INQUISICION VOL 581 EXP 1 AUTOS FECHOS EN EL CONVENTO DE SN JOSE by 4eRF2dd

VIEWS: 5 PAGES: 112

									INQUISICION VOL 581 EXP 1 AUTOS FECHOS EN EL
CONVENTO DE SN JOSE DE RELIGIOSAS
CARMELITAS DESCALZAS DE ESTA CIUDAD, SOBRE
UNA CARTA ESCRITA A LA SUPERIORA DE DICHO
CONVENTO POR EL SR ARZOBISPO DON MATEO DE
BURQUEIRO EN QUE DABA A ENTENDER SE TENIA
POR LAS RELIGIOSAS ALGUNOS ERRORES Y
HEREGIAS, 1661

[f5]

Desconociendo solo una pobrecica [sic] mujer y ignorante
y como tal puedo haber errado y recelado el daño en
materias de la fe para mayor seguridad satisfacción de mi
consciencia y su descargo me presento en el Sto. tribunal
de la Inquisición instimulada [sic] del cuidado en que me
han puesto las razones de una carta que el Illm Sr. Dn
Mateo zaga de Burqueiro arzobispo de esta diócesis y mi
prelado escribió en respuesta de otra en que se le pedía
licencia para que me confesase con un religioso de mi
sagrada religión por haberme deshausiado [sic] los
médicos y cirujanos que me curan iba el alma con
escrúpulos y dudas en materias de mi religión y para
según la necesidad de mi conciencia en este articulo
comunicarle estas cosas porque como lo practican lo
enseñan con mayor majisterio [sic] y eficacia y el alma
que iba con mas consuelo y satisfacción y también por
haber entendido que es acto libre el de elegir [sic]
confesor especialmente en este trance sin intención
ninguna de errar ni de disgustar a mi prelado sino solo de
lo dicho ni por que dude ni haya dudado jamás ni oído a
persona alguna que dude de que absuelve de los pecados
todos los sacerdotes legítimamente ordenados y
examinados por el superior sino porque su Illma debo yo
pensar que sin algún motivo diría que es eregia [sic]
manifiesta y error intolerable y contra ntra. fe pensar que
el espíritu de Dios esta ligado a religión alguna y que no
absuelve cualquiera que este legítimamente ordenado y
que la pertina [sic] y instancia de que un solo genero de
personas es para confesar apropósito y si se persevera
en el será fuerza dar cuenta al tribunal con otras
indignaciones [sic] que dicen mucho y viendo que por
ultimo me niega lo que con sumisión le propuse como a [ ]
y prelado mas [hecho] fuerza (aunque de nada me
remuerda la conciencia) para dar yo esta cuenta de mi al
Sto. Tribunal con deseo de purificarme y purgarme de
cualquier error y silo es, o que de haber sido de mal
ejemplo el haber pedido dichos confesores y Padres
espirituales de mi profesión y el instar en ello por el gran
aprovechamiento y consuelo que se sigue con su
dirección a la comunidad ..

[f5v]

ya su Illm le hizo dudar de su salvación por que aunque
repetidas veces la insto con gran eficacia a que era [sic]
prelado superior le dijese pocas horas antes que muriese
lo que tenia significado y estaba significándole que no
saldría de escrúpulos hasta decirlo a un carmelita
descalzo y fue así y con verle ya su compañero que la
asistieron a espirar fue su alegría [ ] muere pero [ovisino]
de las opresiones y pesadumbres que tuvo por esta cusa
de haber en el tiempo de su gobierno [sic] continuado con
las diligencias por estar presentes desde la fundación del
convento que a [ ] año .. en orden a conseguir que le
goviernen [sic] [ ] y prelados de la religión como a todos
los demás fundados en España, Flandes y en toda la
cristiandad, escribiendo y dando cuenta al rey católico Nr
Sr. de los motivos que para ello tenemos entre los cuales
es uno que el mesmo [sic] dios le mando a N Sta. Teresa
de Jesús que el primer convento en Ávila fundo por aun
no tener descalzos sujeto a la obediencia del ordinario
fuese luego y tratase con el obispo [ ] que de no ser así
vendría presto [ ] y dice la Sta. que se vio después que
importo bien claro aunque su Illm nos dijo en esta portería
en presencia de la comunidad que pocas personas de
afuera que en esto tentó el diablo a la Sta. y que aunque
le enviase el Rey una y diez cedulas nunca vendría en
que este saliese de su jurisdicción sino que había [ ]
replicar a todas su Illma y así habrá sido pues ninguna
hemos obedecida y en esta ocasión se encendió tanto
contra todos que si luego los prelados sus antecesores ni
a la religión [ ] convento sin parte tomando el motivo de
dicho que [ ] comunidad fuese a la puerta regular y que en
ella se pusiere asiente y apareciesen patentes las
religiosas para darle la obediencia a que respondió la que
presidio nunca se ha hecho eso a que mi Sr. y Illm
disgustóse mucho diciendo que no era pecado y se había
entonces de hacer porque de no hacerse pecaríamos
tanto por ir contra obediencia y que quienes eran los que
enseñaban tales ..

[f6]

palabra como consta de papeles particulares que guarda
el convento y en uno que estando comiendo acá dentro
con nosotras la Excma. Sra. Duquesa de Alburquerque
que había asistido a la celebración de la fiesta de Ntro.
Sto. Pe san Elías en su día dice su Illm que por que
reconoció que el trato de Ntro.s carmelitas no era llano
verdadero ni seguro y que era causa de perturbaciones en
las hijas de Dios sus platicas y comunicación espiritual la
evito y aunque todas las religiosas sin faltar una ni
ninguna firmamos un papel que luego assi [sic] se escribió
en respuesta, afirmando con verdad que todo el convento
había esperimentado [sic] lo contrario y que en su
fundación que fue con gran perfección y observancia no
habíamos tenido otros maestros y que hasta entonces lo
habían observado como verdaderos hijos de Sta. Teresa
..
[f7]

cuanto quiera y para ser prelada de aquella a quien dio
nombre de que lo es contra la voluntad de toda la
comunidad por que aunque es muy sierva de Nr Sr. es de
tan corto caudal como se deja entender de quien pasa por
estar sujeta a una súbdita suya sin tener acción libre ni
propia y [estaciena] iba continua [ ] el puesto sin que en 3
años y 4 meses que ha que murió aquella priora
verdadera carmelita haya querido que semos de Ntro.
derecho haciendo una ..

en la reja del coro bajo la religiosa de arriba con su Illma y
comenzó con [ ] que castigase a estas monjas que las
ocupase en ejercicios [ ] y que fuesen al coro que no las
dejase por ella dos y tres veces .. que sabría sacar las
monjas que le pareciese del convento que somos
ambiciosas altivas que teníamos .. la cólera fue tanta que
pudo ser no reparar en las palabras pero fueron
pesadísimas y que [ ] nunca penos oír esta comunidad
que no dio descargo aun que no y no fue menos sensible
el que se abuso [?] a todos presentes las [ ] blanco contra
nuestras constituciones porque no son sino criadas y el
Dr. Serna que aunque confiesa a estas [ ] coro a la
comunidad nada sea mostrado afecto antes saumo [sic]
por con confesionario y torno [ ] solo sirve de perturbar
unos y otros ánimos y que a ntra. costa sea introducido [ ]
y únicamente esta poca


[f8]

blaming the capellanes also for dividing the convent up
into factions. She says they've tried to keep this quiet not
to disturb the archbishop but now it's gone too far.
dying nuns who want to confess with a particular
confessor and have their requests denied.

[f9]

procuramos no la larga ni soltura sino la estrechura y el
rigor que se practica en toda ntra. religión sagrada de que
hago a dios testigo y por el trance en que estoy y no solo
lo puedo afirmar de mi sino que lo afirmo por las demás
por que me consta como prelada que he sido algunos
años pero en todo me sujeto a la corrección de Ntra. Sta.
me y Iglesia pesándome de no haberme aprovechado de
esta cosecha teniendo la paciencia resignación y
humildad que dios quiere y pide de este Sto. habito que
confieso que con mi falta de mortificación lo he sentido y
siento mucho y respirando la naturaleza con sus resabios
mas de lo justo mas en nada estoy rebelde sino que me
quiero sujetar y sujeto a dios nr Sr. a sus leyes y ministros
como hija de la iglesia.

[f30] (same hand)

muy agradecidas estamos todas en ella a nr Sr. y a su
Illma por la [ ] que nos ha hecho en que sepamos nos
tiene a su cuidado cosa que deseábamos con grande
afecto por lo que le amamos en dios y porque estamos
hechas a malas mañas con los antecesores de V S y Illms
que nos han hontra.do siempre con este favor el cual ha
sido bastante para alentarme a hacer esto de mi mano
que con sangre del corazón había deseado hacerlo para
significar a V S y Illma mi pena y el sentimiento que me ha
causado ver que un convento como este diese motivo a la
prudencia a la tolerancia sabiduría y santidad de un tan
gran prelado para el disgusto que mostró a la vista de un
concurso como el que oyó el justo sentimiento de su Sr. y
Illma si de ntra. parte falto la providencia o sobro la
ignorancia por que vivimos con una llaneza simple, y a la
me su Priora no siéndolo la pareció no errava [sic] (que
así lo dice y es sin duda) en proponer a su prelado Sr. no
se ha hecho otra vez sin mas intención ni prevención que
lo que suena y sin haber precedido antes el pensar que se
había de ofrecer lo que en 40 años no ha sucedido mire V
Sa [sic] y Illma que bien nos habríamos confesado con
nadie fuera de que las descalzas nos preciamos tanto de
obedientes y rendidas a ntro.s prelados que no
admitiéramos en esto malas doctrinas que tuviera quien
las tuviese que no ha ni ha habido por la misericordia de
Dios nunca nada de eso y en la era presente ninguna de
nosotras comunica en confesionario ni fuera de el mas
que al prelado que teníamos al capellán y a unos
religiosos carmelitas y las de todos y cada uno son tan
seguras católicas y del servicio de Dios y veneración de V
S y Illma como se lo dirá el tiempo y aunque es así y en
eso tuviésemos todo el consuelo que en la tierra puede
haber, queremos abstenernos y desde luego nos
apartamos de todo lo que no fuere gusto de VS y Illma y
esto persuadidas a que es lo que mejor nos esta y lo que
mas gusta a dios lo hacemos con alegría y contento y en
cuanto a haber pretendido el gobierno [sic] de ntra.

[f30v]

religión no parecía a ntra. ignorancia que era tentación y
no hay [ ] espantarse la hayamos padecido cuando V S
dice la tuvo Sta.Teresa ntra. Sra. me y hoy con ella
depondremos de ntro. dictamen y no queremos mas que
el gusto de V Illma Dios le guarde y servirle y obedecerle
no como súbditas solo sino como hijas .. postrada a sus
pies que si halla en nosotras algún defecto grave o le [ ]
en común o en particular habemos cometido o tiene
noticia de alguna cosa en que hayamos faltado se sirva
como Pe de advertir lo para que se enmiende y se sirva
de reservar [?] un oído para la satisfacción que en las
obligaciones de este habito no cabe mas que mortificación
y [ ] a dios y a los que están en su lugar.

..
Maria de la Encarnación

[f33r]

entendido que el [ ] vellez [sic], capellán y confesor de esa
Sta. casa estaba alto de salud y atribuílo el no habérmelo
avisado a la poca con que se halla la Me priora pues a no
ser esta la causa que no parece muy bastante la fuerza
todo con gran rigor en el tribunal de Dios faltar siquiera
una ora (por no advertir la falta al prelado) el consuelo de
confesar un religioso de la orden de ntra. Sra. del carmen
recién venido a mi arzobispado me pidió quería hacer
algunas platicas espirituales en esa sta. casa y como yo
procedía con la candidez y sinceridad que pide mi estado
no solo se la di sino que le estime tan Sto. ejercicio y
como después halle alguna turbación entre hijas de dios
cuyo anhelo ha de ser su mayor gloria y que lo que yo
estimaba por medio para ese fin lo era para lo que el
demonio tanto desea que es turbar la paz y poner en
afectos de personas tan religiosos para aquel que en
nombre de dios las govierna [sic] acudí al remedio dando
orden para que no entrasen en esa sta casa que es el
arzobispo no turba a ningún convento súbdito a religiosos
pues a todos les juzga muy superiores en capacidad
letras y virtud solo los que dios pase a su cuidado desea
vivan con el consuelo que pide su atención y en orden a
eso envió a decir a esa sta casa que le avisasen del que
le seria de mayor consuelo del convento de los descalzos
de santiago y por parecerle ahora que el guardián de
dicho convento que ha sido dionisimamente provincial es
persona cuyas letras y virtud aseguran el acierto de esa
santa comunidad se le podrá avisar para que asista a la
dirección y mejoras en la perfección de ese convento y la
omisión de avisar en este y otros casos de todo lo que
fuere consuelo de V Ras no será culpable en el arzobispo
si gravemente en la que governare [sic] y por que muy
presto he de ir a esa sta casa en ínterin baste esta
advertencia V Ras y esos señores conserve ntro.s en la
mayor perfección de las casas arzobispales jul 20, 1657.
Mateo arzobispo de México.

Antonio de Artiaga, secretario confirms it's a true copy of
archbishop's letter.

[f36]

sean en le alma y espíritu de V Ra y la comunidad que en
mucho de su amor y gracia no me ha causado novedad el
de de V Ra pues es muy propio de las religiosas el
valerse de los religiosos en los casos de necesidad si me
lo ha hecho para el misterio del Sto. Sacramento de la
penitencia que V Ra me demanda y ntra.s constituciones
con tanto rigor nos impiden su administración a religiosas
aun de ntra. misma orden y así podrá V Ra tener por
escusado al pe guardián y demás religiosos de esta
provincia para ese ministerio por el impedimento dicho
pero no para lo demás en que podamos y nos sea solicito
servir a ese Sto. convento cuya conservación y espíritu
tan ejemplar pedimos a nr Sr. guarde y prospere en todo
bien deste [sic] convento de S Diego 22 jul 1657

Lorenzo de zarate, capellán

[f]

sean en el alma de V Ra y comuniquen mucho de su
amor y gracia para que en todo acierte a hacer su Ssma
voluntad recibí su papel de V Ra que en cuanto a lo que
por el manda agradeciendo primeramente la hontra. y
merced que su Illma me hace digo me ntra. respondiendo
con el apóstol s Pablo que muchas cosas hay que son
entredichas y prohibidas a nosotros los descalzos por que
lo primero una de las constituciones que tenemos en esta
provincia me prohíben y vedan que no pueda encargarme
de tener cargo de estas confesiones de religiosas ni
beatas ni terceras lo cual se ha observado y guardado
siempre en esta sta provincia lo segundo tenemos
obediencia y descomunión de ntro. prelado para no poder
confesar religiosas y sobre todo yo con algunos achaques
de viejo y muchos cuidados del oficio a que acudir sin
poder faltar con mi asistencia a los actos de comunidad
que son todos impedimentos que me obligan a no poder
servir a V Ra en los que me manda como mejor
considerara y echara de ver pues lo esta esperimentando
[sic] V Ra con sus monjas y harto haré me ntra. en dar
cuenta a dios de mi alma sin encargarme de otros que
aunque tan stas y virtuosas es necesario mas [trode] [sic]
mas espíritu y ciencia que la mía para guiarlos en el
camino del cielo y así suplico a V Ra me perdone por que
por las causas dichas ni puedo ni me atrevo a hacer lo
que me manda V Ra y su Illma cuya vida guarda nr Sr.
con los aumentos de su divino espíritu que deseo S Diego
hoy domingo 22 de julio,

guardián de sn Diego

[f40]

el desconsuelo de mi alma y el con que quedo toda esta
comunidad anoche siendo de boca de un prelado tan
grande tan docto y tan Sto. que no sabia como librarnos
de pecado mortal no me es fácil de significar y fuera muy
justo que todas juntas nos cayéramos muertas
persuadidas a esto si primero no esperase dar por este mi
descargo como lo he procurado hoy hacer con toda la
comunidad en capitulo presente ntra. Hmna Andrea de Sn
Fco examinando a todas en común y a cada una en
particular si tal precepto se ha puesto de que no la hablen
y a una voz dijeron todas que tal no se ha dicho Y que el
abstenerse de conversaciones con ella es por haber
experimentado [sic] ser las suias [sic] siempre muy
nocivas y haber tenido costumbre de inquietarlas
desuniéndolas del amor y sujeción a los prelados y a
estas mal quistándolas [sic] con los prelados y a los sres.
prelados presentes incitándolos contra sus antecesores
sin perdonar a confesores antes irritando contra ellos a los
superiores y dando motivo a estos padres a lo mismo
restan antigua esta inclinación que desde su noviciado se
le conoció y esperimetó [sic] por lo cual la prelada que
entonces era que hoy vive y es la Me Fca de San Joseph
dijo que para descargo de su conciencia declaraba a la
comunidad que no era para esta casa y que si quedaba
en ello había de ser para su grande inquietud y
desasosiego pero que no [ ] por mirar a algunos respetos
humanos todo lo cual se ha dicho hoy en capitulo en su
presencia y de esto le constara a V Ss cuando fuere
servido de dar lugar a que las mismas religiosas se lo
digan como a su legitimo prelado

[f40v]

y también que los que lo [ ] sido le han reprobado este
espíritu a esta religiosa así mismo todos los prelados para
extinguirse [sic] y a justas de la religión demasiado bullicio
a esta religiosa y la inquietud con que no haiga [sic]
sosegado la comunidad habando tan indecentemente de
los sujetos de la que hasta los seglares participan de este
escándalo con papeles que ha escrito. Materia tan
culpable y grave en esta sagrada religión que le señala a
esta culpa graves [ ] largo encarcelamiento privaciones de
oficio que tuviere y de trato y comunicación de todas las
religiosas y otras penas que señalan ntra.s constituciones
de la regla que profesamos y habiendo delinquido esta
religiosa en tales cosas como sembrar discordias entre las
hmnas y otras ni la prelada [ llevo] ni ninguna de las
religiosas hemos dado cuenta a V SS estando en lugar de
dicho este convento a su cargo por atender al buen
crédito de ntra. [ ] ntra. comunidad y a la modestia del
estado que profesamos y a lo que pide a [ ] mientras no
llega el caso y últimamente no se le han aplicado [ ] solo
mirando al respeto que no [ ] por los avisos que puede
haber dado al prelado que es acción justa y lo hace [ ] que
se de noticia ..

[f42]

todo mi deseo desde que soy indignamente prelado se
emplea en el consuelo de los súbditos de mi dignidad y
especialmente de las religiosas de la obediencia de ella y
como tan hijas de dios y que han hecho acto tan eroico
[sic] como negarse a su voluntad entregándose todas a su
divina mgestad por medio de los prelados que les ha dado
que están en su lugar son de ellos las niñas de sus ojos y
el blanco de su estimación y aunque a todos los
conventos he deseado este bien con mayor especialidad
a esa sta casa y lo ha mostrado en la ausencia que hizo el
licenciado Téllez que con tanta aprobación administro a V
Ra tantos años dándoles en su lugar al Dr. Don Jacinto de
la Serna cuyas letras virtud y prudencia hasta hoy no se
atrevió a culpar en este reino la mayor malevolencia y por
si alguna religiosa quisiese consolarse con otro sacerdote
pregunte a V Ra cual seria de su mayor consuelo en dios,
habiéndome respondido el licenciado mercado le di plena
facultad para que acudiese a este ministerio y por que
entendí que algunas religiosas le tendrían en desahogar
sus corazones con quien tantos años las había
administrado en viendo a decir el mismo Téllez que
aunque fue atropellado con su salud sin dilatación viniese
a esta ciudad y reconciliase a todas las que quisieren
hacerlo que al punto se puso en camino y están aquí para
que demás de la asistencia tan continua y llena [ ] del Dr.
Serna y la del otro sacerdote las Ras quisieren valerse de
su antiguo ministro lo hagan no culpando después les
falta persona para consuelo suyo V Ra llame al licenciado
Téllez para que entre y las que tuvieren necesidad le
reciban así enfermas como sanas y esto avisa V Ra a
toda la comunidad coristas y legas y me de cuenta de
haberlo hecho al marjen [sic] de este papel que dios
guarde a V Ra y a toda esa sta comunidad, etc.
13/1/1659 Mateo de Burquiero

[f]

el Sr. arzobispo parece quiso con este escrito que viese
quien podía hacerle algún cargo como nos daba cuando
pedíamos y al capellán a quien ofreció una vicaria y con
eso le desquiciaron con mucha maña que temiendo
quedarse en el todo desa [sic] [ ] dado la acepto y solicito
dejando al convento cuando mas apartado le vio y no le
guardo la fidelidad que devia [sic] por [ ] descomponerse
con su Illma ni tener por contrario a [ ] que lo temió y no
anduvo hidalgo con lo cual el convento se desabrió con el
y tuvo mucho sentimiento de algunas acciones suyas y
como su Illma lo entendió habiendo venido a esta ciudad
a seguir un pleito de su [ ] que el mismo me lo había
escrito antes de este el partido de estaba y vendría para
ese efecto y fue a si [ ] aprovechándose de la ocasión el
prelado dice le mando venir para ntro. consuelo y bien
sabia que en aquella [ ] antes fuera de pesadumbre y que
ninguna religiosa [ ] de comunicarle. Respondióse lo que
va al margen pidióse para confesor ordinario por que con
el Dr. Serna ninguna se confesaba de los que su Sa envió
[ ] que se podían llamar que era un fulano de la [ ] decían
era de la congregación de Serna y su [ ] y otro el
Licenciado mercado y a este por ser quieto y [ ] se mete
mas que en su ministerio.

[f43]
esta carta escribió una enferma pidiendo un confesor en
ocasión que los médicos la ordenaron dar viático y que se
entendía moriría.

esta pobre oveja de V S que ha tanto tiempo que esta en
esta cama tullida padeciendo lo que Ntro. Sr. sabe y en
todo el no he importunado a V S pidiéndole alivio
espiritual ni temporal ahora me es forzoso hacerlo por
haberme sobrevenido un accidente a cuya causa me
manda el Dr. confesar esta tarde y así pido a V S por la
pasión de Dios y como Padre me envíe para consuelo de
mi alma y descargo de mi conciencia al Padre prior del
carmen tal Padre fr. Álvaro de San Joseph que por
hallarme apretada canso a V S a quien [ ] 1 Nov 1657
Maria de Sta. Leocadia

respuesta de su Illma

Maria del Ssmo. sacramento

La madre Sta. Leocadia me envía a pedir persona de
espíritu y letras con quien consolarse y como la petición
es tan justa aunque yo la tengo prevenida con haber
nombrado para confesor de esa Sta. casa al Dr. Don
Jacinto de la Serna cura de mas antiguo de mi catedral
visitador que fue de este arzobispado y rector dos veces
de la Real universidad tan docto y virtuoso como todo este
reino reconoce el licenciado Dn Fco de Mercado persona
así mismo de conocida virtud y pedido por el mismo
convento con todo para que se conozca cuan
gustosamente doy no solo bastante para la instrucción y
enseñanza de esas almas sino todo lo que es de su
perenegacion [sic] de nuevo nombro para su consuelo y
de

[f]
todas al Rm P Fr. Juan de San Joseph provincia que así [
] vece de la sagrada religión fransiscana descalza esta
nueva España y muchas definidor verdadero imitador de
San Pedro de Alcántara y ejemplo de [ ] y virtud en todo
este reino en cuyo conocimiento en [ ] esta Me Sta. Inés
pidiendo con quien extraordinariamente [ ] consolarse
pareciéndome que siendo un vivo retrato [ ] referido
Alcántara que de tanto consuelo ha sido a la Sta. Teresa
de Jesús enviándole para consuelo de todas des [ ] de
consolaba la Me Sta. Inés y si pareciere esto poco en [ ]
tanto se puede llamar al Pe maestro barreda de la
compañía de Jesús lector jubilado de teología y pre[ ] ibor
[sic] insigne que con su Sta. doctrina hizo tanto fruto en
este reino con que jusgo [sic] se hallara esa criatura de
dios consoladísima debiendo ser su mayor consuelo su
vida tan llena de ajustamiento y paciencia con que tolero
tanto dilatada enfermedad que dios a V Ra muchos años
para que con su humildad y obediencia enseñe a toda esa
sta [ ] que en el tribunal de dios esos despolos [sic] con el
[ ] y retiro de humanas comunicaciones peste de lo
religioso son los [ ] que se conserva el mayor agrado de
dios en sus hijos [ ] no humanas filaterías no afecta las
apariencias de virtud no solicitud de la división que tanto
aborreció la S Me y mando se cortase ese cáncer siendo
necesario este [ ] no quien el humano afecto regula si
quien la raz[ ] al prelado enseña a dios Me mía y procure
V R pa [ ] plaza de virtud solo lo que la fuere en esa sta
casa cada cual acude solo a su ministerio no permita
relación [ ] en ninguna hija suya ni que hable
intempestivamente a quien [ ] V R no manda casas
arzobispales a primer de Noviembre 1657

Para esta respuesta hubo mas causa que pedir la
enferma confesor carmelita si a su Sa le pareció fue para
ello aconsejada se engaño y yo con cuidado [ ] de que el
medico la ordeno sacramentar hasta después que
despacho el papel a V Illma no entre en la celda de la
enferma a quien estas doctrinas [ ] tocan por que es una
religiosa que a nada resiste en cuanto a los consuelos [ ]
para extraordinario nunca los he deseado ni pedido al
maestro [ ] tía pedí señaladamente para unas dudas y
muy después y estando yo muy

[f44r]

descuidada llego a decir al torno que su Illma le envía
para mi este Pe S Joseph yo le dije le agradecía el trabajo
de venir desde tan lejos propúsele en el confesionario
algunos puntos de lo que me tenia con cuidado y pudiera
dar escrúpulo díjome que no erraba en lo que pretendo ni
en usar de los medios que tomaba que lo hiciese con
recato por que era conveniente y me exorto [sic] a la
paciencia encargándome no divulgase su parecer así lo
hize [sic] y no he dicho si me consoló [] lo que dije luego
fue como me había dicho que por mi había venido aquella
vez pero que estaba sin licencia de su prelado y que yo le
disculpase con una religiosa que llego a la puerta del
confesionario a pedirle la oyese y con las demás por que
no podría volver y yo le reconocí poca gana y de papel
suyo y de prov[ ] consta que se despidieron cuando su
Illma mando a la prelada les escriviése [sic] sobre eso.

