CATEQUESIS DE LA COMUNIDAD

Document Sample
CATEQUESIS DE LA COMUNIDAD Powered By Docstoc
					                10 CATEQUESIS DE LA COMUNIDAD

 Tenemos que partir de un principio fundamental en la Catequesis: "que la co-
munidad es origen, ámbito y meta de la catequesis".

    Este principio orienta nuestros criterios, nuestras perspectivas, nuestros mo-
dos de acción y preferencias educadoras. Los catequistas no son proselitistas
religiosos que buscan adeptos para una sociedad religiosa o para un grupo sin
más. Son testigos y mensajeros de Jesús que quiso agrupar a sus seguidores
en familia, en Iglesia. Catequizar es educar la fe en el contexto de su comunidad,
de su Iglesia.




  1. La catequesis y la comunidad de los creyentes.
  Los catequistas son miembros de esta comunidad, que participan de su fe,
que quieren ser don para otros y se sienten enviados por ella para cumplir una
misión selecta. Esa misión implica varios compromisos:
   * iniciar en el encuentro y conocimiento de Jesucristo.
   * iniciar en la celebración gozosa de la oración.
   * iniciar en la realización del compromiso.

La catequesis se realiza en la comunidad.

 Los catequistas son respaldados por la comunidad con medios materiales y
espirituales, con apoyos y ayudas, con alientos y dinámicas:
   - La comunidad es como el seno materno donde se gesta el hombre nuevo.
Es el lugar donde la semilla puede crecer.
   - El grupo catequético debe constituir "una magnífica experiencia de vida
eclesial"
   - Al catequista le debe preocupar toda la vida de la comunidad, pues en ella
se experimentan las realidades y los hechos concretos del vivir cristiano,

 La catequesis es para la comunidad.

  Ella es la meta de la catequesis. La catequesis, temporal, se orienta a que el
catequizando se incorpore plenamente a la comunidad. La catequesis se realiza
a través de la familia, parroquia, grupo: diversos ámbitos comunitarios.
                    CATEQUESIS Y COMUNIDAD CRISTIANA.

   Supuesto que tenemos bien claro que la catequesis debe ser situada dentro
de la acción evangelizadora de la Iglesia, que la catequesis deber servir para el
ser humano de un tiempo y una tierra determinados y de contemplar cómo debe
ser el catequista, tenemos que recordar la dimensión comunitaria de la acción
catequética:

   - La catequesis debe ser vista desde la comunidad.
   - La familia, la parroquia, el grupo, el movimiento, la asociación, etc.
   - Son expresiones de la comunidad cristiana, son células de la Iglesia.
   - El sujeto de la catequesis es un miembro de una comunidad.

  "El papel de la catequesis es iniciar en lo comunitario, encaminar hacia la co-
munidad, insertar en ella a quienes pasan por un proceso. Para que la cateque-
sis preste totalmente su servicio a la Iglesia, es necesaria la existencia en la Dió-
cesis de verdaderas comunidades cristianas, positivamente eclesíales, com-
puestas por hombres y mujeres que creen y confiesan sinceramente a Jesús.
Sólo así la catequesis podrá realizarse adecuadamente" Comisión Ep. de Enseñ.
y Caet. Sobre la Catequesis de la Comunidad, n 288




La comunidad humana, destino del hombre

   Reunión de personas con intención de poner en común los bienes, los idea-
les y los sistemas de vida. Si no hay intención de comunicación y espíritu de
comunión (entrega y unidad) no hay comunicación, sino simplemente agrupa-
ción y conjunto.

  La comunidad no deber entendida sólo como una sociedad, una corporación
determinada por una circunstancia (vivienda, trabajo, diversión), en la cual el
factor conglomerante es la norma y los vínculos consensuados.

  Esa dimensión social va desde la horda a la banda, pero sin llega a la intimidad
y a la compenetración

 La horda (muchedumbre, multitud, tropa, chusma, masa, gentío) se caracteriza
por ser conjunción de seres humanos unidos por azar o necesidad, sin conoci-
mientos ni afectos mutuos y de forma ocasional y superficial.

  La banda se caracteriza por la restricción en función de objetivos predetermi-
nados (musical, criminal) y supone limitación de número, objetivos rectores cla-
ros, reparto de roles, eficacia de resultados.

