Docstoc

Convertir-el-Fracaso-en-Éxito1

Document Sample
Convertir-el-Fracaso-en-Éxito1 Powered By Docstoc
					                           Convertir el Fracaso en Éxito
                                    por Swami Kriyananda
                                       Primavera 2009

Cuando discutimos el tema del éxito en términos generales, un aspecto clave es usar nuestro
propio poder de voluntad para lograr nuestras metas. Pero debemos también recordar que
existe el éxito en el fracaso, en ser capaz de atravesar los períodos difíciles de la vida y
volverse fuerte.

Tú no necesitas ser un esclavo de tu mal karma. Fue la energía que pusiste en movimiento en
el pasado la que creó ese karma, y si empleas la energía necesaria ahora, puedes deshacerte de
él. Cada dificultad que enfrentas con la actitud y energía correctas te hace más fuerte y te
ayuda a limpiarte de algunas de esas limitaciones karmáticas.

Aceptar lo que es


Hay dos cosas que podemos hacer para atravesar los períodos difíciles de la vida. Debemos
aprender a aceptar las dificultades y también a sobreponernos a ellas – y debemos aprender a
hacer ambas.

Cuando digo que debemos aprender a aceptar las dificultades no estoy diciendo que si el
mundo te trata mal tú debes abatirte y esperar a ser golpeado nuevamente. No tienes que
hacer eso, pero tampoco tienes que defenderte.

El éxito depende en gran medida en la propia voluntad de aceptar la realidad tal como es:
como algo que hay que afrontar si no se tiene la capacidad de controlar. Cuando aceptas la
realidad tal como es, tu energía se transforma en positiva, y esa actitud mental positiva, si se
dirige sabiamente, te ayudará a transformar el fracaso en éxito.

La Fuente real de Éxito

Cuando hablo de éxito, me refiero a la clase de éxito que se alcanza por el puro trabajo duro.
Existe el éxito que llega servido en bandeja debido a tu pasado buen karma, pero si
pasivamente montas esa ola, no estarás haciendo ningún progreso. La energía que pones en
movimiento es la que fuente real de tu éxito.

Conocí un grupo de personas que estaban comenzando una compañía y hablaban una y otra
vez acerca de los millones que harían. Pero yo podía ver que ellos no estaban poniendo la
energía necesaria para conseguir esos millones, y el negocio nunca levantó vuelo.

A menudo, las personas más exitosas son aquellas que han tenido que superar más
situaciones porque tuvieron que poner una gran cantidad de energía para trascender sus
desafíos. Asique no te preocupes por los obstáculos que enfrentas. Velos simplemente como
cosas para superar. Si empleas la energía necesaria, los resultados se manifestarán por sí
mismos.
Enfocado, energía para la conciencia de la solución


El éxito en cualquier cosa depende de la energía concentrada. Una concentración
unidireccionada, si es dirigida con fuerza de voluntad y energía, genera un campo magnético
que puede atraer el éxito.

Por lo tanto, haz cualquier cosa con interés agudo. Las personas que solo trabajan con la
mitad de su mente enfocada en su tarea nunca triunfan realmente.

Igualmente importante es la conciencia de la solución. No te asocies con personas que sólo
ven obstáculos, sino con aquellos que encuentran soluciones y triunfan en sus esfuerzos. En
Ananda, cuando veo a personas con conciencia de problema, los mantengo a distancia. No
me refiero a ser hostil con alguien, pero las personas con energía baja pueden arrastrarte con
su conciencia de fracaso.

Las soluciones a nuestras adversidades están en el éter. Cuando estás en una conciencia de
solución, pones en movimiento la clase de magnetismo que atrae al éxito, y una fuerza más
elevada comienza a trabajar en tu vida. Te asombrarás de cuán a menudo las respuestas
llegan a ti, a veces cuando menos te lo esperas.

Similarmente, cuando estás profundamente concentrado, como en la meditación, llegas a un
nivel superconciente de conciencia, y en ese nivel, Dios puede trabajar a través de ti. Al
abrirte a Su inspiración, puedes lograr cosas más allá de tu percepción subjetiva de tus
habilidades.

Las personas están buscando felicidad

Lo que realmente estamos buscando cuando pensamos en el éxito es la felicidad. Muchas
personas piensan, “Cuando tenga dinero, seré feliz”. La verdad es que las personas con un
gran capital de dinero se encuentran a menudo entre los más miserables.