En el Pdre Barreda de la compañía bien sabe su Illma que
[ ] era mortificarnos no darnos consuelo y la causa es bien
sabida y que somos hijas de S Elías que a nadie
jusgamos [sic] parecerá mal que en primer lugar
atendamos a eso sin faltar a la veneración que se debe a
las religiones sagradas.

Con el Dr. Serna no se acomodava [sic] a confesar la
enferma por que ella tiene en eso mas trabajos y alguna
vez me comunico a mi que tenia tentación de pensar si
iría a dar cuenta de lo que le decía en la confesión y
aunque seria verdaderamente tentación del demonio a
ella la perturbava [sic] y a todas no hace mucho
sentimiento ver que su Illm a cualquier sujeto particular y
a cualquiera religión los sublima como vemos y de la Ntra.
y sus sujetos siendo como se experimenta habla como se
ve en sus escritos y en lo que obra no permitiendo que ni
aun en la iglesia entren privándonos de su comunicación
así de palabra como en escrito como si fuesen herejes o
maniqueos dando ocasión de escándalo al mundo y al
vulgo para que diga o piense lo que quisiere de los hijos
de la virgen y de las hijas y divagando por el que hay
división en la comunidad. Su Sa es quien la pretende con
tres monjas que por sus particularidades se han apartado
ganándole con darle a entender temerariamente que le
niega la obediencia y [ ] por la pretensión de sujetarnos a
la religión y sevade [sic] de las legas que ni tienen voto ni
son mas que criadas profesas de convento para hacer
fente [ sic] con eso obligándolas con que se les deporte
de las [terias] mas graves y secretas que no fían el día de
hoy de [ ] religiosas mas antiguas y que han sido
premiadas con otras bien y largas muy perniciosas a la
observancia regular y a todo gobierno [sic] y de haber
bien en que entender con ellas en lo venido por la mal
acostumbradas que las dejara este gobierno [sic].

[f45r]
another request for a carmelite confessor; illness, death,
despair

[f45v]

esta carta se escribió para que la madre su priora tuviese
el consuelo de confesar con un religioso de su propia
profesión representándole a su Illma la madre presidenta
la necesidad de esta alma la cual me consta que es
grande pero no se le ha permitido sino antes que esto la [
]en mayores aprietos y aflicciones que esta padeciendo
interiormente hoy mas que nunca con lo cual dicen los [ ]
la curan que se le agrava mas el mal de que muere.

[f46r]

esta carta escribió la Me superiora al Sr. Arzobispo
después de la suya que su Illma respondió a la Me
Presidenta cuando le pidió confesor para la enferma.


Con deseo siempre de no embarasar [sic] a V Sra. Illma
he procurado nunca cansarle con peticiones aun para
consuelo de mi alma y hoy lo escusa [sic] [ ] también si
para el descargo de ella estando desahuciada de los
médicos no me hallara en el estado de ir a dar cuanta a
dios fiando que como por obedecer a V Sra. Illma que
esta en su lugar he pasado 4 años me ayudaría para lo
que restase hasta que se sirviese de ordenar otra cosa
pero el aprieto me obligo a poner como a pe a mi prelado
la necesidad que tengo de un religioso que profese lo que
yo para que me de luz de lo que he faltado en los puntos
de observancia y de religiosa descalza carmelita y me
declare en que grado he pecado o peco que para morir es
gran peso no saberlo y estar cercada de dudas de las
cuales en materia de religión nunca me ha satisfecho ni
me ha sacado religioso de otra religión ningún eclesiástico
habiendo comunicado y confesado tantos años con
algunos no por defecto de la ciencia que muy doctos hay
muchos sino por el de la practica que mejor que yo sabe
V Sa Illma cuanto importa para la claridad que en cuanto
a que cualquier dote absuelve de los pecados nunca lo he
ignorado por la misericordia de Dios mas pues ha sido
servido de que la carta de respuesta de V S Illma la luz
que me da insallebiba [sic] no quiero ir ni quedar con
escrúpulos en materias de la fe y así con licencia de V S
envió a llamar luego al Sr. Visitador de la inquisición por
que no se el tiempo que para salir de ellos me dará el Sr.
que me redimió con su sangre por cuyo amor pido a mi
prelado le suplique haya misericordia de esta su menor
súbdita en san Joseph de carmelitas descalzas, 24 de
enero, 166? Margarita de San Bernardo

[f68r]

estas pobres y desamparadas carmelitas alentándonos
que con el consuelo que nos causa ver abierto dios puerta
para poder comunicar a V Sas en quien conocemos
representada la benignidad y misericordia de Dios me da
animo para decir algunas causas de ntro.s trabajos y
desconsuelos diciendo que ha dispuesto su divina
majestad [sic] por intercesión de ntro.s padres hechas
como inquisidor traernos a los que lo son para que por su
medio consigamos sus hijas la perfección ajustándonos a
la regla que hemos profesado de su sagrada religión que
tan deslucida se alla [sic] hoy [ ] nosotras aunque no en
faltar a la fe católica con que creemos todos sus artículos
[ ] la fuerza que tienen las absoluciones de todos los
sacerdotes de cualquier estado o religión que [ ] para
quedar absueltas de cuantos pecados confesaremos por
muy enormes grandes que sean y no es dudar en esto
haber pedido algunas veces al Sr. Arzobispo como ntro.
prelado para confesarnos con algún religioso de ntra.
orden pretendiendo en esto solamente buscar el consuelo
y satisfacción de comunicar nuestros escrúpulos o dudas
en la puntual observancia y guarda de la regla de su
misma religión que profesamos y ellos como varones mas
entendidos y doctos en los [ ] que se requieren para el
alma por ajustamiento me enseñen y saquen de mis
dudas que la consolación que me responden ..

[f68v]

o que si por algún acaecimiento se retrasen los padres
carmelitas o al [ ]no del culto; doctrina con que desde el
mismo día de esta fundación nos ha [ ] cuando como se
ven en el libro que yo tengo en mi poder de la becasion
[sic] [ ] recibieron de la fundación las madres fundadoras
donde constara ser verdad todo lo que digo del magisterio
de estos religiosos y así mismo si fuere necesario [ ] la
puntual observancia, perfección, paz y unión con que
ardió constante este convento hasta que el Sr. arzobispo
nos privo de la comunicación de lo religiosos con que todo
se ha vuelto en confusión desconsuelo, [ ] de almas a
costa de muchos desmedros en la observancia con [ ] tal
que nosotras mismas no nos conocemos aun [ ] juramento
lo mismo como lo paso al doctor Montro.y [ ] de las
religiosas que estaban en la celda de la enferma [ ] y
jurando por ella que no conocía el convento de Sta.
Teresa [ ] han podido oír nos ha dado fuertes
reprensiones su Illma y también por poco recato de una
religiosa moderna que contra la voluntad de todas a [ ] V
Sa en el torno sin experiencia [sic] ni la madurez que se
requiere para tal [ ]que así se lo propusimos a su Illma con
humildad para esto y [ ] sion respondió que pocos días la
tenia allí por que se hartara de hablar tanto [ ] será la
causa de tanta nota en los de afuera vernos tengan
privados [ ]bos [sic] activa y pasiva no queriéndonos
consuelen los que el consilio [sic] y la costumbre antigua
de todas las religiones ordenan ..

[f69r v]

summary of why the letter is written to the tribunal; they've
come for redress. 28 enero 1661

[f70r]

con la misma fe y confianza que a dios llego a los pies de
V Mg pues le reverencio y amo a quien le representa y
como a ntro. Rei [sic] y Sr. cobro animo para pedir
mercedes desde tan remotas tierras como esta ciudad de
México donde esta fundado un convento de carmelitas
descalzas deceocismimas [sic] de su fundación ajustarnos
a la mayor perfección de ntro. estado y estos fueron los
deseos que nos sacaron a dos que venimos a ella del
convento Real de Jesús Maria siendo ntros intentos que a
imitación de los demás conventos que fundo ntro. me Sta.
Teresa gobernase a este ntra. misma Religión en cuya
pretensión hemos perseverado 41 años sin haber podido
alcanzar cosa tan justa y del servicio y gloria de dios
clamando por esto murió la fundadora y mi compañera
que fue alma muy perfecta yo he quedado perseverando
en la misma pretensión cargada de años y de escrúpulos
y temores de que agrabo [sic] mi conciencia si ya a lo
ultimo de mi vida no la descargo postrada a los pies de mi
Rey y Sr. pidiéndole justicia y misericordia y una obra
divina de su grandeza y de su católico pecho como es que
usando de su poder ampare y con

[f70v]

cluya esa causa por que ehado [sic] de ver y todas la
hemos vivido y vivimos hemos conocido por experiencia
[sic] ser imposible guardar ni perseverar en entera
o[bservancia] sin el magisterio y gobierno de ntros.
mismos religiosos con quien hasta aquí hemos tenido
alguna comunicación [ ] consuelo de su enseñanza y
santa doctrina de que [ ] mente nos ha privado el
arzobispo en tanto estre [sic] [ ] ni para la ora de la muerte
concede un confesor [ ] oso que se le pide ni otro viviendo
y muriendo. las pocas religiosas con indecibles dudas
aprietos y escrúpulos desconsuelos quedando las demás
con el de no saber [ ] paso aquel trance aquella alma y a
todo esto a [ ] el arzobispo el impedirnos el que
reclamemos a ntro. pr[ ] Rey y Sr. por el remedio que es
Sr. no que nos conceda el arzobispo de ntros. religiosos
sino que mandándoselo v Mg [ ] impida el pasar la
obediencia a los prelados de ntra. religion por que y
además de los desconsuelos [ ] se me puede fiar que lo
que pido es del servicio de dios [ ] la larga experiencia
por [ ] estado en otros conventos antes que viniese a la
fundación de este [ ] al ordinario del habito y otro en que
profese y estuve [ ] o mas años hice en este de carmelitas
descalzas según [ ] profesión a otros 41 y en este como
he dicho tengo [ ] posible según lo que he conocido y visto
en tantos años [ ] del gobierno [sic] del ordinario que no es
posible conseguir perfeccion mientras el durare y
viéndome yo tan cerca [ ]na a mi muerte y otras ancianas
que con grande trabajos [ ] ido plantando la perfección
temiendo que las nuevas y mozas no tan arraigadas en la
virtud desfallecerán [ ] este convento y relajara me obliga
Sr. a dar clamor que [ ] endo [sic] el remedio a tan católico
Rey volviéndole a suplicar humildemente mande se ponga
este convento [ ] todos los demás de la reforma a la
obediencia de la religion pues no pierde en esto nada el
ordinario [ ] que no le somos de ninguna utilidad y será de
mun [sic] [ ] a la iglesia católica el que no acertemos a
toda perfección que nos la enseñaran mejor los que la
profesan

[f71r]

como lo hemos experimentado [sic] las mas antiguas y
que hemos experimentado [sic] el gobierno [sic] con oficio
de preladas y esto mejor cosa he V Mg que nadie se lo
puede decir pues ha heredado de sus santos padres y
abuelos ntros. reyes y señores el hontra.r y favorecer a
Sta. Teresa ntra. madre y a toda su religion del carmen
haciéndole singulares favores como se ha visto en
particular en el primer convento que santa Teresa fundo
en Ávila que por no tener descalzos lo sujeto al ordinario y
luego que los tuvo le mando dios se lo sujetase como lo
hizo la Sta. con el favor de tan grande amparo y con el
mismo se concluyo la memorable obra de la reparación
del gobierno [sic] de descalzos y calzados y si esto se
hallo ser tan conveniente y necesario para la paz y
concervacion [sic] de observancia entre hombres de valor
doctos santos y a los ojos de su rey quien podrá decir que
no es justo lo que pedimos que esto propio siendo
mujeres flacas y ignorantes y destituidas de todo favor
humano y en tan remotas tierras donde no tenemos quien
nos apoye lo mas perfecto sino que de larga a lo contrario
y ahora últimamente se ha visto la importancia de esto
que suplicamos y pedimos a V Mg en las esquisitas [sic]
diligencias que han hecho las carmelitas descalzas de
Vitoria que aun teniendo prelados de la religion que las
governaban [sic] solo por que carecían de su ordinaria
comunicación y enseñanza por ultimo dejaron padres
deudos patria casa y hacienda y todo y se pasaron a
Logroño en su busca amparándolas V Mg de cuya
grandeza y magnificencia no esperamos menos sino
mucho mas por mas necesitadas y desamparadas las
carmelitas descalzas de México que es este convento de
san Joseph estamos continuamente pidiendo a ntro. Sr.
guarde la católica persona de V mg. y prospere su corona
como necesita toda la cristiandad. agosto 30 de 1657
y por tenerme nuestro Sr. ciega no firmo yo sino que lo
hace otra por mi María de la Encarnación, fundadora

[f]

cuarenta y mas años ha que se fundo en esta ciudad de
México en la nueva España este convento de carmelitas
descalzas a la obediencia del ordinario de ella porque las
fundadoras no pudieron hacer menos si bien
reconociendo desde luego que no podía fácilmente
conservarse en aquel rigor y observancia que tuvo en sus
principios y que ntra. madre Sta. Teresa estableció en su
reforma fuera del gobierno [sic] amparo y dirección de los
religiosos que profesan al mismo instituto que es de
oración penitencia y retiro: siempre las madres
fundadoras desde aquel tiempo y las que las han
sucedido hasta este presente anhelaron y [ amente]
procuraron y [ ] y conformes procuramos hoy como
entonces y entonces como ahora alcanzar el vivir a la
obediencia de ntra. propia religion conforme lo ordenan
todas las constituciones y reglas que profesamos [ ] oficio
de que gozan ciento y treinta conventos de monjas que
tiene la orden

[f]

en la reforma y sabiendo nosotras [ ] amparo que toda ella
ha tenido en [ sas] en la piedad católica V Mg dios le
guarde y que como de f[ ] de la cristiandad es con [ ]
refugio para todo lo que se pretende [ ] mayor servicio de
dios ntro. Sr. los años pasados acudimos con [ ] ntra. a
sus Reales pies y aunque [ ] servido de despachar su ze[ ]
la recibió el arzobispo no sea ex [ ] do ni esta en animo de
hacerlo porque [ ] que nunca ha de venir en ello es parcial
[ ] el reino que estamos de servidoras e [ ] ni dado con
otras mortificaciones visibles sufriendo y callando
nosotras [ ] a todo hasta llega la ocasión de [ ] festar a v
Mg como otras reze [sic] [ ] hemos hecho nuestros deseos
para que [ ] ntro. Sr. natural nos remedie [ ] es causa de
dios y que en ella [ ] busca perfección y mayor gloria suya
y este divino y soberano se[ ]

[f]

signing off and signatures; maria de la encarnacion,
priora, margarita de san bernardo, superiora, Maria de
Sta. Inés, clavaria, catalina de Cristo, maestra de novicias,
bernarda de la concepcion, clavaria, Maria de Sta.
Leocadia, Fca de san, clara del ss sacramento, catalina,
Maria de, ana de san Bartolomé, Juana de San Elías,
Teresa de Jesús, Maria de San Juan, Juana de santa
Teresa
[f]

Las religiosas carmelitas descalzas de la ciudad de
México de la nueva España postradas a los reales pies de
v mg y con el cordial afecto y reverencia que devemos
[sic] a ntro. rey [ ] humildes ntro. sumo desconsuelo [ ]
católico pecho a quien ha puesto dios por protector de
afligidos y consuelo de pobres.

Este convento se fundo en esta ciudad el año de 1616 y
por no hallarse en estas provincias religiosas carmelitas
criadas en el espíritu de ntra. gloriosa me Sta. Teresa y
las ocurrencias del tiempo no permitiesen por entonces
que las fundadoras (que fueron dos religiosas del
convento real de Jesús Mª que guardaban la regla de San
Fco) diesen la obediencia a los prelados de ntra. religion
sino a los ordinarios los arzobispos y vicarios en la sede
vacantis han governado [sic] hasta el año de 1656 a
ayudarnos a acudir con nuestras obligaciones (que son de
vida perfecta) siempre han precedido con mucha atención
y amor con veneración a l comunidad y a la observancia
de nuestras leyes si bien como no las profesan no las
entienden para lo practico ni les han dado ni podido dar
nunca el punto que para su puntual guarda se requiere
con que hemos reconocido que no solo esta arriesgo de
peligrar sino que en ocasiones peligra su cumplimiento y
así que es verdad que los prelados se han [ dido] de
nuestros religiosos carmelitas descalzos (que en estas
partes florecen en toda perfección y loable ejemplo) para
que de cuando en cuando que ha sido una vez [ ] nos
confiesen [ ] nuestros platiquen y prediquen con que
hemos tenido algún consuelo pero [ ] no el necesario por
que han asistido como huéspedes aconsejando con
recato y temor como en casa extraña y no disponiendo
con propiedad con lo cual hemos servido en gran
confusión tormento y desconsuelo por que las que
venimos a buscar la perfección que se profesa en la
descalzas del carmen en lo continuo ejercicio es oración y
mortificación con sumo retiro y abstracción de todo lo
criado no hallamos ni prelados que nos ayuden ni
entiendan los menudos puntos y [ ] nuestras observancias
an [ ] tes muchas veces las tienen por cosas ridículas y de
ningún [ ]tio siéndonos tan necesarias hanos [sic] faltado
la fundadora que fue de gran perfección y otras que la
siguieron elocuente no entran los sujetos que en España
por que en esta tierra no hay lo lucido que halla y las
naturales de allá son poco inclinadas a muchos rigores a
cuya causa hemos temido y tememos de [ ] caimientos en
la observancia y aun relajaciones y el recelo de que en
algún tiempo no vengamos a tan desdichado estado nos
ha obligado y obliga a hacer porfiadas instancias en Roma
y en esa corte 4 o años ha en orden a alcanzar breve de
su SS para pasarnos a la obediencia de los prelados de
ntra. religion y repetidas cartas a V M suplicándole
humildemente se sirva de ampararnos como ntro. rey y sr.

[f]

y como a sus vasallas súbditas y siervas y como mujeres
pobres en cer[ ] bidas todas hemos firmado estas cartas
para que [ ] sentimiento y la petición común y la poca [ ]
con el arzobispo que es hoy de que estamos des[ ] pobres
descalzas que desean estar por de todo [ ] lo que [ ] su
mayor perfección [ ] y unión entre si mas como los
prelados seculares que tenemos nos [ ] sista [sic] esta
perfección ni lo mucho que cuesta el adquirirla y lo fácil
que es el desacreditarla y los muchos inconvenientes que
de ello se [ ] y graves ofensas de ntro. sr hablan y obrar
tan sin reparo que [ ] prudente no le tienen en divulgar la
sin perfecciones que como hu [sic] han de tener las
religiosas mientras vivieran en este mundo [ ] son las
imperfecciones que los prelados del propio instituto
corrijen [sic] postrarse ni espantar y se queda todo dentro
de casa cuando por la in [ ] ricordia de dios no son cosas
que llegan a ser pecado y hácense muchos [ ] candalo
[sic] que causa [ ] a un prelado clérigo desacreditar en lo
pub [ ] to [sic] ya por poco afecto ya por no entenderlo ya
por mal informado y [ ] pasatiempo un convento de
descalzas que dará cara una mil vidas an[sic] de
advertencia a una imperfección dolor tan sensible cuando
no ex[ ] en que estaremos mientras no llegamos a
conseguir el bien de que [ ] ciento y cuatro conventos que
tiene de monjas la reforma de ntra. me Sta. Teresa
sujetos a los religiosos [ ] es esta y otro cual y cual [ ]
señor este se cao [ ] de [ ] fe de hallar remedio en el pedir
piedad y beni[ ] un rey tan católico y tan ardiente [ ] de las
religiones y a quien la del carmen y su reformadora Sta. [ ]
el ser que tiene y sus mayores felicidades la mayor que
en esta vida [ ] este convento es esta que pide y esper
[sic] que ha de alcanzar de las reales manos de pasar a la
obediencia de los ordinarios a ntra. religión que obra tan
grande de hacer sino un tan grande rey y sr ntro. por ser
de grande servicio a dios y [ ] y en el tiempo presente de
mayor estima para nosotras que nunca pues son [ ]
indecibles nuestros aprietos y desconsuelos cuyo remedio
solo estriba oyó [sic] y real amparo de V M a cuyos pies
postradas ocurrimos.

vino por arzobispo aquí el Dr. D Mateo Zaga de Burquiero
y habiendo en esta carta que nosotras habíamos acudido
a los pies del sumo pontífice y a los reales de v mg en
esta causa llevo tan mal la prata [sic] que lleno de
amargura el ánimo y ahora la va brotando sobre nosotras
de esta nueva España como si fuera delito en unas
pobres monjas [ ] a su rey para que las ampare y a la
cabeza de la iglesia para que la [ ] no quisiéramos señor
ser cansadas en referir los casos en que [ ]
menospreciado y los muchos medios que hemos buscado
de humildad para templar su enojo y lo que de todo se
vino a conseguir fue el [ ] muchas lagrimas no se puede
referir pues al cabo de algunos [sesenqui?] de palabra ni
por escrito merecimos su gracia vino para [ ] cibiésemos
como a prelado después de haber cumplido no solo con [ ]
las comunidades sino con las casas particulares de
seglares: re[ ] con todo el agasajo y reverencia que se
debe y después del tepen [sic] [ ] ciones que se dijeron en
la iglesia se llego a la reja del coro bajo de [ ] le tenía
asiento apercevilo [sic] como a los demás sus
antecesores, ki [ ] se la comunidad a la puerta reglar (cosa
tan contraria a nuestras [ ] y que jamás se había hecho ni
intentado) pero ntro. desconsuelo es [ ] obispos no nos
governan [sic] por estas leyes sino por dictámenes y [ ]
particulares de cada uno Sr si con alguien se había de
dispensar

[f]

de regla tan apretada había de ser con los virreyes por
representar la persona de V mg pero con haber tenido
todos consuelo con la [ ] cion [sic] de las religiosas nunca
aquel lugar le ha ocupado alguno [ ] ellos y los arzobispos
han estado en las rejas del coro y locutorios [ ] cosa que
ha sido siempre de edificación con la novedad (pues) del
mandato dijo la prelada Sr nunca se ha hecho respondió
muy indignado pues ahora se haga que no pecaran
venialmente y de no hacerlo pecaran mortalmente estos
idiotas que las confiesan que idiotismos son estos que las
enseñan yo hare que no me pongan aquí los pies y así lo
ha cumplido por que por apretada necesidad que
tengamos no consiente nos confiese ningún religioso de
ntra. orden y esto con obediencias y descomuniones en
que se ve la abierta pasión en llamarlos a ellos idiotas y a
nosotras en privarnos de sus muchas letras doctrina y
virtud de que esta lleno el mundo todo y solo no conoce el
arzobispo el cual llego a la puerta reglar donde abierta
toda hizo poner tres sillas por parte de fuera para si y un
prebendado mozo que le asiste y un su confesor irlandés.
ocupaban el distrito restante sus sobrinos el compañero
del confesor religioso de Sn Fco. sus criados y diez y
ocho clérigos con un numeroso pueblo que se había
juntado y se juntaba a ver cosa tan nueva como las
carmelitas enfrente de la calle todas patentes dijo el
prebendado lleguen todas a besar la mano al prelado,
hizímoslo de una en una por orden mas con la turbación
de cosa tan desacostumbrada tardaban algunas la
prelada dijo perdone v Illma que como no están las
religiosas hechas a esto se turban respondió el arzobispo
hasta ahora no han tenido prelado. acabada esta
ceremonia sentados todos empezó una platico con mucho
encendimiento y entre otras cosas dijo quien son estos
cizañeros que siembran cizaña entre súbditas y prelado?
quien las enseñaban malas doctrinas de cerrar las puertas
al prelado y darle con ellas en la cara no entienden ni vi
tal cosa a un catedrático que ha representado tantas
cátedras a un arzobispo no hay puertas para el prelado
siempre han de estar abiertas que es el propio pastor a
las que no lo son sino mercenarios y vienen con [ ] me
obeja [sic] a esos seles ha de cerrar la puerta y a los
devotos que entran por agujeros pero al prelado propio y
legitimo darle con las puertas en la cara? engañadas
están no tienen buen espíritu ni parecen hijas de Sta.
Teresa que los afectos lo muestran y los religiosos las
enseñan [ ] ese espíritu es muy malo no he oído
semejante ignorancia. Decir al prelado no se ha hecho
otra vez v ras están muy engañadas y esas son ilusiones
querer salir de la obediencia del prelado que dios les ha
dado y darla a otros con esto mismo tentó el diablo a Sta.
Teresa y dios la desengaño diciéndola que lo [ ] erraba
que sujetase su convento al ordinario. con esto tendrán mi
gobierno [sic] y el de lo padres que yo no soy amigo de
almas apretadas así pidan de todas las religiones
confesores que yo se los enviare lo cual no tendrían si
estuviesen [sic] sujetas a los padres y las ha de suceder
lo que aquellos que pidieron rey a Samuel que se enojo
dios mucho y le dijo no te han desechado a ti sino a mi
ponles rey. y les puso a Saúl. que a los hombres afligía y
a las mujeres atareaba para el servicio de su casa [ ] v ras
pidieron breve para pasar la obediencia a la orden y su ss.
respondió como asistido del espíritu santo que lo dejaba a
arbitrio del arzobispo para que hiciese lo que quisiese y
luego lo pidieron al rey ntro. sr y su mg me embio [sic]
para este fin ya yo le he respondido dándole mis razones
por donde nunca convendré en ello y tratar de otra cosa
son bachillerías y ignorancias de mujeres amigas de
novedades con estas y otras razones en tanta publicidad
se fue dejándonos como se puede entender y fuera fácil
de discurrir aun en la ignorancia de mujeres y la pasión y
ojeriza de el arzobispo en sus palabras y conociéndola no
cesamos en hacerle los agasajos y humillaciones que
pide la mortificación que profesamos

