140-ARTE BARROCO by 46MB805K

VIEWS: 198 PAGES: 51

									Siglo XVII
 Durante el Barroco la pintura
  adquiere un papel prioritario
  dentro de las manifestaciones
 artísticas. Siendo la expresión
más característica del peso de la
religión en los países católicos y
del gusto burgués en los países
   protestantes. Se desarrollan
     nuevos géneros como los
  bodegones, paisajes, retratos,
  Vanitas, cuadros de género o
    costumbristas, así como se
   enriquece la iconografía de
   asunto religioso. Existe una
 tendencia y una búsqueda del
 realismo que se conjuga con lo
       teatral y lo efectista.
                                     Altar barroco
        El color, la luz y el
movimiento, son los elementos
      que definen la forma
            pictórica.
Mientras que la dinámica del
     espacio, la visión de las
  escenas en profundidad, la
      estructuración de las
    composiciones mediante
diagonales y la distribución de
  manchas de luz y de color,
  configuran el espacio como
      algo dinámico, donde
   contornos se diluyen y las
  figuras pierden relevancia
     frente a la unidad de la
              escena.
                                  Virgen con el niño. Murillo
El barroco en Italia
Cena de Emaus. Caravaggio
  La pintura de la época trata de
      romper con las formas del
  manierismo, ya mal vistas. Los
encargados fueron, por un lado el
  pintor Caravaggio, y por el otro
     lado los hermanos Carracci
 (Ludovico, Agostino y Annibale).
El naturismo, del que Caravaggio
  es el mejor representante, trata
   temas de la vida cotidiana, con
 imágenes tétricas usando efectos
 de luz. Los claroscuros procuran
      dar intensidad y viveza. Se
 rehúyen de los ideales de belleza,
mostrando la realidad tal como es,
 sin artificios. Una buena parte de
los pintores de la época cultivaron
           el Caravaggismo.           La muerte de la virgen. Caravaggio
La decapitación de San Juan el Bautista, Caravaggio
Antonio con Cleopatra

                        Ovidio con Corina




          Parte de un
            tratado
           erótico de
           Agostino
           Carracci




                    Aquiles con Briseida

 Júpiter con Juno
  Cupido
  junto a
   Venus
descubierta
por Adonis
de Annibale
 Carracci
Annibale Carracci: Hombre comiendo judías
Triunfo de Baco y Ariadna. Annibale Carracci
Los Carracci forman
el llamado clasicismo.
 Los temas a plasmar
 son inspirados de la
 cultura greco-latina,
con seres mitológicos.
  El color es suave, al
 igual que la luz, y se
   pintan frescos en
         techos.
  Ambas tendencias
   dejaron secuela y
     sirvieron para
       renovar los
escenarios pictóricos.
   Las esculturas barrocas se
     distinguen por su gran
  movimiento y el dinamismo.
    Las imágenes muestran
   pasiones violentas, lentas y
 exaltadas. La valorización de
aquellos motivos heroicos de la
cultura renacentista injertos en
la Contrarreforma y la pintura
   del Greco y de Caravaggio
      introdujeron nuevos
contenidos religiosos y morales
 y contribuyeron a una radical
   renovación de la expresión
           figurativa.
 Se destaca en escultura Gian
       Lorenzo Bernini
                                   Fuente de los Cuatro Ríos. Bernini. Piazza Navona. Roma
  En San Pedro, Gian Lorenzo Bernini
  termina la decoración interior con la
   espectacular Cátedra de San Pedro,
Sostenida por estatuas de los Padres de
 la Iglesia Católica, como símbolo de la
  sabiduría y de la autoridad papal. La
       paloma de la paz simboliza la
            iluminación divina.
  Al exterior construye una columnata
elíptica, espacio dedicado a ceremonias
  religiosas públicas, que representa el
   abrazo de la iglesia a todo el pueblo.
Las obras de San Pedro culminaron con
    la Scala Regia, la entrada oficial al
     palacio apostólico, utilizando una
columnata fugada que, flanqueando la
 escalinata, corrige la irregularidad del
   muro y crea la ilusión visual de una
     escalera de mayores dimensiones.
                                            Cátedra de San Pedro. Bernini
Scala Regia, Vaticano. Bernini
Columnata elíptica en San Pedro. Bernini
Apolo y Dafne. Bernini   Fontana de las abejas. Berninii
Fontana del Tritón. Roma. Bernini
Fontana della Barcaza, Roma. Bernini
El barroco en España
En España, el barroco supone el
      momento culmen de la
actividad pictórica, destacando
 sobre un magnifico plantel de
     pintores, la genialidad y
maestría de Velázquez, Rivera o
    Zurbarán. El periodo fue
  conocido como Siglo de Oro.
  Los pintores españoles usan
   como inspiración a artistas
italianos como Caravaggio y su
     tenebrismo. La pintura
    flamenca barroca influye
    notablemente en España,
debido al mandato que se ejerce
   en la zona, y a la llegada de
 Rubens al país como pintor de
             la corte.             Detalle de Apolo y Marsias de José de Ribera
La rendición de Breda (1635), obra cumbre del Barroco pictórico. Diego de Velazquez
Venus del espejo. Diego de Velazquez
Las Meninas.
  Diego de
 Velazquez
El martirio de San Felipe, José de Rivera
Vendedores de frutas. Murillo   El mendigo. Murillo
    La
anunciación
  Murillo
San Jerónimo flagelado por los ángeles. Francisco de Zurbaran
Cristo yacente. Gregorio Fernández
La oración en el huerto. Francisco Sarzillo
El barroco en Francia
  En Francia, el manierismo se ve
  influenciado por el barroco. La
pintura es clasicista y se usa para
   decorar palacios, con un estilo
  sobrio y equilibrado. Se pintan
      retratos y se tratan temas
              mitológicos.
Su autor más destacado es Nicolas
Poussin, quien estuvo claramente
   influenciado por las corrientes
  italianas, tras su visita a Roma.
     Buscó la inspiración en las
  culturas grecorromanas. Otros
    artistas fueron Georges de La
    Tour y Felipe de Champaign.
No obstante, el barroco en Francia
 fue poco más que una influencia,
  transformándose después en el
                rococó.               Santa Cecilia, Nicolás Poussin
La inspiración del poeta. Nicolás Poussin
Tancredo y Herminia,
  Nicolás Poussin
Midas ante Baco. Nicolás Poussin
                El recién nacido. Georges de La Tour




El recién nacido. Georges de La Tour
Buenaventura, Georges de La Tour
La adoración de los pastores.
     Georges de La Tour
      barroco en
   El barroco en
Flandes y Alemania
Flandes y Alemania
 En Flandes domina
    el panorama la
  figura de Rubens,
  desarrollando una
pintura aristocrática
 y religiosa, mientras
  que en Holanda, la
     pintura será
       burguesa,
dominando los temas
de paisaje, retratos y
vida cotidiana, con la
figura de Rembrandt
    como su mejor
       exponente.


                         El tocador de Venus. Rubens
Sansón y Dalila. Rubens
Hércules borracho. Rubens
Las tres gracias. Rubens
Venus y Adonis. Rubens
Danza de aldeanos. Rubens
Ciudad bajo la tormenta. Rembrandt
La ronda de noche. Rembrandt
El rapto de Proserpina. Rembrandt
La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp. Rembrandt
Sansón cegado por los filisteos. Rembrandt

								
To top