Docstoc

Conferencia Josefina Vazquez Mota Candidata a la Presidencia de la Republica por el PAN

Document Sample
Conferencia Josefina Vazquez Mota Candidata a la Presidencia de la Republica por el PAN Powered By Docstoc
					                                  México, D.F., 7 de mayo de 2012.

Versión estenográfica de la participación de la Candidata a la
Presidencia de la República por el PAN, Josefina Eugenia
Vázquez Mota, durante la XXII Convención de Aseguradores de
México, organizada por AMIS y efectuada en el Centro Banamex
de esta ciudad.

Presentador: En este momento contamos con la presencia de la
candidata a la Presidencia de la República por el Partido Acción
Nacional. Está con ustedes, entre ustedes, Josefina Vázquez Mota.

Acompañan a la candidata, el Presidente de AMIS, el doctor Fernando
Solís Soberón. De igual forma, acompañan a la candidata los
Vicepresidentes de la Asociación Mexicana de Instituciones de
Seguros.

Acompañando a Josefina Vázquez Mota, el doctor Fernando Solís
Soberón.

También se encuentra con ustedes Xavier de Bellefon, Vicepresidente
de AMIS.

Presentamos al ingeniero José Antonio Palacios Pérez y al maestro
Mario Vela Berrondo.

Muchas gracias.

En este momento solicitamos al Presidente de AMIS, doctor Fernando
Solís Soberón, dirija unas palabras de bienvenida a la candidata.

Dr. Fernando Solís Soberón: La Asociación Mexicana de
Instituciones de Seguros, agradece y saluda la participación de
Josefina Vázquez Mota, candidata del Partido Acción Nacional.

También agradecemos la presencia de Santiago Creel y Mario Laborín
en este evento. Muchas gracias por asistir.

Las economías modernas y exitosas, tienen un sector de seguros
consolidado y una alta penetración de servicios financieros, que
permiten a la población, cubrir necesidades económicas actuales y
futuras, y con ello mejorar su calidad de vida.

El seguro permite a las familias, empresas y gobierno, el manejo
eficiente de los riesgos, a los que se enfrentan en su vida diaria,
negocios y actividades. Es el mejor mecanismo financiero para ofrecer
protección económica.

El sector asegurador contribuye, en gran medida, a que la sociedad
incremente su productividad, su competitividad y estabilidad.

La importancia del crecimiento del sector y la expansión de este
mercado es indudable, y esto se debe a la creación de empleos, la
inversión, así como por la disponibilidad de recursos de ahorro de
largo plazo, que se traduce en inversión, en infraestructura física y
humana para la economía, pero también por el impacto positivo en el
proceso de modernización del país.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, ha realizado un
análisis comparativo a nivel internacional, del marco normativo y de
políticas públicas que inciden en el crecimiento de la actividad
aseguradora y con base en ello ha concluido un plan estratégico
denominado “El Desarrollo del Seguro, una Herramienta para el
Bienestar Social”

Sea usted muy bienvenida, Josefina Vázquez Mota.

Presentador: Muchas gracias.

Es momento, señoras y señores, de escuchar el mensaje de la
candidata a la Presidencia de la República por el Partido Acción
Nacional.

Queda con ustedes, Josefina Vázquez Mota.

Josefina Vázquez Mota: Muchas gracias. Muy buenas tardes.

Bueno, éste es un Foro muy luminoso y mucho más cercano que el de
ayer en el debate.
Es una espléndida oportunidad para compartir con un sector tan
importante.

He tenido el privilegio, a lo largo de mi gestión pública, de conocer no
solamente al sector, de conocerlos a algunos de ustedes, conozco el
trabajo, el esfuerzo y, sobre todo, la importancia de una agenda como
la que ustedes pueden y deben seguir contribuyendo para la vida de
millones de mexicanos.

Sé también que si bien hemos avanzado, todavía tenemos que
fortalecer esta cultura, y hacerla accesible para millones de
ciudadanos en nuestro país.

Recibo con mucha responsabilidad la propuesta, recibo también este
análisis y también estas peticiones que hoy me presentan, y me
comprometo, no solamente con responsabilidad a analizarlas, sino a
incorporarlas en mi programa de gobierno.

En los últimos 12 años, se ha trabajado arduamente en fortalecer
nuestra economía, con un sistema financiero sólido, eficiente y
competitivo, lo veníamos comentando al ingresar a este evento.

Hace algunos sexenios, cuando finalizaban, no nos convocábamos
aquí para hablar del futuro, nos convocábamos en ese entonces para
hablar de cuánto se iba a devaluar la moneda, de cuál iba a ser el
nivel de las tasas de interés, de cuánto íbamos a perder en patrimonio,
de cuántas empresas se tendrían que haber cerrado.

Por eso yo ingresé a la política, ingresé a la política para defender la
libertad de emprender, ingresé a la política para promover una libertad
económica con responsabilidad social, ingresé a la política porque soy
la hija de un comerciante y conozco el mostrador desde los cinco años
de edad; en aquella época donde no había plebiscito, ni debate con
los padres de familia me levantaban a los cinco años de edad para ir a
vender al mostrador.

