La Catequesis de Adultos - DOC - DOC

Document Sample
La Catequesis de Adultos - DOC - DOC Powered By Docstoc
					Universidad Católica del Maule
Facultad de Ciencias Religiosas y Filosóficas                               Curso: Teología Pastoral
Pedagogía en Religión y Filosofía                                           Profesor J. Morin jmorin@ucm.cl


                                                La Catequesis de Adultos
                                                   (Casiano Floristán 23)

                                                                                    Cristian González, 2002.

      El surgimiento de la catequesis de adultos es relativamente nuevo, existen dos motivos
que permiten que surja, primero las exigencias de los adultos del catecumenado recién
renovado; y segundo a la necesidad de una formación cristiana de fieles adultos. Lo anterior
como respuesta a un nuevo cuadro cultural propio de una sociedad autónoma y secular.

1. Actualidad de la Catequesis

a) Sentido de la catequesis

        Debemos mencionar que la catequesis neotestamentaria, es distinta del de lo que es el
Kerigma, la cual se precisa en cuatro puntos, a saber, “es transmisión viva de la revelación
cristiana”; “dirigida a adultos convertidos”; “que se preparan al bautismo”; “en relación
con una comunidad constituida por bautizados”. Por lo tanto catequizar es enseñar a viva
voz el mensaje ya predicado y aceptado.También se constata que en la enseñanza Cristiana
primitiva la catequesis fue un elemento esencial, principalmente la catequesis bautismal, y que
tenía dos pasos:
               La exposición inicial y completa del misterio cristiano.
               La iniciación integral al contenido de la fe o a la existencia cristiana.

b) Decadencia y renovación de la catequesis de adultos.

        El comienzo de la decadencia de la catequesis fue a partir del Siglo V. El principal
motivo fue la disminución del bautismo de adulto y el aumento del bautismo de niños, ello hace
que la catequesis no sea instrucción de adultos sino que instrucción de niños después del
bautismo. En la Edad Media existe una preocupación educativa, por los niños y adolescentes,
en escuelas monásticas, episcopales y parroquiales. Y solo la predicación sirve al pueblo
cristiano como formación.

       El impulso de la Reforma y decisiones del Concilio de Trento, marcan la renovación
catequética del Siglo XVI. Trento estableció la instrucción catequética a adultos por parte de los
párrocos en las misas dominicales, ello con la ayuda del Catecismo Romano de san Pío V
(1556). Surge la catequesis de adultos que no es precisamente catecumenal.

      La renovación moderna de la catequesis de adultos, tiene su inicio después de la
segunda guerra mundial, en donde surgen círculos de estudios, grupos bíblicos, escuelas de
catequesis, institutos de formación teológicas para religiosas y laicos, etc.

c) Expansión de la catequesis de adultos.

        La catequesis de adultos se ha desarrollado poco a diferencia de la de los niños. Por
ellos se afirma, en el primer congreso internacional de catequesis celebrado en Roma (1950),
que esta catequesis en la pastoral de la Iglesia es una gran laguna (nº 38). Sin embargo, dicha
catequesis se halla todavía en sus comienzos, aunque son prometedores.
Universidad Católica del Maule
Facultad de Ciencias Religiosas y Filosóficas                     Curso: Teología Pastoral
Pedagogía en Religión y Filosofía                                 Profesor J. Morin jmorin@ucm.cl


       No toda la catequesis de adultos es de iniciación, hay catequesis de adultos
presacramental, catequesis de formación para quienes desean un mayor nivel educativo de su
vida cristiana, catequesis comunitaria, catequesis compromiso con la finalidad de tomar
conciencia de la acción de los cristianos en el mundo.

        La catequesis de adultos ha sido valorada, destacar la mención que hace Juan Pablo II
en Catechesi Tradendae sobre la catequesis de adultos, menciona que “es la principal forma de
la catequesis por que está dirigidas a las personas que tienen mayor responsabilidades y la
capacidad de vivir en el mensaje Cristiano bajo su forma plenamente desarrollada” (nº 43). La
catequesis de adultos es individual y colectiva, atañe a todos los aspectos de la persona en su
ser individual y social. La catequesis de adulto arranca de la vida humana, está iluminada por la
palabra de Dios, tiene en cuenta la realidad social y desemboca en compromisos vitales a
escala personal o de grupo.

2. Rasgos de la Catequesis de Adultos.

a) Es Catequesis que toma enserio la vida adulta.

        Una persona que ha alcanzado rasgos de madurez en algunos ámbitos de su vida como
en la vida familiar, en lo profesional, es considerado adulto. Ello por que conoce las durezas de
la vida, se ha hecho realista, posee responsabilidades.

        Por lo mismo la catequesis de adultos exige que tengan en cuenta dos criterios básicos
derivados de la naturaleza de los adultos, primero “son personas que han acumulado una
determinada experiencia” y segundo “son personas en proceso de crecimiento o en continuo
devenir”. Por lo tanto la catequesis deberá evitar toda pretensión moralizante transmitida
mediante consejos o juicios. La esencia de la catequesis de adultos reside en la iluminación
cristiana de la existencia en sus dimensiones más profundas. Puesto que el hombre es el centro
de la revelación.

b) Es catequesis de adultos cuestionados por la fe.

