Un nuevo modo de realismo es el Naturalismo 1 by hcrPtkh

VIEWS: 0 PAGES: 14

									     1. CONTEXTO HISTÓRICO


Durante la segunda mitad del siglo XIX se produjeron en Europa importantes transformaciones
políticas y sociales: el proletariado se organizó en movimientos obreros y sindicales inspirados
por el socialismo, el marxismo y el anarquismo. Al mismo tiempo crecía el poder económico y
político de la burguesía, que se hizo más conservadora para mantener sus privilegios.
    En España, bajo el reinado de Isabel II (1834-1868) se suceden los gobiernos
conservadores, impuestos con frecuencia por la vía del pronunciamiento militar. Durante su
reinado sigue la lucha entre “las dos Españas”, la burguesa e innovadora y la tradicionalista
que rechaza las reformas Con la revolución de 1969, “la Gloriosa”, se consiguió la
proclamación de la primera república y el exilio de la familia real. Se redactó una constitución
que recogía la libertad de prensa, de asociación y de enseñanza, así como el sufragio universal.
Tras un golpe de estado en 1985 se inicia la Restauración y los Borbones vuelven al poder con
Alfonso XII, que propone una alternancia en el poder de liberales y conservadores con la que
consigue una relativa calma política durante veinticinco años; sin embargo, esta alternancia no
consigue acabar con los problemas económicos y sociales.
En el terreno de la ciencia y de la técnica, se llegó a hablar de una segunda Ilustración por el
gran desarrollo de la ciencia experimental. La nueva filosofía es el positivismo, que admite
únicamente como fuente de conocimiento la observación y la experimentación, pero España
tardó en participar en dichas corrientes debido a la situación convulsa provocada por las guerras
internas. Al mismo tiempo comienzan a despuntar las organizaciones obreras y en 1879 se
funda el Partido Socialista Obrero Español.


     2. NACIMIENTO DEL REALISMO



                  El movimiento realista es el fruto del progresivo hundimiento del
                  Romanticismo, del que atacó y combatió el abuso del sentimentalismo, la
                  imaginación y las evasiones a mundos antiguos y exóticos, así como contra su
                  estilo ampuloso y artificial. Para el realista la inspiración va a venir del
mundo que le rodea: se va a dedicar a observar minuciosamente la realidad
contemporánea y la intentará trasladar a su obra, tanto a sus personajes, como a sus
problemas y su lenguaje.
Para lograr plasmar adecuadamente esta realidad recurrirá al género que mejor se adapta a tal
fin: la novela. La burguesía, que se vio reflejada en las novelas realistas, la acogió con
entusiasmo y tuvo un papel fundamental en el auge de este género. Una de las claves del éxito
popular de las novelas radica en su publicación en los periódicos de la época. Los editores
utilizaron la novela por entregas, muy aplaudida, sobre todo por el público femenino, como
reclamo de compra de la prensa diaria.

Un nuevo modo de realismo es el Naturalismo 1 , que en España está representado por Emilia
Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez. Su máxima figura es el novelista francés Emile Zola.
Está vinculado a la filosofía determinista que defiende que el comportamiento del ser humano

1
  Aún hoy en día siguen sin ponerse de acuerdo los críticos a la hora de valorar estos movimientos, si se deben considerar dos etapas
de una sola escuela o si cada uno de ellos tiene suficientes rasgos propios que nos lleven a considerarlos como distintas etapas. La
tendencia general es considerarlos como movimientos diferentes, si bien coincidentes en el tiempo y sin negar las deudas que tiene
el naturalismo con el realismo. Nosotros dedicaremos un apartado especial a ver las características distintivas del Naturalismo para
facilitar su estudio y comprensión.

    Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                                  1
                                  Ángeles Fernández
es el resultado (está determinada) de su herencia biológica, del momento histórico y del medio
en el que vive. A la novela naturalista le interesan sobre todo los personajes con taras y vicios
(los aspectos más sórdidos de la realidad) para analizar el determinismo hereditario y la
influencia del medio. El novelista intenta reflejar las lacras de la sociedad burguesa y capitalista.
En España los autores influenciados por el naturalismo incorporarán una mayor presencia de las
palabras y los pensamientos de los personajes y el papel decisivo del medio, de lo fisiológico,
de la educación y la familia en la conducta de los personajes.


El Realismo, con algún año de diferencia, surge contemporáneamente en toda Europa, de ahí
que se diga que el Siglo XIX es el siglo de la novela, algo innegable si damos un vistazo a la
siguiente lista: Flaubert, Zola y Stendhal en Francia, Dickens en Inglaterra, Tolstoi, Gogol y
Dostoievski en Rusia, Verga y D´Annunzio en Italia, y tantos autores españoles que recibirán
estas influencias europeas, las asimilarán perfectamente, las conjugarán con elementos propios
como el costumbrismo y escribirán algunas de las mejores obras de nuestra literatura. En
España el paso del romanticismo al realismo se realizó a través del costumbrismo hacia 1870.
Las primeras novelas realistas que aparecen en España son las de Cecilia Böhl de Faver, que
firmaba con el seudónimo de Fernán Caballero.
http://www.auladeletras.net/material/realismo_autores.htm (test para unir autores europeos con
su obra más famosa


    3. CARACTERÍSTICAS DE LA NOVELA REALISTA
       http://www.auladeletras.net/material/realismo.htm



                                 La prosa, y dentro de ésta, la novela, era el género más
                                 adecuado para reflejar la realidad en su totalidad. Como explicó
                                 claramente Stendhal: Una novela es un espejo que se pasea por
                                 un camino real. Tan pronto refleja es cielo azul como el fango
de los cenagales del camino. Se caracteriza por.
La características del Realismo se encaminan en tres direcciones: tema, técnica y estilo, aunque
todas ellas están subordinadas al ideal de verosimilitud.Se pretenden tratar temas reales, las
historias, aunque inventadas, son fragmentos de realidad, basadas en la experiencia cotidiana y
tanto la historia como los protagonistas son creíbles. Desaparecen los sucesos inverosímiles, los
hechos maravillosos y las aventuras insólitas y los personajes hablarán como se espera de su
procedencia, extracción y condición.


