EL SECTOR SECUNDARIO - DOC by D4b6ND5

VIEWS: 145 PAGES: 17

									                             EL PROCESO DE INDUSTRIALIZACIÓN EN ESPAÑA
                      -   Se introducen los avances de la 1ª revolución industrial (máquina de vapor, carbón) de
                          forma muy lenta.
                      -   La industrialización se inicia con retraso y avanza con lentitud debido a:
                          o El atraso de la agricultura que provoca falta de demanda y de mano de obra barata.
                          o La falta de capitales ya que los que hay se invierten en deuda pública o en la compra de
                              las tierras desamortizadas.
Los inicios de la         o La escasez de algunas materias primas (algodón) y de fuentes de energía (el carbón es
industrialización             mediocre). El atraso tecnológico.
                          o La situación política interior y exterior desfavorable: Guerra de la Independencia, guerras
(2ª mitad del S.              carlistas y pérdida de las colonias.
XIX)                      o Política industrial inadecuada: concesiones excesivas al capital extranjero y
                              proteccionismo (desde la Restauración) que dificulta la modernización
                      -   Primeros focos industriales: Cataluña (textil), Asturias y País Vasco (siderometalúrgica) y
                          Madrid (bienes de consumo).
                      -   Los sectores industriales predominantes son los relacionados con la 1ª revolución industrial:
                          textil y siderometalúrgica.
                         -Paisajes industriales de primera generación: paisajes negros.
El despegue industrial (1900-1975)
                         - Se incorporan los avances de la 2ª revolución industrial (avances relacionados con
    Crecimiento              electricidad y el petróleo; concentración empresarial, sistema fondista, etc.)
     industrial          - Importante crecimiento hasta 1929 debido a la repatriación de capitales de las colonias, las
    discontinuo              exportaciones durante la 1ª guerra mundial y el impulso de las obras públicas por Primo de
                             Rivera. Se vio frenado por la crisis de 1929 y la guerra civil.
    (1900-1959)          - La posguerra (1939-1959): política autárquica. La falta de materias primas, fuentes de
                             energía, maquinaria y capital llevaron a una fuerte crisis. En 1941 se creó el INI: un holding
                             estatal que se encargó de crear industrias en sectores estratégicos que requerían fuertes
                             inversiones.
                         El Plan de Estabilización (1959) da inicio a la época del desarrollismo.
1960-1975. El desarrollo industrial
Las causas del despegue industrial son:
- La liberalización de las importaciones.                        Los sectores industriales dominantes son los relacionados
- La inversión de capital extranjero debido a los bajos con la 2ª revolución industrial:
    salarios, escasa conflictividad laboral (represión
    sindical), apoyo del estado, etc. Instalación de - De base (siderurgia, refinerías, petroquímica y
    multinacionales.                                                 construcción naval) en manos del INI
- La inversión del capital nacional procedente sobretodo - De bienes de consumo (textil, calzado, automóviles,
    del turismo y de las remesas enviadas por los                    electrodomésticos, etc).
    emigrantes.                                                  - De bienes de equipo (maquinaria) con menor
- El bajo precio de la energía: el carbón nacional se                desarrollo por el atraso tecnológico español.
    sustituye por el petróleo.
El Estado fomentó la industria a través de los PLANES
DE DESARROLLO.
La localización industrial está determinada por los              La estructura industrial se caracterizó por:
 “factores clásicos”(materias primas y fuentes de energía, - El atraso tecnológico, favorecido por el
mercado, mano de obra abundante y barata; facilidad de               proteccionismo
transporte y la existencia de otras empresas y servicios) - La dependencia tecnológica, financiera y energética.
que llevan a la concentración en cuatro regiones:                - El contraste entre grandes fábricas (INI o extranjeras)
- la franja cantábrica (País Vasco y Asturias) muy                   con el sistema fordista (trabajo en cadena) y las
    especializada en sectores básicos, con predominio de             pequeñas fábricas con sistemas tradicionales y baja
    la gran fábrica y mucha propiedad estatal (INI).                 productividad.
- Cataluña y la Comunidad Valenciana con una La política industrial se caracterizó por:
    industria más diversificada y ligera. .                      - El proteccionismo que permitió el crecimiento de la
- Madrid con un alto grado de diversificación.                       industria pero frenó su modernización.
Aparecieron algunos espacios industriales nuevos: - La creación de empresas públicas en sectores
polígonos en las periferias urbanas o en los ejes del Ebro y         estratégicos.
eje del Mediterráneo) o algunos Polos de promoción y - La adopción de medidas para corregir los
desarrollo (Huelva, Vigo, Ferrol, (Zaragoza, Valladolid,             desequilibrios territoriales:
Puertollano, Sevilla...)
                                          El sector secundario. La industria                                        12
La crisis industrial (1975-1985)
Causas de la crisis                                          Medidas contra la crisis
La crisis industrial afectó a todos los países
industrializados debido a:                                   - La reconversión industrial, que afectó sobretodo a
- El encarecimiento de la energía desde 1973:                     los sectores básicos (siderurgia-metalurgia) y a las
     sucesivas crisis del petróleo.                               grandes empresas que tuvieron que cerrar (despidos,
- El agotamiento del ciclo tecnológico anterior y                 jubilaciones anticipadas) o modernizarse (saneamiento
     el inicio de otro nuevo (tercera revolución                  financiero, especialización en nuevos productos,
     industrial) que dejó anticuadas las tecnologías, los         aplicación de nuevas tecnologías, etc.)
     sectores y los sistemas de producción anteriores.
- La mundialización de la economía y la - La reindustrialización de las zonas afectadas por la
     competencia de los NPI (Nuevos Países                        reconversión mediante las ZUR (zonas de urgente
     Industrializados) que se han especializado en las            industrialización). El Estado daba incentivos fiscales y
     industrias tradicionales (siderurgia, naval, textil,         subvenciones por incorporar a trabajadores parados
     calzado) y sectores de montaje.                              Las ayudas las acapararon las grandes empresas y
La crisis afectó más a España por los defectos de su              Madrid y Barcelona con lo que acentuaron los
estructura industrial, su especialización en dichos               desequilibrios territoriales.
sectores y por las circunstancias políticas que
retrasaron las políticas anticrisis.
LA SITUACIÓN ACTUAL
                   Desde 1985 se inicia una fase de recuperación, sólo interrumpida por la crisis de 1990-94 y la
                   actual. A ello han contribuido dos factores:
                        - La incorporación a la UE
       La               - La adaptación del sistema productivo a los avances de la 3ª Revolución Industrial (nuevas
 recuperación                tecnologías, descentralización de la producción y flexibilización del mercado laboral)
                   La situación no es favorable: la producción industrial crece a menor ritmo que otros países
                   industrializados y la balanza comercial es deficitaria reflejando la escasa competitividad. Además,
                   muchas exportaciones son productos de las multinacionales (automóvil).
                   Es desfavorable:
                   - Los sectores maduros (siderurgia, naval, transformados metálicos y electrodomésticos, textil,
                        calzado, cuero) siguen teniendo mucho peso. Están en crisis o reconversión.
                   - Los sectores más dinámicos (automóvil, química y alimentación) están en gran parte en
                        manos de capital extranjero –empresas multinacionales- sobretodo las industrias de alta
                        complejidad tecnológica. Algunas necesitan una renovación tecnológica.
                   - Las industrias de alta tecnología son las de mayor crecimiento pero se han implantado con
  Estructura
                        retraso y tienen mucha dependencia tecnológica del exterior (compra de patentes). Muchas son
   sectorial
                        pequeñas empresas que se limitan al montaje de piezas y otras multinacionales. Se concentran
                        en los parques tecnológicos.
                   - La investigación en I+D es escasa aunque está en aumento.
                   - Dependencia tecnológica, financiera y energética.
                   Las consecuencias de esta estructura son la baja productividad y calidad, el mayor precio de los
                   productos y la menor competitividad.