Conozco perfectamente lo que significa su sector y los convoco a que
cuidemos lo que estos gobiernos hemos hecho con responsabilidad.
Los gobiernos de hoy, los gobiernos actuales no han endeudado ni
hipotecado la vida de nuestros hijos.
La labor de instituciones de seguros se ha convertido cada vez más en
un mecanismo de protección contra riesgos que enfrentan familias,
empresas y, sin duda, también el gobierno.

En el año 2000 el valor de los activos superó los 200 mil millones de
pesos constantes; para el año 2010 este valor se triplicó respecto al
del año 2000. Su participación en el Producto Interno Bruto es ya del
1.8 por ciento, y las reservas técnicas del sector al año 2010
representaron el 76 por ciento de los activos totales.

La penetración de los seguros tiene todavía –como ya lo he dicho-
grandes oportunidades, porque todavía en un país como el nuestro
hay una baja cobertura en seguros de vivienda, de vida, de gastos
médicos o incluso de automóviles, no obstante el esfuerzo realizado
donde apenas se cubre un poco más del 25 por ciento.

La tendencia a la innovación dentro del sector ha propiciado muy
afortunadamente una mayor interrelación con el sistema financiero y
con la economía. Debo reconocer que el 50 por ciento de la
penetración de pólizas y certificados se ha concentrado ya en los
seguros de vida.

Una razón de fondo que explica la baja penetración de los seguros de
accidentes y enfermedades, así como los seguros de daños
catastróficos es en parte la falta de una cultura de prevención; en parte
explicable por la juventud de la población mexicana que tiene una
edad promedio como población menor a los 30 años.

Sin embargo, la propuesta que les quiero compartir no solamente tiene
que ver con fortalecer el sector, tiene que ver con fortalecer esa
cultura de prevención desde los primeros años de edad.

Con el propósito de seguir apuntalando el aseguramiento en el
desarrollo social y económico de México quiero proponerles lo
siguiente:

En primer lugar, ampliaré la participación del sector de los seguros en
el Sistema Nacional de Pensiones; la infraestructura y experiencia del
sector asegurador de México muestra que tiene toda la capacidad
para participar en el Sistema Nacional de Pensiones; voy a promover
medidas que expandan la participación del sector asegurador en
nuevos seguros, como son invalidez, los seguros de vida, de riesgos
de trabajo, los que puede abrir esquemas de corresponsabilidad
innovadores.

Vamos a impulsar un mayor vínculo del sector de los seguros en el
manejo de las coberturas de gastos médicos y de salud; voy a
aprovechar la experiencia de ustedes, de su sector en el manejo de
coberturas de gastos médicos y de salud con el fin de complementar
los beneficios del Sistema Universal de Salud; promoveré un óptimo
manejo de las cargas fiscales de gobierno que se verá reflejado en
una mejora del servicio para todos los aseguradores.

En tercer lugar implementaré en el país el seguro de responsabilidad
civil obligatorio para los automóviles. Es muy frecuente saber que los
responsables de accidentes no disponen de un seguro que haga frente
a los daños y costos de los afectados.

Con esta medida propongo disminuir los costos y transferirlos a la
actividad del Sector Asegurador.

Actualmente México es el único país de la OCDE que no dispone del
seguro obligatorio de responsabilidad civil para proteger a terceros en
sus personas y en sus bienes por accidentes viales.

Lograr todo esto implica la construcción de acuerdos con autoridades
locales para lo que, precisamente, es que propongo establecer un
gobierno de coalición, para que en este gobierno, con las mejores
mujeres, con los mejores hombres logremos la Agenda de Acuerdos
inaplazable ya para la vida del país. De acuerdos en lo Ejecutivo, de
acuerdos en lo jurídico, de acuerdos en lo legal, de acuerdos en el
Congreso.

Debemos darle a México no solamente las reformas, sino la
posibilidad de incorporarse a un mundo de protección como lo hacen
los países ya desarrollados.

Por cierto, lo reitero en este foro: hablando de la OCDE, de todos los
países miembros de la OCDE, somos los más trabajadores. A
diferencia de lo que otros pueden creer, los mexicanos trabajamos en
promedio 10 horas diarias, mucho más que los japoneses, mucho más
que los alemanes, mucho más que los noruegos, mucho más que los
finlandeses.

Tenemos un problema que no es menor, no es un problema de horas
de trabajo, que lo tenemos y es un activo: tenemos un problema real
de productividad. Un irlandés con dos horas de trabajo logra la
productividad de un mexicano con 10 horas de trabajo.

Por eso es fundamental darle al país la reformas y los acuerdos que
urgen desde hace, en algunos casos, como la Ley Laboral, cerca de
40 años.

Voy a impulsar la actividad del Sector Asegurador como mecanismo
de inclusión financiera. Estoy convencida que la inclusión financiera es
básica para promover el crecimiento económico y la mejor vida de
miles de mexicanos.

En México, déjenme compartirles, casi 50 por ciento de los hogares no
utilizan aún ningún servicio financiero que les posibilite atender
necesidades de liquidez, tanto en el corto plazo como en el futuro.

Esto hace muy vulnerable a la población ante situaciones imprevistas,
como la pérdida de vida o alguna incapacidad en salud o la ocurrencia
frente a un desastre natural.

