la caida de un obispo by wg2tB4G4

VIEWS: 8 PAGES: 30

									 IGLESIA Y CULTOS
 EL CASO MACCARONE DESNUDA AL PODER POLÍTICO, ECONÓMICO Y
 AL ROL DE LA IGLESIA



        La caída de un obispo

     publicado el 29 de diciembre del 2005




      Marcha por Juan Carlos Maccarone
           Gentileza de Indymedia



 "El agua es para todos, la tierra es para todos, el pan es para
 todos. Y esto no es subversión...aunque afecte a algunos
 intereses. La Iglesia debe estar profundamente comprometida
 con el desarrollo del hombre¨
 Enrique Angelelli


                                                                Ricardo Sangregorio
                                                                    Graciela Belardi
                                                                      Alicia Zadicof
                                                                     Delia González
                                                                       Maura Tucci
                                             Coordinación: Elena Luz González Bazán


Presentación del Trabajo de Investigación
Esta investigación intenta dar luz al entramado de intereses políticos, económicos
y eclesiásticos de la provincia de Santiago del Estero.


Intentaremos desnudar el porqué de la renuncia forzada de Maccarone en una de
las provincias con mayores índices de desocupación, pobreza, desnutrición
infantil y analfabetismo de la Argentina.


La misma está dividida en tres partes y las conclusiones.
El historial breve de Maccarone y la historia breve de otros altos prelados de la
iglesia que terminaron muertos.


La fortaleza económica del grupo Ick y las relaciones con el poder político
El poder político, intervenciones y realidades.


Conclusiones: nunca los trabajos de investigación son cerrados, queda una
ventana abierta para profundizar, en este caso es igual, se trata de mostrar
elementos que a partir de las fuentes consultadas muestran otras conclusiones, y
lo que es más importante, se corre el velo de las causas que las provocaron.


Este trabajo fue realizado por el equipo de trabajo del Taller de Producción e
Investigación Periodística Osvaldo Pugliese, Centro Cultural del barrio de Villa
Crespo. Sus integrantes, a partir del sonado caso del obispo Maccarone, iniciaron
dicha investigación, con el fin de articular las causas que motivaron su
desplazamiento y el rol de la iglesia, sin dejar de lado el papel que juegan tanto
los poderes políticos y económicos como los factores sociales.


Los grandes medios hicieron hincapié en el tema del celibato y la
homosexualidad como situación de conflicto, por otro lado y por la trayectoria del
obispo, marcaron su compromiso con los más pobres, dejaron por sentado que
tanto el juarismo, como el grupo Ick fueron responsables de dar a conocer la
existencia del video que comprometía a Maccarone y la decisión del prelado de
alejarse de la vida sacerdotal en la provincia de Santiago del Estero. Las
consecuencias quedaron claras, las causas, el entramado del poder, los objetivos
reales para dicho caso quedaron ocultos, y pronto la noticia perdió resonancia.


Este trabajo recorre otros momentos históricos, donde otros prelados
comprometidos con los pobres, los más humildes y más castigados fueron
arrojados del sacerdocio, de formas similares o más drásticas, casos resonantes
y que aún la Iglesia no ha condenado solventemente.


Como final de esta introducción que me toca presentar el trabajo como
Coordinadora del mismo, decir que es la primera investigación que realizan en
forma conjunta y de esta magnitud, aquí radica el mérito de esta investigación.




 Introducción



                                                            Foto de archivo La Nación



El 19 de Agosto pasado, con la renuncia al Obispado de la provincia de Santiago
del Estero presentada por Juan Carlos Maccarone y aceptada por el Vaticano en
una decisión tan rápida como inesperada volvió a ponerse, en el medio de la
consideración pública, el proceder de ciertos sectores del poder político y
económico cada vez que consideraron que algún miembro de la Iglesia Católica
"molestaba" o afectaba sus intereses.
La dimisión se produjo cuando se conoció la existencia de un video con
imágenes del obispo que, de acuerdo con la moral católica, constituyen una falta
grave y en la que queda en evidencia la relación del obispo con una persona
adulta de sexo masculino.
A poco de conocerse la noticia, dicho video fue relacionado con una maniobra
orquestada por los mismos intereses políticos, económicos y eclesiásticos que
fueron blancos del ahora ex obispo desde que llegó a cumplir con su misión
pastoral en la provincia.


En este caso, fue la extorsión para forzar una renuncia, pero ya veremos que en
casos similares a través de la historia reciente de nuestro país se llegó a la
desaparición física del sacerdote "molesto".


Juan Carlos Maccarone
Juan Carlos Maccarone nació en Buenos Aires, el 19 de Octubre de 1940.
Ordenado sacerdote el 7 de diciembre de 1968, es un teólogo de reconocido
prestigio y trayectoria, respetado no solo en Argentina sino en el exterior. Es
considerado como una de las personalidades de mayor formación académica y
doctrinal dentro del Episcopado Católico Argentino.


Fue rector del seminario de Buenos Aires y docente en la Universidad Católica
Argentina.


En 1996 Maccarone fue trasladado a la diócesis de Chascomús, en la provincia
de Buenos Aires. En 1997, se puso al frente del reclamo popular por el asesinato
del joven Emilio Blanco, de 16 años.


Poco tiempo después fue acusado por abusos deshonestos contra un menor en
la misma localidad, hecho que en ese momento se consideró relacionado con la
campaña de desprestigio que se había montado en su contra por el compromiso
con los reclamos de justicia.


En 1999 se hace cargo del Obispado de Santiago del Estero, vacante después
de la muerte de Gerardo Sueldo, acérrimo enemigo del régimen encabezado por
Carlos Juárez y su esposa Nina Aragonés, régimen que se había encargado de
someter a su arbitrio caudillesco tanto a la independencia judicial como a la
libertad de prensa y a la división de poderes.


