Monitoreo o resumen de noticias registradas en los principales - DOC

Document Sample
Monitoreo o resumen de noticias registradas en los principales - DOC Powered By Docstoc
					              Monitoreo o resumen de noticias registradas en los principales
                            Medios de Comunicación del país
                                   Abril 26 de 2011

Revista Semana (IDEAM)

Llueve sobre mojado y…

A finales de noviembre de 2010, el presidente Juan Manuel Santos dijo que la catástrofe invernal
en Colombia era "una tragedia que no tiene antecedentes en nuestra historia". Cinco meses
después, ha vuelto a decir lo mismo para referirse a los estragos causados por la nueva temporada
de lluvias que empezó hace apenas unas semanas: "Es la peor tragedia natural en la historia del
país". A muchos colombianos les cuesta trabajo entender que dos catástrofes tan graves se repitan
en tan poco tiempo, que las lluvias de ahora estén volviendo a inundar las mismas zonas que
quedaron bajo el agua el año pasado y, sobre todo, que el gobierno no haya hecho lo suficiente
para arreglar los daños causados previamente antes de que volviera a llover con tanta fuerza.
Pero como lo explica Ricardo Lozano, director del Ideam, no son dos catástrofes
distintas. "La Niña no ha dejado de impactar el país. Es como un huracán completo que
entra y se queda por meses", dice. El fenómeno de La Niña, que es lo que causa niveles
tan altos de pluviosidad, empezó a mediados del año pasado y dura cerca de once
meses.

Es decir, el invierno seguirá hasta junio -cuando escampará en la región andina-, pero
en ese momento las lluvias se desplazarán a la costa. El problema con esta nueva
temporada invernal es que el país está peor ahora que cuando empezó a llover el año pasado. El
'periodo de recuperación', entre enero y febrero, fue muy corto y no estuvo ausente de lluvias. Se
suponía que debía dejar de llover en esta temporada, lo cual habría permitido que el agua que
inundaba los terrenos se evaporara y los suelos de las montañas se volvieran a estabilizar. Pero
eso no sucedió. Los suelos colombianos están como una esponja, inestables y saturados, y por eso
en los últimos días solo se han visto avalanchas, derrumbes y desprendimientos. Más de mil
municipios se han visto afectados en 28 de los 32 departamentos del país. Los peores son
Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Boyacá y los Santanderes. Diez ríos alcanzaron la alerta
máxima, poniendo en grave peligro a los habitantes de municipios aledaños, entre ellos, los ríos
Magdalena y Cauca, que han alcanzado niveles históricos en este último año. Varios embalses de
Antioquia, Tolima y Cundinamarca alcanzaron el tope máximo, a pesar de que se han hecho
descargas regularmente.

Los planes de viaje que tenían cientos de colombianos para la Semana Santa se aguaron, pues
siete carreteras nacionales y 30 vías secundarias y terciarias tuvieron que ser cerradas totalmente,
y en más de doscientas el paso estuvo restringido. Varios aeropuertos también permanecieron
cerrados por algunas horas. Entre enero y abril han sido afectadas más de ochenta mil personas y
han muerto más de ochenta. Si se suman estas nuevas víctimas al triste saldo que dejaron las
lluvias de finales del año pasado, en total habría en Colombia un poco más de 2.800.000
afectados, pero lo más seguro es que la cifra aumente. Por eso el gobierno emitió una directiva
presidencial que amplía el Registro Único de Damnificados hasta el 10 de junio. Lo peor es que
algunos de los afectados por las inundaciones de noviembre han vuelto a ser víctimas ahora.
Por eso salieron a protestar los pobladores de Santa Lucía, Campo de la Cruz y Suan, en el sur del
Atlántico, cerca del Canal del Dique, donde llevan meses con el agua hasta el cuello porque no
alcanzó a evaporarse del todo. Bloquearon la carretera oriental que comunica al departamento con
Bolívar, con llantas, piedras y palos, para protestar por los arreglos que hicieron con sacos de
contención de plástico, que estaban permitiendo algunas filtraciones. Uno de los sacos se rompió,
se abrió un boquete y empezó a pasar el agua. Para el miércoles la situación estaba bajo control,
pero el mismo ministro de Transporte, Germán Cardona, dijo que no podía asegurar que el Canal
del Dique no se volviera a reventar. Y es que, como lo explica Ricardo Lozano, hasta que no
pare de llover, el gobierno solo puede tomar medidas de emergencia porque es
impensable empezar una reconstrucción ahora.

El gobierno emitió un paquete de decretos previendo lo que iba a pasar en esta
segunda fase de La Niña y trabajó con las CAR para que tomaran algunas medidas
preventivas en enero y febrero, pero en muchos lugares no se pudieron implementar
puesto que los terrenos seguían anegados. Para responder ante la emergencia, el gobierno
está trabajando a través del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres, que está
organizado a través de comités locales, departamentales y nacionales. "Hasta el momento estamos
teniendo capacidad de respuesta", afirma Carlos Iván Márquez, director de Gestión del Riesgo del
Ministerio del Interior y de Justicia, y dice que si en el país no existiera un sistema de respuesta la
situación sería mucho más grave. En total son más de ochenta mil voluntarios que integran la
Defensa Civil, 42.000 de la Cruz Roja y más de cuatro mil bomberos prestos a atender las
emergencias que se presenten. La prioridad es salvar vidas y brindar asistencia con alimentos,
albergues y atención en salud, explica Márquez. Luego viene una evaluación de los daños
estructurales para ver qué se puede arreglar de manera provisional. "Hay trabajos correctivos de
Colombia Humanitaria, pero está lloviendo sobre mojado y no se puede pensar aún en grandes
obras", dice Márquez.

A futuro, sin embargo, es necesario tomar medidas de largo plazo que permitan prevenir que cada
cuatro años, cuando ocurre el fenómeno de La Niña, el presidente de turno tenga que volver a
repetir que es la peor tragedia de Colombia. Según las mediciones climáticas que existen sobre los
fenómenos meteorológicos como La Niña y El Niño, estos vienen aumentando en periodicidad y en
intensidad. Aunque aún no se sabe a ciencia cierta por qué, los expertos aseguran que tiene que
ver con el calentamiento global. Además, según las Naciones Unidas, Colombia ocupa el tercer
lugar en el mundo en mortalidad por desastres naturales. Además de sufrir los embates de La Niña
o El Niño por su ubicación geográfica, el 80 por ciento de los colombianos vive en municipios
ubicados en las cordilleras, que son zonas de riesgo sismológico, o en las costas, que están
expuestas a huracanes y tsunamis.

Por eso se necesitan planes de largo plazo para enfrentar situaciones de este estilo, que, además
de afectar a millones de personas directamente, impactan negativamente el desarrollo económico
del país, pues las carreteras quedan inservibles, el transporte y la movilidad se paralizan, el
turismo se acaba y los sectores productivos del campo sufren millonarias pérdidas. "Colombia ya
tiene suficientes lecciones aprendidas", afirma Ricardo Lozano, y por eso considera
necesario que el país piense en un modelo de desarrollo que tenga en cuenta los ciclos
de agua y de sequía y la vulnerabilidad de ciertas zonas. Incluso que se piense en un
nuevo plan de ordenamiento territorial que se base en la incidencia de los fenómenos
meteorológicos. Es hora de que el clima sea tomado en serio.
Caracol Radio (IDEAM)

Invierno no dará tregua para construir las grandes obras: Ideam

Las lluvias en Colombia continuarán hasta finales del mes de mayo cuando el
fenómeno de la niña se irá del país, confirmó el director del Ideam, Ricardo Lozano.
Reconoció que la intensidad de las lluvias se ha sentido en abril con fuerza en el centro
del país debido a la gran confluencia de nubes. De acuerdo con el funcionario, es
factible que la intensidad del invierno en la última fase de la niña se sienta con mucho
rigor en la Costa Atlántica y en ciudades como Cartagena, Barranquilla y en Santa
Marta.

El llamado “veranillo” se comenzará a sentir en los meses de julio y agosto que van a
permitir un respiro para los miles de colombianos que han resultado afectados por el
invierno. El director del Ideam reconoció que el verano no va hacer lo suficientemente
amplio para secar la saturación de agua de los suelos del país. Lozano dijo que las
lluvias regresarán a Colombia en septiembre, octubre y noviembre, que es la
temporada invernal de fin de año.


Gobierno descarta decretar nuevo estado de emergencia para atender crisis invernal
(IDEAM)

El Gerente de Colombia Humanitaria, Everardo Murillo, indicó que por el momento el gobierno no
contempla decretar un nuevo Estado de emergencia social, económica y ecológica por cuenta de la
ola invernal. Señaló que el marco jurídico actual brinda herramientas para agilizar la entrega
expedita de ayudas humanitarias que es el objetivo primordial del gobierno. “Se expidieron 39
decretos, 27 fueron dado concepto por parte de la Corte Constitucional, estamos esperando el
concepto de 12. La Corte avaló el tema de contratación de régimen privado, con lo que se
garantiza la entrega de recursos de manera pulcra, rápida y oportuna”, explicó. Murillo agregó
que se han otorgado recursos por más de 2.100 millones de pesos para fortalecer el
Ideam.

El Tiempo (IDEAM)

Ola invernal en Meta ya deja varias familias damnificadas

La vereda Santa Rosa fue una de las más afectadas con el desbordamiento del Río Negrito. Unas
150 familias salieron afectadas con los aguaceros de la madrugada del lunes. El aguacero de más
de ocho horas que inició entrada la noche del domingo y terminó al amanecer del lunes, podría
calificarse como la entrada fuerte del invierno a Villavicencio y el Meta. Más de 140 familias
resultaron afectadas con el agravante de que en el sector de La Nohora, en el sur de Villavicencio,
hay una inminente amenaza de deslizamiento que, si no se toman medidas preventivas, podría
terminar en una tragedia. Ante esa situación, los organismos de socorro de la capital del Meta
declararon la alerta amarilla y acordaron con los entes territoriales estar atentos ante cualquier
eventualidad. Con el recrudecimiento de la ola invernal se afectaron sectores como Santa Rosa,
Los Tubos, Las Gemelas, La Nohora, Brisas del Guayuriba y las vereda El Cocuy y Barcelona por el
desbordamiento del río Negrito.
La emergencia precipitó una reunión del Comité Local de Emergencias, al que
acudieron representantes del Comité Regional Para La Prevención y Atención de
Desastres (crepad), la Cruz Roja, la Defensa Civil, el Ejército, la Policía y el Ideam.
Producto de esa reunión el alcalde de Villavicencio, Héctor Raúl Franco Roa, dijo que se hará un
censo para fijar exactamente el número de personas damnificadas y que por el momento se han
enviado algunas ayudas para esas familias. La declaratoria de la alerta amarilla se mantendrá,
hasta que termine la ola invernal.

El Universal – El Heraldo (IDEAM)

Lluvias se prolongan

Según el Instituto de Hidrología Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia
(Ideam), las lluvias en la Zona Andina se prolongarán hasta principios del mes de
junio, agravando aun más la situación de los pueblos ribereños del Río Magdalena.

El Colombiano (IDEAM)

Invierno en Antioquia llega a niveles trágicos: Ramos

LA PÉRDIDA DE 17 vidas, además de la afectación que sufren cerca de 45.000 personas de 10 mil
familias, de 37 municipios, tienen casi en jaque al departamento. Todas las autoridades se unen
para luchar contra este desastre. Por todos los daños que ha causado, incluida la muerte de 17
personas, y la grave afectación a 45 mil personas de cerca de 10 mil familias en Antioquia, el
gobernador, Luis Alfredo Ramos, calificó de "trágica" la situación que vive el departamento como
consecuencia del invierno. Este mes, el Dapard y los cuerpos de socorro y emergencia han tenido
que multiplicarse, pues no terminan de atender una situación para inmediatamente se tengan que
desplazar a otra. El fin de semana fueron Rionegro, el Oriente y varias poblaciones del Magdalena
Medio -como Puerto Nare, Yondó y Puerto Triunfo- las que focalizaron la atención por las fuertes
inundaciones, y ayer el centro de acción se desplazó a Caucasia, donde el río Cauca se desbordó y
tiene a 20 mil personas con el agua al cuello.

