RESUMEN DE TESIS DOCTORAL by u5Fz10oW

VIEWS: 36 PAGES: 4

									RESUMEN DE TESIS DOCTORAL

Nombre del autor: Humberto Horacio Cucchetti

Título de tesis: “Articulaciones religiosas y políticas en experiencias peronistas: memoria
política e imaginario religioso en trayectorias de la Organización Única del Trasvasamiento
Generacional”

Director: Dr. Fortunato Mallimaci (Universidad de Buenos Aires, UBA).

Co- director: Dr. Juan Carlos Garavaglia (Ecoles des Hautes Etudes en Sciences Sociales, EHESS).

Diploma: Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires en cotutela con el
Doctorado en Historia y Civilizaciones de la Ecoles des Hautes Etudes en Sciences Sociales.

Lugar y fecha de defensa: Facultad de Ciencias Sociales (UBA), 7 de setiembre de 2007.

Miembros del Jurado:            Dr. Ricardo Sidicaro (UBA).

                                Dra. Liliana de Riz (UBA).

                                Dr. Patrice Vermeren (Université de Paris 8) (Presidente del
Jurado).

Informes de tesis (Francia):    Dr. Jean Piel (Université de Paris 7 - Denis Diderot).

                                Dr. Christophe Giudicelli (Université de Paris 3).



Resumen



El objetivo de la presente tesis doctoral consistió en estudiar una serie de trayectorias que
hasta el momento no ha sido objeto de un análisis sistemático y riguroso. Las trayectorias
sociales escogidas participaron, entre 1972 y 1974, de una red de militancia peronista
denominada Organización Única del Trasvasamiento Generacional (OUTG). La OUTG emergió a
partir de la fusión organizacional entre, básicamente, dos universos organizacionales: la
Guardia de Hierro, nacida a partir de las transformaciones en la resistencia peronista de la
Capital Federal a principios de los años ’60, y el Frente Estudiantil Nacional que, a mediados de
esa misma década, desarrolló una red de grupos universitarios con un fuerte peso en las
principales ciudades del país (Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata). Así, se
conformó una organización política cuyo objetivo fue, durante sus dos años de existencia, la
creación y fortalecimiento de una militancia territorial (presencia en los barrios) y la formación
de « cuadros políticos ». En numerosos casos, los miembros la OUTG procedían de espacios de
militancia como el peronismo combativo de los ’50- 60, o escisiones del Partido Comunista; en
otros casos, habían participado de núcleos católicos inspirados por el lenguaje del Concilio
Vaticano II y el ideal de una “liberación de los pueblos oprimidos”. En los ’70, la OUTG criticó
acerbamente la lucha armada orientando una ascesis militante que tenía como centro el
retorno de Perón al país y la crítica a las organizaciones insurreccionales. Por determinados
compromisos posteriores de algunas de sus trayectorias (relación con el loperreguismo en
1974- 75, los vínculos con la Armada durante la última dictadura), el Trasvasamiento,
comúnmente denominado como Guardia de Hierro, es vista como un grupo de la « derecha
peronista ». Finalmente, mientras muchos de sus miembros realizaron a fines de los ’70 una
fervorosa conversión católica, otros fueron integrándose durante los ’80 a los espacios
partidarios de justicialismo.



¿Cómo abordar este lapso de aproximadamente cuatro décadas en un conjunto acotado de
trayectorias individuales, organizacionales y memoriales? Así, la estructura del trabajo se
organiza en tres grandes partes, cada una de ellas compuesta por tres capítulos.



I) Lo religioso y lo político, la construcción teórico- metodológica del objeto de investigación,
parte abocada a la inclusión del objeto empírico en una discusión intelectual más amplia.

En el primer capítulo, Interpretaciones sobre el fenómeno religioso en la sociedad argentina,
proponemos una lectura selectiva de algunos tópicos de investigación que se presentan en
estudios locales. Aquí desarrollamos una lectura problemática de un conjunto reducido de
obras que delinean los intereses generales de los estudios académicos sobre la religión. Este
rastreo nos condujo al conjunto de posiciones que necesitamos para comprender la existencia
de un nexo de relaciones de la vida social que se definen en el imaginario y buscan proyectarse
como político- religiosos. Dichas posiciones generan las primeras preguntas sobre la
coexistencia entre presencia religiosa y condición secular pero no como una coexistencia
delimitada –enajenación entre “la” política y “la” religión- sino como el establecimiento de
encrucijadas culturales que han sido definidas como intersecciones.

De acuerdo a esta conclusión, en el segundo capítulo, ¿Esferas o intersecciones?
Problematización de lo político- religioso, elevamos el nivel de abstracción teórica para indagar
sobre esa coexistencia y pensar concepciones sobre la modernidad donde lo religioso no sea
un simple resabio sino una dimensión constitutiva. Así, retomar y reinterpretar aportes
teóricos algunos de ellos “clásicos” en sociología de las religiones, es una estrategia
imprescindible para asir lógicamente lo político- religioso. Autores como Max Weber, Pierre
Bourdieu, o importantes estudios franceses sobre el catolicismo, son retomados para buscar
una comprensión de la modernidad religiosa.

A partir de allí, dedicamos el tercer capítulo, Articulación disciplinaria: los testimonios orales y
la memoria, a justificar la investigación desde la conexión de conocimientos y aportes
metodológicos extraídos de aportes historiográficos y sociológicos. En este sentido, nos
proponemos indagar cómo es posible interpretar el relato oral para reconocer no sólo
dimensiones significativas sino, además, reconstruir entramados históricos.
II) Los antecedentes históricos, religiosos y políticos. Esta segunda parte, realizada bajo los
parámetros de una sociología histórica, reconocemos en qué contexto amplio se desarrolló el
origen de la OUTG.