Maccarone decide continuar allí la obra iniciada por su antecesor, con el paso del
tiempo lo va convirtiendo en una de las voces opositoras más importantes.


Salió a la calle junto a los padres de las dos mujeres que aparecieron asesinadas
en un basural en la localidad de La Dársena. Fue una voz clara contra todo tipo
de abuso provocado por el poder político. Denunció la corrupción enquistada en
todos los niveles del poder provincial.


Homilías
Sus homilías y otros documentos contaron siempre con una dosis de crítica
aguda sobre la situación política y social de la provincia.


"Nadie es dueño de la provincia (...) Santiago no necesita tutores que le señalen
arbitrariamente el derrotero de su historia, y menos que lo quieran imponer
autoritariamente" (Homilía de Pascuas, 27/3/05).


"Este momento exige de toda la sociedad compromisos serios de cambio.
Superar el caudillismo y la contrapartida de la dádiva como relación política,
exige la hidalguía de cada ciudadano y ciudadana de ser, cada uno, en su lugar,
y de acuerdo a su condición, corresponsables, gestionando la realidad con
vigilancia atenta a la historia de cada día" (8/5/05).
"Hoy gozamos del funcionamiento de las instituciones democráticas elegidas por
el pueblo soberano y juez. Esto es un fruto madurado por el mismo pueblo
santiagueño que se puso de pie para reclamar justicia, cansado de años de
arbitrariedad" (Tedeum del 25 de Mayo de 2005, en presencia del presidente
Néstor Kirchner).


"Nunca más convocar a una reforma constitucional: que responda a las
necesidades del gobierno de turno; que se realice en beneficio de un sector
político social o económico; que genere concentración de poder, favorezca los
actos de corrupción, la exclusión y el clientelismo" (Principios orientadores para la
etapa constituyente - Diálogo Santiagueño -28/5/05).


"Sabemos los cristianos que hay otras muchas formas de degradar la vida
humana y atentar contra ella: el hambre, la enfermedad, la violación de la libertad
y de los derechos humanos, como la criminalidad de los traficantes de drogas
que degradan la vida y la esperanza a nuestros jóvenes" (16/7/05).


"La dirigencia política deberá comprender que los arreglos de "cúpulas", no
siempre implicarán la unidad de los ciudadanos en torno a ellos; todo lo contrario,
podrá contribuir a su aislamiento. También deberán analizar que magro servicio
le hace a la democracia, sobre todo cuando hay que instaurarla de verdad, un
pensamiento único. A la vuelta de éste, está el autoritarismo" (25/7/05).


La oposición a ese autoritarismo le costó su cargo a Maccarone pero antes le
costó la vida a su antecesor.
                                            Foto de la tumba del
 Gerardo Sueldo                             obispo Gerardo Sueldo
                                            Pág.12




Sueldo había nacido en Rosario, el 21 de Agosto de 1936. Fue Obispo de la
Diócesis de Nueva Orán en la provincia de Salta. En 1993 fue nombrado Obispo
coadjutor de Santiago del Estero pasando a desempeñarse como Obispo
diocesano a partir de 1994.


Llega a un lugar donde abundaban muertes no esclarecidas, "gatillo fácil" policial,
dependencia de la justicia y la concesión de múltiples favores del gobierno hacia
determinados sectores económicos. A raíz de esa situación Sueldo crea la
Secretaria de Derechos Humanos, dependiente del Obispado. Allí se denuncian
cientos de casos de avasallamiento por parte de las fuerzas represivas de la
provincia. Promueve también la organización de los familiares de las víctimas y
es en ese entonces que las "Madres del dolor" comienzan a hacerse escuchar.


La imagen del Obispo se hizo conocida fuera de Santiago cuando en medio de
una manifestación popular que pretendía ser impedida por efectivos de la guardia
de Infantería, quiso evitar lo que finalmente ocurrió: gases lacrimógenos,
bastonazos y represión. Su rostro ensangrentado marcó el compromiso del
religioso para con el pueblo santiagueño.


Decía Sueldo en alguna de sus homilías: "Cuánto tendremos que llorar por la
ausencia de los honestos y el silencio cómplice de los cómodos y complacientes.
Pedir honores y poder no es lenguaje de la fe. Sabemos que el poder y los
honores en la sociedad civil llevan a la tiranía y a opresión por un lado; y por el
otro, a la obsecuencia cortesana".


EL 4 de septiembre de 1998 viaja por la ruta 9 regresando de Salta. Es
madrugada cuando el automóvil que conduce el Obispo se encuentra
presumiblemente con un caballo en medio de la ruta. Debido a la velocidad que
traía el vehículo, Sueldo se ve impedido de frenar a tiempo, intenta esquivar al
animal, pero el auto se sale del pavimento dando un par de tumbos. El cuerpo del
Obispo fue a parar a varios metros del lugar. La investigación policial nunca pudo
comprobar la existencia del caballo.
Sueldo había recibido llamadas telefónicas amenazantes.


Las fotos con su rostro que cuelgan de las paredes de ranchos y casas humildes
de la provincia, se mantienen intactas como su mensaje en gran parte del pueblo
santiagueño.
El accidente automovilístico que calló a Sueldo nada tenía de original.
Repasemos a modo de ejemplo, los casos de otros obispos.