  La comunidad es mucho más que horda, grupo, banda, tropel, más que socie-
dad, compañía y corporación. Es unión de personal libres, que comparten vida y
objetivos, que implica conocimiento e intimidad, que exige entrega y renuncia a
beneficios, que se abre a la fecundidad con nuevos miembros a los que se ayu-
da a nacer, crecer, madurar y ser capaces de acciones fecundas y vitales.

  Decir que la Iglesia es una comunidad de fe, implica todo lo que se dice de la
idea general de la comunidad; pero es añadir que Dios es el que convoca a ella
de forma gratuita y que la respuesta de cada miembro es la que hace a esa co-
munidad viva y actuante en el mundo.




2. La comunidad cristiana, concreción de la Iglesia.
  Así como es imposible entender la fe cristiana al margen de su dimensión co-
munitaria, también es imposible entender al catequista sin un contexto comuni-
tario.

  Lo anterior interroga sobre la experiencia personal y de fe del grupo de cate-
quistas porque la catequesis requiere una comunidad viva, así como talante ca-
tequético comunitario. La misma comunidad no crece ni se desarrolla si está
ausente la catequesis. El tipo de catequesis irá creando el tipo de iglesia.

  - Rasgos de la comunidad cristiana inmediata.

  - Comunidad crístocéntrica: promueve la unión personal con Cristo.
  - Comunidad congregada por la Palabra: tiene actitud de escucha a Dios.
  - Comunidad orante, centrada en la Eucaristía: es punto de llegada y partida.
  - Comunidad promotora de comunión: se expresa compartiendo la vida.
  - Comunidad misionera: consciente y responsable de su misión en el mundo.
  - Comunidad corresponsable y ministerial: ser catequista es don y solidaridad.
  - Comunidad consciente de sus límites y de necesidad de complementariedad.
 - Comunidad humana y fraterna: son posibles las relaciones interpersonales.
  - Comunidad samaritana: Hogar y taller.
   Estos rasgos se expresan en las cuatro grandes acciones de la Comunidad:
     PALABRA, LITURGIA, KOINONIA (estilo comun) y DIAKONIA (Serviciol)
        COMO SE INTEGRA COMUNITARIAMENTE EL CATEQUIZANDO

    Este resumen, facilita la comprensión, la integración del catequizando

   EDAD                       CARACTERÍSTICAS                 EN LA CATEQUESIS
                              Necesita de los padres;              Actuación ocasional
                             mira su proceder en todo.        El amor y el afecto establece,
                                 Actúa por afecto              y acrecienta, el sentimiento
        1-5 años              Aprende por imitación              de la comunidad familiar
                          * Único marco de referencia: el          Lo demás no cuenta.
                                 hogar, la familia             o cuenta de forma relativa.


                              Descubre la vida exterior           Ocasional y exterior.
                           La familia es núcleo protector,    Descubre a los demás y reza.
                              pero se abre a la escuela         normaliza la convivencia.
                            Conflicto entre las iniciativas     Habla a Dios antes de ser
                            personales y las órdenes de        Capaz de explicar cómo es.
        5-9 años          los mayores sobre el proceder.        Pero habla y piensa como
                            Desarrollo del sentido moral        Le enseñan los mayores.
                             Ordena la vida por normas         Inicia la reflexión sobre las
                                                                  cosas y le gusta vivir
                               * Marco de referencia:                 con los demás
                               la familia y la escuela


                           Mayor apertura a la realidad.      Afianzamiento de los criterios
                            Importancia de la escuela y        morales y comportamientos
                           de los compañeros y amigos.         Despierta la responsabilidad
                                Vive con curiosidad.              personal y de la grupal.
       10-13 años          Mucha actividad compartida:        Le agrada los actos religiosos
                           aprende actuando en grupo.            compartidos y variados.
                               Descubre sus valores            Va descubriendo realidades
                              y también es consciente            religiosas comunitarias..
                                 de sus limitaciones           parroquia, iglesia... o los de-
                                                                  más grupos humanos.
                              * Marco de referencia:                  Es participativo
                           familia, escuela, compañeros