El antecedente por excelencia es la dislocación político religiosa en los orígenes del peronismo
hasta su derrocamiento en 1955. Nuestro cuarto capítulo, Entre el catolicismo integral y el
cristianismo auténtico, en efecto, constituye una línea de interpretación imprescindible para
comprender continuidades y rupturas en experiencias que después harán del período 1945-
1955 un lugar de memoria movilizador y colectivo. Pero, a su vez, constituye un modelo en el
que la creencia religiosa, dislocada dentro de parámetros populistas, se transforma en una
condición de posibilidad de tendencias secularizadoras.

El quinto capítulo, Iglesia y movimiento católico ante el escenario político, analiza las
posiciones y evoluciones en el campo católico desde mediados de siglo XX. Justamente,
intentando analizar al catolicismo como campo lo cual, para muchos autores y con justa razón,
constituye una contradicción en los términos. El recorte que efectuamos nos ayuda para
entender dos registros, solidarios por momentos, antagónicos en otros, pero cuyas
continuidades impiden que el investigador vea en ellos un corte simbólico total: el de la cúpula
eclesiástica y el de las organizaciones de laicos. En esa cultura católica está la tensión
permanente entre presencia en el mundo moderno, para cristianizarlo y “educarlo” bajo
parámetros “justos”, y tutela eclesiástica. Esa tensión, que subyace tanto en la concepción del
mundo como en la puja simbólica sobre la “verdadera” Iglesia, articuló conflictos y pasajes
hacia la política.

En capítulo sexto, El contexto histórico y político de diversas militancias peronistas, retomamos
la dinámica del proceso de politización desde mediados de los años cincuenta hasta la década
del setenta. Allí sobresalen tanto los actores del mundo sindical, que ante la ausencia de
institucionalidad democrática asumieron el rol de representar políticamente los intereses del
movimiento peronista, como la oleada de “organizaciones” que canalizaron la participación
política de los jóvenes. Palabras como orga (de organización), militante, militancia, cuadro
político, entrega, sacrificio, búsqueda de verdad, formaban parte del acerbo cultural de la
década de los sesenta y setenta.



III) De la “patria peronista” a la “Orden de María”: religión y política en trayectorias de la
Organización Única del Trasvasamiento Generacional. En esta tercera parte nos proponemos
organizar analíticamente el material empírico articulándolo con la reflexión problemática e
histórica ofrecida en los capítulos anteriores.

En el capítulo séptimo, Aproximación a las trayectorias organizacionales. De Guardia de Hierro
a la “unidad”. De la “disolución” a la Orden de María, reconstruimos, tomando documentos y
testimonios de fundadores de grupo, las líneas generales que anteceden a la formación de la
OUTG y las trayectorias que parten de ellas desde 1974 hasta finales de los años noventa.
Aproximarnos significa proveer de los marcos grupales y las redes mínimas que definen los
rasgos básicos del recorrido organizacional que desembocó en el Trasvasamiento y los lugares,
momentos y memorias que de allí emanaron.

El capítulo octavo, Trayectorias individuales: historias de vida y lo político- religioso, se ubicará
en el registro individual de las trayectorias. Este registro, creemos, es posible después de
conocer los marcos sociales. En términos metodológicos, a su vez es imprescindible para
profundizar trayectorias colectivas. Al tener mínimos parámetros históricos, el análisis podrá
establecer las huellas de la plausibilidad y las resignificaciones imaginarias con la que el actor
intenta dar cuenta de los lugares por él ocupado, sus representaciones concretas, el sentido de
los otros, de la historia argentina, la valoración del devenir elaborado.

El último capítulo, el noveno, Memoria e imaginarios políticos: representaciones religiosas en
trayectorias del Trasvasamiento, busca adentrarse en el universo imaginario de esta red nacida
en el peronismo de los sesenta. Allí, el análisis de las memorias se realiza de acuerdo a las
características e intensidades del tiempo histórico, buscando determinar cuáles fundamentos
fue posible una articulación católico- peronista en el mismo momento que otras articulaciones,
también de la OUTG, se licuaron en una concepción política sin contenido confesional. Las
representaciones que analizaremos son: una memoria histórica nacionalista, que con el tiempo
devendrá en nacional-católica; el despiadado rechazo de la representación partidaria del
liberalismo; los elementos escatológicos del discurso político; los lugares definidos
positivamente como “transformadores de la sociedad” que van desde el verticalismo hasta el
Movimiento Rural, entre otros, siempre con la presencia salvadora de los cuadros y con una
significación integral y sacrificial de la actividad política; la definición del enemigo que
desemboca, según los relatos y documentos encontrados, reiterada aunque no exclusivamente
en Montoneros; y los alcances del giro católico.



Problemáticamente, el análisis de estas trayectorias y las construcciones memoriales
producidas por los actores nos remite a la cuestión de las relaciones históricamente existentes
entre religión y política en el peronismo y hace posible pensar esas relaciones a luz de las
características propias del proceso de secularización. Por ello, incluimos dicho análisis en una
serie de reflexiones y preguntas que contribuyen a entender un proceso de mayor alcance.
¿Cómo puede interpretar el investigador un impulso secular a través de intersecciones
político- religiosas? ¿Qué implicaron históricamente tales intersecciones y qué vínculos
lograron tejer dentro de la vida moderna? ¿Cómo entender un universo dual que parte del
peronismo como religión secular para llegar, por un lado, a la construcción de una identidad
católico- nacionalista, o, por otro lado, a la licuación de militantes en la política partidaria?
Responder a estas preguntas profundiza el conocimiento no sólo del fenómeno peronista sino
necesariamente de las transformaciones de la sociedad argentina en las últimas cinco décadas.

								
To top