"Hay una creciente de cerca de 7 metros del río, ya son 37 los municipios afectados por
deslizamientos, inundaciones y problemas en la red vial", comentó Ramos Botero,
quien presidió ayer en la mañana una reunión con el Crepad -Comité Regional de
Prevención, Atención y Recuperación de Desastres-, organismo en el que participan,
además del Dapard, las autoridades de Policía, Ejército, Cornare, la Cruz Roja, Defensa
Civil y el Ideam, cita en la que cada institución hizo un balance de las labores
realizadas en abril. John Fredy Rendón, director del Dapard, reveló que además de las cifras
señaladas arriba, en Antioquia el invierno ha causado la destrucción total de 453 viviendas y
afectaciones a 9.764. Hay 19 albergues en los que se atiende a 325 familias y 4.609 niños de ocho
establecimientos educativos se encuentran sin clases, ya que las locaciones han sido habilitadas
como albergues. Esto motivó al secretario de Educación, Humberto Díez, a recomendar a los
alcaldes utilizar otros lugares como refugios para los damnificados y a estudiar la posibilidad de
adelantar las vacaciones en el Magdalena Medio, "para evitar la desescolarización de los niños".
Sistema Informativo de Gobierno – El Tiempo - CM& - Caracol Radio – Caracol Noticias
– RCN Radio – RCN Noticias – El Espectador – Colmundo Radio – Colprensa – El
Colombiano - Telepaís – City TV – Canal Capital – La W – La FM – DGR – El Universal –
El Heraldo – Revista Semana – El País – Nuevo Siglo – La República – Portafolio –
Vanguardia Liberal

Presidente Santos hizo llamado a la unidad para atender la emergencia invernal

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, pidió a los colombianos estar alerta ante el
aumento de inundaciones y deslizamientos en diversas regiones del país por las intensas lluvias
ocasionadas por el Fenómeno de La Niña, para evitar nuevas tragedias. “Mantengámonos alerta.
Con las lluvias que se esperan esta semana aumentará el riesgo de deslizamientos, inundaciones y
crecientes en la región Andina, el sur de la región Caribe, la Orinoquía y la región Pacífica”, advirtió
el Mandatario durante una alocución. El presidente Santos reconoció que será imposible que antes
de que termine el fenómeno de “La Niña” el gobierno logre concretar obras para mitigar el impacto
de las lluvias en Colombia, solo hasta mitad de año el país podría estar blindado frente a una
tragedia invernal y salir del desastre que afronta.

“Por ahora y en esto soy enfático, tenemos que dedicarnos a aliviar las crisis inmediatas porque las
grandes obras, las obras de rehabilitación y reconstrucción definitiva, como Gramalote, el gran
proyecto de La Mojana, como el Canal del Dique, no podemos iniciarlas sino hasta cuando cesen
las lluvias a mediados del año. El Jefe de Estado también hizo un llamado a los sectores políticos y
sociales del país para que se unan en torno a esta tragedia y desde su área colaboren para sacar
adelante al país. “Convoco a los alcaldes y gobernadores –cuyo papel es fundamental- a los
partidos políticos, a los gremios, a los sindicatos, a las organizaciones sociales, a los medios de
comunicación, a todos, a que trabajemos unidos por esta causa”, afirmó el Jefe de Estado en la
alocución al país. El Mandatario recordó que para atender la emergencia, a través de Colombia
Humanitaria, se han destinado cerca de $4,5 billones del presupuesto de la nación para el 2010 y
el 2011. Además, desde el año pasado se han girado a departamentos y municipios cerca de $450
mil millones para garantizar la comida y el alojamiento a las familias damnificadas.


Presidente Santos pidió a los colombianos estar alertas ante el incremento de
inundaciones y deslizamientos

En una alocución realizada este lunes desde la Casa de Nariño, el Jefe de Estado también hizo un
llamado a las autoridades locales y comunidad. “Tenemos la responsabilidad de evitar tragedias
anunciadas y de ayudar a controlar —además— que los recursos y auxilios lleguen y se repartan
en forma debida”, dijo. El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, pidió a los colombianos
estar alertas ante el aumento de inundaciones y deslizamientos en diversas regiones del país por
las intensas lluvias ocasionadas por el Fenómeno de La Niña, para evitar nuevas tragedias.
“Mantengámonos alerta. Con las lluvias que se esperan esta semana aumentará el riesgo de
deslizamientos, inundaciones y crecientes en la región Andina, el sur de la región Caribe, la
Orinoquía y la región Pacífica”, advirtió el Mandatario durante una alocución realizada este lunes
desde la Casa de Nariño. De igual forma, hizo un llamado a los mandatarios locales, líderes
comunales, organismos de socorro, gestores sociales de la Red Unidos y todos los ciudadanos.
“Tenemos la responsabilidad de evitar tragedias anunciadas y de ayudar a controlar —además—
que los recursos y auxilios lleguen y se repartan en forma debida”, expresó.
El Presidente Santos también reiteró la importancia del compromiso de todos los colombianos.
“Esta no es una tarea solamente del Gobierno Nacional: nos involucra a todos, y muy
especialmente —¡muy especialmente!— a los alcaldes y gobernadores, que son, en últimas,
quienes solicitan y ejecutan los recursos”, sostuvo. De igual forma, agradeció todo el apoyo
brindado los afectados por las intensas lluvias en todo el país. “Gracias, muchas gracias, a tantos
colombianos, a tantas empresas, a gobiernos extranjeros, que han ayudado con sus donaciones”,
manifestó. “Gracias, a todos los héroes anónimos que trabajan por sus compatriotas: a los
miembros de Colombia Humanitaria, a los bomberos, a la Cruz Roja, a los miembros de la Defensa
Civil, a soldados y policías, a tantos voluntarios que dedican tiempo y esfuerzo a ayudar a quienes
más lo necesitan”, puntualizó el Presidente.


Damnificados por invierno son más de tres millones, reporta el Gobierno

Tras concluir la primera parte del consejo de ministros que sesiona en la Casa de Nariño para
revisar la emergencia invernal, el director de gestión del riesgo, Carlos Iván Márquez, reportó que
las personas afectadas hasta el momento son 3 millones 43 mil 402 personas y que han muerto
418 como consecuencia de las lluvias. Igualmente, explicó que mil 18 municipios se han visto
afectados en 28 departamentos y hay 77 personas desaparecidas, razón por la cual, el Presidente
Juan Manuel Santos, dio la órden a su equipo de gobierno, trabajar 24 horas al día para atender
esta crisis. El Presidente de Colombia Humanitaria, Jorge Londoño explicó que aunque los
organismos de atención de emergencias han respondido eficientemente en la entrega de ayudas y
en la asistencia de las víctimas, se hará énfasis en la vigilancia y el manejo ético de la solidaridad
de los colombianos.

El director del Fondo de Calamidad, Everardo Murillo aseguró que el jefe de estado impartió
instrucciones para que toda la ejecución de las obras de emergencia invernal se haga este año
porque no tendría sentido esperar demasiado tiempo en la solución de algunas situaciones.
Adicionalmente, descartaron que el Gobierno Nacional acuda a una nueva declaratoria de
emergencia económica y social para enfrentar esta emergencia porque aunque legalmente se
podría, en el consejo de ministros no se tocó el tema ya que por ahora no es necesario. Por su
parte, la Casa de Nariño prepara para esta noche una alocución presidencial sobre las 8 de la
noche, cuando el mandatario entregará un reporte al país sobre lo que se analizó en el consejo de
ministros por la emergencia invernal.


El río Bogotá inunda la Universidad de La Sabana

Se agrava la emergencia invernal en Cundinamarca, hoy la ruptura de un jarillón inundó el campus
de la U. de La Sabana, y es incierta la fecha de reanudación de clases para 8 mil estudiantes.
Aunque la Universidad había aumentado el nivel del jarillón del río Bogotá y operaba 10
motobombas las 24 horas, no fue posible contener la inundación que generó la ruptura del jarillón
del río Bogotá que colinda con el campus. La evacuación de estudiantes, personal docente y
administrativo se dio rápidamente. Las directivas de la Universidad aún no saben cuando podarán
reanudarse las clases, pues a esta hora le sigue entrando agua a la Universidad. En un recorrido
por la provincia de Ubaté, la situación también es grave, más de 20 mil hectáreas de tierras
dedicadas a la ganadería y a la producción de leche están inundadas, por lo menos 50 mil de 120
mil cabezas de ganado de la región tuvieron que ser evacuadas a zonas altas.
En Sopo, cultivos de flores que aún no están inundados y se prepara para la fiesta del día de la
madre,, tienen que transportar a sus empleadas en lanchas. Las Fuerzas Militares y la Policía
colaboran en el reforzamiento de jarillones, y se aumento el personal de vigilancia. Esta noche la
CAR de Cundinamarca monitorea el valle de Ubaté y la sabana de Bogotá para alertar de nuevas
situaciones de emergencia.


Más de un billón de pesos para ayudar a campesinos afectados por invierno

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, anunció que su despacho tiene disponibles 1,2
billones de pesos para apoyar a los campesinos afectados por el invierno. El Gobierno entregó un
preocupante balance en materia invernal. Restrepo no descartó la posibilidad de importar
alimentos. Y reveló que el Gobierno tiene listos 60 mil millones de pesos para apoyar a los
pequeños ganaderos.


"Cuando La Niña haya pasado, tendremos que asimilar las lecciones"

El presidente Juan Manuel Santos presentó un balance de la situación en el país por cuenta de las
lluvias. El presidente Juan Manuel Santos se dirigió este lunes en la noche al país para presentar
un reporte sobre el modo que está actuando el gobierno en medio de esta ola invernal. De
acuerdo con el mandatario, ha sido un invierno ininterrumpido más no en dos fases, como lo han
interpretado la mayoría de los colombianos. "Es como si todo nuestro territorio fuera afectado por
un huracán que entró a mediados del año pasado y no ha querido salir", aseveró. Una vez más, el
mandatario se refirió a esta temporada de lluvias como "la peor tragedia natural de que tengamos
memoria" y sobre la cual, aseveró, "tendremos que asimilar las lecciones y comprometernos a
preparar al país para fenómenos como el que hoy vivimos, que serán la constante más que la
excepción, pues el cambio climático llegó para quedarse". El Jefe de Estado informó que son
aproximadamente tres millones las personas afectadas, situación frente a la cual instó a cuanto
organismo recordó a brindar la asistencia necesaria.

"Desde el año pasado hasta hoy se han girado a departamentos y municipios cerca de 450 mil
millones de pesos exclusivamente para asistencia humanitaria y alojamiento –que es lo más
urgente: garantizar la comida y un lugar para dormir a las familias damnificadas", dijo. "Para la
atención global de la emergencia, a través de Colombia Humanitaria, se han destinado cerca de
4,5 billones de pesos del presupuesto de la Nación para el 2010 y el 2011 –sin incluir lo que se
invierte a través de ministerios y entidades territoriales–, de los cuales se ha comprometido ya el
95 por ciento", explicó el presidente Santos. De acuerdo con su explicación, en la actualidad se
están ejecutando obras de atención y rehabilitación en más de medio centenar de vías, en 22
departamentos, por 310 mil millones de pesos, y se tienen disponibles para ejecutar en el corto
plazo otros 100 mil millones. "Tenemos los recursos, además de todo el personal del Invías y de
los contratistas, dedicados a atender las continuas emergencias viales que se presentan", enfatizó.
Santos también pidió un trabajo efectivo de las Corporaciones Autónomas Regionales, al tiempo
que confirmó que se será presentado ante el Congreso un proyecto dirigido a la reestructuración
de las mismas.
Caracol Noticias – Noticias RCN – CM& - Caracol Radio – RCN Radio – El Heraldo – La
W – La FM – Revista Semana – l País – Nuevo Siglo – El Colombiano

Ordenan evacuación del municipio de Útica en Cundinamarca ante riesgo de nueva
avalancha

La Oficina de Gestión de Riesgo del Ministerio del Interior y de Justicia emitió hoy una nueva orden
de evacuación con destino al municipio de Útica, en Cundinamarca, ante el riesgo de que se
produzca una nueva avalancha como resultado de un represamiento del caudal en la parte alta de
la quebrada Teorama.


