Docstoc

FONDEN y aseguramiento

Document Sample
FONDEN y aseguramiento Powered By Docstoc
					                                    México, D.F., 9 de mayo de 2012.

Versión estenográfica de la Sesión “FONDEN y Estrategias de
aseguramiento del sector público” durante el tercer día de
trabajos de la XXII Convención de Aseguradores de México,
organizada por AMIS, efectuada en el salón Diezmo 1 del Centro
Banamex de esta ciudad.

Moderador: Buenos días.

Vamos a presentar a Darío Luna Plá, titular de la unidad de seguros,
pensiones y seguridad social de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público.

Él es licenciado en economía por el ITAM y maestro en administración
y políticas públicas por la London School of Economics and Politicals
Science, así como en administración de riesgos y seguros por City
University en el Reino Unido.

El licenciado Luna ingresó al servicio público en 1996 y a la Secretaría
de Hacienda y Crédito Público en el año 2001, y ha ejercido distintos
cargos en el sector público, entre ellos en PEMEX, en la Sociedad
Hipotecaria Federal, BANOBRAS y la Comisión Nacional Bancaria y
de Valores.

También ha participado en el sector privado, como ejecutivo de Willis
Ree, en Londres. Antes de ser designado para su presente encargo,
se desempeñaba como coordinador de asesores del Subsecretario de
Hacienda y Crédito Público.

Darío, bienvenido.

Darío Luna Plá: Muchas gracias a todos por recibirme hoy.

Nos pidieron que platicáramos de la estrategia de aseguramiento del
sector público, en particular de riesgos catastróficos. Es un tema muy
interesante, es un tema relativamente reciente.
Yo creo que en la experiencia de México se ha construido en los
últimos, desde el punto de vista del Gobierno en los últimos 10 años, y
yo creo que ahorita es donde está en su mejor momento.

Entonces, espero que no estén llegando muy cansados ya a la
Convención y que encuentren esto interesante.

Les voy a platicar una breve historia financiera del FONDEN. No es la
historia típica que van a ver de nuestros colegas de la Secretaría de
Gobernación que la verdad lo tienen muy bien armado, pero es un
poco cómo lo vemos desde la Secretaría de Hacienda, y un poco el
andamiaje que hemos creado financiero alrededor de esto.

A lo largo de la presentación voy a estar obviando mucho, que todo el
objetivo de FONDEN y del Gobierno, pues es atender a la población
más necesitada en los desastres, tiene ese papel social, nos interesa
muchísimo y es el objetivo primario.

Si me ven obviándolo en el resto de la presentación, por favor, no me
regañen. Ya lo dije ahorita al inicio y el resto va a ser la parte
financiera y la parte de seguros.

¿Cómo empezó FONDEN? Pues empezó a finales de los 90’s, por un
interés del Gobierno Federal de crear mecanismos de coordinación
entre la sociedad civil, los niveles de gobierno para la atención de
desastres naturales. Es cuando empieza el Sistema Nacional de
Protección Civil.

Y bueno, pues a lo largo de, digamos, desde finales de los 90’s hasta
la fecha, es algo que como mecanismo de coordinación funciona muy
bien, y el FONDEN y las reglas del FONDEN pues son claves para
lograr esa coordinación entre la sociedad y entre los niveles de
gobierno.

En una etapa posterior, y la historia que les voy a contar, es cómo
vamos de pensar esto, de cómo respondemos a las emergencias, a
cómo llegamos a transferir el riesgo, ya en las etapas recientes.

Entonces, después de esta etapa, se decide crear un vehículo
específico para estar fondeando con recursos presupuestales, año con
año, y es cuando nace el FONDEN, y las actividades otra vez son para
respuesta a los desastres naturales; la atención a la población, la
remoción de escombros que son las tareas básicas, digamos, después
de un desastre de grandes magnitudes.

Pero después se empieza a invertir ya de manera importante en
conocer el riesgo, y entonces empiezan a tener los primeros mapas de
CENAPRED, que como ustedes saben, es un órgano desconcentrado
de la Secretaría de Gobernación, y ya, digamos, en los últimos años,
esto fue a finales de los 90’s, ya en los últimos se crea el FOPREDEN,
ahorita les platico muy rápidamente qué es.

Pero bueno, esta tercera etapa de ya invertir en conocer el riesgo, yo
creo que es muy importante, y se empezó a finales de los 90’s.

En paralelo, se empezó a presupuestar recursos presupuestales, no
sólo para atender la emergencia, sino para reconstruir infraestructura
crítica, y esa también es, digamos, una etapa nueva en FONDEN, le
pongo el FONDEN más, surge ahí a finales de los 90’s, y también lleva
ya como una etapa de pensamiento del lado del Gobierno Federal,
que la misma información que puede servir para reaccionar
oportunamente ante un desastre, pues nos puede también ayudar a
reaccionar y prevenir gastos futuros de reconstrucción.

Entonces, nos empezamos a mover en ese sentido.

Luego empezamos a tener presupuesto para actividades de
prevención, esto es una consecuencia natural, esto pasó, digamos, a
mediados de los 2000, nace el FOPREDEN y la idea es decir, bueno,
si sólo estamos financiando reconstrucción, como que los incentivos
no están claros. La verdad deberíamos de estar enfocándonos más en
prevención.