Técnica narrativa.

        o Narrador omnisciente. Habitualmente el narrador maneja los hilos del relato, sabe lo
          que sucede y sucederá, conoce el interior de los personajes e interviene en la obra con
          juicios sobre hechos y personajes y con interpelaciones al lector. Con el tiempo el
          ideal de objetividad irá reduciendo las apariciones del narrador en la obra que irá
          decantándose por el narrador testigo. Con todo, son habituales las novelas en las que
          aparecen combinados el narrador en primera persona con el narrador en tercera.

        o Protagonistas individuales o colectivos. Los protagonistas de estas novelas son bien
          individuos que se relacionan problemáticamente con el mundo, bien grupos sociales
          concretos que permiten al novelista dar una visión global de la sociedad
          contemporánea. Las personalidades individuales se caracterizan por estar en continua
          lucha y rebelión. Los protagonistas se conforman y evolucionan a lo largo de la
          historia.

  Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                    2
                                Ángeles Fernández
       o Análisis psicológico de los personajes. En las novelas naturalistas se aplican a la
         novela algunos descubrimientos científicos y se intenta buscar la causa del
         comportamiento de algunos personajes. Para ello se intenta profundizar en los
         pensamientos de éstos y demostrar como el ambiente, la familia, la educación, el
         pasado… juegan un papel relevante a la hora de conducirse un personaje.

       o Los personajes suelen ser numerosos para representar el mayor número posible de
         variedades sociales. En medio de estos surgen personalidades individuales que luchan
         y se rebelan. Los protagonistas dejan de ser planos y se conforman y evolucionan a lo
         largo de la historia. Incluso es posible la recurrencia en otra obra del mismo autor.

       o Digresiones y descripciones. El autor realista con frecuencia recurre a las
         descripciones minuciosas, descripciones que caracterizan y justifican la conducta de
         los personajes, y a digresiones que pueden alargar el discurso, pero necesarias para
         conocer la realidad en toda su profundidad y poder presentar la vida real desde todos
         los puntos posibles ya que, recordemos, la finalidad del realista es crear trozos de
         realidad, conseguir la verosimilitud. Ambas técnicas a menudo ralentizan la acción,
         pero se sacrifica ésta a favor del reflejo más fidedigno.


                                            o Linealidad de la historia. Los hechos suelen
                                              transcurrir de forma lineal en el tiempo. Aunque
                                              no sean extrañas las vueltas atrás para contar
                                              episodios pasados, éstas sólo interrumpen
                                              provisionalmente el hilo narrativo.

       o Ambientación contemporánea. Frente a la evasión espacio – temporal del
         romanticismo, la inspiración del autor realista es la realidad que le rodea. Pero dentro
         de esta amplia realidad va a escoger ciertos ambientes donde situar a sus personajes
         con sus problemas y avatares. Siente predilección por los ambientes de clase media
         (aunque en sus obras tienen cabida todas las clases sociales). Los espacios son
         concretos y reconocibles: los lugares urbanos y rurales adquieren gran importancia en
         estas novelas: el Madrid de Galdós, los pazos gallegos de Emilia Pardo Bazán, la
         Vetusta-Oviedo de Clarín.


Temas. A pesar de su aparente objetividad, el autor realista concibe su obra para defender
ciertas posturas e intentar captar al lector, de ahí que a veces sus obras se consideren
maniqueístas. Para entendernos mejor: en sus obras suele haber “buenos” (los progresistas, por
ejemplo, para Galdós; la vida urbana para otros) y “malos” (conservadores para Galdós o vida
rural para otros). A la idea general que se pretende demostrar quedan subordinados
protagonistas, espacios y temas. Esto se conoce como “novela de tesis”.

                      El amor, componente fundamental, aunque a menudo aparece en el
                       marco de una relación problemática. El adulterio está presente en las
                       más famosas novelas realistas.
                      La religión aparece a través de la oposición clericalismo/
                       anticlericalismo. Frente a los sacerdotes que asesoran y protegen a los
                       protagonistas (Sotileza, Nazarín), aparecen clérigos sometidos a los
                       vicios y tentaciones humanas (Doña Perfecta, La Regenta)
                      La política se manifiesta a través de la crítica al liberalismo, al
                       caciquismo, al sufragio universal, a la precariedad de los
                       funcionarios…


  Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                3
                                Ángeles Fernández
                                       La ciudad y el campo enfrentados como representación – según el
                                        autor- de las mejores virtudes y los peores vicios.
                                       El conflicto entre individuo y sociedad es uno de los temas
                                        fundamentales. El individuo, un inadaptado, se enfrenta a una
                                        colectividad y, generalmente, es derrotado por el mundo que lo rodea

Estilo. El ideal del estilo realista es la claridad y la exactitud. En el léxico los autores realistas
introdujeron expresiones dialectales, variedades sociales y de situación para intentar reproducir
fielmente el habla de todo tipo de clases. Consideraban el lenguaje como un recurso
fundamental para la caracterización de ambientes, y para la caracterización de los personajes
que se distinguen y muestran a través de sus usos lingüísticos.



