Docstoc

Dime que existes

Document Sample
Dime que existes Powered By Docstoc
					© Bubok Publishing S.L.

© Primera edición: Julio 2012

© 2012 Roberto Zarco Mata

www.robertozarco.com
www.dimequeexistes.com

© Todos los derechos quedan reservados a su autor. Toda la repro-
ducción parcial o total de este libro, serán transmitidas previamente
al autor, y que éste lo autorize.
Biografía


Roberto Zarco Mata (Móstoles, Madrid, 1990) está finalizando
sus estudios de Ciencias Políticas por la Universidad Com-
plutense de Madrid, a la vez que sigue complementándolo con
su labor profesional de otra índole. Demuestra pasión en todo
lo que hace, y sigue haciendo. Es de los que piensa, que sin
pasión no hay verdadero amor, y sin verdadero amor, no se
seduce a la pasión.

Después de dos libros publicados hasta la fecha, en dos edito-
riales diferentes: Retazos de una inocencia desbocada (Editor-
ial Anubis, 2010) y Con fecha, minuto y hora (Ediciones
Carena/Edicions Carena (Barcelona), Abril 2011, ve recompen-
sado su esfuerzo, con la publicación de este tercer pequeño
poemario, a modo de adelanto, titulado “Dime que existes”.

Un libro que ha ido elaborando desde la publicación del úl-
timo libro publicado en editorial y que esta vez lo pone en
modo de libre descarga, para que todas las personas que les
guste leer poesía y este autor, puedan leerlo sin compromisos
económicos.

Este es el escueto adelanto a lo que será su cuarto y extenso
trabajo poético, titulado “Inspiraciónamor”.
Dime que existes




 Roberto Zarco Mata

    www.robertozarco.com
   www.dimequeexistes.com
A lo largo de la vida la gente te volverá loco, te faltará
el respeto y te tratará mal. Deja que Dios lidie con las
cosas que ellos hacen, porque el odio en tu corazón te
consumirá también a ti.

Will Smith.




¿Cuáles son los tres enemigos del amor?
-El miedo, la verguenza y la culpa.

Jorge Bucay.




Cuando estás inmerso en una relación, y te das cuenta
que pudiendo evitarte una migaja de sufrimiento, él
otro no lo hace. Eso es porque todo se ha terminado.

Jorge Bucay.
                              Prólogo

No pensaba terminar de escribir este libro tan pronto, pero la necesidad
moral por ha acabarlo, cuanto antes, me ha precipitado a ello. Supong-
amos, que este libro, fuera el mejor libro de poesía jamás escrito, que hablo
de amar, sin guardar rencor, sin mostrar amor, pero sin guardar rencor.
Pero este libro no brilla por su ausencia en cojunto, sino que brilla por la
cantidad de ausencias y dolores que están mostradas en el mismo. Sé que
está escrito con dureza y crueldad, pero será que sentimientos ajenos y
propios en mí corazón me han llevado a ello.

Mantengo la esencia del título, de este “Dime que existes” en forma de
desideración, pero nunca jamás, en tono de desideración. Mantengo esa
esencia primordial, por el que todos nacemos y buscamos ese alma
gemela, que a veces se nos presenta, de forma enmascarada y embadur-
nada de un barniz que es el suyo real y propio, sin matices. Hay mucho
dolor plasmado, sí, es cierto, pero también, hay superación en mi propio
corazón y pensamiento. “Soy poeta, pero eso no significa que no pueda
mandarte a la puta mierda”, diría Pablo Hasél. Y esta vez, no me quedaba
más remedio, que seguir mi instinto natural de ser humano.

Puede que os sentáis identificados, puede que lloréis, puede que sintáis,
puede que recordéis, puede que lo que hemos sido todo este tiempo,
se vea recompensado con la nada eterna. He dado un giro inesperado en
este escueto libro, pero creo que la esencia del título, estaba predestinada
a seguir su camino, y no entretenerse con la frialdad, de posibles existen-
cias, que ahora son polvo en la nada eterna.

