Docstoc

Campo Electromagnetico de la Tierra propio o inducido

Document Sample
Campo Electromagnetico de la Tierra propio o inducido Powered By Docstoc
					                                    Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.


Intentando comprender mi mundo y el universo
  Campo magnético de la Tierra, propio o inducido?
                                   Armando Chávez

              “Si nuestras ideas las podemos convertir en modelos estás trascenderán”

                                                                Armando Chávez (2011)

Resumen

Es cierto que nuestro planeta está en constante cambió y que la transformación de este
es al parecer una actividad normal. Pero en los últimos años la transformación parece
acelerarse. Conocemos muy poco de nuestro hogar, de nuestro planeta. Se han
postulado teorías acerca de un planeta vivo, un planeta independiente generador de
gran parte de la vida.

¿Pero realmente es tan independiente como parece?

Durante más de un siglo se ha mantenido la teoría dinamo de que nuestro planeta
genera de alguna forma su propio campo electromagnético. Esta teoría puede ser válida
pero da la impresión de seguir los antiguos modelos geocéntricos que tan erróneamente
y arrogantemente se ponían en manifiesto.

Primeramente abordaré algunas ideas relativas a los movimientos de rotación y
traslación de la Tierra y del Sol. Posteriormente como idea central supondré que el Sol
es el causante de el campo electromagnético de la Tierra. Intentaré demostrarlo con
modelos muy básicos de la actual teoría electromagnética y concluiré a favor de mis
postulados. Por supuesto teniendo siempre en mente que mi condición humana podría
hacerme caer en errores.

Palabras clave:

Campo electromagnético, dinamo, Sol, Tierra, fuerzas gravitatorias, rotación, traslación,
inducción, fem, corriente eléctrica.
                                     Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Introducción

Nuestro planeta en estos últimos años ha estado teniendo innumerables cambios,
principalmente climáticos y topográficos.

Se dice que el campo magnético de nuestro planeta es generado por un tipo de dinamo el
cual se encuentra en su interior, (Walter M. Elsasser, Físico Americano de origen
Alemán; Edward Bullard, Geofísico Británico; 1900), [1] dicho dinamo genera además
del campo magnético un campo eléctrico. Ambos campos deben ser perpendiculares
como lo razona la actual física referente a campos electromagnéticos.

Entonces según estas premisas ambos campos son generados de manera propia por
nuestro planeta. Estos campos interactúan de principio con los campos
electromagnéticos emitidos por el Sol. Hallazgos recientes en el planeta Mercurio; según
la información recopilada por el Messenger de la NASA; [2] me hacen suponer que otros
planetas del Sistema Solar que posean un centro conductor como el de la Tierra tienen su
propio campo electromagnético.

¿Pero esto es así?

¿Será que todos los planetas con características similares en su núcleo poseen su campo
electromagnético propio?

Desde tiempos antiguos algunas culturas o sociedades como la Egipcia, Maya y otras
precolombinas, Asiáticas y Europeas, han colocado al Sol como ente creador y dador de
vida, como protector o padre de nuestro planeta y de las especies que habitamos en este
mundo. [3, 4, 5, 6]

¿Esto habrá sido mera devoción?

¿O a caso existió un sentido más científico?

En realidad es difícil saberlo después de tantos años, y sobretodo en aquellas culturas o
sociedades que fueron masacradas o extinguidas casi en su totalidad. Sin embargo
retomando algunas simbologías de culturas prehispánicas y tomando en cuenta los
nuevos hallazgos realizados en los antiguos códices Mayas (David Wood Cano,
Arqueoastrónomo Mexicano, ciclo de conferencias Semana de CSH UAM-I, 2008) [7] y
otros documentos de otras culturas antiguas como la egipcia, se ha evidenciado, más que
una simple expresión religiosa, una expresión científica a las teorías de culto al Sol.
                                     Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Objetivos

Mi pregunta actual es: ¿por qué existía tanto interés en nuestro Sol?