[f]

Pero nada le ha merecido la menor benevolencia ni un
recado en nuestras aflicciones [ ] en pascuas ni en otra
ninguna ocasión estando su casa casi en frente del
convento [ ] enviamos a llamar luego a su confesor
pareciéndonos que como religioso echaría de [ ] que no
pretendíamos que ajustarnos a nuestras leyes más vino
en vestido del espíritu del arzobispo y dijo que con el
arzobispo no había leyes y que las nuestras eran yniquas
[sic] (siendo que son confirmadas por el pontífice) y que si
no hubiéramos abierto la puerta luego [ ] ces nos la
echarían abajo eso dijo el confesor en que se ve en estos
y semejantes prelados la ignorancia de nuestras leyes y
cuan mal nos governaran [sic] por ellas [ ] el fiscal en otra
ocasión que quizo [sic] le habláramos sin velos nos dijo
que el no halla [ ] toda la ley de dios que se tapasen para
hablar. y que aunque había estudiado no sabia que son [ ]
evangélicos. enviónos a decir el arzobispo el día siguiente
que nos mandaba con orden y des comunión que no nos
confesásemos con otro que el capellán. hémoslo
observado [ ] dos en este desconsuelo cinco meses el de
enero cayo una religiosa enferma grave [ ] y mandándole
dar los sacramentos pidió para aquel trance un religioso
carmelita [ ] capellán con un papel de la prelada a pedir
licencia al arzobispo el cual respondió [ ] palabra que
llamasen a un religioso de san Fco. o a [sic] el cosa que
no se le dijo a [ ] por no agravarle el mal si lo llegase a
entender; y permitió dios no advirtiese por [ ] la falta por
estar algo privada de los sentidos y húbola de
sacramentar el capellán el cual no lo pudo hacer (por
estar enfermo) habiéndole vuelto a la misma religiosa
repentinamente el mal de allí a pocos días con que se
quedo sin sacramentar por falta de quien los administrase
y ser así orden del arzobispo. esto mismo ha sucedido [ ]
la comunidad por que prosiguiendo el mal del capellán de
manera que no se podía levantar de la cama se le envió a
pedir licencia al arzobispo para que otro clérigo nos
confesase [ ] respondió nada y pasados unos días fue
ntro. mayordomo a saber que decía y no pudo [ ] verle dijo
su sobrino provisor de este arzobispado que bien
podíamos comulgar sin confesar que nuestros pecados no
eran mas que devociones que eso no importaba. lengajes
[sic] que solo oírlos nos hace estremecer. con que todo el
tiempo que duro la enfermedad del capellán careció toda
la comunidad del uso de los sacramentos cosa dura a un
solo [ ] oírse pues se negó el arzobispo en el trance mas
forzoso lo que se concede alms facin [sic] y obligo a la
comunidad a faltar a sus leyes de comulgar dos veces
cada semana últimamente después de tantos días quiso
responder a la licencia que se le pidió la envió de palabra
[ ] sino que la trajese al convento para que nos confesase
un clérigo.

Pasados después de esto meses volvió a hacernos
segunda visita aun sin la cortesía de avisar primero de su
venida, mandado que fuéramos a la puerta regla como la
primera vez hubimos de obedecer sucediendo la misma
publicidad asistencia del pueblo y confusión y sin
habernos comunicado ni visto mas de lo referido publica
por la ciudad ya diciendo a la duquesa de Albuquerque
que estamos desunidas que no nos puede componer y
que estemos [ ] el porque es un poco recto. y se echa bien
de ver pues dice que no quiere almas apretadas [ ]
quebrantar las leyes que profesamos y permite quedarse
la comunidad tanto [ ] sacramentos en que muestra el
provincial del carmen le dijo cuan sentido estaba con
nosotras y cuan desunidas y desconformes nos veía con
la comunicación de los religiosos por cuyo [ ] sejo [sic]
habíamos gastado 12 mil pesos en ntra. pretensión
(siendo tan ajeno de verdan [sic] constara como el
convento no ha gastado un solo real en esto por que lo
que se ha enviado que no pasa de mil [ ] en 40 años de
pretensión han sido limosnas de personas devotas que
han hecho para este fin conociendo ser servicio de dios) y
también le pidió al provincial pusiese precepto para que [ ]
religiosos ya que no nos confesaban niños viesen [sic] ni
nos escribiesen y que de no hacerlo nos [ ] dria a nosotras
y luego el mismo día les intimo el precepto a sus
religiosos con tanto [ ] que ni aun entrar en ntra. iglesia de
fiestas se les permite con gran nota de todo desconsuelo
ntro.

Y le aumento el arzobispo luego a 2 de julio
escribiéndonos una carta que ponemos [ ] para que
conste a V Mg de ntra. aflicción y de la pasión de este
prelado cuyo titulo [ ] carta del sr arzobispo para las
madres carmelitas de México y comienz [sic] he entendido
que el [ ] Téllez y acaba conserve en la mayor perfección
de las casas arzobispales 20, 1657

[f]

.. repuesta que fue humilde como era justo y significando
al arzobispo cuan mal estaba informado pues atribuía la
desunión que no hay a nuestros religiosos de los cuales
no ha habido algunos [ ] le pidiese licencia para hacernos
platicas cosa tan contra el estilo de estos padres y
nosotras admitimos indiferentemente a cualquiera que
enviaba el prelado y así no siendo verdad lo que se
presupone no lo será lo de la desunión como constara a v
mg de las cartas que se remiten firmadas siempre (como
lo fue la respuesta al arzobispo de toda la comunidad) en
este estado sr se halla este convento con su prelado y
pastor viviendo en grandísimos aprietos de conciencia y
desconsuelos y del podrá [ ] v mg inferir cuan poco a
propósito es para las carmelitas el gobierno de clérigos y
cuan justificada la pretensión de librarnos del sacada de la
experiencia de casos semejantes. y que ya no solo
tememos no poder guardar ntro. instituto y admitir
relajaciones sino que [ ] las hubiese el que tenia
obligación de remediarlas nos obliga con violencia a que
las hagamos sin dársele nada de desopinar una
comunidad que a costa de mucho padecer y sin ayuda se
ha procurado conservar en muy buen crédito y en la
observancia en que se fundo que fue mucha si bien no en
aquel punto peso y medida que si hubiéramos sido
gobernadas de ntra. misma religión. Porque ntro. modo de
govierno [sic] no necesita tanto de grandes letras
(habiendo tantas en nuestros padres) cuanto de la
practica del instituto que es oración penitencia y retiro,
ciencia a que no bastan las letras sino la profesión y
ejercicio. como es posible nos dirijan y gobiernen [sic] en
este trato con acierto quienes aunque sean muy doctos no
le alcanzan y conocen por la experiencia; pues no es
posible enseñar lo que no se sabe ni saber lo que no se
aprendió. Y más si se llega a tener por iniquas [sic] las
leyes el prelado que las había de hacer guardar. Rama ha
de ser Sr del mismo árbol la que ha de producir su fruto: y
de ntra. misma profesión y lenguaje para ser entendido
con acierto y utilidad y no de quien se agravia de que las
queramos guardar. si otro hecha por otro extremo que es
de muy espiritual y presume de ajustado usa de tanta
justicia que son sus dictámenes inobservables y no sirven
mas que de tropezar con que nunca hay medio y que [ ]
se nos quiera conceder el trato y comunicación de
muchos confesores y maestros que utilidad puede traer la
variedad de tratos juicios y pareceres sino queremos
hacer cada uno el suyo sino ajustamos ninguno al cierto y
verdadero y queriendo rejirnos [sic] todos nos hacemos
como todos y vendrá a faltar la observancia del principal
instituto y la paz y a convertirse en cisma de diversos
sentimientos esta comunidad:

Los padres carmelitas señor, son en estos reinos los
ejemplares de la perfección monástica y florecen con
sujetos aventajados en letras y virtud y son los que ntra.
Sta. me puso por maestros y guías de sus monjas por
donde legítimamente solicitamos vivir debajo de su
doctrina y amparo que tendrá en nosotras más viva y
eficaz persuasión a vista de sus ejemplos

[f]

y [ ] recibo de los que son nuestros hermanos que tiene
de los seculares [ ] en quien falta lo uno y lo otro por [ ]
también el ver que habiendo nuestra Sta. me Teresa
fundado un convento de Ávila sujeto al ordinario; por que
no habiendo entonces [ ] sos descalzos a quien sujetarle
la dijo Xpto nro. sr que por entonces [ ] así. después de
algunos años y que tenia religiosos la dijo [ ] que les diese
la obediencia por que de no hacerlo se relajaría a que
hízolo la Sta. viniendo en ello el obispo D Álvaro de
Mendoza como se puede ver en el libro de las
fundaciones. Vemos también [ ] suelo y ejemplo de todos
los demás conventos que gobiernan [sic] los religiosos [ ]
bastara [ ] cuando no experimentáramos nosotras todo lo
contrario y ver la extraordinarias diligencias que en busca
de este govierno [sic] han hecho ahora las carmelitas de
victoria hasta que por ultimo [ ] otro remedio dejaron casa
hacienda patria deudos y todo [ ] nieron en busca de este
remedio para sus almas a Logroño [ ] no saben encarecer
el consuelo con que viven y van en seguimiento de la [ ]
cion que buscaron. esto mismo es Sr lo que nosotras
deseamos y [ ] demos y supuesto que en ello no
buscamos mas anchura libertad [ ] regalo sino la mas
perfecta observancia de nuestras leyes y esta [ ] y ser
verdaderas hijas de Sta. Teresa a quien v mg tiene cordial
afecto y devoción. será muy propio de tan católico [ ] el
dar la mano de su protección a estas pobres desvalidas
unánimes y conformes en este parecer puestas a los reles
[sic] v mg le piden y suplican con sumo desconsuelo no
solo con suspiros y lagrimas sino con afectos ternísimos
del corazón nos ampare y patrocine con su SS
alcanzando breve para dar la obediencia a [ ] orden que
aunque se dijo nos había inpetrado [sic] uno no lo hemos
merco [ ] canzar; y esto suplicamos humildes a v mga que
sea sin dependencia del arzobispo trayendo semejante
clausula la tendré efec [ ] si en el se aguarda la voluntad
del arzobispo será sin [ ] efecto porque dice lo ha de
contradecir siempre; sino que sirviéndose de que su
embajador de roma saque este despacho y venga [ ]
efectivamente que no nos lo pueda impedir el prelado
ordinario [ ] tiempo fuere viniendo cometida su ejecución a
los padres [ ] ciales de santo domingo y san Agustín. al
visitador de la [ ] sicion D Po Medina Rico y al obispo de
guardiana d Po de B[ ] mandando también v mg se
despache su real cedula al arzobispo en que se le ordene
no impida con ningún pretexto el tránsito de la obediencia
a la de la región pues v mg es sr y dueño de [ ] como de
todo lo demás y nadie le puede contradecir.

Siendo la cosa tan justa sírvase v mg de no permitir
presuman de impedirla y que dicha cedula venga dirigida
al virrey [ ] favorezca su execución [sic] lo cual hará el
duque de Albuquerque [ ] debido [sic] cumplimiento por la
grande atención y desvelo con que ejecuta las ordenes de
v mg y estas humildes siervas y perpetuas capellanes de
v mg quedaremos en perpetuo reconocimiento a tanto
amparo y beneficio [ ] a dios ntro. sr el aumento de su
Real corona la sucesión dichosa que en ella deseamos

[f]

el aumento de la fe católica el vencimiento de todos sus
enemigos y que guarde la real persona de v mg como la
cristiandad ha menester México de este convento de s
Joseph de carmelitas descalzas, agosto 29 de 1657

Esta carta que se escribió a su mg la firmamos todas las
religiosas menos la que es tornera hoy y en todas las
ocasiones que hemos podido se ha continuado [ ] el dar
cuenta a su mg de los lances que ha habido y
suplicándole con pare [ ] la causa del convento y su
pretensión es el fin de nuestros escritos y suplicas no
causarle al prelado desabrimiento ni daño alguno ni dios
lo quiera y de mi puedo asegurar que aunque no he
admitido el envite [sic] que su Ilma. me hizo por medio de
un republicano hontra.do de que si depusiese de mi
dictamen en lo de la diligencia de sujetarme a mi religión
me haría priora no ha sido con animo de desobedecer a
su Illma sino por entender [ ] lo uno que dios para buscar
lo mas perfecto no me ligo con preceptos lo otro que
temiera me había de castigar su divina magestad [sic] si
pospusiera lo que es bien común y para siempre por la
particular y no solo breve en la duración sino pecaminoso
por lo que tiene de ambición que sin ella no era posible
aceptar el partido y sin esto he considerado también que
si soy para prelada de justicia no debiera impedir la
elección y no siéndolo como en hecho de verdad no lo soy
no es decente ni estaría libre de escrúpulo si por tal medio
lo consiguiera y así respondí con resolución que no se
cansase en persuadirme eso porque no lo haría ni tenía (a
mi entender) obligación de obedecer en eso, no se si es
temeridad que si lo fuera estoy pronta a la corrección y
enmienda que dicen nos castiga dios a la me superiora y
a las otras enfermas por inobedientes y rebeldes y este
dicen es con el nombre que nos mienta su Illma y no ha
muchos meses dijo a una persona eclesiástica que ya
sabe su Sa lo que en esta alcanzar una cedula del rey y
que nosotras debemos de pensar que no y la piedad de
ntro. rey católico solo por serlo nos favorece porque no le
hemos servido ni con un panecico de Sta. Teresa y con
ningún ministro no tenemos ni se han tenido genero de
comunicación en este convento.

[f76r]

copia de una carta del rey nro. sr escrita a la condesa de
paredes carmelita descalza de su letra y mano

el mismo día de los años de mi hija por su misma mano
recibí una carta con que vra [sic] enhorabuena llego de
tosas maneras en buena sazón y yo la admití con mucho
gusto creyendo muy bien todo lo que me decís y
contentándome con que nos conceda ntro. sr lo que vos y
esa comunidad le pedís agradezco os lo mucho y os
encargo lo continuéis pues es el único medio para todo el
sea bendito nos hallamos todos buenos y el preñado de la
reina se continua con felicidad y bien creo que tuviera
buen rato si pudiera despasar alguno con mis tres
parientas y os aseguro que solo su compañía me ayuda a
pasar los cuidados que se padecen pues aun que dios
nos ha sacado del de Alejandría (de que le he dado
muchas gracias) quedan artos y grandes el buen mortara
[sic] hace cuanto puede con las pocas fuerzas con que se
halla y con haberse retirado el enemigo de la vecindad de
Barcelona esta aquello menos trabajoso aunque de
cuidado pero fio de ntro. señor que nos ha de ayudar pues
la justicia esta de ntra. pare y aunque malos somos los
mas verdaderos del gremio católico. He visto carta que
me enviáis de las monjas de México y mandado hacer la
relación que os envío de lo que ha pasado en esta
materia para que estéis entendida de ello la carta remití al
consejo de indias con orden muy favorable y podéis estar
cierta que se hará todo lo posible por favorecer su
demanda así por la particular devoción que tengo con Sta.
Teresa como por el deseo con que me hallo de favorecer
a sus hijas, dios os guarde de Madrid a 29 de sep de 1657

otra carta de su mg a la misma religiosa carmelita

Recibí vuestra carta de 8 de este el miércoles pasado con
que hasta ahora no ha habido ocasión de responderos
ahora lo hago con mucho gusto estimando todo lo que
decís y agradeciendo os lo pues tengo muy presente el
amor que me tenéis no os doy ventaja en la devoción con
Sta. Teresa aunque vos seáis su hija y así no necesito de
muchos recuerdos para procurar su mayor servicio. la
pretensión de las religiosas de México ha día que dura y
este arzobispo esta durísimo así en esto como en otras
muchas cosas pedro Ar [ sic] le escrito sobre la materia y
se solicitara el negocio poniendo todos los medios
necesarios para ello con deseo de que se consiga
escriveme [sic] D Luis que a trece de este fueron las
primeras visitas con el cardenal si bien aquel día no hubo
más que cumplimientos y agasajos de ambas partes que
luego se empezaría la tratación [sic] y aunque espero en
dios que tendrá buen fin como en negocios tan grandes
suele haber disputas y controversias es fuerza que dure el
cuidado hasta que este con el divino los muchachos estén
famosos y todos buenos a dios gracias él los guarda de
Madrid a 19 de agosto de 1659

[f]

otra carta del rey nuestro sr su embajador en roma
D Luis de Guzmán Ponce de León gentil hombre de mi
cámara de ntro. consejo de guerra y mi embajador en
Roma, habiéndome representado [ ] te de la priora y
monjas carmelitas descalzas de la ciudad de México el
recurso que hacían a su santidad para obtener licencia de
dar la obediencia al general de su religión y salir de la del
ordinario en que están os ordeno en despacho de desde
abril de este año que considerándose seria en servicio de
ntro. sr que estas religiosas vivan sujetas a prelado de su
[ ] y mas conforme a las reglas que les dejo su fundadora
la gloriosísima Sta. Teresa pidiésedes a su santidad en mi
nombre tuviese [sic] por bien en ello no obstante la
contradicción del ordinario y habiéndonos ahora repetido
la misma instancia significándome lo mucho [ ] esto a la
quietud y observancia de la vida religiosa y el incon [ ] que
se puede seguir de que en las vacantes del arzobispado
recaiga la jurisdicción de dichas monjas en persona en
quien no resida la virtud ciencia y experiencia necesaria al
gobierno [sic] espiritual de su instituto os encargo y
mando que en la conformidad del despacho representéis
a su santidad estos nuevos motivos pasándolos oficios [ ]
tubiéredes por convenientes y haciendo las demás
diligencias que con [ ] en orden a la consecución de la
licencia referida que yo seré servido en ello de Madrid 4
de septiembre 1659

[f]

muy Reverendo en Xpto P D Mateo Zaga de Burqueiro
arzobispo de la iglesia metropolitana de la ciudad de
México en la nueva España de mi consejo, como tenéis
entendido por parte de la priora y religiosas carmelitas
descalzas de esa ciudad se me refirió el año de 653 que
habiendo suplicado a su santidad le [ ] licencia para dar la
obediencia al general de su religión había respondido la
concedería viniendo en ello el ordinario y me suplicaron
insignuandose [sic] al arzobispo que entonces era de esa
iglesia que era gusto [ ] con lo cual esperaban se lograría
su deseo y habiéndose visto por los de mi consejo real de
las indias y consultádose mandé de escribir al Dr. D
Marcelo López de Azcona que en aquel tiempo era
arzobispo de esta iglesia encargándole que enviase en
consentimiento como con afecto se le escribió por carta
mía de 4 de marzo de 654 y el dicho arzobispo falleció
antes de haberla enviado. Por lo cual por parte de las
dichas religiosas se han repetido las instancias de esta
pretensión en cartas que me escribieron en 8 de
diciembre de 1656 y habiendo sido yo servido de remitirla
al dicho mi consejo de las indias me consulto lo que sobre
esto pareció y atendiendo a ello y teniendo presente todo
lo que me referisteis en vuestra carta de 21 de octubre de
1657 se ha reconocido que de conceder a las dichas
monjas lo que piden n se halla ningún inconveniente
considerable y que ninguna de las razones que referís
puede obligar a alterar la resolución que en esto tengo
tomada y así me ha parecido rogaros y encargaros de
nuevo como lo hago que luego que recibáis esta carta
embiéis [sic] al dicho mi consejo el consentimiento
necesario para que las dichas religiosas den por lo que os
toca la obediencia a su general que en ello me haréis
agradable servicio y mostrare mi gratitud en todas
ocasiones así por la particular devoción que tengo a la
Sta. me Teresa de Jesús como por qué esas sus hijas
tengan el consuelo que tanto desean y solicitan de no
estar apartadas de los prelados de su religión a que es
justo ocurrir sin dilatárselo más tiempo por los
inconvenientes y escrúpulos que de lo contrario pueden
resultar de buen retiro, a 21 de mayo de 165?

[f80r]

copia de carta que la serenísima Sra. infanta doña María
Teresa de Austria que hoy es reina de Francia escribió a
la condesa de Paredes su aya religiosa carmelita
descalza toda de su letra la cual remitió esta religiosa al sr
arzobispo don mateo Zaga de Bugeiro [sic].

Aya mía no tienes razón de temer que me cansen tus
cartas pues siempre me huelgo mucho con ellas y tus
peticiones son tan justificadas que no tienes por qué
escusarlas [sic] y mas la de ahora que siendo cosa del
servicio de mi me Sta. Teresa hubieras hecho muy mal de
no pedírmela pero en cuanto a escribir al arzobispo te
confieso me halo embarazada porque no es el modo de
hacerlo que guardamos con esos prelados hoy me parece
que lo mismo será que tu se lo digas de mi parte porque
mujer eres a quien se dará todo crédito particularmente
sabiendo todos lo que me precio del nombre de Teresa y
de ser muy protectiva [sic] de toda la religión y así tu se lo
puedes escribir diciéndole de mi parte que haga cuenta
que esta pretensión de las monjas es mía y en esta
conformidad le agradeceré la gracia que se le pide y no
he de [ ] que deje deslucida mi intercesión que estoy
cierta que lo que se pretende es para mas servicio de
ntro. sr y así a todas nos toca el favorecerla. dios te
guarde de Madrid a 4 de agosto de 1659 María Teresa.

copia de carta que la misma religiosa escribió al sr
arzobispo remitiéndole esta de María infanta

Sean en su alma de V Ssa y Illma y Llmo y Rmo sr con
muchos aumentos de la divina gracia y la cumplida salud
que yo deseo. Con mucho animo es menester para
ponerme a los pies de VSsa pudiendo temer que le tengo
enojado por las beras [sic] con que procuro una cosa que
no es del gusto de VSsa pero las causas muy justificadas
que tenemos para procurar el beneplácito de VSsa en la
pretensión de mis mes carmelitas descalzas de esa
ciudad esto no solo me da animo y me disculpa sino me
deja con muy seguras esperanzas que ha de conseguir de
VSsa la gracia, y quedar VSsa muy gustoso de hacer una
via [sic] dos mandados tales como ha de ser el servicio de
Dios, y dar gusto a ntra. serenísima infanta Doña María
Teresa que jusgo [sic] será ya Reina de Francia cuando
VSSsa reciba esta carta. En la que remito de su altesa
[sic] vera VSsa la verdad de lo segundo que he dicho. Y
de lo primero no es menester mas prueba que ser
dictamen de ntra. me Sta. Teresa el que seguimos en
ntra. pretensión pues de una Sta. tan experimentada y tan
alumbrada de luz superior no puede dudarse que hablo
con entero conocimiento de lo que más nos convenía para
la conservación de nuestras leyes.