                  Los factores clásicos pierden importancia, excepto la mano de obra, y aparecen nuevos factores
                  como el acceso a la innovación y a la información.
                  Hay dos tendencias:
                  - La difusión por las áreas cercanas a las grandes metrópolis –periferia o áreas periurbanas-, por
                     los grandes ejes nacionales (eje del Ebro y eje del Mediterráneo) y por las zonas rurales. Es
Localización
                     propia de los sectores tradicionales en crisis que emplean mano de obra abundante y poco
 industrial
                     cualificada.
                  - La concentración en las áreas centrales de las grandes metrópolis dotadas de mejores servicios
                     e infraestructuras. Es propia de las industrias de alta tecnología y sobretodo de las actividades
                     terciarias generadas por la industria.




                                          El sector secundario. La industria                                          13
              -  Muy industrializadas: Madrid, Cataluña y País Vasco. Madrid tiene industria de alta
                 tecnología pero sobretodo es un área de servicios a las empresas. Cataluña y el País Vasco son
                 las zonas más industrializadas de España desde comienzos del S. XX. El País Vasco ha
                 superado la crisis industrial.
             - De reciente industrialización: la congestión y altos precios del suelo de las zonas anteriores
                 ha hecho que la industria se disperse por el eje del Ebro, el eje del Mediterráneo y las dos
   Áreas         provincias cercanas a Madrid (Toledo y Guadalajara).
industriales - Áreas en declive: el norte de España, Galicia y la bahía de Cádiz ha sufrido mucho la crisis
                 industrial con el cierre de los astilleros, las minas y la siderurgia.
             - Áreas de escasa industrialización: en el resto de España la industria se localiza en ciudades
                 y algunos ejes interiores (Valladolid-Palencia-Tordesillas, Sevilla-Cádiz-Huelva). Muchas de
                 ellas son antiguos Polos de Desarrollo del franquismo, que no han conseguido crear un área
                 industrial en torno a ellas.
             En resumen, la industria española y con ella la mayoría de la población se concentra en el
             llamado “triángulo del este”.
             Desde los años 80, el proteccionismo ha dejado paso a la apertura al exterior debido a la
             integración en la UE y la globalización económica, que se manifiesta en:
             - Aumento del comercio exterior
             - Aumento de las inversiones extranjeras en España y de las españolas en el exterior.
             En los 90 se privatizaron las empresas del INI más rentables y algunas se han convertido en las
             empresas españolas con mayor proyección exterior (Repsol, Telefónica, Endesa,..)

              La política industrial actual está sometida a las directrices de la UE y el Estado y las CA las
              desarrollan. Su objetivo es mejorar la competitividad y sostenibilidad tratando de corregir los
              defectos de la industria española.
              - Aceleración la reconversión industrial de los sectores maduros en declive y la
                  reindustrialización de las zonas afectadas.
Política
              - Apoyo a los sectores en riesgo de deslocalización (automóvil, aeroespacial,…)
industrial
              - Aumento de las inversiones en I+D.
              - Apoyo a las Pymes y fomento de los distritos industriales (redes de pymes) y la
                  concentración empresarial de las grandes empresas.
              - Participación en proyectos internacionales.
              - Impulso de las exportaciones y la internacionalización de las empresas.
              - Política de desarrollo regional.
              - Fomento de la industria endógena.
              - Política de protección medioambiental, de rehabilitación de los espacios abandonados y de
                  conservación del patrimonio industrial.
               La política medioambiental ha dado lugar a la aparición de un sector industrial nuevo: a
              industria verde.




                                                TIPOS DE INDUSTRIA
 Las industrias se pueden clasificar en función de las materias primas que utilizan y del mercado al que dirigen sus
 productos. Se distinguen, así, tres tipos de industria: de base, de bienes de equipo y ligeras.
 Industria de base o pesada es aquella que transforma determinadas materias primas en productos semielaborados
 que son empleados, a su vez, por otras industrias. Requieren grandes inversiones de capital.
 Industria de bienes de equipo es la que transforman los productos procedentes de las industrias de base en
 maquinaria y aparatos que emplearán otras actividades industriales posteriormente. Requieren enormes inversiones
 de capital y mano de obra cualificada.
 Industrias ligeras o de consumo son las que transforman las materias primas o los productos semielaborados en
 productos destinados al consumo.




                                       El sector secundario. La industria                                         14
II.- EL PROCESO DE INDUSTRIALIZACIÓN

        El proceso de industrialización se inició en el S. XIX pero su consolidación no se produjo hasta mediados
del siglo XX. En este largo proceso se pueden diferenciar varias etapas en las en las que se han ido incorporando
los avances tecnológicos de la 1ª, 2ª y 3ª revolución industrial. En cada una de predomina un tipo de industrias, una
estructura productiva, unos factores de localización industrial y una política industrial.

2.1. Los inicios de la industrialización. S. XIX

         En esta etapa se introducen los avances de la 1ª revolución industrial: el carbón como fuente de energía, la
máquina de vapor y el ferrocarril. Las industrias más dinámicas eran la textil, la siderurgia (producción de hierro) y
la metalúrgica (maquinaria y material ferroviario)
         En el S. XIX, España sigue siendo un país agrario y exportador de minerales. La revolución industrial se
inicia con retraso respecto a otros países de Europa Occidental y avanza con mucha lentitud al existir una serie de
obstáculos:

-   La baja productividad agraria frenaba el crecimiento demográfico y la mecanización del campo, lo que
    priva a la industria de la demanda de productos industriales y de consumo por parte de la gran masa de
    campesinos. También frenaba la aparición de un excedente de mano de obra barata para la industria.
-   Escasez de capital disponible para la creación de industrias: los particulares (grandes propietarios y burguesía
    financiera) invertían en sectores de menor riesgo como la compra de tierra desamortizada (la tierra seguía
    siendo el valor social dominante) y la deuda pública. El Estado estaba endeudado y no podía invertir. El capital
    extranjero se destinó primero a la construcción del ferrocarril (el Estado les garantizaba grandes beneficios) y
    después a la explotación de las minas.
-   Escasez de algunas materias primas (algodón) y productos energéticos (carbón mediocre); aunque contaba
    con yacimientos minerales importantes que desde 1868 se arrendaron o vendieron a empresas extranjeras.
-   Atraso tecnológico que obligaba a importar las nuevas máquinas.
-   Situación política interior y exterior desfavorable: Guerra de la Independencia, pérdida de las colonias y
    guerras carlistas.
-   Política industrial inadecuada: el endeudamiento del Estado llevó a hacer concesiones excesivas al capital
    extranjero. La construcción del ferrocarril se realizó con material importado. En el Sexenio Revolucionario, se
    estableció el librecambismo y las minas pasaron a empresas extranjeras que exportaban libremente el mineral
    obstaculizando su utilización para la industria española.
    Durante la Restauración, se impuso el proteccionismo,         Fábrica de estampados en Barcelona en el S. XIX
    que facilitó el desarrollo industrial al protegerla de la
    competencia exterior, pero contribuyó a su retraso y
    dependencia tecnológica.

