Wallon Estadios del desarrollo by I706Q8

VIEWS: 0 PAGES: 91

									Estadios del Desarrollo según
           Wallon
  Diferencia entre escala y estadio.
                      ESCALA.

 La escala de desarrollo es un instrumento que evalúa la
             evolución del desarrollo.
• La más conocida por todos es la de Gessel. Hay otras.
• Nos dan un valor estadístico que permite medir en el
   niño, con una relativa precisión, el nivel de desarrollo
   alcanzado o por el contrario el retraso en el desarrollo.
• Evalúan de acuerdo a un orden cronológico (según
   edades).
             Los estadios.
• Los estadios han sido establecidos para
  intentar definir o delimitar niveles
  funcionales.
• Tendrían el objetivo de conocer el modo
  organizativo del niño y las nuevas formas
  que van tomando sus diversos
  comportamientos durante la evolución.
• Se basan en una sucesión funcional.
                Desarrollo.
• Desarrollo           implica cambios
• Cambios estructurales y funcionales
• Los cambios estructurales están determinados
  genéticamente
• En los cambios funcionales están implícitos los
  cambios estructurales, el medio, las
  posibilidades de experiencias o sea las
  relaciones que cada individuo establece con su
  medio.
    Los cambios funcionales serían del
                 ámbito de los estadios.
Wallon como la mayoría de los psicólogos
 que estudian el desarrollo ha distinguido el
 desarrollo en etapas a los que llama
 estadios.
En algunas publicaciones les ha llamado
>>Estadios del desarrollo en el desarrollo de
 la personalidad del niño y en otros
>>Estadios del desarrollo psicomotor (en el
 Niño Turbulento).
 Tran Thong, estudioso de Wallon en el prólogo de una
  edición bastante reciente del Niño Turbulento dice lo
              siguiente sobre los estadios:



• “Los comportamientos característicos de
  tal o cual edad constituyen los estadios
  del desarrollo que se suceden en el niño
  normal y que se fijan en el niño con
  patologías como consecuencia de
  detenciones o de regresiones en el
  desarrollo”.
• Los estadios se caracterizan entonces por
  tipos de comportamientos o conductas
  en el marco de la relación del niño con
  el medio y posibilitados por las
  condiciones neurológicas.
• Enmarcados en esta relación entre el
  medio y las condiciones neurológicas los
  estadios hay que comprenderlos como
  estructuras de relaciones que resultan del
  equilibrio entre las posibilidades
  funcionales que permite la maduración en
  cada edad y de las circunstancias del
  medio que responde a ellas. Los estadios
  son entonces sistemas de relaciones entre
  el niño y el medio.”
Discontinuidad de una etapa dentro de la continuidad que implica
                         el desarrollo.




• En líneas generales los estadios, fases, etapas
  etc. se los podría considerar como un estudio
  discontinuo dentro de una continuidad que es
  el desarrollo íntegro
• En muchos momentos, para el estudio, para
  delimitar y entender en este caso ese proceso
  continuo que es el desarrollo, es necesario
  introducir lo discontinuo (es como dividir el
  tiempo en horas, minutos y segundos)
• Pero cada estadio no es más que un momento
  en el desarrollo de conjunto
Idea de estadio, fase, período en
       diferentes autores.
• Hay diversos autores que han tomado la
  idea de estadio, fase, periodos según el
  nombre que cada uno le da.
• Han hablado de etapas, fases, periodos,
  posición, autores diversos. Nombraremos
  los más conocido y estudiados por los
  psicomotricistas.
                   Piaget
• Piaget que estudia el origen y desarrollo de la
  inteligencia.
• Describe 4 grandes periodos divididos ellos
  mismos en diferentes subperíodos o etapas que
  ya verán en detalle el año próximo.
• Los cuatro grandes periodos son:
• Periodo sensorio motor o de la inteligencia
  sensorio motora
• periodo preoperatorio
• periodo de las operaciones concretas
• periodos de las operaciones formales.
                  Freud.
• Fases de la evolución libidinal, del
  desarrollo psicosexual. Le llama fases.
• Fase oral (1-2)
• Fase sádico anal (2-4)
• Fase fálica (3-5)
• Fase genital (complejo de Edipo)
• Período de latencia
• Pubertad
           Melanie Klein.
• Melanie Klein (Hanna Segal –
  introducción a la obra de Melanie Klein)
• En lugar de hablar de estadio habla de
  posición
• Posición esquizo panoide
• Posición depresiva
      Anna Freud en “Normalidad y
         Patología en la Niñez”.
•   Describe líneas de desarrollo en varios campos de la personalidad
    individual.
• Cada línea traza el gradual crecimiento del niño desde las actitudes
    dependientes, irracionales hacia un mayor control del mundo interno y
    externo por el yo. Hacia la madurez emocional.
>> de la dependenica hasta la autosuficiendia emocional y las relaciones
    objetales adultas
>> Hacia la independencia corporal:
- de la lactancia a la alimentación racional
- de la incontinencia hacia el control de esfinteres
- de la irresponsabilidad hacia la responsabilidad en el cuidado corporal
>>Desde el egocentrismo al compañerismo
>>En el juego: desde el cuerpo hacia los juguetes y desde el juego hacia
    el trabajo
• Se establecería una correspondencia en la normalidad en la evolución de
    estas diferentes líneas de desarrollo hacia la madurez emocional.
   René Spitz en “El primer año de
           vida del niño”.
Habla organizadores del desarrollo.
• Serían algo así como nudos o organizadores del psiquismo en el
  que se unirían varias líneas de desarrollo constituyendo hitos en el
  desarrollo.
• La sonrisa en respuesta
• La angustia del 8º mes
• Dominio del NO