 Otros "accidentes"




                                                       Fue
 Eduardo Angelelli                                     nte
                                                                          Diario Época



Enrique Ángel Angelelli nació el 17 de Julio de 1923, en la provincia de Córdoba.
En 1947, al ingresar al segundo año de teología fue enviado a Roma para
completar sus estudios. Tenía 26 años cuando recibió la ordenación sacerdotal
en octubre de 1949.
Cuando regresa al país se desempeña como Vicario Cooperador en la Parroquia
San José de Barrio Alto Alberdi, en la ciudad de Córdoba, y Capellán en el
Hospital Clínicas. Las villas miserias de la zona eran visitadas por Angelelli, y
este contacto con los desposeídos hará crecer en él la predilección por el servicio
hacia los pobres.
El 12 de diciembre de 1960 fue designado por el Papa Juan XXIII, Obispo Auxiliar
de Córdoba.


En diciembre de 1963 decía en una "exhortación pastoral" : "En nuestra provincia
advertimos azorados un porvenir inseguro, efecto de una de esas situaciones
graves que se manifiestan bajo las formas inhumanas de la desocupación,
carestía de la vida, bajos salarios, escaso rendimiento del poder adquisitivo, alto
déficit de las viviendas, hospitales abarrotados, niños enfermos y desnutridos,
carencia de una asistencia médica social vigorosa y congruente.¿Puede alguien
permanecer indiferente ante esta angustiosa realidad? ¿Podemos, sin caer en la
complicidad, seguir callando?


El Papa Paulo VI lo designa Obispo de La Rioja, el 3 de Julio de 1968. Recorre
rutas y caminos polvorientos de la provincia para charlar con la gente y conocer
sus problemas y necesidades, siempre de buen humor, ya querido y conocido
como "el Pelado", decía en una homilía: "El agua es para todos, la tierra es para
todos, el pan es para todos. Y esto no es subversión...aunque afecte a algunos
intereses. La Iglesia debe estar profundamente comprometida con el desarrollo
del hombre".


En 1971 Angelelli impulsó un importante movimiento rural para el mejoramiento
de la situación campesina, lo que le valió la enemistad del nuevo gobernador
militar y de los ricos hacendados.
A partir del año siguiente comenzarán los problemas: el diario "El Sol" lo tilda de
"Satanelli", en agosto son detenidos dos de sus sacerdotes, en noviembre es
increpado públicamente por padres de alumnos de un colegio religioso, con el
claro intento de expulsarlo de un acto conmemorativo del colegio. Junto a otros
sacerdotes, religiosas y laicos es agredido en Anillaco en medio de las fiestas
patronales de la zona por grupos organizados por los ultraconservadores
católicos del lugar.


Son años muy difíciles para el Obispo que debe soportar todo tipo de agresión (lo
llaman "infiltrado comunista en la iglesia").


El 18 de Julio de 1976 fueron secuestrados dos sacerdotes de Chamical, el padre
Gabriel Longueville y Fray Carlos de Dios Murias. El día 20 se encuentran los
cuerpos, acribillados a balazos y con signos de haber sido torturados. El jueves
22, Monseñor Angelelli presidió la misa de exequias. Al salir del cementerio se
acercó a un allegado para decirle: "El próximo soy yo".


El 4 de agosto de ese año, de regreso a La Rioja, viajando en compañía del
Padre Arturo Pinto, una mala maniobra deliberada de un automóvil que se les
aproximó durante la marcha provocó la muerte del Obispo.
Pocas horas después en el casino militar del Batallón 141 y en el diario "El Sol"
se brindaba con champagne.
                                                                  Un hombre mira la
                                                                  figura del Cristo
                                                                  crucificado sobre un
                                                                  avión de combate
 Vicente Zaspe                                                    estadounidense, una
                                                                  de las obras del
                                                                  argentino León Ferrari
                                                                  que han sido
                                           calificadas de "blasfemas".
                                           AP



Vicente Faustino Zaspe nació en el barrio de La Boca de la Ciudad de Buenos
Aires el 15 de febrero de 1920.


Fue ordenado sacerdote el 28 de noviembre de 1948.
Fue nombrado obispo coadjutor del Arzobispado de la provincia de Santa Fe por
Paulo VI, el 3 de Agosto de 1968.


Es elevado a Arzobispo en 1969 a raíz de la muerte de su antecesor Nicolás
Fassolino.


La feligresía santafesina lo admiraba como caudillo espiritual y lo quería como un
amigo.


Es el mismo Papa quien le encomienda en 1973 a Monseñor Zaspe que viaje a
La Rioja para seguir de cerca la línea pastoral de monseñor Angelelli. Los
sectores más reaccionarios del poder ya hacían llegar sus voces de protesta al
Vaticano.
Cada uno con su sello personal, los dos obispos se diferenciaban de la mayoría
del cuerpo clerical.


Después de interiorizarse detalladamente de la situación en La Rioja, Zaspe es
terminante: "No hay mejor manera de practicar el cristianismo que la que lleva a
cabo Enrique Angelelli".


Rescatemos algunas de sus palabras: "La Iglesia argentina debe ser la voz de los
que no tienen voz, a pesar de las inevitables incomprensiones y de las amenazas
que puedan seguir. A algunos sectores les molesta que la Iglesia reciba y
escuche a los sectores obreros, a los familiares de los desaparecidos y de los
detenidos sin proceso, o con procesos eternizados, y que pida por los jubilados y
los pensionados".


Monseñor Zaspe sufrió heridas en un accidente automovilístico el 15 de agosto
de 1982, producto de un impacto (¿deliberado?) en la parte trasera del automóvil
en que viajaba, propinado por un camión.


Cuando las Fuerzas Armadas presentaron el documento final sobre lo actuado
por la dictadura, en el que se pretendía insinuar que no había más información
que dar, que había habido una guerra sucia y que por lo tanto cualquier exceso
era comprensible, Zaspe expresó su rechazo públicamente: "Es insólita la
calificación de ¨actos de servicio¨ para la tortura, el secuestro impune, la muerte
clandestina, la detención sin proceso, la entrega de niños a desconocidos y el
latrocinio descarado de los hogares".