Si uno compara los gastos de distintos gobiernos en reconstrucción y
en prevención, nosotros todavía tenemos mucha tarea que hacer aquí
en prevención para evitar gastos futuros de reconstrucción.

Y luego viene una etapa bien importante, es una etapa bien reciente
en los últimos 3, 4 años, en donde empezamos a aprovechar toda la
información que se tiene. Hacemos un esfuerzo mucho más grande
por recopilar información a nivel del Gobierno Federal y empezamos a
tener unos inventarios de activos muy importantes y empezamos a
tener mucho mejor entendimiento de los riesgos y entonces nos
empezamos a mover de atlas de riesgos y de zona de peligro y de
cúmulos a un esquema mental más de probabilidades gracias a toda
esta información, entonces empezamos a tener modelos de riesgos.

La consecuencia natural, como ustedes pueden ver, es que si tienes
modelos de riesgos pues puedes hacer transferencias, puedes diseñar
instrumentos que te ayuden a transferir el riesgo hacia los mercados.

Empezamos con la transferencia de riesgos de emergencia. Y otra vez
emergencia me estoy refiriendo a la atención de la población y a la
remoción de escombros básicamente.

En el 2006 se emite por primera vez en Latinoamérica y yo creo que
en el mundo, digamos, a nivel de país soberano, el bono catastrófico
de terremoto CATMEX, lo vamos a ver un poquito más delante de qué
se trata.

Pero ese vehículo básicamente estaba diseñado o está diseñado para
apoyar la necesidad de recursos ante eventos muy severos y recursos
que se van ir destinados a la emergencia, a la atención de la población
y la remoción de escombros.

La última etapa que empieza al año pasado, bueno, se empieza un
poquito antes, pero a partir del año pasado es la transferencia de
riesgos para reconstrucción.

Y con eso yo creo que hemos cerrado un ciclo muy interesante en
donde el gobierno empieza a pensar en desastres naturales, por lo
que tiene que hacer con la población y lo que tiene que hacer con su
infraestructura y acabamos viendo que tenemos algo que hacer en los
mercados.

Ahí la interacción entre las áreas de atención a la población, que son
la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Hacienda, pues la
verdad que ha funcionado muy bien. Ya tenemos ahí un par de
décadas de experiencia.
Les platico rapidísimo. Los programas federales, creo que ustedes los
conocen. Miren, para fines prácticos el FOPREDEN y el FIOPREDEN
son lo mismo, son fondos de prevención, los temas de respuesta,
quizás el tiempo de respuesta es lo que difiere; pero son los
programas para prevenir desastres, son los programas que invierten
en mejorar puentes antes de que pase algo, algún desastre o algún
evento fuerte, carreteras, etcétera.

Después de la ocurrencia del evento, del desastre, tenemos el
FONDEN, que básicamente se divide en el Fondo de Emergencia y el
Fondo de Reconstrucción.

Aquí esto es el ámbito de la competencia y la transferencia de riesgos
que les platicaba.

La parte de reconstrucción está ligada con el programa de reaseguro
que tenemos, la parte amarilla que es la de emergencia con nuestro
Programa de Bonos Catastróficos.

El papel de la Secretaría de Gobernación es importante en ambos,
porque tiene que haber una declaración de emergencia, una
declaración de desastre previo a cualquier trabajo de análisis y
evaluación de daños.

Pero lo interesante y ahorita vamos a entrar en eso, es que nos
montamos en todo el andamiaje que se hizo alrededor del FONDEN
para poder transferir el riesgo.

El objetivo del FONDEN, creo que quizás vale la pena repasarlo.

Primero. Es brindar apoyo a la población ante la ocurrencia de
desastres naturales.

Segundo. Ayudar a las entidades federativas, a las dependencias y
agencias de la Administración Pública Federal, atender y recuperarse
de los daños causados por desastres naturales. Ahí están reflejados,
digamos, en el objetivo del FONDEN la división de fondos, de por qué
se dividen los fondos así.
La columna vertebral del FONDEN es las reglas de operación del
fideicomiso y el fondo; y esas reglas definan claramente cuáles son los
términos para reconocer una pérdida desde el punto de vista del
fondo y la coordinación entre los niveles de gobierno para evaluar
dicha pérdida. Ahorita entramos más a detalle.

Se los voy a platicar muy breve, pero yo creo que es relevante para la
discusión que vamos a tener más hacia el final de la presentación.

¿Cómo funciona el FONDEN?

El FONDEN a partir de la ocurrencia del evento, los gobiernos
estatales tienen que solicitar o alguna dependencia tiene que solicitar
la declaratoria de desastre por parte de la Secretaría de Gobernación.
Tienen ahí dos tres días para hacerlo, y una vez que es da la
corroboración del desastre, es decir, se mandan brigadas de técnicos
del Gobierno Federal, dependiendo del sector de que se trate, por
ejemplo, hidrometeorológicos es la CONAGUA, geológicos es el
CENAPRED, e incendios forestales es el CONAFOR.