    A pesar de estos problemas, se desarrollaron industrias en
algunas zonas concretas:
     La industria textil algodonera y lanera en Cataluña.
        Las fábricas se instalan primero en los valles de los
        ríos para aprovechar la fuerza hidráulica pero, al
        introducirse la máquina de vapor, prefieren y otras
        ciudades cercanas (Mataró,..).
     La industria siderometalúrgica se inició en Marbella
        (Málaga) donde se instalaron los primeros altos
                                                                                 Siderurgia asturiana
        hornos aprovechando el carbón vegetal. Este foco
        decayó pronto por la competencia del norte
        peninsular (Asturias y el País Vasco) mejor dotado
        de hierro y carbón. Desde entonces hasta 1975, estas
        regiones del norte se especializan en la industria de
        base.
     En Madrid con algo más de retraso se desarrolló una
        industria variada, de bienes de consumo. La capital
        se consolidó primero como centro administrativo y
        financiero que atrajo a una población creciente que

                                         El sector secundario. La industria                                        15
        estimuló el desarrollo industrial junto a la expansión del ferrocarril.
    En el resto del país, sólo se crearon focos dispersos con industrias agroalimentarias de carácter tradicional
    (fábricas de harina, de azúcar o aceite) que utilizan las materias primas locales.
        La localización industrial estuvo condicionada por los llamados “factores clásicos, especialmente, la
    presencia de materias primas y fuentes de energía, la proximidad a los principales puertos y a los mercados.
        En esta fase de la industrialización tuvo un papel relevante el ferrocarril al favorecer la creación de un
    mercado nacional. El Estado también influyó al imponer medidas proteccionistas en el último cuarto del siglo
    durante la Restauración.

2.2. El despegue industrial: de 1900 a 1975

En esta etapa, España se convierte en un país industrial pero sobre todo desde 1960       . Se incorporan los avances
de la 2ª revolución industrial: electricidad, hidrocarburos, nuevos medios de transporte (automóvil, motocicleta,
bicicleta, avión, tren eléctrico, metro y tranvía) y de comunicación (radio, cine, teléfono y televisión); las grandes
fábricas con el sistema fordista de trabajo en cadena permitía la producción en serie; una cierta mejora de los
salarios permitió la aparición de la sociedad de consumo en los años 60. Las industrias más dinámicas son las de
material de transporte (automóvil), material eléctrico (electrodomésticos, etc) y la química pesada (petroquímica y
carboquímica) o ligera (farmacéutica, abonos, etc)

    a) Crecimiento industrial discontinuo (1900-1959)
    El proceso de industrialización en esta etapa fue irregular, alternando etapas de crisis y de prosperidad. La
industria experimentó importantes cambios:

-   Los avances de la 2ª revolución industrial permitieron el desarrollo de nuevas industrias (metalúrgica,
    cementera, material eléctrico, química,..) y la minería del carbón se desarrolló enormemente debido al
    encarecimiento de la hulla extranjera.
-   Se acentuaron los desequilibrios territoriales: el interior se mantuvo como una zona rural y la industria se
    concentró en la costa. Cataluña siguió siendo la región más industrializada seguida del País Vasco, Asturias,
    Madrid y la región valenciana.

   A comienzos del S. XX se produjo un crecimiento industrial importante En 1900 el sector industrial empleaba
    al 16% y en vísperas de la guerra civil (1936) al 30% de la población activa. El crecimiento fue debido a:

    -   Una mayor inversión de capital nacional al repatriarse capitales desde las colonias perdidas en 1898
        (Cuba, Filipinas y Puerto Rico) y a los beneficios obtenidos de las exportaciones a Europa durante la 1ª
        guerra mundial.
    -   La neutralidad española durante la 1ª Guerra Mundial que redujo las importaciones y favoreció las
        exportaciones pero los beneficios no se reinvirtieron en mejorar la productividad por lo que, terminada la
        guerra, muchas empresas quebraron.
    -   El impulso dado a las obras públicas durante la Dictadura de Primo de Rivera gracias al crédito fácil y
        barato en una época de prosperidad mundial (felices años veinte).

   La crisis económica mundial de 1929, las destrucciones de la guerra civil y el asilamiento de la posguerra
    provocaron un descenso de la producción industrial. Hasta 1950 no se recupera el nivel de producción de 1930.

        En la posguerra, desde 1939 a 1959, el se impuso una             Planta siderúrgica de producción de acero de
    política económica autárquica, basada en la autosuficiencia,         ENSIDESA en Avilés (Asturias) en manos del INI
    obligada por el aislamiento internacional del régimen de
    Franco. Las restricciones a las importaciones privaron a la
    industria de recursos energéticos, de materias primas, de
    maquinaria y de capitales. Se llegó a una situación de crisis
    que obligó al cambio de política. Con el Plan de
    Estabilización (1959) terminó esta etapa. En este periodo es
    de destacar la creación el INI (Instituto Nacional de
    Industria): un holding estatal que fomentó la creación de
    industrias en sectores estratégicos que requerían fuertes
    inversiones.


                                         El sector secundario. La industria                                         16
    b) De la expansión a la crisis (1960-1975)
                                                                       Indice de producción industrial (1 850-1 980 )
        En este periodo España pasó de ser un
    país agrario a ser un país industrial. El éxodo
    rural y el ritmo de urbanización alcanzaron
    enormes dimensiones debido al trasvase de             1800
    población desde la agricultura a la industria.        1600
                                                          1400
        La industria llegó a emplear al 38% de la         1200
                                                          1000
    población activa y aportar un 40% del PIB. La          800
    producción industrial alcanzó los índices de           600
                                                           400
    crecimiento más altos de la historia.                  200
                                                             0
        Las causas del fuerte crecimiento
                                                                 1850 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1980
    industrial fueron:

         -   La      liberalización      de      las
             importaciones         permitió       el
             abastecimiento de los recursos necesarios y la modernización de las fábricas.
         -   La inversión de capital extranjero –en una época de expansión del capitalismo-, España resultaba
             atractiva por su una mano de obra abundante, bajos salarios, escasa conflictividad laboral (represión
             sindical), una demanda en aumento y el apoyo estatal a las inversiones. Así, se instalaron muchas
             empresas multinacionales procedentes de EEUU, la Comunidad Económica Europea (CEE) y Suiza.
         -   La inversión – a través de los bancos- de capitales nacionales procedentes del turismo, de las remesas
             enviadas por los emigrantes y de los ahorros particulares.
         -   El bajo precio de la energía reducía los costes de producción: el carbón nacional –muy costoso- se fue
             sustituyendo por el petróleo.
         -   El Estado fomentó la industria a través de los PLANES DE DESARROLLO.

   Los sectores industriales dominantes en todo este periodo fueron los relacionados con la 2ª revolución
    industrial y eran ramas que necesitaban mucha mano de obra y energía.

    -    Los sectores básicos o industria de base: siderurgia, refinerías, petroquímica y construcción naval.
         Estaban en manos del Estado (INI) al ser empresas que exigían fuertes inversiones, poco rentables y poco
         atractivas para el capital privado.
    -    Las industria de bienes de consumo: textil, calzado, automóviles, electrodomésticos, etc... crecieron
         desde 1960 con la mejora del nivel de vida. Las tecnológicamente más avanzadas (automóvil,
         farmacéutica, …) estaban en manos de las multinacionales pero había gran cantidad de PYMES en los
         sectores tradicionales (calzado, textil, alimentación,..).
    -    Las industrias de bienes de equipo (maquinaria) tuvieron un desarrollo menor por el atraso tecnológico
         español aunque desde 1960 se instalaron algunas multinacionales.

   La localización industrial siguió condicionada por los “factores                     Refinerías de petróleo
    clásicos”: proximidad de materias primas y fuentes de energía; la               Uno de los paisajes típicos de la 2ª
    existencia de un mercado de consumo amplio; la presencia de mano                      revolución industrial
    de obra abundante y barata; facilidad de transporte y la existencia de
    otras empresas y servicios. Estos factores provocaron una tendencia
    a la concentración en grandes aglomeraciones urbanas-industriales
    donde las empresas podían beneficiarse de una acumulación de
    ventajas o “economías externas”.
        Por ello, los desequilibrios territoriales se acentuaron al
    incrementarse la concentración industrial en las cuatro regiones ya
    existentes, en las que surgieron áreas metropolitanas muy
    congestionadas, que sumaban en 1975 el 60,5% de los empleos
    industriales:

    a)   La franja cantábrica (País Vasco y Asturias) muy
         especializada en sectores básicos, con predominio de la gran
         fábrica y mucha propiedad estatal (INI).
    b)   Cataluña y la Comunidad Valenciana con una industria más
         diversificada y ligera, con mayor peso de las industrias privadas.
                                          El sector secundario. La industria                                               17
    c)   Madrid, que experimentó un fuerte
         crecimiento favorecido por el centralismo
         franquista, con un alto grado de
         diversificación.