Resulta fundamental recalcar que estas declaraciones eran hechas en junio de
1983, aún bajo el régimen militar.
El 3 de enero de 1984 fue internado por un acceso cerebro vascular provocado
por una crisis hipertensiva.


Zaspe murió el 24 de enero de 1984. El diario "El litoral" tituló: "Y Dios llamó al
pastor".
A poco tiempo de su muerte, el obispo auxiliar Edgardo Storni, que hasta allí
había mostrado un bajo perfil, se encargó de anunciar públicamente al tomar
posesión del Arzobispado: "La era Zaspe terminó".


El por entonces gobernador Vernet decía: "Cuando al poco tiempo lo eligieron a
Storni, yo no entendí mas nada. Con la muerte de Zaspe habíamos perdido a un
pastor, irreemplazable por su carisma y su entrega, y con Storni ganamos un
político siniestro que no nos hacía falta".


El sucesor de Monseñor Zaspe sería apartado de su cargo años después, por
denuncias de abusos sexuales cometidos hacia jóvenes seminaristas.




                                              Una de las obras más
                                              famosas de Velázquez,
                                              fechada en torno a
                                              1632, no sólo por su
 Carlos Ponce de León
                                              valor estético sino por
                                              las leyendas que le
                                              acompañan.
                                              Fuente: Arte Historia



Carlos Ponce de León condujo la diócesis de San Nicolás de los Arroyos en la
provincia de Buenos Aires entre 1966 y 1977.
El obispo creó la escuela diocesana de Servicio Social y envió sacerdotes a las
villas de emergencia, lo que le valió ser llamado "el obispo rojo" por los militares y
las patronales de la zona.


El encono aumentó después del golpe militar, cuando el prelado comenzó a
recibir a familiares de víctimas de la represión.


El prelado muere en un accidente automovilístico, el 11 de Junio de 1977,
cuando se dirigía a la ciudad de Buenos Aires. Llevaba, con él, documentación
relacionada con la represión ilegal en su diócesis que como en anteriores viajes
iba a entregar a la Nunciatura. Esta documentación que involucraba al entonces
general Carlos Suárez Mason, jefe del Cuerpo I de Ejército, al coronel Camblor,
jefe del Regimiento de Junín y más directamente al teniente coronel Saint Amant,
jefe del Regimiento con asiento en San Nicolás, desapareció sin ser reclamada
por el canciller de la diócesis Roberto Mancuso, capellán de la unidad carcelaria
de la ciudad.


A consecuencia del choque el obispo fue internado y horas más tarde falleció
como consecuencia de las heridas sufridas. Ni siquiera al médico de cabecera
del prelado le fue permitido ingresar a la sala donde estaba internado.


Según Víctor Oscar Martínez, un muchacho que acompañaba a Ponce de León
en el momento del accidente, el obispo había anunciado su propia muerte.
Cuando se enteró del otro accidente automovilístico que le costó la vida a su
"hermano en Cristo", el obispo de La Rioja Enrique Angelelli, sentenció: "Yo voy a
ser el próximo".


Días mas tarde el mismo Martínez (que estaba por entonces cumpliendo con el
servicio militar) fue detenido por orden de Saint Amant sufriendo toda clase de
vejaciones físicas y psíquicas durante su cautiverio."Me golpearon hasta
desmayarme. Luego comenzaron a preguntarme cuáles eran las actividades del
obispo, qué personas lo visitaban, a cuántos extremistas había ocultado".


Estas historias paralelas muestran objetivos comunes, de una u otra forma sacar
del medio a altos prelados de la iglesia católica comprometidos en una opción por
los pobres y contrarios a los intereses de dictadores y políticas asentadas sobre
la corrupción.




 BREVE RESEÑA POLÍTICA
                                           Fuente:
 SANTIAGUEÑA
                                           República del
                                           Noa



El juarismo
Esta es una expresión política basada en el típico modelo feudal tan
característico en muchas de las provincias argentinas, la misma tiene su génesis
en mayo de 1949.
Finalizando un año de intervención federal, decretada por el presidente Juan
Perón, asume la Gobernación, el abogado Carlos Arturo Juárez de 32 años.


Con el paso del tiempo, ya sea como primer mandatario provincial -cargo que
ocupó en cinco oportunidades- o como legislador nacional -fue cuatro veces
senador-, quedó demostrado que el poder en Santiago del Estero tenía nombre y
apellido. Fue designado por la Legislatura provincial como "Protector Ilustre del
Pueblo". Consiguió reformar la Constitución provincial según la conveniencia de
cada momento político.
Creó, junto a Muza Azar, una red de espionaje que se encargó de controlar y
perseguir a varios miles de opositores a su gobierno.


Sustentó un poder económico de manera hegemónica
Se encargó de fomentar entre los trabajadores su dependencia del Estado, como
una forma de ejercer un control condicionante en una amplia franja del
electorado. Toda esta maquinaria de poder le permitiría controlar cada uno de los
resortes de la política, la justicia y la economía de Santiago.


Mientras tanto, el mismo poder le iba a permitir amasar una verdadera fortuna, en
algunos casos solventados por negocios, no tan claros, como los que en los
últimos tiempos lo vincularon al empresario Néstor Ick. Directamente proporcional
al incremento de su fortuna fueron creciendo los distintos niveles socio-
económicos de la provincia hasta convertirla en una de las más pobres del país.


Sin embargo, algo pareció cambiar el 16 de diciembre de 1993. Una pueblada
como no se conocía en toda la historia provincial, que recibió el nombre de
"Santiagueñazo", terminó con el incendio no sólo de distintas dependencias
donde funcionaban los tres poderes manejados por Juárez, sino también con su
propio domicilio particular y el de varios de sus "socios" del poder. La situación, a
partir de ahí, obligó a la Intervención Federal decretada por Carlos Menem.