Si algo he aprendido en la escritura de este tercer libro, es que, nadie os
impida, que os cambien vuestra personalidad, que os absorban mental-
mente, porque ante todo sois personas, y sí, tenéis sentimientos.

Sentimientos, del verbo (verbum) sentir. Y eso es lo que hace la poesía;
sentir. Sentir por encima de todo, de vendas y de orgullos capitales.

                                              Roberto Zarco Mata
                                              25 de Julio de 2012


                                    |8|
                La poesía que no lo es

El tiempo se volvió espacio y así a la inversa,
la avioneta de tus sueños
aterrizó en mi boca,
los ensordecedores latidos derrumbaron la ciudad.

La inspiración de mierda me acoge
en sus jodidos senos,
la poesía es doblemente difusa,
la poesía que no lo es,
se la dejo a otros,
que aún menos lo son.

Sé que llegaré lejos,
al menos,
en todo lo que intento; la espera y la paciencia
no quieren volver a mojarse en el mismo colchón.

Como Luis García Montero, siento todo esto,
la necesidad de escribir, en cualquier tiempo parcial
de otro tipo de momentos,
se prenden los papeles de este poeta,
sin grandes alardes,
pero lleno de virtudes,
las mismas que se escapan a cualquier arteria aorta
que quiera sentir,
que se de por aludida,
como si con ella no fuera/fuese la vida.

No te preocupes amiga,
a mí también me entran ganas de llorar
por la vida que llevo y
encima,
se intenta comparar conmigo el resto.




                                 |9|
                                   3. am


Si te pinchan y duele: estás vivo.
Si sientes, estás aún más vivo.
Y si sigues vivo, serás propensa/o a enamorarte,
pero es igual,
aquí o en Japón, donde quiere que sea,
el devenir del mundo seguirá su curso,
como el supuesto río de metáforas,
que tú y yo unimos.

Tomaré diecinueve cafés,
en forma de diecinueve incertidumbres,
que sólo aspiran a besar tu boca,
a besar tus manías
para que sean mis persecutorias.

Y si eso, lo logra la cafeína, tomaré cafés
hasta que se acabe la vida y
el fondo de esa cafetera.
Dime qué hace falta para besarte y
te regalaré mis olvidos y
lo que me pidas.

Son las 3.am y el insomnio ha renovado las calles;
parece que existes gente como nosotros,
que siente, sin miedo o sin él;
al amor,
al temor al amor,
a la pasión,
a la nostalgia del "pudo haber sido y no fue".
Sólo quiero no oponerte condiciones,
ámame, si tienes el valor para dejar todo el malestar de lado,
de abandonar tus miedos,
dime a la cara: "Juntos huyamos".




                                  | 10 |
                     Locura surrealista



Y mientras no sé, si caminan vías o vuelan aviones,
o si las tardes de las terminales/estaciones
son del color de la nostalgia,
anaranjada,
como el carácter de algunas personas,
pero el atardecer de la tarde,
parece ser terminada.

He renunciado a casi todo, he optado por la poesía,
como forma de vida,
me aporta todo y
a la vez, escasamente nada,
hay que tener el valor de lanzar palabras
al folio,
mientras ella,
me mira sorprendida,
sonidos de claxon,
gatos que aspiran a una séptima vida,
funciones-teatrales, desmedidas.

Fotografías en blanco y negro, sigo creyendo,
en la locura surrealista de Alejandra Pizarnik,
pero el régimen de mi vida es un caos,
necesito el orden,
en esta mente de ideas, poco apacibles,
pero que resurgen del engaño,
consecuencia de este mundo.




                                   | 11 |
                          Vaciar la taza


Pero seguiré pensando que la vida es una mierda y
que cuanto más cariño la coges más te traiciona
porque los sentimientos,
algún día tendrán sentido y sentimiento,
que intento seguir motivado y vivo,
pero soy anacorético de nacimiento,
porque habito entre mundos solitarios.

