FASES DE LA GUERRA FRIA ABIERTA by r7Be86

VIEWS: 0 PAGES: 2

									         FASES DE LA GUERRA FRIA ABIERTA




                     FASES DE LA GUERRA FRÍA ABIERTA
                   1947: EL COMIENZO DE LA GUERRA FRÍA

La Guerra Fría es un proceso de larga duración, cuya fecha de inicio es discutida por la
historiografía especializada, incluso hay quienes sostienen que esta peculiar guerra tiene
por punto de partida el año 1917, es decir, el momento en que en Rusia las fuerzas
revolucionarias llegaron al poder. No obstante, según el planteamiento pedagógico
desarrollado a lo largo del trabajo, los acontecimientos ocurridos entre 1917 y 1945
serán considerados como antecedentes de la Guerra Fría, la cual tiene como punto de
partida indiscutible 1947, año en que comienza la consolidación concreta de los
bloques, liderados por EEUU y la URSS respectivamente. Como se dejó en evidencia
en el apartado anterior, el año 1946 fue marcando el camino hacia el quiebre definitivo
de la efímera Alianza de guerra. No obstante, es en 1947 cuando las palabras dan paso a
los hechos. Cada una de las potencias comenzó el proceso de consolidación de su
respectiva esfera de influencia.

Así pues, como señala Rafael Aracil, la Guerra Fría ya estaba latente entre los años
1945 y 1946, pero alcanzó su manifestación concreta sólo en 1947, cuando los Estados
Unidos y la Unión Soviética, se dejaron llevar por la escalada de desconfianza recíproca
que les condujo a la ruptura.[1] Según esta perspectiva, la Guerra Fría habría sido
provocada por el estado de paranoia y persecución de cada uno de los bandos, más que
por amenazas y peligros reales. “La Guerra Fría encontró su origen, menos en la
agresividad efectiva de los adversarios, que dieron pruebas en realidad de una gran
prudencia, que en la escalada de sus desconfianzas recíprocas”.[2] Cada actor vio en el
actuar de su oponente una provocación directa para iniciar el enfrentamiento. Aracil
destaca un fuerte componente psicológico en las motivaciones que provocaron el
comienzo de la Guerra Fría. Teniendo presente este punto de vista, se pueden explicar
las divergencias interpretativas de cada uno de los bloques, ya que cada uno veía en el
otro a un agresor, dispuesto a recurrir a todo tipo de estrategias y armas para ampliar su
esfera de influencia e ir derrotando así, progresivamente a su rival.

La Guerra Fría se manifestó inicialmente en Europa, donde se produjeron las primeras
fricciones entre las dos superpotencias, no obstante, pronto cada una aceptó tácitamente
la esfera de influencia de su oponente y así se estabilizó o más bien se congeló la
división de Europa durante todo el período que barca la Guerra Fría, desde 1947 hasta
1989-1991. Este último factor fue la causa para que la Guerra Fría se extendiera hacia la
periferia, especialmente a aquellos lugares donde la delimitación de las influencias aún
no estaba definida, como ejemplo crucial se encuentra Asia, con la excepción de Japón
que tras su derrota pasó a ser controlada exclusivamente por Estados Unidos.

                  LAS FASES DE LA GUERRA FRÍA ABIERTA

Para abordar el estudio histórico del desarrollo de la Guerra Fría, nos ha parecido
interesante desarrollar el esquema explicativo propuesto por Juan Pereira. Para este
autor, en la historia de la Guerra Fría se pueden distinguir claramente 4 fases, cada una
de las cuales estaría caracterizada por un conflicto tipo que la identifica:

Fase 1: 1947/1948-1950/1953: Conflicto tipo: La Guerra de Corea
Fase 2: 1953-1962: Conflicto tipo: Los mísiles cubanos
Fase 3: 1962-1973/1975: Conflicto tipo: La Guerra de Vietnam
Fase 4: 1973-1988/1989: Conflicto tipo: La Guerra de Afganistán

Según señala Juan Pereira, cada una de estas fases posee los siguientes elementos
constitutivos: “se inicia con un primer período de distensión, moderación en el
enfrentamiento, disminución de los conflictos y utilización de un lenguaje sereno y
constructivo. En un segundo momento irán a pareciendo signos de tensión que se
apreciarán en primer lugar, en el lenguaje que utilizarán los líderes y representantes
políticos y militares de ambos bloques; a continuación se intensificarán los conflictos
localizados y los presupuestos militares e incluso se romperán negociaciones o
acuerdos. La tensión culminará con el estallido de un conflicto tipo, con un momento de
máximo enfrentamiento en el que se estará al borde del enfrentamiento bélico
directo”.[3]

Pereira en su libro “Los orígenes de la Guerra Fría” esboza este esquema desarrollando
sólo el primero de los períodos identificados. En el presente apartado se abordará el
estudio de cada uno de estos períodos, poniendo especial énfasis en los conflictos
“tipos” de cada una de las fases señaladas. Para alcanzar tales objetivos serán analizadas
diversas fuentes: documentos escritos, fílmicos, iconográficos, etc.

								
To top