Por otro lado estudia la formación del objeto libidinal y estableció
  etapas en el desarrollo de la formación de este objeto
• Estadio preobjetal (en el nacimiento)
• Estadio del objeto precursor (de 3 a 6 meses)
• Estadio del objeto libididnal (8 a 10meses)
 Definición del concepto de estadio
            para Wallon.
• A un período se le puede dar el nombre de estadio “ no
  porque responda a una cierta delimitación temporal en el
  curso de la evolución sino porque el niño lleva a cabo un
  cierto tipo de relación con el medio, relación que en ese
  momento es dominante y da al comportamiento del
  niño un estilo particular”

Cada período por lo tanto se encuentra caracterizado por
  un modo de relación privilegiada del sujeto con el medio
  (humano y físico) y por lo tanto de un tipo de actividad o
  conducta preponderante.
    Características y mecanismos en el
       pasaje de un estadio a otro:

•   Preponderancia funcional
•   Integración funcional
•   Anticipación y regresión
•   Alternancia funcional
•   Crisis
Cronología de los estadios según
            Wallon
1)    Vida Intrauterina.
Es un estadio de formación de órganos y estructuras.
•     En cuanto a la relación con el otro:
>     el organismo materno provee, todas las necesidades del feto. Por lo que es
      un periodo de dependencia biológica total. Podemos decir de simbiosis
      orgánica.
•     Del punto de vista motor
>    Presenta hacia el cuarto mes del embarazo, reacciones motrices que pueden
      responder a excitaciones internas o externas por intermedio de la madre
      siendo éste ya un gasto funcional por más mínimo que sea.
>    Las reacciones motrices del feto son reflejos de postura como los que se
      verán en el R.N pero que pronto pierden su autonomía y se integran
      rápidamente en comportamientos motores menos elementales.
>    Se trata de reacciones globales en las que actitudes del tronco y de los MM
      responden a las diferentes orientaciones de la cabeza y a sus movimientos
      en el espacio o aun a las variadas flexiones del cuello.
2) Estadio de impulsividad motriz o impulsivo puro (0-6
 meses) Estadio centrípeto o de edificación del sujeto.

•   Su comienzo lo señala el nacimiento.

• En su relación con el otro.
> El nacimiento marca para el niño su separación biológica del
   organismo materno, quedando expuesto, por ello, al medio ambiente.
> Frente a esta separación, aparecen en el niño una serie de reflejos que
   le permiten la subsistencia.
  Los reflejos de succión y deglución permiten satisfacer sus
   necesidades de alimentación.
. Del punto de vista motor:
 Al nacer la principal característica del recién nacido es la actividad
   motora refleja.
> Respuesta motora a los diferentes estímulos (intero, propio y
   exteroceptivo) es una respuesta refleja.
> Las descargas tónicas, impulsivas permiten dar cuenta al medio de sus
   necesidades.
 Características del Recién Nacido.
•  El sueño.
> Esencial para la absorción de energía vital, que es necesaria para la construcción de
  los órganos. Entre el sueño y la alimentación se establece, en los tres primeros
  meses, una alternancia en la que los periodos de sueño son más largos que los de
  alimentación.
•  La actividad tónica revela el estado del niño de satisfacción o insatisfacción.
• La alimentación.
 Opuestamente a la vida embrionaria o fetal la satisfacción de las necesidades del
  niño no es automática, sino que el hambre despierta al niño y le produce una
  agitación de gritos y espasmos que va en aumento hasta que el contacto de los
  labios con el biberón o el pecho le haga cambiar esta actividad por la succión.
• El movimiento:
> A veces parece adaptarse a su objeto (succión, prensión refleja) otras veces actúa en
  forma de grandes descargas impulsivas sin ejercer el menor control en la respuesta
  debido a que los centros corticales superiores no son capaces aun de ejercer su