A la fecha son 45.000 los damnificados que deja el invierno en Antioquia

A 45.000 ascienden los damnificados por el invierno en 37 municipios de Antioquia. Rionegro,
Sabaneta y los ribereños del Cauca y el Magdalena son los más afectados. La Gobernación de
Antioquia declaró la alerta roja en los 23 municipios del oriente donde el nivel de lluvias ha
excedido todo pronóstico. Rionegro tiene 800 familias afectadas. "Las más grandes precipitaciones
han llegado a producir aumentos en los niveles de las aguas lluvia de hasta 146 milímetros,
cuando 30 ya corresponden a una emergencia", señaló Luis Alfredo Ramos, gobernador de
Antioquia. En Sabaneta, sur del área metropolitana de Medellín, un alud de tierra afectó 10
viviendas y dejó 150 damnificados. El nivel del río Magdalena sigue subiendo en Puerto Nare y
Puerto Triunfo. Por la creciente del Cauca, Caucasia está inundado. "Caucasia tiene 20.000
damnificados que hoy esperan ayudas de manera urgente", indicó John Freddy Rendón, director
de Atención de Desastres. En 14 municipios de Antioquia las lluvias afectaron los acueductos. La
Gobernación ha enviado 77 toneladas de ayudas a los 45.000 damnificados por el invierno en 37
municipios de Antioquia.

CM&

Policía instala centro de monitoreo para vigilar nivel de los ríos

La dirección de la policía puso en operación un centro unificado de mando para monitorear
permanentemente el nivel de los ríos, y alertar oportunamente a la población sobre
posibles crecientes. El director de la Policía, general Óscar Naranjo, reveló que el puesto
de mando unificado busca mitigar las consecuencias de la ola invernal que azota al país.
En las actividades de monitoreo, los comandos de departamento estarán encargados de
realizar la vigilancia a los cauces de los ríos para diseñar las operaciones de evacuación y
rescate. Las operaciones de la unidad especial se desarrollaran en cinco fases: rescate,
evacuación, ayuda, seguridad y orientación.


Gremios expresan preocupación por las consecuencias que podrá generar la temporada
invernal

Hoy los representantes de importantes gremios de la producción en el país, expresaron su
preocupación ante las consecuencias que el fuerte invierno que azota a Colombia va a generar, no
solo para los consumidores, sino también para los productores.
El presidente de Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, reveló que a causa de las inundaciones y de los
derrumbes que azotan al país, más de 28 millones de aves están en riesgo. Según Bedoya, solo en
el municipio de Cajicá están en riesgo 638.000 aves, y en Chía -debido a las inundaciones- se
encuentran en riesgo 478.000 aves. Según el presidente de Fenavi, en 6 municipios de
Cundinamarca: Chía, Cajicá, Guaduas, La Vega, Sasaima y Villeta, están en riesgo 6 millones de
aves. Por su parte, el presidente de Analac, Jorge Hernán Uribe, aseguró que las inundaciones en
el valle de Ubaté, están generando pérdidas diarias del orden de los 400 millones de pesos para
las personas dedicadas a la producción de leche o de derivados lácteos. Explicó que en esta zona
del país hay más de 210.000 personas afectadas que están viendo perjudicados sus ingresos.

Caracol Radio – La W – La FM – RCN Radio

Alcalde de Útica desmiente orden de evacuación general por amenaza de avalancha

El alcalde del municipio de Útica Marcel Hernández, envió un parte de tranquilidad a los familiares
de los habitantes de este municipio cundinamarqués, al desmentir que se haya evacuado el pueblo
por una posible creciente. “Lo que sucedió fue que recibimos una información de las autoridades
del municipio de la Peña, en que alerta por una posible creciente de la quebrada Galicia, que
recorrería parte del municipio de Útica”, manifestó el alcalde. Dijo que por ese motivo fueron
evacuadas 30 personas que habitan en el noroccidente del municipio para evitar posibles
emergencias. Señaló que el resto de los habitantes continúan en sus albergues y otros tratan de
volver a sus casas para iniciar la reconstrucción y tratar de volver a la normalidad. Finalmente el
Hernández manifestó que la alerta continúa mientras disminuyen las fuertes lluvias y el nivel de la
quebrada negra.

Caracol Radio – El Espectador – El Heraldo – La W – La FM – Revista Semana – El País –
Nuevo Siglo – La República – Portafolio – El Colombiano

Verduras, papa, huevo y pollo, los alimentos que más han subido a causa del invierno

Los efectos de la ola invernal se comenzaron a sentir con fuerza en los precios de los alimentos
que consumen a diario los colombianos, de acuerdo con el reporte del Sistema de Información del
Sector Agropecuario. Así las cosas, en el grupo de verduras el incremento en las cotizaciones fue
jalonado por la menor oferta de cebolla, tomate, habichuela y pimentón debido al mal estado de
las vías en el país. También se presentó un reajuste en los precios de la papa, el plátano, el ñame,
la yuca y la arracacha debido a que las lluvias impidieron la normal recolección. A pesar de la
fuerte ola invernal en Cundinamarca y Boyacá, el gerente de Asoleche, Jorge Andrés Martínez
descartó de plano un reajuste en los precios.

Por su parte, el presidente de Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, reconoció que los precios del huevo
y, en algunas regiones, de la carne de pollo aumentaron por los problemas que se vienen
registrando en fincas productoras de Santander y en el Valle del Cauca. Las fuertes lluvias
registradas en el Valle del Cauca han provocado un ajuste en los precios del azúcar refinado y
moreno. Así mismo, se han incrementado los precios del frijol. Sin embargo, hay que destacar que
los precios de las frutas han registrado un descenso importante por el anticipo en la recolección en
las zonas de producción.
Caracol Radio – El Espectador – El Heraldo – La W – La FM – Revista Semana – El País –
Nuevo Siglo – El Colombiano

Gigantesco trancón en la Autopista Norte por inundaciones

La Policía de Carreteras habilitó un contra flujo por la Autopista Norte, en el sector de Centro Chía,
para dar prioridad a los vehículos que ingresan a la capital de la República. Así mismo, el coronel
Edgar Velandia, de la dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, manifestó que las
personas que vienen de Zipaquirá pueden tomar la vía hacia Briceño y entrar a la Autopista Norte,
mientras que los conductores que vienen de Chía pueden tomar la vía Chía – Cota – Siberia. La
inundación en la Autopistas Norte, debido al desbordamiento del Río Bogotá, afectó municipios de
la sabana como Chía, Cajicá y Sopó.


Cantagallo se quedó sin habitantes por culpa del invierno

El alcalde del municipio de Cantagallo, ubicado en el sur del departamento de Bolívar, Ramiro
Escobar, aseguró que esta localidad se convirtió en un “pueblo fantasma”, porque los pobladores
salieron en un éxodo masivo hacia otras ciudades por miedo a morir en las inundaciones
provocadas por el desbordamiento de los ríos Magdalena y Cimitarra. Afirmó que 2 mil 500
habitantes de Catagallo, salieron hacia los municipios de Barrancabermeja, San Pablo, Sabana de
Torres y el Area Metropolitana de Bucaramanga en busca de ayuda y posada en casas de amigos y
familiares. Dijo el mandatario, que la situación es crítica, porque unas 500 casas, tres colegios, dos
puestos de salud, la iglesia y el palacio municipal están bajo el agua. Ramiro Escobar, aseguró que
hasta el momento no ha recibido ayuda de la gobernación de Bolívar y menos del gobierno
nacional, pero destaco la colaboración que le ha brindado la policía y los alcaldes de municipios
cercanos que se solidarizaron con el drama que se vive en Cantagallo. La Armada Nacional informó
que con lanchas rápidas, patrulla las calles del municipio de Cantagallo, con el fin de evitar que los
delincuentes roben las pertenecías de las casas que están solas porque sus dueños salieron hacia
sitios seguros para resguardar sus vidas.


14 mil estudiantes de La Dorada, Caldas están sin clase por el invierno

Muy crítica es la situación en el puerto caldense de La Dorada, Caldas como consecuencia de la
inundación del río magdalena, que ya ha penetrado en más de 50% de la localidad. Las escuelas y
colegios del municipio están prácticamente inundados, el agua supera el metro de altitud, dañando
pupitres, mesas, libros y otros elementos. La secretaría de educación de La Dorada, Jacqueline
Carreño explicó que de las nueve instituciones educativas que hay en la región, siete se han visto
seriamente afectadas con el invierno. Por eso agregó, que se determinó modificar el calendario
escolar y suspender las clases hasta mediados de mayo, situación que deja a mas de 14 mil
estudiantes sin clases. Pero no solo las clases están suspendidas en los establecimientos
educativos públicos de La Dorada, sino también en los colegios privados Nuevo Mundo y Flavio
Angulo, de la Base Aérea Germán Olano. Los colegios que no han resultado inundados, sirven
como albergues para las más de 4000 familias damnificadas y que no tiene un lugar donde ir.
63% de los municipios de Boyacá están afectados por el invierno

Como una situación dramática, calificó el Gobernador de Boyacá, José Rozo Millán los efectos de la
ola invernal en el departamento. De acuerdo con el mandatario seccional, a la fecha ya son 78 de
los 123 municipios que han resultado impactados por la intensidad de las lluvias que han arrasado
con viviendas, puentes, vías y productos de pan coger. Por ello, hizo un llamado al Gobierno
Nacional para que se canalicen los recursos necesarios para atender a los boyacenses que lo han
perdido todo por el invierno. Rozo Millán confirmó que hoy se reunirá con el ministro de Hacienda,
Juan Carlos Echeverry, quien es el padrino de Boyacá, con el fin de evaluar los créditos que se van
a otorgar al departamento para sacarlo de la crisis que se encuentra por culpa de las lluvias. Por
su parte, el alcalde de San Miguel de Sema, Guillermo Salinas calificó las inundaciones de su
municipio como un hecho sin precedentes. Reconoció que el espejo de agua cubre gran parte de la
población y manifestó que por lo menos 7 mil fanegadas de cultivos y pastos se perdieron.
Lamentó que los ganaderos de la región hayan tenido que salir a vender el ganado a ‘precio de
huevo’ porque no tienen como alimentarlo. El alcalde denunció el abandono en que se encuentra
la laguna de Fúquene y que es la causa que 17 municipios aledaños hoy se encuentren totalmente
inundados.

Caracol Radio – RCN Radio

Fue hallado el cuerpo de la primera víctima del invierno en Boyacá

El alcalde de Cucaita, Oscar Alba, confirmó que fue recuperado en la vereda Chipacatá el cuerpo
Olga Castillo, que fue sepultado junto con 9 reses por una avalancha que se registró el sábado
cuando la mujer realizaba algunas labores del campo, convirtiendo en la primer víctima del fuerte
invierno en Boyacá. Fiebre, hongos, gripa y dengue, son algunos de los problemas de salubridad
Publica que padecen los damnificados por el invierno en Boyacá, denunciaron los habitantes de los
municipios de San Miguel de Sema, Moniquirá, Paipa, Tibasosa y Duitama, entre otros, donde los
niveles del agua por las inundaciones que aun no han podido ser drenados. El alcalde de Puerto
Boyacá, Hernando Muñeton, manifestó que el desbordamiento del río Magdalena, ha provocado
que las aguas del caño El Progreso, ocasione algunos problemas de salud, por lo cual solicitaron
campañas de vacunación y fumigaciones para evitar posibles epidemias. De orto lado, las vías
Tunja-Páez, Chiquinquirá – Tunja, Barbosa -Tunja, y Belén - Sácama tiene paso restringido,
mientas la carretera central del norte Duitama-Belén-Santander presenta cierre total en el Km. 133
por pérdida total de la calzada debido al aumento de las aguas del río Chicamocha.