Y van y corroboran la ocurrencia del desastre, que es básicamente
que fue un evento atípico, que si tuvo impactos inesperados en la
infraestructura de que se trate.

Una vez eso se da la declaración de desastre, o digamos, si
estuviéramos en el caso de emergencia de emergencia.

Y luego empieza la colaboración entre los niveles de gobierno a través
de la integración de comités y subcomités de valoración de daños. Ahí
es donde está, funciona bastante bien. Por cierto, todos estos pasos
tienen sus tiempos muy bien marcados en las reglas de operación del
FONDEN, y luego llegamos a una etapa de la administración de los
daños, se valora y se contabilizan los daños por los equipos técnicos y
se presentan los reportes finales para poder activar los recursos.

La activación de recursos es un tema colegiado dentro del Comité
Técnico del FONDEN, en donde participa la Secretaría de
Gobernación, la Secretaría de Hacienda y se toman en cuenta las
valuaciones que se hicieron por los equipos técnicos.
Como ustedes saben la responsabilidad federal no es toda,
básicamente vamos al cincuenta por ciento en lo que es la
responsabilidad total cuando vienen de entidades federativas o de
vivienda de gente de bajos recursos, de bajo ingreso.

Y cuando es federal, pues sí lo cubrimos al cien por ciento, pero hay
que tomar en cuenta que todo esto también es después de las pólizas
primarias. O sea, si los estados o si las dependencias federales tienen
pólizas de seguro eso se saca, digamos, de la cuenta de daños que
absorbe el Gobierno Federal.

¿Qué responsabilidades tienen las entidades federativas bajo este
esquema? Pues después de la ocurrencia tienen los tres días para
solicitar la corroboración del evento.

Están obligados a realizar obras y acciones de reconstrucción en
complemento a lo que pone FONDEN, y son los responsables de
ejecutar esas obras y de cumplir los plazos en donde se
comprometan los recursos que paga FONDEN.

Una cosa importante es que FONDEN no le paga, no le transfiere
recursos a las entidades federativas, más bien paga las cuentas de los
contratistas que se utilicen para la reconstrucción de la infraestructura.

Después de este contexto de FONDEN y esta breve historia, les voy a
platicar la estrategia que tiene el Gobierno Federal en ejecución en
estos días.

Lo que hemos avanzado en el entendimiento del riesgo y en la
moderación de riesgo nos ha permitido tener una estrategia de
transferencia de riesgos o de financiamiento de las obligaciones que
tenemos en distintas capas, y digamos en distintos niveles de riesgo.
Empezamos con un nivel básico, que es el FONDEN, que es
propiamente un nivel, un fondo de autoseguro. Es un fondo que se
alimenta año con año con recursos presupuestales.

Por Ley del Presupuesto de Egresos el 0.4 por ciento del presupuesto
se va al fondo. Pero se entiende como un fondo en el tiempo
revolvente. Es decir, si FONDEN tiene saldos al final del año nada
más se le complemente para llegue más o menos a este nivel de
recursos, y este es el fondo que tenemos para operar año con año, en
lo que llamaríamos una retención de autoseguro.

Luego empezamos a dividir un poco la misma historia que les he
platicado de lo que hace FONDEN en términos de fondos de
emergencia y fondos de reconstrucción, y vemos que en la primera
transferencia de riesgo la hacemos al nivel de fondos de
reconstrucción, y es el programa de reaseguro catastrófico que
tenemos, son 4,800 millones en exceso de 12,500, y es básicamente
un programa que nos ayuda a tener recursos básicamente orientados
a la reconstrucción y es un programa, en su mayoría, colocado en el
mercado de reaseguro.

FONDEN puede tener cierta, digamos. Bueno, si quieren les explico
esta partecita de FONDEN en un momento, déjenme explicarles lo de
los bonos catastróficos.

Los bonos catastróficos, como les decía, son exclusivamente
pensados para temas de fondos de emergencia, y ahorita les platico
por qué, y ahí lo tenemos en un nivel de riesgo y de severidad de
eventos bastante más alto, y tenemos una cobertura ahorita de 290
millones de dólares, es una cobertura de terremoto y de huracán, y
ese sí está exclusivamente en un mercado de capitales.

Luego vendría la retención del Gobierno Federal pues en exceso de
todo eso. El balance del Gobierno Federal, pues como ustedes saben,
es muy amplio, y al final de cuentas, somos el asegurador de último
recurso, ante eventos de severidad altísima, al final de cuentas el
Gobierno Federal tiene la obligación social de atender a la población,
de reconstruir lo que sea crítico, etcétera.

Y por eso lo ponemos con una capa de retención, que convive con
esta otra capa de retención que es, digamos, cualquier desviación de
eventos, o sea, eventos suficientemente severos que no detonen el
pago de los bonos, los tendría que absorber el FONDEN, y eso es un
poco lo que le llaman riesgo de base.

Bueno, y creo que ya lo expliqué que es el FONDEN para fines
financieros, pues el FONDEN es un Fideicomiso que está en
BANOBRAS, tiene un Comité Técnico, ese Comité Técnico decide
utilizar los fondos del Fideicomiso para contratar las coberturas, y
participamos la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de
Gobernación en este esquema.