Ya veo Sr Illmo que es honra. y favor muy grande el que
VSsa y Illma dios le guarde nos hace en querer cuidar de
ntro. bien espiritual y temporal y confieso que uno y otro lo
tenemos

[f]

muy asegurado corriendo por justo zelo [sic] de VSa y su
mucha prudencia [ ] viernos pero demás de la razón que
he dicho bien se ve que los meritos de [ ] no han de
permitir que dejen de traerle a unos puestos donde mas
de [ ] se valga el Rey ntro. sr del mucho caudal que ntro.
sr ha puesto en [ ] este riesgo no es bien que atendamos
solo a lo presente sino que se pre [ ] lo porvenir lo cual no
es mostrarnos desagradecidas a lo que VSsa nos [ ] y
favorece ni quiere dios que en tal culpa caigan las hijas de
mi me Sta. Teresa no es sr y Illm sino proseguir lo que
tuvo principio tantos años antes que Sa [ ] a ocupar tan
dignamente esta silla pretendiendo ahora y entonces [ ] lo
que ntra. Sta. me tuvo por lo mas conveniente para
nosotras que en cuanto estaimamos [sic] tener a VSsa por
prelado en eso no puede haber duda habiendo tantas [ ]
para ello y es bien cierto que en cualquiera suceso
habemos de ser siempre las mas rendidas súbditas de
VSsa y [ ] sujetas a su voluntad y ordenes pidiendo a ntro.
sr continuamente los buenos sucesos de VSsa su divina
mg guarde como deseo para mucho bien de la iglesia,
convento de carmelitas descalzas de Málaga, a 8 de
agosto de 1659

Luisa Magdalena de Jesús

estas cartas se dieron en mano propia a su Illma y ni se
ha dado por entendido ni sabemos que haya respondido.
y con el sr don Pedro de Galves que le escribió lo que le
importaba obedecer a su magestad [sic] y el consejo le
escribió también que así nos lo aviso esta Sra. religiosa y
que fue por orden de su mg porque desea mucho ayudas
ntra. pretensión y que creía haría efecto en el sr arzobispo
sino quiere desgraciarse porque seria mal recibido
cualquier replica [ ] la materia a que se puede atribuir el
llamar a España a su Ilma. que dicen [ ] cha a nosotras la
culpa y que esta con sentimiento de que seamos la causa
y la tornera le [ ] de que la me superiora suplicase a V Sa
la oyese su duda por que dice que en la [ ] su y Ilma. lo
que escribió fue que si se perseverase y que entonces no
las monjas sino [ ] había de dar cuenta al santo tribunas y
no que hayamos sido nosotras causa del [ ] dalo que se
ha dado al mundo.

[f]

4/feb/1661

Ana de Sn Francisco 49 años

.. dar cuenta al santo tribunal de los motivos que ha tenido
para apartarse del común de sus hermanas en esta su
pretensión de estar sujetas a los religiosos carmelitas
descalzos porque de principio de esta pretensión entendió
esta declarante que era para mas perfección como lo
decían y esta declarante con animo sencillo se persuadió
a ello y con sus razones procuro persuadir a otras
religiosas como fueron ..

[f82r]

a que firmasen los informes que se hacían a su santidad y
al rey ntro. sr sobre el particular de dar la obediencia a
dichos padres carmelitas descalzos si bien se acuerda
que la me Beatriz de Santiago poco habrá catorce años
que murió nunca quiso firmar los informes los cuales no
se leían a la comunidad sino que les decían las mes
Bernarda de Sn Juan ya difuntas le parece habrá quince
años poco mas o menos y María de Sta. Inés, hermana
de la dicha Bernarda de Sn Juan y Margarita de Sn
Bernardo, actual priora que eran las autoras de dichos
informes que con sencillez los firmasen diciéndoles que
eran conformes para su santidad y para su mg sobre
dicha pretensión de darla obediencia a los padres
carmelitas descalzos y aunque ha dicho que no se les
leían todos los dos informes se ha de entender todos
enteros, porque les leían algunos párrafos .. y luego dijo
que en una ocasión la dicha me Beatriz de Jesús pidió
que le dieran a leer dichos informes y la priora que era
entonces la dicha me Bernarda de Sn Juan que ya es
difunta la reprehendió diciendo que ..

[f82v]

y lo que se decía en dichos párrafos era que como podrá
gobernar almas de tanta perfección quien lasbia [sic] tan
relajadamente como podrá enseñar oración quien no la
practica como podrá enseñar abstinencia quien comía y
bebía desordenadamente que [ ] a pedir licencia para
entender un amon [ ] respondió el sr Arzobispo don Juan
de Muñoz que él estaba en un banquete que no le
tratasen de muertos y que entonces escandalizada la Me
Beatriz de Jesús dijo que cuando había pasado aquello y
respondió la dicha María de Sta. Inés que en un convento
había sucedido. y venia a ntro. propósito. Y que trataron
de loca a la dicha Beatriz de Jesús. y no firmo y que las
demás viendo que no tenia p[ ] a quien acudir firmaron
dichos informes porque D Pedro de Barrientos que era
vicario antes apoyaba los intentos de la dicha me Sta.
Inés y que lo que paso con la dicha me Beatriz de Jesús
cuando no quiso firmar y pido se le leyesen dichos
informes lo podrán decir las madres Catalina de Xpto y su
hermana Francisca de San Joseph Clara del Sacramento
Teresa de Jesús y las hermanas María de los Ángeles
Ana de San Bartolomé porque aunque había otras son ya
difuntas y ahora se acuerda que también Mariana de
Santa Leocadia fue [ ]

Dichos informes que decían eran razones de
convenienzas [sic] para estar a la orden y su obediencia
los entrego la dicha Madre [ ] a Don Pedro de Barriento el
cual los dio a firmar a todos los prebendados amigos y a
otras personas de autoridad ..

[f83r]

blicar [ ] el dicho don Pedro de Barrientos a la dicha me
Sta. Inés y ella a toda la comunidad estando juntas en sus
recreaciones después de comer que dichos [ ] diciéndolo
por los prebendados y demás personas de autoridad
habían firmado sin leer dichos informes entendiendo que
eran meritos para las pretensiones que dicho don Pedro B
tenía en España solo el Dr. [ ] de Arce prebendado con
dignidad dijo que no los quería firmar si no los leía y los
tuvo en su poder dos o tres días con gran pena del dicho
Dn P de B que se les había dado y de las dichas madres y
[ ] sacaron sin firmar y quedaron con sospechas de que
los había trasladado. Y todas las veces que se pedían
estos informes que era en tiempo de los avisos y votos
había en la comunidad grande discordia y bando de que
se origina la enemistad llamándose ellas mismas unas las
hijas de la orden y a las otras las clérigas monigotas y
otros nombres.

Y que la primera vez que se pidieron firmas para dichos
informes siendo priora la me Inés de la Madre de dios que
ya es difunta y cuñada de la dicha madre Bernarda de
San Juan y María de Santa Inés por estar casado un
hermano suyo llamado Francisco de Riofrio con Da
Antonia de la Casa, hermana de las dos ya referidas
sucedió que un santo Xpto sentado como se acostumbra
para significar su paciencia con la mano en la mejilla que [
]

[f83v]

[ ] .. de la entrada en lo interior del convento estando toda
la comunidad sosegada y después de haber salido del
coro de maitines a poco mas de las onze [sic] de la noche
se oyó un gran golpe. Y acudiendo las religiosas a ver lo
que era hallaron dicho Sto. Xpto. en el suelo y que se le
habían quebrado ambas niñas de los ojos por lo cual las
dichas religiosas cobraron gran temor entendiendo que
por las discordias que había habido a que ella misma [ ]
sobre el pedir dichas firmas había hecho el Sr aquel
sentimiento.

Que esta declarante propuso no ser de las que impedían
el que estuviese [sic] sujetas a la orden

Y que después de dicho se iban tratando como de antes
habían tratado de esta materia con el padre Francisco
María de Jesús [ ] gran calor y fomento en sus platicas
que tenia a la comunidad discurría sobre que las que no
querían estar a la orden ni eran buenas religiosas.
Y puede [ ] platicas lo que se sacaba era que se decía
que no eran buenas religiosas las que no querían pasarse
a la obediencia de la orden y que a la me Mariana de la
Encarnación ya difunta habrá poco más de tres años
fundadora de este convento la procuraba dicha Pe fray
Juan de Jesús que fomentase como fundadora esto y en
que se hicieran poderes generales en que se obligaran
todos los bienes del convento como se hizo.

[f84r]

y se juntaron dineros para enviar a España que llevo el
mismo padre fray Juan de Jesús. Y un poder general que
hizo Francisco de Zarate escribano de provincia sin
licencia de dicho sr Arzobispo Dn de muñoz. Y a escusas
de la me Beatriz de Santiago no lo supiese diese [ ].

Y que desde entonces acá que no se acuerda
puntualmente de cuantos años habrá se han enviado
dineros por mano de la dicha me María de Santa Inés
porque aunque otras eran preladas ha corrido por su
mano como principal autora de todo esto.

Y que en una [ ] esta declarante dos cartas de dicho padre
fray Juan de Jesús y en ella decía que había recibido en [
] flota antecedentes tres tejos de oro y una libraya [sic] de
seiscientos pesos que dio Dña. Teresa Calar de prolo [sic]
y una salivilla [sic] de plata que el Dn Juan de Palafox dio
al convento y que el tejo de oro que había recibido dicho
religioso llamado fray [ ] que había asistido ..

Y decía así mismo en dichas cartas que se había escrito
al procurador que tenia en Roma carmelitas descalzas
que procurase convineos [ sic] por vía de una sobrina que
tenia Inocencio decimo que decían era muy poderosa
alcanzase el breve y dar la obediencia a la orden [ ]
[f84v]

 . tomase prestado conforme a los poderes que tenia en
que se obligaba el convento.

Y que decían mal las dichas cartas que se diese a dicho
pe fray Juan de Jesús [ ] con sentimiento de este
convento para que [ ] que tenia en su poder hiciese una
obra de su gusto en el convento de Ávila donde está el
cuerpo de ntra. me Teresa de Jesús que la salvilla [sic]
que había regalado y se enviaba para alguna persona
para que intercediese en este negocio. La había
presentado [ ] mismo convento de descalzas.

Y estas dos cartas las dio esta declarante al dicho don
Pedro de Barrientos siendo vicario de este convento para
que le constase de la manera en que esta madre
gastaban la hacienda del convento y viese que al padre
don Juan de Man[ ] arzobispo que era entonces [ ] dicho
don Pedro de Barrientos se quedo con ellas y no se las
pudo sacer por [ ] que hizo esta declarante.

Y que el modo con que [ ] las dos cartas a su poder fue
que esta declarante es la que [ ] los relicarios que tiene el
convento para sus fiestas y necesitando de papel para
hacer los cartones pido a la dicha me María de Sta. Inés
que era entonces priora le diese algunos que poner y la
dicha me Sta. Inés le dio diferentes cartas y consta de
esta declarante es natural [ ] ..

[f85r]

algunos párrafos quitando lo que tocaba a envíos y
rezinos [sic] reparo en que le dio dos cartas del dicho fray
Juan de Jesús que son las referidas la una les engrudo en
uno de los cartones y procuro que fuese con engrudo ralo
que lo hizo al propósito porque le había dicho la dicha me
de Sta. Inés que le daría cartas para hacer dichos
cartones de importancia pero que dejase ella las había de
poner como lo hizo en engrudo todas las que le dio. y que
haciendo leyó dichos cartones de [ ] y fue poco a poco
sacando enteras dichas cartas que aunque del engrudo
quedaron tiesas pero muy legibles que de esta carta
dichos de los envíos. Y recibió [ ] la pretensión porque
aunque antecedentemente [sic] veía esta declarante que
las madres margarita de San Bernardo siendo priora y
Bernarda de San Juan murió priora y santa Inés que en
todos tiempos era la que hacia la dicha exigencias [sic],
trocaban dinero y oro por mando de un hermano donado
del carmen llamado pedro de san Joseph que es ya
difunto. Y otro hermano donado llamado Xptobal que no
se acuerda del sobre nombre que se fue a España con el
dicho fray Juan de Jesús que fue visitador provincial y de
pedro de Cuéllar boticario en la esquina de [ ]

[f85v]

 . Antes se acuerda que de mil pesos de réditos que
pagaban los veinte mil de principal a dicho convento la
dotación de las dos monjas capellanes de Juan de
Castillete metió petición y luego dijo que pidió delante de
la comunidad la dicha Madre de Sta. Inés al convento
guerra deán de esta iglesia y vicario de este convento en
se deba [ ] no se gastasen en gastos algunos del [ ] que
se preservasen para algunas [sic] y utilidad del convento.

Y que desde entonces ha corrido por mano de la dicha
Sta. Inés [ ] dos mil pesos que de la demás re[ ] del
convento sin que otra monja ninguna sino son las dichas
ma[ ] de San Bernardo y la dicha Bernarda de Sn Juan
sepan en que se gastan estas rentas en habiendo sido
esta declarante en onze [sic] años clavaria que es lo
mismo que difinidoras a[ ] en que se gasta ni consentídole
que vea los libros por que como saben que entiende se
que[ ] lo rehúsan.

Y que por haber redimido [ ] pesos los padres del
convento principal de Sto. Domingo se entregaron con [ ]
carmelitas descalzas con otros ejemplos de dotes de
religiosas que [ ] profesado.

Y que de este dinero que esta en poder de dichos padres
carmelitas descalzos no cobraba dinero de rédito el
licenciado [ ] Téllez en doce años poco mas o menos que
fue mas p[ ] de este convento y ahora es beneficiado de
Jocotitlan [sic] y no sabe esta declarante en cuyo poder
hayan reparado dichos réditos y ..

Y que después que vino el seno

[f86r]

arzobispo Don Mateo Zaga de Bugeiro [sic] y se alentaron
las cosas de este convento de que le [ ] culpa a esta
declarante de que dio a [ ] dicho arzobispo recimien[ ]
dichos [ ] los dichos padres carmelitas descalzos y el
dicho arzobispo los puso en deposito en esteban de
molina morquera mientras se halla donde ponerlos
azenso [sic] y en dichos años [ ] ha dado mas que [ ] por
que no los tiene para dar satisfacción más que en
depósito y los otros onze [sic] mil pesos los redimieron los
padres carmelitas un año antes a lo que les parece y se
pusieron apenas en diferentes fincas.

Y que por ser mayordomo o administrador de este
convento el dicho Juan de Molina Mosquera cobra las
rentas de este convento por habérselo pedido dicho
arzobispo.
Y que luego que se [ ] [María de Sta. Inés] pidió a la
duquesa de Albuquerque que entonces era virreina le
parece a esta declarante pasaría de diez mil pesos y los
pidió a don Francisco Ruiz ..

[f86v]

descripción de como sacan cosas del convento con la
ayuda de criados y esclavos. Regalos para la duquesa;
le envía don Pedro de Barrientos por mano de la dicha
me.de Sta. Inés en unas [ ] una [ ] de diamantes y interno
de diamantes que son collar y manillas. ..

cajón de chocolate de Oaxaca que puestas la veces que
era muy ordinario el venir la duquesa a este convento [ ]
pluguiera a dios enviaba el dicho don Pedro de Barrientos
las comidas y el chocolate con grande ostentación y que
siempre le daban dicho don Pedro de Barrientos.

[f87r]
 ..
que la primera vez que entro la Sra. condesa de baños
virreina actual en este convento que fue el día de san
miguel del año de 60 traía puesto una soga de diamantes
y colgador de diamantes y le dijo a esta declarante la me
Teresa de Jesús que aquella soga y colgador de
diamantes era la que dicho don Pedro de Barrientos había
dado a la dicha duques que como es publico que la dicha
duquesa le dio a dicha condesa [ ] le dijo la dicha me
Teresa de Jesús que ella conocía las referidas diamantes
y eran las que dicho don pedro de Barrientos dio a la sr
duquesa y por ser tarde se ceso ..

Andrea de San Francisco.

07/feb/1666?
Dijo que en estos dos días de fiesta antecedentes ha
encomendado a ntro. sr muy de veras este negocio. y no
quisiera en ninguna manera que se ofrecieran materias en
que hubiese de tocar a las honras de ninguna persona
cuanto menos de prelados y de monjas sus hermanas y
de religiosos que es fuerza también pero que como quiera
que el Sto. Oficio viene [sic] a inquirir no es bien que la
inocencia padezca y los culpados queden con victoria y
así se ha determinado de decir [ ] en el Sto. tribunal todo
lo que ha sabido y entendido desde que entro religiosa en
este convento segura de que todo quedara en secreto y
así dice.

que cuando esta declarante entro en este santo convento
que a los nueve de enero próximo pasado de este año de
661 hizo 27 años entendiendo que venia al cielo o por lo
menos a donde seguramente había de alcanzar la
salvación hallóle en grande al [ ] razion y bandos porque
la madre mariana de la Encarnación [ ] fundadora de este
convento que habrá trece años que murió y la madre Inés
de la Cruz que fue la otra fundadora

[f88r]

que murió el año de 633 y vinieron del convento de Jesús
María de esta ciudad a fundar este convento movidas de
dios ntro. sr se conservaron en suma paz y hermandad
hasta que entraron estas madres gachupinas que fueron
la madre Bernarda de San Juan ya difuntas la madre
María de Santa Inés su hermana, la me Margarita de San
Bernardo y la me Ana de San Bartolomé y pusieron
discordia entre esas dos madres fundadoras y la dicha me
Bernarda era mujer muy entendida y capaz y se había
criado en la compañía en el palacio de la condesa de
Montalbán y paso a esta nueva España en un navío con
religiosos carmelitas descalzos que venían a esta su
provincia de que cobro grande afecto a dichos religiosos y
ellos a la dicha me Bernarda de Sn Juan. Y a la dicha su
hermana Madre de Santa Inés con que luego dichos
padres estando ya en esta ciudad trataron de que se le
diese el habito en este convento a las dos dichas
hermanas como con efecto se hizo por medio de la me
fundadora Inés de la Cruz que pidió a Juan de Castillete
que las nombrase por sus capellanas de dos que doto
perpetuamente en este santo convento y la dicha me Inés
de la Cruz como era gachupina y natural de Toledo les
cobro grande afición y la dicha me Bernarda de San Juan
que como ha dicho tenia buenas partes naturales y
atractiva gano de manera la voluntad de la dicha me Inés
de la Cruz que acabada de profesar y muy joven la puso
por tornera cosa que maravillo a padre fray María
Calollete [sic[

[f88v]

religioso agustino y hermano de la dicha me Inés de la
Cruz y ala dicha me de santa Inés la hizo pedagoga de las
novicias siendo así que entro de catorze [sic] años de
edad. Y [ ] años en el noviciado con que se hecha [sic] de
ver que edad tendría para ser pedagoga. Y aun maestra
de novicias por que la dicha me Inés de la Cruz que era
priora y maestra de novicias estaba muy enferma y no
podía acudir al oficio. Y que las demás religiosas en que
había muy grandes siervas de dios que habían vivido
como unas bestias [sic] sin discurso, sujetas a la
obediencia viendo lo que pasaba con dichas dos
hermanas Bernarda de San Juan y Maria de SAT. Inés se
comenzaron a inquietar y a tener envidia y acudieron a la
otra fundadora la me Mariana de la Encarnación biendose
[sic] que no tenían cabida con la me Inés de la Cruz. Y la
dicha me Mariana de la Encarnación después de haber
tenido grandes controversias con la dicha me Inés de la
Cruz con que se ha cavado la paz de las dichas madres
fundadoras recurrió a [ ] Fco. Manzo pidiéndole que
quitase de maestra de novicias a la me Maria de Sta. Inés
por que dos novicias que tenia solas en tener que la una
era la dicha Ana de San Bartolomé por ser gachupina la
querían mucho y hacían mucho por ella y la otra que era
Teresa de Jesús que era criada de Querétaro la querían
echar del convento. Y dicho Sr. arzobispo quito el oficio a
dicha me de Sta. Inés

[f89r]

y puso en el a la dicha me Mariana de la Encarnación que
lo había sido de todas las religiosas que había en el
convento menos las dichas dos gachupinas hermanas
Bernarda de San Juan y Maria de Sta. Inés que las
agrego así la dicha me Inés de la Cruz. Y que desde
entonces quedo esta comunidad partidas y las cuatro
gachupinas Bernarda de San Juan, Maria de Sta. Inés,
Margarita de de San Bernardo y Ana de San Bartolomé
por haber muerto en este tiempo la dicha me Inés de la
Cruz. Publicaron y dieron a entender y lo dijeron al dicho
Juan de Castillete que había muerto la dicha madre Inés
de la Cruz su hermana. La dicha me Mariana de la
Encarnación por haberle quitado el oficio de maestra de
novicias a la dicha Maria de Sta. Inés. Y que así que tomo
el habito esta declarante reconoció esta división y sucedió
que dicho Arzobispo Fco Manzo quito con deshonor el
oficio de capellán de dicho convento al dicho Don Álvaro
de Quevas que fue después deán de la yglesia [sic]
catedral de esta ciudad [ ] Sr. obispo de Oaxaca cuya
virtud y espíritu es bien conocido en este reyno [sic]. Y
que la causa esta [ ] para dios aun que tuvo de ella noticia
esta declarante y fue el evitar una grande ofensa de dios
nuestro Sr. que estaba para suceder en este convento la
cual noticia le dieron a esta declarante la dicha me
fundadora Mariana de la Encarnación y las madres
Catalina de Cristo y su hermana Fca. de San Joseph. Y
puso en su lugar el Sr. Arzobispo Manzo [ ] Fernando [?]
Miranda grande aficionado

[f89v]

de las cuatro gachupinas que de mercader que había sido
en la ciudad de la Puebla se ordeno e hizo mucha las
partes de las dichas cuatro madres con dicho Sr.
Arzobispo Manzo. y que sucedió que la dicha Mes
Catalina de Xpto [sic] escribió una carta al dicho Don
Álvaro de Cuevas significándole el sentimiento con que
estaban la dicha Me Fundadora mariana de la
Encarnación ella y Fca de San Joseph su hermana y las
demás religiosas de lo que le había sucedido y que el
dicho don Álvaro Cuevas escribió otra en respuesta a la
dicha me Catalina de Xpto diciéndole entre otras cosas
que como dicho Sr. Arzobispo Manzo le había quitado la
ocupación que tenia en este convento sin interés alguno.
Le había de quitar dios a dicha arzobispo su mitra. y que
temiendo noticia de las cuatro madres gachupinas de esta
respuesta que paraba en poder de la me Leonor de San
Diego religiosa del convento de Sta. Isabel franciscanas
de esta ciudad la escribieron un billete contra haciendo la
letra de la dicha me Catalina de Xpto en que le decía que
dicha Catalina de Xpto y Fca de San José su hermana
estaban en la reja del coro bajo de la iglesia aguardando
la dicha respuesta que tenia en su poder con que la dicha
me Leonor de San Diego se la envió y paro en poder de
las dichas cuatro madres gachupinas que dieron don
dicho papel en manos del dicho arzobispo Manzo

[f90r]

que viendo lo que contenía y escribía el dicho don alonso
de cuevas concibió grande ira contra el y contra las
religiosas que le comunicaban, y entro de breves días
comenzó dicho Sr. Arzobispo a tener la visita de este
convento la cual fue muy larga y con toda contra dicha
madre mariana de la Encarnación y puede esta declarante
certificar de si que siendo novicia entonces le insistieron el
principal el dicho Pe Miranda por cuya boca hablaban las
dichas cuatro gachupinas y la me Inés de la Me de dios,
cuñada de las dichas Bernarda de San Juan y Maria de
Sta. Inés que iban haciendo gente y dicho pe Miranda las
confesaba y no podía esta declarante hablar a las
religiosas por novicia que levantase falso testimonio a la
Sta. madre fundadora Mariana de la Encarnación
entrando pidiendo a dicho Sr. Arzobispo maestra de
novicias porque la dicha fundadora era una relajada que
no guardaba en nada la regla ni trata jamás que de
regalarse y quebrantar el silencio poniéndole grandes
premios en esto el dicho pe Miranda y aunque esta
declarante le decía que esto no era así verdad le decía
que aquello importaba pues así era y que el había dicho a
dicho Sr. Arzobispo Manzo que esta declarante le había
de dar noticias de la dicha fundadora y maestra de
novicias y cuando llego la vez de que entrase esta
declarante a visitar [ ]

[f90v]

el Sr. Arzobispo con mesura a que dejase todo lo que
había visto de su maestra y con verdad mirando a dios le
dijo lo que había de verdad y las faltas que había
advertido en otras religiosas y que después de esto la
inquietaron el animo a esta declarante dichas gachupinas
convienza [ sic] a saber Bernarda de San Juan, Mari de
Sta..Inés y Margarita de San Bernardo y la dicha me Inés
de la Madre de Dios y el dicho pe Miranda diciéndola que
se había excomulgado por no haber declarado ante el
dicho Sr. Arzobispo todo lo que ellas y el querían. y la
absolvió el dicho Pe Miranda. y que acabada la visita se
hizo elección de priora y salio la Me Beatriz de Jesús
natural de esta ciudad y pusieron por su priora sin votos a
la madre Bernarda de San Juan. Y tuvieron el dicho Sr.
Arzobispo en lo interior del convento [ ] los dos
capellanes, dicho Pe de Miranda y lic. Manuel Téllez un
capitulo que duro cuatro horas a que mando que asistiese
la novicia a que era esta declarante y en el discurrió con
grandes palabras sobre la pretensión de [ ] la obediencia
a los padres carmelitas descalzos y trujo aquel lugar de
los [ ] cuando los israelitas pidieron [ ] que le había
mandado dios a Samuel [ ] le dijese que no le habían
despreciado a Samuel sino del mismo dios y saco los [ ] la
carta de respuesta de dicho don Alonso de Cuevas y
jurando por su [ ] dijo que había estado por llevar [ ] ..