Invierno sigue causando emergencias en diferentes regiones del país

Desesperado con la situación se declaró el alcalde del municipio de Genova, en el Quindío, John
Didier Grisales, ya que no cuenta con los recursos para atender tantas emergencias generadas por
el invierno, por lo que se declaró en las últimas horas la urgencia manifiesta, la alerta naranja y la
emergencia vial. Es muy crítica la situación para esta localidad quindiana, que ya prácticamente no
cuenta con vías de acceso, pero además se hace necesaria la reubicación de una importante
cantidad de habitantes que corren un inminente peligro, especialmente por la creciente de los ríos.
Precisamente en las últimas horas fueron evacuadas de sus viviendas de manera preventiva, 150
familias, que aunque ya volvieron a sus casas, pasaron un enorme susto ante la creciente del río
San Juan, que pasa cerca de la localidad, pero además generó otra cantidad de emergencias.
De otra parte, en Armenia, a través de un decreto las autoridades prácticamente obligarán a más
de medio centenar de familias de un populoso sector a desalojar sus viviendas, por estar en zona
de riesgo. Se trata del sector conocido como La Curva del Diablo, en donde las viviendas corren
peligro de que en cualquier momento colapsen por lo vulnerable del terreno. Allí habitan entre 180
y 200 personas que se niegan abandonar el lugar, pese a la promesa de un proyecto de
reubicación, por lo que ya la Alcaldía de Armenia ordenó a través de decreto la evacuación de
estas familias o de lo contrario tendrán que ser sacadas a la fuerza el próximo 25 de mayo. De
todas maneras, se está haciendo un proceso de concertación y sensibilización con estas familias
para que abandonen voluntariamente el sector aceptando el apoyo que desde la alcaldía de
Armenia se les está ofreciendo.


Antioquia

El Gobierno de Antioquia instó a las administraciones municipales a evacuar a las familias ubicadas
en sitios susceptibles de deslizamientos de tierra, avalanchas e inundaciones. De acuerdo con la
información DAPARD, en Antioquia se han reportado hasta el momento 43 emergencias, 37
municipios afectados, 9 mil 770 familias damnificadas integradas por 44 mil 987 personas, 453
viviendas destruidas, 9 mil 764 viviendas afectadas y han perdido la vida 17 personas. Por su parte
el secretario de Educación de Antioquia, Humberto Diez Villa precisó que la dependencia a su
cargo estudia la posibilidad de adelantar el período vacacional en los municipios del Magdalena
Medio con el fin de evitar la desescolarización de los niños, niñas y jóvenes. Pidió a los alcaldes
que no utilicen las escuelas y centros educativos como albergues y que se consideren otros sitios
alternativos.

En Antioquia, hasta el momento hay 19 albergues en los que se atienden a 325 familias
damnificadas e igualmente 8 establecimientos se encuentran afectados como consecuencia del
invierno, dejando sin clases a 4 mil 609 niños y jóvenes. Igualmente el Gobernador de Antioquia
Luis Alfredo Ramos Botero, anunció que comenzarán una campaña pública para convocar la
solidaridad de los antioqueños, para la entrega de recursos de ayuda humanitaria y para la
construcción de vivienda. En los próximos días se estarán definiendo los términos de la campaña.
Para el jueves 28 de abril se ha programado una nueva reunión de este organismo, con la
participación de la Ministra de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe
Botero.


ESCUELAS AFECTADAS

En Antioquia, 50 Instituciones Educativas están afectadas por el invierno, reportó el Secretario de
Educación para la Cultura, Humberto Díez Villa. De acuerdo con el último informe consolidado con
los municipios y el DAPARD, de las 50 instituciones afectadas, unas 25 no están prestando el
servicio y aproximadamente 8 mil estudiantes, equivalentes al 1.5 por ciento del total de los
matriculados en Antioquia, no están recibiendo clases en la actualidad. La situación más grave se
presenta en el Municipio de Puerto Nare en el Magdalena Medio, donde el total de la población
escolar se encuentra sin recibir clases, pues está inundado el 95 por ciento de la cabecera
municipal y sus principales corregimientos y poblados.
En Puerto Nare, Magdalena Medio antioqueño, hay 10 instituciones educativas por fuera del
servicio, muchas de ellas utilizadas en sus segundos pisos como albergues, lo que significa que
solo en esa localidad 4.000 niños, niñas y jóvenes están sin recibir clases. La situación es
igualmente preocupante en el municipio de Caucasia, donde son 8 las instituciones que se
encuentran sin prestar el servicio, 2 de la zona urbana y 8 de la rural. También hay problemas en
Vegachí, San Vicente, Rionegro, Nariño, Argelia, La Pintada, entre otras localidades antioqueñas. El
Secretario de Educación de Antioquia, Humberto Díez Villa, informó que con el Ministerio de
Educación se están examinando un conjunto de medidas, porque cada caso es diferente. Hasta el
momento los estudiantes han adelantado el 40 por ciento de sus horas de clase y se garantizará
que las 40 semanas totales sean entregadas a los alumnos del departamento. Con el DAPARD se
busca el envío de algunas carpas y la intervención inmediata en las infraestructuras más afectadas,
concluyó el señor Díez Villa.


Risaralda

Pese a la intensidad de las lluvias que se registran en el occidente de Risaralda, son relativamente
menores los daños que se presentan en la red de acueductos del departamento informó el Gerente
de la Empresa de Aguas y Aseo, Jesús María Hernández. Hasta el momento está afectada la
infraestructura del corregimiento de San Clemente y otros sectores del municipio de Guática,
además de varios acueductos rurales en la localidad de Quinchía. El funcionario estimó que no
debe haber más de 200 familias privadas de ese servicio básico en la región y calculó que la
reparación de la mayoría de las averías tiene un costo no superior a los 30 millones de pesos,
salvo la intervención en Guática, donde ya se proyecta la inversión de mil millones de pesos para
una solución definitiva al problema surgido por el invierno.


Contraloría investigará a alcaldes por no ejecutar recursos girados para el invierno

Algunos alcaldes del país serán investigados por la Contraloría General de la República por no
ejecutar los recursos que ha girado el Gobierno Nacional para la atención de los damnificados por
la ola invernal. Así lo confirmó el contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Felipe
Córdoba, quien explicó que en estos momentos el proceso se encuentra en marcha. Añadió que
también se han detectado problemas de sobrecostos en la compra de alimentos en Córdoba,
Sucre, Chocó y en Bolívar en donde se han adoptado los correctivos del caso. Pero también explicó
que se adelanta un estudio detallado de las inversiones que han realizado las Corporaciones
Autónomas Regionales en la atención del invierno. El contralor delegado para la participación
ciudadana hizo un llamado a los alcaldes de todo el país afectados por el invierno que agilicen la
ejecución de los dineros que esta entregado el Gobierno para atender el problema invernal.
Lamento que en el municipio de Cartago en el Valle se detecto que varios productos estaban a
punto de perderse porque se encontraban almacenados y no se habían entregado a las personas
impactadas por el invierno.


Por deslizamiento fuera de servicio poliducto Salgar – Mancilla

El poliducto Salgar-Mancilla y el propanoducto Salgar-Mansilla se encuentran fuera de servicio
producto de un deslizamiento en la vereda San José en Guaduas producto de la fuerte ola invernal.
La confirmación fue hecha por Ecopetrol, quen anunció que se activó un plan de contingencia para
asegurar el abastecimiento de combustible en la ciudad de Bogotá. Estos planes contemplan, entre
otras acciones, el envío por carrotanques y la habilitación de líneas alternas de transporte de
combustible. Ecopetrol hace un llamado a la comunidad vecina de la zona donde se presentaron
los incidentes para que se mantenga alejada del área donde se realizan los trabajos de reparación.
La compañía informó que se adelantan los trabajos correspondientes para superar la emergencia
que se presenta en Cundinamarca.


Gobierno presentará proyecto de ley para intervenir las CAR

El ministro del interior, Germán Vargas Lleras, anunció que en los próximos días se radicará un
proyecto de ley para reformar las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) para depurarlas. El
proyecto deberá ser radicado en los próximos días por el ministerio de ambiente. Vargas descartó
además la creación de nuevos impuestos para conseguir recursos para atender a los damnificados.
Por su parte, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, dijo que el gobierno busca que las
Corporaciones Autónomas Regionales sean más efectivas y administren mejor sus recursos frente
a la crisis invernal que afronta el país. “Culpa la tenemos todos, pero las Corporaciones Regionales
tienen una cuota importante de responsabilidad, el gobierno quisiera volver sobre la idea de
presentar el decreto que se cayó en la Corte, para presentar un proyecto de ley en los próximos
días al Congreso con el cual nuevamente se insita que es apremiante apretarles las tuercas a las
CAR, que sean menos autónomas y más ambientales”, comentó. El ministro reportó que
actualmente en el país hay por lo menos un millón de hectáreas devastadas por el agua.


Decretos tumbados por la Corte revivirán en el Plan Nacional de Desarrollo

En el Plan Nacional de Desarrollo que se comenzará a votar mañana en las comisiones económicas
del Congreso de la República se incluyeron varios de los decretos que tumbó la Corte
Constitucional. Uno de los temas claves hace referencia a permitir que los entes departamentales y
municipales puedan canalizar recursos propios en las ayudas a las personas que resulten afectadas
por la fuerte ola invernal en el país. El plan fortalece el Sistema Nacional para la Prevención y
Atención de desastres, mejorando el conocimiento de las condiciones de riesgo del país. También
se incluyó el tema de las Corporaciones Autónomas Regionales en el manejo de dineros para la
recuperación ambiental de acuerdo con el presidente de la Comisión Tercera, Ángel Custodio
Cabrera. Así mismo, se facilita el manejo ambiental en las regiones impactadas por las lluvias.


Invierno ha cobrado la vida de 418 personas

El director de Gestión de Riesgo, Carlos Iván Márquez, reveló que tan sólo en el 2011, 90 personas
han muerto por el recrudecimiento de las lluvias y desde el principio de la emergencia invernal 418
han perdido la vida. En los cuatro meses del año 208.581 colombianos han resultado damnificados
por la temporada de lluvias que se presentan en 28 departamentos del país y mantienen a más de
mil municipios con emergencias. Márquez reveló que el consolidado total de damnificados es de
3´043.402 personas afectadas por las lluvias.
Congreso pide al Gobierno que decrete tercera emergencia social por invierno

Voceros de los partidos Liberal y La U consideran que el embate del fenómeno de La Niña en el
centro del país ameritan el llamado de un estado de excepción para evitar una tragedia
humanitaria mayor. El vocero del liberalismo, senador Juan Manuel Galán, afirmó que es prioritario
el llamado al estado de emergencia para que se puedan recoger recursos necesarios para terminar
de atender a las víctimas de la pasada ola invernal y a los nuevos damnificados, que superan ya
los 3 millones de personas. "Se debe revisar el tema (en la emergencia) de la atención a los
damnificados, la garantía de que tendrán agua potable y un problema gravísimo de las escuelas
donde siguen alojando a los damnificados y saber qué va a pasar con los niños que no pueden ir a
estudiar", enfatizó Galán. A su turno, el presidente de La U, senador Juan Lozano, aseguró que
hay que acelerar los mecanismos para la entrega de ayudas para los damnificados. "Todavía hay
muchos temas que están sin resolver, ayudas que no han llegado y procesos que están muy
lentos. Hay que acelerar este proceso porque la gente está sufriendo mucho", indicó Lozano.


Más de 100 familias han tenido que abandonar sus viviendas por el invierno en Bogotá

La administración distrital entregó un balance sobre el impacto de la ola invernal en Bogotá. De
acuerdo con el reporte, hasta el momento el Sistema de Atención y Prevención de emergencias ha
atendido 901 emergencias como consecuencia del incremento de las lluvias. Según Olga Lucía
Velázquez, secretaria de Gobierno, “hasta el momento se han reportado 325 deslizamientos y 15
inundaciones en la cuidad”. De acuerdo con la funcionaria, 107 familias, dentro de las que se
cuentan 157 menores de edad y 248 adultos, han tenido que abandonar sus viviendas, “estas
familias han recibido subsidios de arrendamiento en los que el primer mes es pago por el FOPAE, y
los restantes a través de la Caja de Vivienda Popular. Hasta el momento no ha habido la necesidad
de abrir albergues temporales” aseguró Velásquez. La secretaria aseguró que el distrito dispone de
más de 3 mil funcionarios del Sistema de Atención y Prevención de Emergencias para atender
cualquier incidente que se presente como consecuencia del invierno.