  control y su poder de inhibición.
    Satisfacción de las necesidades
                del R.N.
•   Solamente para sus necesidades de oxigeno el niño depende de él mismo.
    Su primer reflejo respiratorio está ligado a su entrada en el mundo aéreo.
•   Para todo lo demás necesita la ayuda de su ambiente y particularmente de
    su madre. Pero de modo opuesto al período fetal, la satisfacción de sus
    necesidades no es ya automática y puede demorarse.
•   El niño deberá soportar entonces los sufrimientos de la espera o de la
    privación que se manifestarán exteriormente por espasmos, crispaciones y
    gritos. En este estadio sus gestos tienen algo de explosivo, no están
    orientados y se asemejan más a crisis motrices que a movimientos
    coordinados.
•   Son simples descargas musculares, que interesan habitualmente al tronco
    y bruscas e imprecisas en los MMSS, precipitados y automáticos en los
    MMII Las piernas se encuentran animadas por un movimiento de pedaleo y
    los pies se frotan entre si (impulsividad motriz). Es el nivel más bajo de la
    actividad psicomotriz porque los actos desconocen toda coerción, toda
    determinación extraña a su propia necesidad de efectuarse.
   Progresos que se van dando en
           este período.
• una distribución menos caótica del tono
• en puntos de apoyo tomados en el medio exterior para intentar el
  cambio de posición
• la formación de reflejos condicionados que se ligan principalmente a
  las dos grandes necesidades del niño según Wallon: alimentarias y
  posturales (necesidad de ser cambiado de posición, de ser
  sostenido en brazos o mecido. Movimientos que no puede hacer por
  sí mismo)
   Cuando un niño llora y da signos de malestar, su madre (o
  sustituto) normalmente, intentará calmarlo de dos maneras:
  alimentándolo o tomándolo para acunarlo o balancearlo. Si la madre
  toma esta segunda opción se observará como el niño es sensible a
  estos desplazamientos en el espacio y tras mamar o acunarlo en los
  brazos llegará a dormirse.
• Lo que prepara el estadio siguiente también es el carácter
  expresivo que poco a poco van adquiriendo las reacciones
  condicionadas.
• Como se describieron recién las
  reacciones motrices del BB frente a las
  necesidades nos sirve para ver que es la
  impulsividad motriz en estado puro.
• Para Wallon en la impulsividad motriz no
  existe intencionalidad en sus movimientos,
  no hay motivación externa.
• En estos primeros 6 meses la actividad tónica y
  clónica aparecen mal diferenciadas en el
  movimiento, aunque hay un predominio de la
  actividad tónica sobre la clónica.
• El niño poco a poco tendrá que ir ajustándose al
  condicionamiento sobre todo alimenticio que le
  impone el entorno humano (horario, cambios de
  alimentación etc.)
• Se irá asociando la hipertonía a la necesidad y
  la hipotonía a la satisfacción.
Preparación para el nuevo estadio.
• Dice Wallon que lo que prepara el estadio siguiente es el carácter
  expresivo que toman las reacciones.
• Sucede así: ante las situaciones de malestar, las agitaciones
  impulsivas del niño, sus espasmos, gritos, gestos etc. se convierten
  para el entorno en señales, en llamadas para ser atendido. Ante la
  respuesta del adulto se establece un circuito de intercambios
  mutuos que en la medida que se irán regulando, ajustando y así
  comenzarán a tener expresión.
• Alrededor de los 6 meses se empieza a observar en el niño una
  serie de manifestaciones más diferenciadas que en los meses
  anteriores, que permiten distinguir la emoción.
• Cuando se constata este hecho, se produce el paso del estadio de
  impulsividad motriz al estadio emocional, en el cual el entorno
  humano es decisivo en la relación entre lo fisiológico y lo psíquico
   3) Estadio emocional ( 6 meses – 1 año). Estadio
         centrípeto o de edificación del sujeto.