El interventor designado, Juan Schiaretti, se encargó de cerrar cada uno de los
caminos a una posible renovación política. Conclusión: la sociedad de Santiago
del Estero, sin opciones para el profundo cambio que se necesitaba, volvió al
único camino conocido en los últimos años: el juarismo.
                                                                      Las madres del dolor

 Nueva Intervención                  Todos los martes a las diez de la mañana, un grupo de
                                    mujeres se reúne frente a los Tribunales santiagueños y
                                             camina en silencio hasta la Casa de Gobierno
                                    reclamando Justicia por el asesinato de 162 jóvenes, la
                                                            mayoría a manos de la Policía.



Transcurría el año 2002, y Santiago de Estero hizo dejar de lado el habitual
olvido que hacen las grandes corporaciones informativas del país para con las
problemáticas provinciales y volvió a la consideración general.


Un doble crimen en la localidad de La Dársena (en el que Musa Azar y otros
funcionarios juaristas aparecieron vinculados a la muerte de dos jovencitas
durante una orgía, una que se considera participó y la otra fue testigo) derivó en
un escándalo a nivel político y aceleró el deterioro del gobierno de la esposa de
Juárez, Mercedes Aragonés, lo que provocó una nueva intervención federal de la
provincia.


Intervención que pretendió ser evitada hasta último momento por el presidente
Néstor Kirchner, ya que en el intrincado tejido político que lo llevó a la presidencia
de la Nación, no se podía dejar de lado tan fácilmente el apoyo que hizo el viejo
caudillo santiagueño instando públicamente a votarlo.


La intervención abrió un arco de esperanza en la sociedad ansiosa de un cambio
profundo.


El elegido fue el Dr. Pablo Lanusse, sin pertenencia partidaria, apoyado por el
entonces Ministro de Justicia, Gustavo Béliz, reconocido hombre del Opus Dei,
organización que cuenta también entre sus filas, al designado jefe de gabinete de
la intervención, Pablo Fontdevila.


Durante su gestión, se propuso la desarticulación del aparato juarista de todas
las maneras posibles. Suspendió contratos firmados por el ex mandatario con
empresas ligadas al grupo Ick que eran ampliamente beneficiadas en perjuicio
del estado provincial y por consiguiente de una sociedad cada vez más
empobrecida.


Por otro lado, fomentó una Reforma de la Constitución Provincial reclamada y
apoyada por distintos sectores, entre ellos, la Mesa de Dialogo Santiagueño, que
asesoraba activamente en la confección y redacción de la nueva Constitución, y
de la que formaba parte el Obispo Maccarone. La buena y fructífera relación que
mantenían los miembros del clero provincial con la intervención, se denotaba no
solo en cuestiones políticas.


En este período la Universidad Católica de Santiago del Estero obtiene la licencia
para la creación del canal 3 de televisión. La señal permitiría romper con el
monopolio que detentaba hasta ese entonces, el único canal de televisión de aire
que existía en la provincia, el canal 7, propiedad de Néstor Ick. Pero, como
sucede habitualmente en la política argentina, el entramado de intereses y
"favores" a nivel dirigencial hace que cualquier cambio estructural pierda
profundidad para terminar dejando todo igual.


La estructura que Juárez creó para seguir manteniendo el poder hoy sobrevive, a
pesar de la propaganda de erradicación que la intervención difundió durante toda
su gestión.
Baste como ejemplo, el jugoso contrato con la provincia firmado por el poderoso
Néstor Ick, por el cual se aseguró por cinco años para continuar transmitiendo los
sorteos de la tómbola (quiniela) por su canal de televisión. Un regalo de la
intervención, que las nuevas autoridades elegidas posteriormente no
desestimarán con tal de evitar el costo político de empezar su gobierno firmando
un contrato con Ick.



                                            Esta foto es del
                                        Hospital Eva Perón,
 Todo está igual, nada ha                marzo del 2003, el
 cambiado                             cuadro sigue su paso,
                                       aunque la imagen es
                                                 desgarradora. Lamentablemente es real.



El 23 de marzo de 2005, se hacía cargo de la gobernación Gerardo Zamora,
quien se desempeñaba, hasta ese momento, como Intendente de la cuidad
capital provincial.
Así, casi cuarenta años después, un hombre perteneciente al partido radical,
asumía por segunda vez en la historia provincial como gobernador.


En su gestión al frente de la comuna capitalina, el devenido gobernador mantuvo
siempre una buena relación con el juarismo. ¿Qué circunstancias mágicas
permiten entonces suponer que se iba a modificar el rumbo, drásticamente, en la
provincia para conseguir así reactivar los resortes del poder con sentido
democrático y ponerlos al servicio de las necesidades del pueblo santiagueño?.


Mientras tanto, la burguesía local ve como se mantiene intacta la vieja política
que permite la continuidad de la concentración económica en una provincia en la
que, el 52% de su población tiene viviendas con piso de tierra, y el 83% no tiene
agua dentro de su casa; de cada 100 santiagueños, 8 son analfabetos; de cada
100 niños, 40 están desnutridos y el mismo porcentaje en menores de seis años
ni siquiera tiene aplicada la vacuna Sabín.




                                                 El juez
                                                 Federal
                                                 de
                                                 Santiago
 EL PODER MEDIATICO DE NESTOR ICK                del
                                                 Estero,
                                                 Ángel de
                                                 Jesús
                                                 Toledo, amigo y padrino de una de las
                                                 hijas de Néstor Ick



¿Por qué Maccarone?
La Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) es la institución que más
se benefició con la intervención federal encabezada por Pablo Lanusse de quién
Maccarone ofició como principal interlocutor a través de la Mesa de Diálogo
Santiagueña.