[f91r]

[ ] quemarle en las espaldas de la carta. Y después se
siguieron entre la dicha su priora Bernarda de San Juan y
las dichas dos hermanas Catalina de Xpto y Fca de San
José y Mariana de Santa Leocadia que esta al presente
tullida grandes recensiones por haber dicho de la dicha su
priora que la habían puesto en un oficio siendo tan recién
profesa y que no sabia ni había leído latín ni romance y
solo deletreaba por que cuando entro monja ni aun el
abecé sabia ni ceremonias del coro y se lo escribieron a
dicho arzobispo y era el que enandra [sic] el fuego el
dicho Pe de Miranda y dicho arzobispo puso reclusas en
sus celdas a la me fundadora y a las dos hermanas y a la
me Santa leocadia mas tiempo de dos meses que fue en
cuaresma sin que oyesen misa ni sermón ni se
confesasen con censura para que ninguna religiosa las
comunicase y después las saco de la reclusión y a larga
penitencia. y que antes de pasar un año quitaron el oficio
de priora a al dicha me Beatriz de Jesús desacreditándola
con el arzobispo y una de las culpas graves que le
pusieron fue que había escrito un papel al pe fray Álvaro
de Jesús carmelita descalzo de esta ciudad
preguntándole algunos particulares de observancias de la
orden en que era muy nimia [ ] este papel la dicha me
Maria de Sta. Inés

[f91v]

lo cual supo el Sr. arzobispo por medio de dichas madres
gachupinas y como le cogió desabrido al dicho arzobispo
de la resistencia que la dicha madre priora Beatriz de
Jesús hizo sobre no admitir un breve de sus santidad en
que trujo la marquesa de Caderyta [sic] entonces virreina
para poder entrar en los conventos de religiosas viniendo
en ello los prelados y los conventos le quito el oficio de
priora a la dicha madre Beatriz de Jesús y puso por
presidenta a la madre Bernarda de San Juan y que es de
notar la astucia de dichas madres gachupinas que dieron
cuenta a dicho Sr. arzobispo de este papel escrito a
carmelita descalzo para derribar a la dicha me priora
como la derribaron y por otra parte estaban tratando de
que se les diese la obediencia pues en la coronica [sic]
manuscrita cuyo autor es fray A de la Me de Dios tocante
a las fundaciones de conventos de carmelitas descalzos
de esta nueva España que se trujo a este convento y se
les leyó a la comunidad de dos a tres de la tarde por
lección espiritual como se acostumbra se pone a la larga
la vida de la dicha Bernarda de San Juan por ser ya
difunta se dice de ella que cuando le propusieren los
padres carmelitas el que entrara monja en este convento
pregunto si estaba sujeto al ordinario o a la orden y
diciéndole que al ordinario le dio gran disgusto y desde
entonces había tenido en su mente hacer cuanto pudiese
porque estuviese a la orden como lo hizo siempre

[f92r]

hasta que le corto la vida como se puede ver. Y que así
que se vio por presidenta la dicha me Bernarda de San
Juan comenzó a entrar la dicha marquesa de Cadereyta
[sic] porque como se había criado en el palacio de la
condesa de Montalbán era amiga de cosas de palacio y
dar gusto a dicho Sr. Arzobispo y que de las venidas de la
dicha marquesa de Cadereyta a este convento resultaron
graves escándalos en este convento por la mucha
comunicación que en el tenia dicha Sra. marquesa con el
dicho Sr. arzobispo tanto que obligo a esta declarante a
decirle a su confesor el dicho pe Miranda que como las
dichas madres gachupinas por ganar la voluntad del
prelado venían en una cosa tan fea como que en este
convento tuviesen tanta comunicación entre dicho
arzobispo y la Sra. marquesa de Cadereyta porque
apenas venia dicha Sra. marques de Cadereyta a este
convento cuando luego a [ ] se venia el Sr. arzobispo y
que por eso había quitado dicho Sr. arzobispo del oficio
de priora a la dicha me Beatriz de Jesús y puesto por
presidenta a la dicha Bernarda de San Juan que por ser
mujer de poca obligación y de menos religión venia en un
caso tan feo como en lo de dicha comunicación a que le
respondió el dicho pe Miranda que a un prelado no se le
podía ir a la mano ni estorbárselo. Y que ha dicho que
dicha me de San Juan era de poca obligación porque su
pe Pedro Bermudo o Bermudes siendo obligado de la
carnicería Gabriel [ ] de la cruz tuvo a su cargo en Tacuba
la carnicería

[f92v]

y casaba las vacas y lo mismo hizo su hijo Xptobal [sic] de
la Casa que allí gano dinero y su madre Doña Ana de
Lima que todos eran de España vendía velas en Tacuba
en una puerta de su casa y que lo supo por la
comunicación que su padre de esta declarante Fco
Fernández de Segura y toda la gente de su casa que
vivían en una estancia de la jurisdicción de Tacuba tenían
con el hijo de Xptobal de la Casa con su madre y los
esclavos de su padre de esta declarante iban a comprar
carnes y velas. Y que así que se fue a España el dicho Sr.
Arzobispo Manzo por haber quedado por vicario entonces
de todos los conventos de monjas el Dr. Luís de Sifuentes
hizo elección de priora en la madre Fca de San Joseph y
que con esta ocasión de ausencia del Sr. arzobispo
escribió la dicha madre catalina de Xpto a la dicha su tía
Leonor de San Diego que como había dado la dicha carta
del Dr. Dn. Álvaro de Cuevas y la misma dijo [ ] hizo para
que el pe Manuel Téllez también se lo preguntase y ella
dijo que por un papel de su misma letra de Catalina de
Cristo en que decía las razones referidas que había
enviado carta con que se descubrió el enredo y esta vez
trate con esta declarante con harto sentimiento de este
sujeto. Y que habiendo acabado su tiempo de priora la
dicha me Fca de San Joseph con hartos trabajos

[f93r]

y contradicciones y una continua guerra con dichas
madres gachupinas Bernarda de San Juan, Maria de Sta.
Inés margarita de San Bernardo y Ana de San Bartolomé
que en este tiempo trujeron [sic] a los padres carmelitas a
este convento porque en tiempo de dicho Sr. Arzobispo
Manzo había mas de 6 años que ni aun en la iglesia
entraban. Se trato de elección de priora siendo vicario el
deán Dn Diego guerra que por estar muy al cabo de su
vida dio comisión para ello al Dr. Dn Pedro de Solís
Calderón canónigo de esta Sta. iglesia y pretendió mucho
ser priora la dicha Bernarda de San Juan y viendo que no
podía salir echo la elección por su cuñada la madre Inés
de la Madre de Dios y en tiempo de esta priora le hicieron
dueños las madres gachupinas de este convento y se
trato con viveza y atrinco [sic] el que se diese la dicha
licencia a las [ ] y se hiciesen los informes de que trato en
su primera [ ]. y que en tiempo de la dicha me Priora Fca
de San Joseph como tiene ya digo comenzaron a venir los
dichos padres carmelitas descalzos y entre ellos un fray
Andrés de los Santos que fue bien conocido en este reyno
que hacia platicas al convento siempre enlazando a las
hijas de la orden que eran y son las dichas madres
gachupinas que siempre se intitulan las hijas de la orden y
que no lo diesen [ ] a la me fundadora

[f93v]

mariana de la Encarnación llamándola aquella vieja
endemoniada por que no la tenían por afecta a estas
pretensiones si bien hacia lo que podía que tenia ojos
firmando lo que daban a firmar y que de ver que dichos
padres carmelitas apoyaban a unas por hijas de la orden y
a otras las afrentaban se le crecieron muchos bandos en
este convento y el dicho pe fray Andrés de los Santos
trataba con grande aprecio a las dichas Catalina de Xpto.
[sic], Fco. de San Joseph y a esta declarante y a Teresa
de Jesús y a Beatriz de Santiago porque obedecían al
prelado ordinario. Y que al acabado su trienio la dicha me
Inés de la madre de Dios el Sr. Obispo don Juan de
Palafox que era gobernador de este arzobispado volvió a
elegir a la dicha madre Beatriz de Jesús. En la platica que
hizo a capitulo que tuvo interior volvió a tratar con el
mismo lugar de la escritura que trajo el Sr. Arzobispo
Manzo de que le había de pesar de andar en estas
pretensiones y visitándose esta declarante se acuerda
que le dijo dicho Sr. don Juan de Palafox tratando de esta
pretensión de dar la obediencia a la orden y de las
grandes inquietudes que causaban en las almas de las
religiosas le dijo estas razones. Mi hija que este ha sido
ardid del demonio para titulo de perfección

[f94r]

destruir lo espiritual y temporal de esa casa. y que luego
al primer año quitaron el oficio de priora a la dicha me
Beatriz de Jesús el dicho canónigo Dr. don Pedro de Solís
que era vicario de este convento por orden de dicho don
Juan de Palafox que estaba en la Puebla y movió esta
quitada el pe fray Juan de los Reyes que le parece era
provincial de dichos padres carmelitas y era muy amigo
de dicho don Juan de Palafox a petición de dichas madres
gachupinas y lo sabe porque así se trata la voz publica
entre las monjas de este convento. Y aun a esta
declarante le hablo sobre ello la madre Ana de San
Bartolomé pidiéndole el voto para priora para la dicha me
Bernarda de San Juan que de allí a tres meses la
eligieron por priora y que siendo priora vino por arzobispo
de esta ciudad el Dr. Dn Juan de Manosear [sic] y en este
tiempo de este priorato fueron los informes tan
sangrientos que tiene dicho en su primer año. Y por ser
muy tarde se ceso.
ana de San Fco

[f94v]

.. dijo que dicho arzobispo don Juan de Mañozcar [sic]
puso por vicario de este convento al Dr. don Pedro de
Barrientos que eran también su proviso y asentó la dicha
me priora Bernarda de San Juan las continuas venidas de
este convento de los padres carmelitas descalzos. y
ordeno dicho prior a que nadie viniese al pulpito y al
confesionario sino fuesen dichos padres. y [ ] que mas
continuaba como confesor nombrado por el pe provincial
que entonces era dicho fray Juan de los Reyes era el pe
Fray Andrés de los Santos y que este acudir era todos los
meses dichos fray Andrés de los Stos. con otro
compañero que a veces se venia con el padre fray Juan
de Jesús que murió el año pasado y en [ ] España y e
padre fray Esteban de san Joseph y cada vez que los
llamaban y mucha [ ] ellos venían pero el ordinario
confesor era los capellanes licenciado Manuel Téllez y el
licenciado Miguel de Sarmiento
[f95r]

y que el dicho pe fray Andrés de los Santos lo primero que
procuro entablar con la me priora Bernarda de san Juan
valiéndose de la Me Fundadora Mariana de la
Encarnación a quien había tratado y trataba como a la
mas miserable novicia y para este intento la agacejaba
[sic] y valiéndose también de la Madre Catalina de Xpto
que no tratasen como a prelado al dicho Pedro de
Barrientos o le diesen parte ni tratasen con el cosas
tocantes a la observancia por que era mozo de vida
estragada y que todo lo que las religiosas decían a los
clérigos salía luego en publico y se perdía el honor de las
comunidades y que el dicho fray Andrés de los Santos le
diesen [ ] cuenta de todas las faltas que hubiese en la
regla y votos que el los remediaría. Y que esto que el dijo
propuso la dicha me fundadora a toda la comunidad en su
celda diciendo que el dicho padre fray Andrés de los
Santos lo había dicho encargándole la consciencia que
para el servicio de dios convenía. Y que a las particulares
a quienes la dicha me fundadora trataba como a hijas que
eran esta declarante las dichas madres Catalina de Xpto
Fca. de San José hermana Clara del Sacramento y
Teresa de Jesús les dijo que pues no tenían otro remedio
para [ ] aquel camino tenían remedio las faltas que había
en el convento. Y que el remedio

[f95v]

y el remedio que se siguió de esto que nos puso el pe fray
Andrés de los Santos fue que se le pusiese un puperito
[sic] a parte de la [ ] de la madre fundadora porque el [ ]
hacia mal a las religiosas que estaban en ayunas y otras
cosas de tan poca importancia fueron las que se
remediaron y que la dicha me priora Bernarda de San
Juan como era tan capaz procuro sacar limosnas y a
pesar de todos aquellos géneros de que se hace
estimación en des [ ] para enviar al pe General de la
orden de regalo a fin de que admitiese este convento en
el capitulo general que había de [ ] y que a dicho que
recojia [sic] limosnas y otras cosas para enviar al padre.
de la Me priora porque escribía papeles a las personas
ricas de esta ciudad y de fuera de ella y vi a esta
declarante y las demás religiosas que se traían al
convento algunas cantidades de [ ] de pesos y de rosarios
y de tomates y de chocolate sahumerios y olores y que la
dicha me priora se encerraba en su celda con su hermana
la me Maria de Sta. Inés y no puede dar razón
individuación de [ ] cosas que allí hacían y calvaban
cajones como de estos que traen con jabón de la Puebla
o menores diciendo el que es para el dicho fray Juan de
Jesús [ ] y que habiendo sido prelada dos años con
continua enfermedades estando purgada recibió la dicha
me de Santa Inés una carta del padre general de la orden
en que le decía que agradecía mucho sus finezas

[f96r]

y la limosna o regalo que le había enviado y daba licencia
para que los padres continuasen el venir al confesionario
cada mes y todas las veces que los llamasen y entrasen
dentro del convento a confesar y ayudar a bien morir a las
religiosas y administrarles los santos sacramentos y que
en lo que tocaba a admitir este convento en definitorio
general no lo hacia por que tenia por imposible que los
prelados por la estimación que tenían de este convento lo
viesen a los religiosos y que el sumo pontífice tampoco
estaba de este parecer y que guardase su regla que con
esto serian verdaderas hijas de su madre. Y que la dicha
Me Priora Bernarda de San Juan que con las diligencias
que había hecho los años antecedentes esperaba el
breve y el estar ya admitidas al definitorio fue tanta la
aflicción que le dio que se levanto de la cama haciéndose
pedazos a si y a su hermana Maria de Sta. Inés a la cual
le fue forzoso cerrar las puertas de la celda y hacia harto
por encubrir como estaba su hermana la dicha priora a la
cual se le quito el sentido a modo de apoplegia [sic] de
suerte que parecía cosa de rabia despedazando cuanto le
venia a las manos que a la dicha su hermana Maria de
Sta. Inés le rompió la toca y de esta suerte estuvo mas de
cuatro horas y después a poder de remedio volvió en si y
de allí a cuatro o cinco días le volvió a dar el mismo
accidente con mas fuerza

[f96v]

y habiéndole vuelto el sentido y visitándola el Dr. Monrey
médico del convento dijo que si le volvía a repetir se
moriría y cuando después estava [sic] en su cabal juicio
recibiese los sacramentos y se confesase. Y la dicha me
de Sta. Inés escribió al pe fray [ ] de San Simón actual
prior [ ] del convento del carmen de esta ciudad para que
viniese a administrarle los sacramentos a la dicha priora
su hermana. y que no sabe esta declarante que fuese
esto porque siendo tan continuos en venir los padres
carmelitas no vino en esta ocasión el dicho pe fray Fco.
de san Simón y de la pesadumbre de que no venia le dio
la total apoplegia con que murió sin sacramentos sino fue
el santo olio [sic] aunque le dijeron las religiosas
principalmente las definidoras Mariana de la Encarnación
y la me Catalina de Xpto que era su su[ ]ra que entrasen
los capellanes a sacramentarla y muy en particular hizo
esta instancia la dicha me Catalina de Xpto. Y que
estando ya con la aplopegia totalmente incapaz de poder
apretar si quiera la mano en señal de confesión vinieron
los dichos fray Andrés de los Santos con otro compañero
que no se acuerda quien fuese por que lo que paso esto
17 años y estuvieron en el convento y aquella noche el
dicho fray Andrés de los Santos estaba en un transito alto
con la me Maria de Sta. Inés consolándola y vio esta
declarante y principalmente la dicha Catalina de Xpto que
era su priora y a quien tocaba entonces

[f97r]

el govierno [sic] del convento que quejándose a esta
declarante que también se lo dijo que se sacaron aquella
noche de este convento envoltorios y cajitas de la celda
de la dicha madre de Sta. Inés a titulo de contadora y
cargaban dichos envoltorios y cajitas las madres
Margarita de San Bernardo y Mariana de la Encarnación
que era muy suya y actual entonces torner [sic] y
Bernarda de la Concepción y quien recibía dichos
envoltorios y cajitas eran el mulato Blas y luego dijo que
aun no era sacristán el dicho mulato Blas sino un Indio de
mucha razón llamado Miguel que andaba vestido a lo
español que es ya difunto. y un negro a lo que le parezca
a esta declarante llamado Gaspar esclavo de Xptobal de
la Casa adonde se llevaban las cosas referidas y sabe
que eran los susodichos los que lo recibían y llevaban a
casa del dicho Xptobal de la Casa porque estaban los
dichos Indio Miguel y negro Gaspar en el torno de la parte
de fuera y cuando les entregaban las cosas referidas
decían toma Miguel toma Gaspar lleva esto a casa de
Xptobal de las Casas y que aunque no sabe esta
declarante que con efecto se llevasen cosa alguna al
convento de carmelitas descalzos con todo supo por boca
de la dicha me Catalina de Xpto que le había dado la
queja le dijo al dicho fray Andrés de los Santos de que
como podían dichas madres

[f97v]

Maria de Santa Inés y Margarita de San Bernardo que
eran las principales apropiarse de las cosas y bienes del
convento y en viéndolos aguardar fuera del a que el dicho
pe [ ] le había respondido que le rogaba mucho que lo
disimulase y no se diese por entendida y no diese parte al
prelado y muchas de las madres Maria de Sta. Inés y
Margarita de San Bernardo eran grandes religiosas e hijas
de la orden que para eso querían todo cuanto tenían. Y
que es de advertir que a la dicha me Mariana de la
Encarnación le había dejado cuando murió una parienta
suya llamada fulana de Villa Rubia que falleció en esta
ciudad unas perlas y joyas que no se manifestaron al
convento y se lo hizo la dicha Madre priora Bernarda de
San Juan una gargantilla para una imagen de ntra. Sra.
de talla que esta en el coro alto que tendrá bara [sic] y
cuarto poco mas y otras algunas cositas de oro que se
han vuelto a quitar y no sabe esta declarante del paradero
sino solamente de la gargantilla de perlas que para en
poder de la Madre Bernarda de la Concepción y todo lo
que dejo la dicha fulana de la Villa Rubia entro en poder
de la dicha madre priora y de su hermana Maria de Sta.
Inés y que lo supo esta declarante por que la misma
Mariana de la Encarnación lo dijo muchas veces a las
religiosas y [ ] en comunidad la dicha me priora [ ]
encomendasen a dios a la dicha fulana de la Villa Rubia
difunta que había dejado al convento las joyas y perlas
que tenia. y que esto ser[ ] tando se acuerda esta
declarante que le dijo al dicho padre fray Andrés de los
Santos

[f98r]

en ocasión que lleva referida que entro en este convento
a asistir a la dicha me priora estando en dicho transito
interior solos padrecito que la me Bernarda tiene
guardado y apropiado tuviera la me fundadora no la
sentenciara V R. por propietarias y que la enterraran en el
corral a que respondió todo lo que estas madre es para la
orden y son verdaderas hijas de ella la me fundadora lo
quisiera para si y para sus parientas y así no hay que
hablar de eso. Y que esto conferían esta declarante y la
dicha Catalina de Xpto y las me fundadora y Beatriz de
Jesús y Beatriz de Santiago y Teresa de Jesús que saben
muy bien que joyas y perlas eran las dejadas a la dicha
Mariana de la Encarnación y la me Clara de San Fco
actual presidenta. Y que el año que faltaba para cumplir la
ebdomeda [sic] o trienio gobernó la dicha me superiora
Catalina de Xpto y se hizo y escribió al pe general de la
orden la causa de la muerte de la me Bernarda de San
Juan que había [ ] su carta y que aquello tenia recogido la
difunta para enviarle y se le volvió a hacer nueva instancia
sobre que admitiese este convento y que supo esta
declarante de esta carta porque se manifestó a la
comunidad y la firmaron y esta declarante también y que
la manifestaron fue leyéndole solo algunos párrafos como
tiene ya dicho. Y que lo que se le enviaba a dicho padre
general no lo sabia la dicha me Catalina de Xpto por estar
encajonado sino solo la dicha me Maria de Sta. Inés y
margarita de San Bernardo.

[f98v]

pero que la dicha Catalina de Xpto le dijo a esta
declarante y a la me Teresa de Jesús y la madre
fundadora y ni se acuerda que otras religiosas del
convento que enviaba ella por si mil pesos los cuales no
sabe esta declarante si fueron todos [ ] los dichos un mil
pesos o seiscientos que se vieron en esta ciudad por
mano de el pe fray Fco de Xpto Carmelita descalzo de la
dicha Catalina de Xpto a don marco Velazques o a su
mujer por no saber si estaba entonces difunto o a sus
hijos para que los librasen en un jurado que tenían en
leyes [sic]. Y que tratando esta declarante con la dicha Me
Catalina de Xpto de los desperdicios de hacienda de este
convento por los envíos a España le dijo que ella se [ ]
había enviado mil pesos. y que cumplido el trienio se hizo
elección de prioras en la dicha me Maria de Sta. Inés con
violencias que les hizo alas religiosas don Pe De
Barrientos que era el vicario y se dieron cinco vueltas en
la elección y no tuvo votos y viendo dicho vicario que no
salía por priora la dicha Madre de Sta. Inés dijo que se iba
a su casa y no había de volver hasta que tuviese votos y
estuvo mas de quince días sin venir al convento y el
capellán Dn Gerónimo Téllez [ ] y venia con recados del
dicho vicario en que decía a las religiosas que sino
elegían por priora a la dicha Maria de Sta. Inés traería
religiosa descalza de otro convento que las governase
[sic] y como no se conseguía envió dicho vicario al dicho
fray Andrés de los Santos a este convento a quien esta
declarante

[f99r]

tenia particular afecto y se confesaba con el. Y así dijo
esta declarante a la dicha me Fundadora y a la dicha
Catalina de Xpto y a otras religiosas sus amigas que se
resistían yo no he de hacer mas de lo que me mandan el
pe fray Andrés de los Santos y fue esta declarante al
confesionario y le dijo al dicho pe fray Andrés de los
santos todos los inconvenientes que había para que la
me. María de Sta. Inés fuese prelada el cual le respondió
la he oído con todo cuanto tenia que decirme en [ ] la
mudare pues el voto le ha de dar a la dicha María de Sta.
Inés y ha de acabar con sus amigas que se lo den con
que se hizo la elección en la dicha María de Sta. Inés y
que este priorato fue de grandísimos inconvenientes y
relajaciones para este convento así por la mucha amistad
y comunicación con el prelado dicho don Pedro de
Barrientos como por el demasiado trato continuo y regalo
que hacia a los padres carmelitas que no solo a los de
México sino a toda la provincia estaban incesantemente
escribiendo y despachando y había frayles [sic] carmelitas
en la reja y torno por la mañana por la tarde y había día
de visita de a seis frayles [sic] y un día que vinieron solo
dos eran muy pocos. con lo cual faltaban las religiosas del
coro y de todas sus obligaciones y las horas de oración de
sobre tarde se gastaban en la reja asistiendo toda la
comunidad a los frailes y otras veces estaban las amigas
que llamaban hijas de la orden en las rejas del coro

[f99v]

bajo y de este locutorio donde había risas y
entretenimientos y cuentecillos ridículos con que los
frayles se entretenían con las religiosas y de que la dicha
me fundadora y la dicha me Beatriz de Jesús y esta
declarante gustaban muy poco y la hermana Isabel de la
Visitación lega de mucha virtud y que nunca quiso ser
corista siendo mujer muy noble le decía a esta declarante
cuando veía estas conversaciones con los frailes Andrea
mía aquí esta dios? y la decía esta declarante pues
porque no entra y ella le respondía esto es gastar el
tiempo en balde y ocio. Y que esta misma religiosa lega
que es ya difunta cuando vino el actual arzobispo don
mateo Zaga de Burqueiro estimulaba a esta declarante
que le escribiese todas estas cosas al dicho arzobispo y le
dijera que desterrara de aquí estos frailes como lo hizo
esta declarante dando cuenta a dicho arzobispo. Y que
los religiosos que continuaron la comunicación con este
convento en dicho priorato de la me santa Inés fueron el
padre fray Andrés de los Santos, hasta que por orden del
conde de Salvatierra virrey salio de esta ciudad y un pe
fray Fco de Jesús que murió al primer año de provincial y
un padre fray Esteban de san Joseph y fray Fco [ ] no
sabe de que es actual procurador y lo era entonces que
es gran monje y raro fraile había que no vinieren y tanta
reja se daba a un donado

[f100r]

como al provincial y que la me Beatriz de Jesús le solía
decir a esta declarante hija mía si estas madres
(diciéndolo por las me de Sta. Inés y Margarita de san
Bernardo) desean la perfección para que entablan tantas
relajaciones y estas comidas y regalos tan genas de ntro.
instituto ni los padres guardan la regla ni nosotras
tampoco y que el pe fray Matías de Cpto. [sic] que fue
gran prelado del carmen descalzo la rara vez que vino a
este convento que le pareze [sic] no pasaron de dos o tres
veces tratando con esta declarante y la comunidad acerca
del pasarse de la obediencia de los religiosos le
aconsejaba se estuviesen como estaban y guardasen su
regla que el era del parecer que el estar las religiosas de
este convento sujetas a la orden había de ser para
relajación de ellos. Y de dichas religiosas. Y que esto le
experimento esta declarante por que los padres no solo
en el trato y comunicación no se ajustaban a las reglas de
su instituto que son estrechas mas antes servia de capa
para algunos quebrantamientos en cosas graves como
era guardarles dineros y sucedió a esta declarante siendo
sacristana guardar al pe Fray Juan de los Reyes cuatro
mil pesos que le trajo el hermano pe de San Joseph
donado y su compañero. Y que en el tiempo de aquel
priorato de la dicha Maria de Sta. Inés

[f100v]

sucedió la muerte de la me Beatriz de Jesús a quien
maltrato mucho la dicha madre de Sta. Inés por quela iba
a la mano en estas anchuras y no se [ ] bala regal y cada
día la quitaba el habito y el escapulario y la trataba como
a una loca e hizo entrar dentro del convento al dicho Don
Pedro de Barrientos para que la castigase y corrigiese el
cual la trato muy mal de palabra en la salita que llaman
del profundis. Y la dicha me Beatriz de Jesús le dio su
razón y le presento la crueldad con que la trataba de que
se enterneció el dicho Pedro de Barrientos y la dijo que de
su casa la enviaría un bocadito que comiese y se le envió
por muchos días y la relebo [sic] de que acudiese a las
horas de la recreación donde era lugar donde la
mortificaban y desde entonces padeció una enfermedad
del tullimiento impedida ni aun llegar la mano a la boca
podía y la trato la madre priora María de Sta. Inés y
margarita de san Bernardo con tanta crueldad que no
consentían que religioso ninguno le asistiese y a una
novicia mandaban que le llevase la comida y se la pusiese
allí no pudiendo comerla con sus manos. Y la pobre
religiosa dando gritos decía por la pasión de dios que me
suenen las narizes [sic] o que me rasquen [sic] la cabeza
de que [ ] muchas religiosas la cual en la misma celda
donde esta pasaba la dicha Beatriz de Jesús se halla hoy
impedida de la misma manera.