                                                                         CARÁCTE
                                                                         RÍSTICAS
                                                                            DEL
                                                                          REALISMO




                TÉCNICA                                                   TEMAS                                             ESTILO
               NARRATIVA                                                  novela de
                                                                            tesis




     Narrador         Uso del estilo       Amor          Religión       Política: las       Ciudad   Realidad   Enorme           Presencia de
    omnisciente       indirecto libre      adulterio                     dos Españas         /campo   regional   riqueza            términos
     autorial.         y del fluir de                                                                             léxica           dialectales
                       conciencia




     Personajes       Presencia de                                                                               Lenguaje          El lenguaje
    individuales/      minuciosas                                                                                 sencillo         sirve como
      grupales        descripciones                                                                                                  elemento
                      y digresiones                                                                                               caracterizador
                                                                                                                                       de los
                                                                                                                                    personajes




    Ambientación           Discurso
    contemporánea           lineal
     cercana al
       autor




4. EL NATURALISMO. CARACTERÍSTICAS


                                Esta corriente se desarrolló durante el último tercio del siglo XIX,
                                fundamentalmente en Francia y tuvo como principal impulsor al novelista
                                Emile Zola2, que trató de aplicar a la novela procedimientos de la ciencia
                                experimental. He aquí algunos de ellos.


2
    La teoría naturalista de Zola se encuentra recogida en su obra La novela experimental.

      Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                     4
                                    Ángeles Fernández
             El escritor observa minuciosamente y luego describe, con la imparcialidad del
              científico, los diversos comportamientos humanos.
             La conducta de los personajes aparece condicionada
              por tres factores: el medio social y geográfico en que se
              desenvuelven, la herencia biológica y el momento
              histórico. Es lo que se conoce como determinismo.
             El narrador se recrea ante los aspectos más crudos y
              sombríos de la realidad. Abundan los personajes neuróticos, alcohólicos,
              tarados o viciosos. El erotismo irrumpe con fuerza en la literatura.
             Como intención última se aprecia entre los naturalistas un deseo de crítica
              social; para ello presentan con detalle y objetividad una serie de “casos” o
              documentos humanos que sirvan para corregir injusticias sociales. Se pretende
              cambiar, si no a los hombres, a sus circunstancias.
             El novelista desaparece a favor del narrador cronista, guarda para sí sus
              emociones y expone simplemente las cosas que ha visto.

En España el naturalismo ocasionó un amplio debate al que Emilia Pardo Bazán dedicó un
polémico ensayo: La cuestión palpitante. Con todo, puede decirse que los novelistas no se
sintieron demasiado seducidos por un movimiento literario que limitaba en gran medida la
libertad creadora del escritor. Sin embargo se aprecian rasgos naturalistas en el determinismo
que preside la trayectoria de algunas obras como La Regenta, La desheredada o La tribuna

En el siguiente enlace tienes un test a partir de las características y autores más
relevantes del romanticismo, el naturalismo y el realismo.


5. PRINCIPALES NOVELISTAS DE ESTA ÉPOCA

 JUAN VALERA Cultivó todos los géneros literarios (novela, poesía, teatro, crítica literaria,
periodismo…).

            El tema más frecuente de su obra es el amor, concretamente en su variedad del
            viejo y la niña. Suele ambientar sus novelas en Andalucía, concretamente en
            Córdoba, en paisajes idílicos e irreales, sin pobreza ni sufrimiento. Entre sus novelas
            destacan: Juanita la larga y, sobre todo, Pepita Jiménez, escrita en forma epistolar,
            cuenta la historia del seminarista Luis de Vargas, que ha ido a pasar las vacaciones
con su padre, Don Pedro y Pepita, joven viuda a la que don Pedro pretende. La obra describe
la evolución de la pasión amorosa de don Luis y la lucha entre su vocación religiosa y su amor
por Pepita. El amor entre los jóvenes acabará imponiéndose y don Pedro, comprensivo,
aceptará la boda.

JOSE MARÍA DE PEREDA

Cultivó el realismo regionalista: la región representa el origen, el mundo patriarcal, lo castizo
y lo puro frente a la ciudad, ámbito burgués. Entre sus obras destacan Peñas arriba, Sotileza, o
Don Gonzalo González de la Gonzalera.



BENITO PÉREZ GALDÓS (1834-1920)


 Fue un autor muy prolífico. Además de sus artículos periodísticos publicó
setenta y siete novelas y veintidós obras de teatro (entre los que destaca
Electra, cuyo contenido anticlerical provocó un gran escándalo en su

  Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                  5
                                Ángeles Fernández
estreno). En su producción novelística se distinguen dos grandes grupos: los Episodios
Nacionales y el resto de sus novelas.



LOS EPISODIOS NACIONALES.

         En un principio iban a ser cinco series de diez novelas cada uno, pero la obra quedó
incompleta y Galdós sólo escribió cuarenta y seis episodios. Son una historia novelada de
España desde la batalla de Trafalgar (de hecho, Trafalgar es el título del primer episodio) hasta
la restauración de la monarquía borbónica; en relación con los grandes acontecimientos de la
historia de España se narran episodios de la vida cotidiana de una serie de personajes ficticios.
Los protagonistas son personajes sin importancia que funcionan como testigos o jueces de los
hechos, lo que interesa es la acción, la crónica, para ser más exactos. Para dar sensación de
verosimilitud, en algunas series se repiten protagonistas que viven distintos acontecimientos y
evolucionan parejos a la obra. Sus títulos aluden a sucesos históricos (Trafalgar, Bailén, El 7 de
julio, España sin rey…).En la última serie Galdós muestra un tono pesimista y desolado,
precursor del sentimiento de los autores del 98.


LAS NOVELAS. 3

Las primeras novelas de Galdós son novelas históricas, entre las que destaca La Fontana de oro
que narra el enfrentamiento entre la minoría liberal y el régimen de Fernando VII.