Porque en breve seremos polvo y
cuando sople las velas del siguiente cumpleaños,
ya habré puesto fecha de caducidad a la última tarta,
serás la misma que ayer y
la que nunca pude conocer más,
me has robado las velas
por eso no pudimos pasar,
ni tan si quiera, un año juntos.

Espero que esta dura época se fugue pronto,
y si quiere que el sol se disfrace de lo que quiera,
el amor demuestra
que no es amor todo lo que reluce,
olvidado queda todo lo pasado,
para construir un nuevo camino,
primero,
hay que vaciar la taza,
después,
verter todo tu esfuerzo en ella y
así poder llenarla y
construir un nuevo camino.




                                      | 12 |
                        Anacoretismo


Y la dije "desgarra tu bienestar que tenías conmigo y
ahora dime si en este jodido invierno,
ya no te sirvo de abrigo".

Obviamente, el silencio fue el único que se expresó,
hay cosas que no podrás olvidar, ni terciar,
como yo,
el sentir más desgarrador se quedó en otros libros,
el silencio no será capaz;
no será capaz de callar a esta ilusión,
pero tu ilusión se excitará,
probará las mismas camas con distintos orgasmos,
ante cualquier ridículo
que no sea capaz de expresarte una mínima, ínfima parte
que te enseñé yo.

Las bicicletas que pedaleábamos juntos,
ya no volverán a tener tus directrices,
ni serás su locomotora para poder seguir caminando,
sólo podrás volver a engañarte a ti misma
y decirme "sigo añorándote, aunque pasen las horas".

No hice ni puto caso a tus pronósticos,
me marché a aquella ciudad,
pero me fui con mi anacoretismo,
el sol se puso tímido,
por observarme entre el resquicio de los árboles,
le dije que se manifestase, que no tuviese miedo,
porque al invierno siempre le jodía más derretir su hielo,
a ella también,
la jodía más reconocerlo y
desabrocharla su corazón por dentro.




                                    | 13 |
                Porque sinceramente



Sinceramente, he borrado todas nuestras fotos,
en las que salíamos junto,
cuando el tiempo y las posibilidades
maltrataban al segundero y
a las ganas de que algo saliese bien por fin.

Porque sinceramente, estabas más guapa
en el umbral de tu inconsciencia
que se mezclaba con la conciencia presente
y ésta a la vez
con las mañanas más descafeinadas,
donde los filtros del café,
dejaban paso a los posos del mismo.

Recuerdo primerizas instrumentales de piano,
que me pagaban un viaje en clase preferente
hacia el final de un Domingo escasamente mejor,
pero nuestro avión tenía su parada obligada
en la terminal de las despedidas
porque sinceramente debí dejarte las maletas
y nunca debí suplicarte que te marcharas.




                                | 14 |
                  El ático de mi futuro


Le planto cara al escepticismo y le pregunto
a las ganas de escribir que si me dará vacaciones anticipadas
para dejarla y romper el contrato con la escritura,
pensando en si mañana serás algo más que pura,
tampoco te pido que vuelvas a ser virgen,
pero al menos, apórtame cuadernos
que poseía cuando aún era un niño.

Creo que perdí todos los juguetes
en el ático de mi futuro,
aunque por aquél entonces,
sonreía,
cuando juntaba un puñado de arena,
de lo más insignificante,
en el parque de nuestros eternos recreos.

Cuando quieras darte cuenta todo habrá pasado,
las antenas que se agitaron en aquellos tejados
se habrán derrumbado
porque también lo habrán hecho los edificios,
sólo queda allanar este camino,
vaciar las tazas llenas de vacío,
aún así,
no encuentro mi lugar en mi propio mundo,
mejor no te hablo de encontrarlo
en el otro universo,
cuando salgo del mío.




                                 | 15 |
          Me quieres sin quererme amar

Ni aún queriendo, podrás eliminar,
todo el dolor que has causado en mí,
porque no sé, si me follé a un ser humano o a una mujer,
con un corazón básicamente despiadado.