Tampoco el amor humano te trae felicidad. Esa es, quizás, la más grande de las ilusiones.
Todos quieren un compañero, y no estoy diciendo que esto sea algo malo en sí mismo, pero
es un compromiso con lo que el corazón realmente quiere. Buscamos la perfección en el
amor, y no la encontraremos en otra persona. De hecho, no encontrarás la realización en nada
a menos que la hayas encontrado primero en ti mismo.

El éxito que estás buscando no depende de nada externo; depende de tus actitudes y de tu
ser interior. Cuanto más compartas con otros lo que la vida te da, más encontrarás la clase de
éxito que estás buscando – que es la felicidad.

Busca lo mejor para todos


Yo estaba en Sicilia hace unos años atrás, y entré en una tienda a comprar un sombrero para
protegerme del sol. No suelo usar sombreros por lo que le pregunté a la mujer del lugar, ¿Qué
sombrero le gusta más a sus clientes? Ella respondió, “Ellos me pagan y se van. No tengo
ningún otro interés en ellos”.
Yo dije, “Aquí está usted, desperdiciando ocho horas por día, pensando solamente en cuánto
dinero obtendrá, ¿y no ve a estas personas como una oportunidad para hacer amigos? No va a
encontrar la felicidad en su trabajo porque no está pensando en la forma de hacer felices a
otros. ¿Cuál es el punto de vivir así?” Me fui, y no compré el sombrero.

Al año siguiente me encontraba nuevamente en la misma ciudad. Pasé caminando por el
negocio de la mujer, y ella estaba en la puerta. Se me acercó con lágrimas en los ojos y dijo,
“Gracias. Usted me enseñó una muy buena lección.” Estaba llorando porque había sido muy
importante para ella entender ese simple principio.

Cuando una persona busca lo mejor para todos, activamente y generosamente, sus chances
de encontrar felicidad son muy grandes. Es por ello que Jesús dijo, “Es más bendito dar que
recibir.” Cuando das, sientes más dicha porque estás expandiéndote más allá de tu pequeño
ego.

Nivelación de la dualidad

El mundo tiene un millón de maneras de hacerte participar. Cuanto más te enredes en la
expresión exterior de la vida, más aún tendrás que lidiar con su dualidad. Cada éxito será
balanceado por un fracaso, cada victoria por una derrota.

Pero cuanto más puedas permanecer ecuánime y alegre en toda ocasión, más podrás nivelar
la dualidad y alcanzar la clase de éxito que es vale la pena. Depende enteramente de tu coraje
y ecuanimidad, especialmente de que te rehúses a estar molesto cuando las cosas no vayan
bien.

Cuando Guillermo El Conquistador arribó en Inglaterra, lo primero que hizo fue caerse en la
arena, y una exclamación de horror pasó por toda su armada. Ellos pensaban, “Oh, qué mal
augurio. Hemos venido a conquistar un país y la primer cosa que nuestro líder hace es caer
de pleno sobre sus manos y rodillas.”

Pero Guillermo era un hombre de extraordinario coraje. Él dijo, “¡Estoy tan determinado a
tomar este país que lo he agarrado con mis dos manos!” Y todos rieron.

Si enfrentas todo lo que llega a ti con esa clase de actitud, el pero fracaso puede traerte éxito.
He pasado por muchos fracasos en mi vida. Estoy agradecido por ellos porque me han
ayudado a desarrollar el poder de encontrar el éxito que realmente quiero.

Busca éxito en el Ser

¿Cómo desarrollas ese poder? Cuanto más puedas vivir centrado en la espina dorsal, menos
te afectarán las cosas. Esta es la razón por la cual Kriya Yoga es una ciencia tan importante.
Kriya te ayuda a controlar la energía en tu espina y a elevar esa energía y conciencia
completamente hacia Dios, quien está más allá de los estados de la dualidad.

Cuando tu mente está establecida en el interior, encuentras que estás siempre feliz porque
experimentas el gozo del alma, al cual no hay gozo opuesto. Tú eres gozo. No es algo que
logras teniendo algo.
Mantén tu conciencia elevada

Siempre recuerda que Dios no está arriba en el cielo. Él es parte de tu propia conciencia.
Cuanto más te abras a Él, tanto más lo que necesites – oportunidades, inspiración,
entendimiento – vendrán a ti. Pero si te apartas de Él, incluso un poco, comienzas a perder
esa gracia.

Debes mantener tu conciencia constantemente elevada hacia Él. Si puedes hacer esto,
encontrarás el éxito en lo que sea que hagas, e incluso la clase más grande de éxito – realizar
la dicha de Dios en tu interior.

De una charla del 26 de Julio de 2008 en Los Angeles y Éxito Material a través de los Principios del
Yoga

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:1
posted:9/1/2012
language:Portuguese
pages:4