Construcción de obras para evitar desastres invernales costaría 16 billones de pesos

El presidente de la junta directiva del fondo de calamidades, Jorge Londoño, explicó que la
construcción de obras para detener los embates de inviernos venideros tendrán un costo de 16
billones de pesos que todavía no tiene el Gobierno. "Lo que son los costos de la adaptación de las
obras que le van a mejorar al país la resistencia ante desastres cuestan 16 billones de pesos que
estamos tramitando", informó Londoño, quien advirtió que la infraestructura del país no estaba
lista para un desastre natural como el actual. "Los daños han sido particularmente severos porque
la situación que se encontraba el país era muy frágil y por lo tanto la resistencia de las
infraestructuras era muy poca", indicó Londoño. El funcionario manifestó además que espera que
con los 4.5 billones de pesos con los que cuenta el Gobierno para el proceso de atención
humanitaria sean suficientes para los 3 millones de damnificados.
Cerrada la vía Bogotá-Villavicencio por alud en Guayabetal

La Policía de tránsito reportó que el cierre se presentó en el kilómetro 66 debido a las fuertes
lluvias, En el sitio se produjo un deslizamiento de rocas y tierra. Al lugar se desplazó maquinaria
pesada y operarios para despejar este importante corredor vial. De otra parte, por el
desbordamiento de una quebrada en el kilómetro cuatro, sitio conocido como La Ceiba, en la vía
entre Cúcuta y Sardinata, provocó el cierre total de este corredor que comunica a Norte de
Santander con la Costa Atlántica. Funcionarios de INVIAS arribaron al lugar de la emergencia para
tomar las medidas pertinentes con el fin de evitar el represamiento de vehículos que transitaban
por esta carretera en el momento de los hechos. En este mismo punto hace cuatro meses se
registró una avalancha que causó una emergencia que mantuvo por más de un mes el cierre de
esa vía, en donde se han generado manifestaciones por parte de la comunidad, según ellos por
falta de interés por parte del Gobierno Nacional para su reacondicionamiento.


Los niños atrapados por desbordamiento de ríos en Norte de Santander

Los menores en Norte de Santander se convirtieron en nuevas víctimas del invierno, por el
desbordamiento de ríos en el oriente colombiano. Las autoridades reportaron que en el Catatumbo
dos pequeños murieron ahogados y uno más fue rescatado, mientras que en la zona de frontera,
dos menores están desaparecidos al quedar completamente aislados por una avalancha del río
Táchira. El primero de los casos ocurrió en el municipio de Hacarí donde, ante la falta de
comunicación, la comunidad tiene que atravesar en lazo, y justo en el momento que eran pasados
los pequeños se reventaron las poleas de las cuerdas y los infantes cayeron al río, según
reportaron sus familiares. Las víctimas fueron identificadas como Joan Ascanio Angarita y Nancy
Ascanio Angarita, de 10 y 8 años, quienes aún no han sido hallados por sus familiares luego de la
tragedia. En la frontera, una avalancha dejó incomunicada a una familia, en el corregimiento de la
Parada, población vecina a Venezuela, donde los pequeños después del incidente no se avistaron
más por sus seres queridos. Los organismos de socorro, en los dos casos trabajan, por hallar en el
primer caso el cuerpo de los niños y en el segundo, establecer su paradero.


Hoy se decidirá futuro de estudiantes de La Virginia, afectados por el invierno

Las autoridades tomarán este lunes decisiones en torno al futuro educativo del municipio de La
Virginia, ante la necesidad de seguir ocupando los más importantes colegios de la localidad para la
atención a los damnificados por el desbordamiento del río Cauca. Las lluvias en el vecino
departamento del Valle hicieron aumentar en al menos 600 el número de familias evacuadas de
sus hogares durante los últimos días de la Semana Santa. Aunque estaba definida la construcción
de por lo menos 400 albergues temporales antes de declararse la alerta roja, las decisiones de la
Corte Constitucional sobre los decretos de la emergencia invernal en el país, entre otros factores,
causaron retrasos en su ejecución. Mientras tanto, se apelará también al uso de gigantescas
carpas temporales para dar un techo a los afectados por la ola invernal en La Virginia que deja ya
damnificadas a unas 3 mil 500 familias.
En alerta roja ocho municipios en el Huila por la ola invernal

Por inundaciones, destrucción de viviendas, vías y acueductos, un total de ocho municipios del
Huila fueron declarados en estado de alerta roja desde el pasado fin de semana cuando el invierno
arreció en la región. Otras 700 familias resultaron damnificadas por estos eventos causados por las
lluvias en la región, que se agravaron por la nueva apertura de compuertas de la Central
Hidroeléctrica de Betania el pasado fin de semana, tras el aumento del caudal del río Magdalena y
todas sus afluentes que también tributan sus aguas a la represa. Las ocho poblaciones declaradas
en estado de alerta roja son Aipe, Villavieja y Campoalegre, ubicadas aguas abajo de la represa e
inundadas después de la apertura de compuertas. También están en alerta máxima los municipios
de Algeciras, Tello, Baraya, Hobo y Nátaga donde el invierno ha dejado graves consecuencias en
viviendas, vías y cultivos, según la Oficina de Atención de Emergencias del departamento que
maneja la emergencia en la región.


Incomunicado Gamarra, Cesar, por inundaciones

El municipio de Gamarra en el sur del departamento del Cesar quedó incomunicado con el
desbordamiento de los ríos Magdalena y Lebrija, dejando aislados a 14 mil habitantes, debido a
que las aguas de los dos ríos destruyeron doscientos metros de la calzada y la estructura del
puente que comunica con la Troncal de Oriente y el sur de Bolívar. El director de la Oficina de
Prevención de Desastres del Cesar, Amaury Arroyo, indicó que 2.700 familias resultaron
damnificadas en Gamarra y se están reubicando en colegios y bodegas. Las inundaciones en el
Cesar también se extendieron a los municipios de Aguachica, Tamalameque y La Gloria, dejando
un total de 3.600 familias damnificadas.

El Tiempo

Derrumbe rompió un poliducto en Guaduas (Cundinamarca)

Ecopetrol y el Minminas garantizaron que no se afectará el suministro de combustible. La estatal
petrolera Ecopetrol informó que los deslizamientos de tierra ocasionados por la temporada invernal
en la vereda San José, municipio de Guaduas, produjeron la rotura del poliducto Salgar-Mansilla
de 10 pulgadas y del propanoducto Salgar-Mansilla de 8 pulgadas. "Mientras se realizan los
trabajos de reparación a cargo de personal especializado, y cuyo avance dependerá de la evolución
de las condiciones atmosféricas, el Gobierno Nacional (Ministerio de Minas y Energía) y Ecopetrol,
activaron conjuntamente con los distribuidores, los planes de contingencia para asegurar el
abastecimiento de combustibles en el área de Bogotá. Estos planes contemplan, entre otras
acciones, el envío por carrotanques y la habilitación de líneas alternas de transporte de
combustible", explicó la entidad en un comunicado.


Hay más de 20 mil hectáreas inundadas en la Sabana de Bogotá

Cuatro ríos ponen en jaque a ganaderos, floricultores, paperos y cultivadores de hortalizas. La
Sabana de Bogotá es la zona de descanso y esparcimiento para miles de capitalinos los fines de
semana, pero también es la despensa de flores, papa, frutas, hortalizas, carne y leche, y tiene un
importante peso en la producción nacional.
Precisamente, estos sectores han sido los más golpeados con los desbordamientos de los ríos
Bogotá, Frío y Ubaté que, según la Corporación Autónoma Regional (CAR), no tienen
antecedentes, pues superaron la capacidad de los sistemas del río Bogotá y de la laguna de
Fúquene -ríos Ubaté, Suta y Frío-, donde hay al menos 28 puntos críticos. En total, según la
Gobernación de Cundinamarca, unas 20 mil hectáreas están anegadas, al menos 15 mil de ellas en
la provincia de Ubaté y unas 5 mil más en los municipios de Cajicá, Chía, Sopó, Cota, Tenjo,
Tocancipá, Zipaquirá y Tabio. "Es un golpe muy fuerte para la economía ganadera y agrícola de la
Sabana y para centenares de personas que han perdido sus empleos", le dijo ayer a EL TIEMPO el
gobernador Andrés González.

El mandatario seccional señaló que es inaplazable la construcción de nuevos embalses en la región
de Ubaté y que ya hay dos proyectos (Tibitá y San José) que podrían almacenar 30 millones de
metros cúbicos en invierno. "O hacemos más embalses o hay que hacer otro salto del
Tequendama", señaló. También dijo que la canalización del río Bogotá debe ser desde Tocancipá
hasta Soacha (el proyecto contempla desde Chía) y que es urgente recuperar las zonas inundables.
Por su parte, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, anunció que de los 4,4 billones de
pesos que el Gobierno destinó para atender la tragedia del invierno en el país, 400 mil millones
serán para las zonas de la Sabana de Bogotá y los valles de Ubaté y Chiquinquirá. La ola invernal
ya deja 3'043.402 personas afectadas y 418 muertos (90 de ellos en el 2011) en 28
departamentos.


'Esto era una tragedia anunciada'

Los ochenta empleados, en su mayoría madres cabeza de familia, que trabajan en los cultivos de
flores y fresas de Álvaro Ospina y Compañía S.A. quedaron cesantes desde el martes pasado por la
inundación del río Suta, en la región de Ubaté. "Esto es la crónica de una muerte anunciada; esto
nos había pasado hace 5 años y a la CAR se le advirtió que podía repetirse", dice Ospina, quien
asegura que ellos construyeron 26 metros de dique. Las tres hectáreas de flores y las cuatro de
fresa que tenía esta compañía se inundaron con la ruptura de 30 metros del jarillón en el río Suta,
en la vía Ubaté-Cucunubá. Pero, como lo dijo Jorge Ruiz, otro empleado de los Ospina, "esto es
una gran pérdida no solo para los dueños, sino para el pueblo, pues muchos trabajamos en el
vivero.


Cómo actuar

1. Si está en riesgo Si usted está en una finca, mucho ojo con las crecientes súbitas. Si una
quebrada se enturbia y arrastra troncos y desechos es porque varios kilómetros aguas arriba está
lloviendo con fuerza y hay riesgo de desbordamiento.

2. Prevéngase Tenga en una bolsa sellada los documentos personales, escrituras y títulos de
propiedad (originales y fotocopias). No olvide el botiquín de primeros auxilios, almacenar agua y
conservar alimentos no perecederos.

3. Inundación en curso Suspenda los sistemas eléctrico, de gas y de agua. Para pedir ayuda
llame al 123 o al 144, que lo comunicarán con la Defensa Civil. Lo primero es evitar el pánico y
ayudar a niños,discapacitados y ancianos.Si mueren animales, entiérrelos rápido.
Merma de 300 mil litros de leche

La Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche, que representa a 30 empresas
pasteurizadoras y fabricantes de derivados lácteos, estima en 300.000 litros diarios la merma en el
acopio de leche en la Sabana, lo que representa el 15 por ciento del acopio diario, 2 millones de
litros. La Gobernación señala que 30 mil reses resultaron afectadas.


Cultivos de flores se perdieron

La Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores) señaló que las empresas
Mongibello (con 25 hectáreas perdidas) y Don Eusebio son las únicas que han reportado daños en
las áreas sembradas, aunque en la Sabana son varios los cultivos con pérdidas del ciento por
ciento. Los municipios más afectados son Chía, Cajicá y Ubaté.


Leve escasez de hortalizas

Corabastos reportó ayer una reducción del 4 por ciento en el ingreso de vehículos de carga. A
diario entran 4.000 camiones. Pero la escasez comenzó a sentirse en verduras y hortalizas, y
precios altos en las hortalizas de hoja (lechuga, apio, espinaca, repollo, acelga, apio y coliflor) y en
el tomate. "Esta semana se sabrá qué se perdió", dijo un vocero.


Paperos temen baja producción

Los cultivadores de papa temen que la producción del tubérculo se vea golpeada, lo que llevaría a
una escasez en la oferta y, por consiguiente, a mayores precios. La Federación Colombiana de
Productores de Papa inició ayer un "barrido" por la Sabana de Bogotá y por los valles de Ubaté y
Chiquinquirá para establecer la magnitud de la afectación.


