien endosada
a mi nombre, las cuales obran en la causa penal y solicito se gire oficio a la responsable
para que las exhiba en virtud de que no las acompaña en su informe justificado sin
embargo de la lectura de las audiencias se desprende que estas fueron ofrecidas y ante
ello pido se gire el oficio correspondiente para que sean enviadas.

       SUPLENCIA EN LA DEFICIENCIA DE LOS CONCEPTOS DE VIOLACIÓN


       Finalmente, suplico a ese H. Juzgado en los términos de la tesis jurisprudencial,
visible en el apéndice de jurisprudencia de 1917-1965 del semanario judicial de la
federación, segunda parte, primera sala, pagina 91, examinar a la luz de los preceptos
constitucionales precisados los datos que arrojan la averiguación previa y que sirvieron de
base para decretarnos la ilegal formal prisión y por lo dispuesto en el articulo 76 bis de la
Ley de Amparo, se sirva suplir las deficiencias de la queja en que hubiésemos sido
omisos en la presente demanda.


                       PROCEDENCIA DE LA AMPLIACION DE LA DEMANDA


       Del examen de las disposiciones de la Ley de Amparo, en particular de las que
regulan el juicio de amparo indirecto, no se advierte que en dicho ordenamiento se
encuentre prevista expresamente la facultad para ampliar la demanda de amparo; sin
embargo, existe la contradicción de tesis número 23/2002-PL, , de donde derivó la tesis
jurisprudencial bajo el rubro y texto siguientes:


               "AMPLIACIÓN DE LA DEMANDA DE AMPARO. DEBE ADMITIRSE
               AUNQUE NO ESTÉ PREVISTA EN LA LEY DE AMPARO, YA QUE
               CONSTITUYE UNA FIGURA INDISPENSABLE PARA QUE EL JUZGADOR
               DÉ UNA SOLUCIÓN COMPLETA A LA ACCIÓN DEL GOBERNADO. La
               ampliación de la demanda de amparo implica la adición o modificación, por parte
               del quejoso, de lo expuesto en su escrito original para que forme parte de la
               controversia que deberá resolver el Juez o tribunal, y si bien no está prevista
               expresamente en la Ley de Amparo, su inclusión se estima indispensable para que
               el juzgador dé una solución adecuada al conflicto que le plantea el quejoso, por lo
               que es posible considerarla como parte del sistema procesal del amparo con
               fundamento en el artículo 17 de la Constitución Federal, que establece como
               garantía individual la impartición de justicia completa, además de pronta e
               imparcial, máxime que dicha figura no está en contradicción con el conjunto de
               normas legales cuyas lagunas deban llenar."

       El criterio anterior permite concluir en la posibilidad de considerar a la ampliación
de la demanda no sólo la que se refiere a la vía directa, sino también a la indirecta a que
se contrae esta ejecutoria como una figura jurídica indispensable para que el juicio de
garantías cumpla su función constitucional de salvaguardar en su integridad los actos del
poder público que puedan ser contrarios a la Carta Fundamental, pues de no reconocerse
esta posibilidad al gobernado se vería imposibilitado para reclamar en el amparo tales
actuaciones o incluir nuevos argumentos de los originalmente planteados en la demanda
inicial en perjuicio de sus intereses, sobre todo en aquellos asuntos donde está vedado
                                                                                            11



suplir la queja deficiente, de ahí que sea indispensable ponerlos en conocimiento
oportuno del juzgador de amparo.


       Por otra parte, el litigio en el amparo indirecto se fija en torno a la demanda y a los
actos reclamados, bien puede suceder que el informe se rinda y que, derivado de su
contenido, en él la autoridad responsable dé a conocer al solicitante del amparo, en su
caso, los fundamentos y motivos de los actos reclamados, aluda a otros actos, diversos a
los reclamados (cuando entre unos y otros exista un vínculo ineludible) y a la participación
en la emisión de ellos de autoridades diferentes, hecho que permite al quejoso, mediante
la ampliación de la demanda, impugnar esos actos, señalar como responsables a las
autoridades respectivas y plantear los conceptos de violación correspondientes.