A partir de 1870 se adentra en las novelas de tesis, que exponen conflictos ideológicos de tema
religioso y anticlerical. Los personajes son abstracciones de determinadas cualidades humanas y
los lugares, aunque imaginarios, representan a cualquier ciudad española donde existen estos
conflictos y le sirven a Galdós para ejemplificar las tesis que intenta contraponer; no son
independientes, son marionetas en manos del autor, son la representación maniqueista de
“buenos y malos”. Los ideales de libertad, tolerancia y progreso que defiende Galdós se
enfrentan al conservadurismo, la intolerancia y una religiosidad que se olvida de los principios
cristianos. Son ejemplos de esta tendencia las obras Doña Perfecta, Gloria y La familia de León
Roch.. En Doña Perfecta el ingeniero Pepe Rey llega a la ciudad de Orbajosa a pedir la mano
de su prima Rosario. Pronto descubre una conspiración promovida contra él por el canónigo
don Inocencio, secundado por su tía Doña Perfecta, debido a sus ideas reformistas. Al final
Pepe Rey es asesinado y Rosario se vuelve loca.

A esta época también pertenece Marianela, que ha sido considerada como novela de transición
entre las novelas de tesis y las contemporáneas. Marianela, de aspecto físico desagradable,
aunque de noble espíritu, dedica sus días al cuidado de Pablo, ciego, del que se enamora
apasionadamente y del que se cree correspondida. Cuando el médico devuelve la vista a Pablo
éste se horroriza al ver el aspecto de Marianela y la abandona. Ésta morirá de “dolor de
alma”.

Las Novelas contemporáneas. Son veintiuna novelas que suponen la culminación de su arte en
las que refleja personajes de todas las clases sociales: el pueblo bajo, la clase media, los
burócratas, la burguesía adinerada, los nobles venidos a menos… como un gran mosaico de la



3
   Debemos aclarar que esta división en etapas de la producción de Galdós no obedece a un estricto orden cronológico. De hecho,
alternó sus Episodios con el resto de su producción, y cuando en 1881 comienza sus novelas contemporáneas, éstas incluyen tanto
novelas de corte realista como aquéllas que se aproximan más al naturalismo. A esta tendencia pertenecen, por ejemplo, La
desheredada o Tormento.



    Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                                 6
                                  Ángeles Fernández
sociedad madrileña de la época, porque esta ciudad se convierte en la auténtica protagonista de
esta serie de novelas y que va a ser su gran inspiración en esta etapa.
Galdós va creando personajes cada vez más complejos, que expresan sus sueños, fantasías,
recuerdos y deciden según sus conciencias. Además incorpora elementos naturalistas como el
determinismo.

Produce títulos como Miau o Fortunata y Jacinta, su obra cumbre, de la que hablaremos más
adelante. Es ahora cuando podemos apreciar en sus novelas toda su técnica aplicada de forma
magistral. Ésta se resume en:
             Los personajes de unas obras pueden aparecer en otras dando la impresión de
                 que existen realmente. Comprenden todas las clases sociales, pero predomina la
                 clase media.
             Alterna el uso del narrador omnisciente (que controla todos los hilos del relato,
                 opina sobre sus personajes y comenta la acción). con el narrador cronista

                    Frecuente uso del monólogo interior, del estilo indirecto libre y del modo
                     teatral, una forma dialogada totalmente novedosa en la que los parlamentos de
                     los personajes son presentados sin intervención de un narrador y con
                     acotaciones. El diálogo muestra todo tipo de registros y funciona como un
                     elemento caracterizador de los personajes.

                    Intención didáctica. Galdós critica la moral de las apariencias y la corrupción y
                     ociosidad de la burocracia.
                    Sus novelas están llenas de sacerdotes intolerantes y fanáticos, sin auténtica
                     vocación y faltos de caridad.


        Novelas espiritualistas. Algunas de sus obras presentan personajes de inspiración
evangélica y un tema común: la caridad. Manifiestan la desilusión del autor al ser testigo del
fracaso de la burguesía para transformar la sociedad. Deposita sus esperanzas en la
trascendencia y en los principios más auténticos del cristianismo.4 El escenario se traslada del
Madrid de la burguesía a los barrios marginales y periféricos.

        Nazarín protagoniza dos de sus obras, Nazarín y Halma. Es un clérigo humilde que
recorre la Mancha con dos mujeres de mala reputación predicando un evangelio social e
invitando a imitar a Jesucristo.

 Pero la obra más representativa de este estilo es Misericordia. En ella Benina pide limosna
para que su señora, que no tiene dinero para pagar su salario, pueda comer y mantener su
apariencia de señora de alcurnia. Cuando a su ama, Doña Paca, le toca la lotería, echa a
Benina de la casa.

Últimas novelas de influencia simbolista. Mezcla el realismo con elementos de carácter
maravilloso y fantástico. Presagian la actitud de los autores del 98 por su confianza en la
educación. Son de esta época El caballero encantado y La razón de la sinrazón.


FORTUNATA Y JACINTA: DOS HISTORIAS DE CASADAS
Juanito Santa Cruz es un joven de posición económica desahogada, que ha sido amante de una
muchacha de pueblo, llamada Fortunata. Su madre lo casa con su prima Jacinta, quien desea
ardientemente un hijo, sin conseguirlo. Maximiliano Rubín, un joven enclenque y enfermizo se
enamora de Fortunata (después de que esta salga de una institución religiosa en la que se

4
 este cambio no sólo se produce en Galdós, sino que otros autores como Tolstoi han evolucionado hacia el protagonismo de
personajes humildes imbuidos de altos valores morales y de un gran sentido del deber.

    Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                          7
                                  Ángeles Fernández
recluyó al ser rechazada por Juanito) y le pide que se case con él. Ella, movida por un
sentimiento de agradecimiento y lástima, acepta. Pero ya casada, reaunuda su relación con
Juanito y queda embarazada. En esta situación descubre que el joven tiene un nuevo romance
con su amiga Aurora. Tras dar a luz, Fortunata sufre una grave hemorragia y , presintiendo
que va a morir, hace testamento y deja su hijo a Jacinta que, al final de la obra, decide
acogerlo y abandonar definitivamente a Juanito.
El tema principal de la obra es la historia de Fortunata y su evolución vital, teniendo como
contrapunto a Jacinta, que encarna cada una uno de los lados del consabido triángulo amoroso.
Cada una de las mujeres encarna una realidad que se contrapone a la otra: Fortunata personifica
la naturaleza, la rebeldía, el pueblo, frente a las reglas y la trasgresión; es auténtica, buena, y
está orgullosa de su fecundidad. Por su parte Jacinta es el símbolo de la sociedad burguesa, del
respeto a las leyes y las convenciones, delicada, frágil y sumisa.