    Pero también se inició una cierta difusión
hacia espacios nuevos como consecuencia de las
llamadas deseconomías de aglomeración (la
saturación en las grandes áreas metropolitanas
aumentaba los gastos) y como consecuencia de la
política industrial del franquismo:

    -    En las periferias de las grandes ciudades
         surgieron polígonos industriales a lo
         largo de las principales carreteras.

    -   Se empezaron a crear los ejes
        industriales nacionales en las vías de comunicación entre las regiones industrializadas (eje del Ebro y eje
        del Mediterráneo) y ejes industriales regionales como resultado de los Planes de Desarrollo en zonas del
        litoral gallego o andaluz (Huelva, Sevilla, Vigo, Ferrol, etc)
    - Surgieron enclaves industriales aislados (Zaragoza, Valladolid) que fueron declarados polos de promoción
        o de desarrollo o que tenían materias primas para desarrollar la industria de base (Puertollano y
        Ponferrada).
    En el resto del territorio español la industrialización fue escasa. Se localizó en las capitales provinciales o
enclaves aislados.

   La estructura industrial de este periodo se caracterizó por:

    -    El atraso tecnológico, favorecido por el proteccionismo que al eliminar la competencia extranjera no
         estimulaba a los empresarios a modernizarse, y la dependencia tecnológica, financiera y energética.

    -    El contraste entre grandes fábricas –muchas de ellas del INI o de multinacionales extranjeras- que
         empleaban el sistema fordista (trabajo en cadena) con mano de obra poco cualificada, y las pequeñas
         fábricas    que     utilizaban    sistemas
         tradicionales de baja productividad y que       INCENTIVOS A LA INDUSTRIALIZACIÓN
         sobrevivieron gracias al proteccionismo.                FUENTE: PUJADAS Y FONT, 1998


   La política industrial de este periodo se
    caracterizó por:

    -    El proteccionismo, que a través de la
         imposición de altos aranceles o de la
         limitación de las importaciones, libraba a
         la industria española de la competencia
         exterior. Este hecho permitió el
         crecimiento de la industria pero frenó su
         modernización.
    -    La creación de empresas públicas en
         sectores estratégicos.
    -    La adopción de medidas para corregir
         los desequilibrios territoriales:

        Para promover la creación de industrias
         en las zonas atrasadas se crearon los
         POLOS DE PROMOCIÓN Y DESARROLLO dando ayudas a las empresas que se instalaran en ellos.
         En algunos casos se alcanzó un éxito relativo (Valladolid, Sevilla, Vigo, A Coruña, Zaragoza) ya que no
         consiguieron actuar como motores de desarrollo del entorno; al contrario, aumentaron los desequilibrios
         regionales al crear unas islas fabriles rodeadas de extensas zonas rurales.

                                         El sector secundario. La industria                                     18
        También se dieron incentivos a la localización industrial en ciertas zonas, grandes áreas y polígonos con
        poco éxito.
       Para descongestionar las grandes aglomeraciones urbanas-industriales se crearon polígonos de
        descongestión industrial en las áreas cercanas favoreciendo el traslado de industrias.

    Al terminar este periodo, España se había convertido en la décima potencia industrial del mundo, pero el
desarrollo industrial se apoyaba en pilares muy débiles.

2.3. La crisis y la reestructuración industrial (1975-1985)

        La crisis del modelo industrial anterior que afectó a todos los países industrializados desde 1975 incidió
duramente sobre la industria española debido a su escasa competitividad. En una década, la industria española
perdió casi 1 millón de puestos del trabajo y el paro en el sector industrial pasó del 3% en 1970 al 16% en 1980.

       Las causas principales de la crisis fueron:

-   El encarecimiento de la energía por la gran subida de los precios del petróleo desde 1973.

-   El agotamiento del ciclo tecnológico anterior y el inicio de otro nuevo con las nuevos tecnologías de la 3ª
    revolución industrial (robótica, informática, microelectrónica, nuevos materiales,..) que dejaron anticuadas las
    tecnologías y los sistemas de producción anteriores. Las nuevas tecnologías automatizaban el proceso
    productivo destruyendo mucha mano de obra y exigían fuertes inversiones que no todas las empresas pudieron
    abordar.
-   La mundialización de la economía y la competencia de los NPI (Nuevos Países Industrializados). Los
    diversos territorios se especializan en unos u otros sectores según sus ventajas. Los NPI, países asiáticos en su
    gran mayoría, se han especializado en industrias tradicionales (siderurgia, naval, textil, calzado) y sectores de
    montaje en los que son muy competitivos por el bajo coste de su mano de obra.

       La crisis afectó más intensamente a España debido a:

-   Los defectos estructurales: insuficiente modernización tecnológica, dependencia exterior y endeudamiento.
-   La especialización en sectores tradicionales, muy consumidores de energía y trabajo, como la construcción
    naval, la minería, la siderurgia, el calzado y el textil.
-   Las circunstancias políticas (muerte de Franco y transición) crearon incertidumbre: se redujo la inversión y se
    retrasaron las políticas para hacer frente a la crisis.

   Las consecuencias de la crisis fueron el cierre de muchas empresas, el descenso de la producción, la caída de
    beneficios, mayor endeudamiento de las empresas y el aumento del paro. La crisis afectó mucho más a las
    industrias tradicionales, más afectadas por la competencia exterior y los territorios especializados en ellas,
    como la cornisa cantábrica o la bahía de Cádiz, se convirtieron en áreas industrializadas en declive.

   La política frente a la crisis: la reestructuración industrial

         Los países industrializados se enfrentaron a la crisis desde 1975 pero en España las medidas se retrasaron
por las circunstancias políticas hasta los años 80. La política frente a la crisis tuvo dos aspectos:

    -   La reconversión industrial es un proceso de reestructuración de los sectores industriales en crisis para
        hacerlos de nuevo competitivos y viables salvando así algunas empresas y empleos. Las actuaciones
        consisten en: cierre de empresas inviables, y en las consideradas viables se produce un saneamiento
        financiero, una eliminación del exceso de producción y del exceso de plantilla (despidos o
        prejubilaciones) y, después, se produce una modernización tecnológica y especialización en productos de
        mayor demanda. El objetivo de la política de reconversión es adaptar las empresas a las necesidades del
        mercado.
        Los sectores seleccionados para la reconversión fueron los tradicionales con gran peso en la producción y
        en el empleo: siderurgia-metalurgia, construcción naval, textil, calzado, etc. y las grandes empresas.
        Muchas Pymes en crisis quedaron excluidas y desaparecieron.

    -   La reindustrialización de las zonas afectadas por la reconversión. La actuación más destacada fue la
        creación de las ZUR (zonas de urgente industrialización) en 1983 por un periodo de tres años. El Estado
                                        El sector secundario. La industria                                        19
        daba a las empresas que se instalaran en ellas incentivos fiscales y subvenciones por incorporar a
        trabajadores parados por la reconversión. Se establecieron 6 zonas: Galicia, Asturias, la zona del Nervión,
        Barcelona, Madrid y Cádiz. Los resultados no fueron los previstos en cuanto a número de empleos y se
        acentuaron los desequilibrios territoriales al acaparar Madrid y Barcelona la mayoría de las inversiones.
        Además, la mayoría de las ayudas las acapararon las grandes empresas.

