Docstoc

"Paz", Fruto del Espiritu

Document Sample
"Paz", Fruto del Espiritu Powered By Docstoc
					“Por sus frutos los conoceréis”


Yo soy la vid, vosotros los pámpanos;
 el que permanece en mí, y yo en él,
    éste lleva mucho fruto; porque
 separados de mí nada podéis hacer.

TAREA:             Lucas 21:19
«Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas»
   Real Academia:
   Fruto es: «Producto o resultado obtenido»


     El fruto del Espíritu Santo es el resultado de la
  presencia del Espíritu Santo en la vida de un cristiano.
ROM. 8:9 «Mas vosotros no vivís según la carne, sino
según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en
vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de
Uno de los principales propósitos del
Espíritu Santo al entrar en la vida de
   un cristiano, es el de cambiar esa
vida. Es el trabajo del Espíritu Santo
 conformarnos a la imagen de Cristo,
  haciéndonos más parecidos a Él. De
    Gálatas 5:19-21 a Gal. 5:22-23


          ¿qué es la paz?
 La palabra griega traducida “paz” en Gálatas 5:22 es
«eirene» y probablemente se deriva del verbo principal
                    «eiro» (juntar).
 La idea es: “reunir, o unir lo que previamente estaba
                       separado”.


  En este sentido, la paz bíblica es el resultado de la
justificación por medio de Cristo.” Justificados, pues,
 por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de
      nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1).
   Por tanto, la paz bíblica no es simplemente
 ausencia de conflicto externo: Jeremías 6:14;” Y
curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y
                           no hay paz.
 Jeremias 8:11 “Y curaron la herida de la hija de mi pueblo con
          liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz”)
Romanos 15:33 Y el Dios de paz sea con todos vosotros.
                          Amén.
Filipenses 4:9 “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis
 y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con
                         vosotros.
y reconcilia:…
             (1) al hombre con Dios;
             (2) al hombre consigo mismo; y
             (3) al hombre con su prójimo



      Jesús, nuestro “príncipe de paz”

  “lo dilatado de su imperio y la paz no
       tendrán límite” (Isaias 9:7)
    Sin embargo… Mateo 10:34-36
¿Cómo puede ser Jesús nuestro “Príncipe de Paz”
    y al mismo tiempo “causa de conflicto”?

  Respuesta: tiene que ver con la
 manera en que el mundo percibe la
paz y la clase de paz que Dios ofrece.
 Él ofrece esta paz a través de la reconciliación en Su
 muerte. (Romanos 5:10). Porque si siendo enemigos,
fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo,
 mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por
                         su vida.



  Sus enseñanzas y principios tienen el
  potencial de generar y promover paz
               abundante
Él instó a Sus seguidores a:
1.- reconciliarse con sus prójimos y adversarios
      (Mateo 5:23-25).
2.- Les enseñó a: no resistir al que es malo, sino
      presentar la otra mejilla (Mateo 5:39),
3.- dar y prestar al que pide (Mateo 5:40)
4.- y amar a sus enemigos, bendecir a los que les maldicen,
      y orar por los que les ultrajan y persiguen
       (Mateo 5:44).
              “Seguid la Paz”
 Hebreos 12:14 « Seguid la paz con todos, y la
  santidad, sin la cual nadie verá al Señor»



  El mundo quiere paz, ¡pero no quiere
someterse a las “condiciones de paz”! Los
     “pacificadores” del mundo y los
    pacificadores de Dios (Mateo 5:9
Jesús declaró: La paz os dejo, mi paz os doy; yo
   no os la doy como el mundo la da (Juan
                   14:27).




 Al cristiano se le amonesta a seguir la paz incluso en
  tales condiciones. «El que quiere amar la vida y ver
 días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no
    hablen engaño; apártese del mal, y haga el bien;
      busque la paz, y sígala» (1 Pedro 3:10-11).

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:40
posted:9/9/2012
language:Spanish
pages:14