                              Descubre su intimidad.          Personalización de los valores
                             Importancia de la amistad.        comunitarios en la práctica.
                           Sentimiento de independencia          Valora la Oración común.
                                  Espíritu crítico            Amistad con sentido cristiano
                           Necesita seguridad doctrinal.       Promueve descubrimientos.
       13-15 años           Necesidad de identificación          Siente y valora la Iglesia
                           y admiración por los héroes.              en general y local
                            Valoración de la solidaridad          Sentido del prójimo y de
                           y sensibilidad ante la justicia.       La fraternidad cristiana.
                                                              El Evangelio como referencia,
                               * Marco de referencia           pero con preferencia en rela-
                              escuela, grupo, amigos,                ción a los hechos
                                sociedad en general                   y a los modelos




   Cuando hablamos de comunidad, podemos generalizar y caer en ambigüeda-
des, si no miramos con afecto a las personas, a sus procesos interiores y exte-
riores, a los modos de integrarse y de vivir en la comunidad.
   Fuera de la familia, el elemento más referencial en la catequesis es el de la
parroquia, que es la comunidad de cristianos que vive en una demarcación. Lai-
cos, religiosos y sacerdotes manifiestan juntos el rostro de Cristo.

   Por otra parte, hoy se debe orientar la idea de comunicar en sentido nuevo y
operativo, en cuanto la mejor organización de la vida moderna, al menos en am-
bientes desarrollados, reclama organismos, asociaciones, servicios supraloca-
les, etc.

     Es interesante ver cómo en muchos ambientes surge la solidaridad organi-
zativa. Algunas realidades, como la Diócesis, existen desde los primeros siglos.
Otras, como la idea de Arciprestazgo, constituye una forma asociativa mas re-
ciente.




 3. La Diócesis es la comunidad local
   Presidida por el Obispo, como Pastor y responsable local, sucesor de los
apóstoles, la Diócesis constituye una comunidad amplia, generosa, con sentido
de familia, capaz de organización autónoma, en donde los cristianos se sienten
relacionados por lugar y circunstancias comunes, donde el clero se solidariza en
los problemas y en los cuestionamientos sociales, pastorales, etc.

 El Obispo tiene con relación i la comunidad local que le confía el Papa, Pastor
Universal, con la autoridad de Pedro, la triple responsabilidad de santificar, de
regir y de enseñar. Es el primer catequista para sus diocesanos.
   - Enseña con su magisterio, en comunión con el Papa y demás Obispos.
   - Gobierna con sus decisiones y sus organismos auxiliares.
   - Santifica con su plegaria y su presidencia sacramental.

 A veces las Diócesis se asocia en "regiones" para ayudarse mejor en cuestio-
nes litúrgicas, sociales, organizativas, pastorales, etc. Así pasa en la catequesis,
como ocurre en otros campos..
El Arciprestazgo tiene un sentido de colaboración

   Cuando varias parroquias, urbanas o rurales, se vinculan con algún tipo de
relación o servicio, de ayuda o colaboración, con la presidencia y animación de
un sacerdote, bajo la autoridad del Obispo diocesano, tenemos el concepto de
Arciprestazgo.

  El Arciprestazgo, o grupo asociado de comunidades parroquiales que se soli-
darizan y ayudan, hace posibles determinadas atenciones religiosas y pastora-
les. Ayuda a vivir con más autenticidad e integridad el espíritu cristiano. Permi-
te interrelaciones de apoyo y de animación. Debe ser "Hogar y Taller" para los
miembros activos de sus parroquias.

  A los catequistas interesa de manera especial el modo cómo se halle configu-
rado su Arciprestazgo, los servicios que ofrece y las demandas que reclama de
los más capaces o de los más comprometidos de la comunidad interparroquial.

 No es bueno ni correcto esperar sólo servicios y ayudas de la asociación inter-
parroquial como el Arciprestazgo. Hay que ponerse siempre en disposición de
compartir y de colaborar lo que uno tiene o lo que funciona mejor en una parro-
quia, de modo que las propias riquezas se hagan más "eclesiales" y se viva y se
sienta el espíritu de comunidad con los cercanos, que tienen las mismas o simi-
lares necesidades




   El catequista debe presentar con interés y entusiasmo el tema de la Iglesia en
un sentido doctrinal y evangélico. Pero debe enseñar a vivir la realidad de la
Iglesia como un hecho de vida real. Por ese debe hablar con ilusión de la parro-
quia, del conjunto de parroquias de una región o zona de la propia ciudad o del
propio pueblo. Debe hablar de la Diócesis como algo vivo y entrañable y solo
como una división administrativas.