Para intentar responder a este hecho que cada vez toma más fuerza en mi mente, mi
objetivo se centró en encontrar una relación entre el campo magnético del Sol y la Tierra
por medio de fundamentos científicos de la teoría física actual referente a campos
electromagnéticos.

Idea central

El punto de vista para intentar encontrar esta relación supone que el campo magnético
del Sol es el causante del campo magnético de la tierra.

Entonces establecí estás hipótesis que bien podría no sólo hacernos entender a nuestros
antepasados en relación a los supuestos cultos al Sol, sino entender quizá un tanto mejor
la dinámica de los cambios en nuestro planeta referentes al hecho particular de los
campos electromagnéticos. Sin embargo tan sólo es una idea que bien pudiera estar
errada.

Evidencias actuales

Sabemos que el Sol además de ser fuente de energía calorífica y luminosa, también es
fuente de poderosos campos electromagnéticos. Mismos que han sido detectados aún en
lo que parecen ser los bordes del sistema solar; según información recopilada por las
naves voyager 1 y 2 que se encuentran cerca de la heliofunda (NASA, diciembre 23 de
2009). [8] Ver figura 1.
     Figura 1. Naves voyager 1 y 2 en el borde de la heliosfera. Fuente: NASA.
                                     Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Desarrollo del modelo

Mi razonamiento inicia primero en analizar los movimientos de rotación y traslación de
nuestro planeta. Para ello de manera muy práctica basta con pensar en la “salida” y
“puesta” del Sol. De esta manera por lógica si el Sol en mi posición geográfica “sale”
por el oriente y se “pone” por el poniente entonces me hace pensar que el movimiento de
rotación con respecto al norte magnético; mirando hacia el norte desde mi posición; es
evidentemente en sentido horario o con giros hacia la derecha, mi posición geográfica
es: 19° 17' 34.63", -98° 57' 17.57" según google maps.

Por su puesto que el sentido de giro depende de la referencia, es decir si yo me sitúo
desde arriba del Sur geográfico de la Tierra el sentido de giro que miro es hacia la
derecha o en sentido horario. Si por el contrario me coloco por encima del Norte
Geográfico el sentido de giro que miro es hacia la izquierda o en sentido antihorario.

Y la siguiente pregunta obvia es ¿cuál es entonces el sentido de giro del Sol?

Yo supongo que si imaginamos al sistema solar como una caja de engranes con un
engrane central que es el Sol, y donde los dientes de los engranes del Sol representan a
las lineas de fuerza gravitatoria y las muescas de los planetas encajan con estas lineas de
fuerza entonces puedo determinar fácilmente el sentido de giro no sólo del Sol sino del
resto de los planetas. Ver figura 2.
 Figura 2. Sentido de rotación del Sol y la Tierra respecto al norte geográfico de la
    Tierra. Sentido de Traslación de la Tierra.
                                                            Rotación.

                                                  Tierra.
                                                                  N     Ote.
    Traslación.

                                                               Pte.

                                                                        Norte “entrando”
                                                                        en la página.
                                            Sol
                                                                        Referencia:
                                                                        mirando desde el
                                                                        polo Sur.
                                      Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Estoy suponiendo que las causantes del movimiento perpetuo cíclico son principalmente
las fuerzas gravitatorias.

Hipótesis 1

Estas lineas del campo gravitatorio son las causantes de ambos movimientos en nuestro
planeta, tanto el movimiento de rotación como el de traslación.

Por supuesto con la distancia las lineas de fuerza deben ser menos intensas es por ello
que la rotación de la tierra no es constante; entre otras variables que no estoy
considerando por ahora, como lo son: la Tierra no es un cuerpo simétrico ni rígido, la
influencia de la Luna, de los otros planetas y demás cuerpos celestes. En su punto más
cercano al Sol; perihelio; cada una de estas lineas las imagino como si fuese una cuerda
con pegamento en sus puntas por eso la Tierra trata de sincronizarse con esas lineas y su
giro es más lento. En cambio en su punto más lejano ese pegamento es menos intenso y
la inercia provoca que su giro aumente ligeramente.