Emergencia sanitaria en Cúcuta por falta de agua

Los pozos naturales se convirtieron en una alternativa para algunos cucuteños. Todos buscan
aliviar la sed ante la falta de agua potable en sus casas, que por cuenta del invierno ya completan
una semana de racionamientos en el área metropolitana. La empresa de acueducto Aguas Kpital
Cúcuta se vio obligada a suspender el servicio domiciliario, debido al alto grado de turbidez que
presentan los ríos Pamplonita y Zulia, los cuales surten a las bocatomas de El Pórtico y Tonchalá,
cuyas plantas han tenido dificultad para realizar el tratamiento normal del líquido. La situación de
salubridad es tan delicada que la alcaldesa de Cúcuta, María Eugenia Riascos, declaró la
emergencia sanitaria en la ciudad y suspendió la reanudación de clases, al menos hasta el
miércoles, de los 112.000 estudiantes de las 64 instituciones educativas de carácter oficial que
funcionan en la capital nortesantandereana. Según la mandataria local, la medida se adoptó para
evitarle contratiempos a la comunidad estudiantil en materia de higiene y salubridad. A esta
decisión se le unieron las directivas de las universidades Francisco de Paula Santander y de
Pamplona, que reanudarán las actividades académicas el próximo lunes 2 de mayo o hasta nueva
orden.
Pero, al tiempo que Aguas Kpital intenta restablecer el servicio a sus usuarios y distribuye el
líquido a través de carrotanques a restaurantes, clínicas y hospitales, muchos de los habitantes de
Cúcuta acuden a los tradicionales pozos naturales. Los más visitados por los cucuteños son los
pozos ubicados en los barrios Quinta Oriental y Ciudad Jardín, donde las romerías para adquirir
agua, aunque no potable pero en forma gratuita, son mayores durante el día. Hasta ayer, habían
acudido al depósito natural de Quinta Oriental unas 7.000 personas, según estimativos del
presidente de la junta de acción comunal, Arnulfo Puerto Criado, quien anunció que de seguir la
emergencia serían activados otros pozos. Mientras tanto, se les recomendó a los habitantes de
Cúcuta abstenerse de lavar vehículos, garajes, andenes y, en general, hacer un adecuado manejo
del recurso hídrico.


Construcciones sobre ronda de ríos, causa de las inundaciones


Moniquirá inundada por el desbordamiento del río del mismo nombre. En Paipa resultaron
afectadas más de 600 familias. En Boyacá van 25 mil damnificados. La emergencia que se registró
durante la Semana Santa y, especialmente, el Sábado Santo, tiene asustados a los habitantes de
Paipa. Y no es para menos. En unas pocas horas el agua del río Chicamocha se desbordó e inundó
por lo menos diez barrios, en la parte oriental de esa ciudad, y anegó parte de la zona hotelera, en
la vía que conduce a las piscinas. Además de la inundación que causó pérdidas de muebles y otros
enseres, los habitantes de esos sectores tuvieron que permanecer en la noche del sábado sin
servicios de luz y de gas natural. La situación de oscuridad fue aprovechada por amigos de lo
ajeno para robar en varias residencias. Las autoridades declararon la alerta roja pues el río alcanzó
niveles históricos, además de que también se desbordaron la laguna de enfriamiento de
Termopaipa y el lago Sochagota, en la zona turística. Varios hoteles, entre el centro de Paipa y el
lago Sochagota, también fueron evacuados por petición de los organismos de socorro, entre ellos
Casablanca, Libertadores y cabañas de recreación.

El alcalde de Paipa, Jorge Herrera, dijo que en esta situación todos han tenido un grado de
responsabilidad durante más de 30 años, especialmente quienes autorizaron construir sobre la
ronda del río. El Mandatario aseguró que no solo se ha irrespetado la ronda del río sino la del Lago
Sochagota y que preocupa que el régimen de lluvias en el sector de Tunja ahora tenga una
repercusión directa con inundaciones en Paipa y la parte baja del río. También sostuvo que los
gobiernos se han quedado cortos en materia de prevención, lo que se origina en la falta de
recursos y de personal especializado. Por su parte el personero de Paipa, Domingo Cifuentes,
indicó que todavía no se ha identificado cuáles fueron los cerebros que estuvieron detrás del
traslado del Colegio del Rosario, desde el sector céntrico hacia la orilla del río. "Ese es un colegio
donde hay cientos de niños y está ubicado, no a 20 ó 30 metros de distancia, sino a unos pocos
centímetros de la orilla del río. Cifuentes también lamentó que continuas administraciones de Paipa
hubieran permitido construir proyectos de vivienda a la orilla del río.


'Se debe ampliar La Copa', Corpoboyacá

El director de Corpoboyacá, Miguel Rodríguez, se defendió de los señalamientos que el
vicepresidente de la República, Angelino Garzón, hizo contra las corporaciones autónomas.
"Claro que muchos tenemos responsabilidad con lo que está ocurriendo, pero nosotros hemos
cumplido con la tarea que nos corresponde", indicó Rodríguez. Agregó que el que esté libre de
culpa que tire la primera piedra. Según el Director de Corpoboyacá, desde hace tres años viene
proponiendo la ampliación de la represa de La Copa y hasta ahora el Gobierno no ha hecho el
aporte que le corresponde. Rodríguez dice que con esa ampliación, que cuesta 10 mil millones de
pesos, se evitarán inundaciones y se ampliará el distrito de riego.


Van 25 mil familias afectadas

A 25 mil asciende el número de familias damnificadas por la ola invernal en el departamento. En
Moniquirá las autoridades reportan la afectación de 1.280 personas y la reubicación de 289
familias en el Colegio Nacionalizado Antonio Nariño, en donde fueron suspendidas las actividades
académicas de los cerca de tres mil estudiantes que por el transcurso de la presente semana no
tendrán clases. En Tunja resultaron afectadas 500 familias y 1.800 ciudadanos. Mientras tanto en
Quípama, 196 familias fueron damnificadas. Pero el invierno también ha dejado sin hogar a cientos
de boyacenses. Uno de los casos más críticos se registra en Jericó, municipio en el que 300
viviendas resultaron averiadas y otras 130 totalmente destruidas por una avalancha de lodo y
piedra que se registró en la inspección de Cheva y en las veredas Tíntoba y Cocubal. Los cultivos,
pastizales y el ganado también han sido 'blanco' del agua.

En Villa de Leyva unas 400 mil plántulas de tomate quedaron debajo de las aguas. "Con recursos
propios hemos entregado frazadas, colchones y mercados a unas 35 a 40 personas", aseguró el
alcalde Germán Vicente Sánchez Pereira. Entre tanto 17 mil cabezas de ganado de San Miguel de
Sema, que se encontraban en la ribera de la Laguna de Fúquene han tenido que ser llevadas a
otros predios. Según el alcalde, Guillermo Salinas, el 80 por ciento de su localidad está inundada.


Ola Invernal generó colapso vial en Boyacá, un billón para repararlas

El paso entre Tunja y Villa de Leyva está cerrado por deslizamientos. Deslizamientos, caídas de
puentes e inundaciones se vienen presentando en varios tramos. Por lo menos el 95 por ciento de
red vial que conforma el departamento está en mal estado y tiende a empeorar por culpa de la
reciente ola invernal. Así lo dio a conocer el secretario de Infraestructura de Boyacá, Gilberto
Delgado, quien señaló que no solo los 5.720 kilómetros de vías que pertenecen al departamento,
sino los cerca de 15.000 kilómetros de vías terciarias que le corresponden a los municipios y al
Instituto Nacional de Vías (Invías) y que conforman el ciento por ciento de la red vial de Boyacá,
se encuentran en estado crítico.

"Actualmente no podemos decir que existe un solo tramo bueno, ya que por todas partes tenemos
deslizamientos, inundaciones y caídas de banca, por eso estamos en un S.O.S., pues este invierno,
que hasta ahora comienza, ya ha generado estragos más grandes que los registrados en la
primera temporada de lluvias", comentó el Secretario. El Funcionario agregó que en febrero del
presente año la Gobernación presentó un informe al Ministerio del Transporte en el que le hacía
saber que el arreglo de las vías que habían resultado deterioradas en la primera ola invernal
costaba 166 mil millones de pesos.
"Esos recursos aún no han llegado y lo que más nos preocupa es que ahora ese valor tiende a
triplicarse, por lo que esperamos recibir, por lo menos, lo del año anterior por parte de Colombia
Humanitaria, ya que el Invías no tiene los recursos y el Ministerio tampoco tiene esa función",
apuntó Delgado. El Secretario informó que además de las carreteras departamentales centrales, la
Gobernación tenía a su cargo 2.400 kilómetros de vías secundarias y 3.270 kilómetros de vías
terciarias, las cuales debía atender con un presupuesto de 27 mil millones de pesos.


Estado actual de las vías

Al cierre de esta edición, según el invías, se presentaba la suspensión total del flujo vehicular por
deslizamientos entre Chita-Jericó, Turmequé-Tibaná, Belén-Paz de Río-Socha, Tunja- Villa de
Leyva-Chiquinquirá, Tasco-Corrales, Boavita-Soatá, Guacamayas-San Mateo, Chiquinquirá-Briceño-
Tununguá, Miraflores-Garagoa, Maripí-sector minero Santa Bárbara, Chita-La Uvita, Tasco-
Sogamoso, Ramiriquí-Boyacá y Paya-Morcote. Entre tanto, hay paso a un carril en algunos
sectores de las carreteras entre Tunja-Moniquirá, Soracá -Viracahá, El Espino-Capitanejo,
Chiquinquirá-Otanche y Muzo-Quípama-La Victoria. Como vías alternas el Invías recomienda de
Tunja a Villa de Leyva ir por Arcabuco, y de Chiquinquirá hacia Tunja viajar por Barbosa
(Santander).


Más de cinco mil casas han resultado afectadas

Además de la infraestructura vial, en el departamento también han resultado afectadas más de
5.600 viviendas, las cuales es indispensable reparar. Asimismo, hay que reconstruir alrededor de
350 casas. "Para llevar a cabo este proceso es indispensable la ayuda del Gobierno nacional, a
través de Colombia Humanitaria, ya que ni la Gobernación ni los municipios contamos con los
recursos", dijo Delgado. La situación más grave se registra en Quípama donde cerca de 200
familias han tenido que ser reubicadas de sus hogares.


Turismo, el otro 'golpeado' por la ola invernal en Boyacá

Ocupación hotelera y el flujo vehicular hacia las ciudades turísticas disminuyó notoriamente. En un
40 por ciento se vio disminuido el flujo vehicular hacia Chiquinquirá durante la celebración de la
Semana Santa. Así lo dio a conocer Carolina Villamil Cortés, secretaria de Turismo de esa ciudad,
quien indicó que el fuerte invierno que azotó el valle de Ubaté y los municipios circunvecinos, así
como el desborde de la Laguna de Fúquene, hicieron que cientos de feligreses que habitualmente
asistían a adorar a la Virgen del Rosario, desistieran de su intención. Mientras tanto, el Alcalde de
Paipa, Jorge Herrera, dijo que el hotel Lanceros, de Colsubsidio, sufrió inundaciones parciales el
Domingo de Ramos y el Sábado Santo. Sin embargo, la situación más crítica se presentó para el
Hotel Panorama, de propiedad de Comfaboy, que tuvo que ser evacuado en la mañana del sábado,
pues el río Chicamocha inundó sus instalaciones y el nivel del agua quedó a más de 1.50 metros
de altura. El Alcalde consideró que las pérdidas materiales en ese hotel pudieron llegar a los mil
millones de pesos.
Adicionalmente, las inundaciones también afectaron al Instituto de Turismo y Recreación de Paipa,
que dejó de percibir unos 70 millones de pesos, y a los hoteles Libertadores, Casablanca, Bubalú,
Cabañas Calandaima y Cabañas Guacatá. Al igual que en Chiquinquirá y Paipa, Villa de Leyva
también sufrió una gran disminución de turistas debido a los deslizamientos que se presentaron en
la vía que de esa localidad conduce hacia Tunja y a la inundación de la carretera que se registró
en la vía entre Sutamarchán y Tinjacá. "Aunque aún no tenemos datos precisos se estima que el
flujo de turistas disminuyó en un 40 por ciento debido a las noticias exageradas que transmitieron
algunos medios, pues nunca estuvimos incomunicados", indicó Germán Vicente Sánchez Pereira,
alcalde de Villa de Leyva. En Moniquirá las autoridades consideran que el turismo se redujo en un
40 por ciento. "Este año no se presentó congestión vehicular en comparación con años anteriores,
lo que nos indica que hubo una fuerte disminución de visitantes", señaló Carlos Cifuentes, director
de Cultura y Turismo de Moniquirá. En Paipa, según su alcalde Jorge Alberto Herrera Jaime, la
reducción del turismo durante la Semana Santa fue del 30 por ciento. Entre tanto, el comandante
de la Policía de Carreteras en Boyacá, mayor Jairo Vargas, indicó que al departamento ingresaron
durante la Semana Santa 135.550 vehículos y salieron 133.750 carros.