Si quieren, les voy explicando los dos componentes principales de la
estrategia, que es el tema del reaseguro y el tema de bonos
catastróficos.

En el seguro catastrófico, en junio del año pasado, concluimos la
colocación de un seguro contra eventos catastróficos por los 4 mil 800
millones que les digo, es en exceso de 12 mil 500 y tiene las
siguientes características.

Están cubiertos todos los bienes considerados por FONDEN,
sobresale la infraestructura carretera, la educativa, la hidráulica,
hospitalaria, urbana, las viviendas en pobreza patrimonial, están
cubiertos todos los riesgos que cubre FONDEN, los principales son
sismos, huracanes e inundaciones, pero también tenemos erupción
volcánica, hay temas de incendios forestales, hay ciertas coberturas
de sequía.

La retención, bueno ya se las platiqué, el monto transferido y bueno,
pues aquí, en términos de los excesos, cualquier cosa se haría cargo
FONDEN de las indemnizaciones, y es importante entender que en el
diagrama anterior, pues aquí juegan las pólizas primarias, dentro de
esta capa de autoseguro, es decir, por las reglas de operación del
FONDEN en nuestra capa de autoseguro no pagamos daños que
estén cubiertos en esas pólizas primarias que puede ser la póliza de
SCT, la de CONAGUA, etcétera.

Tenemos el modelo al que hacía referencia hace rato, es nuestro
modelo R-Fonden, es un modelo de desarrollo nacional, es un modelo
desarrollado en conjunto con el Departamento de Ingeniería de la
UNAM.

La verdad es que ahí nuestros científicos nacionales han hecho un
papel impresionante, internacionalmente, y pues bueno, mucho de lo
que han desarrollado en términos de pensamiento tras modelación de
eventos y de riesgos y de vulnerabilidades, nosotros lo absorbimos
aquí en el modelo propio.
Es un software que simula escenarios de pérdida para las amenazas
de sismo y huracán, desde el punto de vista de FONDEN, utiliza base
de datos de infraestructura, de todos los sectores cubiertos, y están
digamos, diseñados de forma específica para el modelo, para el
sistema y con eso podemos realizar estimaciones para toda la cartera
de activos, por tipo de amenaza, por zona geográfica, nos permite
estimar el riesgo a nivel municipal, y regional y bueno, pues esto es
una herramienta importante, no sólo para el punto de vista del fondeo,
digamos, de las obligaciones, sino también para la reacción oportuna
ante un desastre, porque a la hora de simular eventos, simulas
vulnerabilidades, simulas afectaciones y eso te permite saber en
dónde están tus focos de peligro y si viene un desastre natural de
ciertas características, la movilización de protección civil, pues también
es informada por este tipo de escenarios.

Ya en términos de valores, y de qué es lo que estamos modelando,
bueno, pues tenemos más de 136 mil kilómetros de carreteras, más de
7 mil puentes, más de 200 mil localizaciones de vivienda, de rural son i
otras casi 90 mil, más de 200 mil escuelas, instalaciones e
infraestructura con agua son alrededor de 4 mil puntos. En SEDESOL,
bueno, es la suma de las viviendas y en salud son más de 16 mil
hospitales.

Un poco la distribución, digamos, de esos valores, pues sí se ve
claramente que la mitad de lo que estamos cubriendo a través de
FONDEN y dentro de nuestra estrategia de transferencia de riesgos,
pues es carretero y el siguiente nivel es toda la infraestructura de
SEDESOL y SEP básicamente.

Eso fue el catastrófico.

El tema de los bonos es interesante, porque ahí la modelación es un
poquito distinta.

La filosofía o la intención de los bonos catastróficos es que recuperes
la cobertura de una forma mucho más expedita incluso de lo que te lo
puede dar el mercado de reaseguro y, por lo tanto, todo el andamiaje
está para que sea dentro de ciertos parámetros si los eventos para los
cuales te estás cubriendo suceden en las zonas donde dices, piensas
que puedes suceder, tú puedas recuperar en cuestión de días una vez
que se verifique el evento en cuestión de días recuperas la cobertura
completa, es un tema binario.

Esto la primera vez que salió fue en 2006, se emitió el bono
catastrófico en América Latina. Y les digo, ningún país ha emitido un
bono parecido al nuestro.

En esa época la cobertura fue muy similar y son bonos que están
vigentes por tres años, tienen coberturas de sumas aseguradas por
150 millones de dólares en tres zonas: la zona A, que es la zona de
cocos del noreste; coco central y el exterior de la Ciudad de México,
es un polígono que está alrededor de la ciudad de México, se pensó
así en dar los modelos de riesgos del 2006, esto era lo más óptimo en
términos de cobertura y de diseño.

Y los parámetros detonadores, como les digo, son binarios, decían lo
siguiente: “Si sucede un terremoto de magnitud de más de 8 puntos
grados en la Escala de Richter, a una profundidad menor o igual de
200 kilómetros, la cobertura se detona.