Gracias al respaldo de Maccarone la UCSE logró que el presidente Néstor
Kirchner firmara el decreto que habilitaba la explotación de una señal de
frecuencia de televisión de aire. La medida fue tomada para contrarrestar el
poderío mediático del empresario Néstor Ick, socio del Juarismo y rival
económico del grupo de familias que dirigen la UCSE, pertenecientes al Opus
Dei. Así es como desde noviembre del 2004, la Universidad Católica de Santiago
realiza transmisiones de prueba en el flamante canal 3, segunda televisora que
se instala en la historia mediática de la provincia. Ante este hecho y mediante
presentación judicial, el grupo Ick jaqueó la posibilidad de comercializar la
publicidad televisiva de la emisora, poniendo en duda la legalidad del Decreto
Presidencial. A tener en cuenta es que la única señal televisiva y radial que existe
en la provincia es la del grupo del empresario, monopolizando de esta manera los
medios de comunicación.


El grupo Ick ya demostró hasta donde puede ir cuando se propone algo, y el
acceso a las altas esferas del poder político de Santiago lo favorecen.


En sus homilías el Obispo Maccarone hizo directas sus críticas hacia el
poder económico que el empresario Nestor Ick estructuró bajo el juarismo;
poder al que hoy, los ex colaboradores del Obispo ven detrás de la aparición
sorpresiva del video.



Alfredo Serrano y sus declaraciones
El protagonista junto con Maccarone del video aseguró " que un poderoso grupo
de la provincia lo utilizó para provocar la renuncia del prelado".


"El grupo Ick y el periodista Rogelio Llapur me usaron" dijo Serrano.
Los intereses de Ick por un video que pudiera costar la carrera al Obispo son
conocidos. Maccarone era el más duro de sus rivales y además se había
convertido en el símbolo de la caída del juarismo, aliado de Ick.


Entre los negocios más conocidos del grupo se encuentran el Banco de
Santiago del Estero y el de La Rioja, del que Gustavo Ick es principal
accionista. Además de monopolizar radio y televisión es dueño del casino
de Santiago y varios locales de bingo, del que Alfredo Serrano era asiduo
concurrente. A esto se refería Maccarone al decir "concentración del poder
económico" en sus homilías. Será por eso que cuando Jorge Feijoo (rector de la
Escuela de Teología de la UCSE) dijo: "Hechos y acciones que tienen ideólogos,
autores materiales, comedidos, tontos útiles, garantes y protectores", refiriéndose
a la
construcción del poder, sobre todo cuando el enemigo tiene la inescrupulosa
capacidad de hacer llegar al Vaticano por medio de aliados eclesiásticos y
mediáticos (tal el caso de Ick) el video del escándalo. Sacar a Maccarone del "
medio" era la forma de debilitar este creciente espacio de poder que
probablemente desplazaría del monopolio en la provincia al grupo Ick.


Evidentemente el final ha sido otro, o sea, el mismo de siempre.



                                     DOLIDOS. La cúpula
                                     del Episcopado inició
                                     ayer tres días de
 EL DEBATE SOBRE EL
                                     deliberaciones. La
 CELIBATO
                                     renuncia de Maccarone
                                     conmovió a los obispos.
                                     La Gaceta



El escándalo provocado por la aparición del video comprometedor para el obispo
Maccarone puso de nuevo sobre el tapete el debate sobre el celibato presbiteral
en el seno de la iglesia.


Consultado al respecto dice Juan Andrés Ravignani, miembro activo de un
Movimiento Laical, adscrito a la Pastoral Social Comunitaria y con una formación
en documentos de la Iglesia y materias teológicas:


"El celibato presbiteral se impuso como obligatorio, recién en el Concilio de
Elvira, España, y en el año 412 se ratificó en el Concilio de Trento, a principios
del siglo XII; por lo cual es un decreto y no un artículo de fe. La Iglesia Católica
Oriental nunca tuvo celibato sacerdotal y sólo se concilió con la occidental
después de la firma de un tratado en el sentido de respetar el matrimonio de los
sacerdotes, en el momento y hacia delante. Por otro lado la Iglesia Católica
aceptó la inclusión de Pastores reformados en el seno de la Iglesia Católica,
como sacerdotes luego de ratificar sendos contratos, reconociendo sus
matrimonios. Podemos agregar que la Iglesia Ortodoxa sostiene el matrimonio de
los Popes".


"Antes del Concilio Trientino las cosas eran de otra manera; además, la tradición
apostólica indica que durante los primeros siglos de la Iglesia; los ministros eran
elegidos por la comunidad, normalmente, entre ejemplares padres de familia, y
ungidos por los apóstoles; por otra parte; su condición no tenía porque ser
vitalicia, al menos al frente de una comunidad; su función era oficiar la liturgia y
administrar los sacramentos".


"Existe una versión muy difundida, que no es ajena a esta medida; por lo menos
en alguna medida; que esto favorecía que los bienes poseídos por los
presbíteros no fueran sujetos a herencia familiar; y que la no-pertenencia a un
núcleo familiar, favorecía la libre disposición de la autoridad eclesiástica, sobre
ellos (esta es una medida política)".