III.- LA SITUACIÓN ACTUAL

        Desde 1985, la industria española inició una fase de cierta recuperación como en otros países
industrializados que sólo se vio interrumpida por la crisis de 1990-94 y la actual que se inició en el 2008.

        España es una potencia industrial, el
9º lugar en el mundo, pero la contribución de                          Ocupados en la industria(1976-2009)
la industria al PIB ha disminuido desde 1975
debido a la crisis y al desarrollo del sector       3500
servicios. Actualmente aporta el 15 % del           3000
Producto Interior Bruto. También ha                 2500
                                                    2000
disminuido el empleo industrial, dando trabajo      1500
a 3 millones de personas (16% de la población       1000
                                                     500
activa) debido la innovación tecnológica               0
(robotización), a la deslocalización de muchas              1976   1980      1984   1988   1992   1996   2000   2004   2008    2009
empresas y la competencia de los NPI.

    Sin embargo, la importancia del sector                         Indice de producción industrial (1976-2009)
industrial es mayor del que indican las cifras:
                                                    120
                                                    100
    -   La producción no ha dejado de crecer         80
        aunque a menor ritmo que en los años         60
        60.                                          40
    -   La productividad es mayor que en             20
                                                      0
        otras    actividades     porque     han
                                                           1976 1980 1984 1988 1992 1996 2000 2004 2008 2009 2010
        incorporado las nuevas tecnologías y
        las nuevas formas de organización
        más que otros sectores y por que invierten más en I+D.
    -   La mano de obra propiamente industrial ha sido sustituida por los “servicios a las empresas” que se
        incluyen en el sector terciario.
    -   En estos datos no se incluye a la industria de la construcción.

    Este porcentaje varía de forma significativa entre las distintas Comunidades Autónomas. Mientras que en La
Rioja se eleva hasta el 42 % y en Cataluña al 39%; en Canarias se reduce al 20 %.

        La situación de la industria española a comienzos del S. XXI es desfavorable:

    -   La producción industrial creció desde el último cuarto del siglo XX a menor ritmo que en otros países
        industrializados: en la OCDE un 90%, en España un 60%.
    -   La balanza comercial industrial no es demasiado favorable: las exportaciones crecieron en menor
        medida que las importaciones. Además, las exportaciones se componen principalmente de productos
        fabricados en empresas multinacionales como el automóvil (23%).
    -   La balanza comercial refleja una baja productividad y escasa competitividad de la industria española.
    -   La industria de la construcción ha tenido un peso excesivo en la economía nacional llegando a representar
        el 10% del PIB y del empleo.

3.1. Las causas de la recuperación

    En la recuperación influyeron dos factores:

-   La incorporación de España en la CEE en 1986 trajo ventajas como la apertura de un gran mercado sin
    aranceles, la mayor entrada de capital extranjero y un mayor acceso a las innovaciones; pero también supuso la

                                        El sector secundario. La industria                                                20
    imposición de una normativa que obligó a una segunda reconversión, a ir reduciendo las ayudas estatales a las
    empresas o la supresión de monopolios.

-   La incorporación de los cambios de la 3ª revolución industrial con la introducción de las nuevas tecnologías
    (informática, microelectrónica, robótica, mejora y abaratamiento del transporte,...) que están transformando el
    sistema productivo y el mundo del trabajo. Esta ha traído la mundialización de la economía, la
    descentralización y flexibilización de la producción, la terciarización del mercado laboral y una mayor
    concentración empresarial.

                                             LA TERCERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
    -   Nuevas tecnologías y sectores industriales: la microelectrónica, la informática, las telecomunicaciones, la
        biotecnología, los nuevos materiales y la exploración del espacio. Por el contrario, las industrias tradicionales han
        sufrido una crisis en los países desarrollados y se están trasladando a países del Tercer Mundo.
    -   Cambios en la estructura de las empresas. El poder de las grandes empresas aumenta debido a una mayor
        concentración empresarial (fusiones y compras) pero, por otra, las grandes fábricas disminuyen por la fragmentación
        o descentralización de los procesos productivos. La facilidad e inmediatez de las comunicaciones y el abaratamiento
        de los transportes facilitan que una misma empresa divida su proceso productivo (multiplanta) entre varias localidades,
        entre distintas regiones de un mismo país e, incluso, entre distintos países; es decir, en el lugar más ventajoso para esa
        fase. Los procesos del I+D se suelen situar en los países desarrollados que cuentan con mano de obra preparada y la
        producción propiamente dicha en los países del Tercer Mundo con salarios más bajos y menor peso de los sindicatos.
        Además, aparecen múltiples empresas satélites (subcontratación). Esta mayor flexibilidad productiva permite a muchas
        PYMES poder competir si cooperan y hacen proyectos en común.
    -   Cambios en el empleo: los empleos aumentan la cualificación y se terciarizan. Disminuyen los trabajadores manuales
        debido a la robotización y aumentan los técnicos cualificados y los servicios relacionados con la producción
        (trabajadores del cuello blanco) tanto en las fases previas (I+D, diseño, gestión) o en las posteriores (control de calidad,
        servicio postventa, marketing). El trabajo se vuelve más flexible: autoempleo, a destajo, temporal, etc. y disminuye el
        trabajo fijo y estable.
    -   Importancia del consumidor que ha provocado el crecimiento de los departamentos de marketing que investigan sus
        gustos, los gastos en publicidad y la flexibilización productiva (fabricación de series pequeñas a precios rentables
        gracias a una maquinaria automatizada.


    Estos cambios han perjudica a la industria española que sufre los efectos de la deslocalización 1 pero también
han obligado a crear empresas más competitivas a nivel mundial.

     La fase de recuperación se ha visto interrumpida bruscamente por la actual crisis –considerada la primera
crisis económica global- originada por la contención del crédito bancario provocada por la crisis de las hipotecas
subprime en EEUU, las fuertes subidas de los precios del petróleo y las materias primas y las fuertes subidas de
los tipos de interés. La crisis está afectando especialmente a España por el exagerado peso del sector de la
construcción y la burbuja inmobiliaria que estalla en el año 2008 y por la baja productividad y competitividad
española debido al limitado I+D+i y el relativamente bajo uso de la tecnología punta en comparación con los países
más desarrollados.
         Por tanto, la industria actual presenta problemas productivos y estructurales que explican la dureza de la
crisis actual; además de problemas territoriales y medioambientales.

3.2. La producción industrial actual

        La producción industrial española tiene unos rasgos diferentes a los de los países más industrializados,
donde tienen mayor peso los sectores de complejidad tecnológica, y a los de los NPI, donde predominan las
actividades tradicionales que emplean mucha mano de obra y recursos y tienen un fuerte impacto medioambiental.
        En España, destacan las industrias de complejidad tecnológica media como la alimentación, los medios de
transporte y la química.

   Los sectores industriales tradicionales, propios del primer despegue industrial, se encuentran en declive
    pero siguen teniendo cierto peso en la industria española y en algunas regiones en particular. La siderurgia
    integral o Altos Hornos que producen acero que se localiza en Asturias (ACELOR ha entrado a formar parte

1
  Deslocalización: las grandes empresas, sobretodo las multinacionales, trasladan a los países subdesarrollados o en vías de
desarrollo o al este de Europa la producción de algunos artículos o piezas por contar con salarios más baratos, normas
medioambientales menos estrictas y menor peso de los sindicatos.

                                             El sector secundario. La industria                                                21
    de un gran grupo multinacional); la de transformados metálicos que fabrica maquinaria (Madrid, el País
    Vasco y Cataluña) y electrodomésticos de línea blanca (Navarra, Aragón, País Vasco); la construcción naval
    o astilleros (Galicia, Cantabria, País Vasco y Andalucía) está experimentando un duro reajuste para reducir su
    capacidad y especializarse en reparaciones de barcos; y la industria textil, del calzado y del cuero (Cataluña y
    Valencia) ha sufrido una dura crisis por la competencia de productos asiáticos, muchas empresas quebraron y
    otras tratan de salir de la crisis con la inversión en intangibles (diseño y marcas).