Este bono no se detonó, no tuvimos ningún evento entre 2006 y 2009
que recuperara de esto, pero lo cual tampoco tuvimos ningún evento
de terremoto que no detonara y que requiriera de recursos de
emergencia significativos. Entonces yo creo que estuvo bien diseñado.

Cuando venció MULTICATMEX 2006, el Gobierno Federal decidió
trabajar para emitir MULTICAT 2009, que es el de la cobertura de los
290 millones de dólares. Me parece que esto aquí como que está un
poco confuso.

Los 290 millones de dólares es una cobertura de sismos y de huracán,
también tiene vigencia de 3 años y en este año se decidió incluir
temas de huracanes tanto en el Pacífico, como del Atlántico. Ahorita
vemos las localizaciones.

Algunas mejoras que se tuvieron, pues los detonadores en término de
terremoto disminuyeron, lo cual es bueno, aumenta la probabilidad de
recuperación de los recursos.
Las zonas cubiertas se ampliaron, tanto por la inclusión del nuevo
riesgo que fue huracán, como en el lado de terremotos se hicieron un
poquito más grandes los polígonos de cobertura.

Esto es terremoto y como vemos estos polígonos que ahora les
muestro pues ya no es sólo alrededor de la Ciudad de México, ya
incluye toda esta área, varios estados, Hidalgo, Puebla, Estado de
México, en donde ya se tiene la cobertura. Los detonadores son muy
parecidos. En la Zona A son 7.9. La zona es esta roja. La profundidad
se queda igual, eso sí no cambió. La Zona B, que es la azul, y la Zona
C la verde de 7.4.

El terremoto del 20 de marzo, que fue de 7.4, estaba en, cayó en la
frontera la zona roja y la zona verde, del lado de la zona roja. Pero
tampoco ha tenido, sí hemos, digamos, el recuento hasta ahorita de
daños son creo que alrededor de 20 mil viviendas. Las reglas de
FONDEN dicen que si son pérdidas totales tienen un monto fijo por
vivienda, si son un daño, digamos, un vidrio tienen otro monto fijo o un
daño leve tiene otro monto fijo.

El recuento, digamos, de esas 29 mil viviendas por los montos que
paga FONDEN no es para nada significativo de lo que nos hubiera
pagado el bono si lo hubiéramos cobrado.

O sea, los 140 millones de dólares que hubiéramos cobrado hubieran
sido muy en exceso. Desde un punto de vista más de corto plazo,
pues uno podría pensar. Digo, cualquier dinero es bueno, para el
Gobierno Federal, sobre todo, en épocas de presiones fiscales. Pero
yo creo que a la larga lo que sí queremos es que sea un producto justo
tanto para el Gobierno Federal como para los mercados, para poder
seguir trabajando y que nos sirva cuando de veras lo necesitemos.

El tema de huracán otorga 150 millones de dólares de protección,
distribuidos como sigue: Hay un área en la zona del Pacífico Norte,
que cubre eventos, básicamente huracanes de categoría cuatro. El
área del Pacífico Sur, desde la parte baja de Michoacán, son otros 50
millones de dólares, también categoría cuatro, y luego está el área de
Yucatán en el Pacífico, que eso sí requiere un nivel adicional,
digamos, de huracán para que pueda suceder.
Digo, cabe mencionar que aquí no sólo el nivel, de la categoría del
huracán es lo que detona el pago, también hay un tema ahí de la
presión atmosférica, un poquito más técnico.

La retención del FONDEN también es importante, porque al final de
cuentas, como les digo, está el compromiso de fondear en nuestro
vehículo de autoseguro, como lo vemos, año con año hay que ir al
Congreso, hay que pedir recursos. Cualquier desviación, cualquier
exceso de esos 10 mil o 100 mil millones de pesos que tenemos año
con año, requiere autorizaciones especiales y la retención acaba
siendo una operación presupuestal, con todas las implicaciones que
eso tiene.

¿A ver, por qué esta estrategia? Les voy a decir dos respuestas. Esta
es la más práctica y la más inmediata y luego les digo la verdadera-
verdadera. Esta, porque al Gobierno Federal nos permite obtener
recursos no ligados al presupuesto, no ligados al proceso presupuestal
de manera inmediata, que no presionan finanzas públicas y bajo una,
déjenme decirles, tecnología que es la industria de seguros, pues
probada. O sea, es una industria muy sólida, es una industria muy
confiable y, por lo tanto, el hecho de que tengamos este tipo de
coberturas nos ayuda de una forma bien práctica.

Si viene un desastre de alta severidad donde necesitamos recursos
nos evita tener que regresar al Congreso, nos evitar tener que hacer
un ajuste de gasto, de programas sociales o cualquier otro tipo de
programa para poder atender el desastre, y nos permite una
planeación en el tiempo mucho mejor.