[f101r]

Si bien con notable diferencia porque a la dicha me
margarita le asisten cuatro religiosas de día y de noche y
a la dicha me Beatriz de Jesús después de haber
padecido muchos trabajos murió con muchísima paz. Y
que habiendo pasado otras cosas en el gobierno [sic] de
la dicha me madre de Sta. Inés se acabo su trienio. Y por
ser muy tarde se ceso
Andrea de San Francisco.

9/feb./1661

 .. dijo que prosiguiendo por las elecciones de prioras
habiendo acabado de serlo la dicha me María de Sta. Inés
se siguió haz esta [sic] siendo vicario de este convento el
dicho Dr. don Pedro de Barrientos y por orden de los
padres carmelitas y de su provincial que antes había sido
su visitador el pe Fr. Juan de Jesús

[f101v]
que era un hombre pegucho [sic] y colorado que se volvió
a España y de su secretario y compañero fray Juan del
Espíritu Santo que fue el que por el confesionario hablo a
las religiosas principalmente a la me fundadora mariana
de la Encarnación a quien propuso las conveniencias de
la religión en que fuese electa por priora la madre
Margarita de San Bernardo lo cual no recibió bien la dicha
madre fundadora haciendo grandes estremos [sic] sobre
que no era a propósito la dicha me Margarita de San
Bernardo por su mucha condición y que nunca la habían
hecho ni aun definidora en el convento porque era
pepenadas [sic] que es lo mismo que exposita [sic] y no
se sabía quiénes eran sus padres y así esta puesto en los
libros de las entradas de las religiosas en este convento y
que a la tarde envió llamar dicho pe fray Juan del Espíritu
Santo al confesionario a esta declarante y le rogo que le
dijese a la dicha madre fundadora que lo que le había
dicho de la elección en Margarita de San Bernardo no era
así sino en Catalina de Xpto y en Ana de Sn Bartolomé y
que conociendo esta declarante la intención del dicho pe
fray Juan del Espíritu Santo que ere divertirla a la me
fundadora para que no impidiese la elección se lo dijo
claramente esta declarante y el dicho Fr. Juan del Espíritu
Santo sonriente le dijo que él y fray Gerónimo de Santiago
lo habían tratado por divertir

[f102r]

a aquella vieja y se hizo la elección en dicha me Margarita
de San Bernardo a disgusto de las religiosas y fue un
trienio de muchos disgustos y pesadumbres y las que
principalmente los padecieron fueron esta declarante y la
Me Clara del Sacramento que es hoy actual presidenta y
aun entre la dicha Margarita de San Bernardo y la dicha
María de Sta. Inés hubo graves disensiones y contiendas
sobre el querer la manda la dicha Margarita de Sta. Inés.
y que también fue de las perseguidas la Me Juana de San
Elías y que puso la dicha me Margarita de Sn Bernardo en
tan grandes aprietos a la dicha Clara del Sacramento que
decía a esta declarante que se quería ahorcar y acabar
con la vida de sus aflicciones. Y que como estas madres
Margarita de Sta. Inés y Margarita de Sn Bernardo se
arraigararon en el gobierno [sic] de este convento
afligieron sumamente a las religiosas de el tratándolas no
como a tales sino con vilipendio y arengas de darles de
palos que algunas se venían a consolar con esta
declarante como eran María de San Juana, Juana de San
Elías y María de San Cirilo y esta declarante las advertía
lo que debían hacer y a una novicia llamada Teresa de
San Miguel que salió de este convento y la llevo el Dr. don
Lope Altamirano deán de esta santa iglesia que era
vicario en sede vacante de este convento antes que
viniera a ser vicario el dicho Don Pedro de Barrientos
decía y publicaba en el convento de Jesús María a donde
fue llevada lo mala dicha madre Margarita

[f102v]

siendo su maestra de novicias la azotaba como a esclava
y parece ser que era verdad porque se encerraba la dicha
me Margarita de San Bernardo con la dicha novicia en su
celda y se oían los azotes y también se salieron otras tres
novicias por estas crueldades tanto que se vio obligado el
dicho Don Lope Altamirano a quitarla el oficio de maestra
de novicia y que en el gobierno [sic] de dicha me
Margarita de San Bernardo padeció esta declarante
muchos trabajos y fue tratada como escandalizadora y
cizañadora del convento valiéndose para este maltrato la
dicha me María de Sta. Inés del dicho fray Andrés de los
Santos que la maltrato de palabra en el confesionario con
notable destemplanza y la amenazo con el prelado y que
había de estar presa toda la vida y vino al convento el
dicho don Pedro de Barrientos llamando a la dicha me
fundadora y a las definidoras que eran la dicha madre de
Sta. Inés y María de la Encarnación y Ana de San
Bartolomé y en el coro bajo llamo también a esta
declarante y la puso en [ ] y la dijo que estaba informado
que era una mala religiosa que merecía estar toda su vida
en una cárcel y que por el informe en favor de esta
declarante que le había hecho dicha Me fundadora no lo
hacía. y que en este gobierno [sic] se continuaron las
entradas dentro de este convento de dicho Don Pedro de
Barrientos con grande escándalo de las religiosas

[f103r]

y se acuerda que una vez la madre Catalina de Xpto que
había acompañado al dicho Don Pedro de Barrientos
preguntándole esta declarante que como le había dejado
le respondió por qué no viene sino a meterse por los
rincones con María de Sta. Inés y que la dicha Catalina de
Xpto sentía tan mal en este punto que informo al dicho pe
Provincial fray Juan de Jesús de manera que él [ ] le
pregunto a esta declarante en el confesionario que qué
sentía esta declarante de la amistad del vicario que era el
dicho don Pedro de Barrientos con la dicha Margarita de
Sta. Inés y entendiendo esta declarante por las palabras
del dicho pe provincial que estaba escandalizado le dijo
que la verdad era que se querían mucho más que juzgaba
que no habría aquello llegado a mas que a las devociones
que en otros conventos se tienen y que esta declarante
metería la mano en un fuego por que no había Dios de
permitir que en su casa sucediese lo que dicho padre
provincial pensaba y que la dicha Catalina de Xpto le dijo
después esta declarante que supuesto que dicho pe
provincial no era su prelado y no lo había de remediar que
para que era darle quejas de aquello para que tuviera mal
concepto de esta monja que su fin era su hermana y que
esta declarante le había dicho que no era así y ella
procurase templarlo cumpliendo con su conciencia.
[f103v]

porque aunque había tan grandes sospechas no les
contaba ocularmente [sic] y que los religiosos continuaron
en este gobierno [sic] las entradas y comunicaciones
como de antes y así mismo los reglaos y
correspondencias aquí y en España se continuaron los
informes referidos sobre el darse a la orden. y que
acabado este trienio se hizo seguidamente elección en la
dicha Margarita de Sta. Inés y corrió por cuenta del pe
fray Pedro de San Simón que fue el que vino a disponerla
con las religiosas y hablar a esta declarante sobre ello y
entre las dificultades que propuso esta declarante fue el
escándalo que había por la amistad que había entre la
dicha María de Sta. Inés con el dicho Don Pedro de
Barrientos y había tantos años que la dicha María de Sta.
Inés gobernaba este convento desde que su priora
fundadora la Madre Inés de la Madre de Dios y que le
cortaba a esta declarante que la hacienda del convento la
disponía a su voluntad y a todo respondía el dicho fray
Pedro de San Simón que así convenía para la religión que
era electo el Obispo de guardina [sic] y vía de aquí. Y se
hizo la elección en la me María de Sta. Inés y en su
tiempo se continuaron tanto las entradas del dicho Don
Pedro de Barrientos que había grande escándalo en el
convento y siendo obre

[f104r]

esta declarante entro el dicho don Pedro de Barrientos y
no se acuerda si era día de fiesta o de trabajo por la
puerta de la obra como lo hacía muchas veces debía y se
fueron mano a mano la dicha María de Sta. Inés y el
susodicho a una heremita [sic] muy retirada llamada Ntra.
Sra. del Socorro y se fue esta declarante tras ellos
acompañando al prelado y la dicha priora le dijo entonces
váyase a la obra váyase y esta declarante aunque se fue
de allí se quedo en el huerto pensando que sería grande
escándalo para las monjas sabiendo que estaba el
prelado dentro del convento solo con la priora y que
entendiesen que habían echado esta declarante. Y que
habiendo tocado la campanilla de la obra se asomo esta
declarante por una ventana de dicho cuarto y vio que era
la me María de la Encarnación que aunque era buena
religiosa era bobilla y por muy confidente de la me María
de Sta. Inés siempre que entraba el dicho don Pedro de
Barrientos o venia al convento guardaba las puertas y
espaldas para que nadie entrara en la parte donde
estaban y que habiéndose asomado esta declarante como
lleva dicho le dijo la dicha María de la Encarnación baje
abajo déjelos solos y esta declarante volviéndose a dios le
dijo esta es tu casa señor y no quiso dar parte a ninguna
religiosa

[f104v]

por no certificarlas de la sospecha que tenia. y que en
esta ebdomeda [sic] eran muy continuos en entrar dentro
del convento los padres del Carmen y a titulo de ver la
obra no quedo religioso de los que se hace cuenta en la
provincia que no entrasen. Y se continuaron mucho las
entradas de la Sra. duquesa de Albuquerque virreina
entonces y en solo un año tuvo cuidado la me Mariana de
Sta. Leocadia y fueron más de sesenta y veinte cinco de
estado tuvo el duque. y que en este tiempo vino por
Arzobispo de esta ciudad el sr Don Marco López de
Azcona a quien el dicho padre fray Juan de Jesús el Borja
había pre[ ] dado palabra de que diese esta convento a la
orden. y lo primero que hizo la dicha priora María de Sta.
Inés presentar petición en nombre del convento firmada
de prioras y clavarias que son definidoras que también la
firmo esta declarante como clavaria para que dejase por
vicario de este convento al dicho Don Pedro de Barrientos
a que respondió el dicho Arzobispo al Licenciado Téllez
que la llevo mucho piden las madres que la orden a los
frailes y ahora a don Pedro de Barrientos y les concedió
que fuese vicario el dicho don Pedro de Barrientos. Y
viniendo el dicho arzobispo a que le diesen la bienvenida
la dicha Priora María de Sta. Inés

[f105r]

que todas las religiosas por comunidades le pidiesen que
diese este convento a la orden y habiéndoselo pedido las
dijo dicho Sr arzobispo que era verdad que en España le
habían hecho muchos aprietos y que tenia buena voluntad
de darles gusto más que luego que entro en este
arzobispado le hicieron hacer un juramento de conservar
todos los derechos de su iglesia que si hacia según breve
de su santidad aunque fuese condicional y
respondiéndole que no lo dijo así suspenso dicho sr
Arzobispo que no vivió más que tres meses con que
volvió a quedar el dicho Don Pedro de Barrientos por
vicario en sede vacante y fue el tiempo en que como tiene
dicho se hacían las vivas diligencias y eran las entradas
de la Sra. Duquesa de Albuquerque en este convento y
los festejos y dadivas para que fuese sucesor en el
Arzobispado el dicho don Pedro de Barrientos lo cual no
salió cierto y luego que se supo que era arzobispo el Sr
Don Mateo Zaga de Burquerio hizo la dicha madre priora
María de Sta. Inés un poder general en su hermano
Xptobal de la Casa Arce Luis de Valdivieso escribano real
ya difunto general para todos los negocios de este
convento aquí y en España y acabo su trienio e hizo
priora la dicha madre María de la Encarnación su
confidente tan enferma y melancólica que nunca guardo la
regla

[f105v]
con que se quedo allá la dicha Margarita de Sta. Inés
priora. Y que por estos dias antes que viniese el nuevo
arzobispo le escribió esta declarante a su hermana Dña.
Fca. de Monrroy doncella que está en esta ciudad un
papel y se lo dio por el torno de fuera que nadie lo vio en
que le decía que el Sr Deán de [aldequebad] le había
dicho a su hermano don Diego de Segura que
actualmente es Alcalde mayor adelante de la Puebla en la
Catedral de esta ciudad que procurase diese la dicha
declarante un recado a la madre fundadora Mariana de la
Encarnación y la preguntaba que si estaba muerta y que
como consentía que en su convento que había fundado
hubiere tanta relajación con las entradas de dicho Don
Pedro de Barrientos y estaba en este convento hasta las
ocho de la noche y que aquella comedia que se había
hasta en la iglesia había sido de mucho escándalo y que
qué se hacía Catalina de Xpto con su hermana Fca. de
San Joseph pues y que esta declarante le dio dicho papel
a la madre fundadora que le respondió que procurase
esta declarante responder a dicho don Alonso después
que a la dicha madre fundadora al tenían en estado de
una pobre novicia y a todas sus hijas de la misma manera
que puede [sic] por la honra. de dios le habían quitado
este convento la procurase ahora [ ]der y informándose al
sr Arzobispo cuando viniese de lo que importaba quitar al
dicho don Pedro de Barrientos de este convento y esta
respuesta la dio esta declarante a dicha su hermana en el
torno.

[f106r]

y que lo tocante a la comedia fue que entre los demás
agasajos que el dicho don Pedro de Barrientos hizo a la
Sra. Duquesa fue estando un día dentro del convento
traerle a la iglesia una comedia que se represento por dos
veces hechos representados por los criados del dicho don
Pedro de Barrientos coas que jamás se había visto en
este convento. y que así que vino a esta ciudad el sr
Arzobispo Don Mateo Zaga de Burqueiro procuro esta
declarante escribir a su hermana por verse en grandes
aprietos en que la habían puesto la dicha madre priora
maría de la Encarnación y las dichas madres María de
Sta. Inés y Margarita de San Bernardo se volvió de meter
el papelito escrito dentro de un marzipan [sic] que se lo
echó por la misma reja en que estamos delante de la
misma escucha que era Bernarda de la Concepción y en
dicho papel le decía a la dicha su hermana que el dicho
su hermano don Alonso de Segura volviese a ver el dicho
don Alonso de Cuevas y le pidiese informase al Sr
Arzobispo como entiende esta declarante lo hizo. Pues
con tanto agasajos como el dicho Don Pedro de
Barrientos hizo al Sr Arzobispo no pudo acabar con el que
le hiciese vicario de este convento y aun se acuerda que
por estos días en uno de recreación estando en la azotea
de este convento esta declarante se llego a ella la dicha
Catalina de Xpto y le dijo y propuso que sería bien que
escribiesen un papel al dicho Sr Arzobispo para que
apuntase de vicario al dicho don Pedro de Barrientos.

[f106v]

representando los escándalos que había habido por que
el día antes había estado en el confesionario con fray
Álvaro de San Joseph y comunicándoselo y que [ ] había
dicho el dicho Álvaro de San Joseph que estaba obligada
a dar cuenta a dicho Sr Arzobispo y que esta declarante la
respondió no sería bien que luego recién venido el
prelado se le diese por común estas cuentas confesando
las mismas religiosas los escándalos que ya el dicho
Alonso de Cuevas le habría dado cuenta y entonces le
dijo esta declarante lo del papel que había recibido de la
dicha su hermana Dña. Fca. de Monrroy y que esto lo ha
dicho para que se vea la vuelta que después acá ha dado
la dicha Catalina de Xpto habiéndose de la parte de María
de Sta. Inés contra dicho Sr Arzobispo. y que a los treinta
días poco más o menos que ya estaba en esta ciudad
dicho sr Arzobispo fue necesario sacramentar a la madre
priora María de Sta. Inés que dicho don Pedro de
Barrientos entrase a sacramentar como entro y que
sucedió que aquel mismo día un caballero llamado don
Diego Maldonado que era gallego y [ ] cido de este
convento yendo a ver a dicho sr Arzobispo le dijo como a
la dicha madre priora la había sacramentado y para ello
entro en este convento el dicho don Pedro de Barrientos
lo cual sabido por el dicho sr Arzobispo hizo poner los
coches y se vino a visitar a este convento y subió a la
celda de

[f107r]

donde estaba la enferma y haciendo llamar a dicha celda
a la comunidad les dijo con mucha afabilidad que como no
le habían avisado que habían de sacramentar a dicha
madre priora que él hubiera venido a hacer oficio de
capellán y se ofreció a hacer de capellán y se ofreció a
hacerlo como lo había sido en Toledo de las capuchinas y
que él solo era el prelado y a quien se había de acudir. y
que antes de este suceso y estando ya en esta ciudad el
sr Arzobispo se venía el dicho don Pedro de Barrientos a
la portería y se estaba solo entre las dos puertas con la
dicha María de Sta. Inés y la misma priora María de la
Encarnación emparejaba las puertas que cae dentro del
convento. Y que de haberse declarado tanto dicho sr
Arzobispo de que era solo el prelado se dio por muy
sentida la dicha Margarita de Sta. Inés y lo manifestó en
una ocasión que estaban en lel aresquino [sic] la dicha
madre priora y las clavarias que eran la dicha María de
Sta. Inés, Bernarda de la Concepción y esta declarante se
trato de la imposición de un censo de cantidad de cuatro
mil pesos que después se dieron a Madre de Ortega y dijo
esta declarante que se diese primero pues al prelado y la
dicha María de Sta. Inés respondió que no era menester
que era muy codicioso y que no era bien supiese tenía
dinero el convento de que no se había de sujetar al
gallego que tenía muchos bríos para ponérsele

[f107v]

y después vino el dicho arzobispo a este convento a que
se le diese la obediencia y bajaron menos la madre priora
que estaba enferma al coro bajo de la iglesia y dicho
arzobispo dijo que fuesen a la puerta que así se había
hecho en los demás conventos a que respondió la madre
Margarita de San Bernardo por ser superiora con mucho
entono no hay puerta en este convento y dicho Sr
Arzobispo dijo para el prelado no hay puerta puse yo
quiero que la haya vamos a la puerta y hizo poner una
silla de la parte de la fun [ ] y mando salir toda la gente de
afuera que había entrado en el zaguán y se quedo el Dr.
Don Simón Estevan y su confesor fraile Francisco que se
llamaba fray fulano de Sta. María y el dicho Simón
Estevan como canónigo tomo silla y que quedo acá ello
tan solo como lleva dicho que como han querido dar a
entender la madre Margarita de San Bernardo y María de
Sta. Inés que fue delante de todo el mundo y les hizo una
plática con el mismo lugar que ha dicho de cuando los
israelitas pidieron rey que les hicieron platica el Sr
Arzobispo Manzo y el sr Obispo Palafox añadiendo la
cizaña que el demonio había sembrado en este convento
y que la Sta. Madre Teresa de Jesús había temido
tentación sobre si era mejor la obediencia al ordinario
prelado o a la religión y que había sido mucho que el
mismo dios le dijese que la diese

[f108r]

al ordinario con algunas razones sentidas de que se
cerrase la puerta al prelado dando a entender que se
abría a otros a quien llamo cizañeros y las madres
Margarita de San Bernardo y María de Sta. Inés le
respondía en la misma platica altercando lo que iba
diciendo y esta declarante les dijo madres al prelado no
se responde sino con la boca en tierra y se postro esta
declarante y la madre fundadora llorando hizo lo mismo y
pidiéndole perdón y de la comunidad unas se postraron y
otras se quedaron tiesas respondiéndole tanto que el
dicho don Simón Estevan les dijo madres no es ese modo
de tratar al prelado y la dicha Sta. Inés le respondió no es
V Md con quien hablamos y el dicho Don Simón Estevan
pidió al dicho Sr Arzobispo que cesase la plática y usase
de su benignidad con que se acabo y cerraron la puerta y
se fueron el dicho sr Arzobispo y quedo el convento
dividido y las dichas Margarita de San Bernardo y María
de Sta. Inés María de San Juan y esta última en particular
quedaron diciendo mal del prelado. Y que desde entonces
todo fue buscar trazar como negarle la obediencia al dicho
sr Arzobispo y acudieron a la dicha Sr Duquesa que vino
al convento pidiéndole favor las dichas margarita de San
Bernardo María de Sta. Inés y María de la Encarnación
priora haciendo grandes crímenes

[f108v]

de la plática de que se comenzaba a encender fuegos
entre dichos Arzobispo y el Sr Duque de Albuquerque
virrey y la Sra. Duquesa las amparo consolando y
prometiéndoles presente esta declarante que escribiría a
su Magestad [sic] el rey nuestro señor para que hiciesen
un donativo a su mg por que el rey por dineros vendería a
sus hijos y esta palabra la oya la Madre Teresa de Jesús
que se la refirió a esta declarante y que en este tiempo
escribió esta declarante al dicho sr Arzobispo un papel de
como la madre fundadora estaba con mucho sentimiento
de lo que paso cuando se le dio al obediencia a su Ilma.
diciéndole que había monjas en este convento muy sus
súbditas y le dio cuenta del gran daño que causaba a las [
] del convento aquel poder dado a Xptobal de la Casa y
después acá a continuado a darle cuando como a su
prelado de las demás cosas que ha juzgado deberse dar
cuenta y por ser muy tarde se ceso
Andrea de san Francisco.