Algo similar a lo que sucede cuando nos ponen a girar en una silla de oficina con los
brazos abiertos y después al cerrarlos la velocidad del giro se incrementa.

Lo mismo sucede con la velocidad de la traslación es por ello que cada cuatro años se
tiene que hacer un ajuste de 1 día (año bisiesto).

Pero lo que nos ocupa ahora es saber el sentido de giro del Sol con respecto de su eje, el
cual según la figura 2 es opuesto al sentido de giro de la Tierra; sin considerar que el Sol
no es un cuerpo rígido y que su movimiento de rotación es diferente en los polos y el
ecuador.

Hasta ahora he supuesto que las lineas de fuerza gravitatoria del Sol son las causantes de
los movimientos de rotación y traslación de la Tierra.

¿Pero que sucede con el campo magnético y el campo eléctrico?

Si seguimos apoyando el supuesto de que las líneas de fuerza del campo de gravedad del
Sol son las causantes de los movimientos, entonces puedo establecer mi segunda
hipótesis.

Hipótesis 2

El causante del campo magnético y eléctrico de la Tierra también es provocado por el
Sol a través de las lineas de fuerza de su campo magnético.

Este campo lo supongo emanando desde el norte hasta el sur magnético del Sol, sin
considerar que su campo no es constante y que al parecer presenta formas toroidales; y
además que debido a su movimiento de rotación más rápido que el de traslación de la
Tierra, según el modelo hipotético que he descrito, las líneas de fuerza siempre estarían
                                    Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

cortando el centro hipotético conductor de la Tierra, en al menos 12 veces respecto de
su movimiento de rotación sideral [9]. En la figura 3 se intenta mostrar con mayor
claridad tal supuesto.

El sentido de movimiento de traslación de la Tierra es hacia afuera del texto como lo
indica la punta de vector de la figura 3, es decir viene hacia afuera de la página. Y el
sentido de giro del Sol es antihorario como lo muestran las flechas de color turquesa.

El mencionar las fuerzas de gravedad es importante pues estas permiten entonces el
movimiento cíclico de rotación y traslación de la Tierra. Esto permite a la Tierra
atravesar o “cortar” las líneas de fuerza del campo magnético del Sol. Por lo tanto ambas
son sumamente importantes para fijar esta idea.

       Figura 3. Campo magnético del Sol y corriente inducida en la Tierra.


                                                               Vector
                                        Sentido de giro        campo
                                        del Sol.               magnético
     Líneas de                                                 del Sol.     Sentido      del
     fuerza del                                                             movimiento de
                                                                            traslación de la
       campo                                                                Tierra.
                                           Norte
    magnético del                                                           “Entrando a la
        Sol.                                                                página”

                                                                                  x
                                                                                 Vector
                                           Sur                                   corriente
                                                                                 eléctrica
                                                                                 inducida.




                                                                 Líneas de
                                                                 fuerza del
                                                                   campo
                                                               magnético de la
                                                                   Tierra


La hipótesis establece que el campo magnético del Sol atraviesa a la Tierra
perpendicularmente, esto provoca una fem (fuerza electromotriz) que induce una
corriente eléctrica en el núcleo metálico y además en el sentido de giro de la Tierra.

Esta teoría puede comprobarse por medio de la regla de la mano izquierda de Fleming
basada en los experimentos de Oersted. Ver figura 4.
                                    Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Figura 4. Regla de la mano izquierda. Fuente: Richard J. Fowler, Electricidad:
principios y aplicaciones. p171. ISBN8429130284, 9788429130287, Ed. Reverte, 1987.




Esta regla establece que colocando los dedos de la manera mostrada en la figura 5, el
dedo pulgar o “gordo” indica el sentido del movimiento del conductor, es decir el
movimiento de traslación de la Tierra que es hacia adentro de la página. El dedo índice
apunta en el sentido de las líneas de fuerza del campo magnético del Sol y el dedo
medio señala en el sentido de la corriente inducida.