El otro, que también yo creo que no deberíamos dejar de decirlo, es
que también nos obliga a estar construyendo mejores bases de datos,
estar conociendo mejor donde están nuestros activos en peligro,
nuestra población en peligro, los costos de la atención, los distintos
peligros alrededor de nuestro país. Nos está obligando dado que tiene
un esquema financiero atrás, nos está obligando a entrar a mejorar
mucho la información y la identificación de riesgos que entendemos, y
esto a la larga es una base muy importante para prevenir mejor los
desastres, para planear mejor las reconstrucciones y para tener un
costo mucho más eficiente en el tiempo.
Entonces, esas son las respuestas, digamos, prácticas, desde el punto
de vista del gobierno, pero yo creo que hay una que es la verdadera-
verdadera, y es porque en los últimos años, pues muchos economistas
muy distinguidos, han estado pensando en un problema, que yo creo
que ustedes podrían darles mucha información para que lo resuelvan,
y es que si bien el producto del seguro, como ustedes saben, es un
producto muy sólido, jurídicamente es un producto, cuando está bien
hecho, es un producto muy justo en el tiempo, tanto para quien lo
compra, como para quien lo vende, es un producto que lleva siglos y
siglos probándose en muchas partes del mundo y es, digamos, yo
creo que el mejor producto financiero para resolver la incertidumbre
que le da a una empresa, a una familia, a una persona, el hecho de
que haya una contingencia futura que le afecte su patrimonio, su vida
etcétera.

Aun diciendo todo eso, hay gente que no compra seguros y ustedes lo
saben muy bien. ¿Por qué no compran seguros, si es racional, si es
efectivo, es lo que deberíamos de estar haciendo? Dejemos a un lado
temas de ingreso que, digamos, que no tienen dinero para pagarlo,
pero sí hay un problema de que la gente simplemente no lo incorpore
en sus decisiones.

Hay países que han resuelto esto de una manera pues muy distinta a
lo que hemos hecho en México.

En Francia se obliga a la cobertura de todas las casas, por una póliza
básica, una tarifa básica y han llegado a niveles de que tienen una
penetración, digamos, de esa póliza de seguro de propiedad del 90
por ciento en zonas urbanas.

Y luego pues es bien fácil tener a la caja arriba, y tener programas de
reaseguro pues muy bonitos, en donde ya lo que estás transfiriendo
del riesgo a los mercados, pues es una póliza de seguro hecha y
derecha muy sólida.

Bueno, aquí en México no hemos hecho eso, y en cambio lo que
hicimos es pues tratar de pensar cómo los riesgos que está
absorbiendo el Gobierno Federal como este asegurador social,
pueden ser transferidos al mercado, dado que no tenemos esa
transferencia directa por pólizas de seguro.
Entonces, la razón de la estrategia, pues es eso, que en México no
hemos logrado los niveles de penetración del seguro, ni de
infraestructura ni de vivienda, todas las cosas que cubrimos.

Yo creo que por este problema básico de un problema de ingreso, sin
duda, pero este problema básico de que no es y que no se ha
resuelto, de que la gente simplemente no se asegura, sobre todo ante
los eventos más severos y en desastres naturales, pues eso le da
motivo al gobierno de promover una solución, porque al final de
cuentas, pues el gobierno es el que tiene que proteger la vida, la
integridad del patrimonio de la gente.

Entonces, es una solución más de fondo, yo creo que es la solución
verdadera de por qué estamos haciendo esto, aunque la práctica y la
más, digamos, la que se ve año con año, pues es la otra.

Yo creo que quizás nada más, vale la pena decir que una vez que se
embarcó el Gobierno Mexicano en esto, pues el primer reto es decir,
bueno, las reglas de operación del FONDEN, no son una póliza de
seguro, están muy lejos de ser una póliza de seguro.

¿Cómo le hacemos para que los mercados acepten tomar el riesgo
bajo un mecanismo, que no es el usual, no están acostumbrados, ni
jurídicamente, ni técnicamente, para que lo puedan tomar?

La primera solución, pues fue, como les platiqué en el 2006, hacer
esto paramétrico. Cuando es un tema paramétrico, pues es más bien
lo que estás definiendo, no son los términos tanto de la póliza, sino del
evento.

Sí hay en los bonos, déjenme les digo, la modelación de los bonos,
digamos, la cobertura como la definimos, es con un modelo muy típico
de la industria de seguros, es un modelo de exceso de pérdidas de
propiedades de valores, donde luego hacemos una traducción basado
en la mejor información que tenemos, de qué le pasa a la población, si
se afectan las casas, las carreteras, etcétera.
Entonces, sí tenemos ahí el tema de una estimación de los costos de
emergencia y de remoción de escombros, pero es, digamos, una
función de lo que le pasa a las propiedades en la infraestructura.

Pero esa fue la primer solución, vamos hacer esto paramétrico.

Y luego ya en el Programa de Seguro Catastrófico, pues ahí sí ya
hubo que entrarle a más bien a hacer una especie de acercamiento en
re las reglas de operación del FONDEN y lo que la industria
típicamente está acostumbrada a ser el instrumento o el producto para
recibir los riesgos.

Ese reto, déjenme les digo, ahora que hemos estado platicando
mucho con otros países por la presencia del G- 20 y por un poco todo
el interés que ha despertado nuestra estrategia en la comunidad de
desarrollo, Banco Mundial y ellos qué ven cómo ayudar a los países a
hacer esto y en otros países; la verdad es que no hay otro ejemplo
igual, no hay otro país que ahorita esté trabajando en cerrar esa
brecha jurídica de términos, de procesos, como lo está haciendo
México. Creo que lo hemos hecho de manera bastante exitosa.