• Lo que determina este estadio es el carácter expresivo
  que van adquiriendo las reacciones condicionadas por el
  medio (la espera, necesidad de ser cambiado de
  posición etc.)
• Los gritos y sacudidas globales (inquietud motriz) al ser
  calmadas por el biberón se convertirán en deseo
  alimentario por ejemplo.
• La respuesta materna de consentimiento o de rechazo,
  va elaborando entre ella y el niño todo un sistema de
  comprensión mutua, de señalización expresiva mediante
  gestos, actitudes o mímica, cuya base es claramente
  afectiva y es particular de la díada.
   En cuanto a su relación con el
              medio.
> La característica predominante del
  comportamiento de este período es el de una
  fusión afectiva con el medio humano, del cual
  depende.
• En el estado en que se encuentra el niño, de
  dependencia del adulto, las relaciones de este
  tipo con los demás son el único medio que tiene
  para obtener las satisfacción para su existencia
  y pasan al primer plano de su vida psíquica.
  Esta etapa Wallon la caracteriza como de simbiosis
afectiva, semejante a la simbiosis orgánica del periodo
                          fetal.


• El BB está unido a su ambiente familiar de una
  manera tan íntima que parece no saber
  distinguirse de él. Su personalidad parece
  difundirse en todo lo que le afecta.
• No solo extrae sus emociones del medio
  ambiente, sino que tiende a compartirlas con
  su o sus compañeros adultos razón por la que
  Wallon habla de simbiosis, ya que el niño se
  entronca con su medio compartiendo
  plenamente sus emociones tanto las
  placenteras como las displacenteras.
        Las emociones se van
    distinguiendo del caos inicial:
• A la edad de 6 meses ya sabe desplegar una
  extensa gama de matices emocionales:
  cólera, dolor, pena, alegría, tristeza y desde
  mucho antes sabe responder con una
  sonrisa al rostro humano.
• Las emociones más primitivas rabia y cólera se
  encuentra en el estadio impulsivo pero en este
  estadio se discriminarían la alegría, el miedo, la
  tristeza.
• Las emociones son de formación tónica y postural. Ellas
  ocasionan una variación del tono, que se expresa en una sucesión
  de actitudes. Es la propio-interoceptividad de estas variaciones
  tónicas y posturales que constituyen la forma más primitiva de la
  conciencia: conciencia puramente subjetiva y afectiva, de
  fluctuaciones tensionales del organismo y sobretodo de los deseos
  que devienen los motivos propiamente psíquicos de la reacción. Es
  la primer reacción que rompe con el reflejo puro.
• Por su naturaleza expresiva, las emociones son contagiosas y
  orientan al niño hacia el entorno, con el cual una modulacion mutua
  y reciproca de actitudes se desarrolla y liga más y mas al niño con
  las personas. En la expresión de las emociones el niño se escucha
  e implica al mismo tiempo. Tiene también la impresión de una
  empatía del ambiente. Se escucha y ve al otro y reconoce su propia
  emoción en el otro.
• Es un estadio en el que el niño esta centrado en
  sus necesidades pero unido al entorno
  humano. Interesado en el entorno humano
  diferente al estadio siguiente en que su
  atención pasará a el entorno de objeto y
  espacio al poder caminar.
• Este estadio se va preparando hacia los 2-3
  meses y alcanza su apogeo hacia los 6,
• Este pasaje que supone la aparición de la emoción acontece por la
  maduración de los centros cerebrales.
• Esta maduración permite que el niño pase de las reacciones
  puramente fisiológicas a los modos de expresión. Pasa de ser
  biológico a ser social.
• Antes de los 6 meses las reacciones y los gritos eran
  indiferenciados desde el punto de vista expresivo; después de los 6
  meses empiezan a adquirir matices por la carga emocional que hay
  en ellos. A través de estas manifestaciones matizadas el niño podrá
  entrar en contacto con su entorno para obtener los cuidados
  necesarios y ajustados.
• Wallon a este respecto afirma que las emociones son un medio de
  comunicación con los otros fundamental antes de la aparición del
  lenguaje.
• Por medio de sus reacciones emocionales y
  afectivas y las respuestas que los otros le dan,
  el niño va tomando conciencia de las diversas
  situaciones que vive al tiempo que va formando
  una imagen de si (me pasa esto o aquello)
• Es importante señalar que el niño pequeño
  además de los cuidados materiales necesita
  muestras de afecto, es decir tiene necesidades
  afectivas. Le son necesarias muestras de
  ternura (caricias, palabras, risas, besos
  abrazos). Por eso también Wallon describe este
  estadio como de simbiosis afectiva.
   Características Motoras de este
               estadio.
* La función tónica.
> determina un predominio importante de las manos al
    reducirse la hipertonía de MM y desaparecer el reflejo
    de prensión permitiendo que el niño realice sus
    primeros gestos (tomar, tirar, aplaudir etc.)
* La actividad postural:
 Le permitirá sentarse solo, reptar, gatear, girarse
    sobre sí mismo y al fin del 1er año comenzar a
    caminar.
* Establecerá relaciones entre diferentes partes de su
    cuerpo
 Entre boca, manos, pies etc.
•   La emoción en este estadio posibilita
    una relación psíquica primitiva, anterior a
    toda intelectualidad, que, aunque
    inmersa en lo fisiológico tiene unos
    efectos psicológico sobre el niño