Es por esto que es urgente ampliar la actividad de las aseguradoras y
que promuevan esta mayor inclusión financiera de los asegurados, así
podrán atender situaciones inesperadas de liquidez.

México tiene también que fortalecer el ahorro interno, precisamente,
porque somos una sociedad muy joven que debe ahorrar ahora para
tener recursos para cuando esta sociedad empiece a envejecer.

A México ya dentro de cierto tiempo le empezarán a salir canas y si no
preparamos desde ahora los ahorros y el capital que se requiere no
tendremos la infraestructura que millones de mexicanos van a
necesitar.
En quinto lugar, promoveré el impulso de seguros para riesgos
catastróficos. Los efectos negativos que genere el cambio climático en
el mundo nos obligan a contar con esquemas de seguridad que
permitan cubrir las pérdidas económicas resultado de estos desastres
naturales.

Déjenme compartirles por lo menos dos experiencias que he vivido
frente a desastres naturales: el caso del huracán Stan en el estado de
Chiapas y un desastre natural que aconteció hace un par de años
entre Yucatán y Campeche.

La imposibilidad que enfrenta la población es verdaderamente
dramática. Por un lado, no se tiene esta cultura de la prevención que,
afortunadamente, ha ido fortaleciéndose en el país, pero no del todo. Y
por otro lado, esas pérdidas tardan mucho tiempo en recuperar y
terminan convirtiéndose en algunos casos en movimientos políticos,
que tampoco resuelven la pérdida de los ciudadanos o terminan,
simplemente, en pérdidas patrimoniales.

Esta situación delicada que han vivido, por ejemplo, con sequías o
inundaciones productores agropecuarios en sus tierras o ciudadanos
en general hace necesario proponer la ampliación de la cobertura de
los seguros para riesgos catastróficos.

Frente al cambio climático nos urge una agenda de adaptación, una de
mitigación, es decir, vamos a prevenir lo que sea posible, pero la
realidad es que México y el mundo está enfrentando un cambio
climático profundo.

Hoy tenemos más sequías de las que jamás pudimos haber estimado,
y tenemos también inundaciones. Mientras que en Tabasco, como
dicen los tabasqueños, nos fuimos al agua, la sequía en Durango, en
Chihuahua, en San Luis, en Hidalgo genera profundos estragos.

Estoy convencida que el seguro es el mecanismo ideal para brindar
protección a la población ante toda catástrofe natural.

En sexto lugar impulsaré una campaña nacional que modifique la
cultura del aseguramiento en el país, que vaya del corto al largo plazo.
La baja penetración de los servicios financieros del Sector Asegurador
en la población hace necesario promover campañas eficaces que
resalten sus beneficios a corto y largo plazo.

Impulsaré un amplio programa, con la asesoría de ustedes, desde la
educación básica para construir una cultura en la sociedad mexicana
para el reconocimiento y la administración de los riesgos.

Me gustaría solicitar a ustedes, que son quienes mejor conocen las
realidades de su sector que podamos incluir, en los textos, desde
educación básica esta cultura de prevención y aseguramiento para
todos los niños en México.

Si desde temprana edad enseñamos a los niños esta cultura de
prevención vamos a tener un país así como necesitamos en cultura de
la legalidad, en cultura de la prevención, y de manera muy respetuosa
quiero hacerles una sugerencia, sobre todo, después de haber tenido
el privilegio y la responsabilidad de encabezar la Secretaría de
Educación Pública.

En mi paso por la SEP hice un esfuerzo considerable para incluir
educación financiera desde los primeros años de edad. Recuerdo
entonces que algunos me cuestionaban, ¿para qué quieres que los
niños aprendan educación financiera? Eso no es para los niños pobres
del país.

Me parece una visión absolutamente equivocada. Hicimos un estudio
para los niños de Sexto Año de primaria, y déjenme compartirles
algunos resultados: La gran mayoría de los niños dijo que sabía lo que
era el crédito. Y cuando les preguntamos ¿qué es el crédito?
Contestaron: Una tarjeta con la cual mis papás compran muchas
cosas.

Hubo respuestas aún más preocupantes. Les preguntamos a los niños
de Sexto Año si había alguna relación entre la inversión y el ahorro. Si
se tenía que ahorrar antes de invertir, y casi siete de cada diez niños
de Sexto Año de primaria respondió que no, que para invertir no era
necesario ahorrar. Y ahí fue donde me expliqué luego, en la Cámara
de Diputados, mucho de lo que vi en la tribuna, porque cuando no
aprende desde pequeño que la inversión requiere acumulación de
capital y ahorro, se puede pensar que este país debe tomar decisiones
populistas o irresponsables que no tengan responsabilidad fiscal y
financiera.

Es fundamental incorporar la educación financiera y de prevención a
todos los niños del país. Y lo que les quiero sugerir es que quienes
puedan de ustedes, y ojala sea la gran mayoría, puedan hacer un
programa, tal vez ya lo tengan, yo no lo conozco en la Asociación,
pero si no ojalá me tomen la palabra, que hagan una serie de
programas en varios sentidos, que vayan a las primarias, que vayan a
las secundarias, que vayan a los bachilleratos y les expliquen a los
niños y a los jóvenes por qué es fundamental la cultura de la
prevención y del aseguramiento.