Me inspiras arte y tendré que seguir diciendo
"Dime que existes", porque contigo,
desde luego que no.
Si he pasado veintiún años y cuatro meses con tu ausencia,
ahora podré pasar el resto de mi vida sin ti,
como la misma que me juré que iba a pasar a tu lado,
pero no entiende de moderación este llanto que ahora mismo escribe,
sin pausa, con dolor,
jodido y hasta con rencor,
no sé si me siento más solo contigo y con falso amor,
o sin ti, y tus daños morales y psicológicos.

Pero te he regalado todo lo que tenía, todo lo que tenía y lo que no,
la misma presión mental que tenía cada día, por hacerte feliz,
aún más a cada segundo,
vale que sea mi primera relación seria,
pero tengo veintidós años y no merecía tanta crueldad,
no merecía tanta frialdad,
no merecía estar anulado para escribir poesía medio año,
ahora tengo fuerzas para escribir dolor,
ahora sólo tengo para recordar la ansiedad que me mataba y
que me sigue matando y asfixiando.

Sentir que te he querido más que a mi jodida vida,
mientras sumerjo el teclado en mi mar de lágrimas personal,
aún recuerdo cuando tenía dieciséis precoces años, y hasta
me odiaba a mi mismo, porque la ansiedad ya me atacaba con
preexistencia de dudas existenciales,
sé que no me mereces,
pero este poema podría pasar absorto a todo el daño que me has hecho,
me siento como un comercio sin clientes,
me siento como una empresa sin trabajadores,


                                  | 16 |
                      Cinco meses atrás



Ya te arrepentirás, de que hayan pasado los días y
ni si quiera hayas obligado a tu orgullo
a pedirme un simple perdón,
ahora no esperes que no te guarde rencor
porque estoy jodido,
te trato como te mereces,
lo último que haría sería como tú: perder los papeles.

Espero que te torturen las horas de cada reloj tuyo
porque al mío
prefiero no hacerle ni puto caso,
pero tampoco le quedan fuerzas
para seguir avanzando.

Me vuelvo a sentir, como cuando tenía ansiedad,
me atacó cinco meses atrás,
pero esta vez,
al menos,
escucharme a mi mismo, me permite respirar y
recuerdos por la boca del vómito
no voy a recordar.

Me siento como una playa deshabitada,
me siento como un ciego sin visión,
siento tanto dolor...
sé que me querrás siempre,
pero sin quererme AMAR...




                                   | 17 |
               Sin agua en las lágrimas



Ni el dinero me hace feliz, sólo cuando lo consigo
es porque lo necesito para seguir progresando,
para poder seguir entregándoles mis poesías,
pero quien no las quiera, que, ni siquiera,
se atreva a leerlas,
porque esconden traiciones,
dolores,
pero ya nunca jamás las mismas volverán a mirar atrás.

Esconden más dolor del podáis imaginar,
ya dije que no seré un nato vendedor de libros,
ni jamás lo quise ser, ni viviré de esto,
porque tampoco quiero,
pero publicar y seguir publicando,
me ha salvado de muchas,
por no decir que me ha salvado la vida y
gracias a la poesía, mi vida tiene algún sentido,
si es que algún día lo tuvo o lo poseyó.

Voy a acabar pensando que de tanto llorar
me voy a acabar haciendo más guapo,
pero el rencor que esconden mis arterias y mis venas,
lo están poniendo todo gris y feo.

No olvidaré, jamás: tus traiciones
porque ya me he quedado sin agua en las lágrimas,
ya me he quedado sin agua en las putas lágrimas….




                                  | 18 |
                   A mi no me engañas


Vuelvo a llorar como un niño y vuelvo al papel mojado,
sólo de volver a ver nuestras fotos, me entra ansiedad y
cuando veo las tuyas, donde apareces sola
me entran ganas de vomitar
e ir al lavabo.
Pero pienso: ¿qué demonios pudo pasar?
Ni me lo planteo, volverlo a pensar.

