Spagnolo VADEMECUM by OI7da709

VIEWS: 5 PAGES: 3

									                                   ANEXO I

   VADEMÉCUM SEGURIDAD SOCIAL COMPLEMENTARIA
           REPRESENTACIONES EN EL EXTRANJERO
               (D. Leg. N. 252 del 5 de diciembre de 2005)


Todos los trabajadores dependientes deben decidir cómo destinar su futura
liquidación laboral (TFR); por lo tanto, se habla de TFR futuro,
excluyendo el que se haya madurado con fecha 31/12/2006, que seguirá
siendo reevaluado conforme a las vigentes disposiciones, y será pagado al
trabajador de una sola vez en el momento de concluir la relación laboral.
Los trabajadores deberán elegir:
   dentro del 30/06/2007, cuando la relación laboral ya exista en la
     fecha del 31/12/2006
   dentro de 6 meses desde la fecha de contratación, si la relación
     laboral ha comenzado sucesivamente al 31/12/2006.
La decisión deberá ser comunicada utilizando los modelos preparados por
el Ministerio de Trabajo y Previsión Social con el D.M. del 30/01/2007,
que cada empleador debe poner a disposición de sus empleados conforme
a lo contemplado por el Art. 1, apartado 1, del mismo Decreto Ministerial.
Tras recibir la opción expresada sobre el destino del TFR, el empleador
deberá expedir al empleado una copia refrendada del modelo
comprobando el recibo.


Las opciones posibles son las siguientes:
Hipótesis 1 – asignar todo el TFR, o parte del mismo, a la seguridad
complementaria, incorporándolo a una tipología de fondo que, en ausencia
de una forma negociada o cerrada, será un fondo abierto o un plan de
pensión individual.
Cabe señalar que la asignación parcial es posible sólo cuando se trate de
trabajadores inscritos en alguna forma de previsión obligatoria con fecha
anterior al 29/04/1993, ya que los mismos pueden decidir asignar a la
previsión complementaria entre el 50% y el 100% de su TFR madurado.


Hipótesis 2 – mantener el TFR a madurar con el empleador.


Hipótesis 3 – no expresar ninguna opción, manteniendo el silencio.


De optar el trabajador por la hipótesis 1, eso es asignar el TFR a un fondo,
el empleador transferirá el TFR a madurar al fondo, a partir del mes de
sueldo sucesivo a la fecha de la opción, mientras que el TFR ya madurado
hasta ese momento seguirá siendo reevaluado conforme a los parámetros
de la ley 297/82 (1,5% más el 75% del índice ISTAT del aumento del
costo de la vida calculado para las familias de obreros y empleados), y será
pagado al cesar la relación laboral.
Al jubilarse, el trabajador recibirá una pensión pública pagada por el
Instituto a cuyo seguro obligatorio esté inscrito, más una pensión
complementaria, pagada por el fondo que haya elegido, y calculada en
base a los recursos económicos aportados trámite la asignación del TFR y
las eventuales sumas añadidas que el trabajador haya querido aportar al
fondo mismo.
Cabe destacar que el trabajador podrá solicitar al fondo elegido que el
monto acumulado en los años, trámite sus aportaciones, sea transformado
en renta de pensión sólo en un 50%, percibiendo el restante 50% del
capital madurado de una sóla vez.


De optar el trabajador por la hipótesis 2, manifestando explícitamente su
voluntad de mantener el TFR con el empleador, el TFR será mantenido por
este último, cuando los empleados no superen las 49 unidades. Si el
número de empleados es de 50 o más, el empleador deberá transferir el
TFR a madurar al “Fondo tesorería INPS” denominado “Fondo para el
pago de la liquidación final a los empleados del sector privado, conforme
al artículo 2120 del Código Civil”.


Cuando el trabajador opte por la hipótesis 3 y no exprese ninguna
voluntad acerca del destino del TFR, se da el llamado “silencio-asenso”: el
entero TFR a madurar se colocará en el Fondo Residual Inps, denominado
FONDINPS, que administrará las aportaciones en las formas de la
previsión complementaria.

								
To top