Todas las clases sociales están representadas en un intento globalizador: los Santacruz
representan la burguesía comercial, financiera y triunfadora; los Rubín son el prototipo de la
pequeña burguesía y Fortunata y sus allegados representan el pueblo.

Aparte del triángulo amoroso, a parecen en la obra temas secundarios de gran importancia: las
minuciosas descripciones de Madrid, las costumbres cotidianas, el desarrollo y la evolución del
comercio madrileño, el análisis de los problemas y preocupaciones de la clase media y su afán
por ascender económica y socialmente, las formas de vida de los más desfavorecidos, la
situación de las mujeres, los acontecimientos políticos más importantes de la época, etc.

La historia narrada se inicia en diciembre de1869 y termina en 1876. En la narración se
mencionan e integran todos los acontecimientos políticos de esos años: La Gloriosa, La
abdicación de Amadeo de Saboya, la guerra carlista… El tiempo de la narración es lineal,
cronológico, aunque con presencia de flash backs para introducir información sobre el pasado y
circunstancias de los protagonistas.

El narrador, aunque en principio se presente como testigo conocedor de muchos de los
personajes y, que por ello tiene una información parcial, poco a poco va introduciendo sus
juicios y opiniones y va trasformándose, primero en omnisciente autorial y en omnisciente
neutral al final.


LEOPOLDO ALAS, CLARIN

                   Nació en Zamora en 1852 pero vivió gran parte de su vida en Oviedo, donde
          se licenció en Derecho. En 1878 una crisis personal lo hizo evolucionar hacia ideas
          liberales. Sus ideas republicanas le llevaron a colaborar en periódicos de dicha
          tendencia. Como periodista se interesó por temas ideológicos y literarios. Fue un
          crítico respetado y temido. Sintió un gran interés por el Naturalismo, al que dedicó
numerosos artículos. Murió en Oviedo en 1901.

        Aunque escribió algunos poemas de juventud y una obra dramática, lo más interesante
de su producción son, por una parte, sus artículos periodísticos de crítica literaria en los que se
muestra como crítico agudo, independiente y bien informado; se opuso al régimen de la
Restauración y a la mediocridad de la sociedad de la época.

        Por otra parte es importantísima su obra narrativa. Escribió unos sesenta cuentos,
publicados en su mayoría en periódicos y revistas, cinco novelas cortas (Pipá, Avecilla, Las dos
cajas, Doña Berta y El Señor) y dos largas: La regenta y Su único hijo.




  Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                       8
                                Ángeles Fernández
La Regenta (1885) se construye sobre un triángulo amoroso5. Cuenta la historia de Ana Ozores, mujer
joven, sentimental y soñadora, casada con un hombre mayor que ella, don Víctor de Quintanar, ex
regente de la Audiencia. Ana busca caminos para huir del mundo mediocre y opresivo de la ciudad de
Vetusta. Como primera salida escoge como confesor a don Fermín de Pas, sacerdote sin vocación ,
dominado por el ansia de poder y su atracción carnal hacia la Regenta.. Fracasada esta opción
mantiene relaciones con un pseudodonjuán, Álvaro Mesía. Don Víctor descubre estas relaciones y se
bate en duelo con su rival, que lo mata. Al final, Don Álvaro, don Fermín y toda la buena sociedad de
Vetusta abandonan a la viuda Ana Ozores, mientras que De Pas ve insatisfechas sus ansias de todo
tipo.


La obra está dividida en dos partes de quince capítulos cada una. La primera, fundamentalmente
descriptiva, se desarrolla en tres días y tiene un ritmo lento. En ella son presentados los personajes, se
explican y narran sus antecedentes y se describen los ambientes físicos, sociales y religiosos de
Vetusta. Destaca la representación de las costumbres de los sectores dominantes: bailes, fiestas,
reuniones y tertulias en el casino.. En la segunda, de carácter narrativo, los acontecimientos se
precipitan y el ritmo se acelera: la acción transcurre a lo largo de tres años. Aquí se desarrolla
realmente la trama: la lucha de don Fermín de Pas por Ana Ozores, su separación y el triunfo de don
Álvaro Mesía ante la mirada complaciente de los habitantes de Vetusta. La novela acaba con Ana
hundida en su soledad, rechazada por la ciudad y don Fermín.


La obra cuenta con más de un centenar de personajes que configuran un mundo rico y perfectamente
cohesionado. Destacan.
- Ana Ozores, el personaje central. Es una mujer de carácter atormentado, inadaptada e inconforme
con su vida, que siente que su inquietud espiritual no tiene un reflejo en la sociedad superficial de
Vetusta y experimenta la necesidad de llenar su vida. Es respetada y envidiada a partes iguales, y a
partes iguales se debate entre la santidad y el deber (que la vinculan a don Fermín) y la pasión
desatada que la liga a don Álvaro Mesía.
- Don Fermín de Pas. Es un hombre tremendamente ambicioso que pretende tener en sus manos el
poder de manejar a toda la ciudad., incluida la Regenta, de la que se enamora y la que llega a
considerar un objeto de su posesión.
- Don Álvaro Mesía. Se trata de un simple conquistador, un ser despreciable y vulgar, pero catalizador
para la caída final de Ana.
- La ciudad de Vetusta se considera un personaje más, configurado por los abundantes tipos que
desfilan por las páginas de la novela. Es un resumen de la sociedad española: en ella, se configura un
mundo de prejuicios en el que se ven reflejados las ambiciones burguesas, las intrigas y luchas del
estamento eclesiástico, el ansia de la aristocracia por mantener su poder… Se reúnen en el casino, el
teatro, en las tertulias de las casas de las mujeres más importantes de la ciudad y fomentan el adulterio
que supondrá el final de Ana Ozores. De ahí que Clarín no se ensañe con la protagonista sino con esa
ciudad que la ha manipulado.