Quien mejor que ustedes para explicar la importancia de no solamente
vivir en la coyuntura, sino de pensar en el mediano y largo plazo.

Me gustaría sugerirles que así como vengan a ayudar en esta visión a
los niños, puedan tener un programa para las maestras y maestros de
México, para también permitir que las maestras y los maestros se
pueden asegurar, ya tenemos algunas muy bien aseguradas, pero me
refiero al resto de los maestros que no tienen un aseguramiento a lo
largo de su vida, para que maestras y maestros, los que sí van a
clase, los que están del lado de la evaluación, los que tienen
compromiso y afortunadamente son la gran mayoría, creo que muchas
maestras y        maestros reconocerían un buen programa de
actualización en esta materia.

Y creo que sería una extraordinaria forma en que la Asociación
construye un puente con el sistema educativo desde los primeros años
de edad.

Es una sugerencia respetuosa que pongo frente a ustedes que
convoquen a programas de formación, a maestras y maestros de todo
el país y de todos los niveles educativos y también que nos den
algunos textos que probados de manera didáctica se puedan
incorporar a todos los libros en todas las aulas del país.

Si bien la estructura de edades jóvenes de nuestra población, puede
ser un factor que no incentive el uso de los seguros, también es cierto
que debemos aprovechar esta condición de juventud de la sociedad,
para desarrollar una cultura del manejo de los riesgos precisamente
por tratarse de una población, de edades con relativamente menores
riesgos, que una población más envejecida.

Muy estimadas amigas y amigos, México ofrece un entorno que tiene
dos grandes ventajas para el sector de las aseguradoras, una
poderosa estabilidad económica que yo me comprometo a cuidar y a
fortalecer y un crecimiento de sus clases medias.

Yo he propuesto que debemos reactivar el mercado interno, para
crecer más y de mejor manera, y en esta tarea ustedes juegan un
papel fundamental, porque ofrecen servicios que no solamente
impulsan el ahorro, sino dan certeza y tranquilidad.

Como mujer lo digo, no tienen idea, las mujeres que me acompañan
sí, pero me voy a dirigir más a los caballeros. No tienen idea lo que le
significa a una madre de familia, tener por ejemplo las escrituras de
su casa; no tienen idea lo que le significa a una madre de familia,
saber que tiene un seguro de gastos médicos, y que ante cualquier
enfermedad, lo primero que se pregunta es: “¿Pagaste la póliza de
seguro?” “Dame la credencial de la póliza de seguro. Dime a dónde
puedo ir que valga esta póliza de seguro.”

No se imaginan la certeza que le da a una familia, saber que hay un
seguro de vida, y que ese seguro de vida va a dar tranquilidad y
patrimonio cuando ya no estemos aquí.

Ahora me encanta esta opción de ir ahorrando para los estudios
superiores; yo de hecho estoy proponiendo una cuenta bancaria de
ahorro para que cada niña que nazca en el país o cada niño, vayamos
abriendo en esta cuenta de ahorro, y de tal suerte que todo, si así
quieren y se esfuerzan, tengan universidad.

Pero este tipo de iniciativas las podemos hacer juntos; este tipo de
iniciativas, las debemos hacer juntos.

Yo vislumbro para su sector, que el mejor momento está apenas por
venir, si realmente cuidamos la estabilidad de la economía y le damos
a México la certeza del futuro.
Éste es un sector que se va a acompañar por la transición
demográfica, éste es un sector que cada día va a tener más demanda,
porque en la medida en que los jóvenes sigan avanzando en su edad,
tendrán también más necesidades; pero yo, como ustedes, no quiero
esperar hasta que un joven de 30 años, tenga 50 para que empiece a
pensar en asegurarse.

Yo quiero que diseñemos juntos esquemas novedosos. Algunos de
ustedes recordarán, aquí hay algunos muy jóvenes y seguramente no
van a saber muy bien de qué les hablo, pero también tengo algunos
contemporáneos que espero que sean solidarios conmigo esta
mañana, y algunos recordarán, cuando en la primaria ahorrábamos en
las tarjetas, aquellas famosas de los Bonos del Ahorro Nacional y
llenábamos los timbres, las tarjetas y se hizo una cultura del ahorro, al
final de cuentas no supe muy bien cómo terminó la historia o si la
inflación terminó con todos los ahorros que hicimos los niños se
acabaron los ahorros, pero tenemos que buscar medidas novedosas,
con la tecnología, con el uso que tenemos del conocimiento de cómo
volver a construir esta cultura del ahorro y también de la prevención.

México requiere capital de trabajo para volver a crecer y ese capital de
trabajo se hace al lado de la tarea de todos ustedes; ustedes significan
tranquilidad, paz social y gobernabilidad. No estoy exagerando, si
cuando yo enfrenté el Huracán “Stan”, la gran mayoría de las familias
en Chiapas hubiesen estado aseguradas les puedo dar la certeza no
solamente de que se hubiese resuelto mejor, sino de que algunos
actores políticos hubiesen actuado con cabal transparencia y rendición
de cuentas, pero sobre todo los ciudadanos hoy estarían tranquilos.