Por otro lado el Obispo Nañez, el cura que no se retracta, afirma que el celibato
"No es propuesta cristiana. Es sólo disposición disciplinaria católico romana,
parcial desde el siglo IV y general desde el XVI" y se siente lo suficientemente
seguro en sus convicciones, como para avanzar al sostener que "Si el celibato
tiene verdadero fundamento bíblico, si es observado con facilidad y alegría por la
mayoría de quienes lo han aceptado por una promesa llena de euforia juvenil y si
en realidad le hace mucho bien a la Iglesia", el se retractaría gustosamente, pero
que " De otro modo, no creo que deba hacerlo, sino sostener mi punto de vista
compartido a nivel mundial, como un acto de amor a la Iglesia de Jesucristo. (5
de octubre de 2005 - Agencia Argenpress)
Por otro lado en la Homilía del padre Raúl Llugdar al recordar a Monseñor Sueldo
decía que la iglesia no está exenta de corregir errores y sostenía en la Catedral,
Basílica durante la misa del séptimo aniversario de la muerte de Monseñor
Gerardo Sueldo: "El falso vigilante es el que controla al pueblo al servicio del
ladrón que quiere saltar al corral de las ovejas. Por eso, es responsable directo
de lo que pueda pasar".


"Ningún pecado personal ni comunitario la exime (a la Iglesia) de corregir y
corregirse. No puede callarse aunque cargue con su miseria. Lo debe hacer
porque Jesús eligió el lugar de las víctimas para evangelizar. Y, aunque Jesús
no, todas las víctimas tienen faltas y son pecadoras. Pero, en la lógica del poder,
siempre fue necesario que la víctima sea transformada en culpable para que su
caída o muerte no moleste ni cambie el orden establecido".


"Nuestra Iglesia no es la viuda de nadie. Ni de monseñor Sueldo, ni de todos lo
que de alguna manera nos acompañaron. Ella es la esposa del resucitado que la
anima", señaló.


En relación con el trabajo pastoral de monseñor Sueldo, enfatizó: "Por llevar al
bastón de Pastor enfrentó a todos los poderes cuando éstos no respondieron a
su deber de servir al pueblo, ya fuesen los medios de comunicación, el sistema
político, el económico, el policial o el académico". (5 de septiembre de 2005 - El
Liberal on line).


Repercusión en el periodismo internacional


El diario norteamericano "Los Ángeles Times" dice que funcionarios de la Iglesia
Católica creen que el prelado fue blanco de una "vendetta" política.,
"Le Monde" tituló: "La dimisión de un obispo argentino homosexual toma pasos
políticos" en "la dictadura de Juárez" y denomina a Santiago del Estero como "La
provincia del terror".
"Le Nouvel Observateur", "La Croix" y "Le Soir" también se hicieron eco del caso.




                                                   Obispo Juan
 CONCLUSIONES                                      Carlos
                                                   Maccarone
                                                   25 de mayo del
                                                   2005



Luego de 4 años de relación del obispo Maccarone con el remisero Serrano
alguien decide hacerlo público.


Cabe pensar que Serrano desea obtener rédito monetario al no poder obtenerlo
directamente del obispo. Pero hay gente muy influyente en el medio con
intereses muy desmedidos. Debida la rivalidad del obispo con el grupo Ick, a
quienes acusaba siempre de golpear al pueblo con la concentración de poder
económico, nos presenta otra posibilidad de sospecha.


Llama la atención que el obispo, tras la muerte no clara de su antecesor
Sueldo, no pudiera protegerse ya que se supone que cualquier error suyo sería
usado en su contra y así fue. También, nos preguntamos porque al estallar el
escándalo la iglesia se da por enterada, cuando todo esto era ya conocido por el
entorno. Kirchner; aliado de Maccarone y adversario de Bergoglio, posible
presidente del Episcopado; deberá enfrentarse a una línea conservadora. Queda
vacante entonces la línea progresista, con la misión de luchar contra la injusticia
y la corrupción, y que la dimisión de Maccarone ha dejado vacía.
En relación al celibato, sostiene Ravignani: "la medida disciplinar del celibato
presbiteral tiene categoría como de reglamento; no es decreto ni tiene el valor de
ley; el único voto que no hacen los sacerdotes Diocesanos es del de pobreza; y
es natural ya que deben sostenerse por sus propios medios y pagarse una
jubilación para la vejez".


"La merma sacerdotal tanto diocesanos como religiosos se debe no tanto a que
quienes eligen el estado religioso se equivocaron de vocación; sino más bien la
confusión entre religioso y sacerdote adoptado por las normas de la Iglesia, a
tendido a que no se distinga claramente que el estado religioso es una vocación
diversa de la vocación ministerial; el religioso es religioso y si quiere también
puede ser presbítero; pero muchos candidatos al presbiterio se ordenan en una
Congregación religiosa; ya que tienen que vivir el celibato, porque se les impone
y una comunidad religiosa evita el drama de la soledad; además se ocupa del
sustento de sus miembros, hasta que fallecen".


"De todas maneras, no debería pensarse que una segura posible reforma, en
este aspecto y otros, sea la panacea remediadora de todas las desviaciones, sino
más bien un mecanismo de minimización de las mismas; pero es inocultable que
enfrentará a la institución con nuevos desafíos".


Casi desde la etapa fundacional de la Argentina, la Iglesia Católica es un actor
preponderante en la vida política de este país. Un rol casi siempre legitimado por
los conflictos internos que se han sucedido en nuestra historia. De distintas
maneras a lo largo del tiempo la Iglesia Católica Argentina ha crecido
acumulando un poder que va más allá del estrictamente moral que debería
ejercer sobre la población que profesa dicha religión.


Sumando vínculos tanto con el poder político como con el poder económico, su
jerarquía ha ido entretejiendo así una red cada vez más intricada de intereses
que muchas veces se chocan con los de aquellos que integran los distintos
niveles que conforman su propia congregación.


En ocasiones, estas diferencias han generado un nivel de conflicto tal en el
interior mismo del catolicismo que han llegado a resolverse con ayuda del
aparato estatal, con el que se vincula y tiene de acuerdo a los procesos políticos
acuerdos o confrontaciones, pero estas siempre son secundarias.