Los elementos naturalistas se advierten, sobre todo, en el determinismo del medio y las circunstancias
que han marcado a la Regenta: la orfandad, una infancia infeliz, una educación severa y cruel, el
ambiente de Vetusta…La crudeza con que describe algunos episodios y la insistencia en la influencia
de las circunstancias sociales sobre el individuo también acercan esta novela al Naturalismo.


http://recursos.cnice.mec.es/lengua/profesores/eso2/t3/textos/regenta.htm. Selección de textos
breves de La Regenta muy breves que podrían ser objeto de examen.



5
 El tema del adulterio fue ampliamente tratado en el siglo XIX dando lugar a obras de tanta calidad literaria y fama como Ana
Karenina (Tolstoi), Madame Bovary (Flaubert) o El primo Basilio (Eça de Queiroz)

    Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                               9
                                  Ángeles Fernández
http://orecunchodotrasno.blog.com/2009/11/15/la-regenta-comentario-literario/. Texto más
complejo con más preguntas.


    Servando iba y venía como una estatua en movimiento… y los demás vetustenses no entraban en el
    caserón de los Ozores después de la muerte de don Víctor.
    No entraban. Vetusta la noble estaba escandalizada, horrorizada. Unos a otros, con cara de hipócrita
    compunción, se ocultan los buenos vetustenses el íntimo placer que les causaba aquél gran escándalo
    que era como una novela, algo que interrumpía la monotonía eterna de la ciudad triste. Pero
    ostensiblemente pocos se alegraban de lo ocurrido, ¡Era un escándalo! ¡Un adulterio descubierto! ¡Un
    duelo! ¡Un marido un ex regente de la Audiencia, muerto de un pistoletazo en la vejiga! En Vetusta, ni
    aun en los tiempos de la revolución había habido tiros. No había costado a nadie un cartucho la
    conquista de los derechos inalienables del hombre. Aquel tiro de Mesía, del que tenía la culpa la
    Regenta, rompía la tradición pacífica del crimen silencioso, morigerado y precavido. Ya se sabía que
    muchas damas principales de la Encimada y de la Colonia engañaban o habían engañado o estaban a
    punto de engañar a sus respectivos esposos, ¡pero no a tiros! La envidia, que hasta se había disfrazado
    de admiración, salió a la cale con toda la amarillez de sus carnes.
    Y resultó que envidiaban en secreto la hermosura y la fama de virtuosa de la Regenta, no solo
    Visitación Olías de Cuervo y Obdulia Fandiño y la baronesa de la “Deuda Flotante”, sino también la
    gobernadora, y la de Páez, y la señora de Carraspique y la de Rianzares y las criadas de la marquesa
    y toda la aristocracia, y toda la clase media y hasta las mujeres del pueblo … y ¡quién lo iba a decir!,
    la marquesa misma, aquella doña Rufina tan liberal que con tanta magnaminidad se absolvía a sí
    misma de las ligerezas de la juventud … ¡y otras!
    Hablaban mal de Ana Ozores todas las mujeres de Vetusta y hasta la envidiaban y despellejaban
    muchos hombres con alma como la de aquellas mujeres.




EMILIA PARDO BAZÁN (1867-1928)

 Nació en A Coruña, en una familia de la nobleza gallega y desde muy pronto
manifestó su vocación literaria. Se casó en 1868, aunque pronto se separó y se fue
con sus hijos a Madrid, donde se dedicó vehementemente a la literatura, pero sin
olvidar sus orígenes, ya que hace protagonista a Galicia de su obra. Cultivó el
periodismo, la crítica teatral, el cuento, la novela corta y la novela.
La publicación de La cuestión palpitante (1883) supuso el respaldo al movimiento naturalista.
Eran una colección de artículos publicados anteriormente en el diario Época en los que
analizaba y criticaba los postulados de Zola. Rechazó la supresión de los valores espirituales, el
determinismo exacerbado y la pintura de asuntos repugnantes o desvergonzados6, pero elogió el
método de la observación minuciosa y defendió la novela como expresión psicológica, social e
histórica de la sociedad que refleja. Las reacciones a la publicación de este ensayo fueron
dispares: Juan Valera criticó sus tesis en Apuntes sobre el nuevo arte de escribir novelas (1887),
mientras que Clarín escribió varios artículos a su favor.

        En sus novelas más famosas, Los pazos de Ulloa y La Madre Naturaleza, recrea, por
medio de una técnica naturalista y descriptiva, el dramatismo de los conflictos de la tierra
gallega y sus gentes. Plasma un mundo lleno de ignorancia, violencia y crueldad. El
enfrentamiento entre la ciudad y el campo se resuelve en la oposición civilización / barbarie. El
medio rural presenta aristócratas decadentes y degradados, caciques y criados codiciosos y
brutales. Los personajes del entorno urbano, indefensos y débiles, sufrirán un proceso de
marginalidad y destrucción.



6
  Paradójicamente su narrativa incorporó elementos naturalistas como situaciones violentas y escabrosas, así como el
condicionamiento del medio.

     Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                     10
                                   Ángeles Fernández
Los pazos de Ulloa narra la historia de don Pedro Moscoso, marqués de Ulloa, que vive aislado
en el ambiente embrutecido de sus pazos, dominio de sus propios sirvientes. Con Sabel, hija de
su criado Primitivo, el marqués tiene un descendiente bastardo, al que llaman Perucho. Cuando
Julián, el nuevo capellán, llega al pazo, insiste al marqués para que busque una esposa
adecuada, por lo que este va a Santiago, frecuenta nuevos ambientes y, menos embrutecido,
decide contraer matrimonio con su prima Nucha, de carácter apocado, débil y enfermiza. Esto
no impedirá que a su vuelta al pazo el marqués siga con sus amores adúlteros, propiciados por el
padre de la criada.