Un desastre natural y frente al cambio climático que tenemos no es un
asunto menor, ustedes tal vez nunca lo habían visto en esta
dimensión, pero hoy son un factor de gobernabilidad, de paz social y
de certeza jurídica.

Por ello, reitero mi compromiso frente a todos ustedes por trabajar
juntos para desarrollar esquemas innovadores que sirvan a las
personas para prevenir, para manejar riesgos, para tener mayor
tranquilidad frente a gastos inesperados o gastos catastróficos. La
certeza que ustedes le dan a una familia es la certeza que yo quiero
darle a todas las familias mexicanas.
Les puedo decir que cuentan conmigo como candidata y después
como Presidenta, para hacer de este sector uno de los más sólidos y
de mayor crecimiento en toda la historia de México.

Muchas felicidades y gracias por esta convocatoria.

Presentador: Josefina Vázquez Mota, damas y caballeros.

A continuación invitamos a la candidata a tomar asiento para que sea
tan amable de responder los cuestionamientos del público asistente.
Vamos a hacerlo por bloques de tres preguntas y estas son las tres
primeras.

Josefina, ganando la Presidencia, ¿cómo vas a poder impulsar los
cambios que se necesitan si tienes al Congreso con una mayoría de
otro partido? ¿Cómo vas a lograr lo que tus antecesores no pudieron?

Segunda. ¿Qué piensa sobre la participación de la iniciativa privada en
PEMEX?

Y tercera de este primer bloque, ¿considera que el debate de ayer le
benefició o le perjudicó?

Josefina Vázquez Mota: Muchísimas gracias.

Ya me siento como en el debate, pero eso me parece una maravillosa
experiencia.

¿Cómo quiero lograr los cambios que se han venido aplazando en la
vida del país? He sido legisladora en dos ocasiones, en una de ellas
coordinadora de mi grupo parlamentario, y también he estado en el
Poder Ejecutivo, conozco perfectamente lo que se vive en cada uno de
estos mundos y la dificultad de construir acuerdos fundamentales para
la vida del país.

Ayer lo dije en el debate, si se hubiese aprobado esta reforma laboral
que incluso mi bancada le firmó en un acto inédito al PRI, tendríamos
por lo menos 400 mil empleos más en el sector formal de los que
tenemos ahora.
¿Cómo voy a lograrlo? Estoy proponiendo un gobierno de coalición,
estoy proponiendo un gobierno que convoque a las mejores mujeres, a
los mejores hombres, a los más experimentados, algunos de ellos sin
duda están en mi partido y otros estarán en otros terrenos y en otros
campos de acción.

Quiero un gobierno de coalición para generar una coalición desde el
Ejecutivo, primero, en los propósitos fundamentales del país; y, en
segundo lugar, que esa coalición desde el Ejecutivo nos permita la
coalición en el Congreso.

No creo que a México la convenga regresar a las mayorías. Desde
1997 es el tiempo más largo que el Congreso ha tenido sin una
mayoría y esto es parte de un país democrático.

Por eso quiero un gobierno de coalición, para logrando estos
propósitos desde el Poder Ejecutivo, lograr los votos que necesitamos
en el Congreso.

Creo que si seguimos gobernando con una sola burocracia partidista o
solamente con los más cercanos, no vamos a darle a México las
reformas que necesitan, porque en el fondo lo que está sucediendo es
que nadie quiere pagar el costo de las reformas, pero todos quieren
los beneficios; nadie quiere asumir que México debe de cambiar, pero
todos saben que sin reforma laboral, que sin una reforma energética a
fondo, que sin una reforma hacendaria que vaya simplificando a un
solo Impuesto Sobre la Renta, por ejemplo, es muy difícil generar las
tasas de crecimiento que el país está necesitando.

Por lo tanto, el cómo se los planteo clara y directamente: con un
gobierno de coalición que me dé una agenda de certeza y de
compromiso para el Ejecutivo, pero que me dé los votos que necesito
en el Congreso y darles a ustedes y a millones de mexicanos las
reformas que el país está esperando y son inaplazables.

Ya un candidato dijo que no quiere reformas, no. Yo sí las quiero,
México las necesita. No podemos condenar a México, simplemente
administrar lo que hoy tenemos, y un México sin reformas está
condenado a la mediocridad, a la pérdida de oportunidades y a perder,
justamente, este bono demográfico para ser el gran jugador del siglo
XXI.

En segundo lugar, qué pienso de la inversión privada en PEMEX. Lo
dije, lo he venido diciendo, hoy lo reitero: PEMEX tiene que
modernizarse. Es fundamental abrir los mercados a la competencia de
dos maneras: para el sector empresarial tenemos mercados de mucha
competencia, éste es un ejemplo de mucha competencia, pero
tenemos mercados donde es urgente abrir la competencia a nuevos
actores con certeza jurídica, con reglas claras del juego, pero no
podemos seguir teniendo un México de monopolios o de oligopolios ni
en el Estado, ni en ningún otro sector de la vida del país.