Si sólo se ve en mis ojos toda la bondad
que para ti dejé escapar o que solamente tú
me supiste robar.
¡¡¿Qué diablos pasa con todo lo que deposité en ti?!!
lo que pasa es que ya no te acuerdas,
cuando un gélido mes de Diciembre, por ti,
solamente por ti, aposté.

Soy incapaz de denotar todo el dolor/sufrimiento
que dentro tengo. Tengo ganas de irme lejos de aquí.
Ya he borrado todas nuestras fotos,
he roto todos nuestros marcos,
será que tú estabas acostumbrada a con novios dejarlo,
o a eliminarte cuentas del Facebook o Tuenti,
por eso nunca hablabas de tu pasado.

El dolor me corta toda la jodida inspiración,
pero soy libre de hacer lo que haga con la misma,
pero quiero volver a ser un niño desarmado y
armado a la vez,
si me vuelvo a encontrar contigo,
quiero desaparecer de éste país, vestido de incógnito y
de crueles apariencias,
pero creo que no son apariencias,
creo que son realidades,
porque si ya tengo pocas posibilidades en el amor,
imagínate…

                                 | 19 |
                   Reconstruyendome



Soy Roberto Zarco, fui poeta precoz con dieciséis años,
y ahora me llaman poeta de la reconstrucción,
ahora ya sé que es el dolor y la manipulación de una mujer,
pero también supe lo que era estar solo
con alguien al lado,
por eso no me siento un perdedor,
la única perdedora es ella, no hay más
porque al poeta y politólogo no le engañas con tu frialdad.

¿Quién más te hará feliz como yo?
¡Venga, dímelo! ¡No seas cobarde, y dímelo!
ya no te acuerdas,
¿cuando me colgabas el maldito teléfono?

Pero mejor escucho melodías y también raps
de Pablo Hasél,
aunque quisiera, como él,
que volvieses y
aún no sé ni para qué diablos qué.

Me ibas a denunciar,
pero estos son poemas,
que no debería ni si quiera publicar,
ni poemas que aún menos debería grabar,
odio ese quince de Mayo,
por paradójico que fuera: era mi cumpleaños y
gracias a mí pudiste trabajar,
¿pero de qué cojones vas? ¡¿eh?!
vete a la mierda, harpía y manipuladora,
no mereces mi bondad,
pero sí la dureza y crueldad de estos poemas.




                                 | 20 |
                 Nadie apostaba por ti
Aunque ya no estés, te oigo abuela,
y me dices ¡Valórate! ¡Valórate!
y se me cae el llanto encima de mi cielo,
pero se me suben las ganas por seguir haciendo esto,
se me suben a tu cielo.

Pero ya no sé en que pensar abuela,
si en volver a teneros en mis sueños,
algún día,
poder pasear de algún parque de tu mano,
y preguntaros,
porqué no estáis aquí y
me inyectéis ganas por vivir.

Mi corazón ya no soporta tantas putas pastillas,
pero tengo no tengo freno en el puto corazón y
tu lo probaste,
cuando nadie apostaba por ti.

Me doy una ducha y me acuesto,
sé que la próxima vez que vea a mi doctora,
me dirá: "la ansiedad y las obsesiones que tienes son culpa de tu ex-novia"
y la diré: es cierto, porque gracias a la paroxetina,
ahora me doy cuenta que sólo iba de "divina".

Sé que no podré pegar ojo en toda la noche,
pero sé que nunca jamás serás feliz,
sobre todo serás infeliz,
cuando le digas a tus "amigas"
que ya no quieres saber nada de mí,
pero ha escondidas y a hurtadillas,
en tus pensamientos,
aún estoy yo,
sabiendo hacerte el rencor, como nadie sabía hacerlo,
jódete, no quiero saber nada de ti,
no quiero saber nada de tu pensamiento embadurnado con barniz.


