CAPITULO 20 HIDROCOLOIDES

Document Sample
CAPITULO 20 HIDROCOLOIDES Powered By Docstoc
					                                     CAPÍTULO 20

               MATERIALES DE IMPRESIÓN: HIDROCOLOIDES



ESTADO COLOIDAL



       Al mezclar un sólido con un líquido puede suceder que las partículas de sólido

se disuelvan en el líquido (por ejemplo sal y agua) convirtiéndose en una solución o

disolución o que el sólido precipite al fondo del líquido sin combinarse con él (por

ejemplo arena y agua), con lo que tendremos una suspensión. El estado coloidal es una

situación intermedia ya que las partículas no se disuelven, pero tampoco precipitan,

quedan circulando continuamente por todo el líquido (Fig. 1). El hidrocoloide es una

suspensión coloidal en el que el líquido o solvente es el agua. El soluto, en odontología,

suele ser un mucopolisacárido.



       Los coloides se pueden encontrar de dos maneras: en estado de sol, con las

partículas de soluto sin unir, presentándose en forma de un líquido mas o menos

viscoso, o en estado de gel en el cual las partículas de soluto se unen formando

cadenas, lo que le da al material un estado sólido con unas propiedades mecánicas

moderadas. El paso de sol a gel se denomina gelación y el paso de gel a sol,

licuefacción. Estos cambios pueden ser debidos a cambios térmicos o a cambios

químicos. En el caso que se deban a cambios químicos, estos cambios no se pueden

revertir, por lo que hablamos de hidrocoloides irreversibles. El utilizado en

odontología es el Alginato. Los cambios de estado debidos a los cambios de




                                                                                       185
temperatura se pueden revertir, volviendo a la temperatura inicial, por lo que hablamos

de hidrocoloides reversibles. En odontología se utiliza el Agar. En estos casos,

aumentando la temperatura el hidrocoloide esta en forma de sol y al enfriarlo pasa a gel.



       La estructura rica en agua de los hidrocoloides hace que se produzcan una serie

de cambios en su composición. Si el hidrocoloide se encuentra en un medio seco, es

decir con menos agua que en su interior, esta tiende a salir y el material se deshidrata. A

este proceso se le denomina sinéresis. Si el hidrocoloide se encuentra en un medio

húmedo, es decir con más agua que en su interior, esta tiende a entrar y el material se

hidrata. A este proceso se le denomina imbibición.




       HIDROCOLOIDES DEL AGAR



       Estos materiales se utilizan en odontología como material de impresión. Están

compuestos por un mucopolisacárido, el agar (15%), disuelto en agua (80%). Su

complicada manipulación, necesitando unas cubetas especiales, hace que su uso en la

actualidad sea muy restringido.



       ALGINATO



       El alginato es un hidrocoloide irreversible que se utiliza en odontología como

material de impresión, siendo el de uso mas frecuente.



COMPOSICIÓN



                                                                                       186
      Agua: es el solvente.

      Sal sódica o potásica del ácido algínico: es el soluto y actúa como elemento

       reactivo

      Dihidrato: Sulfato de calcio dihidratado: actúa como fuente de iones calcio

      Fosfato sódico: Funciona como un retardador de la reacción de fraguado.

      Sulfato potásico: Está demostrado que el alginato inhibe la reacción de

       fraguado de la escayola. Como la impresión de alginato ha de positivarse con

       escayola, el sulfato potásico actuará favoreciendo el fraguado de la misma con lo

       que se elimina esta acción inhibitoria del material de impresión sobre el de

       positivado.

      Relleno inerte, para dar consistencia al material.



REACCIÓN DE FRAGUADO



       El fraguado del alginato se produce mediante la gelación del mismo por un

cambio químico irreversible. Esta reacción consiste en la unión de las cadenas de la sal

del acido algínico mediante el calcio liberado por el sulfato calcico, dando lugar a

cadenas largas de alginato sódico o potásico (Fig.2). Esta es una reacción rápida que no

permite la manipulación del material, por eso en la formulación del alginato se incluye

el fosfato sódico que tiene más apetencia por el calcio que la sal del ácido algínico. Por

lo tanto el fosfato sódico va reaccionando con el calcio que se va liberando del

dihidrato, impidiendo que el material fragüe. Cuando todo el fosfato sódico se ha

transformado en fosfato cálcico tenemos calcio disponible para reaccionar con la sal del

acido algínico y se completa rápidamente el fraguado del alginato (Fig. 3). Esto hace




                                                                                        187
que este material tenga un largo tiempo de manipulación, en función de la cantidad de

fosfato calcico, y corto tiempo de fraguado, lo que es muy interesante en clínica.



PROPIEDADES



       EN FASE DE SOL



       El alginato es un material de una baja viscosidad y un comportamiento

pseudoplástico, lo que hace que al comprimirlo durante la toma de impresión este se

haga mas fluido. Por ello es un material mucostático, no comprime las mucosas orales.

Además es hidrofílico, lo que nos da una buena compatibilidad con la saliva. Por todo

esto el alginato tiene una buena precisión de detalle del original. A causa de la

presentación en forma de polvos, durante la mezcla se incorpora mucho aire por lo que

nos queda un material muy poroso. El correcto espatulado es fundamental para eliminar

estos poros; si no lo conseguimos la capacidad de captar el detalle se va a ver muy

comprometida.



       EN FASE DE GEL



       El alginato, una ver fraguado, se convierte en un sólido débil, poco elástico y

flexible. Esto hace que la desinserción sobre zonas retentivas sea fácil (flexibilidad)

pero que se genere mucha deformación permanente (baja elasticidad) y en ocasiones se

rompa el material es zonas especialmente retentivas, como son los espacios

interdentales (debilidad). Todo esto nos da como consecuencia una distorsión de la

impresión.