Estoy convencida de que PEMEX se tiene que modernizar. Es
necesario que la inversión privada complemente a la inversión pública
en Petróleos Mexicanos. No puede ser que estemos perdiendo, por
ejemplo, exploración en aguas profundas; no es concebible que
estemos importando gasolinas y que mejor se generen empleos en
otro país, que los debemos de generar en México.

Necesitamos modernizar PEMEX en tecnología y yo voy mucho más
audaz, yo voy mucho más allá, yo soy mucho más audaz; yo quiero un
PEMEX que pueda vender bonos ciudadanos a todos los mexicanos
que así lo decidan y que, finalmente, PEMEX sea lo que siempre ha
establecido que es, que sea de todos los mexicanos, que tenga el
control mayoritario el Consejo de Administración, para que siga siendo
de los mexicanos, pero que lo siga siendo con inversión privada, que
lo siga siendo con apertura y que lo siga siendo con productividad y
que PEMEX logre con su propia dinámica y sus propias características
lo que PETROBRAS ha logrado para Brasil.

PEMEX no debería de estar en la fila del SAT, PEMEX debería estar
en la fila de la productividad y de la competitividad para México. Así es
como yo quiero a Petróleos Mexicanos.

Porque aparte, tenemos que aprovechar una coyuntura que puede ser
única. Hoy tenemos bajos precios del gas y tenemos un nuevo gas,
que es el gas de lutitas. Este nuevo gas nos va a ayudar a la
reconversión industrial.
Déjenme decirles, por si esto fuera poco, estamos entre los 10 países
de mayor reserva de este nuevo gas, que es un gas mucho más
barato. No podemos perder esta posibilidad que tenemos frente las
economías europeas que no advierten pronto recuperación y frente a
Asia, que está en su dinamismo y en su gran crecimiento, México no
se puede quedar atrás, o se reforma Pemex y Comisión Federal o
vamos a seguir teniendo problemas fuertes de competitividad.

Tampoco creo en la propuesta de bajar por decreto las tarifas. Ese
populismo lo hemos vivido y lo hemos pagado con creces. La forma de
bajar las tarifas es abriendo la competencia y es dándole más
opciones a los mexicanos. Esa es mi visión sobre Pemex.

Y el debate de ayer, yo estoy muy contenta, fue un debate que me
permitió hacer propuesta. Fue un debate que me permitió hablar a los
jóvenes y a las mujeres. Fue un debate donde le hablé a los migrantes
y también a todos los círculos de la sociedad. Fue un debate donde
pude reconocer el dolor de las victimas que, por cierto, ninguno de los
otros abordó.

Fue un debate donde hablé de que volveremos a crecer con el
mercado interno, y de que vamos a liberar la banca de desarrollo y le
vamos a dar más autonomía y la vamos a sacar de la Secretaría de
Hacienda. Fue un debate que me permitió fortalecer mi posición sobre
la pequeña y la mediana empresa y vamos a duplicar las compras del
gobierno.

Es un debate que me permitió establecer la importancia de la
educación, de la ciencia y la tecnología, y también me permitió decir
que no voy a dar tregua al crimen organizado, porque lo más
importante para mí son sus familias.

Fue un debate que me permitió hablar también de desarrollo social,
que es una agenda que conozco a fondo, y al mismo tiempo me
permitió contrastar sobre lo que los gobiernos del PAN hemos hecho
responsablemente y lo que otros han gobernado o maquillando cifras o
simple y sencillamente diciendo que las extorsiones no existen,
cuando la autoridad federal registra más de 21 mil denuncias de
extorsión en el Estado de México, sólo en el año 2011.
Todo esto me permitió el debate.

Me siento contenta, me siento mucho más fuerte que ayer antes del
debate, y me siento segura de que si llevamos este mensaje con esta
fuerza y esta contundencia ganaremos, no tengo duda, este primero
de julio la Presidencia de la República.

Presentador: Muchas gracias.

Y el segundo bloque de preguntas se compone de las siguientes:
¿Cuál sería la primera reforma estructural que impulsaría?

¿De ganar la Presidencia cuáles serían sus principales acciones en
materia de seguridad pública?

Y tercera, primero, felicidades por su excelente participación en el
debate. Pregunta ¿en materia de seguros sufrimos robos, asaltos,
secuestros, extorsiones, etcétera, qué hará usted para evitar tanta
delincuencia? Y ¿qué hará para no sufrir 60 mil muertes?

Josefina Vázquez Mota: Con mucho gusto.

¿Cuáles serían las reformas estructurales? Permítanme hablar de una
agenda de reforma, porque nos ha costado muy caro al país ir de
reforma en reforma. Negociar cada reforma ha sido costosísimo, y
muchas veces no obstante el esfuerzo las reformas se quedan cortas.
Es decir, no tienen esta visión o no tienen esta fuerza que requiere el
mediano y el largo plazo.