                                 | 21 |
        Nunca más a tu barbarie mental



Recuerdo ese veinticuatro de Febrero,
cuando hice de tu cumpleaños,
el más feliz y especial de tus veintitrés años de vida.
Y eso se denotaba en tus lágrimas que era la primera y
la última vez que te viera derramar,
porque ahora tu odio hacia mí,
es autodestructivo,
pero no me vas a destruir,
cuando sé que mi bondad es única y
que tus locuras y episodios neuróticos,
yo ya no voy a aguantar, ni consentir.

Con tus palabras, por un mediocre correo electrónico,
dejas entrever, la frialdad/crueldad de tu personalidad,
pero es lo que hay,
dirían los más empíricos.

¡Adiós! ¡Hasta nunca!
desaparece de la vorágine y barbarie que me creaste,
eres insoportable y miserable, como tu vida misma.
Porque ya no cree nadie en ti,
ni si quiera tu perro,
ni tus amigas,
porque tampoco tienes,
no me arrepentiré, cuando este poema,
impacte en tus llantos,
¡piérdete de por vida!.




                                   | 22 |
                          Hasta nunca


No exististe y eso lo tengo más que claro;
fuiste un puto espejismo y un egoísmo enfermizo y empedernido,
asi que ahora ahógate en tus espejismos mentales,
en lo neurótico de tus reacciones,
pero saludo a la mujer de mi vida, y
la digo "Dime que existes",
ayúdame a olvidar todo lo malo,
y sobre todo a éste última mediocridad de persona.

Seguir contigo, me hubiera conducido,
a convertirme en un retrógrado y superficial humano,
hubiera acabado conmigo mismo,
y hubiera acabado, siendo como tú,
es decir,
con tu bajeza moral de nacimiento y
tampoco hubiera acabado en ningún lado.

Hasta la miserable hora, en que te conocí y meses después
me ibas a dar una dosis de cariño y cien de frialdad y poca empatía,
ya nunca jamás sabrás de mí,
pero sé que en la distancia,
aunque vivamos cerca,
querrás saberlo,
porque hasta a tu ex-novio, le cotilleabas,
cuando apenas,
llevabas un mes conmigo,
aparte de tus celos enfermizos.

Pero eso denota, tu baja autoestima, tu inseguridad y
tu falta de graduado mental,
porque a grado de neurótica, no te gana nadie,
desde luego.
es pecado capital.




                                 | 23 |
¿Me ves? Ya no soy el peluche que tu creías que era,
lárgate con la bajeza de tu moral y tu superficialidad.

Ojalá y te quedes más que sola,
porque yo prefiero estar sólo, que estando solo,
con otra, que antes de conocerme a mí,
estaba aún más sola.

Vas de que soy santa y no te das cuenta de que tu orgullo y
tu silencio mienten, y por supuesto; te delatan.
Eres la mujer más fría que he conocido en la vida,
y eso para mí,
es pecado capital.

¡Vete a la mierda!
y que cuando tengas un buen recuerdo mío,
el polvo que eches con el próximo,
te inunde tu mente de CULPA y
que se paren de golpe todos tus gemidos.

Adiós, hasta nunca,
mi próximo cielo me espera muy cerca,
será la mujer de mi vida,
mientras tu baja a los infiernos
de esta cruel, pero merecida despedida.




                                  | 24 |
 Índice



Prólogo......................................................................... 8
La poesía que no lo es................................................ 9
3. am............................................................................. 10
Locura surrealista....................................................... 11
Vaciar la taza............................................................... 12
Anacoretismo.............................................................. 13
Porque sinceramente................................................. 14
El ático de mi futuro................................................... 15
Me quieres sin quererme amar.................................. 16
Cinco meses atrás.......................................................17
Sin agua en las lágrimas............................................ 18
A mí no me engañas................................................... 19
Reconstruyendome.................................................... 20
Nadie apostaba por ti................................................. 21
Nunca más a tu barbarie............................................ 22
Hasta nunca..................................................................23, 24
www.robertozarco.com
www.dimequeexistes.com

				
DOCUMENT INFO
Stats:
views:35
posted:7/26/2012
language:Spanish
pages:29