       No sólo la participación de nuevas autoridades o diversos actos susceptibles de
reclamarse en el amparo pueden ser del conocimiento del quejoso a través de la rendición
del informe justificado, pues en ocasiones puede ocurrir que de modo independiente el
quejoso tenga conocimiento o se haga sabedor de nuevos actos o la intervención de
distintas autoridades que estén estrechamente vinculados con los reclamados en la
demanda de garantías original, pues en este caso por economía procesal pueden ser
reclamados en vía de ampliación para que se resuelvan en la misma sentencia, siempre
que la presentación del escrito de ampliación de demanda se haga dentro de los plazos
contemplados en los artículos 21, 22 y 218 de la Ley de Amparo y que no se haya
celebrado la audiencia constitucional.


       De acuerdo con lo anterior, la posibilidad de ampliar la demanda de amparo puede
operar mediante la configuración de la regla general que a continuación se enuncia:


       La ampliación de la demanda de amparo indirecto procede cuando del informe
justificado aparezcan datos no conocidos por el quejoso como fue la orden de
aprehensión o en el mismo se fundamente o motive el acto reclamado, o cuando dicho
quejoso, por cualquier medio, tenga conocimiento de actos de autoridad vinculados con
los reclamados, pudiendo recaer la ampliación respecto de actos reclamados, autoridades
responsables o conceptos de violación, con tal de que se presente dentro de los plazos
que establecen los artículos 21, 22 y 218 de la Ley de Amparo, a partir del conocimiento
de esos actos y mientras no se haya celebrado la audiencia constitucional.


       Esta regla general se inspira, esencialmente, en que ninguna disposición de la Ley
de Amparo establece la pérdida o caducidad (propiamente preclusión) del derecho
consignado en el artículo 21 -y por extensión del artículo 22- de la citada ley, por la sola
circunstancia de que la autoridad responsable haya rendido su informe con justificación, lo
que denota, sin duda alguna, que en el caso de que el quejoso tenga que señalar otras
autoridades, añadir nuevos actos e inclusive expresar diversos conceptos de violación, se
encuentra en posibilidad de hacerlo, al margen de lo que suceda con los informes con
justificación, pues lo que determina la validez procesal del acto de la ampliación es que
ésta se hubiese presentado oportunamente, es decir, dentro de los plazos previstos en los
                                                                                                   12



artículos 21, 22 y 218 de la Ley de Amparo y antes de la audiencia constitucional, ya que
este acto cierra la actividad de las partes.


       Reafirma lo anterior la siguiente tesis:


               AMPLIACIÓN DE LA DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO. SUPUESTOS
               EN LOS QUE PROCEDE. La estructura procesal de dicha ampliación, que es
               indispensable en el juicio de garantías, se funda en el artículo 17 constitucional y
               debe adecuarse a los principios fundamentales que rigen dicho juicio, de los que se
               infiere la regla general de que la citada figura procede en el amparo indirecto
               cuando del informe justificado aparezcan datos no conocidos por el quejoso, en el
               mismo se fundamente o motive el acto reclamado, o cuando dicho quejoso, por
               cualquier medio, tenga conocimiento de actos de autoridad vinculados con los
               reclamados, pudiendo recaer la ampliación sobre los actos reclamados, las
               autoridades responsables o los conceptos de violación, siempre que el escrito
               relativo se presente dentro de los plazos que establecen los artículos 21, 22 y 218 de
               la Ley de Amparo a partir del conocimiento de tales datos, pero antes de la
               celebración de la audiencia constitucional.

       Razón por la que es procedente la ampliación solicitada.

       Por lo expuesto y con fundamento en lo dispuesto en los artículos 1o. 2o. 3o. 4o. 5o. 11,
18, 21, 22, 23 al 27 al 34, 76, 77, 80, 114, 116, 122, 124, 131, 132, 139 y 145 relativos de la
Ley de Amparo, a Usted C. Juez de Distrito en turno atentamente solicito:


                       PRIMERO.- Tenerme por presentado con el presente ocurso ampliando
mi demanda de garantías


                       SEGUNDO.- Con las copias simples de la demanda de amparo que se
agregan, córraseles traslado a las responsables para que emitan dentro del término de ley sus
informes correspondientes.


                       TERCERO.- Difiérase la audiencia constitucional para que la responsable
rinda su correspondiente informe justificado.


                       CUARTO- Proveer lo conducente.




                                      PROTESTO LO NECESARIO.


                               ________________________________
                                    XXXXXXXXXXXXXX

                                                                                        _______ del 20___.

								
To top