•   Expresividad motriz
  4) Estadio sensorio motor y
 proyectivo (1 – 3 años) Estadio
 centrífugo o de establecimiento
  de relaciones con el mundo.
• Su relación con el entorno.
> Luego del estadio emocional en el que la
  principal característica es la simbiosis afectiva
  del niño con el ambiente, aparece una actividad
  totalmente diferente que se convierte en el
  factor determinante de este nuevo estadio:
  La actividad de investigación y de
  exploración del mundo de los objetos. El niño
  está vuelto hacia el mundo exterior siendo ésta
  su actividad y forma de relación preponderante.
• El niño responde a las impresiones que las
  cosas ejercen sobre él por gestos dirigidos
  hacia ellas (desplazarse, tomarlas, señalarlas
  etc.) y no con una respuesta más subjetiva de
  agitación como en estadios anteriores.
• En el primer año, parecería que el niño se
  interesa por los objetos que previamente le
  fueron presentados por el adulto (aun pegado al
  adulto, al otro, los objetos tomarían una
  significación en la medida del otro)
          En cuanto al movimiento:
• La actividad sensorio motriz se enriquece pronto bajo el estimulo de
  la llamada “ley del efecto”.
  Los progresos en los movimientos o conductas cada vez más
  adaptados se deberían a que a partir de los primeros ensayos se ha
  ido haciendo una selección que va eliminando todo lo que no es
  adecuado y no produce el efecto esperado y lo que si produce el
  efecto favorable implica la repetición del gesto útil y el fracaso del
  no útil o poco útil.
• La sensorialidad le hace investigar sobre las cualidades de las
  cosas al mismo tiempo que estas investigaciones le afinan su
  propia sensibilidad y su propio movimiento (doble función del
  movimiento)
• El resultado (efecto) producido por sus manipulaciones, ya sea en si
  mismo, ya sea en los objetos, lo incita a repetir el mismo gesto para
  obtener nuevamente el efecto y luego a superar esta actividad
  circular, modificando el gesto para comprobar las modificaciones
  del efecto.
• La maduración progresiva de los centros nerviosos, a esta edad, ha
  permitido conectar entre si los diferentes campos sensoriales y
  motores de la corteza cerebral.
• La exploración con las manos han ido
  haciéndose cada vez más pertinentes en la
  exploración en el estadio anterior pero no son
  suficientes.
  En el estadio anterior no acceden al espacio
  lejano porque no exceden el espacio cercano (el
  que tiene por radio la longitud del brazo).
  La actividad sensorio motriz que es la dominante
  en este estadio debe ser prolongada por lo
  tanto, por otras dos cuyos comienzos abarcarán
  el segundo año de vida: la marcha y la palabra
  y son fundamentales en este estadio.
•   Importancia del equilibrio en este estadio.
•   Los progresos motores en esta etapa están ligados en el niño al equilibrio.
•   Espacio
    En el estadio anterior disponía de la posición sentada que aumenta su
    capacidad de maniobrar y de observar.
    Ahora al desplazarse de pie permite al espacio manual o al espacio próximo
    de Stern extenderse a todo su alrededor.
•   Los desplazamientos permitirán al niño integrar en el mismo espacio
    continuo los diferentes subespacios.
•   El poder reducir personalmente las distancias le permitirá conocer en
    acción el lugar relativo de los objetos a los que se acerca o de los que se
    aleja, de los que entra o los que sale, a los que se sube o de los que baja
    (cerca, lejos, dentro, fuera, arriba, abajo, lejos de, cerca de)
•   El descubrimiento de este espacio locomotor le hace experimentar una
    especie de repetición que se expresa en sus carreras o caminatas de un
    lugar a otro (deambulador)
            Deambulador.
• El descubrimiento de este espacio
  locomotor le hace experimentar una
  especie de repetición que se expresa en
  sus carreras o caminatas de un lugar a
  otro (deambulador)
         Aparición del lenguaje.
• Es la etapa en que se inicia el lenguaje.
• El espacio locomotor le permitirá identificar de
  manera más cabal los objetos que descubre o que
  encuentra a voluntad.
  El lenguaje contribuirá también a esta identificación.
• Las primeras preguntas de los niños se refieren a los
  nombres de los objetos y el lugar donde se encuentran
  (esto que es y donde o ¿ta, no ta?
• Son dos coordenadas importantes que le permitirán
  autenticar la existencia y la naturaleza de las cosas e ir
  creando conceptos.
• El nombre ayuda al niño a separar el objeto
  del conjunto perceptivo del que forma parte.
• Hace poder representar el objeto más allá de
  la impresión presente (evocación simbólica)
• Permite unirlo a objetos semejantes, es decir
  conceptos (una taza será una taza
  independiente de forma, color etc.)
         Preparación para el estadio
                 siguiente.
•   Dice Wallon que durante este período en que se realizan progresos del
    conocimiento se prepara otros estadio, el siguiente, que aunque opuesto
    dice Wallon que recuerda al estadio emotivo ya que en ambos casos es el
    sujeto quien está en juego (centrípeto). Pero en el emotivo la persona
    del niño está como mezclada con el ambiente en el segundo, el
    estadio que estará por venir el niño parecería diferenciarse del
    ambiente a través de la resistencia para luego desear apropiárselo.
•   Pero en el intervalo entre el estadio sensoriomotor y el que vendrá hay una
    etapa con conductas de transición. El niño realiza ejercicios juegos en los
    que se dirige, alternativamente a los dos polos de una misma situación,
    siendo sucesivamente activo y pasivo, como si tratara de experimentar sus
    dos aspectos complementarios sin ser aun capaz de fijar en ella su propio
    lugar. Son los juegos de alternancia (dar y recibir una palmada, esconderse
    y buscar, recibir la comida y dar de comer etc.) Estos juegos de alternancia
    le permiten reconocerse a si mismo. Permanece aun ambivalente y no
    puede reconocer del todo a si mismo ni al antagonista. Es aun incierto para
    él y busca su identidad como su lugar. Esto prepara el estadio siguiente el
    del personalismo.
Estadio proyectivo (subestadio).
• En sus primeras publicaciones Wallon propone
  el estadio proyectivo como una división de
  este periodo sensoriomotor.
• El niño conoce el objeto únicamente a través de
  su acción sobre el mismo.
• Mientras dura este estadio poryectivo, el niño
  necesita además proyectarse en las cosas para
  percibirse a si mismo.
• Esto quiere decir que sin movimiento, sin
  expresión motora, no sabe captar el mundo
  exterior ni captarse a sí mismo.
• Wallon afirma que primordialmente la
  función motora es el instrumento de la
  conciencia.
• El niño se capta en la acción sobre los
