Reforma luterana by wvgkHN

VIEWS: 23 PAGES: 2

									Historia, Geografía y Cs. Sociales
Profesor Rubén Salgado Orellana
Colegio San Patricio

                                         LA REFORMA LUTERANA


        Martín Lutero, era un monje agustino de origen alemán que se había educado en las ideas
del humanismo. Su principal preocupación era el problema del pecado original. ¿Cómo saber
quien se salvaría      e iría al paraíso, si todos nacían marcados por el pecado original? Lutero
consideraba que la fe era el único medio para la salvación del alma. No obstante, el hombre,
marcado por el pecado original, no podía escoger tener fe, sino que esta era un regalo, un don de
la gracia de Dios.
        Lutero proyectó la información de una iglesia nacional alemana, la supresión del celibato
del clero, le quitó todo valor a los sacramentos y formuló una serie de medidas contra el lujo y la
usura. Los sacerdotes dejarían de ser una categoría aparte de los laicos y serían solo una guía
espiritual de la comunidad, puesto que todos podían estudiar e interpretar las escrituras por sí
mismos. En 1517, Lutero fijó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Witternberg atacando
especialmente la venta de las indulgencia (perdón de los pecados a cambio de dinero). El conjunto
de sus planteamientos, expuestos y difundidos en varios escritos, le valieron la excomunión papal.
        Sus ideas atrajeron a la pequeña nobleza alemana que era víctima de los abusos de los
principados eclesiásticos. La formación de una iglesia nacional permitió a los principales laicos, en
cuanto jefes temporales de la iglesia en los dominios del emperador, reducir el poder de este último
y sustituirlo, liberándose así de los cargos económicos que la iglesia les imponía.
        A propósito de la elección del muevo emperador, en el año 1520, estos príncipes
decidieron separarse de la Iglesia Católica, formando la Iglesia Nacional Luterana e
independizándose del poder del emperador. Con estos se puso fin en forma definitiva a la unidad
religiosa de Occidente, que se había mantenido por más de mil años.


                                     LA REFORMA CALVINISTA


        Juan Calvino (1509 – 1564), era un abogado             y humanista francés, influido por el
lefervrismo, corriente humanista cristiana que procuraba una práctica espiritual mas disciplinada. Al
igual que Lutero, pensaba que la fe era un regalo de la gracia de Dios, pues todos los hombres
nacían impuros por el pecado original. De este modo, el hombre no era libre de salvarse por si
mismo, sino que estaba predestinado por Dios al paraíso o al infierno. Quien había recibido la
gracia de Dios debía llevar, como consecuencia, una forma de vida espiritual y recatada. En este
sentido, la reforma de Calvino fue muy estricta en lo moral y tendió a reglamentar todos los
aspectos de la vida.
        En 1535, el reformador de la Suiza francesa, Farel, pidió          la ayuda de Calvino para
enfrentar las dificultados que había encontrado en Ginebra. En esta ciudad suiza había una unión
total de la Iglesia y el Estado, de modo que Calvino pudo imponer sus ideas a toda la sociedad,
organizando un Estado reformado o “calvinista”.
        La doctrina de la Iglesia calvinista de Ginebra se expandió por gran parte de Europa. Tuvo
seguidores en Francia y Bélgica, así como en los Países Bajos y en algunos principados de
Alemania. También se expandió por Hungría, Bohemia y Polonia.


                                      REFORMA ANGLICANA


        El rey de Inglaterra, Enrique V, convencido por el humanismo cristiano, se interesó por la
crisis de la Iglesia. Escribió un tratado defendiendo los sacramentos, que eran atacados por los
pensadores reformistas, por el cual el Papa le otorgó el título de “defensor de la fe”.
        Enrique VIII no había logrado engendrar un sucesor al trono con su esposa, Catalina de
Aragón. Intranquilo por la falta de sucesión, solicitó la anulación de su matrimonio para casarse con
la cortesana Ana Bolena.
        El Papa se negó a otorgar la anulación, lo que impulsó a Enrique VIII a separarse de la
Iglesia Católica. En 1531 el parlamento inglés lo proclamó PROTECTOR DE LA IGLESIA DE
INGLATERRA.
        En un principio, la doctrina anglicana permaneció más cercana al catolicismo humanismo
que al luteranismo. Sin embargo, a la muerte de Enrique VIII, con las luchas de por el poder entre
sus sucesores, se profundizó la diferencia doctrinal con el catolicismo romano y el anglicanismo se
acercó al calvinismo y al puritanismo.


                   LA REACCIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA: la Contrarreforma


        El avance del protestantismo condujo a la Iglesia Católica a la imperiosa necesidad de
reformarse. El Papa Paulo III convocó a un concilio ecuménico en la ciudad de Trento en 1545. En
una primero instancia se invitó a los protestantes, que luego de largas vacilaciones decidieron no
acudir. Po tanto, el concilio no iba a servir para borrar diferencias, sino que para definirlas clara y
definitivamente.
         El emperador Carlos V sugirió que se ocuparan de forma primordial de la reforma
eclesiástica, dejando para más tarde las cuestiones doctrinales. En cambio, el clero romano
deseaba lo contrario. Se resolvió abordar conjuntamente ambos aspectos.
        El concilio estuvo abierto seis años, en periodos sucesivos (1545-1547; 1551-1552; 1562-
1563), donde asistieron fundamentalmente sacerdotes y teólogos españoles e italianos.
        El concilio clarificó y refirmó la doctrina católica y las cuestiones disciplinarias sujetas a
controversia.
         Se estableció en lo dogmático                       En lo disciplinario se estableció
    La Biblia debia interpretarse con arreglo a         La formación de un clero instruido y
    las normas de la tradición y su interprete          honesto, para lo cual debían             crearse
    era la autoridad eclesiastica, el Papa.             seminarios.
    Se reconoció que junto a la fe, las buenas          Se confirmó el celibato sacerdotal.
    obras conducen a la salvación.                      Prohibicion de acumulación de bienes en
    Se hizo válido el culto a los santos y              los obispos y cardenales. Además, tenían
    reliquias.                                          la obligación de residir en sus diócesis.
    Se retificó la existencia del pecado original,      Quedo establecida la dependencia de los
    borrado por la gracia del bautismo.                 obispos respecto al Papa.
    Se confirmaron los siete sacramentos, la
    existencia del purgatorio y el valor de las
    indulgencias


        Los instrumentos dispuestos para luchar contra la herejía estaban en la Inquisición y el
Índice, que era un listado de libros prohibidos para los fieles. También la reforma Católica llegó a
las órdenes religiosas, como los capuchinos que nacieron como una reforma dentro de la orden
franciscana, para reestablecer la pureza de la orden la pobreza.
        Sin embargo, la orden que nació como instrumentos combativo de la Contrarreforma fue la
Compañía de Jesús, fundada por Ignacio de Loyola en 1534. Loyola estableció una obediencia
ciega al Papa, reforzando el principio de autoridad y de ordenamiento jerárquico, acompañada de
una disciplina militar. De ahí su nombre de Compañía: son soldados al servicio de Jesús.
        El despertar de la Iglesia Católica a la oleada protestante tuvo una vertiente mística, en la
figura de Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz, que resumieron las mejores características
de las mística de la oración y de la defensa de la fe, que reforzó el espíritu impulsado por la
Contrarreforma.

								
To top