   Los sectores más dinámicos son tres ramas principales que tienen alta productividad y especialización.
    Además, cuentan con un mercado interior y exterior asegurado. Están en gran parte en manos de capital
    extranjero –empresas multinacionales- sobretodo las industrias de alta complejidad tecnológica.

    -   La industria automovilística. España es uno de los principales productores de vehículos, no solo de
        Europa sino también del mundo. Uno de los rasgos más característicos de este subsector es la hegemonía
        del capital exterior, a través de la progresiva penetración de grandes empresas multinacionales, tanto de
        origen europeo como estadounidense. Esto coloca esta rama de actividad en una situación crítica ante los
        nuevos procesos de deslocalización ligados a la globalización de la economía.
    -   La industrias química es una de las bases de la industria española aunque tiene problemas como la fuerte
        presencia del capital extranjero, una excesiva atomización y la escasa capacidad investigadora que la hacen
        menos competitiva que otras. Está divida en dos subsectores: la petroquímica o química pesada
        organizada en grandes complejos junto a las refinerías (Puertollano, Cartagena, Algeciras, Reus y Huelva)
        y la química de transformación o ligera (colorantes, barnices, pinturas, material fotográfico, fertilizantes,
        productos farmacéuticos y papel) organizada en pequeñas empresas del País Vasco, Cataluña litoral y
        Madrid.
    -   Las industrias agroalimentarias (vinos, conservas, lácteos, embutidos) el minifundismo es la nota
        dominante; sin embargo, en los últimos años se tiende hacia la concentración. Pese a la presencia de
        empresas multinacionales extranjeras (Nestlé, Coca-Cola, Unilever o Danone, entre otros), en este proceso
        están teniendo un fuerte protagonismo otros grupos con mayoría de capital nacional (como Ebro Agrícolas,
        Campofrío, Puleva, Leche Pascual o Pescanova). En este sector destacan Cataluña, Andalucía y la
        Comunidad Valenciana.

   Los sectores industriales de alta tecnología
    Son los de mayor crecimiento por el valor de la producción y el número de empleos, pero se han implantado
con retraso y tienen dificultades como:
    -   Dependencia tecnológica del exterior debido a las bajas inversiones en investigación (I+D) y la falta de
        integración entre la Universidad y la empresa. Se ha de recurrir a la compra de patentes que suponen altos
        costes, o a la atracción de las multinacionales.
    -   Predominio de empresas medianas o pequeñas que trabajan para el mercado interior y que muchas veces
        se limitan a montar piezas traídas del extranjero.
    Estas empresas se concentran en espacios conocidos como medios innovadores como son los parques
tecnológicos y científicos que se localizan en las cercanías de las grandes metrópolis o en los ejes industriales más
dinámicos (Cataluña, Madrid, País Vasco, C. Valenciana y Andalucía). Los parques combinan calidad residencial y
ambiental (espacios verdes y poca densidad de construcción), buenas comunicaciones y servicios complementarios.

3.3. La estructura actual de la industria

La industria española tiene unos problemas estructurales que la hacen poco competitiva en el mercado mundial

a) El tamaño de las empresas no es el adecuado
         En la industria española predominan las pequeñas y medianas empresas (PYMES). La mayoría de las
empresas (99,9%) son pequeñas (menos de 50 trabajadores) o medianas (51-500) y emplean a casi un tercio de los
trabajadores (29,8%). Un 75% de las empresas tienen menos de 50 trabajadores pero sólo producen un 25% del
total nacional.
         Estas empresas, llamadas PYMES, tienen ciertas ventajas (menor conflictividad laboral y mayor capacidad
para adaptarse a los cambios) y muchos inconvenientes: sus productos son más caros y menos competitivos
porque no pueden aplicar las “economías de escala” (producciones masivas para reducir los costes) y no pueden
realizar grandes inversiones en investigación y modernización (I+D). La política industrial no las tuvo en cuenta
hasta años recientes y muchas desaparecieron tras la crisis de 1975. La crisis actual les afecta especialmente por la
falta de crédito y de demanda.

                                         El sector secundario. La industria                                       22
En los últimos años han surgido grandes empresas españolas de carácter privado que compiten con éxito en el
mercado internacional pero todavía son pocas y están a gran distancia de las mayores de la UE. Las grandes
empresas públicas se han reducido mucho tras las privatizaciones de los años 90 y muchas de las grandes
empresas actuales proceden de ellas (Repsol, Telefónica, Endesa...). En la actualidad, el organismo encargado de
gestionar las empresas públicas es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Las grandes empresas multinacionales tienen mucho peso
en la industria española,          controlando totalmente
subsectores como el del automóvil, y tienen una fuerte
participación en industrias agroalimentarias y químicas, es
decir, en las actividades más dinámicas en la actualidad.
         En resumen, las grandes empresas (más de 500
trabajadores) son un elemento fundamental en la estructura
de la producción ya que aportan el 53% de la cifra de
negocios y las PYMES en la del empleo.


b) La investigación y la innovación es escasa

La investigación en I+D es muy reducida. El esfuerzo
realizado por el Estado se interrumpe en 1992 (el Tratado
de Maastricht obliga a reducir el déficit público). Las
inversiones en I+D se sitúan en el 1,38% del PIB muy por
debajo de otros países comunitarios y de la media de la UE (1,9%). La inversión estatal (47%) ha crecido de forma
significativa pero las empresas privadas (43%) gastan poco en ello (sobre todo las pequeñas) aunque en los últimos
años, la exigencia de calidad y mayor competitividad y la creación de parques tecnológicos han favorecido la
inversión en I+D por parte de
pequeñas empresas en áreas donde se
                                                                EV OLUCIÓ N DE LOS GASTOS EN I+D
han creado redes de cooperación
empresarial.                              % de l PIB
        Además, la inversión en el
                                           1,4
I+D está muy concentrada en los            1,2
sectores dinámicos, en los grandes           1
                                           0,8
empresas y en las áreas centrales          0,6
(Madrid, País Vasco, Navarra y             0,4
                                           0,2
Cataluña)                                    0
                                                1985 1987 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003 2005 2007 2008 2009




 I+D: concepto que incluye la investigación teórica, la investigación aplicada a un objetivo práctico y el desarrollo
tecnológico o trabajos basados en conocimientos ya existentes para mejorar la producción o sacar nuevos
productos)

c) Tecnología atrasada, dependencia tecnológica y financiera

    España crea poca tecnología, importa muchas patentes (título de propiedad temporal) y exporta poco. La
causa de esta dependencia tecnológica es la poca inversión en I+D y la escasa integración entre la universidad y las
empresas (la universidad se ocupa más de la investigación básica que de su aplicación práctica para las empresas)

    Además, existe una fuerte dependencia financiera: el capital extranjero invertido en la industria española
creció un 300% entre 1980 y 1997. Procede sobretodo de la UE y se dirige hacia los sectores de tecnología más
compleja: automóvil, químico-farmacéutico, electrónico, informática, telecomunicaciones y alimentación. Ha
realizado numerosas operaciones de absorción, fusión o subcontratación con empresas españolas.