  objetos.
     Estadio proyectivo: acto como
    acompañante del pensamiento.
  En este estadio el acto es el acompañante de la representación. El
  pensamiento es como proyectado al exterior por los movimientos
  que lo expresan. El pensamiento se proyecta en gestos.
  El niño se expresa tanto con gestos como con palabras, como
  queriendo imitar su pensamiento y distribuir las imágenes de este
  pensamiento en el entorno, como para conferirles una especie de
  presencia.
• El gesto acompaña a la palabra y al pensamiento aun frágiles y en
  cierta medida poco sostenibles.
• Hay una preponderancia aun del aparato motor sobre el aparato
  conceptual y aun precisa del gesto para expresar conceptos,
  hechos o situaciones.
• Aun es difícil la representación sin que esté sostenida por el acto.
              Imitación
• Más adelante una configuración motriz se
  desprenderá de la acción propiamente
  dicha y podrá tomar cada vez más el
  aspecto de imitación.
• Cuando falta totalmente el objeto y
  persiste el gesto estaríamos en el pasaje
  a lo simbólico a la representación.
        A modo de conclusión.
• Se puede decir que en el estadio proyectivo el niño se
  expresa por gestos y por palabras.
• Parece querer hacer una representación mimética de su
  pensamiento débilmente estructurado aun y de ese
  modo otorgarlo una especie de presencia.
• El movimiento se convierte en el acompañante de las
  representaciones mentales a las que sirve de soporte
  dinámico o descriptivo.
• A su vez constituye un medio de imponerlas a la
  conciencia dominada todavía por las impresiones del
  momento y la presencia de los objetos y situaciones.
    Pilar Arnaiz. Características
    fundamentales del estadio
           sensoriomotor.
• Las característica fundamentales de este
  periodo desde el punto de vista del
  desarrollo psicomotor son:
• La adquisición de la marcha
• El acto motor
• Las praxias
• La imitación o función simbólica
• La representación.
     Adquisición de la marcha.
• Antes de poder caminar el niño puede desplazarse por
  el suelo o agarrado con desplazamientos limitados.
• Para poder caminar es necesario que adquiera las
  reacciones de equilibrio que le permitan hacerlo y de
  sostén postural para alcanzar la posición bípeda y la
  marcha.
• En un principio los movimientos en la marcha son poco
  coordinados, con desequilibrios y caídas, poco a poco
  va progresando en el equilibrio dinámico hasta caminar
  en forma estable hacia los 13 – 15 meses (de acuerdo a
  cuando fue el inicio
    Importancia de la marcha en la
              evolución.
• Supone un avance a nivel motor pues a partir de los requisitos
  necesarios para que se establezca (postura y equilibrio) podrá ir
  integrando un sin fin de actividades correr, trepar etc.
• Supone un avance a nivel intelectual y cognitivo ya que tendrá otra
  percepción espacial (distancias, distancias entre objetos, sortear
  obstáculos etc.) Se acercará y alejará de objetos, alcanzará objetos,
  investigará con mayor autonomía.
• Al mismo tiempo conocerá las propiedades de los objetos que
  encuentra a voluntad. Los toma, los desplaza, amontona, los llena,
  los vacía, los transporta.
• La marcha pues supone un hecho de vital importancia en el
  desarrollo porque permite al niño situarse en relación con espacio
  exterior y favoreciendo la adquisición de su esquema corporal.
• Al mismo tiempo le permite cierta independencia.
    El acto motor y las praxias.
• Para el desarrollo de las praxias se requiere de
  la función simbólica que permitirá representar,
  anticipar y planificar la acción motora.
• Las praxias se establecerían como tales hacia el
  fin del segundo año de vida momento en que la
  función simbólica hace su aparición pero desde
  el inicio de este periodo descrito por Wallon se
  van constituyendo ya que no aparecen
  espontáneamente.
• Este estadio tiene importancia en el
  desarrollo de las praxias ya que es el
  momento del despertar a la exploración de
  los objetos, a su reconocimiento, a sus
  cualidades. Los objetos van tomando un
  significado cada vez mayor por sus
  características (forma, textura, etc.) y para
  su uso
• En lugar de lo que sucedía en estadios anteriores en
  que a las excitaciones iniciales se respondía a
  través de los sistemas viscerales y posturales como
  sucedía en estadio emotivo ahora la sensación
  inicial tiende a conducir un gesto, un
  desplazamiento, hará que estos se prolonguen, se
  afinen y afiancen, que el niño actúe y investigue el
  medio que le rodea
• Estará en esta etapa centrado en el efecto sobre el
  objeto o el medio y no ya sobre el efecto producido
  en su propio movimiento como en estadios
  anteriores.
  Imitación y función simbólica.
• Con la función simbólica el niño puede
  pasar del acto que acompaña su
  representación al pensamiento.
• Ya no necesitará proyectarse como
  dijimos antes en la acción sobre los
  objetos para su conocimiento o para
  percibirse a si mismo.
                          Imitación.
•   La imitación para Wallon es la inducción al acto por un modelo
    exterior. Para que se produzca la imitación es condición necesaria la
    percepción.
•   La imitación puede no ser inmediata sino que requiere un proceso de
    elaboración sensoriomotriz que puede durar horas, días o semanas y
    está generada por impresiones visuales o auditivas.
•   La imitación aparece sobre la segunda mitad del segundo año.
•   Dice Wallon que es suficiente observar al niño en presencia de un
    espectáculo que le interesa para darse cuenta de que participa de él
    con todo el conjunto de sus actitudes, incluso cuando estas parecen
    inmovilizarlo. Asi su percepción se acompaña de una plasticidad
    interna que todavía no es más que postura y de donde no podrá salir
    sin elaboración el movimiento efectivo. Elaboración que puede durar
    horas o días.
•   Es una impregnación como le llama Wallon perceptivo motriz.
•   La imitación aparece sobre la segunda mitad del segundo año.
           El simulacro.
• El simulacro aparece en los juegos de
  ficción del niño.
         La representación.
• La representación está determinads por
  las relaciones de lo significante a lo
  significado.
• Wallon está de acuerdo con Piaget en que
  la actividad de donde procede la
  representación reside en la imitación y en
  el juego de ficción.
 5)Estadio del personalismo 3-6 años). Estadio
   centrípeto. Importante en la formación del
                   carácter.
• Para Wallon el estadio del personalismo comienza alrededor de
  los tres años y señala que consta de tres periodos de aspectos
  a menudo inversos, aunque todos tienen por objeto la
  independencia y el enriquecimiento del yo.