Este año vamos a salir con la renovación de este seguro, todo pinta
que vamos a ser otra vez muy exitosa y yo creo que otros países en
Latinoamérica están empezando a ver qué es lo que estamos
desarrollando aquí para tratar de montarse en esto, porque una vez
que abres los mercados, ustedes lo conocen; una vez que la industria
de seguros y de reaseguros se siente cómoda con la forma como se
evalúan los riesgos, con los términos como se administra la póliza,
etcétera, pues es un tema de largo plazo.

Todos ustedes están en el negocio del largo plazo y en eso sí
tenemos algo en común, el gobierno también está en un negocio de
largo plazo.

Ahí se empata muy bien eso y yo creo que podemos ahorrar esa
brecha de manera muy satisfactoria.

¿Qué retos le vemos nosotros después de haber realizado todo este
ejercicio para la industria de seguros y de reaseguro?
Yo creo que hacia futuro la industria de seguros nacional pues debería
de participar en la cobertura del FONDEN y deberíamos de poder
tener esquemas de distribución del riesgo nacional que yo creo que va
a ser más eficiente que estar llevando todo hacia afuera.

Pero para ello se tiene que tener, se tiene que lograr mucho mayor
entendimiento de qué es FONDEN, cómo opera FONDEN, como
contabiliza FONDEN y todos los recovecos de las reglas y de la
historia de FONDEN; se debería tener también cierta capacidad de
retención de riesgo local.

Es decir, que el capital de nuestra industria aseguradora también en
cierta medida esté comprometido a esto, no en mucha medida; no
queremos concentraciones, no queremos temas sistémicos, queremos
algo prudente.

Pero yo creo que sí se necesita que sea una tecnología nacional y
mucha coordinación entre la industria. Este no es un tema de que una
o dos aseguradoras puedan por las magnitudes de esto empezar a
abrir brechas.

Yo creo que esto sí es algo que el sector debe de moverse de la
mano.

Les digo una buena descripción de la estrategia de cómo estamos, no
sé si quieran que tengamos espacio para algunas preguntas.

Creo que sí acabamos a tiempo.

¿Se pueden hacer preguntas?

¿Por qué en el caso de MULTICAT 2009 se excluyó la región de
Tabasco, Chiapas y Veracruz en el caso de huracán?

Pues yo creo que la prima no alcanzó.

Yo creo que una buena parte de los huracanes que llegan a Tabasco y
Veracruz pasan por Yucatán, no sé en qué proporción, pero una
buena parte.
Entonces lo que se pensó es: “No me alcanza la prima, no puedo
hacer una cobertura de absolutamente todo si cubro Yucatán. Dato
que esto es binario, las pérdida no necesitan suceder en Yucatán”.

Si con qué pase el huracán por la zona del polígono, con las
características suficientes, aunque las pérdidas se den en Veracruz y
en Tabasco, pues voy a poder cobrar la cobertura.

Yucatán pareciera una primera puerta logísticamente mucho más apta,
dado que no alcanzaba la prima.

¿Por qué la cobertura del reaseguro que contrató el Gobierno Federal
se manejó a través de AGROASEMEX? ¿AGROASEMEX será la
nueva aseguradora mexicana?

Ahora, la primera pregunta ¿por qué se manejó a través de
AGROASEMEX? Yo creo que hay un par de razones bastante válidas.
La primera es que sí veíamos una labor del Gobierno Federal por
empezar a abrir, empezar a tomar los costos del aprendizaje de lo que
significa estructurar esto que vieron, que no es nada fácil.

AGROASEMEX tenía una ventaja. AGROASEMEX ya había diseñado
seguros paramétricos para el campo, tenían ya los equipos orientados
a tener una evaluación paramétrica, tenían muy buena relación con los
centros de medición y de meteorología, precisamente por lo que
hacían, entonces sí había una infraestructura en AGROASEMEX que
vimos muy valiosa.

Se va a convertir en la siguiente aseguradora mexicana, no sé a qué
se refiere esto, pero lo dudo. Yo creo que se va a quedar con el papel
que tiene, con un papel en el campo en la medida en que pueda
aportar valor, para esto lo seguirá haciendo. Pero como les digo, yo
me imagino que en los siguientes años la industria de seguros sí tiene
un papel aquí qué hacer.

¿Por qué no se realizó una licitación pública? Creo que eso lo contesté
hace un momento con el tema de la curva de aprendizaje y de las
ventajas de AGROASEMEX.
¿Por qué sólo participan tres corredores de reaseguro? No, hay un
consorcio de reaseguro que trabaja con AGROASEMEX. Son los
reaseguradores más grandes del mundo, con las capacidades mejor
desarrolladas, y es un tema, la idea es que dentro del consorcio haya
reglas muy claras de quién aporta qué cosa, y que se vayan rotando
los papeles.

Vemos que la especialización de la cuenta implica tener un grupo no
demasiado amplio de corredores, pero sí muy especializados y con
una capacidad de gestión y de intermediación importante.