 Las consecuencias de esta estructura son la baja productividad y calidad, el mayor precio de los
     productos y la menor competitividad.
3.4. Nuevos factores y tendencias de la localización industrial

                                         El sector secundario. La industria                                        23
         Las grandes concentraciones industriales heredadas del pasado se mantienen, aunque los factores “clásicos”
que las crearon estén perdiendo importancia y aparezcan nuevos factores y zonas industriales.
         Así, el abaratamiento del transporte y la revolución en las telecomunicaciones hacen que la cercanía a las
materias primas, a las fuentes de energía o a los mercados no sea ya un factor fundamental; en cambio, la mano de
obra y los buenos sistemas de transporte y comunicación siguen siendo importantes, tanto para las empresas que
necesitan mucha y barata como para las que necesitan profesionales cualificados.
         Actualmente, el factor principal es el acceso al conocimiento y a la información, sobretodo para las
industrias de alta tecnología que tienden a instalarse en los “medios innovadores” que cuentan con mano de obra
muy cualificada, centros de investigación o universidades y servicios avanzados; y las ventajas competitivas de un
territorio que atrae a la industrias que se benefician de ello (recursos transformables, mano de obra abundante o
cualificada, apoyo estatal, entorno empresarial).
         En las tendencias actuales de localización se observa un proceso contradictorio: por un lado, industria se
difunde por espacios diferentes a los anteriores; por otro, las áreas industriales más desarrolladas mantienen un
fuerte atractivo. Esto ocurre a nivel mundial y también en España desde 1980.

    a) La actividad industrial se difunde hacia espacios periféricos
    Las grandes concentraciones industriales de Vizcaya, Barcelona y Madrid presentaban problemas de saturación
(encarecimiento del suelo y de otros equipamientos, mano de obra más cara y conflictiva, deterioro del
medioambiente,...) y muchas industrias se trasladaron hacia zonas limítrofes: las provincias cercanas o los ejes de
desarrollo del Ebro (desde Álava hasta Lérida) y del Mediterráneo (desde Gerona a Málaga). También se está
desarrollando una industrialización endógena – en muchos casos en zonas rurales a partir de empresarios
generalmente de la zona- que aprovecha los recursos locales –en muchos casos se produce en zonas rurales, por
parte de empresarios de la zona que constituyen redes de pequeñas empresas. Esta difusión de la industria es
posible por los avances en el transporte y las nuevas tecnologías que permiten buscar los sitios más ventajosos.
        La desconcentración afecta sobretodo a los sectores maduros, poco exigentes en tecnología y
consumidores de recursos y mano de obra, que han de competir ofreciendo bajos precios.2

    b) Concentración en los espacios centrales
    Se mantiene el fuerte atractivo de las regiones más desarrolladas (“los espacios centrales”). Las industrias de
alta tecnología prefieren instalarse en Madrid y Barcelona porque disponen de servicios e infraestructuras más
avanzadas y un mercado de mayor nivel. Las sedes sociales y de gestión de las empresas y los servicios a la
producción (terciarización) también prefieren las áreas centrales. Esto también se observa nivel mundial.

3.5. LAS ÁREAS INDUSTRIALES ACTUALES

La localización industrial presenta fuertes
desequilibrios      territoriales     –áreas
industrializadas en distinta situación
(desarrolladas, en expansión y en declive)
y áreas de industrialización escasa-, que se
ven agravados por la tendencia de los
sectores más dinámicos a localizarse en las
regiones más avanzadas. La desigualdad
industrial influye en el desigual reparto de
la población, de la riqueza, de los
servicios, de las infraestructuras y en el
peso político.

a) Áreas industriales desarrolladas
         Son los espacios centrales de las
áreas metropolitanas, sobretodo de
Barcelona y Madrid. En ellos, al
hundimiento y reconversión de los sectores
tradicionales le ha seguido una revitalización industrial desde 1985 al atraer a las empresas más innovadoras a los

2
 El desplazamiento hacia espacios periféricos se produce tanto dentro de un país como a nivel mundial por parte de las
grandes multinacionales para reducir los costes de producción (deslocalización). También se están dando procesos de
reintegración hacia los espacios centrales, cuando una fábrica automatiza las tareas y prescinde de trabajadores poco
cualificados
                                             El sector secundario. La industria                                          24
                                                                                     Parque tecnológico.
nuevos parques empresariales y tecnológicos y los centros           Espacio de calidad ambiental que atrae industria de alta
de decisión de las grandes empresas nacionales y                   tecnología
multinacionales. Esto guarda relación con el mayor nivel de
inversión en I+D. Los trabajos predominantes son los
servicios a las empresas (terciarización industrial).

    c) Áreas y ejes en expansión

    Son las que reciben industrias como consecuencia de la
tendencia a la difusión desde los espacios centrales o como
consecuencia del desarrollo de la industria endógena. Las
periferias urbanas tienen áreas industriales en crisis o
reconversión pero también reciben industrias: en los
polígonos industriales situados en las vías de comunicación
se instalan industrias tradicionales procedentes de las áreas
centrales y en los parques tecnológicos (ej. Tres Cantos) las
de alta tecnología.
                                                                            Polígono de Arganda del Rey (Madrid)
-   Las áreas periurbanas -zonas de transición entre el        Los polígonos industriales son espacios situadas junto a las vías
    espacio rural y urbano- o las áreas rurales bien           de comunicación que atraen industrias tradicionales, talleres o
    comunicadas atraen industrias generalmente                 almacenes. Surgieron en los años 60 cerca las grandes ciudades
    pequeñas, de poca inversión, baja productividad,           pero en los últimos años aparecen en áreas periurbanas, capitales
                                                               de provincia, pequeñas ciudades o pueblos. Arganda es un claro
    mano de obra poco cualificada o con experiencia del        ejemplo de área periurbana.
    pasado artesanal y bajos salarios, que proceden de
    las ciudades cercanas o nuevas industrias que
    transforman los recursos del entorno (endógenas).
    Suelen instalarse en polígonos.




-   Los ejes de desarrollo industrial:
     Los dos grandes ejes
        nacionales: el del valle
        del Ebro y el del
        Mediterráneo que se han
        creado en torno a una red
        de autopistas que las une
        con los principales centros
        nacionales y con el sur de
        Europa, por lo que han
        atraído      a    industrias
        nacionales                 y
        multinacionales. Además
        existía     una     antigua
        tradición artesanal o fabril
        en ciudades o pueblos.
     La red entorno a
        Madrid que se extiende
        por      las     provincias
        limítrofes de Castilla La
        Mancha como resultado
        de la difusión de la
        industria madrileña desde los 90.
     Ejes interiores a lo largo de las principales carreteras (Tordesillas-Valladolid-Palencia).


                                        El sector secundario. La industria                                              25
c) Áreas industriales en declive
         Son las áreas de la cornisa cantábrica-atlántica y
núcleos aislados de otras áreas (bahía de Cádiz, Puertollano,
Ponferrada) caracterizadas por el declive industrial. En estas
regiones el proceso de reindustrialización está siendo difícil
por haber tenido a alto grado de especialización en industrias
de base que entraron en crisis, con predominio de las grandes
empresas estatales y de Pymes muy dependientes de ellas que
también se vieron arrastradas a la crisis, y un mercado laboral
de baja cualificación y de gran conflictividad. El
medioambiente está muy deteriorado porque las industrias
básicas son muy contaminantes, el crecimiento urbano fue
desorganizado y las viviendas de baja calidad. En los últimos
años se han añadido solares y naves abandonadas. Todo esto
resulta poco atractivo para la instalación de nuevas industrias.
         La incorporación a la UE ha empeorado la situación al obligar a disminuir la producción y el empleo.
         El País Vasco, hasta hace poco incluido en esta zona, es un ejemplo de revitalización industrial a partir
de 1995.

d) Áreas de industrialización inducida y escasa
        Son zonas con algunos núcleos industriales aislados y el predominio de pequeñas industrias tradicionales y
dispersas.
      Las áreas de industrialización inducida se encuentran en Castilla-León, Andalucía y Aragón que eran
         regiones sin industrializar hasta que en los años 60 los Planes de Desarrollo del franquismo crearon
         algunos focos industriales. Por ello, hoy día, poseen algunos enclaves industriales más desarrollados (por
         las ventajas de su situación en la costa o en los ejes principales de comunicación), que concentran las
         inversiones, el empleo y la producción; pero han sido incapaces de difundir la industria hacia las áreas más
         próximas, por lo que crean fuertes desequilibrios regionales. Es el caso de Zaragoza, Valladolid y Burgos
         o el triángulo Sevilla-Huelva-Cádiz.
         Estas áreas cuentan también con algunas industrias en todas las capitales de provincias o industrias
        tradicionales dispersas (conservera, vitícola, mueble o textil).