Figura 5. Regla de la mano izquierda para el caso del movimiento de traslación de
la Tierra.
                                     Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Ahora bien, si se genera una corriente eléctrica en la dirección y sentido que se muestra
en la figura 3 entonces esta corriente inducida también generará un campo magnético
que bien se puede comprobar por medio de la regla de la mano derecha según la ley de
inducción de Faraday. Ver figura 6.

                       Figura 6. Regla de la mano derecha.
Fuente:http://contenidos.educarex.es/cnice/newton/2bach/campmag/mag_corrc.htm?
                                       0&1




La figura 7 muestra el caso de la corriente inducida en el núcleo esférico de la Tierra. El
pulgar indica la dirección de la corriente inducida en el núcleo de la Tierra y el resto de
los dedos las lineas del campo magnético que parten del centro del núcleo terrestre y
emanan por el polo Norte en dirección al polo Sur.

                         Figura 7. Regla de la mano derecha.
                                     Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

Estos conceptos pueden apoyar la segunda hipótesis. La discusión indica que existen
congruencias entre la segunda hipótesis y los conceptos conocidos actualmente
referentes a la física de los campos electromagnéticos.

Conclusión

Puedo concluir entonces que esta idea aunque es un tanto burda, pues faltan varios
elementos en el modelo y un análisis más específico. Al suponer que existe un núcleo
conductor de forma esférica en el centro de la Tierra, pudiera ser un tanto válida bajo las
condiciones tratadas en el presente trabajo.

Así de esta manera pudiese generarse el campo magnético de la Tierra con lineas de
fuerza que van del Norte magnético al Sur magnético como se demostró en el modelo
con estos pocos elementos. Y de esta manera suponer también que nuestro Sol es más
importante de lo que pensamos, como lo advertían ya en tiempos antiguos algunas de las
culturas prehispánicas, asiáticas, entre otras.

Lo que se pretende para la próxima publicación es realizar bajo este modelo hipotético
un análisis más profundo respecto al también hipotético núcleo conductor esférico de la
Tierra.

Hasta entonces.

Referencias

[1] Lonnie Pacheco Pablo. Campo magnético de la Tierra. Sociedad Astronómica del
Planetario Alfa. Revista Polaris 17. 25 de abril de 2004.

[2] http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2008/03jul_mercuryupdate/

[3] Neria Iván. Faraón: el culto al sol antiguo. Editor: Manuel Zavala y Alonso.
http://www.arts-history.mx/banco/index.php?id_nota=11032005171833

[4] Wikipedia La Enciclopedia Libre. Astronomía precolombina.
http://es.wikipedia.org/wiki/Astronom%C3%ADa_precolombina

[5] Gallardo Figueroa Ariadne. El culto al Sol en las culturas prehispánicas visto a la
luz de los equinoccios. http://personales.ya.com/casanchi/ref/cultosol.htm

[6] Jiménez de la Cruz Angel. Las civilizaciones Asiáticas.
http://chopo.pntic.mec.es/~csanch20/Primeras%20civilizaciones%20II%203.htm

[7] Wood Cano David. El tiempo. Ciclo de conferencias: Semana CSH Universidad
Autónoma Metropolitana Iztapalapa. 2008.

[8] http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2009/23dec_voyager/
                                 Año 1, vol. 1, No. 1, noviembre de 2011, págs. 1-10.

[9] Department of Physics Gettysburg, College Gettysburg, PA 17325. El periodo de
rotación del Sol, Manual del Estudiante. Traducido por M. Pilar Monterde. 1998.




                                                                  Armando Chávez
                                              Ing. en Elctrónica y Comunicaciones
                                             Pasante de Maestría en Ing.Biomédica
                                               email: cienciadesdecasa@gmail.com

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:66
posted:3/22/2012
language:
pages:10