La renuncia de Maccarone muestra nuevamente como esa telaraña cada vez
más grande de intereses entre la Iglesia y el poder político entra rápidamente en
acción, cada vez que alguien se atreva a cuestionar sus procederes.


Recordemos que luego de ser secuestrados y asesinados dos sacerdotes de El
Chamical, monseñor Angelelli presidió una misa de exequias y al salir del
cementerio comentó: "El próximo soy yo", lo que realmente ocurrió.


Dijo Zaspe: "La Iglesia argentina debe ser la voz de los que no tienen voz, a
pesar de las inevitables incomprensiones y de las amenazas que puedan seguir.
A algunos sectores les molesta que la Iglesia reciba y escuche a los sectores
obreros, a los familiares de los desaparecidos y de los detenidos sin proceso, o
con procesos eternizados, y que pida por los jubilados y los pensionados".


En Santiago del Estero, Juárez sustentó un poder económico de manera
hegemónica. Además extorsionó a los trabajadores con el empleo público. Y esto
le sirvió como corolario para el chantaje y sus ¨victorias electorales¨.


Toda esta maquinaria de poder le permitió controlar cada uno de los resortes de
la política, la justicia y la economía de Santiago.


Mientras tanto, el mismo poder le iba a permitir amasar una verdadera fortuna en
algunos casos solventada por negocios no tan claros como los que en los últimos
tiempos lo vincularon al empresario Néstor Ick.


Directamente proporcional al incremento de su fortuna fueron creciendo los
distintos niveles socio-económicos de la provincia hasta convertirla en una de las
más pobres del país.


Los entramados de esta historia son justamente eso, fuertes entramados, los
poderes en la iglesia marcan también la fuerza que utiliza desde distintos
espacios para imponerse sobre los otros grupos, en este caso los políticos y
económicos.


La UCSE muestra su fortaleza y la búsqueda de un medio de comunicación, en
este caso ha sido un desplazamiento, pudo haber sido un accidente dudoso. De
todas maneras, con las reservas que deja este entramado, Maccarone es
apartado abruptamente, en esa expulsión, los sin voz, se vuelven a quedar sin
voz, aunque esté vivo, porque se utilizó un aspecto de su vida personal que no se
admite, y este le hace perder autoridad frente a su feligresía.


Por otro lado el camino queda allanado, la salida del obispo llena de impunidad,
nuevamente la provincia, política utilizada también por la alta magistratura
eclesial: recordemos el destino posterior de Martha Pelloni. Y si bien los grandes
medios marcaron estos aspectos, nada se dijo de los crímenes que pueden
quedar impunes. De la fuerza que tiene la mayor concentración de negocios que
quedan aprisionados en los calores santiagueños y el poder detrás de
bambalinas de un feudalismo colonial que sigue vivito y coleando.


Como en los otros casos donde los altos prelados dejaron de existir, el tiempo se
estacionó, o existieron retrocesos. Seguramente en Santiago no se volverán a
escuchar voces encendidas como las de Sueldo y Maccarone, y hay que
entender algo más, esas voces eran dirigidas hacia un público que tomaba
fortaleza de las palabras arrojadas desde el mayor púlpito de la provincia.


Hoy, ese panorama tiene una gran desolación. Por otro lado y la pregunta que se
pueden seguir haciendo muchos, ¿Qué paso con el poder político en Buenos
Aires?, podemos decir que se ha llamado a silencio. Las preocupaciones
eleccionarias no estaban puestas en Santiago del Estero, el 25 de mayo había
pasado y Maccarone está ido de su misión pastoral. Mientras tanto, el grupo
poderoso Ick sigue su trabajo ascendente.


La iglesia apoyada sobre las palabras de Benedictino XVI se opone al aborto, a la
educación sexual y consolida el celibato como emblema medieval. Haciendo hoy
más nunca esfuerzos para enterrar, definitivamente, el Concilio Vaticano II.


Las dos movilizaciones multitudinarias de Santiago del Estero para apoyar a
Maccarone quedaron encerradas en los lentes del canal de Ick, y no
casualmente, en los lentes de los otros medios de comunicación nacional. Por
eso las políticas de alianzas son complejas, y aquí en este tema quien perdió
realmente: es el pueblo santiagueño cuando le volvieron a arrebatar a su obispo.


Una reflexión final
                              ¨Con un oído en el pueblo y otro en el Evangelio¨
                                                     Monseñor Enrique Angelelli


Este trabajo fue iniciado cuando se produce el suceso Maccarone, a fines de
agosto del 2005, trabajaron con ahínco durante dos meses. Luego de ese
proceso dio a luz esta investigación que tiene varios méritos, una la elección, no
fácil por cierto, la segunda el trabajo y esfuerzo que pusieron para que diera a luz
y el tercero que este tema no está por fuera de la realidad del poder de la iglesia
actual. No ha quedado para nada desnaturalizada, ni ha perdido sentido su
información, al contrario tiene vigencia, porque los grandes medios siempre
imponen los temas mediáticos, y que cada uno es la sepultura del que pasó, los
temas persisten porque no hay soluciones.


Por eso esta realidad no ha concluido.


La realidad de Santiago del Estero persiste, existe y es perversa, sigue siendo
una de las provincias con mayor nivel de desocupación, miseria y hambre,
desnutrición y muerte.


La realidad es que no se trata de inflingir el celibato, ser homosexual o no cumplir
con la jerarquía eclesiástica como ellos mandan, se trata de que era un obispo
querido por el pueblo santiagueño, porque Maccarone cuidaba de su rebaño,
como Gerardo Sueldo, como Ponce de León, Angelelli, Zaspe y tantos más...
El 21 de diciembre pasado se conoció que Juan Carlos Maccarone fue trasladado
a México.

								
To top