¿Cuál es el procedimiento y los tiempos para la corroboración de los
daños? Existen quejas por lo tardío de la liberación de los recursos.
Esa no fue pregunta, esa fue una afirmación.

La corroboración entre, la primera corroboración, digamos, yo creo
que sucede como dentro de los primeros 15 a 20 días. Ya cuando
llegamos a la valoración, o sea a los diagnósticos finales, pues sí
estamos hablando de un periodo de más o menos 35 días. Ahora, esto
no es estrictamente fijo. Y es buena pregunta porque me lleva a lo
siguiente: es otra vez la diferencia entre las reglas de operación de
FONDEN y una póliza de seguros.

En las reglas de operación de FONDEN lo que se tienen son periodos
de tiempo, los pasos están muy bien definidos, pero los periodos de
tiempo son después de todos estos 20 años de estar trabajando para
atender a la población, de estar trabajando para evaluar daños de
reconstrucción, FONDEN lo que ha hecho es: éstos son más o menos
los tiempos razonables para que nuestras brigadas puedan ir allí. Hay
un staff muy limitado y muy fijo, de expertos que van a todas
evaluaciones de daños del país, de cada una de las dependencias.

Entonces, dadas las restricciones de recursos humanos, dado los
propios fenómenos. Tabasco estuvo inundado tres meses. Entonces,
no podemos evaluar bajo el mismo parámetro de tiempo lo que pasó
en Tabasco con lo que pasó en otras partes del país.

Entonces, esa es una diferencia bien importante, y por eso los tiempos
son indicativos.
No sé si haya más preguntas.

La cobertura del campo se puede logar con una póliza de reaseguro
donde el pago se determina de forma paramétrica, sin el costo de la
estructuración del vehículo especial. Los montos tampoco son
enormes. Hacienda consideraría una opción.

Yo creo que siempre estamos considerando pues las ventajas y
desventajas en términos de costo y de beneficio entre lo que es una
estructuración vía mercado de capitales y una de reaseguro
típicamente. Es correcto, la industria de reaseguro y algunos ya a
niveles de seguros directos, pues tienen la tecnología de mediciones
paramétricas para detonar el pago, eso ya sucede.

Estamos abiertos y aquí pues sí hay algunas ventajas y desventajas
estructurales. Yo creo que el tema del vehículo de propósito especial,
son costos que la verdad son menores, pero tienen una ventaja,
respecto al reaseguro que es el riesgo de crédito.

A final de cuentas, en un bono catastrófico, el principal, digamos, el
dinero que se levanta de los inversionistas, se queda en una cuenta
dedicada, invertida, líquida, en donde una vez que se verifique el
evento, pues el dinero fluye directamente en cuestión de días, y ese es
un nivel de riesgo crediticio del más bajo que puedas tener.

Aun cuando te vayas con un reasegurador de clase mundial, pues
también va a depender un poco del riesgo de crédito del asegurador y
de los procesos de pago de los reaseguradores.

Si puede darse el caso en que por alguna cuestión ya extrema en el
mundo, imagínense que un gran reasegurador, el cual te tiene que
pagar paramétricamente tu seguro, pues tiene restricciones de
liquidez por alguna otra razón, y pues se tarda en pagarte, y justo lo
que queremos es que venga en cuestión de días.

A ver, creo que tenemos tiempo para un par de preguntas más si
quieren.

No se ha pensado hacer coaseguro entre compañías en lugar de
colocarlo en el mercado facultativo.
No sé bien si se refiere al catastrófico o al bono.

Otra vez, también ahí en el catastrófico, la verdad es que exploramos
año con año todas las estructuras posibles que nos ayuden a tener
esa capa de riegos, que por cierto, es bien útil, porque es la primera
capa de riesgos.

Yo les decía que más o menos FONDEN tiene como 10 mil millones
de pesos recurrentes al año, y nosotros estamos entrando después de
12 mil 500.

Entonces, ahí ya hay un nivel de retención. Después de esos 12 mil
500, lo que necesitamos pues es una cobertura que vaya
protegiéndonos contra las desviaciones, digamos, de ese presupuesto.

Pero por supuesto que los consideramos.

A ver, ¿es cierto que las reglas del FONDEN exigen reconstruir como
estaba la infraestructura dañada, aunque se pudiera construir de una
mejor manera?

No, no es cierto, sí contemplan mejoras, separan muy bien lo que es
mejora de reconstrucción.

¿Qué otras estrategias, a parte del FONDEN, está implementando el
Gobierno Federal?

Hay otros programas, la verdad eso más bien es una pregunta,
estrategias financieras es lo que ven, claramente como les empezaba
a decir, el balance público pues puede absorber choques pues mucho
más grandes de los que están habiendo aquí. Entonces, sería una
situación diferente, pero en términos de estrategias, pues es esto.

Bueno, creo que es todo.

Muchísimas gracias por la atención y las preguntas.
Moderador: Le queremos pedir, de favor a Gerardo Sánchez,
Presidente del Comité de Daños, que le haga entrega de su
reconocimiento.

Gracias, Darío.

- - -o0o- - -

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:145
posted:5/9/2012
language:Spanish
pages:22