        Las áreas de industrialización escasa se encuentran en Extremadura, Baleares, Canarias y zonas de
         Castilla la Mancha alejadas de Madrid. Son espacios poco competitivos por su situación y especializados
         en otros campos de la economía como el turismo. En ellos predominan las industrias tradicionales y
         pequeñas.

3.6. - LA POLÍTICA INDUSTRIAL ACTUAL

        Hasta los años 80 la política industrial se caracterizó por el excesivo proteccionismo que dificultó la
modernización y la competitividad, por el importante papel de sector público (INI) y de las multinacionales. En los
años 80, la política industrial se centró en la reconversión y la reindustrialización ante la crisis del modelo anterior.
La política industrial desde la entrada en la UE se caracteriza por:

        La creciente apertura al exterior como consecuencia de la integración de España en la UE y de la
         globalización económica.
         - El ingreso en la UE supuso el fin de proteccionismo para los productos comunitarios y la
             implantación de las bajas tarifas aduaneras que la UE tiene respecto a los productos industriales de
             terceros países. Por ambos hechos se crea una fuerte competencia exterior.
         -    La globalización ha traído un aumento del comercio exterior: exportaciones e importaciones de
             productos industriales, y de las inversiones de capital extranjero, principalmente europeo, en los
             sectores más dinámicos pero también de las inversiones de capital español en otros países,
             principalmente iberoamericanos. Esto produce una desnacionalización de las decisiones.

        La privatización de las empresas más rentables ha permitido cancelar la deuda histórica del INI y
         disminuir la deuda pública. En 1995 desapareció el INI y se creó la SEPI (Sociedad Estatal de
         Participaciones Industriales), que agrupa a las empresas industriales y de servicios con participación
         estatal. Su objetivo es modernizar las empresas para que puedan competir en el mercado mundial.

                                          El sector secundario. La industria                                          26
       La UE señala los objetivos generales a conseguir: competitividad y sostenibilidad, y el Estado y las
        Comunidades Autónomas las desarrollan.

        La política industrial española actual trata de corregir los problemas actuales siguiendo las directrices
         de la UE
        - Para corregir la inadecuada estructural sectorial –con un excesivo peso de los sectores maduros- se
            trata de acelerar la reconversión industrial de los sectores en declive y fomentar la
            reindustrialización; también se apoya a los sectores más afectados por competencia exterior y con
            peligro de deslocalización (automóvil, textil, aeroespacial) y se crean observatorios industriales para
            mejorar algunos sectores.
        - Para corregir los problemas estructurales se intenta mejorar la competitividad de las empresas
            fomentando sobre todo la innovación empresarial.
              Apoyo a las Pymes: se impulsa su creación, desarrollo y la constitución de distritos industriales
                  formados por redes de Pymes que permiten la cooperación en el acceso a la información o a la
                  modernización tecnológica, favorecen la difusión de ideas e innovaciones.
              El apoyo a las grandes empresas: se favorece la concentración empresarial y los acuerdos entre
                  ellas.
              El fomento de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico se recoge en el Plan
                  Nacional de I+D+I para 2008-2011 cuyo objetivo es colocar a España en la vanguardia del
                  conocimiento mediante la incorporación de investigadores de prestigio internacional, el aumento
                  de la cooperación entre instituciones públicas y privadas, entre universidad y empresas, etc. Se
                  pretende aumentar los gastos en I+D hasta alcanzar el 2% del PIB en 2010
              Disminuir la dependencia tecnológica participando en proyectos internacionales de investigación
                  y desarrollo tecnológico como el PROYECTO EUREKA.
              También existen programas para promover las nuevas tecnologías y para la formación de la mano
                  de obra.
              Se impulsa la internacionalización de las empresas con programas de promoción de los productos
                  españoles, el impuso a la exportación de los pymes, la implantación de empresas en el extranjero,
                  etc.
       La política para corregir los desequilibrios regionales, dado el escaso éxito de las políticas anteriores, se
        centra en dos actuaciones:
            - La promoción industrial por parte del Estado y de las CA mediante ley de Incentivos
                 Regionales de 1985, el Estado ofrece subvenciones a las industrias (también a otros sectores como
                 el turismo rural) que se establezcan en las zonas más desfavorecidas. Las Comunidades Autónomas
                 y los municipios mediante las Agencias de Desarrollo Regional y Local se centran en el apoyo a
                 la innovación tecnológica y a las PYMES.
                 - El fomento de la industrialización endógena, aquella que surge de iniciativas de empresarios
                      regionales, que se basa en aprovechar las ventajas (los recursos naturales y humanos) de un
                      territorio. Esto les puede permitir competir a nivel mundial y tiene además otras ventajas: es
                      más respetuosa con el medioambiente, el riesgo de deslocalización es mínimo porque ha
                      desarrollado estrechas relaciones con la región en la que se asienta (lo contrario de las
                      exógenas) y contribuye a disminuir los desequilibrios regionales.

    La política más reciente –con más intervención de los gobiernos regionales y locales que del estado- está
dirigida a fomentar los distritos industriales formados por redes de PYMES, especializadas en un sector o en
varios (cuero, calzado, textil, muebles, joyería, juguetes, etc.). Se crean en zonas con ciudades pequeñas o medias
(aseguran servicios e infraestructuras), en conexión con el entorno rural (proporciona materias primas, capital y
mano de obra flexible), con tradición cooperativista y empresarial. En España se localizan principalmente en La
Rioja, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Castilla-La Mancha.

       La política medioambiental

        La industria es un factor contaminante de la atmósfera, del suelo y del agua; contribuye al agotamiento de
los recursos y deteriora el valor estético del paisaje. La UE elaboró unas directrices seguidas por el gobierno
español:
- Medidas preventivas como la protección de determinados espacios prohibiendo el uso industrial del suelo y la
    evaluación previa del impacto medioambiental que sirve para otorgar o no permisos de instalación.
- Medidas correctoras de carácter obligatorio (limitación de emisiones y vertidos) o voluntario (auditorias a las
    empresas que permiten conocer a las empresas su impacto ambiental y tomar medidas).
                                        El sector secundario. La industria                                        27
-   La política medioambiental ha dado a la aparición de una nueva rama productiva: la industria verde o
    ecológica que desarrolla tecnologías limpias para la industria. La incorporación de tecnologías limpias está
    siendo bastante rentable para las empresas: gastan menos energía y materias primas, reciclan y resultan
    atractivas para un mercado muy sensibilizado con este problema.
-   Se ha llevado a cabo algunas operaciones de rehabilitación de instalaciones abandonadas en áreas de
    antigua industrialización –por ejemplo en el País Vasco, que suelen dejar un entorno muy degradado o
    contaminado poco atractivo para otros usos. La finalidad es implantar nuevos usos como oficinas, instituciones
    culturales, viviendas, espacios verdes o nuevas empresas industriales. Destacan las llevadas a cabo en la ría de
    Bilbao y Avilés.
-   Protección del patrimonio industrial –edificios o conjuntos- con el fin de conservar espacios de interés
    histórico con fines culturales.

                          Ría de Bilbao
Las antiguas zonas industriales han dejado paso a espacios de uso   Museo de la minería en El Entrego (Asturias) dedicado a
cultural, comercial o residencial como la Museo Guggenheim o          la historia de la revolución industrial y del carbón.
                     el Palacio Euskalduna




                                            El sector secundario. La industria                                           28

								
To top