Invierno ya deja 25 mil afectados en el departamento de Boyacá

4.480 hectáreas en San Miguel de Sema quedaron bajo el agua. Ha golpeado con más fuerza a
Puerto Boyacá, Jericó, Tunja, Moniquirá y Paipa. "Todos hemos sido culpables y durante 30 años
se han estado tomando medidas equivocadas que han terminado en esta situación". Es la
apreciación que tiene el Alcalde de Paipa, Jorge Alberto Herrera, sobre la emergencia generada
durante la Semana Santa, que dejó por lo menos 600 familias damnificadas, solo en esa localidad.
Pero la emergencia en el departamento también es de grandes proporciones. Según el
gobernador, José Rozo Millán, las familias afectadas por las lluvias llegan a las 25.000. El
Mandatario anunció el lunes, durante un Consejo ampliado de Gobierno, que esta semana se
reunirá con el Ministro de Hacienda para determinar cuál puede ser la ayuda del Gobierno nacional
para tratar de mitigar esta emergencia que vive Boyacá.

La emergencia generada por el invierno causó la cancelación de clases en los colegios de Puerto
Boyacá y Moniquirá hasta nueva orden, y el aplazamiento del ingreso a clases para estudiantes de
Paipa y Jericó. Las situaciones más críticas se registran en Puerto Boyacá, por el desbordamiento
del río Magdalena; en Paipa, por las inundaciones provocadas por el Río Chicamocha, el Lago de
Tota y la laguna de enfriamiento de Termopaipa; en Tunja, por el desbordamientos de los ríos La
Vega y Jordán; en Moniquirá,por el desbordamiento del río Moniquirá; y, en Jericó, por el
desbordamiento de la quebrada de Cheva. El Alcalde de Paipa se quejó por la ausencia del
Gobierno nacional en su tarea de prestar ayuda a los damnificados a pesar de los billonarios
recursos que viene anunciando por todas partes.


Millonarios daños en Termopaipa

La generación de energía en las termoeléctricas de Paipa también se vio afectada por el
desbordamiento del río Chicamocha. Según precisó el gerente de Termopaipa 1, 2 y 3, Gonzalo
Araque, el sábado hubo una crecida inusual que causó estragos en la planta. "Hubo una pequeña
explosión que dañó un transformador y dejó sin servicios y sin agua potable la empresa", afirmó
Araque.
El agua subió 60 centímetros sobre el nivel cero de la planta, es decir que subió más de tres
metros de lo normal del nivel. La inundación ocasionó daños en los equipos auxiliares, los cuales
son indispensables para arrancar los generadores de energía eléctrica. "Los daños son
incalculables y esperamos en los próximos días tener un balance del costo de los estragos que
causó la inundación", dijo el Gerente. Al cierre de esta edición las termoeléctricas no estaban
generando energía por el daño que sufrieron los equipos auxiliares con que cuentan las plantas. En
la empresa tampoco habían podido recibir carbón porque el agua también ocasionó daños en las
básculas donde se pesan los camiones.

El jarillón del río que se encuentra a la altura de la planta sufrió igualmente daños. Gonzalo Araque
considera que el solo arreglo del jarillón del río puede costar cerca de 50 millones de pesos. El
aumentó del nivel del agua en la planta se empezó a notar el pasado lunes 18 de abril, pero solo
hasta el Sábado Santo la situación fue crítica cuando se inundaron las salas donde se encuentran
varios equipos. El almacén de las termoeléctricas se inundó igualmente y se afectaron repuestos y
material que tienen un alto costo. En Gensa informaron que la no generación de energía en las
termoeléctricas 1, 2 y 3 de Paipa no afecta el suministro de corriente al país.


4.000 hectáreas inundadas en Tibasosa

El área estimada de la inundación en el municipio de Tibasosa es de 4.000 hectáreas, de las cuales
se han reportado 3.500 hectáreas de cultivos anegadas entre cebolla, hortalizas, maíz, papa,
arveja, fríjol, repollo, semilleros de cebolla y pastos. "La administración municipal ha evacuado a
más de 500 familias, llevándolas a donde familiares y vecinos. Se tienen albergues temporales
para los damnificados en el Coliseo Santillana y en los salones comunales de los sectores del Río y
de Peña Negra, en donde la Defensa Civil y los funcionarios de la Alcaldía tienen adecuados los
lugares para recibir a las familias que lo requieran", dijeron en la Alcaldía. Para los damnificados se
necesitan lonas, mercados, frazadas, elementos de aseo y carpas, entre otros.


Invierno asusta a ladera del sur de Cali y La Dolores en Palmira

El ventarrón del sábado dejó estragos en las vías a los corregimientos La Buitrera y Villacarmelo.
En la montaña se nota el impacto invernal que se ha sumado a la deforestación y ocupación de
laderas. Hay daños en la banca de una carretera que llega hasta el acueducto de La Reforma.
Desde hace dos días, con apoyo de Empresas Municipales de Cali, se busca recuperar el paso y
levantar varios postes que se fueron a tierra o resultaron averiados. En La Choclona, parte alta de
la comuna 18, donde se presentan ocupaciones en la cuenca del río Meléndez, hay preocupación
por los derrumbes. Mientras tanto, en la vereda de Piles en el corregimiento de La Dolores, límites
de Palmira con Cali, hay drama desde el miércoles pasado cuando se rompió uno de los diques del
río Guachal, en el cual se suman las aguas del Fraile y El Bolo. El alcalde palmirano Raúl Márquez
dijo que hay 67 familias instaladas en carpas y cuatro en una escuela. También hay emergencia en
los corregimientos La Combia, La Nevera, La Buitrera, Gualandai, Palmaseca y Coronado.
El Espectador

Alimentos, en jaque por el invierno

Transportar los productos es cada vez más difícil y las alzas no se han hecho esperar. Sólo a
mediados de año arrancarán grandes obras de reconstrucción. Productos como arveja verde y
cebolla cabezona ya alcanzaron precios de $180.000 y $95.000 por bulto, respectivamente.
Aunque el Gobierno anunció que con $4,4 billones atenderá los estragos causados por el invierno,
—de los cuales $3,2 billones ya están comprometidos—, el mal estado de las vías nacionales,
secundarias y terciarias continúa siendo el palo en la rueda para transportar los alimentos a las
centrales de abasto del país, hecho que ha presionado el alza de un largo listado en productos de
la canasta familiar. El lunes en la noche, en una alocución radio televisada, el presidente Juan
Manuel Santos convocó a la solidaridad nacional para salir pronto del colapso y advirtió que por
ahora el Gobierno se concentrará en aliviar las crisis inmediatas, porque las grandes obras de
reconstrucción —como Gramalote y el Canal del Dique— tendrán que esperar hasta mitad de año
cuando amaine el invierno.

Para traer una tractomula cargada de arveja verde desde Nariño, los comerciantes de Corabastos
en Bogotá pagaron un sobrecosto de $400.000 para cubrir un flete de $3’200.000, debido a que
los transportadores han tenido que lidiar con el mal estado de las vías para llevar los productos a
las centrales de abasto. Fuentes de Corabastos confirmaron que productos como arveja verde y
cebolla cabezona ya alcanzaron precios de $180.000 y $95.000 por bulto, respectivamente.
Asimismo, habichuela, fríjol, lechuga, repollo y cebolla larga registran altos costos. Alimentos como
arveja y cebolla junca han tenido notables alzas en el comercio. Tan sólo el kilo de arveja verde al
por mayor ha subido durante la última semana $1.000. También la cebolla aumentó $400 (está en
$1.700 kilo). En contraste, hay buen abastecimiento de papa, apio y espinaca.


Este año se han presentando 325 derrumbes en Bogotá

Hasta el momento han sido evacuadas 107 familias por esta razón. 16 carreteras nacionales con
tráfico interrumpido por derrumbes. Este lunes la Administración Distrital, en cabeza de la
secretaría de Gobierno, Olga Lucía Velásquez, entregó cifras de los eventos que se han presentado
en la ciudad como consecuencia de la temporada invernal. Desde el 1 de enero al 24 de abril se
han registrado los siguientes eventos:

Fenómeno de remoción en masa: 325
Encharcamientos: 217
Árboles caídos: 128
Vendavales: 2
Riesgo de colapso de estructura: 105
Riesgo de fenómeno por remoción en masa: 62
Inundaciones: 15
Granizadas: 7
Colapsos de estructura: 40

“En total se han presentado 901 eventos, todos atendidos por el Sistema Distrital de Prevención y
Atención de Emergencias – SDPAE.
La Línea Única de Emergencias 123 recibió 1963 llamadas relacionadas con ola invernal de las
cuales el 60% fueron repetidas y el 40% recibidas y atendidas, para un total de 768 llamadas”,
explicó Velásquez. Durante esta temporada invernal, las autoridades de emergencia han evacuado
107 familias compuestas por 157 menores y 248 adultos, algunas de estas familias fueron
relocalizadas con el pago de arriendo durante un mes, otras serán reubicadas por la Caja de
Vivienda Popular y las demás acudieron al círculo familiar, teniendo en cuenta que la evacuación
es temporal y preventiva. “Mientras continúe la ola invernal, cerca de 3.000 personas de las
distintas entidades del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias, con el apoyo de
los organismos de seguridad de ejército y policía, permanecen atentos para atender de manera
inmediata cualquier situación de emergencia en el Distrito capital”, indicó la secretaría de
Gobierno.


Distrito lechero que se ahoga

Alcalde de ese municipio dice que la producción ganadera se reducirá en un 80%. La Universidad
de la Sabana se inundó en un 90%. Las cifras parecen irrefutables: en la provincia de Ubaté,
conformada por 10 municipios, a unas dos horas de Bogotá, 15 mil hectáreas de terrenos que en
tiempos mejores fueron prósperas praderas hoy están bajo el agua. Los ríos Sutatausa, Ubaté,
Lenguazaque, Suárez y las lagunas de Fúquene y Cucunubá se desbordaron e invadieron todo a
sus alrededores debido al fuerte invierno y a la condición endeble de los jarillones (muros de
contención) que hacían las veces de guardianes. 1.600 familias van damnificadas, 50 mil cabezas
de ganado fueron evacuadas hacia las partes altas y 853 microempresas productoras de lácteos
están en riesgo de sufrir crisis económicas severas. Pero más allá de las cifras, están los paisajes,
y los paisajes cuentan más detalles del drama en el que literalmente se sumerge el otrora distrito
lechero más grande del país: los cascos rurales lucen como interminables piscinas de color café, de
las que sobresalen techos moribundos que recuerdan que hasta hace muy poco, apenas una
semana, existían por aquí ranchos ganaderos que por generaciones fueron la columna vertebral de
la economía de la región.