         El renacimiento de la catequesis de adultos no proviene sólo de la importancia que tiene
el adulto sino de la crisis que hoy se da en torno al hecho de la fe. El paso de la adolescencia a
la vida adulta, en la mentalidad antigua, estaba marcado por el abandono de todo el mundo
infantil el cual incluía la religión escolar y las primeras prácticas cristiana; sin embargo, en la
actualidad el paso de la adolescencia a la adultes es de una forma más radical, es decir, que va
desde la negación de lo religioso a la aceptación desganada de unas de las creencias
frecuentemente parciales. Pese a lo anterior un buen número de cristianos adultos sienten la
necesidad de repensar de nuevo la fe.

        Hay diversos modos de cuestionarse la fe, muestra de ellos son adultos mas menos
cristianos que rechazan los dogmas, es decir, no rechazan los dogmas como verdades
increíbles, sino como asertos poco significativos. Sin embargo, la cuestión que está de fondo es
el problema de la identidad cristiana, en otras palabras, qué es lo que añade el cristianismo a la
vida del hombre, o dicho de otro modo, en qué se diferencia la vida del creyente a la del ateo.
Universidad Católica del Maule
Facultad de Ciencias Religiosas y Filosóficas                     Curso: Teología Pastoral
Pedagogía en Religión y Filosofía                                 Profesor J. Morin jmorin@ucm.cl


c) Es Catequesis de fe adulta en comunidad de creyentes.

        La fe es una luz profunda que ilumina el sentido de la vida, de los éxitos y fracasos. La
catequesis de adulto tiene como centro y contenido básico a la persona de Jesucristo,
reconocido y anunciado. Para tener fe se requiere una actitud de humildad o pobreza, para
reconocer que el Dios de Jesucristo es el único que nos conduce hasta la plenitud en la línea de
la salvación liberadora. Pero entorno a Cristo, la fe se vive en la Iglesia, en comunidad.


3. Modelos de catequesis de adulto

        Se distinguen varios modelos, por mencionar algunos destacamos el de A. Pasquier
distingue tres modos de transmisión sociocultural percibidos en la vida cotidiana, es decir, la
enseñanza, el aprendizaje y la iniciación. Por otra parte D. Hameline diferencia dos tipos de
transmisión de acuerdo a un “lógica de expresión y a una lógica de aprendizaje”. M. Lesne
habla de tres tipos pedagógicos “transitivo con orientación normativa”, “iniciativo con orientación
personal” y “apropiativo centrado en la inserción social”. En base a estos tres modelos el autor
habla de tres tipos de catequesis de adultos.


     a) Catequesis como instrucción religiosa (catequesis como objeto que se moldea)

        Este modelo no dice que desde la época moderna hasta la renovación de la catequesis
se emplea la expresión instrucción religiosa, para designar la enseñanza de la doctrina
cristiana. Su contenido es triple, es decir, el dogma (el credo), la moral(los mandamientos) y el
culto (los sacramentos). Para A. Exeler, se reduce la catequesis en este modelo a un
adoctrinamiento y a un adiestramiento ritual y moral.

        La finalidad de este modelo reside en presentar con máxima claridad el contenido de
una catequesis o de una reflexión teológica. La pedagogía empleada se reduce a inculcar en
los alumnos verdades heredadas. En este método preocupa el contenido del saber catequético
o teológico como producto elaborado. La catequesis es divulgación teológica (existe un libro
para el catequista y otra para catequizando).


     b) Catequesis como educación personal cristiana (el catequizando como sujeto que
        comparte)

        El énfasis se pone en la persona y no en la doctrina, en la conducta y no en el saber.
Aquí tiene cabida lo doctrinal pero siempre al servicio de la personalización de la fe. Asi lo
expresa el Concilio al decir que el fin de la catequesis o de la “institución catequética es que la
fe se torne viva, explícita y activa, aclarada por la doctrina” (CD 14). Como ejemplo podemos
tomar la catequesis de adultos que imparten en grupos y movimientos de talante espiritual. Aquí
la educación es comunitaria pero dentro de la asociación, de acuerdo a sus finalidades,
organización y misión.
Universidad Católica del Maule
Facultad de Ciencias Religiosas y Filosóficas                    Curso: Teología Pastoral
Pedagogía en Religión y Filosofía                                Profesor J. Morin jmorin@ucm.cl


     c) Catequesis como proceso de liberación (el Catequizando como agente de
        transformación)

        Este modelo posee una correlación con la teología de la liberación y la pedagogía de la
concienciación social, en otras palabras tienen en cuenta la situación social del pueblo. El
énfasis está puesto en el compromiso a través de la opción por los pobres. Por lo tanto su
objetivo es que lo catequizando sean activos y críticos en la Iglesia y en la sociedad.

       De acuerdo al Directorio general de pastoral catequética (nº 21), esta catequesis de
adultos es una “forma de acción eclesial, que conduce a la madurez de la fe, tanto en las
comunidades como en cada fiel”. La realidad social es el horizonte sin el cual no se enraíza la
fe.

            La catequesis de adulto ha evolucionado, es decir, al pasar de la transmisión de
 doctrinas a la comunicación de experiencias; del depósito de verdades a la significación de los
 hechos vitales, de la ortodoxia a la ortopraxis. Puede llegar a ser una auténtica catequesis de
                                        adultos liberadora.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:20
posted:4/25/2012
language:
pages:4