OBEDENCIA AD IOS POR MEDIO DEL COMPROMISO - DOC

Document Sample
OBEDENCIA AD IOS POR MEDIO DEL COMPROMISO - DOC Powered By Docstoc
					 Lección     15

Fecha: Segunda semana de mayo del 2000
Propósito: Amarnos como familia de Dios.
Titulo:

             ¡Amarnos Unos a Otros!

 INTRODUCCIÓN


      Cuando Napoleón estaba en Boulonge, un soldado inglés, que había sido
capturado procuró escaparse en un pequeño barco, que hizo de unos pedazos
de madera y corteza de árbol. El primer cónsul, habiendo recibido noticias de su
proyecto lo mandó llamar y cuando le preguntó si realmente pensaba cruzar el
canal con un barquito tan frágil, él respondió:
      – Sí, señor, si vuestra majestad me permite ir.
      Debes tener una novia al otro lado del canal- dijo Napoleón.
      No – dijo el joven- sólo quiero ver a mi madre que está bastante enferma
y anciana.
      -Entonces puedes ir a verla, y llevarle este dinero de mi parte- dijo
Napoleón -Porque ella debe ser una madre muy buena, puesto que tiene un hijo
que la ama tanto.
      Las ordenes fueron dadas para mandar al soldado con una bandera de
paz en el primer crucero inglés que pasará.

           ¿Amas a tu familia?
           ¿Qué estarías dispuesto hacer por ella?



IPARA EMPEZAR


Recuerdas que en la lección anterior vimos que Dios nos ha adoptado como
  hijos, a todos los que hemos obedecido su Palabra (Gá 4:4-6). Si somos sus
  hijos y él nuestro Padre, entonces somos una familia, la familia de Dios.

                                       1
DE LA PALABRA DE DIOS


Ef.2:19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de
  los santos, y miembros de la familia de Dios.

Sabemos que en una familia no todos somos iguales, cada miembro tiene su
  propia personalidad, carácter, gustos, aficiones, etc. Tenemos hermanos con
  quienes nos llevamos mejor y otros con quienes peleamos. Sabemos que no
  todo es felicidad, siempre va haber pruebas y problemas, pero en el fondo
  seguimos amándonos y apoyándonos en cualquier necesidad.

Lo mismo pasa con nuestra familia espiritual, cada uno somos diferentes,
  pensamos diferente, actuamos diferente; tenemos problemas y desacuerdos
  de opiniones (no de enseñanza). Pero, ¿por qué nos es más difícil aceptar
  sus errores, perdonar a los que nos han hecho algo, amar a los débiles? ¿por
  qué? No deberíamos como familia ayudarnos unos a otros, ser un equipo de
  trabajo, tener relaciones sinceras, firmes, transparentes y apoyarnos
  incondicionalmente.

   Debemos buscar el bienestar de los hermanos.
   Inculcar amor a la santa pureza del alma y cuerpo.
   Hablar con prudencia.
   No murmurar, no juzgar, ni despreciar a los hermanos.
   Buscar la unidad y el respeto mediante la oración y la lectura de la
    palabra.
   Recuerda que para Dios todos somos iguales y que el amor es el vínculo
    perfecto.

El Señor sabe que como familia íbamos a tener diferencias por ello nos dejo
  sus mandamientos “unos a otros”, para que los pongamos en práctica y
  lleguemos a ser una familia digna de Dios, y su mas grande mandamiento:
  amar a Dios sobre todas cosas; si amamos a Dios de verdad, vamos a tener
  la seguridad que no lastimaremos a nuestros hermanos, y el segundo, amar
  a tu prójimo como a ti mismo.

Sugerencia: Cada miembro puede leer un versículo en su hoja.

  NOTA: Por favor memoriza los versículos para la otra semana y ponlos en
  practica toda tu vida.
                                        2
                LOS VERSÍCULOS DE “UNOS A OTROS”
         Cómo quiere Cristo que trates a tus hermanos cristianos

        Ámense unos a otros, Juan 13:34
        Ámense unos a otros con afecto fraternal, Romanos 12:10
        Vivan en armonía unos con otros, Romanos 12:16
        Dejemos de juzgarnos unos a otros, Romanos 14:13
        Acéptense unos a otros, Romanos 15:7
        Salúdense unos a otros, Romanos 16:16
        Espérense unos a otros, 1 Corintios 11:33
        Preocúpense unos por otros, 1 Corintios 12:25
        Sírvanse unos a otros mediante el amor, Gálatas 5:13
        Ayúdense mutuamente a llevar las cargas, Gálatas 6:2
        Sopórtense unos a otros con amor, Efesios 4:2
        Sean bondadosos y compasivos unos con otros,
         perdonándose unos a otros, Efesios 4:32
        Sométanse unos a otros, Efesios 5:21
        No se mientan unos a otros, Colosenses 3:9
        Anímense unos a otros, 1 Tesalonicenses 4:18
        Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las
         buenas obras, Hebreos 10:24
        No hablen mal unos de otros, Santiago 4:11
        No se quejen unos de otros, Santiago 5:9
        Confiésense unos a otros sus pecados y oren unos por otros,
         Santiago 5:16
        Ámense unos a otros de corazón, profundamente, 1 Pedro
         1:22
        Practiquen la hospitalidad unos con otros sin quejarse, 1
         Pedro 4:9
        Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, 1 Pedro 5:5
             * Tomados de la Nueva Versión Internacional (NVI)


Recuerda que por gracia hemos sido salvos, que Dios sólo pide de nosotros
  obediencia.
                                    3
   ENFOCÁNDOSE MÁS


      Una madre tiene colgado en la cocina de su casa un pequeño pizarrón
donde, cuando tiene que salir, suele escribir recados a su familia.
Frecuentemente escribe una lista de quehaceres a su hijo de 12 años, para que
este los lea al llegar de la escuela.

     Un día se le olvido hacer dicha lista pero al volver a su hogar, encontró
que alguien había metido y doblado la ropa seca de los tendederos, que había
sacado la basura y cortado el pasto del jardín.

      “Pero yo no dejé una nota diciéndote que hicieras estas cosas”, - le dijo a
su hijo.

“Ya lo sé”- contestó el hijo- “Pero en mi corazón, yo quería hacer algo que te
agradara a ti”

El Nuevo Pacto de Dios está escrito en nuestro corazón. Amamos y servimos a
Dios y a nuestros hermanos porque ansiamos hacerlo, porque queremos
hacerlo, y no porque está escrito en tablas de piedra o según la ley.


Gá 6:10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y
mayormente a los de la familia de la fe.


El amor es el vínculo perfecto. Lee Juan 13:35, 1 Co 13: 13 1Juan 4:7,8; 5:2


                                                    RESULTADOS PROBADOS


Si no tienes amor por tus hermanos, no eres de Dios.

La oración de Jesús al Padre fue que todos seamos uno para que el mundo lo
conozca (Juan 17:21). No impidamos con nuestra actitud y vida, la unidad y el
conocimiento de Dios.

Si tienes algo en este momento contra tu hermano es tiempo de que lo aclares.
                                        4

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:6
posted:7/30/2012
language:
pages:4