   +El primer período es el periodo de oposición e inhibición

   +A este sucede otro en el que el yo tiende a hacerse valer y a
  recibir aprobaciones. El niño desea ser seductor a los ojos de
  otro y para su propia satisfacción. Es una edad de narcisismo.
  Edad de la gracia.

  + Representación de roles.
               Pilar Arnaiz.
• La personalidad del niño tras estar confundida
  con la de los demás (estadio emocional) pasa a
  hacerse autonoma, gracias a las actividades
  exploratorias del estadio sensoriomotor que le
  permiten objetivarse, relacionarse con los
  objetos y los demás, hasta llegar a apropiarse
  de si mismo y de los objetos.
• Por la apropiación de si mismo en su doble
  vertiente (apropiación de su ser corporal y de
  una apropiación de su ser psicologico) el niño
  llega directamente a la conciencia de si por la
  cual empieza este estadio.
        Período de oposición e
              inhibición.
• Actitud de rechazo como si la preocupación principal del
  niño fuera la de proteger la autonomía de su persona.
• En el empleo más adecuado de los pronombres, se
  observa la conciencia que adquiere de si mismo. Deja
  de hablar de si mismo en 3era persona como lo hacía
  con frecuencia. El yo y el mi adquieren en adelante
  todo su sentido. De igual modo aparece el posesivo mío
  que expresa las pretensiones del yo en las cosas y los
  derechos durables. Hacen valer sus derechos de
  propiedad (mio). Puede aparecer la astucia para
  conseguirlo o para obtener ventaja con respecto a otro.
• Sería un periodo de defensa y
  reivindicación. Como dice Wallon
  “negativo”.
• De oposición y de rabietas.
• Es uno de los períodos de crisis
  señaladas por Wallon. Crisis de
  personalidad que se afianza y tiende a
  “clausurarse”. Crisis de independencia por
  lo tanto.
• A esta fase negativa de reivindicación
  cuya razón es la necesidad de reconocer
  o hacer reconocer la existencia de su
  persona le sigue al cabo de algunas
  semanas o meses otra etapa cuya
  necesidad parecería ser la de hacer valer
  su persona.
Período de hacerse valer. Edad de
            la gracia.
• El yo tiende a hacerse valer y a recibir
  aprobaciones. El niño desea ser
  seductor a los ojos de otro y para su
  propia satisfacción.
• Es una edad de narcisismo.
• Edad de la gracia.
• El “mira que hago” reemplaza al “no
  quiero, es mío”.
 Período: Representación de roles.
• Los méritos que el niño encuentra en si mismo
  prontamente no le bastan.
• Pronto necesita nuevos méritos que quiere
  obtener de otros.
• No se trata ya de reivindicación como en el
  primer período de este estadio sino de un
  esfuerzo de sustitución personal por medio de la
  imitación.
• Busca a su alrededor ya no solo admiradores si
  no modelos.
• En lugar de limitarse a simples gestos,
  la imitación será ahora la de un papel,
  la de un personaje, la de un ser
  preferido o de quien se sienten celos,
  enojo.
• Recurre a la representación de roles.
Dependencia aun de las personas
        de su medio.
• Sin embargo el deseo de autonomía que
  se da en este estadio no existe sin una
  estrecha dependencia frente a las
  personas del ambiente inmediato.
• Buscando su autonomía no puede salir
  de las influencias de las cuales pretende
  librarse
• De los tres a los cinco años, el niño permanece aun
  profundamente inserto en su medio familiar.
• Las relaciones con los suyos, el lugar que ocupa entre
  sus hermanos y hermanas forman parte de su propia
  identidad personal. No puede separarse del lugar y
  significado que le toca en la constelación familiar.
• Es importante las vivencias que en ella puede
  experimentar. Las frustraciones y el lugar dado pueden
  imponer a sus sentimientos y a su comportamiento una
  orientación y significado duradero. Ya que
  encontrándose su ser entero comprometido en la
  situación el niño experimenta su influencia sin
  atenuantes.
    Julián de Ajuriaguerra. Manual de
            Psiquiatría Infntil.
•   En este estadio el niño reconoce su propia personalidad como independiente de las
    situaciones. Llega a la conciencia del yo que nace cuando se es capaz de tener
    formada una imagen de sí mismo, una representación que, una vez formada se
    afirmará de una manera indudable, con el negativismo y la crisis de oposición entre
    los dos años y medio y los tres años.
•   Esta autentica conciencia de si mismo, se manifiesta claramente en el excesivo
    grado de sensibilización ante los demás, apareciendo las reacciones de prestancia,
    el estar a disgusto o sentirse avergonzado por lo que hace.
•   Pasado el tiempo en que siente esta vergüenza característica motivada por el hecho
    de representarse a si mismo tal como lo ven los demás, de verse como lo ven los
    otros, se afirmará y extraerá las consecuencias propias de su afirmación. Adquirirá la
    conciencia de su propia personalidad y de hecho va a hacerla reconocer ante los
    demás.
•   Lo mas importante para él pasará a ser afirmarse como individuo autónomo para lo
    que serán válidos varios medios: afirmarse en la oposición o haciendo tonterías para
    llamar la atención son las reacciones más habituales a este nivel.
•   Es importante comprender que para el niño significa que ha dejado de
    confundirse con los demás y que desea que los demás lo comprendan de este
    modo.
                    Pilar Arnaiz.
• En cuanto al aspecto psicomotor los logros más importantes
  de esta etapa son:
• >>En la motricidad:
• A partir de los cuatro años aumenta la precisión de los gestos
  los que dejan de ser torpes y pesados. Aumenta el
  perfeccionamiento funcional determinando una motilidad más
  coordinada y precisa de todo el cuerpo.
• Adquiere un desarrollo importante en la precisión de sus
  actividades manuales.

• La actividad postural es ahora espontánea y grácil. El tono ha
  continuando su maduración disminuyendo ahora la
  hiperextensibilidad.
•   >>En el ámbito del esquema corporal y del espacio:
•   La adquisición y consolidación de la dominancia lateral, la cual
    posibilita la orientación espacial y consolidan la estructuración del
    esquema corporal.

•   El esquema corporal aparece, en esta etapa, como una forma de
    aprehensión del cuerpo propio en relación con el mundo circundante.
•   Comenzará el conocimiento de su lateralidad hacia fines del estadio lo
    que le llevará a poder orientarse en si mismo y a partir de la
    orientación en su propio cuerpo a poder orientarse en el espacio.
•   El niño siente su cuerpo como medio de orientar los objetos y las
    personas que lo rodean, estableciéndose así, su espacio ambiente.
•   El campo ambiente está formado por cuatro campos que se agrupan
    de dos en dos: delante detrás y derecha izquierda. Estos campos son
    percibidos al mismo tiempo por el niño y el paso de uno a otro
    requiere la orientación en relación con el propio cuerpo.
   6)Estadio categorial o estadio de la
  personalidad polivalente (6-11 años).
           Estadio centrífugo.