                                                                                          188
       Debido a su naturaleza hidrocoloidal, el alginato sufre de fenómenos de

sinéresis e imbibición, lo que conlleva a una mala estabilidad dimensional. Para

minimizar estos fenómenos es necesario realizar un positivado inmediato de la

impresión, para que no de tiempo a que estos cambios volumétricos no se produzcan.

Pero si esto no es posible, debemos mantener la impresión hasta su positivado, lo antes

posible, en un medio de humedad similar a la del material. Este medio se puede

conseguir cubriendo la impresión con una servilleta húmeda, bien exprimida, o

introduciéndola en una bolsa de un tamaño similar a las impresiones y cerrada

herméticamente, con el fin de que la sinéresis sature rápidamente el ambiente y se

equilibre la humedad.



       Una vez positivada la impresión con escayola, el alginato se conserva a

humedad ambiente por lo que la sinéresis hace que se reseque mucho y que se convierta

en un material muy rígido. Esto no es bueno para la desinserción del modelo, ya que se

genera mucha tensión y se puede romper. Además, ya hemos mencionado que el

alginato inhibe la reacción de fraguado del yeso, lo que se solventa con la adicción de

un acelerador del fraguado del mismo en la composición. De todas maneras no es

conveniente mantener durante mucho tiempo en contacto el alginato y la escayola

fraguada, ya que este puede reblandecer la superficie del yeso. Por todo ello es

conveniente desinsertar el modelo en un plazo de tiempo moderado, suficiente para que

obtenga resistencia la escayola, unas dos horas, pero no debemos dejarlo para el día

siguiente.




MANIPULACIÓN



                                                                                       189
   El alginato viene presentado en polvos en una bolsa impermeable y hermética. Una

vez abierta esta bolsa es conveniente almacenar el material en un recipiente que se

pueda cerrar herméticamente. Antes de utilizarlo tenemos que volcar varias veces el

recipiente para descompactar los polvos y mezclarlos bien, ya que durante el

almacenamiento los elementos mas pesados tienden a ir al fondo. La manipulación del

alginato consta de los siguientes pasos:



   DOSIFICACIÓN



       Debemos seguir las instrucciones del fabricante utilizando el dosificador de

polvo enrasando la cuchara sin compactar el material, y el dosificador del líquido

llenándolo de agua corriente a una temperatura adecuada. En verano, si hace mucho

calor, es necesario mezclar agua del grifo con agua de la nevera ya que, si no lo

hacemos así, la alta temperatura hace que aumente la velocidad de fraguado y no

tengamos tiempo para realizar una buena manipulación. El resto del año es suficiente

con el agua del grifo.



       MEZCLA



        Estas dosis se vuelcan en una taza de alginato, específica para este material, y

con una espátula de alginato, también específica, se pone en contacto el polvo con el

agua hasta que todo el polvo esté mojado.



       ESPATULADO




                                                                                        190
       El objetivo del espatulado es disolver bien el alginato en el agua y,

especialmente, eliminar el aire que se ha introducido entre las partículas de polvo

produciendo la porosidad. Esto lo realizamos comprimiendo enérgica y reiteradamente

el material entre la espátula y las paredes de la taza, en sentido giratorio. Para que esta

compresión sea efectiva es necesario que la espátula se adapte a la curvatura de la taza y

que ambas no se deformen. Para ello lo ideal es una taza de alginato rígida y una

espátula curva igualmente rígida. El tamaño de la taza debe ser pequeño para que

podamos sujetarla bien con la mano y aguantar con ella el espatulado (Fig. 4).



       COLOCACIÓN EN LA CUBETA



       Debe hacerse rápidamente y antes de que el material empiece a fraguar.

Debemos evitar que se atrape mucho aire entre la cubeta y el material (Fig. 5).



       INSERCIÓN EN BOCA



       Debemos hacerlo también rápidamente y con el material aún fluido, en fase de

sol. Durante esta fase se va a producir la gelación del material, por lo que es necesario

mantenerlo en absoluto reposo el tiempo suficiente para su fraguado inicial, el cual se

detecta tocando el material que sobresale de la cubeta en la boca. Una vez detectado el

endurecimiento del material es conveniente dejarlo unos minutos mas para que

aumenten las uniones de las cadenas y mejore su comportamiento elástico que de por si

es muy deficiente.



       DESINSERCIÓN DE BOCA



                                                                                         191
       Debemos realizarla en sentido axial al eje de los dientes y de forma rápida, con

el fin de que se produzca la mínima deformación permanente.



       CONSERVACIÓN



       Como ya hemos explicado, la impresión debe conservarse durante el mínimo

tiempo y en una bolsa hermética o cubierta con servilleta húmeda. Es importante no

apoyar en la mesa el material, ya que se puede deformar permanentemente; debe

apoyarse siempre la cubeta.



       POSITIVADO



       Esta impresión se positiva siguiendo las indicaciones generales de la

manipulación de la escayola (Ver capítulo 18).



       DESINSERCIÓN DEL MODELO



No debemos diferirla mucho en el tiempo con el fin de que no se deshidrate el material

y se ponga rígido, y de que no nos altere la superficie del modelo de yeso, como ya

indicamos anteriormente. Si se siguen estas indicaciones, la desinserción no nos creará

ninguna dificultad y se realizará de la forma habitual que se indica en la manipulación

de la escayola.




                                                                                      192

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:8
posted:6/8/2012
language:
pages:8