Yo hablaría, por lo menos, de tres o cuatro reformas estructurales que
son absolutamente indispensables: La reforma laboral, una reforma
hacendaria integral, una reforma energética de segunda generación
que es indispensable, y si me permiten una reforma educativa, porque
en la educación y la cultura vamos a encontrar muchas de las
respuestas que el país está necesitando: Educación, ciencia,
tecnología y cultura. Serían, de entrada, no las únicas, pero serían
prioritarias en mi gestión de gobierno, junto con darle mayor poder al
ciudadano, por ejemplo, en el tema de la reelección, por hablaremos
de estas cuatro de manera fundamental.
¿Qué pienso hacer en materia de seguridad pública? Tengo dos
agendas que compartir con ustedes. Una agenda que es la que
expresé en un principio. No voy a dar tregua al crimen organizado, lo
voy a enfrentar con todo el peso de la ley y del estado. Para eso
quiero compartir las siguientes propuestas, la creación de una policía
nacional, con al menos 150 mil elementos, una policía nacional con
disciplina militar.

¿Quiénes formarían esta policía? La Policía Federal, que ha venido
haciendo un trabajo extraordinario en esta Administración, las mejores
policías locales, policías certificados con inteligencia, bien pagados, y
esta policía nacional tendría un mandato.

En aquel lugar, donde el alcalde o el gobernador no asuma la
responsabilidad de cuidar a las familias, yo voy a mandar la policía
nacional; no voy a esperar a que alguien decida o no cuidar a las
familias.

Esta policía nacional, ayudaría también a fortalecer las acciones del
Ejército y de la Marina, pero sobre todo nos permitiría recuperar algo
que hace años empezamos a perder en el país, hace muchos años
empezamos a perder: la confianza en los cuerpos policíacos.

Yo quiero que en las comunidades vivan los ciudadanos y los buenos
policías, y no los delincuentes, y quiero ese México para mis hijas y
para mis nietos, si algún día los tengo, donde cuando yo era niña mi
papá me decía: “Si te pierdes, busca a un policía. Dale la mano, dale
la dirección de la casa y el teléfono, sólo en él puedes confiar y ten la
certeza que te regresará a la casa” Todavía quiero creer que lo hacía
por razones de amor y no por propósitos de pérdida para siempre.

Pero este México es el que quiero que recuperemos para nuestros
hijos, este México es el que quiero que sea posible para todos los
mexicanos.

Junto con la Policía Nacional, un combate mucho más vigoroso al
lavado de dinero.

Hay que seguir la ruta del dinero, las cuentas bancarias de los
criminales, se tienen que cerrar y no se necesitan balas para cerrar las
cuentas de los criminales o para quitarles los bienes que han
comprado, extorsionando, secuestrando, haciendo daño, matando a
los ciudadanos.

Quiero fortalecer la unidad de inteligencia de la Secretaría de
Hacienda, pero si es necesario, vamos a crear una Institución que
tenga como mandato el combate al lavado de dinero.

Si no seguimos la ruta del dinero, habrá impunidad y también
corrupción. Por eso estoy proponiendo, no sólo mayor fortaleza en el
combate al lavado de dinero, estoy proponiendo también cadena
perpetua, a los políticos involucrados con el crimen organizado y estoy
proponiendo que se elimine el fuero a toda la clase política sin
excepción.

Junto con esto, tenemos que reformar o seguir impulsando la reforma
en materia de justicia. No hay países prósperos, donde no tengan una
justicia pronta, rápida, expedita que proteja al ciudadano.

Lo platicaba hace un par de días con mi amigo Santiago Creel, es
momento de consolidar la autonomía del Ministerio Público, es
momento de tener mejores abogados que metan a los criminales a las
cárceles, es momento casi de triplicar el número de Ministerios
Públicos, y es momento de darles poderes a ustedes, para que
puedan ir a un Ministerio Público, y exigir que se ponga de su lado y
no del lado de quien cometió el agravio, porque hoy la gran mayoría
de los mexicanos, desafortunadamente, no confían, ni creen en el
Ministerio Público, y necesitamos también mejorar todo el sistema de
jueces, y los juicios orales.

Los juicios orales deben volverse fundamentales, no solamente en
asuntos penales, sino a lo largo de todo el sistema de justicia.

Es parte de mi propuesta en materia de seguridad y de combate al
crimen organizado, pero también hay otra agenda; está la agenda del
crecimiento económico, está la agenda de recuperar los parques y los
espacios públicos, está la agenda de impulsar la cultura como nunca
antes.
Quiero escuelas de tiempo completo para los niños, quiero que los
niños estudien de 8:00 de la mañana a 5:00 ó 6:00 de la tarde.

Hace 20 años, cuando fui a Corea del Sur, el rector de la Universidad
más famosa me dijo: “Estamos muy preocupados en Corea, los
jóvenes con quieren venir el domingo a la Universidad”, y yo pensé
que era bueno que no visitara México en algunas regiones porque se
iba a quedar muy impresionado.

Quiero escuelas de 8:00 de la mañana a 5:00 ó 6:00 de la tarde por lo
siguiente: primero, para ayudar a las familias. Ya las mujeres, y aquí
están y acompañada de muchas mujeres, las mujeres hace muchos
años ya no solamente trabajábamos en nuestras casas, siete de cada
10 hogares recibe el ingreso de una mujer, tenemos siete millones de
mujeres jefas de familia. Los chinos dicen que las mujeres sostienen la
mitad del cielo; yo digo que en México hay mujeres que sostienen la
mitad del cielo y hasta uno que otro marido, pero en fin, las escuelas
de tiempo completo nos tienen que ayudar a fortalecer el tejido social y
a que los papás y las mamás trabajen con más tranquilidad.