[f109r]

10/Feb./1661

dijo que en las audiencias pasadas se dejaron de escribir
algunos puntos que le parece son necesarios para el
descargo de su conciencia y así en esta audiencia pide se
escriban que son los siguientes que en el tiempo que fue
vicaria de este convento la Me Catalina de Xpto que sería
un año poco menos por muerte de la Madre priora
Bernarda de San Juan se recibieron cartas en este
convento del general de la orden de carmelitas descalzos
en que daba aviso a la dicha me Catalina de Xpto de
haber recibido este convento a la obediencia de la orden y
lo tomaba debajo de su amparo y se enviarían
procuradores a Roma y que de esta nueva hubo mucho
regocijos en este convento y se hizo procesión interior en
hacimiento [sic] de gracias. y que siendo priora la primera
vez maría de Santa Inés le dio el mal de la muerte a la
hermana Petronila de San Ildefonso lega y habiendo
vuelto de un parosismo [sic] o suspensamiento [sic] en
que estaba pidió confesión y la dicha me Santa Inés por
ser a las tres de la mañana no quiso que entonces se
confesase con el capellán diciendo que para ir al Carmen
por confesor no era hora y estuvo dicha hermana lega en
su sentido hasta las ocho o nueve de aquel día pidiendo
confesión y cuando vinieron los religiosos del Carmen y
se acuerda que fue el uno de ellos fray Al de la Madre de
dios
[f109v]

ya estaba sin sentido de suerte que no pudo recibir los
sacramentos sino solamente el santo olio aunque
estuvieron los dos religiosos todo el día en el convento
pasándole en risas y chistes y cuentecillos con la dicha
priora maría de Sta. Inés y con margarita de San
Bernardo y con María de la Encarnación con esas en
particular y con las otras religiosas que entraban y salían
en la celda de la enferma. Y esta declarante y las madres
Catalina de Xpto y Fca. de San Joseph y su hermana y
maría de los Ángeles y María del Niño Jesús lega le iban
a decir a su celda a la madre fundadora Mariana de la
Encarnación lo que estaba pasando en la celda de dicha
enferma de las risadas chistes y cuentecillos que tenían
con los religiosas las dichas madres lo cual oía la dicha
madre fundadora por estar cerca su celda que se
lamentaba de ello y hizo propósito de que a su muerte no
se habían de hallar religiosos del Carmen como lo
cumplió. Y que esto de pasar el tiempo en dar cuentas y
chistecillos era siempre que entraban los religiosos del
Carmen en este convento a asistir enfermas. Y que en
tiempo de que era priora la Me Fca. de Sn Joseph y el
deán Don Diego Guerra que era vicario de este convento
a la primera visita que estuvo hizo cerrar de cal y canto
una rejecita que estaba en la capilla del Sto. Cristo de la
iglesia y estaba la rejecita a la mano derecha detrás de la
puerta de dicha capilla por dentro del convento que le
correspondía a un aposentillo y esta capilla se hizo por
orden del sr Arzobispo Manzo y la rejecita

[f110r]

y por ella eran las comunicaciones que tenia con la
Marquesa de Cadereyta de que ha ya tratado en sus
audiencia. Y que cuando como ha dicho se trato de
representar como se represento la comedia a la Sra.
Duquesa de Albuquerque trujo Don Pedro de Barrientos a
este convento al pe fray Juan de San José que es hoy
prior del convento del Carmen descalzo de esta ciudad
que entonces era definidor para que viese por donde
había de ver la Sra. Duquesa la comedia y estando
presente esta declarante y la comunidad fue de parecer
que sería bien se quitara la reja de dicho coro bajo para
que desde allí con más comodidad viese la comedia lo
cual no aprobó el dicho don Pedro de Barrientos y así no
se hizo y la que mas pondero este parecer fue Bernarda
de la Presentación, religiosa lega por el escándalo que
causo el tal parecer. Y no asistieron a esta comedia esta
declarante ni las madres Catalina de Xpto y [ ] de la
Visitación y dicha Bernarda de la Presentación. Y que
viendo esta declarante el escándalo que causaba en el
convento la comunicación del dicho don Pedro de
Barrientos con la dicha María de Sta. Inés se resolvió en
tiempo de un jubileo grande que se publico en esta ciudad
le parece el que habrá cinco o seis años poco más o
menos confesar con el dicho don Pedro de Barrientos
siendo ya electo arzobispo Don Mateo Zaga de Burqueiro
y en la confesión le dijo lo que en este convento le parecía
necesitar de remedio y llegando al particular de esa
comunicación le dijo acúsome sr que he sentido mal de
las entradas de V Sa [sic] en este convento

[f110v]

y he dicho a los padres del Carmen que qué cosa licita
puede haber que en tanto tiempo como Vuestra Sa gasta
aquí en esta reja se ha menester entrar acá dentro. y le
respondió muy suspenso ahora ves cuanta verdad me
tratas ya yo sabía que se sentía eso y esta declarante le
dijo testigo es este santísimo sacramento que quien
menos lo siente y habla mal de esto soy yo. y que antes
había procurado disuadir los que estaban certificados en
ello. contándole pues esta declarante que había hecho
voto de dar cuenta al prelado de todas las cosas que
necesitaban de remedio en este convento y que tenia
comunicadas con [ ] Pero de Barrientos pidiéndole
absolución del en virtud de aquel jubileo le respondió que
antes la obligaba a que lo procurase poner en ejecución y
que el temor que de esto hubo enmienda fue perder más
la vergüenza en las entras de este convento. Y que
siendo priora la última vez la dicha María de Sta. Inés
sucedió que el [ ] Duque de Albuquerque virrey quiso pu [
]der a Con Martín de Ribera con quien tenía mucha
comunicación la dicha Margarita de Sta. Inés por respecto
y dependencia del Fr. Francisco de los reyes carmelita
descalzo y dicho Don Martin de Ribera se escondió en [ ]
del capellán de este convento el Lic. Téllez que está
pegada a este convento y su salida cae encima de este
locutorio y una noche a las ocho de la noche poco más o
menos [ ] de la Encarnación le envió a pedir le para que
con maría del niño Jesús llegara dicha priora Santa Inés
las llaves de la puerta

[f111r]

que como obrera tenia esta declarante y se las envió y sin
malicia alguna bajo a la cocina por un poco de agua
caliente para un remedio y yendo [ ] siendo por la puerta
del claustro la detuvo la dicha María del Niño Jesús y
ambas dos vieron pasar dos hombres seglares de capa y
espada que distintamente conocieron ser el dicho Don
Martin de Ribera y Alonso de Cabello su criado en
compañía de la dicha María Santa Inés y Margarita de
San Bernardo y Bernarda de la Concepción y los llevaron
a la portería donde cenaron y de allí por la sacristía cuya
puerta cae en el zaguán de esa portería los llevo Blas el
mulato sacristán a la iglesia y los metió en la capilla de
bonillas [sic] donde estuvieron tres días encerrados
llevándoles la comida y demás necesidades el dicho
mulato y de la capilla los llevaron al altar menor por orden
de la me Sta. Inés y en traje de clérigo fue el dicho don
Martin de Ribera y lo vio esta declarante y toda la
comunidad por que estuvieron los dos susodichos
hablando con las religiosas en el coro bajo y aun le
guardo la dicha María Santa Inés al dicho Don Martin de
Ribera sus papeles y otras cosas dentro de este convento
y todo esto fue sin que lo supiese el dicho don Pedro de
Barrientos que tanto atendía a conservar la privanza con
las dicha Sra. Duquesa de Albuquerque para sus
pretensiones a este arzobispado. Y que lo que hay más
que ponderar en este caso es que los papeles que se
hicieron en el Carmen de defensa del dicho Con Martin de
Ribera a que ayudo

[f111v]

la dicha Margarita de Sta. Inés enviándole a dicho
convento del Carmen a Domingo de Cantavera y al relator
Borja y a otra persona que habían de jurar en saber del
dicho Don Martin de Ribera. Se trajeron a dicho convento
y los vio esta declarante y toda la comunidad porque en
recreación los leía la misma madre Sta. Inés y se decían
en ellos muchos males del dicho Sr Duque de
Albuquerque y aun se acuerda que le [ ] gando la dicha
maría Santa Inés a leer algunos particulares contra el sr
Duque hacia reparo y decía no tiene razón don Martín de
Ribera y bien se echa de ver que esta apasionado pues
una de las cosas que de el oponía era que se tomaba del
vino y que sin embargo de estos reparos [ ] modo la dicha
maría Sta. Inés los papeles en [ ] un cajoncito a lo largo
del pliego doblado y lo aforro en brin con un sobre escrito
que decía ser un remedio para dicho pe Fray Juan de los
Reyes y se les diese en mano propia y se lo envió con el
mulato Blas a la misma Sra. Duquesa al tiempo que
despachaba el ultimo correo con la carroza para el
despacho de flota creyendo la dicha Sra. Duquesa lo que
el rotulo decía y que después de un año o año y medio no
se acuerda esta declarante fijamente del [ ] bino [sic] la
dicha Sra. Duquesa a este convento como lo
acostumbraba y le trajo ella propia a la dicha Margarita de
Sta. Inés la respuesta [ ] que fueron los despachos en
favor del dicho sr Martin de Ribera y estando que tenían
sus negocios con que se echa de ver de los [ ]

[f112r]

de que se valió la dicha maría Sta. Inés aun contra su
bienhechora. Y que volviendo a tratar de lo pasado en
este convento en tiempo del sr Arzobispo Mateo Zaga de
Burqueiro dice que habiendo enfermado la madre
Bernarda de la Concepción escribió la me Catalina de
Xpto un papel a dicho sr Arzobispo a nombre de la dicha
Bernarda de la Concepción en que le pedía licencia para
que entrasen los padres carmelitas a confesarla y
sacramentarla y se llevo el Lic. Gerónimo Téllez y dicho
arzobispo le respondió de palabras que dicho Lic.
Gerónimo Téllez entrase a sacramentarla y que le dijese a
toda la comunidad junta que les mandaba en virtud de
Sta. obediencia y pena de excomunión que dichos padres
no viniesen a este convento ni a predicar ni a confesar ni
a otra ninguna cosa y esta respuesta la dio el dicho Lic.
Gerónimo Téllez a toda la comunidad junta en el coro bajo
y recibieron tan mal esta respuesta la priora María de la
Encarnación y margarita de San Bernardo y maría de Sta.
Inés que siempre es la principal en todo que trataron tan
mal al dicho Lic. Gerónimo Téllez de palabra diciéndole
que el había informado al sr Arzobispo y pues por eso
enviaba aquellos mandatos de que resulto que el dicho
Lic. Gerónimo Téllez se fuese llorando a dicho sr
arzobispo y le dijese que no quería ser mas capellán de
este convento y hizo tan vivas instancia que le hubo de
acomodar el dicho sr arzobispo pasando algunos días por
vicario en el beneficio a lo que entiende
[f112v]

de Zocotitlan que hoy tiene en propiedad y que el
cumplimiento de esta obediencia enviar a llamar la dicha
madre Sta. Inés al pe fray Antoni de la Cruz que había
sido provincial y está ahora en España a quien con llantos
y alharacas refirieron las dichas madres Margarita de Sta.
Inés y Margarita de San Bernardo y la priora María de la
Encarnación que solo hacia lo que le decían las dos
susodichas en el coro bajo presente esta declarante y
toda la comunidad el [ ] caudo del sr Arzobispo y les
pregunto dicho Fray Antonio de Cruz si aquella obediencia
y excomunión había sido por escrito y respondieron que
no dijo que bien podían comunicar a los religiosos del
Carmen y consolarse y esta declarante le respondió a
dicho pe Fray Antonio de la Cruz pe nunca los prelados
de este convento han acostumbrado ponernos
obediencias por escrito ni excomuniones y seria harto
trabajo a que nos tratasen con ese rigor lo cual se recibió
muy mal así de parte de dicho padre como de las
religiosas. y luego el día siguiente vino el dicho pe Fray
Antonio de la Cruz a la reja de este coro bajo y allí fuera
todas las que se sentían desconsoladas como fueron las
dicha priora y la Me Margarita de San Bernardo, María de
Sta. Inés, Bernarda de la Concepción Catalina de Xpto y
Catalina de la Cruz, y lo continuaron otras veces que vino
dicho pe a la reja del coro bajo y las dichas Catalina de
Xpto y Catalina de la Cruz cada una de por si hablaron a
esta declarante por la ventana de su celda de día estando
actualmente en [ ] el dicho fray Antonio de la Cruz per[ ]

[f113r]

que se fuese a consolar con el susodicho y esta
declarante respondió que no quería consuelo contra
obediencia a que respondieron que era decirles que no
eran monjas pues no obedecían. Y que por más de un
año de este mandato del sr Arzobispo y a su vista pues
cae este locutorio en la misma calle en que vive
continuaron las venidas a este locutorio desde por lo
mañana hasta la una del día los padres del Carmen
principalmente los dos fray Antonio de la Cruz y fray Juan
de San Joseph con otros compañeros que traían con
mucho mas desahogo y continuación que hasta allí había
habido estilo y se hacía burla de dicho arzobispo a quien
llamaban el Gallego y era esto con tanto exceso quela
hermana Isabel de la Visitación pedía a Dios que la
sacase de esta vida por qué no viese ella tantos pecados
y esta declarante le pedía que viese [ ] al prelado sobre
que le encargaba la conciencia y también de los regalos
que iban y alguna vez venían al Carmen y que en días de
pascua de San Juan y santos de la orden a la una y a las
dos de la noche se tocaba la campanilla de la portería y
eran los criados de los padres del Carmen que venían por
los almuerzos y meriendas de los padres y que hiciesen
quitar de este convento al dicho Blas sacristán porque
traía muchos cuentos en deshonor del sr Arzobispo en
particular un día del corpus

[f113v]

estando el SS Sacramento descubierto y mucha gente en
la iglesia de este convento dijo en voz alta el dicho mulato
que no había a[ ] hombre más vil a las indias que el
arzobispo y que había faltado el día antes la guardaparde
[sic] de la mula de su cruzero [sic] y que había mandado
quela pagasen los cocheros y la ca[ ] y en su casa no
comía el arzobispo sin a menudo de puro miserable y
después de esto se ofreció el proseguir con estos
informes a España para la sujeción a la orden las me
María de Sta. Inés Margarita de San Bernardo María de la
Encarnación priora Catalina de Xpto y su hermana que ya
se había hecho de su bando Catalina de la Cruz. Ana de
San Bartolomé, Bernarda de la Concepción y les
escribiera al rey ntro. sr y se acuerda que la me Clara del
Sacramento y Teresa de Jesús no tuvieron animo desde [
] en no querer firmar y dijeron que si el informe no era
como los pasados lo firmarían y para esto hicieron cuatro
papeles el uno de manera que escrito que lo pudiesen ver
las dichas Clara del Sacramento y Teresa de Jesús y las
hermanas de velo blanco que también las hacían firmar y
los otros tres no se les leya [sic] y las hacían los firmase a
todos dándoles a entender que eran duplicados del
primero que habían leído y esta declarante no quiso firmar
ninguno. Y fue en este tiempo por espacio de tres meses
a lo que le parece poco más o menos

[f114r]

en que estuvo achacoso el dicho Lic. Gerónimo de Téllez
capellán y confesor comulgaron las religiosas dos veces
cada semana domingo y jueves como es costumbre sin
confesarse porque la dicha priora María de la Encarnación
les decía que no había de venir otro confesor que no
querían que vinieren frailes del Carmen y que si no se
sentían con culpa grave mortal que comulgasen con que
se veían obligadas a la comunión y de hacer lo contrario
era decir que habían cometido mortal o culpa grave. Y
que esta declarante oyó decir a dicho pe fray Antonio de
la Cruz hablando con la comunidad en esta misma reja
que en España un convento de monjas de la orden no se
acuerda en que ciudad o lugar tenían tan lejos el convento
de religiosos de su orden y no la podían ir a confesar sino
de seis en seis meses de puro hijas de la orden por no
confesarse con clérigos comulgaban las dos veces en la
semana sin confesarse hasta que venían sus padres. Y
que en cuanto a estos lenguajes malsonantes contra la
obediencia al prelado o ordinario y acerca de la confesión
la era mental y que en ella se podían lavar pecados o
bromas de un año que esta declarante lo comunico en el
confesionario al Dr. Jacinto de la Serna cura de la catedral
de esta ciudad confesor de este convento y ahora actual
capellán

[f114v]

Refiriéndole las pesadumbres grandes que había tenido
esta declarante en defender lo contrario de dichos puntos
con Bernarda de la Concepción porque estando
leyéndose en el refectorio el libro de la visita de monjas
que compusiese Sta. Teresa dijo la dicha Bernarda de la
Concepción en la recreación o quiete que tienen después
de comer y cenar por tiempo de una hora en sala
particular señalada para esto. Y lo que dijo la dicha
Bernarda de la Concepción fue en recreación después de
comer presente esta declarante la madre María de Sta.
Inés, Catalina de Xpto, Francisca de San José su
hermana Ana de Sn Bartolomé, Teresa de Jesús y María
de Sn Juan María de San Cirilo y no se acuerda esta
declarante si estaban las hermanas de velo blanco que
son María de los Ángeles María del Niño Jesús y
Bernarda de la Presentación que ellas lo dirán. Y tampoco
que de decir de cierto porque a que paso esto más de dos
años si falto alguna de las madres de velo negro referidas
pero sabe de cierto que falto la M Margarita de Sn
Bernardo que era prelada [ ] por muerte [sic] de la madre
María de la Encarnación por estar actualmente las dos
purgadas y Clara del Sacramento que estaba en el torno.
Y alabando esta declarante la doctrina de su Sta. Me en
los puntos de la visita por los conventos de monjas dijo la
dicha Bernarda de la Concepción que aquellos no en

[f115r]

con los clérigos ni era bien que a ellos se les diese
cuentas de las faltas de las religiosas que qué entendían
ellos de religión. Y esta declarante le replico que cuando
santa Teresa escribió aquel libro era su prelado el obispo
de Ávila Don Álvaro de Mendoza y que en los libros de las
imprentas primera como se vería por el que tiene este
convento (que no sabe donde esté esta declarante a
presente que ha días que falta del o que no le ve y
curiosamente ha desaparecido) le tenían para dárselo
como selo daban a los prelados ordinarios siempre que
venían a visitar cada año ese convento y cesaron estas
visitas desde que entro por vicario el dicho Dr. Don Pedro
de Barrientos y como tiene dicho por consejo de fray
Andrés de los Santos no se visitaban las monjas de este
convento diciendo las faltas a su prelado ordinario sin al
mismo fray Andrés que les enseño esta doctrina y que en
esta imprenta muchas lo habían quitado y que en las
imprentas primera decía la dicha Sta. Madre que
actualmente era prelado de aquella Sta. casa de Ávila el
dicho sr Obispo Don Álvaro de Mendoza y que el estilo
que dicho sr arzobispo tenía en visitar aquel convento
había la santa tomado mucho delo que había escrito en
dicho libro de las visitas y de esto se enojaron mucho la
dicha Bernarda de la Concepción y demás religiosas que
allí se hallaron en particular las dichas Ana de Sn
Bartolomé

[f115v]

y María de San Juan llamándola la defensora de los
clérigos y que es doctrina que tratan y practican las
religiosas de este convento conviene a saber María Sta.
Inés Margarita de Sn Bernardo Catalina de Xpto y su
Hermana Fca. de San José Ana de Sn Bartolomé
Bernarda de la Concepción Catalina de la Cruz María de
Sn Juan Juana de San Elías María de Sn Cirilo y Juana
de Sta. Teresa que al con los prelados seculares no se
entienden con ellos la doctrina de su Sta. madre
particularmente en lo que habla de la obediencia que
aquello es para las que están sujetas a la orden y esta
declarante no una sino muchas veces se lo ha oído decir
y platicar a las referidas religiosas en particulares
conversaciones en recreaciones y selo ha oído decir y
practicar la Madre Clara del Sacramento actual me
presienta y Teresa Jesús y la hermana María de los
Ángeles María del niño Jesús y Bernarda de la
Presentación y estas doctrinas que corre entre dichas
religiosas y se conoce muy bien en la obediencia que
tienen a su prelado actual pues no le obedecen y se
manifiesta según el dictamen de esta declarante que [ ]
las obras. y por ser muy tarde se ceso

[f116r]

Andrea de san Francisco

11/feb./1661

dijo que prosiguiendo en lo que iba diciendo dio cuenta en
el confesionario al Don Jacinto de la Serna. Dice que así
mismo se la dio de que se lleva en este convento por
doctrina de [ ] tener devoción con otros santos sino los de
la orden [ ] con algún otro santo

[f116v]

y tatar de San Pedro el no ser hijas de San Elías y que la
principal autora de la doctrina es la Me Margarita de San
Bernardo y la que penitenciaba siendo priora o su priora y
no siendo lo [ ] por culpa en los capitulo y en las
recreaciones rep[ ] a las hermanas María de los Ángeles
el que ponía altar a San Nicolás de Tolentino y su víspera
hacia mortificaciones extraordinarias y le remite esta
declarante a lo que la dicha María de los Ángeles dijera y
que para apartar a la dicha María de los Ángeles de esta
devoción a San Nicolás de Tolentino fue autora la Madre
Bernarda de la Concepción de que se hiciese como se
hizo un cuadro de más de vara de media cuerpo de San
Anastasio lego carmelito que fuese el devoto de las
hermanas legas con licencia de que aquel día que era
veinte y dos de enero recreaciones y den[ ] ordenen la
comida y meriendas y se puso dicho cuadro en la sala de
recreación de propósito por ser tornera. Con que ceso la
devoción a San Nicolás de Tolentino. Y un San Pedro
mártir de la orden del sr Santo domingo que solía estar en
el transito menor que le parece tendrá vara y tercio de
más de medio cuerpo la dicha madre margarita de Sn
Bernardo siendo priora hizo que un Indio pintor no se [ ]
nombre ..

[f117r]

traer la dicha Bernarda de la Concepción para aderezar
otros cuadros viejos por que había en el convento.
Pintase con habito del Carmen a san Pedro Mártir y lo
hiciese san Ángelo carmelita y lo puso la dicha Margarita
de San Bernardo en la capilla de la eremita del Socorro. Y
así mismo hizo la dicha Bernarda de la Concepción que
dicho indio pintor pusiese de habito de carmelita a un
religioso que estaba pintado en un cuadre de Varagam [ ]
y a todos los otros religiosos que con el estaban como
ayudándole a bien morir y estaban todos los dichos
religiosos antes pintados con el habito del sr Sn Francisco
y al que estaba pintado significando san Francisco que
venía con el coro de los confesores se puso en habito e
insignia de San Elías y dicho cuadro esta a presente en la
sala de profundis. Y que a Petronila de San Ildefonso lega
que es ya difunta la misma Margarita de San Bernardo le
quito la devoción que tenia a San Diego de Alcázar de la
manera que se quito la devoción a san Nicolás a la dicha
lega María de los Ángeles. Y que así mismo le dio esta
declarante cuentas a dicho don Jacinto de la Serna de
que decían las madres María de Sta. Inés Margarita de Sn
Bernardo Catalina de Xpto Fca. de San José su hermana
Bernarda de la Concepción Catalina de la Cruz Ana de
San Bartolomé María de San Juan Juana de San Elías
María de San Cirilo Juana de Santa Teresa todas ellas
llamadas hijas de la orden con grande lamentos que no
confesaban con el dicho pe Serna sus pecados aunque
entraban

[f117v]

su confesionario a confesarse ni al Lic. Don Francisco
Mercado que fue confesor electo por ellas [ ] se lo
concedió por confesor el sr arzobispo Don M Z de B
porque no eran frailes carmelitas lo que [ ] les solo
entienden su espíritu por [ ] ellos carmelitas y ellos
carmelitas [ ] todas las arriba referidas y en particular [ ]
las dichas madres Santa Inés que la dicha Bernarda de la
Concepción no se ha muerto aunque ha llegado [ ]
muchas veces por no haber la hallado nuestro sr con
disposición por no haberse confesado con carmelitas
siendo así que en dichas ocasiones que ha estado
oleadas le ha dado licencia dicho sr Arzobispo que
entrasen padres carmelitas que la confesasen y el que
entro y la confeso fue fray Álvaro de San Joseph y no se
acuerda quien fuese el otro religioso y que en estas dos
veces que han entrado padres carmelitas a confesar a la
dicha Bernarda de la Concepción ha asistido
personalmente [ ] confesión que hacia la dicha Bernarda
de la Concepción la dicha María de Santa Inés a [ ]de
acordarle sus pecados y que hecho saber esta declarante
y el dicho Don Jacinto de la Serna don Domingo Ponce
clérigo presbítero criado de dicho sr Arzobispo que
entraron con los dos religiosos ambas veces Don Serna y
le parece que una de ellos el dicho Domingo por que esta
declarante los [ ] susodichos estaban en el tránsito de la [
] entonces enferma la dicha Bernarda de la Concepción

[f118r]
y que no puede afirmar que si se confesaba o no se
confesaba la dicha Bernarda de la Concepción Antes esta
declarante y la Me Clara del Sacramento presidenta y
Teresa de Jesús presumían que no era confesión sino
que era [acha] que para hablar comunicar sus cosas
cercas de informes para la pretensión de la sujeción a la
orden por que no solo la dicha me María de Santa Inés
estaba en la dicha celda cuando en ella estaba el dicho pe
Fray Álvaro de San Joseph sino que entraban y salían en
la celda Margarita de Sn Bernardo Catalina de Xpto y su
hermana Ana de san Bartolomé Catalina de la Cruz María
de San Juan Juana de San Elías María de San Cirilo
Juana de Santa Teresa que son las llamada hijas de la
orden y parece que si fuere para solo confesión no
entrarían y salieran en dicha celda en aquel tiempo y que
los efectos de dichas entradas de dichos padres
carmelitas fueron mayor odio y aborrecimiento contra esta
declarante y discordia y riñas de dichas religiosas hijas de
la orden con esta declarante y con las dichas Teres de
Jesús y con las demás religiosas obedientes al prelado
ordinario que son la dicha madre presidenta Clara del
Sacramento y las hermanas legas María de los Ángeles y
María del niño Jesús porque la hermana Bernarda de la
Presentación es tan taimada que ya se hace de un bando
y ya de otro sin declararse totalmente por el prelado
ordinario. Y que habiendo comunicado estas cosas como
lleva dicho