VICENTE BLASCO IBÁÑEZ (1867-1928)7

A su primera época como escritor pertenecen novelas de tesis, al servicio de
sus ideas, de la razón y de la ciencia y en contra del fanatismo religioso. Es
de esta época La araña negra.
La producción que compone su ciclo regionalista representa la vida de unos
personajes en un medio social y económico determinado. Son obras
ambientadas en el mar y la huerta de Valencia, en las que muestra su arte de
“pintor literario”. Están ligadas al naturalismo en cuanto que presentan determinismo social y
biológico, que condiciona el destino de los personajes; también se percibe influencia naturalista
en los escenarios y en las acciones sórdidas y brutales. A este grupo de novelas pertenecen:
Arroz y tartana, La barraca, Cañas y barro, Entre naranjos.
Su faceta más política (era partidario del anarquismo y defensor del ideario republicano) se ve
en las obras que reflejan los conflictos de la España de su tiempo: El intruso, La bodega, La
borda. (se podría decir que son novelas de tesis, pero de carácter social)

Un cuarto grupo lo constituyen sus obras antibelicistas y ambientadas en torno a la primera
guerra mundial. Mezcla realismo y aventuras, sentimentalismo y exotismo en la búsqueda de
una literatura que pudiera interesar al gran público. Mare nostrum, Los cuatros jinetes del
Apocalipsis y Los enemigos de la mujer son ejemplos de esta tendencia.




Aquí tienes 12 test para que ahora, que habéis llegado al final, repaséis autores y obras del
Realismo español.




7
  Algunos críticos incluyen a Blasco Ibáñez dentro de la generación del 98 por su cronología, aunque la opinión generalizada, dados
los rasgos de su obras, es incluirlo dentro del realismo-naturalismo.

    Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                               11
                                  Ángeles Fernández
Cuando la rapaza entró, cargada con el haz de leña que acababa de merodear en el monte del señor amo, el tío
Clodio no levantó la cabeza, entregado a la ocupación de picar un cigarro, sirviéndose, en vez de navaja, de uña
córnea color de ámbar oscuro, porque la había tostado el fuego colillas.
Ildara soltó el peso en tierra y se atusó el cabello, peinado a la moda de las señoritas y revuelto por los
enganchones de las ramillas que se agarraban a él. Después, con lentitud de las faenas aldeanas, preparó el fuego,
lo prendió, desgarró las berzas, las echó en el pote negro, en compañía de unas patatas mal troceadas y de unas
judías asaz secas, de la cosecha anterior, sin remojar. Al cabo de estas operaciones, tenía el tío Clodio liado su
cigarrillo, y lo chupaba desgarbadamente, haciendo en carrillos dos hoyas como sumideros grises entre lo azuloso
de la descuidada barba.
Sin duda la leña estaba húmeda de tanto llover la semana entera, y ardía mal, soltando una humareda acre; pero
el labriego no reparaba: al humo, ¡bah!, estaba bien él bien hecho desde niño. Como Ildara se inclinase para soplar
y activar la llama, observó el viejo cosa más insólita: algo de color vivo, que emergía de las remendadas y
encharcadas sayas de la moza...Una pierna robusta, aprisionada en una media roja, de algodón...
--¡Ey! ¡Ildara!
--¡Señor padre!
--¿Qué novidá es ésa?
--¿Cuál novidá?
--¿Ahora me gastas medias, como la hirmán del abade?
Incorpórase la muchacha, y la llama, que empezaba a alzarse, dorada, lamedora de la negra panza del pote,
alumbró su cara redonda, bonita, de facciones pequeñas, de boca apetecible, de pupilas claras, golosas de vivir.
--Gasto medias, gasto medias--repitió, sin amilanarse--. Y si las gasto, no se las debo a ninguén.
--Luego nacen los cuartos en el monte--insistió el tío Clodio con amenazadora sorna.
--¡No nacen!...Vendí al abade unos huevos, que no dirá menos él...Y con eso merqué las medias.
Una luz de ira cruzó por los ojos pequeños, engarzados en duros párpados, bajo cejas hirsutas, del labrador...Saltó
del banco donde estaba escarrancado, y agarrando a su hija por los hombros, la zarandeó brutalmente,
arrojándola contra la pared, mientras barbotaba:
--¡Engañosa! ¡Engañosa! ¡Cluecas andan las gallinas que no ponen!
Ildara, apretando los dientes por no gritar de dolor, se defendía la cara con las manos. Era siempre su temor de
mociña guapa y requebrada, que el padre la mancase, como le había sucedido a la Marisola, su prima, señalada
por su propia madre en la frente con el aro de la criba, que le desgarró los tejidos. Y tanto más defendía a su
belleza, hoy que se acercaba el momento de fundar en ella un sueño de porvenir. Cumplida la mayor edad, libre
de la autoridad paterna, la esperaba el barco, en cuyas entrañas tantos de su parroquia y de las parroquias
circunvencias se habían ido hacia la suerte, hacia lo desconocido de los lejanos países donde el oro rueda por las
calles y no hay sino bajarse para cogerlo. El padre no quería emigrar, cansado de una vida de labor, indiferente a
la esperanza tardía: pues que quedase él...Ella iría sin falta; ya estaba de acuerdo con el gancho, que le
adelantaba los pesos para el viaje, y hasta le había dado cinco de señal, de los cuales habían salido las famosas
medias...Y el tío Clodio, ladino, sagaz, adivinador o sabedor, sin dejar de tener acorralada y acosada a la moza,
repetía:
--Ya te cansaste de andar descalza de pie y pierna, como las mujeres de bien, ¿eh, condenada? ¿Llevó medias
alguna vez tu madre? ¿Peinóse como tú, que siempre estás dale que tienes con el cacho de espejo? Toma, para que
te acuerdes...
Y con el cerrado puño hirió primero la cabeza, luego el rostro, apartando las medrosas manecitas, de forma no
alterada aún por el trabajo, con que se escudaba Ildara, trémula. El cachete más violento cayó sobre un ojo, y la
rapaza vio, como un cielo estrellado, miles de puntos brillantes envueltos en una radiación de intensos coloridos
sobre un negro terciopeloso. Luego, el labrador aporreó la nariz, los carrillos. Fue un instante de furor, en que sin
escrúpulo la hubiese matado, antes que verla marchar, dejándole a él solo, viudo, casi imposibilitado de cultivar
la tierra que llevaba en arriendo, que fecundó con sudores tantos años, a la cual profesaba un cariño maquinal,
absurdo. Cesó al fin de pegar; Ildara, aturdida de espanto, ya no chillaba siquiera.
Salió fuera, silenciosa, y en el regato próximo se lavó la sangre. Un diente bonito, juvenil, le quedó en la mano.
Del ojo lastimado, no veía.
Como que el médico, consultado tarde y de mala gana, según es uso de labriegos, habló de un desprendimiento de
la retina, cosa que no entendió la muchacha, pero que consistía...en quedarse tuerta.