Quiero que los niños coman en la escuela, tenemos una epidemia de
obesidad y sobrepeso infantil, somos el primer lugar en el mundo de
obesidad y sobrepeso infantil. Este es otro tema para su sector.

La tasa que tenemos de crecimiento de enfermedades del corazón, de
diabetes está cobrando una rapidez histórica, es decir, tenemos que
resolverlo; quiero que los niños, sobre todo, tengan deporte y acceso a
la cultura, porque miren, un niño que toca un instrumento musical
difícilmente tomará un arma; y quiero que los niños lean muchos libros
para cuando les preguntan sí puedan contestar. Quiero todo esto en
una agenda de prevención.

Así que en materia de seguridad me parece fundamental; no, no voy a
rendir a ninguno de ustedes. Ayer había una pregunta que no salió en
el debate o no recuerdo ya si salió o no, que era referente a penas, es
decir, que no todo el mundo que cometa un delito se vaya a la cárcel,
pero lo que no podemos dispensar bajo ninguna circunstancia o darle
una pena menor es a quien extorsiona, es a quien secuestra, es a
quien viola, es a que con violencia le quitó al otro lo que al otro le
pertenecía; en ninguno de estos casos yo estaría dispuesta a dar
penas menores, porque el problema que tenemos es de impunidad y
no voy a solapar la impunidad de nadie trátese de quien se trate.

Si algo lastima a este país y si alguno de ustedes, por cierto, hubiese
contratado deuda falsificando documentos, ningún seguro los hubiera
salvado de la cárcel. Lo increíble es que otros lo hagan y estén libres,
y hagan de cuenta que eso no sucedió. Esta es la impunidad que tiene
que acabar en México.

Y la tercera pregunta, bueno, les agradezco mucho el comentario del
debate, y también cómo voy a proteger este sector.

Primero seguramente podemos hacer una agenda conjunta de cómo
brindar mejor lo que ustedes hacen, sus actividades, pero creo que es
una estrategia integral, necesitamos desde tener la aprobación de esta
ley de armas de fuego que ya me parece fue del Senado a la Cámara
de Diputados, hasta tener también un mayor control de la venta de
armas que se hace de Estados Unidos a México, y necesitamos volver
a abrir el esquema de denuncia.

Miren, esto es tan grave, bueno no les tengo que contar a ustedes,
seguramente algunos de ustedes vienen de estados donde
desafortunadamente el crimen organizado por complicidad o por lo
menos por omisión avanzó; yo acabo de estar recientemente en un
estado del Norte, y me decían los agentes aduanales que por cada
tráiler que cruzan casi al mismo tiempo tiene que pagar una extorsión;
y esto nos obliga a mejorar las instituciones de orden local, sólo
mejores policías sustituirán a los delincuentes en cada comunidad;
sólo mejores ministerios públicos les darán la certeza de la denuncia;
sólo cuando seamos iguales frente a la ley no habrá distingos ni
raceros diferentes. Todo esto tenemos que hacerlo juntos.

Pero les quiero dar la certeza de que si lo hacemos y hacemos lo
correcto vamos a recuperar la seguridad para nuestras familias y para
todo el país, porque en su gran mayoría, en su inmensa mayoría los
mexicanos son gente buena, trabajadora, honesta, echada para
adelante y que sólo quiere lo mejor.

Así de que cuentan conmigo y que hagamos una agenda conjunta
mucho más aterrizada a lo que ustedes requieren para que sea un
sector que tenga la libertad y que no viva con miedo y que no viva bajo
las reglas del crimen organizado, sino las reglas del Estado de
derecho.

Para eso no tengan ninguna duda, para eso cuentan conmigo. Estoy
absolutamente convencida.

Presentador: Muchas gracias por sus respuestas a la candidata
Josefina Vázquez Mota, y en este momento, como se dan cuenta, el
Director General de la Asociación Mexicana de Instituciones de
Seguros, licenciado Recaredo Arias Jiménez entrega a nombre de la
AMIS este reconocimiento por su participación a la candidata
presidencial del Partido Acción Nacional, Josefina Vázquez Mota.

También ha sido entregado a la candidata el documento “El desarrollo
del seguro, una herramienta para el bienestar social”.

Y, justamente, con esta mención y con este fuerte aplauso del público
de AMIS es que despedimos a la candidata presidencial del Partido
Acción Nacional. Estuvo con ustedes Josefina Vázquez Mota.

Josefina Vázquez Mota: Sólo para despedirme. Les agradezco
mucho esta convocatoria y hablando de seguros, los convoco a que
nos aseguremos que el próximo 1º de julio lo que quede para México
sea sólo lo mejor. Hay que asegurarnos de que el siglo XXI sea el
mejor de nuestra historia y tenemos todo para construirlo y también
para hacerlo posible. Ese sería el seguro más valioso y más
importante para todos los mexicanos.

Gracias a todos ustedes.

                             ---oo0oo---

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:50
posted:5/7/2012
language:English
pages:21