[f118v]

al dicho don Jacinto de la Serna la dijo esta declarante
que tenía obligación de dar cuenta al Sto. Oficio que esta
declarante le respondió que parecía gran rigor dar cuenta
al Sto. Oficio y en deshonor del convento que esperaba
que el dicho arzobispo viniese a hacer visita para dar
cuenta y que como prelado lo advirtiese y corrigiese y que
no habiendo enmienda daría cuenta al Sto. Oficio y que
en el ínterin pedía le daba licencia para comunicarlo con
el dicho sr arzobispo como le consta a esta declarante
que lo hizo porque el mismo don Jacinto de la Serna selo
dijo a esta declarante significándole el gran cuidado que
causaba el dicho sr arzobispo y que por un papel que
últimamente escribió [ ] sr arzobispo desde fuera de esta
ciudad en respuesta de la carta que se le escribió por la
madre presidenta Clara del Sacramento que por estar
ciega la escribió de su letra Catalina de Xpto pidiendo
licencia para que entrasen los padres carmelitas a
confesar a la madre superiora Margarita de san Bernardo
que estaba enferma y mandada sacramentar del Dr.
Monrroy de un caratan [sic] que tiene en el pecho
izquierdo y otras enfermedades graves con que su Ilma.
hizo entrase el pe Fray Juan de San Joseph descalzo de
San Francisco y el Lic. Luis Fon [ ]de mesa cura de esta
catedral [ ] cinto y luego dijo que [ ] Lic. Luis [ ] mas por
que el dicho don Jacinto de la serna estaba fuer de esta
ciudad con su hermana [ ] lugar quedo el dicho Lic. Luis
Bezerra

[f119r]

escogiese ellos la dicha me Margarita de San Bernardo y
que advertía que todos los sacerdotes suficientes
ordenados o otra palabra equivalentes tenia facultad para
absolver los pecados y que si alguna entendía otra cosa
seria error el pensar que alguna religión particular tuviese
dios limitado la potestad dada a los sacerdotes y que la
que lo entendiese así y perseverase en ello sería
necesario dar cuenta a mayor tribunal para que lo
remediase y no por su omisión fuese sospechosa una
vida de tanta perfección y que con este papel y
advertencias descargaba su conciencia para con los
tribunales de dios y del mundo y que quedaba un tanto de
aquel papel en su secretaria y que esta [ ] la su estancia
de dicho papel que solamente leyó una vez y lo entrego a
la dicha me presidenta para que lo viesen y diese a la
dicha me Margarita de San Bernardo y que por eso no
tiene en la memoria las formales palabras con que dicho
sr Arzobispo decía los puntos referidos. Y que viendo que
después de recibido dicho papel en este convento
vinieron a él los sr inquisidores Don Pedro de Medina Rico
y Don Juan Sáenz de mañoca con el presidente secretario
y estuvieron con la dicha Margarita de San Bernardo
comunico esta declarante con el dicho Lic. Luis Becerra lo
que había comunicado con el dicho Don Serna y le dio
como por respecto su mano ya referido y había escusado
descargar su conciencia por mejor decir referido el dicho
licenciado

[f119v]

Becerra le respondió que no había cumplido con su
conciencia y que el dicho Jacinto de la Serna era muy
leído y que con esto la primera vez que dichos Srs.
inquisidores estuvieron en este locutorio antes de entrar
dentro del convento les pidió esta declarante audiencia
aunque detrás de [ ] de la reja sin que pudiese ser
conocidas estaba presentes detrás de dicho [ ] la dicha
madre presidenta. Y que le parece a esta declarante a
propósito atento a que dicho Lic. Becerra le había
mandado que diese cuentas a este Sto. Oficio escribir en
un papel los puntos y que el dicho Lic. Becerrra como su
confesor lo llevase al Sto. Tribunal y que [ ] le pareciese
como hombre docto a quien le había comunicado aquellas
materias y las tratase a dicho tribunal del Sto. Oficio y
para esto le dio de propósito el papel abierto. Y que los
puntos que contenían en dicho papel son los que quedan
referidos y se acuerda que en dicho papel también estaba
escrito que había dicha madre de Sta. Inés estado una
noche en recreación parlando con esta declarante y la me
María de San Juan le dijo la susodicha María de San Juan
que había soñado que fray Juan de los Reyes dormía con
dicha María de Sta. Inés la cual respondió estuviéramos
con [ ] dichos serafines y esta declarante le respondió Me
mire que eso es temeridad de su mano y respondió la
dicha María de Sta. Inés que era mucha la malicia

[f120r]

de esta declarante que como hermanitos era lícito tratar
con toda esta sinceridad. y que en otra ocasión en que
estaban los padres del Carmen en reja divirtiéndose con
algunos cuentecitos presentes esta declarante la dicha
María de Sta. Inés y otras religiosas que no se acuerda
puntualmente de quienes fuesen en la reja del coro bajo
dijo el pe fray Juan del Espíritu Sto. que en un convento
de los que gobiernan en España había entrado a bien
morir una religiosa y que uno de los dos religiosos vencido
del sueño se había ido a buscar a donde dormir y
entrando en una celda se acostó sobre una monja que
estaba durmiendo la cual comenzó a dar tantos gritos que
alboroto el convento y entonces dijo la dicha María de Sta.
Inés que tonta que era yo le hiciere lugar y durmiéramos
juntos. Lenguaje que para esta declarante es tan extraño
que con su mismo padre antes muriera que acostumbrase
a dormir y que no le parece que dijo otra cosa. y que esto
es lo que tiene que decir por el descargo de su conciencia
y para que ha pedido ser oída. y luego le fue mostrado y
leído un papel que esta a fija[ ] de los santos [ ] en el
tribunal el cual comienza señor muchos días ha que mi
conciencia y acaba estaba por mano de mi confesor el
Lic. Luis Becerra a 23 de enero de 1661 con una firma
que dice Andrea de Sn Francisco y dicho papel está
escrito en un pliego

[f120v]

y de él tres planas enteras el cual papel trujo del secreto
el dicho inquisidor Dr. don Juan de Mañozca haciéndolo
descoser de los autos para este efecto y habiendo visto
carta y reconocido y leídosele de verbo ad verbum dijo ser
la misma que ella escribió y firmo de su nombre y entrego
a dicho Lic. Luis Becerrra abierta para que la llevase al
tribunal de la Inquisición.
Preguntada que doctrinas son las que dice en dicha su
carta que no se admiten en este convento por ser de
bonete y cuales doctrinas sean las que se admiten por ser
de los padres carmelitas.
Dijo que el enseñar el Dr. Jacinto de la Serna capellán y
confesor de este convento el dicho Lic. Luis Becerra que
obedscan [sic] a su legitimo prelado que es el sr arzobispo
por lo cual le aborrecen principalmente las me Margarita
de Sn Bernardo María de Sta. Inés, Catalina de Xpto y su
hermana Francisca de San Josep Ana de san Bartolomé
Catalina de la Cruz, Bernarda de la Concepción María de
San Juan Juana de san Elías María de San Cirilo y Juana
de Sta. Teresa y la dicha Margarita de Sn Bernardo en los
capítulos que se tienen cada viernes decía muchas
mortificaciones a las que confesaban con el dicho Don
Jacinto Serna que son esta declarante la Me presidenta
Clara del Sacramento Teresa de Jesús María de los
Ángeles y María del Niño Jesús y Bernarda de la
Presentación mandándoles por obediencia que no [ ]
tuviesen en el confesionario ni le [ ]

[f121r]

cuentas de nada de lo que pasaba en el convento que
dicho arzobispo le había enviado aquí para que le diesen
cuentas de todo y esta declarante hablo a solas a la dicha
Margarita de San Bernardo presente [ ] la me María de
Sta. Inés por que en los capítulos no se puede responder
palabra a la prelada que necesitaba de piloto que
gobernase su alma que no se hallaba en estado de
navegar sola y que así no tuviese por inobediencia que lo
atribuyese a ellas el que se estuviese algún tiempo con
sus confesores y ambas dos le respondieron que buen
piloto había escogido en un clérigo que no sabía qué cosa
era religión y le llaman hasta hoy el piloto de Andrea de
Sn Francisco y que esta es la doctrina que por ser de
clérigos no se admite por las religiosas llamadas hijas de
la orden que esta doctrina es de la que habla en su papel.
y que las doctrinas que admiten y siguen de los religiosos
carmelitas son todo lo que tiene dicho en su audiencia
que se les ha oído decir a los religiosos carmelitas así en
platicas como en conversaciones con la comunidad y
refiere en dicho papel dicen que no se ha de comunicar
materias de religión de espíritu a los confesores clérigos
porque no saben que es religión ni la practican ni se les
ha de decir las cosas grandes de quebrantamiento de
reglas por la misma

[f121v]

razón de no profesarlas que no entienden tanto que
actualmente dicen Catalina de Xpto y Catalina de la Cruz
mas en particular aunque [ ] las dichas llamadas hijas de
la orden que el Lic. don Francisco de mercado que las
confiesa cuando le comunican algún quebrantamiento de
regla le dice que él no lo entiende por qué no las guarda y
dice la dicha Catalina de la Cruz que les diese de consejo
para dicho Lic. Mercado la regla y que no entiende cosa
de espíritu más que la ampolleta que sirve a la comunidad
para la oración. que le pueden guardar pecados para
cuando se confiesen con los de la orden trayendo per[ ]
ajos el cuento del otro convento de España que tiene ya
referido que se confesaban de seis a seis meses
comulgando dos veces a la semana. y que con ocasión de
haber entrado la Sr Virreina marquesa de Leyba el día de
Sta. Teresa en esta convento por la tarde el año pasado
de 1660 entro también su capellán don Xptobal de Luna y
dicho Don Jacinto de la Serna y [ ] la señora virreina en el
coro alto con la madre presidenta Clara del Sacramento y
con la me superiora María de Sta. Inés con esta
declarante y Bernarda de la Concepción y otras religiosas
que en particular no se acuerda trato la dicha Sra. virreina

[f122r]

de su confesor que es el pe fray Pedro de San Simón que
es carmelita descalzo y le dijeron las dichas Margarita de
Sn Bernardo y María de Sta. Inés de la santidad del dicho
fray Pedro de Sn Simón y que no tenían ellas tal dicha de
confesarse con sus frailes y dijo entonces la dicha
Margarita de Sn Bernardo no digo yo con fray Pedro de
San Simón sin con un legido [sic] del Carmen no
confesáramos nosotras y no con clérigos y prosiguió la
plática tan apasionadamente contra dichos clérigos la
dicha margarita de Sn Bernardo que el dicho don Xptobal
de Luna dijo esta doctrina es herética volviéndose hacia el
dicho Don Jacinto de la Serna y tomando la mano a la
dicha María de Sta. Inés prosiguió diciendo a la dicha Sra.
virreina que la causa de que Bernarda de la Concepción
no se viese muerta era no hallarla dios con disposición
por no haberse confesado con carmelitas aunque había
llegado tan al último lo cual todo oyó esta declarante y
que estas son las doctrinas que en dicho su papel dice
que se siguen en este convento por las madres llamadas
hijas de la orden. y que se acuerda esta declarante que
comunicando con el dicho Pe fray Juan de Jesús que fue
visitador y provincial de quien tiene ya dicho en otra
audiencia dándola seña de que era un religioso pe que no
de cuerpo colorado muy sano de estas doctrinas y en
particular de la que enseño y practico

[f122v]

fray Andrés de los Santos de que no se visitasen las
monjas con su prelado ordinario como lo tiene ya dicho en
otra audiencia sino con el dicho fray Andrés de los santos
se acuerda que lo dijo el dicho pe fray Juan de Jesús
haciéndole aprietos para ello que le dijese quien era el
religioso que tal doctrina había enseñado de que con el
prelado ordinario no se visitasen las religiosas por qué no
se lo había nombrado por que lo castigaría. esta
declarante no quiso nombrárselo porque sabía que por
otras coas le había asentado la mano el dicho fray Juan
de Jesús que le dijo que si esta declarante fuera su
súbdita la [exjardo] la obediencia para que se lo dijese. y
que de los mismos padres carmelitas quienes esa
declarante ha comunicado estas doctrinas las han
abominaba muy en particular Fr. Juan de Jesús el que ha
dicho murió en la Veracruz yendo a España que el trienio
pasado fue rector del colegio de Santa Ana venia electo
por provincial y no le han querido obedecer sus religiosos
y esto responde. y por ser muy tarde se ceso.
Andrea de Sn Francisco

[f123r]

1661

Preguntada como sabe que la madre María de Sta. Inés
asistiese [?] a la comunión. que la me Bernarda de la
Concepción hizo con el padre fray Álvaro de San Joseph
titulo de acordarle sus pecados así lo ha firmado en dicho
su papel presentado en el Sto. Tribunal. Y así mismo lo
tiene declarado en la audiencia que con ella se tuvo a los
once de este me de febrero.
Dicho que sin en el efecto de la verdad se confesaba o no
la dicha Bernarda de la Concepción con el dicho fray
Álvaro de San Joseph no lo puede afirmar pero lo que
puede afirmar y a firma es que asistía al tiempo que
estaba en la celda el dicho fray Álvaro de San Joseph la
madre María de Sta. Inés y la celda es pequeña y
forzosamente este confesaba había de oír la confesión
porque de más de esta asistencia tenia la dicha la madre
de Sta. Inés en sus brazos a la enferma dicha Bernarda
de la Concepción y lo vio esta declarante y la me
presidenta Clara del Sacramento que entonces no estaba
ciega y el haber cegado es de seis meses a esta parte
totalmente o casi totalmente y Teresa de Jesús. Además
que cuando la dicha María de Sta. Inés entro en dicha
celda dijo que iba a ayudar a la dicha Bernarda de la
Concepción y en [ ] estaba trastocada y le solían dar sus
per [ ] siones y esto le dijo la dicha María de Sta. Inés

[f123v]

en presencia de dicho Don Jacinto de la Serna y de esta
declarante y de Don Domingo Pérez el cual hizo mucho
reparo en ello y esto responde.
Preguntada como sabe que hicieron cuales papeles
después de haber venido el sr Arzobispo Don Mateo Zaga
de Burquiero de informes para España cerca de la
sujeción a la orden y el uno de manera que lo pudiesen
ver Clara del Sacramento, Teresa de Jesús y las legas
María de los Ángeles y María del niño Jesús y aun dicha
Teresa de Jesús le dijo a esta declarante que lo escrito de
dichos cuatro papeles que dos eran de letra de María de
Sta. Inés y dos de la letra de margarita de Sn Bernardo no
eran iguales porque unos tenían más escrito que otros de
donde consiguió malicia esta declarante de que entendían
diferentes cosas o puntos y de que a la buena fe los
firmaron como han hecho en otras muchas ocasiones las
dichas Clara del Sacramento, Teresa de Jesús y dichas
dos hermanas legas las cuales todas dirán sobre esto y
esto [ ]
Preguntada como pudo conocer siendo las ocho de la
noche poco más o menos que la persona a que entraran
en este convento fueron Don Martin de Ribera y su [ ]
Álvaro Cabello?
Dijo que por que había luna y era noche clara pues
elevada esta declarante
[f124r]

una olla de agua caliente como lo ha dicho e iba sin luz
por no necesitar de ella.
Preguntada si sabe o ha entendido o oído decir que
alguna o alguna personas de cualquier estado o condición
que sean hayan tenido creído o enseñado así de palabra
como por escrito que cualquiera sacerdote legítimamente
ordenado y aprobado para oír confesiones secretamente
no puede oír todas y cualesquiera confesiones de las
personas para quienes fuera aprobado y absolverlas
sacramentalmente de sus pecados estando con
verdadera disposición.?
Dijo que nunca ha oído sabido entendido por ningún
camino lo contado en la pregunta ni nunca jamás a oído
esta declarante en este Sto. convento decirse lo contrario
de la pregunta solo lo que tiene dicho de pedir confesores
carmelitas descalzos las religiosas contenidas en sus
audiencias y a ellos solos se los pueden decir y que
cuando se confiesan con los clérigos no quedan
confesadas y que dios no lleva a las religiosas aunque
lleguen a articulo de muerte por no ir confesadas por
carmelitas descalzos o con carmelitas descalzos como lo
tiene ya dicho pero no les ha oído decir esta declarante
que los clérigos puestos por el ordinario no las puedan
absolver y esto responde.
Preguntada si ha sabido o oído decir o entendido en
cualquier manera o que se haya enseñado por escrito o
de palabra que el espíritu de Dios está atado a solas
ciertas personas o sean clérigos o religiosos

[f124v]

y que solas las dichas personas lo tengan o les sea
concedido y no a otra persona?
Dijo que en la substancia afirmada [ bante] de esta
palabras no hay en la iglesia quien tenga espíritu de Dios
ni lo entienda más que estos o aquellos no lo ha oído
decir esta declarante.
Sabe que no admiten todas las religiosas que ha dicho en
sus audiencias que son llamadas o conocidas por hijas de
la orden otra doctrina por santa que sea sino es la que les
dan los religiosos carmelitas descalzos pues habiendo
dicho el Sr Arzobispo Don Mateo Zaga de Burqueiro
enviado a este convento al pe fray Juan de San Joseph
religioso descalzo de la orden de san Francisco y que ha
sido provincial y al pe Mro [sic] Fray Jacinto de Guevarra
de la orden de Sto. Domingo a hacer platicas en las
cuaresmas a las religiosas y hecho las como de tales
religiosos y varones espirituales se podían esperar no han
servido más dichas platicas y las doctrinas de ellas que de
salir murmurando y diciendo miren el fraile de otra orden
como nos viene a enseñar y a titulo de quedarse con
Bernarda de la Concepción que estaba enferma se
quedaban de las llamada hijas de la orden las que podían
por acudir a estas platicas en particular la me María de
Sta. Inés y Juana del Santa Teresa. Y esto no es de ahora
sino de mucho tiempo atrás porque acudiendo en años
pasados a confesar las religiosas del convento los padres
de la Compañía de Jesús con venir

[f125r]

el pe Provincial el pe Gaspar de la Figueroa y el Pe
Andrés Pérez y el Pe Gonzalo de Avalos y a hacerles
platicas con grande procuramiento [sic] los han desterrado
las dichas Bernarda de Sn Juan y María de Sta. Inés y
esto responde.
Preguntada si ha sabido o entendido o oído decir que
alguna persona o personas de cualquier estado calidad o
condición que sean así por escrito como de palabra haya
dicho que las religiosas de este convento hayan sido en
enseñadas de dichas doctrinas y que las tengan y
practiquen no queriendo admitir a los confesores clérigos
o religiosos que les envía su prelado ordinario?
Dios que no lo sabe sino solamente lo confesado que ha
dicho en la carta que les escribió el Sr Arzobispo en
respuesta de la que se le escribió pidiéndole confesor
carmelita y la me margarita de Sn Bernardo y no sabe si
dicho arzobispo por otra parte haya tenido noticias de
cosas para poder haber escrito lo contado en dicha carta
porque esta declarante no le ha dado ninguna por no
tenerla ni saberla ni de las que tiene dichas en estas sus
audiencias.
Preguntada si sabe donde para la dicha carta que dice
escribió el dicho arzobispo en respuesta de lo que se le
pedía confesor carmelita descalzo para la dicha me
margarita de San Bernardo?
Dijo que fijamente no sabe donde esta dicha carta
Y habiéndose leído a la dicha me Andrea de Sn Francisco

[f125v]

una copia de la carta que esta a los folios octavo y nono
de estos cuadernos.
Dijo que le parece que es la misma carta que escribió
dicho sr Arzobispo y contiene las mismas razones por que
como ha dicho la leyó solo una vez. Y que es cierto como
están las dichas religiosas llamadas hijas de la orden que
tan repetidas veces tienen nombradas en esta su
audiencia en que solos los padres carmelitas descalzos
son a propósito para confesarlas dando por causa que
ellos guardan la misma regla y son los más perfectos y
santos de cuantos hay en la iglesia y muchísimas veces
se lo oye decir esta declarante a las llamadas hijas de la
orden y lo mismo le han oído decir las madres Clara del
Sacramento y Teresa de Jesús y las hermanas María de
los Ángeles y María del Niño Jesús y esto le [ ]
Preguntada si demás de las cosas y p [ ] tos que tiene
dicho en sus audiencias solamente ha comunicado con
los dichos Don Jacinto de la Serna y Lic. Luis Becerra le [
] ha comunicado otros tocantes a doctrinas que se sigan
en este convento malsonantes o que a esta declarante le
causen algún escrúpulo y después se deba dar cuenta al
Sto. Oficio?
Dijo que de presente no se acuerda pero que protesta que
si se le acuerda dará cuenta al Sto. Tribunal como hija de
la Iglesia que es su mayor dicha que lo que ha dicho en
todas las audiencias es la verdad so cargo del juramento
que tiene hecho y habiéndosele leído

[f126r]

todo lo que la dicha Me Andrea de Sn Francisco ha dicho
en las audiencias que con ella se han tenido, en cuatro,
siete ocho nueve diez onze [sic] y catorce de este
presente mes de febrero y habiéndolas oído y entendido.
dijo que tenía que advertir un punto muy esencial que
entre las religiosas llamadas y tenidas por hijas de la
religión se practica que aunque algunas de ellas no
guarden reglas estaban [ ] de santas en lo esencial de las
del bando de las que no quieren obedecer al prelado y
mientras opuestas al prelado ordinario mas santas lo cual
es de grande sentimiento a las religiosas obedientes al
prelado ordinario que por solo serlo aunque guarden la
regla son malas monjas e indignas del habito o hijas de su
santa madre. Y que la salvilla [sic] de plata que ha dicho
en su audiencia dio el sr obispo Don Juan de Palafox a
este convento y se remitió a España se aprecio en 300
pesos por que era muy rica de filigrana de echina [sic] Y
que lo que dice a los folios 96 de estos autos de haber
dado el padre general de la orden de la limosna que se le
envió y regalos se ha de entender que la limosna fueron
300 pesos para ayuda a los gastos de la beatificación del
venerable fray Juan de la Cruz y que con esto que trae
añadido y enmendado

[f126v]

está bien escrito y la verdad so cargo del juramento que
tiene hecho en cargoséele el secreto prometió y lo firmo.
Y antes de firmar dijo que las causas he ha tenido y le han
movido para apartarse de la pretensión de las religiosas
llamadas las hijas de la Orden de dar la obediencia a la
orden y estar esta declarante a la obediencia del ordinario
de manera referida en todas estas sus audiencias [ ] el
haber visto y experimentado esta declarante que con la
pretensión de dichas religiosas no se ha conseguido la
perfección en este convento que por este medio se
prometían y esperaban antes por este modo se ha
acabado la paz y caridad entre las hermanas y todo lo que
había de corazón y ejercicios espirituales que había muy [
] se ha acabado de suerte que las dichas hijas de la orden
principalmente las mes Catalina de Xpto, Ana de Sn
Bartolomé y Catalina de la Concepción que no se
conocen y esta declarante les dice en cada ocasión que
las oye que [ ] madres la orden acabado la orden de este
convento y que quien más daño le hecho con sus platicas
y comunicaciones ha sido fray Juan de Sn Joseph que es
hoy actualmente prior de este convento de México el cual
en [ ] que le rugía y decía lo que en la carta había escrito
por el sr arzobispo respuesta de la que se había escrito
pidiendo confesor carmelita descalzo por la me Margarita
de Sn Bernardo y de que supo el dicho fray Juan de Sn
José por medio del medio Hinortreso [sic] que en

[f127r]

a curar en este convento. vino dicho fray Juan de San
Joseph al torno de este convento y pregunto a esta
declarante si lo conocía y respondiéndole que no la dijo
tan borrado tiene de la memoria el convento de Nra. Sra
del Carmen pues yo soy su Prior Fray Juan de Sn Joseph
y esta declarante le respondió que manda VR que no
tengo licencia para hablarle y el la dijo que le diga al
arzobispo si alguna doctrina herética an [sic] entrado en
este convento él las ha introducido y no los frailes del
Carmen y esta declarante le respondió ese recado no
llevare a mi prelado V R se lo digo si atreve o se lo envía
a decir con toro y que con esto se fue el dicho fray Juan
de San Joseph y dando voces y maltratándola de
palabras y que en el torno había más religiosas que esta
declarante pero que de la parte de fuera estaban
Francisco de San Andrés mulato que sirve en la sacristía
y Tomas de Sta. Teresa recaudero [sic] de este convento
que después de ido el dicho pe fray Juan de san Joseph
llegaron al torno y le dijeron a esta declarante habían oído
lo mas [ ] que ha dicho haberle dicho el dicho fray Juan de
san Joseph.
Y la dicha me Andrea de san Francisco

[f127v]

hizo presentación ante dicho [ ] de dos papeles escritos
en [ ] pliegos que dijo ser copias de dos cartas que ha
escrito y firmado la me presidenta Clara del sacramento
juntamente con esta declarante y con la madre Teresa de
Jesús y las humanas María de los Ángeles y María del
Niño Jesús la una para su santidad del Romano pontífice
Nro. Sr la cual empieza santísimo padre Clara del
Sacramento [ ] y acaba en ese convento de san Joseph a
24 de mayo de 1660 y la otra para el rey nuestro señor y
comienza señor, clara del sacramento y acaba las
capellanes de Vra magesta [sic] las cuales se le leyeron y
oídas dijo ser copias de las dos cartas que le escribieron a
su santidad y a su suma majestad que se han remitido y
firmado aunque estas no lo están por mano del presente
sr arzobispo el año pasado de 1660 y con esto no tiene
que decir otra cosa que ha añadido esta verdad so cargo
del mismo juramento que tiene hecho y lo firmo.
Andrea de san Francisco.

[f]

								
To top