En menos de lo que canta un gallo las cosas cambiaron para miles de familias, muchas de las
cuales en medio de la desesperación se vieron obligadas a prácticamente regalar sus animales a
cambio de no verlos ahogados. Cuentan por las calles de Ubaté que vacas que costaban cuatro
millones de pesos fueron vendidas por 700 mil. Los compradores supieron de la tragedia por
televisión y acá llegaron desde la sabana, desde los llanos, desde Pasto. El lunes un ganadero
millonario que lo perdió todo casi agrede a un alto funcionario de la Corporación Autónoma
Regional de Cundinamarca (CAR). Quienes corrieron con un poco más de suerte fueron los que
lograron llevar sus cabezas de ganado a veredas altas desde las cuales tratan de seguir
trabajando, aunque desde ya el alcalde de Ubaté, Richard Pachón, advierte que con seguridad la
producción de lácteos en la provincia se reducirá en las próximas semanas en un 80%. El hecho
afectará principalmente a los cerca de cien mil habitantes del sector, que se autoabastecen de
leche y quesos, y a las grandes empresas que hacen negocios con ellos, entre las que se cuentan
Alpina, Algarra, Parmalat y Alquería. Frente a uno de los boquetes que abrieron las aguas para
entrar indiscriminadamente a las fincas (el cual está tratando de ser arreglado por funcionarios de
la CAR, de la Alcaldía local y miembros del Ejército), el alcalde Pachón se lamenta: “Esta es la
tragedia más grande que ha vivido la provincia en toda su historia. Tardaremos, al menos, dos
meses en sacar el agua”.
¿Y quiénes son los responsables? “Lo más fácil es echarle la culpa a la CAR, pero lo cierto es que
en este país todos le dimos la espalda al medio ambiente. Así se hubiesen hecho los jarillones en
concreto, la lluvia no nos iba a perdonar y esto igual hubiera pasado”. El mandatario declaró la
urgencia manifiesta (para poder contratar adecuaciones) y la emergencia económica, medida con
la que espera conseguir ayudas para los microempresarios más afectados. Dice que el Gobierno
Nacional, el Ejército y la CAR no los han abandonado. Los habitantes de la zona, cuyo bienestar
depende básicamente de la ganadería, de la lechería y de la minería, sólo esperan que eso sea
cierto.

El Universal

Unas 25 mil personas afectadas por invierno

Esta instancia es la que se encarga de orientar las ayudas a las poblaciones golpeadas por el
fuerte invierno. A juicio de Bernal Jiménez, lo que se quiere es que todos los organismos de
socorro, la Fuerza Pública, la Gobernación de Bolívar, el Bienestar Familiar y las demás
instituciones que atienden las emergencias en el Departamento, puedan responder y reaccionar
oportunamente a las calamidades que puedan derivarse del Fenómeno de la Niña.
“Obligatoriamente hay que ponerle el acelerador al tema de los alojamientos temporales y carpas,
y confío en que las estadísticas de muertes por acción del invierno sigan siendo bajas como las del
año pasado y se tenga el menor número de tragedias”, dice el mandatario seccional. El Secretario
del Interior, Roberto Camargo, sostiene que las inundaciones afectan en un 90% a habitantes de
cinco poblaciones del Sur de Bolívar, viéndose en la penosa necesidad de abandonar sus sitios de
origen, y asentándose en departamentos vecinos como Santander y Antioquia.

Cantagallo es el municipio más afligido de la región con el 98% de su población bajo las aguas del
Río Magdalena y 1.500 familias damnificadas. Un equipo interdisciplinario de la Secretaria de Obras
Publicas llegará a la zona con el objeto de inspeccionar un lote dispuesto por las autoridades
municipales de San Pablo, para convertirlo en el nuevo hogar de miles de lugareños que lo han
perdido todo. El lote debe cumplir con todas las especificaciones técnicas exigidas por las leyes
colombianas, es decir, que tenga acceso a servicios públicos, que no tenga problemas de erosión y
problemas de inundación, apto para la construcción de 2.000 albergues temporales con todas las
de la ley.

Vanguardia Liberal

Clopad registra las primeras emergencias por ola invernal

Desde que inició la temporada invernal, en Bucaramanga, no se habían presentado emergencias
que pusieran en riesgo la integridad física de las personas y la zona que habitaban, pero este
panorama cambió cuando se derrumbó un muro de contención en el barrio Villa Helena. De
acuerdo con la comunidad, desde el pasado miércoles 20 de abril, la barrera que separaba esta
zona residencial con el río Suratá fue destruida por las aguas; por esta razón, el terreno ha ido
cediendo y la vía (o sea la calle 19N con carrera 22 y 23) presenta un alto grado de inestabilidad.
Al respecto, Fredy Raguá Casas, coordinador del Comité Local de Atención y Prevención de
Desastres, Clopad, dijo que: “El miércoles fue necesaria la evacuación de cinco familias de Villa
Helena que vivían en inmediaciones del rivera. Asimismo, otras cinco del sector de ‘El Túnel’ que
fueron reubicadas por la amenaza del afluente.
El río está muy crecido y presenta bastante turbulencia”. Las familias del barrio Villa Helena se
encuentran en estos momentos en el albergue de la antigua Casa de Mercado de este sector y
recibieron ayudas humanitarias para su sustentabilidad mientras pasa la emergencia; a su vez, las
de ‘El Túnel’ fueron ubicadas en el Hogar de paso del Café Madrid. Frente a esta situación, que ya
recibió la inspección por parte de la Cdmb y el Clopad, los residentes decidieron interrumpir el
paso de vehículos ubicando troncos de árboles sobre la vía para evitar que la banca se hunda: “Los
habitantes manifiestan que el paso de camiones desestabiliza el terreno, pero no entendemos por
qué pasan este tipos de vehículos cuando no está permitido”, afirmó Raguá Casas. Según los
reportes del Clopad, los techos y muros de las casas antiguas han colapsado como consecuencia
de la humedad. Raguá Casas explica que esta situación se debe a la falta de mantenimiento de los
inmuebles.

El Colombiano

Autoridades se mueven ante la emergencia

NUEVAS MEDIDAS SE dieron a conocer ayer, tras el Consejo de Ministros en el cual se analizó la
atención a los afectados por el invierno. Cajas de compensación entregarán subsidios de vivienda.
La pasada y la actual temporada de lluvias han dejado, desde el año pasado hasta hoy, 3.043.402
personas damnificadas y causado daños, entre graves y menores, en 1.018 municipios. Según la
Dirección de Gestión del Riesgo, este año se han registrado 418 muertos, 516 heridos y 77
desaparecidos, pero la cifra puede aumentar, toda vez que el fenómeno de La Niña, al cual se
atribuye la fuerza del actual invierno, concluiría en junio próximo. El director de Gestión del Riesgo,
Carlos Iván Márquez, explicó que las lluvias produjeron hasta ayer 2.604 eventos, entre
avalanchas, colapso de estructuras, inundaciones, deslizamientos, tormentas eléctricas, tornados,
vendavales y accidentes. "Colombia Humanitaria nos ha hecho un traslado inicial de recursos para
atender lo que va corrido de este año, ya tenemos 10 mil millones de pesos. La inversión que
hemos hecho en estos últimos días, a través de gobernaciones y alcaldías, ha sido de 5.200
millones de pesos que se dan en elementos de primera necesidad, en gastos de operación y en la
estabilización", afirmó Márquez.


La Niña va decayendo

Cornare -corporación ambiental con jurisdicción en 23 municipios del Oriente, 2 del Nordeste y 1
del Magdalena Central-, pintó un panorama desolador en cuanto a la cantidad de lluvias caídas en
el último mes, mostrando como casos más alarmantes los de San Roque, donde se llegó a niveles
de pluviometría de 147 milímetros, "el pico más alto", y Rionegro, donde se trepó a los 126
milímetros en la última semana, lo que lo llevó a su director, Carlos Mario Zuluaga, a decir que,
"estamos en un período de retorno del río Negro en 100 años". Como si fuera poco, los
pronósticos no son muy esperanzadores, según anunció Orlando Lemus Chaparro, coordinador
para la región Antioquia-Chocó del Ideam, quien adelantó que en lo que resta de abril, todo mayo
y parte de junio las lluvias seguirán con igual o peor intensidad, "porque es lo normal en estos
meses y porque hay una pequeña influencia del fenómeno de La Niña, que ya tiende a
desaparecer". Es decir, la pasión invernal no acabó en Semana Santa. La Pascua llegó con el agua
azotando y acechando a toda Antioquia.
Tres comunas afectadas en Medellín

Sobre las inundaciones en el Oriente, Cornare aclaró que no es cierto que estas se deban a que
EPM abrió las compuertas del embalse de El Peñol, como se ha rumorado en algunos medios.
Camilo Zapata, director del Simpad, recalcó que las comunas 1, 3 y 8 son las más afectadas en
Medellín, especialmente por movimientos de masa. Precisó que se ha atendido a 700 personas con
ayudas humanitarias como pagos de arriendo y asistencia social y sicosocial, al tiempo que
recomendó a la ciudadanía seguir alerta y darles un trato adecuado a las quebradas.

La Opinión

Sequía seguirá mientras siga lloviendo

El gerente de la entidad Hugo Vergel explicó que como las condiciones del clima no mejoran y por
el contrario empeoran cada vez más, se pondrá en marcha un plan de contingencia que consiste
en almacenar la poca agua que se pueda producir, en las plantas Pórtico y Carmen de Tonchalá, y
distribuirla entre quienes la necesitan de manera urgente. Ayer las dos plantas permanecían
suspendidas por los altos niveles de turbidez de las aguas de los ríos Pamplonita y Zulia, y por la
falta de energía en esta última, debido a daños en la infraestructura eléctrica que surte el fluido
desde la estación Tasajero. La estrategia –dijo Vergel- es producir al máximo en la medida que nos
lo permita las condiciones del agua de los ríos, y para ello disponemos de químicos en bodega
hasta para 30 días.

“El agua que alcancemos a producir irá a un almacenamiento básico en los tanques del acueducto
y se atenderá lo esencial para la ciudad, como la demanda de los centros hospitalarios,
penitenciarios y a unos centros de acopios que vamos a tener distribuidos en cuatro sitios
estratégicos de la ciudad (Ver recuadro)”, explicó el directivo. Agregó que cuando el volumen de
producción sea mayor al que se tiene en la reserva (tanques), se procederá a suministrar el líquido
por tubería y de manera frecuenciada a los más de 145 mil usuarios que tiene el acueducto, esto
quiere decir, por turnos, y los mismos se darán a conocer hoy por la empresa. La alcaldesa María
Eugenia Riascos Rodríguez pidió a la población racionar el consumo al máximo y dar uso estricto a
la poca agua que le llegue a sus hogares. Vergel dijo que hoy en la mañana, si los niveles de
turbidez lo permiten y si se restablece el suministro de energía, entrará en operación la Planta de
Carmen de Tonchalá. Se espera que lo mismo ocurra en la planta del Pórtico en horas de la tarde.

Caracol Radio – Agencia EFE

Más de 2.600 millones de personas carecen de agua de calidad

Esta cifra ha sido criticada por la portavoz del Comité Consultivo de Agua y Saneamiento de la
ONU, Olivia la O'Castillo, ya que evidencia el retraso en el cumplimiento de los Objetivos del
Milenio en materia de agua, lo cual, al lado de la falta de abastecimiento y depuración, constituye
una "crisis invisible" en el planeta. O'Castillo, quien ha participado en Sevilla en la inauguración del
III Congreso Internacional Smallwat, que analiza el uso eficiente del agua, en especial en
comunidades rurales, ha denunciado que la falta de agua y de depuración sigue siendo la principal
causa de mortalidad infantil en el mundo y un obstáculo para el desarrollo de numerosos países.
Esta política filipina ha destacado que más de 2.600 millones de personas carecen de agua con un
mínimo de calidad y de depuración de vertidos, sólo cuatro años antes de 2015, fecha límite fijada
por los Objetivos del Milenio para reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso
sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento. Esta falta de agua de calidad
perjudica también el cumplimiento de la mayoría de los ocho Objetivos del Milenio comprometidos
por la comunidad internacional, por lo que O'Castillo ha urgido a gobiernos y a agentes sociales a
que refuercen su compromiso en el cumplimiento de este objetivo, lo que la ONU reclamará
oficialmente en junio. En su opinión, aunque muchos países ya han aprobado leyes "magníficas"
para fomentar un uso racional del agua, este objetivo no se cumple porque los encargados finales
de cumplirlo suelen ser las autoridades locales, que no disponen de presupuestos suficientes y son
más vulnerables a la corrupción, un fenómeno sobre el que ha pedido a las administraciones "que
estén más alerta". Esta experta de las Naciones Unidas ha recordado que uno de los problemas
principales para alcanzar un uso eficiente del agua es que la agricultura absorbe aún el 70 por
ciento del consumo final, por lo que ha recomendado que se apueste por los sistemas de
depuración para reutilizar este bien escaso.


Grupo de Comunicaciones

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:75
posted:4/24/2012
language:
pages:30