Y nunca más el barco la recibió en sus concavidades para llevarla hacia nuevos horizontes de holganza y lujo. Los
que allá vayan, han de ir sanos, válidos, y las mujeres, con sus ojos alumbrando y su dentadura completa

Adscribe este texto a una determinada tendencia y autor a partir de elementos como: tipo de narrador, personajes,
ubicación geográfica, lenguaje empleado, temas…




   Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                                 12
                                 Ángeles Fernández
1. ¿Qué autor o autora es determinante en el desarrollo del Naturalismo en España?

Emilia Pardo Bazán                                             Émile Zola
Benito Pérez Galdós                                            Cecilia Böhl de Faber
2. ¿A qué período de la producción literaria de Pérez Galdós pertenece Misericordia?
Novelas de tesis                                               Novelas espirituales
Novelas contemporáneas                                         Novelas Naturalistas
3. ¿Qué caracteriza al arte naturalista?
Los protagonistas suelen ser burgueses                         El reflejo de las parcelas más desagradables de la sociedad
La verosimilitud                                               La fidelidad al tiempo histórico
4. ¿ Qué caracteriza a la etapa novelística de Pérez Galdós conocida como “Novelas de tesis”?
La preocupación por problemas de tipo espiritual: la El enfrentamiento entre la ideología progresista y
religión, la ética y la moral                                  conservadora
La defensa de la tesis de que el hombre es malo por naturaleza El reflejo fiel de la España de la segunda mitad del XIX
5. La teoría que defiende la idea de que el ser humano está condicionado por su entorno social y por su herencia
genética y familiar recibe el nombre de ……………….
Naturalismo                                                    Lógica aplastante
Condicionismo                                                  Determinismo
6. ¿Qué pretendió Pérez Galdós con sus Episodios Nacionales?
Ofrecer al lector un relato novelado de los principales Reflexionar sobre los motivos que provocaron el ocaso de
acontecimientos históricos del siglo XIX en España             la hegemonía española.
Defender la figura histórica de la monarquía                   Dar su visión subjetiva sobre los principales
                                                               acontecimientos del siglo XVIII español.
7. ¿Con quién guarda deudas el movimiento realista?
Con el Barroco                                                 Con el Romanticismo
Con el Empirismo                                               Con el costumbrismo
8. ¿Cuándo se desarrolla el arte Realista en España?
Primera mitad del siglo XIX                                    Finales del XIX y principios del siglo XX
Durante todo el siglo XIX                                      Durante la segunda mitad del XIX
9. ¿Cuál es el tema central de La Regenta, de Leopoldo Alas?
La descripción de la ciudad de Vetusta                         El análisis de la psicología y el comportamiento de su
                                                               protagonista principal, Ana Ozores.
La denuncia del comportamiento de la Iglesia católica          El triángulo amoroso y caída de la protagonista
10. ¿Cuál es el tipo de narrador más frecuente en la novela realista?
Narrador testigo                                               Narrador cronista
Narrador personaje                                             Narrador Omnisciente.
11. ¿Cuál de estos temas es propio de la literatura realista?
El anticlericalismo                                            La crítica de las clases nobles
La necesidad de que España evolucione                          La defensa de la religión como solución a los problemas
                                                               que acucian a España.
12. ¿Qué autor es el iniciador del Naturalismo literario?
Charles Dickens                                                Emile Zola
Vicente Blasco Ibáñez                                          Gustave Flaubert
13. ¿Qué diferencia el Naturalismo del Realismo?
La naturalidad con que se comportan los personajes             EL naturalismo pretende encontrar las razones del
                                                               comportamiento humano
El Naturalismo pretende reflejar fielmente la realidad, El naturalismo se centra en los individuos, mientras que el
mientras que el Realismo pretende explicarla                   Realismo se centra en los grupos sociales.
14. El narrador característico de la literatura Realista se define por …
Ser parte de la historia en la que participa como un Aparecer constantemente en el relato dando su
personaje más                                            opinión sobre sucesos y personajes
Saber todos los datos de la historia que narra           Defender una opinión y manejar los datos para que el
                                                         lector se vea forzado a compartirla.
15 ¿Cuál de estas obras no trata el mismo tema que las demás?
Ana Karenina                                             Pepita Jiménez
La Regenta                                               Madame Bobary




         Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.                         13
                                       Ángeles Fernández
Apuntes de Literatura. 2º bachillerato humanidades IES de Poio curso 2010/11.   14
                              Ángeles Fernández

								
To top