En este estadio predomina la actividad
 de conquista y conocimiento del
 mundo exterior, objetivo.
        Pasaje a este estadio.
• La etapa anterior estaría determinada por
  conflictos íntimos entre si y los otros, pero
  necesarios para la armonización “yo - los otros”.
  Para lograr esta armonización es bueno que el
  niño no sufra la influencia exclusiva de la
  familia, dice Wallon y que anticipándose al
  estadio siguiente tenga la oportunidad de
  frecuentar medios no tan estrictamente afectivo
  como lo es su familia y estructurados en cuanto
  al papel, lugar y rol que el niño ocupa en ella. Ej.
  comenzar el jardín de infantes.
   Período de la edad escolar y su
            importancia.
• En este período llega la edad escolar.
> En la que las relaciones del niño con su medio pueden
  tornarse más diversas, más abiertas. En las que su lugar
  depende más de si mismo, de sus preferencias, de sus
  méritos, de sus propios valores.
• Es un período orientado también hacia el mundo exterior
  fundamentalmente a la adquisición de conocimientos.
• Gradualmente va adquiriendo el sentimiento de que su
  personalidad es polivalente y por consiguiente más
  libre. Su personalidad es una entre tantas, susceptible
  de entrar en combinaciones variadas y modificables.
• Es la edad de la escuela que coincide en
  todos los países. Las relaciones exigidas por
  la camaradería y la disciplina son mucho
  más variables que en la familia y deben
  poder cambiar según un ambiente y
  circunstancias también cambiantes.
• Podrá ajustar su conducta a circunstancias
  particulares, y variadas.
• Tendrá conciencia de sus virtualidades por
  lo tanto tendrá un conocimiento más preciso
  y completo de si mismo.
• Puede el niño participar simultáneamente
  en la vida de diversos grupos sin hacer
  siempre la misma función ni ocupar el
  mismo puesto. Se convierte en una unidad
  que tiene abierto el paso a diversos
  grupos y que puede influir en ellos.
             En el conocimiento.
• Se opera un cambio en el campo de la percepción y del
  conocimiento.
• Estos se amplían y el niño está centrado en su adquisición.
• Cambia su capacidad de razonamiento adquiriendo la capacidad de
  entender la reversibilidad.
• La evolución que experimenta le permite tener una visión más
  objetiva del mundo no centrada solamente en su propio punto de
  vista.
• Descubre un mundo diferente (geografía, historia etc.)
• Se instala la capacidad de autodisciplina mental, mas conocido
  con el nombre de atención.
• Para Wallon se inicia este estadio cuando “es posible sustraer al
  niño de sus operaciones espontáneas para que se interese por
  otras actividades”
• En cuanto a los avances psicomotrices
  más destacables tenemos:
• el tono que llega a sus caracteristicas
  definitivas
• la lateralidad adquiere la categoría de
  representación mental
   Pilar Arnaiz entre otras analiza estas
conductas psicomotrices en este estadio, de
            las que tomaremos.



• el movimiento
• el espacio
• el tiempo
              Movimiento.
•   El movimiento evoluciona hacia el
    campo de la inteligencia y se constituye
    en representación.
•   La representación que el sujeto tiene de
    los objetos y de su propio cuerpo en
    tanto que objetos en el espacio son
    percibidas como reversibles y móviles.
                Espacio.
•   El espacio se desprende del lugar que
    ocupan los objetos y se alcanza por
    tanto la representación mental.
•   El niño puede comenzar a establecer
    referencias como los puntos cardinales,
    las relaciones de los objetos entre si,
    geografía, geometría etc.
                   El tiempo.

•   Las tareas intelectuales tienen la finalidad de
    identificar los objetos mediante las relaciones de
    espacio, tiempo y causalidad.
•   A los 6 años el niño todavía tiene dificultad en
    fraccionar y descomponer el tiempo para ajustarlo a su
    existencia personal. Se le hace difícil captar las
    sucesiones de las imágenes espacio temporales.
•   La noción de tiempo irá evolucionando hasta poder
    captar hora, sucesión de semana, meses, días, años y
    entrar en la perspectiva de la historia propia y del
    mundo.
    7)Estadio de la pubertad y de la
  adolescencia (12 años en adelante)
          Estadio centrípeto.


• Indispensable para la constitución
  acabada de la persona.
• Esta ultima etapa separa al niño del
  adulto en que tiende a transformarse.
          Período de crisis.
• Como en la crisis de los tres años, las
  exigencias de la personalidad pasan
  nuevamente al primer plano.
• Lo que tienen en común con la etapa del
  personalismo es que ambas son particularmente
  ricas en modificaciones subjetivas.
• Son las necesidades del yo las que parecen
  absorver y acaparar las disponibilidades del
  sujeto.
• La pubertad es un hecho biológico. Incluso en
  varias culturas o religiones es una etapa en la
  que hay ritos de purificación o iniciación.
• La pubertad significa el pasaje de la infancia a la
  adolescencia va acompañada de cambios
  morfológicos y fisiológicos (aparición de los
  caracteres sexuales secundarios y reacciones
  específicas genitales) al mismo tiempo que se
  incentiva las necesidades eróticas con una
  aspiración hacia un complemento indispensable.
           Edad de cambios.
• Los cambios generan un sentimiento de
  desorientación con respecto a si mismo, a su
  pasado, sus hábitos, su familia. Siente que llega
  a ser otro. Duda si los cambios están en el o en
  los que le rodean.
• Muestra sentimientos contradictorios: aspira y
  teme al cambio.
• A veces el sujeto se asombra de si mismo y
  sufre la inquietud de no conocerse. Se siente
  desorientado con respecto a su propia persona
  o bien le cuesta reconocerse en su pasado.
• Se reconoce contradictorio y eso lo inquieta.
• Se pregunta sobre sí mismo, los suyos, sobre el secreto de las
  cosas.
• En presencia de los cambios que en él se operan tiene la impresión
  de extrañeza. Lo que lo hace indeciso en sus relaciones sociales.
• Se afirma en su actividad intelectual.
• Le resulta indispensable descubrir la razón de ser de las cosas y de
  las gentes, su origen y su destino. El mundo adquiere una nueva
  dimensión. Aparece una preocupación metafísica, que encauzada y
  nutrida, puede convertirse en la inquietud científica de las causas y
  en inquietud de responsabilidades familiares y sociales.
• Se alternan y combinan el espíritu de duda y el de construcción, de
  invención, de descubrimiento, de aventura y creación.
• Aparecen momentos en que la energía se
  gasta en manifestaciones exteriores
  extremadamente pasionales.
• Es una edad en que los sentimientos
  muestran ambivalencia: timidez y
  jactancia, coquetería y burla hacia los
  demás, el egoísmo mayor y el auto
  sacrificio.
  A modo de conclusión final.
Todas las etapas que llevan al niño del
nacimiento a la edad adulta muestran una
estrecha unión entre la evolución de su
motricidad, de su personalidad, de su
inteligencia.
Debido a la evolución el individuo genera
en cada etapa relaciones diferentes con
su medio

								
To top