Solo desde la incardinación en la realidad en la que se vive, se puede hacer en-
 tender lo que es las Iglesia y, sobre todo, lo que cada uno de nosotros signifi-
                      camos y representamos en la Iglesia.
                      Temas e ideas para reflexionar
  Es importante saber qué decimos y qué pensamos en cada tema. El de la co-
munidad es uno de los fundamentales en la educación cristiana. El cristianismo
no es una religión sociológica, sino un mensaje de libertad.
  Nos interrogamos por la realidad comunitaria de la Iglesia por que Cristo quiso
una comunidad de sus seguidores, para que fueran testigos de su mensaje sal-
vador ante el mundo entero. Por eso hay que educar a los cristianos para la par-
ticipación y para sentirse comunidad de fe.
  Nos debemos preguntar si somos sensibles a todo lo que se refiere a la Iglesia
como comunidad de comunidades, que fue lo que, sobre la Iglesia, recordó y
enseñó el Concilio Vaticano II

                       VOCABULARIO FUNDAMENTAL

  Iglesia: comunidad de los fieles cristianos que viven en comunión con
los sucesores de los Apóstoles: el Papa y los Obispos.

 Comunidad: reunión de personas libres y vinculadas por relaciones
de conocimiento, de afecto y de colaboración solidaria.

  Asamblea Reunión de personas con una intención concreta. Será “asamblea
litúrgica” la que tiene una finalidad religiosa como es la oración o la administra-
ción de sacramentos. Y será “catequística” si la intención es instructiva o forma-
tiva en diversos niveles y cuircunstancias.

  Grupo: encuentro de personas con relaciones estables que se encuentran con
frecuencia para conseguir objetivos previstos.

  Equipo: el grupo en cuanto se organiza para trabajar junto, para realizar
tareas con ayuda mutua, para conseguir resultados concretos.

 Diócesis: Iglesia local, o comunidad de cristianos de un territorio,
que se mantiene bajo la dependencia religiosa del Obispo.

 Arciprestazgo: agrupación de parroquias geográficamente cercanas
que se ayudan y apoyan, con la animación de un sacerdote o Arcipreste.

  Parroquia: comunidad de cristianos de una localidad o zona urbana que
reflejan la comunidad eclesial general, animados por el Párroco.

   Procuremos tomar en nuestras notas no muchas sugerencias, sino aquellas
que nos pueden comprometer a responsabilizarnos de nuestra tarea catequética
y todas aquellas ideas que nos puedan hacer más efectivos en nuestros com-
promisos con la palabra divina. Bueno será tomar algunos datos de nuestra Dió-
cesis, Parroquia y Arciprestazgo.
                      CUESTIONES PARA PLANTEARNOS

 ¿Qué rasgos de la comunidad cristiana citados ves más reflejados en tu parro-
quia y cuáles menos en el ambiente de catequesis en que te mueves?

 ¿Cómo se vive en tu ambiente la vida y el sentido de la comunidad parroquial?
    ¿Cómo pertenencia a una demarcación geográfica?
    ¿Cómo sociedad religiosa local?
    ¿Cómo institución que facilita los sacramentos?
    ¿Cómo comunidad de amor, de fe y de oración?

  ¿Qué dificultades y realizaciones insuficientes, por tu experiencia, crees que
podrías mejorar en tu parroquia en la relación padres y catequistas y de cate-
quistas entre sí, según la realidad concreta de las personas con las que te rela-
cionas?

  Podrías leer algún documento en relación al sentido comunitario de la cate-
quesis y aportar alguna conclusión práctica en referencia a los principios que se
te exponen.

 Se te sugieren:

   Directorio General de Pastoral Catequética.
   La exhortación de Juan Pablo II "Catechesi Tradendae".

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:26
posted:4/26/2012
language:Spanish
pages:8